Está en la página 1de 5

Susana febrero 2020

PRÁCTICO TDAH
¿Cuál sería su intervención ante un caso de un alumno de 3º de E. Primaria en el que su
tutor sospecha de un Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad, que está
obteniendo bajos resultados académicos, presenta baja motivación y autoestima,
problemas de conducta y rechazo de sus compañeros?

Introducción
En la actualidad, podemos destacar que el sistema educativo español muestra un gran interés por
la atención a la diversidad, es por ello que se ha convertido en un eje vertebrador para ajustar la
respuesta educativa a las necesidades que presentan los alumnos.

La ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de educación en su texto consolidado con las


modificaciones introducidas por la ley orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la
calidad educativa (en adelante LOE modificada por LOMCE) plantea que los centros deben ser
capaces de adaptarse a las necesidades de los alumnos, proporcionándoles una educación de
calidad basada en los principios de normalización e inclusión.

Así mismo, esta normativa incluye dentro de los Alumnos con Necesidades Específicas de Apoyo
Educativo (ACNEAE) a los alumnos con dificultades específicas de aprendizaje, y además el
artículo 79.bis plantea que la identificación y valoración de dichas necesidades se realizará lo
más tempranamente posible.

Por último, destacar que según las Instrucciones de 19 de julio de 2005 todos os centros tienen
la obligatoriedad de elaborar su propio Plan de Atención a la Diversidad, que recoge el conjunto de
actuaciones, medidas organizativas, apoyos y refuerzos que el centro diseña y pone en marcha
para ajustar la respuesta educativa a las necesidades del alumnado.

Funciones
Las actuaciones de intervención que llevaremos acabo como orientadores pertenecientes al
Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica (de ahora en adelante EOEP) quedará
detallado dentro del Plan de Actuaciones de Equipo, específicamente en el apartado de apoyo al
proceso de enseñanza – aprendizaje, y está regulada por la siguiente normativa:

• La resolución de 28 de julio de 2005 que establece la estructura y funciones de la


orientación educativa y psicopedagógica,
Resolución de 17 de julio 2006, que modifica y facilita la aplicación de la anterior.
Las instrucciones de 28 de julio de 2009 sobre el funcionamiento de los EOEPs que aunque no
están prorrogadas se siguen utilizando como referente.
Teniendo en cuenta el marco legislativo en donde se regulan nuestras funciones y atendiendo al
caso que nos ocupa podemos destacar:

Coordinar el proceso de evaluación psicopedagógica.


Asesorar al equipo docente y a la familia sobre distintas actuaciones y medidas de atención a la
diversidad.
Ofrecer una atención individualizada a los alumnos.

Objetivo
El objetivo principal que nos planteamos para dar respuesta a la demanda que nos han hecho, es
identificar las necesidad específicas del alumno para así asesorar al equipo docente de 3º
Educación Primaria y a la familia sobre distintas actuaciones para ofrecer una respuesta educativa
ajustada a las necesidades del alumno.

Actuaciones
Para dar respuesta al objetivo planteado, vamos a desarrollar las siguientes fases:
• Fase de recogida de información y asesoramiento inicial
En esta primera fase mantendremos una reunión con el tutor, bajo la coordinación de jefatura de
estudios, para recoger más información sobre la demanda que nos han hecho. Es de gran
importancia el conocer aquellas dificultades que presenta el alumno, que comportamientos tiene
que haga sospechar que puede haber un Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad
(TDAH), cuál ha sido su evolución en los cursos anteriores, si presenta problemas de conducta, si
se han llevado a cabo alguna medida específica y cuáles han sido los resultados.
Para tener toda esta información previa a la reunión se le puede pedir al tutor que complemente
un protocolo de derivación que le facilitaremos nosotros en donde recoja información del alumno y
de su contexto escolar y familiar.

En esta primera fase podríamos asesorar al tutor sobre distintas medidas de apoyo ordinario que
se pueden llevar a cabo en el aula, como por ejemplo:

a) Se asesorará sobre las medidas de apoyo ordinario recogidas en la Orden 3622/2014,


de 3 de diciembre, sobre la organización y funcionamiento de la Educación Primaria,
así como la evaluación y promoción, entre las que encontramos los agrupamientos
flexibles y el refuerzo individual en el grupo ordinario.

a) Además, se podrán llevar a cabo en el aula las metodologías activas recogidas en la


Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, que establece las relaciones entre las
competencias, los objetivos y los criterios de evaluación, que recoge el aprendizaje
cooperativo, trabajo por proyectos, centros de interés…
Si el alumno contase con un informe externo, de un facultativo colegiado, en donde se
especificara el TDAH, se podrían aplicar las Instrucciones del 12 de diciembre 2014.

En segundo lugar, nos reuniremos con la familia par recavar la información sobre el alumno y su
contexto familiar. A parte de recopilar toda la información que nos facilite la familia, debemos
asesorar sobre el proceso de evaluación psicopedagógica que vamos a llevar a cabo y recoger
por escrito su consentimiento.

Si nuestra sospecha se corrobora con los datos de la familia, podemos derivar a la familia a un
neuropsicologo.

• Fase de diseño y de evaluación psicopedagógica


Una vez analizada toda la información que hemos recopilado en la primera fase, tanto del tutor
como de la familia, se va a proceder a la evaluación psicopedagógica recogida en la Orden
1493/2015, de 22 de mayo, que regula la evaluación y promoción de los ACNEAE en el 2º ciclo de
infantil, primaria y Educación Básica Obligatoria (EBO), así como la flexibilización de las
enseñanzas para alumnos con altas capacidades.
En este proceso de evaluación psicopedagógica debemos recoger información sobre el alumno, el
contexto escolar y contexto sociofamiliar.

Con respeto al alumno debemos conocer el Nivel de Competencia Curricular, estilo de


aprendizaje, historia personal, escolar y ámbito de desarrollo. Para ello, utilizaremos diferentes
técnicas como la observación, la entrevista y pruebas estandarizadas. Algunas de estas pruebas
podrían ser:
- Escala de Inteligencia de Weschler (WISC-V), Escala de Inteligencia de Reynolds (RIAS) o
K-BIT de Kauffman, para valorar el desarrollo cognitivo.
- Es fundamental valorar las funciones ejecutivas como la planificación, interferencias,
organización… ya que es uno de los aspectos donde estos alumnos presenta mayores
dificultades. Para ello, podemos utilizar pruebas como ENFEN (Evaluación
Neuropsicológica de las Funciones Ejecutivas).
- Además, aplicaremos otras pruebas relacionadas con la atención como EDAH (Evaluación
del Déficit de Atención con Hiperactividad), Cuestionario de Conducta de Conners, Test de
Caras-R, Test de Atención D2…

• Fase de análisis de los resultados y toma de decisiones


Los resultados obtenidos de la evaluación psicopedagógica quedarán recogidos en el informe
psicopedagógico que elaboraremos. No solo realizaremos el informe sino que haremos una
devolución tanto al tutor que nos hizo la demanda como a la familia del alumno.
En función de los resultados obtenidos se podría concluir:
a) Nos encontramos ante un alumno que presenta Necesidades Específicas de Apoyo Educativo,
asociadas a TDAH. En este caso, se pondrían en marcha las medidas en la evaluación recogidas
en las Instrucciones de 12 de diciembre de 2014, para los alumnos con dificultades específicas
de aprendizaje y TDAH. Estas medidas son:

- Adaptaciones en el tiempo: se podría incrementar el tiempo hasta un 35%.

- Adaptaciones en el modelo de examen: se puede adaptar el tipo y tamaño de la fuente.

- Adaptaciones de instrumentos de evaluación: utilización de instrumentos variables como


prueba oral, prueba de respuesta múltiple..

- Adaptación de espacios.

b) Si las dificultades son muy significativas, nos podríamos encontrar ante un alumno con
Necesidades Educativas Especiales (NEE) asociadas a TDAH, ya que la Comunidad de Madrid
contempla estos alumnos en su Dictamen de Escolarización.

- Como hemos mencionado, en este caso sería necesario elaborar el Dictamen de Escolarización
para determinar el cambio de modalidad educativa, de modo que el alumno pueda recibir apoyo
de PT y AL (si fuese necesario) y se puedan realizar las Adaptaciones Curriculares Individuales
correspondientes.

Independientemente de los resultados de le evaluación psicopedagógica, el equipo docente


necesitará de unas orientaciones metodológicas como por ejemplo:

• Sentar al alumno en las primeras filas. Observar si necesitase


cambiar de asiento, se podría utilizar una pelota de pilates, ponerle un acople de pedales, etc.

• Estructurar la clase para que él sepa que viene antes y que viene
después.

• Las instrucciones deben ser claras y concisas para ayudarle


utilizaremos la agenda y nos aseguraremos de su correcta utilización.

• Revisar los materiales, los deberes y ajustar dicha intervención con


respecto a su nivel de competencia curricular.

• Favorecer su autoestima y motivación, a través del refuerzo positivo.

• Implementar un programa de modificación de conducta, si lo


consideramos necesario.
• Ampliar la competencia emocional y social, a través de las
habilidades sociales, respeto, la empatía.

• Si fuese necesario se podría crear la figura del alumno ayudante.

Por último, y no por ello menos importante, asesoraremos a la familia sobre pautas que
favorezcan la comunicación con su hijo:

• Crear un ambiente de escucha que permita alcanzar un nivel de tranquilidad y confianza.

• Generar una planificación semanal para el estudio y las tareas domésticas.

• Incorporación de un panel con las normas escritas y consensuadas.

• Acudir a asociaciones como CADAH, que le ayuden a conocer en mayor profundidad este
trastorno. Suelen contar con diferentes programas de ocio y respiro para la familia.

• Asesorarse sobre diferentes terapias como pueden ser “neurofeedback”, “biofeedback” o


incluso algún método de relajación como el mindfulness.

• Fase de seguimiento
En esta fase es fundamental la comunicación tanto con el tutor como con la familia y para ello
contaremos con entrevistas periódicas en donde analizaremos si las medidas planteadas están
siendo eficaces.

Evaluación
Consideramos necesario determinar si nuestras orientaciones con respecto a la asesoría que se
nos demandaba, han sido eficaces y han dado una respuesta ajustada a su necesidad.
Es importante determinar si nuestras actuaciones han sido eficaces y para ello contamos con
instrumentos como cuestionarios o técnicas que nos permiten la recogida de información.
La valoración de todas las actuaciones llevadas a cabo quedará contemplada en la memoria final
del equipo y del centro.

Conclusión
Para concluir, destacar que es fundamental llevar a cabo una educación inclusiva, que según
Arnaiz Sánchez (2006) las escuelas inclusivas o escuelas para todos ponen todo su empeño en
dar cabida a todos los alumnos, sean cual fuere sus necesidades.