Está en la página 1de 7

TECNOLOGÍAS DE VIVIENDA DE BAJO COSTO

UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA


FACULTAD DE ARQUITECTURA, URBANISMO Y ARTES

Curso: Tecnologías de vivienda de bajo costo

Cátedra: Ing. BARRIONUEVO DE MACHICAO, Raquel

Arq. VILLENA MÁVILA, Manuel

Alumnos: BOTTONI AMPUERO, Juliet

CAPARACHÍN TORRES, Kattia

ESPINOZA TIZNADO, Vanesa

LOZANO CHING, Alonso.

Ciclo 2013-2
TECNOLOGÍAS DE VIVIENDA DE BAJO COSTO
UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA
FACULTAD DE ARQUITECTURA, URBANISMO Y ARTES

13 de Septiembre del 2013

ÍNDICE

I. Introducción

II. Antecedentes

III. Últimas investigaciones y aplicaciones

IV. Análisis y conclusiones

V. Bibliografía
TECNOLOGÍAS DE VIVIENDA DE BAJO COSTO
UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA
FACULTAD DE ARQUITECTURA, URBANISMO Y ARTES

III. ÚLTIMAS INVESTIGACIONES Y APLICACIONES

El uso de la biotecnología nos ayudara en el ámbito del diseño


arquitectónico pues con ellos exploraremos nuevas maneras de diseñar y
producir.

A continuación nombraremos y describiremos las siguientes


investigaciones que se han realizado en el mundo.

Estos prototipos de bacterias los


encontramos en las distintas
clases de semilla de hongos, o en
los tipos de residuos agrícolas
que tengan capacidad aislante.
Este material se fabrica llenando
moldes con residuo agrícola
Fig. 1. Fuente :
(virutas de madera, ramas, paja,
http://eraikal.blog.euskadi.net/blog/2012/11/
cáscaras de semillas…) y 26/entrelazamiento-de-la-biotecnologia-y-la-
disponiendo semillas de especies
concretas de hongo, las cuales crecen sobre el sustrato agrícola dando
lugar a formaciones de micelio de hongo, que actúa como conglomerante.
La resistencia, densidad, porosidad y demás propiedades pueden variarse
en función de la especie de hongo elegida y el tipo de residuo agrícola
utilizado. De este modo, se puede obtener un material “a la carta” dentro
TECNOLOGÍAS DE VIVIENDA DE BAJO COSTO
UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA
FACULTAD DE ARQUITECTURA, URBANISMO Y ARTES

de un rango definido de características genéricas. Las características que


encontramos en este prototipo son :

 El material resultante no es nocivo ni perjudicial para la salud.


 Es absolutamente biodegradable, incluso pude usarse como nutriente
para suelos una vez acabado su ciclo de vida útil.
 Este material es adecuado para construir paneles aislantes para
edificios, como sustitutos de los actuales paneles de espumas
derivadas del petróleo, protectores de embalajes, geometrías
modulares que puedan configurar otras más complejas por agregación
para que sirviesen como elementos de mobiliario público o como
soportes para jardines verticales; o prototipos modulares para paredes
y fachadas, los cuales permiten incluso pensar en construir unidades
habitacionales biodegradables.

2 – Observamos a diario que un gran problema en la ciudad es la falta de


alumbrado, es por eso que se está investigando unos prototipos que
emiten luz sin consumo eléctrico, utilizando para ello poblaciones de algas
unicelulares y de bacterias bioluminiscentes.
Se pretende utilizar estos micro-organismos para iluminación ambiente y
alumbrado público, iluminación de parajes naturales, y para configurar
pantallas informativas y carteles publicitarios.
En este caso, la investigación se centra en conseguir las mejores
condiciones de cultivo de poblaciones de micro-organismos
bioluminiscentes y en su mantenimiento. También en diseñar geometrías
en las que implementar dichas poblaciones, así como sus
correspondientes mecanismos para la regulación de la actividad de estos
micro-organismos en su interior.
TECNOLOGÍAS DE VIVIENDA DE BAJO COSTO
UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA
FACULTAD DE ARQUITECTURA, URBANISMO Y ARTES

Fig. 1. Fuente :
http://eraikal.blog.euskadi.net/blog/2012/11/
26/entrelazamiento-de-la-biotecnologia-y-la-
3- Otro prototipo de investigación se involucra directamente con el área de
construcción, estas es ubicadas en la  cementación de estructuras
granulares mediante el uso poblaciones de bacterias que depositan
calcita, y se está usando para para la fabricación de ladrillos,
estabilización y compactación de suelos, restauración de monumentos y
grietas en hormigón, y construcción de carreteras y otras estructuras.
En este caso se trata de controlar la inteligencia colectiva que ciertas
poblaciones de bacterias demuestran para depositar calcita en estructuras
granulares, e investigar sobre sus condiciones de crecimiento y desarrollo
tanto en estructuras arenosas como en hormigón. La investigación se
centra en cómo averiguar los mejores modos de inclusión de poblaciones
de bacterias en este tipo de estructuras y en la manera de mantenerlas
vivas el máximo tiempo posible para asegurar un adecuado proceso de
cementación y compactación.

1. El Bio-hormigón: Reparación de fisuras

Estudiantes de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, de


distintas disciplinas (ingeniería civil, bioquímica, microbiología, entre
otras) están investigando la modificación de la composición genética
de una bacteria para que tenga la capacidad de rellenar las fisuras del
TECNOLOGÍAS DE VIVIENDA DE BAJO COSTO
UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA
FACULTAD DE ARQUITECTURA, URBANISMO Y ARTES

hormigón. Esta bacteria, Bacillus Subtilis, tiene la ventaja de estar


presente en la mayoría de los suelos del mundo; por lo que, de
desarrollarse la tecnología, podría aplicarse en varios países.

Cuando esta bacteria entra en contacto con el hormigón, se reproduce


en tres especies distintas de microorganismos. Estas especies tienen
funciones distintas: unas segregan carbonato de calcio por
precipitación; otras se transforman en filamentos de refuerzo y el
tercer tipo se encarga de producir un pegamento de base sucarosa.
Con la combinación de estos tres tipos de bacterias se obtiene un
producto con una composición que llega a tener una rigidez semejante
a la del concreto.

Además, el equipo de investigación le otorgó a las bacterias, mediante


la modificación genética, la propiedad del ‘Quorum Sensing’. Esto
quiere decir que, al detectar el fondo de la fisura por una diferencia de
pH en el hormigón, la bacteria se autodestruye, impidiendo así la
posibilidad de crecimiento fuera de la fisura.

Fig. Diagrama de funcionamiento de la bacteria Bacillus


Subtilis, también llamada: Bacilla Filla
TECNOLOGÍAS DE VIVIENDA DE BAJO COSTO
UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA
FACULTAD DE ARQUITECTURA, URBANISMO Y ARTES

Una investigación similar se lleva a cabo en la Universidad Tecnológica


de Delf de Holanda, quienes también cuentan con un equipo
multidisciplinar liderados por: Eric Schlangen, experto en concreto y el
Dr. Henk Jonkers, microbiólogo.

La diferencia de esta investigación radica en el tiempo de acción.


Mientras que las bacterias modificadas por la Universidad de
Newcastle deben ser aplicadas al detectarse una fisura, la
investigación holandesa propone agregar los microorganismos a la
composición misma del hormigón.

Se agregan las bacterias Genus Bacilus junto a nutrientes a base de


calcio, conocidos como ‘lactatos cálcicos’ más fósforo y nitrógeno.
Estos elementos pueden permanecer inactivos dentro del concreto por
doscientos años. Cuando se produce una fisura, la humedad activará
las esporas de la bacteria genéticamente modificada, quien, junto a los
nutrientes y el agua, se comenzará a alimentar del lactato de calcio
convirtiéndose en caliza insoluble que se solidificará en la superficie
de la fisura hasta sellarla.

Este tipo de hormigón ‘autoregenerativo’ se asemeja a la reacción que


tiene el esqueleto humano al momento de sufrir una fractura.

Fig. 2. Muestra de hormigón autoregenerado sostenida por el Dr. Jonkers