Está en la página 1de 30

INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA DE LA ECONOMÍA

Los modos de producción son la forma en que los hombres se organizan para
producir, distribuir y consumir los bienes que satisfacen sus necesidades. Es también la
interrelación dialéctica entre las fuerzas productivas y las relaciones sociales de
producción que se dan en determinadas épocas históricas. Las fuerzas productivas son
todos aquellos elementos que forman la capacidad productiva de la sociedad y están
integradas por la fuerza de trabajo y los medios de producción. Las relaciones sociales
de producción son aquellas que se establecen entre los hombres durante el proceso de
producción. De acuerdo con Marx, una de sus características importantes es que dichas
relaciones no dependen de la voluntad humana. La historia económica es la parte de la
economía que estudia la forma en que los seres humanos satisfacen sus necesidades
en el transcurso del desarrollo de la sociedad. La historia económica estudia los diversos
sistemas económicos [denominados modos de producción], que son: comunidad
primitiva [dividida en dos: antes y después del periodo de la barbarie; la división se da
debido al excedente económico o plusproducto que va derivando en una incipiente pero
muy real propiedad privada], esclavismo [En Europa y Asia], modo de producción asiático
[una especie de “esclavismo moderado” principalmente en el continente americano],
feudalismo, capitalismo y socialismo. [Una característica en común de estos modos de
producción es que en el periodo de la comunidad primitiva, sólo antes de la barbarie no
había explotación del hombre sobre el hombre; en el periodo de la barbarie y todos los
demás modos de producción consecuentes se ha dado la explotación del hombre por el
hombre.] (Plataforma Polivirtual, 2017)

Las divisiones importantes son pues: la era primitiva (recuérdese que esta se divide
entre época del estado salvaje y de la barbarie), en donde se deberá notar que no había
explotación ni el saqueo de un hombre a otro; lo anterior porque en ese entonces solo
se producía para sobrevivir, de haberlos obligado a dar una parte del producto de su
trabajo, hubieran muerto sin remedio: no era posible explotar largamente a un hombre.
(Kuczynski, Jürgen, 1976)

1
Los tres tipos sociales económicos subsecuentes: el esclavista, el feudal y el
capitalista (Engels les llama civilización), se caracterizan porque el hombre ya es capaz
de producir más de los necesario para sobrevivir; en efecto, por primera vez en la historia
de la humanidad las fuerzas y las relaciones productivas se desarrollan tan activamente
que el hombre puede producir un “plusproducto”. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

En estos tres órdenes sociales, también el hombre empieza a ser despojado de su


plusproducto por una minoría: empieza también la explotación y el saqueo. En el
socialismo, -menciona el autor, hay una mayor producción del plusproducto pero aquí,
en este orden social, no existe la necesidad de saqueo ni de explotación: este
plusproducto pertenece a toda la comunidad. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

En el estado salvaje es en donde surge el hombre y se crea la primera forma primitiva


de comunidad; caza todos los días y encausa toda su actividad económica y técnica para
proveerse el sustento diario de la mejor manera posible con el desarrollo de las fuerzas
productivas. El estado de la barbarie que le sigue al estadio de la primitiva comunidad
humana se caracteriza por la domesticación de las bestias y la agricultura; es aquí en
donde comienza la aparición gradual de la plusproducción y más adelante la esclavitud
más el desarrollo era muy lento: pasaron milenios para que el hombre de esta era
entendiera que dentro del desarrollo y proceso de la plusproducción era más útil hacer
esclavo a otro hombre en lugar de comérselo. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

La época de la civilización es la fase final de la historia en la que nosotros hemos


crecido; estamos entendiendo la forma en la que se produce: no hay producción
planificada, el plusproducto es subdividido anárquicamente por medio de la violencia; no
puede el hombre más que pasar por el desarrollo que le era necesario esto es el
desarrollo de las fuerzas productivas (desde el feudalismo y capitalismo hasta donde –
según el autor- todas derivaran al socialismo), hace al hombre amo del plusproducto;
mientas que en el periodo de la civilización, el plusproducto es la base de la sociedad de
la explotación, el socialismo hace de la plusproducción el progreso general hacia un
creciente bienestar y una alegría de vivir cada vez mayor – según el autor-. (Kuczynski,
Jürgen, 1976)

2
La época de la civilización tiene entonces tres formas sociales sucesivas: la de la
esclavitud que es la más larga y se remonta a la época de la barbarie, la del feudalismo
mucho más breve que la precedente, y finalmente la del capitalismo mucho más breve
que la feudal. En la economía esclavista, toda la producción va al amo el cual no tiene
ninguna obligación de restituirle ninguna practica del producto puede hacer el amo lo que
desee con el esclavo inclusive si no quiere venderlo hasta renunciar a él incluso
matándolo. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

En el periodo feudal el siervo es un poco más libre; lo que produce le pertenece pero
está obligado a contribuir con trabajo a tierras que son del señor feudal; el siervo sin
embargo, es parte del feudo del cual no puede ser separado en caso de que se desee
vender este feudo – de esta manera, de cierto modo, su vida está asegurada-.
(Kuczynski, Jürgen, 1976)

En el capitalismo, el trabajador es completamente libre; este vende por poco tiempo


su fuerza de trabajo al capitalista, el cual se servirá de esta por el tiempo que la ha
comprado: hay una suma convenida entonces con la cual el trabajador podrá vivir. El
trabajador asalariado es teóricamente libre de no trabajar; sin embargo, al no poseer los
medios de producción dado que se encuentran en las manos de los capitalistas (unos
pocos), y sin estos el trabajador no puede producir los bienes necesarios para su sostén,
inexorable se le obliga a someterse bajo el yugo de la explotación capitalista. (Kuczynski,
Jürgen, 1976)

En el socialismo etapa que se inaugura en la revolución socialista de octubre de


1917 un nuevo periodo de la humanidad y economía en referencia a la producción
socialista: del gran desarrollo de las fuerzas productivas y de las relaciones sociales de
producción que excluyen el saqueo y la explotación: el hombre es realmente libre dueño
de leyes de la naturaleza y de la sociedad y está en condiciones de mejorar su propia
vida y la de los demás. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Nótese que cada uno de los diferentes etapas de desarrollo económico se observa
que cada vez duran menos: periodo anterior al de la plusproducción abarca muchos
centenares de miles de años, dentro del periodo de la plusproducción junto con la

3
explotación y el saqueo poco más de 10,000; la época esclavista unos 5,000 años o un
poco más; la de la gleba y servidumbre ni siquiera duró mil años mientras que la del
capitalismo apenas unos centenares de años. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

LA ÉPOCA DEL ESTADO SALVAJE

En esta época primitiva no hubo ninguna división económica de trabajo, sino que
sólo existió la división natural del trabajo por género: las mujeres se dedicaban a cuidar
a los niños; el primer progreso técnico y por lo tanto en el económico, se produce en la
fabricación de instrumentos. Engels, al pensar que el trabajo diferencia al hombre de los
animales, entiende lo mismo que Marx cuando este mencionó: “el uso y la fabricación de
medios de trabajo aunque en germen se presenten en ya ciertas especies de animales,
caracterizan el proceso de trabajo específicamente humano.” (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Al principio, se utilizaron huesos, palos y piedras tal como se les encontraba en el


campo; pasaran centenares de miles de años dentro de este proceso histórico a través
del cual el hombre llega a constituirse como tal; antes de que se les dé forma a los
instrumentos recogidos para hacerlos más aptos para el trabajo. Entre unos de los
progresos más importantes dentro de este estadio es el del descubrimiento del fuego. Y
después su encendido. Ya no utiliza palos y piedras como en sus comienzos, ni busca
frutos; empieza a producirse sus medios de alimento: caza y pesca y con el fuego
aprovecha mejor su presa: su comida empieza a ser más variada, aparece el cocinero
en la historia. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Se empieza a extender el territorio del hombre; por otra parte la pesca emancipa a
los hombres de las estaciones y los conduce a cierto estado sedentario, además de que
la mujer sigue recolectando frutos conserva su importancia. La pesca crea la civilización
doméstica y la caza la primera división del trabajo: la carrera era decisiva para la caza y
la mujer que amamantaba no podía alejarse mucho del campamento: la caza se hace de
mucha importancia en la vida del hombre el cual este empieza a realizar menos trabajos
en común con las mujeres: ambos se especializan en los diferentes trabajos; así también
los instrumentos se van mejorando principalmente los de la caza como el puñal, arco
flecha bastón para la caza la cava y finalmente la lanza. El arco utiliza el tendón que es

4
producto de elaboración de otro objeto y esto es suministrado por la caza; del arco a la
flecha hay también puntas trabajadas de manera especial y el tiempo las perfecciona.
(Kuczynski, Jürgen, 1976)

En la última etapa del estado salvaje surge la lanza con una nueva técnica el fuego
endurecía más la madera hasta sus diferentes formas: esto implica progreso y esta se
desarrolla como una rama de la economía que se considera un progreso técnico muy
considerable; la caza no está sola, la pesca tenía su importancia cultualmente: la pesca
se sirve de múltiples aspectos técnicos en uso aun hoy: red, arpón y el anzuelo que a lo
largo de miles de años se han perfeccionado pero la manera de uso es casi la misma
(igual que el arco). En esta última etapa hace también su aparición la embarcación:
balsas de madera. La pesca pues le provee al hombre el estado sedentario por algunos
periodos dado que la caza era solo temporal; en una superficie menos reducida a playa
marítima proveía medios de alimentación como crustáceos y los peces no producían un
vacío sensible, pero esta alimentación era obviamente insuficiente y esto era lo que el
hombre pagaba en esas épocas de sedentarismo (dado que la caza se consideraba
como complemento de esa alimentación). (Kuczynski, Jürgen, 1976)

La vivienda estable implico un gran progreso en su desarrollo y fue la base de la


cultura domestica: muchos hombre vivían en cavernas como reparo contra el viento otros
en lugares construidos en tierra en profundidad de 70 centímetros y la madera se
empieza a utilizar también para la construcción de las cabañas primitivas; se empiezan
a encontrar las vasijas que empiezan a ser creadas con la arcilla. Las materias orgánicas
son decisivos para la preparación de objetos necesarios de la vida doméstica: recipientes
de madera, piel, cuero, entrelazamiento de hilachas y fibras similares. (Kuczynski,
Jürgen, 1976)

Pero después de la procura de comida, quedaba poco tiempo para a procuración de


objetos domésticos y vestimentas. Así se acumula una pequeña riqueza en un tiempo
largo que se seguían sustituyendo, sin embargo en la edad salvaje aún no se supera la
cuestión de que se produce para cada uno: aún se depende del clima en buenos climas
no se usaba para las malas. Por el pasar del tiempo se aprende a sacar provecho de las
temporadas buenas para ser usados cuando no había disponibilidad de ellos en

5
temporadas malas pero esto les llevo decenas de miles de años; conforme a las
dificultados de aprovisionamiento los hombres debían trabajar en una área muy amplia
y aprovechar intensamente el territorio circundante para su alimentación y a excepción
de algunos pescadores se alejaban hacia otras regiones; los instrumentos pertenecían
en común al grupo excepto sus armas esto es aún no hay concepto de propiedad de
grupo solo al pasar del tiempo en la fabricación de ciertos instrumentos se empezó a
hacer uso de la propiedad de grupo. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

La comunidad primitiva comenzó cuando los primeros hombres trajeron consigo los
instrumentos que les habían sido útiles: comenzó el día en que el hombre no busco una
nueva piedra o palo para cazar sino que usó el mismo que había utilizado con
anterioridad. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

LA ÉPOCA DE LA BARBARIE

Aquí se aporta un progreso decisivo: el aumento de las fuerzas productivas: en esta


época, el hombre practica la agricultura y cría ganado y sus consecuencias económicas
son enormes; se insertan en la cadena de otros progresos dado que se extrae el espacio
de donde proviene el sustento. Si la caza y pesca disminuyeron la frecuencia de las
migraciones, ahora con la agricultura y cría de ganado no determinan por fuerza la
aparición de colonias de este tipo pero encontramos una vida nómada muy arraigada:
aquí en ocasiones se tuvo que abandonar los campos ya cultivados cuando el suelo era
infecundo y la forma de los medios de cultivos era muy primitivo. (Kuczynski, Jürgen,
1976)

Pero hay motivos para afirmar que se vivía en estado sedentario al menos
temporariamente; en lo que se refiere a la productividad económica esta creció muy
rápidamente para que una zona de tierra no tan grande sostuviera a un número grande
de hombres en un espacio tan reducido y se empezaron a surgir grandes aldeas.
(Kuczynski, Jürgen, 1976)
La agricultura y cría de ganado empezaron a asegurar y regularizaron la alimentación
misma: ahora ordenar la propia vaca depende de saber que esto es posible. Las

6
consecuencias en las mejoras de alimentación se manifiestan en un mejoramiento de la
salud lo cual permite que la población aumente más rápidamente. (Kuczynski, Jürgen,
1976)

Así pues, la cría de ganado llega a ser una fuente regular de intercambio lo cual hace
que el grupo dedicado al pastoreo el producir otra cantidad de otros bines que con una
vida nómada no pueden ser producidos tan fácilmente: esos bienes se transforman en
mercancía. Aquí interviene la primera división social de trabajo: la división de pastores
que suministran carne y animales de tiro, surge así el comercio exterior. (Kuczynski,
Jürgen, 1976)

A su vez el comercio crea la mercancía surge no solamente el valor de uso sino


también valores de intercambio: intencionalmente se producen demasiado de un bien,
se producen valores de intercambio mercancías para intercambiar este exceso por otros
bienes. Naturalmente este cambio no empezó como un intercambio de mercancías sino
que cuando el intercambio tenía un carácter ocasional y fortuito y de la misma manera
se convertían así, casualmente en valores de intercambio. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Surge también el dinero pero no con la forma de monedas sino de collares preciosos,
vestimentas, paño, pieles y cueros o de herramientas, puntas de arado y anzuelos; así
surge también el comerciante profesional. De este modo la mayor producción de medios
de subsistencia conduce a un nuevo tipo de economía: la economía mercantil, a una
economía de una división social del trabajo a diferencia de la que se fundaba en el
género. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Con el paso del tiempo se empieza a constituir la propiedad privada, no se sabe con
exactitud como pero con relevante proporción y con excepción de ciertos objetos
personales (adornos armas de defensa), ella apareció sólo cuando la acumulación
alcanza un grado considerable y esto pasa con la acumulación de ganado primer gran
acopio de riqueza y con este el acopia de la propiedad privada: el ganado era apto para
esto: se conservaba y era móvil y a diferencia de los instrumentos se acrecentaba y no
sorprende así que palabras como capital e interés deriven del vocabulario pastoral.
(Kuczynski, Jürgen, 1976)

7
La aparición de la propiedad privada, de la posesión privada de los medios de
producción y de las fuerzas productivas en general se produce con gran lentitud y está
ligada con las fuerzas productivas: comienza con la diferencia de fuerzas productivas y
su sede vaga es la esfera de la distribución: con el crecimiento de la productividad el
cazador más afortunado recibía más de la presa capturada cuando los medios de
subsistencia ya no deben ser distribuidos en partes iguales sino que aparecen
costumbres como por ejemplo el que ha golpeado primero al animal tiene el derecho de
ser el primero en repartírselo: los comandantes de guerra fueron los primeros
proveedores de propiedad privada porque la guerra era la fuente más grande de riqueza.
(Kuczynski, Jürgen, 1976)

Al establecerse la propiedad privada la división del trabajo en agricultura y


artesanado llega a ser la base del comercio interior; el surgimiento del artesanado como
oficio es solo el primer efecto de plusproducción pero la segunda consecuencia se refiere
a la creciente producción del ganado condujo a una falta de hombres que cuidaran en
ganado y la plusproducción se perdió porque dada la escasez de hombres; así que se
empezó a la búsqueda del plusproducto buscado en otras comunidades: los asesinatos
y matanzas despojaban a otras comunidades de las propias reservas de caza pero más
tarde se agredieron para quitarles su ganado; finalmente las matanzas empezaron a ser
indispensables al momento del creciente número de ganado el cual se hubiera convertido
en mas plusproducto si se hubiera tenido una fuerza de trabajo mayor: así la guerra nace
con la finalidad primero, para apoderarse del ganado de las comunidades pero
eventualmente, también para apoderarse de la fuerza humana destinada a otros empleos
económicos como la agricultura: el enemigo vencido, en vez de ser comido, fue puesto
a trabajar. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Así pues el robo de hombres y la guerra llegan a ser un sólido e indispensable


elemento de la economía. Durante un largo periodo de tiempo, la humanidad progresa a
costa de enormes sacrificios. Engels mencionó: “la violencia fue puesta al servicio de la
situación económica: sin guerra hubiera sido imposible una economía en sus nuevos
formas y esta evoluciona hasta ser un estado natural y ni siquiera la situación estado de
Grecia logra una paz estable.” Aristóteles no solo sitúa la guerra como un tipo de industria
pero que la incluye como el robo, la caza la pesca como actividades económicas

8
naturales y de donde las no naturales serán el comercio y los negocios con dinero (sólo
en las economías socialistas se destierran la guerra y la explotación). (Kuczynski, Jürgen,
1976)

Antes el plusproducto se perdía debido a la falta de hombres, ahora que se disponía


de hombres en mayor cantidad, este plusproducto no desaparecía dado que se tenían
precisamente más hombres que alimentar: al contrario, cada pastor estaba en
condiciones de aumentar el rebaño en ese tanto necesario para vivir además de producir
plusvalor. Así que llega a ser más ventajoso agredir a otras comunidades y hacer
prisioneros, es decir, esclavos. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

La esclavitud entonces hace posible la creación del plusproducto. Surge una división
de la sociedad en clase sobre todo porque los esclavos trabajan más duramente que los
libres y reciben menos para comer y su plusproducto pasa a os libres; pasa mucho
tiempo, aun así, antes de que los esclavos y su creación del plusvalor libera a otros
hombres del trabajo manual en general poniendo las bases del progreso y la existencia
de científicos, poetas y artistas: hombres dedicados a las actividades espirituales y
culturales. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

De lo anterior surgen los primeros mandatos: el individuo que sobresalía en guerra


recibía una alícuota personal de fuerzas productivas, además esto se extendió a mayor
número de guerrero y patrimonios. Pero aunque la sociedad común no se perdió del todo
dado que los medios de producción eran de propiedad común, más poco a poco empezó
a decaer, empieza a surgir la propiedad privada: el ganado y los instrumentos y con esto
viene otra división la de explotadores y explotados, la de ricos y pobres, donde deberá
notarse que los esclavos no son ni ricos ni pobres, dado que los esclavos, no eran
considerados hombres sino instrumentos dotados de palabra. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Veamos ahora la relación que comienza a existir entre el hombre y la mujer: en primer
lugar debe observarse una división del trabajo por género por ejemplo, cuando era labor
del hombre dedicarse a la caza y después del ganado en general; entonces, dado que
los ganados se consideran un de las primeras formas de riqueza y las guerras otra de
las principales formas de obtener esa riqueza, primero ganados y luego esclavos se

9
entiende como el hombre se convierte en el generador de riqueza. En cuanto a los oficios
le correspondió a la mujer la cerámica y del tejido, mientras que el hombre fabricaba las
herramientas para la caza, agricultura y pesca eran hechas por los hombres; la del
trabajo de cuero y construcción a ambos; los hombres producían los instrumentos de
guerra y medios de transporte. En esta época entonces, encontramos una división del
trabajo por sexos totalmente articulada en donde cada vez son menos los trabajos
realizados por ambos sexos en común. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Hay nuevas formas de convivencia social; la vida sexual cambia. Al mejorar la


alimentación y con el acrecentamiento de las comunidades por la mayor duración de la
vida y mayor número de nacidos vivos, la esfera de relaciones sexuales se transforma
en matrimonio monógamo. Antes se desarrolló en forma de promiscuidad y solo se tenía
certeza en cuanto a la madre que daba nacimiento, pero era esto insignificante dado que
la especie aumentaba lentamente y la duración de la existencia individual era breve.
(Kuczynski, Jürgen, 1976)

Pero conforme a lo anterior los grupos crecieron, hasta tener que subdividirse en
diferentes grupos había que proceder con un criterio para la separación y se dispone que
al menos los hermanos no se separaran y los hijos pudieran continuar viviendo junto a
la madre y así, ésta tiene un papel fundamental ya que era la persona en torno de la cual
se agrupaba la comunidad y a veces determinaba la función de un nuevo grupo.
(Kuczynski, Jürgen, 1976)

Esta función de la madre fundada en bases biológicas llego a ser fundamentalmente


de importancia social ya que también estaba sostenida en factores económicos, ya que
a la mujer le correspondía los más importantes ramos de producción de los medios de
subsistencia con excepción de la caza; así el matriarcado empieza en la época del estado
salvaje y dura hasta la época de la barbarie. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

La división del grupo bajo el matriarcado no representaba dificultad con la propiedad


personal pero mientras nos adentramos en la edad bárbara la situación cambia y así la
propiedad personal se va haciendo más importante: a los adornos y armas se suman los
instrumentos y ganado de tal modo que la propiedad personal se pasa a la propiedad

10
privada de los medios de producción: así el primer problema consistió en establecer que
era de propiedad privada y que era de propiedad común; después como debía ser
repartido el grupo dado que los hombres se empiezan a preocupar por sus hijos y por lo
tanto, la línea materna no es ya la decisiva; por otro lado la herencia: se desarrolla en el
padre el interés de la transmisión de su propiedad a sus hijos (antes esta propiedad era
devuelta a la comunidad) así la propiedad se acumula gracias a las devoluciones por la
parte masculina. Comienza una rivalidad entre el hombre y la mujer; esta última pierde
su posición como jefe de familia dado que el hombre ahora también cree saber de quién
son los hijos que esta tiene; así el hombre tiene en su poder la mayor parte de la creación
de la riqueza y dueño de los medios de producción y de esta manera es inevitable que
las mujeres sean relegada a una posición de inferioridad: el hombre pasa como
dominante: si bien antes el hombre se encontraba en una posición subordinada pero no
bajo opresión en cambio con el patriarcado comenzó la degradación y opresión de la
mujer. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

MODO ASIÁTICO DE PRODUCCIÓN

La importancia del modo asiático de producción radica en que es un sistema


precapitalista con rasgos similares a varios modos de producción, pese a lo cual es
diferente a ellos. Alguna de sus características las encontramos en la América
prehispánica, concretamente entre los aztecas, por lo que aumenta su importancia.
(Plataforma Polivirtual, 2017)

En las comunidades que vivieron bajo el modo asiático de producción se da la


propiedad común de la tierra y otros instrumentos de producción. Sin embargo: “(…) el
modo de producción asiático no se confunde con la comunidad primitiva, puesto que su
funcionamiento implica y desarrolla la explotación del hombre por el hombre, la formación
de una clase dominante, y aparece más bien como una forma de evolución y de
disolución de las comunidades primitivas ligadas a nuevas formas de producción como
la agricultura sedentaria, la intensificación de la ganadería, el uso de metales, etcétera.”
(Plataforma Polivirtual, 2017)

11
Aquí encontramos ya algunas características que lo distinguen de la comunidad
primitiva, ¿cuáles son esas características?: a) Existe la explotación del hombre por el
hombre, b) Existe una clase dominante, por tanto, habrá clases dominadas, c) Está ligado
a formas de producción más desarrolladas: agricultura y ganadería, etcétera. (Plataforma
Polivirtual, 2017)

Otra característica importante del modo de producción asiático es que una


comunidad explota colectivamente a otra comunidad. Marx llamó “esclavitud general” a
esta forma de explotación que se diferencia del esclavismo porque en la esclavitud
general no hay dependencia personal y existe la libertad personal del individuo.
(Plataforma Polivirtual, 2017)

ESCLAVISMO

Desintegrada la sociedad de comunidad primitiva, las fuerzas productivas crean las


condiciones para que se modifiquen las viejas relaciones sociales de producción. Ello da
origen a una nueva organización social con rasgos propios que se conoce como
esclavismo. Muchas culturas se desarrollaron bajo el modo de producción esclavista
como la egipcia, babilonia o fenicia. Aunque, sin lugar a dudas, las más importantes por
todos sus aportes culturales a la humanidad fueron la griega y la romana. (Plataforma
Polivirtual, 2017)

En el esclavismo aparece y se desarrolla la propiedad privada de los medios de


producción. La propiedad se da sobre el producto total y sobre el propio productor
(esclavo). Aparecen dos clases sociales fundamentales y antagónicas: los esclavistas
que son los dueños de los medios de producción y los esclavos que no son propietarios
de los medios de producción. (Plataforma Polivirtual, 2017)

Esta apropiación de los medios de producción permite la explotación del hombre por
el hombre y el aumento de la producción y productividad. La base de la producción es
el esclavo que realiza las actividades productivas. La existencia de esclavos que se
dedican a las labores productivas propiamente dichas permite la existencia de ciertas

12
clases que cultivan la filosofía, la astronomía, las matemáticas y otras ciencias, por lo
que el florecimiento cultural de esta época es muy vasto. (Plataforma Polivirtual, 2017)

Las fuerzas productivas se desarrollan ampliamente durante el modo de producción


esclavista, como prueba de ello tenemos: a) El desarrollo de la agricultura en Egipto, la
cual alcanzó niveles muy altos, estableciéndose nuevos cultivos como el trigo, la avena
y el mijo; b) La construcción alcanzó grandes niveles; prueba de ello son las pirámides y
tumbas egipcias; c) Se desarrolla la ganadería, cobrando auge la curtiduría de pieles
usadas para vestir, como ornamento y auxiliar en la construcción; d) Es notable la
utilización de piedras preciosas como rubíes y diamantes para producir taladros y otros
instrumentos para cortar y perforar; e) Los sistemas de riego fueron muy importantes en
la época, abarcando la captación, conducción y distribución del agua para la agricultura
y la ganadería. (Plataforma Polivirtual, 2017)

El comercio se desarrolló principalmente en el esclavismo y apareció un grupo de


gente que se va a dedicar a esta actividad: los mercaderes. Asimismo, apareció y se
desarrolló la moneda que facilita el intercambio de productos. Las relaciones sociales
de producción esclavas fueron de explotación, basadas en la propiedad privada de los
medios de producción, del producto total y del productor. La sociedad esclavista alcanzó
su máximo esplendor en Grecia y posteriormente en el Imperio Romano. El esclavismo
duró hasta la desintegración del Imperio Romano, aproximadamente hasta el siglo V de
nuestra era. (Plataforma Polivirtual, 2017)

El trabajo de los esclavos no era altamente productivo debido a su escaso interés


por el trabajo y porque nada les pertenecía. Se requería, pues, una gran cantidad de
esclavos (los cuales escaseaban) para que fuera rentable su explotación. Todo esto
originó rebeliones de esclavos que no estaban de acuerdo con su posición y querían
cambiar para mejorar. En esta etapa se da el periodo de transición del esclavismo al
feudalismo: “Surgió entonces la necesidad histórica de sustituir las relaciones de
producción esclavistas por otras que modificasen la situación de los esclavos, la principal
fuerza productiva de la sociedad.” (Plataforma Polivirtual, 2017)

13
Muchos esclavos fueron liberados y se repartió entre ellos la tierra para que la
cultivasen a cambio de un tributo. Estos esclavos liberados son los colonos, que son el
antecedente de los siervos feudales: “En tales circunstancias los colonos fueron los
antecesores de los campesinos siervos medievales. Así, en el seno mismo del régimen
esclavista comenzó el modo feudal de producción.” (Plataforma Polivirtual, 2017)

LA ECONOMÍA DEL FEUDALISMO: EL CAMPO

La base política y económica del feudalismo está en el campo: a diferencia de


Atenas, donde la ciudad llegó a ser el centro económico y político y donde la economía
urbana primó sobre la agricultura; también a diferencia del Imperio Romano, en el cual
las ciudades, aunque la economía urbana no tuviera la primacía económica, eran el
centro de la política y de las decisiones económicas. Con el feudalismo el campo
predomina sobre la ciudad, o bien la ciudad existe como factor subordinado junto al
campo. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Las relaciones sociales feudales se caracterizan, sobre todo prescindiendo de la fase


final del feudalismo, por la siguiente subdivisión de la producción agrícola: mientras con
el sistema esclavista todo el producto pertenecía al dueño del esclavo, que le daba a
éste lo suficiente para mantenerlo con vida, durante el feudalismo, si se exceptúa su
período de decadencia, todo el producto va al siervo, que debe entregar una parte en
productos naturales o en dinero al señor feudal (a menos que no tenga la obligación de
suministrar con faenas la plusproducción dirigida al señor feudal). En suma, participan
del producto no sólo el opresor y explotador, sino también el oprimido y explotado.
(Kuczynski, Jürgen, 1976)

El plusproducto pasa en mayor o menor cantidad al señor feudal; pero el hecho de


que una parte del producto pertenezca al siervo y que esta parte a menudo pueda
aumentar gracias a un mayor rendimiento del trabajo, hace que el sistema feudal sea un
sistema progresivo respecto al del mundo antiguo, permitiendo su existencia. (Kuczynski,
Jürgen, 1976)

14
Así, la base del desarrollo del sistema feudal la encontramos en el trabajo de los
siervos: “El tiempo de trabajo del campesino siervo se dividía en dos partes: trabajo
necesario y trabajo adicional. Durante el tiempo de trabajo necesario, el campesino
producía el producto indispensable para su propia existencia y la de su familia. Durante
el tiempo de trabajo adicional producía el plus del producto, del cual se apropiaba el
señor feudal en calidad de renta del suelo (renta en trabajo, renta en especie y dinero).
La explotación de los señores feudales bajo el sistema de renta de suelo constituyó el
carácter fundamental del feudalismo en la historia de todos los pueblos.” (Plataforma
Polivirtual, 2017)

Algunas otras características importantes del feudalismo son:

El feudalismo era un sistema natural, cerrado: se producía para satisfacer las


necesidades del feudo, no para negociar o comerciar. Era una economía rural: la
actividad principal era la agricultura, alrededor de la cual florecieron los oficios (que
muchas veces realizaban los propios campesinos siervos). “En la sociedad medieval, y
sobre todo en los primeros siglos de ella, la producción estaba destinada principalmente
al consumo propio, a satisfacer sólo las necesidades del productor y su familia. Y allí
donde, como acontecía en el campo, subsistían relaciones personales de vasallaje,
contribuía también a satisfacer las necesidades del señor feudal. No se producía, pues,
intercambio alguno, ni los productos revestían, por lo tanto, el carácter de mercancías.
La familia del labrador producía casi todos los objetos que necesita: aperos, ropa y
víveres.” (Plataforma Polivirtual, 2017)

No se producían mercancías (bienes para intercambiarse) en el feudalismo, por lo


que casi no se desarrolla el comercio en esta época. El comercio y el uso del dinero
vuelven a ser importantes en la época de transición del feudalismo al capitalismo. Las
ciudades surgen cuando se desarrollan los Burgos a orillas de los feudos, representando
centros comerciales y artesanales.

La producción artesanal de los Burgos se realiza en los talleres artesanales, cuyos


integrantes están organizados jerárquicamente en maestros, oficiales y aprendices.
Además, los oficios están organizados en gremios representados por un santo patrono.

15
El comercio está organizado en Gildas. El sistema feudal dura aproximadamente lo que
dura la Edad Media, del siglo V al XV de nuestra era. (Plataforma Polivirtual, 2017)

LA ECONOMÍA DEL FEUDALISMO: LA CIUDAD

“El aire de ciudad libera”, se decía en el período del feudalismo. La ciudad era
caracterizada como un elemento extraño al feudalismo, ya que la libertad de trabajo
contradecía los principios del régimen feudal. Es verdad que, particularmente en el primer
período pero también más tarde, hubo ciudadanos libres; mas ellos constituían una
minoría cada vez más reducida, esparcida por el campo. No estaban en condiciones de
formar una unidad económica ni de caracterizar la forma económica de regiones y
provincias enteras. "El aire de ciudad libera" identifica sin embargo la forma económica
de unidades económicas en parte muy grandes, y precisamente de todas aquellas
unidades de tipo bien determinado que son las ciudades. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Esto no significa que las relaciones de dependencia feudales no penetraran también


dentro de la ciudad, que en la ciudad no vivieran siervos de la gleba o que tampoco
vivieran siervos en el campo pertenecientes a la ciudad. Pero se quiere decir que la gran
masa de los habitantes de la ciudad era libre, mientras los no libres afluían a la ciudad
(por ejemplo los campesinos que en ella se refugiaban), podían adquirir allí su libertad.
(Kuczynski, Jürgen, 1976)

Reemplazan al mercado anual, o sea a la concentración ocasional de los


comerciantes, el mercado cada vez más frecuente y finalmente el mercado regular. En
los siglos XI y XII, reyes y señores comenzaron a atraer en gran número a comerciantes
para que residieran en forma estable en las ciudades. Los triunfos recogidos por los
señores feudales para garantizar la libertad del mercado y la protección de la ciudad muy
pronto fueron tributos en dinero, mucho más cómodos para aquellos señores que las
retribuciones en productos naturales de los campesinos, en cuanto les permitían utilizar
inmediatamente el dinero para la adquisición de mercancías en la ciudad. Por otra parte
este proceso se desarrollaba mientras en la agricultura feudal comenzaba la abolición de
los tributos en productos naturales y de la servidumbre personal, o su transformación en

16
tributos en dinero. En suma, el incremento de las ciudades constituía parte del
movimiento general que llevaba a los señores feudales a recaudar sus ganancias en
dinero. Y recíprocamente, con el incremento de las ciudades y también de la oferta de
productos industriales, creció a su vez, naturalmente, la necesidad de dinero de los
señores feudales; la intensificación recíproca de tendencias es clara: ayuda a las
ciudades para llegar a tener más dinero y aumento de la necesidad de dinero a base de
los resultados del desarrollo de las ciudades. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

De aquí surge una figura importante: el comerciante. Los comerciantes traficaban


con mercancías provenientes de todos los sectores de la economía. Compraban
cereales y tejidos, drogas y pescados, metales y vino. En suma, robaban a los señores
feudales y a los campesinos de cada país, a los artesanos de cualquier ciudad, a los
pescadores de las costas de todo el continente. Les daban mucho menos de cuanto sus
mercancías valían y así se apoderaban de una parte del plustrabajo del productor y
robaban a los aprovechadores de la plusproducción, a los señores feudales, una parte
del plusproducto que éstos confiscaban. Si luego les vendían otras mercancías les
robaban otra vez más, pues vendían a precios exorbitantes las mercancías que
introducían en el comercio, obteniendo de ellas una segunda ganancia. El comercio no
produce plusvalía, sólo media el intercambio de valores. Pero para hacer esto, exige una
parte del plusproducto producido en otras ramas de la economía. Si el comercio asume
una posición dirigente, si ésta es más fuerte que la de los productores, como sucedía en
las ciudades medievales, entonces podrá apoderarse de grandes cantidades de
plusproducto. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Estas grandes cantidades de plusproducto se empiezan a acumular dando forma a


los primeros grandes capitales y que fueron parte importante a la transición del
feudalismo a un incipiente capitalismo. (Cruz, 2017)

17
EL DESARROLLO DEL CAPITALISMO EN INGLATERRA HASTA LA REVOLUCIÓN
INDUSTRIAL.

En la fase de decadencia o transición del feudalismo al capitalismo, hubo una


escasez de población en 1348 a 1350 hubo una despoblación debido a un virus y
entonces poca mano de obra que pudiese ser explotada; las consecuencias económicas
fueran varias: los señores feudales se estaban peleando la mano de obra, lo anterior
provocó que los campesinos por una lado fueran más libres y por otro lado las
condiciones de trabajo para ellos fue un poco mejor a diferencia del sistema feudal. Para
finales del siglo XV muchos de los campesinos y trabajadores del campo ya no estaban
sometidos al sistema feudal. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

La revolución industrial se caracteriza por el tránsito a la producción de fábrica, al


capitalismo industrial; la revolución industrial se da en la mayor parte de los países desde
1750 hasta 1850. Tiene lugar en formas muy diferente entre todos estos países, según
sus situaciones; por ejemplo, en Inglaterra, que para ese entonces tenía ya un largo
desarrollo capitalista, no se puede hablar de una revolución en el sentido de un cambio
violento de la estructura de la sociedad. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

La enorme necesidad de obreros en la industria textil de fábrica atrae a la ciudad a


los trabajadores que se ven obligados a soportar condiciones de vivienda cada vez
peores y en consecuencia del rápido aumento de la población y de la creciente
concentración en el trabajo industrial, la agricultura no es capaz de proveer al sustento
del pueblo; inclusive la gran necesidad de mano de obra de los empresarios trae por
primera vez en la historia de la revolución industrial la labor de mujeres y niños: así, las
posibilidades de emplear el plusproducto (ahora llamado plusvalía) suscitan una avidez
de ganancias ilimitadas que lleva a una terrible explotación; sin embargo, como es casi
siempre en todos los casos, menciona el autor que: “las relaciones sociales se adaptan,
sin rupturas bruscas, a las nuevas condiciones de producción, en cuanto estas

18
transformaciones se producen precisamente dentro del cuadro de una sociedad
capitalista.” (Kuczynski, Jürgen, 1976)

LOS TRES PERIODOS DEL CAPITALISMO (CAPITALISMO INDUSTRIAL)

En el primer período se abarca la revolución industrial y el desarrollo del capitalismo


y llega hasta 1871. En él la revolución industrial llega hasta 1848; el período siguiente un
período de "revolución económica", (como lo llama Engels), puede hacerse terminar, en
el cuadro de la historia económica general, antes de la Comuna de París, que es la
primera dictadura del proletariado (de muy escasa duración). (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Pero debe tenerse presente que esta periodización general de la historia mundial y
por lo tanto de la historia económica general no rige a todos los países: la revolución
industrial concluye en Francia en 1848, mientras que en Inglaterra ya ha terminado en
1830 y en Alemania sólo lo hará alrededor de 1850. El primer período termina en Francia
en 1871, antes de la comuna; en los Estados Unidos acaba en 1865, con el final de la
Guerra Civil; y en Francia, mucho más tarde. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

El segundo período llega en todos los países hasta 1917-18, con la creación de la
dictadura del proletariado por la Revolución de Octubre, en los territorios antes sometidos
al zarismo y hasta el final de la primera guerra mundial. En las décadas que siguen al
70, el capitalismo se precipita cada vez más en su período de decadencia. En 1900 los
monopolios, surgidos en las décadas precedentes, están reforzados hasta tal punto que
debemos hablar de esa época como de la edad del capitalismo monopolista, la edad del
imperialismo. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

El tercer período es el de la crisis general en el campo capitalista, campo que es


constituido por una parte del mundo cada vez más pequeña, mientras con la Revolución
de Octubre se construye un campo progresista, cada vez más fuerte y más grande: en
1917 se libera del dominio del imperialismo una sexta parte del mundo, la Unión
Soviética; después de 1944, como consecuencia de la segunda guerra mundial, se

19
agregan a este campo los países de Europa oriental, China y finalmente la República
Democrática Alemana. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Podemos apreciar que el primer período empezó con la primera etapa de la industria
de fábrica. Los métodos de producción de esta época eran aún muy variados. Dominaba
la industria textil, tanto en la manufactura como en el sistema de fábricas,
constituyéndose en la primera gran industria verdaderamente mecanizada. (Kuczynski,
Jürgen, 1976)

DE LA ANARQUIA AL ORDEN ECONÓMICO

Es de importancia considerar lo que comenta el autor en este apartado: “En la historia


de la humanidad la anarquía y el desorden nunca fueron tan grandes como lo son en el
actual período del capitalismo monopolista. En el interior de un mismo país, mientras por
una parte hay miseria y hambre, por la otra la producción de los medios de subsistencia
es limitada, o una parte de los productos, destruida como "superflua"; a una parte de la
población le falta lo indispensable mientras millones de hombres están desocupados. Y
a la forma peor de desorden y locura anárquica, la guerra, se la considera como el medio
apto para "resolver" -al menos momentáneamente- algunas de las contradicciones del
capitalismo monopolista, como por ejemplo la desocupación.” (Kuczynski, Jürgen, 1976)

¿Pero cuál es la causa de esta anarquía? El autor menciona que ésta consiste en
que mientras la producción social ha aumentado enormemente los frutos de esta
producción terminan en las manos de un restringido grupo de monopolistas. En esta
parte se habla derrota del capitalismo monopolista y se construye una nueva economía
revolucionaria, en la cual la apropiación social ha sustituido a la apropiación privada.
Como ejemplo puede verse la revolución rusa de 1917 que, una vez abatido el régimen
de los grandes capitalistas, permitió regular la economía del país. (Kuczynski, Jürgen,
1976)

20
SOCIALISMO

También el paso a la economía y a la sociedad socialistas se cumplió por primera


vez en un país atrasado, en el cual el feudalismo no había sido completamente superado
todavía y el capitalismo se había desarrollado con gran lentitud en el seno de la antigua
sociedad para asumir en seguida los caracteres propios de la decadencia del capitalismo
monopolista, unidos aun en buena parte a caracteres feudales. (Kuczynski, Jürgen,
1976)

Hubo tres revoluciones: la de 1905, febrero de 1917 y octubre de 1917 en donde las
fuerzas dominantes de la sociedad rusa fueron conmovidas en sus posiciones y por fin
definitivamente vencidas: las masas trabajadoras se apoderaron de los medios de
producción poniendo en marcha la construcción de la nueva sociedad. En un primer
momento en la Unión Soviética sobrevivió un sector capitalista, aunque no muy
importante. Pero ya los capitalistas no unían a su poder económico el político; luego los
grandes capitalistas estaban excluidos de la vida económica. El sector más importante,
que representaba el núcleo de la economía futura y crecía año a año, era el sector
socializado, el ramo socialista. Menciona el autor que “los residuos de explotación
capitalista eran borrados; las contradicciones fundamentales del capitalismo, eliminadas;
las leyes de su desarrollo, abolidas: el fin último de la economía ya no eran las ganancias,
sino la satisfacción de las necesidades.” (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Así pues, ocurre la expropiación sin indemnización de los monopolistas y de los


grandes terratenientes permitió iniciar la construcción de un nuevo orden económico; la
victoria sobre el capitalismo extranjero y sobre la contrarrevolución en las guerras contra
los intervencionistas garantizó la existencia de la nueva realidad. (Kuczynski, Jürgen,
1976)

Por primera ocasión se inicia la construcción de la sociedad socialista en un solo


país, rodeado de potencias capitalistas hostiles. Diez años después de la revolución
había llegado el momento de planificar en forma sistemática, y bajo la dirección de Stalin
se presentó el primer plan quinquenal. En el cuadro de su ejecución se produjo la

21
colectivización de la economía agrícola con lo que la Unión Soviética entró en la segunda
etapa: se convirtió en una economía socialista. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Menciona el autor que “Dominaban en ella los caracteres socialistas y, podía ser
planificada de modo total y orgánico, racionalmente coordinada y desarrollada en todas
las ramas. También antes de 1927 había habido, naturalmente, una planificación, por lo
menos en las grandes líneas de desarrollo y en los sectores más importantes, como ser
en la industria pesada o en el comercio exterior; pero sólo al llegar 1927 se inició la
planificación total, desde la producción hasta la distribución. Los éxitos de esta
planificación no consisten solamente en el logro de determinados objetivos dentro de la
producción y de la distribución: consisten sobre todo en la forma de su realización, en el
hecho de que el progreso, a pesar de dificultades enormes, tiene un curso continuo sin
ser interrumpido nunca por crisis de ningún tipo.” (Kuczynski, Jürgen, 1976)

Así como la primera guerra mundial nos trajo el primer Estado socialista, también,
después de la segunda guerra mundial, numerosos Estados se han puesto en el camino
del socialismo. La Europa oriental está hoy libre de los grandes terratenientes y de los
monopolistas, que ya no ejercen ninguna dictadura sobre las masas de trabajadores,
aunque traten a veces de retomar el poder por caminos tortuosos, con la ayuda del
capitalismo extranjero. (Kuczynski, Jürgen, 1976)

En 1949 también las masas de China llevaron a cabo su liberación, fortaleciendo


enormemente al campo socialista. Hoy –según el autor- vivimos en el período más
importante de la historia de la humanidad, el período del paso del capitalismo al
socialismo. Menciona el autor finalmente que “El capitalismo resiste en una gran parte
del mundo, pero vemos cómo cada década transcurrida desde Octubre de 1917 ha
aportado nuevos progresos, y conducido al socialismo cada vez más cerca de su objetivo
final: la construcción de una economía mundial planificada, que asegure a todos los
hombres paz y bienestar.” (Kuczynski, Jürgen, 1976)

El autor, que –tan poéticamente- escribe sobre el socialismo, no tuvo ni el tiempo


para presenciar el derrumbe económico de la Unión Soviética, debido, primordialmente,
al modo planificado de producción. Este derrumbe comenzó en la década de los setentas

22
y se concreta en los noventas; y se da entonces, en consecuencia, su transición hacia
un sistema de mercado (capitalista). Hoy en día, de igual forma, China conserva un
sistema socialista pero que aplica sólo a la población; esto es porque el gobierno chino
comenzó, desde la década de los setentas, a trabajar poco a poco, con un sistema
capitalista-gubernamental: China se abrió al mundo de tal modo que las empresas
capitalistas de todo el orbe llevaran sus industrias a éste país en donde les ofrecerían
mano de obra (barata, por ser un país socialista, pues si algo tiene China son chinos, a
saber, aproximadamente 1,400, 000, 000 de habitantes –mil cuatrocientos millones), les
preverían también la materia prima para la producción a costos más reducidos que en
sus países de origen, de tal manera que bajo estas condiciones, los productores de
países capitalistas han trasladado sus empresas a China logrando aumentar aún más
sus utilidades por producir más barato que en su país de origen y vender también en su
país de origen o al mundo al mismo precio o más caro. (Cruz, 2017).

TEORÍAS ECONÓMICAS

Entre los siglos XVII y XVIII, es decir, en la transición de la decadencia del periodo
feudal al capitalismo y aún hasta nuestros días, aparecieron los primeros pensadores del
sistema económico. Estos pensadores se plantearon, por primera ocasión, sobre las
circunstancias y factores que hacen de un país una nación próspera en términos
económicos. De este modo, estos primeros economistas, tratan de dar respuesta al
planteamiento anterior formulando así sus doctrinas económicas, dando inicio a lo que
hoy en día conocemos como doctrinas económicas. (Cruz, 2017)

CORRIENTE FISIÓCRATA (FISIOCRACIA)

El término fisiocracia proviene del griego y quiere decir “gobierno de la naturaleza”,


pues los fisiócratas consideraban que las leyes humanas debían estar en armonía con
las leyes de la naturaleza. Esto está relacionado con la idea de que sólo en las
actividades agrícolas la naturaleza posibilita que el producto obtenido sea mayor que los
insumos utilizados en la producción surgiendo así un excedente económico. Los

23
fisiócratas consideraban estériles las actividades como la manufactura o el comercio
donde la producción sólo sería suficiente para reponer los insumos utilizados. Los
fisiócratas se oponían a la doctrina económica imperante hasta entonces, el
mercantilismo, que postulaba que la riqueza y poder de un país dependían de la cantidad
de metales preciosos que hubiera acumulado, por lo que regularon el comercio
internacional para evitar la salida del país de las reservas de oro y plata. Los fisiócratas,
que creían en la existencia de una ley natural, defendían una política económica de
laissez-faire (o de no intervención pública en la economía) que según ellos produciría de
forma natural una sociedad próspera y virtuosa, y que por tanto era favorable al libre
cambio. También defendían que la agricultura era el único sector productivo capaz de
crear riqueza, mientras que el comercio y la industria tan sólo permitían la distribución de
esta riqueza; los fisiócratas estaban en contra de las políticas de comercio internacional
mercantilistas, favorecedoras del proteccionismo. (Plataforma Polivirtual, 2017)

CORRIENTE MERCANTILISTA (MERCANTILISMO)

Aunque es a partir del siglo XVI cuando aparecen las primeras teorías económicas
que dan forma a la doctrina mercantilista, no es sino hasta fines del siglo XVII cuando se
puede hablar propiamente de ella, pues es cuando toma cuerpo la doctrina económica
el mercantilismo entendido como enriquecimiento de las naciones mediante acumulación
de metales preciosos. (Plataforma Polivirtual, 2017)

Los rasgos esenciales del mercantilismo son: 1. La esencia de la actividad


económica se centra en la adquisición de monedas y metales de oro y plata como la
única forma que tiene el Estado para enriquecerse. 2. El mercantilismo es centralista al
considerar que es el propio Estado el que debe organizar y programar la adquisición de
metales preciosos. 3. Con el mercantilismo, aparece por primera vez el concepto de
balanza comercial, ya que los países se ven forzados a desarrollar al máximo las
exportaciones de productos pagaderos en oro y plata y reducir en lo posible las
importaciones que supongan pagos en este tipo de moneda. El mercantilismo propicia
una balanza comercial constantemente favorable. Esta doctrina implica una gran
dedicación al marco legal que regula la producción y el comercio, como vías de conseguir

24
una óptima organización que lo facilite: desarrollo de la infraestructura del país,
comunicaciones, puertos, desarrollos de mercados exteriores que absorban
exportaciones, etc. (Plataforma Polivirtual, 2017)

El mercantilismo fue una doctrina que se presentó entre los siglos XVII y XVIII, es
entendido como el enriquecimiento de las naciones mediante la acumulación de metales
preciosos. Las principales características de este pensamiento son: toda la actividad
económica se centra en la adquisición de monedas y metales como el oro y la plata para
el enriquecimiento del Estado. Se puede ver que el mercantilismo es una doctrina
centralista al considerar que es el propio Estado es el que debe programar y organizar
la adquisición de metales preciosos. Con esta doctrina se genera una balanza comercial
debido a que los países se ven forzados a desarrollar al máximo las exportaciones de
productos pagaderos en oro y plata y reducir en lo posible las importaciones. (Plataforma
Polivirtual, 2017)

LOS CLÁSICOS

La corriente clásica abarca más de un siglo del pensamiento económico y fue casi
exclusivamente británica en cuanto a su orientación y sus principales contribuidores. Las
tres obras más importantes del periodo clásico fueron: Inquiry into the nature and causes
of the wealth of nations (Adam Smith), On the principles of political economy and taxation
(David Ricardo) y Principles of political economy (John Stuart Mill). (Plataforma
Polivirtual, 2017)

El punto de vista clásico de un sistema económico prominentemente armonioso


contrasta por completo con la corriente mercantilista y escolástica respecto a que el
mercado se caracteriza por una falta de armonía que requiere de una intervención o
restricciones. Esta visión optimista del funcionamiento de los mercados con sus diversos
aspectos y ramificaciones es una de las principales peculiaridades del pensamiento
clásico. (Plataforma Polivirtual, 2017)

Aunque la concepción básica que tenían los clásicos era que existía una solución
armoniosa de los procesos económicos, estaban muy conscientes de los conflictos en la

25
sociedad, sobre todo entre los terratenientes y aquellos que defendían y que se
beneficiaban del crecimiento económico y el cambio. Una segunda característica de la
escuela clásica era su preocupación por el crecimiento económico, tenían una esencia
macroeconómica. La última característica unificadora de la economía significa otro
alejamiento notable respecto del pensamiento mercantilista, la de ellos era débil
confiaban en su capacidad para entender el funcionamiento de la economía. (Plataforma
Polivirtual, 2017)

MARXISMO

Marx pretendía desvelar las leyes inherentes al desarrollo del capitalismo. Creía que
cada época histórica se caracterizaba por un modo de producción específico que se
correspondía con el sistema de poder establecido y, por lo tanto, con una clase dirigente
en perpetuo conflicto con una clase oprimida. Así, la sociedad medieval estuvo
caracterizada por el modo de producción feudal, en el que la clase poseedora de la tierra
obtenía una plusvalía del campesinado que trabajaba aquélla. Las sucesivas
transiciones del sistema de esclavitud al feudalismo, y del feudalismo al capitalismo, se
produjeron cuando las fuerzas productivas (es decir, los grupos relacionados con el
trabajo y los medios de producción como las máquinas) no podían seguir desarrollándose
con las relaciones de producción existentes entre las distintas clases sociales. Así, la
crisis que afectó al feudalismo cuando el capitalismo necesitaba una creciente clase
trabajadora conllevó la eliminación de las bases legales e ideológicas tradicionales que
ataban a los siervos a la tierra. (Plataforma Polivirtual, 2017)

La relación fundamental del capitalismo, basada en salarios, parte de un contrato


entre partes jurídicamente iguales. Los propietarios del capital (capitalistas) pagan a los
trabajadores (el proletariado, poseedor únicamente de su fuerza de trabajo) salarios a
cambio de un número de horas de trabajo acordado. Esta relación disfraza una
desigualdad real: los capitalistas se benefician de parte de lo producido por los
trabajadores y no remunerado en sus salarios. Esta plusvalía generada en favor de la
clase capitalista proporciona a los propietarios del capital una gran riqueza y el control

26
sobre el desarrollo económico de la sociedad. De esta manera se están apropiando no
solamente de la riqueza, sino también del poder. (Plataforma Polivirtual, 2017)

La compleja superestructura política, el conjunto de leyes e ideologías, regula y


refuerza este tipo de relaciones sociales. En efecto, al poseer la plusvalía, los capitalistas
pueden acumular riqueza y poder, determinando la dirección que seguirá la sociedad.
Los bienes producidos mediante el sistema capitalista deben tener valor de uso, ya que,
de no tenerlo, no se podrían encontrar compradores; pero, para el capitalista, tienen que
tener valor de cambio: no se producen para el consumo del propio capitalista, sino para
que éste pueda intercambiarlos por dinero. (Plataforma Polivirtual, 2017)

Así, la producción capitalista es esencialmente una producción dirigida al intercambio


y no a la satisfacción de necesidades. La competencia hace que las empresas
capitalistas ineficaces vayan a la quiebra, y se tienda a la concentración de empresas y
la creación de monopolios, al tiempo que los mercados no dejan de crecer, pues las
técnicas productivas y las medios de intercambio están continuamente cambiando y
mejorando. (Plataforma Polivirtual, 2017)

Las crisis son un fenómeno inherente al capitalismo. Los capitalistas intentan


aumentar la intensidad de la jornada laboral y, en consecuencia, la productividad del
trabajo. Por su parte, los trabajadores, si están organizados, resistirán. Los capitalistas
intentarán ampliar los mercados, pero al mismo tiempo pagarán a sus trabajadores el
mínimo posible. Si lo consiguen, tanto el consumo como la demanda de los trabajadores
disminuirán, los mercados se reducirán y el capitalismo entrará en crisis. (Plataforma
Polivirtual, 2017)

NEOCLÁSICOS

La economía neoclásica es el producto de varias escuelas de pensamiento en


economía. No todos están de acuerdo acerca de a qué se denomina economía
neoclásica, lo que da como resultado que haya una amplia gama de aproximaciones
neoclásicas a varias áreas problemáticas y dominios; arrancando de las teorías del

27
trabajo hacia teorías de los cambios demográficos. E. Roy Weintraub expresa que la
economía neoclásica se basa en tres cuestiones: 1) Las personas tienen preferencias
racionales hacia los resultados que pueden ser identificados y asociados con un valor.
2) Los individuos maximizan la utilidad y las firmas maximizan la ganancia. 3) Las
personas actúan independientemente con base en información completa y relevante.
(Plataforma Polivirtual, 2017)

Los iniciadores de la escuela neoclásica son Carl Menger, Leon Walras, William
Stanley Jevons, Alfred Marshall. Sus formulaciones, como todas las de la primera
escuela neoclásica giran en torno al principio de utilidad marginal decreciente. Fundando
el subjetivismo de la Escuela austríaca, Menger se diferenció de sus contemporáneos al
considerar que el análisis económico debería partir del análisis de las necesidades
humanas y de las leyes que determinan la utilización de los recursos disponibles para
satisfacerlas. A diferencia de la escuela clásica considera que el valor de los bienes está
determinado por el deseo y la necesidad, y no por el costo de producción así como
tampoco la cuantía de trabajo que se haya empleado en producirlos. (Plataforma
Polivirtual, 2017)

KEYNESIANOS

La preocupación principal de la época es cómo poder conocer el comportamiento de


la economía global, utilizando otra aproximación que suplante el énfasis de los
neoclásicos, preocupados solamente por la conducta de los consumidores y de las firmas
empresarias. Por ello, el objetivo principal es determinar cómo se puede precisar “el nivel
del ingreso nacional y, consecuentemente, el nivel del empleo”. (Plataforma Polivirtual,
2017)

Keynes postuló que en ciertas situaciones es económicamente racional no gastar


dinero. Por ejemplo, si los precios están bajando es racional no comprar hoy porque con
el mismo dinero se comprará más la semana que viene. Por el mismo motivo, disminuye
la cantidad de gente interesada en utilizar préstamos (los ahorros de otros): si los precios
bajan, no sólo se comprará más la semana que viene sino que las tasas de interés,

28
sueldos, etc., serán menores. Igualmente, una baja del empleo o de los salarios puede
llevar a una baja en la demanda, y por lo tanto a una baja en la producción, llevando a
su vez a más desempleo. Así, sucede que la economía establece un punto de equilibrio
nuevo donde convive perfectamente en una situación lejana de la utilización óptima de
los medios de producción. Específicamente, en la década de los 30 del siglo XX, durante
la Gran Depresión con una alta tasa de paro (desempleo). (Plataforma Polivirtual, 2017)

La propuesta que Keynes eventualmente produjo -llamada socialista y siniestra por


los partidarios de la Escuela Austriaca- es la eliminación del poder de la escasez del
dinero, situación usada y exacerbada, en su opinión, por la acción de los “rentiers”
(especuladores, financistas o capitalistas) a través de la acumulación que les permite
demandar altas tasas de interés por su uso, lo que lleva, en su opinión, al “poder
progresivamente opresor de los capitalistas para explotar el valor de la escasez del
capital”. Esa eliminación se basa en dos medidas fundamentales: el abandono definitivo
del oro como moneda y su reemplazo con el sistema de divisa moderna, que se podría
llamar Dinero fiduciario pero que puede ser visto como un paso hacia la concepción del
dinero como Unidad de Cuenta. (Plataforma Polivirtual, 2017)

29
FUENTE DE INFORMACIÓN

 IPN. (2008). Modos de Producción. México D.F. Consultado el 17 de Marzo de


2016, página web de Polivirtual:
https://www.aulapolivirtual.ipn.mx/file.php/205/pdf/FE_u2_act1_modos_de_produ
ccion.pdf
 IPN. (2008). Doctrinas. México D.F. Consultado el 17 de Marzo de 2016, página
web de Polivirtual:
https://www.aulapolivirtual.ipn.mx/file.php/205/pdf/FE_u2_act2_doctrinas.pdf
 Kuczynski, Jürgen. (1976). Breve historia de la economía de la comunidad
primitiva al capitalismo contemporáneo. México. Ediciones de Cultura Popular.

30