Está en la página 1de 12

Arqueología y Sociedad,

Nº 18, 2007

Organización del paisaje en el Centro Ceremonial


Formativo de Pacopampa
Masato Sakai1, Juan Pablo Villanueva2,
Yuji Seki3, Walter Tosso4 y Araceli Espinoza5
Resumen
En el presente artículo presentamos algunas consideraciones acerca de la organización del paisaje en torno al centro
ceremonial Formativo de Pacopampa (Ca. 1300-900 a.C.). En base al análisis de una serie de alineaciones que
presentan las arquitecturas de Pacopampa y los elementos del paisaje (ejes visuales), proponemos que la plaza
cuadrangular hundida de la tercera plataforma construida durante la fase Pacopampa II (900-500 a.C.) estuvo
relacionada a la observación de la salida de la constelación de las Pléyades (eje visual 1). En esta orientación se
encuentra además una laguna que se llama Laguna Negra. Esta observación también determinó la orientación de otras
estructuras en el sitio: plaza cuadrangular de la segunda plataforma, y el montículo La Laguna. El eje visual 1 está
relacionado a otra alineación (eje visual 2) que cruza por el centro de la plaza cuadrangular de la tercera plataforma, y
que relaciona la cima del montículo El Mirador hacia el este con la cumbre del cerro Pozo Negro hacia el oeste, en cuya
cercanía se encuentran algunas lagunas. Estas asociaciones entre la orientación de la arquitectura hacia las Pléyades y
hacia las laguna nos indican que estos elementos fueron muy importantes en la cosmovisión de las personas que
diseñaron y construyeron el centro ceremonial de Pacopampa.

Palabras Clave
Pacopampa, Período Formativo, Plaza Cuadrangular, Organización del Paisaje, Cerros, Lagunas, Pléyades.

Summary
In this article we present some thoughts on the organization of the landscape around the ceremonial center Formative
of Pacopampa (Ca. 1300-900 BC). Based on the analysis of a series of alignments of the architecture of Pacopampa and
their relationship with landscape elements (visual axis), we propose that the sunken plaza square of the third platform
was built during Pacopampa II (Ca. 900-500 BC) , and that this square was related to the observation of the output of
the constellation of the Pleiades (visual axis 1). There is a gap in this axis that is called Black Lagoon. This observation
also determined the orientation of other structures on the site: Place square of the second platform, and the mound La
Laguna. The visual axis 1 is related to another alignment (visual axis 2) that crosses the center of the square frame of
the third platform, and links the top of mound El Mirador to the east with the top of Black Well hill towards the west
Well Black , in whose proximity are some loopholes. The relation between the orientation of the architecture towards
the Pleiades and the gap indicate that these elements were very important in the world view of the people who
designed and built the ceremonial center of Pacopampa.

Keywords
Pacopampa, Formative Period, Square Plaza, Landscape organization, Mountains, Lakes, Pleyades.

1
Profesor Asociado Universidad de Yamagata, Japón.
2
Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima.
3
Museo de Etnología de Osaka, Japón.
4
Museo Amano, Lima.
5
Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima.

57
Arqueología y Sociedad, Nº. 18 2007

Introducción observación de las Pléyades (Burger 1992: 132).


El objetivo de este artículo es presentar una Otro tema relacionado al estudio del paisaje, es
consideración de la organización del paisaje en el aquel que concierne a la organización espacial de
centro ceremonial Formativo de Pacopampa, sitios arqueológicos, la cual comprende su ubica-
ubicado en el valle del río Chotano, en la sierra ción, planificación y su desarrollo espacial. Este
norte del Perú (Fig.1). Con ese propósito, realiza- tipo de investigaciones se han realizado en los
mos la investigación de los elementos arquitec- sitios arqueológicos de Nazca, Chan Chan y
tónicos presentes en el centro ceremonial, los Cuzco (Sakai 1996, 1998, 2005).
cuales pertenecen a diferentes períodos, según Estas investigaciones acerca de la organiza-
las investigaciones anteriores y las nuestras reali- ción espacial de las edificaciones muestran que
zadas en las temporadas 2005-07 como parte del el conocimiento y la utilización del paisaje están
Proyecto Arqueológico Pacopampa, organizado estrechamente relacionados con la cosmovisión
por la Universidad Nacional de San Marcos y el de las sociedades andinas desde épocas remotas,
Museo Nacional de Etnología de Japón. por lo menos a manera de hipótesis de trabajo
La organización del paisaje es un tema pre- desde el período Formativo. En este artículo exa-
sente en la antropología y arqueología andina, el minaremos estos conceptos en un sitio arqueoló-
cual fue planteado inicialmente al estudiar el gico representativo de este período, como es
sistema de Ceques que organizó el paisaje de la Pacopampa.
capital del Tahuantinsuyu, Cuzco, mediante el
análisis de fuentes históricas y arqueológicas Arquitectura y cronología en Pacopampa
(Zuidema 1964; Bauer 1998). Dentro del siste- Pacopampa es un complejo arqueológico del
ma de Ceques existieron una serie de elementos período Formativo que se encuentra localizado
arquitectónicos (Sucancas, Ushnus, el en los 79°1' de longitud oeste y 6°20' de latitud
Coricancha, etc.) relacionados al paisaje circun- sur, a 2,500 metros sobre el nivel del mar, en la
dante del Cuzco, que fueron utilizados para reali- vertiente oriental de la cordillera occidental de
zar particulares observaciones de fenómenos los Andes del norte del Perú (Fig.1). El complejo
astronómicos dentro del calendario cívico- abarca una serie de colinas que se encuentran en
ceremonial Inca (Aveni 1981; Zuidema 1982; la margen derecha del río Chotano, uno de los
Bauer y Dearbon 1993; Bauer 1998). afluentes de río Marañón. El complejo se
Paralelamente, este tema de investigación fue encuentra ubicado a menos de 1 Km. del centro
abordado desde la antropología, al estudiar la poblado menor de San Pedro de Pacopampa,
relación de las comunidades andinas contempo- distrito de Querocoto, provincia de Chota,
ráneas de la zona de Cuzco con su paisaje local Región Cajamarca. La mayor parte de la topo-
(Urton 1981). Dentro de esta misma línea de grafía, donde se ubica la zona arqueológica, es
investigación, Urton y Aveni (1983) realizaron abrupta y accidentada, y se caracteriza por una
estudios arqueoastronómicos en sitios arqueoló- serie de cerros que generalmente no traspasan
gicos de diferentes períodos del desarrollo social los 4,000mts de altura.
andino, concluyendo que las sociedades andinas El complejo arqueológico de Pacopampa
orientaron algunos edificios hacia la dirección de está compuesto por una serie de edificaciones
la salida y la puesta del sol y de la constelación de (Fig. 2); al oeste se encuentra el centro ceremo-
las Pléyades. Entre los sitios estudiados estuvo el nial de Pacopampa (Fig. 2 y 3), mientras que al
centro ceremonial Formativo de Chavín de este se ubican los montículos artificiales denomi-
Huántar, el cual podría estar relacionado con la nados La Capilla, El Mirador y La Laguna (Fig. 2

58
M. Sakai/ J. Villanueva / Y. Seki/ W. Tosso /A. Espinoza Organización del paisaje en el Centro Ceremonial...

Figura 1. Plano de ubicación de sitios arqueológicos en la zona.

y 4). El centro ceremonial de Pacopampa es esce- A diferencia del centro ceremonial, los mon-
nario de una serie de investigaciones desde fines tículos en el lado este no presentan arquitectura
de la década de los 60's (Rosas y Shady 1970, observable en superficie. Sin embargo estos
1974; Fung 1975; Morales 1980, 1998); es por deben tener ciertas edificaciones, ya que se han
ello que el sitio presenta una serie de edificacio- reportado la existencia de muros de contención
nes descubiertas. El centro ceremonial de en la excavación del montículo La Laguna (Seki
Pacopampa está conformado por tres platafor- y Tosso 2007).
mas a desnivel que ascienden sobre una colina Según las investigaciones arqueológicas (Se-
rocosa. En la segunda y tercera plataforma se ki, Tosso, Villanueva e Inocuchi 2006), el centro
encuentran dos plazas cuadrangulares hundidas. ceremonial de Pacopampa presenta dos fases
La plaza de la segunda plataforma es la de mayo- dentro del periodo Formativo Medio y Tardío:
res dimensiones, mientras que la plaza de la ter- Pacopampa I (Ca. 1300-900 a.C. ) y Pacopampa
cera plataforma está rodada de tres plataformas II (Ca. 900-500 a.C.) . Las estructuras arquitec-
laterales en sus lados oeste, sur y norte. tónicas correspondientes a Pacopampa I aún no

59
60
Arqueología y Sociedad, Nº. 18

Figura.2. Mapa topográfico del complejo Arqueológico de Pacopampa.


2007
M. Sakai/ J. Villanueva / Y. Seki/ W. Tosso /A. Espinoza Organización del paisaje en el Centro Ceremonial...

Figura 3. Vista general del centro Ceremonial de Pacopampa.

Figura 4 . Los montículos El Mirador, La Capilla y La Laguna. Vistos desde el Centro


Ceremonial de Pacopampa.

61
Arqueología y Sociedad, Nº. 18 2007

han sido definidas totalmente; sin embargo sabe- culación astronómico Stella Navigator (ver. 8.
mos que el frontis de la tercera plataforma fue Astro Arts. 2006). Posteriormente, a través de
construido durante esta fase. El montículo La estas direcciones (líneas visuales) se procedió a
Laguna también fue construido durante esta analizar la información del paisaje en la Carta
fase. Durante la fase Pacopampa II, el frontis de Nacional 1:100,000 (hojas Incahuasi 13-e y
la tercera plataforma fue elevado más alto; ade- Cutervo 13-f, IGN 1964).
más se construye la plaza cuadrangular hundida Planteamos como hipótesis que el punto de
y las plataformas laterales oeste, norte y sur. observación de las líneas visuales estuvo en el
Aparte de estas, existen muchas estructuras centro de la plaza cuadrangular hundida de la
arquitectónicas cuya posición cronológica aún tercera plataforma. Esta ubicación se obtuvo a
desconocemos, como por ejemplo el edificio cir- través de la medición de la equidistancia entre
cular (Montículo G) ubicado en el oeste de la los puntos medios de las escaleras oeste y este de
tercera plataforma y la plaza cuadrangular hun- la plaza.
dida de la segunda plataforma, etc. Además no Con el objetivo de evaluar la posibilidad de
sabemos con seguridad cuando fueron erigidos que los ejes reconocidos estén relacionados a
los montículos La Capilla y El Mirador, aunque alguna observación astronómica, la dirección de
estos presentan evidencias de ocupación duran- estos ejes fueron comparados con azimuts de
te las fases Pacopampa I y II (Morales 1980, salida y puesta de ciertos astros en la época de
1998; Flores 1974). actividad del centro ceremonial de Pacopampa
Teniendo en cuenta estos problemas crono- (Ca. 1200-500 a.C.). Estas direcciones fueron
lógicos, en el presente estudio examinamos la determinadas mediante el programa de calcula-
relación de la arquitectura de Pacopampa II con ción astronómica mencionado anteriormente.
el paisaje.
La arquitectura de Pacopampa y su relación
Metodología con el paisaje
Para realizar este estudio se analizó la rela-
ción entre la arquitectura del sitio y el paisaje Los ejes visuales de Pacopampa
circundante, la cual puede establecerse median- Analizando (1) la relación de los edificios
te líneas visuales desde las estructuras arquitec- dentro del centro ceremonial de Pacopampa, (2)
tónicas hacia ciertos elementos del paisaje (cerro la relación entre estos edificios y los montículos
y/o astros). Estas líneas visuales pueden corres- al este, y (3) la relación entre estos edificios y los
ponder no solamente a los ejes de los edificios elementos del paisaje circundante, podemos
arquitectónicos, sino también a orientaciones identificar tres ejes visuales (Fig.5) que son des-
hacia los elementos del paisaje mencionados critos a continuación.
anteriormente. El método para reconocer ambas Eje Visual 1: Se ha determinado como un eje
líneas comprende la observación de orientación arquitectónico principal de la plaza cuadrangu-
de las estructuras y de los elementos del paisaje lar hundida de la tercera plataforma (Fig. 6 y 7).
significativo. La dirección de líneas visuales son Este eje vincula los centros de las escaleras oeste
medidas en términos de azimuts desde el norte y este. Este mismo eje cruza por el centro de la
celestial. El norte celestial es establecido escalera oeste de la plaza cuadrangular hundida
mediante observaciones solares, teniendo en de la segunda plataforma, y también por la parte
cuenta la dirección, la altura y la hora de tales central del montículo La Laguna (Fig.8).
observaciones, y utilizando el programa de cal- Además debemos mencionar que en la prolonga-

62
M. Sakai/ J. Villanueva / Y. Seki/ W. Tosso /A. Espinoza Organización del paisaje en el Centro Ceremonial...

ción del eje visual 1 hacia el este, existe una lagu- ponde a las edificaciones de la Pacopampa II,
na que se llama Laguna Negra, la cual no es este eje principal coincide con la dirección de la
observable desde el sitio; sin embargo ha sido salida de la constelación de las Pléyades, exis-
identificada en la carta Nacional 1:100,000. tiendo una diferencia menor a 0.7°.
La plaza cuadrangular hundida de la tercera Además debemos mencionar que este eje es
plataforma corresponde a Pacopampa II (Seki et aproximadamente perpendicular al muro del
al. 2006), mientras tanto el montículo La frontis, el cual era construido desde la fase
Laguna corresponde a Pacopampa I. Entonces Pacopampa 1 en la tercera plataforma. Entonces
este eje estuvo planteado en la fase Pacopampa II es muy probable que ya en Pacopampa 1 se utili-
refiriendo a la dirección del montículo La zaron las Pléyades para fijar la dirección de los
Laguna perteneciente a Pacopampa I. muros.
El eje principal tiene un azimut de 75.8° res- Eje Visual 2: Desde el centro de la plaza cua-
pecto al norte celestial. En este azimut la altura drangular hundida de la tercera plataforma, se
del horizonte este observable desde la plaza cua- divisa la cumbre del cerro Pozo Negro hacia el
drangular hundida es de 2°. En el Cuadro 1 se oeste (Fig. 5 y 9), pasando por el lado lateral sur
indica los cálculos astronómicos de la dirección del edificio circular (Montículo G); mientras que
de la salida de las Pléyades en la localización de hacia el este se observa la cumbre del montículo
Pacopampa (6°20.096' Latitud Sur, 79°1.75' El Mirador. El eje visual 2 tiene un azimut de
Longitud Oeste) en los años 1,000 a.C. y 500 82.78° respecto al norte celestial (Fig. 5).
a.C. En estos cálculos tomamos en considera- Eje Visual 3: Este corresponde al eje este-
ción los horizontes de observación que varían de oeste celestial. Desde el centro de la plaza cua-
0 a 4° de altura. En el año 500 a.C. que corres- drangular hundida de la tercera plataforma se

Figura 5. Los tres ejes visuales presentes en Pacopampa.

63
Arqueología y Sociedad, Nº. 18 2007

Figura 6. Escalera Este de la Plaza Hundida de la Tercera Plataforma.


Vista desde el centro de la Plaza hacia el eje visual 1.

Figura 7. Detalle de la Escalera Este.

64
M. Sakai/ J. Villanueva / Y. Seki/ W. Tosso /A. Espinoza Organización del paisaje en el Centro Ceremonial...

Figura 8. Eje Visual 1, que relaciona la Plaza Cuadrangular Hundida con la


observación de la Salida de las Pléyades.

65
Arqueología y Sociedad, Nº. 18 2007

Figura. 9. Cerro Pozo Negro, observado desde cerca del montículo El Mirador.

observa el edificio circular (Montículo G) hacia ejes asociados a las lagunas están en relación con
el oeste. Este eje podría estar relacionado a la una sociedad agrícola en la cual el agua es un
observación de los equinoccios (Fig. 5). elemento muy importante para sus actividades
de producción, reproducción y en su
Propuestas y perspectivas cosmovisión.
El eje visual 1 y 2 se cruzan en el centro de la Esta investigación abre una serie de
plaza cuandrangular hundida, perteneciente a la interrogantes que aún no podemos resolver y que
fase Pacopampa II, de la tercerra plataforma, así se configuran como problemas a tratar en las
que ambos ejes podrían estar colocados en la próximas temporadas. Un primer problema está
misma fase. relacionado con la elección del lugar de
El eje visual 1 está relacionado con las establecimiento del centro ceremonial de
Pléyades y Laguna Negra en el horizonte este, Pacopampa, lo cual sucedió durante la fase
mientras tanto el eje visual 2 une visualmente la Pacopampa I. Hemos mencionado que aún no
cumbre del montículo La Mirador con la del tenemos evidencias arquitectónicas suficientes
cerro Pozo Negro, que tiene unas lagunas de esta fase, por lo que en el futuro plantearemos
cercanas. Podemos mencionar que ambos ejes (1 propuestas acerca de este problema. Un segundo
y 2) relacionan el sitio con lagunas no solamente problema está relacionado al eje visual 3, que
en el este sino que en el oeste. Creemos que estos corresponde a la relación visual desde el centro

66
M. Sakai/ J. Villanueva / Y. Seki/ W. Tosso /A. Espinoza Organización del paisaje en el Centro Ceremonial...

de la plaza cuadrangular hundida hacia el Fung, Rosa


edificio circular (montículo G). Aún no 1975 “ E xc a v a c i o n e s e n Pa c o p a m p a ,
podemos relacionar temporalmente ambas Cajamarca”. Revista del Museo Nacional.
estructuras, entonces este eje será evaluada con XLI: 129- 207.
las evidencias que proporcionen las Morales, Daniel Chocano
excavaciones arqueológicas en el edificio 1980 El Dios Felino en Pacopampa. Seminario
circular. de Historia Rural Andina, Universidad
Nacional Mayor de San Marcos, Lima.
1998 “Investigaciones Arqueológicas en
Agradecimientos
Pacopampa, Departamento de Chota”.
La presente investigación se desarrollo en
Boletín de Arqueología PUCP. 2: 113-
marco del El Proyecto Arqueológico
126.
Pacopampa, organizado por la Universidad Rosas, Emilio y Ruth Shady
Nacional de San Marcos y el Museo Nacional de 1970 “Pacopampa: Un centro Formativo en
Etnología de Japón, que fue creado bajo la Sierra Nor-Peruana”. Seminario de
convenio firmado por ambas instituciones en el Historia Rural Andina, Universidad
año 2005. Agradecemos a todos sus integrantes Nacional Mayor de San Marcos, Lima.
del proyecto .Agradecemos también al 1974 “Sobre el Período Formativo en la Sierra
arqueólogo César Cornejo por la preparación de del Extremo Norte del Perú (1)”.
la Fig. 2. Arqueológicas. 15: 6-35.
Sakai, Masato
Bibliografía 1996 “La organización espacial del Nasca:
Observatorio, cerros, centros
Aveni, Anthony ceremoniales, centros residenciales y
1981 Horizon Astronomy in Incaic Cuzco. Geoglifos” (en Japonés). Boletín de
Archaeoastronomy in the Americas. R.A. Museo Little World. 13: 37-55. Inuyama.
Williamson(ed.). pp.305-318. Ballena 1998 Reyes, estrellas y cerros en Chimor: el
Press, Los Altos, Calif. proceso de cambio de la organización
Burger, L. Richard espacial y temporal en Chan Chan.
1992 Chavin and the Origins of Andean Editorial Horizonte, Lima.
Civilization. Thames and Hudson, 2005 “Crear paisajes sociales, y Inventar
London. mitos y ceremoniales en el Cusco del
Bauer, Brian capital de Inca (en Japonés)”. Informe
1998 The Sacred Landscape of the Inca. de Museo Nacional de Etnología. 55:
University of Texas Press, Austin. 49-63.
Bauer, Brian & Dearborn, David Seki, Yuji, Walter Tosso
1995 Astronomy and Empire in the Ancient 2007 Informe preliminar del proyecto
Andes: the Cultural Origins of Inca Sky arqueológico Pacopampa temporada
Watching. University of Texas Press, 2007.
Austin. Seki, Yuji, Walter Tosso, Juan Pablo Villanueva Y
Flores, Isabel Kinya Inokuchi
1975 “Excavaciones en el Mirador; 2006 “ P r o y e c t o a r q u e o l ó g i c o
Pacopampa”. Seminario de Historia Pa c o p a m a p a ' 0 5 : Av a n c e s y
Rural Andina, Universidad Nacional correlaciones regionales”. Arqueología y
Mayor de San Marcos, Lima. Sociedad. 17: 149-178.

67
Arqueología y Sociedad, Nº. 18 2007

Urton, Gary Zuidema, R.Tom


1981 At the Crossroads of the Earth and Sky: an 1964 The ceque system of Cuzco: the social
Andean Cosmology. University of Texas organization of the capital of the Inca.
Press, Austin. E.J.Brill, Leiden.
Urton, Gary y Anthony Aveni 1982 The sidereal Lunar calender of the
1983 "Archaeoastronomical fieldwork on the incas. Archaeoastronomy in the New
Coast of Peru". Calendars in World. A. Aveni (ed.). pp.59-107.
Mesoamerica and Peru: Native Cambridge Universiy Press,
American Computation of Time. A. Cambridge.
Aveni & G. Brotherston (eds.). pp. 221-
234. BAR International Series 174,
Oxford.

68

También podría gustarte