Está en la página 1de 17

Curso básico sobre Derecho Probatorio.

Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba


William Guillermo Jiménez

TEMA VI

EL OBJETO, EL TEMA, EL HECHO NOTORIO, LAS FUENTES, LOS SUJETOS


Y ÓRGANOS DE LA PRUEBA JUDICIAL

1. EL OBJETO DE LA PRUEBA

Es un concepto general y abstracto del derecho probatorio, contrario al tema de la prueba.


Objeto es lo que se está probando o verificando dentro del proceso o actuación del
funcionario. Existen tres aproximaciones para definir cuál es el objeto de la prueba1:

a) El objeto de la prueba judicial son los hechos


b) El objeto de la prueba judicial son los hechos y las afirmaciones y negaciones
c) El objeto de la prueba judicial son las afirmaciones y negaciones

1.1. El objeto de la prueba son los hechos

Esta postura sostiene que los hechos son todas las realidades susceptibles de ser probadas.
Son hechos objeto de prueba2:

a) Todo lo que puede representar una conducta humana, los sucesos acontecimientos,
hechos o actos humanos voluntarios o involuntarios, individuales o colectivos que
sean perceptibles.
b) Los hechos de la naturaleza, en que no interviene la actividad humana.
c) Las cosas u objetos materiales y cualquier aspecto de la realidad material sean o no
producto del hombre, incluye los documentos.
d) La persona física humana, su existencia y características físicas, estado de salud, etc.
e) Los estados y hechos psíquicos o internos del hombre, incluyendo su conocimiento,
voluntad y su consentimiento.

1
PARRA QUIJANO, Op.cit., 2007.
2
DEVIS ECHANDÍA, Op.cit., 2002.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

f) Algo que ha sucedido, que está sucediendo; lo que ocurrió en el pasado y el presente.

Según lo señalado en f), los hechos que se pueden probar tienen una relación con el tiempo:
hay hechos pasados y presentes objeto de prueba. En principio, los hechos futuros no tendrían
vocación de prueba, porque simplemente no han ocurrido, tal como señala FALCÓN, citando
a BOLLNOW: “…por su esencia todo hecho es, desde luego, un hecho consumado, vale
decir, todo hecho es por naturaleza acabado y firme, algo concluido en sí e inalterable, que
escapa al flujo constante del acontecer”3. Sin embargo, algunos doctrinantes sostienen que
son objeto de la prueba tanto los hechos, pasados, presentes y futuros; estos últimos a través
de la inferencia, la prospectiva o el cálculo probabilístico y señalan algunos ejemplos: los
ingresos que podría percibir una persona durante el resto de su vida probable; la esperanza o
años de vida que podría tener; la existencia de una enfermedad probablemente incurable
como consecuencia de ciertas lesiones; la peligrosidad de una persona para determinar la
detención preventiva; una casa que amenaza ruina y su potencial peligro; las medidas
cautelares, entre otras4. Obviamente, en estos casos el método del derecho probatorio, no será
el RECONSTRUCTIVO, como se señaló en su momento, sino un método PROSPECTIVO,
que utiliza la inferencia y las probabilidades.

1.2. El objeto de la prueba son los hechos y las afirmaciones o negaciones

Esta tesis es sostenida por algunos tratadistas, debido a que los hechos pueden ser afirmados
o negados y de este modo, el objeto de la prueba serían tanto los hechos alegados como las
afirmaciones y negaciones que se hacen sobre ellos. Esto es poco compartido por la doctrina
colombiana, según señala PARRA QUIJANO, pues lo que se prueba en últimas son los
hechos, no las afirmaciones o negaciones, pues estas son simples manifestaciones de las
partes5.

3
FALCÓN, Op. cit., 2003, p. 95.
4
Ibídem, pp. 96-99.
5
PARRA QUIJANO, Op.cit., 2007.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

Sin embargo, el tema es algo complejo y discutible pues casi siempre los hechos que se le
plantean al juez, implican afirmaciones o negaciones que hacen las partes sobre los mismos.
Por ejemplo, cuando se le dice al juez que en tal día, se celebró un contrato de compraventa
de bien inmueble entre tales y tales sujetos comprador y vendedor: indiscutiblemente la
celebración de dicho contrato es un hecho, pero a la vez es una afirmación de ese hecho,
porque se alega que efectivamente se celebró. Entonces la línea divisoria entre los hechos y
las afirmaciones o negaciones de los mismos, es bastante tenue como para separar
tajantemente unos de otros.

1.3. El objeto de la prueba son únicamente las afirmaciones o negaciones

Para el argentino SENTÍS MELENDO, siguiendo un argumento de CARNELUTTI, los


hechos no se prueban, los hechos existen o no; lo que se prueba son las afirmaciones que
podrían referirse a esos hechos: “Los hechos no se prueban; los hechos existen. Lo que se
prueba son afirmaciones, que podrán referirse a hechos. La parte –siempre la parte; no el
juez- formula afirmaciones; no viene a traerle al juez sus dudas sino su seguridad –real o
ficticia- sobre lo que sabe; no viene al pedirle al juez que averigüe, sino a decirle lo que ella
ha averiguado; para que el juez constate, compruebe, verifique (esta es la expresión exacta)
si esas afirmaciones coinciden con la realidad”6. Según esto, el hecho en sí mismo no está
en juego, sino su afirmación o negación pues el hecho existe independientemente del proceso
(por ejemplo, un asesinato), sin embargo, se debe probar lo que afirman las partes o la fiscalía
(que el asesino fue tal persona, que los móviles fueron tales, etc.).

Sin embargo, la doctrina colombiana no está de acuerdo, pues aunque las partes le plantean
al juez afirmaciones sobre la existencia de determinados hechos, son éstos los susceptibles
de prueba; entonces se prueban los hechos afirmados o negados por las partes. Además, según
la norma en Colombia se debe probar el supuesto de hecho que realmente está siendo objeto
de la demostración, es decir, se debe demostrar que el hecho es cierto o no y que por sí mismo
acredite su respaldo en una acción; así el C.G.P., art. 167, establece que:

6
SENTÍS MELENDO, 1979, Op. Cit. p. 12.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

“ARTÍCULO 167. CARGA DE LA PRUEBA. Incumbe a las partes probar el


supuesto de hecho de las normas que consagran el efecto jurídico que ellas persiguen
(...).

Los hechos notorios y las afirmaciones o negaciones indefinidas no requieren prueba”


(subrayado fuera del original).

Como señala la norma en su inciso final, hay ciertos hechos (notorios), afirmaciones o
negaciones (indefinidas) que no es necesario probar, por lo que por esta vía, la ley considera
que las afirmaciones serían objeto de la prueba !! (ver más adelante); de esta manera, la tesis
señalada en 1.2 sería la correcta.

CONCLUSIÓN: Juntando lo que señala la doctrina jurídica y la legislación, el objeto de la


prueba judicial en Colombia, serían tanto los hechos, como las afirmaciones y negaciones
sobre ellos.

2. EL TEMA DE LA PRUEBA

Este es un concepto específico y concreto dentro del derecho probatorio. Son los hechos y
las afirmaciones/negaciones a probar en un determinado proceso; mientras que el objeto de
la prueba es genérico, el tema de la prueba se refiere a los hechos alegados o desmentidos
dentro de un proceso en particular (corresponderían al acápite de hechos dentro de la
demanda y lo correspondiente a su contestación, si la hay).

Existen ciertos hechos notorios y afirmaciones o negaciones indefinidas, exentas de prueba:


“Art. 177 CPC Párrafo 2° Los hechos notorios y las afirmaciones o negaciones indefinidas
no requieren prueba”; en igual sentido, el Art., 167 inc.3° del CGP (Ley 1564 de 2012).
Veamos con mayor detenimiento:
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

3. EL HECHO NOTORIO

Los hechos notorios no exigen prueba por ser conocidos de manera amplia por la gente,
incluido el conocimiento del juez: “Se entiende por tal aquél que dadas las características
que originaron su ocurrencia se supone conocido por la generalidad de los asociados,
cualquiera que sea su grado de cultura y conocimientos dentro de un determinado territorio
y en determinada época”7. Así mismo, el hecho notorio puede darse a nivel mundial,
nacional, regional o municipal.

Según PARRA QUIJANO8, el hecho notorio “…es aquél conocido por personas de mediana
cultura, dentro de un determinado conglomerado social, en el tiempo que se produce la
decisión y que es conocido por el juez”. El hecho notorio, es una noción eminentemente
relativa que el juez debe apreciar en cada caso y señalar los motivos por los cuales acepta
que hechos no probados por alguno de los medios ordinarios de prueba, tiene esa
connotación. La razón de no requerirse su prueba, no es la imposibilidad o dificultad para
probarlo, sino lo superfluo o innecesario de hacerlo, por la connotación que implica su
conocimiento general.

Ahora bien, no basta enunciar el hecho al cual se le atribuye el calificativo de notorio, sino
que es menester dar las razones para admitir esa connotación.

Por lo anterior, para PARRA QUIJANO, el hecho notorio debe ser alegado por las partes,
pues una cosa es que sea exento de prueba, y otra que no exista la carga de alegarlo; pero
para LÓPEZ BLANCO Y DEVIS ECHANDÍA, no es necesario que sea alegado por las
partes, pues el juez tiene la facultad oficiosa de decretar pruebas y esto subsume la facultad
de reconocer hechos notorios de manera oficiosa.

7
LÓPEZ BLANCO, Op.cit., 2001, p. 45.
8
PARRA QUIJANO, Op.cit., 2007, p. 144.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

COMENTARIO. Por la experiencia en el litigio, lo más aconsejable es alegarlo. Debido a la


congestión judicial y sobrecarga de los jueces, es excepcional que estos actúen de manera
oficiosa. Sin embargo, un juez juicioso y aplicado puede reconocerlos sin alegarlos, como
ocurrió en el caso de una nulidad y restablecimiento del derecho, caso de un oficial de la
policía que fué destituido porque fue evaluado arbitrariamente y además trasladado de
manera irregular. Al respecto, señaló la sentencia de primera instancia que acogió las
súplicas:

Y fue tan evidente la confusión de la entidad en este sentido, que pese a todos los hechos
relacionados en precedencia, mediante el Oficio No S-2017 035898 del 11 de septiembre de
2017, y frente a un requerimiento realizado en etapa probatoria, certificó que una vez
verificado el Sistema para la Administración de Talento Humano (SIATH) de la Policía
Nacional, y de acuerdo a los antecedentes que reposan en dicho grupo, al señor Vargas
Sánchez no le figura ningún traslado al Departamento de Arauca, por lo que insiste el
Despacho se constituye en una irregularidad frente al traslado del señor Vargas Sánchez,
pues debió mediar una orden administrativa de personal, lo cual no quedó probado por la
entidad demandada, y más aún cuando por los problemas de orden público que registra dicha
parte de nuestro territorio, el traslado debió quedar consignado en una orden, además que no
se explica cómo tratándose de un policial que registraba "baja operatividad” sea enviado a
dicha unidad dadas sus especiales condiciones de seguridad (hecho notorio), donde en todo
caso fue objeto de condecoración por la primera autoridad del municipio (subrayado fuera
del original)9.

EJEMPLOS de hecho notorio: El efecto invernadero y el cambio climático a nivel mundial;


la emigración de venezolanos a Colombia entre 2016-2019; los trancones en Bogotá en horas
pico; la saturación de Transmilenio; la inseguridad en el sector de San Victorino luego de las
6 de la tarde, etc.

Finalmente, para la ley colombiana (C.G.P., art.180), los indicadores económicos son hechos
notorios, como por ejemplo, el IPC, las tasas de interés o TRM, el precio del dólar, etc.

9
Juzgado 53 Administrativo del Circuito de Bogotá, Sentencia radicado No. 110013335708-2014-00224-00,
Consideraciones, p. 20.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

4. LAS AFIRMACIONES Y NEGACIONES INDEFINIDAS

Se había dicho que solamente los hechos se probaban, no así las afirmaciones; pero aquí
aparecen afirmaciones o negaciones que por su carácter indefinido, no necesitan probarse.
Entonces: ¿las afirmaciones o negaciones definidas, necesitan probarse?, de ser esto así, se
llega a la conclusión que en el fondo, el objeto de la prueba son tanto los hechos como las
afirmaciones y negaciones (ver arriba).

El carácter definido de una afirmación o negación se refiere a hechos concretos, limitados en


tiempo y lugar, que hacen posible su demostración o prueba; contrario sensu, serán
afirmaciones o negaciones indefinidas. No obstante, no se requiere que las circunstancias de
tiempo o lugar sean absolutamente ilimitadas; es igual que implique no haber ocurrido nunca
o haber ocurrido siempre, o que se refiera a todos los instantes de un determinado lapso de
tiempo o a un periodo de tiempo muy corto.

La existencia de esta excepción se justifica por la dificultad o imposibilidad probatoria pues


envuelven situaciones, hechos o actividades que se caracterizan por su indefinición en el
tiempo, por lo cual se exime de su prueba a quien la alega; sin embargo, la contraparte puede
desvirtuar tal situación.

EJEMPLOS: a) Sostener que jamás he estado en la ciudad de Leticia, es una negación


indefinida, pero afirmar que no he estado en Leticia durante el último año, ya no lo es; b) Se
demanda en divorcio alegando la causal de abandono de los deberes del marido durante los
últimos dos años. Quien demanda y alega estas afirmaciones o negaciones no tiene que
probar, pues se trata de una negación indefinida (no cumplir genéricamente con los deberes
de todo marido); pero en cambio, el demandado, debe desvirtuar tal afirmación, es decir,
corre con la carga de la prueba; c) Afirmar que nunca he tenido contratos con la Alcaldía de
Bogotá; d) Afirmar que siempre cumplo con mis obligaciones como arrendatario, etc.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

5. LA PRUEBA DE NORMAS JURÍDICAS

Hay un tercer evento donde no se requiere probar: la prueba del derecho que se tiene: esta
regla se fundamenta en el principio iura novit curia (el tribunal conoce el derecho) y en la
presunción acerca que todo el mundo debe conocer la ley10. Sin embargo, hay excepciones a
la regla. La existencia de normas de carácter nacional (leyes, decretos, resoluciones) no debe
probarse con documento o similar; en cambio, las normas extranjeras o las expedidas por
autoridades territoriales, deben aportar copia al proceso. Anteriormente, en vigencia del
C.P.C. dicha copia debía ser auténtica. Señala al respecto, el actual C.G.P.:

“Artículo 177. Prueba de las normas jurídicas.

El texto de normas jurídicas que no tengan alcance nacional y el de las leyes


extranjeras, se aducirá en copia al proceso, de oficio o a solicitud de parte.

La copia total o parcial de la ley extranjera deberá expedirse por la autoridad


competente del respectivo país, por el cónsul de ese país en Colombia o solicitarse
al cónsul colombiano en ese país.

También podrá adjuntarse dictamen pericial rendido por persona o institución


experta en razón de su conocimiento o experiencia en cuanto a la ley de un país o
territorio fuera de Colombia, con independencia de si está habilitado para actuar
como abogado allí.

Cuando se trate de ley extranjera no escrita, podrá probarse con el testimonio de dos
o más abogados del país de origen o mediante dictamen pericial en los términos del
inciso precedente.

Estas reglas se aplicarán a las resoluciones, circulares y conceptos de las


autoridades administrativas. Sin embargo, no será necesaria su presentación cuando

10
FALCÓN, Op.cit., 2003, p. 131 y siguientes.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

estén publicadas en la página web de la entidad pública correspondiente” (subrayado


fuera del original).

COMENTARIO. De la anterior redacción se deduce lo siguiente: a) El texto de las normas


jurídicas de alcance nacional no necesitan probarse mediante copia al proceso; b) Si lo
requieren, lo textos de normas jurídicas que no tienen alcance nacional y la ley extranjera,
sobre las cuales deberá aportarse copia al proceso; c) Pero si las normas se encuentran
publicadas en la página web de las entidades públicas, no requieren que su texto sea aportado
mediante copia; entonces, surgen al menos dos preguntas: ¿Cuáles son las normas jurídicas
de alcance nacional? ¿Queda incluida la ley extranjera y las normas de autoridades
territoriales en la excepción de la página web?

Sobre el primer punto, se considera que las normas de alcance nacional son las expedidas por
autoridades del orden nacional y que tengan un carácter general, impersonal y abstracto,
como lo es la ley y ciertos actos administrativos, puesto que existen normas expedidas por
autoridades del orden nacional pero que no tienen un alcance nacional por tener un carácter
particular, personal o concreto. Como se sabe, Colombia tiene la forma de una República
Unitaria descentralizada (art. 1° C.P.), en la cual existe un nivel de autoridades del orden
nacional, departamental, distrital y municipal (y potencialmente las regiones, las provincias
y las entidades territoriales indígenas). Entonces, con excepción de las normas sancionadas
por autoridades del orden nacional de carácter impersonal, general y abstracto, todas las
demás deberían anexarse al expediente mediante copia (necesitan probarse).

Sobre el segundo punto, en el caso de la ley extranjera, esta debe probarse conforme a las
reglas específicas establecidas en el mismo artículo, por lo que su publicación en una página
web oficial, no la exime de su prueba. En el caso de normas expedidas por autoridades
territoriales como departamentos o municipios, el inciso final del artículo 177 faculta en
principio, para que se exima de su prueba si está publicada en la respectiva página web. Sin
embargo, el modo de redacción del mencionado inciso, pareciera señalar que la excepción de
prueba por aparecer en la página web sólo aplica para normas tales como las resoluciones,
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

circulares y conceptos de autoridades administrativas. Pero, todo esto queda claro con lo
señalado en el art. 167 del C.P.A.C.A., que al tenor prescribe:

“ARTÍCULO 167. NORMAS JURÍDICAS DE ALCANCE NO NACIONAL. Si el


demandante invoca como violadas normas que no tengan alcance nacional, deberá
acompañarlas en copia del texto que las contenga.

Con todo, no será necesario acompañar su copia, en el caso de que las normas de
carácter local que se señalen infringidas se encuentren en el sitio web de la respectiva
entidad, circunstancia que deberá ser manifestada en la demanda con indicación del
sitio de internet correspondiente” (subrayado fuera del original).

6. LAS FUENTES DE LA PRUEBA

Son los hechos percibidos por el juez y que le sirven para la deducción del hecho o afirmación
que se va a probar. En sentido general, se entiende por fuente la causa u origen de algo, o lo
que determina un resultado. Para SENTIS MELENDO, siguiendo la distinción de
CARNELUTTI: “…la fuente de la prueba es el hecho del cual se sirve el juez para deducir
la propia verdad; el medio de prueba lo constituye la actividad del juez desarrollada en el
proceso”11. Esta última definición ubica el tema de la fuente de la prueba respecto del medio
de prueba, lo cual puede llevar a cierta confusión por lo cercano de los conceptos; la fuente
es un concepto metajurídico pues existe con independencia del proceso, y puede ser que no
tengan repercusiones jurídicas mientras no se vinculen a un proceso; en cambio, el medio de
prueba es un concepto totalmente jurídico que aparece ligado al proceso: “Buscamos las
fuentes; y cuando las tenemos, proponemos los medios para incorporarlas al proceso”12. Así
las cosas, hay dos tipos de fuentes:

11
SENTIS MELENDO, Op.cit., 1979, p. 147.
12
Ibídem, p. 151.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

Fuentes en sentido general (lato sensu): Son las cosas, las relaciones, las personas; es decir,
los hechos en sentido genérico.

Fuentes en sentido estricto (strictu sensu): Noción limitada a los hechos que sirven para la
deducción del hecho o hechos que se han de probar y que están constituidos por la
representación de éste. El testimonio, el documento, el indicio, etc., contienen hechos que
sirven para deducir o establecer la existencia o no del hecho que se va a probar porque lo
representan. Por ejemplo, un cheque con protesto (documento) representa para el juez un
hecho (he aquí la fuente) sobre la ocurrencia de una probable estafa mediante cheque (hecho
que se está demostrando)13.

También se debe diferenciar entre objeto y fuente de la prueba: NO se debe confundir pues
ambos conceptos se refieren a los HECHOS, pero:

● Objeto de la prueba: Como ya se dijo, es lo que se prueba, por ejemplo, el


incumplimiento de un contrato de arrendamiento.
● Fuente de la prueba: Es el hecho que sirve para probar el anterior, por ejemplo, el no
pago de los cánones, o la destinación diferente del bien para lo que fue arrendado,
etc.

Siempre se requiere de un operación mental por parte del juez que le permite relacionar
dichos hechos con lo que se está probando (percepción, inducción, implicación y deducción).

7. LOS SUJETOS Y ÓRGANOS DE LA ACTIVIDAD PROBATORIA

7.1. Sujetos de la prueba

Son las personas que desempeñan alguna de las actividades procesales probatorias, ya sea de
presentación, solicitud, admisión, decreto, práctica, incorporación, contradicción o

13
Ver arts. 246 y 248, Código Penal colombiano sobre estafa, emisión y transferencia ilegal de cheque.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

valoración de la prueba. Es decir, son las partes y el juez como sujetos (sujeto peticionario,
sujeto destinatario y sujeto contradictor, como se había señalado al hablar del acto
probatorio).

7.2. Órganos de la prueba

Son las personas que se limitan a colaborar con el juez en la actividad probatoria como los
peritos o testigos e intérpretes; los funcionarios judiciales, administrativos o de policía que
expiden informes, copias o certificados con destino al proceso; los detectives y empleados
de laboratorios forenses y aún las partes cuando declaran o son autoras de documentos
allegados al proceso.

CONCLUSIÓN. Los órganos de prueba son los terceros no intervinientes y las partes cuando
son autoras de medios de prueba (por ejemplo, el interrogatorio de parte); nunca el juez de la
causa o conocimiento. Ahora bien, un juez podrá ser órgano de la prueba cuando colabora
con otro proceso, como en el caso de la prueba trasladada.

TEMA VII
TIPOS DE PRUEBA

Como se había indicado al comienzo del texto (Tema I, punto 2), las pruebas jurídicas se
presentan inicialmente en dos grandes tipos: a) Pruebas materiales (extraprocesales) y b)
Pruebas procesales o judiciales (dentro de procesos). Este criterio puede ser la primera gran
división o tipos de pruebas; las pruebas materiales se refieren aquí a la típica prueba
extraprocesal que se usa para demostrar un derecho o condición, o ya sea para cumplir un
requisito legal ad substantiam actus para la creación de un efecto jurídico. Por ejemplo, el
registro de un hijo ante la notaría o Registraduría conlleva el subsecuente efecto de la
paternidad y su demostración mediante el registro civil. El padre cotizante podrá afiliar a su
hijo al sistema de seguridad social, con dicha prueba material.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

En el segundo caso, la prueba es típicamente procesal, pues se ventila ante un juez en un


proceso ya contencioso o voluntario, para que este decida sobre la veracidad o no de las
afirmaciones y hechos alegados. Por ejemplo, el mismo registro civil de nacimiento del caso
anterior, será la prueba documental fundamental para que el hijo pida la herencia, en un
futuro e hipotético proceso sucesorio.

Dejando en claro esta primera división de las pruebas, pasamos a revisar otras clasificaciones
según variados criterios.

1. SEGÚN SU NATURALEZA

Se refiere a la manera como se nos presentan:

a) Materiales. Son materiales cuando están constituidas por objetos, huellas o vestigios
apreciables, medibles u observables, como por ejemplo un documento, un arma, un
video, un cabello, un contrato escrito, etc.
b) Morales. Cuando están constituidas por situaciones o relaciones morales, como la
enemistad, los malos antecedentes, la buena reputación de una persona, el parentesco,
la subordinación o indefensión de una persona respecto de otra, etc.
c) Psicológicas. Se forman de imágenes o representaciones mentales de quienes
presenciaron o supieron de los hechos sometidos a prueba; por ejemplo, lo que
recuerda el testigo.
d) Gráficas. Se presentan mediante signos o gráficos en los que se plasman pensamientos
relacionados con los hechos14.

2. SEGÚN EL MODO DE CONOCERLAS

Se refiere a la manera o forma cómo podemos conocer las pruebas, en especial el juez:

14
DELLEPIANE, Op. Cit,, 2009 p. 52
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

1) La percepción directa. Cuando pueden ser percibidas por nuestros sentidos, las
vemos, las tocamos, las oímos, etc.
2) El conocimiento indirecto. Cuando nos las cuentan, por ejemplo, en el testimonio
sabemos lo que dice el testigo.
3) Por referencia documental escrita. Cuando por este tipo de medios percibimos la
prueba de hechos o afirmaciones o negaciones.
4) Por la inferencia. La prueba aparece como representación mental a partir de los
vestigios dejados por los hechos15.

3. DIRECTAS E INDIRECTAS

Según la relación entre el medio de prueba y el hecho a demostrar. Serán DIRECTAS cuando
entre el medio probatorio y el hecho a probar no media un hecho diferente (por ejemplo, el
testimonio, la confesión, la inspección judicial, el dictamen pericial y los documentos);
contrario sensu, será un medio de prueba INDIRECTO, como ocurre con los indicios o
prueba indiciaria, la cual consiste en derivar un hecho a partir de otro hecho ya probado16.

4. OTROS CRITERIOS

Hacen relación a criterios tales como el nivel de convencimiento producido (plena prueba),
la contradicción o no que requiera (prueba sumaria), la posibilidad de solicitarla de un
proceso previo o ya existente (prueba trasladada), si se practica antes o por fuera del proceso
(prueba extraprocesal) o se solicita y practica por fuera de las oportunidades procesales
(prueba sobreviniente). Veamos con mayor detenimiento.

15
Ibídem.
16
Ibídem, p. 53.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

4.1. LA PLENA PRUEBA

Según el grado de certeza que aporta el medio probatorio al juez, se dice que hay plena prueba
(máximo grado) y frente a otros medios que por sí mismos, sólo ofrecen una versión parcial
de los hechos y afirmaciones que se están probando. Entonces, plena prueba es aquella
legalmente rituada que lleva al juez cabal y completo convencimiento del hecho que se quiere
demostrar17.

Usualmente la plena prueba se forma de la apreciación en conjunto de varios medios de


prueba (unidad de la prueba); pero puede suceder que con un solo medio de prueba o un solo
documento se convierta en plena prueba, como por ejemplo el documento contentivo del
título ejecutivo o la providencia judicial, según el C.G.P., art .422.

4.2. LA PRUEBA SUMARIA

Es aquella que lleva la certeza al juez del hecho que se quiere establecer, en idénticas
condiciones a como lo hace la plena prueba, pero que no requiere haber sido sometida a la
contradicción de la misma por la parte contra quien se hace valer.

La prueba sumaria no es deficiente o incompleta como a veces se cree, pues se asimila a la


plena prueba; convence con las mismas características que ésta. Ejemplos: la prueba sumaria
para justificar la no asistencia a una audiencia y evitar así las sanciones (art. 372, 3 C.G.P.);
en procesos de alimentos, el demandante debe acompañar prueba sumaria de la capacidad
económica del demandado, para que el juez pueda ordenar provisionalmente alimentos desde
la admisión de la demanda, etc. (ver arts. 397 y 417 del C.G.P.)

17
LÓPEZ BLANCO, Op.cit., 2001.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

4.3. LA PRUEBA TRASLADADA

Una prueba válidamente practicada en un proceso anterior, puede ser considerada en otro
proceso posterior, trasladándola en copia y será apreciada por el juez; pero debe garantizar
el principio de contradicción; es decir si la parte contra la que se aducen no la solicitó o
participó en su práctica en el primer proceso, deben darse a conocer a la contraparte
(documentos) o volver a practicarse (testimonios) antes de su valoración. Aplica en todas las
ramas de derecho y para todos los medios de prueba posibles, y aún en casos del derecho
disciplinario, el investigador puede pedir prueba trasladada a la Fiscalía (art. 174 C.G.P.; art.
154 del C.G.D:, art. 28 de la Ley 610 de 2000).

4.4. PRUEBA EXTRAPROCESAL

Concebidas inicialmente por el Decreto 2651 de 1991, fueron incorporadas por el art. 162 de
la ley 446 de 1998 y ahora en los arts. 183 a 190 y el art. 222 del C.G.P. permiten a las partes,
solicitar o practicar de común acuerdo o a iniciativa de parte, pruebas, antes que se dé inicio
al proceso, o antes que se dicte la sentencia de primera o única instancia. Si hay citación de
la contraparte, se deberá notificar personalmente según el art. 191. Su objetivo es adelantar
la práctica de pruebas, para que llegado el momento del proceso, ya se tenga el medio de
prueba y no hay necesidad de practicarla.

COMENTARIO: sin embargo, esto no descongestiona o agiliza los procesos cuando, estas
pruebas extrajudiciales se realizan ante los jueces, pues terminan congestionado los
despachos. La prueba extraprocesal se puede aplicar para:

- Interrogatorio de parte. Quien pretenda demandar o tema que se le demande, para que la
presunta contraparte conteste el interrogatorio que se le formule.
- Declaración sobre documentos. Se requiere al autor de un documento privado para que lo
reconozca.
Curso básico sobre Derecho Probatorio. Teoría General de la Prueba y Medios de Prueba
William Guillermo Jiménez

- Exhibición de documentos, libros de comercio y cosas muebles. Quien pretenda demandar


o tema que se le demande

- Testimonios. Se solicita que se reciba un testimonio anticipado, con o sin citación de futura
contraparte

- Inspecciones judiciales y peritaciones.

- Pruebas practicadas de común acuerdo. Las partes de común acuerdo pueden practicar
pruebas, que pueden ser aportadas antes de la sentencia. Este caso es para procesos en
marcha. Estas pruebas deberán ser firmadas, debidamente autenticadas (salvo la declaración
de parte) y se presentan bajo la gravedad del juramento. Además, deben cumplir con el
requisito de la contradicción, igual que las pruebas trasladadas.

4.5. PRUEBA SOBREVINIENTE

Es un medio de prueba de la cual no se tenía conocimiento al momento de la solicitud de la


prueba, bien porque surge dentro del proceso o es descubierta en el transcurso del mismo.
Características:

(i) surge en el curso del juicio, bien porque se deriva de otra prueba allí practicada y ello no
era previsible, o porque en su desarrollo alguna de estas encuentra un elemento de convicción
hasta ese momento desconocido; (ii) no fue descubierto oportunamente por motivo no
imputable a la parte interesada en su práctica; (iii) es “muy significativo” o importante por
su incidencia en el caso; y, (iv) su admisión no comporta serio perjuicio al derecho de defensa
y a la integridad del juicio (art. 344 de la Ley 906 de 2004)18

18
CPP., art. 344: “Si durante el juicio alguna de las partes encuentra un elemento material probatorio y
evidencia física muy significativos que debería ser descubierto, lo pondrá en conocimiento del juez quien, oídas
las partes y considerado el perjuicio que podría producirse al derecho de defensa y la integridad del juicio,
decidirá si es excepcionalmente admisible o si debe excluirse esa prueba”.