Está en la página 1de 4

FILOSOFÍA DE LA EDUCACIÓN

GUÍA DE APRENDIZAJE
Julián Nañez y Marien Alexandra Gil

INTRODUCCIÓN AL CURSO

La filosofía más que mostrar un simple interés por el conocimiento, le confiesa


abiertamente su amor, pues se preocupa por todo lo que respecto a él tiene relación:
su origen, sus formas de objetivación, su relación con la ciencia y las formas como
se comunica; entre otros. La relación filosofía/conocimiento es un amor original, y
se lo señala en dos sentidos: en tanto que es único e inseparable, de más de XXV
siglos; y en tanto que el pensar sobre el conocimiento y la preocupación por él,
permitió la emergencia misma de la filosofía, donde las preguntas por el conocer y
todo lo que frente a él tenga cualquier tipo de relación, siguen planteándose, y no
porque no se haya producido ningún tipo de respuesta, sino que por que en cada
época las respuestas han ido cambiando, justamente porque las dinámicas
históricas van exigiendo respuestas conforme a las mismas.

Una realidad muy cercana al conocimiento, a las reflexiones sobre el conocer, los
tipos de conocimiento, entre otros, ubican al filósofo también frente al qué del
conocimiento, es decir al objeto y el sentido del conocer, más allá del conocimiento
mismo. Frente a este otro ámbito de reflexión se desprende una respuesta
contundente como lo señala Moulines (1991), “Los temas de la filosofía u objetos
filosóficos: el hombre, el espacio, la angustia, el conocimiento, los números, la teoría
de la evolución, el arte, el derecho, la política… y la filosofía misma (...) Cualquier
cosa en el mundo (y más allá) aparece como candidato potencial o actual de
investigaciones filosóficas (…) todo puede pasar a través del filtro filosófico” (p. 18).
Uno de estos temas es la educación, es así que se habla, entonces, de la filosofía
de la educación, una disciplina dedicada no sólo a la reflexión sobre la educación
sino un modo de Filosofía práctica, según lo señala Hoyos (citado por Vargas,
2014).

De este modo la filosofía de la educación, entendida como filosofía práctica, pone


al futuro licenciado frente a una reflexión que va más allá del ámbito teórico y lo
enfrenta a pensar la vida misma a través del acto de educar, puesto que La relación
entre filosofía y pedagogía si bien se empieza a trazar desde diferentes ángulos,
ella busca pasar de la reflexión teórica sobre el fenómeno educativo, a la orientación
y la transformación de la educación misma.

Por ello, a través del curso se pretende que el estudiante reconozca el modo en que
los filósofos no sólo se preocuparon por producir conocimiento filosófico, sino el
modo en que buscaron dar a conocer esos conocimientos, pues este tipo de
pensadores casi siempre tuvieron una escuela y/o un grupo de seguidores que
trabajaron junto a ellos y otros laboraron directamente en escenarios académicos
como escuelas, bibliotecas, catedrales o universidades, entre otros. Situación que
es fácilmente rastreable desde los orígenes mismo en la Grecia antigua, hasta hoy
cuando la mayor parte de filósofos van de un lugar a otro en cursos, conferencias,
simposios, seminarios, entre muchas otras formas de socialización de su
conocimiento o a través de sus escritos, pues lo que permite el crecimiento de su
saber es el hecho que otros lo conozcan y profundicen en ellos.

En consecuencia, el curso de Filosofía de la Educación, plantea un recorrido que


inicia en la Grecia antigua y finaliza en las visiones contemporáneas, a fin de ofrecer
herramientas que permitan al estudiante de licenciatura pensar la realidad educativa
del país, de la región y de manera más concreta la propia, como estudiante, como
futuro docente o como docente en ejercicio, asumiendo una postura lo sobre la
realidad y el sentido de la educación.

GLOSARIO:

Se precisa que resulta complejo realizar un glosario de un tema tan amplio como en el que
aborda este curso, ya que da cuenta del encuentro entre dos campos de conocimiento,
como son la filosofía y la educación. Se precisa entonces, la remisión a un texto clásico en
los estudios filosóficos como lo es el Diccionario Filosóficos de José Ferrater Mora. De allí
de hecho se han tomado la mayoría de los términos que se presentan a continuación; sin
embargo, se tuvieron en cuenta otros referentes sobre todo con lo relacionado al campo de
la educación:

EDUCACIÓN:
Para el caso colombiano, la educación ha sido pensada desde diferentes contextos y
actores, llámese grupos de investigación, actores, centros, movimientos, como el
Movimiento pedagógico, en el ámbito universitario desde los mismos programas de
formación a nivel de pregrado y postgrado. Sin embargo, vale la pena enmarcar este
acercamiento desde la ley misma donde define la educación, implícitamente viene mostrada
la definición de formación, ya que “la educación es un proceso de formación permanente,
personal, cultural y social que cumple una función social acorde con las necesidades e
intereses de las personas, de la familia y de la sociedad” (Ministerio de Educación Nacional,
1994, citado por Martínez, 2004).

EDUCACIÓN POTSMODERNA:
Una educación postmoderna sería aquella en la que maestros y alumnos están convencidos
de que no existe un único lenguaje, o un lenguaje privilegiado. Nunca hay un lenguaje, sino
múltiples y distintos. Maestros y alumnos hablan de distintas maneras, porque saben que
habitan en un mundo configurado lingüísticamente, y también están (casi) seguros de que
ningún lenguaje tiene la clave para decir definitivamente lo que el mundo es. Los lenguajes
son, en suma, plurales, múltiples y, por lo tanto, ambiguos, porque los seres humanos saben
o comprenden que no hay una única verdad, un único sentido, una única realidad, como
saben también que ni la verdad, ni el sentido, ni la realidad son absolutos, sino finitos,
relativos a los múltiples contextos en los que se manifiestan. En segundo lugar, una
educación postmoderna sería aquella en la que maestros y alumnos saben que no existen
esencias trascendentales. Lo que hay son tradiciones, contextos, relaciones. (Mèlich, 2012,
p. 51-53).
FILOSOFÍA:
I. El término. La significación etimológica de 'filosofía" es 'amor a la sabiduría". A veces se
traduce 'filosofía' por 'amor al saber'. Pero como los griegos —inventores del vocablo
'filosofía'—· distinguían con frecuencia entre el saber, επιστήμηen tanto que conocimiento
teórico, y la sabiduría, σοφία, en tanto que conocimiento a la vez teórico y práctico, propio del
llamado sabio, es menester tener en cuenta en cada caso a qué tipo de conocimiento
serefiere el filosofar. (Mora, 1964, p. 601).

ILUSTRACIÓN:
Siglo o época de las luces, son los nombres que recibe un período histórico circunscrito, en
general, al siglo XVIII y que, como resultante de un determinado estado de espíritu afecta
a todos los aspectos de la actividad humana y de la reflexión filosófica. La Ilustración,
que se extendió particularmente por Francia, Inglaterra y Alemania, se caracteriza ante todo
por su optimismo en el poder de la razón y en la posibilidad de reorganizar a fondo la
sociedad a base de principios racionales. (Mora, 1964, p. 911)

MODERNIDAD:
La modernidad representa la congruencia de tres procesos revolucionarios que
transformaron la sociedad europea (y las colonias de poblamiento como los Estados
Unidos) a ritmos diferentes entre el siglo XV y el siglo XX. En primer lugar, la revolución
económica, que generó por primera vez un sistema productivo en proceso continuo de
crecimiento, capaz de sostener un aumento permanente y no cíclico de la población. Los
elementos centrales de este proceso fueron el establecimiento del capitalismo, la
vinculación estrecha entre el desarrollo tecnológico y el proceso económico, la creación de
la industria fabril, la creciente utilización tecnológica de los conocimientos científicos y el
surgimiento de una economía basada en el mercado de trabajo asalariado y en la propiedad
privada de la tierra y los recursos productivos. (Melo, 1990)

MODERNISMO:
El vocablo 'modernismo' se entiende en dos sentidos: uno amplio y otro estricto. En un
sentido amplio 'modernismo' designa toda tendencia a acoger y aun a exaltar lo moderno,
sea éste lo que corresponde al período histórico llamado "moderno", o bien todo lo más
nuevo y reciente de cualquier época. En sentido estricto 'modernismo' es una tendencia que
se ha manifestado dentro de varias religiones —judaismo, protestantismo, catolicismo— y
que ha consistido en un afán de transformar de maneras muy radicales ciertas estructuras
tradicionales, no sólo de pensamiento e interpretación, sino también inclusive dogmáticas.
Especialmente resonante ha sido el llamado "movimiento modernista" dentro del
catolicismo —al que nos referiremos luego con más detalle—: definido como un inmoderado
afán de progresismo que ha socavado las bases de la fe, dicho modernismo ha sido —
como veremos también luego— condenado por la Iglesia, la cual, empero, ha condenado
asimismo el movimiento estrictamente opuesto al modernismo, es decir, el llamado
"integrismo". Debe advertirse que estas condenas afectan sólo a los aspectos religiosos y
dogmáticos, no a los políticos o político-sociales. (Ferrater, 1964, 217).

PEDAGOGÍA:
Es la disciplina que conceptualiza, aplica y experimenta los conocimientos referentes a la
enseñanza de los saberes específicos en las diferentes culturas. Se refiere tanto a los
procesos de enseñanza propios de la exposición de las ciencias, como al ejercicio del
conocimiento en la interioridad de una cultura (Zuluaga et al., 2003, p. 36).

También podría gustarte