Está en la página 1de 13

Cognitivismo

El cognitivismo es la rama de la psicología que estudia la perspectiva cognitivista y


trata de comprender la cognición. Arraigada en la psicología Gestalt y el trabajo de
Jean Piaget, el cognitivismo ha sido una parte muy importante de la psicología desde el
año 1960; esta teoría contrasta con el conductismo, en el cual los psicólogos concentran
sus estudios en el comportamiento que puede ser observado. La investigación moderna
vincula el cognitivismo con la idea de que las personas procesan la información de la
misma manera en que lo hacen las computadoras, siguiendo un conjunto de reglas
específicas; por lo que en muchas ocasiones se relaciona con estudios en inteligencia
artificial. Además, el cognitivismo ha influido en la educación, ya que los estudios
sobre cómo aprenden las personas arrojan una luz sobre cómo enseñar de manera más
efectiva

¿Qué es el cognitivismo?
Cognitivismo es la rama de la psicología que se encarga de estudiar y enfocarse en los
diferentes procesos mentales, incluyendo cómo las personas perciben, piensan,
recuerdan, aprenden, resuelven problemas y dirigen su atención a un estímulo más que
a otro.

Qué estudia el cognitivismo


El cognitivismo se encarga de estudiar la cognición, es decir, los diferentes procesos de
la mente que están relacionados con el conocimiento. Por lo tanto, podemos decir que
la psicología cognitiva estudia los mecanismos que utilizan las personas para obtener el
conocimiento, y todos los pasos o métodos incluidos dentro del mismo utilizando los
sentidos. Busca entender la forma en la que las personas entienden la realidad que les
rodea a partir de la transformación de la información sensorial.

Características del cognitivismo
Sus principales características son:

 El conocimiento para el cognitivismo es funcional.


 Por medio de el se pueden desarrollar planes y fijar metas, disminuyendo las
consecuencias negativas.
 Se enfoca en los procesos mentales del aprendizaje y cómo éstos se guardan en
la memoria.
 Tienen una base de investigación para la realización de trabajos científicos.
 Las diferentes condiciones ambientales forman parte del proceso de
aprendizaje.
 Las explicaciones, ejemplos y demostraciones forman una guía para un
adecuado aprendizaje.
 El conocimiento debe de ser significativo.
 Se ayuda al estudiante a organizar y relacionar nueva información con el
conocimiento que ya se tiene.
 El sujeto es visto como un procesador activo de la información por medio del
registro y la organización de la información.

Antecedentes
Los primeros estudios realizados que tenían un enfoque meramente cognitivo se
realizaron en la década de los cincuenta, presentándose como una teoría que buscaba
sustituir la teoría del conductismo. Todas las ideas de estos pensadores tenían en
común el enfoque en la atención, la percepción, memoria, inteligencia, el lenguaje y
el pensamiento.

Historia
Los primeros enfoques que se dieron en este tema surgieron prácticamente desde la
época de Descartes, con su paradigma “cogito ergo sum”, lo que quiere decir; “pienso,
luego existo”, que nos explica, en otras palabras, que debemos de pensar primero para
poder existir. Históricamente, esta teoría se encuentra entre el conductismo y el
constructivismo, del que es precursor. Su desarrollo se produce entre los años de 1950
y 1960, teniendo mayor influencia en los años 70. Tiene sus raíces en Inglaterra
cuando se iniciaban los estudios sobre la percepción, el pensamiento y los procesos
cognitivos.

Representantes del cognitivismo
Sus principales representantes fueron:

 Jean Piaget: decía que el desarrollo mental desde que se nace hasta que se
llega a la edad adulta es progresiva, va de menor a mayor, y esto rige el
desarrollo de la inteligencia.
 Jerome Bruner: psicólogo y pedagogo originario de Estados Unidos que
desarrollo la teoría de aprendizaje por descubrimiento, que promovía que el
estudiante adquiriera sus conocimientos por sí mismo.
 David Ausubel: Creador del aprendizaje significativo, explicaba que el
aprendizaje era la incorporación de nueva información a la estructura cognitiva
de las personas facilitando su aprendizaje.
 Robert Gagné: creó ocho diferentes niveles de aprendizaje.
 Howard Gardner: Creo la teoría de las inteligencias múltiples en contra de el
paradigma de una inteligencia única. Decía que las personas tenían diferentes
tipos de inteligencia.

Principios
Los principios del cognitivismo son los siguientes:

 Ve al sujeto como un procesador activo de los estímulos y este procesamiento


determinan nuestro comportamiento.
 Aprender es desarrollar aptitudes para comprender la realidad que permitirán
generar respuestas adecuadas ante diversos contextos.
 Estudia aspectos observables y no observables.
 Explora los siguientes procesos memoria, percepción, recuerdo, olvido,
transferencia y asimilación. Por medio de la asimilación se logra el aprendizaje
significativo.
 Para desarrollar los procesos cognitivos el cognitivismo permite que el
estudiante sea consciente de sus propios procesos cognitivos permitiéndoles ser
más independientes y reflexivos.
 Considera al individuo como un ser activo y constructor de su propio
conocimiento.

Aportes
Sus aportes principales han sido a la educación, sobre todo en el aspecto de la
enseñanza y el aprendizaje. Ha logrado contribuir con capacidades especiales y
esenciales para el aprendizaje como la memoria y el razonamiento. Ha aportado
también en el intento de lograr predecir y controlar la conducta de manera empírica y
experimental, la planificación y la organización que se le debe de dar al proceso de
enseñanza, la búsqueda de los diferentes refuerzos para lograr conseguir los objetivos
educativos y la evaluación de los estudiantes en función a los objetivos.

Aplicaciones
En educación ha sido muy importante pues los educadores deben percibir al alumno
como un procesador activo de información y no simplemente como receptores de
educación, con esto, se deben de tomar en cuenta una serie de aspectos relacionados
con el alumno para comprobar la capacidad del mismo cuando realiza operaciones
mentales.

Importancia del cognitivismo
El cognitivismo es importante porque nos enseña a observar los procesos de la mente
para obtener el conocimiento. Por medio de él, se puede observar y estudiar los
diferentes mecanismos para lograr brindar una mejor educación, lo que ayuda a
desarrollar planes y fijar metas, minimizando las posibilidades de experimentar
consecuencias negativas.

Ejemplos
Un bebé de ocho meses que desde que nació fue adquiriendo conocimientos de su
entorno, desde el reconocimiento de la voz y rostro de sus padres, hasta los sonidos a su
alrededor poco a poco aprendió a distinguir formas, colores, sabores y sonidos que fue
asociando a diversos objetos, personas y situaciones. Todo esto gracias al desarrollo
cognitivo. El bebé no perdió sus viejos conocimientos al obtener nuevos, los viejos se
fueron asimilando, organizando y equilibrando a los nuevos dando lugar a una mayor
adaptación a su entorno.
La psicología cognitiva se puede definir como una rama de la
psicología que se encarga de estudiar nuestros procesos mentales y
cognitivos. Es decir, esta disciplina aborda todo lo que sucede en
nuestro cerebro. Como por ejemplo, nuestra capacidad de
razonamiento, pensamiento, percepción, memoria, atención y
concentración, planificación, resolución de problemas, aprendizaje,
etc…
La psicología cognitiva persigue comprender nuestros procesos
mentales y explicar cómo intervienen en nuestro comportamiento y
conducta.
Aunque la psicología cognitiva es relativamente joven, rápidamente se
ha popularizado, y convertido en una de las ramas de la psicología
mas utilizadas de la actualidad. En este artículo respondemos a todas
tus preguntas y te contamos todo lo que necesitas saber sobre la
psicología cognitiva.

Psicología cognitiva: Definición


e importancia
La psicología cognitiva o cognitivismo se puede definir
como una rama de la psicología que estudia los
procesos mentales relacionados con el conocimiento.
Es una vertiente ligada a la inteligencia artificial y analiza procesos
psicológicos como la percepción, la memoria, la atención o el
aprendizaje. Está en auge en la actualidad y nos ayuda a comprender
varios temas como los que expondremos a continuación.
Para la psicología cognitiva ha sido fundamental la aparición de
herramientas de valoración neuropsicológica como las que ofrece
CogniFit. Esta tecnología líder permite estudiar el funcionamiento
cerebral de niños y adultos, valorar importantes capacidades
cognitivas y establecer una relación con los principales trastornos
cognitivos. El programa es accesible para profesionales del sector
salud o escuelas, pero también para usuarios particulares que quieren
conocer su funcionamiento cerebral.
Aplicaciones de la Psicología
Cognitiva ¿Para qué se utiliza?
La psicología cognitiva o cognitivismo cuenta con
múltiples aplicaciones prácticas: Está dirigida a proporcionar
técnicas y herramientas que permitan a los pacientes recuperarse, por
ejemplo, tras un ictus, o lesión cerebral, a ralentizar los efectos de
enfermedades neurodegenerativas como puede ser el alzheimer,
los síntomas del Parkinson, o a ofrecer tratamientos eficaces para
mejorar los síntomas de los trastornos del aprendizaje como
la discalculia, la dislexia o el TDAH.
Comprender cómo las personas procesan la información permite a los
psicólogos, investigadores y familiares entender de forma mas
profunda el cerebro humano, y ayudar a las personas a mejorar los
síntomas de sus dificultades psicológicas.

Psicología cognitiva: Un
poco de historia
A lo largo de la historia, la vida mental de las personas ha resultado un
tema interesante para diversos pensadores. Parte de las primeras
figuras de la psicología, como William James o Wilhelm Wundt, ya
teorizaban sobre procesos cognitivos como la conciencia. No
obstante, la psicología cognitiva surgió a mediados del
pasado siglo.
En los años cincuenta, el conductismo era el principal paradigma en
esta ciencia. Este enfoque se ciñe a la conducta observable, prescinde
de la instrospección, suele extrapolar resultados obtenidos con
animales a las personas y desatiende los procesos mentales. Estudia el
comportamiento humano en el laboratorio y goza de validez científica
por su rigurosidad. Pero resulta demasiado limitado para explicar la
variabilidad de la psicología humana.
Por otra parte, el psicoanálisis era la otra corriente mayoritaria. Esta
vertiente popularizada por Freud se centraba en el subconsciente y en
el desarrollo durante la infancia. Ambas perspectivas dejaban de lado
los procesos mentales. El descontento que generaban sentó las bases
para que surgiera la revolución cognitiva, que emergió con fuerza.
La revolución cognitiva
Este nuevo rumbo abrió la puerta al estudio de la caja negra, que es el
hueco entre estímulos y respuestas que los conductistas ignoraban.
Surgieron grandes teóricos que transformaron la psicología
(nombraremos algunos en el próximo apartado) pertenecientes a
diversas disciplinas; como la informática, la comunicación o la
lingüística.
La psicología cognitiva empezó a imaginar la mente como un
ordenador que procesa la información mediante diferentes programas
y con determinadas capacidades. Esta metáfora computacional nos
permite establecer paralelismos que nos ayudan a visualizar mejor
la mente humana.
No obstante, no estudian todos los contenidos así, las creencias o las
expectativas son conceptos más abstractos que el número de
elementos que somos capaces de retener. En la actualidad se están
haciendo grandes avances desde la perspectiva cognitiva y parece que
seguirá siendo un enfoque fundamental para que la psicología
progrese.

Psicología cognitiva: 10
autores esenciales y sus
aportaciones
Desde el siglo pasado ha habido varios personajes célebres en este
campo. Aquí te presentamos una selección con parte de sus máximos
exponentes.

1 Bartlett
Este psicólogo es uno de sus primeros antecedentes. Fue un estudioso
de la memoria y tipos de memoria. La observaba en situaciones
cotidianas y analizaba cómo la modificamos nosotros mismos.

2 Bruner
Fue un gran psicólogo del desarrollo. Se centró en cómo tratamos la
información. Hablaba sobre el aprendizaje como un proceso en vez de
concebirlo como un producto final.
3 Turing
Es el creador de la “máquina de Turing”, que es un dispositivo
abstracto que simula el pensamiento humano. Sirve para crear
representaciones que permitan investigar los procesos mentales.

4 Miller
Según este psicólogo, la memoria de trabajo puede contener más o
menos siete secuencias de información. No obstante, podemos
agrupar los datos para conseguir retener más elementos. Escribió
junto a Gallanter y Pribram un manifiesto de la psicología cognitiva
llamado Plans and the Structure of Behavior (1960).
5 Festinger
Es el autor de la teoría de la disonancia cognitiva, que describe lo
importante que es para nosotros mantener nuestras creencias, los
procesos que llevamos a cabo para conservarlas y lo complejo que
resulta cambiarlas.

6 Broadbent
Este psicólogo cognitivo mantenía que nuestra atención procesa los
datos de forma serial. Es decir, que cuando escuchamos varias voces a
la vez, sólo podemos atender a una e ignoramos el resto.

7 Neisser
Acuñó el término “psicología cognitiva”.

8 Psicólogos de la Gestalt
Su máxima afirmaba que “el todo es más que la suma de sus partes”.
Es decir, nuestra mente percibe la realidad a través de los sentidos y
da lugar a una percepción nueva mediante nuestra interpretación.

9 Shannon y Weaver
Hicieron grandes contribuciones al campo de la teoría de la
comunicación y la información. Desarrollaron un célebre modelo
matemático que recoge los principales elementos del proceso
comunicativo.
10 Chomsky
Su principal aportación al campo de la psicología cognitiva se hizo a
través de la lingüística. Su propuesta de la gramática transformacional
contrasta con la gramática basada en las asociaciones entre estímulos
de los conductistas.

¿Qué nos puede aportar


la psicología cognitiva?
Sus principales
aplicaciones
La psicología cognitiva nos ha aportado teorías aplicables en gran
parte de los ámbitos de nuestra vida.

Investigación básica
Este enfoque resulta una gran ayuda al investigar procesos
psicológicos básicos como la motivación o la percepción.
Posteriormente, los datos obtenidos se integran en programas para
mejorar nuestra calidad de vida y otros servicios beneficiosos para
nosotros.

Psicopatología
Según este enfoque, nuestros pensamientos y emociones repercuten
considerablemente en nuestra salud mental. Por ejemplo, interpretar
negativamente cada comentario que nos hacen sobre nuestro aspecto,
podría conducirnos a un trastorno de la alimentación.

Terapia cognitiva
Aplica la psicología cognitiva. Por ejemplo, intenta que nuestros
pensamientos sean más positivos o reducir las distorsiones cognitivas,
que se producen cuando deformamos mentalmente la realidad.

Psicología del desarrollo


A través del estudio de temas como la teoría de la mente, que explica
cómo inferimos lo que se les pasa por la cabeza a los demás, nos
acercamos a entender mejor las relaciones interpersonales y nuestro
progreso a medida que crecemos.

Psicología social
La psicología cognitiva nos ayuda a entender cómo nuestros
prejuicios (a pesar de lo dañinos que pueden ser en ocasiones) nos
posibilitan reducir la cantidad de datos que tenemos que procesar, ya
que damos por hecho información y no la analizamos.

Educación
Todos los procesos psicológicos básicos son elementales a la hora de
hablar sobre formación. La psicología cognitiva nos ha hecho
aportaciones como la teoría del aprendizaje social de Bandura, que
contrasta con las mecánicas explicaciones de los conductistas.
Entender cómo asimilamos los conocimientos o cómo percibimos los
estímulos externos es prescindible para proporcionar una educación a
la sociedad.

Inteligencia artificial
Conocer cómo funciona la mente humana es la clave para desarrollar
la tecnología del futuro. Se están haciendo descubrimientos
asombrosos en este campo. A menudo nos sorprenden en los
informativos con robots que pueden realizar un sinfín de actividades
humanas.
El avance de la inteligencia artificial requiere que sus profesionales
trabajen con una gran responsabilidad, pero también nos reportará
avances tecnológicos capaces de mejorar significativamente nuestras
vidas.

Vida cotidiana
Sus aportaciones nos permiten controlar mejor nuestros procesos
mentales e inferir las causas del comportamiento de los demás.
Podemos utilizar varias de sus aportaciones para simplificar nuestro día
a día.
Por ejemplo, tras saber que retenemos aproximadamente siete
elementos en nuestra memoria de trabajo (Miller) y que podemos
memorizar más agrupándolos, podremos tener este dato en cuenta
para trazar estrategias de estudio más eficaces.
Psicología cognitiva:
Características
A pesar de que dentro de la psicología cognitiva convivan teorías
heterogéneas, podemos observar sus principales rasgos distintivos.
Descubre las principales características de la psicología cognitiva:

1. La psicología cognitiva enfatiza


en los procesos cognitivos
La conducta no puede explicarse sin hacer referencia a
los procesos cognitivos. Estos procedimientos abarcan un sinfín de
tareas que realizamos en nuestro día a día. Por ejemplo, memorizar los
cumpleaños de nuestros familiares o percibir las típicas ilusiones
ópticas que se hacen virales.
2. Su campo de estudio es muy
complejo
La psicología cognitiva es compleja, pues no es sencillo contemplar los
procesos mentales a simple vista. De hecho, este campo de estudio ha
sido rechazado durante años por su complejidad. Hoy en día la
neurociencia nos permiten acercarnos de una forma más científica a
estas intrincadas cuestiones.
Gracias a técnicas de neuroimagen como la fMRI (resonancia
magnética funcional) podemos observar cómo nuestro cerebro realiza
determinadas tareas como decidir si preferimos tomar un café o un
batido de chocolate.
Actualmente también existen potentes test neuropsicológicos,
como los que ofrece CogniFit que siempre recomiendo.
Este programa te permite realizar valoraciones cognitivas online, y te
ofrece un informe de resultados totalmente detallado. Los
profesionales de la psicología cognitiva han encontrado en estas
herramientas científicas su gran aliado.
3. Las fuentes de la psicología
cognitiva son dispersas y variadas
Psicólogos de las emociones, del procesamiento de la información, de
la Gestalt, de la psicología social cognitiva o de la personalidad bucean
en el laberinto de los procesos mentales con objetivos diferentes. Las
conexiones que resultan de sus diferentes teorías y descubrimientos
son realmente enriquecedoras para la psicología.

4. La psicología cognitiva enfatiza


que la capacidad de procesamiento
es limitada
Nuestra capacidad de prestar atención a la información y procesarla es
afectada por varios factores. Requiere mucho esfuerzo y nos obliga a
seleccionar los datos más relevantes en cada momento. Por ejemplo,
si vamos al supermercado, no podemos ver todas las cajas de cereales
a la vez. Entonces, nos fijaremos en las que estén justo enfrente de
nuestros ojos y/o en las más impactantes visualmente.

5. Los procesos mentales se


organizan de forma jerárquica
Nos enfrentamos a una cantidad desmesurada de estímulos; la
televisión está encendida, suena el teléfono, los vecinos gritan, sale
humo de la cocina, tenemos ganas de ir al baño, nos pica el brazo, etc.
Tenemos que dar prioridad a algunas cosas para ser eficientes y
sobrevivir lo mejor posible.
Nuestro cerebro organiza y controla todas las actividades que hacemos
conscientemente y muchas más a la vez. De hecho, realizamos
actividades de forma automática (caminar) y otras de forma
controlada (añadir un evento en la agenda). Hay tareas que podemos
llevar a cabo de forma paralela (detectar diferentes elementos en la
calle) y otras en serie (hacer varios pasos de un problema de
matemáticas). Esto solo puede lograrse jerárquicamente.

6. La psicología cognitiva afirma


que las personas entienden la
realidad de formas diferentes
Todos llevamos a cabo acciones complejas mediante nuestros
procesos mentales. Es decir, todos memorizamos datos, hacemos
esquemas para organizar la información, tenemos expectativas sobre
lo que deseamos en futuro y un sinnúmero de actividades que ocurren
en nuestro cerebro para que nos adaptemos al medio.
Sin embargo, no somos entes mecánicos. El ambiente y otras personas
nos afectan, pero somos seres activos y autoconscientes. Tomamos
nuestras propias decisiones, defendemos nuestra ideología y llegamos
a conclusiones diferentes manteniendo nuestros propios argumentos.
Realizamos complejos juicios y comparaciones que se reflejan en la
gran variabilidad interindividual.
Por ejemplo, un vehemente seguidor de un equipo de fútbol tenderá a
fijarse más en cualquier hecho relacionado con su equipo,
especialmente si es positivo. Actuamos en función de la información
que nos resulta accesible, nuestras metas, sentimientos, prejuicios y
un largo etcétera de contenidos que pasan por nuestra mente.

La psicología cognitiva a día de hoy


Actualmente la psicología cognitiva sigue siendo una
importantísima parte de la psicología, tanto en investigación
como en intervención y terapia. A su progreso han ayudado los
descubrimientos en el ámbito de neurociencias y la mejora de las
tecnologías que permiten escanear el cerebro para obtener imágenes
sobre sus patrones de activación, como por ejemplo la fMRI, que
aporta datos extras acerca de lo que pasa en la cabeza de los seres
humanos y permite "triangular" la información obtenida en los
estudios.

Sin embargo, cabe destacar que ni el paradigma cognitivista ni, por


extensión, la psicología cognitiva están libres de críticas. Las
investigaciones realizadas en el seno de la psicología cognitiva
reposan sobre varios supuestos que no tienen por qué ser ciertos,
como por ejemplo la idea de que los procesos mentales son algo
distinto a la conducta y que lo primero causa lo segundo. Por algo es
que, aún a día de hoy, existe el conductismo (o un descendiente
directo de este, más bien, y no solo no ha sido totalmente asimilado
por la escuela cognitiva, sino que además la critica duramente.