Está en la página 1de 10

Guía para el estudio del calendario mexihcatl

Anales de Tecamachalco. Anónimo. Editorial Innovación, 1981.

Bernardino de Sahagún. Códice Florentino. Manuscrito 218-220 de la Colección Palatina de la Biblio


teca Medicea Laurenziana de Florencia, Italia.

Bernardino de Sahagún. Historia general de las cosas de la Nueva España. Editorial Porrúa, colecció
n "Sepan cuántos" 300, 1985.

Bernardino de Sahagún. Códice matritense de la Biblioteca del Real Palacio de Madrid.

Bernardino de Sahagún. Códice matritense de la Biblioteca de la Real Academia de Historia.

Calendario de Martin Tochtli. (Único estudio) Hernández Maciel, Francisco (2019) "Sincronología y
Cronografía Indiana", Indiana, 36.1: 7-40. Berlin, Alemania.

Calendario de Antonio de Guevara. En Acuña, René (ed.) (1984) Relaciones geográfcas del siglo XVI
, Tlaxcala, v. I. Universidad Nacional Autónoma de México. México. pp. 224-228.

Códice Fiestas de los Indios. Batalla Rosado, Juan José. (2008) “El Libro Escrito Europeo del Códice
Fiestas de los indios a el Demonio en dias determinados y a los finados”. Itinerarios. Revista de est
udios lingüísticos, literarios, históricos y antropológicos (Universidad de Varsovia). 7: 9-46, Polonia.

Códice Ixtlilxochitl. Manuscrito mexicano 65-71 de la BNF. (Estudio más accesible) Geert Bastiaan v
an Doesburg. Códice Ixtlilxóchitl. Papeles y pinturas de un historiador. FCE. 1996. (Una revisión más
interesante acerca del calendario la realiza Jacqueline de Durand Forest en 1976.)

Códice Magliabechiano. (Veáse Tudela) Batalla Rosado, Juan José. (2007) “El Libro Escrito Europeo
del Códice Magliabechiano”. Itinerarios. Revista de estudios lingüísticos, literarios, históricos y antr
opológicos (Universidad de Varsovia). 5: 113-142, Polonia.
Códice mexicanus. (Principal estudio) Ernest Mengin. Commentaire du Codex mexicanus n# 23-24
de la Bibliotheque Nationale de Paris. Journal de la Societe des Americanistes. Tome 41 n# 2, 1952.
pp. 387-498. (Ensayo) Hanns J. Prem. "Comentario a las partes calendáricas del Codex mexicanus
23-24". En Estudios de Cultura Nahuatl 13, 1978. pp. 267-288.

Códice Telleriano-Remensis. (Principal estudio) Eloise Quiñones Keber. Codex Telleriano-Remensis.


Ritual, Divination and History in a Pictorial Aztec Manuscript. University of Texas Press, Austin. 19
95. (Mejor análisis) Stanislaw Iwaniszenski. "La breve historia del calendario Telleriano-Remensis".
En Estudios de Cultura Nahuatl 35, 2004. pp. 45-67.

Códice Tovar. Jacques Lafaye. Manuscrit Tovar, Origenes et croyances des indiens du Mexique, Edi
ción del original de la John Carter Brown Library de Providence. Akademishe Druck-und Verlagsans
talt, Graz. 1972.
Códice Tudela. (Estudio amplio) Juan José Batalla Rosado. El Códice Tudela o Códice del Museo de A
mérica y el grupo magliabechiano. Universidad Complutense de Madrid. Madrid, 1999. (Estudio de
las glosas) Batalla Rosado, Juan. (2009) "El Libro Escrito Europeo del Códice Tudela o Códice del M
useo de América, Madrid". Itinerarios. Revista de estudios lingüísticos, literarios, históricos y antro
pológicos (Universidad de Varsovia). 9: 83-115, Polonia.

Códice Vaticano A (Ríos). (Principal estudio) Ferdinand Anders, Maarten Jansen y Luis Reyes García
. Religión, costumbres e historia de los antiguos mexicanos. Libro explicativo del llamado Códice Va
ticano, Codex Vaticanus Latinus 3738 de la Biblioteca Apostólica Vaticana. México, FCE 1995. (Véas
e junto a C. Telleriano)

Cristóbal de Castillo. Historia de la venida de los mexicanos y otros pueblos e Historia de la conquist
a. Traducción y estudio introductorio Federico Navarrete Linares. INAH 1991.

"Crónica mexicana en nahuatl". En Tres crónicas mexicanas, traducción y paleografía de Rafael Ten
a. Conaculta 2012. (Texto recopilado por Chimalpahin).

Diego Durán. Historia de las Indias de Nueva España e Islas de Tierra Firme. 2 tomos Conaculta 200
2.

Fernando de Alva Ixtlilxóchitl. Historia de la Nación chichimeca. Editorial Dastin, España. 2002.
Fernando de Alva Ixtlilxóchitl. Obras Históricas. Publicadas y anotadas por Alfredo Chavero. Secret
aría de Fomento, México, 1892. (ensayo) Hanns Prem. "Las fechas calendáricas completas en los te
xtos de Ixtlilxochitl". En Estudios de Cultura Nahuatl 16, 1983. pp. 225-231.

Francisco Cervantés de Salazar. Crónica de la Nueva España. Prólogo de M. Magallón, editada por T
he Hispanic Society of America. Madrid, 1914.

Francisco de las Navas. (En los Memoriales de Motolinia) "Calendario De toda la Ýndica gente, por
donde han contado sus tiempos hasta hoy." pp. 49-53. (En Muñoz Camargo/Acuña) Calendario Índ
ico de los indios del Mar Océano y de las partes de este nuevo mundo." pp. 219-223.

Francisco Hernández. Antigüedades de la Nueva España. Librería Robredo 1946.


Francisco López de Gómara. Historia de la conquista de México. Ed. Ayacucho. Venezuela, 2006. (H
ay muchas ediciones)

Francisco Xavier Clavijero. Historia Antigua de México. Ed. Porrúa, 1982.


Hernando de Alvarado Tezozómoc. "Crónica mexicáyotl". En Tres crónicas mexicanas, paleografía y
traducción de Rafael Tena. Conaculta 2012.
Jacinto de la Serna. Manual del ministro de Indias. México, 1656. (Edición electrónica del 2003 Bibli
oteca Virtual Universal)
Juan de Torquemada. Monarquía Indiana y los veintiun libros rituales. Introducción y notas de Mig
uel León Portilla. 7 tomos UNAM 1983.

Martín de León. Camino al cielo, en lengua mexicana. Imprenta de Diego López Dávalos, México, 1
611.
Pedro de San Buenaventura. (Estudio) Díaz Rubio, Elena & Jesús Bustamante García (1983) "Carta
de Pedro de San Buenaventura a fray Bernardino de Sahagún acerca del calendario solar mexicano
." Revista Española de Antropología Americana 13: 109-120. España.

Motolinia, Toribio de Benavente. Memoriales. Publicado por Luis García Pimentel. Francia 1903.

CÓMO ESTUDIAR EL CALENDARIO.

El acceso más común que se tiene al conocimiento del calendario se da por obras de carácter gene
ral que tratan superficialmente el tema, en los que se resalta el aspecto "adivinatorio" o se relacio
na con la supuesta recuperación de "identidad". Siendo estos estudios poco avalados pero amplia
mente difundidos crean la idea de tener "la verdad" y debaten más con pasión que con razón.

Para comprender el calendario es necesario entender y revisar la forma en que ha sido visto. Estud
iar los distintos enfoques y buscar las razones de los mismos. Por lo general es asimilado a través d
e obras simplistas o excesivamente populares que fijan de tal manera preconcepciones en nuestra
mente que a futuro cierran nuestro entendimiento y nuestro razonamiento. Para llegar a un mejor
nivel de conocimiento debemos de ir a la raíz, ir al principio, necesitamos revisar las fuentes más a
ntiguas pero sin juzgarlas, verlas con una mente abierta, no porque encontremos una descripción
que no se apega a "nuestra visión del mundo indígena" la rechacemos, debemos de comprender lo
s porqués de lo que dicen, luego se tiene que ver como lo fueron entendiendo los historiadores po
steriores, las teorías elaboradas para comprenderlo, hasta llegar al presente y ver los enfoques mo
dernos.

La fuente más antigua vemos que es Motolinia junto con el grupo Magliabechiano. Motolinia por d
esgracia no es preciso. Lo interesante son las inserciones que tiene el manuscrito de los Memoriale
s, que son el calendario de Francisco de las Navas y otro anónimo. El grupo Magliabechiano tampo
co explica en su totalidad el calendario, y desde el Códice Tudela plantea la ambigüedad de las dos
primeras fechas base: 1 de marzo y 2 de febrero.

El segundo grupo de códices es más importantes pues nos muestran reconstrucciones más comple
tas y detallan el uso del calendario. Proporcionan una correlación de signos con días cristianos, mi
entras que el grupo anterior sólo indica inicio de año.

Sahagún y Durán son la cúspide y las referencias más socorridas, sin embargo hay dos deficiencias
que nos afectan para entender el calendario, primero que sus obras son mal comprendidas y segu
ndo que sus reconstrucciones son parciales. Por si solas no sirven para establecer una correlación c
lara.

Dos obras importantes hacia fin de siglo resaltan, los Anales de Tecamachalco y Cristóbal del Castill
o. Estos ya no son fuentes primarias, junto con los autores posteriores no hacen sino repetir (y has
ta alterar) lo que dicen los primeros documentos.

Desde finales del siglo XVI prevalecía la opinión entre los historiadores que el año indígena comen
zaba en febrero. Así llegamos a la obra de Fernando de Alva Ixtlilxochitl al cual se le atribuye hacia
1600 la compilación y la elaboración del códice que lleva su nombre.
CRONOLOGÍA

1536 Andrés de Olmos (1-m) <estudio inédito>

1541 (1549) Motolinia (1-m) (4-f)

©1549 Francisco de las Navas (1-e) (2-m) (24-f) <portadores, ajuste>

1552 López de Gómara (sólo indica que el año inicia en tlacaxipehualiztli)

1553 (1540) Códice Tudela (1-f) (1-m)

1553 Códice Magliabechiano (1-m) <portadores>

1560 Primeros memoriales (1-f)

1560 Calendario de Martin Tochtli (18-e) (27-f) <portadores>

©1563 Códice Telleriano (24-f) <engranaje>

1565 Pedro de San Buenaventura (27-f) <ajuste>

©1570 Códice Vaticano (24-f) <tabla con portadores>

1575 (1558-1563) Cervantes de Salazar (1-m)

1579 Sahagún (2-f) (1-f) <ajuste>

1579 Durán (1-m cuahuitl ehua) (28-f tlacaxipehualiztli)

1579 Diego de Valadés (1-m)

1580 Francisco Hernández (2-f)

1580 Relación de Acolmán (1-m)

©1581 (1564) Códice Mexicanus (24-f) <engranaje, portadores>

1581 Relación de Teotitlan (1-m)

1584 Antonio de Guevara (2-m)

1587 Códice Tovar (26-f) (1-m) <portadores>

©1590 Anales de Tecamachalco (1-f) <engranaje, portadores>

©1600 Códice Ixtlilxochitl III y I (2-f) (1-m) <portador>

1600 del Castillo (13-f) (9-e) <ajuste>

1609 Tezozomoc (27-f) <un sólo año fijo, inicio con ocelotl y/o cipactli>

1610 Chimalpahin (27-f)

1611 Martin de León (2-f)

1615 Torquemada (1-f)


©1620? Ixtlilxochitl (20-m) <engranaje, portadores>

©1656 Serna (2-f) (10-m) <portadores>

Los marcados con © son los que describen mejor el funcionamiento y establecen correlaciones. Re
comiendo estudiarlos primero. Los entre paréntesis por supuesto representan las fechas de inicio
que mencionan (f = febrero, m = marzo).

Es de suma importancia conocer cómo se relacionan estos documentos y entender su proceso de e


laboración. Pues los estudios detallados de los documentos han revelado que a algunos fueron util
izados en distintos momentos o que algunas partes corresponden a varios años antes de la fecha a
ceptada para el documento. Tal es el caso del Códice Tudela fechado en 1553 pero Batalla Rosado
considera que las imágenes indígenas fueron pintadas en 1540; otro caso el del Códice mexicanus f
echado en 1581 pero el contenido según Mengin y Prem corresponde a un uso entre 1569-1570 (y
según yo ya había sido usado entre 1563-1565).

El grupo Magliabechiano es por lo general una repetición de la fecha 1 de marzo, donde hay que p
oner atención a la explicación que da, al igual de porqué Motolinia la acepta. Los códices represent
an las partes más interesantes, mientras las obras de cronistas españoles copian las descripciones
y no aportan nada nuevo. El códice Ixtlilxochitl III es el más revelador pues incluye una inserción de
l tonalpohualli.

El grupo magliabechiano se compone de:

Códice Tudela

Libro de Figuras

Códice Ritos y Costumbres

Códice Magliabechiano

Códice fiesta de los indios

Códice Ixtlilxochitl I

Códice Cabezón

Cervantes de Salazar

Herrera y Tordesillas (no incluido en la lista)

El segundo grupo es reconocido porque señala la fecha 24 de febrero como inicio de año y todos d
escriben o contienen la inclusión del tonalpohualli. Resulta muy útil revisar estos códices y la obra
de Motolinia (la inserción del calendario de Navas) la cual tiene una mención acerca de los nemont
emi y esa fecha.

Motolinia/Navas

Códice Telleriano
Códice Vaticano

Códice Mexicanus

Otra característica de estos documentos es que fueron elaborados o utilizados entre 1563-1565 (
menos Motolinia) lo cual los asocia también al momento en que Sahagún recopiló información del
calendario. Aunque Sahagún consigna la fecha de 1579 en el códice Florentino hay que recordar q
ue la compilación de datos fue muchos antes (1558-1565), como lo señalo. Este año de 1579 es sig
nificativo pues también corresponde a la etapa de realización de las obras de Durán, Tezozomoc (C
rónica mexicana) y Tovar, recordemos que estos tres autores usaron como base la supuesta Crónic
a X; respecto a mostrar el calendario Durán acepta y representa el año con inicio en marzo pero de
be notarse la explicación que da, la cual resulta ser la misma que menciona Motolinia. Por su parte
Tovar y Tezozomoc se alejan marcando el inicio el 26 de febrero y el 27 de febrero respectivament
e.

Los Anales de Tecamachalco representan un buen ejemplo de cómo fuera del altiplano también se
usaba el calendario, resulta muy provechoso revisarlo y ver el sistema de engranaje y portadores q
ue usa.

Tanto Cristóbal del Castillo como Tezozomoc (Crónica mexicayotl) son un reto para entender como
los cronistas utilizaron sus conocimientos, mientras uno aporta inicio de año el otro da pistas de p
osibilidad de alternativas de acomodo.

ASPECTOS QUE NO DEBEN CONFUNDIR

Se habla comúnmente del "calendario de Chimalpahin", lo cual no existe. Este autor se encargó de
recopilar manuscritos y documentos los cuales tuvo que transcribir, al hacerlo decidió hacerles adi
ciones y correcciones. Uno de los pocos documentos que no alteró fue la "Crónica mexicana en na
huatl", la que da una serie de fechas que después de analizarlas vemos que propone como inicio d
e año el 27 de febrero. Chimalpahin también transcribió la Crónica mexicayotl de Tezozomoc, la cu
al tiene numerosas insersiones y parece más una recopilación que una obra de un solo autor; las fe
chas de la primera crónica fueron copiadas a esta segunda aunque incompletas, lo que provoca qu
e sea casi imposible establecer sus correspondencias, por lo que para entenderlo debe revisarse a
mbas obras al mismo tiempo (Hernández, 2019).

Ixtlilxochitl son dos obras; una breve es el códice que lleva su nombre que se considera fue recopil
ado en 1600, íntimamente ligado al grupo magliabechiano y con la correlación 2 de febrero. La otr
a es el conjunto de relaciones de donde proviene la Historia de la Nación chichimeca que fue escrit
a entre 1616 y 1620. Este autor es el primero en intentar conciliar las tradiciones bajo un esquema
interpretativo, a la vez que propuso cosas nuevas que realmente no provienen de fuentes antigua
s, es decir, se dejó llevar por su parecer y visión virreinal ya cristianizada; sus datos por desgracia t
omados como autoridad guían a escritores posteriores por sendas oscuras que únicamente hasta e
l siglo XX fueron esclarecidas; esto en cuanto a contenido histórico. En lo calendárico siguió las fue
ntes tradicionales.
¿QUÉ BUSCAR?

Sincronología. La importancia que le asignemos a cada fuente dependerá de la cantidad de datos y


la congruencia que presenten. No todas las crónicas explican por completo o claramente el funcio
namiento, esto es algo vital que no debemos perder de vista, saber quiénes sí realmente están des
cribiendo el calendario y quiénes sólo señalan algunos aspectos o repiten la información. Los datos
que deben proporcionar son:

1) Inicio de año (ya puesto aquí pero debe verificarse)

2) Correcta ordenación y enumeración de las veintenas (inicio con Atl Cahualo o Tlacaxipehualiztli)

3) Explicación de los nemontemi

4) Inclusión del tonalpohualli

5) Explicación de los portadores de los años

6) Si da una correlación de años precisos o se pueden deducir

Hay más autores que trataron el calendario pero sus datos no enriquecen nuestro estudio, tambié
n hay que señalar que estos autores no buscaban entender el pensamiento indígena o el calendari
o sino muy al contrario, veían las cosas desde un pleno raciocinio hispano, con la tendencia a rech
azar y discriminar. Sólo para tener una visión más amplia los mencionamos, de hecho de la lista da
da podemos quitar algunos:

Fray Diego de Valadés (elaboró un grabado de rueda calendárica)

Herrera y Tordesillas (sólo es una lámina)

Joseph Acosta

Enrico Martínez

Francisco López de Gómara (debe quitarse de la lista)

Cervantes de Salazar (debe quitarse de la lista)

Francisco Hernández (aporta poco)

Fray Martín de León (aporta poco)

Guía elaborada por Francisco Hernández Maciel, noviembre 2015.

SEGUNDA PARTE

Después de las fuentes primarias que terminan con la obra de Fernando de Alba Ixtlilxóchitl quien,
por una parte, recopila la tradición texcocana y por otro lado escribe las conclusiones a las que lleg
a por medio de su formación hispanizada, donde prevalece la visión cristiana y el orgullo regional, i
ntentando razonar algunos aspectos y transformando mitos en hechos históricos. La obra de este
autor será la base de los estudios en los dos siglos siguientes, cargando de un halo de misticismo la
interpretación del calendario.

Se da una sucesión de opiniones y réplicas de "historiadores", quienes con los elementos que disp
onían en cada momento, decían tener la certeza de que su correlación y manejo del calendario era
el correcto. Don Alba Ixtlilxóchitl hereda su obra y biblioteca a su hijo quien a su vez la hereda a C
arlos de Sigüenza y Góngora, considerado el primer investigador serio, con técnicas científicas. De
aquí partimos el estudio de las primeras interpretaciones "razonadas".

Lo primero que hay que tomar en cuenta de estos autores es que no disponían de todos los docu
mentos que ahora tenemos, ni de los modelos analíticos para comparar la información. Tenían bas
tantes limitantes. En su tiempo era muy común que un autor planteará todo tipo de teorías (la exis
tencia de gigantes, que los nahuas eran una tribu perdida de Israel, etc), incluso sin sustento o def
ormando los datos; es por esto que los investigadores modernos toman con mucho cuidado sus co
nclusiones y pocas veces los consideran como punto de partida. Se crea una síntesis histórica que
ninguno de estos autores cuestiona, basada en datos del Códice Vaticanus, Torquemada, Ixtlilxóchi
tl y Serna. Síntesis que sincroniza la historia bíblica con la indígena (el diluvio universal), que narra
un concilio de sabios toltecas en el 249 antes de nuestra era para corregir el calendario y otra en el
668, la existencia de gigantes, la comparación de la pirámide de Cholula con la torre de Babel, las
primeras civilizaciones "mecas".

*Carlos de Sigüenza y Góngora. (1645-1700)

Ciclografia Indiana. (sin publicar) Lo que se conoce de sus conclusiones son noticias dispersas, en s
u mayoría Lo sintetiza y representa Gemelli Careri.

*Giovanni Francesco Gemelli Careri. (1651-1725)

Giro del Mondo. Nella Stamperia di Giuseppe Roselli, seis tomos, 1700. (tomo VI) Inicio del año el 1
0 de abril en Tlaxipehualiztli (sic), portadores cipactli, miquiztli, etc., ajuste de 13 días al final de 5
2 años por lo tanto desfase gradual que necesita tablas. Fundación de México el 18 de julio de 132
7.

*Lorenzo Boturini Benaduci. (1698-1755)

Idea de una Nueva Historia general de la América Septentrional. Imprenta de Juan de Zuñiga, Madr
id, España, 1746. Inicio del año el 2 de febrero en Atlcahualo, portadores acatl, tecpatl, etc., ajuste
bisiesto

*Mariano Fernández de Echeverría y Veytia. (1718-1780)


Historia Antigua de Méjico. Publicada con varias notas y un apéndice por F. Ortega, tres tomos, M
éjico, 1836. (tomo I) Inicio del año el 2 de febrero en Atemoztli, portadores acatl, tecpatl, etc., ajus
te bisiesto el día quinto sin signo pero sí con numeral, creando ciclo de 1040 años.

Códice Veitia. Copia del códice Ixtlilxochitl sección primera y tercera, con los inicios 2 de febrero y1
de marzo, notas al final del manejo del calendario que son casi idénticas al texto de su historia.

*Francisco Xavier Clavijero (1731-1787)

Historia antigua de México. Traducida por Joaquín de Mora, DEBA, México, 1917. (1780-1781) Inici
o del año el 26 de febrero en Atlcahualo,

*Antonio de León y Gama (1735-1802)

Descripción histórica y cronológica de las dos piedras. Imprenta del ciudadano Alejandro Valdés, se
gunda edición, México, 1832. (1792) Inicio del año el 9 de enero en Itzcalli, único portador cipactli i
nicia todas las veintenas y todos los años. Corrección del desfase cada 52 años en ciclo de 13 y 12 d
ías (25 en total en 104 años). Diferenciación de los días del tonalpohualli en el año por medio de lo
s señores de la noche (9) formando dos bloques de 180 días, contrario al acomodo de 260 días en
códices rituales (Borbónico, Vaticanus, Telleriano). Inventa la combinación del primer y segundo m
es 1.-Tititl, Itzcalli; 2.-Itzcalli-Xochilhuitl; (3.-Xilomanaliztli, etc.) dónde el primero es en realidad Izc
alli siendo el último mes Atemoztli

*Manuel Orozco y Berra (1816-1881)

1) Historia antigua y de la conquista de México. Tipografía de Gonzalo A. Esteva, tres tomos, Méxic
o, 1880-1881. (tomo II)

2) Ensayo de descifración geroglífica. IX.- Calendario astronómico. Anales del Museo Nacional de
México, Primera época, tomo I, 1877, pp. 332-339. Inicio del año el 16 de enero en Itzcalli, portado
res cipactli, miquiztli, etc., ajuste de 13 días, uso de dos calendarios simultáneos, uno ritual y otro
astronómico. Usa la correlación 2 de febrero para demostrar el desfase gradual. Diferencia del nu
meral entre el portador del año y el día inicial (día uno menos).

*Alfredo Chavero. (1841-1906)

"El calendario", en México a través de los siglos. Tomo primero, Libro Cuarto, Capítulos XV al XIX, p
p. 675-740, México, 1884. Inicio del año el 1 de marzo en Atlcahualo, único portador cipactli inicia
todas las veintenas y todos los años.

*Zelia Nuttall (1857-1933)


1) Note on the Ancient mexican Calendar System. Printed by Bruno Shulze, Dresde, Germany, 1894
. Inicio del año el 11 de marzo en Tlacaxipehualiztli, portadores cipactli, miquiztli, etc., ajuste de 1
3 días al final del ciclo de 52 años provocando un periodo mayor de 1040 años. (Véase la incongrue
ncia presentada en las páginas 34-35 donde no coincide el signo Cipactli con el 11 de marzo en 150
7, desplaza el inicio del año hasta el 14 de marzo con el signo 2-cipactli)

2) Las correcciones periódicas del Antiguo Calendario Mexicano. Anales del Museo Nacional de Mé
xico, Segunda época tomo II, pp. 1-15, 1905. Enfatiza el ciclo de 1040 años y el ajuste de 13 días al
final de cada 52 años; en ningún lugar señala que el inicio del año se haga al día siguiente del equin
occio de primavera.

*Cecilio Robledo.

LOS ESTUDIOS MODERNOS.

Durante el siglo XX se publicaron más de doscientos artículos y libros acerca del tema, cada uno en
riquece a su manera, es difícil tratar de reseñar y valorar cada una, sin embargo son tres las que m
erecen y marcan tendencia, imposible de dejar de lado. Por otra parte también es necesario come
ntar dos casos de interpretación que han trascendido a pesar de ser muy deficientes.

*Alfonso Caso

*Rafael Tena

*Hanns Prem

*Arturo Meza

*Rubén Ochoa