Está en la página 1de 7

Introducción

El papel de los consumidores de electricidad está cambiando, lo cual genera más


oportunidades gracias sobre todo a la digitalización y al desarrollo tecnológico. Ello
facilita la inversión en recursos energéticos distribuidos que incluyen no sólo
generación sino también almacenaje, respuesta a la demanda y vehículos
eléctricos.
La integración de los recursos energéticos distribuidos aporta flexibilidad al
sistema por parte de la demanda. Ello permite cambiar la manera como se compra
y como se vende la energía.
Esta innovación no depende sólo del software, el hardware y la generación
centralizada y a gran escala, sino de cómo integrar la energía renovable
distribuida cerca de los lugares de consumo, opción cada vez más asequible. El
nuevo reto es reorganizar el sistema energético para hacerlo más eficiente,
resiliente y digital.
Las comunicaciones a través de la red eléctrica ya se utilizaban hace algún tiempo
en telecontrol tipo todo o nada: de relés, alumbrado público y domótica.
La banda ancha sobre PLC empezó a finales de la década de 1990:
–En 1950 se empezó con una frecuencia de 10 Hz y 10 kW de potencia, con
comunicación en un solo sentido, aplicándose para el control de líneas eléctricas y
para el control remoto de relés.
–A mediados de 1980 se inició la investigación sobre el uso de la red eléctrica
para soportar la transmisión de datos, en bandas de entre 5 y 500 kHz, siempre en
una sola dirección. Más adelante, las empresas eléctricas empezaron a utilizar sus
propias redes para la transmisión de datos de modo interno.
–En 1997 se realizaron las primeras pruebas para la transmisión bidireccional de
señales de datos a través de la red eléctrica y el inicio de la investigación de
Ascom (Suiza) y Norweb (Reino Unido).
–En 2000 se llevaron a cabo las primeras pruebas en Francia por EDF R&D y
Ascom.
La aparición y promoción de nuevas tecnologías enfocadas a los usuarios
residenciales y pequeñas industrias, como el transporte eléctrico o los recursos de
energía distribuidos (DER)1, les conceden un rol más activo dentro del sector.
La planificación y automatización de ciertas cargas permiten un ajuste en forma
dinámica e inteligente de su perfil de potencia. Este cambio de rol en los usuarios

1
Según la Federal Energy Regulatory Comission, las DER pueden ser pequeñas plantas generadoras o
acciones que pueden ser despachadas y/o controladas de manera agregada para proveer los servicios de
energía necesarios para abastecer la demanda (ej.: micro generación, baterías de almacenamiento
residencial, coordinación de cargas, etc.).
residenciales les permitirá consumir eventualmente más energía, pero de forma
solidaria e inteligente con el sistema y a un costo menor.

 Bajo esta arquitectura el operador del sistema RD Puede interactuar con el


cliente directamente
la estructura vertical del sector eléctrico se ha ido dividiendo, incentivando la
reestructuración en algunas de las etapas de su cadena de valor. La
reestructuración de los mercados eléctricos ha permitido la apertura a nuevos
participantes, fomentando la competencia principalmente en el mercado mayorista
y recientemente en el mercado minorista. [1]

Fig. 1 Paradigma Smart Grid [1]

Locales entre clientes geográficamente cercanos (ej. clientes de un mismo barrio),


redes locales o microgrids operando de manera aislada o conmutando entre
diversas fuentes de generación, plantas virtuales de generación actuando sobre la
red de distribución, son algunas de las nuevas oportunidades emergentes que
comienzan a posicionarse como la red eléctrica del futuro.
La Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) expidió la Resolución 130 de
2019 con el fin de establecer principios, comportamientos y procedimientos que
deben cumplir los comercializadores de energía eléctrica en la celebración de
contratos de energía destinados al mercado regulado (usuarios residenciales).
 ¿Qué novedades trae la Resolución 130 de 2019?
La novedad principal respecto de las mencionadas convocatorias públicas es que
su publicidad y transparencia ahora se garantiza por medio del (Sicep) 2,
administrado y diseñado por el Administrador del Sistema de Intercambios
Comerciales, encargado del registro de los contratos de energía. Esto establece
una diferencia con la regulación anterior, pues su publicidad se daba a través de
periódicos y no de un mecanismo centralizado.
La Creg busca aumentar la transparencia y neutralidad de las convocatorias al
exigir mayor reporte de información a los comercializadores, y permitir el acceso a
esta por parte de los demás agentes y usuarios. Adicionalmente, da mayor libertad
en cuanto a los criterios de evaluación de ofertas, en contraste con la regulación
anterior, en la que el precio era el factor determinante.
En aras de eliminar los conflictos de interés entre los agentes y los usuarios, la
Resolución 130 también permite a los agentes integrados participar en las
convocatorias públicas, con los siguientes límites a la cantidad de energía para su
demanda regulada que pueden adquirir de estos, sin importar su participación en
la demanda regulada nacional: para 2020 y 2021, hasta 50%; para 2022, hasta
40%; entre 2023 y 2026, hasta 20%; y, a partir del 1 de enero de 2027, hasta 10%.
De este modo, se impone una restricción más fuerte que la de la Resolución 20 y
se fuerza de manera escalonada a los agentes a no contratar con sus empresas
relacionadas, situación de gran impacto para el mercado.

 Facturación inteligente AMI

Este proceso de facturación reduce los errores de lectura de medición y los


recursos requeridos para su ejecución. Mediante la gestión de históricos de
consumo se pueden detectar anomalías y realizar mapas de fraudes de la red.
También se pueden ofrecer servicios específicos sectorizados según el tipo de
usuario final. La infraestructura AMI habilita mercados como la inclusión de
vehículos eléctricos y la comercialización de energía prepago, ampliando la
cobertura del servicio.

 ¿qué tipo de interacción es la más apropiada?

Medidores inteligente tecnología AMI


En la parte inferior de la infraestructura se encuentran los medidores inteligentes,
que pueden estar instalados directamente en el domicilio del usuario o en un lugar
externo a través de una medición centralizada. En este último caso la información
de la medida se le suministra al usuario a través de un display ubicado en su
domicilio.
2
Sistema Centralizado de Información de Convocatorias Públicas
Con el medidor inteligente, los usuarios residenciales pueden hacer uso de
aplicaciones y equipos con tecnología Home Display, para visualizar y controlar en
tiempo real el consumo energético de los equipos y elementos ubicados dentro del
hogar. La visualización se realiza a través de una pan- talla que se ubica cerca del
medidor y permite la comunicación entre estos elementos. Así, el cliente puede
conocer en todo momento la energía que está consumiendo, su costo asociado y
la cantidad de CO2 que está produciendo. Este dispositivo se puede comunicar
con los elementos y equipos que consumen energía dentro de la vivienda para
que el usuario pueda controlar su uso gestionando sus consumos, tanto en
intensidad como en tiempo de uso
Funcionalidades de los medidores Pueden definirse como un paquete de
características que aseguran la operación del esquema AMI. La lista completa se
muestra en la Tabla 1.[2]

Tabla No 1[2]

Las funcionalidades se dividen en dos categorías:


 Inherentes al medidor: Permiten la operación del medidor sin suministrar
información a los agentes externos. Pueden considerarse como
características propias del medidor que éste debe tener y que debe
garantizar el fabricante
 Soportadas por el medidor: Son las encargadas de suministrar a los
agentes la información requerida para aprovechar los beneficios de esta
tecnología. Cada funcionalidad soportada se asigna a un operador,
según corresponda. Por ejemplo: USU al cliente, LRM al operador, TAR
al comercializador, CDL al operador y al comercializador.

 ¿Qué información se intercambiaría entre los actores del sistema?

Al disponer de la información del sistema AMI, el comercializador puede


implementar un sistema de tarifas que no tenga en cuenta solo la potencia
eléctrica sino también la energía; esto representa ingresos por la energía
consumida y por la contratada en el mercado minorista. También se puede
modificar la inelasticidad de la demanda.
La lectura automatizada de los medidores de energía reduce costos y recursos. La
disponibilidad en tiempo real de información de la red de distribución minimiza el
tiempo de detección de fallas; también posibilita el monitoreo online de la calidad
de la energía. La inclusión de generación distribuida disminuye el flujo de potencia
total en las redes de distribución, las pérdidas del sistema y el costo de los activos.
La creación de islas y microrredes aumenta la confiabilidad del sistema. La
información del sistema AMI permite hacer predicciones de carga de corto plazo
del sistema de distribución para garantizar la continuidad del servicio. También se
habilitan programas de gestión de la demanda; esto disminuye el nivel de
cargabilidad de los transformadores, mejora la regulación de tensión en las colas
de los circuitos, disminuye la restricción de transmisión de energía y libera
capacidad del sistema, entre otros beneficios.
Un sistema AMI integra elementos de hardware y de software para conformar, con
base en un medidor inteligente, una infraestructura de comunicaciones integrada
que permite intercambios bidireccionales de información y de registros en tiempo
real. Todos los elementos del sistema interactúan entre sí de forma fiable, flexible
y eficiente para permitir interacciones entre el usuario final y la empresa
comercializadora. Los sistemas AMI están conformados por cuatro elementos
básicos: 1) Medidor inteligente, 2) Concentrador de datos, 3) Red de
comunicaciones y 4) Sistema de gestión de la información.

 ¿Qué información se intercambiaría entre los actores del sistema?

AMI no solamente tiene como objetivo la medición del consumo eléctrico, a su vez
es capaz de manejar la automatización de la distribución (DA), la respuesta del
sistema de gestión de la demanda (DRMS) y sistema de gestión de cortes de
energía (OMS). La correcta operación de AMI está relacionada con la operación
de los Smart Meter los que deben ser instalados tanto en la parte urbana como
rural Actualmente existen diversas tecnologías potenciales que a participar de la
interoperabilidad de un sistema de medida avanzada y también la red inalámbrica
WIFI.
Se espera que el sistema AMI cumpla con otras funcionalidades como: detección
de manipulación de los contadores y aviso a la compañía, alerta de consumo
anormal de energía, medida de generación distribuida y gestión activa de cargas
El consumidor deja de ser pasivo para decidir activamente sobre su consumo y
también como productor de energía; el término prosumidor se refiere a esta
particularidad. El sistema AMI habilita la oferta al mercado excedentes de energía
generadas localmente mediante fuentes de generación distribuida. El cliente
puede disponer de diversos canales de interacción con el comercializador, con
disponibilidad 24 horas / 7 días durante todo el año. Los medidores inteligentes
pueden interactuar con otras tecnologías, por ejemplo, Home Display, que le
permitan visualizar específicamente sus consumos y tomar decisiones óptimas
frente a las señales de precio.
El uso masivo de medidores inteligentes permite que todos los agentes
involucrados obtengan beneficios en la ejecución de sus roles, y que el cliente
participe activamente en la cadena de valor de la energía eléctrica generando así
nuevos mercados y posibilidades de negocio.
Ventajas de la medición inteligente

 Facturación sin errores y alta reducción de quejas


 La satisfacción del cliente
 Temas de acceso, medidores digitales, la disponibilidad de datos – Web
 Mejora la gestión de demanda DSM
 Habilita Tiempo y los precios varían de acuerdo a este (servicio prepago)

Conclusiones

 Uno de los factores que motivan a la implementación de las tecnologías de


redes inteligentes en Colombia, es la reducción de las Pérdidas No
Técnicas, específicamente en los Sistemas de Distribución. Por esta misma
razón, ciertas comercializadoras han adoptado tecnologías de medición
inteligente, pero actualmente enfocadas al sector comercial e industrial.

 La implementación de los medidores de bidireccionales trae consigo a su


vez la adopción de los clientes como usuarios como frontera comercial, por
su tecnología no sólo de medición, sino también de comunicación, lo que
trae como principal ventaja que las generadoras ofrecen precios menores, y
así que se obtienen ahorros monetarios adicionales, teniendo un atractivo
adicional para los usuarios finales.

 Mediante las nuevas disposiciones de las convocatorias y el manejo de los


conflictos de interés, la Creg busca alinear los intereses de los
comercializadores y los usuarios para ayudar tanto al bienestar de estos
últimos como al mercado

 Para garantizar el éxito de los programas de implantación masiva de


sistemas AMI, es necesario contar con políticas de orden nacional que
direccionen dichas iniciativas y un marco normativo y regulatorio que
promueva la inversión en estas tecnologías. También es fundamental la
definición de las funcionalidades asociadas a los medidores, de acuerdo al
contexto local de uso final.

Referencias
[1] D. De Tesis, “Estudio de la gesti ´ on de la demanda bajo el paradigma de
smart grid,” 2017.
[2] “Colombia: Resolución 130 de 2019 de la Comisión de regulación de energía
y gas.” [Online]. Available: http://www.cocier.org/index.php/es/noticias-de-
cocier/1867-colombia-resolucion-130-de-2019-de-la-comision-de-regulacion-
de-energia-y-gas. [Accessed: 16-Apr-2020].

También podría gustarte