Está en la página 1de 2

¿El voto es un derecho o una obligación?

Como bien es mencionado en La Constitución Política de los Estados Unidos


Mexicanos es su artículo 35 estableciendo que cada uno de los ciudadanos mayores
de 18 años tienen derecho a votar en las elecciones populares y ser votado para
todos los cargos de elección popular por lo que es el primer domingo de julio cuando
se llevan a cabo las elecciones. A partir de una de las ultimas reformas el derecho
a votar se a considerado un derecho humano, en virtud de que la Organización de
las Naciones Unidas ha declarado el derecho a votar en como un derecho humano,
y a la cual México empezó a considerar de dicho modo.

Es un tema del cual se debe tener en cuenta, pues en los últimos años muchas
personas lo han dejado de votar cuestión que sin duda alguna es grave para nuestro
país, pues votar sirve para involucrar a la ciudadanía en el destino de nuestro país,
pues es una de las formas de sentirnos parte del proceso de decisión. Votar es una
de las oportunidades más claras que tenemos para cumplir con nuestros deberes
ciudadanos, pues es una manera de demostrar recíprocamente con los derechos
que gozamos.

Sin embargo, sin salirnos del punto principal de considerar el voto como un derecho
o una obligación, tenemos que tener en cuenta que son dos cosas muy diferentes,
pues ambas cumplen con diferentes funciones que no se contradicen. El derecho
como tal hace referencia buscando que el voto se relacione con el individuo y su
libertad para poder decidir en las elecciones democráticas y por otro lado, la
obligación es una medida que busca aumentar el número de participantes en las
elecciones.

En México el voto es considerado mayor mente como un derecho y no una


obligación pues, votar en las elecciones es un derecho que ejerce y un deber que
cumplir de modo responsable. En México es muy complicado que el régimen
electoral pueda considerar el voto como una obligación sin embargo nada es
posible, pero viendo la situación en cómo la gente piensa y se expresa dejan que el
voto sea un derecho para aquellas personas que quieran ejercer dicho derecho.
¿Cuáles son las causas del abstencionismo y ausentismo, y como consideras
se pueden abatir?

En la mayoría de los regímenes democráticos, el abstencionismo es un fenómeno


electoral van dirigidos en el sentido de que se da mayor importancia a los resultados
de los candidatos partidistas, pero cuantitativamente significativo. Esta conducta
ciudadana, la cual consiste en no votar, es frecuentemente descalificada, criticada
e incluso objeto de medidas correctivas. A pesar de la imposición gradual del voto
universal, de la libre participación de los ciudadanos y de la transparencia de los
procesos electorales, es posible afirmar que el avance de los sistemas democráticos
no es proporcional al grado de participación el día de los comicios.

El abstencionismo electoral se calcula a partir de la diferencia entre el número de


electores inscritos en la lista nominal y el número efectivo de votantes. El fenómeno
del abstencionismo electoral se manifiesta, de manera directa, a través de la acción
de no emitir el voto, pero suelen antecederlo acciones proselitistas públicas en favor
de la abstención. El abstencionismo es hasta cierto punto natural en la mayoría de
los ciudadanos en las democracias tiene pocas motivaciones para asistir a las
urnas, incluso cuando el costo de hacerlo es menor. Por un lado, a la gran mayoría
de los ciudadanos no les interesa la política como prioridad; otras actividades e
intereses ocupan su atención antes que la política.

En México existe un gran abstencionismo, principalmente en la expresión que


comúnmente está ligada a una voluntad de rechazo del sistema político, de la
convocatoria electoral o de no identificación con ninguno de los líderes o los
programas políticos en competencia. El abstencionismo daña a la democracia, por lo
que considera necesario adoptar medidas para su disminución, sin contar el costo
financiero que ésta práctica representa para el Estado mexicano.