Está en la página 1de 311

EL REINO: UNA

IEJEADC

VERDAD PARA ESTOS


TIEMPOS
INTRODUCCION
¿Qué es El Reino en el mundo?
¿Qué es un reino? Un reino es un estado de gobierno
compuesto por:
• Un rey y señor: un soberano
• Un territorio: un dominio
• Una constitución: un pacto real
• Una ciudadanía: una comunidad de súbditos
• Una ley: principios aceptables
• Privilegios y beneficios
• Un código de ética: un estilo de vida y de
conducta aceptable
• Un ejército: seguridad
• Una mancomunidad: seguridad económica
• Una cultura social: protocolo y procedimiento
Este es un concepto general de lo que es un reino.
Todos presentan estas características comunes
aunque también cada uno tiene su naturaleza
específica.
El Reino de Dios es similar a otros pero a la vez es
único. No hay nada que se pueda comparar a Él. Una
de sus características, que nos ayudará a orientarnos
en nuestra vida en el Reino, es que en su esencia es
sobrenatural.

El concepto del Reino, restaurado en la iglesia, nos da


un nivel de orientación pleno porque nos permite ver
el cuadro completo. El verdadero contexto en que se
desarrolla toda la historia sagrada trata acerca de un
Rey, de su Reino y de una familia real. Es difícil
orientar nuestra vida con exactitud y pensar con
precisión cuando solo vemos u oímos parte del
asunto.
Si alguien contempla solo una parte de un cuadro y
no el cuadro completo puede llegar a conclusiones
equivocadas. Si es un paisaje campestre donde hay
varios elementos representados: árboles, caballos, un
río, etc., pero solo logramos ver uno de ellos; por
ejemplo, el río, podríamos pensar que el cuadro
trata solo de esta realidad. Sin embargo, el tema
general es más amplio.
De la misma forma, la iglesia, sin la revelación del
Reino no puede ver el cuadro completo. A través de
los años, el Señor ha añadido luz a su pueblo y
nuestra capacidad de ver el panorama general a
aumentado; no obstante, la percepción de la iglesia
en cuanto al evangelio ha sido parcial, correcta pero
incompleta. Pero a través de la revelación del Reino
no solo veremos una parte sino el cuadro completo:
su Reino. No solo nuestro nivel de orientación será
pleno sino que nuestro potencial para desarrollar una
vida espiritual poderosa con un estilo de vida superior
aumentará.
Una de las razones que limita el acceso a la vida
abundante del Reino es una mentalidad que no
acopla sino que choca con la naturaleza y la
estructura del mundo de Dios. En el libro Honra y
recompensa, su autor John Bevere comenta: “Somos
personas que tratamos de entender principios del
reino de Dios con una mentalidad democrática.”
Más adelante nos dice: “El reino de Dios no es una
democracia, por tanto, si nos relacionamos con Dios
con una mentalidad democrática no nos
conectaremos con él.”
En estas palabras hay una gran sabiduría. Nos cuesta
conectarnos al Rey y a su ámbito y funcionar con
poder por tener una mentalidad inapropiada, ya sea
en el aspecto que este escritor enfatiza o en cualquier
otro. Pero Dios restaurará el concepto de Reino. Y
será básico para una mentalidad que nos capacite
para fluir con Dios y como nunca antes cooperar con
sus propósitos, correr a través de la experiencia
sobrenatural y caminar en un nivel de madurez que
ha estado reservado para la generación que
impactará este mundo con el evangelio del Reino
antes que Cristo regrese.
escogió el concepto de un reino para comunicarnos su
propósito, voluntad y plan para la humanidad y para
la tierra; el mensaje de la Biblia es principalmente
acerca de un reino, si usted no entiende lo que es un
reino es imposible que entienda la Biblia y su
mensaje.”
*LUCAS 4:43+ “Pero él les dijo: —Es necesario que
también a otras ciudades anuncie el evangelio del
reino de Dios, porque para esto he sido enviado.”
Jesucristo fue enviado a predicar El Reino de Dios.
El Reino ES SU mensaje.
¿Pero que no vino EL a predicar Salvación a todos los
hombres?
¡SI! Pero una salvación que está integrada y en
armonía al Reino de Dios. El Reino es el mensaje y
cuando recibimos el Reino la salvación es nuestra. Es
muy común predicar “una Salvación” en la cual
solamente crees algo acerca de Jesús. Si tú dices estas
palabras después de mi entonces tú eres “salvo”.
Nada se te demanda excepto creer que Jesús murió
por tus pecados y resucitó de la muerte. Algo hace a
éste evangelio más difícil que solamente reconocer y
confesar que Jesús es Señor, nosotros llamamos a
éste Evangelio de Salvación.
Sin embargo, no hay lugar donde no seamos enviados
a predicar un “evangelio de salvación”. Este término
es usado solamente una vez en Efesios 1:13;
¿Entonces esto está mal? ¡Claro que no!, pero este
evangelio es solamente una pequeñita parte del
“Evangelio del Reino”. Esta es sólo una parte, pero NO
es todo el evangelio. No podemos reducir “El
Evangelio del Reino” bajo el perdón de pecados. Más
bien, tenemos que desarrollar al creyente quien ha
sido perdonado de sus pecados, hasta que él sea
capaz de rendir su vida bajo la autoridad de Dios y
vivir por las leyes de El Reino.
*LUCAS 16:16+ “La ley y los Profetas llegan hasta Juan.
Desde entonces es anunciado el reino de Dios y todos
se esfuerzan por entrar en él.” No podemos predicar
que tenemos que forzar nuestro camino a la
salvación, o que tenemos que mostrar los frutos de la
salvación antes de ser salvos. No podemos sustituir La
salvación por El Reino. Si ponemos los requisitos del
Reino por delante de los no salvos, y les decimos que
ellos podrían “ser salvos” si ellos practican haríamos
el evangelismo muy difícil.
*LUCAS 12:32+ “No temáis, manada pequeña, porque
a vuestro Padre le ha placido daros el Reino. [33]
Vended lo que poseéis y dad limosna; haceos bolsas
que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se
agote, donde ladrón no llega ni polilla destruye, [34]
porque donde está vuestro tesoro, allí estará también
vuestro corazón.”
Se nos presenta otro problema cuando predicamos El
Reino, y es el
¿Cómo incorporar la iglesia en El Reino?
La manera moderna es declarar que la iglesia es El
Reino. En otras palabras tenemos que encoger El
Reino hasta que quepa dentro del tamaño de la
iglesia. Los Testigos de Jehová han encogido El Reino
dentro de una secta. Sin embargo, descubrimos que El
Reino es universal y que cubre cada cosa en los cielos
y cada cosa debajo de los cielos.
*DANIEL 7:27+ “y que el reino, el dominio y la
majestad de los reinos debajo de todo el cielo sean
dados al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino
es reino eterno, y todos los dominios lo servirán y
obedecerán”.
La iglesia NO es El Reino. No podemos decir que cada
uno de nosotros estamos esforzando nuestro camino
para entrar en la iglesia. Ni tampoco podemos decir:
“Arrepiéntete porque la iglesia está cercana”. La
iglesia es un cuerpo formado por creyentes que
deben estar empujando y esforzándose por entrar en
El Reino. El Reino es el fin y la meta de la conversión,
y no una membresía de una iglesia.
Muchos son convertidos para la iglesia, pero NO para
El Reino. Convertidos para la iglesia significa que nació
para vivir la vida y lograr las metas de la iglesia.
Convertidos para El Reino significa que nació para
vivir la vida y lograr las metas de “El Reino”.
Tú puedes estar moviéndote de iglesia en iglesia, pero
No puedes estar moviéndote de Reino en Reino. Hay
una iglesia en cada lugar de la ciudad, pero hay un
solo Reino. Puede haber una iglesia de gente de color,
una iglesia de gente blanca, una iglesia de gente
Latina, pero no puede haber un Reino de gente de
color o algún Reino étnico. Jesús escribió a las siete
iglesias un propio mensaje. Pero ÉL no escribió a siete
Reinos diferentes.
El Reino no es algo en el cual tú caíste por accidente.
Es algo que está siendo presionado con toda
perseverancia y mucha tribulación. El Reino no es algo
que tú aceptaste por fe. Es algo que tiene que ser
experimentado por fe, donde cada ciudadano del
Reino, le sirve y obedece a EL.
Otro simple descubrimiento que cambia nuestra
visión es que El Reino es identificado por ciertas
cualidades manifestadas en nuestras vidas.
*2 PEDRO 1:8+ “Si tenéis estas cosas y abundan en
vosotros, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en
cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.
[9] Pero el que no tiene estas cosas es muy corto de
vista; está ciego, habiendo olvidado la purificación de
sus antiguos pecados. [10] Por lo cual, hermanos,
tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y
elección, porque haciendo estas cosas, jamás caeréis.
[11] De esta manera os será otorgada amplia y
generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor
y Salvador Jesucristo.”
2 PEDRO capítulo 1 en lista 8 cualidades requeridas
para entrar en El Reino. Por supuesto que estas 8
cualidades no están completas, porque podemos
encontrar muchas más.
*HECHOS 14:22+ “confirmando los ánimos de los
discípulos, exhortándolos a que permanecieran en la
fe y diciéndoles: «Es necesario que a través de
muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios».”
Cada cualidad que se agrega sucesivamente a nuestra
experiencia, debe ser probada por tribulación y
sufrimiento para ver que tan firme y estable está.
*MATEO 13:51+ “Jesús les preguntó: — ¿Habéis
entendido todas estas cosas? Ellos respondieron: —Sí,
Señor. El les dijo: —Por eso todo escriba docto en el
reino de los cielos es semejante a un padre de familia
que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.”

Podemos ser estudiantes del Reino y aprender todo


acerca del Reino. Podemos desarrollar doctrinas del
Reino y conocer todos los requisitos del Reino pero
nunca entrar en El Reino.
Este es el discípulo del Reino, aquel que practica la
vida de El Reino y viene a ser Padre de Familia. El
puede traer de su TESORO cosas nuevas y viejas. El no
solamente enseña acerca del Reino, sino que
demuestra El Reino con su vida.

Un escriba fue un “profesional” que copiaba


documentos. Su función fue que reproducía fielmente
manuscritos ya escritos con anterioridad. No le era
permitido agregar nada de su propio pensamiento,
agregar opiniones o palabras suaves para explicar
claramente algún pasaje. Su función fue como un
Copiador y no como un creador de pensamientos. No
obstante, en el día de Jesús, está claro que no previno
al escriba de tener muchas opiniones.
Sin embargo, una vez, EL vino a un discípulo de El
Reino, ÉL vino como Padre de familia con
entendimiento de autoridad y unción de revelación.
Entonces él pudo traer de su PROPIO tesoro cosas
NUEVAS y viejas. Que transformación de un copiador
a un creador de pensamientos y siendo capaz de
poner las escrituras juntas y predicar cosas nuevas y
viejas. Un estudiante del Reino es graduado en su
conocimiento. Un discípulo del Reino es graduado en
su obediencia. Un estudiante aprende, mientras que
un discípulo lo practica.
LECCION I
EL REINO DE DIOS (PERSPECTIVA)
La iglesia generalmente se ha acercado al Reino de
Dios desde el punto de vista de la iglesia, más que
acercarse al reino desde el punto de vista del Reino.
Consecuentemente, el Reino ha sido restringido por
la iglesia. La iglesia no es la ventana por la cual
nosotros vemos y evaluamos al Reino. El reino es la
ventana por la cual vemos y evaluamos a la iglesia. La
iglesia definitivamente tiene una apariencia diferente
cuando es vista a través del Reino.
Si nosotros nos formamos una opinión de Dios
sólo mirando a la iglesia, lo más seguro es que
obtengamos un distorsionado entendimiento de Dios.
Si nosotros nos formamos una opinión de la Iglesia
sólo mirando a Dios, nosotros podemos desarrollar un
punto de vista del Reino. La iglesia sería mucho más
pequeña a nuestros ojos y todos sus defectos serían
visibles. La perfección de Dios revela la inmadurez de
la iglesia.
Si predicamos de la iglesia, en poco seremos
impresionados. Si predicamos acerca del Reino de
Dios, el pecador tiene que rechazarlo o arrepentirse.
Un claro entendimiento del Reino pondrá a la iglesia
en perspectiva, mientras que un claro entendimiento
de la iglesia dice muy poco acerca del Reino.
LECCION II
COMO EVALUAMOS A LA IGLESIA
Hemos causado muchos problemas por evaluar a la
iglesia de acuerdo a nuestros estándares, de lo que
pensamos que la iglesia debería de ser. Eso es porque
tenemos tantas variaciones de estándares de un
grupo a otro. Si cada grupo toma los estándares del
Reino como su medida para su grupo, todos los
grupos serían juzgados de igual manera. Entonces así
habría una misma medida para todos. Por supuesto
que es así como Dios está juzgando a la iglesia.
Ciertamente que no es en la manera ambigua que la
iglesia se está evaluando a sí misma el día de hoy.
Algunos grupos han, de tiempo en tiempo, ido de
regreso a la iglesia del primer siglo, y han moldeado a
su iglesia después de que es llamada iglesia
apostólica. Algunos estructuran la iglesia después de
ajustar los 5 ministerios de Efesios 4:11. Alguno ve
una estructura eclesiástica debajo de un obispo como
lo normal. Alguno ve a uno de los mayores
presbíteros como un normal liderazgo. Otros
entienden que la congregación de los creyentes
mantiene la autoridad combinada, sometiéndose
unos a otros. Otros se aferran a la doctrina de que el
pastor es la más alta y única autoridad.
De toda esta diversidad, algunos están esperando
la unidad. Es obvio que hay pequeñas bases para la
unidad en todo esto. Es obvio también que el Reino
de Dios es la única base dada en las escrituras para la
unidad. Si cada diverso grupo se sometiera
enteramente al Reino de Dios, ahí es seguro que
habría esa unidad que buscan. Cada grupo ha
adoptado ciertas ideas acerca de la salvación,
bautismo en agua, el Espíritu Santo, santificación,
tribulación y hasta en la venida del Señor. Algunos
permanecen cuestionando “si” el Señor va a venir, o si
EL ya vino. Solamente Dios puede enderezar todo
esto y el Reino es el único fundamento.
Si enviamos gente afuera a manifestar el Reino de
Dios y a demostrar la vida del Reino, y si ellos hacen
eso, ellos deben de ser exitosos. Si nosotros vivimos y
predicamos el Reino de Dios, de seguro recibiremos
un “bien hecho, buen y fiel siervo”.
Sin embargo, si establecemos diez iglesias y todas
ellas están llenas de gente, pero solamente son como
un club social con miembros centrados en sí mismos,
debemos de entender que muy poco ha sido
consumado. Por ejemplo, en la estructura de la iglesia
hoy en día, sólo el 15% de las personas están
activamente involucrados en alguna obra productiva.
El otro 85% son solamente ocupantes de los bancos
de la iglesia, o pueden estar sirviendo en algún
irrelevante comité con el fin de tener sus nombres en
algo que aparenta que están activos.
Tenemos otra situación con las personas quienes
estuvieron persiguiendo un puesto, cuando ellos
decidieron ser pastores. No hay llamado. No hay
dones. No hay habilidades. No hay carga por las
almas. Siguen yendo a una clase de escuela donde le
enseñan cómo ser un pastor. Ellos son ordenados por
un hombre y enviados hacia un sistema ya
establecido, y ya han comenzado a fluir dentro del
programa.
Hace cerca de diez o quince años esto vino a ser
muy popular para el pastor de una mega iglesia. Estas
son las que tienen entre 2,000 y 10,000 en asistencia
cada semana. Nos es muy insólito tener iglesias que
puedan sentar cerca de 10,000 el día de hoy. Algunas
iglesias están doblando su asistencia cada cinco años.
Aunque pensemos que las cifras son impresionantes,
tenemos que preguntarnos a nosotros mismos ¿qué
es lo que está siendo edificado exactamente?
Podemos realmente comparar todo esto con la iglesia
primitiva, la cual no tenía edificios y se reunían en
grupos de hogar de probablemente menos de 25
personas.
las iglesias de hogares solían mantener lleno un
estadio con sus reuniones. La mayoría del tiempo las
reuniones no pudieron celebrarse en público, por eso
el equipar a los santos fue hecho en grupos muy
pequeños. Hoy en día si tú no puedes garantizar una
gran muchedumbre y el arreglo con ellos de unos
pocos miles de dólares, el Apóstol o Profeta no viene.
Su propósito, probablemente, sea el promover su
propio ministerio y presentar su doctrina favorita.
Si la raíz está equivocada, el fruto lo estará
también. ¿Entonces cuál será la solución para éste
incambiable sistema? Dios debe de reemplazarlo con
un sistema 100% diseñado por EL mismo. Uno que sea
diseñado para la iglesia del siglo 20. La población está
creciendo, y la iglesia como la conocemos ni siquiera
lo está haciendo igual. Los Musulmanes e Hindúes
están haciendo un trabajo mucho mejor que el de la
iglesia.
Sin embargo la línea de base es el Reino de Dios y la
persona de Jesucristo. Si esa no es la parte central de
toda nuestra obra, todos nosotros lo que estamos
haciendo es un gran aspaviento de algo tan pequeño.
Yo estoy convencido de que cuando nuestro trabajo
sea juzgado por el Señor, será juzgado al mirar a
través del Reino.
LECCION III
LAS CARACTERISTICA DEL REINO DE DIOS
El Reino de Dios es Universal y Absoluto. Este puede
solamente ser identificado por carácter, obediencia,
fidelidad, integridad y santidad. Solamente aquellos
que caminan en el camino del Reino y que viven de
acuerdo a las leyes del cielo son identificados como
Gente del Reino. Si el Espíritu Santo está
continuamente guiándonos hacia toda verdad y
santificando nuestras vidas hacia una salvación
eterna, nosotros efectivamente estamos avanzando
hacia el Reino de Dios.
Si la meta de cada iglesia fuera realmente establecer
el Reino, ese asunto de identificación ni siquiera
debería ser pensado. Si el Reino fuese predicado y las
personas fueran animadas a caminar hacia él, en
donde la gente se reuniera sería irrelevante. Nosotros
hablamos acerca de “UNA IGLESIA PORQUE HAY UN
CUERPO”. Sin embargo, nosotros promovemos un
cuerpo fragmentado, dividido por cosas irrelevantes
que nada pueden tener o hacer en el Reino de Dios.
Nos preguntamos ¿Por qué Dios no bendice nuestros
esfuerzos? Esto es exactamente porque Dios nunca
nos ordenó que predicáramos “La Iglesia” sino que
predicáramos “El Reino”. Si estamos predicando
“CÉSPED”, entonces no estamos predicando “El
Reino”.
La iglesia es local y relativa, en cambio el reino es
Universal y Absoluto. El Reino es fijo e invariable y la
iglesia debe de juzgarse a sí misma en relación al
Reino inquebrantable.
Cuando la iglesia se juzga a sí misma, por sí
misma entonces puede predicar doctrinas privadas,
conceptos denominacionales, edificar grandes y
pequeños edificios, estructuras de la iglesia,
ministerios y mucho más. Esas cosas se convierten
entonces en la mayor marca de identificación de ese
particular grupo. Algunos quieren ser conocidos como
“Iglesias Apostólicas”. Algunos quieren ser conocidos
como “Iglesias Proféticas”. Otros como “Iglesias de
Prosperidad”. Los testigos de Jehová son conocidos
como Iglesia del “SALÓN” del Reino.
Cuán diferente podría llegar a ser si todos
predicásemos el Reino. Entonces las marcas de
identificación que todos mostraríamos, sería El Reino.
Eso debería mostrar una imagen totalmente diferente
al mundo. Si el fundamento de cada iglesia fuera el
Reino de Dios y el Señor Jesucristo, entonces cada
iglesia podría cooperar en el evangelismo con una
meta: buscar almas y prepararlas para el Reino
“Una Iglesia” no sólo sería una doctrina, sino sería la
vida. La vida del Reino.
Quizás ese concepto sea muy idealista hoy por las
serias fragmentaciones y diversas metas de las
iglesias. Esta es la razón por la cual el Reino debe de
ser predicado como lo Absoluto de Dios, para lo cual
todas las iglesias deberían estar siendo urgentemente
dirigidas hacia Él, si realmente estamos cumpliendo la
Gran Comisión. Solamente por “Predicar el Reino” sin
un ministerio para hacer crecer a los creyentes en la
vida del Reino y sus demandas, no será efectivo.
Debe estar bien claro que el Reino es la más
grande necesidad de la humanidad y la iglesia
universal.
El Reino debe de ser experimentado antes de ser
entendido. El Reino predicado como otro cliché
Cristiano no tiene poder o entendimiento. La carne o
predicación natural nunca pueden revelar el Reino. El
Reino es una cuestión del Espíritu Santo, y está antes
que todo, revelando su Gobierno Universal en el
interior de los creyentes. El Espíritu Santo dará la
revelación del Rey Eterno quien es la manifestación
del Reino en forma visible. Jesucristo fue el Reino de
Dios en medio de nosotros, y para tener una
revelación de ÉL debemos tener una revelación del
Reino. ÉL vivió la vida del Reino.
HECHOS 28:23 “Habiéndole fijado un día, en gran
número vinieron a él a donde se alojaba. Desde la
mañana hasta el atardecer, les exponía y les daba
testimonio del reino de Dios, persuadiéndoles acerca
de Jesús, partiendo de la Ley de Moisés y de los
Profetas.”
HECHOS 28:30 “Pablo permaneció dos años
enteros en una casa que alquilaba. A todos los que
venían a él, les recibía allí, [31] predicando el reino de
Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, con
toda libertad y sin impedimento.”
El Rey Eterno y el Reino es un mismo mensaje.
Cuando dividimos el mensaje, dividimos el poder de la
palabra. Predicar a Jesús como Salvador descuidando
SU Gobierno Eterno, del cual ÉL es Rey, es mucho más
serio de lo que pensamos. Su “salvación” debe de
movernos de este mundo gobernado de forma
corrupta hacia el justo y santo Gobierno del Reino. La
salvación en simbolismo debe de sacarnos de Egipto a
Canaán, y no solamente hasta los límites, sino hasta la
ciudad de Dios, Jerusalén.
ISAIAS 9:6 “Porque un niño nos es nacido, un hijo
nos es dado, y el dominio estará sobre su hombro. Se
llamará su nombre: Admirable, Consejero, Dios
Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. [7] Lo dilatado
de su dominio y la paz no tendrán fin sobre el trono
de David y sobre su reino, para afirmarlo y
fortalecerlo con derecho y con justicia, desde ahora y
para siempre. El celo de Jehová de los Ejércitos hará
esto.”
DANIEL 7:27 “Y la realeza, el dominio y la grandeza de
los reinos debajo de todo el cielo serán dados al
pueblo de los santos del Altísimo. Su reino será un
reino eterno, y todos los dominios le servirán y le
obedecerán.”
Cuando examinamos los requisitos, descubrimos
que sólo aquellos que calificaron pueden participar. Si
vamos todos a gobernar y reinar como es
comúnmente pensado, ¿Quiénes serán sobre los que
vamos a gobernar y reinar?
La “iglesia verdadera” hoy permanece entre la
experiencia de nacer de nuevo y la del Reino de Dios.
La inmensa mayoría está más cercana de la
experiencia del nuevo nacimiento que del Reino. La
gran mayoría ni siquiera saben que hay un reino, ni en
donde está establecido, cómo trabaja o quién
participa. Por esta razón, la iglesia debe ser
evangelizada con el Evangelio del Reino, ya que ésta
solamente fue evangelizada con un evangelio
sumergido de salvación. Sin el gobierno
experimentado del Reino de Dios como el punto
central, la iglesia ha hecho todo, pero todo
irrelevante. Esto es comprobado como irrelevante
debido a todos los programas e ideas de los hombres
que han ignorado el mensaje central del Reino de
Dios.
Ser transformado del alcoholismo al asiento de
una iglesia es bueno, pero ser trasformado del asiento
de una iglesia a la vida del Reino, es la meta.

LECCION IV
PROPOSITOS DEL REINO
Para entender El reino de Dios, es necesario ver El
Reino más bien desde el punto de vista de la
eternidad, en lugar del punto de vista de lo terrenal, a
través del tiempo y el espacio. Este acercamiento del
punto de vista del tiempo y espacio, es el que ha
llevado hacia el error interpretando El Reino de
manera que se relaciona con nosotros
personalmente o con la iglesia corporativamente.
Algunos han interpretado El Reino como principios
para hacer dinero.
DAN 7:14 “Y le fue dado Dominio, Gloria y Reino, para
que todos los pueblos, naciones y (hombres de todas)
lenguas le sirvieran; su Dominio es dominio eterno, el
cual nunca pasará, y su Reino es uno el cual no será
destruido”. DAN 7:27 “y que el reino, y el dominio y la
majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea
dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo Reino
(será) es eterno, y todos los dominios le servirán y
obedecerán.”
El Reino de los Cielos siempre ha existido, existe
ahora y existirá. Es un Reino eterno, que nunca pasará
ni nunca será destruido. Los santos del Altísimo no
CREAN el Reino, ellos RECIBEN el reino que siempre
ha existido. Desde el principio, el Reino es
permanente y absoluto, el hombre NO puede
modificar esto. Él sólo se puede conformar a esto.
Cuando buscamos en las escrituras algo, tratamos
de interpretar el Reino desde un punto de vista
microscópico. Por ejemplo, podemos ver las
parábolas y los principios del Reino en Mateo 5, 6 y 7.
Entonces hacemos estudios de palabras, estudios de
respaldo, interpretamos escrituras con escrituras y las
comparamos con referencias de concordancias y
llegamos a una conclusión microscópica de lo que el
Reino es. El problema es que permanecemos sin ver el
reino desde el punto de vista de Dios. Nosotros lo
vemos desde la perspectiva terrenal y desde el punto
de vista de un investigador. Es por esa razón que
obtenemos una interpretación errónea.
Cuando Dios ve Su Reino, ÉL lo ve desde el punto
de vista de la eternidad y como una visión
panorámica de su gobierno Eterno, funcionando
perfectamente dentro de SU propósito eterno. Dios
mira SU creación y Su Reino desde SU trono. Si
fuéramos levantados y sentados juntamente con
Cristo, podríamos ver su creación y SU Reino así tal y
como ÉL lo ve. Si vemos el Reino desde la Iglesia,
estamos viendo el reino desde el lado equivocado del
telescopio. Tenemos que ver a la iglesia desde el
Reino. Esto se ve totalmente diferente. Entonces
nuestra perspectiva de visión es de tremenda
importancia en la interpretación del propósito de
Dios.
Por ejemplo, el hombre generalmente ha
interpretado el propósito de Dios, como algo que ve
por su propia necesidad de redención. El hombre
comienza con la caída en Génesis 3 y entonces él
busca la redención, la gracia y el perdón de Dios,
como una respuesta de Dios para la caída del hombre.
El Calvario entonces llega a ser como una medida de
emergencia para corregir el error de la humanidad y
para proveer salvación para el hombre. Desde un
punto de vista centrado en el hombre, pensamos que
Dios ha usado la “redención” para salvar al hombre
del infierno. Desde el punto de vista terrenal del
hombre “los pecados” son todo el problema. Cuando
los pecados son perdonados a través de la fe en la
sangre de Jesús, la meta ha sido alcanzable porque el
hombre ha sido redimido.
Si sólo pudiéramos ver desde el trono de Dios,
veríamos que el propósito de Dios fue establecido
desde antes de la fundación del mundo y sin
embargo, necesita ser completado por la redención
del hombre. Para hacer esto, el hombre tiene que
estar bajo el Gobierno de Dios; el hombre
ciertamente necesita redención antes de que pueda
cumplir con el propósito por el cual fue creado, pero
la salvación por sí sola no cumple el propósito eterno
de Dios. Desde el punto de vista panorámico, que es
desde el trono, esto es claramente evidente. La
redención es simplemente la puerta de entrada que
nos guía al propósito eterno de Dios. Hasta que el
hombre cumpla con el propósito para el cual fue
creado, su “redención” es incompleta.
Ahora, si pudiéramos ver el Reino como parte del
propósito eterno de Dios desde el punto de vista
panorámico del Trono de Dios, el Reino toma una
dimensión totalmente diferente. Ahora podríamos ver
que la redención NO nos pone automáticamente
dentro del Reino, pero desde el punto de vista de la
redención podemos al final, ver el Reino.
JUAN 3:3 “Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de
cierto te digo, el que no naciere de nuevo, no puede
ver el reino de Dios”. Sin embargo, VER el Reino no es
la misma cosa que ENTRAR en el Reino. JUAN 3:5
Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el
que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar
en el reino de Dios. Si el hombre solamente ve el
Reino desde el punto de vista terrenal, él va a discutir
que no hay diferencia entre VER y ENTRAR, porque
eso es exactamente la misma cosa. Pero solamente de
la elevación de lo alto del Pisga en el monte Nebo,
estuvo claro para Moisés que VER y ENTRAR son
absolutamente diferentes.
DEUTERONOMIO 34:4 “Y le dijo Jehová: éste es
la tierra de que juré a Abraham, a Isaac y a Jacob,
diciendo: a tu descendencia la daré. Te he permitido
verla con tus ojos, pero no pasarás allá”. Nuestra
perspectiva de visión es muy importante.
Si tratamos de entender el Reino de Dios por
estudiar primeramente lo detalles del Reino,
perderemos la perspectiva adecuada. Mientras que
los detalles sean importantes, estaremos más cerca
para obtener una vista completa. Si primero vemos el
Reino desde un punto de vista panorámico, tenemos
una dimensión dentro de la cual podamos encajar los
detalles.
Si nosotros vemos el Reino desde el punto de
vista del trono de Dios, podríamos ver que Jesús no
solamente es el “Salvador”, ÉL es EL SEÑOR y REY
SOBERANO. ÉL es el gobernante de toda la creación
de Dios. Él es quien está formando a la iglesia hasta
cumplir con el propósito eterno de Dios.
LECCION V
DIOS HA ACERCADO SU REINO
Después de miles de años de espera, lo que Dios
había prometido y anunciado a través de muchos
profetas se había hecho realidad. El Salvador del
mundo, el Mesías de Dios, estaba entre nosotros.
¿Cuáles serían las primeras palabras que saldrían de la
boca del Rey de los cielos? ¿Qué mensaje traería a
aquellos por los cuales renunció a su gloria, se hizo
semejante a los hombres y luego murió para
salvarlos? Sin dudas, las primeras palabras de Jesús
en su ministerio son de gran importancia y están
llenas de significado.
Las primeras palabras registradas en las Escrituras al
comenzar Jesús su ministerio fueron: “Arrepentíos,
porque el Reino de los cielos se ha acercado”, (Mateo
3:2). ¿Cuál era la tremenda noticia por la cual los
hombres necesitaban cambiar su forma de pensar?
Que el Reino de los cielos se había acercado. La buena
noticia que Él proclamó a los hombres no solo tenía
que ver con salvación. La salvación es esencial, es una
verdad fundamental del mensaje y la obra de Cristo,
pero su evangelio, su mensaje, tenía que ver con un
Reino, un Reino que había estado lejos y ahora estaba
cerca.
¿Qué significaba que el Reino estaba cerca? ¿Por qué
era una noticia tan poderosa y valiosa para los seres
humanos?...Porque el hombre tendría la oportunidad
de tener acceso a un mundo que había estado
cerrado, inalcanzable, llamado el Reino de Dios;
donde existe la posibilidad de satisfacer los justos
anhelos del corazón humano, donde podemos
participar de una vida que supera todo lo natural,
donde todo es posible: un Reino sobrenatural.
“Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino
en poder”, (1Co 4:20).
Jesús, hablando de Juan, dijo algo sumamente
interesante acerca del nivel de vida sobrenatural que
ahora estaba disponible para todo el que se
arrepintiera. Esto constituye una impresionante
declaración de lo que significa tener parte en el Reino
de Dios: “De cierto, de cierto os digo: Entre los que
nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que
Juan el Bautista; pero el más pequeño en el Reino de
los cielos, mayor es que él”, (Mateo 11:11).
El más pequeño en el Reino es mayor que Juan,
¡asombroso! En otras palabras, lo que pueden tener
los que entren al Reino, ni Juan, el más grande de
todos los nacidos de mujer, lo tuvo. Hay más
revelación en este versículo de lo que la mayoría de
los cristianos han podido captar. Una puerta que
había estado cerrada desde que Adán y Eva pecaron y
que impedía que los hombres tuvieran acceso al
Reino glorioso de Dios, se abría nuevamente. Este era
el significado de su mensaje.
Bill Johnson dice en su libro Cuando el cielo invade la
Tierra: “El creyente ha sido trasladado del reino de las
tinieblas al Reino de Dios. Él tiene derecho como
ciudadano de ese mundo a la vida y el poder que hay
en el Reino. Por tanto, lo sobrenatural, que es la
naturaleza del Reino debería ser natural en la vida de
un hijo de Dios, es su herencia.
La vida cristiana normal significa milagros,
intervención divina, revelación; significa paz, gozo,
amor. En el ADN espiritual de cada cristiano hay un
apetito por lo imposible. No estamos satisfechos
solamente en creer lo correcto. Anhelamos vivir
experiencias sobrenaturales con Dios.”
Lo sobrenatural, los milagros, las sanidades, la
liberación de demonios, la palabra profética y otras
manifestaciones escasean, aun en círculos
pentecostales, tradicionalmente conocidos por la fe
en el poder de Dios y la práctica de lo sobrenatural.
Hoy en día cuesta ver alguna manifestación del
Espíritu, ni siquiera las más comunes.
No podemos ser testigos del Rey ni de su Reino sin
poder, porque su Reino es poder. La vida cristiana en
su esencia es sobrenatural, el ministerio de la iglesia
fue diseñado por Dios para que fuera desarrollado
en la potencia del Espíritu Santo.
“Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para
anunciaros el testimonio de Dios, no fui con
excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me
propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a
Jesucristo, y a éste crucificado. Y estuve entre
vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; y
ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras
persuasivas de humana sabiduría, sino con
demostración del Espíritu y de poder, para que
vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los
hombres, sino en el poder de Dios.” (1Co2.1-5)
Cuando fallamos en demostrar lo sobrenatural de su
Reino se producen consecuencias temporales y
eternas:
1) La predicación del evangelio pierde impacto:
Predicar solamente con palabras no basta, el
testimonio del creyente debe estar respaldado por el
Espíritu con señales y prodigios, ese es el diseño de
Dios. En la Palabra se establece claramente cuál es la
estrategia o el método divino para propagar el
mensaje de su Reino.
“Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes,
ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las
señales que la seguían. Amén”. (Mr. 16:20)
“Testificando Dios juntamente con ellos, con señales y
prodigios y diversos milagros y repartimientos del
Espíritu Santo según su voluntad.” (Hechos 2:4)
“Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en
palabras solamente, sino también en poder, en el
Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien
sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de
vosotros.” (1Tes 1:5)

2) La iglesia no es edificada: Parte vital de lo que


necesita la iglesia para crecer es la experiencia con el
Espíritu Santo, con las operaciones sobrenaturales
que Él produce. Hoy se pretende que las personas
crezcan solas, con el conocimiento teórico. Es común
encontrar cristianos preparados teológicamente pero
que no están entrenados para profetizar ni recibir
revelación de Dios, ni entrar en su presencia, ni orar
por los enfermos, no echan fuera demonios y les falta
el adiestramiento que viene por practicar lo
sobrenatural. “De oídas te había oído; mas ahora mis
ojos te ven.” (Job 42:5)

3) Forma sin poder: Uno de los efectos más nocivos


que causa la falta de vida sobrenatural en la iglesia es
la religión. El estilo de vida religioso es forma sin
poder, así eran los fariseos. Cuando Jesús visitó este
mundo tenían apariencia de santos, pero no lo eran;
alardeaban de su capacidad, pero eran impotentes
para ayudar al ser humano.
Hoy en día la falta de realidad espiritual nos está
volviendo cada vez más religiosos. El vacío que queda
cuando el poder no está, instintivamente, nos hace
tratar de buscar sustitutos.
Este fenómeno lo vemos desde los orígenes de la
humanidad cuando Adán y Eva pecaron. El Espíritu de
Dios los dejó, la conexión con la vida sobrenatural
quedó rota. Lo primero que hicieron fue tratar de
tapar su desnudez, intentando recuperar el estado
que habían perdido, usando sus propias fuerzas. Ese
el mismo patrón que repite el religioso de todas las
épocas. Hoy no son hojas de higueras, pero seguimos
inventando formas nuevas para lograr por nosotros
mismos lo que solo Dios nos puede dar. Las
consecuencias de esto son dramáticas:
Primero: Vivimos sin sustancia, aparentamos estar
llenos de vida y poder, pero en realidad estamos
tremendamente necesitados.
Segundo: Nos engañamos a nosotros mismos. Uno de
los efectos más peligroso de la religión es que nos da
la sensación de que todo está bien y produce en
nosotros un sentido de satisfacción falso, de justicia
propia.
Tercero: Decepcionamos a la gente que viene
buscando a un Dios que tenga poder para cambiar las
circunstancias de sus vidas. Ellos quieren ver una
demostración de este poder, pero vuelven tristes
porque no estamos en condiciones de mostrar su
gloria. La palabra de Dios dice que en los últimos días
habrá hombres que tendrán apariencia de piedad,
pero negarán su eficacia.

4) Aumenta el peligro de ser engañados: Jesús le


dijo a lo saduceos: “Erráis, ignorando las Escrituras y
el poder de Dios”, (Mateo 22:29).En otras palabras,
están errados, no solamente porque ignoran las
Escrituras, sino también porque desconocen el poder
de Dios.
En cualquier comentario acerca del tema de cómo
protegernos del engaño que he podido leer, las
recomendaciones son parecidas: que seamos fuertes
en la doctrina, que mantengamos el amor al prójimo,
etc. El comentario siguiente aparece en la Biblia de
Estudio Vida Plena (Pág. 1326):
“La protección contra el engaño se encuentra en una
fe constante y en el amor a Cristo, en una
consagración a la absoluta autoridad de su palabra y
en un conocimiento cabal de esas palabras.”
Por supuesto que estamos de acuerdo con lo que dice
este comentario, pero todos ellos olvidan algo vital
en cuanto a protegerse del engaño y es la experiencia
con el poder.

Si pensamos que vamos a estar protegidos del


engaño solamente porque conocemos las Escrituras,
nos equivocamos. Los fariseos eran maestros de la
ley y estaban engañados, necesitamos conocer el
poder de Dios.
No se nos ha enseñado a ver los milagros de esta
manera: sirviendo de muro protector contra el
engaño; todo lo contrario, a veces se ha insinuado o
dicho con toda claridad que ellos pueden ser unos
elementos de confusión y que pueden ser usados en
contra de la verdad, lo cierto es que Jesús tiene una
opinión diferente.
El mayor antídoto para lo falso siempre será lo
verdadero, necesitamos la información correcta, pero
también experiencias con el poder verdadero.
Esta es otra razón por la cual necesitamos lo
sobrenatural. La experiencia con el poder de Dios,
nos protege y libera del engaño. La falta de
experiencia sobrenatural aumenta la posibilidad de
que seamos engañados.

5) Estorbamos y robamos su gloria: La


manifestación de lo sobrenatural es lo que revela la
gloria de Dios. Cuando esta dinámica de milagros y
señales está dañada en el ministerio de la iglesia, la
gloria de Dios no se revela y los hombres no glorifican
al Rey. La Palabra nos enseña acerca de la capacidad
de las obras sobrenaturales de Dios para desatar su
gloria.
Primero: Las señales y los milagros, en sí mismos, dan
gloria a Dios. Los actos de Dios tienen vida en sí
mismos, contienen la capacidad de dar gloria a Dios,
cuando no hay milagros se le roba al Señor la gloria
que liberan sus propias acciones. “Los cielos cuentan
la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de
sus manos”, (Sal. 19:1). Las operaciones
sobrenaturales de Dios revelan y permiten que el
hombre vea la gloria de Dios.
En el capítulo de 2 del Evangelio de Juan, el escritor
nos narra los acontecimientos que ocurrieron en una
boda en Caná de Galilea. Allí sucedió un hecho
sobrenatural. El Señor convirtió el agua en vino. Este
no fue un milagro cualquiera, fue el primer milagro
de Jesús y desde el comienzo de la manifestación de
su poder, vemos como estas operaciones
sobrenaturales llevan en sí mismas el potencial de
revelar su gloria. “Este principio de señales hizo Jesús
en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus
discípulos creyeron en él”, (Jn. 2:11).
En segundo lugar, los milagros motivan a las personas
como ninguna otra realidad para que glorifiquen a
Dios. Las multitudes no cesaban de dar gloria a Dios
por causa de las obras que Jesús hacía, este mismo
patrón lo hemos visto en las cruzadas evangelísticas,
cuando las sanidades y milagros comienzan, aun los
incorversos glorifican a Dios.
“De manera que la multitud se maravillaba, viendo a
los mudos hablar, a los mancos sanados, a los cojos
andar, y a los ciegos ver; y glorificaban al Dios de
Israel”. (Mt. 15:31)
“Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene
potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al
paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y
vete a tu casa. Al instante, levantándose en presencia
de ellos, y tomando el lecho en que estaba acostado,
se fue a su casa, glorificando a Dios. Y todos,
sobrecogidos de asombro, glorificaban a Dios; y
llenos de temor, decían: Hoy hemos visto maravillas.”
(Lc. 5:24-27)

6) La obra del diablo no es destruida: Cuando no hay


poder la obra del diablo prevalece. Los gigantes no
ceden ante nuestros títulos académicos, ninguna
preparación secular o teológica es suficiente si no
estamos ungidos. Una de las consecuencias más triste
de una iglesia que no opera en lo sobrenatural es que
las obras del maligno quedan intactas: los cautivos
permanecen en cárceles; los enfermos, no reciben
sanidad; los pecadores siguen engañados en su
maldad.
La Palabra dice que el Hijo de Dios apareció para
destruir las obras del diablo, esta es la misión que el
Padre le dio al Hijo y esta es la misión que el Hijo nos
ha dado a nosotros. Traer vida a la humanidad y
destruir las tinieblas es un negocio de familia, pero los
negocios del Padre se ven grandemente afectados
cuando sus hijos no tienen poder.
“El que práctica el pecado es del diablo; porque el
diablo peca desde el principio. Para esto apareció el
Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.” (1Jn
3:8)

7) El recurso más poderoso para impactar ciudades


queda neutralizado: Jesús protestó por la incredulidad
de las ciudades donde había hecho muchos milagros,
pues no se habían arrepentido. Él les dijo: “¡Ay de ti
Corazín, ay de ti Betsaida! Porque si en Tiro y en
Sidón se hubieran hecho los milagros que han sido
hechos en ti, se hubieran arrepentido”.
Podemos inferir que para Jesús la manifestación de lo
milagroso tenía el poder de convertir ciudades. Nada
puede sustituir el impacto de los milagros en nuestra
tarea de ganar naciones para Cristo. Los recursos
materiales son muy necesarios, los medios de difusión
masiva con los que contamos hoy son estratégicos
para nuestro avance final hacia la gran cosecha en la
cual estamos participando, pero solo el poder
sobrenatural del cielo invadiendo las circunstancias
humanas hará que las naciones reconozcan a Cristo
como su SALVADOR y REY.
“Entonces comenzó a reconvenir a las ciudades en las
cuales había hecho muchos de sus milagros, porque
no se habían arrepentido, diciendo: ¡Ay de ti,
Corazín! Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en
Sidón se hubieran hecho los milagros que han sido
hechos en vosotras, tiempo a que se hubieran
arrepentido en cilicio y en ceniza. Por tanto os digo
que en el día del juicio, será más tolerable el castigo
para Tiro y para Sidón, que para vosotras. Y tú,
Capernaúm, que eres levantada hasta el cielo, hasta
el Hades serás abatida; porque si en Sodoma se
hubieran hecho los milagros que han sido hechos en
ti, habría permanecido hasta el día de hoy.” (Mt.
11:20-25)
Un ministro no está comisionado solamente para
enseñar doctrinas correctas, sino para vivir desatando
el cielo en la tierra, modelando una vida de poder que
puedan impartir al pueblo.
Por eso el desafío que está por delante es alcanzar a
los hombres que Dios está levantando, para ponerlos
delante de su pueblo y entrenarlos para que desaten
lo sobrenatural. Es uno de los objetivos
fundamentales que debe ser conquistado para ver el
poder de Dios restaurado a la iglesia.
El Señor está levantando una generación poderosa
sobre la tierra para la cual lo sobrenatural será su pan.
Ellos realizarán las grandes obras que Jesús prometió.
es importante empezar por aquí. Nadie puede tener
acceso a la vida sobrenatural del Reino sino está en
Él. Tenemos que nacer de nuevo, para ver y entrar al
Reino. Es imperativo que hayamos sido trasladados de
las tinieblas al Reino de su amado Hijo, para que
podamos tener la herencia de lo sobrenatural.
Específicamente en cuanto a los siervos de Dios,
deben tener un llamado divino al ministerio.
Necesitan haber sido puestos por Dios en su Reino
como evangelistas, pastores, maestros, apóstoles,
profetas o cualquier otra función
Jesús trajo el Reino y lo puso al alcance del hombre.
Los creyentes por la fe en Jesús han sido hechos hijos
de Dios y trasladados a este Reino. Tenemos el
desafío de vivir de acuerdo a nuestra posición
celestial, a nuestra ciudadanía; de tomar de la
riquezas que están en el mundo invisible de Dios y
hacer que se hagan visibles en nuestra vida y en la
vida de los demás: gozo, justicia, vida eterna,
milagros, señales, maravillas; todo esto es parte del
Reino.
“La única manera de hacer las obras del reino
consistentemente es ver la realidad desde la
perspectiva de Dios
En cierta ocasión les dijo a la multitud y a sus
discípulos que ese Reino del que Él disertaba estaba
entre ellos, ni una sola de sus enseñanzas estuvo
fuera del contexto del Reino. Cuando resucitó de los
muertos estuvo cuarenta días hablando del Reino de
Dios. Por supuesto, no es extraño que el mensaje de
la iglesia que nació en Pentecostés, fuera
precisamente Jesucristo y su Reino.

“Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el


evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo,
se bautizaban hombres y mujeres.” (Hch 8.12)
“Y entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo
por espacio de tres meses, discutiendo y
persuadiendo acerca del reino de Dios” (Hch 19.8)
“Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos
vosotros, entre quienes he pasado predicando el
reino de Dios, verá más mi rostro” (Hch 20.25)
“Y habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a
la posada, a los cuales les declaraba y les testificaba el
reino de Dios desde la mañana hasta la tarde,
persuadiéndoles acerca de Jesús, tanto por la ley de
Moisés como por los profetas.” (Hch 28.23)
“Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa
alquilada, y recibía a todos los que a él venían,
predicando el reino de Dios y enseñando acerca del
Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento.”
(Hch 28.31)
No cabe duda de que la iglesia primitiva tenía un
mensaje y este era el mismo mensaje que Cristo
predicó: el Reino de Dios. Sin embargo, hoy la iglesia
no predica el Reino y si lo hace, lo predica como un
tema más y no como el mensaje de Cristo.
LECCION VI
EL EVANGELIO DEL REINO
MATEO 24:14 “Este evangelio del reino será
predicado en todo el mundo para testimonio a todas
las razas, y luego vendrá el fin.”
Jesús nos dijo que predicáramos el Evangelio del
Reino de Dios. No nos fue dada otra opción. Hay un
problema, Él no nos dio un mensaje claro del Reino
del cual predicar. Él no nos dijo: “prediquen éstas
palabras o éstos conceptos”. El Reino fue dejado
como un misterio a explicar por el ministro. El
aprendizaje o entendimiento natural no es de
beneficio.
El Reino no es fácil de explicar. No nos ha sido
dada una simple explicación. Como Dios se explica en
los cielos, así es el Reino. ¿Quién puede, por
meditación o pensamientos explicar a Dios? Así
también es el Reino de Dios. Dios no ha hecho el
intento de aclararnos el Reino por medio de darnos
los detalles o una descripción. El Reino es presentado
en términos ambiguos y se nubla en misterio.
Por supuesto que hay parábolas y ciertos
ejemplos y comparaciones para identificar el Reino,
pero el misterio permanece de tal manera que quien
lo escuche lo pueda entender. Esto presenta una gran
dificultad al momento de predicar “El Evangelio del
Reino” a cada nación. Especialmente cuando tratamos
de predicar una palabra clara que todos puedan
entender. Si nosotros no predicamos una palabra
clara, entonces la gente no podrá entender, el Diablo
viene inmediatamente y entonces se roba la palabra.
El entenderlo es absolutamente esencial para que la
palabra eche raíces y dé fruto. Sin embargo, no es
posible predicar el Reino de tal manera que todos lo
vayan a entender.
Está claro entonces por qué el Reino solamente
debe de ser predicado por la unción del Espíritu Santo
y con el poder y demostración del Espíritu. El Reino
solamente pude ser entendido por esos a quienes el
Espíritu Santo da revelación.
Algunos tienen oídos pero siguen sin poder oír.
Algunos tienen ojos pero siguen sin poder ver. Cada
uno de nosotros dependemos de la unción que se nos
da por medio del Espíritu Santo para tener
entendimiento. Él es selectivo y lo da a aquellos a
quienes escoge. Solamente los que se vuelven a Dios
con un corazón sincero lleno de arrepentimiento y
obediencia, con humildad pueden recibir la palabra
del Reino. Otros solamente escuchan una parábola
que, en el mejor de los casos, es confusa o sin
entendimiento.
EL EVANGELIO DEL REINO
(Lucas 4:43; Mt.4:23; Lc.4:43)

Esta materia es solo una vista panorámica para


conocer y entender el mensaje que predicó Cristo. ¡La
Iglesia no conoce el mensaje que trajo Cristo! Casi
hemos predicado un Evangelio diferente. Y como or-
den apostólico advertimos, que no es que no hay que
predicar ya de fe, milagros, santificación, los dones,
ministerios, … Sino que todo esto está dentro de lo
otro.
I- UNA CORONA FUE PUESTA SOBRE ADAN
¡Jesús no vino a traer una religión! El hombre no
había perdido una religión. Jesús vino a traer lo único
que el hombre había perdido: ¡EL REINO, LA
CAPACIDAD REAL DE GOBERNAR, SOJUZGAR, AUTORI-
DAD, DOMINIO, (Gn.1:26,28).
Aquel hombre Adán tenía honra, gloria, señorío: “Le
has hecho poco menor que los ángeles. Y le coronaste
de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las
obras de tus manos. Todo lo pusiste debajo de sus
pies” (Sal.8:5-6).

II- ES UN DESASTRE TENER A CRISTO COMO UN LIDER


RELIGIOSO MÁS
Cristo nunca trajo una RELIGION. Hemos reducido a
Cristo a un líder religioso tal como Buda, Tao, o
Russell. ¡Esto es una tragedia! El más grande opositor
al REINO DE DIOS es la RELIGION. Esta trata de
situarse en el lugar del REINO. Pues la Religión
controla, maneja poder. El poder de la RELIGION es la
fuente de los más grandes conflictos de la historia
humana (LAS CRUZADAS, LA INQUISICION, CHIAPAS,
IR LANDA DEL NORTE, LOS HUGONOTES, RUANDA,
GUERRA SANTA ARABE, SUDAN, SUR NIGERIA). En el
nombre de Jesús tal vez se ha derramado más sangre
que en todas las guerras juntas.
La más grande oposición de los REFORMADORES,
siempre viene de la RELIGION ORGANIZADA. Nunca
un pecador, samaritano, o publi- cano se metió con
JESUS, es más, ellos eran sus amigos, (Lc.7:34)..
III- JUAN EL SAMBULLIDOR PREDICO EL
ARREPENTIMIENTO (no el cambio de conducta).
El mensaje de Juan, en Mateo 3:1-2, fue de
ARREPENTIMIENTO, Gr. Metanoia. Esto no es cambio
de conducta, sino, cambio de mente, de pensamiento.
Su resultado es el cambio de conducta. No es renun-
ciar a los pecados, aunque de pecados se tiene que
arrepentir también. Se manifiesta el arrepentimiento
con frutos, (Mt.3:8. y Hch.26:20).
Aunque Juan bautizaba, ese no era su mensaje. ¡Su
mensaje era el
Mensaje del El Reino ha llegado! (Mt.3:2).
IV- JESUS VINO A TRAER LO UNICO QUE EL HOMBRE
HABIA PERDIDO
Jesús tal como Juan, comenzó a decir ARREPENTIOS
(cambien), - Repetimos, del Gr, Metanoia-, cambio del
modo de pensar, (Mt.4:17). Ya en Mateo 4:23, se
evidencia EL MENSAJE DEL EVANGELIO DEL RE- INO.
Evangelio sin apellido es en el idioma griego buenas
noticias, y es toda y cualquier buena noticia. Por
ejemplo: ¡me aumentaron el sueldo!,
¡tengo novia!, ¡salgo de viaje!, ¡escribí un libro! … ¡se
convirtieron miles!, etc. Pero Evangelio, con el
apellido de Reino, es o son las buenas noti- cias del
Reino de Dios, las mejores de las mejores buenas
noticias que esperaba y aún espera cada ser humano.
¿Qué fue lo que el hombre perdió en Edén? No fue
una religión, ni la salvación (aunque estaba caído, y
sin nacer en el espíritu. Es decir, antes de Cristo, todos
eran creaturas de Dios por creación, pero ninguno se
había convertido en hijo de Dios por nacimiento,
(Jn.1:11-12). Aun- que parezca raro, pero el hombre
antes de Cristo en todas las dispensa- ciones se
salvaban por la fe en Dios, y en la dispensación de la
Ley por medio de la justificación en la fe en Dios.
Lo que el hombre perdió fue el REINO! Al decir,
Mateo 4:17 “desde entonces”. Lo primero que expuso
públicamente fue la DECLARACION DE PROPOSITO
DEL MINISTERIO DE JESUS. En hebreo quiso decir algo
así como: “está aquí, … ha llegado, … llegó”. Pero para
ustedes asimilar este mensaje tienen que arrepentirse
de los conceptos que tie- nen por dentro, sean
religiosas, filosóficas, … ó, matrimoniales.
Les dijo el Galileo: ARREPIENTANSE, porque si no se
arrepienten, no van a entender mi mensaje y mucho
menos mi misión.
La prioridad de Jesús (entiéndanme por favor), no era
concentrarse en su muerte en el Gólgota. Una muerte
en la cruz, sin saber en qué consistía su programa,
sería todo un desastre, porque no habría dejado un
diseño de vida en el cual creer. Por lo que la prioridad
de Jesucristo era comunicar EL MENSAJE DEL REINO:
“PARA ESTO HE SIDO EN- VIADO” (Lc.4:43, 16:16).
V- EL REINO ESTA ENTRE NOSOTROS
¿Cuándo había de venir el REINO de Dios, le
PREGUNTARON LOS FARISEOS? El les dijo que no era
algo aspaventoso, sino, que viene a nuestro ser
individual cuando le aceptamos, y luego más allá dijo
que estaba entre ellos ahora mismo (EL MISMO LO
HABIA TRAI- DO), (Lc.17:21).

VI- VENGA TU REINO, NO TU


En la oración modelo del PADRE NUESTRO, (Lc.11:2),
“VENGA TU REINO”. No dice, ven, tú, Padre; sino, tu
REINO: Que este sea estable- cido en la tierra. No
como un reino terrestre, sino TU REINO ENTRE LOS
TERRESTRES. EL REINO se establece por medio de: (1)
aceptar- lo, (2) predicarlo, y, (3) conquistarlo.

VII- PARA VERLO, HAY QUE ENTRAR POR


NACIMIENTO
Se entra en el Reino de Dios por medio de ser hecho
hijo de Dios, (Jn.1:12-13), y solo se es hijo por
nacimiento, (Jn.3:3, 5,7)
Desafortunadamente, tratamos de edificar una iglesia
con “oyentes informales” en lugar de buscadores del
Reino y de los que forzarán su camino hacia el Reino
de Dios. Si todos en la iglesia fueran “convertidos del
Reino” en lugar de convertidos de la iglesia,
LECCION VII
LA ADORACION Y LA DIMENSION DEL REINO
El Reino de Dios tiene varias
características a través de las cuales lo definimos y lo
identificamos como algo tangible. Algunas de ellas
son:
1- El Reino es una Cultura: A través de ella se da la
manifestación del estilo de vida de un pueblo y la
manifestación del Eterno Dios convirtiéndose (el
Reino) en algo tangible, algo real y no abstracto. Esta
cultura tiene su base en relaciones paternales y de
familia (como núcleo principal). Esto define lo que
realmente somos, una cultura y no una religión como
tal.
2- El Reino es una dimensión ideológica: Esta cultura
se define y sustenta a partir de una ideología, por lo
tanto el Reino también es una dimensión ideológica.
La ideología determina la forma de pensar de las
personas y establece patrones de pensamiento que se
traducirán en patrones de conducta, es decir, la forma
de pensar establecerá la forma de actuar, cultura.
La Biblia no es un libro de leyes dictadas por un juez,
es el manual de conducta de un Padre que busca
instruir a sus hijos en un estilo de vida que manifieste
el carácter de Reino como un reflejo o testimonio de
quién es El.
3- El Reino de Dios es Gobierno. Fuimos llamados a
influir sobre las circunstancias que no están alineadas
con la voluntad del Eterno para establecerlas dentro
del orden del Reino y el gobierno de nuestro Padre.
Para esto nos otorgaron una autoridad apostólica con
la cual transformamos las circunstancias de tiempo,
de lugar y de persona poniéndolas en línea con el
destino profético trazado por nuestro Dios. Bajo esta
autoridad somos lanzados a la conquista de territorios
y del ambiente que envuelve esos territorios.
Establecemos dominio en los aires removiendo
tinieblas y el ambiente viciado que ellos han
establecido.
4- El Reino también es una dimensión de
sobrenaturalidad: Todo lo que el Eterno hace, lo hace
a partir de Su sobrenaturalidad, ya que esta es parte
de Su naturaleza. La Escritura nos define a nuestro
Dios como un Arquitecto, un Diseñador y Constructor.
El nos delegó (a sus hijos) la autoridad para establecer
Sus diseños aquí en la tierra. Como hijos somos
constructores. La palabra hebrea para hijos es BEN,
que significa constructor o edificador. Nosotros
somos complemento constructor con Dios y esto por
el poder y la autoridad que El nos ha otorgado a
través de Su Hijo. Por lo tanto, si nuestro Padre opera
en sobrenaturalidad para construir, nosotros, sus
hijos, debemos movernos en esa misma dimensión
para conocer y establecer Sus diseños a partir de Su
Davar (palabra revelada) aquí en la tierra y en
acuerdo con el Cielo.
5- El Reino es una dimensión de “Tiempo Profético”.
El caminar bajo lo revelado por el Eterno nos lleva a
un mover profético, hacia un destino cambiando las
circunstancias a nuestro alrededor, quebrando lo
intrascendente en las personas y llevándolas a lo
trascendente, de lo pasajero a lo eterno, dándole el
sentido real a su existencia. A partir de aquí es el reloj
de nuestro Padre el que tiene preeminencia, el Reloj
Profético. Esta dimensión espiritual corre paralela
con la dimensión natural pero se sobrepone a ella
subyugándola paulatinamente, influyendo sobre ella
hasta establecer el dominio del Reino y su gobierno
en pleno sobre su tiempo, el lugar y las personas.

La aplicación de estos principios crea un ambiente


(dentro de una dimensión) que debe ser mantenido o
alimentado para que prevalezca y vaya en aumento,
abarcando cada vez más territorio y envolviendo a
más personas.
El Reino de Dios se extiende a partir de nosotros
creando jurisdicción por la autoridad que viene con la
revelación. Aquí es donde la adoración tiene un papel
fundamental, porque la adoración provoca que los
cielos sean abiertos y que el ambiente se mantenga,
además la adoración está relacionada con autoridad.
Un principio fundamental que se desprende de esto
es que se rinde lo que se es, lo que se tiene y lo que
se representa a Aquel a quién adoramos. Al cederle a
nuestro Dios autoridad El nos autoriza, es decir, El nos
revela y asigna para un propósito específico. Esta
autoridad es poder y a través del poder se ejerce
dominio; a su vez, la autoridad establece gobierno y
se gobierna a partir de decretos y los decretos nos
llevan a la conquista.
Yeshuah al salir del Jordán dijo: “a partir de ahora
verán al hijo del hombre caminar a cielo abierto” eso
implicaba que a partir de ese momento la dimensión
sobrenatural del Reino estaría con El, que lo
imperecedero afectaría lo perecedero, que lo eterno
influiría en lo pasajero, que lo perfecto tocaría lo
imperfecto, que el cielo de Dios irrumpiría en el cielo
del hombre, afectando la estructura básica de los tres
aspectos de la dimensión natural (tiempo, lugar y
persona). Esto en el hebreo se le llama Sulam
Hashamaim, paso, ducto, escalera, puerta que
comunica el cielo de nuestro Padre con el nuestro o
natural estableciendo una dimensión de
sobrenaturalidad. Los cielos se abrieron y el sol se
detuvo en Gabaón, el cielo se abre y Juan en Patmos
ve una puerta abierta y una voz que le llama; Saulo es
rodeado por un resplandor de luz blanca. Como estas
hay muchas otras experiencias que nos narra la Biblia
acerca de esta verdad. Un elemento común en todas
estas personas que fueron el medio para que estas
experiencias se vivieran es la Adoración. Por tanto,
cuando adoramos provocamos que los cielos se
abran, lo sobrenatural se active, la jurisdicción se
amplíe por una mayor revelación concedida, que el
Reino se establezca transformando las circunstancias
de tiempo, de lugar y de persona, provocando que el
ambiente sea saturado de la gloria de Dios y lo eterno
tome lugar en medio de lo pasajero. En la medida
que adquirimos conciencia de la magnitud de los
efectos de la adoración y nos volquemos llenos de
pasión a establecerla veremos una manifestación más
constante de los cielos abiertos y de la gloria revelada
de nuestro Padre.
“a mayor adoración, mayor gloria” “a mayor gloria,
mayor dominio”
C. El plan de la restauración del Ministerio de la
Adoración.
1. habiéndose menospreciado y socavado al
intentarse destruir el Ministerio de la adoración al
Padre, por parte de un a criatura, Dios levanta y crea
otra criatura para restaurarlo: El Hombre.
2. Este hombre fracaso en su cometido de
restauración (Gn. 3), sin embargo el plan de Dios
seguía vigente, por lo que decidió por lo que decidió
levantar un nuevo hombre (leer detenidamente
Efesios 2:14-16): La iglesia cuya cabeza es Cristo
(efesios1-22-23) ¡Aleluya!
3. Ahora tenemos la certeza absoluta de que llegara
la total restauración del ministerio de la adoración por
que Cristo, la Cabeza dirige todo el Cuerpo, ha
demostrado ser fiel Sumo Sacerdote y Adorador entre
muchos. (He. 2:9-18)
4. El padre nunca ha dejado de ser adorado, por que
aunque la criatura se haya envilecido, caído y
fracasado, siempre el Padre ha tenido un Adorador
Fiel de Eternidad a Eternidad: El Hijo Cristo Jesús el
Señor.

II. LA RESTAURACIÓN DE LA ADORACIÓN.

A. La promesa del Padre.


1. Antes hablábamos de un plan de restauración del
Ministerio de la Adoración; este plan será consumado
en “los tiempos de la restauración de todas las cosas”,
específicamente esto será antes de la segunda venida
de Cristo.
2. Estamos viviendo en la culminación del Plan de la
restauración del Ministerio de la Adoración, que
vienen ha ser el mismo tiempo, también el Clímax.
3. En Hch. 3:19-21 encontramos el pasaje clave
sobre la restauración de todas las cosas, que al incluir
la Iglesia, incluye la restauración de todos los aspectos
que son parte de ella; por ejemplo: La Palabra Ungida,
La Autoridad Y El Poder, La Santidad, El Gobierno
Teocrático, Los Principios Financieros, Los Dones, El
Ministerio Quintuple, La Guianza Del Espíritu, La
Adoración Al Padre..., El Señorío De Cristo.
4. los tiempos y las razones le competen solo al
Padre, pero por su promesa, que fue dada desde
tiempo antiguo (hch. 3:19-21), sabemos que estamos
ya en la introducción del ultimo y poderoso
movimiento de restauración que el Padre en su sola
potestad ha fijado (Clímax)

B. La restauración del tabernáculo caído de David.


1. Los principios el significado de la adoración en la
iglesia, están plenamente contenidos en el
Tabernáculo de David.
2. Entonces, si es restaurado el Tabernáculo de
David, se estará restaurando la adoración en la Iglesia.
3. en los días de los apóstoles fue declarado que la
promesa del levantamiento del tabernáculo caído de
David comenzó a cumplirse cuando la Iglesia
comenzó. (hch. 15-13-18).
4. Dios revelo a David el tipo de adoración de la
eternidad para que lo instituyera en sus días,
poniéndose a la vez el fundamento de la adoración
para las generaciones en gracia, puesto que David se
prefiguró (por que vivió en la ley) el tiempo de la
gracia.
5. En sam. 6 y en Icr. 13:1 – 16:3 y en Icr. 23:1- 25:9,
se nos dan los principios revelados de la adoración.
6. para enfatizar los principios de la adoración que
fueron puestos en vigencia en el tabernáculo de
David, vamos a contratarlos con el culto en el
tabernáculo de Moisés:
beneficios

A. Cobertura (Salmos 91)


B. Adopción, Abba Padre (Rom. 8:15)
C. Presencia divina (Ex. 13:17-22)
D. Provisión sobrenatural (Mt. 6:33; Ex. 16)
E. Protección angelical (Salmos 91:11)
F. Llegar a ser amigo de Dios y no siervo (Jn. 15:15)
G. Sanidad al alma y al cuerpo (Salmos 103)
H. Plenitud de gozo (Salmos 16:11)
Adorar no es solo cantar, es un estilo de vida

Es elemental pero parece que pasan los años y


seguimos sin entenderlo: la adoración que Dios recibe
bien no es la de la boca, es la del corazón puro que se
expresa a veces cantando.
Si el corazón está correcto, la adoración entonces está
correcta. Pero si el corazón está contaminado y
rebelde, la aparente adoración es rechazada en el
Cielo.
La adoración más que tratar con tu calidad de voz o
con tu habilidad musical, trata con tu corazón y el
mío.
Hoy tenemos demasiada música abominable al Señor,
no por la música en sí, sino por las malas actitudes y la
mala condición del corazón de los ministros del altar.
Todos estos ministerios que cambian de cobertura y
congregaciones a conveniencia están equivocados.
Creen que su don los libera de vivir conforme a las
normas de obediencia del Reino de Dios. Esto es
falso, un gran don sin sujeción, es un peligro para la
Iglesia, más un don en obediencia y sujeción es una
gran bendición.

Adoración en Espíritu y verdad o fuego extraño

La Biblia está llena de ejemplos de adoración profana


y abominable al Señor de pueblos paganos, pero
también de adoración del pueblo de Dios, la cual fue
una abominación al Señor por violar los principios de
autoridad y sujeción del Reino. Veamos algunos
ejemplos:

A. Génesis 4:4-7. Dios aceptó la ofrenda de Abel y


rechazó la de Caín. En el verso 7 se nos da la razón
del rechazo “mal vivir; el pecado”. La ofrenda y la
adoración pueden ser rechazadas por Dios cuando el
ofrendante vive mal.
B. Levítico 10:1-2. Nos narra el pecado de Nadab y
Abiú, hijos de Aarón. Ellos eran sacerdotes y
ofrecieron a Dios incienso. Es curioso pero el Señor lo
rechazó y los castigó con la muerte. La explicación
vino en la Palabra; ofrecieron fuego extraño que El
nunca les pidió. Ellos irrespetaron el orden de
autoridad establecida por Dios.
C. I Samuel 13. Este pasaje narra los momentos en
que Saúl usurpa el lugar de Samuel como sacerdote
para dar a Dios ofrendas ante la tardanza del profeta.
Dios a través de Samuel, censura al Rey y le decreta el
fin de su reinado. Su adoración violó los principios de
autoridad, por tanto, su adoración y sus ofrendas se
volvieron abominables ante Jehová.
¡Un mal corazón anula el poder de una buena
ofrenda!
¡Antes de levantar altares de adoración, pongamos en
orden la Casa del Señor!
Cuando se habla de actitudes, estamos tocando
aspectos de nuestro carácter desarrollado a través
del espíritu, el cual define qué tipo de
personalidad hemos alcanzado en el Señor, por
supuesto que también enfocamos las áreas del
temperamento, el cual, a veces deformado
manifestamos a través de nuestras almas según
sus diversos estados de ánimo. Todo esto nos
ayuda a entender que en la Adoración están
involucrados:

1. Nuestra Mente, a través de la cual debemos


ofrecer Pensamientos que rindan honor al Señor
Dios, cautivando toda imagen distorsionada para
someterla a la mente de Cristo. No olvidemos
que los pensamientos se proyectan por medio de
imágenes internas que luego hacemos realidades
prácticas.

2. Nuestros Ojos, los cuales han recibido la


capacidad de valorar la creación sin ofender con
pensamientos oscuros, respetando todo lo que
tiene sentido de belleza por el sólo hecho de salir
de la Mente y manos de Dios, ellos recibieron
facultad para admirar todo lo que en su tiempo
hizo Dios hermoso, sin dañar ni manchar la
mente frágil.

3. Nuestro cuerpo, constituido y diseñado para


ser vehículo y recipiente de la Santidad de Su
Presencia en nosotros, llamado a ser instrumento
de justicia Divina al servicio del espíritu y el alma.

4. Nuestra Boca, escogida para anunciar


virtudes, y por tanto, abstinente de desmérito,
pues fue creada para glorificar al autor de la
creación tanto física, como mineral, vegetal y
animal sin denigrarla con quejas injustas.

5. Nuestra alma, que debe someter sus


sentimientos a veces caprichosos a la voluntad del
espíritu que debe administrarle sabiamente el
conocimiento del creador

6. Nuestro espíritu, deposito del tesoro de la


revelación que le inspira al reconocimiento,
servicio y devoción racional al Creador por
excelencia. ¡Por todo esto y mucha cosas más
que vamos descubriendo en el camino, somos
invitados a ser Adoradores en espíritu y en
Verdad!

¿Se da cuenta de por cuántas razones debemos


ser Adoradores de excelente Nivel? Porque todo
nuestro ser: espíritu, alma y cuerpo debe ser
guardado por Dios irreprensible. 1 Tesalonicenses
5: 18 al 23. Y en la medida en que adoremos por
medio de actitudes que honran y agradan a Dios,
es que podremos conservar ese espíritu de
santidad que emana del Trono.

Características de un Adorador del reino


De suma importancia es este tema, ya que a través de
el descubriremos qué es necesario tener para adorar
al Padre Celestial como El anhela que le adoremos.
Características es en otras palabras, el carácter de un
adorador, sus cualidades, su forma de ser, de allí que
pueden encontrarse muchas, miremos algunas:

I. Haber entregado su vida a Jesucristo como Señor y


Salvador (Juan 3:4-7)
A. Aspecto fundamental y sencillo de la vida
cristiana, porque si no se tiene fe, se descalifica para
adorar al Padre.
B. Siendo el hijo traído a la Tierra para glorificar al
Padre, se hace necesario que El nos enseñe el camino
de cómo hacerlo también nosotros (Juan 14:10-14).

II. Conocedor del propósito dicho para el hombre


(Efesios 1:12 y Rom. 8:29)
A. Muchos ignoran el propósito de Dios y por lo
tanto, no pueden ejercer su ministerio de adoración al
Padre.
B. En la obra especial de Creación realizada por Dios
al hombre se le dio un triple propósito para su vida:
1. Fue creado para adorar a Dios.
2. Fue creado para tener comunión con Dios.
3. Fue creado para glorificar a Dios en su vida.
Quien conozca y le sea revelado por el Espíritu Santo
este propósito tendrá la conciencia del porqué está
en esta Tierra.
III. Tener un corazón humilde, un corazón como el de
Dios (I Sam. 13:14)
A. En David nosotros podemos encontrar varias
características de un adorador, ya que El es un gran
ejemplo bíblico de la adoración al Padre. La humildad
es un aspecto que debe tener todo aquel que quiera
venir a la presencia de Dios. Es lo opuesto al orgullo –
a la altivez.
David tuvo como meta principal levantar morada,
lugar de adoración a Dios, dijo que no descansaría
hasta lograrlo, esto es negación, humildad, no buscar
lo suyo propio, si no hacer la voluntad de Dios. Salmo
43:25; I Pedro 5:5, Sal. 138:6; Isa. 66:2.

IV. Anhelar la presencia de Dios (Exodo 33:15)


A. El adorador es aquel que entiende que la
presencia de Dios es lo más importante.
B. Muchos hacen cosas para Dios, pero lo hacen sin
tener la seguridad de que la presencia divina está con
ellos y con lo que hacen.
C. La Biblia menciona como Israel como en tiempos
del reinado del Rey Saúl fue a la guerra contra los
filisteos, se llevaba el arca del pacto, tipo de la
presencia de Dios, y el resultado fue la derrota, I Sam.
4:5.
D. Moisés al contrario no quiso seguir con el camino
a la Tierra prometida sin tener la seguridad de que la
presencia de Dios estuviera con él.
La vida de adoración es una vida donde se está
teniendo una estrecha relación con Dios y Su
presencia y todo lo que se haga, se hable o piense
está siendo dado por la voluntad de Dios.
El anhelar la presencia de Dios es algo continuo de
todo tiempo sin importar las circunstancias.

V. Una vida de santidad para con Dios (I Tes. 4:3)


A. Otro detalle importante que notamos en el pasaje
anteriormente citado es otra razón de porqué el arca
fue tomada por los filisteos, fue el pecado existente
en los sacerdotes encargados en llevar el arca.
B. La santidad en el adorador es una característica
que siempre debe existir. La Palabra nos dice “sin
santidad nadie verá al Señor”, lo cual nos hace ver
que para estar en la presencia de Dios, para adorarle
es necesario estar limpios, purificados por la sangre
del Cordero de Dios (Heb. 12:14).
C. La santidad es una demanda de Dios, implica
apartarnos del pecado, arrepentirnos y tener un
corazón deseoso de servirle a nuestro Dios (I Pedro
1:14:16).

VI. Tener un corazón sincero (Heb. 10.22)


A. La sinceridad es un característica de suma
importancia para entrar en adoración.
B. Lo opuesto a la sinceridad es la falsedad, la
mentira.
C. Cuando busques el rostro de Dios, debemos ser
hallados irreprensibles, no teniendo deseos impuros
ni tampoco teniendo como base la mentira si no la
verdad (Filipenses 1:10).
A través de las Escrituras se establece que el amor, la
justicia y la misericordia de Dios son eternas para con
el hombre y Su creación. Para manifestarlas, Dios
trazó un plan también eterno, allá, en el “tiempo” sin
límites de la eternidad. Lo anterior implica que los
involucrados en ese plan fueron tomados en cuenta
en la eternidad, y los ministerios a los tales delegados
también fungen desde y para la eternidad. Por ello:
1.- Es necesario establecer que Dios es eterno, es el
Alfa y la Omega, el primero y el último, principio y fin
de todas las cosas; creador y origen de todo lo
existente y según Colosenses 1:16-17, el que lo
sustenta todo con su Palabra poderosa.

2.- Dios es el eterno “Yo soy” de las Escrituras, para el


cual no hay límites de tiempo ni espacio que le
sujeten; todo está desnudo ante Él y es presente. Es
de concluir que en Su mundo el tiempo no es
contable como el nuestro en horas y minutos. En Él
está la eternidad.

3.- Jesús establece en Juan 4:24 que Dios es Espíritu.


Esa es su esencia.

4.- Más, establece una de las cargas de Dios; busca


algo que pareciera se había perdido desde la
eternidad: adoradores en espíritu y verdad.
5.- Quiere decir que en un momento determinado
Dios decidió crear, y esta creación, tendría algo de lo
que Dios mismo es, algo de su esencia y naturaleza:
espíritu: algo que sólo procede de Él (Eclesiastés
12:7).

6.- Esa creación cumpliría un propósito esencial:


adorar a su Creador. O sea, éste es el ministerio
original de todo lo creado.

7.- La Palabra de Dios establece que como sello de la


perfecta creación del Creador, fue constituido un
hermoso querubín, lleno de sabiduría, el cual al ser el
líder máximo de lo creado, y al estar en el mayor
puesto jerárquico, cumpliría un ministerio
importante: pregonar el señorío del Omnipotente,
guiar al reconocimiento de la Máxima Autoridad,
simbolizado en la adoración de la creación.
8.- Bajo el ministerio de ese querubín, estaban un
número de adoradores que según Apocalipsis 12:4,
constituyen la tercera parte de los creados.

9.- Es importante hacer notar que la Biblia dice en


Hebreos 1:14, que los ángeles son espíritus que
ministran, y a través de estudiar su ministerio,
llegamos a concluir que es el de adorar al que vive por
siempre: Dios.

10.- En Isaías 6, vemos la acción que ejercitan los


serafines, reconocer la Santidad de Dios y proclamarle
gloria y honra. Amén.

11.- Hemos hablado del espíritu y se hace necesario


ahondar en ello:

a) Es el santuario donde debemos adorar a Dios


b) Es la parte incorpórea o inmaterial dada por Dios
donde:

• Hay conocimiento de Él
• Hay conciencia o percepción de Su Presencia
(intuición)
• Hay comunión con Él

12.- En este espíritu o personalidad, Dios, el Creador,


quería:

• Darse a conocer a su creación


• Manifestar su presencia a su creación
• Tener comunión y lo que ello implica con su
creación.
13.- El querubín Lucero o Luz Bella, en su espíritu
decidió no adorar más al Creador, ni reconocer Su
Autoridad, sino que se rebeló contra ella y quiso
constituirse en autoridad máxima y pretendió recibir
de lo creado, toda la adoración (Isaías 14:12-14).

14.- Al concebir la maldad dentro de sí mismo, Lucifer,


sin ser tentado, cayó de la gracia de Dios y se
convirtió en su adversario. Eso significa su nombre
Satanás.

15.- Y este ser o espíritu provoca con su influencia la


no exaltación de Dios. De tal manera que no adorar
implica en algún grado, estar bajo su rebelde
influencia.

16.- La caída de Lucifer surgió en el espíritu; por ende,


en un tiempo no contable en el mundo y tiempo
espiritual, en la eternidad. Por consiguiente, esto
afectó en alguna manera el ministerio de la creación
que surgió en la eternidad y para la eternidad:
• Por ser espíritu afectó la creación natural o física
y la contaminó.
• La misma creación dejó de honrar a Dios, al
menos en parte.
• La creación quedó sujeta a esclavitud por el
príncipe de este mundo: Satanás.

III.- LA SABIDURÍA DE DIOS DESDE LA ETERNIDAD.

1.- La sabiduría de Dios se manifestó en la eternidad.


En su omnisciencia Él sabía lo
que iba a ocurrir y tomó previsión contra la
rebelión.

a) Planeó en Si mismo (La Deidad), algo que estaba


fuera de Si mismo.
b) Creó algo que no es eterno como Dios, finito y
limitado (creación).

c) El hombre (sexto ser) a hechura suya, según


Efesios 2:10.

d) Es decir, decidió introducirse en el tiempo y


limitarse.

e) En la mente de Dios, decidió ser lo que no es para


deshacer lo que es. Decidió que lo Eterno se
convertiría en lo que no es, creación, para deshacer lo
que es, la rebelión.

f) Se haría creación, más no por creación, sino por


el engendramiento del Espíritu Santo, de tal manera
que esa nueva criatura cumpliría una de sus misiones
claras, enfrentar al que se rebeló contra Dios y sujetó
parte de la creación a esclavitud. Esta criatura es
Cristo hombre, no Adán.
2.- ¿Cuál era el propósito de este plan de Su
Sabiduría?

a) Que “La Creación de Dios”, que está fuera de lo


eterno de Dios, o sea Jesucristo Hombre, en su
humanidad venga a formar parte de Dios mismo.

b) Que “La Creación de Dios” venga a ser eterna


participante de la esencia de Dios: Ser Eterno.
Filipenses 2:5-11, explica lo anterior en detalle. El
Hijo, parte de la Deidad, determinó no aferrarse a ello
(ser Dios, eterno), sino que determinó hacerse siervo
(creación) para que en su victoria, ésta se eternizara
en Él.

c) Por cuanto el diablo manchó su santuario y sus


consiervos en la rebelión lo hicieron también, la
plenitud del ministerio de los adoradores se rompió.
El ministerio de la creación, la adoración, se
quebrantó en su unidad. Este ministerio debía ser
restaurado como testimonio de que Dios reina en
todo lo creado. O sea, que, adoración implica
reconocimiento del Señorío de Dios sobre todo lo
creado y debe existir como símbolo de que Su
Autoridad es la que prevalece.
d) En Cristo Jesús se restauraría este ministerio. Y en
Él nosotros seríamos participantes de este ministerio,
para que en Él, el que cree y sea engendrado en Él y
por Él (por Su Santo Espíritu), en su glorificación
venga a sustituir a los ángeles que cayeron, en cuanto
concierne al ministerio de la creación, o sea, la
adoración.
Hay algunas cosas que suceden cuando estás
constantemente adorando al Padre ante Su Trono
Celestial:

1- Te es impartida Su autoridad y Su realeza; esto es


simbolizado en el rostro de león.
2- Te es impartida Su espiritualidad y su naturaleza
divina; lo cual está simbolizado en el rostro del águila.
3- Te es impartido Su amor y don de servicio;
simbolizado en el rostro del buey.
4- Te es impartida Su madurez y responsabilidad;
esto está simbolizado en el rostro del hombre.
5- Te es impartida Su habilidad de ver el pasado, el
presente y el futuro; simbolizado en los ojos por
delante y por detrás. En la adoración Dios habilita tu
capacidad profética y activa tus dones de revelación.
6- Es activada la capacidad de obediencia inmediata;
lo cuál simbolizado a través de las alas en
movimiento.
7- Es activado todo el potencial espiritual y profético
de la Iglesia; esto acelera los tiempos de
cumplimiento de la profecía y acerca el futuro al
presente. Amén.
LECCION VIII
PRINCIPIOS DEL REINO
1. La revelación que tenga de Dios será la definición
del cielo para usted.

2. El ser humano critica todo aquello que no puede


producir o entender.

3. La verdad de la Biblia sólo se puede expresar


correctamente en el lenguaje de la Biblia.

4. La única manera de conocer a Dios y


relacionarnos con su ámbito sobrenatural e invisible,
es la fe.

5. Donde no hay conocimiento o revelación de Dios


el enemigo levanta una fortaleza.

6. Todos los hechos están sujetos a cambios.


7. El sentido común y la razón humana nunca
podrán producir un milagro.

8. La religión está falta de una experiencia con Dios.

9. Donde quiera que usted encuentre carnalidad y


legalismo está operando brujería.

10. Es muy peligroso entrenar a la gente


intelectualmente sin lidiar con su carácter.

11. Cuando comenzamos a entretener a la gente es


porque hemos perdido poder.

12. Es posible tener una experiencia y ser engañado,


pero el no tener una experiencia, ya es un engaño.

13. El poder completo del Reino sólo se puede


manifestar cuando las palabras y las obras van juntas.
14. Si la teología no muestra obras, entonces es una
ciencia muerta.

15. Un ministerio de milagros que no recoge la


cosecha de almas no produce nada para el Reino,
excepto sensibilizar corazones.

16. Un mensaje lleno de poder de Dios, puede


hacernos avanzar en minutos, lo que nos hubiera
tardado años en lo natural.

17. Fuimos hechos como Dios para hacer lo que Dios


hace.

18. La compasión sin poder es sólo lastima, el poder


sin compasión es mero profesionalismo.
19. Hay libros religiosos que sólo calientan al ser
quemados en hogueras.

20. Las moscas se pueden posar sobre la hornilla de


una estufa solo cuando está fría.

21. Cuando un hombre trabaja sin resultados


necesita ayuda, no críticas.

22. El cristianismo no es un club al cual se están


inscribiendo.

23. El evangelio es eterno pero no tenemos una


eternidad para predicarlo.

24. Cuando se salva una persona mayor, se salva un


alma. Cuando se salva a un joven se salvan dos cosas,
un alma y una vida.
25. Al diablo le tiene sin cuidado que tan duro
trabajemos para la iglesia, siempre y cuando ese
trabajo nos mantenga alejados de la evangelización.

26. Predicar el evangelio es soltar ligaduras, no


predicarlo es atar.

27. Los apóstoles no eran gente extraordinaria, sino


gente común que tenían un Dios extraordinario.

28. Evangelismo sin intercesión es como un explosivo


sin detonador. Intercesión sin evangelismo es como
un detonador sin explosivo.

29. Dios se mueve con hombres que se mueven.

30. Cuando yo trabajo, yo trabajo, pero cuando yo


oro, trabaja Dios.
31. El legalismo nos lleva a caer en la brujería y la
brujería nos lleva a caer en maldición.

32. Una cosa es lo que Cristo hizo en la cruz por


nosotros y otra es lo que la cruz hace en nosotros.

33. El ego es el mayor obstáculo para cumplir la


voluntad de Dios.

34. Cuando más me niego a mí mismo, más poder


manifiesta Dios a través de mí.

35. La palabra de Dios en nuestra boca es tal como es


en la boca de Dios, cuando tenemos su fe.

36. Todo aquello a lo cual usted se conforma va a


venir a ser su realidad.
37. La ciencia llega a conocer la verdad por
descubrimiento, pero nosotros la conocemos por
revelación.

38. La única razón bíblica para fracasar es la


incredulidad.

39. Cuando la razón está ausente, la fe dice presente.


Cuando la fe está presente, Dios actúa ahora.

40. El nivel de revelación que una persona tenga


determinará la medida de fe en que se mueva.

41. La unción es Dios haciendo sus obras usando


nuestra humanidad.
42. Usted no puede llevar un manto que critica o
juzga. Nunca podrá portar un manto cuya unción
usted traicione.

43. Cuando se familiariza demasiado con el hombre


de Dios no va a poder halar nada de su manto.

44. Usted no puede recibir las fortalezas de un


ungido si no acepta sus debilidades.

45. Sus bendiciones y su destino están asociados a


aquellas personas con las que Dios lo ha conectado.

46. Uno de los grandes engaños de la gente es pensar


que la unción es gratis.

47. Si no fuera voluntad divina el hecho que usted se


sanara, sería equivocado buscar sanidad incluso por
médicos naturales.
48. Si la enfermedad fuera la voluntad de Dios,
entonces cada médico estaría quebrantando la ley de
Dios, cada enfermera estaría desafiando al
Todopoderoso y cada hospital sería una casa de
rebelión en vez de un lugar de misericordia.

49. Si abandona la fe, deberá caminar su camino sólo,


porque Dios no puede ser compañía de un incrédulo.

50. La fe se expresa más en acciones que en


palabras.
51. Un milagro poderoso hecho en el nombre de
Jesús vale más que toda una vida de teología.

52. Él atrajo a las multitudes con los milagros y


donde quiera que se obren milagros en su nombre
hoy día él continúa atrayendo a las multitudes.
53. Si le quitamos al evangelio los milagros, no es
otra cosa que una religión más.

54. La gloria de Dios está en la tierra, lo que nos falta


es conocimiento.

55. Dios no nos va a visitar con su gloria más allá de


la revelación que tengamos de ella.

56. La unción nos prepara para la gloria. La gloria es


la presencia de Dios.

57. La unción nos da la habilidad o el poder para


pararnos en su presencia; la gloria es su presencia.

58. En la unción trabaja el don y la fe de un hombre,


en la gloria es Dios mismo trabajando.
59. En la unción, la fe pone demanda sobre el manto
de un hombre, en la gloria la fe pone demanda sobre
la presencia de Dios.

60. La unción nos fue dada para sanar enfermos,


pero en la gloria la enfermedad es ilegal.

61. En la unción Jesús es el sanador, en la gloria Jesús


es el creador.

62. En la unción trabajamos, en la gloria adoramos y


descansamos.

63. La unción nos fue dada para decapitar gigantes,


en la gloria los gigantes no entran.

64. En la unción sentimos como el poder de Dios sale


de nosotros, en la gloria el poder sale de Dios mismo.
65. El error más grande que el hombre puede
cometer es creer que él no comete errores.

66. Una de las tácticas de Satanás es desacreditar


una verdad a través de su mal uso.

67. Todo avivamiento sin arrepentimiento se aparta


de la Escritura.

68. El requisito primario para entender la sabiduría y


el entendimiento, no es intelectual sino moral.

69. Algunas personas se quedan satisfechas con algo


bueno, otras quieren algo mejor. Para mí lo único
suficiente es lo mejor de todo, mejorado.

70. Prefiero tener a un hombre en la plataforma, que


no esté lleno del Espíritu Santo pero que tenga
hambre de Dios, en vez de un hombre que ha recibido
el Espíritu Santo y se ha quedado satisfecho con su
experiencia.

71. ¡Dios es tan grande! Siempre tiene algo nuevo.

72. Cierra tu paraguas de prejuicio y deja que te moje


la lluvia tardía.

73. No se puede tratar suavemente al diablo.

74. Algunos prefieren leer la Biblia en hebreo. Otros


prefieren en griego. A mí me gusta leer la mía en el
Espíritu Santo.

75. Nunca digas: “No puedo”, si estás lleno del


Espíritu Santo.
76. Si quieres crecer en la vida de Dios, entonces
debes grabar en tu corazón que no resistirás en
ningún momento al Espíritu Santo.

77. Tienes que examinarte a ti mismo para saber si


estás en fe, o solamente hablando de la fe.

78. No puedes atar el poder de la informalidad en


otros si tú no te preocupas por nada.

79. La clave no es lo que somos, ni lo que poseemos,


sino lo que Dios puede hacer de nosotros.

80. Es imposible seguir al Señor si no se conoce su


voz. Es imposible guiar a un pueblo sin oír la voz de
Dios.
81. Vivir de los principios absolutos del Reino es vivir
de lo que Dios ya dijo, pero vivir de la voz de Dios en
el presente es vivir de lo que Dios está diciendo ahora.

82. Nadie puede afirmar que tuvo una visitación


sobrenatural de Dios sin haber oído su voz.

83. Un hombre que no oye a Dios no merece ser


oído, pues no tendrá mucho que decir.

84. Tú semilla determinará la calidad de tu cosecha.

85. La fe es arriesgar lo que es por lo que será.

86. Las estrategias verdaderamente exitosas siempre


ganaron sus logros de las maneras más viejas. A
través del dolor, críticas, lágrimas y oración.
87. Los hombres que cambian el mundo, son aquellos
que el mundo no puede cambiar.

88. No hagas nada que no te gustaría estar haciendo


cuando Jesús venga. No vayas a ningún lugar donde
no te gustaría ser encontrado cuando Jesús venga. No
digas nada que no te gustaría estar diciendo cuando
Jesús venga.

89. Los milagros son el lenguaje de señas de Dios,


donde Él dice algo con cada señal que hace.

90. La única forma de saber que Jesús está vivo es


que haga los mismos milagros que hizo cuando estaba
en la tierra.

91. La sanidad es un derecho legal del creyente para


él y para impartírselo a otros.
92. Sanidades, milagros, señales, maravillas y
expulsión de demonios, son claves para expandir el
Reino en la tierra.

93. Si Jesús hubiese nacido mil veces en Belén, y


ninguna en mi corazón, yo sería la persona más
desolada del mundo.

94. Desconfía de los pecados pequeños.

95. Ser cristiano es una tarea de tiempo completo.

96. El corazón del cristiano camina sobre rosas si está


por completo bajo la cruz.

97. Hablar en público puede resumirse en tres cosas:


primera, tener algo que decir; segunda, decirlo;
tercera y última, callarse.
98. No te enamores de tus éxitos, ni permitas que tus
fracasos te derroten.

99. Hacia donde Dios guía, Dios provee.

100. La obra de Dios, hecha en el tiempo de Dios,


a la manera de Dios, nunca carecerá de su provisión.

101. Pasa horas con Dios y minutos con los


hombres.

102. Ningún líder puede llevarlo a donde él mismo


no ha ido.

103. Si queremos una adoración profunda


necesitamos una alabanza vibrante.

104. Alaba hasta que el espíritu de adoración


venga y adora hasta que la gloria de Dios descienda.
105. Cuando adoramos a Dios, él inhala nuestra
adoración y exhala su gloria.

106. No podemos vivir en las glorias del ayer.

107. El poder de Dios siempre está presente,


aunque no siempre es recibido.

108. No hable la palabra si no tiene la intención de


que ocurra lo que habla.

109. Cuando Dios nos pide que hagamos algo es


porque Él no lo va a hacer por nosotros.

110. La gente nunca verá a Jesús excepto a través


de usted y yo.
111. La única habilidad que Dios busca en un
hombre o una mujer es la disponibilidad.
112. Chocar con la personalidad o forma de ser de
otro mortal no necesariamente te convierte en
rebelde.

113. Todo hombre debe decidir en su vida, si se


lanza a triunfar arriesgándolo todo, o si se sienta a
esperar el paso de los triunfadores.

114. Si quieres ver las cosas que nunca has visto,


haz las cosas que nunca has hecho.

115. Las tres cosas que hacen que una iglesia se


expanda son: Orden, Monitoreo y Sobrenaturalidad.

116. Una idea es más poderosa que un ejército.

117. El futuro de la humanidad está en su pasado.


118. Uno no puede perder lo que nunca ha tenido.

119. Existen muchas buenas piezas musicales


ejecutadas con un viejo violín.

120. Si deseas ser bien servido, entonces sirve


bien a los demás.

121. Los reyes tienen brazos largos.

122. No hay nada tan poderoso como un


concepto, y nada más peligroso que un concepto
erróneo.

123. La religión es más mala que el diablo.


124. Deja que toda oposición te fortalezca en
lugar que te debilite.

125. Vive cada día como si fuera el último porque


un día lo será.
126. A veces en lugar de brincar los obstáculos es
mejor rodearlos.

127. Dime dónde estás poniendo tu dinero y te


diré donde está tu corazón.

128. La gente tiene éxito porque ellos lo intentan.


La gente que no lo intenta no tienen oportunidades
de éxito.

129. Las gentes que cambian el mundo han


declarado su independencia de lo que las otras
personas esperan.
130. Una visión es una idea tan poderosa que
puede sobrevivir después de la tumba.

131. Pase el mayor tiempo con influencias


positivas y el menor tiempo con influencias negativas.

132. Dios ha diseñado cada propósito con su


propia prosperidad.

133. Dios no está escaso de todo lo que usted


necesita.

134. La persistencia es la resistencia a toda


oposición.

135. Lucha hasta que sientas el gozo de la victoria.

136. Dios ha puesto tanto en usted que usted


voluntariamente lo capta, nada puede detenerlo.
137. La persona exitosa persevera bajo presión y
la utiliza para su propio beneficio.

138. La persona que tiene firme paciencia


siempre ganará.

139. Cada campeón no gana todo asalto, pero si


persevera, él gana el encuentro.
140. igual que el calendario del año, nuestras vidas
tienen cuatro estaciones, y tienen que pasar.

141. Algunos dones maravillosos emergen y se


desarrollan cuando las personas están bajo presión.

142. Pobreza no es un estado natural, es mental.

143. Lo que le das al Señor en la ofrenda habla de


quien eres en tu trabajo, en tu casa y en lo secreto.
144. Siempre se cosecha más de lo que se
siembra.

145. Tu boca puede ser la boca de Dios, pero


también la boca del diablo.

146. No siembres tu fe en una maceta.

147. Si no eres el guarda de tu hermano, eres el


asesino.

148. Grandes obstáculos, disfraz de grandes


victorias.

149. No hay sueños imposibles, sino hombres


incapaces de soñar.
150. Cuando los sueños son tan intensos, los
sueños imposibles, no son tan imposibles.

151. Trabaja con lo que tienes y no con lo que te


hace falta.

152. Mente vacía, cajón del diablo.

153. Si no le quieres comprar nada al diablo no


mires sus vidrieras.

154. Unas de las cosas más terribles es contristar


al Espíritu Santo.

fortaleza, y un conjunto de fortalezas van a originar


una ideología.
155. Todo aquel que se burla de un siervo de Dios
o lo critica, no es más que un novato, inmaduro y
tonto.
156. Si no le temes a levantar tu lengua contra el
ungido, no deberás temer a los osos que te
despedazarán.

157. Cuando enseñamos algo que no estimule la


fe, sino que trate de apagarla, podemos estar seguros
que estaremos pecando.

158. Es más fácil criticar un libro que escribirlo.

159. Los fracasos no existen en realidad, lo que


existe son los experimentos no funcionales.

160. Enseñamos lo que sabemos, pero


reproducimos lo que somos.

161. El éxito no se mide en cómo vivió un valiente,


sino en la condición que éste murió.
162. Lo que no bendice no se dice.

163. Una mentira dicha desde un púlpito


prestigioso, por un predicador importante llega a
convertirse en una verdad.

164. Todos nacimos con una razón, pero no todos


descubrimos por qué.

165. Solo critican tus defectos, aquellos que


envidian tus virtudes.
166. Al árbol que tiene frutos es al que le tiran
piedras.

167. Mientras más caminas, más tropiezas y


aprendes a caminar.
168. Los errores no son el fracaso de la vida, sino
el principio de una larga experiencia.
169. Para aprender a mandar es preciso obedecer.
170. Hay gente que tiene buenas jaulas, pero
malos pájaros.

171. Todo tropiezo no significa caída.

172. Mientras más dura sea la lucha, más hermosa


será la victoria.

173. Hay tres cosas en la vida que nunca vuelven


atrás: la flecha lanzada, la palabra pronunciada y la
oportunidad perdida.

174. Qué importa que las fieras rujan a mis


espaldas si de frente temen atacar.

175. El que no valora la vida, no se la merece.


176. Las ideas no duran mucho, hay que hacer
algo con ellas.

177. El chapucero, el mediocre y el religioso están


estorbando el avance arrollador del Reino.

178. En el mundo espiritual, nada es inocente.

179. El hombre más pobre no es el que no tiene


un centavo, sino el que nunca es capaz de tomar una
decisión en la vida.

180. Un conjunto de pensamientos, forman una


idea, un conjunto de ideas, forman un concepto, un
conjunto de conceptos van a formar un argumento,
un conjunto de argumentos van a levantar una 140. Al

LECCION IX
LA ETICA EN LA FINANZAS DEL REINO
Texto I Timoteo 6:3-18,

Vemos a diario dentro del pueblo de Dios grandes


Deudas que crecen y se acumulan, rentas sin pagar,
familias amargadas por la continua escasez y
desesperanza en la que viven. Por otro lado,
escándalos financieros, lujos ostentosos y
excentricidades de algunos, es lo que distingue al
ministerio de la última generación.
Todo lo anterior nos permite ver que, aunque se
pregone prosperidad y restitución de las finanzas al
Reino de Dios, éstas no serán liberadas a plenitud
hasta tanto no tengamos la suficiente madurez y
confiabilidad para administrar los recursos que Dios
nos confia, porque son de Él y para Él.

El problema primordial es que, como resultado de


poseer un caracter natural que NO ha sido
transformado de acuerdo al caracter del Nuevo
Hombre, creado según Dios en justicia, santidad y
verdad (Efesios 4:24), nuestro manejo, conexión y
aplicación del dinero están desviados, por una mala
esencia que no va de acuerdo a Cristo. Por tal razón,
el apóstol Pablo, le dijo a Timoteo, su compañero de
equipo, en su primera carta: que la raiz de todos los
males’ es el amor al dinero.

Penetremos de una forma más directa en Este pasaje,


para lo cual es muy importante comprender su
contexto inmediato. Eso es I Timoteo 6:3-18,
proposicion
en donde vamos a descubrir 8 leyes espirituales que
nos abrirán el camino a la ética de las finanzas del
Reino de Dios.

desarrollo
1. Determinar la fuente de nuestras relaciones:
Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las
sanas palabras de nuestro Señr Jesucristo y a la
doctrina que es conforme a la piedad, está
envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones
y contiendas de palabras, de las cuales nacen
envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas,
disputas necias de hombres corruptos de
entendimiento y privados de la verdad, que toman la
piedad como fuente de ganancia; apár tate de los
tales. vrs 3-5.

Pablo nos exhorta a elegir correctamente las personas


que nos influyen con su vida y su mensaje. Esto
significa que por un lado, debemos evaluar la calidad
y el contenido de la enseñanza que recibimos y nos
forma. Y por el otro lado, tenemos que evitar
cualquier enseñanza o instrucción que nos deforma y
desvia del propósito de Dios. Una muestra clara de
esto, son aquellas personas contenciosas y dañinas,
cuyo carácter y conducta son desaprobados y usan el
cristianismo como una vía equivocada de lucro
personal, para hacer dinero con la fe de aquellos
inocentes y sinceros de corazón
En otra carta, Pablo declara que estos carnales, que
no tienen otro dios que el desenfrenado interés sólo
por las cosas terrenales, son quienes predican el
evangelio por envidia e intenciones materialistas.

De igual manera es muy importante aislarnos de todo


ambiente legalista, donde se promueve el sectarismo,
y se pierde el tiempo con discusiones y disputas
necias que no conducen a ninguna parte.
Un esfuerzo inútil por defender tradiciones
eclesiásticas y puntos de vista personales, en lugar de
ser ministrados y rodeados por gente de revelación,
que tenga una panorama bien claro de las leyes y la
dinámica del Reino. Ministerios basados en Cristo,
que mantengan una identidad y unidad bíblica del
Cuerpo, que fluyan en autoridad y unción, una visión
profética y una impartición escritural que nos impulsa
a ser mejores, a prosperar de una manera integral
conforme al propósito de Dios.
2. Determinar la fuente de nuestras ganancias:
Pero gran ganancia es la piedad acompañada de
contentamiento; porque nada hemos traido a este
mundo, y sin duda nada podremos sacar. vrs 6-7.

Los recursos del Reino de Dios provienen de una


fuente pura, y son entregados a aquellos que guardan
el espíritu y la actitud correcta del Reino que se refleja
en una vida agradecida que valora el significado de la
piedad. Algunos piensan que manejar finanzas es para
gente impía, y que los cristianos que manejan
recursos son carnales y fríos en la fe. Esta clase de
personas mantienen una actitud repulsiva hacia la
prosperidad, encubriendo su mediocridad con una
falsa espíritualidad, atados a una mentalidad de
miseria que les esclaviza y no les permite tener para
dar y sembrar generosamente en los proyectos del
Reino.

Para que haya buenos dividendos, la vida piadosa


debe ir acompañada de una actitud agradecida ante la
vida, pues esta actitud representa ganancia para ésta
vida y la venidera. administrar como Dios manda,
todos los recursos que El nos ha concedido. (II Pedro
1:3 NVI)

Quienes comprendan, vivan y fluyan en esta


dimensión podrán alcanzar la perspectiva, que
Matthew Henry pastor bautista tenía al respecto de
este tema, cuando dijo: “Por ser Dios lo único
necesario, ninguna otra cosa es suficiente; por ser
Dios lo único suficiente, ninguna otra cosa es
necesaria”

Al decir que, nada hemos de llevar de este mundo,


nos indica que todo lo hemos de dejar y por lo tanto,
no podemos abandonar nuestra responsabilidad de
luchar por construir un legado trascendente a
nuestros sucesores, mantener una correcta aspiración
y no una incorrecta ambición; que quienes nos sigan
puedan saber la forma sana y sabia, como lo hicimos,
para que ellos puedan tener una plataforma sólida y
segura, desde donde puedan proyectarse, para
alcanzar mayores cosas que nosotros.

3. Ejercitar una vida agradecida.


Asi que, teniendo sustento y abrigo, estemos
contentos con esto. vr 8.

El verso 8, ha sido mal interpretado y por ende mal


aplicado por muchos creyentes. Esta enseñanza se
suele mirar a través de los anteojos de la cultura y
mentalidad latina, donde se cree que la pobreza es
una virtud y se le rinde culto al sufrimiento y a la
escasez; un entorno donde se ve la riqueza como
despotismo y despojo, la prosperidad como un golpe
de suerte y no como la bendición de un Dios de Pacto.
Sin embargo, si analizamos lo que significa el
concepto de sustento para la mentalidad oriental y
particularmente para la cultura judía, veremos que es
muy diferente al concepto Latino.
La palabra “sustento” se deriva del término griego
“diatrofé”, encierra la idea de un canal de nutrición
que fluye en forma continua, como producto de una
causalidad, y no de una casualidad. La connotación de
“diatrofé” no es algo mínimo que nos llega
ocasionalmente para vivir estrecho, reducido a un
bocado de pan y a un vestido; sino que involucra la
provision integral y abundante para atravesar
cualquier situación.

Por otra parte, abrigo, proviene de la palabra griega


“sképasma” que conlleva la idea de “cubierta
espaciosa” lugar donde se posiciona la gente notable.
Este término no tiene la connotación hispana de un
lugar de refugio para los pobres desterrados que
mendigan un pedazo de pan.

Es por eso que el apóstol Pablo nos dice que,


teniendo sustento “diatrofé” y abrigo “sképasma”,
vivamos contentos. Es decir, que debemos asumir
una actitud confiada ante la vida, con una declaración
profética en nuestro espíritu, donde levantemos una
muralla protectora contra toda influencia de miseria y
ruina, pues hemos sido hallados aprobados, como
parte de ese remanente fiel y confiable que se
mantiene delante de Dios y del lado correcto. Un
remanente que sabe administrar las finanzas y por lo
tanto, puede con sobriedad comer bien y vestir bien.
(Isaías 23:18).

4. Evaluar la sinceridad de nuestras motivaciones.


Porque los que quieren enriquecerse caen en
tentación y lazo, y en muchas codicias necias y
dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y
perdición; porque raiz de todos los males es el amor
al dinero; el cual codiciando algunos, se extraviaron
de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. rs
9-11.

Aquellos que con afán anhelan acumular riquezas,


pervierten sus valores y distorsionan sus prioridades
volviéndose esclavos de sus ambiciones, a tal punto,
que aprecian más las cosas que las personas.
Tristemente podemos observar el mal
comportamiento de algunas congregaciones en las
que se valora la gente por los recursos que tiene en su
bolsillo, y no por lo valores que tiene en su corazón.,
unos para llevar a cabo un propósito del Reino. Otros
sólo buscan promover la imágen de un ministerio, o
construir un grandioso edificio que contribuye a
aumentar la megalomanía de su líder, y no edificar
correctamente al verdadero edificio del Señor, Su
Iglesia, la cual es su Cuerpo, su verdadero Templo.

Las trágicas consecuencias que hemos visto sufrir a


muchos, nos deben servir de solemne advertencia y
recordarnos la amonestación apostólica, para no
hundirnos en la destrucción y pérdida de privilegios.
Pablo dice que tengamos quidado con dar una mala
conexión a los recursos del Reino,

Asi que el problema no es tener recursos, sino “el vivir


atado a la cuerda de un espíritu incorrecto cuya
medida acabará mostrando a todos una
administración carnal de los mismos”. El término que
Pablo utiliza para definir “el amor al dinero” proviene
del vocablo “philarguria”, que encierra la idea de
deseo excesivo o pasión compulsiva que respira con
afán por tener. Esta clase de pasión carnal por dinero,
conduce a una pérdida de la fe, y como consecuencia
al abandono de la fidelidad al propósito de Dios para
la vida, haciéndose nulo el sentido de misión y
destino.

5. Mostrar la integridad de lo que somos: Hombres


de Dios.
Mas’ tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas…. vr
11a.

Si hemos de ver la manifestación de lo que Dios ha


prometido, tenemos que ser lo que Dios nos ha
formado: Verdaderos hombres de Dios. Personas que
por fuera somos iguales a los demás, pero por dentro
somos distintos; porque en nosotros reside Su
Naturaleza Divína que nos identifica, y nos hace
recordar que fuimos diseñados en el cielo, pero
ensamblados en la tierra. En esta clase de hijos, se ha
hecho carne tres verdades básicas:
• PROCEDENCIA: Conocen que provienen de Dios
porque han nacido de sus mismos genes y tienen Su
misma naturaleza. Saben que lo que son y tienen, no
es el resultado de una educación teológica, ni de una
capacitación humanistíca, sino de la formación que el
Espíritu Santo realizó en ellos por la Revelación de la
Palabra. Esta clase de varones y mujeres, conocen las
dimensiones del Reino y están revestidos de
autoridad. Son aquellos que el cielo aprueba, el
infierno teme, la Iglesia reclama y el mundo necesita.
Son aquellos que con la misma sabiduría de José,
Daniel, David, Salomón, Moody, Wesley, Muller,
Booth y otros grandes reformadores que la Biblia y la
historia registran, liderarán cambios sustanciales en la
vida económica y social de nuestras naciones.
• PERTENENCIA: Saben que son de Dios y a Él
sirven; no están comprometidos con nada humano, ni
andan interesados en promover su propia imágen. No
miden el éxito ministerial por la cantidad de cosas que
tienen, sino por la integridad y fidelidad con que
hacen las cosas. No se dejan seducir por el espíritu de
Balaam convirtiéndose en profetas mercenarios que
trafican con los dones de Dios por intereses
personales y ambiciones egoistas. El ministerio no se
hace por conveniencia económica, sino por
obediencia divína; por eso, vemos que algunos sirven
a la Iglesia y otros se sirven de la Iglesia.
• PROPÓSITO: Conocen la razón por la cual fueron
salvados y llamados. Son personas que han roto con el
yugo de “argón”, el espíritu de la época, que influye
en su pensamiento materialista y su cultura
hedonista. Ellos reconocen que fueron establecidos
por Dios y no por los hombres, por eso viven libres de
complejos, que los haga sentirse imprescindibles. No
están buscando alcanzar o retener una posición
humana, sino cumplir una función divína. Estos
hombres verdaderamente saben de qué cosas deben
huir y qué cosas deben seguir.
6. Buscar la virtudes del Reino.
… y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la
paciencia, la mansedumbre. vr 11b.

Para nuestra cultura machista ver expresadas las


virtudes antes descritas, en el carácter (lo que es) y
conducta (lo que hace) de un hombre, le parecen ser
rasgos de una personalidad frágil, pusilánime, y con
tendencias afeminadas. Vivimos en una sociedad que
rinde culto a lo aparente y superficial, donde somos
tentados a calificar nuestra identidad por los falsos
que los medios nos presentan, en los que nos venden
una falsa imágen del éxito, y en donde se sacrifican
los valores por los logros.

Precisamente, la grandeza del Reino y la necesidad de


esta generación, que ha visto caer todos sus
paradigmas, nos demanda con urgencia mantener en
alto y en forma visible una manifestación pura del
Reino de Dios, a través de individuos maduros en
Cristo que señalen un horizonte claro y un norte
seguro.

Se avecina un fluir de abundancia y recursos


impredecibles que sólo podrán ser administrados en
forma correcta y efectiva, por aquellos que han sido
aprobados en todo, y que no se dejaron seducír por la
farándula y el estrellato evangélico, donde se
pretende emular las fachadas de Hollywood y ofrecer
fuego extraño en la Casa de Dios.

7. Luchar por las verdades que creemos.


Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida
eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo
hecho la buena profesión delante de muchos testigos.
vr 12.

Pablo nos desafía a pelear la buena batalla de la fe, lo


cual implica mantener una acción frontal y aguerrida
contra el sistema de antivalores, donde lo bíblico se
ridiculiza y lo esotérico se promueve; donde la justicia
se cuestiona y la impunidad y la corrupción gobiernan
bajo un manto de falsa piedad. Como hijos de la luz
no podemos seguir indiferentes ante la avalancha del
mal y la soberbia de los malos. Es imperativo que nos
levantemos como una voz profética que denuncia el
pecado en todas sus formas y anuncia el perdón y
cambio, por la obra de Cristo, para todos los hombres,
en todos los tiempos. Martin Luther King, dijo: “No
me sorprende la maldad de los malos, sino el silencio
y la indiferencia de los buenos”.

Lamentablemente nuestra actitud combativa se ha


mantenido en los escenarios equivocados y por los
motivos incorrectos. líderes y ministros riñendo por
asuntos financieros. Gentes seducidas por un espíritu
incorrecto, en donde prima la ventaja y la
deshonestidad, se promueve la mentira, la difamación
y la murmuracion. Muchos por retener un creyente
adinerado en la membresía; y en fin, esta lista
vergonzosa sería interminable.
Podemos asegurar que, con una iglesia de esta
calidad, Dios no puede soltarnos nuestros derechos
legales de que fueron alcanzados por la obra perfecta
de Cristo, el Primogénito de toda la Creación y
mediante la cual se presenta a la Iglesia justa ante
Dios, siendo vista como la Ciudad Celestial, la
congregación de los primogénitos, (Hebreos 12:22-23)
y el único capacitado para establecer, expresar, y
expandir el Reino. En razón de haber sido
privilegiados en recibir tan gloriosa encomienda,
necesitamos estar calificados. De lo contrario,
haríamos desastres y llegaríamos a despilfarrar la
herencia. El Señor nos ha puesto para ser
colaboradores y no competidores, a fin de que no
sigamos librando pequeñas escaramuzas afuera en el
mundo y grandes guerras adentro en la Iglesia.

Debemos mantenernos comprometidos y fieles a la


Palabra implantada en nuestro espíritu (ver versículo
14), sin dejarnos impresionar por la apariencia de un
éxito desvirtuado,.
8. Practicar la humildad y la generosidad.
A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni
pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son
inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las
cosas en abundancia para que las disfrutemos. Que
hagan bien, que sean en ricos en buenas obras,
dadivosos, generosos; atesorando para si buen
fundamento para lo por venir, que echen mano de la
vida eterna. vrs 17-19.

Como el apóstol Pablo sabía que la incorrecta


tenencia de riquezas, produce soberbia, y esto como
resultado de un ego no crucificado; exhorta a quienes
tienen y manejan recursos, a que no sean arrogantes
y dependientes de las cosas. Con tristeza observamos,
cómo algunos ministros que han alcanzado cierto
“status” se vuelven intocables, tanto en las relaciones
con los demás, a quienes ven con un aire de
superioridad; olvidando lo que un sabio dijo: “Nadie
puede mirar a otro hacia abajo, a no ser que sea para
ayudarlo y levantarlo a su mismo nivel
En esta amonestación bíblica, encontramos tres
grandes enseñanzas:
• Dios nos provee abundantemente todo lo
necesario: En las Escrituras podemos encontrar
ampliamente la generosidad del Dios nuestro que nos
bendice siempre, en todos los aspectos integrales de
la vida, al decir que, en todo lo necesario, nos permite
recordar que, “no es más rico el que tiene más cosas,
sino el que necesita menos de las cosas”.
• Dios nos da todas las cosas para que las
disfrutemos: El Dios que nos presenta las Escrituras
no quiere privarnos del gozo verdadero de la vida,
sino que se complace cuando sus hijos disfrutan
correctamente de todo lo que Él les da. Sólo podemos
disfrutarlas cuando vivimos bajo el gobierno de los
valores eternos y no bajo la tiranía de los bienes
terrenos. Recordemos que los recursos económicos
son un instrumento para cumplir un propósito divino
y no un fin para alcanzar una meta humana. Cuando
el dinero es considerado un instrumento, entonces es
un esclavo que nos sirve; cuando se convierte en un
fin en sí mismo, es un amo a quien servimos.
• Dios nos da suficiente para que compartamos:
Cuando se vive bajo una mentalidad de quienes
somos en cristo la liberalidad es normal y la
generosidad es espontánea, pues forma parte
esencial del carácter y naturaleza del Dios que
seguimos y servimos. Aún cuando nuestra naturaleza
egoista tienda a manifestarse, Pablo nos recomienda
a echar mano de la vida eterna, o sea la vida increada,
la vida verdadera que está en Dios, que nos ha sido
impartida a nuestro espíritu, Debemos dar con la
actitud correcta y sembrar en el terreno correcto; no
por favoritismo o protagonismo personal.
conclusión,
podemos afimar lo que el profeta Isaías declaró “Pero
a ustedes los llamarán sacerdotes del Señor, les dirán
ministros de nuestro Dios; se alimentarán de las
riquezas de las naciones, y se jactarán de los tesoros
de ellos. En vez de su verguenza, mi pueblo recibirá
doble porción; en vez de deshonra, se regocijarán en
su herencia y asi en su tierra recibirá doble herencia, y
su alegría será eterna. 61:8-9 ” como la realidad de
lo que Dios quiere y va hacer en estos tiempos de
restitución completa y transferencia de recursos, sin
precedente alguno en toda la historia de la Iglesia.
Somos sacerdotes del Señor y sus ministros, para
servir bajo la función y unción quíntuple, que el Cristo
resucitado y ascendido constituyó legalmente para
equipar a los santos para la obra del ministerio.

Dios es el Dispensador en el cielo de todos los


recursos del Reino, y la Iglesia es el “centro de
distribución” en la tierra. La calidad, la integridad y la
excelencia con que la Iglesia haga su tarea,

El desafío es grande y la responsabilidad aún mayor,


pero la recompensa es lo supremo de Dios.

Principios bíblicos que tratan y procuran que


entremos en la dimensión de entender, vivir y
disfrutar la economía de nuestro Reino.
Aprenderás los principios, leyes, derechos y
recompensa de mantenerse en este sistema.
No te encierres, es real, aunque hayas tenido una
mala experiencia ábrete para recibir en tu corazón
cada letra, para luego ver con tus ojos los resultados.
Alguien dijo que: “lo último que se convierte en una
persona es el bolsillo", por eso quiero tratar en esa
área. Tu vida, tu familia, tu ciudad y nación necesitan
libertad financiera.
Diezmo por revelación

Cuantos criterios he encontrado sobre el diezmo y


muchos de ellos no están de acuerdo con darlo. A
continuación verás algunos puntos que te ayudarán a
discernir esta verdad.

• Diezmo es de Dios:
No podemos creer que le hacemos un favor a Dios
dándole lo que le pertenece. El diezmo es la décima
parte de todas tus entradas (Ejemplo: de $100-$10;
$150-$15; de $1000-$100).

• Diezmar o Diezmo por revelación:


En Génesis 14:17-20 vemos a Abraham diezmando a
Melquisedec del botín de la guerra. Quedando
demostrado que mucho antes de la ley los patriarcas
ya practicaban el diezmo. Se puede diezmar de dos
formas: por institución (por la ley) o por revelación
(Hebreos 7:1-4).

• Diezmar por revelación es causada por la fe:


1- No es lo mismo Dar por Dar que Dar por Fe.
2- Cuando das en fe lo haces con alegría.
3- Cuando das en fe, lo das a Dios. No te cuestionas
ni temes que harán con el dinero.
4- Cuando das en fe, recibes Su recompensa.
5- Cuando das en fe, pones a prueba su fidelidad
(Malaquías 3:9-10).
6- Cuando das en fe, obligas a Dios a sacar de tu
casa, de tu vida, de tus finanzas, de tu trabajo, al
devorador.
7- Cuando das en fe, le das a Dios lo que le
pertenece, y al tú ser fiel, él se verá comprometido a
darte lo que es tuyo (respuesta a oraciones, sanidad,
prosperidad, cielos abiertos....).
8- Cuando das en fe, es olor grato (como perfume
delante de la presencia de Dios).
9- Cuando das en fe, aseguras tu provisión.
10- Cuando das en fe, reconoces que Dios es tu rey,
le crees a él y esperas lo mejor de él.

Ofrenda – Semilla

en el Reino tenemos que esclarecer cada concepto


¡Cuántas bendiciones podemos perdernos por ser
ignorantes!

La ofrenda es algo que damos voluntariamente a Dios.


El propósito de la ofrenda es congraciarse con el Rey.
Esto provoca favor de parte del Rey. Recuerde la
historia de la Reina de Sabá (1 Reyes 10:1-13) o, los
sabios del Oriente cuando vinieron a ver a Jesús
(Mateo 2:1-12), ¿Qué trajeron? Ofrendas voluntarias.
Cuando usted ofrenda, se congracea con Dios,
buscando algo de él. Deje a un lado esa idea de
regalarle una limosna a Dios (1 peso), pues Dios no
necesita nada de eso.

Dios te prospera con el fin de que le sirvas y le honres


con lo que él te ha dado.
Antes de seguir leyendo este libro lea los siguientes
pasajes:
Éxodo 12:35-36; 25:1-9; 35:20-29. LA SIEMBRA EN EL
REINO.
25 CUALIDADES DE UN SEMBRADOR.
¿Soy un sembrador?
No hay nada más redituable que el amor por la
Palabra de Dios; “lo más importante en la vida de
todo creyente es conocer, creer y hacer las
enseñanzas de la Palabra de Dios”; te reto a encontrar
las escrituras que sustentan estas declaraciones sobre
las cualidades de un verdadero sembrador.

1. Un sembrador entiende que la ley de la siembra y


la cosecha opera en todo y es perpetua, entiende que
todo es semilla y la semilla es todo, sabe que su
semilla tiene el poder de producir lo que él no puede.
2. Un sembrador sabe que su semilla es nada sin
una buena tierra, porque la que produce de si es la
tierra, de modo que siempre anda en busca de tierras
fértiles.
3. Un sembrador nunca deja pasar una oportunidad
de sembrar en una buena tierra, si no tiene dinero
hace una promesa.
4. Un sembrador siempre cumple sus promesas
financieras, porque él sabe que un voto se convierte
en semilla solo cuando este se cumple.
5. Un sembrador no permite que nada lo detenga
cuando recibe una instrucción del Espíritu Santo para
sembrar, está dispuesto a enfrentar la molestia de
otros; va más allá de la emoción del momento, no
dejando que el paso del tiempo ahogue dicha
instrucción.
6. Un sembrador está dispuesto a vivir un presente
limitado para crear un futuro ilimitado.
7. Un sembrador sabe que empieza con el modesto
sueldo de donde extrae sacrificialmente sus primeras
semillas.
8. Un sembrador desea ser un cada vez más
extraordinario sembrador, y anhela que llegue el día
en el que ya no tenga que sembrar para sí mismo.
9. Un sembrador se alegra en extremo cada vez que
siembra una semilla.
10. Un sembrador al principio parece un perdedor,
financieramente hablando.
11. Un sembrador sabe diferenciar una dádiva de una
siembra.
12. Un sembrador no sólo busca buenas tierras para
obtener una multiplicación, es misericordioso y
siempre está dispuesto a dar en los pobres, aunque
no le representen multiplicación.
13. Un sembrador honra moral y financieramente a
sus padres biológicos y a sus padres espirituales.
14. Un sembrador, al recibir una bendición,
inmediatamente piensa en la semilla que debe
sembrar.
15. Un sembrador enseña a otros a sembrar por
inspiración.
16. Un sembrador enseña a sus hijos el secreto es
ejemplo, y les entrena para abrirse camino en la vida
usando su semilla.
17. Un sembrador espera con virtuosa paciencia cada
una de sus cosechas, porque sabe que no es una
carrera de velocidad, sino una carrera de resistencia.
18. Un sembrador jamás mancha el testimonio de
una cosecha con murmuración y queja por causa de la
impaciencia.
19. Un sembrador sabe que la prosperidad es el
resultado de factores que se complementan con los
diezmos y las ofrendas.
20. Un sembrador conquista constantemente a la
avaricia, al temor, a la codicia y a la incredulidad.
21. Un sembrador sabe que es un sembrador, cuando
empieza a recibir cosechas.
22. Un sembrador sabe que sus palabras también son
semillas, por tanto vigila sus labios día y noche, para
no lastimar sus cosechas financieras.
23. Un sembrador incrementa el tamaño y cantidad
de sus semillas conforme incrementa su prosperidad.
24. Un sembrador jamás usa sus semillas para
manipular la voluntad de los demás.
25. Un sembrador nunca siembra una semilla que no
le cueste, porque sabe que el valor de su semilla está
determinado por lo que significa para él soltarla.
LECCION X

LA JUSTICIA DEL REINO


«Concepto de justicia» MT 6: 33
El único método de gobierno.
Es el grupo de normas y leyes establecidas en un
país, pueblo, reino, grupo o nación por el cual se rigen
todos los habitantes de dicho lugar.
Es el grupo de derechos y deberes de un
ciudadano de un país.(Dt 6:25)
Es la voluntad plena de Dios (Jer 31:33)
«La justicia de una persona, demuestra su naturaleza»

1. La justicia de un reino es establecida por el Rey y


Señor del Reino. (Dn 6:6:9)
• El rey de un reino es el que establece las leyes de
su reino. El es el juez de su reino y a su vez el mayor
exponente de la justicia. (Ej Pablo apelo al cesar
porque en el imperio romano el mayor exponente de
la justa era el emperador.
El Rey de un reino es a su vez el señor de dicho
reino, él gobierna con total dominio, autoridad,
poder, su señorío es totalitario, absoluto. El establece
la justicia conforme a sus ideales Pero al mismo
tiempo ejerce ese señorío a través de la paternidad
«Dios no dirige su creación democráticamente sino
paternalmente».
Nosotros no podemos entender esto
sencillamente porque nosotros no conocemos el
funcionamiento de un reino, hemos vivido en una
democracia. Explicar

• La diferencia entre reino y democracia.


En una democracia, se hace lo que desea la
mayoría. Y en un reino se hace lo que diga el rey y
señor del reino. Ej. 1Sam 8:11-17

2. La justicia del reino se expresa en decretos (Est


1:19)
«Que es un decreto»
“Decisión de un gobernante o de un Rey, o de un
tribunal o juez, sobre la materia o negocio en que
tengan competencia.”
3. Los decretos de justicia son establecidos según la
verdad del rey (Sal 119:160)
• Jesús es el prototipo, el modelo de la creación él
es la verdad: JN14:6
¿Qué es la verdad?
La formación original, El ideal del Rey, es la filosofía
del Rey

Cuando Jesús llego a esta tierra existían muchas


verdades de hombres, nacidas del pensamiento
humano. Discutiendo cual era la verdad para el
hombre (unos decían que la religión, otros que el
conocimiento, otros que la ciencia, etc.
Jesús se les aparece y les dice ahora les voy a
enseñar que es realmente la verdad…yo soy la
verdad… (JN14:6) era en mi en quien pensaba el
padre cuando los hiso a ustedes (Heb 1:2-3) por eso el
padre decía cada vez que creaba algo en el principio
que era bueno (el estaba mirando un molde, el
miraba el hijo para ver cómo le estaba quedando
)Col1:15-16) Ej. La historia de Henry Fort
«La verdad no es algo sino alguien»

Este conflicto de la verdad a seguido aun después


que Jesús partió de esta tierra, en los tiempos de los
apóstoles (Hech 17:23:28) esta conflicto ha llegado
hasta nuestros tiempos.

4. En un Reino los decretos de justicia abarcan más


allá de la ética moral o de lo socialmente correcto.(Mt
5:20)
• La justicia no tiene que ver con lo externo sino
con lo interno.
Cuando pensamos en justicia automáticamente
pensamos en ética moral, porque fuimos adiestrados
y programados por la religión a pensar a sí. La iglesia a
enmarcaba la justicia en como hablabas, como te
vestías, como te comportabas siempre enfocaron la
justicia en lo externo. Ej la muchacha de los alfileres
en el pantalón.
Cuando juzgamos las cosas moralmente, nos
ofendemos cuando alguien comete un error, nos
horrorizamos con la cosas y pensamos que Dios actúa
igual que nosotros. Por eso no podíamos perdonar los
errores de nuestros hermanos. Ej mi testimonio.
«Para Dios no hay nada inmoral él no se horroriza por
nada, ni se ofende por algo que allá hecho por eso
puede amar a toda persona» Ej el homosexualismo
etc.

• La justicia va más allá de lo que es bueno y lo que


es malo.
En la religión nos enseñan sobre la justicia y sus
enseñanzas se resumía en lo que era buenos y lo que
era malo. Lo bueno se lo atribuye a Dios y lo malo a
Satanás. Entonces el pecado era lo moralmente malo
y la santidad era lo moralmente bueno.
«El pecado es el producto de violar un decreto del
rey, y no de hacer algo moralmente incorrecto»
Si en el Edén lo bueno y lo malo estaba en un
árbol ¿Qué vivían Adán y Eva? Dios no establece un
modo de vida para sus hijo sobre lo bueno o lo malo
sino sobre los decretos que el estableció Ej no hagas
esto porque “a Dios no le agrada” o no hagas lo otro
porque “puede ser que a Dios no le agrade”
«La justicia no es lo que es bueno para nosotros sino
lo que es bueno par Dios, sin interesarle si lo acepta o
no la sociedad» Ej la fornicación, matar etc.

• La justicia está por encima de la santidad


Nos enseñaron que la justicia tiene que ver con la
santidad pero la biblia las separa (Lc 1:75) aunque es a
través de la justicia que llegas a la santidad.
Santidad: significa ser diferente
«Ser santo no es cumplir con los prototipos de
cristianos que existen, sino que cumplamos toda la
justicia de Dios»
5. Los decretos de justicia son los que dan
formación a los ciudadanos de dicho reino. (1Rey
17:24-28)Explicar El modo de dominación siria era
cambiar a las personas de su territorio y llevarlos
hacia otros territorios.
Los decretos de justicia el gobernador los usa
para ajustarnos al ideal del rey ser imagen de Dios(Jn
14 26:27; 16:7-11;13-15)
«No existe un cambio de conductas, si un cambio de
mentalidad» (Ef 4:22-24) (Ej Nicodemo)

6. Los decretos de justicia son cumplidos por los


ciudadanos de forma natural a través de la fe. (Rom
1:17-19; 3:21-22)
La fe se ejerce sobre lo decretos que ya están
establecidos (Ej la mujer Siro fenicia Mt 5:25-28; La
tentación en el desierto Mt 4)
La fe es un asunto de creer, pero de creer ¿en
qué? en lo que ya esta decretado. Nosotros no
tenemos que usar la fe pera que Dios nos conceda
algo, sino la fe para creer lo que ya esta concedido
(1Cor 2:12)
No existe el poder de Satanás. Aun Satanás usa
los decretos del rey y hace que su gente los crea a
travez de la fe y les funciona (Ej Santeros, paleros,
espiritistas solo se mueven sobre la fe)
No es un asunto de súper fe, ni de cuarta
dimensión que teníamos que con la fe crear las cosas,
es que las cosas ya están decretadas solo tienes que
creerlas (Nm 23:9) “Todo lo que la mente humana
pueda creer, la mente humana lo puede conseguir.
Cree verdaderamente y profundamente que tendrás
una gran riqueza, y la tendrás”.

7. Los decretos de justicia atribuyen derechos a los


ciudadanos del reino (Lc 18:1-8)
El enemigo solo ataca los decretos del rey Ej (Gn
3); A Jesús como hijo (Mt 4) el matrimonio.
Nota: Satanás no tiene nada en contra de nosotros, el
tiene todo en contra de Dios. Ej los muñequitos de los
ángeles guerreros.
Nota: Satanás no es un ciudadano de este reino, no
tiene ningún derecho sobre el territorio
El diablo no tiene que robarte, ni destruir nada,
solo te hace violar la justicia y te lo destruye todo.
Satanás crea injusticia para que nosotros
perdamos los beneficios del reino. Violamos los
decretos y perdemos los beneficios. (Dt 28 :15)
Nosotros tenemos derecho a la vida eterna no
porque nos portemos bien sino porque cumplimos su
justicia.
Los decretos del rey son la mejor defensa de los
ciudadanos sobre sus adversarios. (Mt 5:23-26)Ej
Jesús en el desierto (Mt 4)

8. Los decretos de justicia le permite el acceso de


los ciudadanos a la presencia del rey. (Heb 10:19)
9. Los decretos de un rey no pueden ser abrogados,
solo pueden ser renovados para ser mejorados según
sea necesario al rey (Dn.6:8-17; Est.3:7-15; 8:13-9:1;
Mt.5:17).
Lo que fue establecido en el antiguo testamento
a no ser que allá habido otro decreto sobre el mismo
tema sigue vigente. Ej El diezmo.

I. LOS DECRETOS DE LA VERDAD


Los decretos de la verdad son los decretos de la
justicia divina que fueron establecidos originalmente
en la vida del hombre (Gn.1:26-29; Gn.2:16-17).
La justicia de Dios es la naturaleza primaria en la
cual fueron creadas todas las cosas incluso el hombre.

Los decretos sobre la naturaleza: Gn 1:11-


1. El decreto sobre la tierra, -“La tierra produce
arboles y hierva verde”.
Los decretos sobre el hombre:
1. El decreto de existencia, - “Hagamos al hombre a
nuestras imagen”
2. El decreto de propósito personal - “Fructificaos”
3. El decreto de comunidad – “Multiplicaos”
4. El decreto de colonización – “Llenad la tierra”
5. El decreto de dominio – “Señoread”
6. El decreto de economía – “os he dado toda
planta”
7. El decreto de trabajo – “
8. El decreto de obediencia – “del árbol del bien y
del mal no comeréis”

I. LOS DECRETOS DE VANIDAD


Los decretos de vanidad son esos cambios que fueron
establecidos por Jehová Dios luego que el hombre se
rebelo contra el decreto de obediencia. Legalmente
en la tierra comenzó lo que se llama el presente siglo
malo por lo tanto se establecieron varios decretos
para la vida del hombre fuera del reino (Gn.3:14-24).

1. Decreto de maldición sobre la serpiente – (Jehová


liga la existencia de Satanás al territorio de la tierra
por su maldad) V.14.
2. Decreto de la lucha de simientes – (se profetiza el
conflicto futuro por el cual se restablecería la justicia y
el gobierno al hombre) V.15.
3. Decreto de la maternidad dolorosa – (la
maternidad perdió su belleza original y se convirtió en
una experiencia dolorosa) V.16.
4. Decreto de la vanidad de la tierra – (la
productividad de la tierra quedo sujeta a la condición
espiritual del hombre) V.17-18.
5. Decreto de la vanidad del trabajo – (el trabajo
perdió su sentido original y se convirtió en una fuente
de sustento) V.19.
6. Decreto de la muerte corporal – (el hombre
pierde el poder de mantener su cuerpo con vida y
salud) V.19.
7. Decreto de expulsión de Edén - (el hombre es
sacado del centro de operaciones del reino en la
tierra) V.22-24.

II. LOS DECRETOS POS-DILUVIANOS


Los decretos posdiluvianos son el conjunto decretos
que Dios renovó y estableció en la tierra para la vida
del hombre después del diluvio. Una vez más Jehová
Dios instituye decretos que afectan a toda la raza
humana los cuales permanecen en la actualidad
(Gn.9:1-17).

1. Decreto de propósito inicial – (Dios reafirma que


necesita del fruto del hombre para su propósito)
2. Decreto de comunidad es renovado – (se restaura
el propósito de comunidad familiar entre los
hombres)
3. Decreto de colonización – (se persiste en el
propósito de llenar la tierra)
4. Decreto de temor animal – (se establece un
cambio en la conducta y el propósito de los animales)
5. Decreto de economía – (se establecen nuevas
formas de alimentación para el hombre)
6. Decreto de pena capital – (Jehová penaliza el
asesinato entre los hombres)
7. Decreto de estabilidad atmosférica – (Jehová
promete no destruir más la tierra por agua)

III. LOS DECRETOS DE GRACIA


Los decretos de la gracia son aquellos decretos que
fueron testificados por los profetas del antiguo pacto
que fueron cumplidos por Cristo y confirmado por la
predicación y la enseñanza apostólica.

1. Decreto de arrepentimiento para todos los


hombres (Is.55:6-11; Hch.17:30).
Este es el primer decreto divino de la llegada del
reino de los cielos, el cambio en la mentalidad de los
hombres. Fue parte del mensaje de Juan el bautista y
de Cristo y es parte del mensaje de la iglesia.
2. Decreto de amnistía general para el hombre
(Is.61:1-2; Lc.4:18-19; Lc.24:47).
Este decreto se estableció como un principio de
armonía y restauración entre los hombres. La mejor
forma en la cual el rey puede acabar una rebelión
para establecer la paz en su colonia es proclamar el
perdón para todos los rebeldes. Ej Colombia
3. Decreto de justicia legal para todo hombre
(Hab.2:4; Jn.12:32-33; Ro.1:17).
Este decreto restaura al hombre a la justicia
original de la cual se salió. Jesucristo siendo justo
murió como un injusto con el fin de llevar el castigo
de la rebelión de los hombres.
4. Decreto de juicio sobre el mundo y su príncipe
(Gn.3:15; Jn.12:31; He.2:14-15).
La derrota legal sobre el príncipe de las tinieblas y
todo su sistema de gobierno se puso de manifiesto en
la cruz. Allí se realizo el despojo constitucional de las
autoridades que usurpaban el gobierno sobre la
humanidad (Col.2:15).
5. Decreto de adopción para todo el que cree
(Os.1:10; 2:23; Ro.9:23-26).
Oficialmente todos los hijos de Dios pueden ser
reconocidos como simiente del reino sobre la tierra
(Jn.1:14). Los que reciben al Hijo dejan de ser
llamados hijos de ira para ser adoptados como hijos y
herederos legítimos de Dios.

LECCION XI
LAS DEMANDAS DEL REINO
Cuando examinamos la doctrina evangélica de
salvación, la cual es predicada cono El Evangelio de
Salvación”, nos podríamos asombrar de que ni
siquiera alguna habla acerca de “LAS EXIGENCIAS DEL
REINO DE DIOS”. La razón es porque el evangelio de
salvación es presentado como el regalo Gratis de la
gracia de Dios. La mayoría de los evangélicos creen
que es por fe y fe solamente, sin agregar nada más. El
hecho es que somos salvos por fe, no por obras, para
que ningún hombre pueda presumir.
A través del libro de Romanos, Pablo es bien
preciso en cuanto a que nosotros somos justificados
por fe y declarados justos delante de Dios por medio
de la fe. La fe es contada como justicia por Dios. El
sacrificio de Jesucristo en el calvario satisfizo
totalmente la demanda de justicia de Dios para el
perdón de los pecados.
2ª CORINTIOS 5:18-21 *18+ “Y todo esto proviene
de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por
medio de Cristo y nos ha dado el ministerio de la
reconciliación: [19] que Dios estaba en Cristo
reconciliando al mundo consigo mismo, no
tomándoles en cuenta sus transgresiones y
encomendándonos a nosotros la palabra de la
reconciliación. [20] Así que, somos embajadores en
nombre de Cristo; y como Dios os exhorta por medio
nuestro, rogamos en nombre de Cristo: ¡Reconciliaos
con Dios! [21] Al que no conoció pecado, por nosotros
Dios le hizo pecado, para que nosotros fuéramos
hechos justicia de Dios en él.”
El predicar que hay alguna cosa que podemos
hacer como buena obra, y que perdona nuestros
pecados o nos hace justos delante de Dios, es una
ofensa en contra del Calvario. ROMANOS 3:24 siendo
justificados gratuitamente por su gracia, mediante la
redención que es en Cristo Jesús. [25] Como
demostración de su justicia, Dios le ha puesto a él
como expiación por la fe en su sangre, a causa del
perdón de los pecados pasados, en la paciencia de
Dios, [26] con el propósito de manifestar su justicia en
el tiempo presente; para que él sea justo y a la vez
justificador del que tiene fe en Jesús.
Dios demanda que ejercitemos la fe en toda la
obra del Calvario, incluyendo la sangre derramada de
Jesús, en ofrenda por nuestro perdón del pecado.
Dios también demanda fe para nuestro inicio de ser
hechos justos o para nuestra redención. Dios no
necesita que la ejercitemos viviendo por fe en el
Señor Jesucristo buscando ser reconciliados con Dios.
Manteniéndonos firmemente en todo esto, sigue
habiendo este problema de discipulado y el Reino de
Dios. Mientras que la salvación es gratis, el Reino de
Dios y el discipulado nos costará todo. LUCAS 14:33
“Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a
todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo.”
¿Cómo entonces podemos reconciliar una gratis
justificación por fe, interpretada como una salvación
con discipulado que nos costará todo lo que
tenemos? Si predicamos una salvación gratis e
ignoramos el costo del discipulado, estamos
predicando solo la mitad de un evangelio. Es también
lo mismo si predicamos una salvación gratis e
ignoramos las exigencias del Reino de Dios.
En el libro de Romanos aparece que Pablo
predicó el gratis regalo de salvación a través de la fe y
diciendo nada acerca del costo del discipulado o de
las demandas del Reino. Pablo dice en ROMANOS
12:1 “Así que, hermanos, os ruego por las
misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos
como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es
vuestro culto racional. [2] No os conforméis a este
mundo; más bien, transformaos por la renovación de
vuestro entendimiento, de modo que comprobéis
cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y
perfecta.” Sin embargo Pablo no enfatizó que hacer la
voluntad de Dios es el mínimo requerido para entrar
al Reino de Dios.
Una interpretación de esto, es que esas son dos
cosas diferentes. La salvación es gratis, mientras que
el Reino y hacer la voluntad de Dios las debes hacer
con recompensa. Tan grande como nosotros hayamos
participado en la parte de la fe, nuestra salvación es
segura. Si morimos ésta noche, inmediatamente
nosotros vamos al “cielo”. Así como el “cielo” es solo
otra manera de decir “El Reino de los Cielos”, la
salvación es sinónimo de entrar al Reino. Esto es
grandemente aceptado como verdad en la iglesia
fundamental. Esto es llamado “El camino Romano al
cielo”.
Nosotros sin tener sabiduría rechazamos que esas
escrituras sean verdad y que fueron usadas para
refutar la falsa doctrina que había entrado a la iglesia
en Roma. Sin embargo, es claro que ninguno de los
dos, el discipulado o el Reino están mostrados aquí. Si
pensamos que el libro de Romanos es el completo
evangelio del Reino, nosotros podemos perdernos el
más grande punto de vista y las demandas lógicas del
Reino. Es claro que ni Pablo y ni la iglesia primitiva
descuidaron el “Evangelio del Reino”.
HECHOS 8:12 “Pero cuando creyeron a Felipe
mientras anunciaba el evangelio del reino de Dios y el
nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y
mujeres.” HECHOS 28:23 “Habiéndole fijado un día,
en gran número vinieron a él a donde se alojaba.
Desde la mañana hasta el atardecer, les exponía y les
daba testimonio del reino de Dios, persuadiéndoles
acerca de Jesús, partiendo de la Ley de Moisés y de
los Profetas.” HECHOS 28:30 “Pablo permaneció dos
años enteros en una casa que alquilaba. A todos los
que venían a él, les recibía allí, [31] predicando el
reino de Dios y enseñando acerca del Señor
Jesucristo, con toda libertad y sin impedimento.
De esto debemos aclarar que la iglesia primitiva
predicó a ambos, el Reino de Dios y al Señor
Jesucristo. También debemos ser muy claros que
éstos no son dos mensajes, sino uno solo. El “Rey” y
SU “Reino” son las buenas nuevas del evangelio. El
sacrificio y la gracia del Señor Jesucristo son
esenciales para la “salvación” pero el evangelio es el
Reino de Dios. Separar estas dos verdades es partir el
evangelio a la mitad. Es claro que Dios intentó hacer
todo esto un solo evangelio. Nosotros podemos
llamarlo “Salvación del Reino”.
Cuando vemos el Calvario desde el punto de vista
del Reino, nosotros vemos la verdad plena. Pablo es
también el autor, pero ahora la salvación está
emparentada con el Reino. 2ª CORINTIOS 5:14-15 [14]
“Porque el amor de Cristo nos impulsa, considerando
esto: que uno murió por todos; por consiguiente,
todos murieron. [15] Y él murió por todos para que
los que viven ya no vivan más para sí, sino para aquel
que murió y resucitó por ellos.”
El lado del Reino del evangelio es que nadie debe
continuar viviendo para si mismo, pero ahora debe
vivir para EL quien murió y resucitó en su favor. Si los
creyentes reciben la gracia de Dios en perdón de
pecados y luego continuar viviendo para si mismos, él
está negando a Cristo, el propósito de SU sacrificio.
Uno de los propósitos del Calvario es alejar del
hombre el centrado en sí mismo y servirse a sí mismo,
y darle al hombre una nueva dimensión de vivir y
servir al único que lo compró a él. Esto lo requiere el
lado del Reino del evangelio. Si todos los hombres
escuchan esta gracia, gracia, a él le va a disgustar
disciplinarse a si mismo para obedecer el Rey y SU
Reino.
ROMANOS 14:7-12 *7+ “Porque ninguno de
nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. [8]
Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos,
para el Señor morimos. Así que, sea que vivamos o
que muramos, somos del Señor. [9] Porque Cristo
para esto murió y vivió, para ser el Señor así de los
muertos como de los que viven. [10] Pero tú, ¿por
qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué
menosprecias a tu hermano? Pues todos
compareceremos ante el tribunal de Dios, [11] porque
está escrito: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se
doblará toda rodilla, y toda lengua confesará a Dios.
[12] De manera que cada uno de nosotros rendirá
cuenta a Dios de sí mismo.”
Este es el lado del Reino del evangelio y está
incluido en el paquete, del lado de la gracia del
evangelio encontramos oidores en la misma epístola.
¡Estos no son dos mensajes! Si hemos recibido SU
vida y la gracia del perdón de pecados, nosotros no
podemos más vivir para nosotros mismos. ¿Por qué?
Porque todos nosotros tendremos que pararnos
frente al asiento del trono de Cristo y contestar el que
hicimos mientras estuvimos en este cuerpo. Si
intentamos recibir el regalo gratis de la gracia de Dios,
y luego vivir para nosotros mismos, nosotros
rechazaríamos el propósito del Calvario e
ignoraríamos el lado del Reino del evangelio.
La interpretación estándar de la iglesia evangélica
es que somos salvos por gracia, sin necesidad de
agregar nada más. Sin embargo, si nosotros vivimos
entonces para el Señor y hacemos SU voluntad, hay
ciertas recompensas que recibiremos por ese servicio
“no solicitado”. Después de que somos “salvos”, solo
nos presentaremos delante del trono de Cristo para
recibir nuestras recompensas y no para ser juzgados.
El pensamiento es que el perdón de pecados nos hace
escapar del juicio.
Por supuesto que solamente un estudio del Juicio
revelará las demandas del Reino para los creyentes.
HEBREOS 10:26-31 *26+ “Porque si pecamos
voluntariamente, después de haber recibido el
conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio
por el pecado, [27 sino una horrenda expectativa de
juicio y de fuego ardiente que ha de devorar a los
adversarios. [28] El que ha desechado la ley de Moisés
ha de morir sin compasión por el testimonio de dos o
tres testigos. [29] ¿Cuánto mayor castigo pensáis que
merecerá el que ha pisoteado al Hijo de Dios, que ha
considerado de poca importancia la sangre del pacto
por la cual fue santificado y que ha ultrajado al
Espíritu de gracia? [30] Porque conocemos al que ha
dicho: "Mía es la venganza; yo daré la retribución." Y
otra vez: "El Señor juzgará a su pueblo." [31]
¡Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo!”
La estándar interpretación evangélica de estas
escrituras es que esto solamente está hablando de
creyentes o aquellos en la iglesia que realmente
nunca han nacido de nuevo. La razón para éste error
es que obviamente ellos no han visto el lado del Reino
del evangelio. O, por supuesto, ellos lo pueden haber
visto y lo han rechazado. El Reino pone ciertas
demandas sobre los creyentes.
La rama o pámpano que está unida a la Vid (la
cual es Jesús) debe de dar fruto o si no será echada en
el fuego. JUAN 15:5-6 *5+ “Yo soy la vid, vosotros las
ramas. El que permanece en mí y yo en él, éste lleva
mucho fruto. Pero separados de mí, nada podéis
hacer. [6] Si alguien no permanece en mí, es echado
fuera como rama, y se seca. Y las recogen y las echan
en el fuego, y son quemadas.”
Las parábolas del Reino son muy claras acerca de
las demandas del Reino para todos aquellos quienes
participan de la gracia de Dios. El estándar evangélico
que responde a la clara enseñanza de las parábolas es
que tú no puedes hacer doctrinas de las parábolas.
LUCAS 19:11-27 *11+ “Oyendo ellos estas cosas,
prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba
cerca de Jerusalén y porque ellos pensaban que
inmediatamente habría de ser manifestado el reino
de Dios. [12] Dijo, pues: "Cierto hombre de noble
estirpe partió a un país lejano para recibir un reino y
volver. [13] Entonces llamó a diez siervos suyos y les
dio diez minas, diciéndoles: 'Negociad hasta que yo
venga. [14] "Pero sus ciudadanos le aborrecían, y
enviaron tras él una embajada, diciendo: 'No
queremos que éste reine sobre nosotros. [15]
Aconteció que cuando él volvió después de haber
tomado el reino, mandó llamar ante sí a aquellos
siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo
que habían negociado [16] Vino el primero y dijo:
'Señor, tu mina ha producido diez minas. [17] Y él le
dijo: 'Muy bien, buen siervo; puesto que en lo poco
has sido fiel, tendrás autoridad sobre diez ciudades.
[18] Vino el segundo y dijo: 'Señor, tu mina ha hecho
cinco minas. [19] También a éste le dijo: 'Tú también
estarás sobre cinco ciudades. [20] Y vino otro y dijo:
'Señor, he aquí tu mina, la cual he guardado en un
pañuelo. [21] Porque tuve miedo de ti, que eres
hombre severo, que tomas lo que no pusiste y
cosechas lo que no sembraste. [22] Entonces él le
dijo: '¡Mal siervo, por tu boca te juzgo! Sabías que yo
soy hombre severo, que tomo lo que no puse y
cosecho lo que no sembré. [23] ¿Por qué, pues, no
pusiste mi dinero en el banco, para que al venir yo lo
cobrara junto con los intereses? [24] Y dijo a los que
estaban presentes: 'Quitadle la mina y dadla al que
tiene diez minas. [25] Ellos le dijeron: 'Señor, él ya
tiene diez minas. [26] El respondió: 'Pues yo os digo
que a todo el que tiene, le será dado; pero al que no
tiene, aun lo que tiene le será quitado. [27] Pero, en
cuanto a aquellos enemigos míos que no querían que
yo reinara sobre ellos, traedlos acá y degolladlos en
mi presencia.'"”
Esta es una parábola del Reino que presenta las
demandas del Reino sobre los siervos o esclavos del
Maestro. En esta parábola 10 esclavos comprados,
quienes no vivieron mucho tiempo haciendo su
voluntad o viviendo de acuerdo a sus planes, les
fueron dados 10 talentos. A cada uno le fue dado un
talento. Todos tuvieron la misma cantidad. Sólo 2 de
ellos fueron fieles y multiplicaron lo que les había sido
entregado. A cada uno de los fieles les fue entregada
una recompensa igual a lo que habían incrementado
de lo que les habían entregado. Al que hizo 10, fue
recompensado con la autoridad sobre 10 ciudades. Al
que hizo 5, le fue dada autoridad sobre 5 ciudades.
Ahora, hubo otros 8 quienes no quisieron venir
bajo la autoridad del Maestro y no quisieron que EL
les dijera que es lo que tenían que hacer. Aún y a
pesar que El era su maestro y ellos eran sus esclavos,
ellos tomaron la provisión y no hicieron nada con ella.
Por su desobediencia, el Maestro los consideró como
si fueran sus enemigos, aun y a pesar que ellos eran
esclavos en SU propia casa.
Uno de esos ocho, quien ahora era considerado
un enemigo, fue llamado para que diera cuentas de lo
que le había sido dado. El conocía al Maestro y era
bien conciente de SUS demandas, que debía usar lo
que le había sido dado y multiplicarlo. Sin embargo, él
no hizo nada con esto y estaba dispuesto a regresarlo
de la misma manera en que lo había recibido. Su
actitud fue, al menos no lo perdí.
Ahora viene el juicio, cuando él tiene que
responder al Rey del Reino por qué él no utilizó lo que
le habían dado para hacer negocios con él. El Maestro
juzgó al esclavo por sus propias palabras. Sus propias
palabras confirmaron que él conocía al Maestro y
conocía sus demandas. El problema del hombre fue
que él no quiso que el Maestro gobernara sobre él y
le dijera que es lo que tenía que hacer. El no quiso
ninguna responsabilidad para obedecer al Maestro.
Esto fue interpretado por el Maestro como que él
estaba siendo su enemigo. Aún a pesar de que éste
esclavo fue comprado y pagado por el Maestro, él
sólo quería vivir para sí mismo.
Los otros 7 indignos esclavos fueron incluidos con
el otro indigno esclavo también, ya que ellos tenían la
misma filosofía. Este no fue error de ellos. El Maestro
es un muchacho muy codicioso, ya que quiso
cosechar donde EL no había sembrado. Si EL quería la
devolución de su talento, ¡EL debería haber cuidado
personalmente del talento! Este es error de EL por
habérmelo dado en primer lugar. Yo no lo pedí, por
eso yo no soy responsable.
Esta es la misma filosofía del evangelio del dar y
quitar. Una filosofía que busca tener una respuesta y
explicación de todo pero sin cambiar nada. El Reino
ofrece pocas respuestas y pequeñas explicaciones y
aún busca cambiar todo. Especialmente este
problema de los esclavos, solo viviendo para si
mismos y luego dando excusas.
¿Que sucede enseguida justo cuando no cabes en el
evangelio de la venta de medio precio y el evangelio
de los negocios? Este evangelio enseña que podemos
recibir perdón de pecados y luego hacer tus propias
cosas. La gracia de Dios nos permite escapar del
Juicio. Dios te ama así como eres, aun y que tú seas
sin valor y rebelde. Solo pide perdón por tu rebelión.
Ahora, los filósofos tienen que tener juntas sus
cabezas para buscar justicia para esto pobre e
incomprendido esclavo. Aún y que él fue indigno y
desobediente, por lo menos él debía ser tratado con
respeto. Aquí están sus derechos humanos que
fueron violados, y la Comisión de derechos humanos
debe de ser notificada. Esto debe de ser llevado a la
Suprema Corte para dar una decisión si el maestro
actuó de una manera injusta. Ellos deben concluir que
el Maestro no tiene derecho de maltratar a SU
indigno esclavo. El debe de ser reinstalado con un
pago de compensación.
Después de que un esclavo es comprado del
conjunto de la subasta, él debe de tener ciertos
derechos garantizados y privilegios. Su opinión acerca
de su maestro es toda la parte de su libertad de
hablar. Nada puede dar a un maestro el derecho de
matar a un esclavo en SU presencia. Estamos de
acuerdo en que él era un esclavo sin valor, pero eso
no le da al maestro el derecho de violar sus derechos
civiles. Ciertamente él fue aprobado para una
segunda oportunidad. EL Maestro públicamente ha
testificado que EL es un hombre de misericordia y
está dispuesto a perdonar. Entonces debemos obligar
al Maestro de éste esclavo a mostrar misericordia y
perdón.
La pregunta antes del tribunal de la Filosofía
Cristiana de la gracia barata es esta; ¿Tiene el
Maestro el derecho de tomar la vida de ocho
esclavos, los cuales EL compró con su propia sangre,
sólo porque esos esclavos no quieren que el Maestro
gobierne sobre ellos?
Mientras el Maestro estuvo lejos en un largo viaje
para recibir un Reino, aparecen estos ocho esclavos
que seguían adelante en su plan de ignorar las
demandas del Reino. Sin embargo, cuando el Maestro
regresó, ellos fueron llamados para dar cuenta de
ellos mismos. Cada uno de ellos tuvo que estar frente
a la silla del juicio del Maestro, para dar cuenta de lo
que ellos hicieron con lo que les fue dado. Esta es la
Suprema Corte del cielo y la Comisión de Derechos
Humanos no estará aquí. La Comisión de Derechos
Humanos estará teniendo sus propios problemas y no
será de ninguna ayuda.
El problema con el “Juicio de Cristo” es que tú
tienes que responder por ti mismo. Nadie responderá
por ti. Esto es sólo entre tú y Jesús. Tu abogado ha
venido a ser tu Juez. La pregunta real es ésta; ¿Tiene
el Dios de toda la tierra el derecho de juzgar a la
gente de SU creación, a quienes EL ha comprado con
su propia sangre?
Los filósofos Cristianos seriamente cuestionarán
si eso jamás podrá suceder. Ellos van a considerar la
misericordia de Dios y proclamarán que la gracia y el
perdón de Dios deben de ser extendidos a todos los
hijos de Dios. Después de todo, ¿No se supone que
Dios debe de ser grandemente sufriente y tolerar
todas las rebeliones y apatías de sus hijos? Inclusive si
ellos son pervertidos, ellos siguen siendo SUS hijos. EL
no puede negar a SUS propios hijos. Si EL ya una vez
les dio vida, entonces El no puede tomarla de nuevo.
Los filósofos argumentarán que Jesús perdonó a
la mujer en el pozo y a la mujer que fue atrapada en
adulterio. Por lo tanto, El también debe de perdonar
al esclavo sin valor. Ellos proclaman que Dios no es un
respetuoso de las personas. Si El perdonó a uno, ¡El
debe de perdonarlos a todos! Esto esta de acuerdo a
los filósofos Cristianos, pero no esta de acuerdo con el
Rey y SU Reino. En el Reino los esclavos no tienen
derechos civiles. Ellos tienen el derecho de obedecer
al Rey.
Es un grave error el comparar a la mujer
encontrada en adulterio con el esclavo sin valor. Estas
son dos situaciones completamente diferentes. La
mujer necesitaba ser redimida, pero el esclavo sin
valor ya había sido redimido de la subasta. El ya era
un miembro de la casa del Maestro y debajo de SU
autoridad y sujeto a SUS mandamientos. Decir que el
Rey no tiene poder de vida y muerte sobre SUS
esclavos es mal interpretar el Reino y la absoluta
soberanía del Rey.
Cuando esto sea claro, que ambos, las ovejas y
los cabritos estén todos separados de SUS ovejas, los
filósofos cuestionarán ¿Por qué el Maestro no
perdona también a los cabritos? Quizá EL pueda
solamente llevarse algunas de sus recompensas. Al
esclavo sin valor le quitaron el talento, por tanto
seguramente no es necesario que también pierda su
vida. Ellos argumentarán que el Maestro debe tener
negociada la recompensa para su vida. ¿Por qué el
maestro no acepta una tregua de defensa? Porque el
evangelio del Reino no es el evangelio de la venta de
medio precio o el evangelio del dar y quitar. Este es el
evangelio del Gobierno de Dios y SU soberanía en
donde establece SUS demandas.
El Reino es un tremendo tesoro y una perla de
gran precio. Los hombres deben estar dispuestos a
vender todo lo que ellos tienen para comprar ese gran
valor. Si nosotros no reconocemos el Gran valor
excedente, entonces cualquier costo puede
parecernos muy alto para pagarlo. Si nosotros
estamos seguros que la salvación es gratis, entonces
cualquier costo por el Reino parecerá excesivo. Si
nosotros nunca hemos sido confrontados con el costo
del Reino, fácilmente podremos rechazarlo como una
extraña doctrina.

MATEO 13:44-46 *45+ “El reino de los cielos es


semejante a un tesoro escondido en el campo, que un
hombre descubrió y luego escondió. Y con regocijo va,
vende todo lo que tiene y compra aquel campo. [45]
Además, el reino de los cielos es semejante a un
comerciante que buscaba perlas finas. [46] Y
habiendo encontrado una perla de gran valor, fue y
vendió todo lo que tenía, y la compró.”
MATEO 25:14 Porque el reino de los cielos será
semejante a un hombre que al emprender un viaje
largo, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.
MATEO 24:15 A uno dio cinco talentos, a otro dos, y a
otro, uno. A cada uno dio conforme a su capacidad y
se fue lejos. MATEO 25:19 Después de mucho tiempo,
*vino el señor de aquellos siervos y *arregló cuentas
con ellos.
MATEO 25:30 Al siervo inútil echadlo en las tinieblas
de afuera." Allí habrá llanto y crujir de dientes.
MATEO 22:11-14 [11] Pero cuando entró el rey
para ver a los convidados y vio allí a un hombre que
no llevaba ropa de bodas, [12] le *dijo: "Amigo,
¿cómo entraste aquí, sin llevar ropa de bodas?" Pero
él quedó mudo. [13] Entonces el rey dijo a los que
servían: "Atadle los pies y las manos y echadle en las
tinieblas de afuera." Allí habrá llanto y crujir de
dientes; [14] porque muchos son los llamados, pero
pocos los escogidos.
MATEO 8:11-12 [11] Y os digo que muchos
vendrán del oriente y del occidente y se sentarán con
Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los cielos, [12]
pero los hijos del reino serán echados a las tinieblas
de afuera. Allí habrá llanto y crujir de dientes.
En estas pocas escrituras vemos claro que el
Reino de Dios no es un lugar sentimental donde todos
son aceptados sin importar su gran falta de valor o su
holgazanería o su naturaleza rebelde. Algunos tienen
la impresión de cuando Dios habla, si nos tomamos
nuestro tiempo para responder, Dios pronto olvidará
que EL nos habló y nos dio un mandamiento que
obedecer. Muchos tienen pensamientos de que Dios
es así como nosotros somos con nuestros hijos. Si
ellos nos ignoran, tratamos de creer que quizá Dios
los motivará a crecer fuera de su desobediencia.
El Reino está reservado para aquellas almas que
tienen el carácter del Reino y hacen toda la voluntad
de Dios. MATEO 7:21 “No todo el que me dice 'Señor,
Señor' entrará en el reino de los cielos, sino el que
hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.”
Llorando o haciendo un berrinche, o diciendo lo
siento por no haber respondido a las demandas del
Reino, no nos conseguirá nada en el Reino. Dios no es
movido por emociones o lágrimas. EL es movido por la
rápida obediencia a la voluntad de Dios y el carácter
del Reino que hemos mostrado.
LECCION XII
LA PALABRA DE VIDA EN EL REINO
Juan 6:62, 63+ “¿Pues qué, si viereis al Hijo del
Hombre subir adonde estaba primero? [63] El espíritu
es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las
palabras que yo os he hablado son espíritu y son
vida”.
Mateo 13:19+ “Cuando alguno oye la palabra del
reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo
que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue
sembrado junto al camino”.
La “Palabra del Reino” y “un mensaje sobre el
Reino” son dos cosas separadas y distintas. Podemos
hablar una palabra clara sobre el Reino, podemos
preparar una serie de reuniones y seminarios acerca
del Reino, o escribir libros sobre el Reino y aun no
hablar la “Palabra del Reino”. La “Palabra del Reino”
es Espíritu y es Vida [Zoe]. La palabra, el espíritu y la
vida son tres elementos que son esenciales a la hora
de comunicar el Reino. Debe ser obvio que un libro
grande sobre el Reino no puede poseer estas tres
cualidades aunque los elementos dentro del libro
sean verdad acerca del Reino.
Podemos hablar una palabra clara sobre el Reino
y todos en el público entender el mensaje totalmente,
pero el maligno no tiene ninguna palabra real del
Reino que arrebatar. Esta es la parte más frustrante
de intentar predicar la “Palabra del Reino”. El diablo
no tiene trabajo para hacer porque apenas se predicó
información sobre el Reino que todos entendieron,
pero la “Palabra del Reino” no fue proclamada. Lo
que quiero decir es que predicar la “Palabra del
Reino” es una forma totalmente nueva de predicar y
enseñar para la mayoría de nosotros. En el
Movimiento Carismático hemos oído muchas
predicaciones acerca del espíritu y la vida, pero
existen pocas pruebas de que contengan la “Palabra
del Reino”.
Los que están fuera del Reino sólo oyen las
parábolas sin entender de lo que se trata. Si todos
entendieron el mensaje probablemente la “Palabra
del Reino” no se predicó o todos los que oyeron el
mensaje ya estaban en el Reino.
Jesucristo podía predicar la “Palabra del Reino”
fácilmente porque ÉL ES LA “PALABRA DEL REINO”
que se volvió carne y habitó entre nosotros en forma
humana. Esto define la diferencia que existe entre
nuestra forma de predicar el Reino y la forma en que
Cristo predicaba el Reino. Entonces, nuestra
conclusión es que nosotros no podemos predicar la
“Palabra del Reino” simplemente porque no somos
Cristo. ¡En lo absoluto! ¿Entonces cómo llegamos
hasta allí?
Debemos empezar con el plan de Dios para el
futuro de la eternidad cuando la “Palabra del Reino”
salga de la nueva Jerusalén hacia todas las regiones
de la nueva Creación de Dios. Isaías 2:3+ “Y vendrán
muchos pueblos y dirán: Venid, y subamos al monte
de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará
sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque
de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de
Jehová.
Si definimos la “Palabra del Reino” como la
“Palabra del Rey” nos estamos acercando a la
realidad eterna. Podemos entender cómo esto
funciona en la eternidad, pero ¿cómo la “Palabra del
Reino” puede salir hoy de nosotros? La “Palabra del
Reino” debe salir del TRONO DE DIOS. Jeremías 3:17]
“En aquel tiempo llamarán a Jerusalén: Trono de
Jehová, y todas las naciones vendrán a ella en el
nombre de Jehová en Jerusalén; ni andarán más tras
la dureza de su malvado corazón”.

Los santos que se acercan a la perfección son


Jerusalén. No la “Jerusalén terrenal” en el Medio Este
*que es un tipo+ sino la “Jerusalén” que está
preparándose para ser el “Trono del Señor” para la
eternidad. Tenemos entendido que la “Palabra del
Reino” siempre sale del “Trono del Señor”. Esto
también presenta un problema para nosotros, que
nos anticipamos a predicar la “Palabra del Reino”.
Hasta que el “Trono del Señor”, que es el “Trono
del Rey” y el “Trono del Reino” no esté establecido
firmemente dentro de nosotros, sólo podemos
predicar información SOBRE el Reino, pero NO la
“Palabra del Reino”. La “Palabra del Reino” es la
“Palabra del Rey” proclamándose en la tierra en la
misma medida en que está proclamándose en el cielo.
Si entendemos que la “Palabra del Reino” es la
“Palabra del Rey” o el “rhema” de Dios estamos
acercándonos a la realidad de la palabra, el espíritu y
la vida”, y de que TODOS fluyen de la misma fuente.
El Espíritu de Cristo ES la “Palabra de Dios”, que ES la
vida que se nos imparte en la regeneración.
¿Esto significa que TODOS los que han sido
regenerados hablan la “Palabra del Reino”? ¡En lo
absoluto! ¿Significa que ellos tienen el potencial para
hablar la “Palabra del Reino”? ¡Sí! Las diferencias
yacen en la presencia o ausencia del Trono del Señor,
que es una realidad dentro del mensajero del Reino.
Podríamos reducir esto a: “SIN TRONO, NO HAY
REINO”. “SIN REINO, NO HAY PALABRA DEL REINO".
1 Pedro 1:22-25+ “Habiendo purificado vuestras
almas por la obediencia a la verdad, mediante el
Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos
unos a otros entrañablemente, de corazón puro; [23]
siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de
incorruptible, por la palabra de Dios que vive y
permanece para siempre. [24] Porque: Toda carne es
como hierba, y toda la gloria del hombre como flor
de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae; [25]
Mas la palabra del Señor permanece para siempre. Y
esta es la palabra que por el evangelio os ha sido
anunciada.
“Toda carne es como la hierba” *este es el
potencial real del hombre natural]. La carne vive
durante algún tiempo y luego muere y se va, pero la
“Palabra del Señor” permanece para siempre. En
otras palabras, todas las personas en esta tierra están
como la hierba EXCEPTO aquellos que han nacido de
nuevo de la “Palabra Viva y Permanente de Dios”.
Esta EXPERIENCIA de nacer de nuevo constituye el
potencial para predicar la “Palabra de Dios”. Sin
embargo, “el potencial” NUNCA puede comprenderse
durante muchos años de la vida cristiana porque la
persona renacida nunca se rinde al Rey del Reino y
ejercita su vida espiritual ante el “Trono Interior del
Señor” en obediencia.
Hasta que el “Trono del Señor” no sea una
realidad interna, la “Palabra del Reino” permanecerá
inactiva dentro de nosotros.
Marcos 4:10-13+ “Cuando estuvo solo, los que
estaban cerca de él con los doce le preguntaron sobre
la parábola. [11] Y les dijo: A vosotros os es dado
saber el misterio del reino de Dios; mas a los que
están fuera, por parábolas todas las cosas; [12] para
que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no
entiendan; para que no se conviertan, y les sean
perdonados los pecados”. *13+ Y les dijo: ¿No sabéis
esta parábola? ¿Cómo, pues, entenderéis todas las
parábolas?

Mateo 13:10-15+ “Entonces, acercándose los


discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por
parábolas? [11] Él respondiendo, les dijo: Porque a
vosotros os es dado saber los misterios del reino de
los cielos; mas a ellos no les es dado. [12] Porque a
cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al
que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. [13]
Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no
ven, y oyendo no oyen, ni entienden. [14] De manera
que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo:
DE OÍDO OIRÉIS, Y NO ENTENDERÉIS; Y VIENDO
VERÉIS, Y NO PERCIBIRÉIS. [15] PORQUE EL CORAZÓN
DE ESTE PUEBLO SE HA ENGROSADO, Y CON LOS
OÍDOS OYEN PESADAMENTE, Y HAN CERRADO SUS
OJOS; PARA QUE NO VEAN CON LOS OJOS, Y OIGAN
CON LOS OÍDOS, Y CON EL CORAZÓN ENTIENDAN, Y
SE CONVIERTAN, Y YO LOS SANE.
Mateo 13:16+ “Pero bienaventurados vuestros
ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen.
La “Palabra del Reino” se dio a conocer en las
parábolas, pero las multitudes no podían entender
qué querían decir. La “Palabra del Reino” no podía
verse para percibir su significado. Ni los oídos
comprendían del mensaje. El mensaje del Reino no se
trasmite a través de la vista, ni del pensamiento o del
cerebro. La “Palabra del Reino” se trasmite de espíritu
a espíritu o de corazón a corazón. Un corazón
endurecido apenas percibe las cosas espirituales.
Sólo aquéllos que están equipados para oír los
misterios del Reino pueden entender las Palabras del
Reino. Jesús predicó el Evangelio del Reino a todos los
pueblos de Israel y a las multitudes, pero sólo
aquellos que estaban equipados para oír y entender
podían entender el mensaje. ¿Cuál era la diferencia
entre los que podían entender y los que no podían
entender? Algunos tenían un corazón para entender
y algunos se habían permitido endurecer su corazón,
así que no podían entender. ¿Entonces no hay
ninguna solución para esta condición? ¡Sí la hay
ciertamente! Los que se arrepienten y se reconcilian
con el Señor pueden sanar su corazón duro. Es por
esta razón que el Evangelio del Reino debe empezar
con el arrepentimiento y la reconciliación con el
Señor.
Por consiguiente, predicar la “Palabra real del
Reino” a creyentes apáticos, indiferentes y tibios es
una pérdida de tiempo. Así como también predicar
sobre el Reino es una pérdida de tiempo cuando lo
hacen predicadores apáticos, indiferentes y tibios. La
ÚNICA Palabra del Reino que puede predicarse está
fuera del reino interior del predicador que ha sido
sanado de un corazón duro. La “Palabra del Reino”
debe ser la “Palabra del Rey” dentro del predicador.
Comprar 52 sermones por $52 (con las notas de
predicación) no es lo mismo que predicar la “Palabra
del Reino” desde la perspectiva de un hombre interior
completamente renovado y restaurado. Repetir algo
que hemos leído en un libro tampoco es lo mismo.
Escribir artículos sobre el Reino no es lo mismo que
predicar las Palabras del Reino desde la perspectiva
del nuevo hombre espiritual.
Si aplicáramos esta “Palabra del Reino” al
Tabernáculo de Moisés debería quedar claro que la
“Palabra del Reino” es una parte fundamental del pan
de la proposición. La experiencia en el atrio es la
curación del hombre interior a través del
arrepentimiento y la reconciliación con el Señor. El
pan de la proposición físico era simplemente una
representación para nosotros de la realidad de ingerir
la “Palabra de Dios”. Comer el pan de la proposición
es ingerir la “Palabra Viva y Permanente de Dios”.
Esto proporciona al “predicador” las Palabras del Rey
que no son más que la “Palabra del Reino”. Esto se
corresponde con el acto de comer Su carne y beber Su
sangre en Juan 6, y es la fuente de “Vida” y “Espíritu”
de la palabra.
Juan 6:53-58+ “Jesús les dijo: De cierto, de cierto
os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y
bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. [54] El
que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida
eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. [55]
Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es
verdadera bebida. [56] El que come mi carne y bebe
mi sangre, en mí permanece, y yo en él. [57] Como
me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre,
asimismo el que me come, él también vivirá por mí.
[58] Este es el pan que descendió del cielo; no como
vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que
come de este pan, vivirá eternamente.
Como el hombre natural es como la hierba, no
tiene vida [Zoe] en él. La ÚNICA fuente de esta vida
*Zoe+ es Jesucristo. Al ingerir la “Palabra Viva y
Permanente de Dios” tomamos esta vida eterna, y
esta es la base de predicar la “Palabra del Reino”.
También es la base de la resurrección. Ministrar a
partir de la resurrección de Cristo (para vida) es
fundamental para predicar las Palabras del Rey. Es
ESTA Vida la que será levantada en el día final.
Cuando la “Palabra Viva y Permanente de Dios”
venga a morar en nosotros, ÉL viene como nuestro
Rey a establecer Su Trono dentro de nosotros y hablar
desde Su trono. Cuando Él habla desde el trono
espera obediencia. Sus palabras son la “Palabra del
Reino”. Entonces Él se convierte en nuestro
SALVADOR, y no en alguna doctrina que aprendemos
intelectualmente.
La “Palabra real del Reino” que mora entonces
dentro de nosotros sale con “Espíritu” y con “Vida”,
pero siempre fluye del Trono de Dios que hay dentro
de nosotros. Este es el “Río de Vida” que fluye del
“Trono de Dios” en Apocalipsis 22:1. En Ezequiel 47:6-
12 este río fluye del santuario y limpia toda
corrupción que toca. Por todas partes que fluye
esparce vida. ¿Por qué? Porque es un “Río de Vida” y
no un “río de doctrina”.
Juan 7:38+ “El que cree en mí, como dice la
Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva”.
¡Ese río fluirá sólo SI el “Trono de Dios” está en
nuestro más profundo ser! ¿Podría ser que desde Su
punto de vista “creer en Él” sea igual que “tener Su
Trono dentro de nosotros”? Todos los que
verdaderamente creen en Él deben tener este río de
agua viva fluyendo del Trono de Dios dentro de ellos.
Esto es: “de Su Santuario”. SI el río no está fluyendo
de nosotros debemos cuestionar si realmente hay un
trono de Dios dentro de nosotros. Quizá apenas
tengamos la doctrina del trono de Dios, y no la
experiencia.
He escrito más de 300 artículos que contienen
información sobre el Reino de Dios. ¡Y los he enviado
en el mundo! Mi pregunta es esta: ¿Esto por sí solo
habla acerca de predicar la “Palabra del Reino” en el
mundo entero como testigo a cada nación? ¡No!
Predicar la “Palabra del Reino” no es predicar a la
razón. ¡Simplemente un mensaje intelectual! Predicar
la “Palabra del Reino” con “Espíritu” y “Vida” es
predicar de espíritu a espíritu, para que el resultado
sea una comprensión espiritual que produzca Vida
interior, SI HAY un corazón renovado que pueda
recibirla. Sin embargo, el hombre natural no puede
recibir otra cosa del Espíritu de Dios que no sea la
verdad espiritual, que es sólo una tontería para él.
Por eso los que están “fuera del Reino” reciben todo
en forma de parábolas y no pueden entender la
“Palabra del Reino”. Esta no es una cuestión de la
soberanía de Dios o de predestinación, sino de falta
de obediencia por parte del individuo para
arrepentirse, reconciliarse con el Señor y sanarse.

Si el “cuerpo de Cristo” es Cristo en otra forma


(del mismo modo que Eva era Adán en otra forma)
entonces el Cristo “que está en nosotros” es el
proceso más importante que podemos experimentar
hasta que seamos Su cuerpo y crezcamos en todas las
cosas por Él. ¡Cuando ya no vivamos, sino que Cristo
viva Su Vida en nosotros, entonces Su Palabra tendrá
muy pequeña restricción al fluir de nosotros!
Podemos estar predicando de reunión en reunión,
pero podría ser que simplemente que estemos
hablando y que la “Palabra de Dios” esté inactiva
dentro de nosotros porque yo, yo y yo mismo son el
poder dominante dentro del hombre. Por eso somos
egoístas y egocéntricos y buscamos la aprobación de
los hombres. Por eso adjudicamos los títulos grandes
a nuestro nombre.

Para predicar la “Palabra del Reino” es el Rey el


que debe ser la parte dominante de nuestro ser. Esto
significa que la vida cristiana debe ser el proceso
donde el viejo YO constantemente esté disminuyendo
y Él constantemente esté aumentando dentro de
nosotros. Esto debe progresar hasta que Él pueda
hablar la “Palabra del Reino” libremente desde
nuestro más profundo ser. La prueba de la pérdida del
viejo YO y el crecimiento de Cristo en nuestro interior
es que no hay ninguna restricción a la “Palabra de
Dios” que Él habla dentro de nosotros.
Juan 15:1-3+ “Yo soy la vid verdadera, y mi Padre
es el labrador. [2] Todo pámpano que en mí no lleva
fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo
limpiará, para que lleve más fruto. [3] Ya vosotros
estáis limpios por la palabra que os he hablado”.
El Río de Vida que fluyó de Jesús fluía del
Santuario y del Trono de Dios de tal forma que el agua
limpiaba toda corrupción y trocó el agua turbia en
agua fresca. Los discípulos fueron limpios por esa
Palabra que les fue hablada. Esto no es perdón de
pecados sino purificación. Nosotros podríamos
aplicar esto a las cenizas de la vaca alazana.
Ezequiel 47: 6-12+ “Y me dijo: ¿Has visto, hijo de
hombre? Después me llevó, y me hizo volver por la
ribera del río. [7] Y volviendo yo, vi que en la ribera
del río había muchísimos árboles a uno y otro lado. [8]
Y me dijo: Estas aguas salen a la región del oriente, y
descenderán al Arabá, y entrarán en el mar; y
entradas en el mar, recibirán sanidad las aguas. [9] Y
toda alma viviente que nadare por dondequiera que
entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos
peces por haber entrado allá estas aguas, y recibirán
sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río. [10] Y
junto a él estarán los pescadores, y desde En-gadi
hasta En-eglaim será su tendedero de redes; y por sus
especies serán los peces tan numerosos como los
peces del Mar Grande. [11] Sus pantanos y sus
lagunas no se sanearán; quedarán para salinas. [12] Y
junto al río, en la ribera, a uno y otro lado, crecerá
toda clase de árboles frutales; sus hojas nunca caerán,
ni faltará su fruto. A su tiempo madurará, porque sus
aguas salen del santuario; y su fruto será para comer,
y su hoja para medicina”.

En Apocalipsis 22 vemos este Río de Vida que


fluye del trono de Dios, y se relaciona
específicamente a “los siervos de Dios” o a aquellos
que tienen el Trono de Dios o el Gobierno de Dios en
su interior siguiendo una consagración vasta y llena
de experiencia. Podríamos decir que los siervos han
sido restaurados al propósito original de Dios.
Apocalipsis 22:1-5+ “Después me mostró un río
limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal,
que salía del trono de Dios y del Cordero. [2] En
medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del
río, estaba el árbol de la vida, que produce doce
frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol
eran para la sanidad de las naciones. [3] Y no habrá
más maldición, y el trono de Dios y del Cordero estará
en ella, y sus siervos le servirán, [4] y verán su rostro,
y su nombre estará en sus frentes. [5] No habrá allí
más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara,
ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y
reinarán por los siglos de los siglos”.
El problema principal hoy es la falta de siervos
en el púlpito, lo que produce una falta de siervos en
los bancos. Si la iglesia “que ES SU CUERPO” está
compuesta de siervos que verán Su rostro, vivirán en
Su luz y tendrán Su nombre grabado en ellos, porque
pertenecen totalmente a Él, entonces el ministerio
hoy debe ascender al próximo nivel donde el Reino se
predique totalmente. Tengo un nuevo término: El
siervo-rey- ministro.
Los tibios nunca predicarán “la Palabra del Reino”
porque no hay ninguna Palabra del Reino en ellos y no
hay trono de Dios dentro de ellos. Esa es la razón
básica por la que son tibios e indiferentes. La
actividad espiritual fluye del trono de Dios y tiene su
función dentro del Reino de Dios como la Palabra del
Reino. La doctrina del Reino no tiene autoridad
gubernamental para dirigir nuestra actividad. La
doctrina por sí sola ejerce muy poca influencia sobre
nuestra vida o nuestras palabras.
Debemos entender que el Espíritu Santo nos
enseña, nos guía y dirige nuestra vida a través del
gobierno del Reino de Dios que hay dentro de
nosotros. Él es el Rey / Sacerdote que enseña y
ministra el gobierno del Reino de Dios. El Espíritu
Santo no es sólo quebrantamiento y gloria, sino que
también nos enseña a funcionar en el Reino eterno de
Dios y nos imparte la habilidad de vivir a la manera
del Reino en esta vida terrenal.
Si hacemos la transición a este nivel Él puede
enseñarnos entonces cómo hablar la Palabra del
Reino desde nuestro más profundo ser y no a predicar
simplemente información interesante relacionada con
el reino.
Esto es mucho más que un atrio exterior que
unge los vestidos que nos califican para el sacerdocio.
Esta es la Palabra Eterna de Dios que vive dentro de
nosotros, que sale de nosotros como el Evangelio del
Reino o la Palabra del Reino. Si hay personas que no
entienden la Palabra del Reino entonces nuestro
ministerio debería ser traerlos al arrepentimiento y a
Cristo que puede sanar nuestro interior, para que
ellos puedan oír. Tildarles de tontos no es la
respuesta. Ellos no lo son, mas su problema es un
corazón endurecido que impide a sus oídos oír y a sus
ojos ver.
Predicar la Palabra del Reino no es una cuestión
de educación o títulos, sino de suprimir la vida de
Adán y un corazón duro a través del arrepentimiento
y la curación de las experiencias en el atrio exterior.
Entonces tendrá lugar la creación de un nuevo
hombre interior, de una especie completamente
nueva que después de Cristo ES la imagen de Dios. El
establecimiento del Trono del Reino en este nuevo
hombre interior es la preparación para predicar “la
Palabra del gobierno del Reino de Dios” en Palabra y
en Hecho, en Poder y Demostración del Espíritu.
Esto no es complicado, pero requiere una
rendición continua de todas las cosas negativas e
impuras en nuestra vida a Dios para el levantamiento.
“El fuego del levantamiento” es la bendición del
Reino. Este no es el fuego del juicio sino el fuego de
Su amor que nos llama a Él, que nos torna igual a Él.
Construir la Iglesia del Candelero de oro puro (sin
madera) es “la Palabra” que está en Su corazón y que
es fundamental al Reino.
LECCION XII
LA REVELACION EN EL REINO
la Palabra de Dios y aplicar estas verdades a
situaciones y condiciones. Se cree que muchos de
estos estudios se han aproximado a la “Filosofía del
Reino” más que a la “Realidad práctica (vivida) del
Reino”. Puede ser que Efesios 1 abra la ventana hacia
el problema.
Pablo ora para que el Dios de nuestro Seños
Jesucristo, el Padre de Gloria pueda darte el Espíritu
de Sabiduría y Revelación en el conocimiento de Él.
Efesios 1:18+ “habiendo sido iluminados los ojos de
vuestro entendimiento, para que conozcáis cuál es la
esperanza a que os ha llamado, cuáles las riquezas de
la gloria de su herencia en los santos, [19] y cuál la
inmensurable grandeza de su poder para con
nosotros los que creemos, conforme a la operación
del dominio de su fuerza.”
Como TODA revelación viene a nosotros en la
dimensión espiritual del nuevo hombre interior,
parece claro que toda la búsqueda intelectual e
investigación filosófica nunca descubrirán la Realidad
de la experiencia del Reino.
Mi nueva teoría es que TODO el progreso
adicional de la dimensión del atrio hacia la dimensión
del Lugar Santo debe venir de una revelación directa
dada por El Padre de Nuestro Señor Jesucristo.
Supongo que la Clave para esta comprensión del
Reino sea por el Espíritu de Sabiduría y Revelación en
el conocimiento (epignosis) de Él. Más acerca de la
“Instrucción humana”, predicación ungida y
enseñanza inspirada no nos ayudarán a avanzar hacia
una condición espiritual más favorable donde el Reino
se convierta en una realidad práctica (vivida).
Medito en que siguiendo la Ofrenda de
Consagración, el ÚNICO progreso será por “una
mirada interior” o visión, iluminación espiritual,
percepción y revelación espiritual que produce un
conocimiento interior. Le llamaré a esto “intuición
espiritual”. Porque Dios es Espíritu, la ÚNICA manera
en que le podemos conocer es por revelación.
Conocerle a Él es la clave para experimentar el Reino.
La predicación natural y la enseñanza intelectual
han llevado al hombre natural tan lejos como puede ir
en el Conocimiento (epignosis) de Dios. Conocer de
doctrinas no es lo mismo que conocer a Dios.
Podemos aprender perfectamente 100 doctrinas,
poner un punto en cada “I” y atravesar la “T”, y aun
NO conocer a Dios. Esto ha sido suficiente en el
ministerio del atrio a la luz natural pero este método
no nos llevará hacia el conocimiento de Dios. Parece
muy claro para mí que nunca conoceremos a Dios, a
no ser por una “revelación interior”.
MATEO 16:13+ “Cuando llegó Jesús a las regiones
de Cesárea de Filipo, preguntó a sus discípulos
diciendo: --¿Quién dicen los hombres que es el Hijo
del Hombre? [14] Ellos dijeron: -Unos, Juan el
Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o uno de los
profetas. [15] Les dijo: -Pero vosotros, ¿quién decís
que soy yo? [16] Respondió Simón Pedro y dijo: -¡Tú
eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente! [17] Entonces
Jesús respondió y le dijo: -Bienaventurado eres, Simón
hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre,
sino mi Padre que está en los cielos. [18] Mas yo
también te digo que tú eres Pedro; y sobre esta roca
edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no
prevalecerán contra ella. [19] A ti te daré las llaves del
reino de los cielos. Todo lo que ates en la tierra habrá
sido atado en el cielo, y lo que desates en la tierra
habrá sido desatado en los cielos.”
La predicación y enseñanza de la carne y la sangre
nunca revelarán al Cristo de Dios, al Hijo del Dios
viviente. Esta revelación sólo puede venir del Padre
de Nuestro Señor Jesucristo. El hombre natural leerá
esta escritura y comenzará a debatir acerca de
piedras pequeñas y piedras grandes e ignorará la
intervención del Padre directamente en la vida de
Pedro. Excepto los 12 discípulos, todos conocían a
Jesús en la carne. Ellos conocían a su madre, a sus
hermanos y a su primo Juan. Todos ellos escucharon
sus enseñanzas sobre El reino y vieron las señales y
milagros. Ellos vieron convertirse el agua en vino y la
multiplicación de los panes y peces. Incluso salieron y
predicaron en SU nombre y vieron a la gente sanada y
los demonios echados fuera. Pudieron haber
sospechado que Él era el Mesías prometido y el Rey
del Reino por venir.
De los 12 discípulos sólo a uno le fue dada la
revelación de que Jesús era el Cristo, el Hijo del Dios
Viviente. Podríamos pensar que después de todo el
tiempo que estuvieron con Jesús, los 12 discípulos, a
una voz podrían haber proclamado “Tú eres el Cristo,
el Hijo del Dios viviente”. Pero no lo hicieron. ¿Por
qué? Porque ellos no tenían “revelación interna”.
¿Qué significa esto? Esto quiere decir que ninguno
puede conocer al Hijo excepto el Padre y aquellos a
quienes Él lo quiera revelar.
MATEO 11:27+ “Todas las cosas me han sido
entregadas por mi Padre. Nadie conoce bien al Hijo,
sino el Padre. Nadie conoce bien al Padre, sino el Hijo
y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.”
Ni la revelación del Hijo ni la revelación del Padre
han sido dadas al hombre. Esta revelación no es
comunicada por las predicaciones o enseñanzas. Esta
revelación está protegida por la Soberanía de Dios. Y
Él da la revelación a aquellos que están listos para
recibirla. ¿Esto quiere decir que ya se están acercando
a la perfección? ¡En lo absoluto!! Pedro tuvo un
camino muy largo que caminar e incluso negó al
Señor después de esta revelación.
Pablo estuvo predicando en EFESIOS 1:15] Por
esta razón, yo también, habiendo oído de la fe que
tenéis en el Señor Jesús y de vuestro amor para con
todos los santos, [16] no ceso de dar gracias por
vosotros, recordándoos en mis oraciones. [17] Pido
que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de
gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el
pleno conocimiento de él.
Como Pablo había sido llevado al Tercer Cielo y
había tenido muchas revelaciones de Dios, ¿por qué
no les explicó a ellos la revelación de Dios y así TODOS
ellos podrían “conocer a Dios” también?
Porque dar CUALQUIER revelación está más allá de la
capacidad del hombre. Dios retiene esa “revelación”
bajo Su Propia Soberanía y da la revelación de Cristo,
el Hijo del Dios Viviente a quien Él quiera. Y de la
misma manera, Jesucristo retiene la revelación del
Padre bajo su propia Soberanía y tiene la autoridad de
dar esa revelación a quien Él quiera.
Por lo tanto, podríamos concluir que no es sólo
para aquellos que estudian la Palabra o se mueven en
los dones que Dios da revelación de su palabra, sino
que Dios da revelación para adentrarnos dentro de su
Propósito Eterno. La revelación de Dios no es un
producto que se pueda comprar en el mercado. No
podemos tener revelación al por mayor con sólo
asistir a las grandes reuniones.
Por tanto, Jesucristo, el Hijo del Dios Viviente,
edificará su Iglesia sobre la Roca sólida de Dios, el
Padre, dando una revelación directa de Cristo a su
pueblo elegido. La edificación sobre esta “Roca” es
mediante la directa revelación del Padre, que revela a
Jesús como el Cristo, el Hijo del Dios Viviente. La
iglesia no está sólo edificada sobre Cristo, sino
también sobre el Padre dando revelación de Cristo, el
Hijo del Dios Viviente. No importa que tan bien
prediquemos, carne y sangre no pueden revelar esta
dimensión de conocimiento espiritual o
entendimiento espiritual, la cual SOLO es dada por el
Espíritu.
Sin embargo, no importa cuanta revelación Dios
Padre esté dando actualmente, el hombre natural no
puede recibirla o entenderla, porque es locura para
él. La razón es porque toda esta dimensión de
revelación solamente se recibe en nuestro espíritu. Si
nuestro espíritu está subdesarrollado o si nuestra vida
interior está llena de basura, no recibirá nada. Por
esa razón el desarrollo de la “vida interior” es esencial
para movernos hacia la luz 100% espiritual
(Revelación) de la siguiente restauración. La filosofía
cristiana (Ministerio de Carne y Sangre) nos han
llevado hasta donde puede y todo el progreso
adicional será por la directa revelación del Padre.
Rechazar o minimizar la siguiente restauración
nos obligará a retirarnos de la dimensión espiritual.
Aceptar la restauración del Lugar Santo y la luz 100%
espiritual nos adentrará en un movimiento precoz y
en un mensaje mucho más agresivo. Por eso
necesitaremos conocer si tenemos el respaldo del
cielo o no. Me parece que el “mensaje” popular de
hoy ha llegado a ser tan marginal, trivial e irrelevante,
tanto como si se tratara de un “Nuevo Movimiento
Espiritual”.
La frustración general que vemos en la iglesia
visible es esta: “No hemos visto a Dios hacer nada en
nuestra área durante muchos años”. El hecho es este:
“Si no he visto a Dios hacer algo en MI VIDA durante
varios años, esto explica el por qué en nuestra área no
ha sucedido nada”. Esta próxima restauración debe
comenzar en la vida interior de todos los que van a
participar. Si Dios no ha sido capaz de hacer algo EN
MI, eso explica por qué Dios no ha sido capaz de
hacer algo a TRAVÉS DE MI. Por lo tanto, la
imperfección recae en mí y no en Dios. El vacío moral
y espiritual” experimentado en la iglesia visible de hoy
es una de las razones por las que el mundo no está
tocando a nuestras puertas para entrar. Hemos
absorbido todo el “oxígeno espiritual” de la iglesia por
nuestro modo de vida carnal.
Los verdaderos miembros del cuerpo de Cristo
tienen que levantarse en la iglesia local para servir a la
iglesia local de una manera visible. La “iglesia local”
no es una “denominación local”, sino que es una
iglesia en una localidad. Obviamente esto no va a
suceder fuera del Reino (vivido en la práctica) de Dios
en las “vidas locales”. Esta es la razón por la que creo
que la siguiente restauración debe comenzar dentro
de cada uno de nosotros experimentando una
“Renovación Interior” y un “Cambio Interior”. La base
de este “Cambio Interior” es el “Reino Interior de
Dios”.
Puesto que trasladarse hacia “una iglesia local”
en “una localidad” sería un cambio exterior
totalmente radical, debería comenzar como un
“Cambio Interior”. De otra manera, no hay motivación
para cambiar. El estado actual no cambiará hasta que
una nueva “luz espiritual” venga dentro de nosotros.
Esta “Nueva Luz Espiritual” es el Espíritu de Sabiduría
y de Revelación en el Conocimiento de Él. Esto parece
ser la “Fuente Divina del Próximo Nivel de Ministerio”.
Importar más “Ministerio Barato” no edificará nuestra
“Economía Espiritual” más de lo que los “Productos
Baratos Importados” han edificado nuestra Economía
Nacional. Alguien ha sugerido que necesitamos al
menos una gran iglesia en nuestra área para poder
obtener “Grandes Ministerios”. De esa manera, las
personas de la localidad tendrán un lugar para ir a
beneficiarse de ese ministerio diverso. Mi teoría es
que depender de los “Ministerios Importados” es una
señal de falla en la iglesia local. Importar más
“Ministerios Psicológicos” no traerá “Restauración
Espiritual” a la iglesia local.
Cuando “Cristo SEA nuestra vida”, entonces El
Reino de Dios llegará a ser nuestra motivación. Esto
producirá un cristianismo que es realismo dinámico y
un testigo vivo para los residentes locales. Importar
otro “testigo cristiano” no producirá una iglesia local
dinámica más que la del estado actual presente, que
ha producido un imán para atraer pecadores a Dios.
Depender de alguien de otra localidad para
preparar un “ministerio espiritual dinámico” que
podamos importar carece totalmente de “visión”. Los
“Ojos del Entendimiento” han sido cegados por la
apatía espiritual.
Mi teoría es que “CUANDO” Dios derrama
sobre nosotros el “Espíritu de Sabiduría y Revelación
en el Conocimiento de Él” y nuestros ojos son
abiertos, Ministerios Dinámicos Locales serán el
resultado. De acuerdo a Efesios 1, TODO el “poder”
[Realismo Dinámica] ha sido dado, pero necesitamos
la Revelación de este para poderlo experimentar en la
vida cotidiana práctica. La estabilidad de la próxima
Restauración será el Reino inquebrantable y la
persona invariable. Más predicación psicológica
culpando a nuestros familiares por nuestro fracaso, es
una excusa regresiva, y no un movimiento hacia
adelante.
LUCAS 9:59+ “Dijo a otro: -Sígueme. Pero él dijo: -
Señor, permíteme ir primero a enterrar a mi padre.
[60] Y Jesús le dijo: -Deja que los muertos entierren a
sus muertos; pero tú, ¡ve y anuncia el reino de Dios!”
Dejar que los muertos entierren a sus muertos y
levantarnos para seguir a Jesús es la mejor solución.
En otras palabras, no tomemos los muertos como una
excusa por nuestra falta de consagración. “Déjeme
enterrar a mi padre primero” es la respuesta
psicológica a la tibieza. EZEQUIEL 18:2+ “¿Los padres
comieron las uvas agrias, y los dientes de los hijos
sufren la dentera”? La “vieja creación” puede culpar a
sus padres terrenales pero la “nueva creación” tiene
un Nuevo Padre a quien nadie puede culpar.
FILIPENSES 3:13] Hermanos, yo mismo no
pretendo haberlo ya alcanzado. Pero una cosa hago:
olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo
que está por delante, [14] prosigo a la meta hacia el
premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo
Jesús.
Cada vez que culpamos a nuestros antecesores
por nuestros propios fracasos, estamos cavando un
hoyo tan grande para enterrar a los muertos, pero
nuestra vida sólo estará cavando más hoyos carnales.
Debemos dejar a los muertos enterrar a sus muertos,
sólo así podemos avanzar a la próxima Restauración.
No hay fin para las excusas carnales por nuestros
fracasos.
Si creemos en las escrituras, entonces no hay
razón para que un cristiano sea tonto o le falte
sabiduría. 1 Corintios 1:30+ “Por él estáis vosotros en
Cristo Jesús, a quien Dios hizo para nosotros
sabiduría, justificación, santificación y redención.”
Estos atributos de Dios son todos “potenciales” hasta
que llegan a ser experimentados. Nuestro potencial
está en dos medidas. (1) Lo que está disponible para
nosotros en Cristo Jesús y (2) de lo que somos
concientes por medio de la Revelación y que estamos
equipados para usar. Efesios 1:3+ “Bendito sea el Dios
y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha
bendecido en Cristo con toda bendición espiritual en
los lugares celestiales.”
No hay limitación en lo que concierne a nuestro
“potencial en Cristo”. El problema principal es que
nosotros no estamos conscientes de TODO lo que hay
disponible en Cristo Jesús y por lo tanto, vivimos en
pobreza espiritual. Por tal razón, necesitamos el
Espíritu de Sabiduría y Revelación en el conocimiento
de Él. Sin Revelación somos ignorantes de lo que hay
disponible y sin Sabiduría estamos sin el
entendimiento para usar aquello que ha sido provisto
y preparado para nosotros.
No es necesario para ningún “cristiano
verdadero” ser intelectualmente superior SI estamos
usando la sabiduría de Dios. Pescadores ignorantes y
sin preparación no están en desventaja en el Reino de
Dios cuando Cristo les ha dado su Sabiduría. Muchas
iglesias proclamarán audazmente que Jesucristo ha
sido hecho su justicia y redención, pero permanecen
espiritualmente ignorantes, simplemente porque ellos
no se apropian de Cristo como su “Sabiduría de
Dios”.
De esta misma manera TODO EL PODER que
levantó a Cristo de la muerte y lo sentó a la diestra de
Dios está ahora disponible para Su cuerpo, la plenitud
del que lo llena todo en todo. Si NO TENEMOS PODER,
entonces esto se debe a que nosotros no estamos
conscientes de que está disponible para nosotros o no
nos apropiamos de ello por apatía. Esto quiere decir
que “Dios conoce mi nombre y dirección y si Él quiere
que tenga esto, Él me admirará”. Es seguramente la
voluntad de Dios para su sacerdocio corporativo que
tengan Su Sabiduría, Su Revelación y Su Poder.
El verdadero peligro es que un individuo trate de
apoderarse de Su Sabiduría, Su Revelación y Su Poder
para beneficiarse personalmente y no para beneficiar
al cuerpo de Cristo. Cualquier cosa que Dios haya
provisto para la iglesia, es dada para cumplir el
Propósito Eterno de Dios y no para la posesión
personal para levantar un “ministerio”. Esto
constituye un entendimiento básico para el
“Ministerio Sacerdotal Corporativo” del Lugar Santo.
Mi teoría es que todas estas “bendiciones”
deben de ser recibidas interiormente para una
rectificación total del individuo, para prepararse para
el Ministerio Sacerdotal Corporativo. La Justicia, la
Santidad y la Redención son bendiciones interiores, al
igual que la Sabiduría de Dios y la Revelación. Tratar
de usar estas cosas para el “ministerio personal”
antes de que sean una realidad interior ha sido muy
popular en el pasado, pero creemos que ese tiempo
quedó atrás para nosotros. Rendir nuestro
“individualismo” y “ministerio personal” a la “Cabeza
y Su cuerpo” y hacerse un miembro del Ministerio
Sacerdotal Corporativo será una adaptación difícil A
MENOS QUE tengamos Sabiduría y Revelación de
Dios.
Mientras que todas las “bendiciones de Dios” son
subjetivas en su esencia, ellas sin embargo tienen un
propósito específico como fundamento para un
Ministerio Sacerdotal Corporativo. Como ejemplo,
cada miembro de Su Cuerpo debe tener esas
bendiciones subjetivamente. Entonces cuando el
Cuerpo llegue a ser una Unidad, cada una de esas
bendiciones se multiplican juntas para manifestarse
objetivamente. Esto es fácilmente comprensible
cuando nos enfocamos en el Poder de Dios, que está
disponible para la Iglesia, la cual es Su Cuerpo, la
plenitud de aquel que lo llena todo en todo. Si uno
puede expulsar a otro, entonces cien pueden expulsar
a mil, porque el Poder de Dios en ellos no se suma,
sino que se multiplica. ¡Un “ejército” no es un solo
individuo haciendo lo mejor que puede! “Los
bombarderos humanos” religiosos que se amarran a
los “chalecos explosivos de doctrinas” se convierten
en el ejército individual para destruir creyentes de su
propia denominación.
Está muy claro que la voluntad de Dios para Su
sacerdocio corporativo es que tengan Su Poder de
una manera ilimitada. La “Grandeza Excesiva de su
Poder” demuestra que este es ilimitado. De hecho, el
“individualismo” está obrando en contra de lo que
Dios está restaurando en esta generación.
Si Dios puede obrar Su Propósito Eterno en 100
individuos y entonces convertirlos en una unidad, Él
tendrá un Sacerdocio Corporativo. Si NO hay una obra
eterna subjetiva consumada en los individuos, nunca
serán capaces de llegar juntos a un Ministerio
Sacerdotal Corporativo. ¿Por qué? Porque seguirá
siendo la mentalidad de “sálvese quien pueda”. El
“Gran Yo” tiene que ser destruido por la obra interior
de Dios antes de que: “No mi voluntad, sino que se
haga la Suya” pueda gobernar. Pudiera no gustarnos
admitir esto, pero el más grande enemigo para el
Cuerpo Corporativo del Cuerpo de Cristo es la
“voluntad individual (o sea, el yo)”. Sin embargo, el
cuerpo de Cristo no es una democracia donde cada
miembro tiene un voto. Efesios 1:22] Aun todas las
cosas las sometió Dios bajo sus pies y le puso a él por
cabeza sobre todas las cosas para la iglesia, [23] la
cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que todo lo
llena en todo.
Hasta que Jesús sea Cabeza de Su Cuerpo de una
forma práctica y cada miembro sea sensible a Él, el
“Gran Yo” continuará dividiendo la obra y
fragmentando el propósito de Cristo para Su Cuerpo.
Declarar “doctrinalmente” que somos el Cuerpo de
Cristo suena ridículo si los “miembros de Su Cuerpo”
continúan haciendo sus propias cosas y no tienen idea
de lo que É está diciendo a la iglesia. Nombrar a un
“líder” para representar a Cristo ante Su Cuerpo
ciertamente no es lo mismo que tener a Cristo
funcionando como la Cabeza de Su Cuerpo y cada
miembro sensible a Él.
No estamos diciendo que la iglesia está
equivocada o que debe ser eludida, pero el sistema
que llamamos iglesia ha tomado su curso y ya no es
relevante
LECCION XIV
UN EJERCITO A NUESTRO FAVOR EN EL REINO
Más allá de nuestro ámbito normal de
entendimiento, descansa otra dimensión más
real y duradera de lo que podamos imaginar. Los
Ángeles son para nosotros esa conexión clave a ese
reino. Estos seres eternos creados por Dios tienen
una historia propia En efecto, los Ángeles son sus
aliados, son amigos cercanos dispuestos a:
• Amar y proteger lo que ama
• Enfrentar un enemigo en común
• Compartir sus lealtades y fidelidades
• Operar secretamente por usted en el terreno
de! enemigo
Con la habilidad de ir y venir entre la dimensión
eterna y nuestro mundo, los Ángeles nos
consuelan, nos hablan, monitorizan el clima
espiritual a nuestro alrededor, nos enseñan y
ayudan. Por encima de todo lo demás, los Ángeles
trabajan para el Maestro de! Universo y comparten
nuestro deseo de adorar a Dios y cumplir su
voluntad
I- Características de los ángeles
Las palabras para referirse a ellos son en hebreo
Mal’ak y en griego angelos. Ambas tiene el mismo
significado: mensajeros.

a) Hay variedad de ángeles: Hay, según nos enseñan


las Escrituras, diferentes tipos de ángeles: arcángeles,
serafines, querubines y huestes.
1) Arcángeles: Este es un tipo de ángel que tiene un
rango de poder especial. Solo a dos ángeles le es dada
esta categoría en la Palabra. Este son el ángel Miguel
y Gabriel (Daniel 12:1, Judas 9, Apocalipsis 12:1
Tesalonicenses 4:17)
2) Querubín: Ellos siempre son vistos en relación con
el trono de Dios. Ellos son los protectores del
gobierno de Dios. Era un querubín el que guardaba el
camino del árbol de la vida en el huerto. Ellos también
son vistos en relación con la adoración. En
Apocalipsis, las cuatro caras del querubín representan
la revelación de Jesucristo en los cuatro Evangelios:

• – El león, simbólico de un Mateo rey.


• Marcos – El becerro, simbólico de un siervo.
• Lucas – El hombre, simbólico de Cristo siendo
nuestro pariente, el Hijo del hombre.
• Juan – El águila, simbólica de la majestuosa
Deidad, el Hijo de Dios.

3) Serafín: Ellos sólo aparecen en la visión en el


templo de Isaías (Isaías 6). Hablan de la santidad de
Dios activa, que busca y que quema. Los serafines son
criaturas de fuego con seis alas. Con dos de ellas
cubrían su rostro (para indicar la actitud de una
lealtad santa). Con otras dos cubrían sus pies (para
indicar la actitud de una dependencia santa). Y con las
otras dos volaban (para indicar la actitud de una
obediencia santa). Los serafines son un cuadro del
servicio perfecto, la posición perfecta. Ellos
estuvieron cerca al trono: La postura perfecta.
“Rostros cubiertos” = Lealtad, “Pies cubiertos” =
Dependencia, “Vuelo” = Obediencia, “Y el uno al otro
daba voces” = Comunión.
4) Las huestes: Parece referirse a los ángeles en
general, que forman parte del gran ejército, que
cumplen sus misiones de servir a los santos en la obra
de extender el Reino.
Pero sobre todo, los Ángeles trabajan para el Amo
del universo y comparten nuestro deseo de adorarlo y
cumplir con su voluntad.
b) Hacen la voluntad: de Dios
Ellos son seres totalmente consagrados a hacer la
voluntad de Dios. “Bendecid a Jehová, vosotros sus
ángeles, Poderosos en fortaleza, que ejecutáis su
palabra, Obedeciendo a la voz de su precepto.
Bendecid a Jehová, vosotros todos sus ejércitos,
Ministros suyos, que hacéis su voluntad.” (Salmo
103:20,21)
c) Ven su rostro:
“Mirad que no menospreciéis a uno de estos
pequeños; porque os digo que sus ángeles en los
cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en
los cielos.” (Mateo 18:10) d) Aparecen de forma
humana:
“Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que
estaban junto á él: y cuando los vio, salió corriendo de
la puerta de su tienda a recibirlos, se inclinó hacia la
tierra, Y los varones se levantaron de allí, y miraron
hacia Sodoma, y Abraham iba con ellos
acompañándolos.” (Génesis 18:2,16)

e) Existen en gran número:


En 2 Reyes 6:14-17, el criado de Eliseo se atemorizó
cuando vio el gran ejército de los sirios. La Biblia dice,
“Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras
sus ojos para que vea.” El Señor abrió los ojos del
joven y la montaña estaba llena de caballos y carros
de fuegos. Otros pasajes de las Escrituras, donde se ve
el mundo espiritual y se revela la gran cantidad de
ángeles que existen, son Deuteronomio 32:10,
Apocalipsis 10 y Hebreos 12:22.
f) Se mueven a gran velocidad:
Los ángeles pueden moverse rápidamente. Ellos
pueden ser “rápidos para el rescate.”
g) Tienen gran conocimiento:
Los ángeles no son omniscientes, pero ciertamente
poseen un gran conocimiento “Mi señor es sabio
conforme a la sabiduría de un ángel de Dios, para
conocer lo que hay en la tierra.” (2 Samuel 14:20)
h) Poseen gran poder:
Los integrantes de los ejércitos que nos guardan y
pelean por nosotros son poderosos. En las Escrituras
hay muchos pasajes donde se manifiesta su poder:
2 Reyes 19:35: Un ángel mató a ciento ochenta y
cinco mil asirios.
2 Samuel 24:15-16: setenta mil hombres fueron
asesinados por la pestilencia de un ángel.
Hechos 12:23: Herodes fue herido por el ángel
del Señor y luego murió.
Hechos 12:7: Los ángeles pudieron entrar a una
prisión cerrada y liberar a Pedro.
Hechos 5:19: Los ángeles pueden abrir las puertas
de las prisiones.
Jueces 13:19,20: Los ángeles pueden subir en el
fuego. Después de decirle a Manoa acerca del niño
Sansón, el ángel subió con el fuego.
Apocalipsis 20:1.2 Satanás será atado por un
ángel
Los creyentes han fallado en emplear y desplegar las
huestes del cielo a su alrededor. Todos las grandes
hombres y mujeres de fe que aparecen en
Las Santas Escrituras operaron con la ayuda
sobrenatural de varios: ángeles.
Si no lo ha notado hay una creciente fascinación de
nuestra Sociedad con los Ángeles.
Por alguna razón, la posibilidad de los encuentros
sobrenaturales con estos seres angelicales fascina a
esta generación. Encuentro esto sorprendente ya
que de niño en la década de 1980 fui criado en un
ambiente dominado por la negación de Dios y lo
sobrenatural, pero hoy, la mayoría de la gente cree en
fuerzas espirituales invi sibles que pueden ser
canalizadas y que se puede interactuar con ellas
diariamente. ~Cuando fue que sucedió este cambio
tan drástico? Como cristianos deberíamos estar
sumamente al tanto de lo que otros están diciendo
con respecto a las fuerzas invisibles y recordar que
los :Ángeles nos ayudan de maneras completamente
desconocidas para nosotros.
Los Ángeles son amigos que ayudan a guiarnos, a
protegernos y a ministrarnos con el fin de que
perseveremos en la causa de Cristo para nuestra
vida.
Un milagro es una interrupción dimensional, cuando
el mundo espiritual entra en nuestra existencia
cotidiana, cambiando nuestra existen cia limitada de
ordinaria a extraordinaria. [Pode mos vivir con
asombro de nuevo!
Se está librando una batalla por el alma de la
humanidad; no estamos solos en esa batalla.
Tenemos aliados invisibles a nuestra disposición para
ayudarnos en los últimos tiempos a medida que
hacemos cumplir la victoria de Cristo.
Cuando Dios no era honrado, los Ángeles eran
activados para defender el trono de Dios.
II-las Características del enemigo del plan de DIOS.
Aunque la batalla ha sido ganada, seguiremos
enfrentando a las fuerzas de las tinieblas de Satanás
hasta el final de los tiempos. Observe las
características de tales fuerzas:
Rasgos demoniacos
La Biblia habla de estos Ángeles caídos como
pecadores. Estos seres creados estuvieron
involucrados en guerras y cons piraciones contra el
Altísimo: "Porque si Dios no perdono a los Ángeles
que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los
entrego a prisiones de oscuridad, para ser
reservados al juicio" (2 Pedro 2:4).
Todos ellos son rebeldes por naturaleza. Son
malvados y feroces. Estos Ángeles profanos muestran
maldad, iniquidad y actos ilícitos bajo el Ángel de las
tinieblas.
Salmos 78:49 dice: "Envió sobre ellos el ardor de su
ira; enojo, indignaci6n y angustia, un ejército de
Ángeles destructores".
Funciones demoniacas
Los demonios están organizados en rangos llamados
prin cipados, potestades, gobernadores de las
tinieblas y huestes espirituales de maldad. Estos
poderes se relacionan con la posesión demoniaca y
la hechicería, ya que influencian a los seres humanos.
La escritura revela su propósito de esta manera:
Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino
contra principados, contra potestades, contra los
gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra
huestes espirituales de maldad en las regiones
celestes. EFESIOS 6:12 -
Los demonios viven para frustrar a los cristianos
de cumplir su proposito. Operando sigilosamente,
ellos buscan trastornar secretamente la voluntad de
Dios. En 1 Timoteo
4:1, estos malvados son llamados espíritus
engañadores y seductores, asi coma espíritus de
error: "Pero el Espiritu dice claramente que en los
postreros tiempos algunos apostataran de la fe,
escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de
demonios". "Y no es maravilla, porque el mismo
Satanás se disfraza coma Ángel de luz" (2 Corintios
11:14).
Ellos operan con engaño particularmente donde
se rechaza la verdad. Al hacer esto, los demonios
provocan destrucción en la tierra asi coma graves
problemas mediante manipulación.
III-la obra de los Ángeles en la Adoración.
[Los Ángeles son los primeros y principales
adoradores del Dios vivo! ellos fueron creados para
adorar igual que nosotros! Posiblemente la narración
más antigua en la Escri turas es el libro de Job. En la
reprensi6n de Dios hacia Job, podemos echar un
vistazo al pasado antiguo.
~Donde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?
Házmelo saber, si tienes inteligencia. ~Quién ordeno
sus medidas, si lo sabes? ~O quien extendi6 sobre
ella cordel? ~Sobre que están fundadas sus bases? ~O
quien puso su piedra angular cuando alababan todas
las estrellas del alba, y se regocijaban todos los hijos
de Dios? JOB 38:4-7
Los Ángeles se regocijaron cuando Dios el Padre trajo
a la realidad su creación. No fueron observadores
silenciosos de las grandes obras del Padre;
respondieron cantando y regocijándose mientras su
grandioso poder se extendía al vasto universo.
Los Ángeles son los primeros y principales
adoradores de! Dios vivo! ellos fueron creados para
adorar igual que nosotros!
La verdadera Adoración trae la "Jerusalén la
celestial"
a nuestras reuniones. Nos reunimos con una
"compañía de muchos millares de Ángeles",
Observe las siguientes verdades. Primera, la
iglesia no tiene la manifestación de la presencia
de Dios. Cuando usted lee el registro de Moisés
en Éxodo 19, los israelitas esencialmente temían
la presencia de Dios. Ellos habían visto sus
poderosos juicios sobre Egipto, y el temor se
apodero de ellos. En la actualidad mucha gente
teme la presencia pode rosa y gloriosa de Dios.
Aconteció que al tercer dia, cuando vino la
mañana, vinieron truenos y relámpagos, y
espesa nube sobre el monte y sonido de bocina
muy fuerte; y se estremeció todo el pueblo que
estaba en el campamento. Y Moisés saco del
campamento al pueblo para recibir a Dios; y se
detuvieron al pie del monte. Toda el monte Sinaí
humeaba, porque jehová había descen dido
sobre el en fuego; y el humo subía coma el humo
de un homo, y todo el monte se estremeció en gran
manera. El sonido de la bocina iba aumentando
en extrema; Moisés hablaba, y Dias le respondía
con voz tronante. Éxodo 19:16-19
Dios descendió, pero la gente no se acercaba.
Observe que esto sucedio al tercer dia! Este
acontecimiento fue celebrado en el Dia de
Pentecostés, Fue en este encuentro que recibieron
la ley, pero se perdieron de la presencia de Dios.
Ellos le dijeron a Moisés en pocas palabras: "no lo
vuelvas a hacer!".
Mil cuatrocientos años después vino otro "tercer
dia". Como profetizado, al tercer dia Jesús
resucito de la muerte. En el Dia de Pentecostés,
mil cuatrocientos años después, el poder de Dios
sacudió la tierra de nuevo. Esta vez, fueron
bienvenidas las manifestaciones del Espiritu por la
iglesia primitiva. Lamentablemente muchas personas
de la iglesia actual le temen a la presencia de Dios.
La verdadera Adoración trae "[Jerusalén la celestial"
a nuestras reuniones. Nos reunimos con una
"compañía de muchos millares de Ángeles".
Revise nuevamente este pasaje de Hebreos y mire
como es la reunión de la iglesia de los últimos días:
"Sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la
ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la
compañía de muchos millares de Ángeles" (Hebreos
12:22). Se identifican siete puntos en Hebreos
12:22-27 que nos muestran como son las reuniones
de la Iglesia de los últimos días. Estos son:
1. Los Ángeles se unen a la iglesia del Reino para dar
gloria a Dios.
2. Adoración intensificada: Fue en el Monte de Sion
donde David coloco un coro y una orquesta durante
treinta y tres años continuos, el mismo tiempo que
Jesús vivió en la Tierra. Su alabanza se ofreció
continuamente. Cuando la iglesia de los últimos días
se reúna, la alabanza y la Adoración suben al siguiente
nivel.
3. Muchos millares de Ángeles se unen a la adora-
ci6n; de hecho habrán demasiados Ángeles como para
poder contarlos!
4. Adoraci6n que lleva a otra dimensión y el cielo besa
la iglesia: la separaci6n entre el mundo espiritual y
este mundo se desdibuja e irrumpe en la iglesia del
Reino: ''A la congregación de los primogénitos que
están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a
los espíritus
De los justos hechos perfectas" (Hebreos 12:23).
5. Dios hablando una palabra fresca acerca de los
últimos días por media de la ministracion profética:
La ayuda angelical soltara la palabra profética a la
iglesia de los últimos días. La iglesia del Reino
experimentara revelación directa del propiciatorio
celestial.
Los Ángeles guardaran esa palabra y la soltaran a la
iglesia: "Mirad que no desechéis al que habla. Porque
si no escaparon aquellos que desecharon al
Que los amonestaba en la tierra, mucho menos
Nosotros, si desecharemos al que amonesta desde
los cielos" (Hebreos 12:25).
6. La iglesia es sacudida hasta sus cimientos para
remover todo lo que no es necesario: "La voz del cual
conmovió entonces la tierra, pero ahora ha
prometido, diciendo: Aun una vez, y conmoveré no
solamente la tierra, sino también el cielo.
Y esta frase: Aun una vez, indica la remoción de las
cosas movibles, como cosas hechas, para que
Queden las inconmovibles." (Hebreos 12:26-27).
7. La Iglesia recibe verdades del Reino y suelta el
poder del Reino para evangelizar al mundo de los
últimos días.
Observe que todo esto sucede con la presencia y
la ayuda de "una compaña de muchos millares de
Ángeles", Comprenda esto: debemos esperar y
recibir más contacto angelical en los últimos días.
Ya ha comenzado una conmoción, y están
ocurriendo visiones de Ángeles en donde el Reino
se está estableciendo.
Esto no debería sorprendernos porque a los
Ángeles Siempre se les ve cerca del templo del
Antiguo Testamento adorando continuamente.
Ya que nuestro cuerpo es el templo del Espiritu
Santo, nuestro corazón se convierte en el lugar
santísimo cuando entramos en íntima Adoración.
Los Ángeles tienden a adorar con pasi6n. Cuando
nos reunimos como iglesia, debemos saber que estos
seres gloriosos que son más antiguos que el tiempo,
están reunidos con nosotros. Todavía le dan a Dios
toda su alabanza! Los que hacían los Ángeles en el
principio de los tiempos, lo siguen haciendo hoy
Después al final de los tiempos. Ellos alaban a Dios el
Padre y a su Hijo, el Señor Jesucristo.
Juan describe una escena celestial en Apocalipsis
5, en la cual vio y escucho la voz de muchos Ángeles,
de los seres vivientes y de los ancianos adorando
alrededor del trono. En el versículo 11 indica que
esta reunión multitudinaria era de "millones de
millones". Ellos adoraban a gran voz.
IV-la activación de los angeles. 1) Conciencia de
ellos: Lo primero que debemos poseer es una
conciencia de los ángeles: cultivar esta conciencia a
través de la lectura de la Biblia o escritos relacionados
con el tema, orar para que Dios nos dé revelación en
cuanto a esta realidad que nos permita ver en el
mundo invisible, crear un sistema que nos permita
mantenernos enfocados en esta realidad, un hábito
de imaginarnos su presencia alrededor de nosotros.

2) Pedir al Padre su intervención: Orar para que el


Padre envié sus ángeles a ayudarnos. Jesús le dijo a
sus verdugos que Él podría pedir una docena de
ángeles al Padre. La presencia de los ángeles
simboliza la realidad del cielo alrededor de nuestras
vidas. De hecho, ellos traen esas realidades a
nosotros.
3) Movernos en lo imposible: Por último si
queremos disfrutar del ministerio de los ángeles
deberíamos lanzarnos a hacer cosas imposibles.
Muchos de nuestros proyectos y acciones pueden ser
realizadas sin intervención angelical porque pueden
lograrse con nuestras propias fuerzas Bill Johnson
dice: “Creo que los ángeles están aburridos porque
vivimos una vida que no requiere mucho de su ayuda.
Su tarea es ayudarnos en misiones sobrenaturales. Si
somos personas que no corren riesgos, hay poco
espacio para lo sobrenatural. Cuando la iglesia
recupere su anhelo de lo imposible los ángeles
actuarán más entre los hombres. Insistamos en un
estilo de vida que mantenga ocupadas a las huestes
celestiales que nos traigan el rey y su reino.”
Vivimos rodeados de fenómenos maravillosos.
Muchos de ellos visibles, otros invisibles. No nos
dejamos de asombrar por lo que nuestros ojos ven,
pero todo indica que las realidades más exquisitas
pertenecen a ese mundo, hasta ahora no visto. Allí se
mueven seres poderosos, llamados ángeles, los cuales
traen la sobrenaturalidad de los cielos a la tierra. El
gran ejército de Dios el cual está a nuestro favor.

LECCION XVI
REINO PODER Y GLORIA.
Todos los movimientos de la iglesia comenzaron
con una visitación sobrenatural pero terminaron en
legalismo, carnalidad, por haber perdido la visión de
la cruz. Hay muchas iglesias que perdieron la visión de
la cruz. Es muy peligroso comenzar en el espíritu y
terminar en carnalidad. Es peligroso estar en un lugar
donde Dios estuvo, pero ahora Dios ya no esta. Que
paso en Galatas, habían perdido la visión de Cristo
crucificado y sustituyeron lo espiritual por lo almático.
Han separado el ingrediente de lo sobrenatural y lo
han sustituido por tradiciones y religión.
Que es lo sobrenatural? Sobrenatural es la
aceleración de lo natural. Natural es la desaceleración
de lo sobrenatural. Cada vez que su ministerio esta
desacelerado, falta el ingrediente sobrenatural. Pero
cada vez que usted esta acelerado el poder
sobrenatural de Dios esta ahí. Dios te trajo para
acelerarte. Si estaba caído, Dios te trajo para acelerar
tu negocio, tu ministerio. Tú no viniste a recibir un
sermoncito. Viniste a hacer los cambios de primera a
segunda, a tercera… Lo que antes te tomaba 15 anos
ahora te va a tomar 5.
Como la iglesia sustituyo lo sobrenatural por lo
almático se desacelero. Entonces busco sustitutos.
Dios me hablo de 7 sustitutos a su poder sobrenatural
1. La teología ha tomado el lugar de la revelación. La
teología sin el soplo del Espíritu Santo es el estudio de
Dios por medio del razonamiento y entendimiento
humano. Es el hombre estudiando a Dios.
2. Educación ha tomado el lugar del carácter. Jesús
cuando estuvo en la tierra no solo enseño. Siempre
llevo a la gente a hacer decisiones. Ese es el
discipulado apostólico. Es peligroso entrenar a la
gente intelectualmente sin lidiar con su carácter,
cuando son rebeldes, infieles, ladrones.
3. La psicología y la psiquiatría han sustituido el
discernimiento. Pastores que enseñan en la iglesia las
teorías de Freud. Allá afuera eso no trabaja, necesitas
el poder del Espíritu Santo,
4. Programas de hombres han sustituido la guía del
Espíritu Santo. No dejamos que El nos guié. Hacemos
nuestros planes, pero queremos que Dios se mueva.
5. La elocuencia ha sustituido el poder sobrenatural.
Se confunde la elocuencia y el carisma con el poder
sobrenatural. Confunden ruidos y bullas con poder
sobrenatural. Pero Dios esta levantando una
generación que quiere salir del bote y caminar sobre
las aguas. Conocemos un Cristo histórico. La mayoría
de cristianos no ha visto un milagro en su vida. Se ha
sustituido el poder de Dios por la inspiración y la
motivación. Dios te quiere matar, para que ya no vivas
tu, sino que viva Cristo en ti
6. La razón ha sustituido el caminar en fe. Fe es la
habilidad de creer a Dios sin razonar. Entre mas
razonas mas vas a dudar. El razonamiento, el
humanismo y el intelectualismo quieren entender a
Dios. La fe no necesita razón para creer. Si es
razonable no es fe y no es de Dios. Lo que Dios te pide
que hagas no tiene sentido.
7. Las leyes y tradiciones han tomado el lugar del
amor.
Muchos prefieren el carácter antes que lo
sobrenatural. Manifestación sin revelación produce
error.
Mateo 6:13 Tuyo es el Reino, tuyo es el poder y tuya
la Gloria.
En Hechos 1.1 Jesús les enseño en 40 días acerca del
Reino. En el verso 1 Jesús les hace el resumen de lo
que les había hablado durante 3 anos y medio. Para
prepararlos a recibir el poder. Es diferente ser
creyente de iglesia que ser creyente de Reino. Los
creyentes de iglesia quiere que las cosas les sucedan
por ellos. La gente de Reino hace que las cosas
sucedan. Por que?
La esencia de todo el mensaje de Jesús es el Reino, el
poder y la gloria. Hay pastores con mentalidad de
iglesia, pero no de reino. El conocimiento del Reino
trae estructura, orden y propósito. Para que el poder
venga, el orden tiene que estar establecido primero.
Hay avivamientos que vinieron a la iglesia, pero si no
hay orden, Dios no hace una habitación, sino una
visitación.
En Hechos 2 los discípulos tuvieron un Pentecostés.
Pero Pentecostés, sin el poder de Dios es solo un
festival. El propósito por el que recibiste la llenura del
Espíritu Santo es para manifestar su Poder y recoger
la cosecha.
La razón porque es fácil predicar en EEUU es porque
aquí no tiene que probar nada. Pero en India, en
África tiene que competir con los brujos y decir, mi
Jesús es mas poderoso. Cuando te conformas con lo
que eres, es porque dejaste de ser transformado.
Mucha gente esta contenta con sus tres coritos sin
poder de Dios. Te conformaste a esa atmósfera
muerta. Pero cuando Dios te trae a CAP es para
transformarte. No te conformes. Quiero ser
transformado por el poder de Dios.
La áreas donde necesitamos el poder sobrenatural de
Dios son:
1. Carácter. La psicología no lo cambia, solo el poder
de Dios
2. En la oración. Necesitamos orar como conviene,
con la ayuda del Espíritu Santo
3. En el ministerio y servicio. No puede servir a Dios
sin poder sobrenatural
4. En el pecado. No puede luchar con sus fuerzas
5. Contra Satanás y sus demonios. Necesita el poder
sobrenatural.
Tuyo es el Reino, tuyo el Poder y tuya la Gloria.
El Reino es el mensaje, el poder es la confirmación del
mensaje y la Gloria no es un mensaje bonito, es un
movimiento que va a tocar toda la tierra
La Manifestación de la Gloria Postrera. La gloria tiene
que ser revelada.
El propósito del poder de Dios ha sido siempre,
recoger la cosecha. Sino, es un poder vano. La
cosecha esta lista. Las almas están listas para llenar
las iglesias. Cuando Dios te unge, no es para que los
pelos se te paren, es para que vayas y recojas la
cosecha.
Deuteronomio 11:13, 14 “Si obedeciereis
cuidadosamente a mis mandamientos que yo os
prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y
sirviéndole con todo vuestro corazón, y con toda
vuestra alma, yo daré la lluvia de vuestra tierra a su
tiempo, la temprana y la tardía; y recogerás tu grano,
tu vino y tu aceite”.
Lluvia siempre representa el derramamiento del
poder del Espíritu Santo. La lluvia tardía es torrencial.
La lluvia temprana de la iglesia ocurrió en
Pentecostés. Han pasado 2 siglos y en Texas comenzó
el derramamiento de la lluvia tardía. Cuando el
Espíritu Santo venga sobre toda Latinoamérica y
Estados Unidos, será para recoger la cosecha.
Mañana esperen la gloria. Hoy esperen el fuego.
Nos hemos vuelto tan religiosos y hemos sustiudo el
poder sobrenatural, porque hemos perdido la visión
de la cruz. Hemos perdido la pasión por Dios.
La reforma, endereza todo lo torcido. Sin poder no
hay reforma. Avivamiento es avivar lo que esta
muerto. Se aviva con Fuego. El fuego de Dios es el
poder sobrenatural que viene de su mismísima
presencia. Que hace el fuego? Viene a purificar y a
traer juicio. Ese fuego desata pasión.
Pastor, pero yo soy luz del mundo. ! No puede haber
luz sin estar encendido en fuego!
Cualidades del fuego:
1. Pasión por la presencia de Dios. No te importa
nada, quieres estar en su presencia.
2. Pasión por la pureza y la santidad. Para que anheles
el fuego y la pureza.
3. Pasión por ser amigo de Dios y tener comunión
intima con El.
Nunca he visto en la Biblia que su poder se ha
derramado sin que haya habido sacrifico. Siempre ha
sido para consumir un sacrificio. Su sacrifico será
sobre dos cosas.
1. Que presenten su cuerpo en sacrificio vivo.
2. Negarse a si mismo. Voy a poner mi ego en el altar.
Si haces eso espera el fuego de Dios!!!
LECCION XVII
LA HONRRA EN EL REINO
FE + HONRRA =
CIELOS ABIERTOS.
LA FE Y LA HONRA MUEVEN LA
MANO DE DIOS.
( 1 SAMUEL 2.27-
30.)
1 Sm 2.27 Y vino un varón de Dios a Elí, y le dijo: Así
ha dicho Jehová: ¿No me manifesté yo claramente a
la casa de tu padre, cuando estaban en Egipto en casa
de Faraón?
1 Sm 2.28 Y yo le escogí por mi sacerdote entre todas
las tribus de Israel, para que ofreciese sobre mi altar,
y quemase incienso, y llevase efod delante de mí; y di
a la casa de tu padre todas las ofrendas de los hijos de
Israel.
1 Sm 2.29 ¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y
mis ofrendas, que yo mandé ofrecer en el
tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí,
engordándoos de lo principal de todas las ofrendas de
mi pueblo Israel?
1 Sm 2.30 Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo
había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían
delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho
Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los
que me honran, y los que me desprecian serán
tenidos en poco.

UNA DE LAS COSAS QUE MUEVEN LA MANO DE DIOS


A PARTE DE LA FE ES LA HONRRA.
LA EVIDENCIA DE TU OBEDIENCIA A DIOS NO ES
CUANTO BONITO O HERMOSO HABLES DE EL SINO
CUAN GRANDES COSAS ESTAS DISPUESTO HACER POR
EL Y PARA EL.
LO QUE YO ESTE DISPUESTO HACER POR DIOS ESO LO
HONRA.
LO QUE EL ME MANDE, LO QUE EL ME ORDENE, LO
QUE EL ME PIDA, LO QUE EL DESEE.
SI SU PALABRA DICE QUE EL TE ANHELA, ENTONCES
ENTREGATE TOTALMENTE A EL.
QUE ES HONRA.
EN EL HEBREO LA PALABRA HONRA ES EL VERBO
KABOA QUE SIGNIFICA HONOR, HONRA, GLORIA,
GRAN CANTIDAD, MULTITUD, TENER REPUTACION.
EN EL GRIEGO LA PALABRA HONRA ES EL VERBO
TIMAO QUE SIGNIFICA TENER UNA ACTITUD DE
HONRA HACIA ALGUIEN TENERLE UNA GRAN ESTIMA
CONSIDERAR ALGO OALGUIEN PRECIADO CON GRAN
VALOR.
LO QUE TE QUIERO DECIR HOY ES QUE EN LA HONRA
SE LIBERA UN PODER DE RESTITUCION DE
OBEDIENCIA, DE RESPETO, DE ADMIRACION Y DE
RESTITUCION.
CUANDO HABLAMOS DE HONRA ESTAMOS
HABLANDO DE UN VERBO Y EL VERBO ES ACCION, NO
SOLO BLA, BLA, BLA. HAY QUE ACCIONAR.
ES POR ESO QUE LA HONRA EXPRESADA CON
PALABRAS Y SIN HECHOS NO ES HONRA.
DECIR QUE NO HONRAMOS A ALGUIEN Y NO HACER
ALGO POR ESA PERSONA NO ES HONRA.
Is 29.13 Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se
acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra,
pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no
es más que un mandamiento de hombres que les ha
sido enseñado;
Is 29.14 por tanto, he aquí que nuevamente excitaré
yo la admiración de este pueblo con un prodigio
grande y espantoso; porque perecerá la sabiduría de
sus sabios, y se desvanecerá la inteligencia de sus
entendidos.
Is 29.15 ¡Ay de los que se esconden de Jehová,
encubriendo el consejo, y sus obras están en tinieblas,
y dicen: ¿Quién nos ve, y quién nos conoce?
! Is 29.16 Vuestra perversidad ciertamente será
reputada como el barro del alfarero. ¿Acaso la obra
dirá de su hacedor: No me hizo? ¿Dirá la vasija de
aquel que la ha formado: No entendió?
ISAIAS 29.13.
LA VERSION HEBREA DICE ENTONCES YAHWEH DIJO
PORQUE ESTE PUEBLO SE ACERCA A MI CON
PALABRAS HUECAS Y EL HONOR QUE ME RINDEN ES
UN MERO JARABE DE PICO, MIENTRAS DE HECHO
HAN DISTANCIADO SUS CORAZONES DE MI Y SU
TEMOR A MI ES SOLO UN MITZAH DE ORINGEN
HUMANO.
MIREN LAREALIDAD DEL TEXTO EN OTRAS PALABRAS
HABLAN BONITO PERO SUS ACTITUDES SUS ACCIONES
DICEN OTRA COSA Y EL CULTO QUE ME DAN ES PURA
RUTINA HUMANA.
DESDE EL AT DIOS DEMANDA SU HONRA PIDIENDO
LOS DIEZMOS, LAS OFRENDAS Y LAS PRIMICIAS.
ESTOS NO FUERON ESTABLECIDOS EN LA LEY SINO
UNA RELACION DE ABRAHAM CON DIOS QUIEN LO
HONRO CON SUS BIENES.
Diezmo por revelación

Cuantos criterios he encontrado sobre el diezmo y


muchos de ellos no están de acuerdo con darlo. A
continuación verás algunos puntos que te ayudarán a
discernir esta verdad.

• Diezmo es de Dios:
No podemos creer que le hacemos un favor a Dios
dándole lo que le pertenece. El diezmo es la décima
parte de todas tus entradas (Ejemplo: de $100-$10;
$150-$15; de $1000-$100).

• Diezmar o Diezmo por revelación:


En Génesis 14:17-20 vemos a Abraham diezmando a
Melquisedec del botín de la guerra. Quedando
demostrado que mucho antes de la ley los patriarcas
ya practicaban el diezmo. Se puede diezmar de dos
formas: por institución (por la ley) o por revelación
(Hebreos 7:1-4). He 7.1 Porque este Melquisedec, rey
de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió a
recibir a Abraham que volvía de la derrota de los
reyes, y le bendijo,
He 7.2 a quien asimismo dio Abraham los diezmos de
todo; cuyo nombre significa primeramente Rey de
justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz;
He 7.3 sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni
tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho
semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para
siempre
. He 7.4 Considerad, pues, cuán grande era éste, a
quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín.
He 7.5 Ciertamente los que de entre los hijos de Leví
reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar
del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus
hermanos, aunque éstos también hayan salido de los
lomos de Abraham.
He 7.6 Pero aquel cuya genealogía no es contada de
entre ellos, tomó de Abraham los diezmos, y bendijo
al que tenía las promesas.
He 7.7 Y sin discusión alguna, el menor es bendecido
por el mayor. He 7.8 Y aquí ciertamente reciben los
diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se
da testimonio de que vive. He 7.9 Y por decirlo así, en
Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los
diezmos; He 7.10 porque aún estaba en los lomos de
su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro.
• Diezmar por revelación es causada por la fe:
1- No es lo mismo Dar por Dar que Dar por Fe.
2- Cuando das en fe lo haces con alegría.
3- Cuando das en fe, lo das a Dios. No te cuestionas
ni temes que harán con el dinero.
4- Cuando das en fe, recibes Su recompensa.
5- Cuando das en fe, pones a prueba su fidelidad
(Malaquías 3:9-10).
6- Cuando das en fe, obligas a Dios a sacar de tu
casa, de tu vida, de tus finanzas, de tu trabajo, al
devorador.
7- Cuando das en fe, le das a Dios lo que le
pertenece, y al tú ser fiel, él se verá comprometido a
darte lo que es tuyo (respuesta a oraciones, sanidad,
prosperidad, cielos abiertos....).
8- Cuando das en fe, es olor grato (como perfume
delante de la presencia de Dios).
9- Cuando das en fe, aseguras tu provisión.
10- Cuando das en fe, reconoces que Dios es tu rey,
le crees a él y esperas lo mejor de él.
podemos decir que el diezmo es más que dinero, es
fe. Es una buena forma para demostrar a quien más
necesito, a Dios, o al dinero y posesiones. Con el
diezmo conseguiré lo que no lograría en veinte años
de trabajo. Con el diezmo cubro y libro a mi casa, mi
familia, de caer en crisis largas, en pobreza, en miseria
y en ruina.
1-HONRA A DIOS A TRAVES DE TUS BIENES. (
economía, etc)
PRIMICIAS PROBERBIOS 3.9.
Pr 3.9 Honra a Jehová con tus bienes, Y con las
primicias de todos tus frutos;
Pr 3.10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y
tus lagares rebosarán de mosto.
LA EVIDENCIA DE LA HONRA NO ES LAS PALABRAS
SINO TU OFRENDA.
ACTITUDES CAIN Y ABEL CON QUE ACTITUD LO
HACES.
Gn 4.4 Y Abel trajo también de los primogénitos de
sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová
con agrado a Abel y a su ofrenda;
Gn 4.5 pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda
suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su
semblante.
Gn 4.6 Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has
ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?
Gn 4.7 Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no
hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo
esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él
MALAQUIAS 1.6-8.
Mal 1.6 El hijo honra al padre, y el siervo a su señor.
Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy
señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los
ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que
menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos
menospreciado tu nombre?
Mal 1.7 En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo.
Y dijisteis: ¿En qué te hemos deshonrado? En que
pensáis que la mesa de Jehová es despreciable
Mal 1.8 Y cuando ofrecéis el animal ciego para el
sacrificio, ¿no es malo? Asimismo cuando ofrecéis el
cojo o el enfermo, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu
príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto?
dice Jehová de los ejércitos.
Mal 1.9 Ahora, pues, orad por el favor de Dios, para
que tenga piedad de nosotros. Pero ¿cómo podéis
agradarle, si hacéis estas cosas? dice Jehová de los
ejércitos
VEMOS QUE DIOS LE ESTA RECLAMANDO A AL
PUEBLO DE ISRAEL DEL PORQUE NO LE ESTAN
HONRANDO COMO DEBERIA DE SER.
PORQUE EL PUEBLO TRAIA OFRENDAS
DESCOMPUESTAS
LA LECCION AQUÍ ES QUE MUCHOS NO HAN
ENTENDIDO EL VALOR DEL DIEZMO Y LAS OFRENDAS
Y PRIMICIAS. CUANDO LO HACEMOS CON UNA
ACTITUD REVERENTE MOSTRANDO A QUIEN VA
DIRIGIDA VEMOS ENTONCE LA RETRIBUCION Y LA
BENDICION DE DIOD
EL JUDIO PROSPERA PORQUE DIEZMA. (
TESTIMONIO)
EN QUE OTRA MANERA HONRO A DIOS.
2- CON MI TIEMPO.
ES DIOS REALMENTE TU PRIMER PENSAMIENTO EN
TU VIDA.
SALMO 27,4 LA EVIDENCIA DE UN CORAZON
APACIONADO POR SU PRESENCIA EJMPLO DAVID.
Sal 27.4 Una cosa he demandado a Jehová, ésta
buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los
días de mi vida, Para contemplar la hermosura de
Jehová, y para inquirir en su templo
. Sal 27.5 Porque él me esconderá en su tabernáculo
en el día del mal; Me ocultará en lo reservado de su
morada; Sobre una roca me pondrá en alto.
Sal 27.6 Luego levantará mi cabeza sobre mis
enemigos que me rodean, Y yo sacrificaré en su
tabernáculo sacrificios de júbilo; Cantaré y entonaré
alabanzas a Jehová.
DANIEL TENIA TIEMPO DE INTIMIDAD CON DIOS NO
CUANDO TENIA PROBLEMA ERA SU DIARIO SU ESTILO
DE VIDA
Dn 6.10 Cuando Daniel supo que el edicto había sido
firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de
su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba
tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su
Dios, como lo solía hacer antes.
Dn 6.11 Entonces se juntaron aquellos hombres, y
hallaron a Daniel orando y rogando en
Dn 6.26 De parte mía es puesta esta ordenanza: Que
en todo el dominio de mi reino todos teman y
tiemblen ante la presencia del Dios de Daniel; porque
él es el Dios viviente y permanece por todos los siglos,
y su reino no será jamás destruido, y su dominio
perdurará hasta el fin
. Dn 6.27 El salva y libra, y hace señales y maravillas
en el cielo y en la tierra; él ha librado a Daniel del
poder de los leones. Dn 6.28 Y este Daniel prosperó
durante el reinado de Darío y durante el reinado de
Ciro el persa. Presencia de su Dios.

ES TU ESTILO DE VIDA QUE TIEMPO LE ESTAS


3- HONRA A DIOS ATRAVES DE TUS TALENTOS.
HABILIDADES, CAPASIDADES QUE DIOS TE HA DADO.
SALMO 34, 1-4
Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza
estará de continuo en mi boca.
Sal 34.2 En Jehová se gloriará mi alma; Lo oirán los
mansos, y se alegrarán. Sal 34.3 Engrandeced a
Jehová conmigo, Y exaltemos a una su nombre
. Sal 34.4 Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de
todos mis temores.
NOE CONSTRUCTOR LUCAS MEDICO ESDRAS
ESTADISTA ETC.
CUANDO HONRRAMOS A LOS QUE DIOS HA PUESTO
ESO TAMBIEN ES HONRA DICE LA PALABRA QUE EL
HONRA A LOS QUE LE HONRAN. EL LIBROS DE
HEBREOS NOS DICE ALGO DE ESTO.HEBREOS 13.7
He 13.7 Acordaos de vuestros pastores, que os
hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido
el resultado de su conducta, e imitad su fe.
LA DIFERENCIA ENTR LA HONRA DE DIOS Y LA DEL
MUNDO.
1- LA HONRA DEBIDA A DIOS (SAL 29,2 ,SAL 34,3,SAL
57.5, SAL107.32, ISAIAS 25.1 )
2- LA HONRA VERDADERA VIENE DE DIOS. ( 1RY
3.13, SAL 91.15, EC 6.2,DN 5.18,JN 12.26.
3- LA SABIDURIA Y LA VIRTUD LLEVAN A LA HONRA
8PR 3.16,PR 4.8 Y 8.18,13.18,21.21,22.4,ROMANOS
2.10)
4- LA HONRA MUNDANA (MN 22.17,SAL 49.12,DN
2,16 JN 5.44)
5- LA REGLA DE ORO COMO EVIDENCIA DE HONRA
MT 7.
6- CUANDO SE LO DAMOS A UN HOMBRE DE DIOS
QUE EL PUSO SE LO ESTAMOS HACIENDO A EL Y DIOS
TE HONRRA.
“Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a
Dios. Honrad al rey.” (1Pedro 2:17)

Dios es un Dios bueno que lo que siempre quiere para


sus hijos es lo mejor. Esto se revela en toda la
Escritura:

“Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el


hombre que confía en él.” (Salmo 34:8)

“Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de


sus beneficios. Él es quien perdona todas tus
iniquidades, El que sana todas tus dolencias; El que
rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y
misericordias; El que sacia de bien tu boca De modo
que te rejuvenezcas como el águila (Salmo 103:2-5)

A pesar de que Dios es bueno y quiere darnos lo


mejor, muchos creyentes viven con lo básico de Dios
o con recompensas parciales, pero no disfrutan de
toda la bendición del Señor, todo lo que Dios tiene
para ellos.

La Palabra nos enseña que se puede perder


recompensa y vivir con menos de lo que Dios
realmente nos quiere dar: “Mirad por vosotros
mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro
trabajo, sino que recibáis galardón completo.” (2Juan
1:8)

I) La carencia de honra nos roba recompensa

Hay un aspecto importante en la vida del hijo de Dios


que puede influir en que en su vida haya más o menos
recompensa: “Aconteció que cuando terminó Jesús
estas parábolas, se fue de allí. Y venido a su tierra, les
enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que
se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene éste esta
sabiduría y estos milagros? ¿No es éste el hijo del
carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus
hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están
todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues,
tiene éste todas estas cosas? Y se escandalizaban de
él. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino
en su propia tierra y en su casa. Y no hizo allí muchos
milagros, a causa de la incredulidad de ellos.” (Mateo
13.53-57, Marcos 6:1-6, Lucas 4:16-30).

Jesús llegó con la misma posibilidad de hacer milagros


en Nazaret que en Capernaún. Pero no pudo hacer allí
muchos milagros, solo que sanó a algunos enfermos.
Esto es muy revelador. Podemos recibir mucho menos
de lo que está disponible por causa de nuestra
conducta. Mucha gente vive con recompensas
parciales y aun pueden perderla porque tienen un
estilo de vida que no promueve honra para los
demás.

Jesús habló de la recompensa que recibimos cuando


honramos. Conectó la idea de la recompensa y la
honra, hablando de los tres niveles de relación que
podemos experimentar en nuestra vida: la relación
con los que están por encima de nosotros, los que
están a nuestro nivel o los que están por debajo. Dijo:
“El que recibe a un profeta por cuanto es profeta,
recompensa de profeta recibirá; y el que recibe a un
justo por cuanto es justo, recompensa de justo
recibirá.” (Mateo 10:41)

II) La honra es el protocolo del Reino

Usted y yo pertenecemos a un Reino que tiene un


protocolo. La manera en que vivimos y nos movemos
en él es honrando a los demás. El protocolo del Reino
es la honra. Este principio es una de las llaves del
Reino. Cuando vivimos en una vida de honra el Reino
se abre para nosotros.

III) ¿Qué es honra?

Entender el concepto de la honra es importante para


comprender lo que estamos hablando. Primeramente,
honra es aprecio verdadero por algo, valoración de
algo, pensar que algo pesa, que es valioso. Sin este
sentimiento real no existe verdadera honra ya que
podemos actuar como si valoráramos a las personas
pero en el corazón no existe honra verdadera. Un
ejemplo de esto es la historia del fariseo que preparó
una cena para el Señor. Aparentemente, él estaba
honrando al Maestro, pero Jesús conocía su corazón:

“Uno de los fariseos rogó a Jesús que comiese con


él. Y habiendo entrado en casa del fariseo, se sentó a
la mesa. Entonces una mujer de la ciudad, que era
pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa
del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume;
y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a
regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus
cabellos; y besaba sus pies, y los ungía con el
perfume. Cuando vio esto el fariseo que le había
convidado, dijo para sí: Este, si fuera profeta,
conocería quién y qué clase de mujer es la que le
toca, que es pecadora. Entonces respondiendo Jesús,
le dijo: Simón, una cosa tengo que decirte. Y él le dijo:
Di, Maestro. Un acreedor tenía dos deudores: el uno
le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta; y no
teniendo ellos con qué pagar, perdonó a ambos. Di,
pues, ¿cuál de ellos le amará más? Respondiendo
Simón, dijo: Pienso que aquel a quien perdonó más. Y
él le dijo: Rectamente has juzgado. Y vuelto a la
mujer, dijo a Simón: ¿Ves esta mujer? Entré en tu
casa, y no me diste agua para mis pies; más ésta ha
regado mis pies con lágrimas, y los ha enjugado con
sus cabellos. No me diste beso; más ésta, desde que
entré, no ha cesado de besar mis pies. No ungiste mi
cabeza con aceite; más ésta ha ungido con perfume
mis pies. Por lo cual te digo que sus muchos pecados
le son perdonados, porque amó mucho; más aquel a
quien se le perdona poco, poco ama. Y a ella le dijo:
Tus pecados te son perdonados.” (Lucas 7:36-48)

Sin embargo, la honra no es solo un sentimiento


interno, porque vivir honrando a los demás implica
expresión, la manifestación de esos sentimientos a
quien se debe honrar de manera apropiada. Si bien
los sentimientos de respeto y aprecio son la esencia y
la base de la verdadera honra, sin la expresión
externa de esos sentimientos no hay honra. La
verdadera honra empieza en el corazón pero no se
queda en él, porque honra es amor práctico. La honra
es el aprecio, el respeto y el amor que sentimos por
alguien y que lo manifestamos.

Honra es amor práctico: La cultura de Israel estaba


diseñada sobre el principio de la honra: a los
ancianos, a los padres, a la autoridad. Dios enseñó a
los israelitas a apreciar y respetar a todos, pero,
además, les instruyó acerca de cómo expresar esos
sentimientos. Esto trajo como consecuencia una
cultura de honra, de honor. “Delante de las canas te
levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu
Dios tendrás temor.” (Levítico 19:32)

IV) ¿Qué dice la Palabra de la honra?

La Biblia dice muchísimo de la honra. Es un tema que


abunda en la Escrituras. Examinemos qué nos enseña
la Palabra respecto a la honra que debemos a los que
están por encima de nosotros, los que están a nuestro
nivel y los que están por debajo.

Honrar a Dios:

“Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había


dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían
delante de mí perpetuamente; más ahora ha dicho
Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los
que me honran, y los que me desprecian serán
tenidos en poco.” (1Samuel 2:30)

“El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues,


soy yo padre, ¿dónde está mi honra? Y si soy señor,
¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a
vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi
nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu
nombre?” (Malaquías 1:6)
Sin dudas, Dios espera que su pueblo le honre y no
solo que le honre, sino que le dé la honra debida a su
nombre. En el pasaje de Malaquías Dios protesta
contra Israel porque, aunque, aparentemente, lo
honraban con los espléndidos cultos y ofrendas, el
corazón de ellos estaba lejos de Dios. Por eso el Señor
les dijo: “este pueblo de labios me honra pero su
corazón está lejos de mí, porque en vano me honran”.

Dios conoce el corazón y sabe que muchas veces


aunque, aparentemente, le honramos, la realidad es
otra. La falta de honra a Dios se puede manifestar de
diferentes maneras: afectos mediocres, no honrarlo
con las finanzas, con el tiempo que se le dedica, la
relación con Él carece de detalles, las personas
cumplen con lo elemental pero no van más allá, no se
hace un extra, cultos mediocres, y otros.

Dios quiere levantar una generación que lo honre,


que lo tengan como la pasión numero uno de su
corazón. Pero, también, que desarrollen un estilo de
vida que exprese lo que siente el corazón. Esto es
honra.

Nuestro Dios merece la honra. Pero, además,


conectada con la honra que le demos a Su Nombre
está nuestra recompensa, porque “el honra a los que
lo honran”. Esta idea de honra y recompensa está
repetida varias veces en la Escritura. La honra es una
llave que abre los cielos. Si quieres vivir con cielos
abiertos hónralo con todo tu corazón.

“Quien cuida la higuera comerá su fruto, Y el que mira


por los intereses de su señor, tendrá honra.”
(Proverbios 27:18)

“Dad a Jehová la honra debida a su nombre; Traed


ofrenda, y venid delante de él; Postraos delante de
Jehová en la hermosura de la santidad.” (1Crónicas
16:29)
Honrar a tu madre y a tu padre

“Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios


te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y
para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu
Dios te da.” (Deuteronomio 5:16)

La segunda autoridad que la Biblia establece sobre la


vida de una persona, no son los ministros o los
gobernantes, son los padres. Hoy en día el diablo ha
lanzado un ataque contra la figura de los padres para
restarles autoridad; como consecuencia tenemos una
sociedad que no respeta o no valora debidamente a
los progenitores.

Películas que parecen inofensivas, cuando usted las


analiza, percibe que la figura del padre siempre es
subvalorada. Los niños siempre saben lo que hacen y
los que están desorientados y viven como objetos
anacrónicos son los padres. Que en el mundo esto
suceda se puede entender, pero en la iglesia es un
fenómeno triste. Muchos cristianos no viven con
cielos abiertos o no tienen todo lo que pudieran tener
porque no honran a los padres. Esta falta de honra se
manifiesta en:

a) Hijos que contestan indebidamente a los padres o


que los tratan con rudeza.
b) Hijos que no saben ser agradecidos por lo que sus
padres les dieron o al menos por darle la vida.
c) Hijos que no oyen con reverencia la voz de sus
padres (no quiere decir que estemos de acuerdo en
todo, pero si papá habla hay que oírlo).
d) Hijos que sienten que sus padres son una carga
después de viejos.
e) Hijos que no hacen nada extra ni exuberante por
sus padres.
La deshonra a los padres nos complica la vida y nos
hace perder bendición. El primer mandamiento con
promesa en la Biblia es: “honra a tu padre y a tu
madre para que te vaya bien y seas de larga vida en la
tierra”.

Honrar a los ministros

“Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por


dignos de doble honor, mayormente los que trabajan
en predicar y enseñar.” (1Timoteo 5:17)

Entre las personas con las que nos relacionamos, que


se encuentran por encima de nosotros, están los
ministros: hombres que Dios ha ungido para que lo
representen en la tierra. La idea de honrar a los
ungidos está en toda la Escritura, vemos a Dios
defendiendo y enseñando a honrar a sus ministros:
“No toquéis, dijo, a mis ungidos.” (Salmo 105:15). Él
dijo no toquéis a mis ungidos ni hagáis mal a mis
profetas. No los toquen.
Cuando Abimelec quiso tener relaciones sexuales con
Sara, Dios le salió al encuentro y le dijo: esa mujer no
te pertenece, le pertenece a mi ungido, así que ni se
te ocurra tocarla. “Pero Dios vino a Abimelec en
sueños de noche, y le dijo: He aquí, muerto eres, a
causa de la mujer que has tomado, la cual es casada
con marido. Mas Abimelec no se había llegado a ella,
y dijo: Señor, ¿matarás también al inocente? ¿No me
dijo él: Mi hermana es; y ella también dijo: Es mi
hermano? Con sencillez de mi corazón y con limpieza
de mis manos he hecho esto. Y le dijo Dios en sueños:
Yo también sé que con integridad de tu corazón has
hecho esto; y yo también te detuve de pecar contra
mí, y así no te permití que la tocases. Ahora, pues,
devuelve la mujer a su marido; porque es profeta, y
orará por ti, y vivirás. Y si no la devolvieres, sabe que
de cierto morirás tú, y todos los tuyos. (Génesis
20:3:7)

Otro ejemplo donde se ve la intervención de Dios a


favor de sus escogidos lo encontramos en la historia
de Jacob y su tío Laban. Mientras este perseguía a su
sobrino, Dios le habló y esto cambió totalmente las
intenciones de Laban: “Poder hay en mi mano para
haceros mal; más el Dios de tu padre me habló
anoche diciendo: Guárdate que no hables a Jacob
descomedidamente.” (Génesis 31:29).

En la vida de Moisés Dios actuó también


poderosamente para defenderlo y honrarlo. Dos de
los momentos más conocidos son los hechos
relacionados con la protesta de Aarón y María por
causa de la mujer cusita que él había tomado
(Números 12:3-11) y los acontecimientos
concernientes a la rebelión de Coré (Números 16:5-
29).

Yo quiero que entiendas que cuando te rebelas contra


un siervo de Dios te revelas contra el Señor. Dios
honra a sus ministros y nos manda a que lo hagamos.
Pero la falta de honra a los hombres que Dios ha
ungido cada vez se hace más notable en la iglesia.
Tratar a un hombre, sobre el cual se derramó el aceite
santo para el ministerio, como a uno más, como a
alguien común es lo normal por estos días,
especialmente en el mundo occidental. John Bevere,
en su libro Honra y recompensa, en el que está
basado gran parte de lo que estamos enseñando, nos
cuenta una historia que ilustra perfectamente esta
realidad:

En cierta ocasión fue invitado a predicar a un evento


apostólico donde inmediatamente le pusieron a un
hombre que atendiera todas sus necesidades él se
sentía extremadamente honrado por el servicio que
aquella persona le estaba brindado en un momento
de la actividad el líder del evento se le acerco y le dijo
sabes quién es este hombre que te está sirviendo de
escudero un hombre que trabaja en un alto puesto de
gobierno el hermano al oír esto se asombro y le dijo a
su anfitrión no esto no puede ser el es un hombre del
gobierno como me va a servir a mi la respuesta fue
acaso usted no es el hombre de Dios para John Bevere
esto era demasiado debido a la degradación del
concepto de lo que es un hombre de Dios pero el
apóstol que estaba al frente del evento puso las cosas
en la perspectiva correcta “tú eres el hombre de
Dios”.

Hay un espíritu peligroso que se ha colado en la


iglesia para deshonrar, desvalorar y menospreciar los
ministerios que el Rey estableció en su nación santa
trayendo como consecuencia que la reverencia que
tradicionalmente se ha tenido por los representantes
del gobierno del cielo (espíritu de respeto y honra)
esté desapareciendo.

Pensamientos como: todos somos iguales, yo no


necesito del hombre, yo me sujeto solo a Dios, yo
puedo ir directo a Él, son expresión de este fenómeno
de falta de honra a los ministros en el cuerpo de
Cristo. En estos enunciados hay algo de verdad, pero
mezclado con error y sobre todo movido por un mal
espíritu. Es verdad que todos somos iguales en
naturaleza, por ejemplo, pero no todos tenemos el
mismo rango de autoridad en el Reino. El Reino no es
una de democracia sino un Reino donde los niveles de
autoridad están muy bien definidos. La mentalidad
democrática no nos sirve en el Reino. Es cierto que yo
puedo ir directo a Dios, o sea, yo puedo orar y Dios
me puede sanar sin necesidad de recibir la
ministración de un evangelista, yo puedo recibir
consuelo y alimento espiritual directamente de Dios
sin necesidad de tener un pastor; pero cuando lo que
se pretende con este argumento es ignorar la
autoridad que Dios ha establecido y crear un camino
diferente, ignorando el camino que Dios ha creado:
(el medio de los apóstoles profetas, evangelistas,
pastores y maestros para traernos la bendición
espiritual), por lo general, los que tienen esta actitud
no reciben nada, se quedan sin recompensa.

Esta es una de las consecuencias más lamentables


que sufre el pueblo de Dios cuando no honra a los
ministerios. He estado en lugares donde hacía años
no se invitaba a un evangelista, ¿qué usted cree que
pasaba con la iglesia en ese lugar? Primero: muy
pocas personas tenían el bautismo en el Espíritu
Santo y las enfermedades pululaban en la
congregación. Lo que dijo Jesús de los profetas se
puede aplicar a todas las carteras ministeriales: el que
recibe a un profeta recompensa de profeta recibirá, el
que recibe al que Dios ha enviado: pastor, apóstol,
evangelista recibe la recompensa que viene con ellos.

En Mateo 10:40 dice la Escritura: “el que a vosotros


recibe, a mí me recibe; y el que me recibe a mí, recibe
al que me envió.” Si no recibimos a los que Él ha
enviado simplemente no los recibimos a Él. Así está
escrito.

Es importante aclarar que, cuando hablamos de


honrar a los ungidos, no quiere decir que ellos sean
perfectos o superiores y que no se puedan equivocar,
que tenemos que estar de acuerdo en todo lo que
dicen y hacen, ni seguirlos a siegas en los que nos
ordenan; sino que son hombres sobre los cuales
descansa una unción ministerial y por tanto
representan la autoridad de Dios en la tierra.

David es el ejemplo perfecto de lo que quiero decir. Él


sirvió bajo las órdenes del rey Saúl que había sido
ungido por Dios. El respeto de David por Saúl era muy
impresionante. La causa de este respeto era como las
mismas palabras de David lo revelaron: que estaba
tratando con el ungido de Jehová. Sin embargo, David
tuvo que huir de Saúl, escapar por su vida, no pudo
seguir obedeciendo al rey ni seguirlo pero nunca dejó
de honrarlo.

Cuando Dios puso en su mano la vida de su enemigo,


sus hombres le recomendaron que no perdiera la
oportunidad, que acabara con la vida de su encarnado
perseguidor. Fue entonces cuando David dio una
respuesta que reveló la profunda nobleza de su
corazón y demostró su sentido preclaro y agudo de lo
que significa un hombre ungido: “Y David respondió a
Abisai: No le mates; porque ¿quién extenderá su
mano contra el ungido de Jehová, y será inocente?”
Cuando Saúl murió, finalmente, en el campo de
batalla, un joven amalecita vino corriendo a darle la
noticia a David de que no solo Saúl había muerto sino
que él había ayudado al rey que yacía agonizante,
sufriendo por la herida de muerte que había recibido,
a terminar con su vida. La pregunta de David a este
joven fue: “¿Cómo no tuviste temor de extender tu
mano para matar al ungido de Jehová?” Era como si
para David fuera inconcebible que una persona
pudiera actuar con tanta insensibilidad ante una
realidad tan solemne con un hombre al cual el cielo
ungió. Su orden fue rápida y mortal: “maten a este
joven porque toco lo que no se debía tocar”.

No hay nada malo en no estar de acuerdo con alguien


que Dios puso en un ministerio y que critiquemos,
sanamente y con temor, algo que está mal o que
nosotros pensamos que lo está y aun que tengamos
que abandonar la cobertura de hombres, que aunque
hayan sido ungidos, estén viviendo en pecado; porque
no estamos obligados en lo absoluto a seguir a un
hombre en pecado ni a obedecer lo que se nos
ordena si no está de acuerdo con la voluntad de Dios,
pero la ligereza, la falta de respeto, de temor, la
deshonra que vemos hoy hacia los ungidos, rebasa
sobremanera los límites sanos y equilibrados que
hemos descrito anteriormente.

Cualquiera hace un escrito sobre Benny Hinn sin el


menor temor. Juzgan con superficialidad, no los actos
sino el corazón de hombres que están impactando al
mundo, que como es de esperar, no son perfectos.
Sus críticos usan lo que dijeron un día o lo que
hicieron en alguna ocasión y editan videos haciendo
una recopilación de esos momentos. Tratan de
destruir la imagen de hombres que realmente no
conocen pero que además están ungidos por Dios o,
en el peor de los casos, lo estuvieron y si alguno de
estos hombres cae, hay un ejército de “hombres
santos”, que no saben ser nobles, que lejos de llorar y
lamentar por el valiente caído, se gozan de que sus
“predicciones” no fueron erradas y se apresuran a
terminar de enterrar la espada en el corazón del
herido a fin de que el que cayó no vuelva a levantarse
jamás.

Esto no fue lo que hizo David. En realidad, lo de David,


en cuanto a la honra, era de grandes ligas. Además de
todo lo que ya hemos narrado, cuando él supo de la
muerte de Saúl, le hizo un poema donde expresó
respeto y honor por el rey que acababa de morir:
“como han caído los valientes llore todo Israel por
saul y por Jonathan…
¡Ha perecido la gloria de Israel sobre tus alturas!
¡Cómo han caído los valientes!
No lo anunciéis en Gat,
Ni deis las nuevas en las plazas de Ascalón;
Para que no se alegren las hijas de los filisteos,
Para que no salten de gozo las hijas de los
incircuncisos.
Montes de Gilboa,
Ni rocío ni lluvia caiga sobre vosotros, ni seáis tierras
de ofrendas;
Porque allí fue desechado el escudo de los valientes,
El escudo de Saúl, como si no hubiera sido ungido
con aceite.
Sin sangre de los muertos, sin grosura de los
valientes,
El arco de Jonatán no volvía atrás,
Ni la espada de Saúl volvió vacía.
Saúl y Jonatán, amados y queridos;
Inseparables en su vida, tampoco en su muerte
fueron separados;
Más ligeros eran que águilas,
Más fuertes que leones.
Hijas de Israel, llorad por Saúl,
Quien os vestía de escarlata con deleites,
Quien adornaba vuestras ropas con ornamentos de
oro.
¡Cómo han caído los valientes en medio de la batalla!
¡Jonatán, muerto en tus alturas!
Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán,
Que me fuiste muy dulce.
Más maravilloso me fue tu amor
Que el amor de las mujeres.
¡Cómo han caído los valientes,
Han perecido las armas de guerra! 2Sa 1:19,27

Uno de mis deseos es ver esta nobleza en la


generación que Dios está levantado, ver hombres que
como David respeten la autoridad, se turben ante la
idea de tratar indebidamente a un ungido y lloren si
los perdemos en el combate.

Estoy convencido que hay muchos cristianos, concilios


y denominaciones que han perdido los cielos abiertos
y están caminando bajos cielos cerrados, perdiendo
recompensa, porque han arremetido contra los
ungidos impropiamente y ni siquiera se han turbado
por hacerlo. Yo les sugeriría que se arrepintieran.

Haciendo un resumen podemos señalar algunas de las


consecuencias que produce el deshonrar a los
ministros de Dios:

a) Menosprecio de los ministerios.


b) Las iglesias y la gente pierde recompensa.
c) Rebeldía, falta de sujeción.
d) Trato indebido a los ministros.

Honrar a las autoridades civiles

“Porque los magistrados no están para infundir temor


al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no
temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza
de ella; Porque es servidor de Dios para tu bien. Pero
si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la
espada, pues es servidor de Dios, vengador para
castigar al que hace lo malo. Por lo cual es necesario
estarle sujetos, no solamente por razón del castigo,
sino también por causa de la conciencia. Pues por
esto pagáis también los tributos, porque son
servidores de Dios que atienden continuamente a
esto mismo. Pagad a todos lo que debéis: al que
tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que
respeto, respeto; al que honra, honra” (Romanos
13:3-7)

“Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y


autoridades, que obedezcan, que estén dispuestos a
toda buena obra.” (Tito 3:1)

“(…) por causa del Señor someteos a toda institución


humana ya sea al rey o al superior.” (1Pedro 2:17)

Tuve el cuidado de comenzar este punto


estableciendo primero una fuerte y sólida base bíblica
debido a que este asunto es de naturaleza sensible y
polémica especialmente en nuestro país. Y es clave
que los que lean este material comprendan, sin duda
alguna, que la idea de honrar a las autoridades civiles
es una idea de Dios y está respaldada completamente
por las Escrituras.

En Romanos encontramos una verdad todavía más


desafiante para la forma en que tradicionalmente
hemos sido enseñados en cuanto a cómo debemos
percibir y tratar a las autoridades civiles. Allí se nos
dice que estos ministros que gobiernan las naciones
son servidores de Dios. A pesar de que esta verdad
lleva muchos años escrita en la Biblia, estoy seguro
que para muchos será una novedad, tendrán la
sensación de que es la primera vez que lo leen.
Cualquier iglesia que no entienda esto, se verá
limitada en su testimonio e impacto.

La historia de una iglesia situada en la región central


de los Estados Unidos confirma la veracidad de este
principio. Esta iglesia tenía 150 miembros y este
número de miembros permaneció inalterable por
años. Un día el pastor se percató que su congregación
tenía un espíritu de rechazo y de crítica a las
autoridades del gobierno en la comunidad. El pastor
oró a Dios y consultó la Palabra. Después de leer las
contundentes orientaciones que la Escritura da al
respecto, le habló a su congregación y en amor, le
exhortó a que se arrepintieran de la actitud que
tenían hacia las autoridades.

Luego pidió una entrevista con el alcalde de la ciudad,


que totalmente sorprendido por la visita del pastor y
no sabiendo qué esperar le concedió la entrevista.
Cuando el pastor estuvo delante de este funcionario
del gobierno lo primero que hizo fue pedirle perdón
por la indiferencia de la iglesia con respecto a la vida y
las necesidades de la comunidad, segundo, le
preguntó de qué manera práctica la iglesia podía
ayudar a la comunidad. De más está decir que el
alcalde estaba atónito.
Lo que necesitaba la comunidad eran caretas de
bomberos, pues los bomberos hacían su trabajo sin
ninguna protección, cuando la necesidad fue
compartida con la iglesia se levantó una ofrenda para
comprar estas caretas, que el pastor y una
representación de la iglesia local entregaron
personalmente. El efecto en el mundo espiritual fue
poderoso: la membrecía de 150 aumentó a 800
miembros en poco tiempo. El alcalde y toda su familia
se entregaron al Señor y se comenzaron a congregar
en esta iglesia. Poco tiempo después pudieron
comprar un local más grande para reunirse a alabar al
Señor.

Para mí esto es dinamita y estoy seguro que los que


han estado buscando respuesta encontrarán algunas
muy buenas en esta historia, para aquellos que
deseen una iglesia de cielos abiertos donde la vida
sobrenatural del cielo abunde y toque a la
comunidad.
Quiero hacer una declaración: la iglesia cubana tiene
que proyectarse de otra forma hacia los que
gobiernan este país y ser capaz de perdonar, porque
si seguimos heridos, apenas, podremos avanzar,
nuestro impacto será pequeño y continuaremos
siendo controlados. Cuando digo esto, no significa
que debemos estar de acuerdo con la injusticia y que
debemos callarnos y aceptar lo mal hecho. Todo lo
contrario, como el mismo Juan le dijo a Herodes: “la
mujer que tienes no te pertenece”, así debemos hacer
nosotros con relación a los pecados de nuestros
gobernantes y del país, con amor y respeto, pero con
autoridad de Dios. A lo malo hay que llamarlo malo
aunque nos cueste la cabeza, pero para serle fiel a
Dios y defender la justicia no necesitamos deshonrar
a nadie lo que es otro asunto.

El mensaje de la iglesia debe ser claro. Reconocemos


que la autoridad ha sido establecida por Dios y la
honramos, amamos a las personas que están en
eminencia y oramos por ellas, pero nunca violaremos
nuestros principios ni seguiremos la injusticia.
Caminar en este equilibrio es nuestro desafío y
tenemos que lograrlo. No podemos seguir
sosteniendo actitudes que la Escritura no respalda y
que nos hacen perder favor en las naciones. Honrar
apropiadamente a los gobernantes nos traerá gran
recompensa.

Autoridades sociales:

También están las autoridades sociales: jefes,


entrenadores, maestros y otros. Una de las
características de estas autoridades es que la
interacción que tenemos con ellas es muy directa,
cercana ellos, más que nadie, reciben la influencia de
que nuestra vida sea buena o mala.

El apóstol Pablo escribió: “Todos los que estén bajo el


yugo de esclavitud, tengan a sus amos por dignos de
todo honor para que no sea blasfemado el nombre de
Dios y la doctrina.” (1Timoteo 6.1)
“Enseña a los esclavos a someterse a sus amos a
procurar agradrles y a no ser respondones, no deben
robarles sino demostrar que son dignos de toda
confianza, para que todos hagan honor a la eseñaza
de Dios nuestro Salvador.” (Tito 2.9,10)

En ambos versículos está claramete establecido el


principio de honrar a la autoridades socilales. Hoy,
por supuesto, no se mencionarían los amos porque
vivimos en otro contexto, hoy estos texos se leerían:
“todos los que son empleados bajo contrato tengan a
sus patrones por dignos de todo honor”.

Un detalle es que en estos dos consejos que Pablo da


a la igleisa, repite la misma preocupación: que el
nombre de Dios y la enseñanza no sean blasfemados.
Él entendía perfectamente que este tipo de autoridad
convive con nosotros y estan lo suficientemente cerca
para conocernos y ser bendecidos o afectados por
nuestra conducta.
Escuche a uno de los predicadores más conocidos de
nuestra época en el mundo hispanoparlante, Dante
Gebel contar una anécdota acerca de un encuentro
que tuvo con un empresario crisitano. Dante le
preguntó a este hombre de negocios cuántos
trabajadores cristianos él tenía. La respuesta lo
sorprendió: “ninguno”. Por qué, le preguntó, Dante.
“Bueno, porque nunca llegan temprano, no cumplen
las tareas y si alguien les llama la atención se escudan
con palabras religiosas diciendo cosas como:
hermanos donde está el amor de Dios.” Esta, sin
dudas, es una relalidad muy triste. Hay muchas de
estas personas con autoriad social que han cerrado su
corazón a Jesús y a su Reino por causa de cristianos
que no dan honra a los que los presiden.

Los hijos de Dios deberían resplandecer donde están.


Es su deber. Cuando honramos a los líderes sociales,
el nombre de nuestro Dios recibe gloria en vez de ser
blasfemado, las puertas se abren para la predicación
del evangelio, el favor aumenta, las almas se riden a
los pies del Señor.

Honrar a los justos

Jesús también habló de las personas con las cuales


nos relacionamos, que no están ni por encima ni por
debajo de nosotros, estos son los justos. Las
relaciones con nuestros hermanos en la fe deben
estar saturadas de abundante y verdadera honra.

El apóstol Pablo en la carta a los Romanos nos da una


pauta del nivel de honra que debe haber entre los
ciudadanos del reino: “Amaos los unos a los otros con
amor fraternal, en cuanto a honra, prefiriéndonos los
unos a los otros.” (Romanos 12:10).

En otras palabras, en cuanto a honra, procura honrar


tú, en vez de que te honren a ti. Este un
mandamiento lleno de sabiduría, dirigido a proteger
lo que es, sin dudas, el corazón del reino: las
relaciones. Alguien dijo: “La vida consiste de
relaciones lo demás son detalles.”

Es un espectáculo triste ver a los hijos de Dios


caminado con cielos cerrados por causa de la falta de
honra. Al juzgar al hermano, tratarlo como si fuera
uno más sin ningún tipo de deferencia,
menospreciarlo, cuando nos negamos a servirlo,
teniendo poder para hacerlo, cuando murmuramos o
lo defraudamos en cualquiera de las formas posibles,
recogemos los frutos de la deshonra, la vida es
bloqueada y se destruye la cultura del Reino.

Por el contrario, el poder que existe en el acto de


honrar a los que se encuentran a nuestro nivel para
desatar la vida, establecer la cultura de los cielos en la
tierra y además recibir abundante recompensa, es
asombroso.

A los pequeños
El Señor dejó provisión en su Palabra para los
pequeños. Eso no solo incluye a los niños sino
también a los que están creciendo, a aquellos que
todavía no son lo que deben ser y los que han sido
colocados bajo nuestra autoridad.

Él también nos enseña a honrar a los pequeños. Pero


además nos deja una advertencia acerca de ellos: “ay
de aquellos que hagan tropezar a uno de estos
pequeños que cree en mí, mejor le fuera que le
ataran una piedra de molino y lo echaran en el fondo
del mar.” (Mateo 18:6) La importancia y el valor que
Dios les da a los pequeños es evidente.
Cuando he hablado de este poderoso y trasformador
tema de la honra, invariablemente, las personas
desean que les hable de los pequeños, de cómo se
debe honrarlos. Es como un clamor por justicia,
porque alguien defienda su causa. En realidad, en
muchas iglesias, los pequeños sufren el maltrato y el
abuso de autoridad lo cual es repugnante.
Algunas de las manifestaciones más comunes de
deshonrar a los pequeños son:

1) Cuando los líderes imponen la autoridad: “Esto se


tiene que hacer porque yo lo digo”, es una de las
frases comunes que se les oye a los que tratan a los
que están debajo de ellos con espíritu de
autoritarismo. No hay explicaciones ni argumentos
razonables para ellos, la opinión de los pequeños no
importa, ni su dignidad como personas. Los tratan
como si ellos no tuvieran derechos, lo cual, por
supuesto, los humilla. Esto está en contradicción con
todo lo que la Palabra enseña en cuanto al trato a los
que están por debajo de nosotros. En las Escrituras
dice: “vosotros padres no provoquéis a ira a vuestros
hijos”, (Efesios 6:4), a los pastores les dice que:
“apacentéis la grey de Dios no como teniendo señorío
sino con ánimo pronto”, (1 Pedro 5)
2) Cuando no son debidamente restituidos: En
ocasiones, los que se les ha delegado autoridad sobre
otras personas, las ofenden y las hieren. Cuando esto
sucede lo normal es que la persona que ofendió pida
perdón o restituya a la persona ofendida. Pero ocurre
que para los que están en liderazgo a veces esto es
demasiado. Tratan de resolver el problema
articulando conductas ridículas como orar por las
personas que ellos mismos hirieron, para que Dios los
sane, cuando lo que debieran hacer y que en verdad,
arreglaría el problema es, simplemente, pedir perdón.
Los pequeños tienen derecho a ser restituidos,
cuando no lo hacemos los deshonramos.

3) Cuando son menospreciados: Los pequeños son


frecuentemente subestimados. Se ignora su potencial,
se les niega la oportunidad de ser lo que Dios les ha
llamado a ser, sus ideas no son importantes, sus
experiencias son cuestionadas y rechazadas: “como
Dios te va a hablar a ti. Tú eres un niño o un joven o
eres un simple cristiano”. Esto, por supuesto, ofende
a Dios. El Dios del cielo llamó a un niño para ser
profeta a las naciones y le dijo: “no te menosprecies,
no digas que eres niño”. Usó a un joven para derrotar
al monstruo filisteo Goliat. Escogió a lo vil y
menospreciado y lo que no es, para avergonzar lo que
es: los Pedros, los Mateos. Hay ministros que,
definitivamente, no tienen el corazón del Señor. Los
pequeños tienen un gran potencial, sobre todo la
posibilidad de crecer. El pequeño que no aprecias
hoy, puede ser el hombre que Dios va a usar para
salvar miles de almas, la persona escogida para
alimentar y cuidar tu propia alma.

Se cuenta de un maestro que cada vez que sus


algunos pasaban por su lado se quitaba el sombrero y
hacia una reverencia. Cuando alguien le preguntó por
qué hacía esto, él respondió: “porque, tal vez, delante
de mí, esté el nuevo presidente de la nación o el
próximo sacerdote, el maestro que influirá a miles.”

La Palabra dice: “el que menosprecia a su prójimo es


falta de entendiendo”, (Proverbios 11:12). El que
subestima a los pequeños, si dudas, no entiende lo
suficiente.

4) Cuando los usamos: El trabajo de los que se les


delega autoridad es, básicamente, la de proteger y
lograr el crecimiento de los creyentes, aquellos que
han sido puestos debajo de ellos. Esta idea que se nos
declara en la carta a los Efesios cuando se habla de lo
cinco ministerios, los cuales han sido puestos para la
edificación de los santos. Sin embargo, muchas veces,
los pequeños en vez de ser servidos, son usados,
tratados como medios para lograr nuestros fines,
nuestras metas e intereses personales. Esto va contra
la dignidad de estas personas, que terminan
humilladas y deshonradas.

“No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma;


no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil
la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os
habéis enseñoreado de ellas con dureza y con
violencia.” (Ezequiel 34:4)
5) Cuando no cumplimos nuestras
responsabilidades de alimentarlos, protegerlos y
disciplinarnos: Como expusimos en el punto anterior,
cuando se nos delega autoridad se espera que la
usemos para servir a los que están debajo de
nosotros. Nuestra responsabilidad es de alimentar,
proteger y disciplinar. Cuando no les ministramos
estas necesidades estamos fallándoles e
irrespetándoles. Esto hace que los pequeños sean
defraudados.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo se


manifiesta la deshonra sobre los pequeños en las
iglesias. Jesús dijo que cuando tratábamos mal a un
pequeño, lo afrentábamos, directamente, a Él. En
otras palabras, el modo en que tratamos a un
pequeño, es el modo en que tratamos a Jesús. Esto
debería hacernos considerar como vamos a manejar a
nuestros hijos, cónyuge, empleados y demás
personas.
“Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que
en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos
más pequeños, a mí lo hicisteis.” (Mat 25:40)

Hermano, el Reino de los cielos es amor. Honra es


amor práctico y es así que se vive en nuestro mundo:
honrando a todos. Esta manera de vivir abre los
cielos. Hay nobleza en la honra, realeza, un poder
para abrir puertas, crear puentes, sanar relaciones,
destruir planes del diablo.
BIBLIOGRAFIA
Alvarez pedro angeles y demonios 1999 edic
maplfjuan 8.36.
Evidio principios del reino edic tsunami 2000
Quezada Bernardo el evangelio del reino edic mafdi
1997
biblia reina valera1960,1909,1977.
Biblia plenitud edic caribe 2000
Biblia diario vivir edic caribe 2017
El Reino entre nosotros edic Betania 2008
Eres libre folleto 1998 pedro alvarez
Otros materiales inc.
Intercambio divino 2009 edic unilit
Principios de poder iejeadc pedro alvarez 2018
El cielo invade la tierra bili jonhson