Está en la página 1de 6

Tarea Semana 7

Finanzas 1

Instituto IACC

13-marzo-2020
1. VENTAJAS DE PEDIR UN CRÉDITO COMERCIAL A MODO DE INVERSIÓN

PARA FINANCIAMIENTO.

Hoy en día es muy común que las empresas financien sus inversiones mediante créditos

que los mismos proveedores dan cuando permiten que se les pague luego de un

determinado periodo de tiempo, lo que conocemos en contabilidad como “cuentas por

pagar”; del mismo modo es común recurrir a los bancos cuando se piensa en inversiones

mayores.

Ahora bien, como el negocio del sr. Wayne es pequeño, puede que tenga poco acceso a

créditos bancarios por lo que tendría que inclinarse por un “crédito comercial”, el cual

lo podemos definir como aquella facilidad de pago de deudas que entregan las empresas

proveedoras para que les cancelemos en un tiempo posterior a la fecha de compra y/o

facturación, generalmente nos permiten pagar a 30, 60 o 90 días dependiendo el tipo y

cantidad de compras.

Es un financiamiento a corto plazo.

Para el negocio del sr. Wayne puede ser de gran utilidad pues le permite financiar su

crecimiento y junto con esto le permite posponer pagos (gastos) y esto se traduce en una

gestión de aumento de ingresos. Sin ir más lejos, con la misma mercadería recibida a

crédito se puede pagar la deuda por esta misma.

Se convierte en un importante capital de trabajo; y otra cosa muy importante, formamos

un buen historial crediticio, que a la larga es afianzar la reputación de la empresa, pues si

somos responsables en los pagos, los proveedores nos verán como una empresa solvente

y estable, y no solo pueden aumentar nuestro cupo de crédito sino también pueden

extendernos las fechas de pago.


Ahora destacaremos las ventajas que como emprendimiento podemos sacar al acceder a

un crédito comercial:

 Permite invertir y comprar mercadería sin recurrir a los fondos propios.

 Forma sencilla y rápida de hacer negocios; ampliamente usada.

 Permite acceder al crédito a quienes el banco no les presta dinero (porque el

negocio no tiene suficiente antigüedad o por falta de respaldo económico)

 Si somos buenos pagadores nos forjamos una reputación favorable en el

mercado comercial, lo que nos puede abrir muchas puertas.

 Podemos acceder a más o menos crédito (y días de pago) dependiendo de lo

que compremos, pues algunos productos suelen venir con una opción de pago

a mayor plazo.

Debemos, del mismo modo, vigilar los costos asociados al crédito, que a veces hacen encarecer

los productos solo por el hecho de comprarlos a crédito. Debemos sopesar si es que aún así nos

conviene, porque a veces hay descuentos por el hecho de pagar al contado o en efectivo.

2. OTRAS FUENTES DE FINANCIAMIENTO A CORTO PLAZO

El crédito comercial no es la única fuente de crédito. El sr. Wayne también puede acudir a un

banco por un “Crédito bancario”, que no son más que préstamos que entrega el banco a

personas naturales como a empresas y que es pactado para ser pagado a corto plazo, y que suelen

ser utilizados como capital de trabajo, ordenar cuentas, refinanciar pasivos, etc. Para acceder a

ellos la empresa debe entregar información sobre su flujo de ingresos o balance y/o renta si lo

hubiera, con el fin de acreditar solvencia y capacidad de pago.

Dentro de los tipos de créditos bancarios podemos citar:


 Préstamo a corto plazo: Estos son aquellos créditos que su pago no debe ser

en un tiempo superior al año. Podemos recurrir a este tipo de crédito si

hubiese necesidad de capital de trabajo y para tener liquidez. En el caso del

sr. Wayne sería bastante útil pues tendría los recursos económicos para poder

invertir en la expansión del negocio de la ropa si esto fuera necesario.

 Préstamo a plazo: Este tipo de crédito esta diseñado para aquellos

emprendedores que planean hacer una inversión más cuantiosa y lenta de

recuperar como es la compra de un activo fijo. En este caso, el acudir a este

tipo de crédito podría darle al Sr. Wayne la opción de invertir en máquinas

para confeccionar las prendas de ropa negra. Si fuera este el caso, sería el

crédito conveniente para él.

 Línea de Crédito: Es aquel monto de dinero que está disponible en nuestra

cuenta corriente, a modo de préstamo, siempre disponible para ser usado, el

que genera intereses diarios y de acuerdo al monto utilizado. En el momento

que hay saldo en la cuenta corriente, este se paga automáticamente.

El monto disponible en la línea de crédito o línea de sobregiro será en base a

nuestra capacidad de pago y de requerirse un aumento en el cupo, este debe

solicitarse al agente bancario para su tramitación.

Es una buena opción si necesitamos fondos de manera urgente e inmediata.

Pero ha de tenerse en cuenta que tiene un costo elevado, muchas veces

superior a pedir un crédito.

A la hora de pedir créditos bancarios es muy importante fijarnos con qué banco haremos

negocios pues no todos manejan la misma política de riesgo ni están enfocados al mismo tipo de
empresa; hay algunos especializados en fomentar la productividad y desarrollo de las pymes y su

forma de hacerlo es entregando créditos con tasas de intereses bajas. Este punto puede ser de

gran utilidad y debe ser tomado en cuenta.

3. OTRO TIPO DE CRÉDITO ÚTIL PARA LA EMPRESA

Podemos recurrir al “Factoring” como medio de financiamiento que es un contrato de

“operación de cesión de crédito a cobrar” a favor de una entidad financiera; básicamente un

sistema que permite adelantar pago de facturas ya que vendemos las facturas por cobrar , por

ejemplo en vez de esperar 60 días para que nos paguen, con el factoring podemos tener liquidez

inmediata. Este sistema funciona cuando tenemos “Cuentas por cobrar”, es decir, nos deben.

Este tipo de financiamiento nos cuesta alrededor del 3% de la factura en términos de costo o

comisión.

Se recurre a la factorización de una factura, sobre todo cuando hubo una salida importante de

inventario y necesitamos reponerlo, pero no contamos con la liquidez necesaria porque vendimos

a crédito y necesitamos liquidez, pero sin recurrir al endeudamiento; debemos de tener en

consideración que, si bien la empresa financiera solucionará nuestro problema de dinero, esto

nos significará una merma en las ganancias. Aún así es un método ampliamente utilizado.

Dentro de las empresas de factoring más conocidas en Chile están Factotal, , Tanner,

Banfactoring, Latam factores, Factor plus, entre otras.

Como vimos, para que el emprendimiento tenga las herramientas necesarias para invertir, hay de

donde obtener recursos; lo importante es saber cotejar bien las opciones con sus pro y contras y

saber tomar la decisión correcta que a la larga repercutirá en la buena salud y prosperidad del

negocio.
Bibliografía

IACC. (2020) Derecho y empresa. Del contrato de trabajo. Semana 7

www.rankia.cl/mejores-empresas-de-factoring

www.bolsadeproductos.cl/factoring

www.scotiabankchile.cl

www.eco-finanzas.com/credito-comercial

También podría gustarte