Está en la página 1de 28

Facultad de Letras y Educación Departamento de Educación

Máster Universitario en Formación del profesorado de educación secundaria obligatoria y


bachillerato, formación profesional y enseñanza de idiomas.

Investigación e Innovación Educativa y Gestión del Cambio. Curso 2019/2020

PROYECTO DE INNOVACIÓN SOBRE

Realizado por:

Esther Alba Ariza Berzosa


Nerea Cifuentes López
Guadalupe Majua Vaquero
Susana Ortiz Hidalgo
Índice:

1. INTRODUCCIÓN 2

1.1. JUSTIFICACIÓN 4
1.2. OBJETIVOS 6

2. PLANIFICACIÓN DE LAS ACCIONES A REALIZAR 6

2.1 RENOVACIÓN DE LAS METODOLOGÍAS DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE. 6


2.2. PLAN DE FORMACIÓN DEL PROFESORADO 9
2.3. PLAN DE INCORPORACIÓN DE LAS TECNOLOGÍAS. 12
2.4. PLAN DE INVESTIGACIÓN. 15

3. RESULTADOS QUE SE ESPERAN ALCANZAR 18

4. SISTEMA DE CALIDAD: CONTROL DEL PROCESO Y EVALUACIÓN FINAL 20

5. CONCLUSIONES 22

6. BIBLIOGRAFÍA 24

Índice de Tablas: (si tuviéramos)

2
1. Introducción

Como toda disciplina en relación a su momento histórico la educación progresa


adaptándose a una sociedad en constante cambio. Para ello precisa de profesionales en
continua actualización e innovación, nuevos modelos sociales que no se queden obsoletos
y que sean capaces de reconstruir con significado nuestras escuelas para dar respuestas
a nuevas necesidades.
Dentro de las consideraciones actuales nuestra educación dirige y pone en su
centro las necesidades de nuestros estudiantes (Gómez, 2005) bajo un paradigma en que
se les plantea que aprendan a aprender dado que se considera el aprendizaje encuadrado
a lo largo de toda la vida y no únicamente durante el periodo escolar.

Entonces cómo hemos de aprender, qué y quién determina su pauta, dónde


consideramos que ha de desarrollarse esta educación y cuánto habríamos de considerar
válido (bajo qué directrices). Según Bolívar (2000) la educación se institucionaliza en la
escuela, de forma que desde ésta se plantea una educación que desarrolle las aptitudes
dentro de nuestro marco social (sociedad de conocimiento). Cita las siguientes
competencias: matemáticas, ciencia y tecnología, lenguas extranjeras, aritmética y
alfabetización, desarrollo de tecnologías de la información y educación (en adelante TIC),
competencias sociales, cultura general y motivación de emprendimiento. Así, desprendido
del libro “Cómo aprender y enseñar competencias de Zabala y Arnau (2009) el objetivo de
la educación escolar sería el de dotar al estudiante de capacidades para relacionarse y
discriminar entre qué es conocimiento y supone aprendizaje frente a la mercancía cultural
de forma que puedan desarrollarse exitosamente en su entorno exitosamente.

En cuanto a quienes apoyamos a la formación del estudiante se cita a los profesores


junto a las familias y demás agentes educativos como marco principal. En concreto, según
Calatayud (2008), coexisten 19 pautas educativas que como docentes tendríamos que
considerar para permitir el cambio conceptual (y por tanto metodológico) necesario en el
actual contexto en que nos encontramos socio´-educativo. Entre otras cabe citar:
- El autoconocimiento y empatía por el otro/a: siguiendo a Goleman (1996) éste es
un elemento clave puesto que cuanto más nos desarrollemos emocionalmente
más capaces seremos de entendernos, así como empatizar frente a las
emociones de los demás.
- Creatividad: es básico en la sociedad que describimos fomentar la intuición y
creatividad para facilitar recursos y métodos que nos permitan adaptarnos al
cambio y progreso (no únicamente a alcanzar objetivos curriculares).
Considerando que los niños actualmente se encuentran afectados por un aumento
del uso de juegos en red/televisión frente a una menor relación familiar (atención),
siguiendo a Bolívar (2000) se muestra una ferviente adolescencia en que éstos se
encuentran más vulnerables por las privaciones de afecto y falta de gestión emocional.
Aumentan los casos de agresividad y ansiedad así como una muestra de falta de
empatía que requiere del cultivo de inteligencia emocional desde edades tempranas para
paliar casos de: acoso escolar, intolerancia, discriminación, trastornos de conducta y/o
alimentación etc

El diseño del presente proyecto por tanto está enfocado a la plena inclusión de la
inteligencia emocional que dé cabida el desarrollo óptimo de habilidades sociales en el
centro y en las aulas, haciendo consciente y partícipe a la comunidad educativa. El
impacto de su competencia en el proceso de enseñanza-aprendizaje será básico para
formar a personas que sean capaces de reconocer y canalizar sus emociones para así
enfrentarse exitosamente al mundo cambiante que les rodea.
De esta forma:
1. La escuela ha de potenciar y enseñar habilidades concretas como el manejo de las TIC,
el trabajo en equipo, la flexibilidad, la responsabilidad, etc.
Estas competencias las podemos agrupar en cuatro categorías según las
recomendaciones de la OCDE (2000):
Qué cosas conocer: información
Por qué conocer esas cosas, leyes o categorías y aplicaciones de esa información.
Cómo conocer, o saber hacer, conocimiento de competencias y habilidades, en un sentido
técnico, aplicado.
Conocer dónde está distribuido el conocimiento en sus diferentes formas, que adquiere una
importancia vital en la gestión del conocimiento.
2. La escuela ha de ser consciente de que ya no es sólo ella la entidad que transmite
cultura, sino que también las TIC permiten a los ciudadanos acceder a la información.
La enseñanza ya no es un patrimonio exclusivo de la escuela. A raíz de ello, la
enseñanza no presencial adquiere una nueva dimensión, dado que el aprendizaje ya no
se produce dentro del recinto de la institución escolar o del aula, ni en un tiempo y un
lugar concreto (Bolívar, 2000).
3. A la escuela le compete formar ciudadanos cultos para que no tomen como
conocimiento lo es pura mercancía cultural. Por tanto, la institución escolar ha de
plantear demandas en educación y formación a lo largo de la vida, tanto para “adecuar
los anteriores conocimientos a las competencias y habilidades exigidas por las nuevas realidades,
como por la relevancia misma que tendrá que las personas sepan entender y
ser” (Bolívar, 2000).
4. Es necesaria una escuela abierta a todo alumno, una escuela que ofrezca sin
discriminación una educación común para todos. Una escuela inclusiva, cuyo principal
reto es desarrollar una pedagogía centrada en el alumno, capaz de educar con éxito a
todos los estudiantes, incluso a los que tienen una discapacidad grave (Pujolàs, 2008).
También es necesario el incremento de la capacidad de autogestión de las instituciones
escolares, tanto en el currículo, como en la organización y el presupuesto entre otros.
6. La escuela ha de relacionarse con el entorno, ha de establecer relaciones entre lo que
pasa en la escuela y lo que se vive en la calle para hacer de ésta un espacio de vida, ha
de integrarse en su entorno, ha de traspasar los muros e incidir en la vida cotidiana de su
barrio, pueblo o ciudad.
7. La escuela ha de tener un papel fundamental en la construcción de la propia identidad
personal y social del estudiante.
Weinert (2001) distingue nueve formas para definir o interpretar las competencias:
Habilidad cognitiva general
Destrezas cognitivas especializadas
Modelo de competencia-desempeño
Modelo de competencia-desempeño modificado
Tendencias de acción motivada.
Autoconcepto objetivo y subjetivo
Competencia en acción
Competencias claves y meta-competencias.

Según Calatayud (2008), existen 19 pautas educativas relevantes que los profesionales de la
educación deberíamos asumir para llevar a cabo el cambio metodológico necesario en el nuevo
contexto socio-educativo. Estas pautas son: (entre otras)

Creatividad: es necesario modificar los actuales modelos de enseñanza que enfatizan la transmisión de
información por parte del profesor, y pasar a crear las condiciones óptimas para el desarrollo de la
intuición, la creatividad, etc., es decir, circunstancias que facilitan y posibiliten procesos de
investigación. La creatividad es hacer algo nuevo para bien de los demás. Esta no puede agotar sus

Autoconocimiento y reconocimiento del otro: como muestra Goleman (1996) cuanto más abiertos
estemos a nuestras emociones, más hábiles seremos para la lectura de los sentimientos de los otros,
mayor será la empatía con los demás. La educación ha de estimular el surgimiento de nuevas
metodologías del aprendizaje, nuevas prácticas pedagógicas en las que el autoconocimiento, la
colaboración y el reconocimiento del otro sean aspectos importantes.

Importancia del contexto: El contexto no es solamente el espacio físico, sino también un espacio
histórico, en el cual el ser humano crea y recrea su realidad objetiva, hace su historia y se transforma
en un ser histórico.
El término competencia es una consecuencia de la necesidad de superar una enseñanza que se
ha reducido al aprendizaje memorístico de conocimientos

Así las teorías constructivistas, ponen el énfasis en la importancia de la interacción entre el


conocimiento tácito y el explícito, entendiendo por éstos:
Conocimiento tácito: Exponente de un conocimiento personal, no articulado, implícito y difícil de
formalizar y comunicar (incluyendo experiencias, acciones, valores, emociones e ideas).

Conocimiento explícito: representando un conocimiento codificado, sistemático y que es transferible a través


del lenguaje formal. Es el conocimiento que esta expresado de manera formal y sistemática.
1.1. Justificación

La familia es el primer agente educativo que funciona como propulsor de vida y


bienestar. Sin embargo también es el grupo primario que puede dañar al alumno, que
puede hacerle disfuncional o vulnerabilizarle. Como segundo agente educativo sin
duda nos encontramos la escuela. La escuela se constituye como espacio en que las
relaciones personales suponen un papel central y donde favorecer la convivencia entre
sus miembros se convierte en el básico que permitirá promover modelos sanos de
relaciones en que se promueva el bienestar personal. Por ello se establece como un
espacio idóneo para la socialización emocional (Extremera y Fernández Berrocal,
2004).
En esta línea ahondar en la educación emocional formando a docentes, para que
a su vez trabajen emocionalmente con los alumnos (en concreto a alumnos de primer
ciclo de la ESO), es una estrategia tanto preventiva como de desarrollo. Como
estrategia preventiva nos planteamos dotar al alumnado de estrategias de
competencia emocional. Entendemos que esta perspectiva como estrategia de
desarrollo estratégico sería muy potente en caso de que los profesores fueran capaces
de transmitirlo y desarrollarlo de igual forma en cada una de sus materias, de forma
que la atención directa al alumnado fuera íntegra y eficaz.
Además, debido al ritmo de trabajo como conflictos que puedas generarse en la
propia profesión a raíz de las múltiples relaciones que ha de desarrollar el profesorado
(familias, compañeros, alumnos etc) puede generarse un gran degaste emocional que
suponga frustración, malestar, estrés… Por lo que, aunque nos centremos en la
intervención hacia el alumnado, el desarrollo de competencias emocionales en
agentes educativos puede encuadrarse como una estrategia de prevención primaria
(Bisquerra y Pérez, 2007).
De esta manera, el desarrollo de competencias emocionales en el profesorado
adquiere sentido como estrategia de prevención primaria inespecífica (Bisquerra y
Pérez, 2007), favoreciendo una mejor adaptación al contexto educativo, minimizando
riesgos y generando estrategias de afrontamiento a circunstancias de la vida con
mayores posibilidades de éxito.
Las investigaciones desarrolladas en torno al trabajo de competencias
relacionadas con la inteligencia emocional y el desarrollo de estrategias de
autoconocimiento como gestión/control emocional muestran beneficios en el sistema
educativo actual (Informe de la Fundación Marcelino Botín, IFBM, 2008; Clouder, 2013;
Pérez Escoda, Filella, Soldevila y Fondevila, 2013; Torrijos,2014) –Si encontráis más
estudios actuales añadimos- Siguiendo a Palomera, Fernández-Berrocal y Brackett
(2008) consideramos que: “no es posible enseñar una competencia que previamente
no se ha alcanzado, al igual que no es posible enseñar con calidad ante la ausencia de
bienestar docente” (p. 441)

Nuestro planteamiento por tanto, es plantear estrategias y dinámicas con el alumnado de


primer ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria (en adelante ESO) para promover el
desarrollo de competencias como la autoconsciencia, conocimiento y descripción de las
emociones básicas, gestión de emociones (autocontrol, canalización, expresión de
necesidades etc), mejora de empatía etc en función de las necesidades del grupo.
En las próximas páginas presentaos el diseño de un programa de intervención que
plantea la promoción de competencias emocionales.

La educación emocional es un constructo que surge con Salovey y Mayer (1990) y se


extiende con Goleman (1995).

Revisada parte de la bibliografía existente podemos clasificar en dos los tipos de modelos
existentes para educar las emociones, los modelos de habilidad basados en el
procesamiento de la información de Salovey y Mayer (1990) y los modelos mixtos de
Goleman (1995
A nivel demográfico, los adolescentes constituyen un grupo de riesgo porque
tienden a buscar sensaciones nuevas y son los que más se conectan a internet,
además de estar muy familiarizados con las nuevas tecnologías. De hecho, la
disponibilidad ambiental de las nuevas tecnologías en las sociedades desarrolladas es
muy amplia y, sin embargo, sólo un reducido número de personal mostrará problemas
con su utilización. Estudios como el de Navas, Torres, Cándido y Perales (2014)
permiten afirmar que a mayor edad menos frecuentes son los problemas relacionados
con el uso de las Nuevas Tecnologías. Rollán et al. (2014) van más allá y señalan a
los 13 años como la edad de inicio de los problemas con el uso de la tecnología y los
14, edad que frecuentemente se hace coincidir con la entrada en la adolescencia,
como aquella en la que estos problemas se acentúan de manera notable.

Si nos centramos en las principales consecuencias derivadas del mal uso de


las TIC encontramos algunas como la pérdida de interés en otras actividades, bajo
rendimiento académico, ansiedad y bajo compromiso social (Rollán, Plana y Prol,
2014; Gil, Del Valle, Oberst y Chamarro, 2015).

Pero los riesgos de un mal uso de estas nuevas tecnologías no pueden ni


deben frenarnos a la hora de incluirlas en el centro educativo, es más, deben ejercer
como alicientes para su inclusión de manera progresiva y adecuada, permitiéndonos a
la comunidad educativa adoptar el papel de modelos a seguir en su utilización. Para
ello, será imprescindible la formación y actualización de nuestros docentes en materia
de nuevas tecnologías, así como de nuevas metodologías adaptables a las TIC.

Así pues, queda patente la clara necesidad de introducir las TIC en el aula a la
par que promover en nuestros alumnos conductas adecuadas y beneficiosas en
relación con su utilización, que les permita ser ciudadanos preparados y completos
para hacer frente a los continuos cambios de la realidad social que les espera fuera
del centro escolar.

En definitiva, el diseño del presente proyecto busca hacer frente al principal


reto de la educación: formar ciudadanos competentes en la sociedad en la que viven,
conviviendo con la tecnología como un instrumento que facilita el proceso de
enseñanza-aprendizaje.
1.2. Objetivos

A continuación se presenta el objetivo principal del presente proyecto así como


los distintos objetivos específicos en los que se puede concretar.

1.1.1. Objetivo General.


El principal objetivo buscado con la aplicación de este proyecto es lograr la
plena inclusión de las TIC en las aulas del centro, creando conciencia en toda la
comunidad educativa acerca de la necesidad del buen uso de las TIC y del impacto
que estas provocan en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

1.1.2. Objetivos Específicos.


Cinco son los objetivos específicos de este proyecto.
- Prevenir la utilización de las TIC de forma abusiva o inadecuada.
- Informar a alumnos de las ventajas y desventajas del uso de las TIC.
- Formar a los profesionales del centro en el uso adecuado de las TIC y
en nuevas metodologías relacionadas con el uso de estas.
- Concienciar a las familias de la importancia de su actuación como
modelos en el uso de las TIC y de su involucración en el proceso de
enseñanza-aprendizaje de sus hijos.
- Potenciar la utilización de las TIC en las programaciones didácticas de
los docentes del centro.

2. Planificación de las acciones a realizar

A continuación se exponen las acciones a realizar a tres años vista para la


aplicación del presente proyecto. Estas serán:

2.1 Renovación de las metodologías de enseñanza y


aprendizaje.

La población, y en particular los jóvenes, cada vez adquieren mayor


conocimiento en entornos que se encuentra fuera de los centros educativos. La
educación informal nunca ha tenido mayor peso que en la actualidad. Consecuencia
de la omnipresencia de los medios de comunicación social (redes sociales), de la
televisión y medios de comunicación masiva, de las TIC y especialmente de Internet.
En la actualidad, uno de los retos que presentan las instituciones educativas
es el integrar las aportaciones de estos poderosos canales formativos en los procesos
de interacción educativa. La idea de este proyecto es introducir el uso de las nuevas
tecnologías en las metodologías usadas en la interacción de enseñanza-aprendizaje,
para convertirlas en metodologías mas atractivas y dinámicas, a la vez de crear una
estructuración de los contenidos dispersos de internet; de dar herramientas para la
valoración y elección de la información volcada en internet y fomentar el buen uso.

Para la puesta en marcha de este proyecto, se realizan diferentes líneas de


trabajo:

Sea cual sea el nivel de integración de las TIC en los centros educa

ayude a conocer, dominar e integrar los instrumentos tecnológicos y los nuevos


elementos culturales en general en su práctica docente.

Formación integral del profesorado del conocimiento, uso y posibilidades de


herramientas de internet que puedan ser aplicadas a educación en general y a sus
áreas de conocimiento específico. La formación integral incluye un apoyo continuado
en la puesta en práctica de estas metodologías, porque se entiende la necesidad de
una seguridad hasta que dominen estas metodologías.

Se incluye formación sobre aplicaciones de:

o Creación de entornos de trabajo virtual: Office365, Zoho, Edmodo,


Google docs, Kaizena, etc.
o Colaboración, comunicación y debate: Blogger, Tumblr, Wikispaces,
Stormboard, Symbaloo, Podcast, etc
o Compartir archivos: Dropbox, Google Drive, Wetransfer, etc.
o Organizadores de trabajo: Google calendar, Hightrack, etc
o Análisis, repaso de contenidos, técnicas de estudio: mapas
conceptuales, programas de encuestas o test de repaso, etc
o Herramientas para nuevas metodologías: tarjetas virtuales para
gamificación como Flashcard, o para diferentes actividades: Aurasma,
Book creator, Make it,Tellagami, Kahoot, Crossword Labs, etc

Esta parte de formación al profesorado será de manera intensiva durante el


primer curso escolar de implantación, y se mantendrá durante los siguientes como
mantenimiento y especialización.

Los jefes de departamento de cada área de conocimiento serán los


responsables de la organización de horario, recursos y coordinación de los profesores
del mismo; así como también de la puesta en marcha de lo aprendido en el desarrollo
de las programaciones didácticas.

Otra línea de trabajo es la atención en el buen uso de las tecnologías, como


manera preventiva de adicciones o acoso en los entornos virtuales. Internet ha
interrumpido en el día a día de la población sin previo aviso, por lo que la juventud no
tiene una formación previa base para controlar su uso o para gestionar la
comunicación impersonal de manera sana y segura en la red.

Para ello además del claustro de profesores, van a recibir formación una
representación del alumnado y de los padres y madres de los alumnos. El trabajo
conjunto de toda la comunidad educativa es esencial. El uso de la tecnología no
limitada al horario escolar; por lo que tanto los alumnos como responsables últimos en
su uso, como los tutores como responsables legales e interesados en la formación de
sus hijos son parte importante en la puesta en práctica de este proyecto innovador.

En la misma línea que la formación del profesorado, recibirán una formación


especifica intensiva los tutores de los cursos y la representación del AMPA del centro.

Esta formación incluirán los temas de qué puede producir en nuestro


organismo un abuso del uso de pantallas digitales; análisis de algunos video juegos de
moda; el peligro de relacionarse con personas que no se conocen realmente y los
peligros que pueden suponer (grooming por ejemplo). Cómo conocer y cuidar nuestra
identidad digital; respeto en las comunicaciones en red. Análisis del acoso escolar y su
extensión al mundo de Internet, las consecuencias legales para los acosadores y las
secuelas psicológicas para los participantes.

También se incluye el conocimiento de algunas herramientas especificas para


trabajar de manera práctica e introducir metodologías específicas que apoyen el labor
en este sentido:

o Tiempos de uso de los dispositivos: juegos, limitaciones, redes


sociales.
o Aplicaciones prevención acoso: MyFriends, BullyFreezone, Antibullying
Sage, Ray Chat.
o Redes de fotografía y comunicación. Análisis de fotografías y estudio
del fenómeno de propagación de memes.

Los tutores, utilizarán horas de tutoría para trabajar y extender este


conocimiento a todo el alumnado. Todo el alumnado del centro coordinado idearán un
proyecto de prevención para aplicar los dos siguientes cursos escolares que se
implantará el programa hasta su revisión y propuestas de mejora. Los representantes
del AMPA, por su parte crearán una plataforma online y/o cursos presenciales para
extender el conocimiento y la prevención al máximo de padres o tutores legales del
alumnado.

2.2. Plan de formación del profesorado

El Consejo de la Unión Europea establece como uno de los objetivos


estratégicos para la mejora de la calidad de los sistemas educativos el apoyo a los
docentes y formadores para que sean capaces de responder a las exigencias actuales
de la sociedad y de la educación permanente.

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la comunidad de Castilla-


La Mancha considera igualmente la formación del profesorado como un factor de
calidad de los sistemas de educación y dejan recaer la responsabilidad de su
desarrollo en las distintas Administraciones Educativas.

La Ley 7/2010, de 20 de julio, de Educación de Castilla-La Mancha, en su


artículo 4, en el apartado f. establece como rectores del sistema educativo la
profesionalización docente, el desarrollo personal y profesional del profesorado y la
calidad de su formación inicial y permanente y en su apartado i. la mejora permanente
del sistema educativo mediante la formación, la innovación y la evaluación de todos
los elementos que lo integran. Igualmente, en su artículo 20, apartado 2, sobre el
reconocimiento al profesorado expresa que se potenciará el desarrollo de medidas de
profesionalización docente como la formación permanente, la innovación y la
investigación educativas dirigidas a la mejora y actualización de la competencia
profesional (Portal de Educación de Castilla-La Mancha, 2016a).

Así pues, la Consejería pone regularmente en marcha los Planes Regionales


de Formación, con el objetivo de fomentar la organización de un Plan Regional que
promueva la mejora continua y la actualización de la cualificación profesional de los
docentes de nuestra comunidad, para el ejercicio de sus funciones y el desempeño de
puestos de gobierno, de coordinación didáctica y de participación en el control y
gestión de los diferentes centros.

Se considera por tanto requisito indispensable que, de aceptarse nuestra


propuesta, la misma vaya respaldada por un plan de formación permanente de los
docentes del centro que les permita conocer y actualizarse en nuevas metodologías,
usos, ventajas y desventajas respecto a los usos de las TIC. La organización de esta
formación debe recaer en el Centro Regional de Formación del profesorado de la
comunidad así como en la Comisión de TIC del centro.

2.2.1. Marco Legislativo


La Orden de 14/09/2016, de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de
la comunidad de Castilla-La Mancha, por la que se aprueban las bases reguladoras
para la concesión de ayudas para proyectos de innovación educativa en los centros
escolares sostenidos con fondos públicos de la comunidad, establece que los
proyectos de innovación tendrán como líneas prioritarias al menos una de las
siguientes (Portal de Educación de Castilla-La Mancha, 2016b):
- Participación del alumnado y desarrollo de la convivencia en los
centros.
- Lectura y expresión oral y escrita.
- Ciencias y tecnología.
- Expresión artística y cultural: desarrollo de la creatividad.
- Uso efectivo de idiomas extranjeros.
- Atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo.
- Desarrollo del talento y máximas capacidades.
- Coeducación: educar para la igualdad de derechos de mujeres y
hombres.
- Hábitos saludables y actividades físico-deportivas.
- Educación para el Desarrollo Sostenible.
- Enriquecimiento en la diferencia.
- Desarrollo de proyectos de innovación profesional.
- Creación de modelos de inserción y empleabilidad.

Tal y como venimos desarrollando hasta este momento, nuestro proyecto tiene
como principal línea de actuación la plena inclusión de las TIC en el aula.

Así pues, la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE,


2013) contempla la competencia digital como una de las competencias del currículo, y
hace referencia a las TIC como esencial en el proceso de enseñanza aprendizaje
estableciendo la necesidad de incorporar al alumnado competencias digitales a través
de las diferentes áreas curriculares, para que sean capaces de adquirir las habilidades
necesarias para hacer frente a la sociedad de la información. Esto se logrará mediante
el fomento por parte de los docentes de aprendizaje colaborativo, creación de
conocimiento, aprendizaje de búsqueda en red, licencias de propiedad intelectual, etc.
además, a través de la utilización de las TIC mientras se trabajan los contenidos
curriculares y se adquieren competencias digitales, estaremos fomentando la
creatividad y motivación de nuestro alumnado, lo que repercutirá directamente en su
aprendizaje y en nuestra satisfacción como docentes.

Pero, tal y como se comentó anteriormente, resulta inviable la aplicación del


presente proyecto sin la formación adecuada de nuestros docentes. Por ello, se realiza
la siguiente previsión en cuanto a la formación de los docentes del centro:

Tabla 1. Previsión de formación de docentes

Curso Participant Formaci


es ón

2019/20 Claustro - Introducción al uso de la tecnología en el aula.


20
- Introducción a nuevas metodologías.

2020/20 Claustro - Aplicación de nuevas metodologías en el aula.


21
- Introducción de distintas app como herramienta
de trabajo y evaluación.

2021/20 Claustro - Evaluación de competencias digitales


22
desde distintas áreas curriculares.

Fuente: elaboración propia.

2.2.2. Formación de las familias

Los principales agentes sociales de los niños y jóvenes son, tal y como
conocemos, la familia y el centro escolar. Por tanto, resulta inviable llevar a cabo
cualquier proyecto a espaldas de la colaboración e inclusión de las familias de
nuestros alumnos.

En Castilla-La Mancha se creó el Programa Papás 2.0, una innovadora


iniciativa de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, que surgió a partir de la
aplicación Papás en el curso 2004/2005. A través de esta plataforma que ofrece
servicio a alumnos, profesores y padres, se establece un nuevo canal de
comunicación entre el centro y las familias. En la actualidad, dispone de tres módulos
de servicios (Portal de Educación de Castilla-La Mancha, 2019):

- La Secretaría Virtual, la cual facilita la tramitación electrónica de


solicitudes y su seguimiento, evitando así desplazamientos y congestión
de los centros educativos o Direcciones Provinciales de Educación.
- Papás Comunicación, que permite a las familias y a los equipos
educativos establecer y mantener un intercambio rápido y ágil de
información sobre los diferentes aspectos relacionados con la gestión
de la educación de sus hijos.
- Aula Virtual, la cual ofrece a los docentes un espacio en el que
interactuar con sus alumnos una vez fuera del aula.

Sin embargo, a pesar de que hace ya casi una década que esta aplicación fue
puesta a disposición de la comunidad educativa, pocos son los que hacen un uso real
de ella. Especialmente, encontramos esta negación a su utilización entre los padres de
los alumnos, los cuál “ m ” “
m m ”. Por ello, se establece la necesidad de
m “E P ” m h m
trabaje la utilización de esta plataforma y se inste a que hagan uso de ella desde
casa, ya que se trata de una gran oportunidad de mejorar la comunicación y
colaboración entre los centros escolares y las familias de los alumnos. Además, se
trabajará con ellos la concienciación de la necesidad de que los alumnos hagan un
uso adecuados de las TIC, informándoles de las ventajas y desventajas de estas y
dándoles pautas para ejercer un control parental adecuado sobre la utilización que
sus hijos hagan de ellas.

2.3. Plan de incorporación de las tecnologías.

Antes de comenzar el programa, se cree necesario realizar un análisis sobre la


realidad del uso de las TIC en los entornos familiares de los alumnos. De tal forma que
aporte información sobre cómo son los perfiles de usuarios de las nuevas tecnologías
de los alumnos en sus casas. Esta información permitiría adaptar este plan y ajustarlo
a las necesidades de los alumnos. Por ello, se elaborará una sencilla encuesta que
evalúe el principal uso que los estudiantes dan a las TIC en sus casas, así como el
tiempo que pasan con ellas.
A la par de la medición comentada, durante los primeros meses del primer año
de esta intervención se designará un responsable del Plan. Éste se encargará de
realizar una evaluación del uso de las TIC en cada una de las materias impartidas en
todos los cursos académicos, elaborando un posterior informe que argumente de
forma objetiva el tiempo que emplea cada docente al uso de las TIC en su aula, la
interacción de los alumnos con éstas, etc.

Por tanto, finalizadas estas evaluaciones se podrá conocer no sólo el perfil de


los alumnos por curso académico como usuarios de las TIC, sino el perfil de
implicación de los docentes en el uso de las TIC en sus materias. El responsable del
Plan de reunirá (quien liderará además la Comisión TIC) con los tutores de los cursos
y los grupos departamentales para informar de los resultados obtenidos de su
evaluación. En esta reunión se redactará un acta, donde se expondrán los principales
motivos con los que cuentan los profesores para utilizar o no las TIC, se expondrán en
común los diferentes usos que cada docente de la misma materia les da a las TIC, y
por último, se recogerán las principales necesidades (formación, recursos, etc.), así
como todas las aportaciones posibles de cómo mejorar el uso de las TIC en el aula.

Una vez descritas las auténticas necesidades se procederá a la solicitud de


inversión en nuevas tecnologías que equipen las aulas del centro. De tal forma que
cada aula cuente con al menos un ordenador con conexión a internet. Además, se
m “L m ”
ordenadores, micros y cascos.

Cada área departamental contará con un ordenador que estará en red con el
resto, de tal forma que los profesores puedan acceder a sus documentos desde
cualquier aula del centro.

Con respecto a la formación e información del alumnado, se realizarán talleres


para el uso de los ordenadores, pautas para su cuidado y mantenimiento. Se
trabajarán cuáles son sus prestaciones, su correcta utilización y sus riesgos. Se
realizarán varias sesiones sobre el uso de internet, haciendo hincapié en sus ventajas
e inconvenientes, haciendo un uso responsable de éste.

Para el profesorado, se realizarán formaciones que aporten pautas para la


gestión de las TIC en el centro, distribuyendo las responsabilidades.

Con respecto a las acciones a realizar dentro de este proyecto, se programará


que a partir del segundo año se incluirán las TIC en el modelo de gestión del centro,
mediante el diseño de plataformas digitales y de aplicaciones informáticas que divisen
todos los procesos clave de la escuela.
En educación infantil se instalará un monitor con reproductor multimedia que
enriquezca tanto los cuentos como las explicaciones de los docentes. Además, se
creará un rincón en la clase, especializado en el buen uso de las TIC, donde se
realizarán diferentes talleres con los alumnos para la presentación de las diferentes
tecnologías y su correcta utilización.

En las aulas de educación primaria y secundaria, además del soporte técnico


audiovisual que enriquezca la docencia, se posibilitará al alumnado el uso de los
ordenadores como método para la elaboración de trabajos. Todos los docentes de
estas etapas y las diferentes materias, y para cada trimestre (un número como mínimo
de tres al año), solicitará a cada alumno un trabajo a realizar utilizando las TIC en
prácticamente todo el proceso de elaboración.

Para la docencia de lengua extranjera, los alumnos acudirán una vez por
semana al aula de Laboratorio de Idiomas, donde a través de los casos y los micros
podrán trabajar la correcta pronunciación, y las destrezas listening, speaking y reading.

Se crearán proyectos intercentros con los alumnos de la asignatura de


educación emocional, donde los alumnos de distintos centros puedan compartir,
debatir y charlar entre ellos mediante plataformas de comunicación como los chats.

Los alumnos de secundaria, en la asignatura de ética, elaborarán trípticos


informativos para padres y familiares que contengan herramientas de prevención de
los riesgos que suponen el uso o abuso de las TIC. Además, éstos realizarán
presentaciones de Power Point que presentarán en las clases de alumnos más
jóvenes, realizando un taller de prevención del abuso de las nuevas tecnologías.

Se dotará, a cada uno de los alumnos de esta etapa, de un correo electrónico


propio del colegio, donde los profesores podrán enviar documentación, enlaces webs,
tareas y trabajos para los alumnos. Al igual que los alumnos podrán enviar al profesor
parte de sus trabajos y tareas de esta misma forma.

Las aulas de educación especial o de apoyo serán dotadas de instrumentación


tecnológica que facilite la interacción y la implementación de programas específicos,
para poder satisfacer el mayor número de necesidades de los alumnos.

Se asignará a cada tutor un email de contacto que tendrán a su disposición los


padres de los alumnos, aquellos que lo soliciten podrán realizar las consultas que
necesiten por esta vía o solicitar cita con el tutor. Es importante concienciar a las
familias de la nueva realidad, y facilitar y velar por el uso correcto de las TIC en casa.
Los familiares deben ayudar a sus hijos a planificar los tiempos empleados en el
ordenador, teléfono, etc.; estableciendo un horario con determinada flexibilidad y
claros criterios de cumplimiento, y protegiendo a los menores del uso inseguro e
irrespetuoso de las tecnologías de la comunicación.

Aquellos padres que estén interesados serán informados por correo electrónico
de las actividades que se realizan en el centro mediante una News Letter. Cada
edición se realizará de forma mensual, por un grupo de clase diferente, donde los
alumnos en las clases de Lengua e Informática redactarán y maquetarán cada página
de la revista. De tal forma que los padres podrán estar informados de las acciones que
se realizan en todo el centro, nuevas legislaciones, cambios organizativos o
metodológicos, etc.

En relación al régimen del centro, tanto la conservación como el máximo


aprovechamiento de las TIC conllevan el establecimiento de unas pautas de
comportamiento básicas, que quedarán registradas en el RRI. En él, se describirá el
derecho de los alumnos a utilizar las TIC tanto de forma particular como en grupo con
finalidades educativas, recibiendo asesoramiento o asistencia técnica cuando lo
necesiten. Los alumnos deberán hacer un uso responsable y cuidadoso de los
soportes técnicos de las TIC, además de utilizar las funciones comunicativas de forma
respetuosa.

Las sanciones por el mal uso de las TIC, también aparecerán recogidas en el
RRI. Se elaborará un documento adaptado a la etapa educativa de los alumnos que
informe de sus derechos y deberes ante las TIC, además de la magnitud de las
sanciones. A modo de aceptación, los alumnos deberán firmarlos con su nombre, para
tener constancia de este conocimiento.

Para finalizar, simplemente comentar que durante el segundo y el tercer año


de este programa se irán incorporando cada vez más las TIC a los métodos de
enseñanza, de tal forma que los docentes, sobre todo de los cursos más avanzados,
utilicen estas herramientas como apoyo a la docencia, método de comunicación con
alumnos y padres, etc.

2.4. Plan de investigación.

o Hipótesis:

Una vez implantado el programa de innovación sobre la introducción en el uso


de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en las aulas del centro
escolar, vemos necesario realizar una línea de investigación futura para conocer cuál
es el efecto de las nuevas tecnologías en el aprendizaje escolar, nos preguntamos qué
impacto tiene el uso de las TIC en los aprendizajes. Además, también nos interesa
conocer las opiniones, perspectivas y actitudes de los agentes educativos hacia el uso
de las TIC, porque creemos que está muy relacionada la motivación que tenga quien
utiliza las TIC como recurso pedagógico, para que haga un uso correcto de éstas para
los aprendizajes.

o Objetivos:

Los objetivos de la futura línea de investigación serán:

- Conocer el efecto de las TIC en el proceso de enseñanza – aprendizaje.


- Mejorar los resultados de aprendizaje con el uso de los nuevos recursos.
- Generar posturas positivas por parte del profesorado para el uso de las TIC.

o Marco teórico:

En relación al estudio sobre el impacto del uso de los ordenadores en los


aprendizajes y en el rendimiento de los alumnos en la adquisición de sus
conocimientos, surge para conocer exactamente cuál es la calidad y la cantidad de los
aprendizajes con el uso de estos medios didácticos y comprobar la eficacia del
programa en el contexto de aula.

A partir de estudios de metaanálisis anteriores, voy a hacer alusión a uno


realizado por Kulik (1994), el cual señala que el efecto positivo del uso de los
ordenadores es superior si se compara con otras innovaciones desarrolladas en las
escuelas.

Otro trabajo al que quiero hacer alusión es el realizado por Blok, Oostdam,
Otter y Overmaar (2002), los cuales hacen un análisis con la técnica del metaanálisis,
y encuentran un efecto positivo moderado en el uso de los ordenadores para el
aprendizaje de la lectura, en comparación con otros grupos que aprendieron sin
ordenadores.

En relación al estudio sobre las opiniones, actitudes y perspectivas del uso de


las TIC por parte de los agentes educativos, nos interesa conocer este aspecto
porque, su actitud opinión estará muy relacionada con el potencial pedagógico que se
haga del uso de estos recursos.
En un estudio realizado por Fernández y Bermejo (2012), se muestra que, la
formación del profesorado es un factor que se debe tener en cuenta para generar
actitudes positiva. Esta formación deberá ser tanto técnica, sobretodo dirigida a
aquellos docentes que menos idea tengan sobre esta área por problemas
generacionales por ejemplo, también formación pedagógica, para saber cómo utilizar
dichas herramientas en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

En este estudio también se muestra que las actitudes más positivas se


encuentran en centros escolares donde hay un equipo docente de coordinación de las
TIC, donde hay profesores innovadores y dinamizadores del cambio, así como el
compromiso de los equipos directivos y un proyecto curricular discutido y
consensuado.

o Metodología:

En cuanto al impacto del uso de las TIC en los aprendizajes, partimos de una
hipótesis concreta: el uso de las TIC en los centros educativos permite un mayor
rendimiento de los alumnos que en otros centros donde no utilizan las TIC.

Para responder a esta hipótesis, vamos a llevar a cabo un estudio de corte


experimental. Las variables que manejamos serán, el uso del software para la
asignatura de natural sciences y las calificaciones obtenidas en dicha materia en base
a una prueba igual para todos los alumnos. En cuanto a la muestra, elegimos el primer
ciclo de Educación Secundaria Obligatoria, que serán 200 estudiantes en cada centro
educativo. Por otra parte, elegimos al grupo control, donde los alumnos se encuentran
en otro colegio distinto que no utiliza las TIC como recurso pedagógico. Nos
aseguramos de que los conceptos que den en dicha asignatura sean los mismos
aunque el aprendizaje se transmita de una forma distinta. Les pasamos el mismo
cuestionario al primer ciclo de la ESO, y llevamos a cabo un análisis cuantitativo,
recogiendo una gran cantidad de datos en poco tiempo con una muestra amplia.

La técnica de recogida de datos, será mediante un test que se ejecutará al


finalizar cada trimestre, por tanto realizaremos tres pruebas en total en un curso
académico. Contaremos los resultados obtenidos separando por cada curso y colegio.

Para el análisis de los resultados utilizaremos el SPSS, haremos una


comparativa de los resultados frente a cada curso escolar, en cada uno de los tres
trimestres, y a partir de los datos obtenidos podremos sacar conclusiones.
Este estudio se va a desarrollar durante tres cursos escolares consecutivos y,
podremos analizar si tiene un gran impacto en los aprendizajes y cuáles son aquellos
conceptos que se almacenan mejor mediante el uso de las TIC.

Por otra parte, en cuanto al conocimiento de las actitudes, opiniones y


perspectivas del uso de las TIC en los agentes educativos, respecto al tipo de diseño,
es un estudio de casos, siendo los propios docentes del centro de quienes se recabará
dicha información, a un total de 10 profesores por centro.

Las técnicas metodológicas empleadas para la recogida de información, han


sido los cuestionarios de opinión y de actitud, las entrevistas y los grupos de discusión.

El diseño es un estudio cualitativo donde se analizarán fragmentos de las


entrevistas y grupos de discusión que se consideren pertinentes y se extraerán
conclusiones. Igualmente, se analizarán los resultados de los cuestionarios y se
relacionarán con los resultados anteriores.

Esta investigación se llevará a cabo a partir del segundo año de la puesta en


práctica del programa de innovación.

3. Resultados que se espera alcanzar

La visión de los resultados de la implantación de este Plan es muy optimista, ya


que se considera que la simple instauración de ésta ya supone mejoras significativas
en muchos de las áreas del centro.

Con respecto a los docentes, se pretende mejorar el nivel de destreza o


competencia con el manejo de los soportes técnicos de las TIC, mediante no sólo la
formación que recibirán a lo largo de los tres años, sino la propia práctica al introducir
la tecnología dentro de sus metodologías didácticas y la gestión académica.

La Comisión TIC, además del responsable del proyecto, adoptarán las


medidas necesarias para ofrecer un asesoramiento continuo a los docentes,
motivando a todos los profesores e incentivando el uso, cuidado y mantenimiento de
nuevos recursos didácticos a emplear. Además, del fomento de la elaboración de una
base de datos en red del profesorado, donde se disponga de los recursos ya
existentes o los elaborados por ellos mismos.
Esto permitirá que la totalidad del claustro esté informado de las actividades
realizadas en el centro desde el punto de vista académico, fomentando la colaboración
mutua, la comunicación y el ejercicio de una profesión colaborativa.

Para el resto de personal del centro se facilitará el acceso a todos los recursos
de la escuela, promocionando la formación continua de éstos, sobre todo en
programas que faciliten y optimicen la gestión académica.

La participación de este colectivo en el programa se considera esencial, ya


que las personas implicadas en este colectivo mantienen estrechas relaciones, incluso
de liderazgo, con el resto de áreas de la escuela, por tanto son una parte esencial
para el desarrollo y consecución de los objetivos.

Con respecto al alumnado se espera que adquieran tanto la formación teórica


como práctica necesaria para el desarrollo óptimo de su competencia digital. Esto se
realizará a partir de procesos secuenciados, integrando las TIC en las distintas áreas
curriculares y complementándose entre sí.

Por tanto, se planificarán progresivamente los criterios y estándares de


aprendizaje de cada área didáctica. De tal forma que para obtener una formación
global sea necesario el uso de los recursos TIC. Éstos pasarán a ser elementos de
apoyo imprescindible para la obtención de todas las competencias básicas.

En relación a las familias, se entiendo que el nivel de dominio con las TIC
puede ser muy variable, de tal forma que haya familiares que incluso puedan ejercer
profesiones informáticos y otros que no tengan correo electrónico. Para ello, la escuel
estará preparada, atendiendo no sólo a las necesidades de los alumnos sino a la de
sus padres. Se realizará diferentes charlas informativas a nivel general sobre el buen
uso y la concienciación de los riegos derivados del abuso de las TIC. Y para aquellos
padres que estén interesados y lo necesiten, se realizarán formaciones específicas a
nivel usuario coordinadas con el AMPA, donde se les dotará de un correo electrónico y
los conocimientos necesarios a nivel usuario.

En conclusión, se pretende que con la implantación de este programa se


obtengan tanto los objetivos generales como los específicos anteriormente descritos.
Se espera que exista una concienciación general de la importancia del uso adecuado
de las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje, tanto dentro como fuera de la
escuela.
Los alumnos y familiares deber ser conscientes de los riesgos que supone el
abuso de las TIC y aportar carácter de utilidad acdémico-profesional a éstas, y no sólo
como mero agente de entretenimiento, que es el que suele darse en las casas.

Con respecto al centro, las TIC deben estar instauradas en cada uno de los
departamentos y servicios del centro. Éstas deben ser entendidas como un gran apoyo
a la acción didáctica, a la comunicación entre docentes, alumnos, resto del personal
del centro y familiares, y a la gestión del centro.

En general, este programa pretende que a lo largo de tres cortos años y


mediante pequeñas acciones, y una gran inversión, se pretenda normalizar e instaurar
de forma permanente las nuevas tecnologías al sistema educativo del centro,
promoviendo una actitud de cambio y constante reciclaje entre todos los miembros de
la comunidad educativa.

4. Sistema de Calidad: control del proceso y evaluación final.


El proyecto al que nos enfrentamos, es un proyecto amplio y supone muchos
cambios, tanto conocimientos técnicos, como conocimientos de integración del nuevo
recurso al sistema de pedagogía y conocerlo para poder abarcar todos los beneficios
de los que disponen. Por tanto, el próximo año será el inicio de un proyecto que se
prolongará en varios años sucesivos, y en el que cada año se debe desarrollar un
seguimiento y una evaluación del programa con el fin de comprobar aquellos aspectos
que estén funcionando correctamente o aquellos que necesitemos hacer alguna
revisión. También pueden surgir nuevos programas, nuevas ideas o nuevas
actividades.

La evaluación se realizará de una forma continua, de tal modo que


realizaremos una evaluación inicial, una durante el proceso y una evaluación final.

En cuanto a la evaluación inicial, vamos a evaluar ciertos aspectos para


conocer la situación antes de la puesta en práctica del proyecto, para ello:

- Necesitamos conocer los procesos didácticos de transmisión de la información


por parte del equipo docente. Esto lo conoceremos mediante entrevistas con el
equipo docente.
- Cuáles son las técnicas de aprendizaje del alumnado y sus resultados
académicos enfocado por áreas. Se llevará a cabo mediante el uso de la
entrevista al alumnado del centro escolar.
- Conocer el uso que hacen los estudiantes de las TIC. Se evaluará mediante
entrevistas a los familiares y a los propios estudiantes para conocer su actitud
responsable hacia los mismos.

En cuanto a la evaluación durante el proceso, durante el primer año, se


analizarán los siguientes aspectos:

- Implantación del proyecto. Este aspecto lo evaluaremos mediante entrevistas a


los docentes y a los estudiantes sobre su uso.
- Comprobar cuál es la disponibilidad de las TIC en el centro escolar y si se
adquieren los conocimientos básicos sobre su uso responsable. Se evaluará
mediante sesiones de observación y feedback del equipo docente.
- Conocer cuál es el uso, que el equipo docente, da a estos recursos como
material pedagógico. Valorar el impacto de la formación recibida por parte de
los docentes. Se conocerá mediante grupos de discusión donde se expondrán
y se darán ideas sobre el uso de las TIC en las acciones didácticas.

Durante el segundo y tercer año, enfocaremos el seguimiento y la evaluación


hacia su instauración definitiva:

- Estableceremos un plan estable dentro del proyecto curricular de centro sobre


la aplicación de las TIC.
- Se continuará con la formación del profesorado en aquellos ámbitos que se
requiera mayor apoyo, bien por solicitud de los mismos o porque se observe un
uso incorrecto de los mismos.
- Se continuará con el uso de las TIC en las programaciones didácticas. Esto lo
estableceremos mediante reuniones con el personal encargado de realizarlas.
- Se compartirá con los compañeros, mediante órganos de coordinación
docente, los resultados de las experiencias.
- Nos interesará conocer también el uso que hacen las familias de las TIC. Para
ello, conoceremos su uso y opinión mediante entrevistas.
Como evaluación final, queremos conocer el resultado de la implantación del
programa en el centro escolar y el impacto que ha tenido en los estudiantes y en sus
familias, para ello, necesitaremos:

- Conocer el impacto del uso de las TIC en los resultados académicos de los
estudiantes. Mediante comparaciones con los datos obtenidos antes de
empezar a utilizar el proyecto y una vez utilizado, después de 3 años. Haremos
una comparativa de los alumnos que se encuentran en el mismo curso escolar
para ver si la media de calificaciones de la clase es mayor.
- Evaluar las opiniones sobre el uso de las TIC del equipo docente y las
expectativas que tienen sobre la relación entre su uso y el aprendizaje. Se
evaluará mediante entrevistas y grupo de discusión.
- Evaluar el uso responsable de las TIC mediante registros de observación.
Valorar el tiempo de uso de las mismas, preguntando a las familias y a los
propios estudiantes.

5. Conclusiones
Es proyecto de innovación que hemos realizamos en grupo y en el que hemos
podido vivenciar en primera persona aspectos teóricos de la asignatura como en
potenciar características personales, de empatía y asertividad.

Como base teórica hemos aprendido a identificar los puntos que hay que cubrir
y considerar para llevar a cabo una implementación de un proyecto de innovación en
cualquier campo docente, y con detalle es la que se refiere a las nuevas tecnologías.
Si bien, al no llevarlo a cabo en su totalidad se nos quedan cuestiones y posibles
problemas que resultarían de su puesta en funcionamiento real.

El tratar la tecnología de la información y comunicación como recurso educativo


ha puesto de manifiesto la necesidad de un clima favorable en el centro y el esfuerzo
de coordinación que debe realizar toda la comunidad educativa que se prepara para
realizar un cambio innovador.

Cuando tratamos de implantar algo nuevo en un centro, nos referimos a


modificar ideas ya establecidas y seguidas por todos los miembros de la comunidad
educativa, nos encontramos con sacar de la zona de comodidad a sus docentes
llevando a un esfuerzo que hay que saber trabajarlo y contemplarlo.
Involucrar a los docentes como base de la comunidad educativa, consideramos
que es un punto indispensable para nuestros proyectos futuros. Con esto queremos
decir que la formación del profesorado, teniendo en cuenta la motivación, es
fundamental para que cualquier proyecto pueda ser aplicado con éxito en cualquier
centro educativo.

Esto conlleva también a un gran número de recursos económicos y materiales


para avanzar en la mejora del centro. La planificación a medio y largo plazo es
esencial para no malgastar los recursos en una planificación y formación, sin que
llegue a darse el tiempo necesario para disfrutar de las mejoras alcanzadas en el
campo de innovación invertida.

En la introducción de este documento hablamos sobre cuáles son los objetivos


que se desean lograr con el proyecto, en el plan diseñado se esperan conseguir
alcanzar dichos objetivos; siempre teniendo en cuenta que en la práctica real debemos
prestarle especial una evaluación constante para detectar posibles fallos y desarrollar
alternativas a tiempo para una aplicación exitosa.

Conforme fuimos realizando este proyecto nos fuimos dando cuenta de multitud
de detalles que no habíamos considerado, la experiencia de este proyecto nos servirá
sin duda alguna para en nuestra práctica profesional decidamos participar en un
proyecto de innovación educativa. Alguno de estos puntos han sido el detectar nuevas
áreas de posible implantación o un desarrollo más minucioso en las que sí hemos
llevado al desglose; tener más clara la función de cada sección en el ámbito escolar y
la reflexión de metodologías en la toma de decisiones y resolución de problemas por
parte de los agentes implicados.

Es por ello que, después de la realización de este proyecto, comprendemos


todos los esfuerzos y capacidad emprendedora de los agentes de una comunidad
educativa para implantar cualquier tipo de innovación y la importancia de la
concienciación y apoyo de todo el resto de la comunidad para que las ideas puedan
llevarse a cabo con satisfacción. También la importancia del desarrollo continuado de
proyectos de esta índole para la mejora constante en la calidad de los centros y sus
profesionales.

Hay muchas cosas que podríamos mencionar que aprendimos a lo largo de


este proyecto pero las más importantes creemos que las hemos mencionado. Solo
añadir la satisfacción de la puesta en común con otros profesionales y el
enriquecimiento mutuo que es la realización de un trabajo grupal.
6. Bibliografía

Bolívar. (2000). Los centros educativos como organizaciones que aprenden. Promesa
y realidades. Madrid: La Muralla.
Bisquerra, R. y Pérez, N. (2007). Las competencias emocionales. Educación XXI, 10,
61-82.
Calatayud. (2008). La escuela del futuro: hacia nuevos escenarios. Madrid: CSS.
Carbonell, J. (2006). La aventura de innovar. Madrid: Ediciones Morata.
Díaz-Aguado Jalón, María José La violencia entre iguales en la adolescencia y
su prevención desde la escuela Psicothema, vol. 17, núm. 4, 2005, pp. 549-558
Universidad de Oviedo Oviedo, Españ
Clouder, C. (2013). Educación Emocional y Social: Análisis Internacional. Santander:
Fundación Marcelino Botín.
Extremera, N. y Fernández Berrocal, P. (2004). El papel de la Inteligencia Emocional en
el alumnado: evidencias empíricas. Revista Electrónica de Investigación
Educativa, 6 (2). Consultado el 25 de marzo de 2020:
http://redie.uabc.mx/vol6no2/contenidoextremera.html.

GÓMEZ, M. (2005). Estudio sobre aulas digitales para enseñanza presencial.


Tendencias Pedagógicas,10, 177-197.
Goleman, D. (1996). La inteligencia Emocional. Barcelona. Editorial Kairos.
Informe de la Fundación Marcelino Botín (IFBM, 2008). Educación Emocional y
Bienestar. Análisis Internacional. Santander: Fundación Marcelino Botin
Palomera, R., Fernández-Berrocal, P. y Brackett, M. (2008). La inteligencia emocional
como una competencia básica en la formación inicial de los docentes: Algunas
evidencias. Revista Electrónica de Investigación Psicoeducativa, 6 (2), 437-
454.
Pérez Escoda, N., Filella, G., Soldevila, A., Fondevila, A. (2013). Evaluación de un
programa de educación emocional para profesorado de primaria. Educación
XXI, 16 (1), 233-254.
Martín Izard, Juan Francisco Desarrollo de competencias emocionales en el
profesorado de educación secundaria a través de una intervención por
programas Teoría de la Educación. Educación y Cultura en la Sociedad de la
Información, vol. 15, núm. 1, enero-abril, 2014, pp. 90-105 Universidad de
Salamanca Salamanca, España
Zabala y Arnau. (2009). 11 Ideas clave. Cómo aprender y enseñar competencias.
Barcelona: Graó