Está en la página 1de 33

Contabilidad Digital

Trabajo de investigación

Presenta

Martha Beatriz Hernandez Alonso

Chihuahua, Chih., Febrero 15, 2020

1
IESCH, INSTITUTO DE ESTUDIOS SUEPERIORES DE CHIHUAHUA
CONTADURIA PUBLICA

El que suscribe, Andujo Piña David, Titular del Curso Seminario de Investigación,
hace CONSTAR que el presente Trabajo de Investigación denominado:

CONTABILIDAD DIGITAL

Elaborado por el Candidato a Grado de la Maestría en Contaduría Publica Publica:

Martha Beatriz Hernández Alonso

Reúne los términos exigidos por el Reglamento General de Estudios, y por el


Reglamento Interior de EL instituto De Estudios Superiores de Chihuahua, por lo que se
aprueba como requisito para la tramitación del examen de Grado correspondiente.

Se extiende la presente a los 15 dias del mes de febrero del dos mil veinte.

Andujo Piña David


Asesor

Andujo Piña Roberto


Revisor

ii
Dedicatoria

A mis hijos,” todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

iii
Agradecimientos

A mis hijos , el motor, el amor, y los mas importante en mi vida

A nuestros maestros por aportarnos el conocimiento y por darnos las bases para saber
aplicarlo.

A las personas que encontramos en este camino que nos dejaron una gran enseñanza
y una fiel amistad.

iv
Resumen

En la reforma de 2014, se implementó la facultad de las autoridades fiscales de realizar


revisiones electrónicas, partiendo de la información y documentación que ya obra en
poder de la autoridad. Dicha facultad de fiscalización electrónica se contempló para que
se realizara por medio del buzón tributario.

No obstante que en la reforma antes aludida se estableció que la preliquidación sólo


operaría en supuestos específicos y que, previamente debe existir la obligación de la
autoridad de dar a conocer las omisiones detectadas al contribuyente, a efecto de
aclarar interpretaciones diversas.

Palabras clave: (reforma, electronica).

Abstract
In the 2014 reform, the power of the tax authorities to carry out electronic reviews was
implemented, based on the information and documentation already in the hands of the
authority. Said electronic inspection power was contemplated to be carried out through
the tax mailbox.
However, in the aforementioned reform it was established that pre-liquidation would only
operate in specific cases and that, previously, there must be an obligation of the
authority to make known the omissions detected to the taxpayer, in order to clarify
different interpretations.

Keywords: (reform, electronic).

v
Índice general

Dedicatoria_________________________________________________I

Agradecimientos_____________________________________________II

Resumen___________________________________________________III

Abstract___________________________________________________IV

Introducción_________________________________________________1

Antecedentes________________________________________________2

Problema de investigación______________________________________2

Justificación_________________________________________________4

Delimitación_________________________________________________5

Objetivos del estudio__________________________________________5

Objetivo general______________________________________________5

Objetivo de estudios___________________________________________5

Hipótesis____________________________________________________6

Marco de referencia___________________________________________16
Marco teórico________________________________________________16

Delimitación del problema______________________________________22

Criterios metodológicos________________________________________22
Tipo_______________________________________________________22
Diseño_____________________________________________________22
Metodología_________________________________________________22

Conclusión__________________________________________________23

Bibliografía__________________________________________________24

vi
vii
Introducción
A través de los años, la información tecnológi-ca ha ido evolucionando
paulatinamente, desde las facturas y declaraciones en papel, los sellos fiscales en
las oficinas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ahora del SAT, y
en los bancos, cuando pagabas una declaración, hasta la actualidad, cuando
finalmente hemos lle-gado al trámite de avisos y cambios fiscales por me-dio del
Internet, pasando por la facturación, recibos de nómina y constancias electrónicas,
enviando in-formación “encriptada” en distintos formatos elec-trónicos, que van
desde simples archivos de texto o basados en DEM, hasta el nuevo XML.A su vez,
la autoridad fiscal creó diversas aplica-ciones electrónicas como “Mi portal”, para
captar información de parte de los contribuyentes, la cual a través del tiempo ha sido
utilizada para realizar compulsas y cruces de información que confirman como
ciertas o no, sus operaciones.De acuerdo con la exposición de motivos de la re-
forma fiscal aprobada en 2013, ésta argumentaba principalmente que la obligación
de enviar la con-tabilidad electrónica al SAT, facilitaría las facultades de
comprobación, además de que le ahorraba costos al Gobierno Federal.En 2014, con
la reforma al Código Fiscal de la Fe-deración (CFF) en su artículo 17-F, se creó
también el envío de la información mediante el llamado Buzón Tributario, que entró
en vigor para personas morales el 30 junio de 2014, y para personas físicas será en
enero de 2015.De igual manera, se determinó que estaban obli-gadas a enviar la
información de la contabilidad electrónica a partir del 1 de julio de 2014 las perso-
nas morales, las no lucrativas y personas físicas con actividad empresarial,
quedando exceptuados los sindicatos obreros, los organismos como la federa-ción,
municipios y personas físicas que no superen los 2 millones de pesos de ingresos en
el ejercicio anterior, o que tributarán en el Régimen de Incor-poración Fiscal (RIF),
así como las que utilicen la aplicación “Mis Cuentas”.Adicionalmente a esto, sobre
los contribuyentes recordemos que la autoridad fiscal verifica la emisión.de las
facturas, así como los datos de éstas con sus proveedores; realiza compulsas con
clientes y pro-veedores, así como cruza información con institucio-nes bancarias.
Entonces, sólo faltaba este punto: la contabilidad electrónica.

1
2
I. Antecedentes
Sería pretencioso abordar la evolución de la contabilidad, por lo que solo tomaremos
como referente su regulación a partir de 1889 con la publicación del CCom, que,
podríamos señalar, es inspiración del CFF de 1967 y el vigente de 1981. Así,
tenemos que el artículo 95 del CFF de 19676 fijaba a los sujetos obligados a llevar
libros de contabilidad y registros correspondientes, cuyos sis-temas contables,
previo a su utilización, debían ser autorizados por la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público (SHCP); los asientos7 contables debían ser espe-cificados y
correrse dentro de los 60 días siguientes a la realización de las opera-ciones y que
la conservación de registros y documentación sería en el domicilio por un plazo
mínimo de cinco años. En el anterior artículo 28 del CFF, de 1981,8 se encontraban
las siguientes reglas para las personas obligadas a llevar contabilidad para efectos
fiscales

a) Llevar los sistemas y registros contables conforme a los requisitos que señale el
Reglamento del CFF (RCFF).

b) Los asientos contables serían analíticos y debían efectuarse dentro de los dos
meses siguientes a la fecha de realización de las actividades respecti-vas.

c) Llevar la contabilidad en el domicilio o en lugar distinto previo cumpli-miento de


requisitos que señale el RCFF.

Posteriormente, se prevé la po-sibilidad de procesar a través de medios


electrónicos, datos e información de su contabilidad en lugar distinto a su domicilio
fiscal, sin considerar llevarse fuera de aquél.

Con reforma al CFF de 1981, de fecha 5 de enero del 2004, se adiciona lo siguiente:

a) Llevar un control de inventarios que detalle las unidades, el concepto y fecha, al


inicio y final del ejercicio.

b) Las empresas gasolineras contarán con controles volumétricos como parte de su


contabilidad y los equipos requerían ser autorizados por el Servicio de
Administración Tributaria (SAT).

3
En complemento, el RCFF, primero, a través de su artículo 26 y, después, del
artículo 29 vigente hasta el dos abril del 2014, se diferenciaban por la ac-tualización
de conceptos por motivo de diversas reformas fiscales subsecuentes, (vgr. LIVA
grava los actos o actividades) se precisaban los requisitos mínimos de los sistemas y
registros como:

• Identificar cada operación, acto o actividad con sus distintas contribucio-nes y


tasas, y relacionándolas con la documentación comprobatoria.

• Identificar y comprobar la fecha de adquisición, descripción, el monto original de la


inversión y la deducción anual de las inversiones.

• Relacionar cada operación, acto o actividad con los saldos finales de las cuentas.•
Formular los estados de posición financiera.

• Relacionar los estados de posición financiera con las cuentas de cada ope-ración

.• Contar con la documentación y verificar el registro total de operaciones, actos o


actividades y garantizar su asiento correcto, mediante los sistemas de control
internos.

• Identificar las contribuciones que se cancelen o devuelvan.

• Comprobar los requisitos de los estímulos y subsidios fiscales otorgados.

• Distinguir entre los bienes adquiridos o producidos, los enajenados, así como los
donados o destruidos.Lo anterior sin perjuicio de adoptar otros registros a que
obliguen las dispo-siciones fiscales pero que no liberan de la obligación de los
controles o libros que establezcan las leyes u otros reglamentos.
En su momento se incluyó la modalidad de usar máquinas registradoras de
comprobación fiscal. Adicional-mente, se contempló la obligación de llevar un control
de donativos en bienes, identificando donantes, bienes recibidos o entregados, su
destrucción y cuotas de recuperación.En este contexto el artículo 33 del CCom
establecía la obligación de llevar y mantener un sistema adecuado de contabilidad
mercantil, mediante los instru-mentos, recursos y sistemas de registro y
procesamiento que mejor acomodaran al negocio, satisfaciendo los siguientes
requisitos mínimos:

4
• Permitir identificar las operaciones individuales y conectarlas con sus do-cumentos
comprobatorios originales;

• Seguir la huella de las operaciones individuales a las acumulaciones en las cifras


finales de las cuentas;

• Preparar los estados que incluyan la información financiera;

• Permitir conectar y seguir la huella entre las cifras de los estados, las acu-
mulaciones de las cuentas y las operaciones individuales;

• Incluir sistemas de control y de verificación internos para impedir la omi-sión del


registro de operaciones, asegurar la corrección de registros conta-bles y de las cifras
resultantes.

Así, se evidencia que la obligación de llevar contabilidad no es reciente, pues ya el


CCom lo preveía. Más bien, la reforma para 2014 incorpora requisitos técnicos de
cómo deben ser los registros e, indirectamente, el inevitable costo administrativo
derivado de su adopción e implementación, destacando el dife-rimiento en su
cumplimiento. Por ello, a continuación se señalan los requisitos comunes que se
reconocen entre el CCom, CFF y su Reglamento

Problema de investigación
la contabilidad electrónica trajo consigo muchas dudas, que han estado en contacto
directamente con el impacto directamente que ha triso e impacto con la contabilidad
electrónica. En ambientes laborales como el caso del servicio de administración
tributaria donde día a día se trata con contribuyentes que no tienen el conocimiento
de cómo usar una computadora por lo tanto menos saben muchos menos saben
cómo realizar las operaciones contables, muchas de estas personas son escasos
recursos y tienen empresas pequeñas ; y que por la reforma fiscal tiene que llevar un
registro contable de las operaciones que ellos realizan. Y necesitan trasladarse
hasta la ciudad para poder realizar sus declaraciones, esto les ocasiona gastos, ya
que, en sus comunidades no cuentan con los medios para poder llevarlas a cabo.
Esta es la principal problemática que se abordaría en esta investigación.

Justificación y delimitación del estudio


Justificación
Justificación. El motivo principal de esta investigación es el poder responder a todas
las dudas que surgen en los contribuyentes, y en los futuros contadores, que será de
vital ayuda, ya que en un futuro, solamente se manejará una contabilidad
meramente electrónica, y poco a poco se irán desechando todos los registros en
papel, que en la actualidad se siguen utilizando, pero que en unos años más son
5
posibles que desaparezcan. Y para esto hay que estar informados, en todos los
aspectos que este tipo de contabilidad implica. Familiarizarse con su funcionamiento,
que sistemas contables podemos utilizar para facilitar su realización. Y es una
investigación viable, ya que se cuenta con los recursos que se necesitan para
realizar la investigación. Se tiene acceso a la información y se tienen conocimiento
global acerca del tema. Es por esto que es una investigación factible. Y las fuentes
de información que se utilizan son actualizadas, viables, veraces y oportunas.

Delimitación
La investigación se realizará en la ciudad de Chihuahua en el período comprendido
entre enero y febrero de 2020, considerando como objetos de estudio a personas
físicas y morales

Objetivos del estudio

Objetivo general
Que la contabilidad digital esté al alcance de todos los ciudadanos de pequeñas
medianas r grande empresas

Objetivos específicos
 Este al alcance sea eficaz y segura
 Los beneficios de la contabilidad digital

6
Formulación de la hipótesis
Hipótesis Central
La percepción que tienen los contribuyentes sobre la contabilidad digital

Marco de referencia

Marco teórico
La Contabilidad es una técnica, nacida para satisfacer las necesidades de
organización en la economía. La contabilidad es una práctica herramienta
disciplinaria, de amplio espectro, que utiliza métodos precisos y estadísticos para
calcular cuentas. La contabilidad se encarga de recoger cualquier dato o cifra
considerada relevante, ya que hasta el más mínimo detalle puede alterar un
resultado esperado. El área de contabilidad de una empresa lucrativa se encarga de
rendir como se pueda el capital disponible. Usada como herramienta de ahorro, la
contabilidad supone una técnica factible y necesaria en las organizaciones que
dirigen el capital. El complejo sistema matemático que utiliza la contabilidad abarca
una extensa gama de artificios y materias entre las cuales destaca la estadística, la
matemática financiera, el estudio de mercadeo, análisis matemático, control de
producción, control tributario, y hasta la ética colaborar en la buena visión y progreso
en grupo del que la aplica, entre otros. La contabilidad también está presente en las
instituciones del estado, los entes gubernamentales y organizaciones privadas sin
fines de lucro, pero a diferencia de la empresa privada, la contabilidad es aplicada
para la justa repartición y aprovechamiento de los bienes y recursos nacionales. La
contabilidad juega un rol muy importante en el. Desarrollo de un país, su deliberada
aplicación, puede traer consecuencias negativas a la economía, cuyo impacto de ver

7
reflejado fuertemente en las clases pobres y familias de bajos recursos. Pero no solo
la contabilidad es empleada en las grande compañías o instituciones del estado,
cuando en un núcleo familiar, los padres administran y anotan los gastos de comida,
educación, transporte y recreación, están utilizando un método contable histórico el
cual les permite contabilizar gastos y ajustar cuentas para llevar una vida tranquila
“Económicamente hablando”

Es por eso que la contabilidad es importante, ya que el control de gastos es crucial a


la hora de tener responsabilidades y ejecutar planes. Una familia, una institución o
una compañía eficientemente administrada, podrá ejecutar planes de bienestar
social, así como las familias con eficaz contabilidad pueden planear vacaciones
además de los gastos normales, una compañía puede invertir en el crecimiento
productivo y ampliar sus perspectivas de ganancias.

Contabilidad Financiera. Este tipo de contabilidad nace de la necesidad de


presentar estados contables a terceros, como podrían ser inversores, accionistas u
organismos públicos. También surge la necesidad de que la información presentada
sea homogénea y estandarizada. Por ello este tipo de contabilidad se centra en la
elaboración de Estados contables para terceros y no tanto para la gestión
empresarial. Hoy en día con las facilidades que nos brindan los nuevos sistemas
informáticos, la información para la toma de decisiones y la información para
terceros se obtienen ambas gracias a un sistema contable único e integrado. La
contabilidad Financiera se utiliza principalmente para obtener de forma estructurada
y sistemática información cuantitativa expresada en unidades monetarias. La
contabilidad financiera muestra una imagen a grandes rasgos de la situación de la
empresa a través del balance de situación y el balance de pérdidas de ganancias.
Sin embargo no proporciona los datos de contabilidad de costes que podría hacer
que se copiara el know how de la empresa. En resumen la contabilidad financiera
permite a personas ajenas a la empresa a obtener los siguientes datos: liquidez,
solvencia, solidez, ciclo de caja, cash flow, rentabilidad económica, rentabilidad
financiera y apalancamiento. Dicho de otro modo la Contabilidad Financiera es el

8
tipo de contabilidad que se centra en el proceso de producción de la información
para el uso externo, principalmente la contabilidad financiera se suele presentar bajo
la forma de estados financieros. Los Estados Financieros reflejan el rendimiento de
los últimos ejercicios de la entidad y la condición actual basándose en un conjunto
de normas y directrices conocidos como GAAP (Principios de Contabilidad
Generalmente Aceptados). GAAP se refiere al marco normativo de referencia para la
contabilidad financiera utilizado en cualquier jurisdicción lo que la diferencia del resto
de tipos de contabilidad. Por lo general la contabilidad financiera incluye las normas
de contabilidad (por ejemplo, las Normas Internacionales de Información Financiera),
las convenciones contables, las normas y las reglas que los contables financieros
deben de respetar para redactar correctamente los estados financieros.

Contabilidad Fiscal. La contabilidad fiscal es un tipo de contabilidad que se basa en


los criterios fiscales establecido por las leyes de cada país. En ellas se define como
se debe realizar la contabilidad fiscal. Obviamente la contabilidad Fiscal presenta
una enorme importancia para los contables y Empresarios ya que este tipo de
contabilidad es el que regula como se deben de preparar los registros e informes de
los cuales dependerá la cuantía de impuestos a pagar. Es de vital importancia
señalar que existen enormes diferencias entre los principios contables y las leyes
financieras. La contabilidad financiera algunas veces no tiene ninguna semejanza
con la contabilidad fiscal, de todos modos esto no debe de ser un impedimento a la
hora de gestionar en paralelo los dos tipos de contabilidades. Dentro de los tipos de
Contabilidad, la contabilidad Fiscal es el que se refiere a la contabilidad de los
asuntos relacionados con los impuestos. Se rige por las normas fiscales
establecidas por la legislación fiscal de una jurisdicción. A menudo, estas reglas son
diferentes de las reglas que rigen la preparación de los estados financieros de uso
público (es decir, GAAP). Por lo tanto, los contables fiscales tienes que ajustar los
documentos e informes financieros preparados de acuerdo con las normas de la
contabilidad financiera. De este modo la contabilidad fiscal remarca las diferencias
con el resto de contabilidades debido a las directrices establecidas por la legislación
fiscal. La información es luego utilizada por profesionales especializados en

9
impuestos (por ejemplo inspectores de hacienda) para calcular la responsabilidad
fiscal de una empresa y para fines de planificación fiscal.

Contabilidad de gestión. La contabilidad de gestión o directiva (interna) es el tipo de


contabilidad que se contrapone a la contabilidad Financiera (externa). Para poder
profundizar empezaremos haciendo un repaso sobre el nacimiento y la evolución
con el transcurso de los años. Si tenemos en cuenta las investigaciones de Robert
Kaplan, La contabilidad de Gestión nace como un tipo de contabilidad al principio del
siglo XIX a raíz de la creciente complejidad en las organizaciones o empresas. A
principios del siglo XX aparecen las primeras compañías integradas como por
ejemplo Du Pont Powder Company. En este caso los directivos de Du Pont
inventaron la fórmula de retorno de la inversión que otorga un coeficiente de éxito a
cada departamento de la empresa. La utilidad de esta nueva estrategia fue en
particular para los altos cargos ya que de este modo se podían tomar decisiones de
una forma más fácil aun que aumentara el número de unidades operativas de la
empresa Contabilidad de Gestión es dentro de los tipos de contabilidad la que
produce información principalmente para uso interno de la gestión de la empresa. La
información que se recopila es por lo general más detallada que la producida para el
uso externo. De este modo la contabilidad de gestión permite el control eficaz de la
organización y el cumplimiento de los fines y objetivos estratégicos de la entidad
delimitados por el CEO. La información puede encontrar en los presupuestos
anuales y en las previsiones, lo que permite a la empresa planificarse de forma
óptima para su futuro además puede incluir una evaluación sobre los resultados de
los ejercicios anteriores. La forma y contenido de los informes producidos mediante
la contabilidad de coste es exclusivo para la administración de la empresa.

10
Contabilidad de costes. La contabilidad de costes es en relación con los tipos de
contabilidad la que se ocupa de clasificar y recopilar la información sobre los costes
corrientes que se generan en una empresa. Dentro de la contabilidad de costes
quedan agrupados el diseño tratamiento y gestión de los costes. La contabilidad de
costes se puede centrar en departamentos actividades regiones o productos. Del
mismo modo la contabilidad de costes se ocupa de gestionar los costes futuros
previstos y deseados. La contabilidad de costes categoriza siguiendo unos patrones
de conducta, actividades y procesos en los cuales se conectan los costes con los
productos y sus categorías. Teniendo en cuenta el tipo de sistema que se utiliza, la
información recopilada se redactan unos informes sobre la fabricación de los
productos y servicios. Estos informes ayudan a la administración a tomar decisiones.
Los tres modelos más comunes de la contabilidad de costes son: – Full Cost – Direct
Cost – ABC (contabilidad basada en las actividades) La contabilidad de costos es un
caso particular de la contabilidad de gestión y consiste en la aplicación de diversas
técnicas para vigilar y controlar los costos. Dentro de los tipos de contabilidad este
es el más adecuado a las preocupaciones de fabricación. 2.2.5. Contabilidad
Administrativa. La contabilidad Administrativa es el tipo de contabilidad que se
adapta a las necesidades de cada uno de los niveles administrativos. Se refiere en
particular al fondo y a la forma que tienen que tener los informes internos que
redacta el contable de la empresa. Este tipo de contabilidad se centra básicamente
en los aspectos internos de la empresa y la información recopilada no debería salir
de la empresa. Los informes de la contabilidad financiera también son utilizados por
la dirección y los propietarios de la empresa para juzgar y evaluar los resultados y
estrategias de la empresa. De este modo se pueden comparar el pasado presente y
futuro de la compañía. La contabilidad Financiera se ocupa de recopilar todo la
información sobre las actividades, ingresos y gastos de cada actividad; la cantidad
de recursos utilizados, la cantidad de trabajo y la amortización de los edificios y
maquinaria. Del mismo modo la contabilidad financiera permite conocer la
rentabilidad de cada uno de los departamentos de la empresa y conocer porque se
producen desviaciones en las previsiones. Para resumir, dentro de los tipos de
contabilidad La contabilidad de las empresas es una herramienta que sirve para

11
evaluar, identificar y proporcionar información sobre la actividad económica de una
entidad jurídica, tipo de empresa. Además de sus activos intangibles (fondo de
comercio, por ejemplo), activos materiales y activos financieros. Esta información
esta expresada de forma casi exclusiva en unidades monetarias.

Contabilidad por actividades. La contabilidad basada en las actividades es el tipo de


contabilidad que une la contabilidad administrativa y la contabilidad de costes. Ya
que la contabilidad basada en las actividades se ocupa de operar y clasificar las
cuentas de cada una de las actividades con el objetivo de mejorar la productividad
de la organización. La ABC (activity based contability) es una herramienta muy
poderosa de decisión ya que retrata con fidelidad la situación de la empresa pero es
muy costosa y difícil de poner en marcha por el número de factores que coteja.

Contabilidad de organizaciones de servicios. La contabilidad de organizaciones de


servicios es el tipo de contabilidad que se especializa en empresas u organizaciones
que proporcionan servicios en vez de bienes tangibles. Los casos más comunes del
uso de este tipo de contabilidad son: compañías de transporte, bancos, hoteles,
bufetes de abogados, consultorías, hospitales y escuelas.

12
Contabilidad Pública. La contabilidad Pública es el tipo de contabilidad que se ocupa
de desarrollar los procesos de información y control de las actividades de la
administración pública. Por lo tanto la contabilidad pública gestiona los gastos y las
recaudaciones tributarias de todos los organismos del estado. Dentro de los tipos de
contabilidad este se refiere al tipo de sistema de información contable utilizado en el
sector público. Se trata de una ligera variante del sistema de contabilidad financiera
utilizada en el sector privado. La necesidad de contar con un sistema de contabilidad
separada para el sector público se crea a raíz de las diferencias entre los objetivos
de una empresa y de un gobierno. La Contabilidad pública asegura la solidez
financiera del país y que el desempeño de las instituciones del sector público se
mantenga dentro de un contexto presupuestario ya que las limitaciones financieras
son a menudo una de las principales preocupaciones de muchos gobiernos. Dentro
de los tipos de contabilidad podemos distinguir La contabilidad nacional como un
caso particular de la contabilidad pública. Este tipo de contabilidad es una
representación esquemática que cuantifica la actividad económica de un país. Es
una forma de calcular el flujo de unidades monetarias presente en la economía de
un país durante un período determinado, generalmente un año. La contabilidad
nacional tiene en cuenta una cantidad enorme de indicadores macroeconómicos, el
más importante es el PIB (producto interno bruto), que es la suma del valor
agregado (es decir que se tiene que sumar los impuestos menos las subvenciones
sobre los productos) bienes, servicios y productos de un determinado país en un
año. Por un lado La contabilidad nacional tiene en cuenta una gran cantidad de
información sobre los registros comerciales pero por otro lado también tiene los
informes de las instituciones administrativas. La contabilidad es una actividad tan
antigua como la propia Humanidad. En efecto, desde que el hombre es hombre, y
aun mucho antes de conocer la escritura, ha necesitado llevar cuentas, guardar
memoria y dejar constancia de datos relativos a su vida económica y a su
patrimonio: bienes que recolectaba, cazaba, elaboraba, consumía y poseía; bienes
que almacenaba; bienes que prestaba o enajenaba; bienes que daba en
administración; etc. En este sentido, recientes investigaciones como las de Denise
Schmandt-Besserat y, sobre todo, las de Hans Nissen, Peter Damerow y Robert

13
Englund (1990), arqueólogos e historiadores de la antigua Mesopotamia, permiten
afirmar, que los primeros documentos escritos que se conocen, constituidos por
millares de tablillas de arcilla con inscripciones en caracteres protocuneiformes,
elaboradas hace más de 5.000 años, contienen tan sólo números y cuentas, sin
textos ni palabras. Este hecho hace concluir a los citados investigadores que la
escritura debió de surgir, hacia el año 3300 a.J., para satisfacer la necesidad que
sentían los antiguos habitantes de Mesopotamia de registrar y dejar constancia de
sus cuentas. No fue, pues, el deseo de legar a la posterioridad el recuerdo de
hazañas guerreras, relatos de héroes o dioses, o de plasmar normas jurídicas para
su permanente constancia y cumplimiento, lo que motivó el nacimiento de la
escritura, como se creía hasta ahora, sino simple y llanamente la necesidad de
recoger y conservar las cuentas originadas como consecuencia de procesos
productivos y administrativos. Desde esos primeros tiempos, las actividades de
registro contable se han venido sucediendo ininterrumpidamente, aunque sólo a
partir de los siglos XIV y XV se conservan testimonios escritos con un carácter
regular y relativamente abundante. Los datos contenidos en la documentación
contable, aun la más antigua y fragmentaria, son cuantitativos y exactos, y no
digamos ya en el caso de las contabilidades modernas llevadas por partida doble, en
las que los datos se presentan formando un todo coherente, completo e íntimamente
interrelacionado. Por ello, su estudio e interpretación permiten arrojar una luz
muchas veces enteramente nueva e insospechada sobre hechos históricos que, a
falta de ellos, habían sido explicados de manera errónea o insuficiente. No hace falta
ir muy lejos para encontrar ejemplos de esta nueva luz proporcionada por el análisis
histórico-contable. Al afrontar el estudio del Imperio español de los siglos XVI y XVII
la historiografía mundial ha tendido a centrarse en aspectos relacionados con el
poderío militar y político que a España le proporcionó la inmensa riqueza en metales
preciosos procedentes de las Indias. Pero la moderna investigación del aparato
contable y organizativo de la Real Hacienda castellana ha descubierto y llamado la
atención sobre el relevante papel jugado en todo este contexto por la formidable
organización administrativa del Imperio, creada totalmente ex novo, sin precedentes
de ninguna clase, y que luego sirvió de modelo a todos los sistemas de dominio

14
colonial que siguieron al español. De este modo, la investigación histórico-contable
ha colocado en el primer plano de la investigación histórica a la organización de la
Administración castellana de esa época, revelándola como uno de los factores más
significativos para conocer con profundidad y explicar la evolución y vicisitudes del
Imperio. De igual modo, la investigación histórico-contable ha mostrado el
conocimiento e interés de los poderes públicos españoles de esa época por las
prácticas contables de los mercaderes, hasta el punto de dictar con una antelación
de más de doscientos años sobre sus más inmediatos seguidores la primera
legislación en el mundo imponiendo a los comerciantes la obligación de llevar libros
de cuentas y de hacerlo precisamente por el método de partida doble (pragmáticas
de Cigales de 1549 y de Madrid de 1552). Con esta legislación, que fija un hito y
supone uno de los grandes momentos estelares de la historia de la contabilidad
española en el contexto mundial, se pretendía impedir o, al menos, aminorar la
salida fraudulenta de metales preciosos más allá de nuestras fronteras, habida
cuenta del rastro indeleble que la contabilidad por partida doble dejaba de todas las
operaciones. El estudio de la historia de la contabilidad proporciona, asimismo, una
visión desconocida e inesperada del rey Felipe II, que, con la imagen hierática y
distante que la historia le ha asignado tradicionalmente, era capaz, sin embargo, de
estar perfectamente al corriente de las prácticas mercantiles de su tiempo y de
interesarse profundamente por ellas. A él se debe la incorporación a la
Administración pública de relevantes hombres de negocios para aprovechar sus
conocimientos, así como la introducción en 1592, tras un intento fallido en 1580, de
la contabilidad por partida doble para llevar las cuentas centrales de su Real
Hacienda, como primer gran país en el mundo, en lo que constituye otro de los
momentos estelares de la historia de la contabilidad en España. Estos hechos dan
idea del grado de interés y atención con que en la Corte española se seguían las
novedades en el mundo mercantil y financiero. La decadencia generalizada del
comercio ultramarino de Cádiz en las primeras décadas del siglo XIX tras la pérdida
de las colonias americanas, ocasionando el rápido declive de la ciudad que perdió
su status de gran metrópoli próspera y opulenta, ha constituido desde siempre uno
de los tópicos de nuestra historia económica contemporánea. Sin embargo, el

15
reciente estudio de la documentación contable de una empresa comercial gaditana
establecida en el año 1730 y que se ha mantenido viva hasta nuestros días ha
puesto de manifiesto que sus años de mayor prosperidad y actividad con
Hispanoamérica fueron precisamente los de la segunda mitad del siglo XIX. No
debió de ser, pues, tan fatal y absoluta la decadencia mercantil de Cádiz como
consecuencia de la emancipación colonial americana. Este es otro ejemplo de cómo
la investigación de las fuentes contables ha venido a corregir y arrojar sombras
sobre las percepciones históricas establecidas, que habrá que revisar. Citemos, para
finalizar este breve repaso de ejemplos en los que la investigación histórico-
contable ha venido a completar o, incluso, a cambiar el signo de las interpretaciones
históricas recibidas, un caso en el que los estudios de historiadores españoles de la
contabilidad han contribuido a desacreditar una teoría ampliamente extendida entre
los historiadores de la empresa norteamericanos: la de que las técnicas avanzadas
de gestión empresarial, y entre ellas la contabilidad de costes, habían surgido en el
siglo XIX como consecuencia de la presión ejercida por la libre competencia entre
las grandes empresas. Los archivos contables de la Real Fábrica de Tabacos de
Sevilla han venido a demostrar cómo, en los siglos XVII y XVIII, una gran empresa
en régimen de monopolio estatal practicaba ya un riguroso control de costes y unas
desarrolladas técnicas de gestión. Pues bien, ¿por qué si las ventajas de incorporar
al análisis histórico-económico el estudio e interpretación de la documentación
contable parecen tan evidentes y proporcionan resultados tan gratificantes, la
historia de la contabilidad, pese al auge experimentado en los últimos años, es
relativamente tan poco conocida y practicada todavía...? La respuesta debe
buscarse, tal vez, en las dificultades técnicas que la contabilidad ofrece al no
iniciado, dificultades que se multiplican cuando lo que hay que interpretar requiere el
conocimiento de las técnicas vigentes en determinados períodos del pasado. Esta
dificultad ha dado lugar, precisamente, a que algunos hayan dado a la historia de la
contabilidad el apelativo de ingeniería de la historia económica, por considerarla su
parte más difícil, intrincada y recóndita, como efectivamente así es. Tales dificultades
técnicas son las que han motivado que muchos historiadores económicos hayan

16
soslayado y sigan soslayando en sus investigaciones los aspectos histórico-
contables para no introducirse en un terreno resbaladizo que no conocen bien.

DELIMITACION DEL PROBLEMA

Contabilidad de conformidad con el Código Fiscal de la Federación y su


Reglamento, tratándose de personas físicas cuyos ingresos del ejercicio de que se
trate no excedan de dos millones de pesos, llevarán su contabilidad y expedirán sus
comprobantes en los términos de las fracciones III y IV del artículo 112 de esta Ley.
(SAT, 2017) Los contribuyentes residentes en el país que tengan establecimientos
en el extranjero, para los efectos del cumplimiento de las obligaciones a que se
refiere esta fracción, la III y la V de este artículo, respecto de dichos
establecimientos, podrán hacerlo de acuerdo con lo previsto en el artículo 76 de esta
Ley. Los contribuyentes con ingresos por encima de 4 millones de pesos se
encontrarán obligados a la contabilidad electrónica a partir de 2015, pero los que
tienen ingresos menores a dicho monto, comenzarán recién desde el 2016.

En concreto, desde la Asociación Mexicana de Proveedores Autorizados de


Certificación (AMEXIPAC) se ha indicado que: “La contabilidad electrónica para el
año entrante será obligatoria para quienes tienen ingresos superiores a los cuatro
millones de pesos y el año siguiente para quienes tienen ingresos menores. El
Servicio de Administración Tributaria (SAT) especificará en días siguientes los
tiempos de entrega.” Entonces, cuando el SAT publique los cambios en el Anexo 24
donde se incluirán los requerimientos de información como son el auxiliar de cuentas
y el auxiliar de pólizas y/o folios, veremos que también se postergará la contabilidad
para algunos contribuyentes. Entonces como vemos en el apartado tercero del
artículo indicado, debemos remitirnos a lo que el SAT reglamente para conocer
quienes están obligados a utilizar los medios electrónicos. Entonces, viendo la regla
miscelánea publicada para 2014, el Sistema de Registro Fiscal (mejor conocido
como “Mis Cuentas“) será utilizado bajo los siguientes parámetros: Para los efectos
de lo dispuesto en el artículo 28, fracción III del CFF, los contribuyentes del régimen
de incorporación fiscal, así como el resto de las personas físicas, podrán ingresar a
la aplicación electrónica “Sistema de Registro Fiscal”, disponible a través de la
página de Internet del SAT, para lo cual deberán utilizar su RFC y Contraseña. Una
vez que se haya ingresado a la aplicación, los contribuyentes capturarán los datos
correspondientes a sus ingresos y gastos, teniendo la opción de emitir los
comprobantes fiscales respectivos en la misma aplicación. En dicha aplicación
podrán consultarse tanto la relación de ingresos y gastos capturados, como los
comprobantes fiscales emitidos por este y otros medios. Los contribuyentes que
presenten sus registros o asientos contables bajo este esquema, podrán utilizar
dicha información a efecto de realizar la integración y presentación de su
declaración. Con excepción de los contribuyentes sujetos al RIF, las personas físicas
que cuenten con un sistema contable electrónico, podrán optar por llevar su
contabilidad a través del mismo, siempre que cumplan con lo señalado en la regla .

17
Ahí vemos entonces que, los únicos obligados a usar “Mis Cuentas” son los
contribuyentes del Régimen de Incorporación Fiscal, mientras que las demás
personas físicas pueden elegir qué sistema llevar. No obstante, con el anteproyecto
de modificación a la RMF 2014, se prevé eliminar el quinto párrafo, por lo cual, ya no
será optativo para el resto de las personas físicas sino que todos usarán el ofrecido
por el SAT. Lo dispuesto anteriormente recién tendrá aplicación a partir del 1 de
enero de 2015 (ver datos sobre la prórroga) que podrá enviarse a más tardar el 30
de abril para personas morales o personas físicas.
Sólo quedan exentas de la obligación las personas físicas con actividad empresarial
cuyos ingresos en el ejercicio anterior no hayan excedido de dos millones de pesos y
utilicen Mis cuentas, o se encuentren en el Régimen de Incorporación Fiscal. En
concreto, están exentos de llevar Contabilidad Electrónica:

 Asalariados (asimilados a salarios).

 Personas Físicas de Arrendamiento

 Personas Físicas con actividad profesional (honorarios)

 RIF

 Personas Físicas con actividad empresarial que se encuentren tributando en el RIF

 Reciban Ingresos esporádicos (por premios, enajenación de bienes)

 Los contribuyentes que se hayan dado de alta en el RFC en 2014 o en 2015,


tendrán la obligación de llevar contabilidad hasta 2016, debido a su reciente
incorporación a la actividad económica elegida. Tampoco tendrán esta obligación las
entidades de la Administración Pública paraestatal ni los órganos autónomos que
estén sujetos a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, así como las
instituciones que por ley estén obligadas a entregar al Gobierno Federal el importe
íntegro de su remanente de operación. Estas entidades sólo llevarán sistemas
contables cuando realicen actividades:

 Señaladas en el artículo 16 del CFF

 Que no den lugar al pago de derechos o aprovechamientos

 Relacionadas con su autorización para recibir donativos deducibles

 Según se indica en la propuesta del artículo 28 del Código Fiscal de la Federación


vemos que para llevar la contabilidad, los contribuyentes obligados tendrán que
mantenerse en regla con lo que sigue:

 I. La contabilidad, para efectos fiscales, se integra por los libros, sistemas y


registros contables, papeles de trabajo, estados de cuenta, cuentas especiales,

18
libros y registros sociales, control de inventarios y métodos de valuación, discos y
cintas o cualquier otro medio procesable de almacenamiento de datos, los equipos o
sistemas electrónicos de registro fiscal y sus respectivos registros, además de la
documentación comprobatoria de los asientos respectivos, así como toda la
documentación e información relacionada con el cumplimiento de las disposiciones
fiscales, la que acredite sus ingresos y deducciones, y la que obliguen otras leyes;
en el reglamento de este Código se establecerá la documentación e información con
la que se deberá dar cumplimiento a esta fracción, y los elementos adicionales que
integran la contabilidad.

 Tratándose de personas que enajenen gasolina, diésel, gas natural para


combustión automotriz o gas licuado de petróleo para combustión automotriz, en
establecimientos abiertos al público en general, deberán contar con los equipos y
programas informáticos para llevar los controles volumétricos. Se entiende por
controles volumétricos, los registros de volumen que utilizan para determinar la
existencia, adquisición y venta de combustible, mismos que formaran parte de la
contabilidad del contribuyente.

 Los equipos y programas informáticos para llevar los controles volumétricos serán
aquellos que autorice para tal efecto el Servicio de Administración Tributaria, los
cuales deberán mantenerse en operación en todo momento.

 II. Los registros o asientos a que se refiere la fracción anterior deberán cumplir con
los requisitos que establezca el Reglamento de este Código y las disposiciones de
carácter general que emita el Servicio de Administración Tributaria.

 III. Los registros o asientos contables a que integran la contabilidad se llevara en


edios electrónicos conforme lo establezcan el Reglamento de este Código y las
disposiciones de carácter general que emita el Servicio de Administración Tributaria.
La documentación comprobatoria de dichos registros o asientos deberá estar
disponible en el domicilio fiscal del contribuyente.

 IV. Ingresaran de forma mensual su información contable a través de la página de


Internet del Servicio de Administración Tributaria, de conformidad con las reglas de
carácter general que se emitan para tal efecto. El envío se realizará por medio del
buzón tributario

 Él envió de la Contabilidad Electrónica estará completa cuando la información


(XML de la contabilidad) sean enviados a través del buzón tributario. Para ello
tendrás que ingresar al Buzón Tributario con tu RFC, Contraseña o con tu e. Firma.

 Si queremos cumplir con el envío, debemos ingresar al Buzón Tributario, ir a la


sección de Aplicaciones, luego ir a Contabilidad Electrónica y dar clic en envío. Allí
dentro deberás señalar si quieres sellar la información (opcional) esto se hace con la
e. Firma.

19
 Allí tendremos que cargar los archivos XML que contiene la información contables,
ya sea Balanza de Comprobación, Catalogo de cuentas o Pólizas. Una vez enviada
podrás obtener el Acuse de Recibo de la Contabilidad Electrónica. 2.6.1 Requisitos
de los Programas para emitir Contabilidad Electrónica. El Código Fiscal de la
Federación indica que los registros y asientos contables tendrán que cumplir los
siguientes requisitos y por ende, el programa deberá poder emitir una contabilidad
electrónica para Personas Físicas o Morales generando el XML independientemente
del sistema que se trate. Los requisitos serán:

 Los registros o asientos que integran la contabilidad se llevarán en medios


electrónicos conforme lo establezcan el Reglamento de este Código y las
disposiciones de carácter general que emita el Servicio de Administración Tributaria.

 Ingresarán de forma mensual su información contable a través de la página de


Internet del Servicio de Administración Tributaria.

 Realizar el registro de los asientos contables a más tardar dentro de los cinco días
siguientes a la realización de la operación, acto o actividad. (Esta regla no aplica,
sino que será dentro del mes siguiente a producida la operación)

 Los registros o asientos contables deberán establecer por centro de costos,


identificando las operaciones, actos o actividades de cada sucursal o
establecimiento, incluyendo aquéllos que se localicen en el extranjero.

 Los contribuyentes deberán remitir al SAT o al PAC, el CFDI a más tardar dentro
de las veinticuatro horas siguientes a que haya tenido lugar la operación, acto o
actividad de la que derivó la obligación de expedirlo.

 Permitir la identificación de cada operación, acto o actividad y sus características,


relacionándolas con los folios asignados a los comprobantes fiscales o con la
documentación comprobatoria, de tal forma que pueda identificarse la forma de
pago, las distintas contribuciones, tasas y cuotas, incluyendo aquellas operaciones,
actos o actividades por las que no se deban pagar contribuciones, de acuerdo a la
operación, acto o actividad de que se trate.

 Sistemas electrónicos con la capacidad de generar archivos en formato XML


Catalogo de Cuentas, Pólizas, Balanza de Comprobación e información al cierre del
ejercicio, para enviar a través del Buzón Tributario.

 Generar el XML Documentos que integran la contabilidad electrónica. La


contabilidad estará compuesta por los registros o asientos contables auxiliares,
incluyendo el catálogo de cuentas, conjuntamente con los avisos o solicitudes de
inscripción al registro federal de contribuyentes, las declaraciones anuales,
informativas y de pagos provisionales, mensuales, bimestrales, trimestrales o
definitivos; y también por los estados de cuenta bancarios y las conciliaciones de los
depósitos y retiros respecto de los registros contables.

20
Por otra parte, será parte de la contabilidad el conjunto de acciones, partes sociales
y títulos de crédito en los que sea parte el contribuyente; así como la documentación
relacionada con la contratación de personas físicas que presten servicios personales
subordinados, así como la relativa a su inscripción y registro o avisos realizados en
materia de seguridad social y sus aportaciones; También la integran la
documentación relativa a importaciones y exportaciones en materia aduanera o
comercio exterior; registros de todas las operaciones, actos o actividades, los cuales
deberán asentarse conforme a los sistemas de control y verificación internos
necesarios.

En todo caso, los registros contables tendrán que ser de índole analítica y
efectuarse en el mes en que se realicen las operaciones; tendrán que integrarse en
el libro diario, en forma descriptiva, todas las operaciones, actos o actividades
siguiendo el orden cronológico en que éstos se efectúen, indicando el movimiento de
cargo o abono que a cada una corresponda, así como integrarse los nombres de las
cuentas de la contabilidad, su saldo al final del periodo de registro inmediato
anterior, el total del movimiento de cargo o abono a cada cuenta en el periodo y su
saldo final.

Asimismo, tendrán que permitir la identificación de cada operación, acto o actividad y


sus características, relacionándolas con los folios asignados a los comprobantes
fiscales o con la documentación comprobatoria; como también la identificación de las
inversiones realizadas relacionándolas con la documentación comprobatoria o con
los comprobantes fiscales.

Será su objeto relacionar cada operación, acto o actividad con los saldos que den
como resultado las cifras finales de las cuentas; y formular los estados de posición
financiera, de resultados, de variaciones en el capital contable, de origen y
aplicación de recursos, así como las balanzas de comprobación, incluyendo las
cuentas de orden y las notas a dichos estados;

Para todo evento, tendrán que plasmarse en idioma español y consignar los valores
en moneda nacional. No obstante, ahora se permite llevar la contabilidad electrónica
en otro idioma. En cada registro se deberá señalar la fecha de realización de la
operación, acto o actividad, su descripción o concepto, la cantidad o unidad de
medida en su caso, la forma de pago de la operación, acto o actividad, especificando
si fue de contado, a crédito, a plazos o en parcialidades, y el medio de pago o de
extinción de dicha obligación, según corresponda.

Conservación de la Documentación. El contribuyente deberá conservar y almacenar


como parte integrante de su contabilidad toda la documentación relativa al diseño
del sistema electrónico donde almacena y procesa sus datos contables y los
diagramas del mismo, poniendo a disposición de las Autoridades Fiscales el equipo
y sus operadores para que las auxilien cuando éstas ejerzan sus facultades de
comprobación.

21
El contribuyente que se encuentre en suspensión de actividades deberá conservar
su contabilidad en el último domicilio que tenga manifestado en el registro federal de
contribuyentes y, si con posterioridad desocupa el domicilio consignado ante el
referido registro, deberá presentar el aviso de cambio de domicilio fiscal, en el cual
deberá conservar su contabilidad durante el plazo que establece el artículo 30 del
Código. Los contribuyentes podrán optar por respaldar y conservar su información
contable en discos ópticos o en cualquier otro medio electrónico que mediante reglas
de carácter general autorice el Servicio de Administración Tributaria. Asimismo,
podrán llevar su contabilidad en lugar distinto al domicilio fiscal, cuando obtengan
autorización y siempre que dicho lugar se encuentre ubicado en la misma población
en la que se encuentra el domicilio fiscal del contribuyente.

La solicitud de autorización se presentará ante la autoridad administradora


correspondiente a su domicilio fiscal. Según el artículo 30 del Código Fiscal de la
Federación podemos conocer los diferentes plazos de conservación de la
documentación: Artículo 30. Las personas obligadas a llevar contabilidad deberán
conservarla a disposición de las autoridades fiscales de conformidad con la fracción
III del artículo 28 de este Código.

Las personas que no estén obligadas a llevar contabilidad deberán conservar en su


domicilio a disposición de las autoridades, toda documentación relacionada con el
cumplimiento de las disposiciones fiscales. La documentación a que se refiere el
párrafo anterior de este artículo y la contabilidad, deberán conservarse durante un
plazo de cinco años, contado a partir de la fecha en la que se presentaron o
debieron haberse presentado las declaraciones con ellas relacionadas. Tratándose
de la contabilidad y de la documentación correspondiente a actos cuyos efectos
fiscales se prolonguen en el tiempo, el plazo de referencia comenzará a computarse
a partir del día en el que se presente la declaración fiscal del último ejercicio en que
se hayan producido dichos efectos. Cuando se trate de la documentación
correspondiente a aquellos conceptos respecto de los cuales se hubiera promovido
algún recurso o juicio, el plazo para conservarla se computará a partir de la fecha en
la que quede firme la resolución que les ponga fin.

Tratándose de las actas constitutivas de las personas morales, de los contratos de


asociación en participación, de las actas en las que se haga constar el aumento o la
disminución del capital social, la fusión o la escisión de sociedades, de las
constancias que emitan o reciban las personas morales en los términos de la Ley del
Impuesto sobre la Renta al distribuir dividendos o utilidades, de la información
necesaria para determinar los ajustes a que se refieren los artículos 22 y 23 de la ley
citada, así como de las declaraciones de pagos provisionales y del ejercicio, de las
contribuciones federales, dicha documentación deberá conservarse por todo el
tiempo en el que subsista la sociedad o contrato de que se trate. 2.6.4 Contabilidad
en medios electrónicos. Para los efectos del artículo 28, fracción III del CFF y 34 de
su Reglamento, los contribuyentes, obligados a llevar contabilidad, responsables
solidarios o terceros con ellos relacionados, excepto aquellos que registren sus
operaciones en la herramienta electrónica “Mis cuentas”, deberán llevarla en

22
sistemas electrónicos con la capacidad de generar archivos en formato XML que
contengan lo siguiente:

Catálogo de cuentas utilizado en el periodo; a éste se le agregará un campo con el


código agrupador de cuentas del SAT contenidos en el Anexo 24, apartados A y B.
II. Balanza de comprobación que incluya saldos iniciales, movimientos del periodo y
saldos finales de todas y cada una de las cuentas de activo, pasivo, capital,
resultados (ingresos, costos, gastos) y cuentas de orden; en el caso de la balanza
de cierre del ejercicio se deberá incluir la información de los ajustes que para efectos
fiscales se registren. Se deberán identificar todos los impuestos y, en su caso, las
distintas tasas, cuotas y actividades por las que no deba pagar el impuesto; así
como los impuestos trasladados efectivamente cobrados y los impuestos
acreditables efectivamente pagados, conforme al anexo 24, apartado C. La balanza
de comprobación para los efectos de esta fracción, se enviará al menos a nivel de
cuenta de mayor y subcuenta a primer nivel. III. Información de las pólizas
generadas incluyendo el detalle por transacción, cuenta, subcuenta y partida, así
como sus auxiliares. En cada póliza debe ser posible distinguir los CFDI que
soporten la operación, asimismo debe ser posible identificar los impuestos con las
distintas tasas, cuotas y actividades por las que no deba pagar el impuesto. En las
operaciones relacionadas con un tercero deberá incluirse el RFC de éste, conforme
al anexo 24, apartado D. En caso de que no se logre identificar el folio fiscal
asignado a los comprobantes fiscales digitales dentro de las pólizas contables, el
contribuyente podrá, a través de un reporte auxiliar relacionar todos los folios
fiscales, el RFC y el monto contenido en los comprobantes que amparen dicha
póliza. Para los efectos de esta regla se entenderá como balanza de comprobación
aquella que se determine de acuerdo con el marco contable que aplique
ordinariamente el contribuyente en la preparación de su información financiera, o
bien, el marco que esté obligado aplicar por alguna disposición legal o normativa,
entre otras, las Normas de Información Financiera (NIF), los principios
estadounidenses de contabilidad “United States Generally Accepted Accounting
Principales” (USGAAP) o las Normas Internacionales de Información Financiera
(IFRS por sus siglas en inglés) y en general cualquier otro marco contable que
aplique el contribuyente.

Criterios metodológicos
Tipo
El tipo de investigación fue descriptiva, ya que sólo se incluyó una variable en el
estudio que se realizó y fue medida a través de indicadores que se mencionan más
adelante.

23
IV.3. Diseño
El diseño de la investigación fue transeccional descriptivo porque la recolección de la
información se realizaró en un solo momento en el tiempo, tuvo el propósito de
indagar para aclarar el tema

IV.5. Metodología

El trabajo de investigación se realizó en Chihuahua, Chih. entre los meses de enero


a febrero de 2016.

Conclusiones

Después de ver todos los imponderables de esta nueva disposición, se han creado
diferentes opinio-nes las cuales han provocado que algunos contribu-yentes se
amparen interponiendo quejas a las que –en su gran mayoría– les han negado la
suspensión provisional los Tribunales.De manera específica, un Tribunal Colegiado
en materia administrativa concedió la suspensión pro-visional, el que consideró que
al enviarse la conta-bilidad electrónica al SAT, existe un “intromisión material en
datos personales del contribuyente”.Finalmente, esperaremos el resultado de estos
amparos. No obstante, considero que habrá que prepararse adecuadamente desde
los ámbitos ad-ministrativo, tecnológico, contable y fiscal, con la finalidad de cumplir
con la autoridad. •

24
Bibliografía
https://www.derecho.unam.mx/direccioneditorial/assets/derecho_fiscal_nov_2016.pdf

https://es.slideshare.net/GuadalupeOlvera7/tesina-contabilidad-electronica-
81604699

http://www.legalcloudmrci.com/index.php?r=articulos/vernoticia&id=325

25
26