Está en la página 1de 3

Colegio Internacional Santo Tomás de Aquino 1

Historia de la Filosofía. 2º Bach.

El problema de Dios
Dios va a ocupar un puesto central en el pensamiento agustiniano, ya
que en él se halla la verdad a la que aspira el ser humano y la
felicidad a la que tiende que, con la ayuda de la gracia, se alcanzará
en la otra vida.

San Agustín ofrece algunas pruebas sobre la existencia de Dios.


Debe entenderse que no se trata de argumentos polémicos dirigidos
contra aquellos niegan a existencia del Dios cristiano, sino de
pruebas que pretenden únicamente confirmar racionalmente lo que
ya es sabido y admitido por la fe. Además el propósito primordial de
estos argumentos no es satisfacer una curiosidad intelectual, sino
acallar una inquietud del corazón y proporcionar la felicidad que
supone el goce de Dios.

 Por las ideas o verdades eternas que encontramos en nuestra


mente. El ser humano encuentra en su propia razón verdades
eternas e inmutables. Ahora bien, únicamente pueden tener su
origen en Dios mismo ya que solo él es eterno e invariable.
Esta prueba se basa en camino hacia la interioridad.
 Por el orden y belleza del mundo. La constatación de la belleza
del mundo nos conduce a afirmar la existencia de un artífice,
que es Dios.
 Consensus gentium. El hecho de que la mayoría de los seres
humanos reconozca a Dios como creador del mundo prueba su
existencia
 Grados de bien. Que haya el más y el menos en cuanto al bien,
exige la existencia del supremo Bien.

El filósofo de Tagaste no se limita a abordar las pruebas de la


existencia de Dios sino que se adentró en la cuestión de su esencia.
De la esencia divina lo primero que podemos decir es que es
inefable1: Cuando se trata de Dios, el pensamiento es más verdadero
que la palabra y la realidad de Dios más verdadera que el
pensamiento.

Sin embargo, la razón humana puede conocer los tres atributos


esenciales de Dios: Ser, Verdad y Bien, que se corresponden con las
tres personas de la Trinidad.

 Dios padre se corresponde con el Ser. Así se lo dice a Moisés


en el Éxodo: «Yo soy el que soy». Dios es esencia pura sin

1
Inefable: aquello que no se puede expresar con palabras.
Colegio Internacional Santo Tomás de Aquino 2
Historia de la Filosofía. 2º Bach.

accidentes. Dios es Ser puro e inmutable. Las diversas


perfecciones no son sino modos de denominar a la esencia
divina. Dios es Uno y simple.
 Dios hijo se corresponde con la Verdad. De las tres personas de
la Trinidad, es el Verbo el que se ha hecho carne. El Verbo es
conocimiento en grado sumo, y esto no es otra cosa que la
verdad suprema.
 Dios espíritu santo se corresponde con el Bien. El Bien es la
vida que da vida. La donación de vida se hace siempre por
amor y, quien la recibe, la recibe como un bien. Vida, Amor y
Bien son las apropiaciones del Espíritu Santo.

Estas tres propiedades de Dios son todo lo que es posible conocer del
misterio de la Trinidad y están presentes en el alma humana, ya que
esta está concebida a imagen de la divinidad. Así, del alma se puede
afirmar que es, que conoce y que da vida al cuerpo.

Agustín, desde la doctrina cristiana se va a situar en una perspectiva


creacionista. Todos los filósofos griegos sostuvieron la eternidad de
la materia, sin embargo, la doctrina del Demiurgo de Platón será la
que más se acerca a las posiciones creacionistas. Es lógico que
Agustín elaborase su doctrina apoyándose en la filosofía platónica y
en la interpretación que Plotino hace de ella.

La doctrina agustiniana de la creación ha sido denominada


ejemplarismo y se inspiró en la teoría de las ideas de Platón. Dios
creó todas las cosas a partir de la nada, libremente y de acuerdo con
unas ideas contenidas en la inteligencia divina (doctrina de las ideas
ejemplares). A pesar de que a través de la razón humana no somos
capaces de comprender la plenitud de la creación si podemos
comprender sus requisitos fundamentales:

 La creación es atemporal, Dios está fuera del tiempo ya que


este se crea con la propia creación del mundo.
 La creación debe ser instantánea ya que si es resultado de un
proceso es necesario admitir cambios en el Creador y este es
inmutable.

Así pues, junto a la doctrina de las ideas ejemplares introduce la


doctrina de las razones seminales. En la materia informe Dios
introduce la potencia para existir de forma que las cosas se vayan
desarrollando en momentos sucesivos.
Colegio Internacional Santo Tomás de Aquino 3
Historia de la Filosofía. 2º Bach.

De esta forma en todos los seres está impresa doblemente la huella


de Dios: por un lado responden a sus ideas ejemplares; por otro, se
originan a partir de las semillas impresas en él en la materia.

Estrechamente vinculado al tema de la creación del mundo por Dios


está el problema del origen del mal, un problema que preocupó a
Agustín toda su vida. En principio sostuvo la opinión maniquea que
consideraba que el mal tenía una entidad positiva, propia de todo lo
material. Sin embargo, desde que se convirtió al cristianismo
desaprobará esta postura para afirmar, a partir de Plotino, que el
mal carece de entidad y, por lo tanto, no puede considerarse algo
positivo sino que sólo puede ser defecto y privación de ser. Por eso,
Dios, que es el Ser y el Bien supremo, no puede ser su causa. Dios
solo comunica a las criaturas el ser y la bondad.

También podría gustarte