Está en la página 1de 2

PRIMER PARCIAL ACTUACIÓN Y RESPONSABILIDAD DEL

ESTADO

De acuerdo a un análisis del respectivo caso se puede determinar que existen varios factores a
analizar, puesto que es claro que existen violaciones a varios principios que rigen la administración,
de acuerdo a la jurisprudencia de la corte en específico la Sentencia C-211 de 2017, explica con
claridad que las autoridades administrativas en el ejercicio de sus funciones deben cumplir con varias
garantías, con el propósito evitar posibles actuaciones abusivas o arbitrarias por parte de la
administración, a través de la expedición de actos administrativos que resulten lesivos de derechos o
contrarios a los principios del Estado de Derecho, y constituyen un contrapeso al poder del Estado en
las actuaciones que desarrolle frente a los particulares. Y como ha de observarse esta resolución
expedida por el Ministerio de Defensa, es completamente abusiva y arbitraria, por las siguientes
razones:

Hay una expresa violación al principio de confianza legítima, ya que como se observa, la resolución
impartida por el Ministerio de Defensa se dio de manera abrupta e intempestiva, por lo tanto para los
motociclistas y parrilleros hay una notoria desestabilización de lo que consideran permitido, con esto
es evidente que se configura esta transgresión, ya que hay una concurrencia de elementos que la
configuran, como lo son: “(i) la necesidad de preservar de manera perentoria el interés público ; (ii) la
demostración de que el particular ha desplegado su conducta conforme el principio de la buena fe;
(iii) la desestabilización cierta, razonable y evidente en la relación entre la Administración y el
particular y, finalmente; (iv) la obligación de adoptar medidas transitorias para que el particular se
pueda acomodar a la nueva situación creada por el cambio intempestivo de actitud por parte de la
administración” (Sentencia c-211-17), No obstante la administración no ha realizado ninguna medida
transitoria que prevenga que no se continúen violando derechos fundamentales, tales como el derecho
a la libre locomoción, lo cual deja sin alternativas a los motociclistas.

También existe una notoria vulneración al principio de buena fe, debido a que este parte de la base
de que deben existir comportamientos mutuos y una reciprocidad manifiesta, que se configura en la
CONFIANZA (doy para que des), lo cual no se presenta en este caso, dado que el Ministerio de
Defensa sin justificación alguna expidió una resolución enteramente arbitraria y perentoria sujeta a
una condición dudosa, lo que además de desestabilizar la relación entre los ciudadanos y la
administración, está generando un desbalance y una pérdida en la armonía que existe entre este
vínculo, pues no se le pueden imponer cargas a los motociclistas, en razón de la existencia de la fuga
de una senadora, dado que una cosa no lleva a la otra, lo que implica que el hecho de que existan
motociclistas que transporten parrilleros no es fundamento ni causa de que se haya fugado alguien, no
hay un vínculo ni relación entre el hecho y la resolución.

De este modo también es evidente que al afectar estos derechos fundamentale se está atentando contra
un grupo amplio de la población que se está viendo vulnerada por esta medida, por lo cual hay una
violación al principio de prevalencia del interés general, debido a que rompe de manera directa la
estabilidad que tenía la movilidad en Bogotá, además que el acto se está ejerciendo en razón de un
caso en particular denominado “medida de urgencia” que no conforma realmente esa nominación, por
lo tanto es manifiesto que esta resolución no se hace en procura del cuidado del interés general, lo que
resulta desmedido e inconstitucional.
Asimismo también se afectan el principio de Eficacia y economía, dado que al hacer uso de esta
medida no se estará llegando al fin deseado, que es quizás prevenir la posibilidad de fugas en bogotá,
puesto que el hecho de que hayan motociclistas y estos tengan parrillero no es una causa del incidente,
además esta actuación generará un desgaste judicial y laborioso inconcebible para la administración,
puesto que al desplegar más policías para la vigilancia del acatamiento de la medida, conducirá a un
descuido en los eventos que realmente atañen los problemas en la ciudad, y a un despilfarro de
sanciones y procesos que se abrirán continuamente por su incumplimiento.

Siendo así, se puede exigir que se levante la resolución con fundamento en la violación de los
principios previamente mencionados, y de no ser así que se le reclamé a la administración la
implementación de un programa que no desconozca las garantías de los motociclistas, respetando los
derechos que estos poseen.

También podría gustarte