Está en la página 1de 5

DECISIONES BAJO RIESGO PROBABILIDAD

Son situaciones de decisión donde se consideran varios estados de la naturaleza


y sus probabilidades de ocurrencia pueden ser explícitamente establecidas.

MAXIMIZACIÓN DEL VALOR ESPERADO:

Principio de Laplace:

Laplace supone que ante la falta de información, los posibles eventos son
equiparables. Este criterio interpreta el comportamiento individual que escogería la
alternativa cuya suma de todos los resultados posibles o promedio fuera el
máximo o el mínimo, según sea utilidades o costos. Esto implica la maximización
del valor esperado.

Sin embargo, se puede estar bajo la sujeción de un riesgo, el cual es entendido


como la probabilidad de que suceda un evento, impacto o consecuencia adversos.
Se entiende también como la medida de la posibilidad y magnitud de los impactos
adversos, siendo la consecuencia del peligro, y está en relación con la frecuencia
con que se presente el evento. Se produce el riesgo siempre que no somos
capaces de diagnosticar con certeza el resultado de alguna alternativa, pero
contamos con suficiente información como para prever la probabilidad que tenga
para llevarnos a un estado de cosas deseado.

Importancia de la toma de decisiones: es importante porque mediante el


empleo de un buen juicio, la toma de decisiones sobre todo en condiciones de
certeza, incertidumbre y riesgo, nos indica que un problema o situación es
valorado y considerado profundamente para elegir el mejor camino a seguir según
las diferentes alternativas y operaciones.

En la toma de decisiones bajo condiciones de certeza, incertidumbre y riesgo,


considerar un problema y llegar a una conclusión válida, significa que se han
examinado todas las alternativas y que la elección ha sido correcta. Dicho
pensamiento lógico aumentará la confianza en la capacidad para juzgar y controlar
situaciones.

La toma de decisiones, se considera como parte importante del proceso de


planeación cuando ya se conoce una oportunidad y una meta, el núcleo de la
planeación es realmente el proceso de decisión, por lo tanto, dentro de este
contexto el proceso que conduce a tomar una decisión se podría visualizar de la
siguiente manera:
- Elaboración de premisas.

- identificación de alternativas.

- Evaluación de alternativas en términos de la meta deseada.

- Elección de una alternativa, es decir, tomar una decisión.

Cuando el administrador ha considerado las posibles consecuencias de sus


opciones, ya está en condiciones de tomar la decisión. Debe considerar tres
términos muy importantes. Estos son: maximizar (es tomar la mejor decisión
posible), satisfacer (es la elección de la primera opción que sea mínimamente
aceptable o adecuada, y de esta forma se satisface una meta o criterio buscado) y
optimizar (es el mejor equilibrio posible entre distintas metas).

Toma de decisiones bajo condiciones de riesgo:

El riesgo es la condición en la que los individuos pueden definir un problema,


especificar la probabilidad de ciertos hechos, identificar soluciones alternativas y
enunciar la probabilidad de que cada solución dé los resultados deseados. El
riesgo suele significar que el problema y las soluciones alternativas ocupan algún
punto intermedio entre los extremos representados por la plena información y
definición y el carácter inusual y ambiguo.

La probabilidad: es el porcentaje de veces en las que ocurriría un resultado


específico si un individuo tomara muchas veces una misma decisión. El monto y
calidad de la información disponible para un individuo sobre la condición pertinente
de la toma de decisiones puede variar ampliamente, lo mismo que las
estimaciones de riesgo del individuo. El tipo, monto y confiabilidad de la
información influyen en el nivel de riesgo y en el hecho de si el responsable de
tomar la decisión puede hacer uso de la probabilidad objetiva o subjetiva en la
estimación del resultado.

Probabilidad Objetiva:

La posibilidad de que ocurra un resultado específico con base en hechos


consumados y números concretos se conoce como probabilidad objetiva. En
ocasiones, un individuo puede determinar el resultado probable de una decisión
examinando expedientes anteriores. Por ejemplo, aunque las compañías de
seguros de vida no pueden determinar el año en que morirá cada tenedor de
pólizas, pueden calcular las probabilidades objetivas, basados en la expectativa de
que los índices de mortalidad prevalecientes en el pasado se repitan en el futuro.

Probabilidad Subjetiva:

A la apreciación basada en juicios y opiniones personales de que ocurra un


resultado específico se conoce como probabilidad subjetiva. Tales juicios varían
de un individuo a otro, dependiendo de su intuición, experiencia previa en
situaciones similares, conocimientos y rasgos personales (como preferencia por la
asunción o por la elusión de riesgos). Frecuentemente sin embargo, quienes
toman decisiones cuentan con información acerca de la probabilidad de que
ocurra cada estado de resultado, aun cuando no sepan con certeza el estado del
resultado real.

La toma de decisiones cuando existe cierto número de estados de resultados


posibles, para los cuales se conoce la distribución de probabilidades recibe el
nombre de toma de decisiones bajo riesgo. En los problemas que involucran
incertidumbre y riesgo, el estado de resultado era una contingencia acerca de la
cual quien toma las decisiones en el peor de los casos se encontraba por
completo en la oscuridad y en el mejor de los casos contaba con información
sobre probabilidades.

Valor esperado:

Un enfoque racional para evaluar las alternativas bajo condiciones de riesgo es el


uso del valor esperado. Este es un concepto que permite a quien toma las
decisiones asignar un valor monetario según las consecuencias positivas y
negativas que podrían resultar de la selección de una alternativa en particular. En
el momento de tomar decisiones, todos los administradores deben de ponderar
alternativas, muchas de las cuales implican sucesos futuros que resultan difíciles
de prever: la reacción de un competidor a una nueva lista de precios, las tasas de
interés dentro de tres años, la confiabilidad de un nuevo proveedor. Por esta
razón, las situaciones de toma de decisiones se consideran dentro de una línea
continua que va de la certeza (altamente previsible) a la turbulencia (altamente
imprevisible).

TEORÍA DE LA PROBABILIDAD, ESTADÍSTICA DE LA DECISIÓN:

La estadística se define como el arte y la ciencia de reunir datos, analizarlos,


presentarlos e interpretarlos. Especialmente en los negocios y en la economía, la
información obtenida al reunir datos, analizarlos, presentarlos e interpretarlos
proporciona a directivos, administradores y personas que deben tomar decisiones
una mejor comprensión del negocio o entorno económico, permitiéndoles así
decidir con base en mejor información.

La calidad  en los productos y servicios emplea la estadística para mejorar y


optimizar los procesos de producción y, de esta manera, ahorrar tiempo y dinero.

La estadística ayuda a corroborar hipótesis proporcionando un soporte matemático


a las observaciones realizadas. Es una ciencia probabilística, por lo que no hay
lugar para las afirmaciones categóricas o negaciones rotundas, que siempre
deben estar enmarcadas en un nivel de significación o dentro de un margen de
error.

Criterio estadístico para la toma de decisiones:

En todo proceso de decisión se necesita recoger información que sea capaz de


responder a nuestras indagaciones. Para que los resultados sean fiables, tanto la
recogida de datos como su análisis deben ser realizados con criterio y de forma
objetiva, frente a lo cual, los gerentes y profesionales, en general, necesitan
justificar sus decisiones basándose en la información proporcionada por los datos.

La estadística ayuda a tomar decisiones económicas bajo incertidumbre, a


predecir con eficacia pautas de comportamiento de las variables, en definitiva, a
crear modelos sobre los que basar dichas decisiones.

Por su parte, en los procesos de toma de decisiones bajo incertidumbre, las


variables son más numerosas y más difíciles de medir y controlar, por lo que
las nuevas tecnologías resultan hoy día imprescindibles para encontrar un modelo
que responda a nuestras necesidades.

En ese orden de ideas, la utilidad de la estadística de negocio puede reflejarse en


numerosos campos y aplicaciones:

- Empleo de técnicas de muestreo (técnica para la selección de una muestra a


partir de una población estadística inferencial), aleatorio en el ámbito de
la auditoría.
- Aseguramiento de la calidad de los productos, gracias al empleo de técnicas
estadísticas de control de la calidad.
- Empleo de métodos de regresión (es la técnica empleada para desarrollar la
ecuación y dar las estimaciones por medio de fórmulas.) y correlación (relación
entre dos variables), para entender las relaciones entre variables y predecir
comportamientos. (La regresión y la correlación son dos técnicas estrechamente
relacionadas y comprenden una forma de estimación).
En forma más específica, el análisis de correlación y regresión comprende el
análisis de los datos muestrales para saber qué es y cómo se relacionan entre si
dos o más variables en una población. El análisis de correlación produce un
número que resume el grado de la correlación entre dos variables; y el análisis de
regresión da lugar a una ecuación matemática que describe dicha relación).
- Utilización de pruebas de significancia para aceptar o rechazar una hipótesis.
- Empleo de técnicas estadísticas para la predicción, por ejemplo, en el ámbito de
las ventas.

En definitiva, se trata de utilizar la estadística como una herramienta


diferenciadora respecto de la competencia para aproximarse a la solución que
satisfaga las necesidades de empresa, y así crear una oportunidad de negocio
que nos permita posicionarnos en el mercado de manera estratégica.

La Estadística para la toma de decisiones puede dividirse en:

- Estadística descriptiva: es aquella que describe las características de una serie


de datos pertenecientes a una población o a una muestra (recogida, descripción,
análisis y sumatorio de datos).
- Estadística inferencial: dado el desconocimiento de la población, en la práctica,
el profesional buscará hacer inferencias para la toma de decisiones, es decir,
predicciones sobre ciertas características de la población, basándose en la
información contenida en una muestra al azar (o aleatoria) de la población entera.
La estadística inferencial puede utilizarse para explicar un fenómeno o para
comprobar la validez de una proposición. En el primer caso, se denomina análisis
exploratorio de datos y, en el segundo, análisis confirmatorio de datos.
La Estadística Descriptiva es la base de la Estadística Inferencial.