Está en la página 1de 10

C.

JUEZ QUINTO DE AMPARO EN MATERIA PENAL


DEL TERCER CIRCUITO PRINCIPAL 244/2020-IV

PRESENTE:

ABOGADO. JORGE ERNESTO PABLO JIMENEZ. Con el carácter reconocido en autos


como ABOGADO DEFENSOR DE LA QUEJOSA dentro de la CARPETA
ADMINISTRATRIVA 2091/2020, Y CARPETA DE INVESTIGACION 26022/2020 de
primera instancia en el término de tres días a que se refiere el artículo 114 último párrafo
de la Ley de Amparo, de conformidad con lo decretado por su Señoría en auto notificado el
09 de abril del 2020, a esta parte quejosa, comparezco a desahogar los requerimientos que
se me formularon, que consisten en lo siguiente:

PRIMERO. - SOLICITO ME TENGA IMPUGNANDO DESDE ESTE MOMENTO EL


INFORME JUSTIFICADO DE LAS AUTORIDADES RESPONSABLES QUE AQUÍ
MENCIONO.

Ahora, visto el comunicado registrado con folio 5395, de su contenido se advierte


que no existen las autoridades responsables señaladas como:

12443/2020 AGENTE DEL MINISTERIO PÚBLICO ADSCRITO A LA AGENCIA 14 DE CAUSAS


PENALES, ADSCRITO A LA FISCALÍA ESTATAL;

12445/2020 AGENTE DEL MINISTERIO PÚBLICO TITULAR DEL PRIMERO TURNO DE LA


FISCALÍA ESTATAL DE JALISCO UNIDAD DE INVESTIGACIÓN CON DETENIDO Y UNIDAD DE
INVESTIGACIÓN SIN DETENIDO;

12446/2020 AGENTE DEL MINISTERIO PÚBLICO TITULAR DEL SEGUNDO TURNO DE LA


FISCALÍA ESTATAL DE JALISCO DE LA UNIDAD DE INVESTIGACIÓN CON DETENIDO Y UNIDAD DE
INVESTIGACIÓN SIN DETENIDO;

12447/2020 AGENTE DEL MINISTERIO PÚBLICO TITULAR DEL TERCER TURNO DE LA


FISCALÍA ESTATAL DE JALISCO DE LA UNIDAD DE INVESTIGACIÓN CON DETENIDO Y UNIDAD DE
INVESTIGACIÓN SIN DETENIDO; y,

12449/2020 C. COMANDANTE DE LA POLICÍA INVESTIGADORA DEL ESTADO DE JALISCO CON


CLAVE OPERATIVA J-I.

En consecuencia, se ordena dar vista a la parte quejosa para que en el plazo de


tres días exprese lo que a su derecho convenga; en el entendido que de no hacer
manifestación alguna dentro del término otorgado, se hará efectivo el apercibimiento
decretado en el auto de admisión de la demanda, es decir, se tendrán como inexistentes las
autoridades señaladas en párrafos que anteceden.

Notifíquese en los términos indicados en el auto de dos de abril del año en curso.
SEGUNDO: Por lo que hace a la prevención señalada de la transcripción
señalamos como autoridad responsable de las 12443/2020, 12445/2020,
12446/2020, 12447/2020

RESPECTO A LO CONTENIDO EN EL oficio número 715/2020 el cual suscribe el


LICENCIADO RENE SALAZAR MONTES, en su carácter de director general jurídico de la
fiscalía estatal, en el cual expresa QUE NO SON CIERTOS los actos reclamados,

ASI COMO EL QUE REMITE EL LICENCIADO RENE SALAZAR MONTES, en su


carácter de director general jurídico de la fiscalía estatal, como es de costumbre ya en dicho
servidor público, dar respuesta por órdenes de sus superiores negando los actos pese a
que en resguardo del mismo la libertad de la quejosa se miró vulnerada y agraviada tanto
en su dignidad, asi como en su esfera jurídica e integridad corporal, Y NO OBSTANTE A
ESO, EL PERSONAL ENCARGADO DE LLENAR LAS ACTAS CORRESPONDIENTES
COLOCARON UNA RUBRICA LA CUAL NO ES LA DE LA QUEJOSA ASI COMO UN
DOMICILIO ALTERADO VARIANDO ASI LOS DOMICILIOS A FIN DE QUE EL MISMO
MINISTERIO PUBLICO LOGRARA ARGUMENTAR QUE LA QUEJOSA PRETENDE
SUSTRAERSE DE LA ACION DE LA JUSTICIA, POR LO CUAL CON ESE DOLO LA
QUEJOSA ESTA EN PRISION PREVENTIVA JUSTIFICADA, POR LO TANTO AL
ENCONTRARSE INCUBRIENDO LOS ACTOS COMETIDOS POR EL PERSONAL
OPERATIVO DE LA FISCALIA ESTATAL, Y LAS LESIONES QUE SUFRIO LA QUEJOSA
LAS ACREDITO CON EL PARTE MEDICO QUE OBRA EN EL EXPEDIENTE DE EL
CENTRO FEMENIL DE REINSERCION SOCIAL,

TERCERO.- POR LO CONSECUENTE, EN CUANTO A LAS AUTORIDADES


INEXISTENTES INCLUYENDO QUE MENCIONA QUE LA AUTORIDAD DE CLAVE
OPERATIVA J-1 NO EXISTE TENGAME SEÑALANDO AL LICENCIADO RENE
SALAZAR MONTES COMO LA AUTORIDAD RESPONSABLE EN CUANTO A LO QUE
CORRESPONDE A LA FISCALIA ESTATAL YA QUE DICHO FUNCIONARIO SOLO
PRETENDE QUE EL ORGANO TECNICO DE LA DEFENSA SEA LA RESPONSABLE
DE LA CARGA DE LA PRUEBA “DOLOSAMENTE REVICTIMIZANDO A MI
REPRESENTADA” EN TODO MOMENTO DE SU ACTUAR COMO RESPONSABLE.

YA QUE BAJO PROTESTA DE DECIR VERDAD, POR LA MANERA DESLEAL


VIOLATORIA DE DERECHOS HUMANOS, ACTOS DE TORTURA Y LAS ACCIONES
DENIGRANTES, QUE A LA QUEJOSA “SOLO POR EL HECHO DE SER MUJER” LA
FISCALIA ESTATAL “CUADRO” CON EL SIMPLE HECHO DE TRANSCRIBIR UN
DOMICILIO AJENO A LA QUEJOSA, LA AUTORIDAD JUDICIAL ORDENO PRISION
PREVENTIVA OFISIOSA JUSTIFICADA POR UN AÑO, PESE A LAS TORTURAS QUE
LA QUEJOSA SUFRIO EN SEDE MINISTERIAL COMO LO FUE “COLOCAR UNA BOLZA
EN SU CABEZA MIENTRAS LE GOLPEARON”, no fue considerada, ni se consideraron los
actos ventajosos que la policía investigadora cometio contra la quejosa,

Sirve de apoyo a lo expuesto, las tesis de jurisprudencia siguientes:


"Novena Época
"Registro digital: 164640
"Instancia: Primera Sala
"Jurisprudencia
"Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
"Tomo XXXI, mayo de 2010
"Materia(s): Constitucional, Penal
"Tesis: 1a./J. 121/2009
"Página: 36

"AMPARO DIRECTO. PROCEDE QUE EN ÉL SE ANALICEN COMO VIOLACIONES AL PROCEDIMIENTO


LAS COMETIDAS EN LA AVERIGUACIÓN PREVIA, CUANDO AFECTEN LAS GARANTÍAS CONTENIDAS
EN LOS ARTÍCULOS 14 Y 20 DE LA CONSTITUCIÓN GENERAL DE LA REPÚBLICA, EN TÉRMINOS
DEL ARTÍCULO 160, FRACCIÓN XVII, DE LA LEY DE AMPARO.-Acorde con las reformas al artículo
20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, publicadas en el Diario Oficial de la
Federación el 3 de septiembre de 1993 y el 3 de julio de 1996, además de ampliar el espectro de la
garantía de defensa adecuada que debe operar en todo proceso penal, el Poder Reformador
determinó que las garantías contenidas en las fracciones I, V, VII y IX de dicho precepto también se
observarían durante la averiguación previa. Por tanto, para efectos de las garantías contenidas en
el referido numeral, el juicio de orden penal incluye tanto la fase jurisdiccional (ante el Juez) como
la previa (ante el Ministerio Público); de ahí que algunas de las garantías antes reservadas para la
etapa jurisdiccional, ahora deben observarse en la averiguación previa. En ese sentido, se concluye
que es procedente que en el amparo directo se analicen como violaciones al procedimiento las
cometidas en la averiguación previa, cuando afecten las garantías contenidas en los
artículos 14 y 20 constitucionales, en términos del artículo 160, fracción XVII, de la Ley de Amparo,
que establece como violaciones procesales los casos análogos precisados por la Suprema Corte de
Justicia de la Nación o por los Tribunales Colegiados de Circuito. Así, en tales supuestos pueden
ubicarse las violaciones a las garantías observables en la averiguación previa, consistentes en la
obtención de pruebas ilícitas, la negativa para facilitar los datos solicitados por la defensa y que
consten en el proceso, así como la transgresión a la garantía de defensa adecuada, violaciones que
no ameritarían la reposición del procedimiento sino la invalidez de la declaración obtenida en su
perjuicio o de la prueba recabada ilegalmente, en atención a que su estudio necesariamente
implicaría la interpretación directa de preceptos constitucionales; toda vez que el indicado artículo
160 tiene como finalidad reparar en el amparo directo las violaciones a las garantías individuales."

Décima Época
"Registro digital: 2004134
"Instancia: Primera Sala
"Jurisprudencia
"Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
"Libro XXII, Tomo 1, julio de 2013
"Materia(s): Constitucional, Común
"Tesis: 1a./J. 45/2013

(10a.)"Página: 529

"VIOLACIONES COMETIDAS EN LA DETENCIÓN DEL INCULPADO CON MOTIVO DE LA EXCEPCIÓN


PREVISTA EN EL ARTÍCULO 16 CONSTITUCIONAL (FLAGRANCIA O CASO URGENTE). ES FACTIBLE
SU ANÁLISIS EN AMPARO DIRECTO CUANDO NO HAYAN SIDO ANALIZADAS PREVIAMENTE EN
AMPARO INDIRECTO. Esta Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la
jurisprudencia 1a./J. 121/2009, sostuvo que en el amparo directo procede analizar como violaciones al
procedimiento las cometidas en la averiguación previa cuando afecten los derechos fundamentales contenidos
en los artículos 14 y 20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, lo cual no debe
interpretarse limitativamente, en la medida en que la protección del derecho humano al debido proceso la
conforman sistemáticamente diversos numerales constitucionales, esto es, el respeto a este derecho se vincula
con la observación de los parámetros que la Constitución establece para todas las etapas procedimentales. En
ese sentido, el catálogo de derechos del detenido, previsto en el artículo 20, apartado A, fracciones I, V, VII y
IX, constitucional, en su texto anterior a la reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de junio
de 2008, se extiende a todos aquellos actos o diligencias realizados desde la averiguación previa, lo que permite
ubicar posibles violaciones en cualquier diligencia de esta etapa. Ahora bien, el artículo 16 de la Carta
Magna establece algunas excepciones que implican la restricción a aquellos derechos, entre las cuales se
encuentra la privación de la libertad personal, específicamente en las detenciones por flagrancia o caso urgente,
derivadas de la existencia de elementos que permiten atribuir a una persona su probable responsabilidad en la
comisión de un hecho calificado como delito por las leyes penales; sin embargo, para que dicha excepción sea
constitucionalmente válida deben satisfacerse ciertas condiciones de legalidad, lo que implica que el órgano de
control constitucional tiene la obligación de verificar si la detención prolongada por la policía sin poner al detenido
a disposición inmediata de la autoridad ministerial o sin cumplir los requisitos constitucionales que justifican la
excepción por la flagrancia o el caso urgente, generó elementos de prueba que incumplen con los requisitos de
formalidad constitucional que deban declararse ilícitos, o si las diligencias correspondientes se realizaron en
condiciones que no permitieron al inculpado ejercer su derecho de defensa adecuada. En esas condiciones,
procede analizar en el juicio de amparo directo, en términos del artículo 160, fracción XVII, de la ley de la
materia, las violaciones cometidas con motivo de la excepción prevista en el artículo
16 constitucional (flagrancia o caso urgente), que justifican la detención de una persona como probable
responsable de la comisión de un delito, pues podrían constituir una transgresión al derecho humano al debido
proceso, conforme al cual es necesario el respeto a las formalidades esenciales del procedimiento, a la licitud
de las pruebas y al ejercicio de defensa adecuada a que se refieren los artículos 14 y 20 constitucionales, lo
que estará condicionado a que no hayan sido analizadas previamente en amparo indirecto."

Las mencionadas jurisprudencias 1a./J. 10/2016 (10a.) y 1a./J. 11/2016 (10a.), de la Primera Sala
de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, son de títulos, subtítulos y textos:

"Décima Época
"Registro digital: 2011521
"Instancia: Primera Sala
"Jurisprudencia
"Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
"Libro 29, Tomo II, abril de 2016
"Materia(s): Común, Penal
"Tesis: 1a./J. 10/2016 (1a.)
"Página: 894

"«y Semanario Judicial de la Federación del viernes 29 de abril de 2016 a las 10:29 horas»

"ACTOS DE TORTURA. LA OMISIÓN DEL JUEZ PENAL DE INSTANCIA DE INVESTIGAR LOS


DENUNCIADOS POR EL IMPUTADO, CONSTITUYE UNA VIOLACIÓN A LAS LEYES DEL PROCEDIMIENTO
QUE TRASCIENDE A SU DEFENSA Y AMERITA LA REPOSICIÓN DE ÉSTE. Si los gobernados,
constitucional y convencionalmente tienen el derecho fundamental a que el Estado investigue las
violaciones a sus derechos humanos, en específico, el derecho a no ser objeto de tortura, la
autoridad judicial, como parte integral del Estado Mexicano, ante la denuncia de que un gobernado
ha sido víctima de aquélla, tiene la obligación de investigarla; lo que se constituye en una formalidad
esencial del procedimiento, al incidir sobre las efectivas posibilidades de defensa de los gobernados
previo al correspondiente acto de autoridad privativo de sus derechos. Ello, porque al ser la tortura
una violación a los derechos humanos de la que pueden obtenerse datos o elementos de prueba
que con posterioridad se utilicen para sustentar una imputación de carácter penal contra la presunta
víctima de la tortura, se advierte una relación entre la violación a derechos humanos y el debido
proceso; lo cual implica que, luego de realizarse la investigación necesaria para determinar si se
actualizó o no la tortura, de obtenerse un resultado positivo, la autoridad que tenga a cargo resolver
la situación jurídica de la víctima de violación a derechos humanos, estará obligada a realizar un
estudio escrupuloso de los elementos en que se sustenta la imputación al tenor de los parámetros
constitucionales fijados en relación con las reglas de exclusión de las pruebas ilícitas. Por tanto,
soslayar una denuncia de tortura, sin realizar la investigación correspondiente, coloca en estado de
indefensión a quien la alega, ya que la circunstancia de no verificar su dicho implica dejar de analizar
una eventual ilicitud de las pruebas con las que se dictará la sentencia. Así, la omisión de la autoridad
judicial de investigar una denuncia de tortura como violación a derechos fundamentales dentro del
proceso penal, constituye una violación a las leyes que rigen el procedimiento, que trasciende a las
defensas del quejoso, en términos de los artículos 173, fracción XXII, de la Ley de Amparo, 1o.,
párrafo tercero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como 1, 6, 8 y 10
de la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura y, consecuentemente, debe
ordenarse la reposición del procedimiento de primera instancia para realizar la investigación
correspondiente y analizar la denuncia de tortura, únicamente desde el punto de vista de violación
de derechos humanos dentro del proceso penal, a efecto de corroborar si existió o no dicha
transgresión para los efectos probatorios correspondientes al dictar la sentencia."

"Décima Época
"Registro digital: 2011522
"Instancia: Primera Sala
"Jurisprudencia
"Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
"Libro 29, Tomo II, abril de 2016
"Materia(s): Común, Penal
"Tesis: 1a./J. 11/2016 (10a.)
"Página: 896

"«y Semanario Judicial de la Federación del viernes 29 de abril de 2016 a las 10:29 horas»

"ACTOS DE TORTURA. LA REPOSICIÓN DEL PROCEDIMIENTO, CON MOTIVO DE LA VIOLACIÓN A LAS LEYES
QUE LO RIGEN POR LA OMISIÓN DE INVESTIGAR LOS DENUNCIADOS POR EL IMPUTADO, DEBE ORDENARSE
A PARTIR DE LA DILIGENCIA INMEDIATA ANTERIOR AL AUTO DE CIERRE DE INSTRUCCIÓN. La violación al
debido proceso, derivada de la omisión de investigar la existencia de actos de tortura, con motivo de una
denuncia o la existencia de indicios concordantes para suponer bajo un parámetro de probabilidad razonable
de que la violación a derechos humanos aconteció, da lugar a que la vía de reparación óptima sea ordenar la
reposición del procedimiento con la finalidad de realizar la investigación respectiva. Lo anterior, porque sólo
será posible determinar el impacto de la tortura en el proceso penal, una vez que ésta se acredite, como
resultado de una investigación exhaustiva y diligente. Así, la reposición del procedimiento tiene como
justificación que se investiguen los actos de tortura alegados para verificar su existencia, y no por la
actualización de alguna otra violación concreta y constatada al derecho de defensa del imputado; por tanto,
no existe razón para que se afecte todo lo desahogado en el proceso, pues en caso de que la existencia de
actos de tortura no se constate con la investigación, las correspondientes actuaciones y diligencias subsistirán
íntegramente en sus términos; y para el caso de que se acredite su existencia, los efectos únicamente
trascenderán en relación con el material probatorio que en su caso será objeto de exclusión al dictar la
sentencia; de ahí que la reposición del procedimiento deberá realizarse hasta la diligencia inmediata anterior
al auto de cierre de instrucción, tratándose del sistema penal tradicional."

Décima Época
"Registro digital: 2003545
"Instancia: Primera Sala
"Tesis aislada
"Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
"Libro XX, Tomo 1, mayo de 2013
"Materia(s): Constitucional, Penal
"Tesis: 1a. CLXXV/2013 (10a.)
"Página: 535

"DERECHO FUNDAMENTAL DEL DETENIDO A SER PUESTO A DISPOSICIÓN INMEDIATA ANTE EL


MINISTERIO PÚBLICO. ELEMENTOS QUE DEBEN SER TOMADOS EN CUENTA POR EL JUZGADOR A
FIN DE DETERMINAR UNA DILACIÓN INDEBIDA EN LA PUESTA A DISPOSICIÓN. El derecho
fundamental del detenido a ser puesto a disposición inmediata ante el Ministerio Público, se
encuentra consagrado en el artículo 16, quinto párrafo, de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, al momento en que señala que cualquier persona puede detener al indiciado en
el momento en que esté cometiendo un delito o inmediatamente después de haberlo cometido,
poniéndolo sin demora a disposición de la autoridad más cercana y ésta con la misma prontitud, a
la del Ministerio Público. Asimismo, dicha disposición señala que debe existir un registro inmediato
de la detención. A juicio de esta Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es
necesario señalar, en primer término, que el análisis en esta materia debe partir de la imposibilidad
de establecer reglas temporales específicas. Por el contrario, resulta necesario determinar, caso por
caso, si se ha producido o no una vulneración del derecho reconocido a la persona detenida. Así las
cosas, se está ante una dilación indebida en la puesta a disposición inmediata del detenido ante el
Ministerio Público cuando, no existiendo motivos razonables que imposibiliten la puesta a
disposición inmediata, la persona continúe a disposición de sus aprehensores y no sea entregada a
la autoridad que sea competente para definir su situación jurídica. Tales motivos razonables
únicamente pueden tener como origen impedimentos fácticos reales, comprobables y lícitos.
Además, estos motivos deben ser compatibles con las facultades estrictamente concedidas a las
autoridades. Lo anterior implica que los agentes de policía no pueden retener a una persona por
más tiempo del estrictamente necesario para trasladarla ante el Ministerio Público, a fin de ponerlo
a disposición, donde deben desarrollarse las diligencias de investigación pertinentes e inmediatas,
que permitan definir su situación jurídica -de la cual depende su restricción temporal de la libertad
personal-. La policía no puede simplemente retener a un individuo con la finalidad de obtener su
confesión o información relacionada con la investigación que realiza, para inculparlo a él o a otras
personas. Este mandato es la mayor garantía de los individuos en contra de aquellas acciones de la
policía que se encuentran fuera de los cauces legales y que están destinadas a presionar o a influir
en el detenido, en un contexto que le resulta totalmente adverso. En esta lógica, el órgano judicial
de control deberá realizar un examen estricto de las circunstancias que acompañan al caso,
desechando cualquier justificación que pueda estar basada en una supuesta búsqueda de la verdad
o en la debida integración del material probatorio y, más aún, aquellas que resultan inadmisibles a
los valores subyacentes en un sistema democrático, como serían la presión física o psicológica al
detenido a fin de que acepte su responsabilidad o la manipulación de las circunstancias y hechos
objeto de la investigación, entre otras."
LA QUEJOSA LE MENCIONO EN AUDIENCIA AL JUEZ 14 DE CONTROL Y JUICIO ORAL, que fue
torturada, y en ese supuesto cuando tenga datos de la misma, surge para éstas la obligación de
ordenar la realización de las diligencias que considere necesarias para encontrar, por lo menos,
indicios sobre los actos de tortura; como ejemplo señala, el desahogo de la prueba pericial en
psicología conforme al "Protocolo de Estambul", que es acorde con el "Manual para la investigación
y documentación eficaces de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes",
como herramienta normativa en la que, de manera exhaustiva y eficaz, se establecen los criterios y
directrices necesarios para la detección, en su caso, de los signos o evidencias de tortura física y/o
psicológica.

En esta vertiente -dice-, corresponde a las autoridades judiciales garantizar los derechos del
detenido, lo que implica la obtención y el aseguramiento de toda prueba que pueda acreditar los
actos de tortura alegados. De ahí que el Estado debe garantizar la independencia del personal
médico y de salud encargado de examinar y prestar asistencia a los detenidos, de forma que
puedan practicar libremente las evaluaciones médicas necesarias, respetando las normas
establecidas en la práctica de su profesión.

Así, el ordenar el desahogo de cualquier probanza necesaria para el esclarecimiento de los hechos,
es para que la misma tenga efecto dentro del propio proceso penal y pueda valorarse al dictarse la
sentencia definitiva, a efecto de determinar si debe o no darse valor convictico a los medios de
prueba obtenidos directamente a través de la tortura.

La Sala precisa que las dos investigaciones de una denuncia de tortura son autónomas entre sí, lo
que significa que no es necesario que se tenga por acreditada como delito, para que se justifique
como violación de derechos humanos dentro de la tramitación de un proceso, a fin de suprimir
cualquier medio de prueba obtenido ilícitamente. (11)

Dicha vulneración -expone la Sala- a derechos humanos, en caso de acreditarse intraprocesalmente,


genera una violación a las formalidades esenciales del procedimiento en materia penal, de
conformidad con la fracción I del artículo 170 de la Ley de Amparo,(12) que señala la procedencia
del juicio de amparo directo, en relación con el numeral 173 de la misma ley, que establece que en
los juicios del orden penal, se consideran violadas las leyes del procedimiento con trascendencia a
las defensas de los quejosos, entre otros casos, cuando:

"VIII. No se respete al imputado el derecho a declarar o guardar silencio, la declaración del


imputado se obtenga mediante incomunicación, intimidación, tortura o sin presencia de su
defensor, o cuando el ejercicio del derecho a guardar silencio se utilice en su perjuicio;"

Por tanto, en dicho supuesto, la Primera Sala estableció que la autoridad judicial está en condiciones
de realizar un escrutinio estricto de valoración probatoria para determinar la aplicación de las reglas
de exclusión de aquellas que tengan el carácter de ilícitas por la relación que tienen con los actos de
tortura.

asi pues soslayar una denuncia de tortura, sin que se realice la investigación correspondiente,
ubica necesariamente en estado de indefensión a quien la alega, ya que al no verificar su dicho,
se deja de analizar una eventual ilicitud de las pruebas con las que se dictará la prisión preventiva
justificada que de manera violatoria y contraria a los derechos de la quejosa se encuentra en
PENA CORPORAL, ASI PUES HIZO REFERENCIA LA QUEJOSA QUE TIENE 2 HIJOS MENORES DE EDAD,
Y NO SE ESTA CONSIDERANDO PARA NADA EL “TRATADO DE BELEM DO PARA” EN BENEFICIO DE
LA MISMA

la denuncia de violación de derechos humanos por actos de tortura, que ameritan su


investigación en las dos vertientes señaladas, la consecuencia de ésta será la reposición del
procedimiento, a fin de que se lleve a cabo la investigación respectiva; siendo que la citada
reposición deberá realizarse hasta la diligencia inmediata anterior al auto de cierre de
instrucción, tratándose del sistema procesal tradicional; ello con el fin de salvaguardar el
punto en tensión que se genera respecto del derecho fundamental a una pronta y expedita
impartición de justicia, previsto en el artículo 17 constitucional
y el derecho fundamental de los inculpados a no ser objeto de tortura, y los
correspondientes derechos fundamentales de las víctimas u ofendidos de los delitos.
Dicha omisión de la autoridad judicial de investigarla, constituye una violación a las leyes que rigen
el procedimiento, con trascendencia a las defensas de los quejosos, en términos de la fracción
XXII del artículo 173 de la Ley de Amparo.(13)

De lo contrario, dijo la Sala, ante la insuficiencia de indicios que le permitan a la autoridad judicial
determinar si aconteció o no la comisión de actos de tortura contra el procesado, entonces deberá
realizarse la investigación en el propio proceso penal de manera que permita obtener una respuesta
a esa interrogante.

Es en este punto de análisis en que se ubica la violación a las formalidades esenciales del
procedimiento que dejan sin defensa al procesado, cuando se omite realizar la investigación
referida.

CUARTO. - EN ESE SUPUESTO A USTED SEÑOR JUEZ DE DISTRITO, LE


SOLICITO SABEMOS BIEN QUE LA POLICIA INVESTIGADORA NO TRABAJA SIN UN
ORDEN JERARQUICO Y POR ESO SE SEÑALO AL COMANDANTE O JEFE DE GRUPO
O DIRECTOR SEA QUIEN SFUESE EL SERVIDOR PUBLICO QUE OSTENTE LA CLAVE
OPERATIVA J-1, en este agravio que REMITE EL LICENCIADO RENE SALAZAR
MONTES, se encuentra protegiendo de los actuares arbitrarios cometidos por todo el
personal al negar los actos reclamados

QUINTO. - SOLICITO A lo contrario en la carpeta de investigación SE APRECIA A LAS


ACTAS DE INGRESO DE LA QUEJOSA, DONDE LA POLICIA INVESTIGADORA,
AGREDIO Y QUE TAMBIEN VIOLANDO LOS DERECHOS DE LA QUEJOSA
COLOCARON UNA FIRMA LA CUAL NO ES DE LA QUEJOSA Y ASI MISMO SUFRIENDO
TORTURAS EN SEDE MINISTERIAL Y EL LICENCIADO RENE SALAZAR MONTES AL
NEGAR DICHOS ACTOS ESTA INCUBRIENDO A TODA SU DEPENDENCIA POR LO
ANTES MENCIONADO LO SEÑALO A EL COMO AUTORIDAD RESPONSABLE.

SEXTO. - COMANDANTE DE SECTOR DE LA POLICIA MUNICIPAL DE ZAPOPAN


JALISCO, C. CARLOS MANUEL FLORES AMESCUA. EN CUANTO AL OFICIO 0501/145-
A/2020, LA RESPONSABLE pretende dar cumplimiento al recurso procesal, dando una
fecha en la cual no tiene relación una FALTA ADMINSTRATIVA COMETIDA en inicio de
año, y no está contestando a su señoría lo ordenado de los actos a lo que sucedió el día 27
de marzo del 2020, de esta manera la responsable abuza de la buena fe de este honorable
tribunal.

Hago mención que la autoridad responsable COMANDANTE DE SECTOR. CARLOS MANUEL


FLORES AMESCUA, perteneciente a la policía de Zapopan, presento una entrevista a los medios
de comunicación misma que fue el C. JUAN LEVARIO, reportero de EL DIARIO NTR PERIODISMO
CRITICO, donde el medio informativo transcribe lo siguiente.

Entrevista en la cual la responsable refiere, es quien dirigió el operativo de la supuesta


detención en flagrancia la cual EN EL INFORME DE LA MISMA AUTORIDAD MENCIONA
QUE NO PARTICIPA EN LA DETENCION DE LA QUEJOSA, A LO QUE LE SOLICITO
MESEA RECIBIDA COMO PRUEBA, ASI MICMO ANEXO LA LIGA DE INTERNET.

Una persecución culminó con un choque y la detención de dos hombres y una mujer
señalados de participar en el robo de un vehículo de plataforma en Zapopan. Policías les
aseguraron un arma de fuego tipo escuadra.

El operativo comenzó en la zona de Ciudad Bugambilias y tuvo la participación del


helicóptero Halcón de la Comisaría General de Seguridad Pública de Zapopan, culminando
con el choque del automóvil Nissan Versa contra un árbol en la calle Vicente Guerrero casi
esquina con avenida Prolongación López Mateos Sur, en la colonia Agua Blanca, minutos
antes de las 8 horas.
La mujer tenía una edad de 26 años y los dos varones 26 y 23 años. El comandante del
sector Carlos Manuel Flores Amezcua relató que el chofer de la plataforma Uber pidió ayuda
a la policía luego de ser despojado del vehículo por los tres pasajeros.

Las personas acusadas del robo habían solicitado el servicio de traslado a través de la
plataforma electrónica en la colonia Gustavo Díaz Ordaz y se llevaron el automóvil cuando
llegaron a la colonia Miguel de la Madrid, por el cruce de las calles Gardenias y Miguel de la
Madrid, donde bajaron al conductor.

Ninguna persona resultó lesionada ni hubo intercambio de disparos. Quedaron a disposición


del Ministerio Público para investigar el robo y la posible relación de los detenidos con otros
delitos.

https://ntrguadalajara.com/post.php?id_nota=146037

por lo mencionado es abuzando de la buena fe de su señoría que la autoridad


responsable CARLOS MANUEL FLORES AMESCUA pretende eximirse de los
agravios y violaciones tanto personales, físicas como de derechos humanos
cometidas en contra de la quejosa, toda vez que siendo comandante de sector y
como el mismo menciono a los medios LA AUTORIDAD RESPONSABLE TUBO
AMPLIO CONOCIMIENTO Y BASTO DE TODO LO ACTUADO DESDE EL
MENCIONADO REPORTE QUE NO COINCIDE CON LA CARPETA DE
INVESTIGACION “NI LOS CRUCES NI LAS CALLES”
para corroborar esta versión solicito se me tenga ofertando como prueba la
testimonial de los imputados que se encuentran dentro de las mismas
carpetas de investigación en el juicio penal, a fin de que señalen que no
conocen a mi representada y que no sucedieron los hechos como lo afirma el
ministerio público y de igual forma, ellos presenciaron la tortura que se
practicó sobre la integridad corporal de mi representada.

Por lo anterior a usted C. Juez, Atentamente solicito:

PRIMERO. - Se tenga por desahogada la vista que se me mando dar y por aclaradas
suficientemente las cuestiones a que alude el presente escrito.

SEGUNDO. – Se habilite al actuario judicial a su digno cargo a fin de que se apersone en


el reclusorio femenil de reinserción social a fin de que la quejosa ratifique todo lo actuado
en el presente juicio,

TERCERO. - En su oportunidad se provea lo conducente para el desahogo de la prueba


testimonial ofrecida.

CUARTO. - Se me autorice, la notificación ya sea por el usuario JORGEMIX, o al correo


jorgemix132@gmail.com, lo aquí solicitado toda vez que siguiendo las indicaciones por la
contingencia de covid-19, no puedo trasladarme de mi sede en CIUDAD GUZMAN, a la
sede judicial.

A T E N T A M E N T E.-
“POR LA JUSTICIA”

ZAPOPAN JALISCO A 13 DE ABRIL DEL AÑO 2020.


ABOGADO. JORGE ERNESTO PABLO JIMENEZ.