Está en la página 1de 2

FE: UNA VISIÓN ESPERANZADORA.

I. INTRODUCCIÓN:
a. Cuando hablamos del cristianismo es más correcto que lo llamemos fe cristiana
que religión cristiana.
i. La fe es la base de la perspectiva bíblica del cristiano.
 Heb. 6:1 fe, rudimentos de la doctrina de Cristo.
 Ef 2:9 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe.
 Lc. 18:8 Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿hallará fe en la
tierra?
 1 Tes. 5:2 espíritu, alma y cuerpo.

b. Las palabras que se enlazan con la fe: esperanza, paciencia, declarar, dones del
Espíritu, la armadura de Dios.

II. DESARROLLO:
A. Esperanza: (Heb. 11:1-2) Es, pues, la fe certeza de lo que se espera, la convicción de lo
que no se ve. Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos.
a. 1 Co. 13: 13 y ahora permanece la fe, la esperanza y el amor.
ii. La esperanza del mundo es incierta. El deseo de nuestro corazón respecto
a algo que nos gustaría que aconteciera. Este tipo de esperanza es vana
porque es cualquier cosa menos certeza.
iii. Ro. 5:5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido
derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo.
iv. Tengo esperanza porque tengo mi fe puesta en Dios.
b. La esperanza de la biblia no se refiere al deseo de un futuro incierto sino al de uno
absolutamente seguro.
i. Heb. 6:18-19 para que por dos cosas que son inmutables (v.12 fe y
paciencia), en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un
fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirios de la esperanza
puesta delante de nosotros. La cual tenemos como segura y firme ancla
del alma, y que penetra hasta dentro del velo.
 El ancla del barco impide que el mismo ande a la deriva y sin
rumbo.
 Las promesas de Dios para el mañana son el ancla de hoy.
B. Certeza, seguridad, no es fe ciega.
c. Heb. 11:1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera.
ii. 2 Pe. 1:16 Porque cuando les hicimos saber que nuestro Señor Jesucristo
vendrá con todo su poder, no lo hicimos siguiendo fábulas artificiosas,
sino como quienes han visto su majestad con sus propios ojos.
iii. Lc. 1:1-3 Después de haber investigado todo con sumo cuidado desde su
origen me ha parecido bien escribírtelas por orden.
 Habla de las cosas que Lucas ha corroborado sobre la base de
testigos oculares.
 1 Co. 15:5-8 Cefas, los doce, los quinientos, Jacobo y todos los
apostoles…. Y por último se me apareció a mí.
 Básicamente estaba diciendo: creo en la resurrección porque
muchos testigos oculares vieron a Cristo resucitado y yo también.
III. CIERRE:
d. Pero yo no vi a Cristo resucitar, entonces, si creo sobre la base de la evidencia que
tengo que es su palabra:
 Jn. 20:29 bienaventurado los que no vieron y creyeron.
 Aunque yo no soy testigo de su resurrección, soy testigo de lo que
el Espíritu Santo está haciendo a través de su iglesia
 Hech. 1:8 Pero recibireis poder, cuando haya venido
sobre vosotros el Espíritu Santo me seréis testigos.