Está en la página 1de 71

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTES


ZONA EDUCATIVA PORTUGUESA
DIVISÓN DE CULTURA

BOLÍVAR,
CANTOS, RELATOS,
POEMAS
Y
TEATRO

RECOPILACIÓN
SELECCIÓN

CORNELIO QUAST

PORTUGUESA, SEPTIEMBRE DE 2001.


INDICE

-
INTRODUCCIÓN....................................................................................................3
1.-NIÑO SIMON. NANCY SEIJAS. ACARIGUA................................................4
2.- BOLÍVAR EN UN LIBRO DE LECTURA. AQUILES NAZOA........................................5
3.-ESTE NIÑO DON SIMÓN. MANUEL FELIPE RUGELES................................................6
4.-CREDO. MIGUEL ANGEL ASTURIAS................................................................................7
5.-EL MAJADERO. IVÁN PEREZ ROSSI..........................................................……………...8
6.- RELÁFICA DE LA NEGRA HIPÓLITA. ANDRÉS ELOY BLANCO..............................9
7.-SONETO A BOLÍVAR. LUIS LLOREN TORRES.............................................................10
8.- CANTATA POPULAR BOLIVARIANA. CHELIQUE SARABIA..................................11
9.- BOLÍVAR TOMA MI CANTO. ENRIQUETA ARVELO LA RIVA...............................12
10.- EL LIBERTADOR. MIGUEL OTERO SILVA................................................................13
11.CANTO PERSONAL A UN BOLÍVAR DE CARNE Y HUESO. E. S..............................14
12.- EL VIAJERO. JOSÉ MARTÍ..............................................................................................16
13.- BUSCANDO A BOLÍVAR. ANDRÉS ELOY BLANCO..................................................17
14.-A BOLÍVAR. JOSÉ PÍO TAMAYO....................................................................................18
15.- IMPRECACIÓN A BOLÍVAR. PÍO TAMAYO...............................................................19
16.- BOLÍVAR. EDUARDO RAMÓN ESPINOZA.................................................................20
17.- UN CANTO A BOLÍVAR. PABLO NERUDA..................................................................21
18.- CANCIÓN BOLIVARIANA. ALÍ PRIMERA..................................................................23
19.- SANGUEO PARA EL REGRESO. ALÍ PRIMERA.......................................................26
20.- EN UN 5 DE JULIO. MARÍA TERESA LATOUCHE....................................................27
21.-EL FANTASMA DE TU ESPÍRITU GUERRERO. GAITA...........................................28
22.- VIVA VENEZUELA. UN SOLO PUEBLO.......................................................................29
23.-VENEZOLANO DE LA BOCA PARA FUERA................................................................30
24.- BOLIVAR: SOL DE AMERICA. PAUSOLINO DUARTE BLANCO..........................31
25.- BOLÍVAR: SOL. RODOLFO GOMÉZ......ACARIGUA.................................................32
26.-MI GENIO, MI SIMÓN. MANUELA SÁENZ...................................................................33
27.- CARTA A SIMÓN. MANUELA SÁENZ...........................................................................34
28.- A LA DULCE Y ADORADA MANUELITA. S BOLÍVAR.............................................36
29.- JURAMENTO BOLIVARIANO. ELBA HERNÁNDEZ DE YÁNEZ...........................37
30.- MENSAJES DE NUESTROS ADOLESCENTES Y JÓVENES SOBRE
BOLIVAR..............................................................................................................................38
31.- BOLÍVAR, RODRÍGUEZ Y ZAMORA NUNCA HAN MUERTO PORQUE VZLA
VIVE.
OBRA DE TEATRO DE AMÉRICA BRACHO. ADAPTACIÓN DE
CORNELIO QUAST............................................................................................................40
32.- VIGENCIA DEL PENSAMIENTO DE SIMON BOLIVAR. S. MONCADA................44
33.- LA PATRIA ESAMERICA. HIMNO..........................................................51
34.- CAMINEMOS POR EL NUEVO CAMINO DE LA HISTORIA.............52

2
INTRODUCCIÓN

Los 31 “Cantos, Relatos, Teatro y Poemas a Bolívar” que presentamos a


continuación han sido seleccionados con el fín de ser utilizados pedagógicamente, unos
en la Primera, otros en la Segunda y otros en la Tercera Etapa, Ciclo Diversificado y Pre-
Grado. También en la educación no formal y no convencional con nuestras comunidades
educativas.

Con ellos se puede ejercitar la lectura, la memoria, el análisis y reflexión, la escritura,


la ortografía, el enriquecimiento del vocabulario, la redacción, el parafraseo, la
sensibilidad literaria y poética, la creatividad, el estudio de nuestra historia y geografía, la
investigación sobre la vida, contexto y obra de sus protagonistas y actores, la visión y
percepción que nuestro pueblo tiene de ellos y de sí mismos y la ejercitación de un sin fin
de habilidades y destrezas, actitudes y valores necesarios para el desarrollo integral de
nuestros educandos, educadores y comunidades.

Con ellos es posible organizar con gran provecho, como lo hemos venido haciendo
estos últimos cinco años, carteles, carteleras, foros, actos culturales, Lunes Cívicos,
composiciones, dibujos y pinturas ilustrativos de cada uno de ellos, murales, periódicos
murales, recreación de nuevos cantos, poemas, cartas a Bolívar, dramatizaciones, obras
de teatro y otra infinidad de actividades educativas que nos llevan a afianzar nuestra
identidad y conciencia nacional y latinoamericana.

Al finalizar esta compilación presentamos sólo algunas de las expresiones profundas


de nuestros adolescentes y jóvenes, entresacadas de sus “Cartas imaginarias a Bolívar”
que revelan la visión, percepción y nivel de identificación-relación de ellos con el Padre
de la República, ellas pueden constituir también un excelente insumo pedagógico para la
investigación, análisis y reflexión, tanto de docentes como de alumnos.

Esperamos que el uso y re-creación de esta modesta selección y la investigación


-acción permanente sobre el contexto, la vida, el pensamiento y la acción de Bolívar y de
nuestros libertadores contribuyan a aproximarnos cada vez más a un Bolívar y a hombres
y mujeres de “carne y hueso” como los percibe Efraín Subero y sobre todo con el
fortalecimiento de nuestra Identidad Bolivariana, nacional y latinoamericana.

3
NIÑO SIMÓN
(NANCY SEIJAS. ACARIGUA)

I.- ERA UN NIÑO DE LEYENDA MI SIMÓN


EN EL PATIO DE CARACAS
SUS IDEALES CONSTRUYÓ
SUEÑA SUEÑOS TUS HAZAÑAS
QUE MATEA CON SU CANTO ARRULLÓ
EN CABALLO CABALGANDO POR AMÉRICA VIVIÓ.

CORO:
DUERME NIÑO SIMÓN,
DUERME MI CORAZÓN,
DUERME QUE DE COLOMBIA,
LIBERTADOR, LIBERTADOR.(BIS)

EI.-ERA UN NIÑO LIBERTARIO, MI SIMÓN


EN EL PATIO DE CARACAS SUS IDEALES
YA DECIDÍA LIBERAR
Y LA HISTORIA HA DEMOSTRADO
QUE SUS SUEÑOS DE INDEPENDENCIA NOS DIÓ,
COLOMBIA, PERÚ Y BOLIVIA, VENEZUELA Y ECUADOR.

CORO:
DUERME, NIÑO SIMÓN…..

SE REPITE…

BOLÍVAR EN UN LIBRO DE LECTURA

4
(AQUILES NAZOA)

5
CUANDO EN SU ESBELTA ALFARJÍA CUANDO EL AGUACERO FRÍO
SURGE LA AURORA MOJADA SUS ROTAS CÁNTARAS VIERTE
PARA TENDER SU MIRADA Y EN TORONJILES CONVIERTE
SOBRE LOS CAMPOS DEL DÍA LAS CANDELAS DEL ESTÍO.
Y EN LA TEMPRANA HERRERÍA CUANDO LA TIERRA ES PLANTÍO
DESPIERTA EL YUNQUE CANTOR CON ALTAS HIERBAS DE OLOR
PORQUEHABLAENLENGUAJEDEAMOR ESTE TIEMPO LABRADOR
Y POR CLARO Y POR FECUNDO QUE ABRIL CANTANDO INAUGURA
SE LLAMA ENTONCES EL MUNDO SE LLAMA POR SU HERMOSURA
BOLÍVAR,LIBERTADOR. BOLÍVAR, LIBERTADOR.

CUANDO OBEDIENTE AL ANZUELO MI PATRIA Y SUS CASERÍOS


DERRAMA EL MAR EN LA ORILLA SUS PETRÓLEOS TORRENCIALES
SUS PESCADITOS DE HIELO SUS COMARCAS VEGETALES
SOBRE LA ARENA AMARILLA Y SU TUMULTO DE RÍOS
PORQUE NO ES OTRO SU ANHELO SALINAS Y LABRANTÍOS
QUE DAR DE SÍ LO MEJOR ANIMAL DE LABOR
UN NOMBRE TIENE DE HONOR LLANTO, JÚBILO Y SUDOR
Y SU APELLIDO ES DE MAR DE MI TIERRA Y DE SU GENTE
LO LLAMA EL AIRE AL PASAR SE LLAMAN SENCILLAMENTE
BOLÍVAR, LIBERTADOR. BOLÍVAR,LIBERTADOR.

6
ESTE NIÑO DON SIMÓN
(MANUEL FELIPE RUGELES)

EL NIÑO SIMÓN BOLIVAR,


TOCABA ALEGRE TAMBOR
EN UN PATIO DE GRANADOS
EN UN PATIO DE GRANADOS
QUE SIEMPRE ESTABAN EN FLOR..

MONTÓ DESPUÉS A CABALLO


DICEN QUE EN POTRO VELOZ.
POR CAMPOS DE SAN MATEO
POR CAMPOS DE SAN MATEO
ERA EL JINETE MEJOR.

PERO UN DÍA SE HIZO GRANDE


EL QUE FUE NIÑO SIMÓN
Y A CABALLO SIGUE ANDANDO
Y A CABALLO SIGUE ANDANDO
SIN FATIGA EL SOÑADOR.

DE ANGOSTURA HASTA BOLIVIA


FUE GUERRERO Y VENCEDOR
POR EL LLANO Y POR LA SIERRA
POR EL LLANO Y POR LA SIERRA,
CON LA LLUVIA Y CON EL SOL.

7
A CABALLO ANDA EN LA HISTORIA
ESTE NIÑO DON SIMÓN.
COMO ANDUVO POR AMÉRICA
CUANDO ERA LIBERTADOR.

CREDO
MIGUEL ANGEL ASTURIAS
( GUATEMALTECO, PREMIO NOBEL LITERATURA 1.977)

CREO EN LA LIBERTAD, MADRE DE AMÉRICA,


CREADORA DE MARES DULCES EN LA TIERRA
Y EN BOLÍVAR SU HIJO, SEÑOR NUESTRO,
PERO QUE NACIÓ EN VENEZUELA
PADECIÓ BAJO EL PODER ESPAÑOL,
FUE COMBATIDO, SINTIÓSE MUERTO SOBRE EL CHIMBORAZO
Y CON EL IRIS DESCENDIÓ A LOS INFIERNOS.

RESUCITÓ A LA VOZ DE COLOMBIA


TOCÓ AL ETERNO CON SUS MANOS
Y ESTÁ PARADO JUNTO A DIOS.

NO NOS JUZGUES BOLÍVAR


ANTES DEL DÍA ÚLTIMO
PORQUE CREEMOS EN LA COMUNIÓN DE LOS HOMBRES
QUE COMULGAN CON EL PUEBLO.
SÓLO EL PUEBLO HACE LIBRES A LOS HOMBRES.
PROCLAMAMOS GUERRA A MUERTE
Y SIN PERDÓN A LOS TIRANOS.
CREEMOS EN LA RESURRECCIÓN DE LOS HÉROES
Y EN LA VIDA PERDURABLE DE LOS HOMBRES

8
QUE COMO TÚ, LIBERTADOR, NO MUEREN:
CIERRAN LOS OJOS Y SE QUEDAN VELANDO.

EL MAJADERO

(IVAN PEREZ ROSSI- SERENATA GUAYANESA)

EL LIBERTADOR EL GENERAL BOLÍVAR


ES UN MAJADERO CABALGA HISTORIAS
CRISTO Y DON QUIJOTE HIZO LA INDEPENDENCIA,
SON SUS COMPAÑEROS. HIZO LA INDEPENDENCIA
PARA LA GLORIA.

EL GENERAL BOLÍVAR EL GENERAL BOLÍVAR


TIENE UNA ESPADA PIENSA EN MANUELA
DE SUEÑOS Y ESPERANZAS, Y EL AMOR DE SU VIDA,
DE SUEÑOS Y ESPERANZAS Y EL AMOR DE SU VIDA
ESTÁ SEMBRADA. ES VENEZUELA.

EL GENERAL BOLÍVAR
EL GENERAL BOLÍVAR, CRUZA LOS ANDES,
SU SANGRE VIERTE LA PATRIA ES LO PRIMERO,
LUCHANDO POR LA PATRIA LA PATRIA ES LO PRIMERO,
LUCHANDO POR LA PATRIA CUANDO SE ES GRANDE.
VENCIÓ A LA MUERTE.
EL GENERAL BOLÍVAR,
ES EL GUERRERO

9
LIBERTADOR DE PUEBLOS POR MAJADERO.
LIBERTADOR DE PUEBLOS,
.

RELÁFICA DE LA NEGRA HIPÓLITA

ANDRÉS ELOY BLANCO

¿UTÉ HA VISTO?
LE VA A PEGÁ. MI NIÑO SIMÓN ES MALO
¿Y PORQUE LE VA A PEGÁ? MI NIÑO SIMÓN ES EL DIABLO,
¿POR QUÉ UTÉ É SU MAMÁ? MI NIÑO SIMÓN ES LA INCORRECCIÓN
MAMÁ SOMOS LAS DOS. DE LA INCORRECCIÓN.
NO MELE PEGUE AL NIÑO PERO É QUE UTÉ NO SABE,
DOÑA CONCEPCIÓN UTÉ NO SABE CÓMO HAY GENTE MALA
DÉJEMELO MALUCO MI AMA CONCEPCIÓN.
DÉJEMELO GROSERO QUE VIENE LO BLANCO MALO,
DÉJEMELO LAMBÍO QUE VIENE LO NEGRO MALO,
DÉJEMELO PEGÓN. QUE VIENE LO GRANDE MALO,
QUE LE VA A PEGÁ A LOS BLANCOS, AHÍ TÁ, ÉL PEGAO
QUE LE VA A PEGÁ A LOS NEGROS, QUE LE BRINCA A LA BEMBA
QUE LE VA A PEGA A TOOS. QUE LE BRINCA AL GUARGUERO.
PUES QUE LE PEGUE, QUE LE BRINCA A LO PASA,
QUE LE PEGUE, QUE LE BRINCA A TOO,
QUE LE ROMPA EL MORRO, Y TIENE JUSTICIA PA PONÉ LA MANO
QUE LE ROMPA EL HOCICO, Y ES LA INCORRECCIÓN
QUE TIENE RAZÓN. DE LA INCORRECCIÓN.
MI NIÑO NO É MALO,
LO QUE PASA É NO ME LE VAYA A PEGÁ.
,LO QUE PASA MISIA CONCEPCIÓN, UTÉ NO É MÁS MAE QUE YO.
QUE DEFIENDE A LOS CHIQUITOS, DÉJEMELO ENDIABLAO
A LOS NEGRITOS, DÉJELO QUE PELEÉ.
A LOS BLANQUITOS, MI NIÑO SIMÓN,
ÇONTRA EL GRANDULÓN. ESE VA A SÉ EL COCO.

10
CUANDO ME MAMABA ESGUAÑANGAO CON SUS MANOS,
ME DEJABA ARRUGAO EL PEZÓN. LO VAMOS A VER LAS DOS.
ESE SE VA A PONÉ FLACO. MIRE MI AMA CONCEPCIÓN,
ARREANDO MANDINGAS EL ES DEL BLANCO Y DEL NEGRO,
CON SU NADADOR. ES PATOO EN LA VÍA,
ESE VA A SÉ BUENO, DE NOBLE, DE GRANDE, DE SANTO.
ESE VA A SÉ SANTO. PA LOS PALACIO, PA LOS BOLÍVAR.
NO LE PEGUE MI AMA, PERO MIRE MISIA CONCEPCIÓN,
MI AMA NO LE PEGUE. PA SU MAMITA LAMBÍA.
EL CAPORAL MALO, EL DUEÑO LADRÓN. ¿QUÉ UTÉ E SU MAMÁ?
EL MAL BLANCO SÍ, LA SANGRE É SUYA
Y EL MAL NEGRO. PERO LA LECHE É MÍA.

11
SONETO A BOLÍVAR
(LUIS LLOREN TORRES. PUERTO RICO. 1.914)

POLÍTICO, MILITAR, HÉROE,


SOLDADO Y POETA
Y EN TODO GRANDE
COMO LAS TIERRAS LIBERADAS POR ÉL,
POR ÉL ,QUE NO NACIÓ LIBRE EN PATRIA ALGUNA
SINO QUE MUCHAS PATRIAS NACIERON HIJAS DE ÉL.

TENÍA LA VALENTÍA
DEL QUE LLEVA UNA ESPADA,
TENÍA LA CORTESÍA
DEL QUE LLEVA UNA FLOR
Y ENTRANDO A LOS SALONES,
ARROJABA LA ESPADA
Y ENTRANDO A LOS COMBATES,
ARROJABA LA FLOR
LOS PICOS DE LOS ANDES
NO ERAN MÁS A SUS OJOS
QUE ADMIRATIVOS SIGNOS,
DE SUS NOBLES ARROJOS

FUE UN SOLDADO POETA,


UN POETA SOLDADO
Y CADA PUEBLO LIBERTADO
ERA UNA HAZAÑA DEL POETA
Y UN POEMA DEL SOLDADO
Y FUE CRUCIFICADO.
CANTATA POPULAR BOLIVARIANA

(GAITA DE CHELIQUE SARABIA)

AYACUCHO, EL CALLLAO
PICHINCHA Y BOMBONÁ.
SIMÓN BOLÍVAR, LA GLORIA
CARABOBO Y BOYACÁ.

MIRANDA, NEGRO PRIMERO,


MARIÑO, ARISMENDI, PLAZA,
TAMBIÉN SE LE UNIÓ RICAURTE,
PÁEZ, SUCRE Y URDANETA.

O¨LEARY, SAN ANDRÉS, SAN MARTÍN


Y SANTOS MÁS SOBRE LA TIERRA LLOROSA
PENSARON LA LIBERTAD.

EN VENEZUELA Y COLOMBIA,
EN PANAMÁ Y EN PERÚ,
EN ECUADOR Y EN BOLIVIA
LA HIJA AMADA DEL SUR.
BOLÍVAR TOMA MI CANTO
ENRIQUETA ARVELO LA RIVA, BARINITAS. 1.941

MI CANTO NO SE ALZA HOY A TU FRENTE


NI A TÚ BRAZO
ANHELA PROBAR EL GUSTO DE TU CORAZÓN
BUSCA TU PECHO,
LO HIENDE, LO PENETRA,
PORQUE QUIERE GUSTAR EL SABOR
BULLENTE DE ESA ETERNA SANGRE.
UNTA SOL EN MI VOZ,
SOL DE TU CORAZÓN,
UNTA LUNA DE TU CORAZÓN,
EN MI VOZ.
PON EN MI CANTO
EL GUSTO QUE SABOREASTE,
EN EL INTENTO, Y EN LA VICTORIA
Y EN LA DERROTA.
APARTA TU MÁGICO PENSAR
Y DAME TU VIBRACIÓN ÍNTIMA,
HUMANA.
DAME LO QUE SENTISTE EN EL ÉXITO
LO QUE PALPITASTE EN LOS CABALES DESENGAÑOS
LO QUE SUFRISTE SIN DECIRLO.
LAS LÁGRIMAS QUE ENTERRASTE VIVAS,
Y ANDARÉ POR LAS CÁLIDAS COSTAS
Y ESCALARÉ LOS MONTES ESBELTOS
Y ATRAVESARÉ LAS ANCHAS AGUAS
Y MI VOZ IRÁ GRÁVIDA DE TU VIDA.
PODRÉ ENTONCES DECIR A LOS HOMBRES:
“OS AMO EN PATRIA,
TOMADME, BEBED MI SANGRE
Y GOZAD MI SACRIFICIO”.

Y PODRÉ PERDONAR
A LOS QUE ENREDAN TUS CAMINOS
A LOS QUE NO TE BUSCAN ESPONTÁNEOS
A LOS QUE SE CONFORMAN CON TU BRONCE.
EL LIBERTADOR

MIGUEL OTERO SILVA. 1.937

SÓLO UNA SOMBRA ESCUALIDA,


COMO UN ARBOL SIN RAMAS,
SÓLO UNA FRENTE PÁLIDA
Y UNOS OJOS DE ABISMO.
SÓLO UNA SOMBRA ÁGIL,
NERVIOSA, DIMINUTA,
QUE SE TORNABA INMENSA
COMO TODAS LAS SOMBRAS.
ERA UNA SOMBRA INMENSA
Y ERA UN PUEBLO A SU ESPALDA
UN PUEBLO DE PAUSADOS CAMPESINOS ANDINOS,
DE LLANEROS FESTIVOS, AUDACES Y VALIENTES,
DE MULATOS CORDIALES
Y DE NEGROS RISUEÑOS.
DE CURTIDOS Y ARISCOS PESCADORES MESTIZOS.
DE SOLDADOS CORIANOS SUFRIDORES Y RECIOS.
PUEBLO DICHARACHERO, INGENIOSO, INDOLENTE Y PALÚDICO.
ERA UNA SOMBRA INMENSA Y ERA UN PUEBLO A SU ESPALDA.
HOY LA SOMBRA ESTÁ MUERTA.
DE SU SAVIA SE HAN NUTRIDO
MIL BOSQUES DE HOMBRES.
EN SU LOOR, CLARINES TEMPESTUOSOS
Y TAMBORES DESBOCADOS HAN FLORECIDO
BAJO MUCHOS CIELOS.
BRONCES Y MÁRMOLES NO HAN LOGRADO PLASMAR EN SU QUIETUD
LA VITAL SOMBRA MUERTA.
PORQUE LA TEMPESTAD NO PUEDE SER TALLADA.
HOY LA SOMBRA ESTA MUERTA
FRENTE A SU PUEBLO VIVO,
FRENTE A SU MISMO PUEBLO
SOBRE SU MISMO PAISAJE
RUMIANDO EL MISMO PAN
Y LA MISMA AMARGURA.
PUEBLO QUE AÚN PERSIGUE
POR LAS RUTAS CON SOL
LO QUE LA ARROLLADORA VOLUNTAD
DE LA SOMBRA BUSCABA.
HOY LA SOMBRA ESTÁ MUERTA, MAS SU PUEBLO ESTÁ VIVO.
PUEBLO VIVO Y EN MARCHA
CON LA MIRADA FIJA
EN LA BANDERA LIBRE
QUE TREMOLÓ LA SOMBRA.
“ARAR NO ES EN VANO
NI EN EL MAR”
CANTO PERSONAL A UN BOLÍVAR DE CARNE Y HUESO

EFRAÍN SUBERO

PREFIERO VERTE CON LA CAMISA ROTA


Y GALOPANDO UN CABALLO PRESTADO.
PREFIERO VERTE, SÓLO Y SOLLOZANDO
Y AMANDO Y MALDICIENDO.
ME HE ACOSTUMBRADO A VERTE
EN LA SOLEDAD DE LOS LLANOS ASIADOS
Y EN LA TRISTEZA FINA DE LAS MONTAÑAS.
ME HE ACOSTUMBRADO A OIR
EL ENERGICO RASGAR DE TU PLUMA QUE NO TIEMBLA
PARA DECIR:”CONTAD CON LA MUERTE”.
EN CAMBIO SE DETIENE VACILANTE PARA ESCRIBIR LA PALABRA
AMOR..
TÚ LLENAS LA SOLEDAD DE TODOS
LOS QUE HAN VACIADO SUS BOLSILLOS
PARA MARCHAR RÁPIDAMENTE HACIA LA ESPERANZA
Y ESTÁS AL LADO DE TU PROPIA ESTATUA
PARA DEFENDERLA DE LAS CORONAS DE FLORES NATURALES,
DE LAS EFEMÉRIDES Y DE LOS FARISEOS.
DE VEZ EN CUANDO ES NECESARIO
QUE VUELVAS A TREPAR ENTRE LAS RUINAS
CUANDO QUIEREN REVOLVER MÁS LAS AGUAS,
LOS MALVADOS PÁJAROS AGOREROS.
ES NECESARIO QUE SALTES DE TU ESTATUA
Y LES DIGAS QUE YA NO ESTÁS DISPUESTO
A OIR CALLANDO.
ES NECESARIO QUE DESENVAINES LA ESPADA DE SAN DIEGO
Y LA ROMPAS EN LA CABEZA
DEL QUE SE ATREVA A MENCIONAR TU SANTO NOMBRE EN VANO.
ES NECESARIO QUE RECOJAS TUS MONEDAS, TUS CUADROS,
TUS CASAS, TUS MUSEOS,
Y VUELVAS A SAN PEDRO ALEJANDRINO,
NO SIN ANTES PASAR POR EL PANTEÓN.
ES NECESARIO QUE DESTRUYAS LAS AVENIDAS, LAS PLAZAS,
Y LOS EDIFICIOS QUE LLEVAN TU NOMBRE.
Y CUANDO VEAS DESDE TU AUSENCIA
QUE MARTÍ LO PRIMERO QUE HA HECHO AL REGRESAR
ES IR A BUSCARTE DE NUEVO
A LA CABEZA DE TU PUEBLO QUE LLORA
REGRESA TÚ TAMBIÉN EN EL POLVO Y EN EL AIRE
COMIENZA POR DECIR QUE DE VERDAD
EL TÍTULO DE LIBERTADOR
TE ERA MUCHO MÁS CARO QUE EL DE REY.
QUE LLORASTE MUCHO POR PIAR
QUE NO ENTREGASTE A MIRANDA
QUE TODAVÍA SIGUES CON LA CAMISA QUE TE PRESTARON.
QUE NO HAS PODIDO RESCATAR TU CAUDAL.
¡REVIVE! Y TÚ EL PRIMERO
VISITA CASA POR CASA LA RUINDAD DE LOS CERROS,
LA DESOLACIÓN DE LOS LLANOS,
QUE CONTINÚAN IGUAL O PEOR QUE ANTES,
LAS COSTAS DONDE LO ÚNICO LINDO DE VERSE ES EL MAR
Y EL ORINOCO QUE SUEÑA CON QUE ALGUNA VEZ
HAYA HOMBRES QUE DE NUEVO SE ATREVAN A CRUZARLO
PARA IR A TOMAR LAS FLECHERAS.
COMO VEZ, POCO BUENO HA CAMBIADO TU PAÍS
Y MUCHAS VECES TU RETRATO MULTICOLOR EN LOS LIBROS
JUSTIFICA UNA VULGAR OPERACIÓN COMERCIAL.
HAZ TENIDO PREDICADORES QUE TE DESCONOCEN,
HISTORIADORES QUE HAN PRETENDIDO REPTAR SOBRE TU NOMBRE
GENTE QUE TE HA QUERIDO CONVERTIR EN DIOS,
SIN DARSE CUENTA QUE LO QUE HICISTE FUE GRANDE
PORQUE ERA LA OBRA DE UN HOMBRE PEQUEÑO
QUE MEDIA 1,47 DE ESTATURA.
EL VIAJERO BOLIVARIANO

JOSÉ MARTÍ. 1.889 EN “LA EDAD DE ORO”: TRES HÉROES

Cuentan que un viajero llegó un día a Caracas al anochecer. Y sin sacudirse el


polvo del camino, no preguntó donde se comía, ni donde se dormía, sino cómo se
iba donde la estatua de Bolívar. Y cuentan que el viajero, sólo, con los árboles
altos y olorosos de la plaza, lloraba frente a la estatua que parecía que se movía
como un padre cuando se le acerca a un hijo.
El viajero hizo bien porque todos los americanos deben querer a Bolívar como a
un padre. A Bolívar y a todos los que pelearon como él porque la América fuese
del hombre americano. A todos, al héroe famoso y al último soldado que es un
héroe desconocido.
Hasta hermosos de cuerpo se vuelven los hombres que pelean por ver libre su
patria.
Bolívar era pequeño de cuerpo, los ojos le relampagueaban y las palabras se le
salían de los labios. Parecía como si estuviera esperando siempre la hora de
montar a caballo. Era su país, su país oprimido que le pesaba en el corazón y no
lo dejaba vivir en paz. La América entera estaba como despertando. Un hombre
sólo no vale nunca más que un pueblo entero. Pero hay hombres que no se cansan
cuando su pueblo se cansa y que se deciden a las guerra antes que los pueblos
porque no tienen que consultar a más nadie que a sí mismos y los pueblos tienen
muchos hombres y no pueden consultarse tan pronto. Ese fue el mérito de Bolívar,
que no cesó de pelear por la libertad de Venezuela cuando parecía que Venezuela
se cansaba. Lo habían derrotado los españoles, lo habían echado del país. Él fue
a una isla a ver su tierra de cerca, a pensar en su tierra. Un negro generoso lo
ayudó cuando ya no quería ayudarlo nadie. Volvió u n día a pelear con los 300
héroes, con los 300 libertadores. Libertó a Venezuela,, libertó a Nueva Granada,
libertó a Ecuador, libertó a chile . Fundó una nueva nación., la nación de Bolivia.
Ganó batallas sublimes con soldados descalzos y semidesnudos.
Todo se estremecía y se llenaba de luz a su alrededor. Los generales peleaban a
su lado con valor sobrenatural. Era un ejército de jóvenes. Jamás se peleó tanto,
ni se peleó mejor, en el mundo por la libertad.
BUSCANDO A BOLÍVAR
ANDRÉS ELOY BLANCO. 1941
“...EN MI TIERRA, EL HOMBRE DE SOMBRERO DE PALMA
ESTUVO MÁS DE UN SIGLO BUSCANDO A BOLÍVAR,
SE LO DABAN EN HISTORIA MITOLÓGICA,
SE LO OFRECÍAN EN SEMIDIÓS
Y SE LO NEGABAN EN HOMBRE,
SE LO DABAN EN SOMBRA
Y SE LO NEGABAN EN LUZ,
SE LO DABAN EN BRONCE
Y SE LO NEGABAN EN PAN,
Y BRONCE NO SE COME..
UNOS TENÍAN EL BOLÍVAR DE ORO,
QUE SERVÍA PARA COMPRAR CONCIENCIAS EN LAS HORAS
ELECTORALES,
Y OTROS, EL BOLÍVAR DE MÁRMOL, BIEN MUERTO,
TAN MUERTO QUE DABAN GANAS DE DARLE EL PÉSAME A LA TIERRA
POR LA DEFUNCIÓN DE LA PIEDRA;
PARA OTROS ERA EL BOLÍVAR DE NIEVE,
INACCESIBLE, COMO EN LOS PÁRAMOS.
PERO EL PUEBLO EN LA NOCHE, CUANDO NADIE LO MIRABA,
SE LLEGABA A LA ESTATUA DEL HOMBRE A CABALLO,
LO DESMONTABA Y SE LO LLEVABA A SU CASA.
Y ALLÍ HIZO EL BOLÍVAR DE PAN PARA SUS HAMBRES,
EL BOLÍVAR DE CRISTAL PARA SUS ESPEJISMOS
Y EL BOLÍVAR DE AIRE PARA SUS AGONÍAS...”
A BOLÍVAR

JOSÉ PÍO TAMAYO. 1.930.

Aunque venga sin lanza y sin escudo


Alta la frente, la rodilla en tierra.
¡Oh Genio de la Paz! ¿Dios de la Guerra?
Por mi patria y por mí ¡ yo te saludo!.

He venido a pedir(aunque te asombres)


Que redimas tu patria esclavizada,
Sus hombres lloran...pero no hacen nada
Y no hacen nada, porque no son hombres.

¡Resucita! ¡Levántate! ¡Camina!


A un león español venció tu espada,
Con ella vence la “pantera andina”
Y el “águila del norte”.

A tu blanco corcel clava la espuela.


¡Vuelve! ¡Vuelve, señor!, ¡sal de la nada!
Y liberta otra vez a Venezuela.
IMPRECACIÓN A BOLÍVAR
PÍO TAMAYO, 1.930.

Bolívar, dios humano, Libertador, Mesías,


En este año de su gloria ha bajado del cielo a la América Latina
Para redimirla del pecado grande.
El alma de la América Latina encarnada en su alma,
Forma una sóla y milagrosa alma,
despierta y hambrienta de libertad.

Luchan los pueblos contra los tiranos,


Se redime Bolivia y le sigue el Perú
Y la Argentina se levanta en armas y vence.

Lucha el gran pueblo del Brasil y sale victorioso.


Un sol radiante ilumina las tierras redimidas.

El verbo de Bolívar se hizo carne


Queda Venezuela en el pecado grande.
¡Bolívar!¡Ved!. es tu patria que gime.
¡Redímela!
Es la tierra que te vió nacer,
Es tierra santa porque guarda tus restos sagrados.
Es la que te vió sufrir, la que forjó tu alma,
La que te vió luchar, la que te vió vencer.

Dios humano,
En este año cien de tu gloria
Cúmplenos el milagro, líbranos del pecado, redímenos.
Llama a juicio a tu pueblo. No dejes profanar la tierra santa,
Límpiala del pecado, para que reine siempre la justicia
Y aquella libertad que tu soñaste.
Y que pagaste con tu vida preciosa y con tu gloria.
Brilla con tu espíritu selecto
En el alma de cada buen venezolano
Danos fuerza para la lucha
Y perdona a los que luchan por la causa santa,
Miles de sus pecados.
Y a los que perecieron en la lucha, llévatelos a la gloria eterna contigo.
¡Haz que tu pueblo alcance la victoria,
y tome la justa y terrible venganza del tirano, del politiquero y del demagogo
para que para siempre quede destruida.
¡Bolívar, Padre Nuestro, Dios humano, libertador de América!
Danos un reflejo de tu alma. Cúmplenos el milagro.
Redime a Venezuela del pecado.
Amén.
BOLÍVAR
EDUARDO RAMÓN ESPINOZA.

Jinete del viento


Que cabalgaste la América,
Llevaste contigo siempre el valor;
Bolívar,
Tu corazón fue la hoguera de sueños,
Sueños de libertad.

Héroe desafiante,
De gran furia como los tornados y volcanes
Ibas moviendo el cielo y sus estrellas,
Temblaba la tierra
A tu incesante paso
Acobardando a los hostiles contrarios

Tu vida, la más grande epopeya


Volaste con las alas de la libertad
Rompiste las cadenas opresoras
Que esclavizaban la América
Para que ella también pudiese volar.
Te hiciste inmortal en los campos de batalla
Convirtiendo a
Boyacá,
Carabobo,
Pichincha,
Junín y Ayacucho
En altares de la gloria de la libertad.

Bolívar,
El guerrero tenaz
El paladín de la libertad;
Bolívar es eterno!
UN CANTO A BOLIVAR

*Pablo Neruda
Chile
1941

Padre nuestro que estas en la tierra, en el cielo, en el aire, en el agua


De toda nuestra extensa latitud silenciosa,
Todo lleva tu nombre, padre, en nuestra morada:
Tu apellido la caña levanta ala dulzura,
El estaño bolívar tiene un fulgor bolívar,
El pájaro bolívar sobre el volcán bolívar,
La patata, el satélite, las sombras especiales,
Las corrientes, las vetas de fosfórica piedra,
Todo lo nuestro viene de tu vida apagada,
Tu herencia fueron ríos, llanuras, campanarios,
Tu herencia es el pan nuestro de cada día, padre.

Tu pequeño cadáver de capitán valiente


Ha extendido en lo inmenso su metálica forma,
De pronto salen dedos tuyos entre la nieve
Y el austral pescador saca a la luz de pronto
Tu sonrisa, tu voz palpitando en las redes.

¿ De qué olor la rosa que junto a tu alma alcemos?


Roja será la rosa que recuerde tu paso.
¿Cómo serán las manos que toquen tu ceniza?
Rojas serán las manos que en tu ceniza nacen.
¿Y como es la semilla de tu corazón muerto?
Es roja la semilla de tu corazón vivo.

Por eso es hoy la ronda de manos junto a ti.


Junto a mi mano hay otra y hay otra junto a ella,
Y otra mas, hasta el fondo del continente oscuro.
Y otra mano que tu no conociste entonces
Viene también, Bolívar, a estrechar a la tuya.
De Teruel, de Madrid, del Jarama, del Ebro,
De la cárcel, del aire, de los hombres de España
Llega esta mano roja que es hija de la tuyas.
Capitán, combatiente, donde una boca
Grita libertad, donde un oído escucha,
Donde un soldado rojo rompe una frente parda,
Donde un laurel de libres brota, donde una nueva
Bandera se adorna con la sangre de nuestra tierra,
Bolívar, capitán, se divisa tu rostro.
Otra vez entre pólvora y humo tu espalda está naciendo.
Otra vez tu bandera con sangre se ha bordado.
Los malvados atacan tu semilla de nuevo.
Clavado en otra cruz esta el hijo del hombre.

Pero hacia la esperanza nos conduce tu sombra,


El laurel y la luz de tu ejército rojo
A través de la noche de América con tu mirada mira.
Tus ojos que vigilan mas allá de los mares,
Mas allá de los pueblos oprimidos y herido,
Mas allá de las negras ciudades incendiadas,
Tu voz nace de nuevo, tu mano otra vez nace;
Tu ejército defiende las banderas sagradas;
La libertad sacude las campanas sangrientas,
Y un sonido terrible de dolores precede
La aurora enrojecida por la sangre del hombre.

Libertador un mundo de paz nació en tus brazos.


La paz, el pan, el trigo de tu sangre nacieron,
De nuestra joven sangre venida de tu sangre
Saldrá pan, pan y trigo para el mundo que haremos.

-------o--------
Yo conocí a Bolívar una mañana larga,
En Madrid, en la boca del Quinto Regimiento.
Padre, le dije:¿Eres, o no eres, o quién eres?
Y mirando el Cuartel de la Montaña, dijo:
“ Despierto cada 100 años, cuando despierta el pueblo.
CANCIÓN BOLIVARIANA
ALÍ PRIMERA

BOLÍVAR, BOLIVARIANO
NO ES UN PENSAMIENTO MUERTO
NI MUCHO MENOS UN SANTO
PARA PRENDERLE UNA VELA.
UN NIÑO DE VENEZUELA
TUVO UN ENCUENTRO CON ÉL,
PUEDE SER IMAGINARIO
PERO PUDO SUCEDER.

Y ESTO LO CONVERSARON
BOLIVAR Y EL CARAJITO
DEBAJO DE UN ARBOLITO
QUE SE SALVÓ DE LA QUEMA

¿NO ES VERDAD SIMÓN BOLÍVAR


QUE AL HACER TU JURAMENTO
HISTÓRICO EN MONTE SACRO
NO PENSABAS QUE TU BRAZO
HOY SE SINTIERA CANSADO
DE TANTOS QUE SE HAN COLGADO
PARA ESCUDARSE EN TU NOMBRE?.

HAY RAZÓN EN LO QUE DICES,


YO FRENTE A SIMÓN RODRÍGUEZ,
JURÉ LIBERAR A MI PATRIA
Y TAL VEZ POR INOCENCIA
NO LA SOÑÉ GOBERNADA
POR INDIGNOS DE MI HERENCIA.

AL PUEBLO TRATAN DE QUITARLE


LA MEMORIA
POR ESO AL GRINGO HENRY CLAY
QUIEN TE INSULTÓ EN TU VIDA
Y EN TU MUERTE
LE LEVANTARON UNA ESTATUA
EN NUESTRA PATRIA
Y LA DOCTRINA LATINOAMERICANA
QUE ACRISOLASTE EN TU CARTA DE JAMAICA
LE HAN DISMINUIDO SU ESENCIA
PATRIOTA Y LIBERTARIA.
SI VIERAS EL DESTINO
DE LOS PUEBLOS QUE LIBERÓ TU ESPADA
SU MAYOR LIBERTAD
ES LA DE MORIRSE DE HAMBRE
PISOTEADOS POR LA BOTA NORTEÑA
SOBRE LA QUE NOS ALERTASTE
“LOS ESTADOS UNIDOS PARECEN
DESTINADOS POR LA PROVIDENCIA
A PLAGAR LA AMÉRICA DE MISERIA
EN NOMBRE DE LA LIBERTAD.

HOY ACUDIMOS A TU IDEA VISIONARIA


AL ANTIIMPERIALISTA PENSAMIENTO DE TU FRENTE
(DISCULPA QUE TE TRATE DE TÚ)
PERO PARA SER MI LIBERTADOR
TUVISTE PRIMERO QUE SER MI AMIGO.
¡GRANDIOSO CAPITÁN
NAVEGANDO HACIA ANGOSTURA
CON LA CARA MOJADA
POR EL PADRE RÍO.
JAMÁS EN LA HISTORIA DE LA PATRIA
HUBO TANTOS BORRONES
SOBRE UN PAPEL ESCRITO
Y EL AMOR POR EL PUEBLO
LLEVADO A TANTA ALTURA

Y BOLÍVAR SONREÍDO
Y LLENO DE COMPRENSIÓN
LE SALTABA EL CORAZÓN
POR LO QUE ESTABA ESCUCHANDO
Y MIRANDO FIJO AL NIÑO
DE EDÁ ESCOLAR SIN ESCUELA
DIJO: TOMA MIS ESPUELAS
QUE HAY QUE JINETEAR DE NUEVO.
TÚ TE VAS DE PUEBLO EN PUEBLO
A DESPERTAR A LA GENTE
QUE ALCEN MÁS Y MÁS LA FRENTE
PARA MERECER LA GLORIA,
DE HACER DE NUEVO LA HISTORIA
LIBERANDO AL OPRIMIDO
QUE SI EL PUEBLO ESTÁ DORMIDO
NUNCA GANARÁ LA GLORIA.

BOLÍVAR, EN BIRONGO, ALLÁ POR BARLOVENTO


HAY UNA PLACITA EN TU NOMBRE
Y PROHIBEN VISITARLA SIN CAMISA
PARA QUE VEAS QUE NUESTRAS LEYES
LAS DICTAN LOS DE FRAC Y DE LEVITA
EN CONTRA DE LOSDESCAMISADOS.

Y SE OLVIDAN QUE YO USÉ


CAMISA PRESTADA
CUANDO ESTUVE EN SANTA MARTA.
Y LO PEOR ES QUE MI PUEBLO
YA LO ESTÁN DEJANDO SIN BOLÍVAR.

-¿LO ESTÁN DEJANDO SIN DINERO CARAJITO?

-SIN CONCIENCIA, LIBERTADOR, SIN CONCIENCIA.


EL PUEBLO EN SU ENGAÑO
CREE QUE LA ALTA BURGUESÍA
VA A LLEVARTE FLORES AL PANTEÓN NACIONAL
CADA ANIVERSARIO DE TU MUERTE.

-¿Y ENTONCES, A QUÉ VAN PEQUEÑO COMPATRIOTA?

-A ASEGURARSE DE QUE ESTÉS BIEN MUERTO


LIBERTADOR, BIEN MUERTO.

Y BOLÍVAR SONREÍDO
Y LLENO DE COMPRENSIÓN
LE SALTABA EL CORAZÓN
POR LO QUE ESTABA ESCUCHANDO.
EL RESULTADO ES CLARO
LA BURGUESÍA ES HIJA DE LA COLONIAY VICEVERSA
LA OPRESIÓN ESTÁ REUNIDA EN MASA
BAJO UN SOLO ESTANDARTE
Y SI LA LUCHA POR LA LIBERTAD
SE DISPERSA
NO HABRÁ VICTORIA EN EL COMBATE.
QUE SI LA LUCHA SE DISPERSA
NO HABRÁ VICTORIA POPULAR
EN EL COMBATE.
SANGUEO PARA EL REGRESO

Que el pueblo es sabio y paciente


es el decir de los viejos
que el cantar de guacharaca
Sabe calcular el tiempo
dicen que viene la hora, mira
para ponernos contentos
se fue Bolívar ayer;
pero hoy viene de regreso.

¡vámonos pa`allá, vamos a su encuentro¡ (bis)


dicen que Bolívar trae
furia y coraje por dentro
al ver que nos ha quitado
lo que él dejó siendo nuestro
dicen que viene caliente
por nuestro comportamiento
al dejar caer su espada
y también su pensamiento.

¡vámonos pa´allá, vamos a su encuentro¡ ( bis)

si Jesucristo sacó
los mercaderes del templo
Bolívar también volvió
a liberar a su pueblo

¡vámonos pa´ allá, vamos a su encuentro ¡(bis)

Dicen que viene a caballo


pero trae en la gualdrapa
un arsenal de cariño
para sembrar en la patria
la patria es una mujer
y él regresó para amarla
contra los que se desvelan
tan sólo para disfrutarla
y en vez de darle caricias
lo que hacen es manosearla

¡vámonos pá allá vamos a su encuentro! (bis)

Alí Primera.
EN UN 5 DE JULIO
MARIA TERESA LATOUCHE

OBSESIONA EL RECUERDO DE TU IMAGEN PADRE DE LA LIBERTAD


NO IMPORTA CUÁNDO NI DÓNDE. NI LOS SIGLOS CUBREN LA
MEDIDA DE TU ARCANO ANTES DE MORIR EN SANTA MARTA DE
ESPALDA A TU DELIRIO. LA IGNONIMIA ENVUELVE LA VENTA DE TU
CAUSA.UNA LEGIÓN DE BANDERAS VEO COLOCAR A MEDIA ASTA EN
SEÑAL DE LUTO. LA NADA Y EL SILENCIO HABITAN EL INAGOTABLE
FRAGOR DE LAS DIVISAS LEVANTADAS EN LA EPOPEYA DE TU
INMORTAL SOBERANÍA COMO ÚNICA CERTEZA.
EL CAOS DECIDE LA VIOLENCIA. UN MUNDO INCONCLUSO SE GESTA
EN LA MATRIZ DE UN MUNDO CONCLUÍDO. LA DEMENCIA INVADE
ÁMBITOS DE LA RAZÓN. NUEVOS CEREBROS DESTROZAN VIEJOS
GESTOS. Y UNA TORRE DE BABEL EMERGE PARA SER DESTRUÍDA.

COMO TÚ, HUYO DE LAS NOCHES VIOLENTAS. DE LOS CORAZONES


CARCOMIDOS POR GUSANOS. DE LA ASTUCIA NEGRA Y ESPESA. DE
LOS CONCEPTOS CORRUPTOS Y BLASFEMOS. DEL FANGO QUE NOS
CUBRE EN SUCESIVO OLEAJE. DE LAS MIRADAS ASESINAS. DE LOS
PERROS DE CAZA QUE HURGAN LOS LUGARES POR DONDE
CHORREA LA MUERTE. Y AL FIN DESCANSO.
DEJO DE OIR LOS ECOS DE UNA CIUDAD QUE SE DESPLOMA.
ME ESCONDO EN EL LUGAR DONDE LA LUNA AJUSTA CUENTAS CON
EL SOL Y LAS MAREAS. DONDE UN HOMBRE ENCORVADO PELEA CON
SU SOMBRA POR UN MINUTO DE VIDA QUE NO FUE.

DUDO. AVANZO. ME QUEDO INMÓVIL, ME AFERRO AL SOL DE LOS


CAMINOS. AL POLVO DE LAS RUTAS. JAMÁS ME ENCUENTRO EN
DONDE ESTOY EL TIEMPO INTERMINABLE ME DICE LA VERDAD. LO
QUE BUSCAS NO EXISTE. NADIE SABE NADA. UN DURO SILENCIO NOS
CUBRE. SÓLO EL UNIVERSO EN SU VASTA INMENSIDAD. A
NOSOTROS CORRESPONDE RECREARLO Y DAR SENTIDO A NUESTRA
PROPIA EXISTENCIA. PERO LOS HOMBRES DE QUIEN HUYES
CONSTRUYEN LA HISTORIA SOBRE PÁGINAS DONDE ESTALLA LA
RAZÓN. NO SON MÁS QUE TRÁNSITO.
AHORA VIVO EN UN ATAJO ESCONDIDO DONDE NO SOY NADIE. SOY
NADIE PERO SUEÑO. Y ALGUIEN ESCRIBIRÁ ALGÚN DÍA QUE
NOSOTROS RESCATAMOS TU HERENCIA ARREBATADA. Y QUE UN
POEMA NACIDO DEL MISTERIO SERÁ EL GRITO QUE ME NOMBRE.
SERÁ TU PALABRA, MI PALABRA, LO ÚNICO QUE NOS DEFINA Y
SALVE.
EL FANTASMA DE TU ESPÍRITU GUERRERO

GAITA

TU BRAZO TRAZÓ EL DESTINO


DE AMÉRICA Y DEL MUNDO ENTERO,
LIBERTAD LIBERTADOR,
UN SALUDO A TU MEMORIA.
TUS HIJOS RECLAMAN GLORIA
DE TU HERENCIA DE VALOR.

Y LA AMÉRICA LATINA
SE LEVANTARÁ IMPONENTE
CONTRA EL VECINO DEL FRENTE
QUE HACE TIEMPO NOS DOMINA.

EL FANTASMA DE TU ESPÍRITU GUERRERO


AÚN CABALGA POR SENDEROS Y CAMINOS
CON TU ESPADA Y GRAN VALOR TRAZÓ EL DESTINO
DE AMÉRICA Y EL MUNDO ENTERO.
VENEZUELA ESTÁ ORGULLOSA
QUE NACISTE EN SU SUELO
PUES TU MENTE PODEROSA
AÚN BRILLA CUAL LUCERO.

Y NUEVAS GENERACIONES
SE GUIARÁN CON TU ESTANDARTE
PUES BOLÍVAR TU INICIASTE
LA ERA DE REVOLUCIONES.

TU DELIRIO EL CHIMBORAZO
TE HIZO GRANDE ENTRE POETAS
CONVERTISTE EL TIEMPO EN METAS
Y EL INFINITO EN UN TRAZO.

HOY TU ESPÍRITU ES LA LUZ


DE MEDIO GENERO HUMANO
SI DIOS TUVIERA DOS HIJOS
JESÚS SERÍA TU HERMANO.
VIVA VENEZUELA

VIVA VENEZUELA, MI PATRIA QUERIDA


QUIEN LA LIBERTÓ MI HERMANO FUE SIMÓN BOLÍVAR

GRACIAS A LA PROVIDENCIA, DEMOS LOS VENEZOLANOS


QUE NOS DIO ESE SER HUMANO, PARA NUESTRA INDEPENDENCIA.

CUANDO BOLÍVAR NACIÓ, VENEZUELA PEGÓ UN GRITO


DICIENDO QUE HABÍA NACIDO UN SEGUNDO JESUCRISTO.

DESDE EL PUEBLO E CATA VENGO, COMO BUEN VENEZOLANO


A CANTAR ESTA PARRANDA CON VERSOS BOLIVARIANOS

JURÓ BOLÍVAR UN DÍA, EN TERRITORIO ROMANO


QUE LIBERTAD LE DARÍA AL PUEBLO VENEZOLANO.

BOLÍVAR NO ESTÁ MUERTO, SIEMPRE ESTÁ EN NUESTRA MEMORIA,


POR ESO LO RECORDAMOS Y ASÍ LO DICE LA HISTORIA.
VENEZOLANO DE LA BOCA PARA FUERA

TRINO MORA
NO DEBIERAN DE EXISTIR.
HAY QUE TRISTE ES NO SABER YO TE PIDO POR FAVOR
QUE SE TIENE UN GRAN PAÍS DANOS TÚ LA SOLUCIÓN
NO HAY CONCIENCIA QUE NOS ENTREN EN RAZÓN
NO HAY AMOR Y PODER SOBREVIVIR.
QUE LOS DEJEN EXISTIR.
SE LE ENGAÑA
Y LE PROMETEN ME PREGUNTO YO TAMBIÉN
COSAS QUE NO HAN DE SI ELLOS TIENEN CORAZÓN
CUMPLIR. PORQUE PARTE DEL DINERO
YO NO SÉ POR CUANTO TIEMPO LO MANDAN AL EXTERIOR.
EL LO PODRÁ RESISTIR. SIEMPRE QUIEREN QUEDAR
BIEN
TÚ QUE TIENES EN TUS MANOS A CUENTA DE LA NACIÓN
LA PALABRA O EL PODER PERO LO QUE LES INTERESA
CÓMO DIABLOS NO HAS DE VER ES QUE NO HAYA EDUCACIÓN.
LO QUE TÚ TIENES QUE HACER
SOLAMENTE EL ORO NEGRO SE PREGUNTARÁN HERMANOS
NO SIRVE PARA COMER CUÁL SERÁ NUESTRO FUTURO
Y ASÍ PODER MANTENER ME IMAGINO SERÁ MUY DURO
A QUIEN NO CUMPLE SU DEBER SIN PETRÓLEO EN LAS MANOS
YA QUE TODO SERÁ EN VANO
NO HAY QUE SER SIN NADA BAJO TUS PIES
VENEZOLANO Y TODO SERÁ AL REVÉS
DE LA BOCA PARA FUERA SIN HABER NINGUN RECLAMO.
Y CANTAR ALMA LLANERA
PARA ENGAÑARNOS MEJOR. YO TE PIDO DON SIMÓN
HAY QUE DARSE POR ENTERO SÓLO PAZ Y BENDICIÓN
DEFENDER A NUESTRO SUELO Y QUE OFREZCAS EL PERDÓN
PARA ASÍ PODER HONRAR AL QUE TRAICIONA TU HONOR
NUESTRO GRAN LIBERTADOR. QUE LE METAS EN SU MENTE
EN SU ALMA Y CORAZÓN
QUE VERGÜENZA MI SEÑORA, EL CARIÑO QUE TU SIENTES
SI EL DINERO ES AÚN MAYOR, POR LA PATRIA Y LA NACIÓN
LA MISERIA Y EL DOLOR
BOLIVAR: SOL DE AMERICA
PAUSOLINO DUARTE BLANCO
Bolívar, ¡Qué grande fuiste!
En valor y pensamiento...
Tu palabra fue un portento
Al proclamarnos la unión,
Previste que el Tiburón
Vendría sobre el Continente,
Donde con sangre caliente
Triunfó la revolución.

¿Cuán no sería tu aflicción


si al mundo reaparecieras
y con tus pupilas vieras
la perfidia o la traición?
Emprenderías nueva acción
Para rescatar tu obra
Donde la injusticia cobra
Tu nueva liberación.

No te movió la ambición
De riquezas ni de mando
Cuando fuiste liberando
Del régimen español.
Eres de América el sol
Por tan gloriosa epopeya
Y desde Santa Marta bella
Nos proclamaste la unión.

Bolívar, Libertador
Padre de cinco naciones;
Las nuevas generaciones
Te contempla con ardor.
De tu cuna al Ecuador
Do tremoló tu bandera
El Continente te espera
Gran Padre Libertador...
BOLÍVAR: SOL. RODOLFO GÓMEZ

No conoció esta tierra


Hombre de talla igual.
En sus ojos brillaba el futuro
Y en su frente latía la libertad
Y regó con sus manos puñados
De semillas distintas.
No conoció estas tierras unas manos
Como las de Bolívar.
En el suelo que hollaba
Al pasar su caballo,
Y en el aire que al paso
De su espada reía,
Se espantaba la muerte
Y estallaba la vida.
No conoció esta tierra otra espada
Como la de Bolívar. No.

Si en su ruta tropieza se alza con más fuerza


Pues lleva en su alforja la Independencia
Y debe sembrarla desde El Potosí
Hasta Panamá.
Bolívar desafía los terremotos,
Las cumbres andinas y al mismo Dios
Si es que se interpone entre su patria
Y la Libertad.
Bolívar del llano, del altiplano,
Del negro esclavo en el cacaotal
y del indio peruano, tan despojado
hasta de dignidad.
Bolívar profeta, gran redentor,
Guerrero genial, unificador,
Conductor de pueblos, jefe de jefes.
Bolívar: Sol. Bolívar: Sol.
Vió bajar desde el norte
Una sombra de ave rapaz,
Una garra tenaz
Y un sembrar de miserias,
Vió que sólo uniendo a los hermanos
Un muro de futuro alzarían.
No recorrió esta tierra, mirada
Como la de Bolívar. Jamás
MI GENIO, MI SIMÓN
MANUELA SÁENZ. 1.822.

“GENERAL SIMÓN BOLÍVAR:

MUY SEÑOR MÍO: MI GENIO, MI SIMÓN,AMOR MÍO, AMOR


INTENSO Y DESPIADADO. SÓLO POR LA GRACIA DE
ENCONTRARNOS DARÍA HASTA MI ÚLTIMO ALIENTO, PARA
ENTREGARME TODA A USTED CON MI AMOR ENTERO, PARA
SACIARNOS Y AMARNOS EN UN BESO SUYO Y MÍO, SIN
HORARIOS, SIN QUE IMPORTEN EL DÍA Y LA NOCHE Y SIN
PASADO, PORQUE USTED MI SEÑOR ES EL PRESENTE MÍO,
CADA DÍA Y PORQUE ESTOY ENAMORADA, SINTIENDO EN
MIS CARNES EL ALIVIO DE SUS CARICIAS.

LE GUARDO LA PRIMAVERA DE MIS SENOS Y EL


ENVOLVENTE TERCIOPELO DE MI CUERPO (QUE SON
SUYOS).

SU MANUELA.
CARTA A SIMÓN

Wilfredo Bolívar

Simón, querido, bien sabes que no podía esperar más. He recibido tus mensajes y
al igual que tú, me estoy muriendo de la misma ausencia. No es posible mi tierno
loco mío, soportar toda una vida observando otras naciones sumergirse en un
terrible mar de prevaricadores, usurpadores de la ley o violadores del erario público
Te he imaginado durante todos estos años volverte un calavera como ellos lo
querían, adentro de tu ruana gris con la cual subiste conmigo al Potosí. De solo
escuchar como han usado tu nombre los ladrones de tus tribunas de gloria y libertad
para robarle a estos pueblo lo mejor del hombre que es su conciencia no he tenido
otras alternativas sino llorar. Están robando Simón y tu sabes, están montados en
las tribunas y los hemiciclos, los peores hombres de América que se visten de
mejores, para usar la historia de los que te acompañaron a un mismo antojo que es
el hurto y la rapiña y la dilapidación como me gustaba oírtelo decir en privado.
Muchos de esos falsos profetas ha debido estar ocultos en nuestra alcoba en Perú
y verte a escondidas, llorar, maldecir y anunciar con tu bella inteligencia lo que
veías por venir. Han debido estar detrás de nuestra cama cuando yo quitaba tus
botas venido de cabalgar hombres que no te comprendían.
Muchos de los que han llegado a ocupar tu puesto de magistrado han debido verte
sudar en nuestra cama los llantos de tus angustias y oírte murmurar sollozos como
un niño que delira.
Cuando yo secaba tus lágrimas de perlas como banderas o pasaba mis manos por tu
cabellera de espeso perfume y secaba el sudor de tus luchas, de tus campañas, de
tus batallas, de cientos de miles de hombres que viste morir en los combates y que
no pudiste alcanzar con tus ojos, cuando aquellos campos de batalla eran inmensas
extensiones de hombres tirados bajo los gallinazos con la sonrisa de la sangre y la
muerte, mirando al cielo.
Están robando Bolívar, y tú lo sabes, los pueblos que liberó tu espada escriben en
las paredes de sus casas su mejor discurso. América tiene hambre Bolívar, tu
América se está muriendo, Simón, de angustia, de ausencia, de moral, pública, de
principios, de valores, de códigos republicanos que eleven lo mejor de los pueblos
con lo mejor de los hombres.
Están robando, Simón, y tú lo sabes. Están robando lo mejor de tus pueblos. Quiero
llorar por ti, para ni siquiera tener que imaginarte hundido en tus dos tiernos ojos de
fuego, de ardiente delirio, sumergidos en una fiebre que aún a los dos, nos devora y
no dejará por siglos de devorarnos como a dos niños.
Quiero verte, reverte y tocarte. Cantan a mis oídos tus palabras, lo mismo deseo
amado mío, mi loco genio, deseo ir a tu encuentro desde Paita hasta Caracas, de
Colombia a Venezuela, de Ecuador hasta Bolivia, de Perú a Bogotá. Y recorrer
confiada toda América. Deseo y anhelo montar de nuevo a caballo y buscarte entre
los hombres que han leído tus proclamas y tus discursos.
Advertirte entre el escardillo de los labriegos, el llanto de las madres que ven morir
antes de nacer a sus hijos en una América que parece sin dueño.
Cuánto desearía que volvieras al amanecer, uno de estos días, a recobrar la
legitimidad de Colombia la Grande, aún así, con tus cansadas manos, empuñando el
bastón de Presidente del mundo o tu espada de General del Soberano.
Haces falta, los pueblos te reclaman y te escriben.
Ven, amado mío, a salvar la ruina de las instituciones, leyes depreciadas ¿qué
felicidad producirán?. Vicios que se pueden evitar necesitan de tu ejemplo. Aún los
pueblos se dejan abrazar por sus ambiciones superiores y sólo me complazco en
esperar en la Providencia para que los peores hombres de toda la América
encuentren escarnio y arrepentimiento hacia el final de sus vidas cuando su
ancianidad no sea salva con los dineros del pueblo.
Eso es todo Simón, nada más, ya vez, no hablé ni de mí ni de ti, ni de los dos, mi
tierno loco mío, tenías razón, la fiebre está devorándonos a ambos. Espero en Dios
aprender a mar, como me dijiste el día que para algunos fue nuestra última vez
A LA DULCE, MUY DULCE Y ADORADA MANUELITA

SIMÓN BOLÍVAR, CUARTEL GENERAL DE TUNJA,


JUNIO 16 DE 1.825

MI AMOR.

SÉ QUE TÚ TIENES MUCHA DISPOSICIÓN HACIA MÍ Y QUE HAS


APRENDIDO TODAS LAS ARTES DE ESTRATEGIA EN EL AMOR. ESTO
H A CREADO UNA DELICIOSA INTIMIDAD DE PENSAMIENTO Y
AFECTOS MUTUOS QUE SON AHORA PARA MÍ UN GRATO MOTIVO DE
FELICIDAD. ¿SIGUES SIENDO LA JOYA SAGRADA Y SENSUAL LLENA
DE ENCANTOS Y ATRIBUTOS DE BELLEZA? (...)

ME ATRAEN PROFUNDAMENTE TUS OJOS NEGROS Y VIVACES QUE


TIENEN EL ENCANTAMIENTO ESPIRITUAL DE LAS NINFAS, ME
EMBRIAGO, SÍ, CONTEMPLANDO TU HERMOSO CUERPO DESNUDO Y
PERFUMADO CON LAS MÁS EXÓTICAS ESENCIAS. EN HACERTE EL
AMOR SOBRE LAS RUDIMENTARIAS PIELES Y ALFOMBRAS DE
CAMPAÑA. TODO ESTO ES UNA OBSESIÓN, LA MÁS INTENSA DE MIS
EMOCIONES. ¿QUÉ HE DE HACER?

TU ENSOÑACIÓN ME ENVUELVE EN EL DESEO FEBRIL DE MIS


NOCHES EN DELIRIO.

SOY TUYO DEL ALMA.

BOLÍVAR.
JURAMENTO BOLIVARIANO

PROFESORA ELBA HERNANDEZ DE YÁNEZ

“SIMÓN BOLÍVAR...ESPÍRITU Y LIBERTAD...¡ESTÁS PRESENTE!...

TU VOZ...TU PENSAMIENTO Y TU ACCIÓN...ES SAVIA QUE NUTRE MIS VENAS...

ANTE TI... HISTORIA QUE ES PRESENTE JURO...

SOY TU DESTINO... EN MÍ VIVE AMÉRICA...

SOY TU ACCIÓN... EN MI PULSO ESTÁ TU SANGRE...

SOY LA POSTERIDAD... Y ESTOY EN SURCOS...


HIJO HOY... PADRE MAÑANA... EL ESPÍRITU DE MI ESPÍRITU...

TENDRÁ LA LUZ DE TU CREDO OMNIPOTENTE...

ANTE TI... BOLÍVAR... HIJO DE CARACAS... CON MI PALABRA QUE ES FLOR EN


PERMANENCIA... JURO...

MI FE BOLIVARIANA... ES CULTO Y GLORIA... QUE HABRÉ DE LEGAR A MIS


DESCENDIENTES...
ANTE TI... LIBERTADOR DE SEIS NACIONES... ANTE TI...

PADRE DE MI PATRIA... JURO... BOLÍVAR... TU CREDO... ES MI PROPIO


PENSAMIENTO
UNIDAD EDUCATIVA NACIONAL LA LUCÍA ARAURE:

- MENSAJES DE NUESTROS ADOLESCENTES Y JÓVENES A BOLÍVAR:

Después de trabajar dos meses y medio con estos Cantos y Poemas a Bolivar, con
los adolescentes de 7mo, 8vo y 9no Grados de la U.E.N: “La Lucía de Araure,
Estado Portuguesa,Venezuela, así se expresaron:

1.- Yo desearía que los adolescentes que estamos creciendo, mantengamos tus
hermosas ideas y comportamiento y así lograremos que nuestro país sea un buen
ejemplo para el mundo y su gente se sentirá orgullosa de ser venezolano”
Yarismar
Briceño.

2.- Te recordamos porque los hombres como tú no mueren nunca, quedan en


nuestros corazones. José Ramón Parra.

3.- Simón Bolívar, algún día en Venezuela tendremos un Presidente como lo fuiste
tú, que ayude a Venezuela y no la destruya como lo han venido haciendo todos los
Presidentes desde hace varios años atrás”. Aidemar González.

4.- Bolívar, espero que el Presidente Hugo Chávez Frías saque el país adelante,
que la nueva Constituyente sea para bien de todos nosotros, que construyan más
escuelas, canchas y parques. Que no existan más niños en las calles. Tu hijo,
Oswaldo Rodríguez.

5.- “Quiero decirte que tu fuiste un hombre que luchó por esta patria y que ahora
tenemos que avanzar a nuestro pais porque tenemos que echar esa flojera para
afuera” José Gregorio Medina.

6.-“...Voy a decirte que lo más importante que aspiro en la vida es graduarme de


bachiller, hacer todo lo posible para salir adelante con mis estudios y estar en
armonía con mi familia. También deseo que en la comunidad estén todos unidos
para solucionar cualquier problema. En la escuela deseo que todo salga bien y
espero que este país salga adelante. Ojalá que este Presidente cumpla con todo lo
que ha planteado por que tenemos que salir de esta gran crisis económica que está
pasando, tanto desempleo, inflación, corrupción. Honorio Arroyo.

7.- “Simón Bolívar es como un pedazo de mi vida, un pedazo grande porque es un


gran héroe de nuestra patria”. Eudy Hernández.

8.- “Simón, danos fuerza, voluntad y valor a los jóvenes de Venezuela para
estudiar y luchar como tú lo hiciste y así nuestro país será otro.

9.- “Libertador Simón Bolívar, nos sentimos orgullosos porque usted fue uno de
los hombres más luchadores del mundo. ..Te aprecio tanto como aprecio a mis
padres”.
Narcisa Colmenárez.

10.-“...Aquí estamos luchando como nunca pero hace falta aquel ejemplo que con
mucho entusiasmo él lo decía...” Eylyn Espinoza.

11.- “Bolívar, quisiera ser como tú y por lo mismo quiero estudiar para ser una
gran escritora o una gran médico porque estas son las carreras que yo Paola
Zambrano quiere y que va a alcanzar”.

12.- “Yo quisiera ser como Bolívar. Eso es fácil, lo que hay es que proponerse
para que Venezuela salga adelante, no como esos políticos que lo que hacen es
ofrecer y no cumplen...Hace falta alguien como Bolívar para que ponga autoridad
en este pueblo.” Emilio Montilla.

13.- “Ya que nosotros somos el futuro de Venezuela que está llena de corruptos, te
prometemos que vamos a hacer mucho poniendo en práctica tu pensamiento.
Nosotros los jóvenes vamos a sacar a Venezuela de la corrupción ya que como
estamos estudiando por medio del estudio y el amor vamos a poner a Venezuela
adelante”. Clemente Saavedra.

14.- “ ¿Será que en este país no hay una persona que tenga el mismo valor que
tú?.
¡Qué salga alguien a la calle para reunir a todos los pueblos para terminar con
esa maldita política!. Henry Bracho.

15.- “Me gustaría que siquiera algunos te siguiéramos tu ejemplo y


enseñanzas...Sólo nos queda seguirte y luchar por Venezuela para que no se siga
destruyendo”. Patricia Vento.
16.- “Bolívar, a veces sueño que todas las personas que dañan al país se
convierten en personas parecidas a usted, aunque yo sé que es muy difícil que
exista alguien tan valiente y luchador como usted, jamás agachó la cabeza ante los
problemas, por el contrario, siempre la mantuvo muy en alto y con mucho orgullo.
Gracias por habernos dejado un hermoso ejemplo de Libertad y ojalá que cuando
seamos mayores no olvidemos nuestra historia”. Irma Colmenárez.
NUNCA HAN MUERTO PORQUE VENEZUELA VIVE
-BOLÍVAR, RODRÍGUEZ Y ZAMORA-
AUTORA:AMÉRICA BRACHO
ADAPTACIÓN: CORNELIO QUAST
PERSONAJES:
 Una mujer del pueblo.
 El pueblo (grupo de alumnos y alumnas)
 Un hombre del pueblo.
 Tres recitadores.
 Un hombre del pueblo que toca cuatro.

La escena se desarrolla en un ambiente humilde dentro de un rancho donde aparece una mujer
frente a una mesa destartalada sin mantel. Sobre la mesa hay un plato vacío, una taza volteada y
un mendrugo de pan . la mujer viste un traje oscuro y raído y está descalza.

A los lados de la mujer y más adelante, aparecen tres hombres humildemente vestidos con la
cabeza hacia abajo y los brazos colgando hacia delante (permanecerán inmóviles mientras no les
corresponda recitar. Uno recitará fragmentos de un poema a Bolívar:
BUSCANDO A BOLÍVAR
ANDRÉS ELOY BLANCO. 1941

“...EN MI TIERRA, EL HOMBRE DE SOMBRERO DE PALMA


ESTUVO MÁS DE UN SIGLO BUSCANDO A BOLÍVAR,
SE LO DABAN EN HISTORIA MITOLÓGICA,
SE LO OFRECÍAN EN SEMIDIÓS
Y SE LO NEGABAN EN HOMBRE,
SE LO DABAN EN SOMBRA
Y SE LO NEGABAN EN LUZ,
SE LO DABAN EN BRONCE
Y SE LO NEGABAN EN PAN,
Y BRONCE NO SE COME..
UNOS TENÍAN EL BOLÍVAR DE ORO,
QUE SERVÍA PARA COMPRAR CONCIENCIAS EN LAS HORAS ELECTORALES,
Y OTROS, EL BOLÍVAR DE MÁRMOL, BIEN MUERTO,
TAN MUERTO QUE DABAN GANAS DE DARLE EL PÉSAME A LA TIERRA
POR LA DEFUNCIÓN DE LA PIEDRA;
PARA OTROS ERA EL BOLÍVAR DE NIEVE,
INACCESIBLE, COMO EN LOS PÁRAMOS.
PERO EL PUEBLO EN LA NOCHE, CUANDO NADIE LO MIRABA,
SE LLEGABA A LA ESTATUA DEL HOMBRE A CABALLO,
LO DESMONTABA Y SE LO LLEVABA A SU CASA.
Y ALLÍ HIZO EL BOLÍVAR DE PAN PARA SUS HAMBRES,
EL BOLÍVAR DE CRISTAL PARA SUS ESPEJISMOS
Y EL BOLÍVAR DE AIRE PARA SUS AGONÍAS...”
El otro fragmentos de un canto a Rodríguez:

MARISELA, RAMÍREZ (1.984)

¡OH MAESTRO DON SIMON!


¡OH MAESTRO DON SIMON!
DE TUS PALABRAS,
SE FORMÓ UN LIBERTADOR.
¡OH MAESTRO DON SIMON!
DE TUS ENTRAÑAS,
LA LIBERTAD NACIÓ
PARA UN PUEBLO
QUE EN VERDAD
AUN NO TE CONOCE.

EN TUS MANDATOS
ESTÁ EL DESTINO DE AMÉRICA.
TU CONCIENCIA ES
LA DEL HOMBRE LIBRE DE AMÉRICA.
QUIERO MI VIDA DEDICAR
A MANIFESTAR
EL AMOR
QUE TU HAS SEMBRADO
EN MI CORAZON.

¡OH MAESTRO DON SIMON!

Y el otro, el Himno de la Revolución Federal:


EL CIELO ENCAPOTADO
ANUNCIA LIBERTAD,
OLIGARCAS, TEMBLAD,
VIVA LA LIBERTAD.

MARCHEMOS FEDERALES
EN RECIA MULTITUD
A ROMPER LAS CADENAS
DE VIL ESCLAVITUD.

OLIGARCAS, TEMBLAD,
VIVA LA LIBERTAD.

LA ESPADA REDENTORA
DEL GENERAL ZAMORA
CONFUNDE AL ENEMIGO
DE LA REVOLUCION

OLIGARCAS, TEMBLAD,
VIVA LA LIBERTAD.

LAS TROPAS DE ZAMORA


AL TOQUE DEL CLARÍN
DERROTAN LAS BRIGADAS
DEL GODO MALANDRIN.
OLIGARCAS, TEMBLAD
VIVA LA LIBERTAD.

Cuando terminan vuelven a la posición que simboliza que están sin trabajo).

Sentado en la orilla del escenario, fuera del telón, y hacia una esquina, aparece el hombre del
pueblo que toca cuatro.

Los parlamentos de la mujer llevan una voz recia y fuerte que demuestra protesta.

El pueblo aparece abajo del escenario; con trajes humildes, unos de andinos serranos con sus
ruanas y frailejones, otros de llaneros, otros de mineros guayaneses, otros de pescadores
margariteños, otros de guayucos indígenas....la mayoría descalzos, descamisados y agrupados
dirán los parlamentos que les corresponde (en coro).

Hacia la mitad del público estará sentado el que hace las preguntas (un hombre del pueblo)

Al fondo y en el centro, una cartelera o periódico mural con fotos de niños desnutridos. A su
derecha una foto afiche de Bolívar , en el centro una de Rodríguez y a la izquierda una foto afiche
de Zamora.

Antes de abrir el telón, el hombre que toca cuatro comienza a tocar: ¡Qué triste se oye la lluvia,
en los techos de cartón..! (Alí Primera).

Mujer del pueblo: ¡Patria sumida en la miseria! Millones de niños abandonados deambulan por
las calles repletas de automóviles e inundadas por las luces de las vidrieras comerciales.
Millares de niños desnutridos muestran al mundo sus famélicos rostros y sus esqueléticos
cuerpos, para escarnio de los millones que produce el petróleo. ¡Míralos allí!.
(Mientras la mujer habla señala el fondo del escenario donde está el mural con niños
desnutridos).

El pueblo: (hablan fuerte y en coro, señalando a Bolívar, Rodríguez y Zamora):


¡Te estoy mirando, Bolívar!
¡Te estoy mirando, Rodríguez!
¡Te estoy mirando Zamora!

Un hombre del pueblo: (Desde el público, con mucha energía, señalando con su índice derecho
a las fotos)
¡Bolívar, Rodríguez, Zamora, ¿están ustedes muertos?

El pueblo:
¡Mentiras!. ¡Nunca han muerto!
Vivos están en cada venezolano consciente!
Vivos están en la esperanza de América.

(Suena el cuatro: ¡Bolívar bolivariano, no es un pensamiento muerto, ni mucho menos un santo


para prenderle una vela, un niño de Venezuela, tuvo un encuentro con él.....)
Recitador 1:
Bolívar olfateó lo que llegaba.
El era aéreo, rápido, metálico.
Todo anticipación, ciencia de vuelo.
Su contenido ser temblaba,
Allí en el cuarto detenido en la oscuridad de la historia,
Bolívar construía un sueño,
Una ignorada dimensión, un fuego
De velocidad duradera,
Tan incomunicable, que lo hacía
Prisionero, entregado a su substancia.
Cayeron las palabras y el silencio.

Mujer del pueblo: (señalando a Bolívar y luego a los dos hombres del pueblo desempleados)
Tú, Bolívar, comes el mendrugo en mi casa, junto a mis hombres sin trabajo.
Tú, Rodríguez y tú Zamora, viven en mi casa sin techo y sin letras.
Es el pueblo surcado de dolores, de soles y de espigas el que recoge la gesta de los
emancipadores, de los que nos dejaron como herencia el coraje, el valor, la audacia y la
esperanza.

(Suena el cuatro: Bolívar, bolivariano....)


Recitador:
Samuel Robinson, en las altas tierras, desbordando
El amarillo perfil de los montes,
Hidalgo cual Morelos recoge el sonido,
El temblor de una campana propagado
En la tierra y en la sangre.
recorre los caminos
Repartiendo aire conquistado,
cae el rocío,
sobre la paternidad de las heridas,
el pueblo insurge inquieto desde la latitud
a la secreta célula,
emerge un mundo de despedidas y galopes,
nace a cada minuto
una bandera como una flor anticipada.

El pueblo ( empuñando y batiendo banderitas tricolores):

¿Qué puede el inmoral ejército de opresores contra el pueblo que somos, contra lo que Rodríguez,
Zamora y Bolívar son en nosotros?

Un hombre del pueblo: (Desde el público grita llamando a los héroes):


Robinson, Ezequiel, Simón, aquí estamos.

El pueblo: (De cuatro en cuatro suben al escenario y dicen):

-¡Aquí venimos los hijos de la sierra andina con nuestro lenguaje de agua miel y su olor a
frailejón.!
-¡Aquí venimos los llaneros con nuestro lazo y nuestro potrero al hombro.!

-¡Aquí venimos los guayaneses, como hombres de hierro, de bauxita, de oro y de diamantes, con
nuestro lenguaje de selva y de protesta.!

-¡Aquí venimos los hombres de la costa con nuestra caracola de mar en los oídos!

-¡Aquí venimos los caraqueños con las nieblas avileñas en sus pupilas!

-¡Aquí venimos los indígenas, descendientes de Guaicaipuro, con nuestras maracas sagradas!

Todos:

No tenemos más fusil que el pensamiento de ustedes.


Las espaldas desnudas, los pies desnudos.
No tenemos más coraza que nuestra propia vida
Y el recuerdo y ejemplo de ustedes.

(La música del cuatro interrumpe alegremente: ¡Viva Venezuela, mi patria querida......)...

Un hombre del pueblo: (Gritando):


Bolívar, Rodríguez, Zamora ¿Están muertos?

Todos: (Gritando):

¡Nunca han muerto porque Venezuela vive!.


Reflexionemos, escribamos, conversemos y actuemos en relación a esta obra

a) ¿Cuál es el tema? Y qué importancia tiene?

b) ¿Quiénes son los personajes? ¿Qué actitudes manifiestan?¿Dónde están situados?.

Y qué relación pueden tener con los personajes del teatro nuestro de cada día?

c) ¿Existe algún personaje colectivo?¿Cuál? ¿Qué importancia tiene su participación en la obra?

Y en nuestra realidad?

d) ¿Cómo es el ambiente físico donde se desplazan los personajes?

Y el ambiente físico donde nos desplazamos nosotros?

e) Cuál es la atmósfera que rodea a los personajes? ¿Cómo lo sabes?

f) Se plantea algún conflicto?¿Cuál? ¿Por qué? ¿Cuáles son las causas de ese conflicto?

Y la solución del conflicto? ¿Dónde puede estar?

g) ¿Cuál es el mensaje que esta obra nos deja al pueblo venezolano?


h) ¿Qué debemos y podemos hacer para que el pensamiento y el proyecto de Bolívar, Rodríguez

y Zamora sigan vigentes?

Conferencia
Vigencia del Pensamiento de Simón Bolívar
Samuel Moncada
(Venezuela)
Director de la Escuela de Historia de la UCV

Yo agradezco profundamente el honor de permitirme dirigirme a ustedes, sobre todo con este tema que es tan importante para los venezolanos.
Precisamente por el respeto enorme que le tengo a este tema, lo preparé con mucho cuidado, lo escribí y lo voy a leer. Espero lo lea con el mismo sentido
con que lo escribí. “El mundo vive días difíciles, días peligrosos, las leyes e instituciones creadas por las naciones para mantener la paz mundial, están
siendo desconocidas por el Gobierno con mayor poder militar en la historia de la humanidad, millones de civiles inocentes están sufriendo las
consecuencias de ese poder fuera de control, una guerra desatada por un gobierno que en contra de la comunidad internacional une el ilegal propósito de
destruir preventivamente al país que considera una amenaza con el de controlar los recursos naturales de ese pueblo. El uso del poderío militar para
mantener la superioridad económica representa un peligro para las pequeñas naciones del mundo. En estas terribles circunstancias el principio de
igualdad entre naciones soberanas desaparece y es sustituido por la ley del más fuerte, la más primitiva de todas las leyes.
Vemos entonces con asombro como la tecnología más moderna del siglo XXI es usada para regresar a la humanidad a los siglos pasados, a los siglos de
las invasiones coloniales, pero la guerra no es el instrumento más usado para reducir la soberanía e independencia de las naciones, hoy, hay empresas
privadas que tienen presupuestos más grandes que los de muchos estados nacionales.
Estas gigantescas corporaciones poseen ventajas en la competencia económica que llega a convertirse en posiciones de dominio en los mercados
mundiales. Su visión del mundo es simple, todo el mundo es un mercado, y todo obstáculo a la fuerza de los mercados debe ser eliminado, esta es la
economía global, así, todos los países deben privatizar sus recursos naturales, privatizar sus empresas estratégicas, privatizar sus servicios públicos,
reducir al mínimo el estado, reducir al mínimo los impuestos al sector privado, eliminar todo tipo de regulación al mercado, reducir las garantías sociales,
esta simple receta se debe aplicar uniformemente en todo el mundo, sin importar las diferencias entre las naciones. Es una ideología dogmática que
elimina la diversidad del mundo, es una ideología injusta que premia al privilegiado y castiga al débil, es la ley del más fuerte que destruye el tejido
social de las naciones, es el neoliberalismo.
En América Latina hemos sufrido los efectos perversos del dogmatismo neoliberal, casi todos nuestros países han sido forzados a tomar el trago amargo
del neoliberalismo con la promesa de un futuro mejor a largo plazo, el resultado ha sido el empobrecimiento de las grandes mayorías, la quiebra de la
administración pública, el aumento de la deuda interna a niveles imposibles de pagar, la destrucción de la educación y la salud pública, el desprestigio de
las élites tradicionales y las consiguientes convulsiones sociales y políticas. Ante esta realidad la respuesta de los poderosos es asombrosa, ellos dicen
no hay alternativa, ustedes deben perseverar en los mandatos del pensamiento único.
En Venezuela la epidemia del neoliberalismo llegó imponiéndose a sangre y fuego. El 27 de febrero de mil novecientos ochenta y nueve la reacción
popular contra las políticas neoliberales fue aplastada con la mayor masacre del siglo XX venezolano. Una tragedia que fracturó nuestra sociedad, que
separó a los dirigentes de las mayorías populares en la Política, en la Economía, en el Sindicalismo y en las Fuerzas Armadas.
La conciencia de los venezolanos fue sacudida por muchas preguntas ¿Si Venezuela era una nación libre y democrática, cómo las Fuerzas Armadas se
habían comportado como un Ejército de ocupación contra su propio pueblo? ¿En qué tipo de democracia los dirigentes ejecutaban políticas contra las
mayorías pobres sin importarle sus consecuencias? ¿En qué consiste la soberanía nacional si las decisiones fundamentales de la nación se ordenan en el
Fondo Monetario Internacional? Las respuestas de los dirigentes de esa época fue brutal, no hay alternativa, es el pueblo el que no entiende la
globalización, no entiende el nuevo orden internacional; la crisis no era sólo de la economía, era también de un tipo de dirigencia, de un modo de
concebir la democracia, de un modo de pensar la nación.
En la década de los 90 los venezolanos resistimos la agresión antipopular y antinacional buscando una respuesta distinta a las que nos ofrecían nuestros
gobernantes, había que buscar en otra dirección, voltear la mirada hacia nosotros mismos, hacia nuestras raíces para rescatar el sentido de ser
venezolanos, y ahí y ahí nos reencontramos con el fundador de nuestra república, con Simón Bolívar.
Los privilegiados de siempre se burlaron, cómo volver al Siglo XIX, cuando vamos al Siglo XXI, cómo tomar como ejemplo un hombre que no conocía
las computadores o la luz eléctrica, según ellos, de Bolívar nada puede ser rescatado, pero la respuesta nuestra es muy clara, está en los valores, en los
principios de acción que Simón Bolívar propuso para crear la Nación. Simón Bolívar era un hombre de su tiempo pero muchas de sus ideas y valores
trascienden su vida y siguen vigentes hoy. El, es el símbolo de nuestra nacionalidad, el venezolano imprescindible, sin él no se puede entender nuestra
historia, pero al mismo tiempo es el venezolano más latinoamericano, pues él no pensó su patria, en los estrechos límites de la Venezuela actual. Para
nosotros la patria es América, dijo Simón Bolívar. ¿Cuáles son los principios y valores de la nación que proclama Simón Bolívar?. En primer lugar la
Independencia, la absoluta determinación de que los pueblos americanos deben ser libres de toda dominación extranjera, para el hombre que lucho contra
un imperio la libertad de la patria, es decir, la capacidad de decidir sobre su propio destino era innegociable. La Independencia es más que el acto de
separación de España, es el rescate del respeto propio, de la dignidad del pueblo al ejercer su libertad.
La Independencia es un proceso permanente que se construye todos los días. No se trata de cambiar un imperio por otro, es el modo en que los
venezolanos existen en el mundo para toda la vida. Por eso, Simón Bolívar llegó a decir “es imperturbable nuestra resolución de independencia o nada,
pues sin ella desaparece toda identidad nacional”; el segundo principio es el de la soberanía popular. Si la independencia se refiere a la libertad frente a
toda tiranía extranjera, la soberanía popular se refiere a la libertad del pueblo frente a toda tiranía interna (aplausos). Así proclama que: “la soberanía del
pueblo es la única autoridad legítima de las naciones”. Bolívar es un revolucionario que lucha por transferir el poder de los privilegiados a todos los
habitantes de la nación, sin exclusiones al pueblo soberano. En este sentido, su revolución es profundamente democrática, pues no hay autoridad
superior a las leyes que el propio pueblo libremente se dicta asimismo.
La aclamación libre de los ciudadanos es la única fuente de legitimidad de todo poder humano afirmó Bolívar y este principio de carácter universal lo
defendió toda su vida. Si el pueblo soberano formado por seres libres iguales es la fuente del poder, la forma del gobierno no puede ser otra que la
República, el gobierno donde todos podemos participar para dirigir nuestras vidas. No es el gobierno de un hombre o una clase, es el gobierno de todos
los ciudadanos, así Bolívar propone “un gobierno republicano ha sido y debe ser el de Venezuela, sus bases deben ser la soberanía del pueblo, la división
de poderes, la libertad civil, la proscripción de la esclavitud, la abolición de la monarquía y de los privilegios, una república de iguales, una república sin
privilegios”. Aquí encontramos otro principio del pensamiento de Simón Bolívar, la justicia social.
La república y la libertad no pueden existir en una sociedad con injusticias sociales. Es un deber republicano corregir las desigualdades sociales,
equilibrar los poderes, los haberes, las virtudes de sus habitantes. Oigamos las palabras de Bolívar “la naturaleza hace a los hombres desiguales en genio,
temperamento, fuerza y caracteres, las leyes corrigen esta diferencia, porque colocan al individuo en la sociedad para que la educación, la industria, las
artes, los servicios, las virtudes le den igualdad ficticia que es propiamente llamada política y social”. Bolívar está hablando de algo más profundo que la
igualdad ante la ley, afirma que cuando las desigualdades sociales ponen en peligro la república, es un deber transformar la sociedad para salvar la
libertad nacional.

Viniendo de una familia de la oligarquía criolla, lucho contra los privilegios de su propio círculo social. La libertad e igualdad republicana era superior a
los intereses mezquinos de su propia clase. Así vemos como luchó por la abolición de la esclavitud en contra de la opinión de los amos criollos. El dice:
Yo imploro la confirmación de la libertad absoluta de los esclavos, como imploraría mi vida y la vida de la república. Estas ideas representaron una
verdadera revolución social en su época y fueron rechazadas.

De igual modo el Libertador entendió que los derechos de los pueblos indígenas debían ser reconocidos si los americanos querían construir naciones
verdaderamente unidas y libres. Los pueblos indígenas son parte fundamental de nuestra nacionalidad y corregir las injusticias que por siglos impusieron
los invasores sobre ellos es un deber republicano.

Así vemos como en un decreto de 1820, Bolívar ordena en defensa de los indígenas de Cundinamarca lo siguiente: Se devolverá a los naturales como
propietarios legítimos todas las tierras que formaban los resguardos según sus títulos, cualquiera que sea el que aleguen para poseerlas los actuales
tenedores. Tierra para los propietarios originales, tierra para los que viven como exiliados en su propia nación, tierra para liberar económicamente a los
más débiles, este es uno de los objetivos de la revolución bolivariana.

Bolívar es un revolucionario cuando reconoce que la diversidad étnica de América no puede traducirse en privilegios de casta y discriminación social.
Los descendientes de indígenas, africanos y europeos, siendo diferentes formaban parte de una única y nueva nación que ahora aseguraba libertad,
garantías sociales y oportunidades para todos. Obviamente, una tarea de esta magnitud no puede hacerse en un año, ni siquiera en una vida; esta es una
obra de generaciones que con claridad en sus principios construye en el tiempo la liberación de la nación.

Aquí encontramos otro valor fundamental del pensamiento de Simón Bolívar: el poder de la educación popular. Contrario a las ideas racistas de su
tiempo, Bolívar es un firme creyente en el carácter transformador de la educación. No es la naturaleza de nuestro pueblo la que determina las
desigualdades sociales. La causa histórica de los conflictos son cientos de años de exclusión social. La escuela pública tiene por lo menos dos objetivos:
aumentar la capacidad de los ciudadanos para generar su propia prosperidad y fortalecer los valores republicanos, única garantía contra la tiranía.

Escuchemos sus palabras: “La educación e instituciones públicas son el principio más seguro de la felicidad general y la más sólida base de la libertad de
los pueblos. El primer deber de un gobierno es dar educación al pueblo, la salud de una república depende de la moral que por la educación adquieren los
ciudadanos en su infancia”.

Es el Estado el primer interesado en promover la educación pública, esta es una fuente de equidad y de progreso social. No puede haber república sin
mujeres y hombres educados para la libertad. Sólo los tiranos están interesados en privar a los pueblos de la educación, pues como el mismo Bolívar lo
advierte, un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción.

La moral y la educación eran centrales para la república pero Bolívar no era ingenuo para pensar que los vicios sociales desaparecerían por completo.
Sólo unas instituciones fuertes, con leyes inexorables y tribunales imparciales serían capaces de imponer la justicia cuando fuere necesario.

Bolívar vio a la corrupción en la administración pública como uno de los grandes peligros para la existencia de una nación libre. La corrupción es un
terrible enemigo porque los ladrones no tienen bando político, su única lealtad es hacia el dinero y se ocultan en los lugares más insospechados.
El Libertador nació en una familia de ricos criollos y murió en la pobreza, con una camisa prestada, este es sólo un símbolo de su rechazo al uso del
poder para el enriquecimiento personal. Así el mismo decía: “La corrupción de los pueblos nace de la indulgencia de los tribunales y de la impunidad de
los delitos. Mirad que sin fuerza no hay virtud y sin virtud perece la república”.

Otro peligro para las repúblicas libres de América era la corrupción de las armas, es decir el abuso por parte de los jefes militares del poder de los
ejércitos para imponer la tiranía sobre sus conciudadanos. Bolívar estaba muy consciente de sus obligaciones como militar y como ciudadano. Como
militar la guerra le daba prioridad a un ejército fuerte, al pueblo armado capaz de lograr la independencia.

Sin la disciplina militar la república no hubiera sido posible, pero una vez lograda la paz el ejército libertador no tenía ningún privilegio sobre la
sociedad. Así Bolívar afirma: “Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria, no es el árbitro de las leyes ni del gobierno, es el
defensor de la libertad”.

Los grandes ejércitos que lograron la victoria militar ahora representaban un peligro para la libertad al volver sus armas contra los ciudadanos. Bolívar
condenó la tentación militarista, como ciudadano él sabía que los ejércitos no son una sociedad aparte y que la unidad nacional entre civiles y militares
tan efectiva en la guerra debía mantenerse en la paz, aceptando la única autoridad legítima, la del pueblo soberano expresada en sus leyes e instituciones.

El militarismo, es decir el dominio de la sociedad por parte de una casta armada es la degeneración de la república. No hay un Bolívar más claro que el
del Congreso de Angostura cuando afirma: “Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando ha convocado a la soberanía nacional
para que ejerza su voluntad absoluta”. Ese era el General no de un ejército de opresores, era el General de un ejército libertador.

El rasgo más característico de Bolívar que lo separa de la mayoría de los líderes venezolanos de la independencia es la magnitud de su visión estratégica.
Bolívar pensó la patria en términos del continente latinoamericano, las pequeñas naciones corrían el riesgo de ser arrasadas por las grandes potencias si
no entendía la necesidad de una alianza entre repúblicas. Los débiles unidos serían fuertes, su historia común los hacía semejantes entre ellos y diferentes
del resto del mundo. La pérdida de la libertad en cualquier parte de Latinoamérica representa un peligro para todos, sólo la solidaridad y el claro
beneficio mutuo de una alianza permitirían el ejercicio de las soberanías nacionales.

Bolívar no impone un modelo de gobierno a América Latina, él sabía bien que cada pueblo debe gobernarse según sus necesidades; lo que sí establece es
el interés común de Latinoamérica en proteger su independencia. Así él propone: “Nuestras repúblicas se ligarán de tal modo que no parezcan en calidad
de naciones sino de hermanas, unidas por todos los vínculos que nos han estrechado en siglos pasados, con la diferencia de que entonces obedecían a una
sola tiranía y ahora vamos a abrazar una misma libertad, con leyes diferentes, con gobiernos diversos, pues cada pueblo será libre a su modo y disfrutará
de su soberanía según la voluntad de su conciencia”.

Unidad en la diversidad, unidad para ser libres de decidir nuestros destinos, esta era la concepción de la patria latinoamericana. Estas son las líneas
fundamentales del pensamiento de Simón Bolívar. Sus ideas fueron mayormente rechazadas en su tiempo, sin embargo, Bolívar es un patrimonio
espiritual de los venezolanos y de los latinoamericanos. En el fondo, sus ideas son una invitación a mirarnos en el espejo y a reconocer quiénes somos, a
pensar desde nuestra realidad. El inicio de toda independencia comienza con la emancipación del pensamiento y nosotros aceptamos ese reto hoy.

¿Qué significa ser bolivariano en nuestros tiempos? No es una religión, no es un dogma, no es una repetición del pasado, es una posición ética y política
ante los problemas de nuestro presente, es partir de nuestra historia aceptando libremente que los valores de Simón Bolívar pueden ser reinterpretados,
proyectados, complementados de acuerdo a las aspiraciones de los pueblos hoy. Así, los bolivarianos participamos en un movimiento de transformación
de la sociedad que lucha por el rescate de la soberanía nacional, por la transferencia del poder de las élites tradicionales a las mayorías destruidas y por la
libertad y prosperidad de todos los venezolanos.

Creemos en la combinación más adecuada entre mercado y Estado para nuestra sociedad. No somos dogmáticos. Creemos en un sector privado vigoroso,
con miles de empresarios pequeños, medianos y grandes, generando empleo y riqueza. Creemos en la necesidad de un Estado fuerte y eficiente, que
corrija las distorsiones sociales del mercado, que administre nuestros recursos naturales estratégicos y que provea servicios económicos y sociales para
toda la población.

Pero también luchamos por el tercer sector, el sector solidario, formado por mujeres y hombres que se asocian voluntariamente para apoyarse entre sí, el
sector donde el pueblo ayuda al pueblo, organizándose en amplios movimientos de indígenas, campesinos, obreros, mujeres, estudiantes, intelectuales,
cooperativas, comités de tierras, motorizados, medios comunitarios, clase media en positivo y por supuesto nuestros círculos bolivarianos.
Alerta, alerta, alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina!
Bolívar libre, la lucha sigue!
Unidos, presentes, por nuestro Presidente!
Estas gigantescas fuerzas sociales son el motor de nuestra democracia participativa, son las mayorías recuperando su dignidad y su iniciativa, que
controlan al Estado y le exigen que abra sus puertas a las demandas sociales. Nuestra lucha es por la democracia política, económica, social y cultural.
Luchamos por la equidad y la inclusión social, por el respeto a la diversidad étnica, por la igualdad de género. Defendemos los derechos históricos de
nuestros pueblos indígenas sobre sus tierras y formas de organización social y cultural. Luchamos por los derechos humanos de los niños, de los ancianos
y de los enfermos, de los más débiles de nuestra sociedad, luchamos por una educación pública popular y gratuita, que forme ciudadanos y ciudadanas
libres, iguales y solidarias.

Luchamos por una salud pública, universal y gratuita que libere a nuestro pueblo de la enfermedad, apoyamos a un sindicalismo independiente y fuerte
que no traicione los intereses de los trabajadores. Luchamos por tierras para los campesinos como base para su liberación económica. Creemos que el
acceso a la cultura y el deporte son derechos de todas las venezolanas y venezolanos. Creemos que los militares venezolanos son parte integral del pueblo
soberano y que esta unidad de intereses y fines es la garantía de nuestras libertades. Sabemos que nuestro destino está ligado al de los pueblos de
América Latina y por eso impulsamos una alianza solidaria que respetando nuestras diferencias fortalezca la soberanía de nuestras naciones y las
libertades de nuestros pueblos.

Nuestra afirmación de la soberanía nacional no es una negación de lo extranjero, querer lo propio no es odiar lo ajeno. Los bolivarianos somos abiertos a
las influencias internacionales en la manera expresada por el gran patriota cubano José Martí, otro bolivariano, cuando dijo: injértese en nuestras
repúblicas el mundo, pero el tronco ha de ser de nuestras repúblicas.

Nuestra afirmación de independencia es democrática y pacífica, defender lo propio no es atacar lo ajeno, y declaramos ante el mundo que no somos
enemigos de ninguna nación, de ninguna cultura, de ninguna religión. La diversidad del mundo es su riqueza y la paz mundial es nuestro objetivo.
Nosotros luchamos contra la pobreza, la ignorancia, la enfermedad, el racismo, el militarismo y el neoliberalismo. Nuestros propósitos están condensados
en la constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la única constitución de nuestra historia aprobada directamente por el pueblo soberano.

Ahora bien, como en el caso de Simón Bolívar, nuestro proyecto no puede cumplirse en un año o en una vida, es una tarea de generaciones. Con aciertos
y errores hemos labrado un camino desde 1998, pero estos esfuerzos se encontraron con la reacción violenta de la fuerza de los privilegiados. Hoy, hace
un año, los enemigos de la libertad trabajaban en la oscuridad. Por meses habían planeado su crimen. Comprados con dinero extranjero estaban listos
para traicionar a sus propios seguidores. Hoy, hace un año, ya tenían escrito el decreto fascista con el que querían convertirnos en sus esclavos. Ya sabían
de la masacre que iba a ocurrir al día siguiente, como una etapa más de su estrategia. Todo estaba fríamente calculado.

Los venezolanos asesinados el 11, 12 y 13 de abril, sin importar sus posiciones políticas fueron víctimas inocentes de una conspiración antidemocrática y
antinacional. Ellos son mártires de la democracia y los recordamos con dolor y con respeto. Nunca debemos olvidar que entre ellos pudo haber estado
cualquiera de nosotros.

Si el 11 de abril fue el día de la tragedia, el 12 de abril fue el día de la vergüenza. Ese día se instauró en Venezuela una dictadura patronal-militar, una
tiranía fascista. En menos de 24 horas eliminaron todos los poderes públicos, todas las garantías y libertades. En un solo día cerraron estaciones de radio
y televisión, persiguieron a miles de dirigentes políticos y sociales, asaltaron la Embajada de Cuba, violaron más derechos humanos que en los últimos 30
años, en un solo día. En un solo día anunciaron su plan de gobierno, el retiro de Venezuela de la OPEP, un acuerdo con el Fondo Monetario
Internacional, la venta de nuestra empresa petrolera PDVSA, el inicio de un plan armamentista, la abolición del aumento de salario de los trabajadores, la
ruptura de relaciones con el gobierno de Cuba. Sólo en un día.

Sus acciones fueron saludadas por potencias extranjeras y por el Fondo Monetario Internacional. Sus anuncios fueron celebrados por políticos,
sindicalistas, empresarios, intelectuales, periodistas, cardenales, obispos y dueños de medios de comunicación.

¡No volverán! ¡No volverán! ¡No volverán!!!

Todo, todo para su eterna vergüenza. Y no fue por casualidad que en esa hora oscura de nuestra historia los partidarios de la tiranía escondieran el retrato
de Bolívar del Palacio Presidencial y eliminaran el nombre de la República Bolivariana de Venezuela. Ellos mismos declararon su desprecio por nuestra
historia y por los valores centrales de nuestra nación, eliminando el símbolo creyeron que podían destruir la moral de un pueblo.

Aquí debemos recordar las palabras de José de San Martín, el Libertador de la América del sur cuando afirmó: “Lo que no puedo concebir es que haya
americanos que por un indigno espíritu de partido se unan al extranjero para humillar a su patria y reducirla a una condición peor que la que sufríamos en
tiempos de la dominación española, una tal felonía ni el sepulcro puede hacerla desaparecer”.

El 13 de abril es el Día de la Dignidad.

Volvió, volvió, volvió, volvió, Chávez volvió!!!

Lo que sigue es una de las miles de historias de ese día. Un dirigente social era buscado por la represión y temía por su vida. Por la radio anunciaban su
nombre como el de un peligroso terrorista. El buscó refugio en uno de los barrios pobres del este de Caracas, mientras pensaba sus próximos pasos. En la
madrugada del 13 de abril unas señoras del barrio que sabían que él se escondía ahí, fueron a buscarlo y le preguntaron: ¿y ahora qué vamos a hacer? El
les respondió que no sabía, pero que lo mejor era protegerse y esperar. Ellas insistieron: pero tu eres un dirigente y tu tienes que saber qué vamos a hacer.
El repitió: no lo sé. Ellas dijeron: nosotras tenemos que hacer algo y vamos a bajar a la plaza para discutir qué hacemos.

En las primeras horas de la mañana había sólo unas decenas de señoras, más tarde fueron cientos y luego miles. Ellos decidieron ir a Miraflores para ver
qué hacían. Al ver esto el dirigente pensó que era más seguro ir con esos miles por las calles en vez de esperar a la policía en la casa. En la tarde ya eran
centenas de miles, millones en las ciudades más importantes del país.

Esas señoras del barrio demostraron un entendimiento superior de los valores republicanos que el de las élites ilustradas de Venezuela. Esas señoras son
dignas representantes de un pueblo libre, ellas son mujeres bolivarianas, porque fue el pueblo en sus miles de manifestaciones espontáneas el que rechazó
la guerra psicológica de los medios de comunicación y la represión de la policía en las calles; todo para exigir su libertad.

Fue el pueblo con su constitución en la mano, en unión con los militares defensores de las garantías sociales el que derrotó el fascismo y restituyó en el
gobierno al Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías.
Uhh ahh, Chávez no se va…. Uhh ahh, Chávez no se va!!!

Nunca antes en nuestra historia ocurrió algo como el 13 de abril. Por eso digo con orgullo que hoy hablo ante un pueblo libre. La derrota de la tiranía
fascista de abril fue seguida por un hecho inusitado en Venezuela, es la primera vez en más de 100 años que los golpistas derrotados no son perseguidos
por los vencedores, una mezcla de perdón político y lenidad en los tribunales permitió a los golpistas regresar a sus hogares como si nada hubiera
ocurrido. Era la oportunidad para intentar la reconciliación de la dirigencia política venezolana. Sin embargo, los golpistas interpretaron la situación
como un signo de debilidad del gobierno y reiniciaron la conspiración.
Aquí se repitió lo que Simón Bolívar describió como una de las causas de la caída de la primera república. El afirmaba, “a cada conspiración sucedía un
perdón y a cada perdón sucedía otra conspiración que se volvía a perdonar, porque los gobiernos liberales deben distinguirse por la clemencia”.
Clemencia criminal que contribuyó más que nada a derribar la máquina que todavía no habíamos enteramente concluido. La corrupción de los tribunales
sigue siendo una de las grandes manchas de nuestras instituciones. Los mismos que conspiraron en abril ejecutaron el acto de agresión más brutal desde
que el imperio británico bloqueó nuestras costas en 1902.
Los mismos personajes, la misma coalición, los mismos objetivos, pero ahora como una estrategia más destructiva. Actuando como una quinta columna
de un ejército extranjero, los fascistas bloquearon los puertos para asfixiar económicamente a nuestro pueblo.Secuestraron barcos, destruyeron los
sistemas de control de refinerías, oleoductos y campos petroleros; cerraron las escuelas y los mercados, congelaron el dinero de los ahorristas; llevaron a
la quiebra a miles de pequeñas empresas y destruyeron decenas de miles de puestos de trabajo. Dejaron a Venezuela sin gasolina y sin gas doméstico e
industrial. Todo en medio de una incesante campaña de psicoterrorismo en los medios de comunicación, los cuales substituyeron su publicación por
permanentes llamados al golpe de Estado. Sólo con millones de dólares de dinero extranjero puede entenderse el mantenimiento de esta agresión a
Venezuela. Ya no está en juego un presidente o la democracia. Ahora es atacada la vida de millones de venezolanos y la existencia misma de la
soberanía nacional. Como siempre, los primeros en sufrir fueron los más débiles: los niños, los ancianos, los enfermos, las mujeres cabeza de familia, los
pobres en general.
El golpe de Estado nunca llegó. La explosión social nunca llegó. ¿Qué fue lo que ocurrió? El pueblo bolivariano resistió el golpe antinacional con una
disciplina colectiva nunca antes vista. Mujeres y hombres resistieron largas filas para comprar gas y gasolina, resistieron la escasez de alimentos. Los
conductores del transporte público resistieron las trancas de calles y avenidas, resistieron los disparos a sus unidades con el objeto de forzarlos a parar.
Los trabajadores del Metro de Caracas resistieron las amenazas de bombas en sus lugares de trabajo.
(sin audio)… El pueblo bolivariano está hoy unido en sus victorias contra el fascismo. Pero nuestra economía ha sido dañada, como si hubiera sufrido
una guerra; la pobreza y el desempleo nos azotan en la cara, y debemos iniciar la reconstrucción del país. Nuestra administración pública no se ha puesto
a la altura de la emergencia en que vivimos; los grupos fascistas derrotados se reorganizan recurriendo al terrorismo y a campañas de desprestigio contra
Venezuela en el mundo; en su locura van declarando a su país un estado forajido, soñando con una invasión extranjera. Todo esto ocurre, todo esto
ocurre mientras adelantan la campaña electoral más sucia de nuestra historia. Pero mantenemos el vigor de la alianza bolivariana, si llevamos nuestros
mensajes a todos los venezolanos y venezolanas y a todas las naciones del mundo, no hay duda de que otra vez venceremos.
Nos ha tocado vivir tiempos extraordinarios, cuando miramos hacia atrás nos damos cuenta de lo mucho que hemos avanzado, pero todo parece poco
cuando miramos hacia delante, hacia el futuro. Venezuela está cambiando, América Latina está cambiando, grandes fuerzas sociales están en
movimiento, redefiniendo nuestra identidad y nuestras aspiraciones. Los indígenas, los afroamericanos, los campesinos, los trabajadores de las ciudades,
las mujeres, todos están forjando alianzas para elegir por primera vez en siglos, gobernantes que se parecen a las mayorías que ellos representan.
José Martí decía: Lo que quede de aldea en América, ha de despertar… Y pedía: Los pueblos que no se conocen han de darse prisa en conocerse.
Nuestro reloj continental está marcando la hora de que los pueblos ayuden a los pueblos.
En esta nueva emancipación de América, los venezolanos ofrecemos a Bolívar, y ahora sí podremos responder mejor por qué Bolívar. Porque Bolívar ya
no es un hombre solo, o unas ideas en un libro, ahora es un pueblo en acción. Porque Bolívar es una invitación a todos los latinoamericanos a aprender
los unos de los otros, a fortalecernos en nuestro pasado y presente común. Porque cuando decimos Bolívar queremos decir Tupac Amaru, San Martín,
Morazán, Martí, Juárez, Artigas y todos los que lucharon y luchan por la liberación de sus pueblos. Y finalmente porque nos permite decirles a ustedes
que esta también es su patria. Muchas gracias.
Alerta, alerta, alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina.
Moderadora: Vamos a invitar a Samuel a que nos acompañe un ratito más.
Samuel Moncada: Gracias.
Moderadora: Definitivamente (Bueno, aquí escribimos unas palabritas apuradas, que salieron del corazón, escuchando a Samuel) la cultura y las ideas,
base de nuestra revolución, son las luces que deben tejer los encuentros populares como el nuestro ¿no? Uno de los elementos más importantes, que
consideramos más importantes del proceso histórico que está viviendo nuestro país es precisamente el rescate del ideal bolivariano, del pensamiento
bolivariano que había sido echado a un lado. Entonces uno de los elementos que consideramos más importantes de este proceso es precisamente el
rescate de los pensamientos bolivarianos, por eso nos resultan pertinentes sus consignas:
Alertar, alerta, alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina… Y que sí, que sí, que sí nos da la gana ser una gran potencia
latinoamericana.
Presidente Chávez, la espada de Bolívar parece que hoy recorre el mundo, así que no vamos a ser una gran potencia latinoamericana,
seremos una gran potencia mundial bolivariana.
Ya vamos a finalizar. Y para finalizar queremos agradecer la presencia del ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael
Chávez Frías. Gracias, Presidente.
Agradecemos la presencia también de todos nuestros invitados nacionales y de nuestros invitados internacionales, y muy especialmente queremos
agradecerle al glorioso pueblo venezolano, nuestro glorioso bravo pueblo venezolano.
Se va a asomar nuestro Presidente. Unidos, presentes, con nuestro Presidente; unidos, presentes con nuestro Presidente… ¡Viva Chávez!
Los que voluntariamente trabajamos para que este Encuentro en el que defendemos nuestros sueños se hicieran realidad, queremos manifestar que
tenemos las puertas de nuestros corazones abiertas para todos ustedes. Hoy no nos pertenecemos, somos suyos.
NUESTRA PATRIA ES AMERICA
(HIMNO DE LA COORDINADORA CONTINENTAL BOLIVARIANA)
DESDE EL MONTE SACRO ESTALLA
LA PALABRA DEL COLOSO
QUE JURA NO DAR REPOSO
A SU ESPADA EN LA BATALLA
HASTA VER EN LA ATALAYA
DONDE EL CONDOR TOCA EL CIELO
LA AMÉRICA ALZAR EL VUELO
DANDO VIDA A UN NUEVO MUNDO
COMO EL SUEÑO MAS FECUNDO
QUE HA PARIDO NUESTRO SUELO.

PARA LIBERTAR UN MUNDO


ERA PRECISO CREARLO
Y BOLIVAR FUE A FUNDARLO
CON FUEGO Y AMOR PROFUNDO
DE ARCILLA Y LIMO FECUNDO.
AL REDOBLE DE TAMBORES
FUE JUNTANDO LOS COLORES,
FORMÓ UNA NUEVA NACIÓN
PRELUDIO DE LA EXPLOSION
DE UN MUNDO SIN OPRESORES.

ARRAIGADO EN LA MEMORIA
EL ESFUERZO FORMIDABLE
DE LA CAMPAÑA ADMIRABLE
MARCHA AL PASO DE LA GLORIA
DÁNDOLE RUMBO A LA HISTORIA
GUERRA A MUERTE AL OPRESOR.
EL DECRETA CON ARDOR
Y CON LA ESPADA EMPUÑADA
Y COLOMBIA EN SU MIRADA
BOLIVAR PLANTA LA FLOOR.
LAS ANTILLAS Y ANGOSTURA
SON BASTIONES DEL PROYECTO
QUE SUSTENTA LA BRAVURA
CONDUCIENDO HACIA LA ALTURA
DEL SOL DE LA DIGNIDAD
LA JUSTICIA Y LIBERTAD.
EN LA IDEA GRANCOLOMBIANA
QUE NOS UNE Y NOS HERMANA
EN POST DE LA HUMANIDAD.

AYACUCHO ES HEROÍSMO
BOYACA ES TRUENO MARCIAL,
CON CARABOBO, UN FANAL,
ENTRE EL CIELO Y EL ABISMO
QUE CON POTENCIA DE SISMO
SE PROLONGA HASTA EL CONFIN.
Y EN PICHINCHA Y EN JUNIN,
JUNTANDO PUEBLOS HERMANOS
CON SUS CONCIENCIAS Y MANOS
SON UNIDAD Y FORTÍN.

QUE DE NUEVOS LOS MOSQUETES


RETUMBEN POR LA UNIDAD
Y TODA LA HUMANIDAD
HAGA QUE EL YANQUI RESPETE,
AL SUR QUE NO SE SOMETE.
QUE SE EXTIENDE HASTA EL CONFÍN
EL CLAMOR DEL PALADÍN:
“NUESTRA PATRIA ES AMÉRICA”
NUEVA POTENCIA HEMISFÉRICA
CANTO ÉPICO EN CLARÍN.
CORO:
SI, NUESTRA PATRIA ES AMÉRICA
DEL UNIVERSO ESPERANZA,
NO ES LA BATALLA QUIMÉRICA
¡ES LAUTARO CON SU LANZA!

AMPLIO COMO EL FIRMAMENTO


MOVIMIENTO BOLIVARIANO
ES HURACANADO VIENTO
DE UNIDAD CONTRA EL TIRANO.

JOSÉ MARTÍ

SIMÓN BOLÍVAR*

Señoras,
señores:
CON LA FRENTE contrita de los americanos que no han
podido entrar aún en América; con el sereno
conocimiento del puesto y valer reales del gran caraqueño
en la obra espontánea y múltiple de la emancipación
americana; con el asombro y reverencia de quien ve aún
ante sí demandándole la cuota a aquel que fue como el
samán de sus llanuras, en la pompa y generosidad, y
como los ríos que caen atormentados de las cumbres, y
como los peñascos que vienen ardiendo, con luz y fragor,
de las entrañas de la Tierra, traigo el homenaje infeliz de
mis palabras, menos profundo y elocuente que el de mi
silencio, al que desclavó del Cuzco el gonfalón de Pizarro.
Por sobre ta- chas y cargos; por sobre la pasión del elogio y
la del denuesto; por sobre las flaquezas mismas, ápice
negro en el plumón del cóndor, de aquel príncipe de la
libertad surge radioso el hombre verdadero. Quema y
arroba. Pensar en él, asomarse a su vida, leerle una
arenga, verlo deshecho y jadeante en una carta de
amores, es como sentirse orlado de oro el pensamiento.
Su ardor fue el de nuestra redención; su lenguaje fue el
de nuestra natura- leza; su cúspide fue la de nuestro
continente; su caída, para el corazón. Dícese Bolívar, y
ya se ve delante el monte a que, más que la nieve, sirve el
encapotado jinete de corona; ya el pantano en que se
revuelven, con tres
* Discurso pronunciado en la velada de la Sociedad Literaria Hispanoamericana, en
Nueva York, el 28 de octubre de 1893. Simón Bolívar, Libertador de la América del Sur,
por los más grandes escritores americanos, Caracas, Editorial Cecilio Acosta, 1944, t. I,
pp. 233-244; Grandes escritores bolivarianos, Caracas, Casuz Ediciones, 1974, pp. 73-78.
repúblicas en el morral, los libertadores que van a rematar
la redención de un mundo. ¡Oh, no! En calma no se
puede hablar de aquel que no vivió jamás en ella; ¡de
Bolívar se puede hablar con una montaña por tribuna, o
entre relámpagos y rayos, o con un manojo de pueblos
libres en el puño y la tiranía descabezada a los pies! Ni a
la justa admiración ha de tenerse miedo porque esté de
moda continua en cierta especie de hombres el desamor
de lo extraordinario; ni el deseo bajo del aplauso ha de
ahogar con la palabra hinchada los decretos del juicio; ni
hay palabra que diga el misterio y fulgor de aquella frente
cuando en el desastre de Casacoima, en la fiebre de su
cuerpo y la soledad de sus ejércitos huidos, vio claros,
allá en la cresta de los Andes, los caminos por donde
derramaría la libertad sobre las cuencas del Perú y Bolivia.
Pero cuanto dijéramos, y aun lo excesivo, estaría bien en
nuestros labios esta noche, porque cuantos nos reunimos
hoy aquí somos los hijos de su espada.
Ni la presencia de nuestras mujeres puede, por temor
de parecerles enojoso, sofocar en los labios el tributo,
porque ante las mujeres ameri- canas se puede hablar sin
miedo de la libertad. Mujer fue aquella hija de Juan de
Mena, la brava paraguaya que al saber que a su paisano
Antequera lo ahorcaban por criollo se quitó el luto del
marido que vestía y se puso de gala, porque “es día de
celebrar aquel en que un hombre bueno muere
gloriosamente por su patria”; mujer fue la colombiana de
saya y cotón que, antes que los comuneros, arrancó en el
Socorro el edicto de impuestos insolentes, que sacó a
pelear a 20.000 hombres; mujer la de Arismendi, pura
cual la mejor perla de la Margarita, que a quien la pasea
presa por el terrado, de donde la puede ver el esposo
sitiador, dice mientras el esposo riega de metralla la
puerta del fuerte: “Jamás lograréis de mí que le aconseje
faltar a sus deberes”; mujer aquella soberana Pola, que
armó a su novio para que se fuese a pelear, y cayó en el
patíbulo junto a él; mujer Mercedes Abrego, de trenzas
hermosas, a quien cortaron la cabeza porque bordó de
su oro más fino el uniforme del Libertador; mujeres las
que el piadoso Bolívar llevaba a la grupa, compañeras
indómitas de sus soldados, cuando a pechos juntos
vadeaban los hombres el agua enfurecida, por donde iba
la redención a Boyacá, y de los montes andinos, siglos
de la naturaleza, bajaban torvos y despedazados los
torrentes.
Hombre fue aquel, en realidad, extraordinario. Vivió
como entre lla- mas, y lo era. Ama, y lo que dice es
como florón de fuego. Amigo, se le muere el hombre
honrado a quien quería, y manda que todo cese a su
alrededor. Enclenque, en lo que anda el posta más ligero,
barre con un ejército naciente todo lo que hay de
Tenerife a Cúcuta. Pelea, y en lo más afligido del
combate, cuando se le vuelven suplicantes todos los ojos,
man- da que le desensillen el caballo. Escribe, y es como
cuando en lo alto de una cordillera se coge y cierra de
súbito la tormenta y es bruma y lobreguez el valle todo; y
a tajos abre la luz celeste la cerrazón, y cuelgan de un
lado y otro las nubes por los picos, mientras en lo hondo
luce el valle fresco con el primor de todos sus colores.
Como los montes, era él ancho en la base, con las raíces
en las del mundo, y por la cumbre enhiesto y afilado,
como para penetrar mejor en el cielo rebelde. Se le ve
golpeando, con el sable de puño de oro, en las puertas de
la gloria. Cree en el cielo, en los dioses, en los inmortales,
en el Dios de Colombia, en el genio de América y en su
des- tino. Su gloria lo circunda, inflama y arrebata.
Vencer, ¿no es el sello de la divinidad? ¿Vencer a los
hombres, a los ríos hinchados, a los volcanes, a los siglos,
a la naturaleza? Siglos, ¿cómo los desharía, si no pudiera
hacerlos?
¿No desata razas, no desencanta el continente, no evoca
pueblos, no ha re- corrido con las banderas de la
redención más mundo que ningún conquis- tador con las
de la tiranía, no habla desde el Chimborazo con la
eternidad y tiene a sus plantas, en el Potosí, bajo el
pabellón de Colombia picado de cóndores, una de las
obras más bárbaras y tenaces de la historia humana?
¿No le acatan las ciudades, y los poderes de esta vida, y
los émulos enamo- rados o sumisos, y los genios del orbe
nuevo, y las hermosuras? Como el Sol llega a creerse, por
lo que deshiela y fecunda y por lo que ilumina y abrasa.
Hay senado en el cielo, y él será, sin duda, de él. Ya ve el
mundo allá arriba, áureo de sol cuajado, y los asientos de
la roca de la creación, y el piso de las nubes, y el techo de
centellas que le recuerden, en el cruzarse y chispear, los
reflejos del mediodía de Apure en los rejones de sus
lanzas; y descienden de aquella altura, como dispensación
paterna, la dicha y el orden sobre los humanos. ¡Y no es
así el mundo, sino suma de la divinidad que asciende
ensangrentada y dolorosa del sacrificio y prueba de los
hombres todos! Y muere él en Santa Marta del trastorno y
horror de ver hecho pedazos aquel
astro suyo que creyó inmortal, en su error de confundir la
gloria de ser útil, que sin cesar le crece, y es divina de
veras, y corona que nadie arranca de las sienes, con el
mero accidente del poder humano, merced y encargo casi
siempre impuro de los que sin mérito u osadía lo anhelan
para sí, o estéril triunfo de un bando sobre otro, o fiel
inseguro de los intereses y pasiones, que solo recae en el
genio la virtud en los instantes de suma angustia o
pasajero pudor en que los pueblos, enternecidos por el
peligro, aclaman la idea o desinterés por donde
vislumbran su rescate. ¡Pero así está Bolívar en el cielo
de América, vigilante y ceñudo, sentado aún en la roca de
crear, con el inca al lado y el haz de banderas a los pies;
así está él, calzadas aún las botas de campaña, porque lo
que él no dejó hecho, sin hacer está hasta hoy: porque
Bolívar tiene que hacer en América todavía!
América hervía, a principios del siglo, y él fue como
su horno. Aún cabecea y fermenta, como los gusanos
bajo la costra de las viejas raíces, la América de
entonces, larva enorme y confusa. Bajo las sotanas de los
canónigos y en la mente de los viajeros próceres venía de
Francia y de Nor- teamérica el libro revolucionario, a
avivar el descontento del criollo de decoro y letras,
mandado desde allende a horca y tributo; y esta
revolución de lo alto, más la levadura rebelde y en cierto
modo democrática del espa- ñol segundón y desheredado,
iba a la par creciendo, con la cólera baja, la del gaucho y
el roto y el cholo y el llanero, todos tocados en su punto
de hombre; en el sordo oleaje, surcado de lágrimas el
rostro inerme, vagaban con el consuelo de la guerra por el
bosque las majadas de indígenas, como fuegos errantes
sobre una colosal sepultura. La independencia de
América venía de un siglo atrás sangrando –¡ni de
Rousseau ni de Washington viene nuestra América, sino
de sí misma!–. Así, en las noches aromosas de su jardín
solariego de San Jacinto, o por las riberas de aquel
pintado Anauco por donde guió tal vez los pies menudos
de la esposa que se le murió en flor, vería Bolívar, con el
puño al corazón, la procesión terrible de los pre- cursores
de la independencia de América: ¡van y vienen los
muertos por el aire, y no reposan hasta que no está su obra
satisfecha! Él vio, sin duda, en el crepúsculo del Ávila, el
séquito cruento.
Pasa Antequera, el del Paraguay, el primero de todos,
alzando de sobre su cuello rebanado la cabeza; la familia
entera del pobre inca pasa, muerta
a los ojos de su padre atado, y recogiendo los cuartos de
su cuerpo; pasa Túpac Amaru; el rey de los mestizos de
Venezuela viene luego, desvanecido por el aire, como un
fantasma; dormido en su sangre va después Salinas, y
Quiroga muerto sobre su plato de comer, y Morales
como viva carnice- ría, porque en la cárcel de Quito
amaban a su patria; sin casa adonde volver, porque se la
regaron de sal, sigue León moribundo en la cueva; en
garfios van los miembros de José España, que murió
sonriendo en la horca, y va humeando el tronco de
Galán, quemado ante el patíbulo; y Berbeo pasa, más
muerto que ninguno –aunque de miedo a sus comuneros
lo dejó el verdugo vivo–, porque, para quien conoció la
dicha de pelear por el honor de su país, no hay muerte
mayor que estar en pie mientras dura la vergüen- za
patria; ¡y de esta alma india y mestiza y blanca, hecha una
llama sola, se envolvió en ella el héroe, y en la constancia
y la intrepidez de ella; en la her- mandad de la aspiración
común juntó, al calor de la gloria, los compuestos
desemejantes; anuló o enfrenó émulos, pasó el páramo y
revolvió montes, fue regando de repúblicas la artesa de
los Andes, y cuando detuvo la carre- ra, porque la
revolución argentina oponía su trama colectiva y
democrática al ímpetu boliviano, catorce generales
españoles, acurrucados en el cerro de Ayacucho, se
desceñían a espada de España!
De las palmas de las costas, puestas allí como para
entonar canto pe- renne al héroe, sube la tierra, por
tramos de plata y oro, a las copiosas pla- nicies que
acuchilló de sangre la revolución americana; y el cielo ha
visto pocas veces escenas más hermosas, porque jamás
movió a tantos pechos la determinación de ser libres, ni
tuvieron teatro de más natural grandeza, ni el alma de un
continente entró tan de lleno en la de un hombre. El cielo
mismo parece haber sido actor, porque eran dignas de él,
aquellas batallas;
¡parece que los héroes todos de la libertad, y los mártires
todos de toda la Tierra, poblaban apiñados aquella bóveda
hermosa y cubrían, como gigan- te égida, el aprieto donde
pujaban nuestras almas, o huían despavoridos por el
cielo injusto, cuando la pelea nos negaba su favor! El
cielo mismo debía, en verdad, detenerse a ver tanta
hermosura: de las eternas nieves ruedan, desmontadas,
las aguas portentosas; como menuda cabellera, o crespo
vellón, visten las negras abras árboles seculares; las
ruinas de los templos indios velan sobre el desierto de los
lagos; por entre la bruma de
los valles asoman las recias torres de la catedral española;
los cráteres hu- mean y se ven las entrañas del universo
por la boca del volcán descabezado;
¡y a la vez, por los rincones todos de la Tierra, los
americanos están pelean- do por la libertad! ¡Unos
cabalgan por el llano y caen al choque enemigo como
luces que se apagan, en el montón de sus monturas; otros,
rienda al diente, nadan con la banderola a flor de agua por
el río crecido; otros, como selva que echa a andar, vienen
costilla a costilla, con las lanzas por sobre las cabezas;
otros trepan un volcán y le clavan en el belfo encendido la
bandera libertadora! ¡Pero ninguno es más bello que un
hombre de frente montuo- sa, de mirada que le ha comido
el rostro, de capa que le aletea sobre el potro volador, de
busto inmóvil en la lluvia del fuego o la tormenta, de
espada a cuya luz vencen cinco naciones! Enfrena su
retinto, desmadejado el cabe- llo en la tempestad del
triunfo, y ve pasar, entre la muchedumbre que le ha
ayudado a echar atrás la tiranía, el gorro frigio de Ribas,
el caballo dócil de Sucre, la cabeza rizada de Piar, el
dolmán rojo de Páez, el látigo desflecado de Córdoba, o
el cadáver del coronel que sus soldados se llevan
envuelto en la bandera. Yérguese en el estribo, suspenso
como la naturaleza, a ver a Páez, en Las Queseras, dar las
caras con su puñado de lanceros, y a vuelo de caballo,
plegándose y abriéndose, acorralar en el polvo y la
tiniebla al hor- miguero enemigo. ¡Mira, húmedos los
ojos, el ejército de gala, antes de la Batalla de Carabobo,
al aire colores y divisas, los pabellones viejos cerrados por
un muro vivo, las músicas todas sueltas a la vez, el sol en
el acero alegre, y en todo el campamento el júbilo
misterioso de la casa en que va a nacer un hijo! ¡Y más
bello que nunca fue en Junín, envuelto entre las sombras
de la noche, mientras que en pálido silencio se astillan
contra el brazo triunfante de América las últimas lanzas
españolas!
Y luego, poco tiempo después, desencajado, el pelo
hundido por las sienes enjutas, la mano seca como
echando atrás el mundo, el héroe dice en su cama de
morir: “¡José! ¡José!, vámonos, que de aquí nos echan.
¿Adón- de iremos?”. Su gobierno nada más se había
venido abajo; pero él acaso creyó que lo que se
derrumbaba era la república; acaso, como que de él se
dejaron domar, mientras duró el encanto de la
Independencia, los recelos y personas locales, paró en
desconocer, o dar por nulas o menores, estas fuer- zas de
realidad que reaparecían después del triunfo; acaso,
temeroso de
que las aspiraciones rivales le devorasen los pueblos
recién nacidos, buscó en la sujeción, odiosa al hombre, el
equilibrio político, solo constante cuan- do se fía a la
expansión, infalible en un régimen de justicia y más
firme cuanto más desatada. Acaso, en su sueño de gloria,
para la América y para sí, no vio que la unidad de
espíritu, indispensable a la salvación y dicha de nuestros
pueblos americanos, padecía, más que se ayudaba, con su
unión en formas teóricas y artificiales que no se
acomodaban sobre el seguro de la realidad; acaso el genio
previsor que proclamó que la salvación de nuestra
América está en la acción una y compacta de sus
repúblicas, en cuanto a sus relaciones con el mundo y al
sentido y conjunto de su porvenir, no pudo, por no
tenerla en el redaño, ni venirle del hábito ni de la casta,
conocer la fuerza moderadora del alma popular, de la
pelea de todos en abierta lid, que salva, sin más ley que la
libertad verdadera, a las repúblicas; erró aca- so el padre
angustiado en el instante supremo de los creadores
políticos, cuando un deber les aconseja ceder a nuevo
mando su creación, porque el título de usurpador no la
desluzca o ponga en riesgo, y otro deber, tal vez en el
misterio de su idea creadora superior, los mueve a
arrostrar por ella hasta la deshonra de ser tenidos por
usurpadores.
¡Y eran las hijas de su corazón, aquellas que sin él se
desangraban en lucha infausta y lenta, aquellas que por su
magnanimidad y tesón vinieron a la vida, las que le
tomaban de las manos, como que de ellas era la sangre y
el porvenir, el poder de regirse conforme a sus pueblos y
necesidades!
¡Y desaparecería la conjunción, más larga que la de los
astros del cielo, de América y Bolívar para la obra de la
Independencia, y se revelaba el desa- cuerdo patente
entre Bolívar, empeñado en unir bajo un gobierno central
y distante los países de la revolución, y la revolución
americana, nacida con múltiples cabezas del ansia de
gobierno local y con la gente de la casa pro- pia! “¡José!
¡José!, vámonos, que de aquí nos echan. ¿Adónde
iremos?”.
¿A dónde irá Bolívar? ¡Al respeto del mundo y a la
ternura de los ame- ricanos! ¡A esta casa amorosa, donde
cada hombre le debe el goce ardiente de sentirse como en
brazos de los suyos en los de todo hijo de América, y
cada mujer recuerda enamorada a aquel que se apeó
siempre del caballo de la gloria para agradecer una corona
o una flor a la hermosura! ¡A la jus- ticia de los pueblos,
que por el error posible de las formas, impacientes o
personales, sabrán ver el empuje que balcón de los cerros asomado el
con ellas mismas, como de mano po- gentío, y como flores en jarrón,
tente en lava blanda, dio Bolívar a saliéndose por las cuchillas de las
las ideas –madre de América!–. lomas, los mazos de ban- deras. El
¿Adón- de irá Bolívar? ¡Al brazo de Potosí aparece al fin, roído y
los hombres, para que defiendan de ensangrentado; los cinco pabellones
la nueva codicia y del terco espíritu de los pueblos nuevos, como
viejo la tierra donde será más verdaderas llamas, flameaban en la
dichosa y bella la humanidad! ¡A los cúspide de la América resucitada;
pueblos callados, como un beso de estallan los morteros a anunciar al
padre! ¡A los hom- bres del rincón y héroe, y sobre las cabezas,
de lo transitorio, a las panzas descubiertas de respeto y espanto,
aldeanas y los cómodos har- rodó por largo tiempo el estampido
pagones, para que, a la hoguera que con que de cumbre en cumbre
fue aquella existencia, vean la respondían, saludándolo, los
herman- dad indispensable al montes. ¡Así, de hijo en hijo,
continente y los peligros y la mientras la América viva, el eco de
grandeza del porvenir americano! su nombre resonará en lo más viril y
¿Adónde irá Bolívar? Ya el último honrado de nuestras hazañas!
virrey de España yacía con cinco
heridas; iban los tres siglos atados a
la cola del caballo llanero, y con la
casaca de la victoria y el elástico de
lujo venía al paso el Libertador,
entre el ejército, como de baile, y al

CAMINEMOS POR EL NUEVO CAMINO DE LA HISTORIA (LIGIA ELENA ROJAS)

CAMINEMOS...CAMINEMOS.... GLORIA
CAMINENOS
POR EL NUEVO CAMINO DE LA I
HISTORIA TU PUEBLO INVOCA
ILUMINANDO EL SENDERO EN UNA SOLA VOZ
DE BOLIVAR LA JUSTICIA POR LA QUE
RECATANDO SU EMBLEMA DE LUCHASTE
Y A LOS TOQUES DE DIANA LA PATRIA LES PIDE
SE YERGUE LA NOBLE HEREDAD A SUS HIJOS
QUE DEJASTE. PROSEGUIR SU HUELLA
II INMORTAL,
TRES PALABRAS ENCONTRAR LA PERDIDA
FUERON EN LA ACCION JUSTICIA,
Y PARA TUS HIJOS LA NOBLE SIN JUSTICIA NO EXISTE
HEREDAD LA PAZ
FUERON TRES IMPULSADORAS IV
DE AMOR LA PATRIA ES AMÉRICA
LA JUSTICIA....VERDAD DE PUEBLOS HERMANOS
LA LIBERTAD UNAMOS NUESTRAS FUERZAS
Y SEREMOS POR SIEMPRE
¡LIBRES....Y SOBERANOS!
III