Está en la página 1de 6

Universidad de Córdoba

Epistemología de la tecnología

Ética-Tecnología (Clonación Humana)

Julio Villalba Anaya

Lic. En Informática y Medios


Audiovisuales.

Oscar Madera Bolaño

04/03/2020

Montería-Córdoba
INTRODUCCIÓN.

Desde hace unos décadas el hombre ha aumentado sus capacidades tecnológicas


y sus conocimientos científicos, permitiéndole comunicarse con cualquier parte del
mundo en solo segundo, curar enfermedades que hace años era imposible y
permitiéndole extender la esperanza de vida de las personas.
Las habilidades no se han detenido aun, un ejemplo de esto es el rápido desarrollo
de la genética, una ciencia que estudia: los genes, la herencia y la variabilidad
genética.
En el presente ensayo hablaré acerca de la relación Ética-Tecnología mediante la
clonación humana partiendo de los respectivos conceptos y la relación establecida
por estos.
El objetivo de la investigación de la clonación humana nunca ha sido el de clonar
personas o crear bebés de reserva.
La investigación tiene como objetivo obtener células madre para +curar
enfermedades. Claro que se han publicado los resultados de la investigación
sobre clonación de animales y humana para obtener células madre y, al igual que
el resto delos descubrimientos científicos, estas publicaciones están disponibles a
nivel mundial. Y era inevitable que un día este conocimiento fuera mal utilizado.
Ahora, varias personas en el mundo propagaron su idea de clonar un bebé.
Según John Kilner, presidente del Centre for Bioethics and Human Dignity enlos
Estados Unidos, "La mayoría de las investigaciones publicadas demuestra que la
muerte o la mutilación del clon son resultados muy probables en la clonación de
mamíferos."
La manera de ser clonados. Los científicos obtendrían su ADN de una célula
epidérmica y lo colocarían en el óvulo de una mujer cuyo ADN fue extraído. Una
chispa de electricidad dividiría el óvulo y, después de algunos días, obtendríamos
un embrión igual al otro.
Se ha hablado mucho en prensa sobre la clonación humana. En la realidad, la
mayoría de los científicos no está interesada en producir clones humanos. Lo que
los científicos pretenden hacer es producir células humanas clonadas que puedan
utilizarse para curar algunas enfermedades. Así es cómo podría funcionar:
imagine que padece de una enfermedad que le está destruyendo partes de su
cerebro lentamente. Los tratamientos actuales apenas reducen los síntomas
mientras que la enfermedad continúa provocando lesiones en su cerebro. La
clonación le ofrece una esperanza de cura. Los científicos producirían un embrión
clonado utilizando el ADN de sus células epidérmicas. A continuación, retirarían
las células madre de este embrión, transformándolas en células cerebrales y por
último las trasplantarían a su cerebro. La clonación es un modo diferente de
utilizar células madre para curar determinadas enfermedades. Algunas personas
prefieren esta forma de obtener células madre. Al final, un embrión clonado es una
copia genética de alguien que ya está vivo y que dio su consentimiento. Es obvio
que todos tenemos el derecho a decidir qué hacer con nuestro propio ADN ¿no?
Al contrario, un embrión en el congelador de una clínica de fertilización fue creado
a partir de la mezcla única del esperma y el óvulo y ésta es una unión que sólo
acontecerá una vez, produciendo un conjunto totalmente único de genes que
tienen el potencial de convertirse en un individuo único.
PRESENTACION DEL DIRECTOR GENERAL DE LA UNESCO.

Un año después de la clonación de una oveja adulta por un equipo de


investigadores del Roslin Institute (Escocia), prosigue el debate sobre el carácter
ético de la aplicación de esa técnica en el ser humano.

Etapa decisiva en la esfera de las ciencias de la vida, este hecho, al mismo tiempo
que abre el camino a nuevas perspectivas, plantea numerosos interrogantes sobre
la posibilidad de extensión de esa tecnología al ser humano. Un ser humano
definiría a su gusto los caracteres genéticos de otro ser humano.

Lo que es moralmente impugnable es precisamente esta interferencia en la


naturaleza del otro. Fiel a su misión ética, la UNESCO, a semejanza de otras
organizaciones regionales e internacionales, participa en la reflexión. Al aprobar, el
11 de noviembre de 1997, la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y
los Derechos Humanos, sus 186 Estados Miembros han proscrito la clonación con
fines de reproducción de seres humanos, considerada como una práctica contraria
a la dignidad humana.
La clonación, que se propone intencionalmente la reproducción de un ser idéntico,
pone directamente en tela de juicio la singularidad de cada ser humano. De la
unicidad del individuo se desprende que cada vida humana tiene un valor
intrínseco propio, más allá de las características genéticas o las condiciones
sociales, culturales u otras. Esta noción constituye la base misma del principio de
dignidad humana que, según los términos de la Declaración Universal de
Derechos Humanos, es "inherente a todos los miembros de la familia humana". Lo
que debe prevalecer sobre toda otra consideración es el respeto de la dignidad,
los derechos y las libertades del individuo, fundamento de la ética. Ninguna
motivación podría justificar que se seleccione el ser humano por nacer en función
de objetivos previos. Más allá de los conocimientos y las capacidades
tecnológicas, corresponde a la ética trazar el límite entre lo posible y lo aceptable.
Ni la ciencia, ni la tecnología pueden hacerlo.
Conclusión

La clonación es el proceso por el que se consiguen, de forma asexual, copias idénticas de un


organismo, célula o molécula ya desarrollado.

Esta fue realizada por primera vez por los biólogos americanos Robert Briggs y Thomas King que
clonaron por primera vez una rana en 1952.

La clonación ha tomado dos vertientes una por el lado reproductivo y otra por el lado terapéutico,
de modo que la primera está prohibida por la UNESCO.

La prohibición de la clonación reproductiva se realizó el 11 de noviembre de1997, en una


conferencia realizada por este motivo, a causa del entonces recién éxito de la clonación de un
mamífero.

Con lo anteriormente expuesto podríamos también ver la clara relación que está establecida entre
la ética y la tecnología, debido que la UNESCO prohibió dicha clonación partiendo de que era muy
inmoral poder crear una persona al gusto de cualquier persona, ya que no residía dignidad
humana en esta práctica; además de que con esto se perdería la singularidad de cada ser humano.
BIBLIOGRAFÍA
https://es.wikipedia.org/wiki/Clonaci%C3%B3n

https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000135928_spa