Está en la página 1de 15

Lección 24

PREPARACIÓN PARA LA ENTREGA DE LOS DIEZ MANDAMIENTOS.


Bosquejo de la lección:
Repase la lección 23, usando la hoja de repaso al final de la lección 24.
Realice el diálogo que encuentra al final de la lección.
Nota: La parte de la tía Martha debe ser leída por un adulto.
A. Introducción.
¿Qué son los Diez Mandamientos?1
Nota # 1: No tome mucho tiempo de la presentación para discutir estas preguntas. Se
plantean solamente para hacer pensar a los estudiantes. Puesto que las respuestas
probablemente serán opuestas a la lección, usted no quiere hacerlos sentir apenados.
Pero, si un estudiante da una respuesta incorrecta, no le muestre inmediatamente su
error. Deje que la Palabra haga su obra en los corazones a medida que enseña la
lección.
¿Son un conjunto de reglas para vivir?
¿Una persona puede guardar los Diez Mandamientos?
Vamos a ver qué dice Dios sobre Sus Diez Mandamientos.
Pero, primero que todo, vamos a ver como preparó a Su pueblo, Israel, para recibir estas
Leyes.
B. Dios trajo a Israel al monte Sinaí.
Tema: Dios es más grande y más importante que todos; Él es la
autoridad suprema.
LEA Éxodo 19: 1 – 2
Los israelitas no decidieron cuando viajarían ni donde irían – Dios decidió por ellos.
- Él quería que ellos lo aceptaran como gobernante, protector y el que suplía
todas las cosas que necesitaban.
Tema: Dios es fiel; siempre hace lo que dice; nunca cambia.
LEA Éxodo 19: 3 – 4
EN EL MAPA 1, SEÑALE EL AREA DE LA PENINSULA DE SINAÍ Y LA
POSIBLE UBICACIÓN DEL MONTE SINAÍ.
- Nota:

329
Muchos eruditos creen que la montaña llamada Jebel Musa es el monte
Sinaí mencionado en la Biblia, porque se ajusta a la descripción en Éxodo.
No ha sido posible una identificación exacta pero sabemos que esta es el
área mencionada en la Biblia.
El monte Sinaí (también llamado monte Horeb) fue el lugar donde Moisés vio la zarza
ardiente.
En ese momento, el Señor le había prometido a Moisés que lo traería, a él y a los
israelitas, de regreso a esta montaña.
LEA Éxodo 3: 12
Dios es digno de confianza.
- Él protegió a Moisés, rescató a Israel de la esclavitud y los trajo al monte
Sinaí tal como había prometido.
- Humanamente hablando, cada una de estas cosas eran imposibles.
- Pero todas las cosas son posibles para Dios.
C. La promesa del Señor a Israel.
Tema: Dios se comunica con el hombre.
LEA Éxodo 19: 5 – 6
El Señor le dio a Moisés Su mensaje para Israel.
Dios planeaba hacer un acuerdo con Israel.
Tema: El hombre puede acercarse a Dios solamente de acuerdo con
la voluntad y el plan de Dios.
Este es el acuerdo: 2
Nota # 2: Esta es la segunda vez que la aceptación de Dios está ligada a la obediencia.
La primera fue cuando Adán estaba en el huerto. La segunda es esta promesa de Dios
de bendecir a Israel sobre la base de la obediencia a la Ley. Si ellos obedecían y
cumplían su parte del pacto (obediencia perfecta), entonces serían un tesoro especial
para Dios y serían separados para Su servicio como un reino de sacerdotes
(Deuteronomio 26: 16 – 19, 28: 1 – 68)
Necesitamos enfatizar que la Ley promete bendición sobre la base de la obediencia
pero maldición para los que se apartan, de corazón o de hecho, de cualquiera de Sus
santas exigencias (Gálatas 3: 10). No mezcle Ley y Gracia. La Ley exige pero no ayuda

330
a hacer lo que exige. El propósito de este énfasis es traer lentamente a sus estudiantes
al punto donde vean la imposibilidad absoluta de ser aceptados o bendecidos por Dios
sobre la base de la obediencia a la Ley.
- El Señor prometió bendecir a los israelitas si lo obedecían perfectamente.
- Si hacían todo lo que Él les decía, entonces los aceptaría y les daría todas las
cosas buenas que necesitaban.
D. La promesa de Israel al Señor.
Tema: El hombre es pecador. Necesita a Dios y es incapaz de
salvarse a sí mismo.
LEA Éxodo 19: 7 – 8
Israel prometió obedecer al Señor en todo.
- Habían olvidado cómo dudaron de Dios en el Mar Rojo cuando los ejércitos
egipcios estaban detrás de ellos.
- Habían olvidado cómo se quejaron cuando no tenían comida ni agua.
- Estaban seguros de sí mismos.
- Pensaban que podían obedecer a Dios suficientemente bien para que les diera
todo lo que necesitaban.
- Todavía no se habían dado cuenta de que sus corazones estaban llenos de
pecado y que no podían agradar a Dios mediante sus propios esfuerzos.
El pueblo de Israel no se daba cuenta que, bajo este acuerdo, Dios ya no podía
bendecirlos o darles las cosas buenas que necesitaban.
- El acuerdo era que; si obedecían a Dios perfectamente, entonces Él los
aceptaría y los bendeciría, pero si desobedecían, Dios los maldeciría y los
castigaría.
Ilustración sugerida:
LA LEY

Exige

Obediencia PERFECTA

331
- El Señor sabía que en muy poco tiempo la nación de Israel le iba a
desobedecer y, bajo el acuerdo de la Ley, Él tendría que castigarlos por sus
pecados.
¿Por qué entonces el Señor hizo un acuerdo con los israelitas cuando sabía que no eran
capaces de cumplir su parte del trato?
El Señor lo hizo porque quería probarles que eran pecadores e incapaces de
agradarle.
Dios quería enseñarles que no podían convertirse en Sus amigos y ganar Su aceptación
y favores por sus propios esfuerzos.
- Ilustración:
Un hombre estaba cruzando un río a nado, pero se cansó y quedó atrapado
por la corriente rápida. Un grupo de personas lo observaban desde la
ribera del río. Ninguno de ellos era capaz de ayudar al hombre que se iba a
ahogar, excepto un hombre fuerte que era un excelente nadador.
Las personas de la ribera le insistían con urgencia a este hombre que
ayudara al que se estaba ahogando en el río. Pero no fue. Se quedó mirando
mientras el hombre luchaba en el agua y se debilitaba cada vez más.
Finalmente, cuando éste se cansó tanto que dejó de luchar, el fuerte
nadador se lanzó al agua y lo rescató.
Cuando la gente criticó al hombre por esperar tanto antes de ayudar al que
se estaba ahogando, él respondió: “Este hombre nunca me habría permitido
ayudarle mientras tuviera algo de fuerza. Solamente pude ayudarle cuando
dejó de intentar ayudarse por sí mismo”.
Dios le dio la Ley a Israel para mostrarles que eran incapaces de agradar a Dios y
hacerse aceptables delante de Él.
Cuando se rindieran y confiaran en Él, entonces Él estaría dispuesto a salvarlos del
castigo eterno.
Esta es la manera en que Dios trata con todas las personas. Dios rescatará solamente a
aquellos que se ponen de acuerdo con Él en que son pecadores bajo el control de
Satanás, el pecado y la muerte.
Esto es lo que Dios quiere que aprendamos sobre nosotros mismos también.

332
- Somos pecadores incapaces.
- No podemos rescatarnos a nosotros mismos del pecado, Satanás o la muerte.
E. La preparación de la presencia del Señor en el monte.
Tema: Dios es santo y justo. Exige la muerte como pago por el
pecado.
LEA Éxodo 19: 9 – 11
El Señor planeaba exhibir Su gran gloria, poder y santidad delante de Israel para que
ellos se dieran cuenta que Él es un Dios santo que odia el pecado y no aceptará a los que
desobedecen Su Palabra.
LEA Éxodo 19: 12 – 13
Dios les dijo que establecieran un límite alrededor del monte.
- Tenían que asegurarse de no acercarse o tocar el monte.
- Si algún israelita, o algún animal, tocaba la montaña cuando Dios
descendiera sobre ella, tendría que morir.
El castigo por todo pecado es la muerte.
- Esto es porque Dios es absolutamente santo y el hombre es pecador.
- Dios no aceptará a nadie ni nada que no sea perfecto.
- Él aleja de sí mismo a todos los pecadores.
- Ellos no pueden acercarse a Dios.
- Recuerde:
Adán y Eva fueron separados de Dios por causa de su pecado. Como
pecaron, Dios los expulsó del huerto, lejos de Su presencia.
F. Dios le habló a Israel desde el monte Sinaí.
Tema: Dios es todopoderoso.
Tema: Dios es santo y justos. Exige la muerte como pago por el
pecado.
Ilustración sugerida:
Noten los montones de piedras sirviendo de límite en la base
de la montaña. Fueron colocados allí para advertirle al pueblo
que no debían subir al monte donde estaba Dios. Él les dijo que
si pasaban el límite, morirían.
LÁMINA CRONOLÓGICA No 32,

333
‘EL MONTE SANTO DE DIOS”
LEA Éxodo 19: 16 – 20
¡No es asombroso que el pueblo tuviera miedo cuando Dios le habló!
Los relámpagos, el fuego, la nube espesa y el temblor de tierra, eran para mostrarles a
los israelitas que Dios es todopoderoso y un Dios de ira que odia y castiga todo pecado.
- Recuerde:
Dios ya le había mostrado al mundo Su gran poder, odio y castigo por el
pecado. Destruyó el mundo entero en la época de Noé. También hizo llover
fuego y azufre sobre las ciudades perversas de Sodoma y Gomorra. Y envió
muchas plagas terribles sobre los egipcios y ahogó sus ejércitos en el mar.
- Dios odia y castiga todo pecado.
G. Dios habló y le dio sus mandamientos a Israel
Tema: Dios se comunica con el hombre.
Después que Moisés bajó del monte Sinaí, Dios les habló a los israelitas desde la
montaña.
LEA Éxodo 20: 1- 2
- Considere:
El monte todavía temblaba y humeaba. El destello de los relámpagos, el
retumbar de los truenos y los toques de las trompetas atravesaban el aire.
¡No es extraño que la gente temblara de miedo y se mantuviera lejos del
monte! Entonces, el Señor les habló y les dio Sus mandamientos.
Tema: Dios es santo y justo. Exige la muerte como pago por el
pecado.
El castigo por la desobediencia de uno solo de estos mandamientos es la separación
eterna de Dios en el lago de fuego, que Dios preparó para Satanás y los ángeles que lo
siguieron en su rebelión contra el Señor.
LEA Santiago 2: 10 3
Nota # 3: Este pasaje de Santiago es muy adecuado para esta lección. Pero no entre en
detalles en los versículos del contexto, porque estará adelantándose al orden
cronológico y confundirá los temas que está tratando de enseñar.

334
Tema: El hombre es pecador. Necesita a Dios y es incapaz de
salvarse a sí mismo.
¿Por qué dio Dios Sus mandamientos?
Dios sabía que los israelitas no podrían obedecer Sus mandamientos perfectamente todo
el tiempo.
- Pero quería que se dieran cuenta que no podían obedecer a la perfección y
que Él nunca podría aceptarlos a través de sus propios esfuerzos.
- Pero Dios no dio Su Ley sólo para probar que los israelitas eran pecadores e
incapaces de agradarlo.
- Él dio Su Ley para que todas las personas supieran que son muy pecadoras y
que es imposible que alguien se haga aceptable a sí mismo delante de Dios
por las cosas que hace.
- Dios también dio Su Ley para que todas las personas confiaran solamente en
Su misericordia para salvarlos de Su castigo por el pecado.
- Compare:
Los mandamientos de Dios son como un espejo.
No podemos ver nuestra cara sucia hasta que nos miramos en un espejo y
no podemos ver nuestro corazón pecaminoso hasta que la Ley nos lo
muestra.
La Ley de Dios es como una máquina de rayos X.
Nos muestra cómo somos por dentro, es decir, como Dios nos ve.
Pero ¿Qué pasa si no podemos obedecer todos los mandamientos de Dios?
¿Nos aceptará Dios si hacemos todo lo que podemos y obedecemos tanto como nos sea
posible?
- Considere:
A menudo escuchamos que si hacemos suficientes buenas obras ellas harán
“contrapeso” a las cosas malas que hayamos hecho.
Ilustración sugerida:

Buenas
Obras Pecados

FALSO
335
Pero la Biblia nos dice que, aunque una persona pudiera hacer muchas
buenas obras, e incluso si obedeciera los mandamientos de Dios la mayor
parte del tiempo, pero fallara en obedecer solamente una vez, esa persona
todavía habría quebrantado la Ley completa y sería culpable de pecado.
Ilustración sugerida:

VERDADERO

Un
Muchas Pecado
Buenas
Obras

LEA otra vez Santiago 2: 10


Dios castiga a los pecadores aunque desobedezcan solamente uno de Sus
mandamientos, una sola vez.
- ¿Cuantas veces desobedecieron a Dios Adán y Eva antes de ser separados de
Él y expulsados del huerto?
- Adán y Eva pecaron solamente una vez y recibieron el castigo de la muerte.
- Compare:
¿Una cadena es todavía segura si se rompe uno de sus eslabones?
¿Se acercarían a un perro bravo que estuviera atado con una cadena a la
que se le hubiera roto un eslabón?
Pero si yo les dijera: “¿Por qué tienen miedo? La cadena tiene nueve
eslabones fuertes. Solamente uno está roto” ¿Estarían dispuestos a
acercarse a ese perro bravo si supieran que nueve de los eslabones son
fuertes y solamente uno está roto? ¡No, por supuesto que no! La cadena es
fuerte solamente si todos los eslabones están buenos. Si un eslabón está
roto, ¡entonces toda la cadena es débil e inútil!

336
Es igual con las Leyes de Dios. Si rompemos siquiera una, es como si las
hubiéramos roto todas. Dios dice que si desobedecemos sólo una de Sus
Leyes, hemos pecado y seremos castigados.
Dios quiere que todas las personas se den cuenta que nunca pueden ser suficientemente
buenas para agradarlo y escapar así de Su castigo.
EN EL AFICHE “DIOS Y HOMBRE”, AGREGUE “BUENAS OBRAS” Y “TRATAR
DE GUARDAR LOS DIEZ MANDAMIENTOS”

Hombre
Apariencia
externa
Buenas
obras
Tratar de guardar
los Diez Mandamientos

Es imposible que alguien guarde los mandamientos de Dios perfectamente porque todos
nacimos pecadores, separados de Dios.
LEA Romanos 3: 10 – 12
LEA Romanos 3: 19 – 20
Dios dio la Ley para mostrarnos que somos muy pecadores.
- Explique:
A medida que leemos los mandamientos de Dios, Él quiere que cada uno de
nosotros admita que hemos hecho cosas que Él odia, que somos incapaces
de obedecer Sus mandamientos a la perfección y que no podemos salvarnos
a nosotros mismos.
H. Conclusión.
¿Qué piensan ahora de los Diez Mandamientos?
Dios quería que Israel, y nosotros, supiera que somos pecadores.
En nuestra próxima lección estudiaremos cada uno de los Diez Mandamientos.
PREGUNTAS:
1. ¿Qué le prometió Dios a Moisés cuando éste vio la zarza ardiente en el monte
Sinaí? Le prometió que lo llevaría de nuevo a la misma montaña sin peligro.

337
2. ¿Hizo Dios lo que prometió? Sí, Dios siempre hace lo que dice.
3. ¿Para qué planeó Dios darles Sus mandamientos a Israel? Para probarles que
eran pecadores e incapaces de agradarlo o ser aceptados por Él por medio de
sus propios esfuerzos.
4. ¿Cuál fue la actitud de Israel? Habían olvidado las muchas veces que dudaron
de Él y pecaron contra Él. Eran orgullosos y seguros de sí mismos.
5. ¿Por qué le dijo Dios a Moisés que pusiera un límite alrededor del monte? Para
enfatizar que los pecadores no pueden acercarse a un Dios santo. Dios odia el
pecado.
6. ¿Por qué el pueblo estaba tan asustado? Porque el monte temblaba
violentamente, y había fuego, humo y relámpagos.
7. ¿Qué les mostraba todo esto a los israelitas? Que Dios es todopoderoso, puro y
santo, y Él odia y castiga el pecado.
8. ¿Quién fue el mensajero de Dios para Israel? Moisés.
9. ¿Cómo escuchamos las palabras de Dios hoy? En la Biblia.
10. Hoy en día ¿ha cambiado Dios Su actitud hacia el pecado? ¡No!
11. ¿Cuál es el castigo de Dios por desobedecer así sea uno de sus mandamientos?
La separación eterna de Dios y el castigo en el lago de fuego que Él preparó
para Satanás y sus ángeles.
12. ¿Dios pensaba que los israelitas podrían obedecer Sus Diez Mandamientos? No,
Dios sabía que nadie podría obedecerlos perfectamente.
13. ¿Por qué es imposible para cualquier persona obedecer perfectamente las Leyes
de Dios? Todos nacimos pecadores, separados de Dios; así que no somos
capaces de agradar a Dios.
14. ¿Nos aceptará Dios si simplemente hacemos todo lo posible y obedecemos
tantos mandamientos como podamos? No.

338
Repaso lechón 23

DIOS rescató a Israel en el Mar Rojo

DIOS Proveyó COMIDA y Agua en el Desierto


1. El Señor guió a los israelitas con una ____________ durante el día y con una

Completa las oraciones usando el BANCO DE PALABRAS. Encierra en un círculo la respuesta correcta
para las preguntas de Sí o No.

Dios salvarse a sí mismos se quejaron bondadoso nube creó todopoderoso Canaán


columna de fuego Dios Libertador

__________ __________ __________ en la noche.


2. Dios estaba guiando a los israelitas de regreso a la tierra de ____________, la
tierra que les había prometido a Abraham, Isaac y Jacob.
3. Dios protegió a Israel porque Él es ____________. Siempre guarda sus
promesas. Había prometido enviar un ____________ para todo el mundo a
través de Israel.
4. Cuando los israelitas vieron los ejércitos de Faraón tras ellos, culparon a Moisés.
Ellos no podían __________ ________ _______ __________ de los egipcios.
Ellos deberían haber clamado a __________.
5. Dios pudo abrir el Mar Rojo porque Él lo ________ y porque Él es __________.
6. ¿Alguien puede hacer un camino para salvarse a sí mismo del castigo de Dios
por el pecado? SÍ NO
7. Cuando a los israelitas se les acabó la comida y el agua se ____________ en
lugar de pedir a ____________ que les ayudara.
8. ¿Merecía Israel que Dios les diera comida y agua? SÍ NO

¿PUEDES ENCONTRAR LA COMIDA QUE DIOS LES DIO A LOS ISRAELITAS?


Organiza estas letras para encontrar la respuesta. Verifícala en Éxodo 16:36

A M N A ____________

339
Preparación para la entrega de los Diez Mandamientos

Lectores: Tía Martha, Oscar, Andrea


Oscar: ¿Qué estás haciendo, Andrea?
Andrea: Estoy memorizando. No me interrumpas.
Oscar: ¿Qué estás memorizando?
Andrea: Oscar, ¡no me interrumpas! Estoy memorizando los Diez Mandamientos.
Oscar: Bueno, ¡no tienes que molestarte tan fácilmente por eso!
Andrea: ¡No me molesto! Sólo estoy escribiéndolos para poder recordarlos –y me
estás interrumpiendo.
Oscar: Estás usando la resma nueva que nuestra mamá nos dijo que no
usáramos. ¡Voy a contarle a mamá!
Andrea: ¡Ay, Oscar! ¡No lo hagas! No le digas eso –sólo dile que acabo de
conseguir unas hojas iguales a las de ella en la miscelánea.
Oscar: Andrea, ¡esa es una mentira!
Andrea: En realidad no. Tal vez voy a conseguir unas en algún momento. Ahora
¡deja de molestarme!
Tía Martha: Hola niños.
Oscar: Hola, Tía Martha.
Andrea: Oh, no te vi venir. Hola.
Tía Martha: ¿Qué estás escribiendo, Andrea?
Andrea: ¡Algo muy bueno! Estoy escribiendo los Diez Mandamientos. Así puedo
memorizarlos. ¡Nunca quiero romper ninguno de los Mandamientos de
Dios!
Tía Martha: ¿De verdad? Que pena decirte esto, pero nadie, sólo Dios mismo es
capaz de cumplir completamente Sus mandamientos.
Andrea: ¿Qué quieres decir? Yo siempre guardo los Diez Mandamientos, creo.
Oscar: Yo también. Un momento. ¿Qué dijiste, Tía Martha?
Tía Martha: Dije que nadie, aparte de Dios, es capaz de guardar perfectamente Sus
Mandamientos. Él nos dio Sus mandamientos para que nosotros
pudiéramos ver como somos de pecadores.

340
Andrea: Pero es por eso que yo estoy memorizándolos. Quiero conocerlos para no
quebrantarlos nunca.
Tía Martha: Eso es exactamente lo que los israelitas sintieron acerca de los
mandamientos de Dios –estuvieron seguros de que podían guardarlos y
no quebrantarlos.
Oscar: ¿Pudieron hacerlo?
Tía Martha: No, la ley exige obediencia perfecta. Nadie obedece a Dios
perfectamente todo el tiempo. Todos nacemos pecadores, y pecamos.
Andrea: Pero, tía Martha, ¡yo nunca he matado a nadie!
Oscar: Yo tampoco.
Tía Martha: ¿Alguna vez han desobedecido a sus padres?
Oscar: ¡Eso no es justo! Claro que sí.
Andrea: ¡Yo obedezco!
Oscar: ¡Andrea! ¡Eso no es cierto! Acabas de usar una de las hojas de la resma
que nuestra mamá nos dijo que no usáramos y, siempre estás quejándote
por lo que mamá te manda a hacer.
Andrea: Pero son apenas cositas pequeñas.
Tía Martha: La Ley de Dios exige obediencia perfecta. ¿Qué tal la mentira –alguna
vez has dicho una mentira?
Andrea: ¡Claro que no!
Oscar: ¡Andrea, esa es una mentira! ¡Acabas de decirme que le diga una mentira
a mamá!

Andrea: Esa fue apenas una mentira pequeñita.


Tía Martha: Andrea, la Palabra de Dios dice que por un pecado pequeñito eres
culpable de haber roto todos los mandamientos de Dios.

341
LA LEY
Exige
Obediencia PERFECTA

342
BUENAS PECADOS
OBRAS

FALSO

VERDADERO
UN
PECADO
MUCHAS
BUENAS
OBRAS

343