Está en la página 1de 101

Desprogramación

Neuroemocional
de las
Enfermedades

MODULO 1
Terapeuta: Lic. Alicia Manavella
2
INDICE

Prólogo 8

Principios generales 9

La biología total, una gran síntesis 10

Los tres pisos de la biología humana 14

¿Cómo es que un conflicto psicológico se transforma en conflicto


biológico? 16

Cuando un conflicto psicológico se transforma en biológico.


Resumen de la cadena biológica del proceso de la enfermedad 17

Muerte por inadvertencia 18

Muerte por agotamiento 19

El sistema neurovegetativo 20

DHS y Foco de Hamer 22

Las cinco grandes leyes biológicas 24

La ley férrea de Hamer 24

La ley de las dos fases de todas las enfermedades 26

Primera fase (simpaticotonía) 26

Segunda fase (vagotonía) 26

Punto E, la crisis epileptoide 27

La restitución o fase de reparación postcrisis epileptoide 27

La importancia de la vagotonía 29

El edema de curación 31

El sistema ontogenético de los tumores y equivalentes de cáncer 33

Las cuatro capas embrionarias 33

Capa endodérmica 33

Capa mesodérmica antigua 36

Capa mesodérmica nueva 37

Capa ectodérmica 37

El comportamiento de los tumores (o las cuatro teclas de la Biología) 37

3
El sistema ontogenético de los microbios 40

La ley de la Quintaesencia 42

La vivencia y la emoción 43

La noción de riel 44

El impacto de las creencias 45

Ejemplo de enfermedades, soluciones perfectas del cerebro y sus 46


respectivas vivencias

Historia de Joe, el cazador prehistórico 46

Ejemplo de la depresión de la joven 48

El cerebro automático y como se programa 50

La primera “a” 51

La mecánica funcional de los conflictos 52

Conflicto programante – desencadenante 52

Conflicto programante y más tarde conflicto


desencadenante 53

Un gran estrés que despierta todos los estreses 55

Otras maneras de generar conflictos 55

El conflicto auto – programante 55

Un conflicto que suspende otro 55

Conflicto vivido por el hijo para aliviar a alguno


(o ambos) padres (¡o ancestros!) 55

Conflicto en equilibrio 55

Conflicto reincidente 56

Conflictos secundarios 56

Conflictos por identificación 57

Conflictos de diagnóstico 57

Solución de los conflictos: solución práctica o de superación 58

Las cinco etapas del duelo de los conflictos 59

La psiquis y el cerebro orgánico 62

Conflicto de diagnóstico 63

Duda y certeza absoluta 70

4
El cerebro y el pensamiento 74

El pensamiento 74

¿Cómo administra el cerebro las informaciones sensitivas? 75

El pensamiento y los sentidos 75

Las leyes de la sugestión y de la auto – sugestión 76

Real, imaginario, simbólico y virtual 77

Los factores coercitivos de presión del medio 79

Tumores secundarios y metástasis 85

Vida y existencia 91

El infarto de miocardio 92

El conflicto de pérdida de territorio en la naturaleza 92

La experiencia efectuada por el Dr. Hamer 94

Ejemplos de prevención de infarto de miocardio 97

El hombre maduro que hace un mini – sincope 97


a las tres de la mañana

El joven director comercial, un sábado por la tarde 98


en un hotel

Observaciones fundamentales sobre la realidad del IDM 100

Bibliografía 101

5
6
ADVERTENCIA IMPORTANTE

LA DESPROGRAMACIÓN NEUROEMOCIONAL DE LAS ENFERMEDADES no


pretende reemplazar ningún sistema médico ni tratamiento, ni medicación, ni
diagnóstico, ni nada que pertenezca a la exclusiva competencia medica. Quienes
ejercemos este arte-ciencia no nos pretendemos médicos, somos terapeutas con
un cierto grado de competencia en esta disciplina que es COMPLEMENTARIA a
la medicina tradicional.

LA DESPROGRAMACIÓN NEUROEMOCIONAL DE LAS ENFERMEDADES


responde a leyes precisas de evolución espiritual, psíquica, cerebral y corporal.
Engloba la relación de las emociones con los tres últimos elementos, evitando
abarcar interpretaciones filosóficas y espirituales puesto que poco importa la
filosofía de cada individuo. Esos tres elementos (psique, cerebro biológico y
cuerpo) funcionarán perfectamente igual, independientemente de las
convicciones filosóficas, religiosas o espirituales.

LA DESPROGRAMACION NEUROEMOCIONAL DE LAS ENFERMEDADES no


contempla las relaciones químicas y físicas de la misma manera que lo hace
Medicina Tradicional por lo tanto, no está calificada para emitir un diagnostico, ni
ordenar un tratamiento o una medicación, ni dar el alta a un paciente o
internarlo. ESAS SON ATRIBUCIONES EXCLUSIVAS DE LOS MEDICOS
DIPLOMADOS.

El terapeuta en DESPROGRAMACION NEUROEMOCIONAL debe ser ético y


es el que recibe a un paciente que ha consultado a un médico, que tiene un
diagnostico y quien muy probablemente esté bajo tratamiento. También recibirá
a aquellas personas por quienes los médicos no pueden hacer nada. Puesto que
la DESPROGRAMACION DE ENFERMEDADES no es una actividad medica, se
deben respetar las leyes en vigencia y no dar materia a reprobación legal, ni
asumir zonas grises en las responsabilidades de cada profesión: EL MEDICO es
quien atiende la enfermedad del paciente, EL TERAPEUTA es quien decodifica
los programas biológicos que desembocaron en la enfermedad de ésta persona,
que no es su paciente sino SU CONSULTANTE.

7
PROLOGO

Mucha gente ha analizado las leyes del Dr. Hamer y no ha encontrado aún una
sola contradicción científicamente probable. Sin embargo existe una gran lucha
entre dos mundos que se creen opuestos cuando en realidad son
complementarios. Estas leyes son un descubrimiento y no una invención,
siempre han estado ahí, esperando que alguien las descubra. Son leyes
impuestas por la naturaleza y descubiertas por el Dr. Hamer.

Todas las enfermedades son activadas y creadas por el cerebro. La


enfermedad es una respuesta biológica de supervivencia.

El cerebro aprendió durante siglos a reaccionar a los ataques externos en todas


las especies vivientes de manera específica. ¡Esos ataques externos! pueden
provenir del entorno o desde nuestros propios pensamientos (que es también
nuestro entorno), siendo estos disparadores de múltiples emociones. Somos un
conjunto de energías perfectamente coordinadas: combinaciones químicas,
principios físicos, que consume un combustible, y que está gobernado por un
maravilloso computador central, binario, eléctrico, y al cual nada, absolutamente
nada de lo que sucede dentro de nuestro cuerpo escapa a su control y decisión.

¿El concepto de que las enfermedades se pueden desprogramar es aceptable


para todo el mundo? Es evidente que no.... Y la mayoría de las razones se
vinculan a las creencias del individuo. La razón de este escepticismo es la
incapacidad de comprender que una emoción es una “cosa”, algo material. La
gente lo ve más como una debilidad manifiesta, que en lo que en realidad es:
una e-moción es energía en movimiento.

A NIVEL ESPIRITUAL, LA TRANSMUTACIÓN DE LAS EMOCIONES


NEGATIVAS EN ENERGÍAS DE AMOR ES LA BASE DE LA EVOLUCIÓN DE
LA CONCIENCIA Y DEL ESPÍRITU.

A NIVEL MENTAL, LAS EMOCIONES SE ENCARGAN DE DEFINIR EL


COMPORTAMIENTO DE LAS PERSONAS FRENTE A LAS SITUACIONES
QUE ENFRENTA:

UNA EMOCIÓN DE “DUDA”. GENERARÁ UNA PARÁLISIS DE DECISIÓN.

UNA EMOCION DE “ACEPTACIÓN” PERMITIRÁ A UNA PERSONA SER MAS


EXTROVERTIDA QUE OTRA.

Las ideas y ejemplos presentados y traducidos en estos textos, se deben al


trabajo de múltiples investigadores: Dr. Ryke Geerd Hamer, Dr. Claude Sabbah,
Dr. Gérard Athias, Dr. Marc Fréchet, Dr. Christian Fléche, el Sr. Jacques Martel,
Dra. Anne Schützemberger, Francoise Dolto, Enrique Bouron, y muy
especialmente de mi profesora Olga Oddino, por citar a algunos de ellos.

8
PRINCIPIOS GENERALES

Cuando se observan las enfermedades desde una óptica biológica, se constata


que todas arrancan de un shock, un acontecimiento concreto', puntual en el
espacio y el tiempo.

Este acontecimiento entra a formar parte de la biología cuando el sujeto (se


convierte en objeto del azar, del destino, de los acontecimientos, de los demás,
etc.) no lo controla. Ejemplo: veo que pegan a mi hijo en el parque. Esto a través
de mis sentidos penetra en mi instantáneamente como una emoción y entra en
contacto con mi historia, la cual le dará un sentido, un sentido que se convertirá
en una sensación y una expresión biología: “¡Sera Idiota! ¡Es injusto!
¡Humillante! ¡Inconcebible! Etc.” Y, si no encuentro una solución satisfactoria
inmediata y no ¡expresó, esa emoción, ese sentimiento se convertirá en una
vivencia biología: “Es indigesta: estomago; asfixiante: pulmón; asquerosa: colon;
demoledora: riñón; etc.”

Un acontecimiento se transforma en una sensación, en un sentimiento.


Entra a través de los cinco sentidos y luego busca una salida. Es imposible de
identificar; sucede a nivel inconsciente, en el plano biológico: psique , cerebro,
cuerpo, energía. Puesto que cada célula del cuerpo está relacionada con un
grupo de neuronas cerebrales, las cuales están igualmente relacionadas con una
función biológica, la observación del cerebro nos permite conocer el tipo de
vivencia, herida emocional no expresada, y a que órgano afecta. Pero, sobre
todo, nos permite saber de qué tipo de enfermedad se trata, puesto que las
células afectadas nos dan información sobre la vivencia que hay que liberar para
curar.
De no ser así, el paciente permanecerá en un estado de estrés inconsciente
provocado por el acontecimiento que le ha sacudido, a veces, durante años, y
una parte de su ser, de su energía quedará monopolizada.

Tal como escribió Carl Gustav Jung: “Todo lo que no aflora a la conciencia
regresa en forma de destino”, de síntoma, de enfermedad, de accidente, de
fracaso, de mal; y por el contrario, todo lo que aflora, a la conciencia no
regresara nunca en forma de destino, fatalidad o enfermedad.

¿Qué es lo que la enfermedad consigue curar?

Jung dijo que no estamos aquí para curar nuestras enfermedades, sino que
la enfermedad aparece, para curarnos a nosotros.

Cuando hablamos de algo, ese algo expresa. Si no se expresa, se imprime.


En biología, todo lo que no expresa, se imprime.

9
LA BIOLOGÍA TOTAL: UNA GRAN SÍNTESIS.
Claude Sabbah hizo una síntesis de sus investigaciones, de sus observaciones
especialmente en la naturaleza y del aporte de varios descubrimientos de varios
otros investigadores, destacándose entre otras cosas:

1. - La Medicina Tradicional y Moderna, tanto occidental como oriental


(China, Ayurvédica, etc.).

2. - La Medicina Nueva del Dr. Hamer.

3. - La observación de las leves biológicas del mundo animal y vegetal.

4. - Los Cíelos Biológicos Celulares Memorizados de Marc Fréchet.

5. - La Programación Neuro-Lingüística (P.N.L.)

6. - La Dianética de Ron Hubbard - El poder del pensamiento en el cuerpo.


(Mini-Maxi Esquizofrenia). (Dianética (del griego: día, 'a través'; nous, 'razón, mente1)

7. - La Cébala hebraica.

8. - La Historia personal y familiar del individuo.

9. - Las influencias del medio, la educación, los usos y costumbres, etc.

10. - La Psicogenealogía, según Anne Ancelin Schutzenberger.

11. - La simbología.

10
Hemos oído decir varias veces que el cáncer es un comportamiento anárquico y
anormal en la biología. Y… ya partimos mal: pequeñas criaturas que somos nos
atrevemos a desafiar a la madre Naturaleza. Hay algo en ella que no es tan
sabia aparentemente. Podemos igualmente decir que efectivamente, creemos
que el cáncer es un comportamiento anárquico y anormal, es decir que no sigue
ninguna norma.

Imaginemos que nuestro cáncer de mama es ese comportamiento anárquico


que, a diferencia de otros cánceres como el de hueso,- hace masa en lugar de
cavar agujeros... porque sabemos que cuando el cáncer de glándulas mamarias
aparece es una bola de células extrañas, aunque su forma puede variar. Es lo
que le sucede a todas las mujeres que sufren ese problema, y a todas las que
sufrieron el problema a lo largo de millones de años: el tumor en este caso es una
masa, no como en el hueso donde siempre es un agujero. Al menos eso no es
anárquico.

Por supuesto, existe algo que parece anárquico y es ese sistema vascular que
alimenta el tumor, sistema que se conecta al sistema circulatorio ya existente por
un proceso conocido en medicina y en biología fundamental como angiogénesis
de los tumores. Es muy raro que un cuerpo absolutamente nocivo, extraño,
“anárquico y anormal”, tenga la facultad de crear su propio sistema vascular,
compuesto de nuestras células endoteliales totalmente normales y totalmente
idénticas a las de las paredes que componen todas las arterias y venas del
cuerpo. Teniendo en cuenta la cantidad de pasos precisos que se necesita
para fabricar un tejido de manera perfecta, es imposible que sea fruto de un
proceso “anárquico”. Y si es el tumor el que genera todo eso, entonces
debemos imaginar que los tumores son particularmente inteligentes y hábiles.

Pero así y todo, imaginemos que es fruto de una anarquía, de una gran
casualidad que se repite en el 100% de los casos y aceptemos que el tumor
anárquico es tan inteligente como para fabricarse una red vascular perfecta...
también tiene que ser lo suficientemente inteligente y preciso para que ninguna
de esas nuevas arterias y venas no sean atacadas por el tumor, porque en todo
tumor, que hace masa, ninguna de las células de los vasos sanguíneos; que lo
alimentan es cancerosa. Por supuesto, aquí también la medicina tradicional
parece hablar de una “casualidad”, que a pesar de reproducirse en el 100% de
los casos, no deja de ser, según ella, una “anarquía”, un comportamiento
anormal.

Ya tenemos entonces un cáncer que hace masa en el 100% de los millones de


casos que existieron; que genera una red sanguínea propia perfectamente
compatible con nuestro organismo en el 100% de los millones de casos que
existieron; red cuya estructura está compuesta por células a las que el tumor no
atacó nunca en los millones de casos que existieron. Esto no es un
comportamiento anárquico.

Pero imaginemos que, a pesar de todo, sí es un comportamiento anárquico


todavía a esta altura. Debe ser particularmente anormal que estas nuevas
células que forman el tumor de glándulas mamarias produzcan lo mismo que las

11
células normales de las glándulas mamarias, es decir, leche materna. y debe ser
anormal que si se analiza esta leche, su contenido alimenticio sea muy superior
al de la leche normal. ¿Cómo es posible que un tumor “maligno”‘ sea capaz de
cumplir la misma función que una célula sana, y encima, lo haga mejor?. Puesto
que no hay una razón APARENTE, debe tratarse de un comportamiento
anárquico. Por supuesto, aclaramos que se trata de un comportamiento
“anárquico” que se reproduce en el 100% de los casos de glándulas mamarias
que existen y de los millones que existieron, se trate de mujeres asiáticas,
americanas, europeas, africanas y también en todas las hembras mamíferas del
mundo animal a las que alcanza este mal.

Vayamos más lejos: sabemos que muchas mujeres con cáncer de mama hacen
luego una metástasis ósea. Veremos más adelante cómo se produce tal caso,
pero aquí sólo nos ocupa el proceso “anárquico y anormal” de nuestros tumores.
Imaginemos que estas células de comportamiento “anárquico” viajan por el
cuerpo por alguna puerta secreta, sin atacar a nadie en el camino y deciden
detenerse en los huesos para continuar allí el desarrollo “anárquico y anormal”
del cáncer. Y aquí sí deberíamos hablar de lo que sería un comportamiento
anárquico porque:

¿Cómo es posible que células que antes se multiplicaban para hacer masa
ahora adopten el comportamiento absolutamente opuesto, es-decir, cavar en el
hueso y eso en el 100% de los casos? Es perfectamente IMPOSIBLE porque la
mutación genética de la célula del seno que, en primera instancia, mutó esa
célula habitual sana y normal a su forma cancerosa, fijó un programa celular de
“HACER MASA” (Estos son datos del Dr. Hamer).

La Desprogramación Neuroemocional de las Enfermedades acota que esto ya es


un evento excepcional en términos de evaluación de biología molecular.
Corresponde a lo que en física de partículas se denomina un “evento” (en el
sentido de evento notable). La mutación es en principio fijo (billones de células
en millones de tumores mamarios en miles de años han mutado siempre de la
misma manera) y la célula mutada prosigue, siempre e indefectiblemente,
haciendo masa.

Entonces, concluir que la proliferación de células tumorales responde a


una anarquía demuestra científicamente que la medicina está todavía muy
lejos de comprender la majestad de la Naturaleza. Albert Einstein decía: “El
azar no existe: Dios no juega a los dados”.

La teoría científica oficial actual nos dice que las células anárquicas se despegan
de la masa de las mamas y circulan hacia otro órgano, en este caso el hueso.
Los primeros centros anticancerosos han sido creados hace unos cincuenta
años para estudiar la enfermedad “CÁNCER”. Cientos de miles de casos han
sido observados y referenciados, y ninguna observación ha podido establecer
que las células viajan desde un cáncer primitivo y de metástasis hacia otro
órgano y particularmente por vía arterial. Además de los centros cancerosos,
existen millones de casos registrados en hospitales y clínicas y con los medios

12
técnicos tan avanzados en la actualidad, se deberían haber encontrado miles de
pruebas para refrendar la teoría del viaje de las células cancerosas. No se pudo,
simplemente porque no es así como funciona.

En resumen, si esta teoría establece que las células migran desde un órgano
hacia otro... entonces ¿cómo es posible que cualquier tipo de cáncer de sangre,
no afecte ni “ataque” a otros órganos, teniendo en cuenta que la sangre llega e
irriga hasta la última célula.

Existen dos excepciones:

-El cáncer de placenta y

-El miedo a tener cánceres secundarios, que justamente desencadena el cáncer


secundario por una ley específica de la biología que veremos más adelante.

Es posible encontrar, por ejemplo, brotes de células mamarias en pleno tejido


óseo, pero su comportamiento no cambia: si originalmente hacían masa, en el
hueso también harán masa y no cavan que es el comportamiento celular que
identifica al cáncer de huesos. Como vemos las enfermedades no son los que
nos quieren hacer creer de ellas. Son solo apariencias de la realidad, pero la
realidad es otra.

Historia del extra-terrestre que nos observa desde la Luna:

En su puesto de investigación y con un telescopio de alta definición, el extra-


terrestre observaba con curiosidad lo que sucedía en la Tierra, para llenar el
informe correspondiente para sus superiores. Observó varios comportamientos y
hubo uno en particular que detalló así en el informe:

“He observado con qué frecuencia hay incendios destructores en las ciudades
de ese planeta. He observado que, en todos los casos, alrededor del incendio
siempre veía a unos seres vestidos de rojo. Puesto que no encontré a ninguno
de estos seres vestidos de rojo cuando no había fuego, llego a la conclusión
definitiva de que estos seres son los causantes de todos los incendios”.

13
LOS TRES PISOS DE LA BIOLOGÍA HUMANA.
Para el estudio de la Desprogramación Bioneuroemocional de las
Enfermedades, veremos al ser humano como un cohete de tres pisos:

Primer Piso: El Cuerpo Físico.

Compuesto de millares de células con diferentes órganos y sistemas. Cada


célula trabaja para sí misma y para todas las demás, para la supervivencia del
organismo.

Segundo Piso: El Cerebro.

Es el ejecutante. Es una supercomputadora con un lector de disco. El cerebro


ejecuta las operaciones espacio-temporales múltiples en un instante (pasado,
presente y futuro).

Recibe a cada instante millones de informaciones ya sea a nivel


biológico, sentimental, psicológico y espiritual, que integra,
analiza, compara y de las cuales obtiene, en una fracción de
segundo, el mejor programa biológico de supervivencia de ese
ser viviente para el instante siguiente. Esa es la primera ley de la
biología: TODO EN EL CEREBRO ESTÁ INTEGRADO Y
PROGRAMADO EN TÉRMINOS BIOLÓGICOS DE
SUPERVIVENCIA.

Es también Importante comprender que nuestro cerebro NO PUEDE controlar lo


que no forma parte de nuestro organismo. Solo puede actuar sobre todas y cada
una de las células de nuestro cuerpo.

El gran poder del cerebro radica en el hecho de que es un sistema holográmico


que maneja todos los hologramas del universo para que el individuo permanezca
con vida instante tras instante. EL CEREBRO NO SE EQUIVOCA NUNCA: da
siempre una evaluación biológica exacta.

Tercer Piso: El Pensamiento. -

El pensamiento guía al conjunto, para tomar el camino deseado. El pensamiento


evalúa, analiza y DA informaciones al cerebro para que este dé la orden y el
cuerpo la ejecute.

Para la biología, el pensamiento no es más importante que cualquier otro sentido


por el cual ingresan datos al cerebro, que es la central de control.

14
Ejemplo del ómnibus

Estoy por cruzar la avenida y estoy distraído. Un ómnibus se me viene encima,


cuando ya tengo un pie sobre la calle. ¡Es una situación extrema de
supervivencia biológica! Si no sucede algo en este mismo instante, voy a ser
atropellado, voy a morir. Instantáneamente, el pensamiento detecta el peligro.
Esta información entra en el cerebro. ¡VEO la masa del ómnibus y esta
información también ingresa en mi cerebro! ESCUCHO el ruido de los frenos y
los gritos de las personas que ven el drama. Esas tres informaciones ingresan en
el cerebro en un segundo e, instantáneamente, el cerebro analiza y sintetiza
todas las informaciones para sacar un programa de supervivencia: mandará a
los nervios motores y los músculos la orden de hacer un gesto de retroceso o de
saltar sea la respuesta lo que cree me salvara la vida.

Los tres pisos han funcionado en conjunto, pero quien dio la orden de ese gesto
fue el cerebro.

Es importante comprender que en ese instante el cerebro no envió un programa


especial a un hueso, o al estómago, ni de agitar la mano como si quisiéramos
saludar, o rascarse la nariz ya que todos esos programas serían ineficaces en
términos de supervivencia. Envió el gesto perfecto, el único que podía salvarme
la vida.
Es un programa especial, desacostumbrado, que me salva la vida. No aparece
cuando no lo necesito y, aun siendo inusual, a nadie se le ocurriría considerarlo
como un comportamiento enfermizo, o directamente como una enfermedad, sino
como un reflejo de supervivencia.

15
¿CÓMO ES QUE UN CONFLICTO PSICOLOGICO SE
TRANSFORMA EN CONFLICTO BIOLOGICO?
La enfermedad aparece sólo en el primer piso, es decir en el cuerpo físico.

Mientras el conflicto es psicológico, no estamos enfermos, aún nuestros órganos


funcionan normalmente...: estamos enfermos, cuando el conflicto se vuelve
biológico, es decir cuando es trascripto entre el cerebro y el cuerpo (o en el
mismo cerebro, teniendo en cuenta que es también un órgano del cuerpo).

Imaginemos que a Usted le anuncian que su mejor amigo está en terapia


intensiva a causa de un accidente de automóvil. Usted se preocupa, se inquieta,
pero no está enfermo. Por ahora sólo el tercer pisó, el del pensamiento, maneja
la información.

Nada sucedió en la biología, no está usted enfermo, no es más que un


conflicto psicológico.

¡La enfermedad es una traducción biológica del pensamiento!


Cuando el estrés del conflicto supera el nivel psicológico de tolerancia, cuando
se vuelve incompatible con la vida, el cerebro lo baja a la biología en un instante
integrando ese estrés, en TÉRMINOS BIOLÓGICOS DE CONFLICTO. Es decir
que pasamos de una situación de estrés psíquico a un estrés biológico celular, y
esto se hará transponiéndose exactamente a lo que para el cerebro representa
ese estrés en la biología. Instantáneamente, este fenómeno libera todo el resto
que a partir de allí puede funcionar normalmente, focalizando entonces el estrés
sobre algunas células, pero liberando las áreas de control de las otras y
cristalizando la enfermedad en una /zona específica del cuerpo.

Ejemplo:

Imaginemos que compramos una vieja casona polvorienta. Hay polvo por todos
lados. Es irrespirable e inhabitable. Como no nos queda otro remedio que
pernoctar allí porque ya entregamos nuestra antigua propiedad, llamamos a
todos nuestros familiares y amigos para que nos den una mano en la urgencia.
Entonces hacemos una gran limpieza y para descongestionar elegimos un
cuarto en el que vamos a poner polvo, papeles, residuos, algunos viejos
muebles que quedaron, de manera tal que el resto de la casa sea perfectamente
habitable.

Esto es exactamente lo que hace el cerebro, sacrificando un foco neuronal y el


órgano correspondiente controlado por ese foco en beneficio del conjunto que
ahora vuelve a ser completamente funcional.

POR LO TANTO, LA ENFERMEDAD ES UN FENÓMENO BIOLÓGICO QUE


OBEDECE A LEYES. ES LA SOLUCIÓN PERFECTA DEL CEREBRO
AUTOMÁTICO PARA RESOLVER EN EL CORTO PLAZO. UN PROBLEMA DE
SUPERVIVENCIA.

16
LA ENFERMEDAD PUEDE MOLESTARNOS, PERO EN LA BIOLOGÍA LA
ENFERMEDAD ES UNA VENTAJA ADICIONAL.

¿Cuando un conflicto psicológico se vuelve biológico? -

Dos posibilidades:

• Cuando se produce un sobre-estrés violento (shock, traumatismo, etc.).


• Cuando el nivel de tolerancia al estrés va decayendo por la repetición de
un conflicto psicológico muy agudo y permanente, (estrés crónico).

Exploremos estas dos posibilidades:

a. Cuando la persona es sometida a un estrés enorme que pone su vida en


peligro en un momento preciso, el cerebro analiza entonces la situación.
Si no aparece un reflejo para salvarle la vida, en ese instante preciso, la
posibilidad biológica de supervivencia es desbordada e inmediatamente
se produce una mutación en el cerebro y se establece un programa muy
preciso: La enfermedad puede programarse en un instante.

b. Cuando la persona está frente a un conflicto psicológico sobre-agudo


permanente o está en sobre-régimen, es decir (en estrés agotador
permanente (en simpatiacotonía permanente). Esa persona esta y se
queda conectada de manera constante a su conflicto. Esta es la manera
más frecuente en el ser humano.

Ejemplo:

Un gran Industrial que ve que su empresa corre el riesgo de irse a la quiebra y


por lo tanto de mandar a todos sus empleados al desempleo. Está en estrés,
buscando soluciones. Se queda en la oficina hasta las 20h, 21, 22 h. Cuando
llega a su casa, a las 23hs, casi no come, absorto en sus pensamientos, siempre
tratando de encontrar soluciones. En la noche, a las 3 de la mañana todavía
tiene los ojos abiertos, totalmente insomne. Aún estando en su cama, el está
siempre COMO SI estuviera en su oficina.

Está en su conflicto psicológico, agudo, permanente.

Con este ejemplo puede comprenderse también una de las leyes mayores de
la biología: “COMO SI = ES SI” para el cerebro.

Otro ejemplo:

Una mujer ve como su hijo es atropellado por un auto. El niño permanecerá en


coma, en reanimación. Ella vela por él día y noche. Y día y noche está en estrés,
en un conflicto psicológico agudo permanente y se agota.

17
En estado de estrés permanente, 100% de nuestro ser está bajo el dominio del
conflicto psicológico. 100% de nuestra energía es movilizada para administrar el
conflicto. Toda la psicología, mantiene al individuo bajo el gobierno del sistema
simpático, gran consumidor de energía. Puesto que no se pasa nunca a fase de
reposo, de relax, la persona comienza a agotarse y se dirige inexorablemente
por sobre-agotamiento o por inadvertencia o distracción hacia una muerte
segura, lo que no es una combinación ganadora de supervivencia para el
cerebro.

Resumen de la cadena biológica del proceso de la


enfermedad.
1. El acontecimiento exterior.
2. Se percibe con los cinco sentidos.
3. En el acto, aflora el recuerdo inconsciente de otro acontecimiento que
guarda alguna relación el acontecimiento reciente.
4. Entonces aparecen las convicciones.
5. Y estas provocan la vivencia.
6. Esta se transforma en un código biológico en el interior del cerebro,
donde existe un conjunto finito de compartimientos que se
corresponde con nuestra realidad biológica esto es, que, en definitiva,
este proceso desemboca…
7. En el cuerpo, que expresa el programa de adaptación.
8. En los casos en los que la intensidad dramática es muy fuerte el
programa biológico puede transmitirse también a través de los
gametos (óvulos y espermatozoides) y la criatura engendrada
demostrará una lealtad y fidelidad inconscientes a este código,
mediante sus enfermedades, su nombre, su trabajo, etc.

MUERTE POR INADVERTENCIA O DISTRACCIÓN:


Cuando vivimos un conflicto psíquico, preocupados (masticamos
permanentemente nuestro conflicto), no vemos lo que sucede a nuestro
alrededor. Nuestro alerta vital disminuye peligrosamente. Prisioneros de
nuestros pensamientos, no estamos en condiciones de conservar intactos
nuestros reflejos de supervivencia y podemos tener distracciones fatales.
¡Corremos el riesgo de ser atropellados por un auto o, en la naturaleza natural,
de hacernos devorar por un predador! El cerebro no tolera esa situación ya que
está programado en términos biológicos de supervivencia. PARA EL CEREBRO,
LO ÚNICO QUE CUENTA ES EL AHORA.

MUERTE POR AGOTAMIENTO:

Si no respetamos los tiempos biológicos de reposo, nuestro cerebro no tolera


ese estado (ya que no es compatible con sus términos biológicos de

18
supervivencia) y disparará un programa especial para hacer bajar el estrés:
la enfermedad.

Funciona con los seres humanos, con los animales y hasta con nuestro auto. Si
los sobre-exigimos por un largo rato sin darles descanso, por ejemplo, un caballo
caerá fulminado y el motor del auto se fundirá.

Hay que comprender que la enfermedad es un beneficio para la supervivencia.

Cuando el conflicto psicológico “baja” a la biología, ya no hay 100% de la


persona que está absorbida por su conflicto, su organismo no está 100%
“tomado” por el conflicto. Solo (y aproximadamente) 1% de su organismo está
ahora “tomado” por el conflicto, es decir la parte del cerebro que mutó y la parte
del cuerpo que expresa la enfermedad. Todo el resto del organismo puede
volver a funcionar normalmente. Solamente ese 1% sobre el que se va a
descargar el estrés estará afectado, aunque tener que soportar la enfermedad
sea desagradable para la persona. Aquí no estamos en la evaluación psíquica
del pensamiento humano, sino en la realidad de la biología.

A partir del momento en que el conflicto es biologizado (materializado en la


biología), nuestro pensamiento se libera. Vemos las cosas con más claridad y
tenemos más chances de encontrar una solución y de resolver el conflicto que
nos sumió en tal situación.

Ejemplo:
Si una mujer diestra tiene un cáncer en la mama Izquierda y le decimos: “Es
porque está preocupada por sus hijos”, ella responderá: “Lo sé”. Entonces,
aquello de lo que es consciente no programa. Tiene que tomar conciencia de la
parte inconsciente del conflicto que está inscripto en ella, es decir del 1% que ha
sido bajado a la biología para darle el tiempo para encontrar la solución.

TODO AQUELLO QUE TOMAMOS EN CONCIENCIA NO PROGRAMA


Y, SOBRE TODO, TODO AQUELLO DE LO QUE TOMAMOS
CONCIENCIA DESPROGRAMA Y/O DA LA POSIBILIDAD DE
DESPROGRAMAR.

CLAUDE SABBAH

19
EL SISTEMA NEUROVEGETATIVO

El sistema neurovegetativo es un empleado del cerebro, el ejecutante de


los programas biológicos automáticos. Está compuesto por dos partes:

• El sistemad orto-simpático o simpático (el pedal del acelerador)


gobierna nuestros movimientos, nuestras acciones, nuestras reacciones
para nuestra supervivencia. Es el que genera el estado de simpaticotonía
(estrés).

• El sistema para-simpático o sistema vago (el pedal de freno) gobierna


nuestras reparaciones, nuestro reposo. El sistema para-simpático produce
el estado de vagotonía.

El organismo vive entonces una alternancia permanente de períodos de acción y


de reposo.

Los seres humanos al igual que algunas otras especies, somos diurnos, es decir
que por la mañana al despertar, el sistema simpático se hace cargo para
mantenernos en alerta y a la noche, a la hora del reposo, el sistema vago es el
que toma el relevo.

Durante el día normalmente estamos en simpaticotonía y esto es lo que


sucede en nuestro cuerpo:

LA SANGRE FLUYE HACIA:

Al cerebro: Para su mejor efectividad.

Al sistema circulatorio: El corazón está sobre-exigido con respecto al estado de


reposo para enviar más oxígeno a los músculos.

A los pulmones: El sistema circulatorio lo necesita para acelerar los intercambios


oxígeno/gas carbónico.

A los músculos: Para que estén bien alimentados y sean eficientes.

LA SANGRE DISMINUYE EN:

Las vísceras: No es el momento de digerir.

La piel: No es vital en ese lugar en ese momento.

En simpaticotonía se tiene las manos frías, lo que revela justamente el estado de


Estrés.

El cerebro no hace diferencias entre estrés físico y estrés psíquico. Entonces


cuando estamos en estrés psíquico, nos pone en simpaticotonía como si
estuviéramos haciendo un esfuerzo físico. El cerebro sólo conoce y reconoce el
estrés biológico.

20
Cuando estamos en reposo entramos en vagotonía.

LA SANGRE DISMINUYE EN:

El cerebro: No se necesita la alerta.

El corazón: La frecuencia disminuye por debajo de lo normal.

Los pulmones: La frecuencia respiratoria disminuye.

Los músculos: Hay mucho menos movimiento durante el sueño.

LA SANGRE FLUYE HACIA:

Las vísceras: Para aumentar la eficacia del sistema del sistema digestivo.

La piel: Para nutrirla y eliminar los desechos.

Así como la fatiga obliga al organismo a descansar, para ser, al día siguiente,
tan eficiente como en la víspera, el dolor también obliga al ser viviente a
quedarse en reposo absoluto (por respeto al dolor obviamente), lo que le permite
recuperar la totalidad de sus recursos lo más rápidamente posible. El objetivo del
dolor es poder testear si la reparación ha sido completada.

21
D.H.S. Y FOCO DE HAMER.

DHS = Dirk Hamer Syndrome.

Debemos el descubrimiento del D.H.S. a Ryke Geerd Hamer, doctor en medicina


alemán que comprendió que había hecho un cáncer de testículo en el instante
en que se biologizó en él, el conflicto psicológico insoportable que lo invadió a
partir de la muerte brutal e inesperada de su hijo, Dirk, de 20 años, asesinado
durante sus vacaciones... muerte que vivió como una pérdida absoluta.

Todos vivimos shocks, situaciones difíciles, pero no siempre un shock, un


conflicto produce necesariamente una enfermedad. De hecho, para que haya
enfermedad; para biologizar en nosotros un shock, el DHS debe responder a
varios criterios:

DEBE SER:

Dramático (pequeño o grande). Puede ser muy intenso o menos intenso


pero repetido a lo largo de un período de tiempo relativamente considerable.
Es como un rayo que nos atraviesa todo el cuerpo; que nos pone en estrés.
Todo el ser lo vive como un drama, sólo eso importa, ya no estamos en paz
con nosotros mismos. Estamos como “desconectados” de nuestro entorno
vital.

Inesperado (la mayoría de las veces). Somos tomados por sorpresa y


nuestros sistemas de defensa habituales quedan desbordados. Su origen es
impredecible, y llega en un instante, como cuando tropezamos. Por ejemplo:
El padre que le dice al hijo “Yo no soy tu padre, sos hijo de un amante de tu
madre”. Él no se espera eso, es como un martillazo en la cabeza.

Vívido en aislamiento. Es decir que no podemos exteriorizarlo en el


momento en que recibimos el golpe (Karl Jung decía: “Todo lo que no se
expresa, se imprime”). Por muchas razones diferentes (el entorno, nuestras
creencias, la vergüenza, etc.), la interpretación emocional ligada al shock es
vivida en aislamiento. Las personas que nos rodean, familia, amigos, colegas
conocen el acontecimiento (pero no conocen lo que significa para la persona).
Esa es la interpretación emocional, que es vivida en aislamiento.

Por ejemplo: Entran ladrones a casa. Todo el vecindario lo sabe, en mi trabajo


todos se van a enterar, la policía lo sabe, si tengo suerte salgo en las noticias
y el país entero se entera. Pero nadie sabe el terror que siento cada vez que
entro a casa después de ese acontecimiento.

Si hablamos del acontecimiento en sí (el robo, por ejemplo) pero no


expresamos ese terror que nos produce (la interpretación emocional), no nos
curamos. Hay que saber porqué ese impacto es vivido en soledad, la razón
por la cual no hemos podido hablar de ese terror.

22
La importancia de la palabra (el VERBO) es enorme. Somos el
conjunto de nuestras palabras y toda enfermedad es una palabra no dicha con
la boca sino con el cuerpo, porque el ser humano es un ser de comunicación.

No le encontramos solución. Somos prisioneros de nuestro conflicto, el


drama, por su intensidad, su naturaleza, nos obsesiona, atrapados.
Pensamos y pensamos en él permanentemente, sin darnos tregua,
sobrecargando nuestro rendimiento psicológico. Buscamos
desesperadamente una solución.

Cuando vivimos un sobre-estrés, por ejemplo, el clásico “Señor, lamento


informarle que tiene usted un cáncer incurable”, eso crea, el equivalente literal de
una tormenta eléctrica en el cerebro, en un lugar preciso y si no hay fusibles que
salten para proteger ese lugar, esta tormenta va a producir una onda expansiva
eléctrica que puede alterar, quemar un sector más o menos importante alrededor
de ese lugar, incluso hasta apagar la mitad del cerebro. Afortunadamente, el
cerebro funciona como una caja de fusibles. Si se produce un cortocircuito, éste
queda aislado y circunscrito a una pequeña zona. Este pequeño foco que ha
mutado y ha sido aislado, es llamado un Foco de Hamer. -

ES LA REPRESENTACION EMOCIONAL QUE SE VIVE EN EL


MOMENTO DEL D.H.S, LA QUE VA A DETERMINAR:

• El lugar en que saltaran los fusibles, es decir donde aparecerá el Foco de


Hamer, lugar cuyas neuronas controlan las células específicas del órgano
específico que será el blanco de la respuesta biológica. Es decir:

La localización específica de la enfermedad en el organismo.

• Lo que llamamos INVARIANTE BIOLÓGICO, la herramienta principal,


aunque no la única que usa la Desprogramación Neuroemocional,
corresponde a una tonalidad conflictual, una interpretación psico-
emocional básica, para definirla en una sola palabra, la llamaremos
“VIVENCIA”, siempre idéntica para desencadenar la misma enfermedad.

Este es el gran descubrimiento del Dr. Hamer.

23
LAS 5 LEYES FUNDAMENTALES DE LA BIOLOGÍA.
(Las cuatro primeras descubiertas por el Dr. Hamer, la quinta por el Dr. Sabbah)

La ley férrea de Hamer. (Primera ley de Hamer).

Todo cáncer se inicia con un D.H.S. (Dirk-Hamer-Syndrome), es decir con un


shock brutal, un conflicto agudo y dramático vivido en aislamiento (soledad) y
percibido por el paciente como lo más grave que le haya pasado en su vida.

El tenor subjetivo del conflicto (la vivencia), la manera en que el paciente lo vivió
en el momento del D.H.S., su coloración, es lo que determina:

• El foco de Hamer, es decir el área específica del cerebro que, bajo la


influencia directa del shock psíquico, sufre una ruptura de campo y da
directivas específicas a las células del órgano dependientes de esa zona.

• La localización del cáncer en el organismo: existe una correlación exacta


éntrela evolución del conflicto y la del cáncer en los dos niveles, cerebral y
orgánico.

Conflictólisis. (Conflicto = drama y estrés - lisis = destrucción) Para liberar al


paciente de su “DHS” en cursó, es necesario y suficiente suprimir al menos uno
de los “ingredientes” que lo formó. Por lo tanto, alcanza con uno de los pasos
siguientes:

1. SUPRIMIR LA SITUACION EN SÍ MISMA: El conflicto ya no tendrá razón


de ser.

2. DESDRAMATIZAR LA SITUACIÓN: Darse el tiempo de sentarse,


reflexionar, encontrar una solución genial, ahora que sabemos cómo
hacerlo.

3. DESCONFLICTUALIZAR: Tomar las riendas de la situación y elegir entre


dos gestos liberadores posibles, aceptando las consecuencias y a pesar
del miedo, de la pérdida. Es tomar una decisión.

4. ROMPER EL AISLAMIENTO: Hablar, romper el silencio, sacarse ese


peso de encima expresándolo. Eso generalmente implica un torrente de
lágrimas, una crisis nerviosa o de furia, etc.

5. SUPRIMIR LA OBSESIÓN:

• POR DERIVACIÓN: se encuentra “algo mejor”, un sustituto que permita


olvidar la razón del conflicto (por ejemplo: encontrarle una cualidad al jefe
que se la pasa molestando).
• POR EVOLUCION: Resignarse, “soltar el conflicto”, aceptar integrar la
experiencia como positiva.

24
6. TOMAR CONCIENCIA: “en consciencia” de la vivencia negativa, del
pensamiento negativo en acción.

En principio, cualquiera de estos medios alcanza para producir la conflictólisis


(solución del conflicto). Pero es necesario que la persona se preste y que
determine la opción viable.

25
La Ley de las Dos Fases de todas las Enfermedades (Segunda
Ley de Hamer)

Todas las enfermedades comienzan con un D.H.S., que genera una fase activa
de conflicto. El objetivo de esta primera fase es de orientar al ser viviente en su
búsqueda de una solución durable. En el momento en que se resuelve el
conflicto, se produce lo que llamamos conflictólisis, se entra en la fase de
reparación.

a) La Primera Fase (Simpaticotonía).

La primera fase es cuando el conflicto está activo. Es en esta fase en que se


presenta la solución biológica encontrada por el cerebro, es decir hacer masa,
cavar, bloquear o desbloquear una función.

En este estado de estrés (simpaticotonía), me doy máquina con mi conflicto, casi


no duermo, como menos, el pulso y la tensión arterial aumentan, tengo las
extremidades frías. En el mismo momento y, dependiendo de mi vivencia, un
Foco de Hamer aparece en una zona precisa de mi cerebro. —

b) La Segunda Fase. (Vagotonía).

La segunda fase es la fase de la vagotonía, de reparación de los tejidos, de


enquistamiento, de necrosis del tumor, de retomo a la normalidad de una
función, etc. DURANTE ESTA FASE, LA PERSONA PUEDE TENER
SINTOMAS DE FATIGA, INFLAMACIÓN Y/O INFECCION.

El paso de la simpaticotonía a la vagotonía se hace en un instante. Al entrar en


la vagotonía nos encontramos con una sensación de alivio del estrés y de
cansancio: puesto que en simpaticotonía el organismo ha ido a buscar energía
en todas nuestras reservas, debemos reconstituirlas. Aquí, “reposo” quiere decir
“enorme fatiga” y a veces una fatiga tan importante que puede ser tomada

26
erróneamente como el síntoma de una enfermedad (como en las enfermedades
sanguíneas).

Por lo tanto el cerebro nos obliga a descansar.

En varias enfermedades, los síntomas solamente aparecerán durante la


vagotonía, en la fase de la reparación. Algunas personas dirán: “No comprendo,
me enfermé cuando mejor me sentía”.

Los microbios, presentes en el órgano enfermo van a ayudar a esta reparación,


según su afinidad biológica y el origen embriológico del órgano (detallaremos
este extraordinario descubrimiento más adelante}.

A menudo, durante esta fase tendremos fiebre causada por una infección
“saludable”.

En vagotonía, la fatiga es extrema y aparecen los dolores. Todo esto se debe a


los edemas que se producen a nivel del órgano y especialmente a nivel de los
Focos de Hamer, en la zona neuronal de control de ese órgano.

EN RESUMEN:

Todas las enfermedades constan de dos fases:

• La primera va desde el impacto hasta la resolución del mismo; es la


fase de estrés, la primera fase de la enfermedad.
• La segunda va desde la resolución, hasta la vuelta a la normalidad;
es la fase de curación, inflamatoria, la segunda fase de la
enfermedad.

c) El Punto “E”, la crisis epileptoide.

En el punto máximo de la fase de reparación, está lo que llamamos el punto “E”


donde se produce una crisis epileptoide en todas las enfermedades. Hasta ese
momento, el foco estaba en fase de reparación pasiva, inundado de edema, por
lo tanto no era funcional. Para volver a funcionar como todo el resto del cerebro,
debe “soltar el embrague” y en ese momento se produce la crisis epileptoide y el
edema es vaciado. Ésta es la “hora de la verdad biológica”: se normaliza o se
rompe. Afortunadamente para nosotros se normaliza mucho más a menudo de lo
que se rompe.

La más conocida crisis epileptoide es el “infarto de miocardio” (IDM).

d) La Restitución o Fase de Reparación post-crisis epileptoide.

Ni bien termina la crisis epileptoide, es decir cuando sabemos ya que todo va a


andar bien (el problema es que al no comprender que esto es así, la gente cree

27
casi siempre que esa crisis es un agravamiento dramático, una recaída de su
enfermedad), estamos recorriendo el último tramo hacia la normalización.

Durante este período los edemas se evacúan poco a poco, los dolores de
reparación van desapareciendo gradualmente, se barren los desechos orgánicos
y son evacuados (como las herramientas del motor del auto).

Pero lo que sucede en la etapa póst-conflictolisís merece otro análisis. El


individuo ya no sufre el conflicto. Tanto el cerebro como el órgano se reparan. EL
CONFLICTO NO SIGUE ACTIVO PERO PUEDE HACER UNA RECIDIVÁ CON
SOLO-UNA PALABRA. UNA FRASE, UN ENCUFNTRO, UN
ACONTECIMIENTO HASTA UNA PESADILLA SI NO SE SOLUCIONO EN
PROFUNDIDAD. SI LA SOLUCIÓN ES PROFUNDA Y COMPLETA, LA CURA
PROSIGUE HASTA LA NORMALIZACIÓN.

ES IMPORTANTE COMPRENDER QUE EN EL MÁXIMO DE NUESTRA


REPARACIÓN. ESPECIALMENTE EN EL PERIODO PRE-CRISIS
EPILEPTOIDE. LOS SINTOMAS PUEDEN ESTRESARNOS HACIENDONOS
RECAER EN CONFLICTO ACTIVO.

Esto se explica así: Sí estoy en fase de reparación y empiezo a presentar


síntomas y signos, tengo miedo. Puesto que para el cerebro el miedo es un
estrés y por lo tanto puede llevarnos a un estado de agotamiento o de
distracción mortal, inmediatamente ordena ¡DETENER TODO! Porque la
reparación produce estrés. Al detener todo, el individuo vuelve al equivalente de
la fase activa... y por lo tanto, los síntomas disminuyen e incluso desaparecen, lo
que produce un alivio y se vive como una solución. Pero como el individuo se
des-estresa... el cerebro dice ahora “¡VOLVEMOS A REPARAR... PARECE QUE
YA SE SUPERO EL ESTRÉS!”. Y empieza un ciclo sin fin, o con un fin
dramático.

Veamos todo este proceso desde el D.H.S hasta la curación total con la analogía
de la reparación de un automóvil.

EL D.H.S: Voy manejando y agarro un bache a 140km/hora.

• LA FASE ACTIVA DE CONFLICTO: Sigo andando, pero al rato veo que


baja la aguja del aceite ... Intuyo que algo se rompió y que estoy
perdiendo aceite, así que en la siguiente estación de servicio o taller
mecánico, voy a detener el auto y verificar, si es posible, con un
mecánico. El auto está sufriendo un estrés pero funciona todavía. Voy
más despacio tal vez para no recalentar el motor. Está en fase activa de
conflicto.
• LA CONFLICTOLISIS: Encuentro al mecánico y me dice que puede
repararlo. Esperamos que se enfríe el motor.
• LA FASE DE REPARACIÓN: Se llama así a toda la segunda fase, fase
post- conflictólisis.
• PRE-CRISIS EPILEPTOIDE: El mecánico desarma el motor, pieza por
pieza, para cambiar unas juntas, por ejemplo. En el ser humano sería

28
como una operación sin anestesia. Si el coche tuviera terminales
nerviosas, le dolería bastante. El mecánico, cambia las juntas y arma
pieza por pieza todo lo que había desarmado. Es como si le estuviera
revolviendo el cuchillo en la llaga al auto, o como si le estuviera poniendo
un clavo al hueso para mantenerlo firme. Termina de armar y conecta los
cables de alimentación. Sin bajarle el capó, entra al auto y...
• LA CRISIS EPILEPTOIDE: ... le da encendido apretando a fondo el
acelerador. ¡La “hora de la verdad mecánica”: el motor arranca!... o no.
• POST-CRISIS EPILEPTOIDE: El mecánico apaga el motor y sale del
auto, verifica un par de tuercas, saca una llave que dejó apoyada sobre la
batería, cierra el capó y me invita un café mientras me hace la factura (¡en
cierta manera es como si le diera el alta al auto!).
• REGRESO A LA NORMOTONÍA: Subo al auto, agradezco y me despido
del mecánico y el auto está como antes del D.H.S. Sólo hay que ser más
cuidadoso con los baches.

e) La importancia de la vaqotonía.

Utilizaremos el ejemplo del lobo que espera su recuperación antes de volver


a cazar (es un ejemplo extraído de los apuntes de Claude Sabbah).

EJEMPLO - IMPORTANCIA DE LA VAGOTONIA: El zorro y la pata de liebre.

Un zorro atrapó una liebre, pero en el momento en que se dispone a comérsela,


aparecen dos lobos, tan hambrientos como él. Para el zorro será su primera
comida en los últimos 4 días y necesita comer desesperadamente. Pero en la
situación en que se encuentra, si trata de huir con la liebre, no podrá escaparse
de los lobos y él mismo se transformará en la presa. Su último recurso es
arrancarle una pata a la liebre. Tragársela entera y salir corriendo, dejándoles el
resto del botín a los lobos para que no lo persigan. Pero lo que tragó es una pata
entera, compuesta de carne, pelos, piel, huesos. Es un pedazo mucho más difícil
de digerir que los pequeños bocados habituales.

Pero la naturaleza está muy bien hecha y siempre existe una solución interior a
cada problema (puesto que no puede haber solución exterior). Esta solución
interior como muchas otras soluciones, se llama cáncer. Es el cáncer el que le
va a salvar la vida al zorro porque sin el cáncer, el pobre animal moriría de una
oclusión ya que va a vomitar toda una pata de liebre es bastante difícil y para
hacerla avanzar hacia el intestino tiene que ser de mucho menor tamaño.

Si las cosas habituales no funcionan, el cerebro encontrará una solución.


Su solución va a ser el crear una masa de células, a partir de la mucosa que
secreta las enzimas digestivas estomacales. Ya dijimos que el cerebro calcula
todo en una fracción de segundo. El ya sabe que, si el zorrito debe esperar que
fes células normales hagan su trabajo, esa pata podrá ser disuelta en - digamos
-50 días. Pero en menos de 40 el zorro estará muerto por inanición (es el tiempo
máximo que un animal puede sobrevivir sin comer) o por un predador. Entonces
manda inmediatamente a multiplicar las células de la mucosa y muta a esas
nuevas células para obtener mucho mayor poder digestivo de 3 a 10 veces más
potentes que las normales, generando una masa que se conoce como

29
adenocarcinoma. La solución es ganadora porque en 2O o 25 días la oclusión es
disuelta y/pasa a ser asimilada por el intestino. El zorro sobrevive.

El cáncer es pues una función optimizada al máximo de las células habituales.


La enfermedad es la solución perfecta del cerebro. Tiene un sentido preciso.

El cerebro, una vez que la pata de liebre ha sido disuelta, da la orden de destruir
o de evacuar el tumor. Se presentarán en ese momento algunas irregularidades
como defecar con sangre, por ejemplo, pero como el zorro no comprende nada
de esto sólo deja que los síntomas vayan desapareciendo poco a poco. Ni
siquiera sabe que tuvo un cáncer. Y eso lo salva.

¿Por qué entonces, ya que el sentido y la lógica de las cosas hacen que todo se
desarrolle de esta manera, una persona que tiene un cáncer de estómago
termina muriéndose del cáncer de estómago, cuando en realidad ese cáncer
apareció para curarlo?

Simplemente porque esa persona no soluciona nunca su conflicto. Recordemos


que el cerebro traduce biológicamente el conflicto psicológico así que la “pata de
liebre” no está realmente en el estómago sino virtualmente: la “pata" es el
conflicto que sigue en la cabeza COMO SI estuviera en el estómago, o porque
tiene la creencia que un cáncer es inevitablemente mortal (para el cerebro, el
miedo a la cosa se soluciona... con la cosa). * -

Veamos algunos ejemplos de sub-tonalidades conflictivas relacionadas con


el aparato digestivo:

“No puedo atrapar el bocado”, es decir: “no puedo lanzar mis fauces para
atrapar el bocado vital. Dará una patología otorrinolaringológica.

“Me quedó acá” = Patología del esófago.

“No puedo digerir el bocado en una temporalidad reciente y/o en una


situación de contrariedad en el interior del clan, de la familia” = patología del
estómago.

“No puede asimilarlo, aceptarlo, ya hace tres meses que dura” = patología
del intestino, delgado.

“No puedo evacuar esta vieja porquería, esta traición que me hicieron en
aquel entonces” = cáncer del colon, del sigmoideo.

“No puedo perdonar”, “lo retengo, no lo largo” = patología del recto.

Imaginemos que OTRO lobo, en su carrera persiguiendo a su presa, cae en una


hondonada profunda y se hiere. Se quiebra una pata y tiene una herida abierta
en el tórax.

Instintivamente el lobo sabe si va a morir o si puede sanarse. En este caso


imaginemos que sabe que puede sanar. Lo primero que hace es CALLARSE,

30
luego se arrastra y se esconde entre los matorrales (sus heridas lo dejaron muy
vulnerable), borrando con la cola las marcas que deja al arrastrarse. Se lame
bien las heridas, lo hará por única vez a lo largo de toda su convalecencia, y se
duerme. No se permite movimientos ni excitación ya que correría el peligro de
detener el proceso de reconstrucción del hueso y de los músculos. Su
inmovilidad actúa como un yeso y vendas virtuales. De este modo, el lobo
deja actuar el cerebro biológico sin interrupción. REPOSO ABSOLUTO, es decir
toda la vagotonía necesaria para la curación total.

f) El edema de curación.

Lamiendo UNA SOLA y ÚNICA vez sus heridas, el lobo limpia, desinfecta y
además favorece el edema de reparación de sus heridas. El instinto del lobo (su
funcionamiento biológico inconsciente) le impide, especialmente al principio de
las reparaciones, volver a lamer las heridas al menos al principio de las
reparaciones. Este pequeñísimo detalle natural aporta una información
gigantesca que el ser humano no capta fácilmente porque su mente pensante
interfiere con estas leyes (y es normal que así sea porque la mente - al revés de
lo que creemos - no está para enseñar sino para comprender y aprender de su
majestad el cerebro biológico). Lamer repetidas veces las heridas, en este caso
en que el lobo no puede cazar para alimentarse y sobrevivir, sería literalmente
un suicidio: el lobo moriría de hambre antes de sanarse.

La lógica es simple, pero debemos comprenderla: lamer repetidamente las


heridas, ahora que el lobo ya las limpió y desinfectó con aquella única vez, sería
destruir los edemas de las heridas, lo que detiene la reparación. El edema (como
esa ampollita del zapato nuevo) es un almacén de campaña donde el cerebro
almacena todas las pequeñas moléculas, los materiales y los componentes
químicos necesarios para la reparación.

Ejemplo de la quemadura en la mano:

Me quemo la mano, lo que dura muy pocos segundos (1ra fase, simpaticotonía).
Al sacar la mano de lo que me quemaba, hago la conflictólisis (acabo con el
conflicto), y entro en 2dá fase, la de reparación. Allí se produce la inflamación de
los tejidos dañados. Mi mano se hinchará, enrojecerá, y me va a doler por unos
cuantos días Todo el mundo considera ese proceso absolutamente normal,
puesto que, de hecho, la inflamación es un signo de curación. Sabemos que
va a cicatrizar y mientras tanto va a doler. El rol de la inflamación es el
restablecimiento de la homeostasis, él estado de equilibrio biológico del cuerpo y
sus cuatro signos son:

• enrojecimiento,
• dolor,
• calor,
• hinchazón (edema).

31
El proceso de la inflamación se desarrolla de esta manera:

• Las pequeñas arterias 'traen más sangre y nutrientes (proteínas y lípidos)


que se utilizarán para reconstruir el tejido
• Los glóbulos blancos, llegan para “comerse” los desechos.
• Al cabo de algunas horas, el pus comienza a eliminarse. El pus está
constituido de glóbulos blancos vivientes y muertos, de desechos, de
células muertas, de bacterias-virus-hongos que intervinieron para acelerar
la curación.

Un conflicto que ha durado poco tiempo puede ser de reparación muy larga, y
otro que duró años, puede tal vez repararse de manera más rápida, ya que la
reparación es proporcional a los daños (proporcionales a la intensidad de la
vivencia), pero no forzosamente a la duración del conflicto. La reparación
también puede ser proporcional a la intensidad de la toma de conciencia que
sacó a la persona del conflicto.

SI EL CONFLICTO NO ESTA RESUELTO:

• Si la actividad conflictual se mantiene, el cerebro va a acentuar el


programa ya en marcha y mantenerse en fase 1.
• Si se trata de un programa de “multiplicación celular”, ordenará hacer aún
más masa celular, lo que aumentará la masa tumoral.
• Si el programa es de “reducción celular”, ordenará cavar aún más al nivel
de las mucosas o de la piel o de las geodas óseas.
• Si el programa es “bloquear” una función, ésta será bloqueada aún más.
• Si el programa es “desbloquear” una función, ésta será desbloqueada aún
más.

Por lo tanto, cuando el conflicto no es resuelto, se agravan los síntomas


pudiendo, en ciertos casos, producirse la muerte, generalmente por sobre-
agotamiento que lleva a la caquexia (estado y apariencia de desnutrición
extrema) para ciertas patologías como los cánceres.

32
El Sistema Ontogenético de los Tumores y Equivalentes de
Cáncer. (Tercera ley de Hamer).

LAS CUATRO CAPAS EMBRIONARIAS

Si tomamos en cuenta que el ser humano es el ser más evolucionado en la faz


del planeta, también es posible pensar que en su cerebro está almacenada la
historia de la evolución a través del aprendizaje que las especies fueron
agregando a la base de datos biológica. Lo que podemos ver en el desarrollo
embrionario de la concepción hasta el segundo mes de gestación marca cómo
Darwin había dado en el clavo en su teoría de la evolución biológica de las
especies. El feto pasará en ese lapso por etapas en las cuales tendrá una
pequeña cola, branquias como los peces, dedos palmados como los patos, tres
pares de riñones como ciertos anfibios e incluso varias tetillas como ciertos
mamíferos.

Entre la primera y la tercer semana de gestación (de vida debería decirse), se


forman las cuatro capas embrionarias que tendrán una gran importancia al
momento de comprender como se comportan las enfermedades, en particular los
tumores. Hasta el octavo día, el “huevo” está formado por un conjunto de células
idénticas. A partir de allí, las células de este embrión se dividirán en dos grandes
familias de células independientes. Una de esas familias de células, orientada
hacia el interior, será el endodermo. La otra, orientada hacia el exterior, el
ectodermo. A partir del decimosexto día, una tercera capa se formará entre las
dos otras, es el mesodermo, que a su vez se subdividirá en dos, dando el paso
al mesodermo antiguo y el mesodermo nuevo. Las cuatro capas se tocan,
pero son independientes unas de otras. A partir de la tercera semana, cada capa
comienza formar sus respectivos órganos.

CAPA ENDODÉRMICA. (Tronco cerebral).

A nivel cerebral, todo órgano o parte de órgano compuesto por tejido


endodérmico, será controlado por el tronco cerebral. Esta capa es la más
primitiva de todas y corresponde a la aparición de la vida en su expresión más
básica: atrapar la comida, atrapar el oxígeno, eliminar los desechos y
reproducirse. Estas funciones son vitales para el cuerpo: si alguna de ellas no
se produce, el ser muere. Son funciones arcaicas de mantenimiento: los alvéolos
pulmonares para respirar, la masa del hígado para el almacenamiento de
provisiones, el estómago para digerir, el intestino para asimilar, etc. La formación
de estos órganos y su función arcaica puede verse más claramente en los
organismos unicelulares. Atrapan su comida, la fagocitan, ingurgitan, digieren y
eliminan lo superfluo.

En el caso del ser humano, el “alimento”' representa algo mucho más amplio.
Como veremos más adelante, el cerebro del ser humano acepta una entrada de
datos adicional a la de sus cinco sentidos y es la interpretación emocional que el
individuo hace de sus vivencias. Estas interpretaciones hacen que el “alimento”
pueda corresponder a todo aquello por el cual se lo obtiene o se lo atrapa, el

33
empleo, por ejemplo. Cualquier conflicto que pone en peligro la capacidad de
“atrapar el alimento” puede ser interpretado por el individuo como algo vital. Por
ejemplo, si cierra la empresa en la que un individuo trabaja, es posible que su
interpretación emocional sea algo del estilo de: “¿cómo haré para alimentar a mi
familia?”. Y podría tener cáncer de hígado.

Todo aquello que en la vida del ser humano tiene que ver con “atrapar el bocado
(el bocado a escuchar, el bocado a respirar, el bocado de alimento, la porción de
amor materno por ejemplo, una victoria deportiva, una promoción en el trabajo,
una buena nota en la escuela, una recompensa sea monetaria o moral, etc.) es
representado en algunos individuos como algo vital y algo que cree necesitar, así
sea real, imaginario, simbólico o virtual. Nótese que en algunas otras personas,
muchos de los ejemplos que dimos como “bocado a atrapar” no tienen ninguna
connotación vital, y por lo tanto cualquier conflicto que puede suscitar una
emoción particular y profunda en unos, provocará una emoción diferente, en tipo
e intensidad, en otros.

La ley biológica descubierta por el Dr Hamer en relación al sistema ontogenético


de los tumores o “equivalente”, establece que todo conflicto en el cual es
afectado el endodermo, producirá masa en fase activa (simpaticotonía del
conflicto). Esta masa será la consecuencia de una multiplicación celular. Las
células mutan y se multiplican. Será entonces un tumor, un adenocarcinoma. En
fase de vagotonía de la enfermedad, en los órganos controlados desde el tronco
cerebral se detendrá la multiplicación celular y el cerebro determinará basándose
en su economía de energía si ese tumor, esa masa se destruye y expulsa o se
enquista. De ese modo, se elimina lo que agrego en fase activa para volver a la
normalidad, en la cual el organismo tiene la mejor relación de consumo de
energía para el cerebro.

El ejemplo del zorro y la pata de conejo que vimos cuando exponíamos las dos
etapas de la enfermedad, más precisamente en la vagotonía, explica claramente
este fenómeno de no poder “digerir la porción” en la biología. El cerebro recibe la
información de sus sensores nerviosos que le indican el problema. Al recibir esa
entrada de datos, los procesa desencadenando la solución más apta según la
experiencia evolutiva que cosechó durante millones de años. En el caso del ser
humano, sucedería exactamente lo mismo si un individuo tragara algo
demasiado grande y le produjera una oclusión en el estómago. La entrada de
datos para el cerebro es: “No puedo digerir esto”. Y el cerebro dispara el
proceso. Pero, como dijimos, existe otra entrada de datos a la cual el cerebro le
va a dar el mismo tratamiento y es la de la sensación emocional que el individuo
incorpora al inconsciente cuando sufre un conflicto o un estrés que supera su
nivel de tolerancia.

Imaginemos el caso de una persona traicionada por un amigo de la infancia que


INTERPRETA EMOCIONALMENTE: “No puedo digerir lo que me hizo”. El
cerebro automático recibirá exactamente el mismo impulso que si realmente
tuviera algo atravesado en el estómago: para entender la
DESPROGRAMACION NEUROEMOCIONAL DE LAS ENFERMEDADES es
fundamental comprender que para el cerebro "COMO SI" es igual a "ES”.
Veremos en el capítulo referido al cerebro automático por qué sucede esto.

34
Entonces, la fase de curación que sigue a la solución del conflicto se presentará
en los tejidos endodérmicos, haciendo detener la proliferación celular, no se
creará más “masa”, produciéndose un enquistamiento o una reducción
bacteriana, como puede suceder con el bacilo de la tuberculosis.

Ejemplo: El puesto.

El presidente de la empresa le había prometido el puesto de vicepresidente si su


división de ventas obtenía los mejores resultados en el año. Dos meses antes de
la fecha límite lleva una considerable ventaja sobre los demás departamentos y
ya está “paladeando” el puesto, ya lo tiene asegurado. Sin embargo, en ese
momento uno de sus mejores vendedores es hospitalizado luego de un
accidente de automóvil y el otro se va a trabajar para la competencia. En el
último mes, otro departamento logra los mejores resultados y él ve como le
sacan el “bocado” de la boca. Al tiempo se le declara un adenocarcinoma en el
paladar.

Los órganos de tejido endodérmico son:

• Alvéolos pulmonares
• Amígdalas
• Apéndice y Ciego
• Boca (sub-mucosa)
• Colon
• Duodeno (excepto el bulbo)
• Epiplón
• Esófago (⅓ inferior)
• Estómago (curvatura mayor)
• Faringe
• Hígado (parénquima)
• Hipófisis (cuerpo glandular)
• Intestino delgado (yeyuno e Ilion)
• Glándulas lacrimales
• Oído medio
• Ombligo
• Ovarios
• Paladar
• Páncreas (parénquima)
• Paratiroides (parénquima)
• Parótida
• Próstata
• Recto superior
• Sigmoideo
• Sublingual
• Testículos
• Tiroides (parénquima)
• Trompas de Eustaquio
• Trompas uterinas
• Tubos colectores del riñón

35
• Útero (mucosa del cuerpo)
• Vegetaciones adenoides
• Vejiga (mucosa subyacente)

*Parénquima: Tejido esencial del órgano (cuerpo)

CAPA MESODERMICA ANTIGUA (Cerebelo)

A nivel cerebral, todo órgano o parte de órgano originado por la capa


mesodérmica antigua está controlado por el cerebelo. Si tenemos en cuenta la
evolución de la vida, esta capa aparece en los seres vivientes en el momento de
la transición de los organismos acuáticos hacia el medio terrestre. Este cambio
implica para la biología nuevas necesidades básicas que deberá agregar a las ya
existentes del endodermo. ¿Cuáles son los programas biológicos y psíquicos de
aquella lejana época? El primer paso ante un nuevo entorno se produce al nivel
de la protección. Las protecciones primarias son entonces contra el sol, el aire,
los nuevos movimientos del cuerpo, los otros organismos que también se están
adaptando al cambio, etc. Entonces, todos los órganos del endodermo van a
exigir su protección particular y, a partir del mesodermo antiguo, se fabricaran los
nuevos órganos de protección.

Los órganos de tejido mesodérmico antiguo son:

• La dermis (la piel profunda, las uñas, los cabellos) protege al organismo
de las agresiones exteriores.
• La pleura, que protege los pulmones
• El peritoneo, que protege las vísceras
• El pericardio, que protege al corazón
• Las meninges, que protegen el cerebro
• Las trompas de Eustaquio, que protegen al oído medio
• El escroto, que protege los testículos
• Las glándulas mamarias en la mujer, para proteger a los hijos (asegurar la
supervivencia de la especie)

Obviamente, existen conflictos particulares por los cuales el cerebro automático


podrá disparar una reacción de supervivencia sobre estos órganos. Esos
conflictos estarán ligados a una interpretación emocional de agresión, de
vejación o de atentado a la integridad.

Consecutivamente a la solución del conflicto la capa embrionaria del mesodermo


antiguo o cerebeloso, el organismo se comportará del mismo modo que el
endodermo: detendrá la proliferación de células y enquistará o reducirá con
bacterias esa masa, como podría ser un tumor del peritoneo, o un carcinoma
mamario.

36
CAPA MESODÉRMICA NUEVA (Substancia blanca o médula
cerebral)

Todo órgano perteneciente al mesodermo nuevo está controlado desde la


médula cerebral (la sustancia blanca del cerebro). . ~

Luego de haber salido los organismos del agua y de protegerse del nuevo
ambiente, fue necesario que adaptaran sus cuerpos al movimiento sobre la
superficie terrestre. Así aparecen el esqueleto de los vertebrados, los músculos
para mover el esqueleto, los vasos sanguíneos, la sangre, las gónadas, riñones,
hígado y tiroides. Entonces todos los conflictos ligados al mesodermo nuevo son
conflictos de estructura. Este sistema embrionario es el que intermedia entre los
órganos vitales estrictos y los órganos que relacionan al ser con el exterior El
mesodermo nuevo es el ámbito de las comunicaciones internas (venas, arterias,
etc.), de la gestión estratégica de ataque y defensa, de la acción.

Es a través del concepto de estructura que el ser tiene conciencia del Yo, del
valor del Yo, de la individualidad. Yo soy esta nueva estructura fuera del agua,
yo soy un nuevo ser que tiene una estructura, que puede moverse, que se VALE
POR SI SOLO. Por lo tanto, si siento que algo ME DESVALORIZA como
individuo, me afecta en mi estructura. . En consecuencia, todo aquel conflicto
que se manifiesta en este tejido implica OBLIGATORIAMENTE un conflicto de
DESVALORIZACIÓN. Las tonalidades del conflicto determinarán el órgano en el
que se manifestará la descarga emocional que efectuará el cerebro, su
emplazamiento dentro de ese órgano o estructura y la fuerza con la cual tal
conflicto se imprime en ese lugar.

El factor dominante de esta capa embrionaria es el de dar dirección, sentido,


movimiento para la exploración del mundo que se abre a nuestras nuevas
capacidades. Entonces los conflictos de DIRECCION también se reflejarán en
esta capa. El clásico ejemplo de conflicto de dirección es el “conflicto de la
oveja”, que se refiere específicamente a los orígenes de la fatiga crónica.

Los órganos del tejido mesodérmico nuevo son:

• Arterias
• Articulaciones
• Bazo (plaquetas)
• Corazón
• Córtico-suprarrenales
• Dientes
• Ganglios linfáticos
• Gónadas: zona intersticial
• Hipodermis
• Huesos
• Músculos lisos
• Músculos estriados
• Riñón (parénquima)
• Sangre (Glóbulos rojos y blancos)

37
• Tejido cartilaginoso -
• Tejido conjuntivo y adiposo
• Tendones
• Útero (músculos lisos)
• Vasos linfáticos
• Venas

CAPA ECTODÉRMICA (córtex cerebral)

Los órganos ectodérmicos están controlados por la corteza cerebral, el córtex.


Esta capa embrionaria responde al último paso de la evolución de la vida en el
planeta. Le corresponde regir todo el nuevo contacto con el mundo exterior.
Hemos salido del agua, nos hemos protegido de los nuevos elementos, nuestro
yo se ha desarrollado alrededor de un nuevo cuerpo y ahora debemos
comunicarnos, hacer contacto, comenzar todo lo que se refiere a nuestras
relaciones. Entre los órganos controlados por el córtex encontramos los órganos
de los sentidlos, así como el sistema nervioso y ciertos órganos que “comunican”
las tres capas anteriores entre sí, como por ejemplo los uréteres que van del
riñón al exterior, o los bronquios.

El nuevo controlador, el córtex, propone al ser humano hacerse cargo de su


entorno y de su relación con él. Los conflictos serán pues más complejos y, a
medida que el cerebro hace evolucionar sus programas de supervivencia se
encuentra con una nueva fuente de datos, intelectual y emocional. Los conflictos,
a partir de allí, no son puramente biológicos sino emocionales pero el cerebro
avanzará sobre un nuevo terreno utilizando programas antiguos. Eso hará que
reaccione a un ingreso de datos emocionales en el modo “COMO Sl” y buscará
solucionar estos conflictos relacionados con sus nuevas capacidades cognitivas
con lo que tiene a mano: los programas de millones de años de evolución
anteriores, no sólo la del ser humano.

Esto significa que el ser humano está, día a día, creando o corrigiendo
programas de supervivencia en base a nuevas experiencias creadas con el
desarrollo del raciocinio. Es posible que dentro de unas decenas de miles de
años (pasado mañana en términos de los millones de años de evolución de la
vida sobre el planeta), el programa de supervivencia del cerebro sea muy
diferente y no interprete más al bus que se le viene encima “COMO SI” se
tratara del predador a la salida de su cueva. ¡Quizás ni requiera ocuparse de la
supervivencia como primera necesidad!

Los órganos de tejido ectodérmico son:

• Arterias coronarias (incl. Aorta)


• Boca (mucosa)
• Bronquios
• Bulbo duodenal y píloro
• Cabellos

38
• Conductos biliares intra y extra hepáticas
• Córnea
• Dientes (esmalte)
• Epidermis
• Esófago (2/3 superior)
• Estómago (curvatura menor)
• Lacrimales (conductos)
• Laringe
• Nariz (mucosa)
• Nervios (vaina)
• Oído interno (audición)
• Olfato
• Páncreas (células alfa y beta)
• Parótida (conducto excretor)
• Párpados
• Placa neuro-motriz
• Recto
• Retina
• Riñones: Cáliz
• Mamas: Conductos galactóforos
• Sinos
• Sublingual (conducto)
• Tálamo
• Tiroides (canales excretores)
• Uréter
• Uretra
• Útero (cuello y orificio)
• Vagina
• Vejiga (mucosa)
• Venas coronarias
• Vesícula seminal

39
El sistema ontogenético de los microbios (Cuarta ley de Hamer)

Aplicada al sistema ontogenético de los tumores y equivalentes, el Dr. Hamer


encontró y demostró la relación directa entre la tercera y cuarta ley.

Cada capa embrionaria tiene su propio servicio de reparación y


mantenimiento dentro del cuerpo. Es decir que, si una persona, se ve
“afectada” por un virus, en ningún caso éste “atacará” un tejido de la capa
endodérmica. ¿Por qué? Si un virus representa a un “invasor que está
provocando una enfermedad”, un comportamiento anárquico según las teorías
aceptadas, NUNCA “ataca” al tejido endodérmico. Se ve que hay al menos
UN comportamiento que no es anárquico, entonces es muy probable que haya al
menos UNA razón para que no lo sea.

Ahora leamos la frase como la hubiera explicado el Dr. Hamer: “Si una persona
sufre de una enfermedad ectodérmica, entonces el cerebro, en fase de
reparación enviará ya sea virus (preferentemente) o bacterias a hacer ese
trabajo de reparación y no hongos o mico-bacterias (como el Bacilo de Koch, por
ejemplo), que son especialistas de la reparación del tejido endodérmico”.

Si prefiere a la inversa: “Si una persona tiene una enfermedad basada en su


tejido endodérmico, el cerebro no enviará virus a reparar; sí hongos o mico-
bacterias”. Esto es así en todos los casos, lo que elimina el concepto de
anarquía. El panorama se vuelve más lógico y comprensible.

Veamos cómo funcionan estos microbios a las órdenes del cerebro.

• Hongos (Fungus) y micobacterias:

Son “barredores” que limpian el organismo de excesos de materia


situados en los órganos provenientes de la capa endodérmica y
gobernados por el tronco cerebral, así como en los órganos
derivados de la capa mesodérmica antigua, gobernada por el
cerebelo. Lo que estos microbios hacen, en realidad, es “picotear”
el tumor o el exceso de materia.

• Las bacterias:

Ejecutan el mismo tipo de actividad de “barrido” en los mismos


órganos del mesodermo cerebeloso pero, además, restauran las
reducciones celulares como geodas o necrosis correspondientes
al mesodermo nuevo, gobernados por la médula cerebral o
materia blanca del cerebro.

• Los virus:

Participan esencialmente en la reconstrucción de órganos de


origen ectodérmico gobernados por el córtex cerebral (y ayudan

40
también a las bacterias que reconstruyen los tejidos del
mesodermo nuevo cuando es necesario.)

41
La Ley de la Quintaesencia (que da la lógica a las cuatro
anteriores):

Esta es en realidad la primera LEY que rige todas las demás leyes
biológicas.

“En el mundo viviente, todo (en


particular la central de comandos de los
seres vivientes, su cerebro automático)
está programado en términos biológicos
de supervivencia”.

42
LA VIVENCIA.

"En este mundo traidor,


Nada es verdad ni es mentira,
Todo es del color
Del cristal con que se mira".

Fernando Campoamor.

Es imposible encontrar mejor definición de la palabra “Vivencia” en el diccionario.


La vivencia entrará al cerebro con el “color” con que miró la mente una situación
estresante específica. Es en ese movimiento de datos, la entrada de la mente al
cerebro automático en donde se produce el “destino” biológico de cualquier
enfermedad o comportamiento.

SEGÚN LA ETIQUETA QUE LE PONGAMOS A LA EMOCION QUE


SENTIMOS, SERÁ EL TIPO DE ENFERMEDAD/ SINTOMA QUE VAMOS A
TENER.

Un acontecimiento exterior es siempre vivido de una manera muy personal, en


función de nuestra vida, nuestras experiencias, nuestras creencias, etc.

Por ejemplo: Varias personas asisten a una obra de teatro y a la salida


recogemos algunos comentarios de algunas:

✓ Aburridísimo, me quedé dormido.


✓ Estoy conmovida, es una obra muy profunda.
✓ La historia me pareció bastante pobre. Realmente frustrante.
✓ Deprimente
✓ ¡Qué fantástica puesta en escena!
✓ Me parece que la historia daba para un mejor final.

Esas personas vieron, todas, el mismo espectáculo y sin embargo sus vivencias
son totalmente diferentes.

Ahora traslademos esto a un hecho que en la mayoría de los casos puede ser
dramático... por ejemplo, perder el empleo.

La vivencia puede ser miedo a morir de hambre, de faltar de alimento (hígado) o


desvalorización (esqueleto o músculos) o una pérdida de su espacio, de su
territorio (arterias coronarias), o como una mancilla, una deshonra que se vive
(dermis).

Puesto que cada célula del cuerpo está relacionada con un grupo de
neuronas cerebrales, las cuales están Igualmente relacionadas con una
función biológica, la observación del cerebro nos permite conocer el tipo
de vivencia /herida emocional no expresada, y a que órgano afecta. Pero,
sobre todo, nos permite saber de qué tipo de enfermedad/síntoma se trata,

43
puesto que las células afectadas nos dan información sobre la vivencia que
hay que liberar para curar.

DIFERENCIA ENTRE LA VIVENCIA Y LA EMOCION

La emoción es más global: tengo miedo, siento ira.

La vivencia es más específica: estoy angustiado, tengo pánico, quiero matarlo,


no soporto llevar esta carga, tengo cólera contra mi madre, siento que he
perdido a mi madre, no existo para nadie en mi casa, soy un cero a la
izquierda, mi marido es un desgraciado, me da asco, es indigesto, es
asfixiante, es asqueroso, es demoledor: riñón; etc. etc.

Y, si no se encuentra una solución satisfactoria inmediata y no se expresa


esa vivencia, ese sentimiento específico, se convertirá en una vivencia
biológica.

En definitiva, el acontecimiento se transforma en una sensación, en un


sentimiento. Entra a través de los cinco sentidos y luego busca una
salida. Es imposible de identificar; sucede a nivel inconsciente, en el
plano biológico: psique, cerebro, cuerpo, energía. Cada uno de estos
elementos tiene una repercusión sobre los otros tres niveles.

Cada vivencia traduce una función biológica, como por ejemplo el miedo total
se expresa en la laringe. La tristeza, en muchas ocasiones, se expresa en los
pulmones y la intolerancia en la boca del estómago.

DIFERENCIA ENTRE EL SENTIMIENTO Y LA EMOCION

El sentimiento es una opinión, una evaluación, no tiene efecto sobre el


cuerpo. La emoción se siente en el cuerpo, se ve en él. Uno puede decir
que tiene mucha rabia, si no la siente en el cuerpo es una construcción
mental.

La noción de riel.

En el momento del shock, las circunstancias que lo acompañan también son


grabadas y almacenadas en la memoria celular. Es decir que cada ser
humano está programado para reaccionar a los acontecimientos de una
manera que le es preferencial. Es como la huella que deja la carreta en la
tierra, cada vez que usamos la carreta vamos haciendo más profunda la
misma huella y siempre terminaremos circulando por ella.

44
Por ejemplo, imaginemos que una joven es agredida, una noche de
septiembre, por un hombre calvo con barba y hay polen en el aire.

Ella puede activar sentimientos de angustia cada año en el mes de


septiembre, o cada vez que vea un hombre calvo con barba o cada vez que
entre en contacto con polen. Cada uno de ellos es un riel bien definido y
cada vez que ella se encuentre sobre el riel específico que representa su
manera preferencial de reaccionar, el cerebro estimulará su conflicto.

Hay gente que tiene un riel especial: algunos principalmente “visuales”, con
vivencias que van a estar especialmente canalizadas por la vista, otros será
el oído, otros la garganta, otros se tomarán todo “a pecho”, otros tenderán a
reaccionar sobre el riel de la desvalorización, otros de la impotencia.
Nuestros “mecanismos” de interpretación estarán involucrados en la
definición de los rieles.

Hay rieles que son creados por el individuo, pero la mayoría de ellos
responden a la existencia de soluciones biológicas en el genoma,
instaladas por los antepasados

El impacto de las creencias en la interpretación emocional.

Actuamos y vivimos los acontecimientos en función de nuestras creencias.

Christian Fléche expresó lo siguiente: “Durante la infancia, una necesidad vital


lleva al niño a encontrarle sentido a todo lo que vive. El niño tiene horror al vacío
de sentido. Cuando un acontecimiento surge, le otorga un sentido. Cuando una
sola experiencia es muy fuerte, traumática, puede poner en marcha una
creencia. No vemos más nuestro entorno sino nuestras creencias. Son filtros que
ponemos entre el mundo y nuestra comprensión del mundo.” Ejemplo: Un día,
volviendo de unas vacaciones que pasó en la casa de su primo, un niño
descubre que su madre tiene un nuevo bebé. De golpe, él es menos importante.

Esta sola experiencia crea en él un sentimiento de desvalorización y una


creencia: “nunca hay que partir, porque cuando uno se va, lo pueden
reemplazar”.

Más tarde, en la edad adulta, este hombre no aceptará ocuparse del


lanzamiento de una sucursal de la empresa en la que trabaja, por miedo
inconsciente de que al volver, ya sea a su oficina de origen o a su casa, se
encuentre con que fue reemplazado.

Resumiendo,

No es el acontecimiento vivido lo importante.

La vivencia exclusivamente (aquello que ese acontecimiento representa en la


persona, de manera consciente o inconsciente) es la que se relaciona con la

45
enfermedad. Esta vivencia se “imprime” en nosotros, a menudo codificada de
manera simbólica.

Cuando comprendemos su importancia en la programación de la enfermedad,


los síntomas de la enfermedad nos indican simplemente la dirección, la pista
por donde debemos buscar la fuente de conflicto. Es de capital importancia
que el terapeuta tenga conocimientos generales suficientes para poder
comprender adecuadamente cómo la situación pudo ser vivida por la persona
que lo consulta.

“UNA VIVENCIA TOMA, EN LA CABEZA DE DIFERENTES PERSONAS,


COLORACIONES VARIABLES DE INTERPRETACIÓN, ORIENTANDO
HACIA TAL O TALES ENFERMEDAD(ES). EL PESO DE LA VIVENCIA
LLEVA A QUE APAREZCA LA PATOLOGIA O NO Y EN CASO DE
DESENCADENARSE, CON UN GRADO MAS O MENOS FUERTE DE
EXPRESION”

CLAUDE SABBAH

Ejemplo de enfermedades, soluciones perfectas del cerebro y


sus respectivas vivencias.

a) Historia de Joe, el cazador prehistórico (extraído de Claude Sabbah)

Un grupo de cazadores prehistóricos que viven desde siempre en las grutas


en la montaña, van a cazar lejos de sus grutas en el bosque donde hay
mucha caza, pero no hay refugio suficiente para vivir. Es por eso que viven en
la montaña y deben desplazarse, sí o sí.

El único problema es que hay un río, entre la montaña y el bosque, lleno de


pequeñas serpientes venenosas mortales. Cuando cruzan, con el agua hasta
los hombros, las serpientes pueden picar o morder y matar a los cazadores.
Por lo tanto, la tribu paga un pesado tributo en vidas para lograr su alimento
diario.

Entre ellos, está Joe, que ya no puede soportar más la situación. Ni bien sale
de caza por la mañana, ya comienza a sentirse mal, cuando está al borde del
río su estrés está a pleno y cada paso que da de ahí en más dentro del agua
aumenta ese estrés hasta llegar al paroxismo mientras el cerebro integra la
información del DESCENSO a cada instante. En medio del lecho del río su
estrés está muy por encima de cualquier posibilidad de tolerancia.

Al mismo tiempo, el cerebro integra un conflicto de desvalorización: los otros


cazadores cruzan y él se dice a sí mismo: "¡soy un miedoso, no tengo coraje,
tengo demasiado miedo!”. Vive entonces un doble conflicto de
desplazamiento vertical y desvalorización, día y noche, entonces entra en
sobre-estrés y corre riesgo de agotamiento. Puesto que psicológicamente no

46
encuentra una solución, se requiere imperativamente una solución de
urgencia.

Cuando tenemos un conflicto psíquico agudo permanente que nos está llevando
hacia la muerte, si el pensamiento no encuentra la solución y el cuerpo tampoco,
el cerebro automático la encuentra porque es necesario poner en marcha
inmediatamente una solución ganadora para la supervivencia.

Cuando hablamos de solución del pensamiento nos podemos referir a la


invención del puente de la barcaza, un túnel por debajo del río, zancos, un
sistema de poleas, una catapulta, etc. Puede haber cientos de soluciones “del
pensamiento”, y también es así para todos los conflictos.

Si el pensamiento no encuentra ninguna solución, el cuerpo podría encontrar


una solución como por ejemplo la lucha cuerpo a cuerpo o entrar todos juntos al
agua y matar las serpientes con la punta de sus flechas, o envenenar la fuente
del río para que el veneno mate a todas las serpientes.

Hay dos maneras de quedarse atrapado en el conflicto:

1. No encontrar la solución práctica del conflicto.


2. No encontrar la solución de superación del conflicto.

Volvamos a Joe, el cazador: “Si ni el pensamiento, ni el cuerpo encuentran


solución alguna, YO, EL CEREBRO, soy el que va a encontrar una”. SERA LA
SOLUCIÓN BIOLÓGICA.

¿Pero qué puede hacer el cerebro? Nada contra la situación exterior, ya que solo
puede actuar sobre las células que componen el cuerpo a su cargo.

¿Y cuál será la solución perfecta del cerebro en ese caso?

Va a enviar la orden de BLOQUEAR*, actuando sobre el foco de neuronas que


controla los nervios y, de a poco, Joe, nuestro cazador prehistórico va a
bloquearse, a paralizarse progresivamente y tendrá una ESCLEROSIS
MULTIPLE.

Cuando Joe quede completamente paralizado, deberá permanecer en la gruta y


nunca más tendrá que afrontar su conflicto de cruzar el río. No alimentará más
su sobre-estrés de MIEDO de morir envenenado por las serpientes mientras se
hunde en el río. Gracias a su enfermedad, Joe no necesita enfrentar su miedo,
su conflicto psicológico ha sido resuelto.

Se le dan nuevas funciones en la tribu, como mantener encendido el fuego, o


vigilar los víveres, los chicos, hacer guardia, pero nunca más cruzar el río.

Su enfermedad solucionó totalmente su conflicto: el hecho de estar paralizado


soluciona su conflicto de desplazamiento y también su conflicto de
desvalorización ¡porque ahora la “culpa” es de la enfermedad!

47
AHORA QUE APARECIÓ LA ENFERMEDAD, EL CONFLICTO DE JOE NO SE
PRESENTA BAJO LA FORMA MORTAL DE CONTINUAR AFRONTANDO LA
SITUACION, SINO BAJO LA FORMA, MENOS MORTAL, DE SU
ENFERMEDAD, ES DECIR DE MANERA ATENUADA.

Un tiempo después un potente rayo derriba un gran árbol al borde del río que
queda atravesado, apoyado sobre las dos orillas. La tribu descubre “el puente” y
derriba otros árboles para hacerlo más ancho. Mágicamente, ya no necesitan
atravesar el río arriesgando sus vidas.

De manera natural, el conflicto psicológico de Joe ha sido solucionado.


Ya no necesita esa solución del cerebro. Cuando el cerebro descubre
que ese estrés original ya no está, manda a invertir el proceso de la
enfermedad: poco a poco Joe recupera todos sus movimientos. (Ahí
debe haber aparecido el médico brujo para asegurar que la curación
milagrosa se produjo por la utilización de alguna hierba cuyo origen
solo él conoce su origen... la historia no es más que la sofisticación de
las mismas experiencias).

b) Ejemplo de una joven con depresión.

Una joven está enamorada. Quiere casarse, tener hijos... Cuando ya todas
las condiciones para el casamiento están dadas y sólo falta fijar la fecha, el
novio le dice: “No estoy realmente enamorado de ti, prefiero que nos
separemos”.

Para ella es un shock muy grande. Si lo vive en términos de:

• NIDO, aparecerá un cáncer de seno (si es realmente muy fuerte)

• PÉRDIDA, aparecerá un cáncer de ovarios (en el caso del hombre, el


conflicto de pérdida se traducirá en un cáncer de testículos)

Es importante saber que todo es proporcional, todo es simétrico. Si una


mujer no vive ningún conflicto de pérdida, no tendrá nada en los ovarios.
Con un pequeño conflicto de pérdida, tendrá una pequeña patología
ovárica: una ovaritis. En caso de un fuerte conflicto de pérdida, tendrá una
patología ovárica más importante como un quiste de ovarios, un tumor
benigno en los ovarios. Y si vive un enorme conflicto de pérdida, la
traducción será un cáncer de ovarios.

• DESVALORIZACIÓN / CULPABILIDAD el resultado será una depresión.

Esta joven tiene, como ya vimos, dos maneras de curarse:

48
• soluciona su conflicto de manera PRÁCTICA, por ejemplo, vistiéndose
de manera más coqueta, maquillándose, etc. Si ella lo recupera,
soluciona su conflicto de manera práctica.
• por SUPERACIÓN del conflicto: Uno perdido, diez encontrados. “No
debe ser éste el mío”. Le tiene confianza a la vida.

49
EL CEREBRO AUTOMÁTICO Y COMO SE PROGRAMA.
El cerebro es una computadora de altísimo rendimiento. Matemáticos y físicos
han hecho una extrapolación sobre la base de sus capacidades instantáneas de
cálculo, comparadas a las computadoras actuales de 4ta y 5ta generación, y
llegaron a la conclusión de que el cerebro tendría el poder de una computadora
de 15ta generación. Eso es sin contar los programas y capacidades que no le
conocemos, sino exclusivamente sobre la base de su poder de cálculo.

Este maravilloso ordenador de 1,4 billones a 1,6 billones de células tiene la


función extraordinaria de central de comandos automatizada, de ahí que
llamamos al cerebro biológico, “cerebro automático”.

Esta computadora, como las computadoras que conocemos en la actualidad,


utiliza dispositivos funcionales de entrada de datos:

• la vista,
• el oído,
• el gusto,
• el tacto,
• el olfato,
• el pensamiento

También utiliza periféricos de salida:

• La excreción (fecal, urinaria),


• La secreción (sudoración, saliva),
• La expulsión (vómito, supuración),
• El movimiento,
• La expresión gestual,
• La expresión vocal,
• La expresión orgánica (enfermedad).

Y, finalmente utiliza dispositivos de almacenamiento:

• El cerebro mismo en su función de memoria,


• Todos los sistemas funcionales del cuerpo,
• Todos los órganos del cuerpo,
• Todas los tejidos del cuerpo,
• Todas y cada una de las células del cuerpo.

Cada uno de ellos representa un directorio, un subdirectorio, un archivo del gran


disco que es nuestro cuerpo.

Como vemos, él pensamiento es solo un dispositivo de ingreso


de datos, no una salida. La salida del pensamiento se realiza a
través de la expresión. La no expresión del pensamiento se
almacena en un "archivo temporario”, es decir que se expresará
con una enfermedad.

50
La primera “a”.

¿Cómo maneja el cerebro automático la información? El ejemplo común es el de


la primera “a” en la escuela.

Cuando el niño llega a la escuela y empieza a aprender a escribir se enfrenta a


un mundo nuevo. La maestra le enseña a escribir su primera letra: la “a”. El
chico va a escribir como puede esa letra y el cerebro integrará la información por
primera vez. La grava para siempre: esto es una “a”. Por supuesto, irá
mejorando su escritura, pero sabe que el círculo con un palito abajo adelante y
una colita que se levanta un poco atrás y abajo es una “a”. A partir de allí,
durante toda su vida escribirá millones de “a” y todas ellas, serán como una
fotocopia de la primera. El cerebro irá a buscar cada vez la matriz, esa primera
“a” al igual que hace la computadora cuando alguien presiona la “a” y va a
buscar lo que ese impulso trae de su memoria: un dibujito que para la
computadora no significa nada, solo una colección de puntos que forman un
símbolo. Ese símbolo fue cargado en la computadora UNA SOLA VEZ, y no hay
copias de ella guardadas en la memoria: solo esa.

Nota al margen:
Es particularmente importante comprender que esa sola “a” no sólo almacena en
el niño la letra, sino todo lo que sintió relacionado a ella. Siempre hay padres que
desean que su hijo aprenda a escribir un “poquito” antes que los demás, lo
hacen por varias razones, todas relacionadas con sus propios miedos. El
problema es que, al empezar las clases, habrá ya dos tipos de alumnos en la
clase: los que pasaron todo el verano llenando páginas de letras de la mano de
los padres, los tíos, las abuelas... y los que “jugaron limpio” o por razones
particulares relacionadas con los programas familiares de comportamiento. Por
supuesto, la maestra obvia la importancia de esta realidad y felicitará al que
practicó durante tres meses (porque no vio los desastres que dibujó el primer
día) y mandará una notita a los padres de aquel que “no hizo trampa” diciéndoles
que el hijo experimentaba dificultades de aprendizaje. ¡Obviamente! ¡A esa
edad, tres meses de aprendizaje en una mente virgen son como dos años de
universidad a los veinte! Lo que sigue puede ser dramático para el chico, para
los padres (que tienen un chico que siempre tendrá esa dificultad... ¡porque se la
acaban de programar!). La situación puede llegar a consultas psicológicas pero
el chico es perfectamente normal. Sin embargo, frente a ese shock violento del
primer contacto comparativo con sus compañeros, el chico puede programar
muchísimas cosas: “No sirvo”, “Hacer trampa es felicitado”, “¿Para qué
esforzarse si de todos modos nunca alcanzaré el nivel de los demás?”.

Eso no significa que toda la vida sea así. Cada uno de aquellos que tenían esa
pequeña ventaja con su primera “a”, podrán llegar un día a encontrarse con que
deben comenzar algo sin ventaja y los otros, llegará un día en que justamente el
hecho de haber tenido siempre que empezar en desventaja se volverá una gran
ventaja.

51
Finalmente es importante aclarar, como se verá a lo largo del aprendizaje de la
Desprogramación Neuroemocional, que, hasta el comportamiento inconsciente
de la maestra en su momento, no es casual. Es perfectamente sincrónico con la
realidad emocional evolutiva de cada uno de sus alumnos.

Todas las “a”, excepto una - la primera - , que escribimos a los largo de nuestra
vida serán iguales (no en la forma exacta por supuesto, sino en la manera de
escribirla: palito, circulo comenzando de arriba, barra descendente, redondeada
abajo, colita al final. La primera será diferente no porque la letra sea diferente
sino porque es la que se graba en la memoria. Esta no conoce la “a” así que la
primera es una integración, las demás son fotocopias. El aprendizaje de mi
primera “a” representará lo nuevo que conozco. A partir de la segunda “a”, todas
representarán lo que reconozco.

Podemos entonces decir que es necesario tener una “a” programante para tener
después eventuales y futuras “a” desencadenantes. Este mecanismo es idéntico
para toda cosa: una “a”, un poema, una suma, un saludo, una enfermedad. Una
enfermedad no es posible si no ha sido previamente programada en nosotros.
Es así que aparece respetando la ley de los “conflictos programantes-
desencadenantes”.

El que no programa no ejecuta. Esto no significa que un solo conflicto no pueda


ser programante y desencadenante al mismo tiempo dependiendo de la violencia
de la vivencia. Significa que nadie va a hacer una enfermedad, repentinamente,
sin que algo la haya programado. Si usted (como veremos con el ciervo joven)
nunca tuvo un territorio o un comportamiento territorial, nunca programará un
infarto de miocardio. Si usted tuvo un infarto de miocardio, éste no nació
espontáneamente, sino que sigue a un conflicto intenso de pérdida de territorio,
INDEFECTIBLEMENTE.

La mecánica funcional de los conflictos.

Vivimos diferentes niveles de estrés:

• Estrés normal
• Estrés de preocupación
• Sobre-estrés permanente
• Estrés intolerable, que lleva al D.H.S. y genera un foco de Hamer.

a. Conflicto programante-desencadenante (aproximadamente 10% de los


casos).

(Es el conflicto que programa y ejecuta simultáneamente).

La mecánica es simple: estrés súper-intolerable que desborda toda


capacidad de programación. El conflicto se programa y se ejecuta
simultáneamente.

52
Ejemplo: Una madre ve como su hijo es atropellado por un camión al cruzar la
calle.

No hay tiempo para el estrés psicológico, el cerebro sabe que debe bajar eso a
la biología inmediatamente, no por el hecho en sí sino por la intensidad de la
vivencia que acaba de detectar en la madre.

b. Conflicto programante y más tarde conflicto desencadenante


(aproximadamente 35 a 40% de los casos).

En este caso la persona experimenta la misma vivencia con la misma tonalidad.


Los hechos, aún sin ser similares (muchas veces lo son), generan la misma
interpretación emocional. Es importante aclarar que aquí hay que tener en
cuenta que a diferentes edades los conflictos se viven de manera diferente: lo
que estresó enormemente a un niño a los 9 años puede parecer una nimiedad a
los 45. Sin embargo, la intensidad que vivió a esos 9 años es tan fuerte como la
que es un drama enorme a los 45.

El conflicto.se graba y el cerebro comprende que hubo un estrés muy fuerte y


que debe guardar en memoria por si la tonalidad y la intensidad vuelven a
presentarse.

Ejemplo: a los 9 años muere su mascota que para ella es su única amiga
(programa). A los 27, su mejor amiga fallece en un accidente de auto
(desencadena).

Ejemplo de esclerosis múltiple: Cae de un árbol con una sierra eléctrica


(programa). Años más tarde, pierde su comercio (caída simbólica) y
desvalorización.

En un conflicto programante podemos ver un foco de Hamer en el cerebro,


pero no hay manifestación patológica en la biología. A menudo encontramos,
en esos casos, una manifestación en el comportamiento, es decir un patrón de
conducta, un modo de reaccionar específico frente a una situación dada.

El conflicto desencadenante se va a manifestar siguiendo un ciclo preciso y


es programado por un acontecimiento cuya tonalidad conflictual es similar al
conflicto que la programó.

c) Un gran estrés que despierta todos los estreses. (Aproximadamente el


50% de los casos)

Si alguien vive un estrés enorme, su cerebro decodifica: conflicto biológico de


supervivencia. Entonces el cerebro va a releer (gracias a su sistema de
almacenamiento holográmico) todas las situaciones de otro muy gran estrés ya
vividas a lo largo de la vida, haciendo desfilar, en un instante, todas las
memorias de su vida.

53
Puesto que no encuentra la misma tonalidad va a buscar la intensidad y buscará
en su pasado si hubo un estrés tan importante para saber qué solución ganadora
aplicó entonces. Al encontrar ese gran estrés, aplica la solución para bajar este
nuevo gran estrés, puesto que la persona corre el riesgo de “quemar todos los
fusibles”.

En este caso, el conflicto desencadenante no está unido con el programante ni


por los hechos, ni por creencias similares, ni emociones similares, sino
solamente por el nivel de violencia del estrés.

Cuando una persona dice: “Es como si hubiera visto desfilar toda mi vida en un
segundo”, es porque es exactamente lo que sucedió: el cerebro buscaba en los
recuerdos inconscientes la solución.

Hay un ejempló que cita el Dr. Sabbah para mostrar cómo funciona esto, y es el
de la mujer que tenía un fuerte eczema en las nalgas. Esta mujer lo va a
consultar porque no hay médico que le encuentre cura alguna. Imagínense que
incómodo es tener eczema en las nalgas. Comienza la consulta y enseguida el
Dr. Sabbah detecta inmediatamente que la mujer vive un calvario. El terapeuta
identifica el desencadenante rápidamente (la muerte de su esposo cuando ella
tenía 75 años) y cree que ya tiene la solución para desactivar el conflicto, pero
esta mujer le presenta una “resistencia” inusual: su vida es el paraíso. Si bien le
dice al doctor que “su pena por la muerte de su marido es inconsolable”, él sabe
muy bien que ella ya hizo el duelo de esa muerte seis meses después de su
muerte porque es allí cuando apareció el eczema que solo aparece cuando el
conflicto psicológico ha sido solucionado. Así que puede inventarle cualquier
cosa, que él sabe la realidad de su pena.

Se casó con su primer novio, enamoradísimos ambos, y se miman como el


primer día prácticamente hasta la muerte del marido. El Dr. Sabbah aplica
entonces una técnica agresiva, muy agresiva, para hacer que la mujer se estrese
a lo máximo (hay que saber manejar esta técnica de manera muy precisa así
que no es recomendable hacerlo sin tener experiencia terapéutica). Busca
tonalidades similares, nada. La presiona cada vez más: “¡Vamos! ¡Busque!
Usted tiene una enfermedad en las nalgas, algo tiene que haberle pasado
alguna vez en su vida en las nalgas. Un conflicto fuerte, muy fuerte... Hasta que
el cerebro le abre el camino: “¡Sí, sí, ya me vuelve! ¡A los 3 años, sí! Mi mamá
había salido de la cocina y yo hice un movimiento tonto y me caí sobre el sartén
caliente, me quedé pegada unos segundos, hasta la tela de mi bombacha se me
quedó pegada a la piel. ¡Fue terrible! Estuve dos meses con curaciones
dolorosísimas. Fue lo más terrible que me sucedió en la vida, fue insoportable.

Normalmente un eczema se cura en unos días o unas pocas semanas. Puesto


que su vida había sido un paraíso, su cerebro no encontró nada más que ese
estrés para disparar su solución cuando se produce el conflicto de separación
ante la muerte de su marido. Después de dos años y medio de eczema, éste no
tardó en desaparecer completamente.

El ratón tiene un reflejo condicionado basado sobre este principio del gran estrés
que despierta todos los estreses: no importa que es lo que se mueve cerca de él,

54
para el ratón siempre va a ser el gato. Porque si duda un segundo, y es
realmente el gato, estará muerto.

Otras maneras de generar conflictos.

El conflicto auto-programante.

En el conflicto auto-programante es nuestro propio cuerpo que es fuente de un


nuevo conflicto. Entre las posibilidades está el estrés que es provocado por los
síntomas que nos re-programa en la enfermedad: esto hace que la enfermedad
se vuelva crónica e incurable.

Por ejemplo: Un eczema (o el acné). “Soy feo, nadie querrá estar en contacto
conmigo porque mi piel es horrenda, llena de pozos... Nadie. querrá tocarme”.

Un conflicto que suspende otro.

Se trata de dos situaciones diferentes, independientes una de otra y que ni


siquiera tocan las mismas vivencias. El segundo conflicto, el shock, crea la
anulación del primer conflicto. El primero es relativizado y pierde importancia.

Por ejemplo, un hombre sufre un robo en su casa y su estrés está relacionado


con el sentimiento de invasión a su intimidad. Conflicto: Marcado de territorio +
impotencia. Pero este conflicto pasará a segundo plano porque recibe un
llamado telefónico avisándole que su madre tuvo un serio accidente y era muy
posible que tuvieran que amputarle las piernas.

Otro ejemplo es el de una mujer que desea por todos los medios alejar a su
marido del problema de la bebida. Hace mucho esfuerzo y su mayor estrés está
centrado en esa situación... hasta que se entera que su marido tiene una
amante... El segundo conflicto barre literalmente al primero.

Conflicto vivido por el hijo para aliviar a alguno (o ambos) padres (¡o
ancestros!).

Hijo que nace sordo. En el séptimo mes de su gestación, la madre es acusada


injustamente por un hermano, en el contexto de una discusión brutal, de haber
malversado el capital de la sociedad familiar para beneficio propio, lo que
conllevó a la disolución de dicha sociedad y a la división del clan. El hijo nace
con la solución perfecta a ese drama, para no escuchar jamás una acusación.

El conflicto psicológico de los padres se vuelve el conflicto biológico del hijo. La


representación emocional de los padres manifestará su solución biológica en la
descendencia. Veremos que esto también se “arrastra” por generaciones.

No hay culpables, ni víctimas, solo hay leyes biológicas.

55
Conflicto en equilibrio.

Se trata de un conflicto pasado no resuelto y que puede permanecer en


equilibrio durante años. Su actividad es débil. Se trata de un estado soportable,
aunque permanece en la trastienda de nuestros pensamientos, en un cajón, sin
moverse, pero sin curarse: ya no vemos el origen del conflicto y ni siquiera nos
detenemos a analizarlo. Puede ser activado con muy poca cosa, como
enfrentarse a la causa del conflicto olvidado para disparar la actividad. Es normal
que la persona permanezca en vagotonía durante mucho tiempo, fase de la cual
no puede salir a causa de pequeñas recaídas. Por ejemplo, alguien que ha
superado un conflicto de separación pero que al mencionársele el nombre de la
persona de quien se separó, aunque sea refiriéndose a una tercera persona, el
conflicto se reactiva.

Conflicto reincidente.

Se produce cuando un mismo acontecimiento exterior se repite recurrentemente.


- ' Mientras no esté solucionado, hará que la persona caiga en fase activa de
conflicto. Eso da enfermedades crónicas, bronquitis o problemas cardíacos
crónicos. Normalmente son pequeños conflictos, como pueden ser las disputas
familiares “siempre con lo mismo”.

Conflictos secundarios.

Son como metástasis pero psíquicas. Se vive un conflicto importante que es


amplificado (“efecto lupa”) haciendo posible la aparición de otro conflicto
importante que a su vez facilita la aparición de un tercer conflicto, etc.

Todo se engrana con mucha facilidad y alcanza con una simple frase mal
interpretada, de quien provenga (incluso del terapeuta), que será amplificada por
susceptibilidad o por paranoia.

Por ejemplo:

Una mujer sospecha que su marido tiene una amante, produciéndole ya sea
temor, o desvalorización, o inseguridad por ejemplo... pero no tiene la certeza.
Está en estrés psicológico. El marido vuelve un día del trabajo con olor a
perfume de mujer, posiblemente porque junto a él en el tren se sentó una mujer
que había exagerado en su “puesta a punto”. La esposa ya piensa ahí en
divorcio, en separación de bienes, etc. Su conflicto ahora la lleva a otra vivencia:
de la desvalorización (que afecta los músculos o los huesos), pasa al deseo de
venganza, al ajuste de cuentas (que afectará la vesícula).

La mujer, católica practicante, va a confesarse con el párroco y le cuenta sus


pesares y lo mal que se siente con ellos a cuesta. El párroco, quiere ser
condescendiente con ella, no comprende que son sospechas y da por sentado
que son hechos, le dice: “Hija... Cálmate. Debes comprender que la conquista es
la naturaleza del hombre... etc.”

56
La palabra del cura para una ferviente católica es ley y hasta posiblemente
interprete que el cura sabe que su marido le es infiel, ya sea por confesión o por
comentarios de los vecinos. Se siente profundamente DESVALORIZADA, que el
mundo se le viene ABAJO (desplazamiento en la verticalidad), con un
SENTIMIENTO DE IMPOTENCIA Y GRAN DOLOR MORAL, SIN SABER QUE
CAMINO TOMAR a partir de allí: el cóctel de ingredientes que genera una
enfermedad en particular. Cualquiera sea la solución del conflicto (posiblemente
descubrir que .el marido no la engaña y que todo era producto de una paranoia o
posiblemente que efectivamente su marido la engañaba y se divorcian), en fase
de reparación, los síntomas harán que el médico diagnostique: FIBROMIALGIA.

Conflictos por identificación.

Es muy común entre padres e hijos. Uno puede estar tan identificado con el otro
que desencadenará una enfermedad que le pertenece al otro y éste no la
desencadenará porque ambos cerebros están en contacto y saben qué solución
se está “negociando”. Es también el principio que rige los conflictos ancestrales,
puesto que todos los conflictos creados deben ser solucionados, tarde o
temprano.

Imaginemos que una mujer pierde a su hijo pequeño en un accidente. La madre


de esta mujer, en estrecho lazo afectivo con su hija, disparará más tarde un
cáncer de ovarios.

Es por eso que cuando una persona se enferma, es muy útil comprender el tipo
de conflicto que genera esa enfermedad y preguntarse: ¿Acaso me pertenece a
mí? Muchas veces no y el inconsciente lo sabe y comprende que puede
desactivar el conflicto.

Conflictos de diagnóstico (a ver en extenso en el capítulo 16).

57
SOLUCIONES DE LOS CONFLICTOS: SOLUCIÓN PRÁCTICA
O DE SUPERACION.

Para resolver un conflicto se necesita:

• Identificar el acontecimiento desencadenante y el programante del


conflicto y liberar el “pensamiento negativo en acción”, la vivencia
asociada a ese conflicto.

• Encontrar una solución a nuestro conflicto, y para eso tenemos dos


opciones:

• La solución práctica (en el ejemplo de Joe el cazador era, por ejemplo,


matar las serpientes)

• La superación: acepto la realidad tal cual es, hay que aceptar, soltar la
carga, dejarla ir. hacer el duelo del conflicto (con los chicos las madres
usan el “ya pasó”).

Los animales, a diferencia de los humanos, tienen una sola posibilidad de


resolver sus conflictos, es la solución práctica. Se ataca o se huye, porque su
conflicto es directamente biológico. No serviría de mucho a una gacela hacer
el duelo del conflicto de tener un guepardo corriéndole detrás.

Los humanos, a pesar de tener ambas posibilidades, buscan generalmente la


solución práctica a sus problemas. Incluso desean que se haga según la
manera en que a ellos mejor les parece. Queremos curarnos, pero a nuestra
manera. El terapeuta debe hacerle tomar conciencia cuál es la mejor solución
para su conflicto y rara vez es la que más place al enfermo.

Puesto que los seres humanos tenemos nuestra inteligencia, esa fuerza
pensamiento nos permite encontrar soluciones por la superación.

Por ejemplo: “Mi marido me insulta permanentemente: en lugar de separarme


de él (solución práctica de eliminar el problema), no le prestó atención para no
rebajarme a su nivel (solución por superación)”.

Algunos conflictos aceptan los dos tipos de soluciones, pero otros solo
aceptan uno. Si alguien se muere, no hay solución práctica. Una solución
práctica puede ser buena mientras se encuentra una solución por superación.

LA MEJOR SOLUCIÓN SIEMPRE ES SOLTAR LA CARGA, NO AFERRARSE


AL PROBLEMA.

58
LAS CINCO ETAPAS DEL DUELO DEL CONFLICTO.

Estamos acostumbrados a emplear la palabra “duelo” asociada a la muerte de


una persona. En realidad, el duelo se refiere a todo aquello que tiene
importancia para nosotros cuyo fin debemos aceptar en algún momento de
nuestra vida. Vivimos, por ejemplo, un duelo por un noviazgo que para nosotros
tenía un gran valor y que, por alguna causa, se terminó. Un día terminamos por
aceptar, por comprender que no se puede volver atrás, que eso se terminó.

Una situación emocional es incompleta cuando no se cumplieron las cinco


etapas del duelo de un conflicto.

El duelo comienza siempre con:

• Etapa 1: Cólera, frustración, rencor.


• Etapa 2: Aflicción, tristeza, impotencia. -

Las últimas tres etapas se siguen siempre en el mismo orden:

Etapa 3: Reflexión (recordar buenos momentos, preguntarse qué


aprendimos con ello)

Etapa 4: Encontrar una solución, una explicación, admitir, encontrar otro


punto de vista o un sentido a la situación.

Etapa 5: Aceptación, soltar la carga, hacer la paz consigo mismo y los


demás.

¿Cuál es el duelo que no hice? *

• Duelo del padre o de la madre que no tuve,


• Nacimiento (separación del útero)
• Despegarme de las polleras de mamá,
• Duelos escolares (guardería, jardín de infantes, etc.)
• Duelo por la pérdida de la infancia (“Ahora eres grande, responsable...”)
• Duelo de los primeros amores (mascota, muñeca, amigo imaginario, etc.)
• Duelo por la pérdida de animales, de muñecas...
• Duelo de no tener diplomas
• Duelo del matrimonio malogrado
• Duelo por la pérdida de empleo
• Duelo por los sueños no realizados
• Duelo por la pérdida de su país, de su ciudad, por mudanzas,
• Duelo por seres queridos (parientes, amigos, profesores, Maestro)
• Duelo por la menopausia
• Duelo por envejecimiento
• Duelo por la pérdida del cabello
• Duelo por una derrota
• Duelo por pérdida de territorio

59
• Duelo por accidentes
• Duelo de peleas y discusiones
• Duelo de no haber tenido hijos
• Duelo de no tener novio o novia
• Etc.

Cuando se tiene dificultad para completar el duelo, para dejarlo en el pasado sin
que nos vuelva a afectar, es que nos quedan remordimientos. Mientras no
solucione esos remordimientos, no se puede hacer el duelo. Es el
remordimiento, ese pesar, el que produce la carga emocional. Hay que
preguntarse: “¿Qué es lo que hice o que no hice con tal persona o por ella, que
me hace sentir este remordimiento?

SITUACIONES DE DUELO EN EL TRANSCURSO DE LA VIDA Y


CONSECUENCIAS DE LOS DUELOS NO HECHOS.

-Un bebé, sale del útero de la madre y se enfrenta a su nueva vida “aérea”. Para
lograrlo debe hacer el duelo de la etapa anterior, muy confortable y protegida.

Si no hace el duelo, habrá consecuencias negativas como por ejemplo


regresiones.

- El momento en que al bebé se le corta el pecho, el niño debe hacer el duelo de


la lactancia al pecho y en contacto con la madre. Si no hace ese duelo, se
presentarán consecuencias negativas, como problemas orales alimentarios y/o
inconvenientes cutáneos epidérmicos.

- Llega también el momento de ir a la escuela y por lo tanto debe hacer otro


duelo, el de su etapa anterior, alrededor de las faldas de su madre. Si aquí el
duelo no es hecho habrá, por supuesto, consecuencias negativas: angustias,
miedos, problemas de falta de confianza en si mismo, desvalorización relacional
y conflictos relacionados a las relaciones y a las comunicaciones.

Durante los años que seguirán en la primaria, descubrirá que no es un lugar de


juegos, de libertad como en el jardín de infantes (¡del cual también tiene que
hacer el duelo!). La maestra le exige concentrarse en su trabajo, lo cual lo
estresa y, si no logró hacer el duelo de la etapa anterior, se bloqueará frente a la
contradicción que es para él no tener más el placer de antes.

Las reprimendas de la maestra son una de las grandes causas de fracaso


escolar (no la única obviamente).

Siguiendo el mismo mecanismo, el ser humano debe hacer duelos permanentes


de su pasado, especialmente del pasado inmediato. Pasará a la adolescencia y
allí enfrentará su primera responsabilidad y para lograrlo con éxito tiene que
haber hecho el duelo de las etapas anteriores en que lo gobernaba la
despreocupación. Luego posiblemente tenga que abandonar los estudios (por la
razón que sea) y deberá hacer el duelo de los diplomas no recibidos, sino se
desvalorizará (el diploma es uno de los mayores símbolos de valoración). En

60
francés, lengua viva con el mayor contenido “verbal” (en relación a las
interpretaciones que permite cada vocablo), “diplome” contiene el “verbo”: “Dit-
(plus)-homme”, que significa “llamado: más hombre”. ¿Acaso no es ese el
efecto?

Todas las etapas de nuestra vida llevan consigo el duelo de la etapa anterior. Si
un hombre a los 40 años no puede jugar al tenis como cuando tenía 20, debe
hacer el duelo de su valor tenístico de su juventud sino, y esto es muy preciso,
hará un conflicto de desvalorización relacionado con sus prestaciones deportivas
que se reflejará en diferentes problemas en los tobillos o las rodillas. Si se
desvaloriza, en cambio, sobre la calidad de su juego, el reflejo conflictivo de no
haber hecho el duelo de la calidad de su juventud, tendrá molestias en la
muñeca, el codo y la espalda. La desvalorización no está en relación con su
rendimiento físico, su capacidad atlética o aeróbica sino específicamente con la
calidad de sus golpes.

La mujer enfrenta una gran etapa a llegar a la menopausia. Es importantísimo


que acepte rápidamente su nueva situación enterrando la anterior, incluso hasta
declarando “menopausia voluntaria”. Está enfrentando fuertes transformaciones
y numerosas vivencias negativas (no poder más tener hijos - no poder trabajar
tanto como antes - verse menos bella que en su juventud - no sentir el mismo
romanticismo de antaño y tener un punto de vista menos femenino de las cosas
de lo habitual). Inevitablemente, si no puede hacer el duelo, sentirá una gran
desvalorización global lenta que será atenuada porque comparte su condición
con todas las mujeres de su edad. Así aparece la osteoporosis: para evitarlo
debe estar en armonía con su edad, haciendo el duelo de su juventud. Es muy
común que la mujer en esta etapa encuentre valores superiores a cultivar como
su espiritualidad, porque es algo en lo que inevitablemente encontrará
valorización propia.

EN DEFINITIVA, LA ENFERMEDAD REAL NO ES LO QUE


CREEMOS SINO EL EFECTO SOMATICO Y/O PSIQUICO
MANIFESTADO DE UN CONFLICTO. ES LA PARTE VIRTUAL
PURA DEL CONFLICTO, NUESTRO PENSAMIENTO NEGATIVO
EN ACCION QUE MARCA NUESTRA VIVENCIA EMOCIONAL. EN
EL CASO EN QUE ESA VIVENCIA SEA NEGATIVA Y QUE NO
LLEGAMOS A HACER EL CORRESPONDIENTE DUELO, LA
ENFERMEDAD APARECE.

61
LA PSIQUIS Y EL CEREBRO ORGÁNICO.

No se puede delimitar, distinguir con precisión rigurosa entre la psiquis, el


cuerpo y el cerebro puesto que, de hecho, es un trío permanentemente
sincronizado. Los tres forman una unidad.

Todos los procesos fisiológicos están relacionados y coordinados por el


cerebro. El psiquismo es el programador, mientras que el cuerpo y el cerebro
constituyen ambos el órgano-objetivo.

En caso de programación optima, el cuerpo y la psiquis son mantenidos en un


estado de armonía y, en caso de programación que induce una disfunción, el
cuerpo se verá afectado al igual que la psiquis, el primero bajo la forma de una
enfermedad, el segundo puede serlo por medio de una depresión, de pánico,
de mal humor, etc.

Por otra parte, la programación no se produce solamente a partir del psiquismo


hacia el cerebro y el organismo sino también el cuerpo, después de heridas,
fracturas, intoxicaciones, etc., está en medida de inducir una programación
automática del cerebro y de la psiquis.

Es importante recordar que el cerebro activa y desactiva enfermedades como


un interruptor. No actúa sobre situaciones externas sino solo sobre la propia
biología del individuo, sus células.

Esto sucede de esta forma:

1. El hecho exterior.

2. Ese acontecimiento es percibido por los 5 sentidos.

3. Inmediatamente la memoria inconsciente de otro evento con quien comparte


un punto común interviene.

4. Las creencias aparecen y provocan la vivencia (la interpretación emocional


del hecho).

5. Esta vivencia es codificada biológicamente en el cerebro.

6. El cuerpo expresa el programa de adaptación, una enfermedad o un


comportamiento o una fobia o una disfunción, etc.

62
CONFLICTO DE DIAGNÓSTICO.
Este conflicto es un descubrimiento de Claude Sabbah.

EL CONFLICTO DE DIAGNOSTICO GENERA EL 90% DE LAS


ENFERMEDADES Y EL 100% DE LOS CASOS DE AGRAVACIÓN.

Veamos cómo actúa este verdadero enemigo público número 1. Es importante


aclarar que muchas veces el médico (puesto que no se conoce una cura de
ciertas enfermedades a través de la medicina tradicional) da el diagnóstico de
buena fe, compadeciéndose de su paciente. El problema es que al mismo
tiempo, y como no conoce el mecanismo real, se lo agrava. Pero en general, los
médicos actúan de la manera en que fueron enseñados. Es un problema pero no
es de mala fe.

• están los problemas generados por, al menos, fe dudosa. Como por


ejemplo esta publicidad europea de la Liga contra el Cáncer:

“Sin fiebre, sin dolores, sin fatiga... Usted tiene todos los síntomas para necesitar
hacer un chequeo del cáncer de mama. No es porque usted cree que no tiene
nada, que realmente no tiene nada”.

Y el más común, el antihistamínico: “La época de las alergias ya está


cerca.”

Sin mencionar, las epidemias... de 7 casos en todo un país. (Veremos las


epidemias más adelante).

¿Qué mejor que todo eso para sugerirle que no importa cómo se sienta uno, de
todos modos está gravemente enfermo?

LO QUE PARA EL MEDICO ES UN DIAGNOSTICO, PARA EL ENFERMO ES


UN PRONOSTICO. NO EXISTE NADA MAS GRAVE EN LA SUPERFICIE DEL
PLANETA QUE EL CONFLICTO DE DIAGNOSTICO PORQUE PUEDE
MULTIPLICAR CIENTOS DE VECES LA GRAVEDAD DE LA ENFERMEDAD

¡Pero también la falta de diagnóstico puede enfermar! El silencio del médico nos
enferma, es a veces insoportable. El terror que vive el paciente multiplica el
estrés y por lo tanto se agrava la enfermedad.

La solución está en comprender cómo funcionan las enfermedades y poder


transmitir el diagnóstico con la plena confianza en la curación, cualquiera sea la
enfermedad.

Diferentes maneras de generar un conflicto de diagnóstico:

En lo que dice el médico: “No encontramos la fuente de su problema, vamos a


pasar nuevos exámenes”, por ejemplo, (mi enfermedad es rara)

63
En lo no dicho: El marido le pide al médico que no diga nada a la esposa porque
es muy sensible y no lo soportaría...

En el silencio: El médico no llama. El paciente se inquieta un escaloncito más


cada día.

Hay otras maneras de desencadenar el estrés, que pasan desapercibidas pero


que pueden ser muy violentas: para algunos el simple hecho de ver su legajo en
las manos del médico es suficiente; para otros es la sala de espera donde
esperan con otros pacientes (algunos de ellos peores que otros); para otros, la
manera en que la familia actúa frente a su enfermedad, etc.

-Por supuesto, está el AUTODIAGNOSTICO. Puede dispararse en todo


momento, con sólo escuchar palabras “extrañas” o que no lo son tanto pero que
dejan claros subentendidos: biopsia, radioterapia, quimioterapia, etc., o nombres
técnicos de enfermedades que el paciente va a consultar en Internet y que al ver
de qué se trata genera una o dos nuevas enfermedades (que si se trata de un
tumor, los médicos le informaran, que son nuevos tumores, metástasis).
La crisis epileptoide es también una fuente de estrés cuando no se sabe cómo
funciona: llega cuando se está al máximo de la reparación y es frecuentemente
tomada como agravamiento.

Las enfermedades se vuelven graves por sobre-estrés y son


proporcionales al estrés vivido.

Solo los médicos pronuncian frases que hablan de enfermedad incurable. Esa
frase que enferma es difícil de desprogramar porque, por sobre todas las cosas,
es pronunciada por la persona a quien le damos la autoridad de pronunciarla.

Si hay algo que retener de esta formación de base de


Desprogramación Neuroemocional de las enfermedades descrita
bajo la forma de historias naturales comparando los tres reinos:
vegetal, animal, humano y de la decodificación biológica, es que
hay que tener muchísimo cuidado de no crear un conflicto de
diagnóstico en la cabeza de nuestros consultantes. Ya tiene una
enfermedad, no es necesario agravársela.

El 90% de las enfermedades y el 100% de las agravaciones son producidas por


el conflicto de diagnóstico.”

El Dr. Sabbah aporta varios ejemplos de conflicto de diagnóstico fulminantes.


Este es determinante para ver lo real que es.

64
El niño con una pierna más fina que la otra.

Este niño vive en Francia. Un día vuelve del colegio diciéndole a la madre:
“Mamá, estoy mal hecho, los demás se burlan de mí. Dicen que tengo la pierna
izquierda más flaca que la derecha”.

Es normal, los zurdos tienen la pierna derecha un poco más fina, y los diestros la
pierna izquierda. Siempre tenemos una pierna más fina que la otra, como los
tenistas normalmente un brazo más ancho que el otro. Esto es tan real que, si
caminamos en el desierto, si nos agotamos, terminamos caminando en círculo
en el sentido de la pierna más débil hacia el interior. Los dos pasos no son
iguales y se termina encontrando el rastro que nosotros mismos hemos dejado.

Si su madre le hubiera dicho en ese momento “es normal”, nada hubiera


sucedido.

Pero nos encontramos frente a una madre muy escrupulosa... y todo lo que
sigue se va a disparar allí.

“Déjame ver... sácate el pantalón. ¡Ah! si, efectivamente, voy a hablar de esto
con tu padre a ver qué piensa”. (Ya el chico acaba de iniciar el conflicto con sus
piernas: no era una burla de sus amiguitos, su madre lo confirma).

El padre llega, la madre le cuenta, hacen la comprobación, nueva confirmación.


Los padres se Inquietan y al chico el estrés le saltó al escalón siguiente: ir a ver
al médico.

El Doctor: “No puedo pronunciarme antes de ver el resultado de los exámenes”.


Radiografías.

Llega el radiólogo con las placas y se las da a la madre: “Acá están las placas,
vaya a ver a su médico”. Es estrés pega otro saltito cuántico.

El médico mide: “Hipotrofia, es preocupante”. El chico no entiende la palabra, y a


cierta edad eso produce pánico: conflicto de miedo de que algo grave le esté
sucediendo a mi pierna.

Con lo que sigue, vamos a tener la prueba absoluta que es el conflicto el que
crea la enfermedad.

En Francia, se ponen las placas radiológicas en la pantalla como si la persona


estuviera frente a nosotros, es decir que la pierna derecha se ve a la izquierda y
la izquierda a la derecha. En Alemania, por ejemplo, se ponen las placas como si
tuviéramos la persona delante de nosotros, pero dándonos la espalda, de ese
modo quedan las piernas del lado en el que también están las nuestras.

Por lo tanto, el niño que está allí, a fuerza de estresarse por la pierna que es
medida y descrita por el médico como preocupante (la izquierda pero que, en
Francia, se ve a la derecha como si fuera la pierna derecha), el chico se estresa,

65
se estresa, se estresa y termina haciendo un conflicto de silueta en su
pierna... ¡derecha!

Es así como eso entra en su cerebro, es su verdad cerebral, aunque la realidad


sea exactamente lo contrario.

¿Qué va a dar el conflicto de silueta?

El conflicto de silueta es una de las dos maneras de decodificar la grasa porque


cuando se alcanza la talla adulta, no se cambia más esa dimensión “talla” por el
resto de la vida. La única manera de cambiar la silueta ante la propia vista en el
espejo, o en el reflejo del lago desde el inicio de los tiempos, o en la mirada de
los otros, es produciendo o perdiendo grasa. Los conflictos de silueta estarán en
correlación con la
Este niño hizo un terrible conflicto de silueta en la pierna derecha (en su cabeza)
a pesar que consultaba por lo fino de su pierna izquierda. Cuando llegó al
consultorio no tenía nada en la pierna derecha y en el estrés de la consulta, en
conflicto de diagnóstico, se va con un liposarcoma (cáncer de la grasa) en la
pierna derecha.

Cáncer enteramente creado durante esa consulta a través de los gestos, las
explicaciones y las previsiones del médico francés. Ninguna duda de que ese
cáncer vino por la violencia del conflicto de diagnóstico que llegó a lo profundo
del cerebro del chico.

Esto nos da entonces la prueba absoluta que acá el conflicto ha puesto a punto
la creación y la aparición de la enfermedad, lustrando este principio fundamental
de la biología.

No puede haber aparición de una enfermedad sin participación activa del


cerebro (incluyendo los traumatismos).

La grasa es un tejido del mesodermo nuevo, controlado por la médula cerebral


(sustancia blanca). En fase activa entonces, “cava”, generando micro-úlceras
que pasan desapercibidas. Pero, mientras tanto, el chico, juega al fútbol en la
escuela y se afirma sobre su pierna derecha. Ya el conflicto parece haber sido
superado así que entra en fase de reparación de su pierna derecha: se rellena.
Es en ese momento de movimiento natural, de mitosis de las células de grasa,
que se hace el diagnóstico que será un liposarcoma.

Todo el mundo se desespera porque se habla ahora de un cáncer en la pierna


derecha.

Se lo opera, se le hace quimioterapia. Todo el mundo se olvida de lo que había


que vigilar y que parecía tan preocupante: ¡su pierna izquierda fina! Sin
comentarios adicionales.

Este ejemplo del liposarcoma de la pierna derecha del chico nos permite
comprender las tres primeras leyes de la Nueva Medicina del Dr. Hamer, en
especial la segunda, la ley de las dos fases de la enfermedad.

66
Como el chico fue operado en el momento en que en el cerebro estaba
procesándose la orden de producir masa para reparar, antes de detenerse todo
el proceso de mitosis para terminar correctamente la reparación, el chico hace
una recaída (¡obvio! ¡El cerebro quiere seguir reparando cuando el estrés
desaparece!). Pero como al pobre chico lo vigilaban como a la leche sobre el
fuego, se pensó que el protocolo usado no era lo suficientemente fuerte. Nueva
operación para sacarle una masa de sustancia que va hasta el hueso, además
de quimioterapia muy agresiva.

Cuando se termina el nuevo protocolo, y como el chico está siempre en fase A


de mitosis, el cerebro sigue enviando masa de células de manera muy activa
para reponer la sustancia y reparar todo biológicamente. Nuevas mitosis, lo que
es interpretado por la cancerología como recaída. “Lo lamentamos por el nene,
no podemos hacer más nada. Ya sobrepasa todas nuestras posibilidades
terapéuticas”. Los padres están desesperados y dispuestos a probar lo que sea.
Escuchan hablar del Dr. Hamer y van a Alemania a consultarlo.

Inmediatamente el Dr. Hamer ve que se trata de un conflicto de silueta y


pregunta si no había un problema en aquel momento. “¡Ah, si, es cierto!
Habíamos consultado porque tenía la pierna izquierda un poco más fina que la
derecha. Es el único momento en que recordamos la “tan grave enfermedad”
que nos llevó a hacer las radiografías”.

En ese momento, el Dr. Hamer se dice a sí mismo: ¿Y por qué entonces la


pierna derecha? ¡Ah! Claro. En Francia tienen la costumbre de invertir las
radiografías. Y allí comenzó el desarmado de la enfermedad.

“¿Dónde estabas sentado?”, “Entre mis padres”, “Trata de recordar, ¿tuviste


miedo?”, “Sí, mucho”, “¿Y dónde mostraba el Doctor?”, “Mostraba ahí a la
derecha, miraba la pierna con una regla”... ¡Conflicto de silueta en la pierna
derecha!

El niño hizo una masa enorme, pero después que el número de mitosis previsto
por el cerebro para colmar el déficit en células correspondientes a la pérdida de
sustancia fue alcanzado, la proliferación celular se detuvo. Una operación
estética fue luego practicada como previsto para sacar ese excedente de una
pierna deformada por la masa cuando esta ya estaba “fría”. El niño sobrevivió.

Ese es el poder del conflicto de diagnóstico, es muy sutil cuando no se sabe,


pero se vuelve evidente cuando se lo descubre.

Veremos ahora un nuevo aspecto de la importancia del conflicto de diagnóstico


con el ejemplo tal como es contado por Dr. Sabbah (pág. 160 de los manuales
de curso) durante su seminario de base.

67
La muñeca de trapo.

Se trata de una mujer que vivió muchas historias de verticalidad, de


desplazamientos en la verticalidad, en un clima de desvalorizaron constante.

Esas historias se van sumando y van marcando un programa progresivamente


hasta el día en que el nivel de tolerancia es superado y se desencadenará una
esclerosis múltiple. Cuando conocí a esta paciente, ni siquiera tenía la fuerza
suficiente para ponerse de pie, se desmoronaba como una “muñeca de trapo”
porque sus piernas no tenían el tono muscular de base para sostenerla (testeo
neuro-muscular: 0). Durante dos años, va y vuelve de su casa al hospital en
camilla, de perfusión de cortisona en perfusión de cortisona. No podía sostener a
su hijito pequeño en brazos.

Trabajé con ella por un lapso de tres años sin ninguna mejora. Le expliqué todo
e, intelectualmente, ella comprendía, pero no había resultado. Me venía a ver
intermitentemente porque yo era el único que le hablaba de curación. A pesar de
no lograr ayudarla, se aferraba a mí por su desesperación (cuidado con los
charlatanes, son peligrosos, prometen la curación y la gente, en su
desesperación de estar enfrentando una enfermedad conocida como incurable,
se aterran a ellos y, en ese momento, los charlatanes pueden abusar de la
fragilidad humana aun cuando conocen muy bien su incompetencia. Es una
puerta abierta a los abusos (especialmente financieros).

Yo le hablo de curación porque sé que es TECNICAMENTE posible. Pero


también sé que es la paciente la que puede curarse, no yo el que la va a curar.
Yo siempre digo: “puedes curarte”. La gente está tan ávida de curación cuando
están desesperados que ellos mismos van a transformar lo que les acabo de
decir. El “usted se puede curar” se transforma en “El Doctor dijo que iba a
curarme”. Así que hay que tener muchísimo CUIDADO: hay que ser preciso y
exacto. Es el cerebro que filtra la realidad para volverse la sincera verdad del
paciente.

Volvamos a esta paciente que no se curaba a pesar que los mensajes entraban
en su cabeza. ¿Por qué razón no se curaba?

Estaba condicionada por un enorme conflicto de diagnóstico, el más grande de


todos. Ella viene de un origen modesto, sus padres la llevan entonces al hospital
público porque no pueden pagar una consulta privada. Ese día, es el inicio de la
enfermedad. El gran profesor en neurología realiza su consulta magistral delante
de todo un panel de profesores invitados, de asistentes, de internos, de
externos... y aprovecha este caso específico para mandarse una exposición
brillante. Pero... para la joven, el profesor dijo: “es incurable”, mostrando el
escáner y martillando: “Acá, acá, acá, acá y acá, ¡están las placas!”.

Todo esto está programado desde su tierna juventud. Entre la esperanza que le
dan mis lindas palabras. El “puedes curarte” y la certeza absoluta del diagnóstico
del gran profesor, no había ninguna relación.

68
Hay que comprender muy bien, y esto es de importancia capital en
decodificación biológica, que en lo más profundo de sí misma, en su
inconsciente, Su certeza absoluta era “No me puedo curar”. Es de lo que yo me
tenía que dar cuenta para permitirle curarse accediendo al peso real de las
cosas.

Esa es la fuerza terrible del conflicto de diagnóstico. Entonces se me ocurrió una


idea genial: presentarle a una antigua paciente curada de esclerosis múltiple con
parálisis en las dos piernas y una mano que, en esa época ya estaba
perfectamente bien. Para escaparle a la esclerosis múltiple también había
tratado todos los métodos médicos y paralelos. Cuando mi paciente vio a esta
mujer subir las escaleras tan fácilmente, no podía creer que salía de una
esclerosis múltiple. Charlaron entonces sobre ciertos aspectos físicos de la
enfermedad. Los gestos que la joven teme, la misma patología, las sensaciones,
las caídas, los hormigueos, las recaídas, todo, absolutamente todo lo que ella
sentía, la otra mujer lo había sentido. Allí, frente a tal evidencia, la creencia hizo
un vuelco: “Entonces se puede realmente curar. Entonces el que tiene razón es
el Dr. Sabbah y no el gran profesor”.

Su conflicto de diagnóstico estaba quebrado. Todos los mensajes que estaban


en su cerebro en línea en su mente, su psiquis, entraron a toda velocidad en los
circuitos biológicos correspondientes y por lo tanto en la vertiente biológica de su
cerebro y, en seis meses, estaba curada de su esclerosis múltiple. Lleva una
vida familiar con su marido y sus dos hijos, practica bicicleta todos los días, vive
en un dúplex, algo normalmente no demasiado ideal para la esclerosis múltiple.
Sube y baja las escaleras con su hijo y su perro en brazos.

Esta joven mujer dió su testimonio en el seminario de 1995. Había llegado en


bicicleta, como le había pedido y en jogging. Dio una vuelta en bicicleta en la
sala de curso del hotel y luego contó su historia.

69
DUDA Y CERTEZA ABSOLUTA.

Muchas personas tienen la misma enfermedad. Algunas se curan y otras no, aún
cuando todas han solucionado sus conflictos. ¿Por qué?

SOLUCIONAR EL CONFLICTO (ya sea de manera práctica o por superación)


puesto que, si no se soluciona el conflicto, la enfermedad permanece activa.

TENER LA CERTEZA ABSOLUTA DE CURACION. Hay que eliminar las dudas


y tener fe en nuestra curación.

Imaginemos una lámpara encendida. Cuando está encendida la enfermedad


funciona. Si soluciono el conflicto, solo bajo el interruptor y la lámpara se apaga,
pero sigue enchufada así que, si accionamos nuevamente el interruptor, se re-
enciende. PARA SANAR COMPLETAMENTE HAY QUE ARRANCAR EL
ENCHUFE, hay que resolver el conflicto a la base.

LA DUDA ES LA QUE MATA.

LOS DISTINTOS NIVELES DE DUDA.

La persona duda del SISTEMA. Podemos admitir que, para algunos, aceptar que
la Desprogramación Neuroemocional es tan eficaz es difícil. Algunos no llegan a
dejar pasar el más simple concepto.

Pero es tan coherente el SISTEMA, que podemos también imaginar que la


persona lo acepta, entonces:

Puede dudar respecto a la nueva realidad de su enfermedad: no es grave. Todas


las enfermedades funcionan de la misma manera. Ellas no son más graves unas
que otras en lo que concierne al principio. Tienen, sí, diferente nivel de
consecuencias potenciales si no son solucionadas.

“No es posible que MI enfermedad, no sea más grave que un resfrío”. Eso lleva
automáticamente a la duda, al bloqueo y por lo tanto a la incapacidad de volcar
el proceso hacia la reparación.

¿Qué se puede hacer en esos casos? Presentarle a la persona diferentes


soluciones. Debe tomar conciencia que duda de la gravedad real, revelada ahora
como nula, de su enfermedad.

La persona puede dudar de sí misma. (Esto es muy común).

“Los otros pueden, pero yo no”. “Lo mío es DISTINTO”. “Lo mío es DEMASIADO
grave”. “Estoy solo en mi LUCHA”. “No soy lo SUFICIENTEMENTE valiente”. “Lo
mío no importa, yo NO VALGO NADA para nadie...”. “¡Bah! Conmigo nada
funciona”. “Ya mi padre me decía que yo era nulo para todo, NUNCA lograré salir

70
de esta”. Funcionamos según nuestras creencias y cada uno de nosotros pone
su propio factor limitante, desvalorizante.

Si no sano, significa que guardo un nivel de estrés, de miedo. Hay que superarlo.
ES EL CONOCIMIENTO QUE LIBERA. Apenas sé, ya no tengo porque temer.
La persona tiene la esperanza de curarse.

Dijimos que funcionamos según nuestras creencias. Hay enorme cantidad de


personas que siempre tienen la esperanza de curarse. Esta gente, tiene un
problema, UN GRAN PROBLEMA: CAYO EN UNA GRAN TRAMPA.
Tenemos la frase: “Yo tengo la esperanza que (algún día) me curaré” parece una
declaración positiva. APARENTA ser positiva. Analicemos con detenimiento el
verdadero peso de las palabras, una palabra sin negaciones, pero no tiene
carácter, no tiene afirmación. No es una frase positiva. Parece, pero no lo es. Es
un engaño, hay un segundo sentido en la frase, y mismo un tercero.

¿Qué significa exactamente: “Tengo la esperanza de curarme”? Si tengo la


esperanza es que solo tengo la esperanza, pero NO la certeza absoluta de
curarme. La esperanza es un nivel de “poca” ... DUDA. ¡DUDO! Si estoy seguro
de curarme, entonces no necesito más la esperanza. Por lo tanto, salto a la
reparación.

Citaré la Biblia (Evangélica). En la primera carta a los Corintios, el apóstol Pablo


escribe el que es posiblemente uno de los más conocidos y reveladores (es tan
revelador que pocos lo ven) versículos del Nuevo Testamento. Cito: “Y ahora
permanecen la fe, la esperanza y el amor, pero el más importante de ellos es el
Amor”. Simplemente porque cuando se alcanza el Amor, ¿quién necesita la fe y
la esperanza.
(En la Biblia Católica Apostólica Romana, la palabra Amor fue reemplazada por
la palabra “caridad”, lo que le hace perder, a mi entender, todo valor espiritual...)

Claude Sabbah acuñó esta frase simple: “El conocimiento libera, el Amor cura”.

La tercera interpretación del “Tengo la esperanza que (algún día) me curaré” es


justamente que el cerebro biológico es “tonto”. No piensa, solo maneja datos:
“Curaré”, por lo tanto NO ES PARA HOY. El cerebro espera entonces que ese
“curaré” se transforme en “YA CURO”. Porque para el cerebro ese “tengo la
esperanza que curaré” significa que si lo hago hoy, el estrés podría devolverme a
estado de peligro inminente de muerte. El cerebro bloquea entonces el intento.

Ejemplo de una mujer con cáncer de mama:

Pone en uno de los platos de la balanza, su esperanza de curarse, mientras que


en el otro pone su certeza (obviamente con solo poner un solo gramo del lado de
la esperanza, automáticamente no hay nada del otro lado).

Sabe que su abuela murió de cáncer de mama, hace 27 años, siguiendo todo el
proceso habitual del cáncer de mama. Su madre murió de cáncer de mama hace
9 años. Su mejor amiga, murió de cáncer de mama hace tan solo 9 meses. La
creencia tiene allí una raíz muy profunda: “el cáncer de mama es muy grave, se

71
generaliza y una se muere”. Aún cuando combata con un “VOY a curarme, VOY
a salir de ésta”, permanece en el proyecto de su enfermedad, de modo que
inexorablemente recaerá y morirá.

¡Cuando tengo la CERTEZA, ME CURO!

¡Cuando tengo la ESPERANZA, NO ME CURO! Porque forma parte del universo


de mis creencias,

A VECES NO CONVIENE CURARSE;

Es usual (e inconsciente), sobre todo en enfermedades que responden a


conflictos de desvalorización y/o culpabilidad, que la persona se sienta
revalorizada por los cuidados y la ATENCION que reciben. De pronto, alguien
sabe que ella existe, que su presencia es notada. Si es por culpabilidad,
interpreta que si alguien le da sus cuidados es porque, posiblemente, en el
fondo, no es tan culpable. No alcanza para curar, pero es lo que necesita para
sobrellevar su enfermedad con menor dolor. La persona se resiste a correr el
riesgo de perder esa atención, así que se aferra inconscientemente a su
enfermedad.

“La duda es el peor de los males, porque los incluye a todos” (La Rochefoucault)

La certeza es matemática. No se puede tener un 99,9999% de certeza. Hay


duda allí. La certeza es 0 o 1, en lenguaje de entrecasa, no se puede tener la luz
“apaguencendida”. O está apagada o está encendida.

¿Qué hacer para curarse?

"La cura no depende de lo que deseo, de lo que quiero, de lo que espero, sino
de lo que hago para curarme” (Claude Sabbah).

Luego de SOLUCIONAR EL CONFLICTO (por método práctico o por


superación) y de tener la CERTEZA ABSOLUTA de la curación, se necesita:

Simplemente aceptar los inconvenientes del proceso de curación, sin dudar y sin
estrés.

Distenderse, mirar videos cómicos, alegres, hacer cosas agradables,


DESCANSAR.

Los terapeutas de la Nueva Medicina Germánica del Dr. Hamer y de la


Desprogramación Neuroemocional, han estudiado a esta altura más de 20,000
casos: NI UNO ESCAPO A LAS LEYES DESCUBIERTAS POR HAMER.
Cuando la estadística es del 100% entonces hay una CERTEZA que funciona
así y no de otro modo.

72
El que duda, está condenado (en todos los órdenes de la vida empezando
por la presa frente al predador). Se puede dudar de las leyes biológicas, de
la propia capacidad de solucionar el conflicto, de la propia capacidad de
encontrar el origen del conflicto, etc.

73
EL CEREBRO Y EL PENSAMIENTO (extracto de C. Sabbah)

Recordemos acerca del cerebro automático:

Está exclusivamente programado en términos biológicos de supervivencia.

Está programado para la supervivencia en el instante siguiente, en un cálculo


siempre anticipado. Por lo tanto biológicamente y psicológicamente, para el
cerebro, el único tiempo normal y sano de vida es el futuro.
Vivir el presente es un concepto intelectual. Es el tiempo de nuestro
pensamiento, de nuestra vida... porque el cerebro ya se aseguró de garantizarla,
de allanarnos el camino para poder vivirla. Si fuera la realidad biológica, la
naturaleza hubiera colocado nuestros ojos debajo de nuestro mentón,
mirándonos los pies, símbolo del presente.

EL PENSAMIENTO.

Para los humanos, el pensamiento es la función principal entre los millares de


funciones que ejecuta nuestro cerebro. Nosotros hacemos de nuestro
pensamiento una “panacea”, pero en realidad el pensamiento es un sentido, al
igual que los otros cinco sentidos habituales.

La vista sólo tiene sentido porque provee información al cerebro a través del
canal de la visión.
De hecho, el ojo no ve. Capta la imagen y transmite la información que el
cerebro decodifica y “ve”. Lo que llega al cerebro es una “representación del
mundo en términos visuales”.
El oído sólo tiene sentido porque provee al cerebro informaciones por el canal de
la audición. Lo que llega al cerebro es una “representación del mundo en
términos auditivos”.
Los otros tres sentidos (gusto, olfato, tacto) funcionan igual.
Del mismo modo, las informaciones provistas por el pensamiento llegan al
cerebro como “una representación del mundo en términos de pensamientos”.

Los cinco sentidos están limitados al entorno, pero para el pensamiento el


entorno es el universo, ya sea el universo que nos rodea, el universo lejano,
imaginario, simbólico o virtual. Es por eso que el pensamiento es el más
importante de nuestros sentidos, puesto que nos abre un mundo
multidimensional. Es nuestro sexto sentido.

En la naturaleza, cada especie ha debido desarrollar al extremo un sentido


particular para poder sobrevivir:
El halcón y el lince por ejemplo, desarrollaron la vista,
Para el oso polar, es el olfato extraordinario (puede oler una presa a 50 Km).
El murciélago sobrevive gracias esencialmente a su sonar (audición).
La serpiente gracias a su órgano de Jacobson (termo-visión infrarroja)
El hombre desarrolló el pensamiento.

74
¿CÓMO ADMINISTRA EL CEREBRO LAS INFORMACIONES SENSITIVAS?

A cada instante, sus seis-sentidos principales (¡hay más!) envían sus


informaciones al cerebro con una finalidad de supervivencia respecto al universo
exterior. El cerebro las analiza y define el programa más apto en términos de
supervivencia.

Vamos a tomar un ejemplo para explicar la información pensada:


Estoy en mi gruta en una montaña. Me dirijo a los terrenos de caza que sé
abundantes. En el camino debo atravesar un claro donde corre una fuente de
agua. Por supuesto, en ese lugar, normalmente hay fieras bebiendo y por lo
tanto es peligroso.

Analicemos los acontecimientos momento a momento:

Me acerco al claro. Cuánto más me acerco, más aumenta mi estrés porque el


claro representa el peligro.

Atravieso el claro: Mi estrés está al máximo aún cuando no hay fieras, porque si
las hubiera habido, yo no lo estaría atravesando. Mi pensamiento hace el trabajo
de todos mis otros sentidos, por anticipación: me pone en el estado en qué yo
estaría si viera, escuchara, oliera, tocara o incluso saboreara el león, aún cuando
este no esté. Por las informaciones que recibo del pensamiento, estoy listo para
reaccionar en el instante mismo en que me enfrente a él, porque mi pensamiento
sabe que en cualquier momento puede aparecer.

Salgo del claro: Me calmo, mi estrés desaparece totalmente.

Como vemos, mi pensamiento hizo todo el trabajo de los demás sentidos. Es


entonces el más importante de mis sentidos puesto que es el que inicia mis
comportamientos de supervivencia antes inclusive de que el peligro sea real.

LOS PENSAMIENTOS NO TIENEN NINGUN PESO EN LA MATERIA


MIENTRAS NO SE HAYAN REALIZADO. En la biología, solo un pensamiento
realizado toma todo su peso y pasa a la dimensión real. La materialización
pertenece a la aplicación de ese pensamiento.

Puedo estar diez años juntando dinero para comprarme el automóvil que
siempre soñé y cuando finalmente lo tengo, me viene a la cabeza otra idea, otro
pensamiento: comprar una lancha, por ejemplo. Y la compro. Diez años de
pensamiento no realizado no tienen ningún peso al lado de esas pocas horas en
que decidí comprar la lancha. Ese pensamiento sí tiene peso porque se
materializó.

EL PENSAMIENTO Y LOS SENTIDOS.

Cuando hablamos de sentidos normalmente nos referimos a los cinco habituales.


Ahora conocimos un sexto, que en la biología cumple el mismo tipo de función
que los otros cinco. Pero hay más sentidos que son más sutiles y todos

75
representan una manera diferente de recibir informaciones para que el cerebro
tenga más elementos de análisis en su función vital.

A los seis sentidos anteriores entonces, debemos agregar:

• Sentido de la vida (fuerza de construcción, de destrucción, de sangre,


sistema linfático)
• Sentido del movimiento (ritmos, músculos, nervios, andar)
• Sentido del equilibrio (en los tres planos)
• Sentido del calor (frio-calor: la sangre está ligada a la cantidad de hierro,
así que también hablamos de calor humano)
• Sentido de la palabra (depende del funcionamiento de la laringe y
músculos de los brazos en el orador)
• Sentido del Yo y del Otro (Personalidad - Individualidad - Juicio)
• Sentido de la mesura
• Sentido de la evolución
• sentido común
• sentido de la observación (no el de la simple vista)
• sentido de la orientación
• sentido del humor
• sentido del honor
• sentido de la satisfacción, entre otros...

LAS LEYES DE LA SUGESTIÓN Y DE LA AUTO-SUGESTIÓN.

1ra LEY.

Toda idea que tenemos tiende a hacerse realidad en el universo de las


posibilidades. Si eso es posible, se vuelve realidad. Todo tiende a
materializarse.

2da LEY.

La intensidad de una sugestión es proporcional a la emoción que la acompaña.

3ra LEY.

Cada vez que hay un conflicto entre la imaginación y la voluntad, siempre


vencerá la imaginación. Es la ley del menor esfuerzo. La energía siempre
tomará el camino más fácil, el más directo, porque con la voluntad me bato
mientras que con la imaginación estoy en un sueño imaginario. Y en ese caso,
no solamente no hacemos lo que queremos, sino que hacemos precisamente
lo contrario de lo que queremos.

413 LEY.

Cuando un objetivo es definido, el subconsciente encuentra la manera de


realizarlo él mismo.

76
5ta LEY.

La sugestión no actúa a menos que haya sido transformada en autosugestión,


es decir de aceptarla en lo más profundo de sí.

Joseph Murphy decía: “Un pensamiento positivo y espiritual es diez mil veces
más poderoso que un pensamiento negativo”.

Y Donald Curtís decía: “Somos lo que somos y estamos donde estamos,


porque ya lo hemos imaginado antes”.

REAL, IMAGINARIO, SIMBÓLICO Y VIRTUAL.

a) Relación entre cerebro automático y pensamiento:

LO REAL:

Lo que existe, “un gato es un gato”.

El pensamiento se siente a gusto en la realidad. Alguien nos habla, nuestro


pensamiento capta la información. Para nosotros es lo real de ese momento.
Pero para nuestro cerebro lo real no existe tal como es. Lo que existe es la
información que llega por el pensamiento y que debe analizar y administrar
para nuestra supervivencia.

LO IMAGINARIO:

Lo que no puede existir y lo que no existe (“Vuelo montado sobre una


mariposa”)

El pensamiento también está a gusto con lo imaginario. Si le cuenta un cuento


de hadas a su hijita, o inventa una historia a su hijo en la que el héroe tiene su
edad y salva al planeta de una invasión intergaláctica de peces con patas, el
pensamiento va a seguir el relato y comprender todo. Captará la información de
la misma manera que capta la información real.

El cerebro automático no conoce lo imaginario tal como es. Solo reacciona a las
vivencias que son asociadas a esas “informaciones pensadas” que debe analizar
y administrar.

LO SIMBÓLICO:

El símbolo es un soporte de información mucho más amplio que los ordinarios.


Es un máximo de información en un mínimo de soporte espacio-temporal. Por
ejemplo: “Fuerte como un toro”, “Manso como un cordero”. El pensamiento
también está cómodo con lo simbólico.

77
El cerebro trabaja a cada instante con millones de datos. Debe entonces
maximizar la cantidad de información minimizando la cantidad de datos para
mejorar su trabajo. Es por eso que el cerebro automático solo conoce lo
simbólico. Traduce toda la información que recibe en términos simbólicos. El
símbolo tiene un valor personal, un valor de clan, un valor universal. Cada
símbolo tiene, según los cabalistas, 70 niveles de interpretación diferentes.

LO VIRTUAL:

Solo existe en el mundo de nuestras “representaciones”, de nuestras vivencias.


Para un niño que fue agredido por un hombre calvo con barba, todos los
hombres calvos con barba son peligrosos. Es como si vinieran siempre para
agredirlo. Su “representación” virtual es: Hombre calvo con barba = peligro.

b) ¿Cómo administra el cerebro el tipo de información?

Los animales se enferman menos que los hombres y, en caso de cáncer, las
metástasis son casi inexistentes.

La razón es muy simple: Los animales sólo funcionan con lo real, sobre todo en
la naturaleza (porque los animales domésticos adquieren las costumbres y el
funcionamiento cerebral de su amo).

El cerebro no hace diferencia entre lo real, lo imaginario, lo virtual y lo simbólico.


El los trata a todos de la misma manera, de manera biológica.

Que una información provenga de una situación real por los sentidos o que
provenga del pensamiento, por la imaginación, será traducida de manera
biológica y dará, si representa un conflicto que hay que solucionar y ante el cual
no tenemos una solución concreta y consciente, una reacción biológica, un
comportamiento o una enfermedad.

Ejemplo: Pensar en saborear un limón.

La biología o el cerebro automático no distingue entre una información externa,


del pensamiento, incluso de un sueño y una información que proviene del interior
del cuerpo.

La solución en el animal es concreta, práctica: escapar, atacar, esconderse. En


el humano, la solución puede ser concreta o simbólica. El símbolo puede
hacernos sufrir pero del mismo modo nos puede curar. El cerebro cae en la
trampa del símbolo, para bien o para mal. En la biología, el símbolo es LA cosa.
Una letra, una palabra, pueden matarnos o curarnos.

78
LOS FACTORES COERCITIVOS DE PRESION DEL
MEDIO.

Ya hemos visto con el ejemplo de Joe, el cazador prehistórico, la importancia de


los medios coercitivos de presión del medio. Claude Sabbah dedica todo un
capítulo de su formación de base (Cap. 17) a un solo ejemplo fascinante, surgido
de un caso real, pero que él “desfiguró” un poco para alimentar el ejemplo, pero
también porque al origen de este ejemplo hay personas muy conocidas y él
prefirió cambiar los denominadores que hubieran permitido reconocerlas.

A través de este riquísimo ejemplo, veremos también varias leyes descubiertas


por el Dr. Sabbah, así como la introducción a la programación de dificultades
escolares con algunos como las diferentes modalidades y expresiones del
conflicto de nido y de la pleura. También quedará precisado lo que sucede
durante la concepción y el embarazo.

El funcionamiento de la recepción de informaciones es muy complejo. En todos


nuestros cromosomas, hay cierta cantidad de genes bien codificados, pero es un
sistema de redes y los genes se interconectan entre ellos, lo que produce miles
de millones de combinaciones. Todo está previsto, desde nuestra talla, el color
de nuestros ojos, los placeres, las desgracias, todo.

Ahora estudiaremos ese aspecto en las enfermedades con este ejemplo:


“JUANITA, LA HIJA DEL GUERRILLERO”. Como dijimos, la historia está
“desvirtuada” pero los invariantes programantes han sido conservados intactos.
El interés especial de esta historia es que va a permitir comprender el
concepto de Proyecto // Sentido desde otros aspectos.

Se trata de una mujer en Chile, que se enamora de un guerrillero que


llamaremos Ramón, en la época de Pinochet. Para ella, ese hombre es su héroe,
pero como es guerrillero, se refugia en la montaña para organizar la resistencia a
la dictadura de Pinochet. Así que están separados. Cuando pueden encontrarse,
es pasión entre ambos, pero él tiene que partir y ella tiembla por él. Su historia
está entrecortada por separaciones debido a la situación política.

Un día, ella queda embarazada. Puesto que ella desea fervientemente un hijo de
su héroe y él desea un hijo de la mujer que ama, no van a interrumpir el
embarazo... pero obviamente hay un problema: ese chico va a nacer, será una
cosa creada y por lo tanto habrá que justificarlo. ¿Cómo? ¿Cuáles son los
factores coercitivos de la situación?

Si esta mujer dice a su familia: “Ramón es el padre”, es terrible porque


divulgando esta paternidad, la policía política vendrá a arrestarla, a torturarla
para obtener información respecto al paradero del guerrillero. Por lo tanto, no
puede revelar quién es el padre.

Si trata de esconder la verdad, “No quiero decirles quién es el padre”, eso


induciría a rumores, a chusmerío... que llamaría la atención también y

79
despertaría sospechas con lo que la policía podría querer averiguar más. Por lo
tanto, tampoco puede llamar la atención diciendo: “Sé quién es el padre”, porque
a todo el mundo le gusta resolver misterios y se buscaría la manera de
sacárselo.

Si tan sólo dice: “No sé quién es el padre”, para su familia será un drama, la
considerarán una “cualquiera” que deshonró a sus padres y ella no quiere eso
obviamente.

Hay que justificar un nacimiento que no puede ser justificado por las condiciones
existentes, por los factores coercitivos de presión del medio. Entonces va a
fabricar toda una historia: va a ir a un barrio de mala fama y con un cuchillo
destroza su vestido, se lastima para sangrar, se revuelca en la tierra y grita:
“Socorro, me violan”. Va a hacer que todos crean que fue violada. La llevan a su
casa donde todo el mundo se va a ocupar de ella. Rechazará que la examine un
médico pretextando: “Solo quiero darme un baño para sacarme toda esta
porquería”. Luego seguirá un tratamiento psicológico sin ningún examen médico.
Cuando se detecta el embarazo, ya está, el engaño funcionó. Ella decidirá
proseguir el embarazo, “a pesar de ser fruto de una violación”.

Para esta mujer el problema está solucionado, pero ¿qué sucede en la cabeza
del bebé mientras tanto? ¿Qué va a suceder cuando nazca?

Nadie le podrá decir nunca a esa niña que nacerá quién es su padre, porque en
su inocencia podría repetirlo y todo el artilugio se desmoronaría, a menos que el
régimen de Pinochet caiga…

Por lo tanto tiene inscripto el siguiente proyecto: “No conocerás a tu padre”. Ella
expresará rápidamente el sentido del proyecto porque nacerá huérfana de padre.
Además, cuando las personas hablen de lo que le sucedió a su madre, ella va a
tener la siguiente imagen: “Soy huérfana y mi padre es un criminal violador que
se fugó”.

Un buen día, en el transcurso de un paseo, o en algún lugar tranquilo, la madre


le va a presentar a un señor. Ella tiene 3 o 4 años. Simplemente de ver las
miradas cargadas de amor (amor prohibido) que le dirigen, ella comprenderá el
triángulo: “Veo en la mirada de mi madre, quién es mi padre, pero no tengo el
derecho de saberlo oficialmente porque nadie me lo dice”.

A partir de ese momento, ella sabe que su padre es ese hombre, pero para
adherirse al deseo inconsciente de sus padres, ella no tiene el derecho de
conocer oficialmente a quien ella conoce.

Esta chica hará estudios brillantes y tiene hoy un trabajo honorable. En la


escuela, era muy buena alumna en lenguas, en geografía, en filosofía, en física,
pero muy mala en historia y en matemáticas. Vamos a tratar de comprender la
razón de este problema.

80
En historia, lo que más le costaba era retener las filiaciones. Rey tal, hijo de tal
otro rey, etc. No logra aprenderlo porque ella misma no tiene derecho a la
filiación (no tiene el derecho de conocer a su padre).

En Matemáticas, el problema se presentaba en álgebra (y curiosamente no en


geometría). Nunca pudo resolver una ecuación (encontrar la incógnita X).
Conoce, de hecho, la incógnita X (su padre) pero no tiene derecho a
revelarlo. Le darán clases particulares, pero no logrará nada. El problema está
en su cerebro: si descubre la incógnita X, estará traicionando el programa
inconsciente de sus padres.

Conclusión:

El proyecto es más preciso que eso. Es cierto que está el “no conocerás a tu
padre” pero, observando con detenimiento, también está el “hogar imposible”
de los padres, ya que no pueden casarse por las razones de la situación.
Cuando esta niña llegue a cierta edad, deseará casarse, de formar un hogar,
tener hijos, ocuparse de su familia. Al ejecutar el proyecto “hogar imposible” no
logrará casarse jamás, peor aún, ni siquiera tendrá un novio.

Lo que siempre soñó, casarse, será justamente lo que no hará nunca realidad.

Aquí nuevamente, entonces, una de las leyes mayores de la biología:

El conflicto psicológico de los padres se transforma en el conflicto


biológico de los hijos.

Esto sucede de una generación a otra. Sin embargo, para que eso pueda
continuar a expresarse (en tanto no se haga la toma de conciencia que borre el
programa), tiene que suceder algo muy sutil en el interior del niño:

El conflicto biológico expresado por la persona es la transposición inversa


de su propio conflicto psicológico.

Es por ello que, cuando alguien nos dice algo, hay que transponerlo en virtual
inverso con lo que le sucedió a él mismo y en correspondencia directa con lo que
sucedió en el inconsciente familiar.

De ese modo, el chico nacido de un proyecto de “hogar imposible” va a buscar


desesperadamente casarse. Podrá noviar pero siempre aparecerá un
acontecimiento que anulará el proyecto de casarse. O bien esta persona
atesorará durante toda su vida sus ilusiones de casarse sin realizarlas jamás
porque, en realidad, lo que la vuelve tan enamoradiza, es la transposición
inversa del conflicto biológico inconsciente que es la traducción del proyecto, de
lo cual ella no tiene conciencia. Lo importante es hacerlo tomar conciencia.

81
Significado de la transposición inversa:

Esta mujer viene cargada del conflicto biológico programado por el conflicto
psicológico de sus padres: “No me puedo casar”. Pero para que este conflicto
biológico sea vivenciado realmente, como lo requiere el programa a desactivar,
es necesario que esta mujer, ya desde niña, tuviera un fuerte deseo de casarse.
De ese modo, expresará a lo largo de su vida, el sentido del proyecto (hogar
imposible), del cual ella no es consciente.

De lo que ella se quejará permanentemente es siempre lo inverso (lo que nos


alertará son los frecuentes “pero yo” que pronuncie). Ese mecanismo conflictual
procede también a la identificación del efecto espejo. Los ejemplos que siguen
demuestran la realidad y la importancia:

Por el momento, en la historia de Juanita, encontramos los proyectos: “No


conocerás a tu padre", “Hogar imposible”. Un tercer elemento del proyecto ya
inscripto en la situación es: “Drama por mi hijo” porque es un drama para un niño
ser huérfano de padre.

El guerrillero y la mujer que ama comprendieron las responsabilidades que


tomaron. Pero, la niña es inocente y va a vivir como si fuera una huérfana. SU
verdad, que creerá ser SU REALIDAD, será vivir como un huérfano (lo que le
hará mucho daño).

Ramón, ve a su alrededor, huérfanos tristes, especialmente el pequeño Manuel


que es hijo de uno de sus compañeros de armas muerto tres meses atrás.
Manuel no comprende la razón de la muerte de su padre. Ramón lo reconforta,
glorifica a su padre. De ese modo, Ramón ve el drama que representa para un
niño no tener a su padre y comprenderá que su hija vive el mismo drama.

Pero esta mujer, Juanita, la hija del guerrillero, consulta al terapeuta por un
cáncer de mama. Ella es diestra, el tumor lo tiene en el seno izquierdo. Y esto
hay que comprenderlo porque sale de los cauces habituales del cáncer de
mama, al menos los que según el Dr. Hamer explica: el cáncer de mama nace
de un conflicto de preocupación de una madre por su hijo cuando éste sufre un
accidente u otra cosa.

El programa “Hogar imposible” implica un conflicto de Nido (no se hará un nido).

Drama por el hijo, implica un conflicto de Nido estricto.

La Desprogramación Neuroemocional, va a buscar la sutileza de la biología en el


caso de Juanita, que no tiene hijos. En su caso, la explicación es que esta mujer
debía expresar ese Sentido realizando su Proyecto. Todo está en el proyecto.

Resumamos su historia:

Es huérfana de padre (no tiene derecho de conocerlo): no puede encontrar “X”,'


la incógnita de las ecuaciones ni es buena en historia (las filiaciones).

82
Es diestra y presenta un cáncer de seno izquierdo, lo que corresponde a un
conflicto de nido estricto.

No es extirpando el tumor que se solucionará el problema. Hay que encontrar la


verdadera explicación de ese cáncer. Hay que “tantear” a diestra y siniestra,
hacer muchas preguntas y la solución aparecerá “grande como una casa”.

Pero esta mujer no tiene hijos ni está casada. Debe ejecutar su proyecto de
manera inconsciente.

Pero todo aporta a que su programa se cumpla y será madrina del hijo de su
mejor amiga. El chico es una máquina de lastimarse, de hacer deportes
peligrosos y ella lo adora, pero se preocupa mucho (“se lo toma a pecho”). Ella
sabe que la madrina es la que debe reemplazar a la madre en caso que ésta
desaparezca, así que tiene la preocupación de madre simbólica y su drama es:
miedo por la vida de ese chico. Y, puesto que el cerebro solo funciona con
símbolos, el programa se instala. Un día, el joven sufre un enésimo accidente. El
miedo y el sobre-estrés son demasiado grandes, el programa biológico se
desencadena y en ella aparece el cáncer de mama.

El programa de Juanita el drama de hogar imposible, que en su caso es también


un drama dé no tener hijos, se traduce en conflicto con los niños. Esto es común
y lo veremos reiteradamente, por ejemplo, en el caso de una mujer que no tiene
hijos pero que se ocupa de un hogar de chicos con problemas. Para ella, ellos
son sus hijos, ella los cuida, los aconseja, los saca de sus problemas. Se jubila y,
sin haber tenido jamás hijos hará un cáncer de mama en el seno cruzado con su
habilidad que significa, “preocupación por mis hijos”.

Juanita fue a ver al Dr. Sabbah cuando ya estaba muy mal. Para la medicina
estaba en recaída gravísima de su cáncer puesto que la masa residual de su
tumor ya ocupaba el seno, su pared, pasaba a través de las costillas y tocaba la
pleura. Para la medicina, se trata de una masa cancerosa que evolucionaba
durante la radioterapia y la quimioterapia. Los cancerólogos ya consideraban que
no había tratamiento lo suficientemente poderoso para detener esa evolución.
Era efectivamente inoperable ya que no se puede sacar a la vez del pulmón, de
la pleura, de los huesos de las costillas, de la dermis, de la epidermis, del seno.
Estaba en tratamiento paliativo, su muerte era inevitable.

El Dr. Sabbah le hizo tomar consciencia de su verdadero problema, lo que


para ella fue una revelación y todo volvió a estar en orden.

“Gracias papá, gracias mamá, ¡bienvenida al club!” porque ella, como todo el
mundo, hizo una enfermedad en representación de otros. Su enfermedad viene
de sus padres pero estos no son culpables porque no actuaron conscientemente.
Nunca hubiera podido tener la intención que su hija muera de un cáncer de
mama a los 45 años.

El Dr. Sabbah le contó una historia que coronó con un “Suelte esas valijas que
no son suyas. Hay que soltarlas aquí y ahora. Haga como se les ocurra, como
pueda, pero hay que desprogramar sino no es más que una pobre idiota: esa

83
enfermedad no le pertenece”. La mujer se echó a reír por unos quince minutos
sin que él comprendiera y cuando finalmente pudo preguntarle de qué se reía,
ella le respondió que su comparación era genial y que sentía que estaba curada.
Justamente ella había vivido una situación cómica en una estación de tren,
abarrotada de gente. Entre toda esa masa de gente, justo delante de ella había
una anciana dama que arrastraba una valija muy pesada. Su sobrina (sabía que
lo era porque estaban sentadas al lado de ella en el tren) le dice: “Pero, ¿qué
haces con esa valija?”, a lo que la anciana respondió: “a ves, la arrastro hacia la
salida porque está pesada y nadie me la va a llevar”. La sobrina le dice
entonces: “¡Yo estoy llevando tu valija!, esa se parece a tu valija, pero no es tu
valija. ¡Estás cargando con una valija que no te pertenece! La anciana confirma
que, efectivamente, no es su valija y allí nomás la suelta instantáneamente. No
es idiota, no iba a arrastrar semejante peso que ni siquiera era suyo.

“CASUALMENTE” Juanita fue testigo de esa particular escena en conjunción


espaciotemporal, es decir no por casualidad, sino por SINCRONICIDAD. Si ella
no hubiera tomado ese tren, si ella no hubiera estado en ese vagón, no hubiera
podido verla.

Se curó a una velocidad alucinante. Seis meses después de esa sesión, todo
estaba cicatrizado. Su cancerólogo, totalmente atónito por su evolución,
concluyó, obviamente, que una repentina eficacia de la radio-quimio-
hormonoterapia (que no funcionaba para nada seis meses antes) había logrado
lo que creía imposible.

El Dr. Sabbah cuenta que esta mujer lo llamó hasta el año siguiente para
saludarlo de tanto en tanto y decirle que había encontrado un hombre con el que
vivía muy feliz, sin rastros de recaída.

Es muy común que juzguemos a los demás por la manera en


que hacen ciertas cosas. Con nuestro cerebro, buscamos
siempre en los otros nuestro propio conflicto puesto que es la
transposición del proyecto inconsciente que expresamos
permanentemente. Es por eso que nuestro juicio humano no
vale nada o no gran cosa puesto que estamos siempre
obnubilados por nuestras propias mini-maxi- esquizofrenias.

NUESTRAS ENFERMEDADES NO NOS PERTENECEN. EJECUTAMOS EL


SENTIDO DE UN PROYECTO QUE NO ES NUESTRO: HAY QUE SOLTAR
ESA CARGA INUTIL.

Los que llevan a cabo una actividad espiritual tienen una ligera ventaja
puesto que tienen la Técnica, el Conocimiento y la Práctica para
desapegarse de los conflictos.

84
TUMORES SECUNDARIOS Y METÁSTASIS.

Comentario fundamental:

Los tumores son irrigados por arterias y venas. Es una neo-vascularización, pero
está hecha de células endoteliales normales, por lo tanto, es tejido vascular
normal. A través de la observación clínica y microscópica, vemos que el cáncer
es un verdadero “órgano” de segunda generación que nace y se prepara a vivir.
Ya en capítulo 4 hemos formalmente probado y establecido que la teoría
preconizada por la ciencia que habla de un desarrollo anárquico de tumores y
metástasis es totalmente errónea.

Hay que diferenciar las metástasis de los tumores secundarios:

Un tumor secundario es un segundo foco cancerígeno de naturaleza anátomo-


patológica diferente del primer tumor, en un lugar habitual.

Por ejemplo, un tumor pulmonar que sigue a un diagnóstico de cáncer de mamá.


La mujer tuvo un conflicto de nido, hizo un cáncer de mama y cuando se lo
diagnostican produce un segundo conflicto porque tiene miedo de morir y esto
dispara un cáncer de los alvéolos pulmonares. El cáncer secundario aparece
después del primitivo.

Una metástasis* es del mismo tejido anátomo-patológico que el cáncer


primitivo, pero en un lugar inhabitual. Para la medicina son células que migraron.
Que hayan migrado o no, están allí por una razón precisa, nunca por una
anarquía.

Por ejempló recibo un diagnóstico de cáncer de la tiroides y, en vez de tener


miedo de morir, mi vivencia, mi interpretación emocional es: “Debo apurarme a
vivir”. Entonces encontraremos una metástasis tiroidea en el pulmón,' es decir un
tumor de células tiroideas en mi pulmón y se dirá que las células han migrado.

Según el Dr Hamer, las células no migran nunca.

Según Gérard' Athias, las células del pulmón van a producir una mutación para
transformarse en células tiroideas puesto que todas las células son multi-
potenciales, es decir que contienen toda la información, todo el potencial
para funcionar como cualquier otra célula.

Todos los tejidos pueden hacer metástasis: Por ejemplo, si casi morimos
ahogados... ¿Conflicto con líquidos o miedo a morir? Combinación de los dos, ya
que morir ahogado es morir a causa del agua en los pulmones. Para curarse de
eso, se necesita la función del riñón en el pulmón para eliminar el agua. El
cerebro hará metástasis renales en el pulmón.

85
Cáncer generalizado.

En el caso en queja persona vive un gran estrés con el miedo que el cáncer se
generalice... se va a generalizar. Pero solo representa el'5% de los casos. No
hay que olvidar la frase de Claude Sabbah cuya exactitud es implacable: La
solución al “miedo de la cosa”, ¡es la “cosa” misma!

Cuando supera incluso el miedo a morir, como si quisiéramos ser inmortales


para no morir, existe una solución: el cáncer se vuelve eterno, las células no
paran de dividirse. Entonces haremos cánceres en todo nuestro cuerpo.

Ejemplo dé Metástasis de la mama en el hueso: Necesito a mi madre (seno)


para sostenerme (hueso).

86
Ejemplo de Metástasis tiroidea en el hueso: Debo reforzarme (hueso)
rápido (tiroides).

Los tumores secundarios-son producto normalmente de la reacción emocional


ante el tumor primitivo. Por ejemplo, a una mujer que tiene cáncer de mama y a
quien le es extirpado un seno, le puede suceder (esto depende de los rieles por
los cuales experimenta sus emociones, su cultura, su edad, etc.) verse al espejo
y descubrir frente a sí a “alguien” que no es ella, a alguien que “ya no es una
mujer”, a alguien que no tiene ningún valor como mujer. Esa desvalorización es
frecuentemente vivida como un drama muy profundo, y una desvalorización
profunda producirá un cáncer óseo: No se trata de una metástasis por Io que ya
explicamos, sino de un nuevo conflicto.

Así que tenemos ahora (dos)conflictos distintos, dos cánceres distintos, aunque
para la medicina tradicional se trata erróneamente de un cáncer de mama que
hizo metástasis ósea (lo que ya demostramos en el capítulo 4 que es imposible).

Por supuesto, inmediatamente viene el tercer conflicto, el más peligroso, el


conflicto de diagnóstico: “Señora, su cáncer de mama hizo metástasis y ahora
ataca a los huesos”. No hay que ser adivino para comprender lo que pasa casi
inmediatamente por la cabeza de la mujer cuando le dicen que tiene uno de los
cánceres supuestamente más mortales que existe (lo cual es falso pero ella no lo
sabe en ese momento): miedo a morir del cáncer… tercer conflicto que se
traduce en cáncer de pulmón. Lo que será diagnosticado por la medicina como
una generalización del cáncer de mama (HACER MASA), cuya metástasis atacó
a los huesos (¿¡CAVAR!?), para luego invadir otra metástasis el pulmón
(¿¡VOLVER A HACER MASA!?)

87
¿Real o virtual?

Un ciervo adulto tiene su territorio, su clan de ciervas. Se trata de un macho que


cada año fecunda a las hembras. Pero, con el paso del tiempo, llega el otoño y
con él un rival más joven que desea disputarle su “rol de macho alfa”. La realidad
biológica del ciervo más viejo es el riesgo de perder su territorio biológico de
supervivencia, puesto que está programado para perpetuar su especie. Debe
incrementar y optimizar sus posibilidades de sobrevivir, conservar su territorio
para así perpetuarse. El órgano que podrá ayudarle en esto son las arterias
coronarias. El ciervo abrirá, ulcerará las arterias coronarias a fin de poder dejar
pasar un volumen mayor de sangre y contribuir a una mayor irrigación del
corazón. De este modo, recibirá mucho más oxigeno de manera más rápida,
libre de todos los residuos de sangre, y podrá enviar más sangre a los músculos,
que al mismo tiempo recibirán un volumen mayor de oxígeno y azúcar. Así, el
ciervo viejo dispondrá de más energías para “luchar” para conservar su territorio.

Así pues, existen situaciones referenciales, arcaicas y biológicas: los arquetipos.

Vino a mi consulta un hombre con problemas en las arterias coronarias. El


hombre no tenía ningún problema con su harén. De hecho, no había venido
porque alguien quisiera enfrentarse a él para quedarse con su mujer, aunque no
obstante, si tenía un territorio que defender, o al menos algo que el hombre
consideraba como tal, su pequeño comercio. Su hijo quería tomar el relevo en el
negocio y, un día que el padre quiso pasar un pedido a un proveedor, le dijo: “Tu
ya no tienes por qué hacer ningún pedido. Aquí ya no mandas tu”.

El padre no pudo decir nada. Es cierto que en parte estaba contento de que su
hijo siguiera sus huellas, pero también tuvo que hacer frente a una realidad
violenta, la pérdida de su territorio. Aun así, el hombre no podía decir nada. No
había solución posible. La vivencia de ese instante no es otra que la de estar a
punto de perder su territorio. A partir de ese momento, estimulo una parte del
cerebro, el córtex temporal derecho, en la zona peri insular, que daría la orden
de abrirse en las arterias coronarias.

Es una situación estúpida, puesto que esta reacción no le ayudara a recuperar


su negocio. Con todo, la orden ya está enviada.

Para ejemplificarlo con una metáfora, se parece un parte al momento en


que alguien lanza una flecha. En cuanto se dispara la flecha, ya no es
posible detenerla.

En un momento dado, existe una vivencia y ya no hay vuelta atrás, se


reclama la acción de las arterias coronarias. Es la solución biológica de
adaptación programada en su propio ser; se trata de una solución de
supervivencia que ha servido a lo largo de millones de años y nos ha permitido
adaptarnos a lo real.

Pero en esta situación, nuestro hombre se encuentra en un plano virtual. Aunque


el único que se da cuenta de ello es su propio cerebro. Se puede afirmar que su
cerebro no sabe distinguir entre lo real y lo imaginario.

88
Ahora me gustaría que se imaginase la situación siguiente; un día me encuentro
en casa de unos buenos amigos, que se prepararan un trago asombroso. Me
sirven un coctel a base de jugo de limón y una cucharada de mostaza picante. Si
yo sirvo a varias personas la misma bebida y las invito a que la prueben, sin
lugar a dudas habrá quien empezará a hacer muecas. Pero ¿Por qué? ¿Acaso
sienten picor en la boca? ¡Pero si ni tan siquiera les ha dado tiempo a oler la
mezcla! Están en un plano virtual y, sin embargo, ya hay quien pone cara de
asco.

A nuestro comerciante, le sucede lo mismo. De repente, su psique, su cerebro y


su cuerpo sufren un choque. De pronto, surge un recuerdo, una asociación con
un drama personal y, en el segundo posterior, aparece una convicción…. “sin
territorio”. Hay un vacío y, acto seguido, la nada.
Se experimenta la siguiente vivencia: “pierdo mi territorio”. Hay un vacío y, acto
seguido, la nada. ,

Después aparece la solución biológica, de supervivencia: abro mis arterias


coronarias a fin de hacer llegar más sangre al corazón-

Con el tiempo, nuestro hombre acabo por resolver su conflicto; esto es, puede
volver a cerrar sus arterias coronarias. Al cabo de unos meses se convenció de
lo siguiente: “Después de todo tengo suerte, ¡ya no soy necesario en aquel
negocio!”. De este modo cesó en su empeño y consiguió cerrar las arterias
coronarias, puesto que dejo de sentir la necesidad de luchar contra el ciervo
joven. Además, el desenlace final también beneficio a su córtex temporal
derecho. Durante el proceso de recuperación de las arterias, se recibe la ayuda
del colesterol, un material de reconstrucción que permite reparar nuestro cuerpo.

En ocasiones, me parece que el ser humano se puede comparar


con un pasajero sentado en un vehículo.

Una mujer vino a mi consulta y me dijo: “Quiero tener hijos”. En ese momento,
fue el pasajero que llevaba dentro quien me hablo, la persona estéril. Ella quería
ir a la derecha, hacia el bosque e la fertilidad, mientras que su coche la llevaba al
desierto de la esterilidad. Le explique que, en realidad, era su inconsciente quien
conducía. Esa mujer llevaba en su inconsciente un recuerdo que se convirtió en
mensaje: su madre murió al dar a luz. Así, en su inconsciente, corre peligro si se
queda embarazada, ya que incluso puede llegar a morir. En el sistema lógico, el
inconsciente siempre está en lo cierto. Este la guía hacía la vida y para ella la
vida pasa por no quedarse embarazada. Una vez que lo comprendió, la mujer
pudo “desprogramarse” y empezar a tener hijos con la absoluta certeza de que el
problema lo tuvo su madre, y no ella. ¿Cuántas madres tienen hijos y
sobreviven?

Llegados a este punto, se trata de ser consciente de quien conduce, de quien


lleva el volante. Cuando hago esto o aquello, cuando tengo unos síntomas o
realizo una determinada actividad, ¿Quién conduce mi vida? ¿Y por qué?

Una mujer iba al gimnasio. Hacia musculación una hora diaria. Un día, en plena
sesión, se dio cuenta que hacía aquello por culpa de su padre. El hombre

89
siempre la menosprecio y le dijo que era “fea y canija”. Ella lo había olvidado,
pero el recuerdo seguía en su interior. Una vez que se dio cuenta de por qué iba
al gimnasio cada día, dejo las pesas en el suelo, se ducho y no volvió nunca,
puesto que se lo había hecho como representación a su conflicto con su padre.
Era aquello lo que conducía su coche. A su lado, no había ningún pasajero que
quisiese ir al gimnasio. Evidentemente, podría haber proseguido sus sesiones de
musculación, pero con otra motivación. En caso de querer seguir por la misma
vía, hacia el gimnasio, la esterilidad, etc., una vez uno se da cuenta ya no hay
razón para continuar.

90
VIDA Y EXISTENCIA.

Es muy importante saber si nosotros mismos o partes de nosotros mismos


estamos en vida (con respecto a los ciclos de autonomía) o en existencia (con
respecto a los ciclos de identidad). La demostración se hace con el bebé en
estado embrionario y fetal en el útero.

He aquí algunos elementos de demostración:

Precisemos desde un principio que la vida se agrega a la existencia; es la razón


por la cual, en el útero, hay elementos que existen sin vivir aún mientras que
existen otros elementos que viven y existen simultáneamente ya en esas etapas.

Todo lo que vive existe pero no todo lo que existe vive. Vivir es nacer a su
propósito, la vida de toda cosa comienza con su nacimiento.

En el útero:
• El feto existe. No vive, está en proceso de fabricación como un automóvil
en una cadena de montaje.
• La placenta, en cambio, existe y vive puesto que ejecuta su misión:
alimentar el feto.
• El oído y el riñón funcionan en el útero. Ya viven en el útero.
• El ojo y el pulmón existen pero no viven aun.

A partir del parto:

• El bebé que nace, nace a su propósito por su nacimiento y comienza a


vivir. Existe, vive y comienza allí su misión.
• En cuanto a la placenta, su misión toma fin y, no teniendo ningún otro
propósito que cumplir, muere.
• El ojo y el pulmón, en cambio, comienzan a vivir; funcionan en la luz. y el
aire.

En conclusión:
• La energía vital del riñón y de la audición del verbo por el oído existen y
viven ya in útero; riñones y oídos están ligados a la existencia misma,
mientras que
• la vista del ojo y la respiración del pulmón no viven más que en el exterior
del útero: ojos y pulmón están ligados a la vida.

En otros términos, si encaramos el aspecto terapéutico de las cosas, las


patologías de los riñones y de los oídos estarán en relación con temas
existenciales y las patologías de los ojos y de los pulmones estarán ligadas a
temas del desarrollo de la vida.

Cuando se está al frente a un consultante, se debe tener en cuenta si el órgano


afectado es de orden existencial o vital.

91
EL INFARTO DE MIOCARDIO (IDM).

Ejemplo:

El hombre posee una verdulería que atiende él mismo desde que su padre se la
legó.

Un día llega un gran supermercado, uno de esos gigantes que todos


conocemos, y se instala a dos cuadras de su frutería. Evidentemente el hombre
comienza a precalentar su estrés, pensando todos los días lo que será de su
frutería, algo que le pertenece, que es suyo por derecho y a lo que se apega
como buen propietario. No tiene la posibilidad de enfrentar comercialmente al
monstruo. Con un gran dolor, viendo que la clientela opta por lo nuevo, termina
echándole llave definitiva a su comercio. Se declara en quiebra.

El hombre no lo vive como una injusticia de la vida, ni como una desvalorización


personal, justamente porque estaba muy orgulloso de su verdulería y el la
atendía muy bien. No es eso, para él, lo que representa el estrés que vive al dar
la última vuelta de llave al candado de la cortina metálica. Para él, el conflicto es
el haber perdido su territorio, su verdulería, su clientela, su vecindario comercial.
Eso era suyo. Ahora está en manos de otro, mucho más fuerte que él. Después
de dos o incluso tres generaciones ese lugar fue de su familia y, de pronto, debe
irse.

Puesto que es difícil para él vender el local tan cerca del supermercado, trata de
sobrevivir haciendo trabajitos de pintura - pero siempre añorando su negocio y
no sabiendo qué hacer con ese local - cuando, de pronto, un año después un
amigo le sugiere poner en su viejo local, una oficina de remises, cosa que no
abunda en esa zona en particular. Al hombre le lleva pocos días instalarse y
comienza su actividad, recuperando su local que tanto quería y su autonomía en
un lugar que siempre fue suyo. Pocos días después, hará un infarto de miocardio
mortal.

Si hubiera llevado a cabo esa idea unos cinco meses antes, muy probablemente
hubiera sufrido un infarto pero muy probablemente no hubiera sido mortal.

EL CONFLICTO DE PÉRDIDA DE TERRITORIO EN LA


NATURALEZA.

El ejemplo más claro es el del ciervo, aunque no es el único. Gran cantidad de


animales son animales territoriales. En la naturaleza es el más apto el que
sobrevive y en el caso del ciervo, la organización de supervivencia de la especie
(que predomina siempre sobre la del clan y la del individuo) lleva a ésta a
comportarse de una manera específica. EI macho dominante, el más apto, el
más fuerte es el único que tiene derecho de pernada sobre todas las hembras de
su territorio. Tanto cierta extensión geográfica como todas las hembras dentro de
esos límites, le PERTENECEN. Pero todos los años, debe revalidar su derecho
a tal posesión, combatiendo con otros ciervos que también desean tener su

92
propio territorio (mientras no sean ellos los jefes solo tienen derecho a plegarse
ante el que lo es).

Los combates no se producen a lo largo de todo el año sino en un momento


preciso: comienzan 15 días antes del momento en que dará “oficialmente”
comienzo la época de la actividad reproductiva, que también dura 15 días. La
razón es natural: si las concepciones se producen antes, los cervatillos nacerán
demasiado temprano, cuando el follaje del bosque no puede disimularlos y si
nacen demasiado tarde, no estarán lo suficientemente desarrollados para llegar
al invierno siguiente sin ser fácil presa dé su predador natural, el lobo. Es un
cronómetro biológico que se reproduce en todos los lugares del mundo en que
hay ciervos.
Entonces el combate enfrenta ciervos que nunca tuvieron su propio territorio
contra uno que sí lo obtuvo. Si gana el que ya lo tiene, entonces no pasa nada,
la historia de ese clan seguirá sin cambios al menos un año más.

Si, en cambio y debido a la edad o a la fuerza de su oponente, ve que el


combate es demasiado duro, necesitará más fuerza y por lo tanto más oxígeno
en sus músculos periféricos especialmente los de sus patas traseras que son
con las que expresa su potencia. Este oxígeno le llega por vía sanguínea y
necesitará entonces bombear mayor cantidad de sangre, cosa de lo que se
ocupa el corazón. A su vez, el corazón necesitará bombear mayor volumen de
sangre para transportar ese oxígeno... y la única manera de hacerlo es
aumentando el calibre de las arterias coronaria. Reduce el fluido a las partes del
cuerpo que no la necesitarán durante el combate, como el aparato digestivo, lo
oxigena en el pulmón y bombea ese nuevo volumen de fluido por las arterias.

Quien hace todo este proceso, puesto que para el animal es una cuestión de
supervivencia, es el cerebro automático. De este modo, llegará mucho más
oxígeno a los músculos y el ciervo tendrá más chances de conservar su
territorio. Si lo hace, no crea ningún conflicto y el cerebro comenzará a reparar.

Pero, si no conserva su territorio, intentará recuperarlo - siempre dentro de esos


15 días y el cerebro necesitará CAVAR más esa íntima. Pero el oponente es
mucho más fuerte y finalmente debe cederle el territorio. PERDIÓ TODO:
territorio y hembras. Ahí sí crea un conflicto mayor, frente al cual se
RESIGNARÁ cuando comiencen los apareamientos. Pocos días después, morirá
de un infarto del miocardio.

Esto es así en la naturaleza porque es lo que mantiene a la especie viva.


Cuando llega el invierno, en este sistema perfecto en que el tiempo biológico se
sincronizó a los fenómenos climáticos estacionarios y a los predadores, factores
coercitivos principales de presión del medio, solamente 60% de los jóvenes del
año serán devorados por los lobos (contra 98% si los ciervos nacieran antes o
después de lo previsto). Los 40% que llegarán a la edad adulta reemplazarán
idealmente a los ciervos muertos el año precedente. Esto fija su población
óptima en el bosque.

¿Cuál es el mejor aliado para la supervivencia del ciervo, una vez comprendido
el juego biológico? la respuesta es evidente: ¡el lobo por supuesto!

93
Evidentemente, sin la presencia del lobo, 98% de los cervatillos nacidos llegarán
a la edad adulta. El año siguiente, su número aumentaría dramáticamente, y así
hasta que, en ese sistema sin prelación, la cantidad de recursos naturales del
bosque no alcance para alimentar a tal población. Morirían todos juntos en la
estación fría y la especie desaparecería. El equilibrio en la naturaleza es de una
precisión extraordinaria: ¡los ciervos garantizan la supervivencia de los lobos y
los lobos garantizan la supervivencia de los ciervos!

Imaginemos ahora que hacemos la autopsia del ciervo. Se le abre el pecho y se


descubre que una de sus arterias está tapada. La conclusión inmediata basada
sobre esa apariencia es que, al tapársele la arteria, se le produjo el infarto. Es
incorrecto.

LA EXPERIENCIA EFECTUADA POR EL DR. HAMER.

El Dr. Hamer llevó a cabo una experiencia perfectamente documentada (en


1986) y que demuestra de manera implacable que una arteria tapada no produce
la muerte. Tomó un perro de gran tamaño (Danés, para simular el peso de un
hombre) y le hizo ligar quirúrgicamente una arteria coronaria principal. Era obvio,
según lo que se cree de lo que produce una arteria tapada, que el perro moriría
directamente durante la operación. Sin embargo ¡el perro no murió!. Reparó su
corazón fisiológicamente y funcionalmente de manera satisfactoria.

La razón biológica es la siguiente:

El corazón tiene arterias principales, pero, además tiene las arterias adicionales
importantes y 12 arterias adicionales menos importantes, las marginales que se
marcan en la superficie del corazón. Es decir que en total hay 23 arterias
coronarias mayores. Es un sistema de protección de la naturaleza puesto que,
aun cuando una arteria del corazón, principal o no, se tapa, las 22, restantes se
distribuirán su trabajo, asegurándose que el corazón pueda continuar
funcionando sin daño.

El perro entonces sobrevivió. Cada quince días, le hizo hacer corono grafías y se
pudo ver como se creó naturalmente un sistema de colaterales por encima del
bloqueo artificial, sistema que estuvo concluido y funcionando unos tres meses
después de la operación. El perro había recuperado sus 23 circuitos completos.

Cuatro meses después de la intervención, el Dr. Hamer hace repetir la operación


con una segunda arteria principal, lo que para la cardiología es una situación de
doble IDM, ya que dos arterias principales del corazón estaban cerradas al
100%. El perro sobrevivió nuevamente. El Dr. Hamer siguió el proceso de
reparación y, otra vez, se formaron colaterales que eludieron el bloqueo
devolviendo al animal sus 23 circuitos arteriales en perfecto funcionamiento, pero
con dos arterias principales totalmente cerradas.

94
No del todo convencido, repitió todo el proceso con la tercera arteria principal, y
todos los pasos se reprodujeron de igual manera, sin que el animal muriera por
ello.

Este sistema de colaterales de reemplazo arterial y venoso descrito en patología


interna, son conocidos desde hace mucho y llamados frecuentemente neo-
vascularizaciones para la el flujo arterial y várices para el venoso.

El perro sobrevivió simplemente porque no vivió ningún conflicto biológico en


términos de pérdida de territorio.

Es obvio que si se hubieran ligado las tres arterias coronarias simultáneamente


ya en la primera operación, el perro hubiera muerto por pérdida de perfusión
cardíaca demasiado importante. No hubiera podido esperar en vida que los tres
circuitos colaterales se completen.

PERO SI...

Se toma un perro y se lo pone en una muy cómoda perrera, se le da un bol de


leche dos veces por día, paté, y dos buenos churrascos y se lo peina a diario en
su perrera, el perro hará de ese lugar SU territorio. Se lo saca a pasear pero
para él, ese es SU lugar. Esta experiencia fue hecha por el Dr. Hamer también.

Al cabo de seis meses cuando este perro ya probó todos los placeres de ser el
señor de su territorio, se lo saca de allí y se le impide volver a su perrera. En su
lugar se pone a otro macho de su especie y se le dan los mismos placeres que al
anterior que ahora ve todo desde un cuchitril donde pasa la mayor parte del
tiempo encadenado. Es, para el primer perro, un conflicto mayor de pérdida de
territorio.

Nota: El punto de no retorno en un conflicto de pérdida de territorio de intensidad


normalmente fuerte, en los humanos se alcanza alrededor de los nueve meses
de conflicto psicológico. En el caso de un perro, se estima ese tiempo entre 15
días y un mes.

Para estar seguros de haber pasado el punto de no-retorno, se le deja encima a


este perro el conflicto psicológico de pérdida de territorio unos tres meses. Un
día, se saca al segundo perro de la bella cucha y se la devuelven al primero con
todo y churrasco.

Unos días después, se encontrará al primer perro muerto fulminado por un


infarto de miocardio. A este perro no se le habían ligado las arterias. En la
autopsia, se le encuentra una arteria coronaria obstruida pero ya vimos que eso
no puede causar la muerte. Lo que lo mató es no haber podido “absorber” la
violencia de la crisis epileptoide, en fase de reparación de un conflicto de pérdida
de territorio, crisis también conocida como infarto de miocardio.

Por supuesto la presencia de una arteria tapada debe explicarse.

95
Al haber mandado el cerebro a cavar el tejido de la íntima de UNA arteria el
cerebro logra aumentar el volumen de sangre bombeado por el corazón y se
asegura de tener que reparar solo UNA arteria. Si cavara en las tres, debería
reparar las tres y entonces, como vamos a ver, las tres se taparían y eso
provocaría la muerte.

Cuando se cava un tejido, la reparación implica la recomposición del tejido con


nuevos materiales. Hay una construcción allí y si se deja correr la sangre por el
lugar a reparar, todo material de reparación sería arrastrado por el flujo
sanguíneo, lo que imposibilitaría la reconstrucción. La solución biológica que
encuentra el cerebro a este problema es tapar la arteria para que repare
correctamente. Es decir que la persona sin ningún antecedente cardíaco puede
hacer un IDM ¡porque no se trata de una enfermedad en las arterías coronarias!

Si esto es así, entonces ¿Que es lo que causa el infarto de miocardio?

Aproximadamente a la mitad de la fase de reparación, el foco cerebral que había


sido puesto fuera de circuito hasta ese momento, se pone a funcionar
nuevamente, una vez las reparaciones hechas. Por un corto período de tiempo,
producirá un fuerte pico de simpaticotonía durante la vagotonía. Esto es como si
reconectáramos los disyuntores y de este modo una fuerte carga eléctrica
recorre los circuitos provocando una pequeña o gran crisis epileptoide, que
puede ser un pequeño infarto sin consecuencias graves o un infarto mayor si la
reparación es más importante. La intensidad de la crisis será directamente
proporcional a la intensidad y a la duración de la simpaticotonía, es decir la fase
activa de conflicto. (Esto comienza a aparecer en los trabajos universitarios y en
el seno de los equipos de investigadores y cardiólogos que echan las bases de
la Neuro-cardiología).

El problema no ocurre entonces en de las arterias coronarias sino en el foco de


neuronas que las controlan. Puesto que el shock eléctrico se extiende en
relación a lo que hubo que reparar y por lo tanto en relación con la duración del
conflicto activo, se produce una especie de tormenta eléctrica que envía, durante
el tiempo que necesite la puesta en marcha, señales eléctricas anárquicas a los
tejidos gobernados: el ritmo del corazón se pierde por unos instantes y, si el
lapso es demasiado prolongado, el organismo será privado del flujo sanguíneo
en ese ínterin, provocando desde molestias hasta la muerte.

Comprendemos ahora el doble sentido biológico completo del Infarto de


Miocardio en estas dos frases indisociables:

Supervivencia del individuo viejo ciervo cuando ulcera su coronaria para vencer.
Supervivencia de la especie cuando la úlcera de la coronaria no lo ayuda a
vencer: el viejo ciervo se vuelve incompetente o nefasto para la supervivencia de
la especie por su comportamiento y se ve entonces “obligado” a morir. Es por
eso que cuando no nos curamos, el cerebro ordena la eliminación.

96
EJEMPLOS DE PREVENCION DE INFARTO DE MIOCARDIO
(recopilados de la experiencia médica del Dr. Claude Sabbah).

a).El hombre maduro que hace un mini-síncope a las 3 de la mañana.

“A las tres de la mañana me solicitan de urgencia cuando estaba de guardia en


Marsella. Un señor de 60 años me explica que quiso levantarse durante la noche
y, sentado en su cama, hizo un breve síncope de un segundo para luego caer
sobre su almohada y volverse a sentar sobre la cama. Esto es confirmado por la
esposa. Todo el resto del interrogatorio será negativo: el examen clínico es
perfecto, este hombre no está enfermo y no anuncia ningún antecedente. Yo le
pregunté entonces: ¿Por qué se levantó? Me responde que para vomitar. ¿Cómo
se siente ahora, una hora después? Perfecto, me dice. Mi esposa lo llamó, si
hubiera sido por mí...

La única conclusión médica que se impone para este hombre de 60 años que no
tiene ningún cuadro patológico, que está en perfecta salud, que se siente
perfectamente, sin signos extraños, es la siguiente: al levantarse bruscamente,
debió hacer un pico de hipotensión orto-estática lo que bajó la tensión ya mínima
en la vagotonía del sueño y del decúbito dorsal. Tuvo entonces un vahído que
sus funciones de urgencia recompusieron inmediatamente. Cualquier médico en
ese momento, habiendo hecho perfectamente bien su trabajo y reflexionado
según los datos que la ciencia le ofrece hubiera dicho: “Descanse y mañana,
hágase controlar por su médico o en cardiología, su corazón y su tensión,
acostado y parado”.

En ese entonces ya estaba avanzando en mi comprensión de la Biología Total y


eso me permitió ir más allá de ese simple análisis. Entonces le hice dos
preguntas adicionales: “¿Qué es lo que vomitó? Descríbamelo” y enseguida
“¿Qué cosa lo estresa enormemente en estos últimos meses?”. Responde: La
cena de anoche intacta y tengo grandes problemas en el trabajo que pueden
hacer que lo pierda”.

Inmediatamente llamo a un cardiólogo de guardia para hacer un electro-


cardiograma de urgencia. Al rato, el cardiólogo que hizo su examen y su
interrogatorio, tan negativo como el mío, me dice: “Claude, no tiene nada...
¿Porqué pediste un ECG de urgencia?”, a lo que respondo, “¡Sácale un electro
rápido, tiene un infarto en progreso!”. Antes de que termine de salir el electro,
este amigo cardiólogo llama a la ambulancia de urgencias para hospitalizar a
este paciente que estaba necrosando su miocardio de manera masiva.

El hombre fue salvado por un pelo, si hubiéramos esperado a la mañana


siguiente, hubiera probablemente muerto. Después anduvo muy bien.

Años después, cada vez que me encuentro con el cardiólogo éste siempre me
pregunta cómo hice ya que él mismo, cardiólogo, no hubiera pedido nunca un
ECG en ese caso. Lo invito a que fuera a trabajar con él en Desprogramación
Neuroemocional y en Decodificación Biológica, que aprendería unos trucos.

97
El complemento de los datos obtenidos que me llevaron a estar tan convencido
es el siguiente:

Si la cena está intacta 5 horas después de su ingestión, es que el corazón está


preparándose para otra cosa.

El conflicto psicológico mayor que más lo angustiaba desde varios meses era
manifiestamente un conflicto biológico de pérdida de territorio, sentido de manera
masculina en coloración de fin de combate (conflicto que, en Biología Total, se
expresa por un IDM de tipo masculino)

3 de la mañana: es la hora (habitualmente) de los IDM nocturnos.”

b).EI ¡oven director comercial, un sábado por la tarde en un hotel.

“Me llaman de urgencia de un hotel del viejo puerto de Marsella mientras estaba
de guardia en SOS Médicos Marsella. En una bella habitación con una
maravillosa vista panorámica, un hombre joven (40) llama por un ligero dolor en
el pecho. El cuadro, aparte del dolor, es igual al anterior.

El hombre está en perfecta salud, sin antecedentes cardíacos o de tensión y su


examen completo es perfecto. Ejecuto de todos modos un test de trinitrina y el
dolor cae pero después de dos a tres minutos, lo que me orienta hacia lo
cardíaco. Cualquier médico hubiera dicho: “Descanse, está todo bien. Si vuelve a
sentir eso cuando vuelva a su ciudad, consulte a su médico o hágase un
chequeo cardiológico”. Pero yo le pregunto: “¿Qué es lo que lo está estresando
mucho últimamente?”. Me responde: “Soy director comercial de una empresa
internacional que instala redes de televisión en los hoteles 5 estrellas. Desde
hace unos meses, estoy en la cuerda floja y puede que pierda mi puesto de
director. Es la razón por la que estoy en Marsella y tenía una entrevista esta
misma tarde.”

Para mí era suficiente: llamé inmediatamente a un cardiólogo de urgencias para


que venga a dar su opinión y ordenar un ECG. Es otro amigo mío, compañero de
escuela y cardiólogo emérito. Le expongo el caso y el cardiólogo llega a las
mismas conclusiones clínicas que yo. Practica el ECG de control a eso de las
15hrs., y el resultado será normal.

Mi amigo le dice al paciente que, visto el test dudoso a la trinitrina y visto el dolor
torácico, había sido legítimo hacerle tal control cardíaco. Solo tenía que reposar
y, por precaución, consultar la semana siguiente en su ciudad.

Como este hombre obviamente tenía entre las orejas un conflicto de pérdida de
territorio, y estaba trabajando un sábado lejos de su ciudad, era evidente que sus
preocupaciones eran muy importantes con angustia por el miedo a perder su
trabajo, su territorio. Le pedí entonces a mi amigo hospitalizarlo por 48 horas o al
menos 24. Yo estaba convencido, este hombre estaba haciendo un IDM.

98
Mi amigo cardiólogo cree que estoy loco, pero le insisto. El dice que no puede
hacer eso porque él mismo practicó un electro totalmente negativo y necesitaba
una razón cardiológico para hospitalizarlo, sobre todo que él es especialista. Le
ruego como favor personal y me dice que indique con qué motivo puede pedir
una internación y le digo lo primero que me sale: “Síndrome de amenaza”. Le
expliqué rápidamente y accede a regañadientes. Al día siguiente me llama:
“¿Cómo hiciste? ¡Pasé esta mañana temprano y le encuentro una onda Q que
avanza!” (La onda Q es una onda de necrosis miocárdica). Efectivamente, el
paciente tuvo un infarto y salvó su vida con la atención médica.

99
OBSERVACIONES FUNDAMENTALES SOBRE LA REALIDAD
DEL IDM

Los ejemplos son importantes porque demuestran:

• La realidad biológica del IDM.

• Su correlación biyectiva con el conflicto de pérdida de territorio (precisión


láser).

• Lo invariante del fenómeno: jamás se encontró alguien que hiciera un IDM


sin presentar o haber presentado, en el tiempo y el espacio de sus
preocupaciones, la vivencia de la pérdida de territorio.

Para enriquecer aún más esta demostración, hay que saber que el signo más
fiable y el más precoz, hablando antes mismo que la clínica o el electro-
cardiograma en materia de infartos, es el escáner cerebral. Se ve allí en el área
de la ínsula derecha, un foco de Hamer (FH).

Si nos fijamos bien, todos los signos del IDM son signos cerebrales y no
cardíacos: FH en el área de la ínsula derecha, angustia, sensación de muerte
inminente, opresión, constricción torácica, dolor en el pecho, dolor en el cuello,
en la mandíbula, en la nuca, en uno o los dos hombros, en uno o los dos brazos,
en los antebrazos, en la muñeca, en las manos, en algunos dedos, dolor de
cabeza, malestares vagos, crisis epilépticas o epileptoides que ciertamente
pueden provenir de la anoxia generada por la crisis cardíaca pero que son sobre
todo la expresión de las descargas neuronales de los focos interesados o de los
focos vecinos, comprimidos por el edema.

¿Por qué hay algunos que mueren y otros que no? Eso va a depender del
tiempo de conflicto activo.

• Menos de tres meses de conflicto activo, habrá algún problemita menor a


nivel cardíaco.
• Tres a seis meses, una angina de pecho.
• Seis a nueve meses, un infarto.
• Más de nueve meses, es el infarto masivo, la muerte.

100
Bibliografía

• Claude Sabbah: Biologie Totale des Étres Vivants décrite sous forme
d’histoires naturelles comparant les 3 régnes: végétal, animal et humain.
Tomes I, II, III, IV. Autor Editor.

(Biología Total de los Seres Vivientes descrita en forma de historias


naturales comparando los 3 reinos: vegetal, animal y humano).

• Enrique Bouron: Curso de formación. (La Biología Total de los Seres


Vivientes y La Decodificación Biológica).

• Robert Guinée: Las enfermedades, memorias de la evolución.

• Pierre Dubuc:La marcha del espíritu hacia la cura del alma y del cuerpo)

• Christian Fleche :Decodificación biológica de las enfermedades.

• Dr. Ryke Geerd Hamer. Fundamentos de la nueva medicina.

• Giorgio Mambretti y Jean Séraphin : La medicina patas arriba... ¿Y si


Hamer tuviera razón?).

• Jacques Martel : El gran diccionario de los malestares y las


enfermedades.

• J.C. Pearce :EI niño mágico.

• Ann Ancelin Schützenberger: ¡AY! ¡Mis ancestros!.

• Ron Hubbord : La Dianética.

• Bruce Lipton: La Biología de la Creencia.

101