Está en la página 1de 6

214.- COMPARECENCIA EN JUICIO. CORTE DE APELACIONES.

EXPLICACIÓN

1°.- Es obligación de las partes, el comparecer, ante la I. Corte, como requisito para seguir
tramitándose el recurso del caso.

2°.- Hay diversas formas de hacerlo:

a)Notificándose, la parte misma (o su mandatario o su representante legal), en Secretaría, de


la resolución primera dictada en alzada; o del decreto "Autos en relación".

b)Presentando escrito, dicha parte (o su órgano), haciéndose parte en la instancia. Es de


ordinaria ocurrencia que, en dicho escrito, se confiera poder a un Procurador del Número.
Pero, también, ello puede hacerse asistido, el interesado, por su Abogado patrocinante.

c)Puede, asimismo, conferirse poder, por la parte, a un Procurador del Número; y éste, en
escrito separado, hacerse parte, por el mandante.

d)Puede delegarse el mandato (es mejor agregar la frase "sin perjuicio de reasumir"), por el
Abogado o por el mandatario (habitualmente son una sola persona), al Procurador de alzada; y
éste, luego, hacerse parte.

e)También (será lo habitual en muchos casos encomendados desde otra ciudad), se puede
enviar un mandato por escritura pública al Abogado y/o al Procurador del Número y, con éste,
uno cualquiera de ellos, se hace parte. No es necesario "autorizar" el mandato conferido por
escritura pública. Es discutible, si el mandatario de primera instancia, que no es Abogado,
pueda "delegar" el mandato en alzada. Creemos que no hay inconveniente, si lo hace a un
Abogado o a un Procurador del Número.

f)El Abogado que es mandatario, puede hacerse parte por su mandante. El que sólo es
patrocinante, puede "asumir la representación" y hacerse parte, según la Ley N° 18.120 en sus
arts. 1° y 2°, texto expreso.

g) Finalmente, cualquiera persona que sea mandatario, por escritura pública, del litigante,
puede hacerse parte; pero, si no es letrado, debe "designar" Abogado y/o Procurador del
Número.
3°.- El litigante rebelde sólo podrá comparecer representado por Abogado o por Procurador
del Número.

4°.- En virtud de que la comparecencia no está sujeta a formalidad alguna, no estamos de


acuerdo con la doctrina que tenía la Excma. Corte Suprema que consideraba que el
comparecer, el letrado patrocinante o mandatario, a alegar, no es manifestar la voluntad de
ser parte; o de "hacerse parte".

5°.- El plazo para hacerse parte es de cinco días hábiles fatales según modificación de la Ley N°
19.225, de 22-6-1993, al art. 200 del Código de Procedimiento Civil. Antes era de tres días.

6°.- Este plazo se aumenta, en tres días más (ocho días en total), cuando se remiten los autos
desde un Juzgado que funciona en la misma comuna de la Corte; pero que está fuera de los
límites urbanos de la ciudad que sirve de asiento al tribunal de segunda instancia.

7°.- Si los autos se remiten desde una comuna distinta de aquélla en que funciona la Corte, ese
plazo de ocho días se aumenta, además, con la tabla de emplazamiento.

8°.- Estos plazos son de días hábiles y, por ser fatales, el tribunal deberá declarar, en su caso,
de oficio, su deserción previa certificación que el Secretario deberá efectuar también de oficio.
El apelado, en todo caso, podrá solicitar la declaración pertinente, en forma verbal o por
escrito.

9°.- El plazo se cuenta desde que se reciben los autos en Secretaría (se pone, al efecto, por el
Secretario, un certificado o "cargo"); y no desde que se dicta la primera resolución.

10°.- Si es el apelado quien no comparece, se sigue la causa en su rebeldía y sólo podrá


comparecer, después, en la forma dicha más arriba.

11°.- Al rebelde, se entienden emplazadas todas las resoluciones por el solo hecho de dictarlas
la Corte.
12°.- No están obligados a comparecer y se sigue tramitando la causa, de oficio, en los
siguientes recursos:

-amparo

-apelaciones dadas en causas de alcoholes

- En la tramitación del recurso de nulidad, en el marco del nuevo proceso penal, no se


contempla el plazo para la comparecencia del recurrente ante el tribunal ad quem, y no rige
por ello la sanción de la deserción, como ocurre en la apelación y casación. Sin embargo, la
incomparecencia del recurrente a la vista de la causa, y a diferencia de lo que ocurría en el
antiguo procedimiento penal, está sancionada con la declaración de abandono del recurso
respecto de los recurrentes ausentes (artículo 358 del Código Procesal Penal).

- apelaciones dadas en causas del trabajo o laborales, del procedimiento laboral

antiguo.

Estas normas, mutatis mutandi, son iguales en relación con los recursos de casación, forma y
fondo, en alzada, de modo que procede hacerse parte en la Corte Suprema.

COMPARECENCIA EN JUICIO. CIVIL. LEY N° 18.120. EXPLICACIÓN

Sin perjuicio de lo dicho en la Explicación de "Comparecencia de incapaces", pasamos a


explicar cómo se comparece, ahora, en juicio, después de la dictación de la Ley N° 18.120, que
está en el Apéndice del Código de Procedimiento Civil.

1° Norma General. En juicio y en gestión judicial ante tribunales ordinarios, especiales o


arbitrales, no se comparece personalmente, sino que se debe hacer "patrocinado" por un
Abogado y representado por un Procurador, que puede ser él mismo. Sin embargo, el
mandatario, si no es Abogado habilitado, debe ser Egresado de una Escuela de Derecho (hasta
tres años) o estudiante (regular) de 3°, 4° ó 5° año de la misma.
2° El patrocinio se confiere poniendo el Abogado su nombre, sus dos apellidos, su domicilio y
su firma. Si no se cumple con los requisitos obligatorios, la solicitud no puede ser proveída y se
tendrá por no presentada, para todos los efectos legales. Las resoluciones que se dicten al
respecto, no son susceptibles de recurso alguno. El patrocinante puede, en cualquier tiempo,
asumir la representación de su parte.

3° Termina el patrocinio por fallecimiento del Abogado. El mandante, en este caso, debe
designar otro.

4° Si el Abogado renuncia, no termina su representación, sino cuando cumpla con la obligación


de notificar a su patrocinado, dicha renuncia, indicando el estado en que se encuentra la
causa; y, además, haya transcurrido el término de emplazamiento. Pero ello no es necesario, si
el mandante designa un nuevo Abogado, antes de esto; o si firma el escrito de renuncia.

5° Lo que se dirá más adelante, en relación con el mandato, acerca de la posibilidad de que el
interesado comparezca personalmente, vale en relación al patrocinio.

6° En cuanto a los mandatos judiciales, recordamos que las formas de constituirlos están
enumeradas en el art. 6° del Código de Procedimiento Civil, norma que es aplicable a toda
clase de juicios y de actuaciones judiciales:

- por escritura pública, ante Notario o ante Oficial de Registro Civil a quien la ley

lo faculte;

-el que consta de un acta extendida ante un Juez de Letras o ante un Juez árbitro, suscrita por
todos los otorgantes; y

-el mandato que consta de una declaración escrita del mandante (habitualmente, en un otrosí
de otra solicitud), autorizada por el Secretario del respectivo tribunal. Para esto, el Abogado
acredita ser tal y estar con su patente (que ahora se paga en la Municipalidad) al día; y los
egresados y los estudiantes deben exhibir un certificado de la autoridad universitaria
competente, que debe darse a petición verbal. "Ver Patente".
7° Las Corporaciones de Asistencia Judicial podrán designar, como mandatarios, a los
egresados, para su Práctica Forense obligatoria para obtener el título de Abogado, aunque
haya vencido el plazo de tres años; pero ellos no pueden representar, a la clientela particular,
vencido dicho término.

8° En los juicios (no en asuntos no contenciosos), el tribunal puede autorizar, a la parte, para
demandar o para actuar, compareciendo personalmente, sin designar ni Abogado ni
mandatario judicial; pero, en cualquier tiempo, el Juez puede exigir la intervención de
Abogado. Las resoluciones respectivas sólo son apelables en el efecto devolutivo.

9° El mandato (y la delegación, cuando ocurra) se debe autorizar antes de presentar la solicitud


en el tribunal del caso o ante el tribunal exhortado, en su caso, en la que se confiere (se
autorice o se acredite) tal mandato. Si no se hace así, el Juez está obligado a mandar que se
constituya -el poder- dentro de un plazo máximo fatal de tres días. Transcurrido este plazo, de
pleno derecho, la solicitud respectiva se tiene por no presentada, en todas sus partes, para
todos los efectos legales. Las resoluciones del caso no son susceptibles de recurso alguno.

10° Recordemos lo que dispone el art. 7° del Código de Enjuiciamiento Civil, que aclara qué
comprende el mandato ordinario y las facultades especiales, la nueva ley ordena que, cuando
se han otorgado éstas, el mandante debe firmar la respectiva solicitud junto con su
mandatario.

11° El mandato de administración de bienes con facultad de parecer en juicio, conferido a uno
no letrado, obliga a designar Abogado o Procurador del Número; o delegarlo a uno de éstos,
según sea del caso.

12° Excepciones. Las obligaciones de designar patrocinante y apoderado, no existen en las


comunas en las que haya tres Abogados o menos, en ejercicio.

En los pedimentos mineros; pero sólo las gestiones posteriores a la solicitud primera (antes era
obligación sólo desde la solicitud de mensura), se debe cumplir con tales obligaciones, de
patrocinio y de mandato. La parte contraria debe cumplir con ambas en su primera
presentación.

Asimismo, se puede comparecer personalmente en los asuntos de que conocen los Alcaldes,
los Jueces de Policía Local (salvo de cuantía superior a dos unidades tributarias mensuales),
ante los antiguos juzgados de menores, arbitradores, Impuestos Internos (salvo asuntos de
más de esa cuantía; y cuando el Servicio lo exija); y otros.

Hoy, la Ley N° 19.968 que crea los Tribunales de Familia, en su art. 18, señala, como regla
general de comparecencia en juicio en los procedimientos que se tramiten ante ellos, que las
partes deberán comparecer patrocinadas por abogado habilitado para el ejercicio de la
profesión y representadas por persona legalmente habilitada para actuar en juicio, a menos
que el juez en caso necesario las exceptúe expresamente, por motivos fundados en resolución
que deberá dictar de inmediato.

Sin perjuicio de todo lo dicho, cuando hay, en la comuna, cuatro o más Abogados y no existe
servicio jurídico gratuito, las personas menesterosas serán representadas por el Abogado de
Turno. Ver Explicación respectiva. La misma ley determina cuándo se comete delito de
ejercicio ilegal de la profesión de Abogado.