Está en la página 1de 2

con 2 a la vez ¡

- Para tí, pequeña monja de mis


pesadillas!
- Para élla, barandilla
ensangrentada.
- Para ti, de cabellos camuflados
y sin cofia, que descaro!
- Para élla de remilgos
calculados.
- Para tí , maniatada con rosarios
a la verja de la entrada!
- Para élla, en mármolados
balnearios, con su impermeable
misal en mano!
- Para tí, y la bondad del colorete,
que es Dios pero no en este
reino.
- Para ella, que insersada
mojigata dosifica su onanismo
matutino hasta la extinción de la
velada!