Está en la página 1de 72

Año de la lucha contra la corrupción e impunidad”

INSTITUTO DE EDUCACIÓN SUPERIOR SECRETARIADO


EJECUTIVO

CURSO:
RELACIONES HUMANAS

DOCENTE:
MARÍA DEL ROSARIO

ESTUDIANTE:

CICLO:
IV

DEDICATORIA

1
A mis padres por haberme forjado como la persona que soy en la actualidad;
muchos de mis logros se los debo a ustedes entre los que se incluye este.
Me formaron con reglas y con algunas libertades, pero al final de cunetas,
me motivaron constantemente para alcanzar mis anhelos.

ÍNDICE
DEDICATORIA.....................................................................................................................2
INTRODUCCIÓN..................................................................................................................4
CAPITULO I..........................................................................................................................5
RELACIONES HUMANAS.................................................................................................5
1.1. Concepto..............................................................................................................5
1.2. Importancia..........................................................................................................5
1.3. Inteligencia social...............................................................................................6
1.4. Empatía.................................................................................................................7
1.5. Tipos de relaciones humanas.........................................................................8
1.5.1. Relaciones Primarias.................................................................................8

2
1.5.2. Relaciones Secundarias...........................................................................9
1.5.3. Relaciones Humanas Insatisfactorias...................................................9
1.5.4. Las relaciones humanas dentro de las instituciones de Educación
Superior......................................................................................................................10
1.5.5. Relación Tutor-Alumno...........................................................................11
CAPITULO II.......................................................................................................................14
LAS RELACIONES INTERPERSONALES....................................................................14
2.1. La comunicación en las relaciones interpersonales................................14
2.2. Destrezas para las relaciones interpersonales.........................................15
2.3. Normas para mejorar las relaciones interpersonales..............................16
2.4. Importancia de las relaciones interpersonales..........................................16
2.5. Tipos de relaciones interpersonales............................................................17
2.5.1. Relación de Amistad................................................................................17
2.5.2. Relaciones Amorosas..............................................................................17
2.5.3. Relaciones de Apego...............................................................................17
2.5.4. Compromiso..............................................................................................17
2.5.5. Relación Desenfrenada...........................................................................18
2.5.6. Relación Formal........................................................................................18
2.5.7. Relaciones Íntimas...................................................................................18
2.5.8. Relaciones Personales............................................................................19
2.5.9. Relación Plena...........................................................................................19
2.5.10. Relación Romántica.............................................................................19
2.5.11. Relaciones Sociales.............................................................................19
2.5.12. Relación de Trabajo.............................................................................20
CAPITULO III......................................................................................................................20
AUTOESTIMA....................................................................................................................20
3.1. Tipos de autoestima.........................................................................................21
3.1.1. Alta autoestima.........................................................................................21
3.1.2. Baja autoestima........................................................................................21
3.1.3. Autoestima en la adolescencia.............................................................22
3.1.4. Autoestima y valoración.........................................................................22
3.2. Frases sobre la autoestima............................................................................23
CAPITULO IV.....................................................................................................................24
AUTOCONCEPTO.............................................................................................................24

3
4.1. Características...................................................................................................24
4.1.1. Es relativamente estable.........................................................................24
4.1.2. El auto concepto puede cambiar..........................................................25
4.1.3. El auto concepto tiene límites difusos................................................26
4.1.4. La distancia entre las ideas es relativa...............................................26
4.1.5. Hay una diferencia entre auto concepto y autoestima....................27
4.1.6. Está relacionado con la autoconsciencia...........................................27
4.1.7. Es sensible al ambiente..........................................................................28
4.1.8. Otra perspectiva basada en la conducta............................................28
CAPITULO V......................................................................................................................30
AUTOACEPTACIÓN.........................................................................................................30
CAPITULO VI.....................................................................................................................33
SALUD MENTAL...............................................................................................................33
6.1. ¿Qué es la salud mental?................................................................................33
6.2. ¿Qué son las enfermedades mentales?......................................................33
6.3. ¿Por qué es importante la salud mental?....................................................33
6.4. ¿Cómo puedo mejorar mi salud mental?....................................................34
6.5. ¿Por qué hay que prestar atención a los problemas de salud mental?
..........................................................................................................................................34
6.6. Grupos profesionales con riesgo para la salud mental...........................35
6.7. Actitud ante los problemas de salud mental..............................................35
6.7.1. Psicosis relacionadas con el trabajo...................................................................36
6.7.2. Enfermedades sistémicas y neurológicas..........................................................36
6.7.3. Estados mentales...............................................................................................36
6.7.4. Factores químicos relacionados con el trabajo..................................................37
6.8. Otros factores....................................................................................................37
CAPITULO VII....................................................................................................................40
LA VENTANA DE JOHARI..............................................................................................40
7.1. Área libre (Pública)...........................................................................................41
7.2. Área ciega...........................................................................................................41
7.3. Área oculta..........................................................................................................41
7.4. Área desconocida.............................................................................................41
CAPITULO VIII...................................................................................................................43
COMUNICACIÓN ASERTIVA..........................................................................................43

4
8.1. ¿Qué es la comunicación asertiva?...............................................................43
8.2. Características de la comunicación asertiva...............................................44
8.3. Tipos de comunicación asertiva.....................................................................44
8.4. Técnicas para desarrollar el asertividad.....................................................45
CAPITULO IX.....................................................................................................................46
COMUNICACIÓN PASIVA...............................................................................................46
9.1. ¿Qué es la comunicación pasiva?.................................................................46
9.2. Sus características básicas.............................................................................46
9.3. Las desventajas de este patrón de comportamiento.................................47
9.4. ¿Qué hacer para mejorar el estilo comunicativo?.....................................48
CAPITULO X......................................................................................................................50
COMUNICACIÓN EFECTIVA..........................................................................................50
10.1. ¿Qué es la comunicación efectiva?...............................................................50
10.2. Elementos de la comunicación efectiva.......................................................50
10.3. Importancia de la comunicación efectiva....................................................51
CAPITULO XI.....................................................................................................................53
EQUIPOS DE TRABAJO..................................................................................................53
11.1. Características de los Equipos de trabajo.................................................53
11.2. Etapas de formación de un equipo..............................................................56
CAPITULO XII....................................................................................................................57
MOTIVACIÓN.....................................................................................................................57
12.1. ¿Qué es la motivación?...................................................................................57
12.2. Teorías de la motivación.................................................................................57
12.3. Importancia de la motivación........................................................................58
CAPITULO XIIII..................................................................................................................61
INTELIGENCIA EMOCIONAL.........................................................................................61
13.1. ¿Qué es Inteligencia Emocional?.................................................................61
13.2. ¿Cómo surgió la inteligencia emocional?...................................................61
13.3. Ventajas de la inteligencia emocional.........................................................62
CAPITULO XIV...................................................................................................................64
PESIMISMO........................................................................................................................64
14.1. Las características de las personas pesimistas.........................................64
CONCLUSIÓN....................................................................................................................66

5
6
INTRODUCCIÓN

Las relaciones humanas fue básicamente un movimiento de reacción y de


oposición a la teoría clásica de la administración.
Este tipo de relaciones están basadas principalmente en los vínculos
sociales que entablan las personas y son básicas para el desarrollo
individual e intelectual de los seres humanos.
Actualmente se acepta que la base para un desarrollo eficaz de un equipo
de trabajo o grupo social esta cimentado en las relaciones humanas
armónicas y funcionales de los individuos que interactúan entre sí.
Las relaciones interpersonales son las diversas maneras de interacción entre
las personas. De la habilidad individual para llevar a cabo estas
interrelaciones y convivir con los demás, respetando su forma de ser sin

7
dejar de ser nosotros mismos, depende en gran medida la felicidad. Lo
bueno es que todos nacemos con esta capacidad; sólo hay que
desarrollarla.
Autoestima es la valoración, percepción o juicio positivo o negativo que una
persona hace de sí misma en función de la evaluación de sus pensamientos,
sentimientos y experiencias.
El autoconcepto es la imagen que hemos creado sobre nosotros mismos. No
una imagen solamente visual, desde luego; se trata más bien del conjunto de
ideas que creemos que nos definen, a nivel consciente e inconsciente.

CAPITULO I
RELACIONES HUMANAS

Se origina por una necesidad de alcanzar la eficiencia en la producción


dentro de una armonía laboral entre el patrón y el obrero, en razón a las
limitaciones que presenta la teoría clásica, que con el fin de aumentar la
rentabilidad del negocio llegó al extremo de la explotación de los
trabajadores quienes se vieron forzados a crear sus propios sindicatos. Fue
básicamente un movimiento de reacción y de oposición a la teoría clásica de
la administración.

1.1. Concepto
Las relaciones humanas son el conjunto de conductas, actitudes y
respuestas que adoptan los individuos a través de la interacción con
otras personas haciendo uso de la comunicación verbal y no verbal, lo
que permite relacionarse de manera cordial y amistosa. (Soria, 2004)
8
Este tipo de relaciones están basadas principalmente en los vínculos
sociales que entablan las personas y son básicas para el desarrollo
individual e intelectual de los seres humanos.

Para establecer una buena relación con otras personas es necesario


que exista comunicación, ya que por medio de ella se expresa
emociones, sentimientos, problemas y experiencias vividas. Sin
embargo, el tener un conocimiento de sí mismo, es decir, tener un
concepto claro de lo que uno es, como actúa, y responde a ciertas
situaciones de la vida diaria, cuáles son sus gustos, deseos, anhelos
y limites, todo esto llevará a comprender mejor a las demás personas.

1.2. Importancia
Actualmente se acepta que la base para un desarrollo eficaz de un
equipo de trabajo o grupo social esta cimentado en las relaciones
humanas armónicas y funcionales de los individuos que interactúan
entre sí.

Este término lleva a explicar, predecir y evaluar el comportamiento


humano dentro de las organizaciones tanto para las que persiguen
objetivos económicos como las que persiguen otras finalidades no
lucrativas.

En base a esto, se puede decir que el proceso de las relaciones


humanas lleva a que se establezcan relaciones agradables o
desagradables, por lo que su finalidad es propiciar la convivencia
entre los individuos para satisfacer sus necesidades.

Debido a esto es necesario mejorar las relaciones y con ello evitar los
conflictos que se deriven de estas, lo cual propiciara el logro de los
objetivos planteados, sin embargo, no se debe de olvidar fomentar la
9
convivencia, apoyando la comunicación y el manejo adecuado del
conflicto.

1.3. Inteligencia social


La inteligencia social es considerada como la ciencia de las relaciones
humanas, esta trata sobre ser inteligente acerca de las relaciones, es
la parte interpersonal de la inteligencia. Significa percibir lo que la otra
persona está sintiendo, entender su punto de vista y la facilidad de
tener interacciones sanas y efectivas. Se trata de tanto saber que está
sintiendo una persona como actuar efectivamente basándose en ello.
Afortunadamente casi todo esto es inconsciente. (Goleman, 2006)

La Inteligencia Social se ha considerado un caso particular de


inteligencia, que se aplica al campo de las situaciones sociales. Las
emociones son sociales, no se puede separar la causa de la emoción
del mundo de las relaciones sociales. La empatía primordial es la
capacidad de detectar las expresiones fugaces, con lo que captamos
enseguida las emociones ajenas.

Goleman en su libro agrega algo más la  sintonía como una atención


que supera la empatía, es la presencia sostenida de la atención de
una persona sobre otra: “Todo el mundo puede ejercitar y mejorar su
capacidad de sintonizar prestando simplemente más atención”
(Goleman, 2006). Con prestar un poco más de atención se puede
convertir un monólogo en una conversación. Si esta conversación es
en ambas direcciones, se establece un diálogo auténtico. Los
participantes en la conversación adaptan sus comentarios a los
sentimientos y a las palabras que se manifiestan. Cuando una
persona esta ensimismada o preocupada, se advierten menos las
necesidades y los sentimientos de los demás, dificultando la empatía.

10
La “exactitud empática” es la habilidad más importante de la
inteligencia social. Se sienta en una empatía básica, sobre la cual es
posible una comprensión explicita de lo que otros piensan o sienten.

La falta de sincronía es lo que obstaculiza nuestra competencia social


y dificultad nuestras interacciones. Se necesitan habilidades de
autocontrol, empatía, conocimiento del mundo social, que permiten
modular el impulso agresivo, es necesario interpretar bien lo que la
otra persona está sintiendo, porque hay que calibrar la fuerza mínima
necesaria, adaptarse mejor a las normas de cada situación. “El tacto
equilibra la expresividad, una discreción social que nos permite
adaptarnos más adecuadamente a nuestro entorno, sin que nuestra
conducta genere tantas olas adversas a nuestro alrededor (p. 137).

1.4. Empatía
La empatía según Daniel Goleman es considerar los sentimientos
ajenos, saber cómo decir las cosas, como actuar y entender el punto
de vista de cada uno de los miembros del equipo. También es un
sentimiento de participación afectiva de una persona en la vida de
otra persona. (Goleman, 2000)

Para poder ser empático es necesario considerar que el ABC de la


Inteligencia Emocional es la ciencia del YO. Las destrezas
emocionales incluyen el autoconocimiento, la identificación, la
expresión y el manejo de los sentimientos, el control de los impulsos y
las gratificaciones demoradas. El manejo del estrés y la ansiedad.
Una habilidad clave para el control de los impulsos es conocer la
diferencia entre sentimientos y acciones.

La empatía es un elemento clave para generar relaciones humanas y


con ello mejorar el ambiente social donde nos desarrollamos, y a su
vez propicia una buena comunicación en el trabajo, en las
11
instituciones, familia y grupo de amigos evitando con ello,
enfrentamientos que puedan perturbar la vida propia de los demás.

1.5. Tipos de relaciones humanas


1.5.1. Relaciones Primarias
Son de carácter íntimo y se incluye la mayor parte de la
personalidad del individuo, este tipo requiere más tiempo y
contacto con las personas, lo que propicia lazos más estrechos
de afiliación, por lo tanto, las tareas a desarrollar se harán de
manera efectiva.

Este tipo de relación se toma en cuenta los sentimientos que se


experimentan, y surge un interés en la persona como
compañero, amigo o en su defecto como novio.

1.5.2. Relaciones Secundarias


Son superficiales y no implica amistad íntima entre las
personas, se establecen por las funciones que se desempeñan,
por lo cual, son las que surgen con mayor frecuencia.

Ejemplo: Relación que se establece entre un médico y su


paciente.
Cabe mencionar que una relación que empezó como
secundaria, puede convertirse con el paso del tiempo en
primaria, sin dejar de ser también secundaria.

1.5.3. Relaciones Humanas Insatisfactorias


El ser humano desde sus inicios ha vivido en una sociedad, de
allí surge el requerimiento de tener relaciones humanas
armónicas. En efecto todo el mundo sabe muy bien de lo
12
satisfactorio y placentero que es contar con buenas relaciones
humanas y de la tragedia que significa no tenerlas.

El tan inquietante y comentado “stress” (tensión) en los seres


humanos es de manera predominante la consecuencia de
experiencias de relaciones humanas perturbadas que implican
una amenaza claramente comprobada de problemas de salud
tanto mental como orgánica.

De acuerdo a lo anterior, se puede decir que los trastornos


mentales funcionales (neurosis, inhibiciones, depresión,
psicosis funcionales) dependen esencialmente de las
problemáticas en las relaciones humanas. Incluso, el fracaso
en los estudios o “fracaso escolar”, descartando el factor
capacidad intelectual, deriva en la mayoría de los casos de
relaciones humanas perturbadas del estudiante con sus
familiares o con sus profesores.
1.5.4. Las relaciones humanas dentro de las instituciones de
Educación Superior
Las instituciones educativas son un sistema social y como tal
las personas que interactúan dentro de estas, ya sean los
profesores, padres y alumnos buscan alcanzar sus objetivos
mediante un esfuerzo mutuo.

El ambiente en el cual interactúan es cambiante y dinámico, es


decir, cada una de las partes va cambiando conforme las
situaciones que se presenten ya que son independientes, sin
embargo, se influyen entre sí, lo que trae consigo cambios en
el ambiente en el cual se relacionan. (Lizano, Rojas & Campos,
2002)

13
Dentro de cualquier organización la estructura, tecnología y el
ambiente, son elementos importantes en el comportamiento
organizacional, las personas que la integran, como seres
pensantes y con sentimientos, constituyen el centro de las
organizaciones.

En este caso, las instituciones de educación superior son un


lugar donde los alumnos interactúan con maestros,
compañeros y directivos lo que lleva a que exista una
comunicación más amplia, sin embargo, desde hace tiempo
atrás  ha tomado mayor importancia la relación que se tiene
entre el alumno y el tutor ya que esto origina que los maestros
se conviertan en una guía para cada alumno, evitando con esto
que muchos jóvenes deserten su licenciatura, debido a los
problemas que se presenten a lo largo de su estancia en las
instituciones educativas.

Es por ello que es necesario que exista una buena relación


entre el alumno y el tutor, sin desviarse del punto clave que es
ofrecer un apoyo de asesoría con la finalidad de encontrar
alternativas para solucionar problemas ya sean académicos o
en su defecto personales, que propicien la deserción.

1.5.5. Relación Tutor-Alumno


Como ya se mencionó anteriormente las relaciones humanas
son de vital importancia en cualquier lugar donde se interactúe
con diferentes personas, en este caso se hace énfasis en las
relaciones que se establecen en las instituciones de educación
superior, por lo que se aborda en especial la relación Tutor-
Alumno dentro de este tipo de instituciones educativas con la
finalidad de poder comprender la importancia de este tipo de
relación existentes en cada aula de clases.
14
Para entablar este tipo de relación es necesario llevar a cabo
una tutoría, la cual es una actividad de carácter formativo que
incide en el desarrollo integral de los estudiantes universitarios
en su dimensión intelectual, académica, profesional y personal
para mejorar la calidad educativa. Su importancia radica en
orientar a los alumnos a partir del conocimiento de sus
problemas y necesidades académicas, así como de sus
inquietudes y aspiraciones profesionales. (Padilla, 2014)

En las instituciones de educación superior, los programas de


tutoría son recientes y surgen con el objetivo de coadyuvar
principalmente en la solución de los problemas de deserción,
abandono de los estudios, rezago y baja eficiencia.

La labor y las acciones de la tutoría se sustentan en el


establecimiento de un vínculo especial entre docente y alumno;
es una relación humana afectiva que va más allá de la labor
académica; un vínculo que abre un nuevo espacio en el que se
va a conocer al alumno en otras dimensiones, se le va a
acompañar y orientar en otros aspectos de su vida personal, y
para lograrlo se requiere de la confianza, la comunicación, la
comprensión y el respeto de ambas partes.

La relación tutor-alumno es el encuentro entre dos personas,


cada una con su propia historia de vida, con sus
características, pensamientos, sentimiento, expectativas y
aspiraciones.

Por lo tanto, las labores de los tutores deben abocarse a:


 Conocer las inquietudes, preocupaciones, temores,
intereses, gustos y preferencias de los alumnos.
15
 Comprender que cada alumno es una persona
independiente y autónoma que tiene su propia individualidad
y personalidad.
 No dejar que el alumno tome las decisiones de acuerdo a
sus criterios, se debe de ayudar a encontrar las mejores
decisiones
 Ser siempre sincero con el alumno
 No pretender cambiarle la vida
 Considerar el trabajo cooperativo con los demás docentes y
con los padres de familia para que comprendan y orienten a
los jóvenes a la solución de sus problemas.

El papel que juega el tutor en la formación integral de los


estudiantes es actualmente de suma importancia, en virtud de
los cambios a los que los alumnos deben de adaptarse en este
nivel educativo. Cuando el tutor cumple realmente con su papel
y está consciente y preparado para guiar y orientar al
estudiante, en su desarrollo académico, intelectual, profesional
y personal, convierte su función en una herramienta
fundamental para ayudar a los estudiantes a ser integrales y
preparados para enfrentar en todos los aspectos lo que se
presente en su vida profesional y personal.

16
CAPITULO II
LAS RELACIONES INTERPERSONALES

Las relaciones interpersonales son las diversas maneras de interacción entre


las personas. De la habilidad individual para llevar a cabo estas
interrelaciones y convivir con los demás, respetando su forma de ser sin
dejar de ser nosotros mismos, depende en gran medida la felicidad. Lo
bueno es que todos nacemos con esta capacidad; sólo hay que
desarrollarla.

17
2.1. La comunicación en las relaciones interpersonales

Las relaciones interpersonales consisten en la relación recíproca


entre dos o más personas e involucra los siguientes aspectos: la
habilidad para comunicarse efectivamente, el escuchar, la solución de
conflictos y la expresión auténtica de la persona.

En este sentido, gran parte de la manera como nos relacionemos con


las demás personas tiene como base la comunicación, especialmente
la comunicación diaria con nuestros amigos o compañeros,
hermanos, padres.

Por eso, cuando hablamos con alguien es importante recordar


siempre que todos y cada uno de nosotros estamos en capacidad de
impactar positiva o negativamente las vidas de aquellos con quienes
entramos en contacto.

Entonces, antes de hablar, debemos primero pensar en lo que vamos


a decir. Esto no quiere decir que no podamos expresar nuestros
sentimientos de inconformidad con otras personas. Sin embargo, hay
que reprochar o criticar la acción o los resultados y no la persona.

2.2. Destrezas para las relaciones interpersonales


La psicóloga Laura Trinidad Olivero habla de algunas destrezas
sociales y emocionales que promueven la habilidad para comunicarse
clara y directamente, escuchar atentamente, resolver conflictos y
expresarse de manera honesta y auténtica. Estas son:

a) Destrezas Sociales
 Autoimagen positiva y confianza.
 Iniciación al contacto.
 Comunicación.
18
 Reconocimiento y evasión del peligro.
 Límites saludables.
 Apoyo.
 Destrezas de Comunicación
 Escuchar activamente.
 Apertura, conciencia.
 Respuesta reflexiva.
 Expresión.
 Entendimiento del lenguaje corporal.
 Claridad y honestidad.
 Destrezas de Autoconocimiento.
 Autenticidad.
 Comunicación e integridad.
 Límites emocionales.
 Base en la realidad.
 Postergación de la gratificación.
 Distanciamiento.
 Destrezas de Límites.
 Reconocimiento de valores comunes.
 Respecto y aceptación.
 Autenticidad.
 Sentido de identidad.
 Encarar los propios miedos.

2.3. Normas para mejorar las relaciones interpersonales


 No obligues a los demás a que acepten todas tus ideas.
 Si trabajas en equipo, haz tu parte y no permitas que otros lo
hagan por ti.
 Sé cortés y amistoso con todos.
 No te quejes de todo y por todo.
 Cumple con las promesas y con los compromisos.

19
 Acepta con responsabilidad tus errores y fracasos; no busques
culpables.
 Ten presentes siempre que la honestidad, la sinceridad, el respeto,
la afirmación, la compasión, la comprensión y la sabiduría.

2.4. Importancia de las relaciones interpersonales


Las relaciones interpersonales juegan un papel fundamental en el
desarrollo integral de la persona. A través de ellas, el individuo
obtiene importantes refuerzos sociales del entorno más inmediato que
favorecen su adaptación al mismo. En contrapartida, la carencia de
estas habilidades puede provocar rechazo, aislamiento y, en
definitiva, limitar la calidad de vida.

Esta sección va dirigida tanto a padres como a educadores en


general. En ella se puede encontrar información sencilla en torno a
dieciséis preguntas básicas que, de manera espontánea, pueden
asaltarle a un padre o una madre preocupado/a por las relaciones
sociales de su hijo/a, a un profesor que pretende mejorar el clima
social de su aula o a un monitor de un club de ocio que quiere
favorecer las relaciones entre los participantes del mismo.

2.5. Tipos de relaciones interpersonales


2.5.1. Relación de Amistad
El elemento central que interviene en este tipo de relación es el
factor de la intimidad en todas sus expresiones, es decir, en
este tipo de relación se da un intercambio de apoyo mutuo,
confianza, apoyo moral, honestidad, franqueza, respeto. Llega
incluso en algunas ocasiones presentarse algún tipo de
relación sexual, aunque implícitamente no existe ningún tipo de
compromiso legal.

2.5.2. Relaciones Amorosas


20
En este tipo de relación existe al igual que en el de la amistad,
los mismos rasgos. Sin embargo, la característica principal en
este caso, es que, entre estas personas, existe un intercambio
de expresiones intimas, caricias, abrazos, besos y relaciones
sexuales. Además, existe entre ellas un compromiso moral y
personal para realizar metas conjuntas de acuerdo a las
aspiraciones comunes.

2.5.3. Relaciones de Apego


Es una relación intensa que se da entre las personas y que no
necesariamente tiene que estar involucrada la idea de formar
pareja. Se da entre diversas personas independientemente del
grado de parentesco o relación que se tenga. Es una relación
en la que se da un fuerte vínculo entre dos o más personas
involucradas que las hace muy unidas. El factor de la unión
obedece a varias razones como la lealtad.

2.5.4. Compromiso
Es un nivel de relación más elevado que se da en una relación
amorosa, en la que precisamente la pareja decide formalizar
dicha unión en un acto religioso y/o legal para comprometerse
a no separarse y al mismo tiempo, adquirir una serie de
obligaciones y derechos entre sí que les imponen las leyes.
Ese compromiso también puede ser personal entre ellos. Esto
fortalece la relación en principio.

2.5.5. Relación Desenfrenada


A diferencia de una relación de compromiso, en este caso no
existe ningún tipo de obligación entre las personas que forman
parte de esa relación. Es decir, no existe ningún tipo de
compromiso entre ellas. El común denominador que tienen y
los hace estar unidos es el tema de las relaciones sexuales sin
21
compromiso que tienen. Esto en algunas ocasiones genera
conflictos emocionales.

2.5.6. Relación Formal


Tiene una estrecha relación y las mismas características que la
relación en donde existe un compromiso entre las partes. La
formalidad tiene que ver con el compromiso que muestran no
solo entre sí sino la sociedad tratando de cumplir con la
promesa de que no se separarán bajo ninguna circunstancia.
Por ello ante registro civil firman un acta de matrimonio.

2.5.7. Relaciones Íntimas


En estas relaciones el vínculo principal que los une es el tema
de la satisfacción íntima que entre ellas se pueden
proporcionar y van desde necesidades afectivas de toda índole
hasta de carácter sexual. Lo que predomina son más que nada
las cuestiones emocionales. De hecho, se habla de que en las
relaciones sexuales va implícito un acto de amor.

2.5.8. Relaciones Personales


Es una relación muy particular. Es la que se da entre dos
personas que se parecen a una amistad, ya que la razón por la
cual están en ese tipo de relación es para contarse ciertas
cosas e intercambiar ideas. El elemento central en estas
relaciones es el factor de la identidad personal, es lo que los
retroalimenta y se da desde un plano privado y no laboral.

2.5.9. Relación Plena


Se define como tal cuando un tipo de relación manifiesta un
factor de equilibrio entre todos los elementos de la misma.
22
Pueden ser personales o profesionales, por ejemplo, en los que
existe una satisfacción por la forma en cómo se está llevando
dicha relación. La plenitud es el común denominador de todas
las relaciones que se busca alcanzar.

2.5.10. Relación Romántica


Es una relación entre dos personas en las que el vínculo va
más allá del afecto mutuo, es decir, hay en ella además de un
sentimiento de amor y pasión, mucha intimidad. Es parte de un
proceso de cortejo y enamoramiento que se da en una relación
sentimental. En ese proceso se van conociendo y
compartiendo experiencias, así como idealizando sueños por
alcanzar de manera conjunta.

2.5.11. Relaciones Sociales


Son las relaciones que se dan entre un grupo de personas
unidas entre sí buscando el mismo objetivo y enfocadas en
lograr un bienestar común. Este tipo de relación se da en
diferentes niveles o sectores sociales. Dependiendo del lugar y
momento en que se encuentre determinada persona. Pueden
ser relaciones de carácter privado o público.

2.5.12. Relación de Trabajo


Es un tipo de relación de carácter formal, laboral y/o
profesional. Estas se dan entre las personas que se apoyan de
manera mutua para lograr de manera conjunta los mismos
objetivos desde el punto de vista tanto personal como colectivo
dentro de la misma organización a la que pertenecen. La
relación obedece a aspectos de reciprocidad y mejora continua.

23
CAPITULO III
AUTOESTIMA

Autoestima es la valoración, percepción o juicio positivo o negativo que una


persona hace de sí misma en función de la evaluación de sus pensamientos,
sentimientos y experiencias.

Es un término de Psicología estudiado por diversos expertos en el área, sin


embargo, se utiliza en el habla cotidiana para referirse, de un modo general,
al valor que una persona se da a sí misma.
La autoestima está relacionada con la autoimagen, que es el concepto que
se tiene de uno propio, y con la autoaceptación, que se trata del
reconocimiento propio de las cualidades y los defectos.

La forma en que una persona se valora está influenciada en muchas


ocasiones por los agentes externos o el contexto en el que se encuentra el
individuo, por ello puede cambiar a lo largo del tiempo.
En este sentido, la autoestima puede aumentar o disminuir a partir de
situaciones emocionales, familiares, sociales o laborales, incluso, por
nuestra autocrítica positiva o negativa.

3.1. Tipos de autoestima


De un modo general, se puede hablar de dos tipos de autoestima,
aunque no son ideas excluyentes, ya que pueden referirse a distintos
aspectos del ser humano.

24
Es decir, una persona puede tener, por ejemplo, una alta autoestima
en términos de capacidades intelectuales soy muy listo en
matemáticas, pero una baja autoestima en otros ámbitos como, por
ejemplo, soy muy torpe en los deportes.

3.1.1. Alta autoestima


Las personas con una alta autoestima se caracterizan por tener
mucha confianza en sus capacidades. De este modo, pueden
tomar decisiones, asumir riesgos y enfrentarse a tareas con
una alta expectativa de éxito, esto se debe a que se ven a sí
mismas de un modo positivo.

A medida que nuestra alta autoestima sea mayor nos


sentiremos mejor preparados, con mayor capacidad y
disposición para realizar diversas actividades, tendremos
mayor entusiasmo y ganas de compartir con los demás.

3.1.2. Baja autoestima


Las personas con baja autoestima se pueden sentir inseguras,
insatisfechas y sensibles a las críticas. Otra característica de
las personas con baja autoestima puede ser la dificultad de
mostrarse asertivas, es decir, de reclamar sus derechos de una
manera adecuada.

La baja autoestima puede derivar por diversas razones como,


por ejemplo, la valorización que hacemos hacia nosotros
mismos, la opinión que tenemos de nuestra personalidad,
nuestras creencias, entre otros.

Del mismo modo, en ocasiones pueden tratar de agradar a los


demás para recibir un refuerzo positivo y, de esta manera,
aumentar su autoestima.
25
3.1.3. Autoestima en la adolescencia
Durante la adolescencia es habitual que los jóvenes presenten
problemas de autoestima. Es un periodo de crecimiento y
desarrollo personal en el que el grupo de iguales, la familia y
los medios de comunicación ejercen una fuerte influencia en la
valoración propia de cada individuo.

No se trata únicamente del valor que se le da a la apariencia


física, sino también a las propias capacidades y habilidades,
como, por ejemplo, deportivas, intelectuales, sociales, entre
otras.

Las expectativas de los demás, las comparaciones y los


referentes personales pueden ejercer una fuerte presión y
generar inseguridades en el adolescente en esta época de
cambios. La anorexia y la bulimia, por ejemplo, están
relacionadas con la imagen y al valor que una persona se da.

3.1.4. Autoestima y valoración


La autoestima se basa en el valor que una persona se otorga a
sí misma, la cual puede ser modificada a través del tiempo y
requiere de un conocimiento adecuado y aceptación personal.

Una motivación positiva al enfrentarse a una determinada


tarea, haciendo hincapié en las cualidades propias, aumenta
las posibilidades de éxito y por lo tanto, la autoestima.

3.2. Frases sobre la autoestima


 “Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su
habilidad de trepar árboles, pasará la vida pensando que es
estúpido.” Albert Einstein
26
 “La autoestima no es tan vil pecado como la desestimación de uno
mismo.” William Shakespeare
 “El amarse a sí mismo es el comienzo de un romance para toda la
vida.” Oscar Wilde
 “Todos sabemos que la autoestima viene de lo que tú piensas de
tí mismo, no de lo que los demás piensen de tí.” Gloria Gaynor
 “Hay algo peor que la muerte, peor que el sufrimiento… y es
cuando uno pierde el amor propio.” Sandor Márai
 “No vivas para que tu presencia se note, sino para que tu
ausencia se sienta.” Bob Marley

CAPITULO IV
AUTOCONCEPTO

El autoconcepto es la imagen que hemos creado sobre nosotros mismos. No


una imagen solamente visual, desde luego; se trata más bien del conjunto de
ideas que creemos que nos definen, a nivel consciente e inconsciente. Esto
incluye una cantidad prácticamente infinita de conceptos que podrían estar

27
incluidos en esta "imagen" sobre nosotros mismos, ya que cada idea puede
albergar en su interior muchas otras, creando sistemas de categorías que
están unos dentro de otros.

Así pues, podría ser un componente de nuestro autoconcepto nuestra idea


de lo que es la timidez, pero también una idea aproximada sobre
nuestra inteligencia. Hay multitud de elementos que pueden ser parte
constitutiva de esta imagen de uno mismo, y el autoconcepto sirve para
englobarlas bajo una etiqueta.

En definitiva, el autoconcepto es el conjunto de características (estéticas,


físicas, afectivas, etc.) que sirven para definir la imagen del "yo". Algunas
claves para entender qué es el autoconcepto.

4.1. Características
Estas son algunas explicaciones para matizar el significado del
término autoconcepto; algunas de sus características principales.

4.1.1. Es relativamente estable


Tiene sentido hablar de la existencia del autoconcepto
justamente porque es posible encontrar unas pautas y unas
características definitorias de cada persona que tienden a estar
siempre ahí. Si el autoconcepto variara totalmente a cada
segundo, este no existiría.
Es por eso que muchos psicólogos dedican parte de sus
esfuerzos a descubrir aquello que define el autoconcepto de las
personas. Esto puede servir para tratar problemas en
la psicología clínica, pero también, por ejemplo, para establecer
perfiles poblacionales o de consumidores.

Por otro lado, el autoconcepto puede evolucionar a lo largo del


tiempo, pero no de manera abrupta, y siempre siguiendo
28
tendencias más bien escalonadas y suaves. También puede
cambiar mediante la psicoterapia, en la que herramientas como
la reestructuración cognitiva ayudan a modificar creencias
sobre uno mismo.

4.1.2. El auto concepto puede cambiar


Aunque tienda a mantenerse relativamente igual en el
tiempo, el auto concepto no es ni mucho menos algo estático.
Está variando constantemente, al igual que varían
constantemente nuestras experiencias y el curso de nuestros
pensamientos. Sin embargo, que el auto concepto no se
mantenga siempre igual no significa que en él quepa cualquier
idea sobre nosotros mismos.

Está claro que algo que considerábamos totalmente ajeno a


nuestra manera de ser o de comportarnos puede, pasado un
tiempo, entrar a formar parte del conjunto de cosas que
consideramos que nos definen. Sin embargo, esto no cambia el
hecho de que, en un primer momento esa idea o cualidad no
formaba parte de nuestro auto concepto, y que sólo con el
transcurso de los días ha podido quedar englobado en este.

Encontramos numerosos ejemplos de esta variabilidad del auto


concepto en los adolescentes. La adolescencia es una etapa
en las que cambian de manera abrupta las maneras de
entender la realidad, de sentir y de relacionarnos con los
demás. Y estas "sacudidas" ocurren, por supuesto, también en
la manera en la que estos jóvenes se ven a sí mismos. Es muy
normal comprobar cómo los adolescentes reniegan totalmente
de una estética y un sistema de valores que, poco después,
quedarán integrados en su auto concepto.

29
4.1.3. El auto concepto tiene límites difusos
El auto concepto es un constructo teórico con el que trabajan
los psicólogos, no algo que pueda ser aislado en un laboratorio.
Esto significa que, allí donde queda plasmado el auto concepto,
también hay otros elementos: un tinte emocional y valorativo de
uno mismo, las influencias de ideas asociadas entre sí, la
influencia de la cultura en la manera de concebirse a uno
mismo, etc.

Así pues, la diferencia ente el auto concepto y la autoestima, o


entre el auto concepto y el resto de conceptos (es decir, los
que hacen referencia no a uno mismo, sino a los demás o al
resto del mundo) es fundamentalmente un límite establecido
por los psicólogos y que sirve para entender mejor el
funcionamiento de los procesos mentales.

4.1.4. La distancia entre las ideas es relativa


Esto es algo que se deriva del punto anterior. Normalmente, las
personas no entendemos que todas aquellas ideas que quedan
englobadas dentro de nuestro auto concepto nos definen por
igual, del mismo modo en el que hay ciertos elementos que
quedan en el límite entre lo que nos define y lo que no. Es por
eso que todo aquello sobre lo que hablamos cuando hablamos
de auto concepto es relativo. Siempre valoramos en qué
medida estamos definidos por algo comparándolo con otro
elemento.

Por ejemplo, podemos no ser unos grandes fans de una marca


de ropa deportiva, pero cuando pensamos en otro tipo de
vestimentas que percibimos totalmente ajenas a nosotros (por
poner un caso, un traje folclórico de unas islas remotas),

30
consideramos que esa marca está bastante cerca del conjunto
de ideas que pueblan nuestro auto concepto.

4.1.5. Hay una diferencia entre auto concepto y autoestima


Aunque ambas ideas se parezcan, el auto concepto no es lo
mismo que la autoestima. El primero sirve sólo para
describirnos a nosotros mismos, mientras que la autoestima es
el concepto que hace referencia a nuestra manera de
valorarnos. Es decir, que el autoconcepto sirve para referirnos
a la vertiente cognitiva de nuestra manera de vernos, mientras
que la autoestima tiene su razón de ser en el componente
emocional y valorativo desde el que nos juzgamos. Ambos
constructos teóricos, sin embargo, hacen referencia a algo
subjetivo y privado.

Muchas veces, además, se utiliza el término "auto concepto" ya


dando por sentado que en él quedan incluidos tanto el auto
concepto como la autoestima. Sin embargo, para salir de
dudas, es recomendable utilizar por separado estos términos.

4.1.6. Está relacionado con la autoconsciencia


Existe un auto concepto porque somos conscientes de que
existimos como entidad diferenciada del resto. Es por eso
que, en el momento en el que empezamos a percibir la
presencia de cosas que nos son ajenas, ya está naciendo una
forma de auto concepto, por muy rudimentario que sea. Es una
dialéctica en el que un concepto da pie a la existencia del otro.

4.1.7. Es sensible al ambiente


El término auto concepto puede llevarnos al error de que este
es un fenómeno mental que aparece sin más en las personas,
y cuya única relación con el entorno es de dentro hacia fuera:
31
afecta a cómo nos comportamos y actuamos modificando el
entorno, pero no se ve afectado desde fuera. Esto es un error.

El auto concepto es un proceso dinámico, causado por una


mezcla de interacciones entre los genes y el ambiente. Por
eso, no está aislado dentro de las personas, sino que nuestras
vivencias y nuestros hábitos lo hacen evolucionar. Este es el
motivo por el que el auto concepto está muy vinculado a
nuestra vida social, y es a través del lenguaje, un fenómeno
que surge de la colectividad, que somos capaces de llegar a
una idea del "Yo".

4.1.8. Otra perspectiva basada en la conducta


El término auto concepto nos puede hacer pensar que este es
una pieza más del cerebro, un elemento que nos hace emitir
cierto tipo de comportamientos y no otros. Sin embargo, hay un
paradigma de la psicología que niega este tipo de definición del
auto concepto. 

Para el conductismo, el auto concepto no es un fenómeno


interno de la menta humana, sino un comportamiento, una
manera de realizar ciertas acciones; más concretamente, una
manera de realizar valoraciones verbales acerca de cómo
solemos comportarnos en relación con lo que nos rodea.
Así pues, no hay que perder de vista que el auto concepto
siempre existe en relación al mundo material en el que vivimos,
y no de manera aislada en nuestro cuerpo.

32
CAPITULO V
AUTOACEPTACIÓN

Aprende por qué es tan importante aceptarse a sí mismo y cómo puedes


conseguirlo
Aceptarte a ti mismo es indispensable para vivir en armonía, con una
autoestima equilibrada. Descubre qué es autoaceptación y qué influencia
tiene en tu vida interior y exterior.

33
Aceptarse a sí mismo es una elección. Es un paso fundamental en el
proceso de adquirir una autoestima saludable, porque te permite
concentrarte en lo que amas de ti y al mismo tiempo ser consciente de lo
que no te gusta y comenzar a cambiarlo. La auto aceptación o auto
aceptación de sí mismo significa sentirte feliz de quien eres.

5.1. Por qué es importante autoaceptarse


La realidad es que siempre sentimos negativismos acerca de nosotros
mismos. Aceptarse a sí mismo es una elección. Por muchos años yo
no era consiente de mi falta de autoaceptación. En general yo decía
que me aceptaba a mí misma, pero siempre encontraba algo que no
podía aceptar acerca de mí.

Esta falta de autoaceptación me mantuvo trabada por muchos años.


Debido a esto, también sufría de mucha tensión y stress en mi vida.

5.2. Definición de autoaceptación o aceptación de sí mismo


La autoaceptación es sentirte feliz de quien eres. Es aceptar, apoyar y
aprobarse a uno mismo y a todas nuestras partes, inclusive las que no
nos gustan. Es no juzgarnos a nosotros mismos.

La mejor manera de alcanzar la aceptación de sí mismo es tomar la


decisión. Tenemos que tomar la decisión de aceptarnos
incondicionalmente: "Yo me acepto a mí mismo incondicionalmente".
El próximo paso en el proceso es tomar conciencia. Cuando tomamos
conciencia de que tenemos un problema lo podemos resolver.

Hay muchas maneras de volverse consiente de tu falta de


autoaceptación, también hay muchas áreas que no siempre
aceptamos, como ser nuestros cuerpos, nuestras relaciones, nuestro
trabajo, etc.

34
5.3. Cómo se relaciona la auto aceptación con la autoestima
Aceptarse a sí mismo es un paso fundamental en el proceso de
adquirir una autoestima saludable porque nos va a permitir
concentrarnos en lo que amamos acerca de nosotros mismos y al
mismo tiempo ser conscientes de lo que no nos gusta y comenzar a
cambiarlo.

Es por eso que auto aceptación y autoestima van de la mano. No


puedes tener estima de ti mismo si no te aceptas tal y como eres.

5.4. Consejos para alcanzar el auto aceptación y una autoestima


saludable
 Ahora que ya sabes qué es auto aceptación y por qué es tan
importante, debes aprender a alcanzarla. Estos consejos te
ayudarán en el proceso. Están relacionados entre sí, por eso es
fundamental que prestes atención a todos y a cada uno
 Conócete a ti mismo. El autoconocimiento es la piedra basal del
auto aceptación, ya que, para aceptarte, debes saber cómo eres.
No es un trabajo fácil, porque es normal que trates de auto
engañarte y crear una autoimagen falsa, pero es un proceso
necesario. Tómate tu tiempo de estar solo, de analizar lo que
piensas y por qué lo piensas, cómo actúas, etc.
 Aprende a confiar en ti. Es muy importante que, siempre que
tomes una decisión, lo hagas confiando plenamente en que
podrás cumplirla. La autoconfianza es otra capacidad que te
ayuda a tener una autoestima saludable, pero quizás sea una de
las más difíciles de alcanzar. Aprende cómo conseguirla.
 Libérate de los pensamientos limitantes. Este tipo de
condicionantes muchas veces se relacionan con lo que te han
hecho creer que puedes o no puedes hacer, con los mandatos
sociales y familiares. Piensa cuál es el fundamento real que ves
en esas limitaciones que crees que tienes. ¿Son limitaciones
35
comprobadas objetivamente o simplemente tú piensas que no
puedes?
 No permitas el auto boicot. Auto limitarte o tener poca
autoconfianza es una forma de boicotear tu vida entera, porque
son sentimientos que no te permiten tomar decisiones o cumplir
con lo que te propones. Es un mecanismo muy común, que
muchos lo identifican con el miedo al éxito.
 Evita la lástima por ti mismo y la victimización. Tú eres
responsable de tus decisiones, no hacerte cargo de eso significa
significa paralizarte ante la oportunidad de cambiar lo malo por lo
bueno. Si sientes que estás pasando un mal momento, en lugar de
responsabilizar a los demás de lo que te ocurre, empodérate y
toma las decisiones necesarias para cambiar tu posición

CAPITULO VI
SALUD MENTAL

6.1. ¿Qué es la salud mental?


La salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y
social. Afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos
cuando enfrentamos la vida. También ayuda a determinar cómo
manejamos el estrés, nos relacionamos con los demás y tomamos

36
decisiones. La salud mental es importante en todas las etapas de la
vida, desde la niñez y la adolescencia hasta la adultez.

6.2. ¿Qué son las enfermedades mentales?


Las enfermedades mentales son afecciones graves que pueden
afectar la manera de pensar, su humor y su comportamiento. Pueden
ser ocasionales o de larga duración. Pueden afectar su capacidad de
relacionarse con los demás y funcionar cada día. Los problemas
mentales son comunes, más de la mitad de todos los
estadounidenses serán diagnosticados con un trastorno mental en
algún momento de su vida. Sin embargo, hay tratamientos
disponibles. Las personas con problemas de salud mental pueden
mejorar y muchas de ellas se recuperan por completo.

6.3. ¿Por qué es importante la salud mental?


 La salud mental es importante porque puede ayudarle a:
 Hacer frente a los problemas de la vida
 Estar físicamente saludable
 Tener relaciones sanas
 Ser un aporte para su comunidad
 Trabajar en forma productiva
 Alcanzar su potencial

6.4. ¿Cómo puedo mejorar mi salud mental?


Existen algunos pasos que puede seguir para mejorar su salud mental.
Estos incluyen:
 Tener una actitud positiva
 Mantenerse en buena forma física
 Conectarse con los demás
 Desarrollar un sentido de significado y propósito en la vida
 Dormir lo suficiente
 Desarrollar habilidades para enfrentar problemas
37
 Meditar
 Obtener ayuda profesional si lo necesita

6.5. ¿Por qué hay que prestar atención a los problemas de salud
mental?
Son varios los motivos que demuestran la necesidad de prestar
atención a los problemas de salud mental. Las estadísticas de varios
países indican que son muchas las personas que abandonan su
empleo por problemas de salud mental.

Además de resultar costosa, en términos tanto humanos como


económicos, la salud mental tiene un marco legal, hay una directiva
sobre salud y seguridad en el trabajo que entró en vigor en 1993.
Aunque la salud mental no constituye el núcleo fundamental de la
directiva, en su artículo 6 se presta cierta atención a este aspecto de
la salud. La directiva marco señala, entre otras cosas, que la
empresa tiene el deber de:

adoptar las medidas necesarias para la protección de la seguridad y


de la salud de los trabajadores (en todos los aspectos relacionados
con el trabajo), según los siguientes principios generales de
prevención: evitar los riesgos; adoptar el trabajo a la persona, en
particular en lo que respecta a la concepción de los puestos de
trabajo, así como a la elección de los equipos de trabajo y
los métodos de trabajo y de producción, con miras, en particular, a
atenuar el trabajo monótono y el trabajo repetitivo y a reducir los
efectos de los mismos en la salud.
Pese a esta Directiva, no todos los países europeos cuentan con un
marco legislativo sobre salud y seguridad. En un estudio comparativo
de normativas, en sólo cinco países europeos reconocen que los
problemas de salud mental en el trabajo son temas importantes para
la salud y la seguridad.
38
6.6. Grupos profesionales con riesgo para la salud mental
En las profesiones con elevados ritmos de trabajo y/o baja discreción
respecto al uso de las destrezas, el riesgo de trastorno mental es
máximo. Un ejemplo de esto son las secretarias, camareros, obreros
de la construcción, etc. Los que parecen especialmente proclives a
abandonar por motivos de salud mental pertenecen al sector servicios,
como el personal sanitario y los maestros, así como los empleados de
la limpieza, amas de casa y trabajadores del transporte.

6.7. Actitud ante los problemas de salud mental


El modelo conceptual sugiere al menos dos objetivos de la
intervención en los problemas de salud mental:
 El medio ambiente (de trabajo).
 La persona, ya sean sus características o las consecuencias en la
salud mental.
La prevención primaria, el tiempo de intervención que debe evitar
que se produzca la enfermedad mental, debe orientarse a eliminar
o reducir los riesgos del entorno y favorecer la capacidad de
afrontamiento y otras capacidades del individuo. La prevención
secundaria se orienta hacia el mantenimiento de
la población activa que ya padece algún tipo de problema de
salud (mental). Este tipo de prevención debería abarcar reconocer
precozmente los signos de la mala salud mental, a fin de reducir
sus consecuencias o impedir que empeoren. La prevención
terciaria va dirigida a la rehabilitación de las personas que han
dejado de trabajar por problemas de salud mental. Este tipo de
prevención debe dirigirse a la adaptación de los puestos de
trabajo a las posibilidades del individuo.

39
6.7.1. Psicosis relacionadas con el trabajo
Psicosis es un término general empleado con frecuencia
para describir una alteración grave de la función mental.
En general, esta deficiencia es tan importante que el
individuo es incapaz de realizar las actividades de la vida
cotidiana, incluyendo la mayor parte de las actividades
laborales.

6.7.2. Enfermedades sistémicas y neurológicas


Ejemplos de esto son las enfermedades
de Parkinson y Alzheimer, pueden alterar el
estado de conciencia. Existen asimismo varias
enfermedades de transmisión sexual, como la sífilis y el
SIDA, que pueden dar lugar a psicosis.

6.7.3. Estados mentales


La esquizofrenia es probablemente el mejor conocido de
los trastornos psicóticos. Las personas con este trastorno
tienen a menudo historias laborales limitadas y no suelen
formar parte de la población activa una vez desarrollada la
enfermedad. Tienen frecuentes alteraciones profesionales
y pierden el interés o el deseo de trabajar. Salvo en
empleos de muy escasa complejidad, suele ser muy difícil
que conserven su puesto de trabajo.
Ciertos factores estresantes, como la pérdida del empleo
o la muerte de un ser querido, pueden causar psicosis
reactivas breves.

6.7.4. Factores químicos relacionados con el trabajo


Se sabe que ciertas sustancias químicas, como
el mercurio, el disulfuro de carbono, el tolueno, el arsénico

40
y el plomo han producido psicosis en
trabajadores manuales.

6.8. Otros factores


Varios medicamentos pueden causar delirio, que, a su vez, pueden
evolucionar a la psicosis. Además, pueden aparecer psicosis
relacionadas con el uso de sustancias psicoactivas legales o ilegales,
como el alcohol, las anfetaminas, la cocaína, los esteroides
anabolizantes y la marihuana.

La psicosis posparto es relativamente rara en el mundo del trabajo,


pero conviene reseñarla pues son muchas las mujeres que están
volviendo a su trabajo antes de lo que solían.

6.8.1. Factores del puesto de trabajo asociados a la aparición de


psicosis
Aunque la información y la investigación empírica sobre las
psicosis relacionadas con el trabajo son muy escasas, varios
investigadores han observado relaciones entre los factores
psicosociales del entorno laboral y la angustia psicológica.

Se ha comprobado que factores estresantes psicosociales


importantes propios del empleo, como la ambigüedad de
las funciones, los conflictos de funciones, la discriminación, los
conflictos entre supervisor y supervisado, la sobrecarga de
trabajo y el entorno en que éste se desarrolla se asocian a una
mayor propensión a las enfermedades relacionadas con el
estrés, a la impuntualidad y al absentismo, al rendimiento
escaso, a la depresión, a la ansiedad y a otras formas de
sufrimiento psicosocial.

6.8.2. Tratamiento agudo del trabajador psicótico


41
Típicamente, el papel fundamental de las personas que deben
responder al trabajador psicótico agudo en el lugar de trabajo
consiste en facilitar el traslado seguro de ese trabajador
a servicio de urgencias o a un centro de tratamiento psiquiátrico.
Reincorporación al trabajo
Después del episodio psicótico, el tema fundamental es si el
trabajador puede volver a desempeñar su puesto de trabajo en
condiciones seguras.
Si el puesto de trabajo puede originar algún riesgo
en materia de seguridad, habrá que especificar las
correspondientes restricciones, que pueden ir desde pequeños
cambios de la actividad o del horario laboral hasta
modificaciones más importantes, como el cambio a otro puesto
de trabajo.
Al mismo tiempo, el servicio de salud en el trabajo debe
controlar periódicamente el ajuste del trabajador a su puesto de
trabajo, en colaboración con el supervisor.
Además y sobre todo, el sistema de salud en el trabajo debe
considerar no sólo lo que es mejor para el trabajador, sino lo
que es seguro para el lugar de trabajo.

6.8.3. Programas de prevención


Los programas de asistencia a los trabajadores podrían
desempeñar un papel fundamental en la identificación precoz y
el tratamiento de los trabajadores psicóticos.

6.8.4. Depresión
La depresión es un tema de enorme importancia en el campo
de la salud mental en el trabajo, no sólo en lo que concierne al
impacto que puede tener en el lugar de trabajo, sino también al
papel que el lugar de trabajo puede desempeñar como agente
etiológico del trastorno.
42
6.8.5. Manifestaciones
Todo el mundo se siente triste o "deprimido" de vez en cuando,
pero un episodio de depresión mayor debe cumplir varios
criterios:
 estado de ánimo deprimido durante la mayor parte del día,
casi todos los días;
 notable disminución del placer o interés en todas o casi
todas las actividades la mayor parte del día, casi todos los
días;
 aumento o pérdida significativa de peso sin seguir ningún
régimen, o disminución o aumento del apetito casi todos los
días;
 insomnio o hipersomnio casi todos los días;
 agitación o retraso psicomotores casi todos los días;
 fatiga o pérdida de energía casi todos los días;
 sentimientos de inutilidad excesivos o inadecuados
de culpabilidad casi todos los días;
 disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o
indecisión, casi todos los días;
 ideas de muerte recurrentes, ideas de suicidio recurrentes,
con o sin un plan específico, o intento de suicidio.

43
CAPITULO VII
LA VENTANA DE JOHARI

Aquí estoy de nuevo después de un merecido período de desconexión del


blog, ¡vuelvo a la carga con nuevas ideas y energías renovadas!
Hoy os quiero hablar de una potente herramienta de autoanálisis, empleada
por muchas empresas en dinámicas de grupo para mejorar la comunicación,
sinergias y desempeño de los diferentes miembros de la organización.
El uso de esta herramienta os va a permitir conocernos mejor y os dará
alguna que otra sorpresa.

La herramienta en cuestión es conocida como Ventana de Jaharí en honor al


nombre de sus creadores, los psicólogos Joseph Luft y Harry Ingham (he
resaltado en negrita las letras que forman el nombre de su herramienta).
La Ventana de Jaharí es una herramienta de la psicología cognitiva.
Concretamente este modelo de análisis ilustra el proceso de la comunicación
y analiza la dinámica de las relaciones personales.
La teoría se articula mediante el concepto de espacio interpersonal, que está
dividido en cuatro áreas (cuadrantes), definidas por la información que se
transmite (ver abajo ilustración).

44
Este modelo, propone dos puntos de vista o enfoques: el yo y los otros y lo
hace desde dos enfoques diferentes: el emisor y el receptor.
La descripción de los 4 cuadrantes es la siguiente:

7.1. Área libre (Pública)


Es el cuadrante de aquello conocido por uno mismo y por los demás,
aquí se incluiría todo lo que dejamos ver a los demás sobre nosotros
mismos, lo que comunicamos abiertamente: experiencias, emociones,
pensamientos, etc.

7.2. Área ciega


Es el cuadrante que incluye aquello que desconocemos de nosotros
mismos, pero que sí que conocen los demás (por ejemplo, algo que
hemos descubierto tras el comentario de algunas personas/amigos de
confianza).
Muchas veces nos negamos a querer ver según qué cosas, pero si
más de dos o tres personas de confianza están de acuerdo en algún
rasgo de nuestra personalidad, lo más probable es que algo de
verdad haya en ello.

7.3. Área oculta


En este cuadrante incluiríamos todo aquello que conocemos nosotros,
pero que desconocen los demás, pensamientos, rasgos de
personalidad, emociones, que somos reticentes a mostrar
públicamente pero que también nos definen.

7.4. Área desconocida


En este cuadrante, quizás el más intrigante, es donde se incluye todo
aquello que desconocemos de nosotros mismos y que también
desconocen los demás.
Aquí es donde hay un potencial, un área por descubrir, nuestra
capacidad de aprender y crecer y moldearnos, aprendiendo cosas
45
sobre nosotros que desconocíamos (por ejemplo, cuando salimos de
nuestra zona de confort).

46
CAPITULO VIII
COMUNICACIÓN ASERTIVA

8.1. ¿Qué es la comunicación asertiva?


Llamamos comunicación asertiva a las formas de comunicación
diseñadas o pensadas para transmitir de manera mucho más eficaz un
mensaje, sacando provecho a factores propios del proceso
comunicativo y a otros que, aun siendo externos al mismo, lo
acompañan e inciden en su eficacia.

Recordemos que la comunicación es el proceso que transmisión de un


mensaje o una información entre un emisor (crea el mensaje) y uno o
más receptores (reciben el mensaje), a través de un medio físico (como
las ondas sonoras en el aire) y empleando un código especifico (como
el idioma). Dicho proceso es inherente a los seres vivos y alcanza su
mayor nivel de complejidad en el ser humano, único animal dotado
de lenguaje estructurado.

Sin embargo, la comunicación puede enfrentar a menudo dificultades


para concretarse, como deficiencias en los interlocutores, ruido
ambiental y, muchas veces, poca asertividad comunicativa de parte del
emisor, es decir, poca capacidad para propiciar un acto comunicativo
óptimo.

Así, la comunicación asertiva toma en consideración elementos


inherentes a la comunicación verbal como pueden ser el tono de voz,
el ritmo de habla, pero también otros aspectos como el lenguaje
corporal, para desarrollar cierta inteligencia comunicativa en el emisor
que vaya en mejoría sustancial de su capacidad de dar a entender el
mensaje.

47
8.2. Características de la comunicación asertiva
Para que la comunicación sea asertiva, se deben tomar en cuenta una
serie de elementos que la caracterizan y que tienen que ver con
aspectos psicológicos, emotivos y pragmáticos del acto comunicativo.
Así, por ejemplo, la comunicación asertiva toma en cuenta lo siguiente:

 La postura corporal. Un posicionamiento del cuerpo al hablar que


sea abierto, franco, genera confianza en el interlocutor, transmite
interés y sinceridad. Mirar al otro al hablar es clave para ello.
 La gestualidad. Los gestos con que acompañamos el habla pueden
jugar a favor (reforzando o acompañando lo dicho) o en contra,
transmitiendo lo contrario a lo que decimos o distrayendo al
escucha.
 La articulación. La manera de pronunciar las palabras, la cadencia
de la oración y el tono de voz inciden enormemente en la
comunicación. Palabras entredichas, susurradas o a medio
pronunciar son difíciles de entender, tanto como una oración
indetenible y veloz como una locomotora, que agote al otro y le
desanime de escucharnos.
 La reciprocidad. Se debe prestar atención a cuánto tiempo
invertimos en hablar y cuánto en escuchar, para no correr el riesgo
de monologar o de transmitir indiferencia al otro.

8.3. Tipos de comunicación asertiva


La postura corporal es un claro ejemplo de comunicación no verbal.
A grandes rasgos podemos hablar de tres categorías de asertividad en
la comunicación, que son:

48
 Verbal. La comunicación verbal tiene que ver con lo dicho, así que
el asertividad en este caso pasa por la escogencia de las palabras,
por la construcción de las oraciones y lo propiamente lingüístico.
 No verbal. La comunicación no verbal tiene que ver con los
aspectos que rodean al lenguaje durante el acto comunicativo, que
inciden en él pero no tienen que ver con sus procesos lingüísticos.
La postura corporal, por ejemplo, o el lugar elegido para tener una
conversación.
 Para verbal. La comunicación para verbal es aquella intermedia
entre la verbal y la no verbal, es decir, abarca los elementos que
acompañan a la formulación del mensaje y que forman parte del
hecho comunicativo, es decir, el cómo se dice lo que se dice. El
tono de voz, la articulación, el ritmo, son ejemplos de ello.

8.4. Técnicas para desarrollar el asertividad


Algunas técnicas para desarrollar el asertividad comunicativo son:
 El disco rayado. Se trata de repetir, en el mismo tono y cadencia,
un mensaje que no fue recibido idealmente, sin propiciar
confrontaciones. “No, no necesito ese producto”
 El banco de niebla. Se le da la razón al contrario en una
discusión, de manera amable pero vaga, pero sin dar pie a nuevos
enfrentamientos. “Puede que tengas razón”.
 Pregunta asertiva. En lugar de afirmar un defecto o hacer un
reproche, se formula la pregunta de qué falta o cómo se puede
mejorar la situación u obtener el resultado buscado. “¿Cómo te
ayudo a que termines el trabajo?”
 Tensión flotante. Cada vez que el otro diga algo que nos moleste
o con lo que no estemos de acuerdo, en lugar de pelear,
ignoramos esa parte del mensaje y atendemos el resto.

49
 Hablar desde el yo. Siempre será mejor enunciar las cosas desde
la subjetividad, que afirmarlas como verdades absolutas. Mejor es
un “No estoy de acuerdo” que un “Estás equivocado”.

CAPITULO IX
COMUNICACIÓN PASIVA

9.1. ¿Qué es la comunicación pasiva?


Una definición resumida y simple de lo que es la comunicación pasiva
es la siguiente: un patrón comunicativo caracterizado por la evitación
de entrar en confrontación directa con otros a través de lo expresado.

Así pues, forma parte de una dinámica de relaciones con los


demás en la que apenas hay asertividad y prima la sensación de
vulnerabilidad.

9.2. Sus características básicas


A continuación, repasamos las características fundamentales de la
comunicación pasiva.

 Lenguaje no verbal manteniendo un perfil bajo


Aquello que se dice no cobra un significado atendiendo solo a las
frases y a las palabras utilizadas, sino que también hay que tener
en cuenta cómo se dice. Y, más concretamente, el lenguaje no
verbal que acompaña al mensaje transmitido verbalmente.
En el caso de la comunicación pasiva, prima un estilo de
comunicación no verbal que expresa sumisión: evitación de la
mirada del otro o mirada baja, tono de voz algo más bajo que el del
otro, postura defensiva, etc.

50
 Uso frecuente de una perspectiva impersonal
Hay ciertas opiniones y puntos de vista que las personas que
adoptan la comunicación pasiva sí expresan, pero si creen que son
ligeramente problemáticas por implicar cosas que suponen
molestias para el oyente, es frecuente que usen un tono
impersonal en vez de uno en primera persona.
Por ejemplo, para pedir que se repare algún desperfecto de la
oficina, no se hablará del perjuicio que supone para uno mismo el
hecho de que esa avería exista, sino que la presentación del
problema será más bien del estilo “sería bueno que la avería fuese
reparada”. Es un uso del pasivo que se corresponde con el
concepto de comunicación pasiva.

 votación de la confrontación directa y uso de eufemismos


Otra de las características típicas de la comunicación pasiva es
que no se muestra directamente que hay un choque de ideas o de
intereses. En vez de eso, en el caso de que efectivamente haya un
desajuste de opiniones o necesidades, se expresa de una manera
pretendidamente neutral, como si todas las partes involucradas en
la conversación buscasen en realidad una solución beneficiosa
para todos, incluso cuando eso realmente no es así.
Por ejemplo, si dos personas optan a un mismo cargo se puede
decir que ambas “buscan su sitio en la empresa”.

 Evitación de la expresión de sentimientos


Las personas que se ajustan al patrón típico de comunicación
pasiva tienden a no hablar de sus sentimientos como si ellos
formasen parte de la argumentación que respalde sus
afirmaciones, incluso cuando estos son relevantes para el tema
tratado. En estos casos, una vez más, se utiliza un tipo de manera
de hablar de tipo impersonal.
51
9.3. Las desventajas de este patrón de comportamiento
Tal y como hemos visto, en la comunicación pasiva hay una clara falta
de asertividad. Como consecuencia de esto, pueden darse
principalmente varias consecuencias.

O bien aparecen malentendidos, ya que hay una parte de la


información que no está siendo revelada a pesar de que es importante,
o bien la persona que mantiene la comunicación pasiva ve cómo sus
necesidades no son atendidas y sus intereses no son tenidos en
cuenta. Este segundo caso tiene también repercusiones negativas
derivadas de esa situación.
En concreto, el hecho de no expresar las propias necesidades y
sentimientos conduce hacia un desgaste psicológico (y muchas veces
también físico, si lleva a tener que esforzarse más para conseguir la
satisfacción total o parcial de una necesidad). A medida que va
pasando el tiempo, la comunicación pasiva propicia la acumulación de
frustraciones, motivos para el resentimiento y malestar en general.

Eventualmente, es posible que todo esto desencadene crisis


psicológicas, o incluso estallidos de rabia que entran en conflicto con la
tendencia a mantener un perfil bajo que caracteriza a la comunicación
pasiva. Cuando esto ocurre, resulta difícil mantener una regulación
emocional correcta, y es posible no solo comprometer el propio
bienestar, sino también dañar las relaciones personales o culpar a
personas que no son responsables de lo ocurrido.

En general, la comunicación pasiva alimenta el mantenimiento de una


autoestima baja, dado que ayuda a perpetuar una dinámica de
sumisión al resto.

52
9.4. ¿Qué hacer para mejorar el estilo comunicativo?
Aunque puede parecer que la comunicación pasiva sirve para evitar
conflictos, en realidad esto no es así, porque sin asertividad siempre
hay una parte que queda perjudicada, mientras que hay otra que se
acostumbra a hacer que sus intereses primen. Por eso merece la pena
salir del estilo de comunicación pasivo. Para conseguirlo, es bueno
seguir los siguientes consejos.

 Evitar disculparse innecesariamente.


 Comparar la importancia de las propias necesidades y las de los
demás.
 Buscar contextos en los que hablar de los propios sentimientos es
objetivamente útil.
 Encontrar fórmulas para empezar a utilizar el asertividad en las
relaciones.

53
CAPITULO X
COMUNICACIÓN EFECTIVA

10.1. ¿Qué es la comunicación efectiva?


La comunicación efectiva es aquella en la que el emisor y el receptor
codifican un mensaje en forma equivalente. Así, el mensaje es
transmitido de forma exitosa: el receptor comprende el significado y la
intención del mensaje emitido.
Para lograr que la comunicación resulte efectiva es muy importante que
el emisor sepa con claridad qué es lo que quiere transmitir y que esté al
tanto de las cualidades de la persona o personas a las que se lo quiera
enviar para así formular el mensaje de la forma más acertada posible.

En la comunicación efectiva, el emisor debe ser –o al menos


parecer– creíble para quienes reciben el mensaje. Para esto, la clave
es demostrar que entiende, que es una voz autorizada sobre lo que se
está comunicando. A la vez, debe transmitirlo de la mejor forma
posible, con conceptos claros y precisos, para que no haya
malentendidos ni interpretaciones erróneas.

Por otra parte, el mensaje formulado por el emisor no debe ser solo
racional ni solo emocional, sino combinar ambas dimensiones. De esta
forma, a quienes no los conmuevan los elementos emocionales pueden

54
convencerlos los racionales y viceversa. Pero, además, puede ser una
buena estrategia para acaparar la atención del receptor del mensaje.

10.2. Elementos de la comunicación efectiva


Dentro de la comunicación efectiva como en cualquier tipo de
comunicación existen ciertos elementos que la componen. Algunos de
ellos son:
 Emisor. La o las personas que producen y envían el mensaje.
 Receptor. La o las personas que reciben e interpretan el mensaje.
 Código. Un conjunto de reglas y signos de los que el emisor se
vale para producir su mensaje y que también debe ser conocido
por el receptor para poder interpretarlo.
 Canal. El medio físico a través del cual se transmite el mensaje,
que va desde el emisor al receptor.
 Mensaje. El objeto que se comunica. Es formulado y enviado por el
emisor y recibido e interpretado por el receptor.
 Referente. Aquel elemento, situación o suceso al cual hace alusión
o “refiere” el mensaje.
 Situación. El contexto en el cual el emisor transmite su mensaje y
en el cual el receptor lo recibe. Para ambos, la situación termina
influyendo o incluso condicionando la forma en que se formula y en
que se interpreta el mensaje. La situación puede ser o no
compartida por ambos.
 Ruido. Cualquier tipo de interferencia que afecta a cualquiera de
los elementos que intervienen en la comunicación y que, por
tanto, terminan afectándola. Cuando se produce un ruido –o
varios– la comunicación no resulta efectiva.

10.3. Importancia de la comunicación efectiva


La importancia de la comunicación efectiva se ve con claridad en el
ámbito empresarial donde puede hacer la diferencia a la hora de
fomentar la productividad, pero también para que los equipos y
55
recursos humanos trabajen correctamente y en forma
complementaria.
 En el ámbito académico, transmitir correctamente los contenidos
elaborados en una tesis, por ejemplo, también resulta
relevante para que el público comprenda en qué consistió
la investigación y cuáles fueron las conclusiones al respecto.
 En política, lograr un mensaje claro y convincente es la clave para
captar votos y lograr consenso a la hora de llevar adelante una
medida. Una comunicación ineficiente puede resultar poco feliz
para buena parte de los ciudadanos.
 A nivel comercial, la comunicación también hace la diferencia: un
mensaje bien elaborado se puede traducir en un mayor volumen de
ventas.

Ejemplos de comunicación efectiva


 Una comunicación efectiva se puede concretar por diferentes vías
o canales. Algunos ejemplos pueden ser:
 Comunicación escrita. Aquí podemos ubicar una tesis universitaria,
en la que su autor se explaya sobre una investigación previa y llega
a una conclusión.
 Comunicación oral. El discurso de un político puede ser un
ejemplo, cuando argumenta por qué hay que votarlo en un acto
público.
 Gesticulación. Por medio de señas o gestos, el emisor comunica
algo, por ejemplo, dónde puede estacionar el conductor de un
auto y cómo hacerlo.

56
CAPITULO XI
EQUIPOS DE TRABAJO

Un grupo en sentido general se puede decir que es un conjunto de personas


que pueden relacionarse entre sí, con independencia de la formalidad de su
composición, ahora bien, en nuestro caso lo estudiaremos no como la suma
algebraica de personas, sino mucho más, es:

“Un conjunto de personas que trabajan hacia un objetivo común durante un


tiempo y con un procedimiento o una metodología igualmente común”.
El estudio de los grupos se debe en gran medida al que se considera como
su iniciador, al sicólogo alemán Kurt Lewin, nacionalizado en EE.UU., el cual
es considerado como el creador de la ciencia de los grupos. De
consideración también son los trabajos realizados por el Dr. Meredith Belbin
sobre todo la relevancia de sus trabajos relacionados con las diferencias
entre los roles funcionales y los roles de equipo y sus consideraciones sobre
la importancia de estos.

Las actividades deben distribuirse de acuerdo a los conocimientos,


características y posibilidades de los integrantes del grupo, de forma tal que
permita obtener el resultado deseado, el cual no sería posible alcanzar con
un trabajo individual, o al menos en la misma magnitud y productividad.

57
Todo equipo posee un contenido de trabajo que expresa su tarea,
considerándose además las relaciones entre sus integrantes.
Podemos expresar que una organización está conformada por varios
equipos o grupos (con el enfoque planteado) por lo que los resultados de
trabajo de la misma dependerán de la conjugación de los resultados de los
equipos.

11.1. Características de los Equipos de trabajo


Un equipo debe formarse cuando concurran determinadas
circunstancias que así lo requieran entre las que se encuentran:
cuando el trabajo a realizar requiera distintas especialidades,
habilidades o conocimientos, que no sean factibles alcanzar por un
solo individuo; cuando con el equipo podamos alcanzar mayor
eficacia, eficiencia, rapidez, calidad u otro atributo específico; cuando
el trabajo sea muy agotador o estresante para un individuo y pueda
afectar la salud física o mental de éste.
Unido a lo anterior es preciso plantear que un equipo puede tener
determinadas características las cuales debemos conocer para en
función de ello desarrollar nuestra labor y de esta manera garantizar
la obtención de los mejores resultados de trabajo, podemos citar
algunas de ellas:
 El número de integrantes está en dependencia de las tareas a
realizar y de los recursos que se dispongan para ello.
 Sus integrantes deben poseer conocimientos, habilidades y
competencias que se complementen, esto permite que cada
miembro juegue un rol dentro del equipo, los roles se plantean a
través de distintas formas entre ellas, lo que se espera del que
ocupa el rol, lo que el individuo estima que debe realizar y por
último lo que realmente hace.
 Pueden ser homogéneos cuando los conocimientos, las
necesidades, las motivaciones y otros aspectos son similares, de
lo contrario serán heterogéneos.
58
 Los equipos pueden ser formales o informales. Los primeros
cuando son creados por la estructura formal de la organización,
sus actividades y funciones están definidas, y los mismos pueden
tener distintas variantes como: equipos para proyectos, comités,
grupos de dirección, grupos departamentales y otros. Los equipos
informales se crean como consecuencia de la interrelación e
interactuación de las personas y estas últimas en muchas
ocasiones sobrevaloran las necesidades del grupo a las
individuales. No tienen las ataduras oficiales de los grupos
formales y sus miembros se sienten socialmente satisfechos y con
elevado espíritu de comunicación y colaboración.
 Cada integrante, con su responsabilidad individual y colectiva, en
función del grupo o de la organización en su conjunto.
 Cohesión y solidaridad entre sus integrantes, en la medida que
ésta sea mayor así serán los resultados a obtener.
Administración, la cohesión es “el grado de solidaridad y sentimientos
positivos que sienten los individuos por su grupo”, se expone además
que contribuyen a elevar la cohesión del grupo: plantearse objetivos y
metas comunes, profundizar la interrelación e interacción entre sus
integrantes. Komanecky y Nicholas, en la obra citada expresan que
“el conflicto con individuos o grupos ajenos aumenta la cohesión del
equipo.
 Los valores son individuales, colectivos, y compartidos.
 Existe el liderazgo a través de un líder que puede ser formal
(nombrado por la organización) o informal (cuando la autoridad la
da el grupo), puede ocurrir la coincidencia de ambos liderazgos en
una misma persona. El líder formal encamina al equipo hacia el
logro de sus objetivos y tareas y el líder informal enfoca su trabajo
en la satisfacción social de los integrantes del grupo, tratando de
incrementar la solidaridad y la unidad grupal.
 El comportamiento del grupo está regido en gran medida por la
tarea del mismo o por las interrelaciones de sus integrantes.
59
 Existencia de reglas, normas o procedimientos de aplicación
común, las cuales deben ser compartidas por todos. Las normas
se pueden crear para tratar de garantizar el cumplimiento de la
tarea, o sea, el trabajo a realizar, y también para dar cumplimiento
a objetivos no formales del equipo. Pueden corresponderse con
las particularidades del grupo o hacia elementos externos a él,
como la organización, región país o rama de trabajo. La
aceptación de las normas por el individuo está en función de
algunos aspectos como: coincidencia de sus intereses con los del
grupo y/o desear la aceptación del grupo, entre otros. Las normas
posibilitan valorar el comportamiento de los integrantes y
contribuyen a regularlo tanto individual como colectivamente.
 Cada equipo tiene su dinámica grupal, que son las fuerzas
síquicas actuantes tales como, dominio, amor, rencores, simpatía,
y otras.

11.2. Etapas de formación de un equipo


Los equipos no se forman con la simple unión de los participantes
sino mediante un proceso de varias etapas, antes de llegar a su
madurez, las cuales son:
 Formación (afiliación)
 Organización.
 Realización
 madurez

60
CAPITULO XII
MOTIVACIÓN

12.1. ¿Qué es la motivación?


Generalmente, al hablar de motivación nos referimos a las fuerzas
internas o externas que actúan sobre un individuo para disparar, dirigir
o sostener una conducta. En términos técnicos, muchos autores la
definen como “la raíz dinámica del comportamiento”, lo cual quiere
decir que toda forma de conducta nace en algún tipo de motivo.
Dicho en términos más sencillos, la motivación es la energía psíquica
que nos empuja a emprender o sostener una acción o una conducta.
Su desaparición acarrea necesariamente el abandono de lo que se
hace. Por eso, es mucho más difícil alcanzar objetivos cuando se
carece de motivación.

La motivación la que nos permite crear hábitos, intentar cosas nuevas,


sostener el esfuerzo en alguna tarea que consideremos gratificante o
productiva, e incluso es necesaria para satisfacer determinadas
necesidades fundamentales.
Por otro lado, se puede distinguir entre:

61
Motivación positiva: Invita a la acción para obtener un beneficio.
Motivación negativa: Se realizan acciones para evitar una posible
consecuencia negativa.

12.2. Teorías de la motivación


El estudio de la motivación comprende diversas perspectivas y
aproximaciones, desde las distintas ramas y áreas del saber
psicológico. A grandes rasgos, podemos identificar cuatro distintas
teorías en torno al tema:
 Teoría del contenido. Propone la comprensión de la motivación
en base a su vínculo con las necesidades humanas, tal y como
las comprendía Maslow en su famosa pirámide, en la que
representaba la jerarquía de las necesidades humanas. Así,
según este abordaje de la motivación, detrás de ella se halla
siempre algún tipo de necesidad insatisfecha.
 Teoría del incentivo. Esta aproximación supone la motivación
como el fruto de un estímulo o incentivo, material o de otra
naturaleza, que incide sobre la conducta de manera positiva
(incitando a la acción) o negativa (inhibiendo la acción). Dichos
incentivos se denominan reforzadores, y sus efectos serán,
respectivamente, refuerzos positivos (ofrecen la posibilidad de
una recompensa) o negativos (ofrecen la posibilidad de un
castigo).
 Teoría de la reducción de pulsiones. Esta teoría parte de la
consideración de que los seres humanos tenemos pulsiones
básicas fundamentales (hambre, sed, etc.) que, conforme pasa el
tiempo, cobran fuerza y motivación si se encuentran insatisfechos,
y del mismo modo al satisfacerse pierden fuerza, o sea, se
reducen.
 Teoría de la disonancia cognitiva. No es exactamente una
teoría sobre la motivación, pero se puede aplicar a la misma.
Establece que los individuos intentan activamente disminuir su
62
sensación de disonancia subjetiva respecto al mundo que los
rodea, a sus propios deseos o sentimientos, y a los demás. Es
decir, las personas tienen un impulso motivacional que las lleva a
emprender acciones para subsanar de manera directa o indirecta
otras dolencias y percepciones.

12.3. Importancia de la motivación


La psicología se interesa enormemente en la motivación. Por un
lado, es la fuente de energía para completar las tareas que nos
hemos propuesto. Por otro lado, es un factor que influye en otras
variables emocionales y psíquicas como el estrés, la autoestima, la
concentración, entre otras.
Pero en el ámbito cotidiano, la posibilidad de mantenerse motivado es
fundamental para desempeñar muchas de las tareas que, de una
manera u otra, nos suponen algún tipo de esfuerzo o de postergación
del placer. Es tan simple como que, sin motivación, la acción se hace
difícil, lenta o insostenible en el tiempo.

Motivación intrínseca y extrínseca


Se reconocen generalmente dos tipos de motivación: la intrínseca y la
extrínseca, dependiendo de si provienen de adentro o de afuera del
individuo, respectivamente.

 Motivación intrínseca. Se trata de la motivación que nace dentro


del propio individuo, es decir, en los propios deseos de satisfacción
de necesidades, autorrealización y/o determinación personal,
independientemente de la validación o recompensa externa que
pueda acarrear la conducta. Por lo general es el tipo de motivación
más valioso y productivo, ya que genera altos márgenes
de compromiso de parte del sujeto.
 Motivación extrínseca. A diferencia de la anterior, esta motivación
tiene sus raíces fuera del individuo, es decir, en la expectativa de
63
recibir una recompensa (material o no) que surge como
subproducto de la acción o la conducta motivada. Este tipo de
motivación es más débil que la intrínseca, ya que no proviene del
compromiso interior del individuo, sino de la expectativa de un
beneficio futuro.
 Motivación personal. La motivación personal es el término común
que damos a la energía interiorizada de la que disponemos para
emprender cambios y sostener decisiones. Es nuestra carga de
motivación interior enfocada específicamente hacia lo que
consideramos nuestros éxitos o nuestros valores.
Una persona con mucha motivación personal requiere de poca
ayuda para enfilarse hacia lo que quiere o para sostener un hábito
que desea. Por el contrario, una con poca motivación personal
fluctúa en su deseo, es inconstante y a menudo necesita que otros
la conduzcan y la entusiasmen con aquello que, paradójicamente,
desea para sí misma.
 Motivación laboral. La motivación laboral no tiene que ver
directamente con la motivación como la hemos entendido hasta
aquí. En realidad, se refiere a las condiciones emocionales y
psíquicas que un trabajo les brinda a sus empleados para sostener
sus tasas de productividad y de compromiso lo suficientemente
elevadas a lo largo del tiempo.
Los trabajadores altamente motivados rinden más y entregan más
que lo mínimo estrictamente necesario. Generalmente esto se debe
a que gozan de las condiciones necesarias para asumir el trabajo
como algo más profundo, personal e importante, que simplemente
una actividad que se desempeña para obtener a cambio una
remuneración económica o salario.

64
CAPITULO XIIII
INTELIGENCIA EMOCIONAL

13.1. ¿Qué es Inteligencia Emocional?


La inteligencia emocional refiere a las capacidades
y habilidades psicológicas que implican el sentimiento, entendimiento,
control y modificación de las emociones propias y ajenas.
Una persona emocionalmente inteligente es aquella capaz de
gestionar satisfactoriamente las emociones para lograr resultados
positivos en sus relaciones con los demás.

65
13.2. ¿Cómo surgió la inteligencia emocional?

A pesar de que varios psicólogos ya habían señalado la insuficiencia


de los elementos cognitivos y racionales como únicos indicadores de
inteligencia, el concepto surge en 1983 con el psicólogo Howard
Gardner, quien considera a los test de coeficiente intelectual como
insuficientes para lograr una apreciación de la inteligencia.

Existen dos formas elementales de inteligencia emocional:


 Inteligencia interpersonal. Implica entender y comprender las
emociones de los otros y tener la habilidad de reaccionar según el
estado anímico del otro.
 Inteligencia intrapersonal. Implica entender y comprender las
propias emociones, de tenerlas en cuenta al momento de tomar
decisiones y ser capaz de regular las emociones según la
situación.
La difusión del concepto entre la población, a partir de la
divulgación científica llevada a cabo por diversos académicos
(entre los que cabe destacar al psicólogo Daniel Goleman, autor

66
del libro más vendido sobre el tema), fomentó la aparición
de seminarios, talleres y cursos vinculados al aprendizaje de la
inteligencia emocional, que se generalizaron rápidamente en
la sociedad, especialmente en el ámbito empresarial, proveyendo
técnicas y herramientas para reforzar las habilidades intra e
interpersonales.
La divulgación del concepto también impulsó la aparición de
numerosos test, con el objetivo de medir, calcular y comparar las
habilidades emocionales de las personas, pero al no ser las
características afectivas y sentimentales de fácil medición, muchos
de estos test no cuentan con aval científico.

13.3. Ventajas de la inteligencia emocional


Existen ciertas habilidades prácticas que se manifiestan con mayor
intensidad en las personas emocionalmente inteligentes, tales como
la empatía, la capacidad de motivación (tanto hacia uno mismo como
hacia los demás), la autoconciencia, la capacidad de controlar la
exteriorización de las emociones, el liderazgo, entre otras.
Generalmente, estas habilidades son utilizadas como indicadores de
la inteligencia emocional, cuando se quiere medir esta habilidad
psicológica.
La inteligencia emocional desempeña un papel central en el éxito o el
fracaso de todo tipo de relaciones humanas, desde las sentimentales
y familiares hasta los vínculos laborales.
También es un factor determinante en el funcionamiento de las
organizaciones, ya que la empatía, autocontrol emocional y
motivación de las personas puede condicionar el trabajo en equipo,
haciéndolo más o menos eficiente y satisfactorio.
Estas habilidades también son importantes en la capacidad de las
personas de convencer, manipular e incluso dominar a los demás (los
líderes tienden a ser personas emocionalmente inteligentes).

67
Este concepto también ha tenido un enorme impacto en el ámbito
educativo, introduciendo la cuestión de los elementos emocionales en
la relación entre docente y alumno, y la importancia que esto tiene al
momento del aprendizaje cognitivo. Tanto la inteligencia emocional
del docente como la del alumno tienen un peso significativo en el
resultado exitoso o no del proceso de enseñanza.

CAPITULO XIV
PESIMISMO

La palabra pesimismo en su etimología nos remite al latín, proviene de


“pessimus”, que a su vez deriva de “peior” que significa peor, siendo en este
caso, un superlativo, o sea algo que es más malo que peor, a lo que se
agrega el sufijo “ismo” indicando una actitud o predisposición, en este caso
hacia lo malo.

68
El pesimismo, en su aspecto psicológico, es una valoración negativa de las
cosas, hechos o circunstancias, que realiza una persona, que posee la
predisposición para ver lo malo, lo que puede ocurrir con respecto al pasado,
al presente y especialmente al futuro: “Voy a reprobar el examen”, “nadie me
va a querer” “seguro me muero cuando me operen” “soy un fracasado” o “mi
vida va de mal en peor” son expresiones típicas de individuos pesimistas.

Quien es pesimista, se niega la posibilidad de ser feliz, pues piensa que


cuenta con un pasado y un presente malo, o si no le ve así, asegura que su
futuro no le depara ninguna mejoría, o que su situación empeorará. El
individuo pesimista se angustia y puede llegar a deprimirse.
El pesimismo se opone a la visión saludable y positiva de la vida, conocida
como optimismo.

14.1. Las características de las personas pesimistas


La personalidad pesimista se apoya en una serie de características que
la definen:

 La búsqueda de la verdad
Las personas que presentan esta forma de personalidad prefieren
aceptar verdades desagradables e incómodas a acogerse a
creencias que consuelen y que no expliquen la realidad fielmente.
Sin embargo, esto no significa que sean mejores a la hora de
entender lo que ocurre; simplemente, creen que gran parte de las
creencias populares y extendidas por l población se basan en
falsedades convenientes.
 Centran su atención en lo malo
En la personalidad pesimista aquello que produce dolor o malestar
es enfatizado, ya que se asume que todo aquello que funciona
correctamente entra dentro de lo que cabría esperar y, por
consiguiente, no llama la atención. De este modo, el pesimismo
puede ser un elemento que predisponga a la denuncia social y a
69
llamar la atención sobre problemas que pasan desapercibidos o que
son normalizados.

 Mantienen bajas expectativas


El pesimismo actúa también como un escudo ante la frustración.
Como este tipo de personas esperan pocas cosas buenas del futuro,
no dan por sentado que las cosas irán a mejor automáticamente o
sin realizar sacrificios. 
Es por eso que es más raro que se sientan decepcionadas, y eso
hace que por lo general los accidentes o los problemas inesperados
no produzcan una gran alteración emocional en ellas (en
comparación a lo que ocurre con otras personas).
 Más resistentes ante el duelo
Los procesos de pérdida, definidos como procesos de duelo (y que
no solo comprenden casos en los que la muerte está presente), son
vividos de forma diferente por la gente con personalidad pesimista.
Como ya van anticipando desde hace tiempo buena parte de las
cosas malas que les ocurren, el efecto de estas queda amortiguado.
De algún modo, se muestra una mayor estabilidad emocional.
 No tiene por qué ser patológica
La personalidad pesimista no es ningún trastorno mental, es
simplemente un patrón psicológico alejado de lo que caracteriza a la
mayoría de personas, que no es especialmente pesimista ni
optimista.
Sin embargo, ciertas patologías sí van de la mano de la forma de
pensar pesimista, como por ejemplo los trastornos
depresivos cuando son manifestados mediante sus síntomas.
 Puede llegar a estar oculto
El pesimismo no está bien valorado socialmente, y eso hace que
algunas personas lo oculten para que sus relaciones no queden
deterioradas. Esto, a su vez, sí puede suponer un problema, ya que

70
comportarse de manera poco natral durante mucho tiempo resulta
estresante, al mantener siempre alta la guardia para que lo que se
piensa no quede revelado.

CONCLUSIÓN
Las relaciones humanas, en razón a las limitaciones que presenta la teoría
clásica, que con el fin de aumentar la rentabilidad del negocio llegó al
extremo de la explotación de los trabajadores.
Sin embargo, el tener un conocimiento de sí mismo, es decir, tener un
concepto claro de lo que uno es, como actúa, y responde a ciertas
situaciones de la vida diaria, cuáles son sus gustos, deseos, anhelos y
limites, todo esto llevará a comprender mejor a las demás personas.
Este término lleva a explicar, predecir y evaluar el comportamiento humano
dentro de las organizaciones tanto para las que persiguen objetivos
económicos como las que persiguen otras finalidades no lucrativas.
Las relaciones interpersonales consisten en la relación recíproca entre dos o
más personas e involucra los siguientes aspectos: la habilidad para
comunicarse efectivamente, el escuchar, la solución de conflictos y la
expresión auténtica de la persona.
Es un término de Psicología estudiado por diversos expertos en el área, sin
embargo, se utiliza en el habla cotidiana para referirse, de un modo general,
al valor que una persona se da a sí misma.
Esto incluye una cantidad prácticamente infinita de conceptos que podrían
estar incluidos en esta "imagen" sobre nosotros mismos, ya que cada idea

71
puede albergar en su interior muchas otras, creando sistemas de categorías
que están unos dentro de otros.

72

También podría gustarte