Está en la página 1de 12

AÑO XII

TERCERA ÉPOCA — NÚMERO 131

ARÉVALO—ABRIL DE 2020
http://lallanura.es

Marzo de 2020. Año 0 microsoft.com

Comenzamos una nueva época.


Un microscópico «bicho» nos está
obligando a todos a cambiar de há-
bitos, de formas y procedimientos,
al menos en tanto decida marchar-
se de nuestras vidas.
De esta forma, no nos queda otra
que dejar de editar nuestra revista “La
Llanura” en formato papel y ponerla
a disposición de todos solamente en
formato digital.
sonas que nos han dado aliento para la forma que sea procedente cuando
Lo sentimos por aquellas personas llegar hasta aquí. todo esto pase.
que están dentro de esa porción de
Por supuesto a nuestros patrocina- Nos han quedado pendientes tertu-
población que carece de acceso a los
dores. Empresas que con sus anuncios lias, presentaciones de libros, excur-
medios digitales. No van a poder se-
promocionales han contribuido a po- siones y alguna importante exposi-
guir leyendo nuestra “Llanura”, salvo
der sufragar parte del coste mensual ción que teníamos previsto inaugurar
que alguien cercano les proporcione
de la revista “la Llanura”. por ahora.
acceso a ella a través de sus móviles,
tabletas u ordenadores. O bien tengan En los sucesivos números que va- Todo llegará. Esta tormenta pasa-
capacidad para imprimirles un ejem- yamos publicando en formato digital, rá. Y volverá a salir el sol. Y alumbra-
plar y que así puedan seguir leyéndo- queremos mantener dichos anuncios; rá una nueva primavera.
nos. por supuesto sin que ello suponga
Y si no nos creéis, escuchad a Oc-
coste alguno para ninguno de ellos.
Es, a los efectos, una especie de tavio Paz:
cambio de época. Hemos llegado has- Entendemos que la confianza que
ta el número 130 pudiéndolo hacer han depositado en nosotros, en nues- Pulida claridad de piedra diáfana,
en formato papel. Ya este número vio tra revista, bien merece que les sea lisa frente de estatua sin memoria:
muy limitada su distribución. Tened recompensada ahora. cielo de invierno, espacio reflejado
en cuenta que la revista sale el día en otro más profundo y más vacío.
La revista, en tanto se manten-
quince de cada mes. ga en formato digital, verá la luz los El mar respira apenas, brilla apenas.
Queremos, en este número, agra- quince de cada mes. Por un lado, se Se ha parado la luz entre los árboles,
decer a todas aquellas personas que a enviará en esa fecha a todas aquellas ejército dormido. Los despierta
lo largo de estos años han confiado en personas que forman parte de nuestro el viento con banderas de follajes.
nuestra revista, a todos aquellos que archivo de suscriptores y por otro, se
han sido, mes a mes, fieles y puntua- colgará, también como hasta ahora, Nace del mar, asalta la colina,
les lectores. Como decimos, vamos a en los enlaces habituales alojados en oleaje sin cuerpo que revienta
seguir con ella, cambiando la edición Internet: blog de “La Llanura”, muro contra los eucaliptos amarillos
a formato digital. Ahora es imposible de Facebook y entorno de SCRIBD. y se derrama en ecos por el llano.
hacerlo de otra forma. En el futuro ve- Necesariamente, de momento, y El día abre los ojos y penetra
remos cómo se podrá hacer. en lo que respecta a nuestro calen- en una primavera anticipada.
De todas formas, insistir en nues- dario habitual de actividades ha que- Todo lo que mis manos tocan, vuela.
tro agradecimiento a todas esas per- dado paralizado. Comenzaremos, de Está lleno de pájaros el mundo.
pág. 2 la llanura número 131 - abril de 2020

Actualidad cultural Y “DJ Geñín” decidió sumarse... Fue


el pasado jueves, después de múltiples
peticiones y ruegos, “Geñín” decidió
Debido a la pandemia, la actividad
conectarse al Facebook y ofrecernos
cultural se ha visto reducida a prác-
algunas sesiones musicales que nos
ticamente nada. Actos, exposiciones,
permitieron hacer más llevadero este
y cualquier otra manifestación rela-
confinamiento forzoso.
cionada ha tenido que ser suspendida
Desde Arévalo, desde su casa, puso en
hasta que todo esto pase. Por ello, este
Educación en tiempos de pande- marcha su “Radio Antivirus” y nos in-
mes dejamos únicamente una sola
mia. Tras la decisión de suspender la vitó a unirnos y disfrutar con él de la
página y vamos a hacernos eco de
actividad en los centros escolares, los música de ayer, de hoy, de siempre.
algunas de las propuestas que hemos
docentes se han visto obligados a ac- Un notable número de amigos se dan
ido encontrando en las redes y que
tuar de forma rápida ante una situación cita en las distintas sesiones que nos
nos han servido para pasar las largas
urgente y novedosa. Esto ha supuesto ofrece. Esperamos, amigo, que cuando
horas de confinamiento a que nos ha
un reajuste, sin periodo de adaptación, todo esto pase y salga de nuevo el sol,
obligado el maldito bicho.
con el fin de que no se resintiera la ac- nos deleites con una o dos, o tres sesio-
Conciertos musicales a cargo de Na- tividad académica. Todas las comuni- nes en riguroso directo.
cho “Golosos”. ¿Fue el primero en dades autónomas optaron por la impar-
empezar? Creemos que sí, que Nacho tición del currículo mediante medios
fue el primero que empezó a animar a telemáticos.
las gentes de su barrio, provisto de un Esto supone para los docentes un do-
equipo de sonido y dedicándose una ble esfuerzo por cuanto deben adaptar
hora diaria, de las 19:00 a las 20:00 los contenidos a esta nueva situación
horas, a poner canciones de todo tipo, donde la relación con el alumnado es
para sorpresa y alegría de los vecinos a través de pantallas. Para ello, además
del entorno de “Los Muleteros”. Poco de no ceñirse a un horario fijo, dando Dj Geñín
a poco fue ganando adeptos que conec- cabida a todas las circunstancias fa-
taban en su muro de Facebook y ani- miliares, han desarrollado numerosas Sumario:
maban con sus mensajes y peticiones estrategias para facilitar la tarea del
musicales. alumnado y permitir la conciliación de 1. Editorial: Marzo de 2020. Año 0.
Nacho “Golosos” la vida familiar.
2. Noticias de Cultura y Patrimonio.
La utilización de plataformas de las
propias Consejerías, diferentes apli- 3. Así empezó todo. Javier S. Sánchez.
caciones, videoconferencias, correo
4. De cine. Fantasía. Juan C. López.
electrónico…, son algunas de las he-
rramientas que están permitiendo 5. Citas de Oro. Segundo Bragado.
mantener un ritmo similar al que se
6 y 7. En memoria de don José Ji-
mantenía “en presencia”, con todas las ménez Lozano. Javier S. Sánchez y
salvedades. Fabio López.
Entendemos que en las circunstancias
actuales este método de trabajo se va 8. Demografía histórica de La Mora-
ña y Tierra de Arévalo. Luis J. Martín
a prolongar en el tiempo. Por ello, en García-Sancho
Poemas para una cuarentena. Diver- estas dos semanas se han establecido
las pautas que van a permitir la conti- 9. Ilusión. Jorge García Vela.
sas entidades culturales y personas afi-
cionadas a la literatura han promovido nuidad de esta modalidad “a distancia” 10. Nuestros escritores y poetas: Luis
en Facebook, en Twitter y en otras re- con la mayor eficiencia. Por otra parte, Eduardo Aute, Kitty O’Meara y Julio
existe el reto de evitar las desigualda- Collado.
des sociales la realización de graba-
ciones, bien en vídeo o bien sencilla- des educativas y tratar de minimizar 11. Protección Civil en tiempos de Co-
mente sonoras, que han ido lanzando las carencias que implica el no poder ronavirus. Redacción.
al espacio virtual para delicia de los trabajar en equipo o la impartición de
12. Clásicos arevalenses: Tierra Cas-
amantes de la Poesía. Está siendo una materias como inglés, música o educa- tellana. Abril de 1917. (Fragmentos).
forma amable de hacernos más lleva- ción física.
dero el confinamiento por el Coronavi- Sería conveniente que en modo algu-
no se viera mermado el derecho a la LA LLANURA de Arévalo.
rus, además de contribuir al enriqueci-
miento cultural de todos nosotros. educación contemplado en el artículo Publicación editada por:
27 de la Constitución Española. Y esto “La Alhóndiga” de Arévalo,
Asociación de Cultura y Patrimonio.
es posible si se facilitan los recursos Avda. Emilio Romero, 14-B - 05200 Arévalo
necesarios al alumnado que no dispo- lallanuradearevalo@gmail.com
ne de medios telemáticos. Y siempre, Número 131 - Abril de 2020
seguir contando, ahora más que nunca, Depósito legal: AV-85-09
con las familias como mediadoras y fa- Diseño y maquetación: “La Alhóndiga”,
vorecedoras del proceso de enseñanza- Asociación de Cultura y Patrimonio.
aprendizaje. Imprime: Imprenta Cid.
la llanura número 131 - abril de 2020 pág. 3

Así empezó todo de 1920 provocado por los anarquistas


en protesta por los presos políticos.
Fieles al espíritu americano, sus co-
Cap. I. Cuenta la leyenda... legas prefirieron ordenar su nombre y
Cuenta la leyenda que el 16 de no- apellido de acuerdo a las normas de los
viembre de 2019, convocados por su Estados Unidos; así pasó a llamarse,
presidente, acudieron puntualmente familiarmente, Shin Yen. No hubiera
a su trabajo los miembros de la Real pasado de broma este apodo si la fe-
Academia Chino-Estadounidense de cha del 24 de octubre de 1929 no hu-
biera existido en el calendario. El crac querencia por Paul Auster, el espigado
la Lengua (RACHEL). Había cambia- escritor de Newark (Nueva Jersey). El
do su nombre anterior al ser aceptado bursátil en este “viernes negro” por la
venta masiva de acciones rompió en mismo que al ser nombrado Premio
en el grupo el joven americano Tho- Princesa de Asturias de las Letras se
mas Jam (Tomás Mermelada) quien pedazos toda la historia de la Calle del
Muro. atrevió a hablar de la inutilidad del
presentó su candidatura aludiendo arte: “¿Qué sentido tiene el arte, y en
a su pasado oriental y, con todo ri- Mientras algunos de sus colabora- particular el arte de narrar, en lo que
gor, presentando sus credenciales. dores se arrojaron por la ventana, Yen llamamos mundo real? Ninguno que se
Su abuelo materno Yen Shin, eminente prefirió bajar las escaleras de una en me ocurra; al menos desde el punto de
economista, era originario de Xinjiang una mientras olisqueaba un habano aún vista práctico. Un libro nunca ha ali-
(Noroeste del país y paso obligado de sin encender. Pasado el tiempo de due- mentado el estómago de un niño ham-
la Ruta de la Seda). En su primer año lo, fue objeto de todo tipo de bromas al briento. Un libro nunca ha impedido
en Zhejiang, donde cursó sus estudios ser acusado de causante de “La Gran que la bala penetre en el cuerpo de la
universitarios, ya desbordaba con su Depresión” por tener un nombre gafe. víctima. Un libro nunca ha evitado que
talento a las eminencias que tanto pres- Porque, ¿qué importaba si era chino o una bomba caiga sobre civiles inocen-
tigio daban a tan acreditado templo japonés cuando bastaban sus ojos ras- tes en el fragor de una guerra.”
del saber cuyo lema es “Buscando la gados para cargarle con la tragedia?
verdad y persiguiendo la innovación”. Jam había nacido en Burwell (Nebras- Tanto se enfrascó el joven Thomas
Así, nada más acabar el Doctorado co- ka), la de las grandes llanuras, donde en la vida y obra del autor de “Leviatán”
menzó a recibir ofertas muy suculentas sus padres, alejados ya de un pasado que hasta llegó a parecerse a él, no solo
de todos los rincones del mundo. Con estridente en la ciudad, podían dis- en su estilo narrativo sino físicamente.
un nivel de inglés que bien le hubiera frutar de largos paseos a caballo sin Para Thomas Jam aquella reunión de
permitido ser profesor de esa lengua en preocuparse de la depreciación del la RACHEL, en la que había influido
Oxford, optó por la aventura america- dólar. Su padre había regentado una al punto de cambiar su nombre, era la
na. En 1919 ya estaba asentado en la importante farmacéutica mientras que tercera de su periplo. Era el más joven
inconmensurable Manhattan, precisa- su madre prefirió dedicarse al mundo en aquella mesa de madera noble, pro-
mente en un barrio aledaño al corazón editorial, ambos en Lincoln. pia de todas las academias de la len-
de las finanzas, Wall Street. gua, donde se sentaban sus cincuenta
Y fue gracias a ella, a su pasión y seis integrantes, todos ellos exper-
En un suntuoso hotel de esta avenida tos en mandarín y sus dialectos. Cada
por los libros, como Jam, desde muy
de las finanzas se alojaba Mary A. Ta- uno de ellos, en base a una sencilla
pequeño sintió esa necesidad de em-
ylor, eminente abogada que atendía un proporción, representaba 1.000 carac-
borronar papeles con textos carentes
bufete de los que sobrevivían al ampa- teres, completando así los 56.000 que
de sentido pero que, poco a poco, fue-
ro de la volatilidad del Dow Jones. componen los diferentes sinogramas.
ron alcanzando calidad y popularidad.
Shin y Taylor se conocieron en una Como único punto del día, en un per-
Primero su madre, aconsejando y exi-
fiestas de las muchas que celebraban gamino debidamente tratado y con
giendo al joven Thomas; después, sus
los gremios con cualquier vaga excusa. tinta de alta calidad, figuraba el debate
vecinos, quienes actuaban como ter-
Una casualidad, cambiar la hora del mómetro para tomar la temperatura a sobre una palabra: ... historia.
bocadillo con su compañera de oficina unos relatos que cada día ganaban en (Continuará, creo).
Erika Jones, le permitió salvar la vida valor literario. Quizás aconsejado por
en aquel atentado del 19 de septiembre su madre, Thomas tuvo una especial Javier S. Sánchez
pág. 4 la llanura número 131 - abril de 2020

De cine lineassobrearte.com/ key Mouse. Acompañado de la música


de “El aprendiz de brujo” de Paul
Dukas, que ilustra el poema homóni-
mo de Goethe el famoso ratón hace
un conjuro para hacer que una escoba
acarree agua desde una fuente hasta el
interior del recinto. Mickey se queda
dormido y la escoba lleva a cabo su la-
bor una y otra vez.
La Tierra, su ubicación en el espa-
cio, el caldo primigenio, los océanos,
el surgir de la vida, los dinosaurios,
su extinción, la gran orogénesis. Todo
ello en torno a “La consagración de la
primavera” de Igor Stravinski.
Sigue un breve fragmento cuyo ob-
jetivo es explicar el sonido de manera
visual.
Fantasía char cómo aquellos empiezan a afinar
sus instrumentos. “La Sinfonía Pastoral” de Bee-
Estrenada el 13 de noviembre de thoven nos lleva hasta lugares en los
1940, “Fantasía” es la tercera película El narrador, después de dar la bien- que diversas criaturas mitológicas
de animación de los estudios de Walt venida a los espectadores, hace una comparten secuencias animadas con
Disney después de “Blancanieves y los breve introducción sobre los diversos Baco, Pegaso, Zeus, Vulcano, Helios o
siete enanitos” y “Pinocho”. tipos de música. Diana Cazadora.
Más que de una película de corte El argumento de la cinta se articu- A continuación hipopótamos, ele-
clásico, aun siendo de dibujos anima- la en torno a los siguientes fragmentos fantes, avestruces y cocodrilos recrean
dos, se trata de un film experimental, musicales: el ballet “La Danza de las horas” que
una especie de documental que preten- forma parte de la ópera “La Gioconda”
- “Tocata y fuga en re menor” de
de, tal vez, aleccionar, mediante la ani- de Amilcare Ponchielli.
Juan Sebastián Bach. Se trata, en este
mación, respecto a una serie de piezas
caso, de una secuencia de dibujos abs- La terrible noche de “Walpurgis”
de música clásica.
tractos sugiriendo una mezcolanza de tiene lugar al ritmo del poema sinfó-
A través, como decimos, de siete formas geométricas sobre fondos ce- nico “Una noche de San Juan en el
fragmentos animados, se interpretan lestes.​ Monte Pelado” de Modest Músorgski.
ocho piezas musicales por parte de la
- Sigue “El cascanueces” de Piotr “Fantasía” termina con el bello
Orquesta Sinfónica de Filadelfia diri-
Ilich Tchaikovsky evocando las cuatro y relajante son del “Ave María” de
gida por Leopold Anthony Stokowski.
estaciones. Hadas, elfos, hongos, flo- Franz Schubert dibujando, sobre un
La banda de sonido se realizó uti- res, peces, hojas... danzan al son de la espectacular contraluz de fondo, una
lizando varios canales de audio, lo música del compositor ruso. procesión de antorchas a través de un
que permitió que fuera reproducida bosque.
La tercera parte, quizá la más em-
mediante un sistema llamado “Fan- Juan C. López
blemática, está protagonizada por Mic-
tasound”, desarrollado en los propios
estudios por William E. Garity y John
N.A. Hawkins, ambos expertos en so-
nido. Esto permitió que el largometraje
se emitiera con sonido estereofónico al
tiempo además de disparar el coste de
producción a cerca de 3 millones de
dólares.
La guerra mundial, impidió que
“Fantasía” pudiera estrenarse en Eu-
ropa. Esa y otras circunstancias hicie-
ron que el film tuviera, en los primeros
años, una acogida económica cuando
menos discreta.
“Fantasía” se desarrolla en un tea-
tro. Una vez se abre el telón se mues-
tra una escena en semi-penumbra. Los
músicos de la orquesta se van colocan-
do en sus puestos y se empieza a escu- vignette.wikia.nocookie.net
la llanura número 131 - abril de 2020 pág. 5

Citas de Oro www.mundopoesia.com

Hace algunos días, en plena vo-


rágine de la pandemia que nos asola
y entristece, Segundo Bragado dejó
en el buzón de mi despacho un so-
bre con algunos de sus escritos y re-
flexiones. Creo necesario compartir
todo ello con vosotros. Merece la
pena.
“Amigo Juan Carlos. Te adjunto
unas citas que verdaderamente son de
oro. Algunas de ellas son inéditas y
otras de autores conocidos. Sea como
fuere, verdaderamente son, como digo,
de oro. más grandes”. (Robert Brault). no lo tienen las grandes catástrofes que
de vez en cuando nos asolan: terremo-
Creo que leerlas e incluso releerlas “Lo que embellece el desierto es
tos, tifones, etc. Pero ocurren, ense-
merece la pena, más aún en estos tiem- que en alguna parte esconde un oa-
ñándonos lo pequeños que somos y lo
pos difíciles que estamos atravesando sis con un pozo de agua”. (Antoine de
grandes que nos mostramos ante estos
y que yo, con 82 años que tengo, no Saint Exupéry)
desastres que padecemos y donde la
había llegado a conocer nada igual. “El éxito consiste en conseguir lo palabra Solidaridad adquiere su más
Es tiempo en el que ciudadanos que se desea. La felicidad, en disfrutar alto significado.
juntos, músicos, poetas y del arte en de lo que se consigue”. (H. Jackson
Estas reflexiones, junto a la Pala-
general, aportemos lo mejor de noso- Brown).
bra como herramienta disuasoria, no
tros mismos, en la certeza de que la ...ooOoo...
me cabe la menor duda, nos llevarán
palabra es y seguirá siendo una de las Cuatro reflexiones hacia una victoria ante este disfrazado
mejores herramientas, como se está sobre el Coronavirus enemigo que se hace llamar “Corona-
demostrando. virus”.
Junto a todas ellas te envío un abra- 1. «Pequeñez: Qué pequeños somos Corona_virus (Satírico)
zo”. ante “pandemias” como la que
estamos teniendo. “Coronavirus” Este virus maldito
“La risa es el consuelo de la hu- se hace llamar». que de polizón
manidad, la caricia del espíritu, el eco en vuestro cuerpo
de la buena conciencia, la expansión 2. «Libertad: No se valora hasta que
esta se pierde, aún siendo admi- se ha colado,
de la juventud, la música que brota del se ha ceñido la corona
alma, el calor que rompe el hielo, la tida como lo es esta que estamos
padeciendo». y tiene fama de matón
vida, la salud, la libertad, la dicha: pues a todos acojona
todo lo bueno se refleja en la risa”. 3. «Solidaridad: Bonita palabra con razón o sin razón.
(José Isbert). esta, la pena es que solo aflora Ante tales circunstancias
ocasionalmente». habrá que meterle mano
¨Las ilusiones desaparecen cuan- 4. «Libertad y Salud: No se valoran
do dejas de soñar, nunca permitas que y quitarle posesión,
hasta que nos faltan». ya que de otro modo,
suceda y lucha por lo que de verdad
quieres”. si nadie lo remedia,
Después de estas cuatro reflexio- al cementerio nos lleva
“Disfruta de las pequeñas cosas, nes: pequeñez, libertad, solidaridad y este virus tan cabrón.
porque tal vez un día vuelvas la vista salud no diré que el Coronavirus tenga
atrás y te darás cuenta de que eran las algo de positivo, que no lo tiene, como Segundo Bragado
pág. 6 la llanura número 131 - abril de 2020

En memoria de don José Jiménez Lozano


www.rtve.es solidaridad adoptaba una forma casi
jaculatorial: Dios le ampare”.
Y vuelve a Langa de la mano de
sus recuerdos, a Olmedo de la mano
de Lope y a la cultura popular desde la
conversación en los lavaderos. Es re-
currente su alusión a Teresa de Jesús y
a Juan de la Cruz.
Estas y otras muchas conversacio-
nes mantuvimos con don José. Algu-
nas, como la confesión de sus dudas,
no vamos a desvelarlas por pertenecer
al ámbito de mayor privacidad. Algu-
nas ocurrencias de cuando joven, sí
vienen a mostrar su enorme sentido
del humor, como cuando a Ávila se la
conocía como “la ciudad de las galle-
tas, pues todos los nombres de mujer
Más allá de los premios recibidos de la obra” pues “el triunfo del yo se incluían «María»”.
y los no recibidos pero más que mere- hace siempre con sangre ajena”. Y nos contó que “los periódicos de
cidos; más allá de esta tierra áspera y pueblo son los más independentistas”,
Tomamos el café con cierta premu-
tosca que recrea en su obra inmortal; en alusión a nuestra revista “La Llanu-
ra para que ni un solo sorbo nos im-
más allá de los paisajes que dibuja “De ra” de “La Alhóndiga”, Asociación de
pida perder siquiera una palabra de su
Ávila a Constantinopla” entrando en Cultura y Patrimonio por la que siem-
discurso; un discurso fluido, cercano,
los recovecos de cada cultura obvian- pre ha mostrado una especial queren-
que atrapa sin remedio porque esa hu-
do fronteras ficticias y excluyentes; cia. Y que “la lengua está en el pueblo
manidad late en cada palabra que pro-
más allá de los mundos imaginarios analfabeto, pues es su guardián”. Y
nuncia: la palabra exacta.
que recrea en cada relato; más allá o, otras cosas que ahora no puedo o no
mejor dicho, más acá, está don José. A veces, las menos, le interrum- debo contar.
pimos para curiosear, para escudriñar
Lejos de pomposidad y afectación, Hace apenas unos días don José
en el Jiménez Lozano niño, o joven,
de vanidades; pájaro solitario en este emprendió un nuevo viaje, uno más. El
o aprendiz de escritor. Y vuelve a su
hábitat de egos que se prodigan “ad que le llevará a encontrarse con Juan
Langa natal, a los relatos de “El Mude-
nauseam”, tan pendientes del éxito XXIII “el Papa bueno”, cuya biografía
jarillo”, donde engarza las “cosas” de
comercial que dejan “coreto” el anda- relata en 1988; a recrearse, cara a cara,
Juan de la Cruz con las nuestras, a sus
miaje de sus obras; ajeno al protocolo, con la eterna sonrisa de “Sara de Ur”
peripecias, a la casa y el pan, y al agua,
a la ceremonia, Don José se muestra en y con Miguel, Rafael y Gabriel, aque-
y a las paredes encaladas. El particular
toda su humanidad. llos camioneros que transportaban “El
relato biográfico del Santo de Fontive-
Nos recibe, sin cita previa, en una ros y las usanzas de cualquier pueblo azul sobrante” de “pintar el techo del
acogedora sala de estar que cobija de esta Moraña nuestra. mundo, y se guardó para las repara-
todas las ediciones de su obra y una ciones que hubiera que hacer de vez
Sonsacamos algunas anécdotas en cuando”.
exquisita selección de ejemplares de
que, además de reavivar la tarde, le
filósofos, teólogos, ensayistas… Sin Don José, sit tibi terra levis.
procuran una sonrisa al recordarlas.
guión establecido, alrededor de una
Como cuando, de joven estudiante, con
sencilla mesa de escritorio donde hu- Javier S. Sánchez
el resto de huéspedes, a peseta cada
mea el café que nos ha ofrecido ama-
uno, juntaban un duro que entregaban
blemente su mujer, comenzamos a ha-
al dueño de la pensión para que dejase
blar de lo divino y lo humano. O, mejor
más tiempo la luz encendida y así po-
dicho, comenzamos a escuchar porque
der seguir leyendo “un rato más”. Su
ante don José no cabe sino “quedarse
sabiduría, intuimos, no proviene tanto
y olvidarse”, dejarse embaucar por la
del estudio como de la lectura. Así se
palabra que trasciende, que embelesa,
desplaza con facilidad de “Guerra y
que trasporta sin un orden preciso por
paz” al “Libro de los Salmos”, de San
los inefables caminos de la literatura y
Agustín a la democracia griega.
la teología.
Don José, nos cuenta, fue educa-
No se siente protagonista: “Quiero
do en la no violencia; “incluso de un
que se lean mis libros, pero que se ol-
portazo”. Es el legado de los padres
vide el nombre de quien los escribió”.
de la posguerra, una época en que “la
Es importante, añade, “separar el ´yo´
la llanura número 131 - abril de 2020 pág. 7

Su madre también había sido azo-


tada y había estado en la cárcel algún
tiempo, pero cuando estaban allá, en
la habitación de más adentro, leían
aquel libro que decía que eso era el
amor de Dios: esa desgracia.
Y entonces sentían mucha ale-
gría, y tenían señalada esa página con
unas hojas de menta o yerbabuena.»
La condenada
De “Yo vi una vez a Ícaro”, 2001.
José Jiménez Lozano
Fabio López

Me deja sus obras, su trato y una había recibido, de orden de los señores
honda huella, culta, amable y cariñosa. inquisidores y que le habían dejado la
Hoy, pese al dolor, habrá que sonreir espalda encentada. ¿Y qué había he-
como su Sara de Ur. Gracias don José, cho ella?
intentaré no olvidarle y seguir sus sen- No había podido entender nada
satos y lúcidos consejos. Aquí un lec- de lo que le habían dicho en el tribunal
tor de su obra... de por qué no tenía que hacer oración,
«—Veo, veo. ni leer allí en su huertecillo, cerrando
los ojos; pero eso era lo que la habían
—¿Qué ve?
reprochado llamándola “iluminada”.
—Veo que la gran mayoría de los
-¿Y qué es iluminada? —decía ella.
vecinos, sí siguen las recomendacio-
nes de la Autoridad Sanitaria. Era todavía una niña, y su madre
no había querido dársela por mujer a
—Poesía, Música, Pintura, mirar
un hombre viejo y rico que era vecino
por la ventana y ver la primavera que
suyo, y siempre se asomaba a las bar-
brota, porque la vida no se ha deteni-
das del huertecillo. Así que estaba allí
do, sigue su curso, las primeras viole-
acostada y en silencio, curándose de
tas, los prunus floreciendo, el canto de
aquellos azotes, aunque sabía que él
los pájaros y el piar insistente de los
podía denunciarla de nuevo.
gorriones, activos y alterados, llenos
de vida...
—Hablar de mil asuntos distintos
al problema que nos preocupa y ace-
cha. No por quitarle importancia, que
la tiene y mucha, sino por distraer la
mente; las personas se suelen preocu-
par más por lo que pueda pasar que
por lo que está pasando. No dejan de
ser herramientas para poder sobrelle-
var la situación que hoy nos toca vivir.
—Un librito pequeño, bellamen-
te ilustrado, que recoge unos bonitos
poemas de una escritora polaca.
—Veo un cuento:
“Ahora que ya era primavera, se
acostaba algunos días, allí, en el huer-
tecillo, junto al pozo, tan blanco, y la
menta y los geranios rojos, hasta que
se repusiese de los setenta azotes que
pág. 8 la llanura número 131 - abril de 2020

Demografía histórica de La Moraña y Tierra de Arévalo


(El presente artículo es un peque- Altas Torres con 1.415, los dos únicos La mayoría de los pueblos alcanza-
ño resumen de un trabajo mucho más municipios que superan el millar de ron su máximo en 1950, otros en 1960
amplio sobre la población de todos los habitantes. En cambio, con menos de y es a partir de aquí donde se produ-
pueblos de la comarca de La Moraña y 50 personas hay cinco, los más peque- ce un desplome en picado, año a año
Tierra de Arévalo). ños son Donvidas con 34 habitantes casi todos los pueblos pierden mucha
y Blasconuño de Matacabras con 16. población y muy deprisa. Empezaba a
Ante la tendencia poblacional de Con menos de cien personas hay 23 producirse el éxodo rural que vació y
nuestra comarca, claramente en des- municipios, entre 100 y 500 hay 39 y sigue vaciando los pueblos de forma
censo, con tiempo y paciencia he ido con más de 500 solo siete. continua. Hay algunas excepciones a
recabando los datos facilitados por el este descenso, como Arévalo y Tiñosi-
Instituto Nacional de Estadística (INE) ¿Pero esto ha sido siempre así?
llos, cuyo crecimiento desde los años
de los 68 municipios que componen la Veamos, analicemos los datos desde el
20 del siglo pasado no se detiene hasta
tierra llana de Ávila. Que son por or- principio; es decir, desde el año 1920,
2010.
den alfabético: para llevarnos la primera sorpresa, ya
que los dos municipios con mayor po- En cambio, para otros municipios
Adanero, Albornos, Aldeaseca, blación eran Arévalo y Madrigal, pero el descenso ha sido la norma desde el
Arévalo, Aveinte, Barromán, Bercial con una diferencia muy pequeña, no año 1920 sin experimentar el creci-
de Zapardiel, Bernuy Zapardiel, Blas- tan acusada como en la actualidad: miento que experimentaron la mayoría
conuño de Matacabras, Blascosancho, Madrigal con 3.172 habitantes y Aré- de los municipios hasta la década de
Cabezas de Alambre, Cabezas del valo tan solo tenía 3.474 habitantes. los 50, en este caso se encuentran, por
Pozo, Cabizuela, Canales, Cantive- Hace un siglo ocho municipios supe- ejemplo, Adanero, Gutierre-Muñoz,
ros, Castellanos de Zapardiel, Cisla, raban los mil habitantes: Velayos, San- Pajares de Adaja y Velayos. El caso de
Collado de Contreras, Constanzana, chidrián, Adanero, Nava de Arévalo, Adanero ha sido especialmente acusa-
Crespos, Donjimeno, Donvidas, El Horcajo de las Torres, Fontiveros y los do ya que en cien años ha pasado de
Bohodón, El Oso, Espinosa de los ya nombrados Arévalo y Madrigal en contar con 1042 habitantes a los 196
Caballeros, Flores de Ávila, Fontive- una comarca que contaba con 38.356 con que cuenta en la actualidad. Una
ros, Fuente el Sauz, Fuentes de Año, habitantes. En el año 1920 no había pérdida de 846 personas lo supone una
Gimialcón, Gotarrendura, Gutierre- ningún pueblo que bajara de los 100 merma poblacional del 81,19%.
Muñoz, Hernansancho, Horcajo de las habitantes (cuando ahora hay 23) 41
Torres, Langa, Las Berlanas, Madrigal Uno de los municipios con mayor
estaban por debajo de 500 y 27 por en-
de las Altas Torres, Mamblas, Morale- descenso es Blasconuño de Mataca-
cima.
ja de Matacabras, Muñogrande, Muño- bras, aunque nunca ha tenido mucha
mer del Peco, Muñosancho, Narros de Si comparamos la población actual población. En 1950 contaba con 159
Saldueña, Narros del Castillo, Nava de con la del año 1920 podemos compro- habitantes y en la actualidad solo 16;
Arévalo, Orbita, Pajares de Adaja, Pa- bar que se ha producido una pérdida de ha perdido 143 habitantes, o lo que es
lacios de Goda, Papatrigo, Pedro Ro- 16.551 habitantes; es decir, el 43,15% lo mismo el 89,94% de la población.
dríguez, Rasueros, Rivilla de Barajas, de la población.
Muchos de los municipios que hoy
Riocabado, Salvadiós, San Esteban de Pero la dinámica demográfica no no superan los 100 habitantes, ante la
Zapardiel, San Juan de la Encinilla, ha sido siempre a la baja, ya que du- desidia de las administraciones, parece
San Pascual, San Pedro del Arroyo, rante la primera mitad del siglo pasa- ser que tienen los días contados. Nadie
San Vicente de Arévalo, Sanchidrián, do la tendencia era al alza, la mayoría hace nada, nadie intenta siquiera bus-
Santo Tomé de Zabarcos, Sinlabajos, de los pueblos incrementaban año a car una solución.
Tiñosillos, Vega de Santa María, Vela- año su población hasta la década de
yos, Villanueva de Gómez, Villanueva Luis José Martín García-Sancho
los años 50. Este año es, precisamen-
del Aceral, Viñegra de Moraña. te, el que registra la mayor población
He repasado la demografía de to- de La Moraña con 46.516, es decir
dos estos municipios durante el último 24.711 habitantes más que ahora, más
siglo, es decir desde 1920 hasta 2019. del doble; entonces, la pérdida actual
Cien años de historia a través del nú- de habitantes respecto a 1950 es del
mero de habitantes, que nos puede in- 53,12%. En el año 50 del pasado siglo
dicar si los pueblos han sido más pe- había nueve municipios que superaban
queños o más grandes que ahora o si los mil habitantes. El mayor de ellos
siempre, por ejemplo, ha existido una era Arévalo con 5066 seguido por Ma-
tendencia decreciente en cuanto al nú- drigal que también había aumentado a
mero de habitantes. 3796. Con más de 500 había treinta y
dos pueblos, y entre 100 y 500 treinta y
En la actualidad, con los datos de seis municipios, no habiendo ninguno
2019, la población de La Moraña es de con menos de 100, los dos más peque-
21.805 personas. El pueblo con ma- ños en este año de 1950 eran Canales
yor población es Arévalo con 7.986 con 173 (ahora 45) y Blasconuño de
habitantes seguido de Madrigal de las Matacabras con 159 (ahora 16).
la llanura número 131 - abril de 2020 pág. 9

Ilusión sión en los meses siguientes. Imaginó


muchas historias sobre el dueño del
equipaje.
–Se le cayó frente a mi calle el año
regalo, imaginó muchos regalos dis-
Hizo los últimos preparativos antes pasado. Se lo traigo para que pueda en-
tintos tras aquella envoltura… y tomó
de irse a la cama. En la pequeña co- tregárselo a su dueño –dijo casi en un
una decisión. Debía viajar a Laponia.
cina llenó los vasos de leche y colocó susurro.
con esmero las galletitas en un amplio Estuvo semanas preparándolo todo,
Papá Noel miró muy serio y medi-
plato verdoso. Lo llevó todo a la sali- recopilando lo necesario para su aven-
tabundo al niño.
ta donde lo depositó en la mesa baja tura, documentándose sobre dónde es-
y redonda situada frente el árbol de taba la casa de Papá Noel y cuál era –Creo que tenemos un problema–
Navidad. No era un árbol de verdad, la mejor ruta para llegar, consiguiendo dijo atusándose la barba– y tú me vas a
lo había estado dibujando durante va- dinero con picardía… Y una noche, ayudar a resolverlo… si quieres.
rios días, como hacía todos los años. poco antes de Navidad, emprendió su
El pequeño asintió entusiastamen-
En esta ocasión había logrado hacerlo viaje.
te. ¡Papá Noel necesitaba ayuda!
muy alto, como los de verdad, uniendo No era una misión fácil para un
muchas cartulinas blancas. Pasó unos días hospedado en casa
chico tan pequeño. Muchos peligros
de Papá Noel, viendo todos aquellos
Se sentó en el deteriorado sofá ma- lo amenazaban, por lo que debía te-
preparativos para el gran día, que en
rrón a contemplar su obra mientras ner mucho cuidado y aplicar todo el
la víspera eran frenéticos. Su sorpresa
pensaba que, quizá, este año sí tendría ingenio que tenía. Aunque muy joven,
llegó cuando, en Nochebuena, Papá
su regalo. Todo había quedado perfec- siempre fue un niño decidido y con re-
Noel le dijo que lo acompañara en su
to. cursos.
trineo, que tenían una misión muy im-
Se levantó con mucho sigilo y Aceptó la caridad de la buena gente portante que hacer.
atravesó el oscuro pasillo hasta la ha- que encontró, sabía sacar el lado ge-
Durante toda aquella mágica noche
bitación de su madre. Dormía profun- neroso de aquellos que viajaban a los
no pudo cerrar la boca. Papá Noel lo
damente. Al menos había dejado de lugares que le interesaban, administró
llevó a los confines del mundo con su
toser. Cerró la puerta y se dirigió a su sus recursos con sabiduría, procuró
trineo volador y sus renos, dejando re-
habitación. Allí, en la soledad de su evitar problemas y lugares conflicti-
galos en todas las casas. Las horas pa-
guarida, se metió en la cama, encendió vos. Hizo un viaje práctico cuidando
saron como segundos, hasta que aquel
la lamparita y cogió el libro que había concienzudamente de su equipaje. Le
orondo hombre le dijo al oído…
comenzado aquella mañana. atormentaba la idea de perder el regalo
tras lanzarse a esa aventura, con todas –Creo que ha llegado el momento
Era una historia que le había atrapa- aquellas dificultades, pero era lo que de que cumplamos con nuestra mi-
do. Papá Noel había perdido un regalo tenía que hacer. sión…
al levantar el vuelo con su trineo desde
una terraza, pero un niño, que travie- Sabía que debía ser cauteloso al El trineo aterrizó en lo alto de un
samente se había quedado haciendo acercarse a los lugareños buscando edificio. Papá Noel le pidió que saca-
guardia para ver si lo descubría, lo vio quien pudiera llevarle a la morada de ra de una gran bolsa el último regalo
caer en la solitaria calle que cruzaba Papá Noel, ya que parecían algo sus- que quedaba, aquel que tenía una es-
frente a su ventana. picaces. Todos miraban curiosos a ese quina abollada. Sin darse cuenta se vio
extraño y sorprendente niño que había dentro de una pequeña casita, oscura y
En un impulso tan repentino como llegado hasta allí, pero un hombre algo silenciosa…
aquel suceso, se abrigó en una manta misterioso, bajito y de extrañas orejas,
y corrió escaleras abajo. Salió de casa Papá Noel se detuvo ante una mesa
el único que parecía entenderlo de los baja y redonda que estaba en la salita.
procurando hacer el menor ruido po- allí presentes, se ofreció a ayudarlo
sible y se escabulló hasta aquel regalo Allí comió varias de las galletitas que
una vez el chico le explicó su propó- encontró en un amplio plato verdoso y
perdido y solitario. ¡No podía dejarlo sito. Soltó una sonora carcajada y lo
allí! le dijo a su pequeño acompañante que
invitó a su rústico vehículo. las probara.
Lo recogió del suelo y furtivamente Llegaron en un santiamén. Aquel
lo subió a su habitación. Quiso abrirlo El crío le dio el regalo que había
lugar imponía mucho al pequeño. Era depositado en el suelo y obedeció, sen-
muchas veces, incluso al día siguiente, un sitio de apariencia humilde, con
cuando repartieron los regalos junto a tándose en un deteriorado sofá marrón
madera por todos lados, montones de mientras Papá Noel colocaba el paque-
sus compañeros de orfanato, pero re- juguetes y mucha gente trabajando y
sistió heroicamente la tentación. te a los pies de un árbol de Navidad
yendo de un lado a otro. pintado en varias cartulinas. Al mar-
Mirando la caja, que estaba abolla- El bajito hombre misterioso entró charse, escucharon una tos y vieron
da por una de las esquinas, pensaba en por una gran puerta y al poco tiempo una luz al fondo del pasillo, pero su
el niño que esperaba aquel regalo y la salió pidiéndole que lo acompañara. misión ya estaba cumplida.
decepción que sentiría al ver que no Allí estaba él. Papá Noel.
llegó. ¿Qué podía hacer? Había toma- Jorge García Vela
do la determinación de no abrirlo por- –Mi amigo me ha dicho que tienes
que no le pertenecía, pero temía que algo que darme. ¿Es así?
otro chico lo descubriera y lo hiciera… El crío, tímido y titubeante, asintió
Aquello se convirtió en una obse- con la cabeza y sacó el paquete de su okdiario.com
pág. 10 la llanura número 131 - abril de 2020

Nuestros poetas
Al Alba
Si te dijera, amor mío,
que temo a la madrugada.
No sé qué estrellas son estas
que hieren como amenazas,
ni sé qué sangra la luna
al filo de su guadaña.
Presiento que tras la noche
vendrá la noche más larga.
Quiero que no me abandones,
amor mío, al alba.
Los hijos que no tuvimos
se esconden en las cloacas,
comen las últimas flores, Cuando la sombra del miedo
parece que adivinaran de este virus feroz termine
que el día que se avecina antes que dejen el baile los pájaros
en las flores del manzano;
viene con hambre atrasada.
cuando llegue a su culmen la luna llena
Presiento que tras la noche... que ahora crece
al cuidado de las estrellas;
Miles de buitres callados cuando se abran de par en par las escuelas
van extendiendo sus alas. y los saberes escolares
¿No te destroza, amor mío, cambien de dirección e intensidad;
esta silenciosa danza? cuando las empresas comiencen a fabricar
Maldito baile de muertos, los bienes sencillos y necesarios
pólvora de la mañana. y abandonen tantos caprichosos
(Luis Eduardo Aute) y mortales;
cuando la vida vuelva a las calles
y las plazas y los parques se adornen
de risas y de juegos;
Y la gente se quedó en casa. cuando se abran los bares para echar
Y leyó libros y escuchó. las partidas de siempre
Y descansó y se ejercitó. y tengan un techo todas las gentes;
E hizo arte y jugó. cuando los parados dejen de serlo
Y aprendió nuevas formas de ser. y las familias vuelvan a sonreír ...
Y se detuvo. Entonces,
Y escuchó más profundamente. habrá tiempo de repensar quiénes somos
Alguno meditaba. y cómo se ha de vivir con los otros
Alguno rezaba. en esta bella Tierra
Alguno bailaba. que nos acoge y alimenta.
Alguno se encontró con su propia sombra.
Porque a la vista ha quedado
Y la gente empezó a pensar de forma
que nadie es indispensable
diferente.
y todos somos necesarios.
Y la gente se curó.
Y en ausencia de personas que viven de ma- También será el tiempo de examinar
nera ignorante, peligrosos, a los gobernantes de ahora y de antes,
sin sentido y sin corazón, pues ya dice el refrán
“de aquellos polvos, estos lodos”.
incluso la tierra comenzó a sanar.
Y cuando el peligro terminó Julio Collado
y la gente se encontró de nuevo,
lloraron por los muertos
y tomaron nuevas decisiones.
Y soñaron nuevas visiones,
y crearon nuevas formas de vida.
Y sanaron la tierra completamente
tal y como ellos fueron curados.
Kitty O’Meara
la llanura número 131 - abril de 2020 pág. 11

Protección Civil en tiempos del Coronavirus


Queremos dedicar nuestra pági- “Hoy está siendo como últimamen- tareas de baldeo, y las de reparto de
na 11 de este mes a la Agrupación te todos, muy intensos. medicación y compras de primera ne-
Local de Protección Civil que, en es- Seguimos haciendo los pedidos cesidad para personas que no pueden
tos días de tribulaciones, han tenido a personas que no pueden salir a la salir de casa”.
que dar el do de pecho y multipli- calle por problemas de salud, hemos
25-03-2020: “Desde esta mañana,
carse por cien, por mil, para poder montado una carpa dentro del centro
se están fumigando las calles de Aré-
atender muchas necesidades y ser- de salud para que dispongan de una
valo, la fábrica de Mars España, por
vicios que nos son imprescindibles sala más de respiratorios, y hemos em-
su afluencia de transporte internacio-
a los ciudadanos en la situación que pezado con la fumigación de las calles,
nal, y varios barrios de la localidad.
estamos padeciendo. Nuestro reco- centro de salud, farmacias, residencia,
Además se han realizado varias com-
nocimiento y, creemos, que también y plaza del Arrabal.
pras y se han dado dos asistencias Sa-
el todos los arevalenses y resto de ha- Esta tarde continuaremos con la
nitarias.
bitantes de la Tierra de Arévalo y La fumigación, haremos supermercados,
Moraña. zonas de tránsito, y parte del casco Ahora mismo se está fumigando
antiguo. nuevamente el centro de salud por no
Algunos de sus mensajes Mañana continuaremos con otras haber coches y gente a la que se le pu-
en las RRSS muchas más calles”. diera afectar”.
15-03-2020: “Siendo conscientes 22-03-2020: “Anoche, tras parar 31-03-2020: “Otro día intenso en
de la situación en la que se encuentra de fumigar en las calles, tres de nues- la agrupación de Protección Civil Aré-
tanto la nación, comunidades, provin- tros voluntarios con uno de nuestros valo, como ya viene siendo habitual
cias y localidades, la agrupación de vehículos, se desplazan hasta la dele- desde mediados de mes.
Protección Civil Arévalo queremos po- gación de la Junta en Ávila a recoger Desde primeras horas de la maña-
ner nuestro grano de arena en evitar paquetes de mascarillas que la Junta na se organiza el trabajo, se recogen
que el Coronavirus se extienda más de ha hecho para las residencias de La las pantallas protectoras que han rea-
lo necesario”. Moraña. lizado desde “Rótulos Campos”, con
16-03-2020: “A consecuencia de la Una vez recogidas se hace ruta por la colaboración de la Asociación “La
nevada, los camioneros están siendo los diferentes pueblos para su reparto, Queda”, y muchos otros amigos más,
“embolsados” en el parking de pesa- finalizando en las residencias de Aré- y se continúa con el reparto de estas
dos de Martimuñoz de la Dehesa. valo a la 1 de la mañana”. pantallas a servicio Sanitarios, resi-
El área de servicio de al lado está dencias y comercios que son de riesgo.
23-03-2020: “Hoy lunes, y como
cerrado por el Coronavirus, por lo Por otra parte se comienza con la
ya habíamos dicho ayer, se han uni-
que la agrupación de Protección Civil segunda fase de fumigación de Aréva-
do al baldeo de las calles de Arévalo
hará café con leche, para poder subir- lo, con la zona que nos ha sido asig-
los jardineros, el servicio de limpieza
lo y ser repartido entre los conducto- nada desde el ayuntamiento, la parte
municipal, y la unidad militar de emer-
res, nuestros héroes de la carretera”. desde el castillo hasta la plaza Real,
gencia UME. Se han repetido zonas de
con sus calles...
18-03-2020: “Nuestros voluntarios mucho tránsito de personas, y se ha
Están siendo días muy duros, pero
se encuentran desde el pasado domin- continuado con otras zonas que aún
sabemos que el final está cada vez más
go realizando servicio de asistencia a no se han hecho.
cerca”.
personas de riesgo. Hacen la compra Esta tarde los compañeros de Pro- (Mensajes publicados en el muro de
de productos de farmacia y primera tección Civil Arévalo siguen con las Facebook de la propia Agrupación)
necesidad, y se les entrega en domici-
lio.
Entre las compras de farmacia y de
primera necesidad ya son 10 los servi-
cios realizados.
Por otro lado, nuestro teléfono está
recibiendo llamadas para resolución
de dudas. En lo que nosotros sabemos
se lo resolvemos, y lo que nosotros no
podamos, les informamos quién puede
solucionar el problema”.
21-03-2020: “Ya está todo lis-
to para empezar a fumigar las zonas
de mayor riesgo. Empezaremos por
el centro de salud, residencia y plaza
para ir ampliando a más zonas.
Hoy se nos verá con el buzo y el ca-
rro, no se alarmen ya que se trata de Agrupación Civil
estas tareas”.
pág. 12 la llanura número 131 - abril de 2020

Clásicos Arevalenses
Tierra Castellana
Revista Regional Ilustrada
En algunas iglesias se celebró el
miércoles el ejercicio de Tinieblas,
con la consiguiente concurrencia de
numerosos chiquillos.
El Jueves Santo se verificaron en
todos los templos abiertos al público
los Oficios Divinos con gran asisten-
cia de fieles. El sermón de Mandato
Regionales see, amenazando con hacer desapare-
estuvo a cargo del sacerdote D. Pedro
cer el suelo cultivable? ¿O es, por el
Martín González, coadjutor de Santo En el inmediato pueblo de Marti-
contrario, que, como no se importan,
Domingo. Después del sermón tuvo muñocillo tendrá lugar hoy, Primer día
o se importan en pequeña cantidad los
lugar la procesión llamada de los pa- de Pascua, la representación de la obra
abonos químicos a causa de la insufi-
sos, que luego de seguir el itinerario “Amores y amoríos”, por los aficiona-
ciencia de navegación con motivo de
de costumbre, terminó en la iglesia dos de aquella localidad.
la guerra universal, hay necesidad de
del Salvador, lugar destinado de aho-
En el inmediato pueblo de Ma- echar mano de la tierra, que enmasca-
ra en adelante para depósito y culto de
drigal de las Altas Torres ocurrió en rada, surta a la vista el efecto que apli-
aquellos.
la noche del cuatro de abril un hecho cada al terreno debía producir?
El Viernes Santo, a las siete de la verdaderamente lamentable.
Todo puede suceder, pues sabemos
mañana, pronunció el sermón de Pa-
Un grupo de individuos agredió de que se ha intentado hace poco por co-
sión, en la iglesia de Santo Domingo,
palabra y obra al cabo de serenos de merciantes de mala fe, que, dicho sea
el referido orador sagrado. Los Oficios
aquella villa impidiendo que la cosa de paso, son los que a costa de los
Divinos del día llenaron de gente las
tuviera fatales consecuencias la opor- demás, hacen un negocio impuro, el
iglesias.
tuna intervención de la Guardia Civil. fraude de la tierra naturalmente colo-
Por la tarde se verificó la procesión reada por auténtico abono químico.
Los autores de la agresión se en-
del Santo Entierro y a continuación la
cuentran a disposición del Juzgado. Pero como la virtud del ahorro, se
de las Angustias, que apenada y lloro-
...ooOoo...
ha convertido en muchos de nuestros
sa, transida de dolor, buscaba al Már-
labradores a fuerza de practicarlo, en
tir, hijo adorado de sus entrañas.
En broma y en veras pura tacañería, resulta que el fraude
El sermón de soledad fue predica- al que nos referimos es sencillamen-
Los adobes
do por don Simón Cermeño, coadjutor te fácil, pues por no gastarse algunas
de la parroquia de San Juan. El tem- Nos hemos enterado, no sin la co- pesetas y llevar para su análisis a la
plo estuvo completamente lleno, lle- rrespondiente sorpresa, que el precio Granja Agrícola esos abonos, se dejan
vándose después procesionalmente la de los adobes ha subido. Y nos pre- engañar como chiquillos.
imagen de la Soledad al Convento de guntamos, por lo mismo: ¿qué rela-
De cualquier manera, yo quisiera
Montalvas. ción tiene semejante artículo con las
encontrar un ciudadano que me expli-
subsistencias? ¿Es que la materia pri-
Los chiquillos molestando con sus case el porqué de la subida en el precio
ma con la que se fabrican los adobes,
juegos y gritos desvergonzados todos de los adobes. Yo lo conceptúo un pro-
o sea, la tierra, es utilizada para otros
los actos religiosos; las procesiones blema tan difícil como encontrar una
ignorados menesteres, tales, por ejem-
con la velocidad del tren expreso. aguja en un pajar.
plo, como la pólvora, la dinamita, etc.?
José Soto ¿Si así ocurre hay que temer que esca- Zahorí