Está en la página 1de 5

Cómo hacer un huipil

En Centroamérica y México llamamos “huipil” (palabra náhuatl) a las blusas (o


vestidos) generalmente cuadrados y decorados con bordado.  Quienes siguen mi
Gineceo habrán visto que este año, la moda aquí es hacer huipiles. Hoy quiero compartir
con ustedes cómo cortar y coser –no hablaré aquí sobre bordar– una prenda de este tipo.

Primer huipil elaborado en mi Gineceo en el 2018

(1) Comprar la tela. Uso 1 1/2 yardas de manta o lino para un huipil talla M. El ancho
de la tela normalmente da para el ancho de mi blusa (busto y caderas). La yarda y media
es el largo que tendrá cubriendo frente y espalda.

Si usted no es M, al comprar la tela mida la altura de la blusa, es decir, desde el hombro


hasta la cintura o la cadera (y multiplique por dos) para calcular cuánta tela necesitará.
(2) Lavar la tela. Siempre lavo y plancho la tela antes de seguir. Los algodones
usualmente encogen.

(3) Cortar el huipil. Es ideal, para este paso crucial, usar una blusa cuadrada como
referencia, doblarla por mitad, colocarla sobre la tela doblada en cuatro; luego cortar
dejando un par de centimetros adicionales por lado para las costuras.

(4) Ajustar el cuello. La abertura del cuello es otro elemento fundamental de esta
hechura tan sencilla. No debe ser muy amplia (pues se desajusta en los hombres) ni muy
pequeña (pues cuesta meter el huipil por la cabeza). Suelo ahondar un poco la apertura
del cuello por el frente, para que la blusa quede más alta de la parte de atrás.

En este punto aconsejo cortar, mientras la tela está doblada en cuatro, una apertura
circular pequeña; probar a meterla por la cabeza y, si no cabe, cortarle un poco más.

(5) Coser el escote. Lo primero que coso es el escote para asegurarme de que no se
deforme. He usado dos métodos para este paso: la tira de vuelta (facing) y el ruedo.
Recientemente he aprendido de mi madre a hacer un ruedo pequeño para coser la
abertura del cuello. Este método resulta práctico y relativamente fácil. Es ideal para
escotes redondos, no para escotes en V. Primero pongo alfileres, luego hilvano o hago
puntada de ruedo.

Antes de eso terminaba mis escotes con tira de vuelta (así le llama mi madre a esta
técnica; he buscado en internet y no sé cómo se llama en otras partes). En la foto de
abajo se vé como termino el escote con hilván para apacharlo.

Les dejo un enlace a un tutorial en inglés, con excelentes fotos, para que vean cómo
coser el cuello con tira de vuelta.
 

(6) Sorjetar toda la blusa. En este país, “sorjetar” significa hacer puntada de zigzag
alrededor de toda la prenda antes de coserla, para evitar que la tela se deshilache. Así,
pues, en este paso sorjeto todo el rededor del rectángulo para poder bordar a gusto el
huipil.

(7) Coser los lados. Una vez he decorado el huipil (lo cual toma varios días o semanas),
uso la puntada recta de la máquina de coser para coser los costados de la blusa. Antes de
eso me pruebo el huipil y determino cuánto dejaré sin coser a los lados para los brazos.
(8) Terminar la blusa. Hacer el ruedo de las mangas y de la parte de abajo. ¡Y está listo
su huipil!

¿Tiene sugerencias o preguntas? Gracias por dejarlas en los comentarios.

También podría gustarte