Está en la página 1de 3

ESTRATEGIAS PARA QUE EL PRODUCTO AUMENTE

VENTAS
Hoy en día, la sustentabilidad económica es esa área que las compañías están
explorando para el crecimiento y el desarrollo. La sustentabilidad funciona
con el enfoque de ‘triple base’, es decir, personas, planeta y ganancias.
Brundtland Report en 1987 acuñó el término sostenibilidad.
El desarrollo sostenible se define como «desarrollo que satisface las
necesidades de las generaciones actuales sin comprometer la capacidad de las
generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades», revivió la
discusión sobre el papel de las empresas en la sociedad.
La sustentabilidad como estrategia es una visión a largo plazo que se ocupa
del desarrollo de una estrategia basada en principios éticos y morales. Pero, la
mayoría de las veces, el significado de la sustentabilidad se entiende como
sustentabilidad ambiental, pero no solo se limita a cuestiones ambientales,
sino que también incluye cuestiones sociales y económicas. Eso significa que
las prácticas comerciales deben evaluarse en términos de sostenibilidad a
través de dimensiones económicas, ambientales y sociales.
Por lo tanto, es necesario diseñar estrategias de mercadotecnia que pueda
abordar los problemas relacionados con el logro de metas y objetivos
ambientales, sociales y económicos de manera integrada para el producto.

1. Hacer que el cliente sienta que está pagando un precio bajo

Esta táctica funciona siempre. Consiste en que, a la hora de estar realizando la


venta, hablar sobre otros productos parecidos (pueden ser de la competencia)
cuyo valor sea mucho más alto que el precio de lo que uno quiere vender.

A continuación, hay que revelarle al cliente el precio de lo que se le quiere


vender. Dicho precio, por supuesto, deberá ser mucho más bajo, explicar
porque debería comprar este producto, mencionar que este producto es 100%
hecho con material reciclable.

Por ejemplo, si tienes una óptica y deseas venderle a un cliente un par de


Tenis de lujo, que cuestan $1000 pesos, antes de revelar el costo, podrías
mencionar que el costo de una cirugía o tratamiento lumbar en la espalda por
no caminar cómodamente es superior a $20.000 pesos. Y eso sin contar que la
cirugía o tratamiento puede traer problemas físicos en caso de que la hagan
mal.

La tarea aquí será convencer al cliente de que por una cifra mucho menor
tendría solucionado su problema de vista y la venta se cerrará sola.

2. Dividir en cuotas

El uso de la financiación pude ayudarte a aumentar las ventas. Ofreces una


facilidad de pago de modo tal que el cliente pueda adquirir un producto o
servicio para el cual no tiene disponible todo el dinero en ese momento.

Para que esta táctica funcione hay que apelar directamente a la psicología del
consumidor. Así, te conviene mostrarle el monto que va a pagar cada mes en
vez del monto total de la venta. La idea es que al cliente le parezca que la cifra
que pagará es mucho menor y pueda asimilar el gasto.

3. Haz que el precio luzca aún menor

A esto súmale otra táctica comercial para ganar efectividad en ventas: hacerle
ver al cliente que el valor que pagará por mes supera muchísimo todo lo que le
aportará el producto o servicio a su vida cotidiana.

4. Ponerle precio a cada parte del producto o servicio

Otra táctica comercial que apela directamente a la psicología del cliente


consiste en hacerle ver que el producto o servicio que está adquiriendo está
conformado por diferentes partes, y cada una de ellas tiene un valor. Esta
táctica funciona especialmente con los clientes que se quejan de que el precio
de tu producto o servicio es muy caro.

5. Pon al cliente en un lugar destacado

Muchas personas creen que las mejores estrategias de ventas consisten en


hablar en detalle del producto o servicio y recién después de tener al cliente
interesado develarle el precio.

Una buena táctica para aumentar la facturación consiste en hacer al revés y


empezar hablando del cliente. Decirle que este producto es para un tipo
determinado de persona, y si él cree que le dará uso y aprovechará todos los
beneficios, entonces le conviene saber el precio y comprarlo. Si el cliente
siente una conexión emocional con tu producto, si siente que es exactamente
para personas como él, en ese caso ya vas a tener la venta ganada.