Está en la página 1de 17

ESTRATEGIA PARA LA COBERTURA UNIVERSAL DE SALUD

Introducción

1. La Cobertura Universal de Salud es el objetivo que orienta la transformación de los


sistemas de salud para que todas las personas y las comunidades tengan acceso equitativo a
los servicios integrales1, garantizados y exigibles que necesitan, a lo largo de su curso de
vida, con calidad y sin dificultades financieras. La Cobertura Universal de Salud refuerza la
necesidad de definir e implementar políticas e intervenciones para abordar los determinantes
sociales de la salud, y fomentar el compromiso de toda la sociedad para promover la salud y
el bienestar; con énfasis en los grupos en situación de pobreza y vulnerabilidad.

2. La Cobertura Universal de Salud se fundamenta en los valores de la Atención


Primaria de Salud (APS), adoptados por los Estados Miembros de la Región de las Américas:
el derecho de toda persona al goce del grado máximo de salud, la equidad y la solidaridad (1-
5).

3. El derecho a la salud es el valor central de la Cobertura Universal de Salud. Esto


significa, la promoción y protección del derecho a la salud, sin distinción de edad, etnia/raza,
sexo, género, orientación sexual, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen
nacional o social, posición económica, nacimiento, o cualquier otra condición social; y
requiere de una articulación con otros derechos humanos relacionados para actuar sobre los
determinantes sociales. El derecho a la salud es protegido por la gran mayoría de las
constituciones nacionales y por tratados internacionales y regionales de derechos humanos,
entre ellos la constitución de la Organización Mundial de la Salud (OMS)2.

4. La Cobertura Universal de Salud exige la eliminación de todo tipo de barreras de


acceso a los servicios de salud; geográficas, culturales, financieras, y de estigma y
discriminación dentro de los servicios de salud.

5. La Cobertura Universal de Salud es un componente central del desarrollo humano que


busca que las políticas y los programas de salud sean pro-equidad y eficientes, como un
imperativo moral y ético, así como una obligación legal y social. La equidad en salud se
refiere a la ausencia de diferencias injustas en el estado de salud, en el acceso a los servicios,
en la contribución financiera, en el acceso a entornos saludables, y en el trato que se recibe en
los servicios. El género y la etnia son determinantes estructurales específicas que contribuyen
directamente a la inequidad y equidad en salud. Las políticas sociales y económicas y sus
impactos, contribuyen a las diferencias en oportunidades y limitaciones que afectan la
capacidad de hombres y mujeres para priorizar la salud (3,6).

1
Servicios integrales se refiere al conjunto de acciones o intervenciones poblacionales y/o individuales para promover la
salud, prevenir las enfermedades, prestar atención a la enfermedad (diagnóstico, tratamiento y rehabilitación) y prestar los
cuidados de corto, mediano y largo plazo necesarios.
2
Ver resolución CD50/12 del 50.° Consejo Directivo de la OPS/OMS (2010), La Salud y los Derechos Humanos; y la
resolución CD52/18 del 52.° Consejo Directivo de la OPS/OMS (2013), Abordar las causas de las disparidades en cuanto al
acceso y la utilización de los servicios de salud por parte de las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales y trans.

1
6. La Cobertura Universal de Salud requiere solidaridad3 para garantizar protección
financiera. Para ello es necesaria la mancomunación solidaria de los fondos y la eliminación
del pago directo al momento de la atención (7).

7. La Cobertura Universal de Salud se construye en el contexto de los diversos procesos


políticos y sociales de los países para enfrentar los actuales desafíos en salud y necesita de
toda la sociedad, con mecanismos claros de participación y rendición de cuentas. Requiere de
la participación multisectorial, del diálogo y el consenso entre los diferentes actores sociales,
y del compromiso político firme y de largo plazo por parte de las autoridades a cargo de
diseñar las políticas, legislaciones y regulaciones, e implementar las estrategias necesarias.
Este compromiso debe concretarse en un marco conceptual y jurídico que respalde la garantía
de acceso equitativo y que establezca una prioridad fiscal para asegurar un nivel de
financiamiento suficiente, sostenible, equitativo, y de calidad. La evidencia sugiere que la
inversión en salud es un motor del desarrollo humano (3,8,9).

8. La Estrategia define las condiciones sine qua non que permitirán a los países orientar
sus políticas, y medir el éxito y la velocidad de sus avances hacia la Cobertura Universal de
Salud. Sin embargo, cada país deberá definir su camino y ritmo, teniendo en cuenta su
contexto social, económico, político, legal, histórico y cultural.

9. La Estrategia identifica cuatro líneas estratégicas simultáneas e interdependientes:


Ampliar el acceso equitativo a servicios de salud integrales, de calidad, centrados en las
personas y las comunidades; Fortalecer la rectoría y la gobernanza; Aumentar y mejorar el
financiamiento, sin gasto de bolsillo, con equidad y eficiencia; y Actuar intersectorialmente
para abordar los determinantes sociales de la salud.

Antecedentes

10. En las últimas décadas, se han formulado importantes políticas e iniciativas


estratégicas de transformación de los sistemas de salud a nivel nacional, regional y global,
muchas de las cuales contaron con la participación activa y el apoyo de la OPS/OMS y de
otros socios4. Las más recientes son la Declaración política de Río sobre determinantes
sociales de la salud del 2011, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo
Sostenible (Río+20) del 2012, la Declaración de Naciones Unidas de Diciembre de 2012 y la
discusión para la agenda post 2015 que plantea a la Cobertura Universal de Salud como
objetivo central para el desarrollo humano. Los mandatos, resoluciones, estrategias y planes
de acción de la OPS/OMS que respaldan esta Estrategia se encuentran listadas en el Anexo
IV del Plan Estratégico de la OPS (3, 10, 11, 12).

11. Los países de la Región reafirmaron decididamente su compromiso con la Cobertura


Universal de Salud en el 52.° Consejo Directivo de la OPS/OMS (2013), entregándole a la
Oficina Sanitaria Panamericana (la Oficina), el mandato de desarrollar una estrategia para ser
presentada en el 53er Consejo Directivo (2014). Este compromiso de los Estados Miembros se
expresa a través del Plan Estratégico 2014-2019, que plantea a la Cobertura Universal de
Salud como un pilar articulador junto con los determinantes sociales de la salud (3).

3
La solidaridad es el grado en el que los miembros de una sociedad trabajan conjuntamente para definir y conseguir el bien
común. La solidaridad se relaciona con la justicia distributiva, con la contribución de acuerdo a la capacidad y la utilización
según la necesidad de cada uno.
4
Otras agencias del Sistema de Naciones Unidas, organismos de cooperación multi y bilateral, organismos de cooperación
financiera, sociedad civil.

2
Análisis de la situación actual: desafíos para el avance hacia la Cobertura Universal.

12. La salud en las Américas ha progresado en forma significativa en la historia reciente.


Estos avances responden en parte al desarrollo económico y social de los países (el PIB per
cápita ha triplicado entre 1980 y 2012), la consolidación y el fortalecimiento de sus sistemas
de salud, y la capacidad para incorporar los avances tecnológicos. El compromiso político de
los países para responder a las necesidades de salud de la población, ha sido un factor
determinante para alcanzar estos logros (3, 4).

13. A pesar de los avances y el crecimiento económico, la pobreza y las inequidades


siguen siendo un reto para la Región. Algunos datos recientes todavía califican a América
Latina y el Caribe como la región más inequitativa del mundo, con un 29% de la población
por debajo del umbral de pobreza y 40% de la población más pobre que recibe menos de 15%
del total de ingresos. Esto se manifiesta en los resultados de salud, por ejemplo, la Región de
las Américas no logrará alcanzar la meta de mortalidad materna de los Objetivos de
Desarrollo del Milenio (ODM) para el 2015, y a pesar de reducciones importantes en la
mortalidad infantil, se observan diferencias muy altas entre países. Esto significa que el
crecimiento económico, sin intervenciones específicas que busquen transformar los sistemas
de salud, no es suficiente para cambiar inequidades (3,4).

14. El abordaje para reducir la inequidad en salud se hace más complejo por los nuevos
patrones epidemiológicos y demográficos. La coexistencia de las enfermedades transmisibles,
no transmisibles, la violencia, incluida la violencia de género, el aumento de la expectativa de
vida, y la urbanización, demandan respuestas diferentes e innovadoras de los sistemas y
servicios de salud. En el 2012, había más de 100 millones de personas de más de 60 años de
edad en la Región. Se prevé que para el 2020 esta cifra se duplicará. Se calcula que entre
1999 y el 2009, murieron más de 5,5 millones de personas por causas externas (distintas de
las causas naturales y que se consideran evitables, como los homicidios, los accidentes y los
suicidios) (3,4).

15. Al mismo tiempo, persisten problemas de exclusión y falta de acceso a servicios de


calidad para amplios sectores de la población5. La falta de cobertura apropiada y
universalidad al acceso, tiene costos sociales con efectos catastróficos sobre los grupos en
mayor situación de vulnerabilidad. La evidencia indica que la enfermedad, en esquemas de
cobertura insuficiente, no solo implica mayores gastos sino también pérdida de ingresos
generando un círculo vicioso de enfermedad y pobreza en las familias. Un 30% de la
población de la Región no puede obtener acceso a la atención debido a razones financieras y
21% se ve disuadido de buscar atención debido a barreras geográficas. Las poblaciones en
situación vulnerable, extremos de la vida, mujeres, niños y niñas, minorías étnicas, población
indígena y afro-descendiente, migrantes, pacientes con enfermedades crónicas y/o
incapacitantes, entre otros; son las más afectadas por este problema (3, 4).

16. La segmentación y fragmentación que se observa en la mayoría de los sistemas de


salud de la región resulta en inequidad e ineficiencias que comprometen el acceso universal,
la calidad y el financiamiento Esto incluye la verticalidad de algunos programas de salud
pública, y la falta de integración de los mismos a nivel de prestación de los servicios (4).

5
Al 2010, 36 millones de personas en la Región no tenían acceso a agua potable apta para el consumo humano. Alrededor de
120 millones carecían de servicios mejorados de eliminación de aguas residuales y alcantarillado, y casi 25 millones de
personas en América Latina y el Caribe defecan al aire libre.

3
17. En los países de la Región se observan situaciones de falta de calidad e integralidad,
por modelos de atención que responden en forma deficiente a las necesidades diferenciadas
de salud de las personas y las comunidades6. El modelo de atención predominante en algunos
países está basado en la atención episódica de condiciones agudas en centros hospitalarios, a
menudo con uso excesivo de tecnologías y médicos especialistas. Las inversiones y
transformaciones de los sistemas de salud no siempre se han adecuado a los nuevos desafíos,
o logrado la incorporación adecuada de nuevas tecnologías e innovación en la gestión y la
prestación de los servicios.

18. La capacidad resolutiva y la articulación de los servicios en términos de


infraestructura, recursos humanos, medicamentos y otras tecnologías de salud, es insuficiente
para responder a las nuevas demandas. Esta situación es más severa si se considera la baja
capacidad resolutiva del primer nivel de atención que se observa en la mayoría de los países y
la debilidad de las redes de servicios.

19. Persisten profundos desequilibrios y brechas en la disponibilidad, distribución,


composición, competencia y productividad de los recursos humanos en salud, que se
acentúan en el primer nivel de atención. Once países de la Región enfrentan un déficit
absoluto de personal de salud (menos de 25/10,000 médicos, enfermeras y parteras
certificadas); aun en los países que han superado este umbral, muchas áreas no-
metropolitanas y jurisdicciones de salud están por debajo, resultando en problemas serios
para el acceso a servicios integrales de salud.

20. El acceso y el uso racional de medicamentos y otras tecnologías de salud seguras,


eficaces, y de calidad, y el respeto a la medicina tradicional, continúan siendo un reto para la
mayoría de los países de la Región. La falta de acceso a medicamentos y otras tecnologías por
problemas de abastecimiento, la subutilización de medicamentos genéricos, el pago de
precios de medicamentos superiores a lo esperado, y el uso inapropiado e ineficaz de los
medicamentos son otros problemas que impactan negativamente sobre la calidad de la
atención y la ampliación del acceso a los grupos en condiciones de vulnerabilidad. (3,4).

21. El déficit y la calidad del financiamiento en salud representan un reto importante para
los países de la Región. Mientras el promedio del gasto público en salud respecto del PIB de
los países de la OCDE llega a un 8%, el gasto total en salud en la mayor parte de los países de
la Región, se sitúa en promedio alrededor del 6 a 7% del PIB; siendo el gasto público
respecto del PIB de apenas 3,8% en 2011. La falta crónica de recursos financieros para el
sector salud se intenta resolver a menudo a través del uso de pago directo en el momento en
que se requiere el servicio. Esto crea barreras de acceso que generan consecuencias de salud
negativas a las personas y comunidades, exponiéndolas a riesgos de gastos catastróficos y/o
empobrecedores (7).

22. Muchos países de la Región, tienen disposiciones en la Constitución u otros


instrumentos jurídicos universales y regionales de derechos humanos que garantizan el
derecho a la salud. Sin embargo, no siempre los marcos legales se traducen en políticas,
planes y estrategias nacionales que hagan efectivo el acceso universal a servicios de salud de
calidad.

6
La Política de Igualdad de género de la OPS reconoce que entre hombres y mujeres hay diferencias en cuanto a las
necesidades en materia de salud, al acceso y control de los recursos, y que estas diferencias deben abordarse con el fin de
corregir el desequilibrio entre hombres y mujeres.

4
23. Una limitación al avance hacia la Cobertura Universal de Salud es la debilidad de la
capacidad de las autoridades de salud para relacionarse con otros sectores, y generar
liderazgo para la implementación con éxito de iniciativas intersectoriales que modifiquen los
determinantes sociales de la salud7. Las experiencias más exitosas de la transformación de los
sistemas de salud han sido sustentadas por un debate abierto que involucra la participación de
toda la sociedad8 (11).

24. Lo anterior determina el nivel de urgencia para acelerar las transformaciones de los
sistemas de salud teniendo como objetivo la Cobertura Universal de Salud, con acciones
estratégicas integrales, que al implementarse de manera progresiva y sostenida, logren
abordar de manera simultánea los desafíos. Además, en un marco de avance cada vez mayor
de la democracia participativa en la Región, con una creciente descentralización, un mayor
poder de decisión de la comunidad, una redistribución del poder y nuevos conceptos de
ciudadanía, la Cobertura Universal de Salud se convierte en una demanda social cada vez
más creciente y estructurada (3).

Estrategia hacia la Cobertura Universal de Salud

25. La Estrategia define las condiciones sine qua non que le permitirán a los países
orientar sus políticas, y medir el éxito y la velocidad de sus avances hacia la Cobertura
Universal de Salud. Las líneas estratégicas que se proponen orientan la transformación de los
sistemas de salud para avanzar hacia la Cobertura Universal. Sin embargo, cada país deberá
definir su camino y ritmo hacia el objetivo común de la Cobertura Universal de Salud;
teniendo en cuenta su contexto social, económico, político, legal, histórico y cultural.

26. La Estrategia articula cuatro líneas estratégicas, simultáneas e interdependientes:


Ampliar el acceso equitativo a servicios de salud integrales, de calidad, centrados en las
personas y las comunidades; Fortalecer la rectoría y la gobernanza; Aumentar y mejorar el
financiamiento, sin gasto de bolsillo, con equidad y eficiencia; Actuar intersectorialmente
para abordar los determinantes sociales de la salud.

Línea estratégica 1: Ampliar el acceso equitativo a servicios de salud, integrales, de


calidad, centrados en las personas y las comunidades.

27. Definir el conjunto universal de prestaciones garantizadas y exigibles; integral, de


ampliación progresiva, coherente con las necesidades de salud, las capacidades del sistema, y
el contexto nacional. El conjunto de prestaciones es un elemento esencial del Derecho a la
Salud y por lo tanto debe alcanzar a todas las personas por igual, independientemente de su
capacidad de pago, sin diferencias de calidad y sin riesgo financiero. Esto requiere una
adecuación de los marcos legales y regulatorios, de manera consistente con los instrumentos
internacionales de derechos humanos aplicables a la salud. La toma de decisiones acerca del
conjunto universal de prestaciones que un sistema de salud decide garantizar, debe apoyarse
en evidencia, incluyendo el análisis ético, intercultural y de género, en un enfoque
multidisciplinario donde confluyan la evaluación de tecnologías de salud y la perspectiva

7
Este problema se agudiza en los países en los cuales la financiación del sistema de salud y otros sectores del área social
dependen de la cooperación internacional: en estas situaciones, la coordinación eficaz de la ayuda externa por parte de la
autoridad nacional de salud es indispensable para avanzar hacia la Cobertura Universal de Salud.
8
Se destacan herramientas que facilitan la participación efectiva de la población en la formulación e implementación de
políticas de salud, tales como Concejos, Conferencias, Foros de Salud u otras soluciones colegiadas.

5
económica, y requiere del establecimiento de mecanismos de transparencia social en las
diferentes etapas del proceso9 (13, 14).

28. Transformar la organización y la gestión de los servicios de salud desarrollando


modelos de atención centrados en las necesidades de las personas y las comunidades,
aumentando la capacidad resolutiva del primer nivel, articulado en Redes Integradas de
Servicios de Salud (RISS) (15).

29. Incrementar de inmediato la inversión en el primer nivel de atención, que permita el


aumento de la capacidad resolutiva arriba mencionada, para extender la oferta de servicios y
alcanzar a cubrir de manera acelerada las necesidades de salud insatisfechas, de acuerdo al
conjunto de prestaciones con ampliación progresiva.

30. Expandir el mercado de trabajo en el primer nivel de atención, con condiciones


laborales atractivas particularmente en áreas sub-atendidas, y consolidar el trabajo
colaborativo en equipos multi-profesionales de salud, con capacidad resolutiva adecuada, y
con acceso a la información y a servicios de tele salud (incluida la telemedicina); introducir
nuevos perfiles profesionales y técnicos en función del conjunto universal de prestaciones
garantizadas y exigibles, y el modelo de atención (16-18)

31. Asegurar la disponibilidad y uso racional de una manera segura, de calidad y eficiente
es indispensable para la Cobertura Universal de Salud. Los medicamentos esenciales y otras
tecnologías de salud forman parte del conjunto universal de prestaciones garantizadas y
exigibles10. El desarrollo y utilización de las tecnologías de la información y los servicios de
telesalud permite mejorar el acceso y la calidad de los servicios en las redes integradas.

32. Implementar programas para el empoderamiento de las personas, incluyendo


actividades de promoción, prevención y educación que permitan aumentar el conocimiento de
su estado de salud, de sus derechos y obligaciones, para lograr una atención en salud de
calidad. La participación de las personas y las comunidades es fundamental para la Cobertura
Universal de Salud, las personas deben estar empoderadas para tomar decisiones libres e
informadas acerca de su salud y la de su familia. Es importante reconocer el rol de las
mujeres como proveedoras de servicios y cuidado (formal e informal) de la salud, además de
las necesidades específicas de reproducción social (3).

Línea estratégica 2: Fortalecer la rectoría y la gobernanza.

33. El marco legal y regulatorio tiene que formalizar el compromiso de la sociedad con la
Cobertura Universal de Salud, estableciendo las medidas y garantías necesarias para realizar
todos los elementos del Derecho a la Salud arriba mencionados y, por consiguiente,
contribuir al goce de todos los demás derechos vinculados a la salud. Para avanzar hacia el
objetivo de la Cobertura Universal de Salud resulta indispensable el liderazgo de la autoridad
nacional de salud en el ejercicio del rol rector, el aseguramiento de las funciones esenciales
de salud pública y el fortalecimiento de la gobernanza.

9
El diseño de estos conjuntos garantizados de prestaciones para todos deben acompañarse de guías de prácticas asistenciales
en red, que permitan disminuir la variabilidad, desintegración de la práctica clínica y falta de coherencia entre necesidades y
decisiones e inversión, asegurando así un nivel adecuado de calidad técnica, efectividad y continuidad de la atención.
10
La Cobertura Universal de Salud exige políticas y estrategias para el acceso equitativo a tecnologías de salud eficaces
basadas en las mejores evidencias disponibles, precios accesibles, una financiación sostenible y una gestión de suministros
confiable.

6
34. Desarrollar la regulación como instrumento efectivo para asegurar la calidad de la
atención; la formación, distribución y actuación adecuada de los recursos humanos; el uso de
las tecnologías en beneficio de las personas; y que todos los sectores, incluyendo el privado
contribuyan a una construcción coherente de la Cobertura Universal de Salud (19).

35. Desarrollar políticas y planes que hagan explícita y transparente la intención del
Estado de transformar sus sistemas de salud hacia la Cobertura Universal de Salud. Estos
deben tener metas definidas que se monitoreen y evalúen.

36. Establecer mecanismos formales de participación y dialogo social amplio y rendición


de cuentas para la Cobertura Universal de Salud. El diálogo y la construcción participativa de
las políticas debe cuidar que el interés de unos no predomine sobre el de los otros sin otras
razones que la equidad y el bien común.

37. Consolidar sistemas de información robustos e interoperables que permitan informar


periódicamente los indicadores con que los países monitorean y evalúan el avance hacia la
Cobertura Universal de Salud. La mejora de los sistemas de información debe ser focalizada
en este sentido. Esto incluye la desagregación de datos para monitorear los avances en
equidad y la producción de conocimientos necesarios para el fortalecimiento de los sistemas
de salud mediante una agenda de investigación que apoye el avance hacia la Cobertura
Universal de Salud (20).

Línea estratégica 3: Aumentar y mejorar el financiamiento, sin gasto de bolsillo, con


equidad y eficiencia.

38. Incrementar la prioridad en salud, a través de un gasto público de calidad11 y


sustentable, como parte de la estrategia de crecimiento y desarrollo. Un 6% de gasto público
en salud respecto del PIB es una condición necesaria -aunque no suficiente- para reducir las
inequidades en el marco de la Cobertura Universal de Salud. El incremento de recursos
públicos en salud12, debe aumentar la equidad en la asignación dirigiéndose prioritariamente
al primer nivel de atención; mejorando su capacidad resolutiva y su capacidad articuladora de
las redes integradas de servicios (7).

39. Eliminar el pago directo que se constituye en barrera financiera de acceso 13 en el


momento en que se requieren los servicios de salud garantizados por la Cobertura Universal
de Salud; aumentando la protección financiera al disminuir la inequidad y la exposición a
gastos catastróficos y empobrecimiento14. Un fondo mancomunado con financiamiento

11
Calidad del gasto se refiere a la eficiencia en el financiamiento y la organización de los servicios, que permitan aumentar
la equidad y eficiencia del sistema de salud
12
Este aumento del gasto público debiera comenzar con un mejoramiento en la recolección de fondos (disminuyendo la
elusión y combatiendo la evasión); enseguida, y considerando que la Región tiene una presión fiscal relativamente baja, se
debe valorar la introducción de fuentes de financiamiento innovadoras aprovechando la también baja priorización fiscal de
salud. De esta forma se puede apoyar más decididamente el compromiso con el Derecho a la Salud y la Cobertura Universal
de Salud, pasando en el corto plazo, a un gasto público de por lo menos 6% del PIB para, en el mediano plazo, alinearse con
el 7-8% de promedio que muestran los países que más han avanzado hacia la Cobertura Universal de Salud en Europa y la
OCDE
13
El gasto de bolsillo no solo tiene efectos de equidad negativos que afectan tanto a las poblaciones más vulnerables como a
quienes han logrado salir de la línea de pobreza pasando a aumentar la clase media; además, tienen efectos negativos a nivel
de la eficiencia ya que pueden retrasar la decisión de buscar servicios, con la consecuente deterioración del estado de salud y
la necesidad de servicios de mayor complejidad más costosos.
14
La contribución de las personas al financiamiento debe privilegiar la sustitución de toda forma de pago directo en el
momento de la prestación de servicios por modalidades pre-pago que consideren la mancomunación solidaria de fondos

7
solidario debiera sustituir al pago directo, representando una estrategia efectiva para aumentar
la equidad y la eficiencia del sistema de salud15 (7).

40. Aumentar la calidad del gasto a través de políticas, intervenciones y mecanismos


destinados a mejorar la eficiencia del financiamiento y de la organización del sistema de
salud16. En cuanto a la eficiencia en la organización de servicios es necesario; alinear los
incentivos y mecanismos de pago con resultados de avance a la Cobertura Universal de
Salud; racionalizar la introducción y uso de medicamentos y otras tecnologías de salud con
un enfoque integrado y multidisciplinario17; mejorar las compras de insumos, medicamentos
esenciales y otras tecnologías de salud aprovechando economías de escala y transparentando
los procesos de adquisición; y, luchar contra la corrupción, entre otros (7).

Línea estratégica 4: Actuar intersectorialmente para abordar los determinantes sociales


de la salud

41. Establecer mecanismos intersectoriales de coordinación, y fortalecer la capacidad de


la autoridad de salud para implementar exitosamente políticas públicas coherentes y
coordinadas18 que aborden los determinantes de la salud; fortalecer la capacidad para influir
legislaciones, regulaciones e intervenciones extra-sectoriales, que inciden sobre los
determinantes de la salud, incluyendo la colaboración con el sector legislativo y judicial (10).

42. Generar evidencia para sustentar acciones inter-institucionales que impacten en la


salud de las personas y las comunidades, en particular, mediante la evaluación de las
implicaciones para la salud de políticas, programas y/o proyectos de desarrollo, con la
participación de la sociedad civil y las comunidades.

43. Promover la Cobertura Universal de Salud en los programas de protección social, y


fortalecer la participación del sector salud en la definición de los componentes relacionados
con la salud de los programas sociales, incluyendo los programas de transferencias
condicionadas de dinero, según corresponda.

44. Fortalecer la articulación de salud y comunidad en el espacio de lo local, promoviendo


el protagonismo de municipios y organizaciones sociales de base territorial, en las mejoras de
las condiciones de vida y los entornos saludables. Empoderar a las personas y las
comunidades mediante la capacitación de líderes, mujeres, jóvenes, y otros miembros de la
comunidad, para el entendimiento de los determinantes de la salud, y su participación activa
en la promoción y protección de la salud.

15
Por una parte, al contar con más individuos un fondo mancomunado con financiamiento solidario redistribuye mejor los
recursos de sanos a enfermos, de jóvenes a adultos mayores y de quienes tienen más a los que tienen menos. Por otra, la
mancomunación permite combatir la segmentación, disminuyendo los costos de transacción y aumentando la eficiencia del
sistema de salud
16
Según el Informe Mundial sobre la Salud en el mundo 2010 de la OMS, las pérdidas de eficiencia son responsables de
entre 30-40% del gasto total en salud. Es por lo tanto un imperativo ético el asegurarse que los recursos financieros para la
Cobertura Universal de Salud se gasten adecuadamente y en forma transparente; permitiendo así ofrecer más servicios, de
mejor calidad a toda la población y en particular a los grupos más vulnerables.
17
Asegurando que respondan a las necesidades de la población, que sean coherentes con el modelo de atención y se
inscriban en el conjunto universal de prestaciones garantizados
18
Cuestiones esenciales para la salud, como la educación, el hábitat, agua y saneamiento, vivienda, el crecimiento urbano,
las migraciones, el mercado de trabajo informal, entre otros.

8
Intervención del Cuerpo Directivo

Se solicita al Consejo Directivo aprobar la Estrategia para la Cobertura Universal de Salud, y


considerar la posibilidad de aprobar la resolución recomendada por el Comité Ejecutivo.

Referencias bibliográficas

1. Organización Mundial de la Salud. La atención primaria de salud: Más necesaria que


nunca. [Internet]. Ginebra, Suiza. OMS (2008) [citado el 14 de abril 2014]. Disponible
en: http://www.who.int/whr/2008/08_report_es.pdf
2. Organización Mundial de la Salud. Declaración de Alma Ata [Internet]. Conferencia
Internacional sobre Atención Primaria de Salud; 6-12 de junio 1978; Alma Ata, USSR.
Ginebra: OMS; 1978 [citada el 14 de abril de 2014]. Disponible en:
http://whqlibdoc.who.int/publications/9243541358.pdf
3. Organización Panamericana de la Salud. Plan Estratégico de la Organización
Panamericana de la Salud 2014-2019 [Internet]. 52.o Consejo Directivo de la OPS, 65.a
Sesión del Comité Regional; 2013 30 septiembre – 4 de octubre; Washington (DC),
Estados Unidos, Washington (DC): OPS; 2013 (Documento oficial 345) [citado el 14 de
abril 2014]. Disponible en:
http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_download&gid=23052&Itemid=270&lang=es
4. Organización Panamericana de la Salud. Salud en las Américas [Internet]. Washington
(DC): OPS; 2012 [citada el 14 de abril 2014]. Disponible en:
http://www.paho.org/saludenlasamericas/index.php?option=com_content&view=article&id=7&Itemid=3&lang=es
5. Organización Panamericana de la Salud. Renovación de la atención primaria de salud en
las Américas: documento de posición de la Organización Panamericana de la
Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) [Internet]. Washington (DC);
OPS; 2007. Washington (DC) [citada el 14 de abril de 2014]. Disponible en:
http://www2.paho.org/hq/dmdocuments/2010/Renovacion_Atencion_Primaria_Salud_Americas-OPS.pdf
6. Bird CE, Rieker PP. The Effects of Constrained Choices and Social Policies. Gender
and Health. Cambridge University Press New York, 2008
7. Organización Mundial de la Salud. Financiación de los sistemas de salud: el camino
hacia la cobertura universal [Internet]. Ginebra, Suiza. OMS (2011) [citado el 14 de
abril 2014]. Disponible en: http://www.who.int/whr/2010/es/
8. Banco Mundial. Informe sobre el desarrollo mundial 1993: Invertir en salud [Internet].
Publicado en inglés con el título de World Development Report 1993 por Oxford
University Press para el Banco Mundial [citado el 14 de abril de 2014]. Disponible en :
http://documentos.bancomundial.org/curated/es/1993/07/12711504/world-development-
report-1993-investing-health-informe-sobre-el-desarrollo-mundial-1993-investir-en-
salud#
9. Engström, Hillevi y coll. (2013) “Reinvesting in health post-2015” The Lancet (382)
9908, December 2013, pg. 1861-1864; [citado el 14 de abril de 2014]. Catalogación
disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/journal/01406736
10. Organización Mundial de la Salud. Declaración política de Río sobre determinantes
sociales de la salud [Internet]. Conferencia Mundial sobre Determinantes Sociales de la
Salud; 19-21 de octubre 2011. Rio de Janeiro, BR. Ginebra: OMS; 2011 [citada el 14 de
abril 2014] Disponible en:
http://www.who.int/sdhconference/declaration/Rio_political_declaration_Spanish.pdf
11. Organización de las Naciones Unidas. El futuro que queremos [Internet] Río + 20 -
Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible; 20-22 junio 2012;
Río de Janeiro, BR. New York: UN: 2012 (A/CONF.216/L.1) [citada el 14 de abril de

9
2014] Disponible en: https://rio20.un.org/sites/rio20.un.org/files/a-conf.216-l-
1_spanish.pdf.pdf
12. Global Health Workforce Alliance (GHWA). High-level Dialogue on Health in the Post-
2015 Development Agenda. Gaborone, Botswana, 5-6 March 2013. [Internet]. [citado el
14 de abril de 2014]. Disponible en:
http://www.who.int/workforcealliance/UHC_HRH_GHWA_Briefing_Note_(B).pdf
13. Organización Panamericana de la Salud. Conjuntos de Prestaciones de Salud. Objetivos,
Diseño y Aplicación. Rovira Joan. Washington, DC, OPS, 2003 [Citado el 14 de abril de
2014] Disponible en:
http://www.paho.org/hq/documents/conjuntosdeprestacionesdesaludobjetivosdisenoyapli
cacion-ES.pdf
14. Center for Global Development. Priority-Setting in Health. Building institudions for
smarter public spending. Amanda Glassman and Kalipso Chalkidou. Washington (DC),
2012 [Citado el 14 de abril de 2014] http://www.cgdev.org/publication/priority-setting-
health-building-institutions-smarter-public-spending
15. Organización Panamericana de la Salud. Redes Integradas de Servicios de Salud:
Conceptos, Opciones de Política y Hoja de Ruta para su Implementación en las
Américas [Internet]. Washington (DC); OPS; 2010. Washington (DC) [citado 14 de
abril 2014]. Disponible en: http://www2.paho.org/hq/dmdocuments/2010/APS-
Redes_Integradas_Servicios_Salud-Conceptos.pdf
16. Organización Panamericana de la Salud. La Acreditación de Programas de Formación
en Medicina y la Orientación hacia la APS [Internet]. Washington (DC); OPS; 2010.
Washington (DC) [citado el 14 de abril de 2014]. Disponible en:
http://www2.paho.org/hq/dmdocuments/2010/HSS-Series-APS-3-Acreditacion.pdf
17. Organización Panamericana de la Salud. La Formación en Medicina Orientada hacia la
Atención Primaria de Salud [Internet]. Washington (DC); OPS; 2008. Washington (DC)
[citado el 14 de abril 2014]. Disponible en: http://www2.paho.org/hq/dmdocuments/2010/APS-
Formacion_Medicina_Orientada_APS.pdf
18. Organización Panamericana de la Salud. Metas regionales en materia de recursos
humanos para la salud 2007-2015 [Internet]. 27.ª Conferencia Sanitaria Panamericana,
59.ª sesión del Comité Regional de la OMS para las Américas; del 1 al 5 de octubre del
2007; Washington (DC), Estados Unidos. Washington (DC): OPS; 2009 (Resolución
CSP27.R7) [citado el 4 de abril de 2014]. Disponible en:
http://www.paho.org/spanish/gov/csp/csp27.r7-s.pdf
19. Organización Panamericana de la Salud. Función rectora de la autoridad sanitaria, marco
conceptual e instrumento metodológico. Washington, D.C: OPS, 2007. [citado el 4 de
abril de 2014]. Disponible en: http://www.paho.org/PAHO-
USAID/index.php?option=com_docman&task=doc_download&gid=10377&Itemid=999
99999
20. Organización Mundial de la Salud. Investigaciones para una cobertura sanitaria
universal. [Internet]. Ginebra, Suiza. OMS (2013) [citado el 14 de abril 2014].
Disponible en: http://www.who.int/whr/es/
21. Organización de las Naciones Unidas. Declaración del Milenio [Internet].
Quincuagésimo quinto período de sesiones de la Asamblea General de la ONU; 18 de
septiembre 2000; Nueva York, Estados Unidos. Nueva York: ONU; 2000 (Documento
A/RES/55/2) [citada el 14 de abril 2014]. Disponible en:
http://www.un.org/spanish/milenio/ares552.pdf
22. Etienne, C. Equidad en los sistemas de salud. Revista Panamericana de Salud Pública.
2013;33(2):81–82. Washington (DC) [Internet]. [citado el 14 de abril de 2014].
Disponible en:

10
http://www.paho.org/journal/index.php?option=com_docman&task=doc_download&gid
=551&Itemid=
23. Evans,D, Etienne,C (2010) Health system financing and the path to universal coverage.
Bulletin of the WHO 06/2010; 88(6):402. DOI: 10.2471/BLT.10.078741.
http://www.who.int/bulletin/volumes/88/6/10-078741/en/index.html
24. Sachs JD. Achieving universal health coverage in low-income settings. Lancet. 2012
Sep 8;380(9845):944-7. doi: 10.1016/S0140-6736(12)61149-0. Catalogación disponible
en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22959391

11
Anexo A:

PROYECTO DE RESOLUCIÓN

El 53.° CONSEJO DIRECTIVO

Habiendo considerado la Estrategia para la Cobertura Universal de Salud presentada


por la Directora (Documento Oficial ____).

Reconociendo que La Cobertura Universal de Salud es el objetivo que orienta la


transformación de los sistemas de salud para que todas las personas y las comunidades tengan
acceso equitativo a los servicios integrales, garantizados y exigibles que necesitan, a lo largo
de su curso de vida, con calidad y sin dificultades financieras; y es central al desarrollo
humano.

Reconociendo la necesidad de definir e implementar políticas e intervenciones para


abordar los determinantes sociales de la salud, y fomentar el compromiso de toda la sociedad
para promover la salud y el bienestar; con énfasis en los grupos en situación de pobreza y
vulnerabilidad, como un requisito para avanzar hacia La Cobertura Universal de Salud de
salud y construir su sostenibilidad.

Reafirmando el compromiso de los Estados Miembros de la Región de las Américas


con los valores de la Atención Primaria de Salud (APS): el derecho de toda persona al goce
del grado máximo de salud, la equidad y la solidaridad.

Observando que los países de la Región reafirmaron decididamente su compromiso


con la Cobertura Universal de Salud en el 52.° Consejo Directivo de la OPS/OMS (2013),
mediante la aprobación del Plan Estratégico 2014-2019, y su participación activa en otros
espacios internacionales, como la Declaración política de Río sobre determinantes sociales de
la salud del 2011, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible
(Río+20) del 2012, la Declaración de Naciones Unidas de Diciembre de 2012; y la discusión
para la agenda post 2015 que plantean a la Cobertura Universal de Salud como objetivo
central para el desarrollo humano.

Observando que la salud en las Américas ha progresado en forma significativa en la


historia reciente, debido en parte al desarrollo económico y social de los países, el avance
observado hacia la democracia participativa, la consolidación y el fortalecimiento de los
sistemas de salud, y el compromiso político de los países para responder a las necesidades de
salud de la población.

Reconociendo que a pesar de los avances existen grandes desafíos. Que la Región
continúa siendo considerada la más inequitativa del mundo, y que el abordaje para reducir la
inequidad en salud se hace más complejo debido a los nuevos patrones epidemiológicos y
demográficos, que demandan respuestas diferentes e innovadoras de los sistemas y servicios
de salud. Que en la Región persisten problemas de exclusión y falta de acceso a servicios de
calidad para amplios sectores de la población, especialmente los grupos en mayor situación
de vulnerabilidad.

Observando que los esfuerzos de fortalecimiento y transformación de los sistemas de


salud de la Región, han logrado avances importantes y han generado lecciones aprendidas

12
que permiten identificar los principales obstáculos y desafíos para el avance hacia la
Cobertura Universal de Salud.
Reconociendo que mientras persistan barreras de acceso a los servicios integrales de
salud, y exclusión, será muy difícil avanzar hacia la Cobertura Universal.
Reconociendo el nivel de urgencia para acelerar las transformaciones de los sistemas
de salud teniendo como objetivo la Cobertura Universal de Salud, con acciones estratégicas
integrales, que al implementarse de manera progresiva y sostenida, logren abordar de manera
simultánea los desafíos.
Observando que la Estrategia define las condiciones sine qua non que permitirán a los
países orientar sus políticas, y medir el éxito y la velocidad de sus avances hacia la Cobertura
Universal de Salud.
Reconociendo que cada país deberá definir su camino y ritmo, teniendo en cuenta su
contexto social, económico, político, legal, histórico y cultural.
Reconociendo el proceso participativo para la formulación de la Estrategia, por medio
de consultas nacionales llevadas a cabo por los Estados Miembros en coordinación con la
Oficina Sanitaria Panamericana (la Oficina), de consultas sub-regionales y regionales,
coordinadas por la Oficina, y del Grupo de Trabajo de los Países.

RESUELVE:
1. Aprobar la Estrategia para la Cobertura Universal de Salud.

2. Instar a los Estados Miembros que, teniendo en cuenta su contexto:

a) establezcan mecanismos formales de participación, diálogo social amplio y rendición


de cuentas, para analizar las brechas y desafíos, establecer metas y objetivos comunes, y
definir el camino a seguir para avanzar hacia el objetivo de la Cobertura Universal de Salud;
definir prioridades nacionales para el período 2014-2019, de acuerdo con los compromisos
establecidos en el Plan Estratégico de la OPS;

b) definan e implementen un conjunto de intervenciones para fortalecer la capacidad del


sector salud para la gobernanza y rectoría del sector, así como para ejercer liderazgo y actuar
conjuntamente con otros actores en políticas, planes, legislaciones, regulaciones e
intervenciones extra-sectoriales que inciden sobre los determinantes de la salud;

c) definan e implementen, con respaldo legal y financiero, un conjunto universal de


prestaciones garantizadas y exigibles; integral, de ampliación progresiva, coherente con las
necesidades de salud, las capacidades del sistema, y el contexto nacional.

d) definan e implementen acciones para la transformación de la organización y la gestión


de los servicios de salud, desarrollando modelos de atención centrados en las necesidades de
las personas y las comunidades, aumentando la capacidad resolutiva del primer nivel,
articulado en Redes Integradas de Servicios de Salud (RISS);

e) incrementen la prioridad en salud a través de un gasto público de calidad y


sustentable, incrementando el gasto público en salud hasta por lo menos 6 a 8% del PIB,

13
dirigiendo este aumento prioritariamente al primer nivel de atención que permita mejorar su
capacidad resolutiva y articuladora de las redes de servicios, y extender la oferta de servicios
para cubrir de manera acelerada las necesidades de salud insatisfechas, de acuerdo al
conjunto universal de prestaciones, con ampliación progresiva;

f) eliminen el pago directo que se constituye en barrera financiera de acceso,


substituyendo el mismo por un fondo mancomunado con financiamiento solidario;

g) identifiquen e implementen un conjunto de intervenciones para mejorar la eficiencia


del financiamiento y de la organización del sistema de salud; e

h) implementen programas para el empoderamiento de las personas y las comunidades,


incluyendo actividades de promoción, prevención y educación que permitan aumentar el
conocimiento de su estado de salud, de sus derechos y obligaciones, así como de las
determinantes sociales de la salud, para lograr una participación efectiva en los procesos de
toma de decisiones, colectivos e individuales, y en la rendición de cuentas.

3. Solicitar a la Directora que:

a) use la Estrategia para intensificar la abogacía y la movilización de recursos en apoyo a


la transformación de los sistemas de salud hacia la Cobertura Universal de Salud;

b) priorice acciones en la cooperación técnica para apoyar a los países en el desarrollo de


procesos participativos para definir metas y objetivos comunes, así como planes de
acción para avanzar hacia la Cobertura Universal de Salud;

c) desarrolle con la participación de los Estados Miembros, un sistema de monitoreo y


evaluación que permita medir los avances hacia la Cobertura Universal de Salud,
tanto al nivel de los países como de la Región; informe sobre los avances hacia la
Cobertura de Salud en la Región mediante los informes bienales de evaluación de la
ejecución del Plan Estratégico;

d) desarrolle acciones, recursos técnicos y herramientas para apoyar las distintas líneas
estratégicas de la Estrategia;

e) promueva innovación en la cooperación técnica actualizando los mecanismos de la


Oficina para el apoyo de la cooperación entre países, estableciendo redes de expertos
y de gestión del conocimiento, facilitando la documentación y comunicación de
experiencias de los países, y haciendo uso de las plataformas tecnológicas; coherentes
con las necesidades y capacidades actuales de los países, y lecciones aprendidas;

f) fortalezca los mecanismos de coordinación y colaboración inter-agencial para lograr


sinergias y eficiencia en la cooperación técnica, en particular con la OMS, el sistema
de Naciones Unidas, el sistema interamericano, y con otros interesados en el avance
hacia la Cobertura Universal de Salud, en particular el Banco Mundial, el Banco
Interamericano de Desarrollo y los mecanismos de integración subregional.

14
Anexo B: Informe sobre las repercusiones financieras y administrativas

1. Punto del orden del día: 4.03 Estrategia para la Cobertura Universal de Salud
2. Relación con el Programa y Presupuesto 2014-2015:
a) Categorías: Categoría 4 – Sistemas y Servicios de Salud

b) Áreas programáticas y resultados intermedios: 4.1 Governanza y financiamiento; 4.2


Servicios integrados, centrados en las personas y de calidad; 4.3 Acceso a productos
médicos y fortalecimiento de la capacidad regulatoria; 4.4 Recursos humanos para la
salud.
c) Es importante notar que la Cobertura Universal de Salud es un pilar central del Plan
Estratégico, y por ende, articula y necesita de acciones coordinadas con otras Categorías,
en particular, la Categoria 3, en donde se ubican los determinantes sociales de la salud, y
los temas transversales (genero, equidad, etnicidad y derechos humanos), y el curso de
vida. Adicionalmente, el fortalecimiento de los servicios, amerita la coordinacion con los
programas prioritarios, incluyendo enferrmedades no transmisibles.

3. Repercusiones financieras:
a) Costo total estimado de la aplicación de la resolución en todo su periodo de vigencia
(redondeado a la decena de millar de US$ más próxima; incluye los gastos
correspondientes a personal y actividades): La resolución se enmarca en el periodo
2014-2019 del Plan Estratégico de la OPS, no se estima costo adicional al que ya está
estimado para la implementación del Plan Estratégico.

b) Costo estimado para el bienio 2014-2015 (redondeado a la decena de millar de


US$ más próxima; incluye los gastos correspondientes a personal y actividades):
El presupuesto aprobado para Sistemas de Salud en el bienio 2014-2015 es de
US$97,474,000, incluyendo el presupuesto ordinario y otras fuentes. Este monto incluye
los gastos correspondientes a personal y actividades. Existe una brecha de financiamiento
que se espera cubrir mediante la movilización de recursos, con acciones ya en curso.
c) Del costo estimado que se indica en el apartado b), ¿qué parte se podría subsumir en
las actuales actividades programadas? Las acciones de cooperación técnica para la
implementación de la Estrategia pueden, y deben ser integradas a las actividades
programadas, permitiendo tener criterios aún más claros para la priorización de la
asignación de los recursos y aumentar eficiencias.

15
4. Repercusiones administrativas:
a) Indicar a qué niveles de la Organización se realizará el trabajo:
Todos los niveles de la Organización necesitan realizar acciones para la implementación
de la Estrategia, de acuerdo a las responsabilidades definidas.
b) Necesidades adicionales de personal (indicar las necesidades adicionales en el
equivalente de puestos a tiempo completo, precisando el perfil de ese personal):
No se estima necesidades adicionales de personal, sin embargo, será necesario desarrollar
soluciones innovadoras para la cooperación técnica, estableciendo redes de expertos y
colaboración formal con instituciones de excelencia, utilizando las capacidades existentes
en los Estados Miembros.
c) Plazos (indicar plazos amplios para las actividades de aplicación y evaluación):
Los plazos para las actividades de aplicación y evaluación están totalmente alineados con
los establecidos en la Planificación Estratégica y Operativa de la Organización, es decir,
con los Programas y Presupuestos, y el Plan Estratégico de acuerdo al calendario
establecido por los Cuerpos Directivos.

16
Anexo C: Plantilla analítica para vincular los puntos del orden del día con los mandatos
institucionales

1. Punto del orden del día: 4.03 Estrategia Regional para la Cobertura Universal de Salud

2. Unidad a cargo: HSS/HS

3. Funcionario a cargo: James Fitzgerald/Amalia Del Riego


4. Lista de centros colaboradores e instituciones nacionales vinculados a este punto del orden
del día:
La Estrategia requerirá fortalecer la colaboración con instituciones nacionales y académicas, y
ampliar los centros colaboradores en el área de Sistemas y Servicios de Salud. Al momento se
han identificado los siguientes centros colaboradores:
a) WHO/PAHO, Centro colaborador en Planificación de la fuerza de trabajo en salud e
información, Universidad Estatal de Rio de Janeiro, Brazil.
b) WHO/PAHO, Centro colaborador en Planificación de la fuerza de trabajo en salud e
investigación, Universidad de Dalhousie, Canada.
c) WHO/PAHO, Centro colaborador en Ciencias de la Educación y Práctica, Universidad de
Sherbrooke, Canada.
d) PAHO/WHO, Centro colaborador para alianzas en salud, a través de la Educacion, Servicios
e Investigacion.
En desarrollo

5. Vínculo entre este punto del orden del día y la Agenda de Salud para las Américas
2008-2017:
La Agenda de Salud para las Americas se fundamenta y reafirma la APS y el compromiso con la
salud y el bienestar como elementos centrales del desarrollo en la Region. Adicionalmente,
establece como prioridad el fortalecimiento de la gobernanza y la rectoria de las autoridades
nacionales de salud para orientar los sistemas de salud hacia la reduccion de las inequidades.

6. Vínculo entre este punto del orden del día y el Plan Estratégico 2014-2019:
La Cobertura Universal de Salud es uno de los pilares del Plan Estrategico 2014-2019

7. Prácticas óptimas en esta área y ejemplos provenientes de los países de la Región de


las Américas:
Varios paises de la Region de las Americas han realizado esfuerzos recientes de transformacion
de sus sistemas de salud que abordan componentes necesarios para el avance hacia la Cobertura
Universal de Salud, entre ellos, Brazil, Uruguay, Mexico, El Salvador, Estados Unidos, Chile,
Jamaica, entre otros.

8. Repercusiones financieras de este punto del orden del día:


No se identifican repercusiones financieras para la Oficina en este punto del orden del día, sin
embargo, la Estrategia y la resolución que le acompaña hace un llamado a los Estados Miembros
a definir metas nacionales para la Cobertura Universal de Salud, y planes de acción, que tendrán
repercusiones financieras, incluyendo el llamado al aumento de la inversión en salud, en
particular en el primer nivel de atención.

17