Está en la página 1de 14

ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE 11

EVIDENCIA 1: TALLER “REGISTRO PRODUCTOR NACIONAL”

POR:

SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE SENA


TECNOLOGÍA EN NEGOCIACIÓN INTERNACIONAL
BOGOTÁ

FORMULARIO 02
REGISTRO DE PRODUCTORES NACIONALES. OFERTA
EXPORTABLE Y DETERMINACIÓN DE ORIGEN
Ministerio de Comercio, Industria y Turismo
República de Colombia

0.1 REGISTRO INICIAL 0.2 RENOVACIÓN:


1. IDENTIFICACIÓN DE LA EMPRESA
1.1 RAZÓN SOCIAL: BIS ART COLOMBIA 1.2 NIT 860015975-5
1.3 DIRECCIÓN OFICINA PRINCIPAL: CALLE 45 76-30 LC 1004 CIUDAD: BOGOTA A.A. N/A
TELÉFONOS: 305 7362333 FAX: CORREO-E:
1.4 DIRECCIÓN PLANTA PRODUCCIÓN: CALLE 45 76-30 LC 1004 CIUDAD: BOGOTA
1.5 REPRESENTANTE LEGAL: YEISON ANDRES BUITRAGO CARGO: GERENTE GENERAL
2. PRODUCTO A REGISTRAR (DILIGENCIAR UN FORMULARIO PARA CADA PRODUCTO)
2.1 SUBPARTIDA ARANCELARIA (10 DÍGITOS): 7117.90.00.00
2.2 NOMBRE COMERCIAL: COLLAR
2.3 NOMBRE TÉCNICO: BISUTERIA
2.4 UNIDAD COMERCIAL: UNIDADES
3. UTILIZACIÓN INSTRUMENTOS DE PROMOCIÓN
3.1 PLAN VALLEJO 3.2 ALTEX 3.3 ZONA FRANCA
4. (*) MATERIALES EXTRANJEROS (IMPORTADOS DIRECTAMENTE O ADQUIRIDOS EN EL MERCADO NACIONAL)
Subpartida PAIS PAIS UNIDAD VALOR CIF $ VALOR PLANTA $
N DESCRIPCIÓN Arancelaria DE CANTIDA
o. ORIGEN PROCEDENCIA D
(Nombre Técnico) (10 digitos) MEDIDA POR UNIDAD COMERCIAL DE PRODUCTO (CASILLA
2.4)

1 RESINA FENOLICA 3920.94.00.0 CN CN KG 20 800 $1.100


2
3
4
5
6
7
8
9
1
0
4.11. VALOR TOTAL POR UNIDAD DE PRODUCTO (COL $): a. b. $1.100
5. (*) MATERIALES NACIONALES
N DESCRIPCIÓN Subpartida Arancelaria UNIDAD CANTIDAD VALOR EN PLANTA
DE
o. (NOMBRE TÉCNICO) (10 DÍGITOS) POR UNIDAD COMERCIAL DE PRODUCTO (CASILLA
MEDIDA 2.4)

1 ALAMBRE DE ACERO 7223.00.00.00 KG 20 $350


2 MOLDES PARA RESINA 3924.90.00.00 UN 35 $2.500
3 D
4
5
6
7
8
9
1
0 $2.850
5.11. VALOR TOTAL POR UNIDAD DE PRODUCTO (COL $)

6. COSTOS Y VALOR EN FÁBRICA PRODUCTO TERMINADO


6.1 TOTAL COSTOS MATERIAS PRIMAS NACIONALES/U.COMERCIAL (Valor casilla No 5.11) $ $3.950
6.2 OTROS COSTOS DIRECTOS DE FÁBRICA/U. COMERCIAL (No incluye materias primas) $ $400
6.3 VALOR EN FÁBRICA /U. COMERCIAL (Mayor a sumatoria casillas No 6.1+6.2+4.11): $ $3.950
6.4 VALOR FOB DE EXPORTACIÓN/U. COMERCIAL: $ $12.000
7. (*) PROCESO DE PRODUCCIÓN (COMPLETA DESCRIPCIÓN POR ETAPAS)

1. Recepción de materia Prima


2. Inicio de elaboración de piezas para los collares
3. Selección de accesorios
4. Elaboración de Collares
5. Empaque de producto terminado
6. Embalaje de producto terminado
7. Despacho de producto terminado

8. CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DEL PRODUCTO

El producto es realizado con materiales como alambre, piezas de resina, destinado a usuarios femeninos.

9. USOS Y/O APLICACIONES DEL PRODUCTO

Accesorios de Vestuario.

10.(*) VALOR AGREGADO NACIONAL (VAN)

A. NACIONAL: 100% B1. ALADI Y GRUPO ANDINO: 100% B2. USA: % B3. CANADA: % B4. MEXICO:
_
Declaro bajo la Gravedad de Juramento la veracidad de la información consignada.Para el trámite simplificado de renovación, declaro
que se ha conservado sin modificación dentro de un márgen de +/- 5% la composición porcentual del valor CIF de los materiales
importados frente al valor en planta de los materiales nacionales, la composición porcentual de la estructura de costos y no se ha
variado el origen de las materias primas,informados en el registro que se renueva. Autorizo al Ministerio de Comercio, Industria
yTurismo a utilizar la información no confidencial contenida en el presente Registro para la elaboración de estadísticas o para su
consulta.

11.
12. FIRMA REPRESENTANTE
ANOTACIONES LEGAL:
DEL FUNCIONARIO FECHA:
REVISOR (Espacio reservado para Mincomercio)

(*) INFORMACIÓN CONFIDENCIAL


2. Teniendo en cuenta el país al que será exportado el producto o servicio, investiguen y
mencionen las barreras arancelarias que tiene dicho lugar y las acciones que tiene Colombia en
este momento para disminuirlas.

Rta. País a exportar Francia

Barreras arancelarias
UNION EUROPEA
Barreras arancelarias

Complejo sistema arancelario


La designación de productos no se hace en relación al Sistema Armonizado aplicado por más de
150 países sino en base a un sistema propio de designación (“nomenclatura combinada”).
Gran variedad de derechos de aduana:
derechos ad-valorem (v.g. 15 % del valor del producto)
derechos adicionales (v.g. 15 % + 3,2 Euros/ kg neto)
derechos específicos (v.g. 3,2 Euros/kg neto);

Aranceles aplicados
Promedio general de los aranceles aplicados por la C.E.: 4,5%.
Tipos de aranceles:
aranceles normales: aranceles consolidados en el marco de las negociaciones multilaterales OMC
aranceles preferenciales en el marco del Sistema de Preferencias Generalizadas

Escalonamiento arancelario
Mayor protección arancelaria aplicable a los productos con mayor valor agregado. Ejemplo:
tomate: 8,8 % + arancel adicional
salsas de tomate: 10,8%.
sopas de tomate: 11, 5 %.
jugo de tomate: 16,8 %.
Las exportaciones de productos de un sector la industria agrícola y pesquera es obstaculizada por
este “escalonamiento arancelario”.

Preferencias arancelarias SGP


Características de las preferencias arancelarias aplicadas por el Sistema de Preferencias
Generalizadas:
Origen: sistema acordado en el marco de la CNUCED (Conferencia de las Naciones Unidas para
el Comercio y el Desarrollo) en 1968 y progresivamente incorporado en el Acuerdo GATT.
Objetivo: fomentar las exportaciones provenientes de países en vía de desarrollo a través de un
trato diferenciado. Los países desarrollados pueden aplicar el sistema a países en vía de
desarrollo sin deber extender las preferencias a otros países desarrollados (excepción a la
cláusula de la nación más favorecida).

SGP de la E.U. Evaluación


Hoy en día el sistema es muy criticado por las siguientes razones:
Las preferencias se aplican principalmente a productos industriales.
Es un sistema unilateral. Por lo tanto, los países desarrollados determinan los países
beneficiarios, los productos beneficiados y las condiciones para obtener estas ventajas.

Barreras no arancelarias
UNION EUROPEA
Barreras no arancelarias

Barreras técnicas al comercio:


Régimen aplicable a las normas y los reglamentos técnicos al comercio.
El Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio de la OMC prohíbe a un país dictar normas o
reglamentos discriminatorios.
El Derecho comunitario no establece normas discriminatorias ya que las exigencias se aplican a la
comercialización de mercancías en la Unión Europea sin importar su origen.

Restricciones cuantitativas
Definición: son instrumentos comerciales que impone límites a las cantidades exportadas.
Principio: el Derecho comunitario reconoce la libertad de importación.

Aplicación de restricciones, a modo de excepciones


Contingentes cuantitativos:
la C.E. define límites a la importación de un producto. Esto ocurre cuando hay que aplicar medidas
de salvaguardia (cuando se constatan que importaciones masivas pueden causar un perjuicio
grave a las empresas comunitarias que producen bienes similares). Se han observado
principalmente para productos agrícolas.
Licencias de importación:
la C.E. exige del importador la obtención de una licencia. Se requieren para productos textiles y en
ciertos procedimientos de gestión de contingentes cuantitativos.

Obstáculos Técnicos al comercio


Definición: son requisitos técnicos que condicionan el ingreso de una mercancía en un país o
grupo de países.

Tipos de O.T.C. Normas medioambientales: Normas sobre calidad:


Ejemplo: Acuerdo CITES prohíbe la importación de especies amenazadas de fauna y flora
silvestres, obligación de recurrir en ciertas circunstancias a envases reciclables.
Normas sobre calidad:
para la mayoría de los productos (principalmente agrícolas y pesqueros) se exigen requisitos
mínimos para la comercialización de estos bienes como son:
Forma, grados frescura, sanidad, aspectos, calibrado, etcétera.
Existen también normas de comercialización que afectan determinados sectores como el vino
(grados alcohólicos, prácticas enológicas).

Tipos de O.T.C. Normas de protección al consumidor:


Normas de seguridad:
El Derecho comunitario prevé una obligación general de seguridad que obliga a los productores a
comercializar productos que no presenten ningún riesgo o un riesgo mínimo. Para determinados
productos la legislación comunitaria y/o nacional dicta normas específicas de seguridad (ejemplo:
medicamentos).
La comercialización de los productos debe cumplir también con obligaciones de información al
consumidor (ejemplo: presentar una descripción de los ingredientes en el idioma del país de
comercialización).

Normas y controles veterinarios, zoosanitarios y fitosanitarios.


Las autoridades comunitarias y nacionales deben aplicar el principio de “precaución”, el cual
implica tomar medidas cuando existe la posibilidad de un riesgo, aunque la evaluación científica
del peligro no haya determinado con certeza el riesgo.
Para evitar enfermedades animales se practican rigurosos controles documentales, físicos y
veterinarios.
La Oficina Alimentaría y Veterinaria efectúa controles in situ.
En materia fitosanitaria se practican también severos controles. Ejemplo: se fija los contenidos
máximos de residuos de plaguicida en ciertos productos (frutas y hortalizas, por ejemplo).

Instrumentos de defensa comercial


Medidas anti-dumping.
Medidas anti-subvenciones.
Medidas de defensa comercial contra obstáculos técnicos al comercio.

Fuente:

Aspectos legales relevantes para la realización de negocios con la Unión Europea.


Barreras comerciales para las exportaciones chilenas a la Unión Europea.
LAS ACCIONES QUE TIENE COLOMBIA

Procedimiento de vistos buenos para la exportación

Algunos productos requieren de vistos buenos y/o permisos previos para la autorización de la exportación
los cuales deben ser tramitados antes de presentar la declaración de exportación (DEX).
En el caso de joyería y bisutería los encargados de dar dichos vistos buenos son la AGENCIA NACIONAL
DE MINERÍA - ANM (para piedras preciosas y joyería engastada con piedras preciosas) y el
MINAMBIENTE o CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL - CAR (para bisutería que contenga
materiales naturales susceptibles de ser analizados). De conformidad con las funciones asignadas a la
ANM Decreto 4134 de 2011, entre ellas la de liquidar, recaudar, administrar y transferir las regalías y
cualquier otra contraprestación derivada de la explotación de minerales, en los términos señalados en la
ley, y lo dispuesto en el artículo 132 de la Ley 1530 de 2012, el cual señala de manera expresa la
obligación de acreditar de manera previa el pago de las regalías mineras ante la Dirección de Impuesto y
Aduanas Nacionales (Dian) a quien pretenda enviar al resto del mundo productos o subproductos mineros
desde el territorio nacional, la ANM verifica la correcta liquidación y pago de las regalías correspondientes
al Para la verificación de la procedencia del mineral utilizado para la elaboración de la joyería.

Acuerdo comercial Colombia – Unión Europea

El Acuerdo Comercial entre Colombia, Perú y Ecuador, por una parte, y la Unión Europea y sus
Estados Miembros, por otra, entró en vigencia el 1° de agosto de 2013. En el Acuerdo Comercial,
los productos de joyería y bisutería tienen desgravación inmediata y acceso total al mercado
europeo. De esta forma, los productos de joyería y bisutería que cumplan con las reglas de origen
entran al mercado con 0% de arancel.
3. Consulten las restricciones sobre patentes y marcas del producto o servicio antes
de ser exportado y señalen cómo pueden evitar su incumplimiento.

Rta.

Acciones para evitar infracciones de patentes y marcas en la exportación de productos

Los derechos de Propiedad Industrial (PI) constituyen prerrogativas legales que se conceden a las
personas naturales o jurídicas sobre sus creaciones, tanto en el ámbito comercial o industrial.
Dentro de ellas, constituyen principales objetos de protección las nuevas creaciones tecnológicas,
que son a las que arriba el inventor cuando llega a una nueva solución técnica relacionada con
algún problema del estado del arte y, por otra parte, los signos distintivos con los que el fabricante
o comerciante aspira a distinguir los productos y servicios resultantes de la actividad económica
que realiza de otros similares que concurren en el tráfico mercantil.

La protección de estos derechos implica una especial tutela a bienes intangibles que poseen un
alto impacto tecnológico y que llegan a alcanzar un valor económico sustancial en el mercado, con
repercusión en la economía nacional. Además, contribuyen al desarrollo tecnológico, estimulando
la innovación y por tanto mejorar el nivel de vida y el desarrollo de la sociedad.

Está claro hoy en día que la concesión de derechos de PI no es suficiente, siendo indispensable
en las condiciones actuales que haya una debida protección a las empresas nacionales, las
cuales podrían tener que enfrentar pérdidas económicas resultantes de situaciones de
oportunismo de sus competidores.

Es por ello que tanto los Convenios y Tratados Internacionales como los ordenamientos jurídicos
nacionales refrendan estos derechos y ofrecen a los titulares herramientas y mecanismos legales
para evitar o hacer frente a posibles infracciones de derechos en el curso de la realización de
actividades comerciales, incluyendo la exportación de productos, lo cual se conoce como medidas
de observancia.

Los lineamientos que rigen la Política Económica y Social del país, aprobados en el año 2011,
plantean la necesidad de aumentar las exportaciones de productos y servicios de alto valor
agregado y que respondan a altos estándares de calidad; incrementar y consolidar ingresos por
concepto de exportaciones e instrumentar estrategias que garanticen nuevos mercados. De igual
modo, se estipula la necesidad de alcanzar una mayor eficiencia en la gestión importadora del
país y propiciar un acelerado proceso de sustitución de importaciones identificando las
capacidades de fabricación nacional y la sostenibilidad de los ciclos de producción en los
renglones de mayor de interés.

En tal sentido, pretendemos ofrecer un acercamiento a un grupo de acciones que deberán tener
en cuenta las entidades nacionales que participan en estos procesos, así como darles a conocer
algunos recursos previstos en la legislación para la defensa de sus derechos.

Existen diversas formas de introducirse en un mercado extranjero, ya sea de manera directa


(propio fabricante), o bien de manera indirecta a través de intermediarios con experiencia
exportadora o a través de la concertación de contratos de licencia de derechos de Propiedad
Industrial, asociación con empresas extranjeras (Empresas Mixtas), entre otras.
En caso de exportación directa el empresario debe observar que con la introducción de los
productos en el mercado extranjero no se infrinjan derechos registrados a favor de terceros, así
como realizar una vigilancia activa de sus derechos para evitar infracciones por parte de otros
competidores.

En el resto de los casos resulta importante dejar claro en los contratos que se conciertan,
esencialmente, la titularidad de los derechos de Propiedad Industrial, la forma en que han de
ejercerse tales derechos por las partes, la vigilancia de los derechos que deberá realizarse en los
mercados de destino y las acciones que se llevarán a cabo ante supuestos de infracción que
puedan tener lugar.

Para dar continuidad al tema que nos ocupa se impone la necesidad de abordar el alcance de los
derechos conferidos tanto a los titulares de derechos de patentes como a los titulares de marcas.

Para ambas modalidades los derechos confieren a sus titulares un conjunto de facultades que
podrán ejercerse durante el período de vigencia legalmente establecido. Para el caso de los
derechos de patente será durante un término de 20 años en correspondencia con lo que establece
el Decreto-Ley 290, "De las Invenciones y Dibujos y Modelos Industriales" (vigente a partir del 2
de abril de 2012). En tanto, para las marcas el término de vigencia es de 10 años, el cual podrá
ser renovado indefinidamente a tenor de lo establecido en el Decreto-Ley 203,"De Marcas y Otros
Signos Distintivos".

La patente consiste en un documento expedido, previa solicitud, por una Oficina gubernamental,
en Cuba la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial, que confiere protección legal a las
invenciones. La concesión del derecho está dada por el cumplimiento de ciertos requisitos
establecidos en la ley (novedad, actividad inventiva y aplicabilidad industrial).

Este documento otorga al titular de la invención, derechos exclusivos de explotación, cuyo alcance
viene determinado por las reivindicaciones que deben ser interpretadas sobre la base del
contenido de la descripción y de los dibujos; lo que le posibilitara al titular impedir a terceros
cualquier uso no autorizado, incluyendo la importación del objeto patentado. El objeto de la
patente podrá referirse tanto a productos como a procedimientos. Por tanto, así podrá entenderse
que cualquier uso no autorizado, por el titular o por terceros que actúen con su consentimiento,
tipificará como una infracción de los derechos exclusivos.

En correspondencia con lo anterior, cuando el objeto de la patente es un producto, el titular del


derecho podrá impedir que terceros, sin su consentimiento, fabriquen, usen, ofrezcan en venta,
vendan e importen el producto patentado. Si se trata de un procedimiento patentado, el titular de
la invención tendrá la facultad de impedir que terceros, sin su consentimiento, utilicen el
procedimiento, así como los actos de uso, oferta para la venta, venta fabricación y además la
importación del producto obtenido directamente por el procedimiento objeto de la patente.

Las patentes de procedimientos, se regulan en el Decreto-Ley 290, Capítulo III, Sección Tercera,
"Alcance y contenido de los derechos conferidos por la patente", Artículo 46-b, lo cual se
encuentra a tono con lo estipulado en el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de
Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio, Acuerdo sobre los ADPIC. Dicha regulación
resulta una novedad con relación a la legislación anterior, el Decreto-Ley 68 de 1983, "De
Invenciones, Descubrimientos Científicos, Modelos Industriales, Marcas y Denominaciones de
Origen", el que no regulaba como formas de explotación, los actos de importación de un objeto
fabricado u obtenido directamente mediante el procedimiento protegido por Certificado de Patente,
así como no consideraba una violación de los derechos exclusivos, la importación de un objeto
fabricado mediante un procedimiento protegido por Certificado de Patente, debido a que la
protección del procedimiento no se extendía al producto resultante.

Una cuestión fundamental a la hora de determinar si estamos o no ante una infracción del derecho
de patente, resultan ser los límites o excepciones al ejercicio de los derechos exclusivos,
establecidos en la legislación, como: el agotamiento de los derechos, los actos realizados con
fines investigativos que refieran al objeto de la invención, las licencias obligatorias, así como otros
regulados en el Decreto-Ley 290/12, Artículo 47 "Límites al ejercicio de los derechos de patente";
centrando nuestra atención en el primero de los mencionados.

El agotamiento de los derechos de patentes, expuesto de forma sencilla, significa que una vez que
el producto o el producto obtenido directamente a partir del procedimiento patentado ha sido
comercializado, bien por el titular o por terceros con el consentimiento del titular, los derechos de
explotación comercial sobre el producto o el producto obtenido directamente por el procedimiento
patentado, se han agotado.

El Decreto-Ley 290 en su Artículo 48.1 acoge un régimen de agotamiento internacional del


derecho de modo que la comercialización, del producto patentado o del producto obtenido por el
procedimiento patentado, realizada en cualquier territorio posibilitaría que opere el agotamiento.
Ello traerá aparejado que serán lícitas las importaciones de productos patentados y de productos
obtenidos directamente por un procedimiento patentado, que sean realizadas por terceros aún
cuando no cuenten con la autorización del titular y no se realicen por los canales de distribución y
comercialización previstos por este. Lo anterior ha sido acuñado en la doctrina como
importaciones paralelas.

Por otra parte, las marcas constituyen el signo distintivo por excelencia que permite a los
empresarios identificar el resultado de sus producciones y servicios y diferenciarlo de los
semejantes que concurren en el mercado.

El derecho que se otorga sobre una marca confiere a su titular la posibilidad de usarla en el
comercio, entendiéndose como actos de uso según el Decreto- Ley No. 203:

introducir en el comercio, vender, ofrecer en venta o distribuir productos o servicios designados


con la marca.

Importar, exportar, almacenar o transportar el producto designado con la marca.

Usar la marca en la publicidad, en las publicaciones, en documentos comerciales o en


comunicaciones escritas u orales.

Asi mismo se permite al titular prohibir a terceros que realicen los actos siguientes:

a) Aplicar o colocar la marca sobre productos o servicios distinguidos por esta.

b) Suprimir o modificar la marca con fines comerciales.

c) Fabricar etiquetas, envases, envolturas, embalajes u otros materiales que reproduzcan o


contengan la marca.

d) Rellenar o reutilizar con fines comerciales envases, envolturas o embalajes que lleven la marca.
e) Usar en el tráfico económico un signo idéntico o similar a la marca para productos o servicios
idénticos o similares, siempre que pueda causar confusión o asociación o un daño económico o
aprovechamiento injusto del prestigio del signo.

f) Usar públicamente un signo idéntico o similar a la marca.

Al igual que como ocurre en el caso de las patentes, para las marcas también se prevén
limitaciones a los derechos exclusivos. Una de las principales limitaciones al ejercicio de los
derechos de la marca viene determinada por el alcance del registro otorgado, o sea, atendiendo
para ello a los productos o servicios específicos protegidos, los cuales se organizan en virtud del
Clasificador Internacional establecido por el Arreglo de Niza.

Lo anterior trae como resultado que no exista infracción de derecho cuando terceros utilizan
marcas iguales o semejantes vinculadas con productos o servicios diferentes de los amparados
por el registro a excepción de la marca notoriamente conocida, a las cuales se les dispensa una
protección más amplia según el Decreto-Ley No. 203, Artículo 17.1, inciso d), protegiéndola con
independencia de los productos y servicios, siempre que concurran los requisitos legalmente
establecidos. Véanse Artículos 6 bis del Convenio de París y 16.1 del Acuerdo sobre los ADPIC.

Entre otras limitaciones al ejercicio de los derechos exclusivos conferidos al titular de la marca se
regula el agotamiento del derecho de marca, quedando establecido un régimen de agotamiento
internacional en el Artículo 47 del Decreto-Ley No. 203 (se regula como en el caso de invenciones
un régimen de agotamiento internacional de los derechos, siendo posible que ocurran
importaciones paralelas). De manera que, el titular de la marca no podrá actuar frente a terceros
que utilicen el signo una vez que los productos marcados hayan sido legítimamente introducidos
en cualquier mercado por el titular o por una persona autorizada por éste o vinculada
económicamente al titular, con excepción de que hubiere ocurrido alguna alteración o modificación
en los productos o envases que justifiquen el ejercicio del derecho exclusivo.

Ahora bien, en cuanto a la exportación de productos, para el caso específico de las patentes se
debe verificar que no se infringen tales derechos en los países hacia donde se pretende exportar,
ya que los derechos exclusivos pueden estar amparando los ingredientes del producto, diferentes
ingredientes con diferentes relaciones porcentuales que constituyen variantes del producto, así
como el proceso de fabricación de alguno de los ingredientes esenciales, entre otros.

Por otra parte, también es necesario verificar que, no se infringen derechos de marca, lo cual será
vital conocer que los signos con los cuales se pretende vender los productos no colisionen con
derechos de marcas preexistentes para esa misma clase en los territorios hacia donde se
exporten los productos

Es válido comentar que las marcas se registran para una o varias clases de productos en un
territorio determinado, por lo que el uso de una marca registrada, en los mercados de destino,
para clases diferentes de productos no constituye infracción de derechos. Lo anterior no quiere
decir que siempre sea de esa manera, pues las legislaciones nacionales le dan una protección
especial a las marcas notorias y/o renombradas, las cuales en muchos casos no han sido objeto
de registro en los distintos territorios, pero que gozan de una protección especial con la cual no
pueden ser usadas por terceros o ser objeto de solicitudes de registro.

Otro elemento a tener en cuenta es la forma o configuración de los productos, así como el
embalaje ya que puede darse el caso que se infrinjan derechos de terceros referentes a modelos
y/o dibujos industriales, por lo que también se deberá verificar este particular.
Por tanto, se hace necesario tomar un conjunto de acciones o procederes para evitar actos de
infracción de derechos de patentes y marcas cuando exportamos productos, las cuales, algunas
de ellas, las relacionamos a continuación:

1) Antes de exportar un producto es necesario verificar que no se infringen derechos de Propiedad


Industrial en los territorios donde se pretende exportar. Tener en cuenta los derechos en las
distintas modalidades de la Propiedad Industrial, patentes, modelos de utilidad, marcas,
indicaciones geográficas, lemas comerciales, derechos de obtentor para variedades vegetales,
modelos y dibujos industriales, entre otros.

3) En cuanto a las marcas que distinguen productos exportables, hay que tener en cuenta que las
mismas pueden ser análogas a marcas notorias. Estas últimas no necesariamente tienen que
estar registradas en los países hacia donde se exporten, no obstante, exhiben una protección
especial.

Por tanto, el uso de marcas similares o iguales a marcas notorias tipifica como una infracción de
derechos, lo cual deriva en reclamaciones y procesos judiciales.

4) La gestión de la Propiedad Industrial, debe obedecer a un proceso que tiene que ser efectivo
durante todas las etapas del desarrollo de los nuevos productos exportables.

5) Realizar búsquedas en materia de Propiedad Industrial, en cada uno de los territorios hacia
donde se pretende exportar, a fin de conocer si existen derechos de Propiedad Industrial en las
diferentes modalidades. Esto se hace para evitar la infracción de derechos de terceros en cada
uno de los territorios de destino.

6) Ello significa que aún cuando la marca se haya registrado en Cuba (en la Oficina Cubana de la
Propiedad Industrial) o cuando se haya registrado un modelo y/o dibujo industrial, no es garantía
de que no se infrinjan derechos en terceros países.

7) La investigación dirigida a evitar la infracción de derechos de terceros se puede realizar


mediante una solicitud formulada ante un Bufete nacional acreditado para estos fines, lo cual
conlleva el pago por el servicio que brinda el Bufete, a lo que se adiciona el costo de las
búsquedas solicitadas en cada país el cual difiere de país a país.

Sobre la observancia de los derechos


El análisis de las infracciones no estaría completo sin mencionar los mecanismos para la
observancia de los derechos referidos a la adopción de medidas eficaces con las cuales los
titulares de derechos de marcas y patentes podrían hacer valer las facultades concedidas.

En este sentido, en el ámbito internacional, el Acuerdo sobre los ADPIC adoptado en el marco de
la OMC, establece un reforzamiento en la protección de los derechos de propiedad industrial toda
vez que prevé que los países miembros deben establecer procesos y medidas eficaces para la
protección de los derechos de PI, además de la inclusión de recursos ágiles y la aplicación de
procedimientos que eviten la creación de obstáculos al comercio.

En los Artículos del 41 al 61 de los ADPIC (Parte III del Acuerdo) se establecen los procedimientos
y recursos civiles, las medidas provisionales, las medidas en frontera y los procedimientos
penales; los cuales deberán tener un reflejo en las legislaciones nacionales en materia de
Propiedad Industrial de todos los miembros.

También como una vía complementaria y para reforzar la observancia, el Acuerdo sobre los
ADPIC refrenda que los miembros aplicarán el Convenio de París en cuanto a las normas de
Competencia Desleal. Es importante señalar que en Cuba no existe una norma legal que regule la
protección eficaz contra los actos de Competencia Desleal.

En el ordenamiento jurídico nacional vigente en materia de marcas y patentes se regulan o


establecen mecanismos y procedimientos tanto para evitar futuras infracciones, como para
enfrentarlas en caso que se produzcan.

En la vía administrativa podrá accionarse ante la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial,


realizando búsquedas de anterioridades y de infracción de derechos; interponiendo oposiciones a
la concesión de una solicitud de marca o patente que se considere lesiva o posible infractora de
un derecho preexistente; o presentando acciones de nulidad de un registro que haya sido
concedido en perjuicio de derechos anteriores. (Todo esto en caso preventivo).

También se establecen procedimientos ante infracciones o presuntas infracciones que van desde
la vía judicial civil u otra competente en la materia (invenciones); la adopción de medidas
provisionales o cautelares; la implementación de medidas en fronteras para asegurar la
observancia de los derechos y la vía judicial penal, aunque esta última no ofrece suficiente
protección al titular de los derechos.
BIBLIOGRAFIA.