Está en la página 1de 9

UNIVERSIDAD

NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS

E.A.P. INGENIERIA METALURGICA

LABORATORIO

TEMA: Revenido

PROFESOR: Ing. Oswaldo

CURSO: Tratamientos Térmicos

INTEGRANTES: Espinoza Flores John André 15160250

Hurtado Huallpa Edson 15160253

Pérez Quispe Antony Franz 15160082

Santamaría Urbina Cristian 15160085

Soto Castro Freddy Jesús 15160260

AÑO 2019
INTRODUCCIÓN

A continuación en el presente informe, detallo lo que es el Revenido,

que es un proceso que se realiza después del temple y sirve para

disminuir la dureza de los aceros.

Revenido es calentar una pieza de acero que ya está templada y a

continuación enfriarla bruscamente. Al aumentar la temperatura del

revenido, disminuye la dureza de, la resistencia a la tracción y el límite

de la fluencia de un acero templado, mientras que aumenta el

alargamiento y la resistencia de resiliencia.

OBETIVOS

1. Realizar en el laboratorio un ensayo de revenido.


2. Hacer un ensayo tomando en cuenta el tipo de acero que vamos a revenir.
3. Realizar un ensayo de dureza para determinar el cambio de las
propiedades mecánicas.
REVENIDO DEL ACERO

En la condición de martensitica sin tratamiento térmico ulterior, el acero es


demasiado frágil para la mayoría de las aplicaciones. La formación de martensitica
origina grandes tensiones residuales en el acero; por tanto, el endurecimiento casi
siempre sigue de un tratamiento de revenido, el cual consiste en calendar el acero
a alguna temperatura menor que la inferior crítica. El propósito del revenido es
liberar los esfuerzos residuales y mejorar la ductilidad y tenacidad del acero. Este
aumento en ductilidad generalmente se obtiene a costa de la dureza o de la
Resistencia.

En general, sobre el amplio intervalo de temperaturas de revenido, la dureza


disminuye y la tenacidad aumenta conforme se incrementa la temperatura de reve-
nido. Esto es cierto si la reducción de área en una prueba tensil mide la tenacidad;
sin embargo, esto no es enteramente cierto si la barra muescada, como Izod o
Charpy, se utiliza como una medida de la tenacidad. La mayoría de los aceros
realmente muestran una disminución en la tenacidad de la barra muescada
cuando se revienen entre 400 y 800°F, aun cuando la pieza pierde al mismo
tiempo dureza y resistencia. La razón de esta disminución en tenacidad aún no se
comprende. La variación de dureza y tenacidad de la barra muescada con la
temperatura de revenido mostrada en la figura 8.54 es típica de aceros al carbono
y aceros de baja aleación.

El intervalo de revenido de 400 a 800°F es una línea divisoria entre las apli-
caciones que requieren alía dureza y aquellas que requieren alta tenacidad. Si la
principal propiedad deseada es la dureza o la resistencia al desgaste, la pieza se
reviene por abajo de 400°F; si el principal requisito es la tenacidad, la pieza se
reviene por arriba de 800°F. Si la pieza no tiene “elevadores de tensiones o
muescas, el cambio en ductilidad puede ser una mejor indicación de tenacidad e
que es la prueba de la barra muescada, y el revenido en el intervalo de 400 a
800°F puede no ser perjudicial. La figura 8.55 muestra el efecto de la temperatura
de revenido sobre las propiedades mecánicas de un acero 4 140 de baja aleación.
Las tensiones residuales se reducen en gran medida cuando la temperatura de re-
venido alcanza 400°F y desaparecen casi completamente cuando se alcanzan 900
°F.
Ciertos aceros aleados muestran un fenómeno conocido como fragilidad de re-
venido, que es una pérdida dé tenacidad de barra muescada cuando se revienen
en el intervalo de 1 000 a 1 250°F, seguida por un enfriamiento relativamente
lento; sin embargo, la tenacidad se mantiene si la pieza se templa en agua desde
la temperatura de revenido. El mecanismo preciso que da lugar a la fragilidad de
revenido no se ha establecido, aunque el comportamiento sugiere alguna fase que
precipita a lo largo de las fronteras de grano durante el enfriamiento lento. Un alto
contenido de manganeso, el fósforo y el cromo parecen promover la
susceptibilidad, en tanto que el molibdeno parece tener un efecto definido de
retardo.
La martensita, como se definió previamente, es una solución sólida sobresaturada
de carbono atrapado en una estructura tetragonal centrada en el cuerpo. Esta es
una condición metaestable y, como se aplica energía al revenir, el carbono se
precipitará como carburo y el hierro se hará b.c.c. Habrá difusión y unión del
carburo conforme
aumente la temperatura de
revenido.
Cuando el acero al carbono se calienta en el intervalo de 100 a 400°F, la estruc -
tura se oscurece al ataque químico y se conoce algunas veces como martensita
negra. La martensita original sin tratamiento térmico empieza a perder su
estructura tetragonal cristalina por la formación de un carburo de transición
hexagonal compacto (carburo épsilon) y martensita de bajo carbono. Los
estudios con rayos X (fig. 8.56) muestran el decremento en la razón c/a conforme
el carbono se precipita de la martensita, formando carburo épsilon. La
precipitación del carburo de transición puede causar un ligero aumento en dureza,
particularmente en aceros al alto carbono.

El acero tiene alta resistencia, gran dureza, baja ductilidad y poca tenacidad, y
gran parte de las tensiones residuales se eliminan.

Calentar el intervalo de 450 a 750°F cambia el carburo épsilon a cementita orto-


m ica (FeaC), la martensita de bajo carbono se hace ferrita b.c.c. y cualquier s
enita retenida se transforma a bainita inferior. Los carburos son demasiado pe-
queños para resolverlos mediante el microscopio óptico y la estructura completa
es atacada con rapidez, adquiriendo la apariencia de una masa negra, inicialmente
llamada trustita. Si la muestra se amplifica 9 000 veces mediante el microscopio
de electrones, el precipitado de carburo
se ve con claridad. Una parte del carburo ha salido a lo largo de las direcciones de
las placas martensíticas originales.
Aunque la resistencia tensil ha disminuido, aún es muy alta, superior a 200 000
lb/pulg”. La ductilidad ha aumentado ligeramente, pero la tenacidad aún es baja;
por su parte, la dureza ha disminuido hasta estar entre Rockwell C40 y 60,
dependiendo de la temperatura de revenido.
El revenido en el intervalo de 750 a 1 200°F continúa, el crecimiento de las par-
tículas de cementita. Esta unión de las partículas de carburo permite que se vea
una mayor parte de la matriz ferrítica, dando lugar, a que la muestra se ataque con
un color más claro que el producto que se forma a temperaturas inferiores. En esta
estructura, inicialmente conocida como sorbita, el carburo es casi visible a 500% y
se ve con toda claridad a través del microscopio de electrones. Las propiedades
mecánicas en este intervalo son: resistencia tensil 125 000- 900 000 lb/pulg-,
elongación 10-20% en 2 pulg, dureza Rockwell C20-40. Lo más significativo es el
rápido crecimiento en tenacidad, como se muestra en la figura 8.54.
El calentamiento en el intervalo de 1200 a 1333°F produce grandes y
globulares particulas de cementita. Esta estructura es muy blanda, tenaz y
semejante a la esferoidizada de cementita, obtenida directamente de la austenita
mediante un recocido de esferoidización.

El revenido se hace en tres fases:

1. Calentamiento a una temperatura inferior a la crítica.

2. Mantenimiento de la temperatura, para igualarla en toda la pieza.

3. Enfriamiento, a velocidad variable. No es importante, pero no debe


ser excesivamente rápido.

Mantenimiento de la temperatura
La duración del revenido a baja temperatura es mayor que a las
temperaturas más elevadas, para dar tiempo a que sea homogénea la
temperatura en toda la pieza.
Enfriamiento

La velocidad de enfriamiento del revenido no tiene influencia alguna sobre


el material tratado cuando las temperaturas alcanzadas no sobrepasan las
que determinan la zona de fragilidad del material; en este caso se enfrían
las piezas directamente en agua. Si el
revenido se efectúa a temperaturas superiores a las de fragilidad, es
conveniente enfriarlas en baño de aceite caliente a unos 150°C y después al
agua, o simplemente al aire libre.

Revenido del acero rápido

Se hace a la temperatura de 500 a 600°C en baño de plomo fundido o de


sales. El calentamiento debe ser lento, el mantenimiento del caldeo será
por lo menos de media hora; finalmente se deja enfriar al aire.
Dos revenidos sucesivos mejoran las características mecánicas y las de
corte de los aceros rápidos
PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL

1. La dureza de la muestra obtenida en el temple es de un valor de 55 HRC.


2. Luego prendemos el horno y fijamos la temperatura a 300°C e
introducimos los cuchillos por un tiempo de 30 minutos.
3. Pasado el tiempo, dejamos los cuchillos a enfriar en aire.
4. Luego pasamos a medir las durezas de los cuchillos revenidos.
5. Obteniendo una dureza promedio de 52HRC

VARAIBILIDAD DE DUREZA DEL CUCHILLO


SECCIONES/DUREZA 1 2 3
  53 51 52
PROMEDIO 52
DESVIACION ESTANDAR 1
CONCLUSIONES

 Al final de revenido lograremos eliminar esfuerzos y ganar tenacidad a


costas de la dureza.

 El aumento de tenacidad por revenido se debe a su efecto sobre la


estructura del acero.

 Notamos también conforme se incrementa la temperatura del revenido,


la dureza disminuye y aumenta la tenacidad.

 Como el revenido es un proceso en el que interviene energía, tanto el


tiempo como la temperatura son factores importantes. Se puede lograr
el mismo efecto si se emplea un tiempo menor a una temperatura mayor
o un tiempo mayor a una temperatura menor.

RECOMENDACIONES

 Se recomienda realizar el ensayo de tratamientos térmicos con guantes


y pinzas de protección para retirar las probetas del horno.
 Se recomienda realizar el ensayo en un ambiente aislado para evitar el
olor de las probetas al templarse.
 Lijar bien las parte de la sección recta de las probetas para obtener
resultados más óptimos en la parte experimental al momento de
proceder a observar en el microscopio.