Está en la página 1de 35

La Ciencia de la Naturaleza

Es hora de sentir la verdadera historia.

 Inicio
 El Pensamiento
 Las 7 Leyes del Exito
 La Filosofia Hermetica
 Enlaza con C.N / Contacta
Mostrando entradas con la etiqueta Energias Sutiles. Mostrar todas las entradas

Sueños, viaje astral y sonambulismo


jueves, diciembre 03, 2015 | by La Ciencia de la Naturaleza

El espíritu, a decir verdad, no necesita el descanso del sueño. Quien


necesita rehacerse y recuperar las energías es el cuerpo físico, por
eso sentimos sueño y necesidad de dormir en períodos regulares. Sin
embargo, el sueño físico es aprovechado por el espíritu para dar una
pausa a la mente, relajándose al mismo tiempo de las tensiones que la
vida material le impone. Así, tal como la propia psicología ha podido
determinar, el sueño sería una válvula de escape emocional para que
nuestra mente esté en condiciones de reorganizarse para enfrentar los
problemas del día a día.

Lo que la psicología aún no ha percibido, o admitido, es que la mente


descansa porque el espíritu retorna temporalmente a su mundo de origen,
para rever amigos, recibir orientación de consciencias de luz, y para
ser tratado de problemas energéticos que pueden o no haberse
manifestado en lo físico, recibiendo esclarecimientos para sus dudas y
problemas, recibiendo consuelo en los momentos difíciles de su vida,
accediendo a contenidos espirituales inconscientes, haciendo
intercambios energéticos más sutiles, alcanzando mayor clareza mental,
etc.

De ahí la importancia de mantener pensamientos saludables y elevados en


el momento de adormecer, de modo que nuestro espíritu pueda ser
conducido por esos pensamientos a lugares, personas y situaciones que
puedan aportarnos experiencias buenas y positivas.
En esos viajes suceden muchas cosas, pero sólo una parte de ellas puede
ser registrada y archivada por el cerebro. Por ese motivo las imágenes
de nuestros sueños son frecuentemente confusas e inconexas.

Como todo lo que sucede en el mundo astral es bastante incoherente


desde el punto de vista material, el cerebro rehúsa aceptar la
información recibida e intenta conformarla a lo que ya está
condicionado a aceptar como real y verdadero. Con esa mezcla de
imágenes y sonidos, el propio cerebro boicotea nuestros recuerdos y
dificulta su rescate para usarlos durante la vigilia.

Aparte de eso, mucho de lo que sucede en el plano espiritual durante el


sueño concierne solamente a nuestra vida como espíritus, no siendo
necesario ese recuerdo en el mundo físico. He aquí por qué hasta
nuestros amigos espirituales acaban patrocinando el olvido de gran
parte de lo que se ve, habla, oye y siente durante el sueño.

En el caso del sonambulismo, tenemos al cuerpo reaccionando frente a lo


que el espíritu está viviendo en el mundo espiritual. Por eso, en
general, lo que un sonámbulo dice o hace nada tiene que ver con su
realidad física actual. Como lo que está haciendo en el mundo astral
exigiría la participación más directa del cuerpo físico, intenta
servirse de él a distancia, provocando los movimientos reflejos y el
habla relativa a lo que está haciendo. Sin embargo, no es su cerebro
físico el que está comandando los movimientos, sino su mente, con sede
en el espíritu que está a distancia, en situación completamente diversa
de la que su cuerpo físico está viviendo en ese mismo momento. Por lo
regular, las personas que presentan un sonambulismo muy acentuado
acaban manifestando mediumnidad ostensiva en algún punto de su vida,
precisamente por la facilidad que tienen de permitir que su cuerpo sea
comandado a distancia.

Es importante observar que no sólo el sueño, sino todas las condiciones


físicas que impliquen disminución de la actividad metabólica como un
todo, o del sistema nervioso central pueden propiciar el
desprendimiento del espíritu respecto de su cuerpo físico. Así, en
enfermedades graves de larga duración, abatimiento físico o emocional
muy profundo, consumo de drogas, alcohol, anestesias, hipnosis,
magnetización, impactos o traumas emocionales violentos, coma, etc., en
todos esos casos es posible una disminución acentuada del metabolismo
físico y cerebral, lo cual pude provocar la liberación momentánea del
espíritu. Lo que varía, sin embargo, es la calidad de la experiencia,
ya que algunos de esos factores no pueden ser considerados naturales y
otros provocan condiciones no tan saludables.

En algunos casos podemos tener también estados de letargo o catalepsia,


que se caracterizan por la interrupción parcial o total de la
sensibilidad y la capacidad motora del cuerpo. En esos casos el
espíritu permanece consciente, pero imposibilitado de comunicarse, ya
que el cuerpo se encuentra trabado por no estar aún totalmente religado
al espíritu. Pese a ello, como está consciente, el espíritu percibe
todo lo que ocurre a su alrededor y puede, al retornar, relatar todo lo
que ha visto, oído y sentido.

Sea como fuere, la emancipación espiritual es una capacidad natural de


todo ser humano encarnado y debe ser encarada de forma tranquila, sin
misticismo, miedo ni superstición.

Etiquetas: Artículos Espirituales, Energias Sutiles, Los Sueños, Otras Realidades, Viajes Astrales 0 comentarios

¿Cómo puede el terapeuta protegerse en trabajos difíciles?


jueves, diciembre 03, 2015 | by La Ciencia de la Naturaleza

He venido observado que al conectarnos con las historias difíciles de


nuestro sistema, tales como la muerte prematura de alguien, un
accidente fatal, guerras o suicidios, sentimos inmediatamente el peso
de esos destinos en nuestro propio cuerpo.

Si buscamos inocentemente una solución para todas esas cuestiones, es


probable que tengamos un choque con fuerzas muy superiores a nosotros.

Nos envolveremos con el orden divino, con el mundo de los espíritus, y


corremos el riesgo de quedar pillados en esos baches energéticos que
consumen la energía vital.

Como terapeuta, encuentro diariamente sistemas presos en el dolor y en


la tristeza de acontecimientos dramáticos y traumas profundos.

Deseo, en este artículo, orientar a aquellos que se proponen ayudar a


alguien a comprender y sanar sus dolores.

Explico, por tanto, cómo lo hago yo, y te presto esa idea hasta que tú
puedas construir tu modo personal de hacerlo.

¿Cuál es el camino para aliviar el dolor de un cliente y no sobrecargar


al terapeuta?

Primero, debo buscar en mí la conexión con la vida y la muerte.


La mía y la de aquellos que ya se fueron, en mi sistema.

¿Estoy tranquilo con eso?

¿He trabajado interiormente la despedida respecto de aquellos que ya no


están presentes?

Si la respuesta es que sí, yo puedo continuar.

En caso contrario, si la resonancia fuese muy grande con alguna


historia que me pesa, el paso inicial sería curar eso en mí, para sólo
después de hacerlo, tratar de ayudar a la otra persona dentro de su
drama particular.

Hecho ese primer chequeo de seguridad, recurro a una protección mayor


que la situación en sí.

¿Cuáles son tus egrégoras de protección? ¿Tus ángeles, tus mentores,


tus recursos?

Busca tener claridad y conexión con algo por encima de nosotros y de


este plano físico, para apoyo de tu energía personal.

Sólo después de este paso es cuando verdaderamente me conecto con el


campo del cliente.

Al abrir mi percepción para sus historias, me pregunto: ¿qué es lo que


mantiene a esta persona ligada a la vida?

¿Cuáles son sus motivos para vivir?

¿Cuáles son sus objetivos en la vida, su misión, su propósito divino?

Debemos buscar recursos reales en el sistema del cliente que puedan dar
sentido a la opción esencial por este tipo de vivencias.

La decisión entre ir o quedar. Entre morir o vivir. Entre vivir la vida


muerto por dentro o aprovechando y disfrutando cada día.

El permitir que esa decisión brote del alma de tu cliente, con tiempo
para acoger el movimiento y asistir muchas veces a la lucha interna
entre seguir a aquellos que han muerto o permanecer en la vida
aprovechando lo mejor de ella, hace de este tipo de sesiones un
aprendizaje para aquellos que se disponen a afrontar el reto.
Aprender a acompañar a alguien en este choque de alma puede aportar a
ambos, cliente y terapeuta, la oportunidad de dar un nuevo significado
a la conexión con la vida y con Dios.

Puede ser una invitación para la maduración espiritual y un aportar un provecho sin
fin a la relación terapéutica.

Etiquetas: Artículos Espirituales, Energias Sutiles, Enfermedades y Sanaciones 0 comentarios

La Energía de un objeto afecta a su ambiente


jueves, diciembre 03, 2015 | by La Ciencia de la Naturaleza

Hace algunos años se produjo una situación muy complicada. Una señora, del
interior de Río Grande do Sul, entró en contacto conmigo para relatar que la
energía de su casa estaba muy pesada y confusa. También me comentó que se
habían producido algunas manifestaciones espirituales negativas que realmente
estaban interfiriendo en la armonía de su familia. Tras algunos días de estudio,
pudimos percibir, mediante el empleo de ciertas técnicas, en especial la Radiestesia
(técnica de captación de energías sutiles que normalmente se sirve de péndulos o
baquetas) que el principal problema de la casa era un baúl de madera que aquella
señora había comprado años atrás.

El baúl estaba hecho artesanalmente en cierta clase de madera rústica. Tenía poco
más de cincuenta centímetros de alto por casi cien centímetros de largo. Era una
bonita pieza, no obstante, estaba impregnada con una energía muy pesada.

Ocurre que este baúl venía de una herencia familiar, por tanto era un objeto muy
viejo, con mucha historia almacenada en su memoria energética. Además, tenemos
el agravante de que la madera es un material de los que más memorizan las
energías de su entorno.

Recuerdo muy bien que aplicamos varias técnicas para promover la limpieza
energética del antiguo objeto, pero nada surtía efecto. Percibiendo la afectación
originada por el baúl, pese al apego que le tenía, aquella señora decidió deshacerse
de él, lo cual, en este caso específico, significó quemarlo.

Más tarde, impartiendo cientos de cursos de Radiestesia y también de Limpieza y


Armonización de Ambientes, entramos en contacto con varias situaciones
parecidas, todas ellas relatadas por personas reales, quienes lograban comprobar
que algunos objetos eran realmente capaces de afectar negativamente la energía
de un hogar.

En una ocasión, un señor advirtió que la simple imagen de un santo, que había
comprado en una feria de artesanía, era el agente causante de los trastornos del
sueño en su hija benjamina. Cuando empleó algunas técnicas para limpiar
energéticamente aquella pieza, nunca más volvió a producirse el problema y, en
este caso, no fue necesario desechar el objeto.

Objetos, ropas, artículos de decoración y otros elementos que traemos para dentro
de nuestros ambientes están cargados magnéticamente por la energía de los
materiales de que están compuestos, añadida a la vibración personal de quien los
toca, sumada al psiquismo del lugar en que estaban almacenados, y principalmente
a la intención de quien los ha producido. A menudo basta que una persona que ha
participado en la producción de una pieza lo haya hecho de mala gana, para que
aquélla tenga una pésima energía almacenada, lo cual será suficiente para afectar a
tu hogar o ambiente de trabajo.
¿QUÉ SE PUEDE HACER?

La Radiestesia ofrece técnicas eficaces y rápidas para la desprogramación de


energías negativas de objetos, ropas, complementos de decoración, entre otros. No
obstante, voy a explicar una forma simple de evitar el trastorno causado por esos
acontecimientos.

Siempre que llegues con alguna cosa nueva a tu casa, ten la disciplina de llevar a
cabo este proceso, que te será muy provechoso.

1 – Coloca el objeto, o la prenda de ropa, o el alimento que viene del


supermercado, o el utensilio de cualquier naturaleza, sobre una mesa.

2 – Relaja tu mente, respira profundamente, elevando tus pensamientos a Dios, a


los seres de luz en quienes crees, a los ángeles o a las figuras de tus creencias.

3 – Pide luz y amparo para armonizar la energía de las cosas que has puesto sobre
la mesa.

4 – Seguidamente mentaliza una luz de tono violeta proveniente del cielo que
envuelve las cosas sobre la mesa;

5 – Tras algunos segundos, visualiza que la luz violeta da lugar a una luz blanca
que actúa durante algunos segundos envolviendo los objetos sobre la mesa;

6 – Por último, visualiza que la luz blanca deja ahora lugar a una luz dorada que
también actúa algunos segundos sobre los objetos de la mesa.

¡Ya está! Habrás mudado la energía de las cosas nuevas que han llegado a tu casa.

Puedes hacerlo con varios objetos al mismo tiempo, puestos juntos sobre la mesa.
También puedes hacerlo para objetos antiguos de casa, pero que sólo ahora has
decidido mudar su energía.

Hazlo, ¡el resultado está garantizado!

Después envía tu testimonio para comentar los resultados.

Un gran abrazo,

Etiquetas: Artículos Espirituales, Creencias Evolutivas, Energias Sutiles, Enfermedades y Sanaciones, Poder

Psiquico 0 comentarios

Los Campos Energéticos y sus influencias.


miércoles, agosto 13, 2014 | by La Ciencia de la Naturaleza

Cuando en las últimas semanas he tocado tanto el tema de desprogramar el


autómata que somos, los programas de comportamiento, el salir del piloto
automático y dejar de ser las “máquinas” que algunos nos consideran, no es solo
porque es la única forma de tomar control sobre nuestra vida al 100% y dejar que
sea nuestra mente “consciente” y observadora la que lleve las riendas (o el alma,
para los que lleguen un paso más lejos) sino porque de lo contrario no hay forma de
escapar de las múltiples influencias externas a las que todos estamos sometidos
por el mero hecho de formar parte de la vida orgánica y vivir en este planeta.

En realidad no podemos escapar de todas estas influencias que ahora os voy a


comentar, pero a menos automático es nuestro comportamiento, menos poder
ejercen, y mas fácil nos es escoger la influencia que nos “fastidia” menos. Ahora lo
explico.

Campo energético familiar/ del hogar / del trabajo.

La primera influencia de la que no podemos escapar mientras vivamos en modo


automático es la del entorno cercano en el que nos movemos, sea nuestra casa,
oficina o trabajo. El campo energético de todos los habitantes de una vivienda, el
inconsciente colectivo de una familia o el ambiente de la oficina determinan como
nos comportamos, reaccionamos y usamos nuestra energía, porque son las
reacciones y comportamientos de las personas que tenemos cerca las que nos
pinchan más rápidamente ciertos botones del carácter. Es de vital importancia en
este terreno conocer cuando se activan ciertos programas automáticos de
protección o uso de algún “rol” pre-establecido (el simpático en la oficina, el padre
estricto en casa, el amigo protector, o lo que toque) debido a que las energías de
los demás detona los programas y patrones mentales y emocionales adecuados
para que respondamos de una cierta forma. Además, en este ámbito entra en juego
sobre todo la absorción energética por parte de otras personas, consciente o
inconscientemente, que solo puede ser detectada si uno se encuentra “consciente”
de si mismo y fuera de un comportamiento automático.

Campo energético del barrio y de la ciudad.

Un peldaño mas arriba, energéticamente hablando, la siguiente influencia fuerte


que tenemos es el inconsciente colectivo del barrio y de la ciudad donde vives.
Estoy seguro de que no hay uno solo de vosotros que no tenga claro que diferentes
partes de vuestra ciudad tienen diferentes “caracteres” y ambientes. Desde el
barrio chungo y marginal, hasta el barrio pijo, el barrio bohemio o el barrio
“marchoso”. Da igual el adjetivo que le pongas, la cuestión es que se respira un aire
diferente dentro de las diferentes zonas de una misma ciudad por el hecho de que
tienen mini inconscientes colectivos diferentes, a los cuales te enganchas cuando
resides en él, y cuya influencia te afecta lo desees o no, a menos que, de nuevo, no
vivas en piloto automático. Esta energía de este pequeño campo morfo genético
activa inconscientemente ciertas respuestas automáticas en nosotros, emocionales
y mentales, así que si no controlas aquello que se activa en ti, no puedes evitar
entrar en la dinámica que se vive en esa zona, te guste o no, ya que tu sistema
energético vive empapado de lo que transpira en el lugar.

Influencia de los campos energéticos regionales, culturales, nacionales.

A mayor área geográfica abarcamos, más grande y abstracto se hace el campo


energético al que nos vemos sometido otro nivel vibracional por encima del
anterior. Así, tenemos ciertos campos a nivel de región, de país, de grupo étnico
dentro del mismo país, o de área cultural (por ejemplo, cultura mediterránea vs
cultura nórdica) que también nos afectan. Aquí entran en juego otros temas como
son los arquetipos culturales, raciales o étnicos, que generan por si solo su propio
inconsciente colectivo, pero estas mismas influencias activan en nosotros ciertas
respuestas predeterminadas a nivel de cuerpo mental o emocional que han sido
insertadas en nuestro ser debido a la influencia del lugar donde vivimos o nos
hemos criado. A más alto el campo de influencia, mas genérico es el patrón
automático que nos gobierna, de forma que podemos comportarnos como masa de
una forma determinada y a nivel individual ser incapaces de reconocer esos
patrones en nosotros mismos, ya que se activan a diferentes niveles de conciencia.
Todos los mediterráneos tienen un cierto carácter, todos los alemanes son así o asa,
todos los afroamericanos presentan tal característica, y luego resulta que conoces
tropecientos alemanes o afroamericanos que no cuadran con el modelo “genérico”
a nivel individual. Aquí la influencia es muy sutil, y si no eres muy consciente de ti
mismo es casi imposible identificar esos comportamientos generales que se activan
de forma automática por el hecho de ser parte de uno de esos colectivos (y que
indudablemente cuando sales del mismo, se te reconoce a la legua por aquellos que
te observan).

Inconsciente colectivo de la raza humana, campo morfogenético global.

El siguiente nivel de influencia al que estamos sometidos no es otro que el


inconsciente colectivo de la raza humana. Es muy difuso, tiene menos poder que el
nivel inferior, porque es una suma caótica de la realidad compuesta de 7 billones de
seres humanos, como una gran balsa energética que rodea al planeta. Este
inconsciente colectivo global es el que marca el ritmo de los grandes
acontecimientos mundiales, es lo que marca el rumbo del barco de la evolución de
la masa de la humanidad, y el responsable de la manifestación de grandes logros o
de grandes catástrofes. Es el responsable de que el planeta como tal vaya más
rápido o más despacio en su despertar, en su camino evolutivo o en su polarización,
porque depende de la suma de todos, y por ende, carece de homogeneidad,
llevando en si los extremos más altos de patrones mentales y emocionales positivos
como negativos. Estamos sujetos a su influencia de forma mucho más sutil que a la
influencia de todos los campos energéticos anteriores, y no es perceptible en la vida
individual de una persona el efecto de este campo si no es a nivel de una
retrospección de años mirando hacia atrás y comprobando el desarrollo personal de
uno mismo respecto al desarrollo del conjunto de la humanidad. Los programas y
patrones de comportamiento que activa el inconsciente colectivo genérico en
nosotros son programas que trabajan en segundo o tercer plano a lo largo de la
vida.

Influencias planetarias: la Luna, el Sol, el sistema solar.

Pero si el inconsciente colectivo del planeta nos parece que tiene un efecto relativo
que no podemos notar de forma directa, los siguientes campos energéticos que nos
dan de lleno sin embargo si que tienen mucha más fuerza, por la simple razón de
que no son estáticos ni varían sutilmente, sino que su influencia es dinámica y
cambiante de forma regular. Aquí me estoy refiriendo a los campos
electromagnéticos de la luna, el Sol y los planetas del sistema solar.

Empezando por la Luna, si es capaz de mover océanos y generar mareas, pensad


en el poder que tiene para mover de un lado a otro el inconsciente colectivo de la
zona donde residís y por supuesto, llegar a afectar a vuestro propio sistema
energético. Que haya personas que usen la luna llena para poner en marcha ciertos
acontecimientos no tiene nada que ver con la superstición, sino con la cantidad de
energía e influencia que llega de nuestro satélite en ciertos momentos dados, en
ciertas zonas del planeta. La interacción electromagnética Luna-Tierra, como dos
imanes, mueven todo lo que se cruza en medio, en este caso, la vida orgánica en la
superficie de la Tierra. La Luna altera comportamientos en las personas porque
choca y presiona directamente en el cuerpo emocional y en el cuerpo mental, y
activa ciertos patrones y automatismos que en otros momentos permanecen
dormidos. Solo siendo altamente consciente de uno mismo, y habiendo trabajado
esos programas automáticos y componentes emocionales, puedes evitar que se
pongan en marcha sin que lo sepas
.
Finalmente, tanto el Sol como los planetas del sistema solar ejercen una fuerza
terrible sobre el campo gravitatorio y electromagnético del planeta, que
constantemente influencian y modifican el inconsciente colectivo del mismo
(nuestro y de los diferentes campos morfogenéticos de las diferentes especies que
conformamos la vida orgánica). Aquí no me estoy refiriendo al horóscopo de los
domingos, que en el mejor de los casos es puro entretenimiento, sino que
realmente cuando el campo electromagnético (vamos a llamarle el aura) de Júpiter,
Saturno o Venus tocan el “aura” del planeta Tierra, produce ciertos efectos, que las
antenitas que somos cada uno de nosotros, sufre en silencio (por no poder notarlo,
y por no saberlo). Habrá mejores o peores formas de estudiarlo, pero la astrología
más antigua ya conocía de la influencia de estos planetas sobre los campos
energéticos de la Tierra, y por ende sobre sus habitantes.

Que Mercurio entre en movimiento retrogrado (por decir algo), siendo el campo
energético que afecta por ejemplo a los procesos mentales y la comunicaciones, no
indica que te vayas a quedar sin teléfono móvil esa semana, sino que todos los
patrones mentales asociados al arquetipo de la comunicación en el inconsciente
colectivo van a sufrir una pequeña descarga energética gentileza de nuestro vecino
dos planetas mas allá. Así, todo lo que lleves a cuestas relacionado con este tema,
se activará en ti de forma automática dependiendo del grado en el que resuenes
con esta influencia externa, produciendo un cierto patrón mental, que generara una
cierta “emisión” en ti, que manifestará una cierta realidad potencial, que IGUAL
tienes la mala suerte que tiene la suficiente energía para manifestarse en una
realidad tangible. Y vaya, te acabas de quedar sin móvil la semana en que Mercurio
hace de las suyas (ya te lo dijo el horóscopo!).

Escapar de las influencias.

Mientras tengas un sistema energético y formes parte de la vida orgánica en el


planeta, es imposible escapar de ninguna de las influencias “macro” que hemos
visto, es un poco menos difícil dejarse influenciar por el inconsciente colectivo de tu
país y región, y si te lo curras un poco te será relativamente fácil desconectar de la
influencia de tu entorno más cercano. Pero para poder desconectar tienes que
saber que estás conectado, tienes que saber que las respuestas mentales y
emocionales que generas no salen “porque si”, sino porque desde fuera estás
sometido a un número impresionante de campos energéticos, que interactúan con
el tuyo. A menos que limpies, desmontes, desprogrames y te vuelvas más
consciente y alerta de tus reacciones, comportamientos y emociones, seguirás
(seguiremos) siendo marionetas en el gran teatro del juego cósmico de la vida
orgánica en el sistema solar.

Etiquetas: Artículos Espirituales, Creencias Evolutivas, Energias Sutiles 0 comentarios

Experimentar
lunes, mayo 26, 2014 | by La Ciencia de la Naturaleza

Tras una iniciación en Reiki lo más conveniente siempre es empezar a poner en


práctica todo lo que nos han enseñado, de esa forma vamos a ir familiarizándonos
con nuestras nuevas capacidades, y vamos a ir pudiendo ver lo que dan de si, y
cuales son los efectos que esas prácticas tienen en nosotros mismos.

La primera norma básica de Reiki es: Sigue tu intuición. No obstante que sigas tu
intuición no quiere decir que no sigas también las recomendaciones que te hace
quien te está enseñando una forma de hacer, y ver que dan de si ambas opciones.

La razón de que siempre se recomiende en Reiki seguir la propia intuición es


bastante sencilla, el objetivo es que cada uno por si mismo aprenda a ser el propio
maestro, de forma que cuando lleguen los problemas demos con una de las
múltiples soluciones posibles de forma intuitiva, aunque no tengamos mentalmente
una idea clara del por qué hacemos algo determinado, con el tiempo si la
tendremos.

Lo anterior debería suponer que toda la formación o la información recibida pase


por el tamiz de la propia experiencia, de forma que a base de la propia práctica
personal consigas un nivel notable de habilidad.

Pon en práctica todo lo que te digan, todo lo que leas, todo lo que veas, por ti
mismo, de forma que te puedas hacer una idea de como funcionan esas prácticas,
para posteriormente usarlas en función de tu percepción de su utilidad según tu
experiencia.

Ten en cuenta que cada persona es diferente, tiene capacidades diferentes,


desarrollos y potencialidades diferentes, y lo que uno consigue de una forma otro lo
puede conseguir de otra forma diferente, así que busca desarrollar tu propia
capacidad y potencial, y ten en cuenta que tal vez lo que hacen otras personas no
sea adecuado para ti y tengas que encontrar la forma de hacerlo por ti mismo.

Cuando tengas dudas de cómo hacer algo determinado, busca una solución por ti
mismo, aunque te parezca que no eres capaz, y también consulta a quien te pueda
asesorar, sin que ello implique dejar de hacer lo que tu sientes que es adecuado, es
decir haz las dos cosas y verifica sus resultados, obtendrás más experiencia y
conseguirás un mayor desarrollo personal.

Nunca des por hecho que lo que te dicen los demás es lo único que se puede hacer,
aporta tu forma de hacer. La maestría en lo que sea es dar soluciones utilizando las
herramientas adecuadas para conseguir la resolución de un problema adaptándote
a las posibilidades y circunstancias del momento.

También es adecuado respetar el trabajo de otros, aunque en principio sea menos


eficiente según el propio criterio y experiencia, también ellos aportan cosas, y
valora también que en algún momento aparecerá posiblemente algún método que
sea posiblemente más eficiente de lo que tu hayas experimentado.

Ten en cuenta que la herencia que recibes es el fruto del trabajo de muchos,
durante muchos años, y que lo que recibes debería ser valorado, cuidado y
mejorado con tus propias aportaciones y las de los que te sigan a ti.

Si eres constante con tu trabajo personal y dedicas suficiente tiempo a estás


prácticas, tu desarrollo y capacidad crecerán de forma muy notable, ya que el único
secreto de Reiki es mantener nuestra capacidad energética en un nivel muy alto, y
eso se consigue mediante la práctica habitual y sistemática.

Cuando no encuentres solución a un problema determinado, ni con tu intuición o


método de trabajo, ni con las recomendaciones de otros, relájate e intensifica tu
nivel de trabajo personal con Reiki, la solución aparecerá por si misma.
Etiquetas: Artículos Espirituales, Energias Sutiles, Enfermedades y Sanaciones 0 comentarios

El dolor
lunes, mayo 26, 2014 | by La Ciencia de la Naturaleza

El cuerpo humano tiene un conjunto de sistemas complejos para funcionar, el


bloqueo de alguno de estos sistemas produce dolor como señal de alerta de que
algo no va bien, cuando por diversas razones no somos capaces de conseguir que
esos bloqueos se resuelvan de forma natural, y se hacen crónicos, el dolor se hace
presente de forma permanente en nuestra vida.

En nuestro cuerpo hay diferentes sistemas, unos físicos, otros bioquímicos, y otros
electromagnéticos, y todos están íntimamente relacionados.

En el tratamiento del dolor podemos incidir de diversas formas, unas están


enfocadas en reconstruir lo físico o eliminar lo dañado irreparablemente como
podría ser una cirugía, también podemos actuar bioquímicamente introduciendo en
nuestro cuerpo un medicamento que modifique nuestra química interna para
facilitar un proceso acelerado de recuperación, estaríamos hablando de los métodos
más comunes que se utilizan actualmente por la medicina tradicional.

No obstante los dos tipos generales de métodos reseñados en el párrafo anterior no


son los únicos posibles, también podemos incidir en un elemento que va a poner en
marcha todo el conjunto de forma completa, y es actuando sobre el
electromagnetismo de nuestro cuerpo.

Es importante tener en cuenta que nuestro cuerpo es un sistema inteligente, que se


regula por si mismo, bajo una organización central y a nivel físico se regula con el
sistema nervioso, este recibe la información que le va a permitir saber como está
mediante microimpulsos eléctricos, y su capacidad de respuesta para resolver
cualquier problema va a estar siempre condicionada por su capacidad
electromagnética, es decir por su capacidad de estimular un funcionamiento
notablemente más intenso de la zona dañada y de aquellas zonas del cuerpo que
contribuyen a la resolución de la problemática.

Es decir, incrementando nuestra capacidad electromagnética, aceleramos todos los


procesos metabólicos implicados en la regeneración de cualquier zona dañada, de
acuerdo con las necesidades y la dirección del propio sistema de funcionamiento del
mismo cuerpo.

Actuando desde este punto de vista podemos conseguir que sistemas que funcionan
inadecuadamente, debido a interferencias o bloqueos de comunicación con el
sistema nervioso central de nuestro cuerpo, al restablecer esa comunicación,
vuelvan a funcionar de forma impecable, desde luego, si la enfermedad aún no ha
llegado al punto crítico de acuerdo con la capacidad electromagnética disponible.

Con Reiki, actuando sobre todos los chakras y los meridianos de acupuntura,
conseguimos regenerar a nivel de nuestros cuerpos electromagnéticos y en nuestro
cuerpo físico, los canales que permiten que el propio electromagnetismo se
regenere rápidamente restableciendo el funcionamiento central del propio cuerpo.

Este tipo de tratamientos, en casos avanzados, requieren que la persona reciba


energía de forma muy regular y con un nivel de intensidad muy alto para conseguir
una respuesta fuerte y continua, del propio sistema nervioso central, para
mantener los sistemas bioquímicos implicados en la depuración y reconstrucción de
todo lo dañado con el nivel de actividad necesaria.

Es evidente que personas enfermas en general no acceden por si mismas a un nivel


de energía suficiente para un proceso acelerado de recuperación.

Es importante tener en cuenta que sentimos dolor cuando nuestro sistema nervioso
detecta además de contusiones, frecuencias energéticas de un rango bajo que
impiden una comunicación limpia de una zona del cuerpo con el sistema nervioso
central, estoy hablando de energías de frecuencias parasitarias, lo que
habitualmente se denomina proceso de somatización, que interfieren o bloquean
una o varias zonas del cuerpo, un ejemplo muy conocido es la fibromialgia.

Reiki en estos casos, si se utiliza suficientemente, elimina las frecuencias


parasitarias, y mejora la comunicación electromagnética de todo el conjunto de
nuestro cuerpo físico con su sistema nervioso central.

Etiquetas: Artículos Espirituales, Energias Sutiles, Enfermedades y Sanaciones 0 comentarios

Mal de ojo...
lunes, mayo 26, 2014 | by La Ciencia de la Naturaleza

O mejor dicho mal del tercer ojo (sexto chakra)...

Los chakras funcionan como antenas parabólicas, reciben energía y proyectan


energía. El sexto chakra concretamente regula el pensamiento, así pensamientos
dañinos, molestos, asociados a energías emocionales de ira, cabrero, enfado,
generan el problema, el soporte físico las partículas metálicas que tomamos en
nuestra alimentación y que precisamos para vivir, evaporadas y proyectadas a
presión con mucha energía e incandescentes.

Para empezar es importante que sepas que todas nuestras células tienen un centro
energético se llama mitocondria.

Lo siguiente que es importante saber es que necesitamos metales para vivir, y


necesitamos muchos, hierro, cobre, zinc, y un largo etc.

El para que utilizamos esos metales es sencillo, nos dan consistencia física, nos
facilitan conductividad eléctrica entre las células y las distintas partes de nuestro
cuerpo, y una parte de ellos los evaporamos conformando nuestros chakras y
nuestros meridianos de acupuntura, conformando nuestro sistema
electromagnético.

Dicho esto entenderás que todos los campos de energía, tanto conducciones
eléctricas como la energía que desprenden otras personas asi como la que
desprendemos nosotros nos afectan, si gozamos de buena salud, con un cuerpo
fuerte, no los notamos, si tenemos problemas de salud y un cuerpo débil todas esas
energías nos dañan, nos agotan, y nos dejan hechos trizas, que es lo que te ocurre
a ti.

Cuando nuestro campo energético está muy sucio, cuando recibimos mucha energía
que nos daña, o cuando nosotros por nosotros mismos creamos esas energías que
nos dañan, la única forma que hay de resolver el problema es fortalecernos y
limpiarnos.

En está problemática lo peor que se puede hacer es quedarse en casa, porque la


propia casa es un lugar de acumulación de energías malsanas, pasamos mucho
tiempo en ella, y es donde más se acumulan esas energías, necesitamos que esas
energías se limpien de nuestro sistema, por lo que tenemos que conseguir que
salgan de el, así que lo que necesitamos es movilizarlas, sacarlas, estar a la
intemperie, en el parque, tomando el sol, o en la piscina, bañándonos, o en el mar
con la arena el agua salada y el viento, puede facilitarnos una sustancial limpieza
energética de todo nuestro cuerpo.

Prácticas como reiki, yoga, tai chi, chi kung, también consiguen el mismo efecto,
unos en una medida otros en otra.

Las molestias en el estomago responden habitualmente desde el punto de vista


energético a agresiones que recibimos de otras personas, que pretenden que
hagamos lo que ellas desean.

Todos podemos proyectar esos metales que procedentes de nuestra alimentación


finalmente evaporamos y conforman nuestro sistema energético, y podemos
proyectarlos cargados con energía, con un objeto determinado, y de hecho todos lo
hacemos, por lo que te vendría muy bien cortar lazos con personas que te dañan o
maltratan, evitando relacionarte con ellas, y haciendo tu vida a tu aire.

Todos llegamos en algún momento de nuestra vida a desarrollar la sensibilidad que


has desarrollado tu a las energías malsanas, son momentos duros, de los que hay
que aprender a ser uno mismo, a cuidarse, y en los que debemos tomar decisiones
que afectan a nuestra vida, a nuestra forma de vivirla, a las personas con las que
queremos relacionamos, etc.

Etiquetas: Artículos Espirituales, Creencias Evolutivas, Energias Sutiles, Enfermedades y Sanaciones 0

comentarios

Los bebes y la energia negativa


lunes, mayo 26, 2014 | by La Ciencia de la Naturaleza

Mucha gente me pregunta constantemente sobre lo que pasa a nivel


energético o espiritual en un bebé, suele ser tan fuerte y tan difícil de
apreciar en una radiografía, que a los papás les causa grandes conflictos y
muchos suelen ser víctimas constantemente de estafadores que por
cantidades fuertes de dinero, los “curan de espanto” o de cualquier cosa que
se les ocurra.

Si bien es cierto que la energía de los bebés no tiene la solidez que la de un


adulto, también es cierto que está custodiada por ángeles. Por eso sucede
que cuando estas cargando a un bebé, sientes como una tranquilidad
maravillosa al verle… no solo por la cantidad de feromonas que libera,
también por la energía que le circunda.

Pero cuidado, ésta energía o protección puede ser alterada por los papás
desde el vientre. Bueno, en realidad por la familia que le rodea.

Cuando hablamos de energía, ciertamente hablamos de campos de energía


electromagnética que generan vibraciones y que a su vez interactúan con las
vibraciones de otras personas y los campos universales electromagnéticos.
De éste modo, podemos imaginarnos que si los padres y familiares del bebé,
tienen bloqueado ésta fluidez y mantienen polarizada ésta energía, las
protecciones energéticas que las entidades universales brindan a los bebés
se debilitan y por eso pueden haber desde accidentes, enfermedades, o
problemas más serios que ciertamente pueden estar vinculados con los
ataques energéticos de entidades del bajo astral.

Uf… suena complicado pero es más simple; eso que le llaman aura, son los
campos de los que les hablo.

Los pensamientos y las acciones negativas tanto de los papás como de los
abuelitos y el resto de la familia, van a afectar directamente en el campo
electromagnético del bebé. No se trata de culpar, pero si de hacer
consciente a la familia que todo lo que hacemos, no solo repercute en
nosotros, también en nuestros pequeños.

Les voy a dar algunos tips, de lo que pueden hacer para fortalecer el campo
de energía de sus pequeños y así poder evitar tanto que entidades negativas
le afecten como evitar que reciban algo negativo de lo que pueda estar
atrayendo alguien a su alrededor: 

Siempre que puedas dale un beso en la cabecita de tu bebé, repitiendo


palabras hermosas, como: “te amo” “que bello” y así. 
Evita llorar, pelear, o tener alguna actividad intensa cerca del pequeño. Los
papás se cuidan más de que no les vea haciendo el amor que peleando,
cuando en realidad ambas actividades deberían ser privadas, pues la energía
que desprenden no es apta para los pequeños. 
Cuando sientas que algo te preocupa, imagina que una energía azul lo
envuelve y que el arcángel Miguel está a cargo de la seguridad y bienestar
de tu peque. 
Siempre que algo te preocupe o tengas alguna imagen fea de tus hijos,
imagina que todo está bien y en orden y que ellos se encuentran tranquilos. 

Señales de alerta, tanto en lo material, como en lo energético:


Son muy parecidas a las señales comunes para otros casos como:
Que tengan un sueño interrumpido. 
Que lloren mientras duermen. 
Que se hagan pipi en la cama cuando ya dejaron en pañal. 
Que no quieran estar solos. 
Que no se concentren en sus juegos y estén irritables. 
Pero además de éstas señales tenemos otras que tenemos que considerar
como:

Si están jugando solos, ver si platican con alguien. 


Si tienen miedo constantemente en determinados lugares de la casa. 
Cuando te señalan a algún lugar en donde no hay nadie. 
Si miran fijamente a algún punto. 
Siempre escuchar lo que te quieran decir.
 Observar detenidamente cuando juegan solo con un juguete o muñeco.
Ciertamente puede ser parte de su desarrollo, pero también puede
señalarnos otras cosas.

Hay más señales y dependiendo del tipo de entidad o energía que les afecte
puede variar las señales de alerta, poco a poco iremos tratando cada tema.

Espero les haya sido útil ésta información, propongan que otro tipo de temas
les genera duda para que vayamos aprendiendo más.

Etiquetas: Artículos Espirituales, Energias Sutiles, Enfermedades y Sanaciones 1 comentarios

Protección e Intercambio Energético.


jueves, marzo 06, 2014 | by La Ciencia de la Naturaleza

Hasta hace muy poco tiempo el ámbito de la protección energética ha permanecido


“oculta” (reservado a los maestros y discípulos del “ocultismo”). Actualmente, con
los experimentos y evidencias de la física cuántica, la consideración de que
pensamientos y emociones son formas de energía, está pasando de tener una
acepción “esotérica” a formar parte de una comprensión más abierta de los
procesos de intercambio energético y de nuestra constitución sutil o campo
energético humano.

Fernández Casanova (2008) refleja estos procesos utilizando una terminología que
nos es más próxima, accesible y actualizada que los textos clásicos “ocultistas”. Por
ejemplo, denomina “Formas Mentales de Energía” (FME) a la energía que rodea a la
persona, formada por sus pensamientos y emociones y que en ocasiones puede
dirigirse intencionadamente (consciente o inconscientemente) o tomar identidad
propia, pasando a habitar la energía del lugar. Una actualización de la terminología
de formas-pensamiento del clásico de Besant y Leadbeater (1945).

Utilicemos un lenguaje más clásico o actualizado. No cambia el hecho de que somos


seres de energía y esta energía interactúa con otras personas y con los espacios
que habitamos o habitaron otras personas. Tampoco que en situación normal de
armonía estamos suficientemente protegidos, de manera similar a como nuestro
sistema inmunitario está en contacto constante con bacterias y virus de nuestro
entorno y no por ello tenemos infecciones continuamente. Sin embargo:

Cuando existen problema de límites a nivel psico-emocional, esto tiene un correlato


en el campo energético humano.

También, e independientemente de lo anterior, el aura puede sufrir roturas,


agujeros, desgarros y otros daños tras traumas (una emoción muy intensa o una
operación quirúrgica, por ejemplo). El cuerpo energético humano tiene su propio
sistema auto-curativo (de reparación, limpieza y defensa), pero también le
podemos ayudar con las esencias florales, ¡qué mejor terapia que una terapia
energética!

A veces nuestro sistema energético puede colapsarse en lugares con abundante


carga energética (hospitales, asilos de ancianos, consultas terapéuticas, por
ejemplo). En EEUU se estudió que las profesiones con menor expectativa de vida
eran los cirujanos y psicoterapeutas. Muchos terapeutas enferman y/o se
encuentran con frecuencia desvitalizados. Hay una pérdida energética inherente a
estas profesiones “de ayuda”, pero también es cierto que puede hacerse mucho
desde la terapéutica floral para limitar pérdidas innecesarias de energía. Es, en mi
opinión, una asignatura clave de la formación del terapeuta floral.

Desde otro enfoque, lo que ocurre al nivel psico-emocional en el contacto personal


tiene su correspondencia a nivel energético. La acción de muchas de las esencias
del Sistema de Saint Germain es explicado desde esta dimensión (aunque desde el
lenguaje de la Metafísica). El trabajo de Brennan (1987 y 1993), científica con
dotes clarividentes que trabajó para la NASA, lo ilustra muy bien, como puede
verse en la siguiente imagen. Esta autora hace una magnífica correspondencia
entre los caracteres de la Bioenergética de Lowen (2004) (esquizoide, oral,
masoquista, psicopático y rígido), sus defensas psicológicas y cómo éstas se
reflejan en defensas energéticas.

La imagen refleja las actitudes emocionales y mentales en la interacción personal


(defensas energéticas, según Brennan, 1987) (Fíjese en la foto.)
En el tema que nos ocupa, concretamente, los trastornos de personalidad
borderline o limítrofes se caracterizan precisamente en una confusión entre sus
emociones y las del entorno, en unos límites desdibujados y precarios entre ellos y
su medioambiente.

Pongo un caso de alguien que solicita acompañamiento floral:

“Lo que me pasa es que cuando voy caminando puedo sentir las emociones de las
otras personas, sé lo que les pasa, por ejemplo, el encargado de la tienda que me
atiende, lo vivencio en carne propia, soy muy permeable, no deseo vivir así, por
eso deseo me ayudes con las esencias florales de protección”

en el contexto de “Yo no tengo ningún problema, sino una gran sensibilidad, son los
demás que me invaden... atiéndeme en tu consulta aunque hoy sea domingo
porque yo también ayudo a los demás y los atiendo en cualquier momento que lo
necesiten”

La falta de límites energéticos, conceptuales y la deficiente o ausencia de


consideración de tener un problema se evidencian.

¿Cómo “perdemos” nuestra energía?

Aunque obviamente ésta en una cuestión muy personal, nos damos cuenta de que
“perdemos” nuestra energía en la calle o en contacto con otra persona por alguno
de los siguientes síntomas: sensación de agotamiento (incluso en pocos minutos);
sensación de debilidad, que puede ir hasta el mareo; necesidad de comer algo; se
deja de disfrutar de lo que se estaba haciendo (ej. de compras), se quiere volver
pronto a casa, etc.

Perdemos nuestra energía a través de nuestro campo energético (aura) y centros


energéticos (chacras). Las personas nos enviamos mensajes (inconscientes) a
través de los chacras (estableciéndose como cuerdas energéticas). Mediante estas
cuerdas pueden trasmitirse mensajes (“me siento triste”, “te amo”, “me eres
atractivo”, p.ej.). En esta conexión a Ud. le pueden “sustraer” energía o Ud. puede
estar sustrayendo energía de otras personas (en terminología ocultista “vampirismo
energético”). Este proceso se da también a distancia.

La energía se puede perder también a través del aura. El aura actúa como un
escudo y cuando estamos equilibrados siempre nos protege. Si nos sentimos
débiles, al interactuar con el aura de otra persona, después del encuentro, una
parte de la energía de una persona puede quedar en el campo energético de la
otra. A veces el aura puede tener orificios por donde la energía fluye más
fácilmente. A estos agujeros se les denomina “rombos del aura”, y pueden ser
debidos a diversas causas, entre ellas traumas físicos y/o emocionales (algunas de
las combinaciones de esencias protectoras y selladoras o reparadoras del campo
energético son STAR OF BETHLEHEM-ASPEN en Bach y ALLIUM-ARNICA SILVESTRE
en Saint Germain).

¿Ha pensado en su parte de responsabilidad? ¿Por qué regalamos nuestra energía?


(WILLOW) Si estás leyendo este escrito es probable que el tema te interese porque
algunas de estas situaciones te sucedan a ti. Una primera reflexión a la que te
invito es a “darte cuenta” de qué patrones mentales y actitudes emocionales de tu
personalidad pueden estar favoreciendo estas pérdidas de energía cuando
contactas con tu entorno. El Sistema Floral de Bach, como es bien conocido, trabaja
las emociones básicas del ser humano y es un sistema espléndido para el auto-
conocimiento. Opino que el trabajo en lo “transpersonal” debe tener una sólida
base de trabajo en “lo personal”, lo psicológico.

Algunas personas regalan espontáneamente gran cantidad de energía que extraen


de su campo energético. Este “regalo energético” podemos hacerlo
conscientemente desde el corazón, y es una decisión nuestra, pero mantenemos el
“timón de nuestro barco”.

Desde posturas menos sanas, dentro de este sistema podemos encontrar patrones
emocionales que son grandes “surtidores” de energía (OAK, VERVAIN, IMPATIENS,
ELM, p. ej.). Aunque todos ellos pueden hacernos abocar en estados de
agotamiento, tienen en común cierta decisión personal de “gastar” su energía
amparados en el fuerte sentido del deber, el sobre-entusiasmo de la causa que
defienden, el enganche a un ritmo acelerado o a la realización de demasiadas
tareas, p.ej. No son, por tanto, problemas de pérdida energética en el contacto con
el entorno, en el sentido que aquí estamos tratando.

Por distintas razones podemos regalar nuestra energía de una manera menos
consciente. Estos estados, algunos de los cuales comento a continuación, son los
responsables de esta sensación de pérdida de energía en el contacto con el otro.
Continuado en clave del Sistema Bach, se muestran entre paréntesis las esencias
florales correspondientes, aunque esta correspondencia no hay que tomarla en
sentido estricto, ya que son sólo una selección de opciones:

a) En el encuentro con los demás gastamos mucha energía al reprimir o negar


partes de nosotros (nuestra “sombra”). ¡Hay un gran desgaste de energía en
ocultar o en ser lo que no somos!. Ello en esquemas de negación emocional
(AGRIMONY), represión emocional (CHERRY PLUM), proyección con intolerancia
(BEECH) o intelectualización de la emoción (WATER VIOLET).

b) La falta de autoestima por infravaloración de nuestras capacidades (LARCH) o


por un sentimiento de ser defectuoso, de ser “menos que” (CRAB APPLE).

c) La sensación de no-merecimiento, a veces, tan difícil de auto-observar; o de


culpa consciente o inconsciente, de lo personal o de lo pre-personal (etapas
intrauterinas) es demoledora (PINE) en el tema que nos ocupa.

d) Regalando energía a cambio de amor o reconocimiento, o por un equivocado


sentimiento de “egoísmo” o “generosidad”, que pueda hacernos pensar, aunque no
sea conscientemente, que sólo somos “buenas personas” cuando entregamos
nuestra energía vital (CENTAURY - PINE).

e) Por un deficiente “enraizamiento” (CLEMATIS), o dificultad de “encarnación” por


traumas de ésta y otras existencias (STAR OF BETHLEHEM - ROCK ROSE) a veces
con roturas en nuestro campo energético (ASPEN).

También sabemos que patrones “succionadores” de energía se acoplan


“neuróticamente” muy bien con otros patrones más “débiles de carácter” que
actúan de “surtidores”. Tal es el caso de la polaridad VINE - CENTAURY, por
muchos conocida. VINE, no siendo el único en Bach (recordemos que el último
grupo del sistema Bach son patrones emocionales que buscan, con diferentes
mecanismos, el ejercer influencia o poder sobre los demás, y claro que esto tendrá
su manifestación a nivel energético), es uno de los patrones emocionales más
vampiros de dicho sistema floral. Muchos de nosotros conocemos también el
desgaste energético que sentimos frente a una persona en estado HEATHER, entre
otros.

Etiquetas: Artículos Espirituales, Energias Sutiles 0 comentarios

Los Estados de Conciencia.


lunes, marzo 03, 2014 | by La Ciencia de la Naturaleza

En varias publicaciones se ha mencionado el hecho de que la conciencia no es algo


estable, inmóvil; que prácticamente cada individuo posee un nivel distinto y único
de conciencia, debido a sus experiencias previas, a la genética, y a profusos e
incontables factores.

Si que se ha intentado, no obstante, en muchas ocasiones, hacer una clasificación


de los diferentes estados de conciencia más comunes. Veremos a continuación un
ejemplo:

Estado de sueño.

Puede identificarse con el electroencefalógrafo. Presenta periodos de movimiento


rápido de los ojos y ausencia de ondas cerebrales “lentas”.

Estado dormido.

Puede identificarse con el electroencefalógrafo. Ausencia de movimientos rápidos de


los ojos y surgimiento gradual de un plano de ondas cerebrales “lentas”.

El estado hipnagógico.

Tiene lugar entre el despertar y el sueño en el principio del ciclo soñar-dormir. A


menudo se caracteriza por una imaginería visual y algunas veces incluye imaginería
auditiva. Ambos tipos de imágenes difieren de la actividad mental que se
experimenta durante los estados de sueño y dormido.

El estado hipnopómpico.

Tiene lugar entre el estado dormido y el despertar al final del ciclo dormir-soñar. A
veces se caracteriza por imaginería visual y/o auditiva diferenciándose
cualitativamente de las formas de actividad mental que se dan durante el estado de
sueño y dormido.

El estado hiperalerta.

Se caracteriza por una vigilancia incrementada y prolongada mientras uno está


despierto. Se puede inducir mediante el uso de drogas estimulantes o mediante
actividades que precisan de una concentración tensa.

El estado letárgico.

Se caracteriza por una actividad mental aburrida y perezosa. Puede llegarse a él


por fatiga, falta de sueño, mal nutrición, deshidratación, nivel de azúcar incorrecto
y drogas depresoras del SNC. Es el caso de los famosos estados de conciencia que
se dan a lo largo de una prolongada estancia en un desierto.

Estado de rapto.

Se caracteriza por un sentimiento intenso y una emoción imponente,


subjetivamente evaluada como placentera y positiva en su naturaleza. Estos
estados pueden darse mediante el estímulo sexual, las danzas frenéticas, los ritos
orgiásticos, ritos de pasaje, actividades religiosas o por el uso de ciertas drogas.

Estado de histeria.

Se caracteriza por un sentimiento intenso y una emoción imponente, pero


subjetivamente evaluada como negativa y destructiva. Puede provocarse mediante
la ira, la furia, los celos, el pánico, etc.

Estados de fragmentación.

Se caracterizan por una falta de integración entre segmentos importantes, aspectos


o temas de la personalidad total. Las condiciones paralelas a estos estados son
conocidas como psicosis, psiconeurosis aguda, disociación, personalidad múltiple,
amnesia y episodios de fuga. Estos estados, que pueden ser temporales o crónicos,
pueden ser provocados por ciertas drogas, traumas físicos, traumas psíquicos,
depresiones y manipulación experimental (por ejemplo privación sensorial o
hipnosis)

Estados regresivos.

Se caracterizan por una conducta que es claramente inapropiada respecto al estado


psicológico del individuo y su edad cronológica. Estos estados pueden ser
temporales (por ejemplo, una persona que ha sufrido una regresión de edad a
resultas de la hipnosis) o de larga duración (por ejemplo un individuo que sufre
diversos tipos de senilidad)

Estados meditativos.
Se caracterizan por una actividad mental mínima, ausencia de imaginería visual y
presencia de ondas alfa continuas. Pueden provocarse mediante la ausencia de
estímulo externo, el masaje, la flotación en agua o las disciplinas meditativas.

Estados de trance.

Se caracterizan por ausencia de ondas alfa continuas en electroencefalograma,


hipersugestionabilidad, vigilancia y concentración de atención en un estímulo único,
sintiéndose acorde con este estímulo sin responder a otros. Estos estados pueden
provocarse mediante la voz de un hipnotizador, la escucha del latir del propio
corazón, los cánticos, la observación prolongada de un objeto que gira, etc.

La reverie.

Se caracteriza frecuentemente por movimientos rápidos de ojos. Tiene lugar


durante el trance. Típicamente, este estado es provocado por un hipnotizador que
sugestiona al individuo para que este tenga una experiencia parasomnífera.

El estado de soñar despierto.

Se caracteriza por pensamientos que tienen lugar rápidamente y que tienen poca
relación con el ambiente exterior. Puede tener lugar con los ojos abiertos o
cerrados; cuando los ojos se encuentran cerrados pueden aparecer imágenes
visuales. Es provocado por la soledad social, la privación sensorial o el insomnio
nocturno.

El examen interior.

Se caracteriza por la conciencia de los sentimientos corporales en los órganos,


tejidos, músculos, etc. La conciencia está siempre presente pero existe a un nivel
no reflexivo si no hay un esfuerzo concertado, de parte del individuo, para tomar
conciencia de estos sentimientos corporales.

El estupor.

Se caracteriza por la capacidad suspendida o muy reducida de percibir los estímulos


de llegada. La actividad motora es posible, pero su eficiencia se encuentra muy
reducida; se puede utilizar el lenguaje pero de una manera muy limitada y a
menudo carece de significado. Puede ser provocado por ciertos tipos de psicosis o
drogas (derivados del opio o alcohol en grandes cantidades)

Coma.

Se caracterizan por la incapacidad de percibir los estímulos de llegada o de entrada.


Hay muy poca actividad motora y no hay utilización del lenguaje. El coma puede
ser provocado por la enfermedad, los agentes tóxicos, los ataques epilépticos,
traumas del cerebro o deficiencias glandulares.

La memoria almacenada.

Supone una experiencia pasada que no puede obtener inmediatamente la


conciencia reflexiva de un individuo. Sin embargo, los restos de memoria de
acontecimientos pasados siempre existen a algún nivel de la conciencia. Pueden ser
recordados mediante el esfuerzo consciente, pueden evocarse mediante el estímulo
eléctrico o químico de la corteza cerebral, pueden ser producidos por la libre
asociación psicoanalítica o pueden surgir espontáneamente.
Estados de conciencia expandida.

Se caracterizan por un umbral sensorial reducido y por un abandono de las


maneras habituales de percibir el ambiente externo e interno. Aunque estos
estados pueden tener lugar espontáneamente, sobretodo en la infancia, son
producidos frecuentemente de manera experimental mediante el uso de drogas y
plantas psicodélicas. Por lo general estos estados progresan a lo largo de cuatro
niveles diferentes: recolectivo-analítico, simbólico, sensorial e integral. A nivel
sensorial constituyen informes subjetivos acerca de alteraciones de espacio-tiempo,
de la imagen del cuerpo y de las impresiones sensoriales. A nivel recolectivo-
analítico, las nuevas ideas y pensamientos emergen relacionándose con la
psicodinámica o la concepción del mundo y de su papel en él. A nivel simbólico
existe una identificación con los personajes históricos legendarios, con la
recapitulación evolutiva o con los símbolos míticos. A nivel integral (al que llegan
ciertamente pocos individuos) existe una experiencia mística en la que Dios se
confronta consigo mismo, o en la que el individuo tiene la impresión subjetiva de
estar disolviéndose en el campo de energía del universo (samadhi, satori,
conciencia cósmica) 

Etiquetas: Energias Sutiles, Enfermedades y Sanaciones, La Mente Humana, Los Sueños, Otras

Realidades,Poder Psiquico, Viajes Astrales, Visualización Creativa 0 comentarios

EL CUERPO HUMANO Y SU CAMPO ENERGETICO


lunes, marzo 03, 2014 | by La Ciencia de la Naturaleza

EL CUERPO HUMANO Y SU CAMPO ENERGETICO SE DEBILITAN CUANDO NO


SABEMOS COMO REACCIONAR Y COMPRENDER QUE LOS VAMPIROS
ENERGETICOS NOS ABSORBEN LA ENERGIA DEL AURA, DEBEMOS TENER EL
CONOCIMIENTO COMO RECARGAR NUESTRA ENERGIA Y NO PERMITIR QUE
NOS LA ROBEN.... .
.
Todos y cada uno de nosotros siente de vez en cuando que dependiendo con quien
estemos hablando o interactuando acabamos con una sensación u otra en nuestro
cuerpo y estado de ánimo.
.
Hay aquellas reuniones con amigos o colegas que nos dejan realmente animados,
contentos y como si hubiéramos tenido un subidón, mientras que en otras
reuniones, y ocasiones encontrarte o hablar con alguien te deja fatal, cansado o
desmotivado y no sabes ni siquiera porque o como ha podido cambiar tu animo tan
drásticamente.
.
La explicación se encuentra en la forma que tenemos los humanos de interactuar
entre nosotros. Es el proceso de intercambio energético que sucede cada vez que
dos (o más personas) se encuentran.
.
Hayas oído hablar del aura humana, creas en ella, la hayas visto o no, el hecho es
que todos y cada uno de nosotros poseemos un campo electromagnético que rodea
nuestro cuerpo y que, resumidamente, es responsable de como nuestro cuerpo
físico se siente y se encuentra.
.
La vibración electromagnética que nos rodea varía e interactúa con todos los que
tenemos alrededor. Así como podemos conscientemente enviar parte de la energía
que nos rodea a otras personas (simplemente pensándolo), también podemos
absorber la energía de otros.
.
Todo este proceso se hace normalmente de forma inconsciente dependiendo de con
quién estamos, nuestros sentimientos hacia el o ella, nuestra forma de ser, etc.
.
Si queréis ver un ejemplo grafico, os recomiendo la película ” Las nueve
revelaciones” basada en el libro de James Redfield del mismo título.
.
En una de las escenas, se ve como el protagonista aborda a una chica y como su
campo energético se enfoca fuertemente en ella.
.
La otra persona se siente incómoda y de alguna manera eso se refleja en su campo
energético comprimiéndose hacia dentro. Un poco nos viene a clarificar los dos
tipos de persona que podemos encontrarnos cuando nos ponemos a hablar o
interactuar con alguien.
.
Dadores de energia.
.
Aquellas personas que por su forma de ser, carácter, personalidad, proporcionan
mas energía a los demás de la que toman son los dadores de energía. Juntarte con
un dador normalmente tiene el efecto de revitalizarte, animarte, sentirte cómodo,
alegre, motivado y contento. Son personas llenas de vitalidad, optimismo y que
rebosan alegría y fortaleza.
.
En ciertos extremos son aquellos incluso que se convierten en sanadores, o cuyos
campos electromagnéticos pueden afectar el estado de ánimo de mucha gente a
cientos de metros de distancia.
.
Un ejemplo podéis encontrarlo en Amma Chi, una mujer india que va por el mundo
regalando abrazos a la gente a los que les insufla un chute de amor y bienestar que
no es posible explicar de forma racional.
.
En el día a día, aquellas personas que te encuentras y que tras unos minutos de
estar con ellos te están haciendo sentir bien (aunque no te des cuenta) son dadores
de energía.
.
Tomadores de energía
.
Aquellas personas que absorben mas energía de la que dan, ya que la necesitan
como parte de su soporte vital y no saben cómo obtenerla si no es a través de otras
personas, son ladrones de energía.
.
Juntarte con personas así suele hacerte sentir más cansado por ejemplo tras una
larga conversación, quizás más triste y apagado de como estabas antes de
encontrarte con ella, con cierta sensación de incomodidad o incluso un pequeño
vacío.
.
El proceso de “robo energético” es muchas veces inconsciente, pero su actitud,
carácter o forma de interactuar contigo esta diseñada para nutrirse de lo que pueda
conseguir de nuestro campo electromagnético.
.
Los vampiros energeticos clase extrema de tomadores de energía son los
“vampiros”. Son personas que realmente te dejan exhausta cada vez que hablas o
te encuentras con ellas, generalmente son personas que tienden hacer juicios,
contar chismes mal intencionados, hablarte para soltar en ti toda su basura, enojo,
depresion de aspectos emocionales,
.
Están siempre provocando situaciones en las cuales ellos salen ganando y tu té
quedas aturdido, confuso, decaído y agotado, son burlones ironicos, desplasan su
amargura hacia ti.
.
Viven de la energía que absorben de los demás como parte de su día a día para
reforzar su ser interior estan hablando casi siempre con palabras grotescas, no
sienten respeto por nada y tienden a ser muy envidiosos.
.
Este tipo de personas suele tener su propia autoestima y seguridad por los suelos,
y solo atacando a otros, directa o indirectamente, son capaces de salir adelante en
su día a día.
.
Puedes tener vampiros probablemente por todos lados: tu jefe que no deja de
ponerte contra las cuerdas y en evidencia delante de otros, padres manupuladores
y toxicos, hijos conflictivos, tu compañero/a que siempre exige constante atención
en cualquier situación, familiares que siempre te estan menospreciando y
criticando, tus amigos que siempre necesitan que les estés animando y cuidando de
ellos, parejas extremadamente conflictivas. etc. etc.....
.
Tener un vampiro en tu entorno cercano es realmente agotador y en muchos casos
no somos capaces de entender porque cada día terminamos agotados nuestra
jornada y deseando irnos directamente a la cama a dormir.
.
Rompiendo el círculo vicioso
.
Para salir del habito de ser el plato principal de aquellos que buscan robar la
energía de otros debes en primer lugar, ser consciente de la situación.

No existe intercambio energético si eres consciente de lo que esta sucediendo.


.
Al igual que se puede enviar buenas vibraciones conscientemente, también se
pueden evitar si no se quiere entrar en el juego de aquel que intenta crear
situaciones en las cuales pueda, de alguna manera, absorber tus fuerzas. Todo esto
que el vampiro realiza la mayoría de las veces a nivel inconsciente, puede volverse
a tu favor si cuando te encuentres en esta situación, te propones mentalmente
pararla.
.
Hay personas que se imaginan un circulo de luz a su alrededor, una protección
mental, un escudo que evita que otros penetren con su campo energético en el
tuyo, etc. Personalmente he comprobado que basta con ser consciente de la
situación y no dirigir tu energía (pensamientos, palabras, comportamiento,
respuestas) hacia la persona en la forma en que puedas quedarte/sentirte roto,
triste, vacío y apagado.
.
Cargarte de energía
.
El universo es la fuente universal de energía para todos.
.
Es ilimitada, infinita, potente, nunca se acaba.
.
Al igual que nos nutrimos de fuerzas cuando comemos, y descansamos y nos
recuperamos cuando dormimos, podemos también recargarnos cual pila enchufada
a un cargador eléctrico, simplemente por el deseo consciente de aceptar la energía
“universal” en nosotros.
.
Maneras de recargarte de energia.
.
A traves de las respiraciones lentas y profundas muy temprano en la mañana,
cargarte al amanecer y al atardecer con energia del Sol, meditaciones ejercicios de
yoga, bañarte en rios o mares, alimentacion sana y nutritiva.
.
Y la energía de su propia Presencia Divina

viniendo hacia él, el flujo natural de esa vida perfecta a través de él


regulará, suplirá y purificará su propia acumulación de seis meses a un
año, pero como él está siendo constantemente bombardeado por corrientes
invisibles de fuerzas a las que él mismo se ha conectado a través de su
atención, la energía pura liberada de su Presencia Divina es afectada
visible y tangiblemente, y tiende a mantenerlo atado dentro de sus
cadenas.
.
EJERCICIO
.
"Siéntate tranquilo, y vuelve tu atención hacia tu Divina Presencia YO SOY;
visualiza un muro de llama alrededor de ti, mediante tu propia
capacidad mental. Acepta gozosamente esta radiante Vestimenta de Luz,
para que tu sentimiento sienta esto con felicidad y gratitud por su
protección.
.
Permite por cinco minutos a la energía de tu Presencia
fluir tranquila a través de ti, limpiándote. Luego comienza
definitivamente a cargar la energía dentro de ese anillo protector de
luz ardiente, con el control divino de los Maestros Ascendidos de toda
energía con la que entres en contacto, ya sea en tu vida social o
espiritual, en tu negocio y carga esta energía con poder, maestría,
pureza, paz, armonía, belleza, etc.."
..
No acepten
.
dentro de su mundo cualidad que esté cargada con ondas de energía negativa,
expresando menos que la perfección. Así, su energía se califica con laperfección de
Dios, y su círculo electrónico o aura es una guardia
constante alrededor de ustedes, despiertos y durmiendo.
.
Estár así revestido, y el óvalo de luz en el que ellos aparecen es la
actividad conscientemente atraída, visualizada y sostenida de la
energía divina calificada para dominar toda energía de baja vibración,
dondequiera que esa energía es catapultada contra. O conectada con la
corriente de vida del Maestro.
.
Si practicas alguna técnica de meditación, relajación, yoga, etc., entenderás bien
este concepto.
.
La luz del sol, un paseo por el bosque, la conexión directa con la naturaleza, son
también formas de recargarnos directamente cuando no estamos durmiendo.
.
El solo hecho de imaginarnos un chorro de luz directo que nos recarga es parte del
proceso de recuperación.
.
La solución para sentirte siempre, vital y energético pasa por las dos fases, no
dejarte quitar parte de tu campo energético que no deseas dar y saber recargarte
completamente cada día.
.
Encuentra aquellas actividades que te revitalizan y evita en la medida de lo posible
entrar en el juego de los vampiros, pon distancia de por medio incluso si hace falta.
.
El resultado es que te encontraras cada mañana pletórico y con muchos más
recursos y ánimos para acometer cualquier actividad que desees.
.
Desde hace tiempo se maneja coloquialmente la posibilidad de que una persona
pueda extraer energía de otra.
.
Tal vez te resuenen anécdotas sobre vampirismo ‘bioenergético’, interacciones en
las que alguien toma de otra persona, y generalmente sin su consentimiento,
energía vital. Por otro lado existe un probable fenómeno en el que una persona, o
un grupo, cede voluntaria aunque inconscientemente su energía a favor de alguien.
.
Esto último, en caso de realmente existir, podría relacionarse con lo que sucede
alrededor de las celebridades quienes, por ejemplo, en un concierto, reciben una
monumental descarga de energía por parte de sus fans . Posteriormente, una vez
terminada su carrera, caen en severas depresiones o estados decadentes ante la
falta de ese flujo de ingreso. También podríamos mencionar lo que ocurre con una
mujer particularmente linda, a quien decenas de tipos van nutriendo
cotidianamente, cediéndole energía, lo cual provoca que ella sea cada vez más
hermosa –o al menos está es una de las hipótesis que podrían explicar el singular
fenómeno–.
.
En fin, más allá de especulaciones en torno a las posibilidades de extracción
energética entre seres humanos, las cuales por cierto forman parte del arco
narrativo de múltiples teorías conspiracionales, un reciente hallazgo científico
sugiere que efectivamente podrían estarse gestando intercambios energéticos entre
personas. Investigadores de la Universidad de Bielefeld, en Alemania, comprobaron
que una planta puede utilizar al resto como fuente alternativa de energía. El
equipo, encabezado por el Dr. Olaf Kruse, confirmó que un tipo de alga, la
Chlamydomonas reinhardtii, no solo es capaz de operar procesos fotosintéticos,
sino que intercambia energía con otras plantas, aprovechándolas como alternativas
de energía. El descubrimiento fue publicado en el diario Nature Communications,
suplemento de la prestigiada publicación científica Nature.
.
El equipo de Kruse cultivó esta microscópica alga y observo que, ante la falta de
energía, estas plantas unicelulares podían extraer energía de la celulosa vegetal
ubicada junto a ellas. El alga secreta enzimas que digieren la celulosa,
fragmentándola en pequeños componentes de azúcar que son transportados al
interior de la célula y traducidos en energía. Lo anterior le permite al alga continuar
con su crecimiento. “Esta es la primera vez que se confirma este tipo de
comportamiento en un organismo vegetal. Que el alga pueda digerir celulosa
contradice lo expuesto anteriormente en cualquier libro de texto. Hasta cierto punto
lo que estamos presenciando es una planta comiendo otra planta.” afirma Kruse.
.
De acuerdo con una perspectiva un tanto más new agera, pero que a la vez le da
coherencia a diversos fenómenos que apreciamos de manera cotidiana, este
descubrimiento podría desencadenar una eventual prueba científica de que lo
mismo, un intercambio fáctico de energía, sucede entre el resto de seres vivos,
incluidos obviamente los seres humanos.
.
“Cuando en los próximos años los estudios sobre la energía sean más avanzados,
veremos que esto mismo se traduce en las personas. El organismo humano es muy
similar al de una planta, toma energía para alimentar estados emocionales, lo cual
básicamente puede nutrir células o incrementar los niveles de cortisol (hormona
esteroidea) y activar un catabolismo celular dependiendo del detonante emocional.”
advierte la Dra. Olivia Bader-Lee, psicóloga especializada en ‘sanación energética’.

Por ahora solo resta que Kruse y su equipo continúen con experimentos similares,
replicando el proceso pero con otras plantas, para ampliar el entendimiento sobre
como funciona la transmisión de energía entre seres vivos. Investigación que
eventualmente tendría que incluir a animales y personas.
.
Más allá de que la posibilidad de un intercambio energético real entre personas es
un tema fértil para la imaginación desbordada y la confabulación psicótica, lo cierto
es que este descubrimiento bien podría incluirse dentro de una reciente tendencia
dentro de la cual la vanguardia científica comienza a confirmar la existencia de
diversos fenómenos que hasta entonces eran concebidos, exclusivamente, dentro
de una arena relativamente esotérica –por ejemplo, la existencia de universos
paralelos, la transmisión informativa sin necesidad de coincidir en tiempo/espacio, o
la presencia de facultades psíquicas–.
.
Campo energético

En los últimos años, el inconsciente colectivo ha aceptado palabras del mundo de


las terapias naturales, relacionadas con la energía, incorporándolas a las
conversaciones sin saber, en muchos casos, exactamente qué significan o la
importancia que tienen en nuestra salud, lo que terapeutas especializados tratan de
enmendar.
.
Peticiones como “¡Ponme un chakra!”, suelen provocar las sonrisas de los
entendidos, ya que el sistema energético de chakras hindú, ya está incorporado a
nuestro cuerpo desde nacimiento. Vendría a ser como el ruego de que “se nos
pusiera un pulmón”.
.
Según han ido anunciando los maestros Mayas, la humanidad está viviendo una
transformación, cuyos síntomas se ponen de manifiesto, en parte, en la crisis
emocional y económica actual, que estamos viviendo, y que supuestamente tendrá
su culmen a finales del 2.012, cuando dicen los Mayas que se tendrá la oportunidad
de dar un salto evolutivo cambiando la mentalidad materialista destructiva que
prima en la tierra, por una actitud de respeto hacia la misma.
.
Podría ser por tanto esta anunciada transformación del planeta la causa de “un
despertar de la humanidad” a diferentes tiempos y ritmos.
.
Algo así como “Oír campanas y no saber dónde”…, o empezar a reconocer que su
tañido proviene de dentro, de un deseo innato de comunión con uno mismo y el
planeta, al igual que el bebé busca a su madre por puro instinto.
.
El alma humana desea encontrar el equilibrio, armonizando los hemisferios
cerebrales derecho e izquierdo que desequilibran su ser, siendo causa de
enfermedades físicas y mentales. Cuando se habla de “buenas y malas energías”,
frecuentemente no se conoce que el campo energético humano es una
manifestación de la energía de la tierra, del universo, vinculada también a la vida
humana, algo que usualmente se denomina aura.
.
La reconocida científica norteamericana, Barbara Ann Brennan, describe en su libro
“Manos que Curan”, que el aura es un ente luminoso que rodea el cuerpo físico y
penetra en él, emitiendo su propia radiación característica, cuyo estudio es puente
entre la medicina tradicional y nuestras preocupaciones psicológicas, ya que la
enfermedad se inicia en el aura, antes de abarcar el cuerpo físico.
.
“Se distinguen numerosos sistemas a partir de la observación para definir el campo
aural. Todos ellos lo dividen en capas y definen éstas por sus posiciones, color,
brillantez, forma densidad, fluidez y función”, explica la investigadora. “Cada
cuerpo subsiguiente, etérico, astral o emocional, mental causal o espiritual, está
compuesto por sustancias más finas y vibraciones más altas que el cuerpo al que
rodea y en el que penetra”.
.
Barbara Ann Brennan explica que el aura es el reflejo del ser porque en ella van
reflejadas nuestras emociones atrayendo con nuestra actitud a personas que vibran
en la misma frecuencia, sea esta positiva o negativa.
.
Es por tanto, importante que el ser humano se haga consciente de tener en cuenta
la relación directa entre el cuerpo físico y el campo energético que lo envuelve, con
la intención de mantener la salud basada en el equilibrio de todos los cuerpos que
componen la anatomía del aura. Información aportada por la medicina ancestral de
los Vedas en India, que sabían que los chakras eran puntos energéticos
relacionados con órganos del cuerpo… y del alma.
.
Supongo que solo me resta compartir que en lo personal me parece que el
intercambio energético de personas, entre ellas, e incluso respecto a espacios
físicos y a otros seres vivos, es un fenómeno relativamente explícito, que sucede de
manera cotidiana y que define una parte importante de los flujos emocionales,
mentales, y físicos de toda persona. Aunque tampoco descarto que esta percepción
sea solo producto de una auto-sugestión –como cualquier otra posible verdad
dentro de mi vida.

Etiquetas: Energias Sutiles, Enfermedades y Sanaciones, Los Sueños, Otras Realidades, Poder Psiquico0

comentarios

LOS VIAJES ASTRALES


lunes, marzo 03, 2014 | by La Ciencia de la Naturaleza

Desplazarse Muchos viajeros que empiezan a practicar tienen problemas con el


desplazamiento básicamente porque creen que para hacerlo es necesario avanzar
un pié y después otro, como lo hacen con el cuerpo físico, pero eso no funciona así
en el astral. Para recorrer una distancia debes imaginarte que ya la has recorrido,
entonces aparecerás donde hayas previsto.

Teletransportarse Imagina que estas en ese sitio o época, imagina la escena o el


paisaje que pretendes que te rodee, entonces aparecerás en el mundo que tenga
las características mas parecidas a los paisajes que imaginaste.

Levitar En principio, la levitación ocurrirá sola en cuanto te des cuenta de que el


cuerpo astral no tiene masa, igualmente puedes ayudarte dando un saltito al aire,
con eso bastaría.
Regresar al cuerpo Esto es lo mas fácil, cuando consideres que tu viaje a concluido
piensa en tu cuerpo y aparecerás junto a el, colócate suavemente encima del
cuerpo y te hundirás plácidamente.

Traspasar objetos Particularmente para traspasar paredes, para hacerlo colocaros


de frente a una y pensad que os apoyáis con la frente en ella, seguidamente veréis
como os hundís en ella y aparecéis en la habitación de al lado.

No "dormirte" en el viaje En ocasiones te percataras de la perdida de parte de tu


conciencia a lo largo de un viaje, para seguir viajando o recuperar la conciencia
mírate fijamente las manos, aunque posiblemente no te de tiempo y acabes
apareciendo en un simple sueño.

Comunicarte con alguien Cuando te encuentre con alguna entidad y quieras


comunicarte con ella visualiza el mensaje y comunícate, sin darte cuenta el
mensaje se emitirá telepáticamente. La comunicación es de las cosas que salen por
si solas.

Conseguir un angulo superior de visión El ángulo de visión humano es de unos 48º,


cuando viajamos astralmente no nos percatamos de nuestra capacidad para ver en
todas las direcciones al mismo tiempo, hemos olvidado que viajamos en un cuerpo
libre completamente de los impedimentos del cuerpo físico. Con esa actividad
podremos lograr ver en todas las direcciones al mismo tiempo. Mira fijamente una
zona en concreto del paisaje en el que estés situado, al mismo tiempo intenta abrir
mentalmente una ventana en un lateral de tu cabeza, derecho o izquierdo, será
mas fácil que si intentas abrirla en la nuca o en la coronilla, eso es porque estamos
más acostumbrados a girar los ojos de derecha a izquierda y no de arriba abajo. Es
una practica difícil de lograr y se necesita practica, y un fuerte poder de
visualización, si lo practicas en cada salida llegara un momento en que lograrás ver
en todas direcciones al mismo tiempo. 

Etiquetas: Energias Sutiles, La Mente Humana, Viajes Astrales 0 comentarios

¿Que es la energía sutil?


lunes, marzo 03, 2014 | by La Ciencia de la Naturaleza

Nuestro cuerpo recibe vida y vitalidad de una estructura energética generalmente


invisible, pero real, hecha de fuerza vital, o (lo que es lo mismo) de energía sutil.

Esta estructura, a la que podemos llamar cuerpo de energía sutil, es la “mente” y la


memoria que guía el cuerpo físico, sus órganos y sus sistemas.

El cuerpo sutil es también la guía de los estados de conciencia, de las emociones,


de los pensamientos y de la creatividad. Cuando éste se encuentra sano y cargado
de energía sutil, gozamos de salud y bienestar, pero cuando se enferma, antes o
después, aparecen síntomas desagradables, malestares y finalmente
enfermedades.

La energía sutil es producida por todo campo de energía densa (electricidad,


magnetismo, luz, calor, gravedad, etc.) y también por todo ser vivo.

Los campos de energía densa, como la electricidad y el magnetismo, la producen de


dos formas diversas:

Plus, que tiene un efecto estimulante sobre los organismos vivos, y Minus, que
tiene un efecto sedativo e inhibitorio.
Estamos rodeados de un enorme número de energías densas, cada una de las
cuales puede tener un profundo efecto sobre nuestro cuerpo de energía sutil y, por
lo tanto, sobre nuestra salud física y psíquica.

La energía sutil se presenta además de otras dos formas: energía pura y energía
congestionada o sucia.

La energía pura activa y nutre el cuerpo de energía sutil, mientras que la


congestionada puede transformarse en síntomas desagradables, en malestares e
incluso en enfermedades.

Las energías saturadas o congestionadas proceden de todos los aparatos


electrónicos, en algunos casos del mismo planeta e incluso de organismos
enfermos.

Por eso es esencial vivir en un ambiente depurado, sobre todo bajo el aspecto de
las energías sutiles, de toda energía sucia, saturada y enferma.

Recibimos constantemente del planeta, de las plantas, del sol y de todo el cosmos
cantidades enormes de energías sutiles.

Los árboles, junto a las características hiperdimensionales del globo, realizan una
verdadera “transmutación energética”, es decir transforman las energías insalubres
y saturadas en energías puras y vitalizadoras.

Se trata no solamente de energías de naturaleza fisica, sino también astrales y


mentales.

Gracias a estas inagotables fuentes energéticas, nuestro cuerpo de energía sutil se


abastece cotidianamente y nos mantiene vivos y vitales. Cuando estas fuentes
llegan a faltar nos sentimos deprimidos y cansados.

Energia Sutil y Salud

La hipótesis del cuerpo de energía sutil: una tentativa de síntesis y unificación

La hoja fantasma es un efecto extraordinario observado con la técnica Kirlian. Se


pone una hoja, a la que se ha cortado un fragmento, sobre la pantalla de cristal del
aparato y se hace una fotografía. La imagen muestra la hoja entera con su efecto
corona. Un efecto parecido se obtiene igualmente poniendo por algún tiempo la
hoja sobre el cristal del aparato. A continuación se quita la hoja y después de
algunas horas se hace otra fotografía: aparece una impronta luminosa justo como
si la hoja estuviese todaLa hipótesis del cuerpo de energía sutil: una tentativa de
síntesis y unificación

La hoja fantasma es un efecto extraordinario observado con la técnica Kirlian. Se


pone una hoja, a la que se ha cortado un fragmento, sobre la pantalla de cristal del
aparato y se hace una fotografía. La imagen muestra la hoja entera con su efecto
corona. Un efecto parecido se obtiene igualmente poniendo por algún tiempo la
hoja sobre el cristal del aparato. A continuación se quita la hoja y después de
algunas horas se hace otra fotografía: aparece una impronta luminosa justo como
si la hoja estuviese todavía presente. El ruso Inyushin considera que estas
imágenes son el resultado de la interacción entre el campo eléctrico de la máquina
Kirlian con el bioplasma de la hoja, impreso sobre la pantalla de cristal. Esta
hipótesis recuerda la descripción del organismo hecha por Szent-Gyorgyi: “Existe
un flujo invisible que atraviesa el organismo. Se trata de un flujo cuyas partículas
portan en sí la energía, la carga y la información, y tienen la función de carburante
de todos los procesos vitales”.

En el cuerpo energético se encuentra la memoria energética del cuerpo físico.

Los estudios con la máquina Kirlian y con otros instrumentos de investigación,


conducen a la inevitable conclusión de que el cuerpo etérico es una especie de
memoria de la estructura de las funciones y del estado de salud del cuerpo físico.
Las enfermedades se manifiestan primero en el cuerpo etérico, bajo la forma de un
desequilibiro energético, y finalmente en el cuerpo físico, como un síntoma. Por eso
algún investigador ha hablado del cuerpo etérico como de un holograma, lo cual
significa que cada una de sus partes parece contener información que afecta a todo
el organismo. El rumano J. Dumitrescu ha obtenido un resultado extraordinario,
que confirma esta teoría, tras fotografiar una hoja a la que había cortado un trozo
circular en el medio. La imagen electrográfica ha revelado, justo en el centro del
agujero, una hoja más pequeña que la original, pero con proporciones
completamente similares.

La energía sutil puede ser tóxica y saturada (o congestionada)

Hay muchas formas de energía sutil. Algunas son puras, otras “alteran” el cuerpo
energético. Radioactividad, rayos X, ondas electromagnéticas, campos magnéticos,
iones positivos, incluso ciertos sonidos las irritan, las congestionan, volviéndolas
tóxicas y nocivas para la salud. ¿Qué efecto produce la energía sutil tóxica en
nuestra salud? ¿Existe una relación con la enfermedad? El estado de congestión
biológica lo producen las toxinas (radicales libres y otros productos del metabolismo
anaerobio) presentes en el terreno intercelular y en la misma célula. En el interior
de la célula se encuentran las mitocondrias, estructuras que tienen la función de
producir energía. Los radicales libres son moléculas no neutras eléctricamente que
oxidan (o sea que sustraen sus electrones) los compuestos que encuentran,
dañandolos. Su blanco son las proteínas, los lípidos y el DNA celular, pero más
graves son sus efectos sobre las mitocondrias, las cuales pierden su eficiencia. De
esta forma la energía de la célula disminuye y el organismo envejece. Cuando un
organismo se intoxica de grandes cantidades de radicales libres y de otras toxinas
su cuerpo energético se congestiona intensamente, es decir contiene grandes
cantidades de energías sutiles tóxicas.

1. La energía sutil vital o bioenergía reacciona ante las energías densas y sutiles.

Los campos magnéticos, eléctricos, las emisiones de iones, toda radiación, incluso
la luz y los sonidos provocan inevitablemente modificaciones profundas en la
bioenergía y en el cuerpo de energía sutil. Puesto que éste es la matriz, el punto de
encuentro entre el ambiente energético exterior y nuestro organismo biológico,
todas las manifestaciones energéticas modifican o perturban su estado. Si meto la
mano en una olla de agua hirviendo me la quemaré gravemente por efecto de la
absorción de una forma agresiva de energía densa, el calor. El efecto de la
quemadura se producirá tanto en las células de la mano, como en su cuerpo
energético, el cual resultará seriamente congestionado.

2. Interacción entre plasma ambiental y bioplasma

En la ciudad contaminada, en la oficina llena de ordenadores y de luces de neon, el


aire está lleno de plasma tóxico, el cual contamina el bioplasma y nos hace sentir
molestias, estrés, ansia y otras sensaciones desagradables. Conclusión: existe una
interacción continua entre el cuerpo energético, el plasma y las energías sutiles
ambientales.
3. Influencia recíproca entre el bioplasma de dos personas

También el bioplasma es capaz de alterar, aunque sólo sea parcialmente, el plasma


ambiental y el bioplasma de otra persona. En una habitación donde hay un
enfermo, el plasma se encuentra parcialmente alterado en sentido negativo para la
salud: hay una mayor concentración de iones positivos dañinos. Si gozamos de
buena salud nuestro bioplasma puede sin embargo equilibrar y mejorar
parcialmente el estado del plasma ambiental o del bioplasma de una persona que
sufre.

La banda de información

Cada organismo vivo, incluído por supuesto el hombre, está controlado y reactivado
por un sistema energético complejo, al cual se le ha llamado de muchas maneras:
cuerpo bioplásmico, etérico o energético. Realmente no sólo todo el organismo,
sino también sus órganos, sus tejidos, sus células e incluso los cuerpos inertes
poseen su proprio campo energético. Para los organismos vivos se prefiere hablar
de cuerpo etérico, para las sustancias inertes de campo etérico o también, según la
dicción propuesta por algún investigador, de banda de información (“information
band”). Por lo tanto banda de información, campo etérico y cuerpo sutil son
sinónimos.

La banda de información existe alrededor de cada sustancia. Se trata de un aura


formada por plasma, un “cóctel” de partículas subatómicas, de electrones, iones,
radiaciones electromagnéticas y campos de energía densa y sutil asociados a la
sustancia en cuestión. En otras palabras, la banda de información no es más que la
parte adversaria energética densa y sutil de cada cosa.

¿Pero por qué la banda de información se llama así? Su nombre se debe al hecho
de que se comporta como una suerte de grabadora de los eventos energéticos a los
que se ha sometido un objeto. ¿Qué tipo de eventos? Cualquier haz o corriente de
energía que haya alcanzado el objeto en cuestión, como luces, sonidos,
electricidad, magnetismo, radioactividad, etc. La banda de información reacciona a
tales eventos y permanece alterada por algún tiempo más o menos largo.

Cada organismo vivo o cada materia irradia y absorbe energía mediante un campo
energético caracterizado por una cierta frecuencia y por ciertas características de
tipo radiológico. Una analogía útil es el átomo, que irradia continuamente energía
electromagnética en forma de ondas a causa de su estructura oscilatoria y de sus
vibraciones térmicas. Claramente cuanto más complejos sean los materiales, más
complejas serán sus formas de onda.

La banda de información de materiales inertes se puede percibir con instrumentos


apropiados complejos y sofisticados. Algunos investigadores han ideado técnicas de
análisis de la banda de información basadas en test químicos o físicos, pero
verdaderamente ésta se puede percibir directamente con nuestras manos. Un
operador con un poco de sensibilidad en este tipo de percepciones siente con las
manos que una moneda arrojada al suelo repetidas veces está “más cargada
energéticamente” que una moneda normal. Lo mismo ocurre si se somete la
moneda a otros campos de energía, como el magnético (¡aunque la moneda esté
compuesta de material no magnético!), a un haz de luz o a un fuerte sonido.
También se podría golpear un objeto con un martillo y percibir la energía cinética
acumulada bajo forma de energía sutil. Parece pues plausible pensar que las manos
del operador perciben el estado de excitación del plasma que rodea el objeto así
activado.

La Característica Vibratoria: la firma de una energía sutil.


Cada instrumento musical posee unas vibraciones propias características. El la de
un violín es muy diverso del la de una flauta o de un piano. Con el uso de sus
propios aparatos un especialista no sólo está en condiciones de decir qué
instrumento está sonando, incluso sin escuchar estos tres la, sino que una vez
registrada esta vibración será capaz de reproducir el sonido de cualquier
instrumento con una cierta aproximación.

En muchos libros se habla de determinadas vibraciones sutiles. Por ejemplo uno


dirá que cierta flor de Bach tiene una vibración y que otra flor posee otra diferente.
Un fármaco homeopático tendrá una vibración, otro fármaco otra vibración distinta.
Me parece evidente que nos encontramos frente a conceptos más o menos
idénticos al de la banda de información, pero esta idea es un poco vaga y me
pregunto si no sería posible individuar y a continuación reproducir cualquier tipo de
vibración sutil. Después de mucho tiempo y de estudios, he descubierto que con un
determinado adestramiento es posible individuar y reproducir la vibración sutil de
cualquier energía. A esta especie de firma le he dado el nombre de Característica
Vibratoria (en sigla: CV). Desgraciadamente hasta el día de hoy, no conozco a más
de dos o tres personas, aparte de mí, en grado de percibir las CV. Evidentemente
se trata de una percepción más bien difícil de cultivar, pero estoy convencido de
que muy pronto existirán instrumentos que podrán registrar las CV en nuestro
lugar. Por el momento no existe otro camino que nuestra sensibilidad personal.

(Sacado de “ANATOMIA SOTTILE” de Roberto Zamperini)

vía presente. El ruso Inyushin considera que estas imágenes son el resultado de la
interacción entre el campo eléctrico de la máquina Kirlian con el bioplasma de la
hoja, impreso sobre la pantalla de cristal. Esta hipótesis recuerda la descripción del
organismo hecha por Szent-Gyorgyi: “Existe un flujo invisible que atraviesa el
organismo. Se trata de un flujo cuyas partículas portan en sí la energía, la carga y
la información, y tienen la función de carburante de todos los procesos vitales”.

En el cuerpo energético se encuentra la memoria energética del cuerpo físico.

Los estudios con la máquina Kirlian y con otros instrumentos de investigación,


conducen a la inevitable conclusión de que el cuerpo etérico es una especie de
memoria de la estructura de las funciones y del estado de salud del cuerpo físico.
Las enfermedades se manifiestan primero en el cuerpo etérico, bajo la forma de un
desequilibiro energético, y finalmente en el cuerpo físico, como un síntoma. Por eso
algún investigador ha hablado del cuerpo etérico como de un holograma, lo cual
significa que cada una de sus partes parece contener información que afecta a todo
el organismo. El rumano J. Dumitrescu ha obtenido un resultado extraordinario,
que confirma esta teoría, tras fotografiar una hoja a la que había cortado un trozo
circular en el medio. La imagen electrográfica ha revelado, justo en el centro del
agujero, una hoja más pequeña que la original, pero con proporciones
completamente similares.

La energía sutil puede ser tóxica y saturada (o congestionada)

Hay muchas formas de energía sutil. Algunas son puras, otras “alteran” el cuerpo
energético. Radioactividad, rayos X, ondas electromagnéticas, campos magnéticos,
iones positivos, incluso ciertos sonidos las irritan, las congestionan, volviéndolas
tóxicas y nocivas para la salud. ¿Qué efecto produce la energía sutil tóxica en
nuestra salud? ¿Existe una relación con la enfermedad? El estado de congestión
biológica lo producen las toxinas (radicales libres y otros productos del metabolismo
anaerobio) presentes en el terreno intercelular y en la misma célula. En el interior
de la célula se encuentran las mitocondrias, estructuras que tienen la función de
producir energía. Los radicales libres son moléculas no neutras eléctricamente que
oxidan (o sea que sustraen sus electrones) los compuestos que encuentran,
dañandolos. Su blanco son las proteínas, los lípidos y el DNA celular, pero más
graves son sus efectos sobre las mitocondrias, las cuales pierden su eficiencia. De
esta forma la energía de la célula disminuye y el organismo envejece. Cuando un
organismo se intoxica de grandes cantidades de radicales libres y de otras toxinas
su cuerpo energético se congestiona intensamente, es decir contiene grandes
cantidades de energías sutiles tóxicas.

1. La energía sutil vital o bioenergía reacciona ante las energías densas y sutiles.

Los campos magnéticos, eléctricos, las emisiones de iones, toda radiación, incluso
la luz y los sonidos provocan inevitablemente modificaciones profundas en la
bioenergía y en el cuerpo de energía sutil. Puesto que éste es la matriz, el punto de
encuentro entre el ambiente energético exterior y nuestro organismo biológico,
todas las manifestaciones energéticas modifican o perturban su estado. Si meto la
mano en una olla de agua hirviendo me la quemaré gravemente por efecto de la
absorción de una forma agresiva de energía densa, el calor. El efecto de la
quemadura se producirá tanto en las células de la mano, como en su cuerpo
energético, el cual resultará seriamente congestionado.

2. Interacción entre plasma ambiental y bioplasma

En la ciudad contaminada, en la oficina llena de ordenadores y de luces de neon, el


aire está lleno de plasma tóxico, el cual contamina el bioplasma y nos hace sentir
molestias, estrés, ansia y otras sensaciones desagradables. Conclusión: existe una
interacción continua entre el cuerpo energético, el plasma y las energías sutiles
ambientales.

3. Influencia recíproca entre el bioplasma de dos personas

También el bioplasma es capaz de alterar, aunque sólo sea parcialmente, el plasma


ambiental y el bioplasma de otra persona. En una habitación donde hay un
enfermo, el plasma se encuentra parcialmente alterado en sentido negativo para la
salud: hay una mayor concentración de iones positivos dañinos. Si gozamos de
buena salud nuestro bioplasma puede sin embargo equilibrar y mejorar
parcialmente el estado del plasma ambiental o del bioplasma de una persona que
sufre.

La banda de información

Cada organismo vivo, incluído por supuesto el hombre, está controlado y reactivado
por un sistema energético complejo, al cual se le ha llamado de muchas maneras:
cuerpo bioplásmico, etérico o energético. Realmente no sólo todo el organismo,
sino también sus órganos, sus tejidos, sus células e incluso los cuerpos inertes
poseen su proprio campo energético. Para los organismos vivos se prefiere hablar
de cuerpo etérico, para las sustancias inertes de campo etérico o también, según la
dicción propuesta por algún investigador, de banda de información (“information
band”). Por lo tanto banda de información, campo etérico y cuerpo sutil son
sinónimos.

La banda de información existe alrededor de cada sustancia. Se trata de un aura


formada por plasma, un “cóctel” de partículas subatómicas, de electrones, iones,
radiaciones electromagnéticas y campos de energía densa y sutil asociados a la
sustancia en cuestión. En otras palabras, la banda de información no es más que la
parte adversaria energética densa y sutil de cada cosa.
¿Pero por qué la banda de información se llama así? Su nombre se debe al hecho
de que se comporta como una suerte de grabadora de los eventos energéticos a los
que se ha sometido un objeto. ¿Qué tipo de eventos? Cualquier haz o corriente de
energía que haya alcanzado el objeto en cuestión, como luces, sonidos,
electricidad, magnetismo, radioactividad, etc. La banda de información reacciona a
tales eventos y permanece alterada por algún tiempo más o menos largo.

Cada organismo vivo o cada materia irradia y absorbe energía mediante un campo
energético caracterizado por una cierta frecuencia y por ciertas características de
tipo radiológico. Una analogía útil es el átomo, que irradia continuamente energía
electromagnética en forma de ondas a causa de su estructura oscilatoria y de sus
vibraciones térmicas. Claramente cuanto más complejos sean los materiales, más
complejas serán sus formas de onda.

La banda de información de materiales inertes se puede percibir con instrumentos


apropiados complejos y sofisticados. Algunos investigadores han ideado técnicas de
análisis de la banda de información basadas en test químicos o físicos, pero
verdaderamente ésta se puede percibir directamente con nuestras manos. Un
operador con un poco de sensibilidad en este tipo de percepciones siente con las
manos que una moneda arrojada al suelo repetidas veces está “más cargada
energéticamente” que una moneda normal. Lo mismo ocurre si se somete la
moneda a otros campos de energía, como el magnético (¡aunque la moneda esté
compuesta de material no magnético!), a un haz de luz o a un fuerte sonido.
También se podría golpear un objeto con un martillo y percibir la energía cinética
acumulada bajo forma de energía sutil. Parece pues plausible pensar que las manos
del operador perciben el estado de excitación del plasma que rodea el objeto así
activado.

La Característica Vibratoria: la firma de una energía sutil.

Cada instrumento musical posee unas vibraciones propias características. El la de


un violín es muy diverso del la de una flauta o de un piano. Con el uso de sus
propios aparatos un especialista no sólo está en condiciones de decir qué
instrumento está sonando, incluso sin escuchar estos tres la, sino que una vez
registrada esta vibración será capaz de reproducir el sonido de cualquier
instrumento con una cierta aproximación.

En muchos libros se habla de determinadas vibraciones sutiles. Por ejemplo uno


dirá que cierta flor de Bach tiene una vibración y que otra flor posee otra diferente.
Un fármaco homeopático tendrá una vibración, otro fármaco otra vibración distinta.
Me parece evidente que nos encontramos frente a conceptos más o menos
idénticos al de la banda de información, pero esta idea es un poco vaga y me
pregunto si no sería posible individuar y a continuación reproducir cualquier tipo de
vibración sutil. Después de mucho tiempo y de estudios, he descubierto que con un
determinado adestramiento es posible individuar y reproducir la vibración sutil de
cualquier energía. A esta especie de firma le he dado el nombre de Característica
Vibratoria (en sigla: CV). Desgraciadamente hasta el día de hoy, no conozco a más
de dos o tres personas, aparte de mí, en grado de percibir las CV. Evidentemente
se trata de una percepción más bien difícil de cultivar, pero estoy convencido de
que muy pronto existirán instrumentos que podrán registrar las CV en nuestro
lugar. Por el momento no existe otro camino que nuestra sensibilidad personal.

(Tomado de “ANATOMIA SOTTILE” de Roberto Zamperini) 

Etiquetas: Energias Sutiles, Enfermedades y Sanaciones 0 comentarios

Entradas antiguasPágina principal


Suscribirse a: Entradas (Atom)

EL METODO SILVA DE CONTROL MENTAL

También podría gustarte