Está en la página 1de 12

C M Y CM MY CY CMY K

Rilce_28-1_Maquetación 1 21/09/11 14:29 Página 1

RILCE
REVISTA DE FILOLOGÍA HISPÁNICA
PAMPLONA. ESPAÑA / FUNDADA EN 1985 POR JESÚS CAÑEDO E IGNACIO ARELLANO
ISSN: 0213-2370 / 2012 / VOLUMEN 28.1 / ENERO - JUNIO

DIRECTOR / EDITOR /CONSEJO EDITORIAL / EDITORIAL


/ BOARD
Víctor García Ruiz Manuel Casado Óscar Loureda Lamas
UNIVERSIDAD DE NAVARRA UNIVERSIDAD DE NAVARRA UNIVERSIDAD DE HEIDELBERG
vgruiz@unav.es (ALEMANIA)
Francisco Javier Díaz de
Revenga Javier de Navascués
UNIVERSIDAD DE MURCIA (ESPAÑA) UNIVERSIDAD DE NAVARRA

CONSEJO DE REDACCIÓN David T. Gies Marc Vitse


UNIVERSIDAD DE VIRGINIA ( EE.UU.) UNIVERSIDAD DE TOULOUSE-LE
EDITORIAL BOARD MIRAIL. TOULOUSE 2 (FRANCIA)
DIRECTOR ADJUNTO
Luis T. González del Valle
UNIVERSIDAD DE TEMPLE EN
Ramón González PHILADELPHIA (EE.UU.)
UNIVERSIDAD DE NAVARRA
rgonzalez@unav.es
EDITOR ADJUNTO
Luis Galván CONSEJO ASESOR Y CIENTÍFICO
UNIVERSIDAD DE NAVARRA EDITORIAL
/ ADVISORY BOARD /
lrgalvan@unav.es
Ignacio Arellano Esperanza López Parada
EDITORES DE RESEÑAS UNIVERSIDAD DE NAVARRA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE
Miguel Zugasti (ESPAÑA)
UNIVERSIDAD DE NAVARRA
José María Enguita Utrilla
UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA María Antonia Martín
mzugasti@unav.es
(ESPAÑA) Zorraquino
Fernando Plata UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA
UNIVERSIDAD DE COLGATE (EE.UU) Ángel Esteban del Campo (ESPAÑA)
fplata@mail.colgate.edu UNIVERSIDAD DE GRANADA (ESPAÑA)
Emma Martinell
José Manuel González UNIVERSIDAD DE BARCELONA
Herrán (ESPAÑA)
UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE
COMPOSTELA (ESPAÑA) Klaus Pörtl
UNIVERSIDAD DE MAGUNCIA
Luciano García Lorenzo (ALEMANIA)
CSIC. MADRID ( ESPAÑA)
Leonardo Romero Tobar
Claudio García Turza UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA
UNIVERSIDAD DE LA RIOJA (ESPAÑA) (ESPAÑA)

José Manuel González José Ruano de la Haza


Calvo UNIVERSIDAD DE OTTAWA (CANADÁ)
UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA
(ESPAÑA) María Francisca Vilches de
Frutos
Salvador Gutiérrez CSIC. MADRID ( ESPAÑA)
Ordóñez
UNIVERSIDAD DE LEÓN (ESPAÑA) Juan Villegas
UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA
Ángel López García EN IRVINE (EE.UU.)
UNIVERSIDAD DE VALENCIA (ESPAÑA )
Rilce_28-1_Maquetación 1 21/09/11 14:29 Página 2

Redacción y Administración RILCE


Edificio Bibliotecas ES RECOGIDA REGULARMENTE EN:
Universidad de Navarra
. ARTS AND HUMANITIES CITATION INDEX
31009 Pamplona (España)
T 948 425600 . SOCIAL SCIENCES CITATION INDEX
F 948 425636 . SOCIAL SCISEARCH
rilce@unav.es
unav.es/rilce . JOURNAL CITATION REPORTS / SOCIAL
SCIENCES EDITION
Suscripciones
(WEB OF SCIENCE-ISI)
Mariana Moraes
rilce@unav.es . MLA BIBLIOGRAPHY (MODERN
LANGUAGES ASSOCIATION)
Edita
Servicio de Publicaciones . IBZ (INTERNATIONAL BIBLIOGRAPHY OF
de la Universidad de Navarra, S.A. PERIODICAL LITERATURE ON THE
Carretera del Sadar, s/n HUMANITIES AND SOCIAL SCIENCES)
Campus Universitario . IBR (INTERNATIONAL BIBLIOGRAPHY OF
31009 Pamplona (España) BOOK REVIEWS OF SCHOLARLY
T. 948 425600 LITERATURE ON THE HUMANITIES AND
SOCIAL SCIENCES)
Precios 2012
España . ISOC (CIENCIAS SOCIALES Y
1 año, 2 números / 16 € HUMANIDADES)
Número suelto / 13 € . LLBA (LINGUISTIC AND LANGUAGE
Unión Europea BEHAVIOUR ABSTRACTS)
1 año, 2 números / 33 € . SCOPUS (ELSEVIER BIBLIOGRAPHIC
Número suelto / 16 € DATABASES)
Diseño y Maquetación . PIO (PERIODICAL INDEX ONLINE)
Ken
. THE YEAR’S WORK IN MODERN
Imprime LANGUAGE STUDIES
GraphyCems
D.L.: NA 0811-1986
Periodicidad
Semestral
Abril y octubre

Las opiniones expuestas en los trabajos


publicados por la Revista son de la
exclusiva responsabilidad de sus autores.
Rilce_28-1_Maquetación 1 21/09/11 14:29 Página 3

Identidad y representación
en el discurso autobiográfico

Rilce. Revista de Filología Hispánica


28.1 (2012)

EDITORAS
M.a PILAR SAIZ CERREDA
ROSALÍA BAENA
Rilce_28-1_Maquetación 1 21/09/11 14:29 Página 5

RILCE
REVISTA DE FILOLOGÍA HISPÁNICA
2012 / VOLUMEN 28.1 / ENERO - JUNIO / ISSN: 0213-2370

INTRODUCCIÓN
M.ª Pilar SAIZ CERREDA
Identidad y representación en el discurso autobiográfico 8-17

DOCUMENTOS
Georges GUSDORF
La autenticidad 18-48

ENTREVISTA
M.ª Pilar SAIZ CERREDA
Tres preguntas a Philippe Lejeune 49-56

RETAZOS AUTO/BIOGRÁFICOS
Anna CABALLÉ
‘Pasé la mañana escribiendo’: el diario de Zenobia Camprubí (1937-1956) 57-73

Antonio MORENO
Las confesiones discretas: el refugio literario de la intimidad 74-81

Philippe LEJEUNE
De la autobiografía al diario: historia de una deriva 82-88

ARTÍCULOS
Íñigo BARBANCHO
La autobiografía del ‘agotamiento’: perspectivas teóricas y
prácticas de la relación entre la Weltanschauung postmoderna
y el género autobiográfico 89-105

Efrén CUEVAS
El cine autobiográfico en España: una panorámica 106-25

Francisco Aurelio ESTÉVEZ REGIDOR


La cuestión autobiográfica. Teoría de un género a la luz
de una relación de méritos 126-42

5
Rilce_28-1_Maquetación 1 21/09/11 14:29 Página 6

Gabriel INSAUSTI
Los espejos de Cernuda: su relación con Salinas a la luz de los epistolarios 143-67

Alicia MOLERO DE LA IGLESIA


Modelos culturales y estética de la identidad 168-84

Luigi PATRUNO
Escribir al regreso: sobre Notas en vivo (sep-oct. 1982) de Juan José Saer 185-202

Fernando ROMERA GALÁN


Antimodernidad y autobiografía en la literatura contemporánea en España 203-22

José Manuel TRABADO CABADO


Construcción narrativa e identidad gráfica en el cómic autobiográfico:
retratos del artista como joven dibujante 223-56

Oswaldo ZAVALA
La síntesis y su trascendencia: Sergio Pitol, la escritura autobiográfica
y el fin del occidentalismo 257-72

RESEÑAS / REVIEWS

Bécquer, Gustavo Adolfo. Rimas y Leyendas. Adriana Martins Frias 273-76


Calderón de la Barca, Pedro. Los alimentos del hombre.
José Elías Gutiérrez Meza 276-79
Depetris, Carolina. La escritura de los viajes: del diario cartográfico
a la literatura. Amilcar Torrão Filho 279-83
Folger, Robert. Picaresque and Bureaucracy: “Lazarillo de Tormes”.
Antonio Sánchez Jiménez 284-87
Garrido Gallardo, Miguel Ángel. Diccionario español de términos
literarios (DETLI): elenco de términos.
Marcelo Rosende 287-90
Gaviño Rodríguez. Español coloquial: pragmática de lo cotidiano.
Ana Gorría 291-94
Grohmann, Alexis, y Maarten Steenmeijer. Allí donde uno diría
que ya no puede haber nada: “Tu rostro mañana” de Javier Marías.
Raúl Ciriza Barea 294-99
Martínez Díaz, Alicia Nila, y Esther Navío Castellano, eds.
Literaturas de la (pos)modernidad.
Rosa Fernández Urtasun 299-303

6
Rilce_28-1_Maquetación 1 21/09/11 14:29 Página 7

Neira, Julio. Manuel Altolaguirre, impresor y editor.


Juan Carlos Abril 303-07
Olivares, Julián, ed. Tras el espejo la musa escribe: Studies on
Women’s Poetry of the Golden Age. Enrique García Santo-Tomás 307-10
Pedraza Jiménez, Felipe B. Lope de Vega: pasiones, obra y fortuna
del “monstruo de naturaleza”. Alicia López de José 310-12
Ríos Carratalá, Juan A. La obra literaria de Rafael Azcona.
Pablo Echart 312-17
Saen de Casas, María del Carmen. La imagen literaria de
Carlos V en sus crónicas castellanas. Fernando Plata 318-20
Safier, Neil. Measuring the New World: Enlightenment Science
and South America. Enrique García Santo-Tomás 320-22
Varios. Comedias Burlescas del Siglo de Oro.
Arturo García Cruz 322-27
Weber, Alison, ed. Teresa of Ávila and the Spanish Mystics.
Carmen Saen de Casas 327-33

SUMARIO ANALÍTICO / ANALITYCAL SUMMARY 334-42


INSTRUCCIONES A LOS AUTORES.
NORMAS EDITORIALES Y ESTILO 343-44
SOBRE EL PROCESO DE EVALUACIÓN DE RILCE 345

7
Rilce_28-1_Maquetación 1 21/09/11 14:29 Página 299

RESEÑAS

miento ético e histórico en una novela novela, pues son cincuenta y seis las
que está situada en el centro de la ac- páginas dedicadas a la recopilación, lo
tualidad política española en este mo- que Iriarte denomina el “pensamiento
mento en que está abierto el debate literario” (309) del autor. Desde Sha-
sobre la memoria histórica. “Las pre- kespeare o Byron, hasta películas con-
guntas centrales que plantea Tu rostro temporáneas como Babe, el cerdito va-
mañana son,” dice Faber, “las mismas liente, todo cabe en la obra magna de
con las que se enfrentan hoy los espa- Javier Marías.
ñoles al reescribir su propia historia
reciente” (204). Tu rostro mañana de- Raúl Ciriza Barea
muestra que hay pocos medios más Universidad de Navarra
aptos que la ficción para enfrentarse
de forma matizada al complejo moral
y político de la violencia civil. Isabel
Cuñado también profundiza en este Martínez Díaz, Alicia Nila, y Esther
aspecto histórico, en el recuerdo de la Navío Castellano
guerra civil no de las personas que vi- eds. Literaturas de la (pos)modernidad.
vieron el horror, sino a través de es- Madrid: Fragua, 2010. 292 pp. (ISBN:
cuchar sus historias. José María Po- 978-84-7074-328-3)
zuelo Yvancos cierra este debate con
su estudio Violencia, olvido y memoria, Aunque son ya frecuentes los libros
que engarza varios de los temas que que abordan el tema de la posmoder-
han sido mencionados anteriormente. nidad, no son tan habituales los escri-
De entrada, la violencia como base de tos en los que se vea el influjo que ha
la novela, y la lucha entre el olvido y tenido en la literatura española. En
la memoria que se da en sus páginas. este volumen, una serie de estudiosos,
Utiliza la alegoría de un río para ex- en su mayoría jóvenes investigadores
presar la idea de Tu rostro mañana de la Universidad Complutense de
como una realidad en progreso, de tal Madrid, hace un recorrido por el pa-
forma que solo al final del mismo se norama literario de la posmodernidad
puede comprender el sentido de to- en el que junto con unas calas en al-
dos los ingredientes que ha ido to- gunas de las figuras más destacadas de
mando a su paso. este movimiento global, encontramos
Antonio Iriarte, para culminar el artículos dedicados a escritores espa-
volumen, recoge las citas ajenas que ñoles contemporáneos.
aparecen en Tu rostro mañana. Este Íñigo Barbancho recuerda breve-
estudio da una idea de lo colosal de la mente en el prólogo algunos de los

RILCE 28.1 (2012) 299


Rilce_28-1_Maquetación 1 21/09/11 14:29 Página 300

RESEÑAS

hitos que se han considerado decisi- pasado en ocasiones desde los presu-
vos en el comienzo de la postmoder- puestos modernistas, que de algún
nidad, mostrando cómo se sustenta en modo sobreviven en sus obras. Tam-
un pensamiento de carácter provoca- bién Carlos Primo en su artículo
dor, desconfiado y desafiante. Deja muestra que, a pesar de la inestabili-
entrever que la estructura del libro en dad de las estructuras posmodernas,
tres partes responde a tres modalida- puede darse esta misma continuidad
des que estas características pueden dentro de la obra de un autor. Explica
adoptar desde el punto de vista crea- cómo desde Higiene del asesino, su pri-
tivo: cuestionar los grandes relatos to- mera novela, Amélie Nothomb se
talizadores, cuestionar el canon (de- mueve en un universo propio, pecu-
jando entrar en él los géneros popu- liar y reconocible, inequívocamente
lares y a los medios de comunicación contemporáneo, del que destaca as-
de masas) y cuestionar el sujeto, el yo. pectos como la muestra de la perver-
La primera parte, “Fragmentos, sidad de la lógica inhumana, la infan-
reescrituras y perplejidades”, co- cia como paraíso perdido, la relación
mienza precisamente con un artículo entre la sublimación y la humillación
dedicado a Enrique Vila-Matas y su o los desórdenes de la alimentación.
Historia abreviada de la literatura por- Cierra este primer conjunto de traba-
tátil. Explica Cristina Oñoro cómo en jos el de Guadalupe Arbona, una de
esta obra el autor pone en evidencia las mayores estudiosas contemporá-
que no se puede asegurar que la his- neas del género del cuento. En el es-
toria y la ficción tengan un estatuto tudio que aporta a este libro distingue
ontológico o epistemológico dife- entre el fragmento estático replegado
rente, demostrando en última instan- sobre sí mismo y aquel dinámico que
cia que sin ficción no hay historia. En remite a la totalidad (mostrándola, sin
su estudio de Perdido en la casa encan- pretender abarcarla). Muestra alguna
tada, de John Barth, Eduardo Muñoz de las formas de apertura que pueden
se pregunta si la postmodernidad su- tener los cuentos que pertenecen al
pone un radical cambio de paradigma segundo grupo marcando su carácter
frente a la modernidad. Tras hacer de desafío, que ejemplifica con relatos
una serie de revisiones a los intertex- de Jorge Luis Borges, Flannery
tos presentes en la obra, especial- O’Connor y José Jiménez Lozano.
mente los de carácter mítico, con- La segunda parte del libro está
cluye que no, ya que al desconfiar en dedicada a los “Géneros populares,
la posibilidad de encontrar un sen- artes visuales y medios: diálogos y
tido, los autores visitan de nuevo el complicidades en la sociedad de ma-

300 RILCE 28.1 (2012)


Rilce_28-1_Maquetación 1 21/09/11 14:29 Página 301

RESEÑAS

sas”. La presencia de escritores espa- gunda parte es el de Esther Navío,


ñoles es muy amplia en este grupo. quien recupera un largo catálogo de
Hay dos artículos dedicados a José Ji- intertextualidades cinematográficas en
ménez Lozano: Alicia Nila Martínez dos obras de Antonio Muñoz Molina:
estudia la novela Agua de Noria, de gé- El invierno en Lisboa y Beltenebros.
nero policiaco, que cuestiona si la Muestra con ello cómo el imaginario
ciencia es ajena a la moral, centrán- del cine y su lógica han permeado el
dose en personajes cuya conducta son modo de escribir la novela contempo-
reflejo de toda una sociedad. Por su ránea según modelos ajenos a la tradi-
parte, Blanca Álvarez de Toledo mues- ción literaria pero que confluyen con
tra cómo se diluyen las fronteras ge- ella en temas, motivos y modelos.
néricas en los artículos que este Pre- También Javier Sánchez-Arjona
mio Cervantes publicó en ABC desde profundiza en el diálogo que la litera-
1993 hasta 2005. Antonio Ayuso, ex- tura establece en la posmodernidad
perto en narrativa femenina contem- con las artes visuales, aunque en su
poránea, trata a su vez un problema caso se trata de pintura. Trabaja la éc-
genérico, el de los cuentos de hadas, frasis y la alegoría en una obra de tí-
en la obra de Ana María Matute, y en tulo muy sugerente en este sentido,
concreto en El verdadero final de la Be- Natura morta, de Josef Wrinkler. La
lla Durmiente. La recuperación de las referencia al bodegón no alude sola-
obras populares y su reconocimiento mente a un género pictórico, habla
en el canon (la antijerarquización del asimismo de una época, el barroco,
paradigma) es una de las característi- que tantas veces se ha relacionado con
cas de la postmodernidad. Además, en el momento presente. Ejemplifica
el caso de los cuentos infantiles, las muy bien el carácter heterogéneo de
versiones originales deparan muchas la postmodernidad el hecho de que
sorpresas a quienes solo conocen las Carolina Fernández trabaje igual-
modernas ediciones edulcoradas. mente las relaciones de la literatura
Ayuso trata de recuperar la figura de con un medio visual al reflexionar so-
Matute, durante mucho tiempo en- bre las posibilidades narrativas que
tendida como secundaria por dedi- presenta el futuro de las comunica-
carse a la literatura infantil y juvenil, ciones multimedia. En su caso, ade-
mostrando cómo ha sabido aportar a más, presenta la escritura digital, y su
los esquemas tradicionales del cuento estructura de hipertexto, como mues-
características modernas, personales y tras de una escritura abierta, frag-
existenciales. El último artículo dedi- mentada, indeterminada, en ocasio-
cado a autores españoles de esta se- nes laberíntica.

RILCE 28.1 (2012) 301


Rilce_28-1_Maquetación 1 21/09/11 14:29 Página 302

RESEÑAS

Como ha quedado dicho, la ter- ciente (y necesita serlo) de la fugaci-


cera parte profundiza en “La crisis del dad de la vida y la inconsistencia de
sujeto moderno: el espejo deshabi- sus acciones, pero al tiempo se rebela,
tado”. La metáfora del título aparece porque su voluntad busca dar peso a
de manera explícita en el primer artí- su existencia.
culo, de Íñigo Barbancho, en el que el El volumen concluye con la
autor analiza “El tema del mundo transcripción de un diálogo entre Án-
perdido en Austerlitz, de W.G. Se- gel García Galiano, crítico literario,
bald”. En esta novela el escritor ale- profesor y novelista, y Francisco So-
mán presenta un pueblo sumergido lano, narrador, que publicó en 2006
en un lago, en cuya superficie se re- Rastros de nadie, una obra que busca
fleja el protagonista. En esta mirada, cuestionar las nociones de autoridad
en la que se intenta llegar a una refe- relacionadas con la obra literaria:
rencia y que solo devuelve la imagen muestra la insuficiencia de la escritura
del yo, pura apariencia, queda suge- como método de conocimiento, la in-
rida la idea de un mundo falso. Tam- suficiencia de la crítica, que puede lle-
bién aparece con frecuencia el espejo gar a ver los mecanismos del texto
en Diabulus in musica, novela de Es- pero no la verdad del sujeto que lo es-
pido Freire que estudia Ana María cribe, y la insuficiencia del lector que
Gómez-Elegido. La protagonista habitualmente consume la novela sin
contempla en él el reflejo de su ima- desarrollar ningún discurso sugerido
gen física, pero en muchas ocasiones por ella. Al hilo de las palabras de So-
termina “observando algo mucho más lano y García Galiano, como es ló-
allá”. En esos momentos de reflexión, gico, van apareciendo muchos de los
la voz narradora va construyendo y temas tratados a lo largo del volumen
reconstruyendo el discurso de su his- que aquí reseño: la identidad, la gra-
toria, en la que las máscaras, los ocul- mática como ilusión de sentido, el
tamientos, las apariencias, parecen fragmento, la nostalgia como deseo
mostrar pero ocultan identidades que de volver a casa y recuperar el hogar.
no llegan a encontrarse. En las obras Literaturas de la (pos)modernidad
de Julio Ramón Ribeyro, que analiza presenta en su conjunto una serie de
Paloma Torres, esa ausencia de centro perspectivas complementarias sobre
se trata de una condición existencial el momento literario en el que nos
necesaria para el arte. Esta misma pa- encontramos. Los artículos son de ca-
radoja la subraya Eva Ariza al exami- lidad variable, debido en gran parte a
nar La insoportable levedad del ser (Mi- la juventud de la mayoría de sus auto-
lan Kundera): el hombre es cons- res, que se encuentran en fases de for-

302 RILCE 28.1 (2012)


Rilce_28-1_Maquetación 1 21/09/11 14:29 Página 303

RESEÑAS

mación diversas. Pero no deja de ser prenta Sur y la revista Litoral, ancla-
una iniciativa valiente que muestra su das en Málaga, principalmente en la
inquietud intelectual y su capacidad Calle San Lorenzo 12. Este hito de
de diálogo con las últimas tendencias nuestra historia reciente solo pudo
teóricas y críticas. llevarse a cabo a través del impulso de
estos dos jóvenes altruistas que por
Rosa Fernández Urtasun amor a la poesía –a la Poesía con ma-
Universidad de Navarra yúsculas, podríamos decir– entrega-
ron su vida y sus esfuerzos para la
posteridad. Y lo hicieron muy bien,
extraordinariamente bien. Optimiza-
Neira, Julio ban los recursos y editaban con so-
Manuel Altolaguirre, impresor y editor. Ma- briedad y rigor expresivo, con estilo
drid: Consejo Social de la Universidad de inconfundible, primeramente si-
Málaga / Publicaciones de la Residencia guiendo la estela juanramoniana de
de Estudiantes, 2009. 709 pp. (ISBN: sus publicaciones, y posteriormente
978-84-95078-65-0) haciendo de esa interpretación de JRJ
un sello propio y singular. El de Mo-
Manuel Altolaguirre es una figura li- guer había marcado el camino de la
teraria y vital muy interesante, un renovación gráfica en España y los
personaje que podríamos calificar – malagueños solo tuvieron –supieron–
sin temor a equivocarnos– como apa- recoger la estela. Y eso solo se puede
sionante, atractivo para todo aquel hacer desde el amor por los textos im-
que ame la literatura, la poesía, y co- presos, desde el amor de la composi-
nozca un poco su trayectoria y lo que ción y la maquetación, los quebrade-
significó. Manuel Altolaguirre se ros de cabeza por las erratas cuando
formó un nombre propio en la histo- las cosas no salen del todo bien –
ria de la literatura del siglo XX, una como en el primer número de Lito-
suerte de marbete de calidad, pues ral– y desde el trabajo que suponía es-
todo lo que tocaba lo convertía en tar horas y horas componiendo y re-
joya bibliográfica. componiendo, cuando no tenían más
Con motivo del centenario de su que unos pocos juegos de letras –las
nacimiento, en 2005, se celebraron cajas de tipos con las letras de plomo–
diversos congresos y se editaron catá- que, por entonces, eran carísimos.
logos que le resituaron como impul- ¿Qué habrían editado hoy Manuel
sor de la Generación del 27, junto a Altolaguirre y Emilio Prados si tuvie-
Emilio Prados, al frente de la Im- ran los medios de que disponemos?

RILCE 28.1 (2012) 303

También podría gustarte