Está en la página 1de 1

BREVE RESEÑA ACERCA DE LA IMPORTANCIA DEL CÓDICE MAYA DE DRESDE

El Códice de Dresde es posiblemente el manuscrito más antiguo del Nuevo Mundo; su datación corresponde a los Siglos XII o XIII de nuestra Era, pero podría ser el resultado de la copia sucesiva de textos unos 500 años anteriores, lo que remontaría sus orígenes hacia los Siglos VII u VIII.

Es el más elaborado y emblemático de los tres o cuatro libros Mayas que sobrevivieron hasta nuestros días y exhibe uno de los pocos sistemas originales de Escritura ideados a lo largo de la Historia Universal, que es considerado por los Epigrafistas como el más sofisticado de América.

Contiene registros Astronómicos y Cronológicos de precisión, fundamentados en unas Matemáticas muy avanzadas para su época, cuya base de cómputo era vigesimal, y representaba los logros Científicos e Intelectuales de una antigua Cultura, surgida en las profundidades de la selva Mesoamericana, capaz de descubrir de manera independiente el concepto del cero, y los sistemas numéricos de valor posicional.

Sus desarrollos Matemáticos incluían conceptos equivalentes a nuestros números negativos (ring numbers), tablas de múltiplos, sistemas de descomposición en factores primos, mínimo común múltiplo, regla de tres, Modelos de representación Astronómica, y la codificación implícita de valores decimales a través de relaciones entre números enteros.

(Los Matemáticos Mayas jamás expresaron fracciones decimales de forma explícita, pero la deducción natural de estas cifras es perfectamente viable cuando se analizan los eventos astronómicos descritos, en función de sus posibles factores enteros de repetición).

Sus estructuras Astronómicas y Ciclos Temporales evidencian un experto manejo del “Moderno” concepto Filosófico de las Teorías Holónicas (estructuras complejas que trascienden e incorporan estructuras o partes más simples, las cuales, a su vez, trascienden e incorporan a otras aun más sencillas).

Sus significativos avances en las Artes Plásticas, la Arquitectura y el manejo del espacio merecen un reconocimiento especial, y se encuentran magistralmente expuestos en la Iconografía y Diseño mismo del Códice: un extenso y colorido Documento Científico, Cultural y Religioso, profusamente ilustrado y convenientemente reducido al tamaño de un pequeño "manual de bolsillo", mediante pliegues que semejan un biombo o fuelle de acordeón, con acabados en cubiertas de cuero.

El Códice de Dresde podría considerarse, en consecuencia, como el más antiguo y singular Tratado Americano de Matemáticas y Ciencias Aplicadas –tanto Exactas, como Físicas y Naturales- ya que describe con sorprendente precisión y elegancia las principales posiciones celestes de todos los astros directamente divisables del Sistema Solar, anticipando por al menos ocho siglos al Modelo Heliocéntrico de Nicolás Copérnico, y por cerca de un milenio a las bases establecidas por Sir Isaac Newton para la Mecánica Clásica.

Ing. Carlos Barrera Atuesta, Bogotá, D.C., Colombia Todos los Derechos Reservados ~ 2010 ©