Está en la página 1de 26

SEGUNDO SIMPOSIO

REGIONAL
SALUD MENTAL
INFANTO JUVENIL

MODELO DE BARKLEY APLICADO A


TRASTORNOS DE CONDUCTA

MARTHA JULIANA VILLEGAS MORENO


PSICOLOGA – MÁSTER EN INTERVENCIÓN EN
PSICOLOGÍA CLÍNICA Y SALUD
1
TRASTORNOS DE CONDUCTA
• Son aquellos que aluden a las dificultades que tienen los
niños, niñas y adolescentes en sus relaciones interpersonales,
tanto con sus iguales, como con aquellos adultos significativos
en su vida.
• Unas inadecuadas relaciones sociales en la infancia, incluyen
diferentes tipos de conducta o habilidad. Entre los posibles
casos está una baja interacción social, patrones de conducta
agresiva, conductas pasividad o rechazo social, las que en
cualquier caso muchas veces amerita la intervención clínica.
• Mantener unas sanas relaciones sociales, es un requisito
fundamental para garantizar un adecuado desempeño escolar
y mantiene en equilibrio la salud mental de este tipo de
población.
• Gresham (1986), determina
que una “buenas” relaciones
sociales en la infancia deben
implicar:
1. Aceptación por parte de los
iguales.
2. Emitir comportamientos que
tiendan a la obtención de
reforzamiento social y a la
evitación del castigo,
ajustados a las situaciones
particulares.
3. Un juicio positivo por parte
de los adultos, acerca de su
comportamiento social y que
éste facilite el intercambio
recíprocamente con las
personas en general.
• Jiménez (1997), agrega a estos criterios, los
siguientes:
El juicio que emiten los adultos puesto que son ellos
los primeros en evaluar de adecuada o no la
conducta de los niños y el punto de vista de los
propios niños, ya que son ellos mismos los más
indicados para dar cuenta de lo satisfactorias o no de
sus relaciones interpersonales.
TIPOS DE TRASTORNOS DE CONDUCTA

• Dentro de los trastornos de


conducta se tienen como
patologías más frecuentes el
trastorno negativista desafiante (o
trastorno oposicionista
desafiante), que aparece sobre
todo en la primera infancia, y el
trastorno disocial (característico
de la adolescencia). La prevalencia
de está patología es alta,
registrándose un aumento en los
últimos años que nos ha llevado a
cifras globales de entre un 4 y 7%.
TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON
HIPERACTIVIDAD
CRITERIOS SÍNTOMAS
A. Existen 1 o 2: a) a menudo no presta atención suficiente a los detalles o incurre en errores por
descuido en las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades
(b) a menudo tiene dificultades para mantener la atención en tareas o en
1. seis (o más) de los actividades lúdicas
siguientes síntomas de (c) a menudo parece no escuchar cuando se le habla directamente
desatención han (d) a menudo no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos, u
persistido por lo menos obligaciones en el centro de trabajo (no se debe a comportamiento negativista o
durante 6 meses con a incapacidad para comprender instrucciones)
una intensidad que es (e) a menudo tiene dificultades para organizar tareas y actividades
desadaptativa e (f) a menudo evita, le disgusta o es renuente en cuanto a dedicarse a tareas
incoherente en relación que requieren un esfuerzo mental sostenido (como trabajos escolares o
con el nivel de domésticos)
desarrollo: Desatención (g) a menudo extravía objetos necesarios para tareas o actividades (p. ej.
juguetes, ejercicios escolares, lápices, libros o herramientas)
(h) a menudo se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes
(i) a menudo es descuidado en las actividades diarias
2. seis (o más) de los (a) a menudo mueve en exceso manos o pies, o se remueve en su asiento
siguientes síntomas de (b) a menudo abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se
hiperactividad- espera que permanezca sentado
impulsividad han (c) a menudo corre o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado
persistido por lo menos hacerlo (en adolescentes o adultos puede limitarse a sentimientos subjetivos de
durante 6 meses con inquietud)
una intensidad que es (d) a menudo tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a
desadaptativa e actividades de ocio
incoherente en relación (e) a menudo "está en marcha" o suele actuar como si tuviera un motor
con el nivel de (f) a menudo habla en exceso
desarrollo:
Hiperactividad
Impulsividad (g) a menudo precipita respuestas antes de haber sido completadas las
preguntas
(h) a menudo tiene dificultades para guardar tumo
(i) a menudo interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otros (p. ej. se
entromete en conversaciones o juegos)
B. Algunos síntomas de hiperactividad-impulsividad o desatención que causaban alteraciones estaban
presentes antes de los 7 años de edad.
C. Algunas alteraciones provocadas por los síntomas se presentan en dos o más ambientes (p. ej., en la
escuela [o en el trabajo] y en casa).
D. Deben existir pruebas claras de un deterioro clínicamente significativo de la actividad social, académica o
laboral
E. Los síntomas no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno generalizado del desarrollo,
esquizofrenia u otro trastorno psicótico, y no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental (p.
ej., trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo o un trastorno de la
personalidad).
TRASTORNO DISOCIAL
CRITERIOS SÍNTOMAS
1. A menudo fanfarronea, amenaza o intimida a
A. Un patrón repetitivo y persistente de otros
comportamiento en el que se violan los 2. A menudo inicia peleas físicas
derechos básicos de otras personas o normas 3. Ha utilizado un arma que puede causar daño
sociales importantes propias de la edad, físico grave a otras personas (p. ej., bate, ladrillo,
manifestándose por la presencia de tres (o botella rota, navaja, pistola)
más) de los siguientes criterios durante los 4. Ha manifestado crueldad física con personas
últimos 12 meses y por lo menos de un criterio 5. Ha manifestado crueldad física con animales
durante los últimos 6 meses: Agresión a 6. Ha robado enfrentándose a la víctima (p. ej.,
personas y animales ataque con violencia, arrebatar bolsos, extorsión,
robo a mano armada)
7. Ha forzado a alguien a una actividad sexual
8. Ha provocado deliberadamente incendios con la
intención de causar daños graves
Destrucción de la propiedad
9. Ha destruido deliberadamente propiedades de
otras personas (distinto de provocar incendios)
10. Ha violentado el hogar, la casa o el automóvil
de otra persona
11. A menudo miente para obtener bienes o favores
o para evitar obligaciones (esto es, "tima" a otros)
Fraudulencia o robo
12. Ha robado objetos de cierto valor sin
enfrentamiento con la víctima (p. ej., robos en
tiendas, pero sin allanamientos o destrozos;
falsificaciones)
13. A menudo permanece fuera de casa de noche a
pesar de las prohibiciones paternas, iniciando este
comportamiento antes de los 13 años de edad
14. Se ha escapado de casa durante la noche por lo
Violaciones graves de normas menos dos veces, viviendo en la casa de sus padres
o en un hogar sustitutivo (o sólo una vez sin
regresar durante un largo período de tiempo)
15. Suele hacer novillos en la escuela, iniciando esta
práctica antes de los 13 años de edad
B. El trastorno disocial provoca deterioro clínicamente significativo de la actividad social, académica o
laboral.
C. Si el individuo tiene 18 años o más, no cumple criterios de trastorno antisocial de la personalidad.
Especificar el tipo en función de la edad de inicio:

Tipo de inicio infantil: se inicia por lo menos una de las características criterio de trastorno disocial antes
de los 10 años de edad

Tipo de inicio adolescente: ausencia de cualquier característica criterio de trastorno disocial antes de los
10 años de edad

Especificar la gravedad:

Leve: pocos o ningún problema de comportamiento exceden de los requeridos para establecer el
diagnóstico y los problemas de comportamiento sólo causan daños mínimos a otros

Moderado: el número de problemas de comportamiento y su efecto sobre otras personas son intermedios
entre "leves" y "graves"

Grave: varios problemas de comportamiento exceden de los requeridos para establecer el diagnóstico o los
problemas de comportamiento causan daños considerables a otros.
TRASTORNO NEGATIVISTA DESAFIANTE
CRITERIOS SÍNTOMAS
1. A menudo se encoleriza e incurre en pataletas
2. A menudo discute con adultos
3. A menudo desafía activamente a los adultos o
rehusa cumplir sus obligaciones
A. Un patrón de comportamiento negativista, hostil 4. A menudo molesta deliberadamente a otras
y desafiante que dura por lo menos 6 meses, personas
estando presentes cuatro (o más) de los siguientes 5. A menudo acusa a otros de sus errores o mal
comportamientos: comportamiento
6. A menudo es susceptible o fácilmente molestado
por otros
7. A menudo es colérico y resentido
8. A menudo es rencoroso o vengativo
B. El trastorno de conducta provoca deterioro clínicamente significativo en la actividad social, académica o
laboral.
C. Los comportamientos en cuestión no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno psicótico
o de un trastorno del estado de ánimo.
D. No se cumplen los criterios de trastorno disocial, y, si el sujeto tiene 18 años o más, tampoco los de
trastorno antisocial de la personalidad.
OTROS TRASTORNOS DE CONDUCTA

• Trastorno de aprendizaje no verbal


• Trastornos del lenguaje
• Trastornos de espectro autista
• Síndrome de Tourette
• Trastornos de ansiedad
MODELO EXPLICATIVO DE BARKLEY
• Existen 4 factores que explican la conducta desafiante
Factor Uno. Prácticas de crianza:
La calidad o naturaleza de las relaciones padres- niños o padres-
adolescentes, están fuerte e inequívocamente asociadas con la
gravedad de la desobediencia, el desafío y las pautas de conducta
agresiva, la persistencia de esas conductas a lo largo del
desarrollo, así como con el riesgo de una posterior delincuencia.

Los padres de niños y adolescentes desafiantes supervisan o


examinan las conductas de sus hijos con menor frecuencia que las
familias de niños normales, de tal manera que no siempre se
enteran de la conducta correcta de niños o adolescentes cuando
se está produciendo.
Los niños con conducta negativista muestran una pobre
calidad del apego hacia sus padres. Los padres de estos niños
muestran también una alta inconsistencia e incluso refuerzan
positivamente a los niños o adolescentes por su conducta
desviada.
Los padres pueden también proporcionar poca atención o
refuerzo a las conductas pro-sociales o adecuadas del
adolescente, incluso si se dan cuenta de que el adolescente se
está comportando bien, pueden elegir no atender o elogiar al
adolescente por diferentes motivos.
Los padres pueden no reaccionar positivamente cuando un
adolescente desafiante se porta bien o no les gusta
relacionarse con el adolescente problemático y evitan
relacionarse con él siempre que pueden.
• Los padres de adolescentes crónicamente desafiantes a menudo
desarrollan animosidad o “rencor” hacia él, razón ésta por la que no
elogian al adolescente cuando por fin se porta bien. Esto puede
conducir finalmente a los padres a pasar considerablemente menos
tiempo de ocio y de actividades recreativas con el adolescente,
simplemente porque no se divierten con él.
• También supervisar menos frecuentemente las actividades del
adolescente fuera de casa y atienden menos a la conducta
inaceptable, posiblemente para evitar más enfrentamientos con el
adolescente.
• Algunos padres de adolescentes negativistas simplemente no han
invertido en ejercer su papel de padres con esos adolescentes,
posiblemente porque fueron padres a una edad más temprana de
lo normal, por su inmadurez social, inteligencia limitada, u otros
trastornos psicológicos o psiquiátricos.
• El castigo inconsistente e impredecible de cada conducta
prosocial y antisocial del niño o adolescente así como la
recompensa intermitente e impredecible se han denominado
crianza indiscriminada, en la cual el adolescente es castigado
tanto si obedece como si no.
• La conducta negativa de un miembro de la díada padre hijo
sirve para terminar con la conducta negativa del otro,
reforzándose negativamente así la conducta “coercitiva” del
primero. Patterson propone que esto explica cómo, una vez
comenzada una interacción negativa entre padres e hijo, se
intensificará la conducta negativa muy rápidamente a altos
niveles de agresión o coerción.
• La mayor parte de la conducta negativa del adolescente es
desarrollada por aprendizajes de escape / evitación (refuerzo
negativo) y se mantiene porque a menudo tiene éxito en
evitar actividades desagradables pedidas por los padres.
CIRCULO DE
La conducta negativa de
FACTORES hijo o del padre termina
cuando uno u otro es
CONTRIBUYENTES mas desafiante y logra
controlar al otro

Pobre supervisión de
Inmadurez psicológica
parte de los adultos a la
de los padres,
conducta de los niños,
paternidad temprana,
no hay percepción de la
psicopatología propia
problemática

Evitan relacionarse con


Inconsistencia afectiva y
los hijos problemáticos
en la implementación de
para no tener mas
reglas y normas
conflicto

Refuerzo Positivo de
conductas desviadas y
pobre Refuerzo Positivo
de conductas Pro-
sociales
Factor Dos. Características del niño o adolescente

• Los adolescentes que tienen ciertos temperamentos y


características cognitivas son más propensos a mostrar
conductas coercitivas – agresivas y a desarrollar
desobediencia que los otros adolescentes.
• Aquellos que son propensos a reaccionar con respuestas
emotivas (alta emotividad), que son habitualmente irritables,
que tienen unos pobres mecanismos de control, que son
sumamente activos, y/o que son más desatentos e impulsivos
(que tienen TDAH) padecen con mayor probabilidad
trastornos de conducta disruptiva y, por lo tanto, son más
propensos a presentar conducta desafiante y coercitiva que
los adolescentes sin esas características temperamentales
negativas.
Factor Tres. Características de los padres
• La probabilidad de la desobediencia o del desafío del
adolescente puede aumentar como resultado de
características temperamentales y cognitivas similares de los
padres. Es más probable que los padres inmaduros,
inexpertos, impulsivos, desatentos, deprimidos, hostiles,
rechazantes o con otras características temperamentales
negativas tengan niños o adolescentes desafiantes y
agresivos.
• Los padres pueden poseer ciertas características psicológicas
que aumentan la probabilidad de crear un ambiente familiar
predispuesto al negativismo. Si estas características tienen
una base genética importante, entonces existe una alta
probabilidad de que los niños de esa familia tengan
características semejantes.
Factor Cuatro. Factores contextuales

• Los acontecimientos del contexto amplio que rodea a la


familia, tanto internos como externos, crean o contribuyen a
aumentar el riesgo del adolescente de conducta desafiante y
agresión, e incluso de posterior delincuencia.
• La discordia marital, las desventajas sociales de la familia o el
estrés/influencias ambientales influyen en la mala conducta
del adolescente porque provocan en los padres irritabilidad y
métodos indiscriminados de manejo del adolescente. Tal
conducta de los padres predispone aún más a los
adolescentes a desarrollar y mantener la desobediencia y el
desafío en las relaciones familiares.
MODELO DE AUTORREGULACION
• Barkley ha propuesto que los trastornos de conducta, en especial el TDAH,
son producto de un bajo nivel de autorregulación del niño o el
adolescente.
• «La capacidad del individuo para inhibir o frenar las respuestas motoras y,
tal vez, las emocionales, que se producen de forma inmediata a un
estímulo, suceso o evento, con el fin de sustituirlas por otras más
adecuadas. En ese proceso de inhibición conductual, el individuo debe, de
forma simultánea, inhibir por un lado, la ejecución de una respuesta
inmediata, y evitar por otro, los estímulos internos o externos que puedan
interferir en dicho proceso (resistencia a la distracción).
Para tal fin, durante estos momentos de demora de la respuesta, se ponen
en marcha lo que Barkley denomina las funciones ejecutivas, es decir,
todas aquellas actividades mentales auto dirigidas que ayudan al individuo
resistir la distracción, a fijarse unas metas nuevas más adecuadas que la
respuesta inhibida inicial y a dar los pasos necesarios para alcanzarlas.»
Orjales, 2000
Funciones Ejecutivas Implicadas en la Autorregulación
• La memoria de trabajo no verbal: • El control emocional: Necesaria
Información no constituida por inhibición de respuestas
palabras, que se retiene y utiliza emocionales que, en los niños
mientras se resuelve un problema hiperactivos, suelen interferir en
o se ejecuta una tarea. Es la ejecución de tareas y hacer
necesaria para satisfacer el decrecer el rendimiento. Sin la
objetivo de la tarea. inhibición selectiva de estas
• La memoria de trabajo verbal o respuestas resulta muy difícil
habla encubierta: Información, mantener la atención en una
vinculada al lenguaje y a las tarea concreta.
palabras, que se retiene y utiliza • El proceso de reconstitución:
mientras se resuelve un problema Capacidad para generar nuevos
o se ejecuta una tarea. Es comportamientos, combinando y
necesaria para satisfacer el reestructurando algunas partes
objetivo de la tarea. de comportamientos ya
aprendidos con anterioridad.
MODELO DE INTERVENCIÓN
• I Parte: Evaluación y recolección de Información.
1. Formulario acerca del niño y de la familia.
2. Historial Medico y de Desarrollo
3. Escala de Evaluación de los Trastornos de Conducta Perturbadora –
Formulario para Padres
4. Escala de Evaluación de los Trastornos de Conducta Perturbadora –
Formulario para Maestros
5. Cuestionario de Situaciones del Hogar
6. Cuestionario de Situaciones Escolares
7. Como Prepararse para la evaluación de su niño
8. Entrevista Clínica-Formulario de Informe para los Padres
9. Escala de Evaluación de la Conducta del Adulto-Autoinforme de la
Conducta Actual
10. Escala de Evaluación de la Conducta del Adulto-Autoinforme de la
Conducta durante la Niñez
Este modelo se basa en los principios de la Modificación de
Conducta
La modificación de la conducta se expresa en términos de:
Antecedentes (cosas que causan el inicio o cosas que pasan
antes de las conductas, Conductas (cosas que el/la niño/a
hace que los/as padres/madres y los/as maestros/as quieren
cambiar) y Consecuencias (cosas que pasan después de las
conductas). En los programas conductuales, los adultos
aprenden a cambiar los antecedentes (por ejemplo, cómo dar
mandatos a los niños) y las consecuencias (por ejemplo, cómo
reaccionan cuando un/a niño/a obedece o desobedece un
mandato) con el propósito de cambiar la conducta del/a
niño/a (esto es, la respuesta del/a niño/a al mandato). Al
cambiar consistentemente las formas en que responden a las
conductas de los/as niños/as, los adultos le enseñan a los/as
niños/as nuevas formas de comportarse.
• Parte II: Incluye todo el protocolo de intervención para
padres.
1. Prestar atención a la buena conducta de juego del niño, lo
cual implica brindar refuerzo positivo como señales verbales y
no verbales de aprobación. Dicho refuerzo debe ser
inmediato, contingente, potente.
Las técnicas que allí se utilizan son las de moldeamiento o
aproximaciones sucesivas.
2. Prestar atención cuando el niño obedece. Lo que implica
implementar un Programa de Reforzamiento Diferencial de
Conductas Incompatibles.
Establecer periodos de adiestramiento en la obediencia a
partir del establecimiento de un Programa de Reforzamiento
de Razón Fija.
3. Establecer Mandatos Efectivos. Lo
cual esta sustentado desde los
postulados de la Conducta
Gobernada por Reglas
4. Prestar atención al juego
independiente. De nuevo se trata
de un Programa de Reforzamiento
Diferencial de Conductas
Incompatibles combinado con
Conducta Gobernada por Reglas.
5. Implementar un Sistema de
Fichas/Puntos dentro del Hogar o
Aula de clase. Basado en la
Economía conductual y el
Refuerzo Positivo. Luego puede
aplicarse el Coste de Rta.
6. Implementar el Time Out o tiempo
fuera, que deviene del castigo
negativo.
7. Anticipar Problemas-Manejo de los
niños en lugares públicos. A partir
de las siguientes reglas:
Establecer reglas antes de ir al lugar.
Establecer incentivos para que el niño
obedezca.
Establecer el castigo por la desobediencia.
Ofrecer al niño una actividad alternativa.

Ello implica Prevención de


Respuesta, CGR, Castigo Positivo y
R+
GRACIAS
martha.villegas@ucpr.edu.co

También podría gustarte