Está en la página 1de 5

MÓDULO DE INTRODUCCIÓN AL ANÁLISIS DEL LENGUAJE

GENARO CARRIÓ “SOBRE LOS DESACUERDOS ENTRE LOS JURISTAS”

Alumno: Carlos Abel Villarroel Quinde

Sin duda, el trabajo del profesor argentino Genaro Carrió "Sobre los desacuerdos entre los
juristas", que constituye la tercera parte de su magna obra titulada "Notas sobre Derecho y
Lenguaje" constituye un hito en la historia de la filosofía del derecho latinoamericana,
específicamente en el ámbito del positivismo jurídico, al ser catalogado como el primer
positivista incluyente en 19701. Asimismo, se destaca que las tesis que desarrolla sobre los
diversos desacuerdos que se pueden presentar entre los juristas constituye un adelanto de
respuesta a la crítica que hiciera Ronald Dworkin años después, referida a la incapacidad
positivista para dar cuenta de los desacuerdos jurídicos.2

Ya respecto al análisis de los diversos desacuerdos que pueden existir entre los juristas 3
esbozados por Carrió, dentro de la experiencia peruana he conseguido identificar dos tipos
de desacuerdos vinculados con situaciones que han sido o están siendo tramitadas ante el
Tribunal Constitucional peruano, que pasaré a explicar a continuación:

1. Controversias sobre la "naturaleza jurídica" de una institución: la disolución


"fáctica" del Congreso de la República
El profesor Carrió nos habla que existen discrepancias referidas a "la naturaleza jurídica de
una determinada institución", lo que está destinado irremediablemente al fracaso porque, lo
que se busca, no existe.4 Y es que se pretende que la determinación de la naturaleza jurídica

1
ATIENZA, Manuel. Una filosofía del derecho para el mundo latino. Otra vuelta de tuerca. p. 306. En: Revista Doxa N° 37, 2014.
Universidad de Alicante.
2
RAPETTI, Pablo A. Carrió y el enfoque emotivista sobre los desacuerdos jurídicos. p. 158. En: SIERRA SOROCKINAS, David (Editor).
Notas al margen sobre Derecho y Lenguaje. Serie intermedia de Teoría Jurídica y Filosofía del Derecho. Centro de Investigación de
Filosofía del Derecho. Universidad Externado de Colombia. 2019.
3
RAPETTI señala que la definición de Carrió de juristas, en la línea del positivismo jurídico hartiano, no incluiría a los operadores
jurídicos de primer orden, como abogados, fiscales y jueces. Sin embargo, dado que dicha distinción no se aprecia del texto del profesor
Carrió, para efectos del presente trabajo el término juristas incluirá a los jueces que forman parte del Tribunal Constitucional. Ver en:
RAPETTI, Pablo A. Carrió y el enfoque emotivista sobre los desacuerdos jurídicos. p. 162. En: SIERRA SOROCKINAS, David (Editor). Notas
al margen sobre Derecho y Lenguaje. Serie intermediad de Teoría Jurídica y Filosofía del Derecho. Centro de Investigación de Filosofía
del Derecho. Universidad Externado de Colombia. 2019.

4
CARRIÓ, GENARO R. Notas sobre derecho y lenguaje. p. 101.
de una institución constituya una justificación única para la solución de todos los casos, que
valga tanto para los casos típicos como para los que no lo son.5
Este desacuerdo o controversia se vive actualmente en el Perú con la discusión que se ha
planteado a propósito de la disolución del Congreso de la República por parte del
presidente de la República, Martín Vizcarra. Una breve explicación de los hechos nos
detallará el problema en cuestión:
i) El artículo 134 de la Constitución Política del Perú establece lo siguiente: “El Presidente
de la República está facultado para disolver el Congreso si éste ha censurado o negado su
confianza a dos Consejos de Ministros”.
ii) El día 15 de septiembre de 2017 el Congreso de la República negó mediante votación la
confianza al Consejo de Ministros presidido entonces por Fernando Zavala Lombardi. Esta
denegatoria de confianza se contó como la primera realizada por el Congreso de la
República elegido para el periodo 2016-2021.
iii) El 27 de septiembre de 2019, el Presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar
Labarthe, mediante oficio dirigido al Presidente del Congreso de la República, solicitó ante
el pleno plantear cuestión de confianza respecto del procedimiento de elección de
magistrados del Tribunal Constitucional,6 alegando la existencia de vicios en el mismo y
con el fin de que dicha elección sea suspendida momentáneamente.
iv) Posteriormente, el 30 de septiembre de 2019, día que se fijó la elección de los miembros
del Tribunal Constitucional, el Congreso inicialmente se negó a recibir al Presidente del
Consejo de Ministros para que planteara la cuestión de confianza indicada. Luego de un
abrupto ingreso al hemiciclo, el citado funcionario pudo presentarla pero no fue sometida a
debate ni a votación en ese momento, sino que se continuó con la elección acordada,
nombrándose al señor Gonzalo Ortiz de Zevallos como nuevo magistrado del Tribunal
Constitucional. Se siguió después con la elección del segundo magistrado y, al no alcanzar
el candidato propuesto los votos para ello (que son 87 como mínimo), se suspendió la
sesión del pleno.
v) Por la tarde del mismo 30 de setiembre, el Congreso de la República se reunió
nuevamente para votar y aprobar la cuestión de confianza solicitada por el Presidente del
5
CARRIÓ, GENARO R. Notas sobre derecho y lenguaje. p. 102.
6
El 3 de junio de 2019 venció el mandato de 5 años de 6 de los 7 magistrados que integran el Tribunal Constitucional: Ernesto Blume
Fortini, Manuel Miranda Canales, Carlos Ramos Núñez, José Luis Sardón de Taboada, Marianella Ledesma Narváez y Eloy Espinosa-
Saldaña Barrera. Solo el magistrado AugustoFerrero Costa sigue en funciones y su periodo vence el 2022.
Consejo de Ministros. No obstante, el Presidente de la República entendió que los actos
realizados por los miembros del Congreso evidenciaron una denegatoria "tácita" a la
cuestión de confianza planteada por lo que, al amparo del artículo 134 de la Constitución,
disolvió el Congreso de la República a través del Decreto Supremo 165-2019-PCM,7
quedando únicamente la Comisión Permanente en funciones.
vi) En razón a ello, el Presidente de la Comisión Permanente (que anteriormente fue el
Presidente del Congreso) interpuso demanda competencial ante el Tribunal Constitucional,
solicitando que se declare nulo el referido decreto supremo y que se restaure al Congreso
disuelto (Expediente 0006-2019-CC/TC).

Entre las diversas aristas que presenta este caso, muy complejo ciertamente y de elevada
relevancia política y jurídica en el Perú, la cuestión principal radica en determinar si la
denegatoria de la cuestión de confianza que hace el Congreso de la República al Poder
Ejecutivo, de acuerdo al artículo 134 de la Constitución, debe ser necesariamente mediante
un acto expreso (es decir, a través de una votación formal de los parlamentarios) o si
contempla también la posibilidad de que la denegatoria sea sobreentendida por los actos
realizados por el Parlamento, sin que sea necesario de una votación expresa.
Entonces, queda claro que la discusión radica, desde un enfoque lingüístico, en definir el
término “denegatorio”, el mismo que constituye una palabra “vaga”, lo que implica que su
aplicabilidad en el presente caso es dudosa y solo puede resolverse a partir de una decisión
lingüística adicional8, que es la que proporcionará el Tribunal Constitucional al momento
de emitir su sentencia.
Por otro lado, se pretende que el Tribunal Constitucional determine además la “naturaleza
jurídica” de la figura de la cuestión de confianza en el ordenamiento jurídico peruano. Y es
que uno de los aspectos que llamó la atención de los parlamentarios es que el Poder
Ejecutivo realice una cuestión de confianza sobre la elección de los magistrados del
Tribunal Constitucional, de competencia exclusiva y excluyente del Congreso de la
República (artículo 201 de la Constitución peruana). En esa medida, se alega que la

7
Disponible en: https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/decreto-supremo-que-disuelve-el-congreso-de-la-republica-y-c-
decreto-supremo-n-165-2019-pcm-1812451-1/ (consultado el 8 de enero de 2020).
8
GUIBOURG, Ricardo y OTROS. Introducción al conocimiento científico, Cap. I, p. 48.
cuestión de confianza que plantea el Ejecutivo al Congreso no puede realizarse sobre
cualquier tema, y menos si se refiere a potestades de otro Poder del Estado.
Sin embargo, esta segunda pretensión de los demandantes desconoce que ya el Tribunal
Constitucional en una sentencia anterior (Expediente 0006-2018-PI/TC) brindó una
definición estipulativa9 respecto de qué temas puede versar una cuestión de confianza en el
Perú, adoptando un modelo amplio.10

2. Controversias generadas por un desacuerdo valorativo encubierto: la calificación


como "cultural" de los espectáculos taurinos
El profesor Carrió también señala que existe un tipo de desacuerdo referido al uso o
función emotivos de ciertas palabras que aparecen con frecuencia dentro ámbito de la teoría
jurídica y política.11 En atención a ello, una definición persuasiva es una especie de trampa
verbal que recomienda un ideal, en tanto juicio de valor encubierto. 12 En el caso del Perú,
esto habría ocurrido con el tema de los espectáculos taurinos, como narraré brevemente a
continuación:
i) Con fecha 5 de agosto de 2004, más de cinco mil ciudadanos interpusieron acción de
inconstitucionalidad contra el artículo 54 del Decreto Legislativo 776, Ley de Tributación
Municipal, modificado por el Decreto Legislativo 952 (Expediente 0042-2004-AI/TC).13
ii) Si bien el caso aludía principalmente a un tema tributario, en el mismo también se
analizó si las corridas de toros en el Perú califican como espectáculos “culturales” exentos
de tributación. En la sentencia bajo comentario, el Tribunal Constitucional desestimó que
las corridas de toros tengan la calidad de espectáculos culturales porque: a) son actos
crueles contra los animales; b) no son aceptados por la mayoría en el Perú; c) la UNESCO
se ha pronunciado en contra de dicha actividad (fundamentos 29, 30).
iii) Sin embargo, y de manera evidentemente contradictoria, el Tribunal Constitucional (con
casi una nueva conformación) mediante sentencia recaída en el Exp. 0017-2010-AI/TC,
declaró que la corrida de toros sí constituye una manifestación cultural de nuestro país,

9
CARRIÓ, GENARO R. Notas sobre derecho y lenguaje. p. 101.
10
(…) 75. Este Tribunal Constitucional encuentra que la cuestión de confianza que pueden plantear los ministros ha sido regulada en la
Constitución de manera abierta, con la clara finalidad de brindar al Poder Ejecutivo un amplio campo de posibilidades en busca de
respaldo político por parte del Congreso, para llevar a cabo las políticas que su gestión requiera.
11
CARRIÓ, GENARO R. Notas sobre derecho y lenguaje. p. 103.
12
CARRIÓ, GENARO R. Notas sobre derecho y lenguaje. pp. 104-105..
13
Ver en: https://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2005/00042-2004-AI.pdf (Consultado el 08/01/2020).
“aunque ello no justifique causar sufrimientos innecesarios a los animales” (fundamento
31).14 Llama la atención que el entonces magistrado Francisco Vergara Gotelli, que es el
único magistrado que participó en la emisión de ambas sentencias, haya tenido posiciones
contradictorias.
En este caso se advierte cómo el tratamiento de la corrida de toros, como espectáculo
cultural o no, evidencia un efecto emotivo en dicha calificación, tanto para los que apoyan
dicho espectáculo como para aquellos que, por el contrario, lo consideran un acto barbárico
y de maltrato animal. Lo cuestionable en este punto es que el máximo intérprete de la
Constitución, como órgano de cierre del sistema, presente posiciones ambiguas sobre este
punto.
Cabe precisar además que a la fecha existe en trámite una demanda de inconstitucionalidad
interpuesta por 5,286 ciudadanos contra la Primera Disposición Complementaria Final de la
Ley 30407, Ley de Protección y Bienestar Animal, que exceptuó de los alcances de la
misma a las corridas de toros, peleas de toros, peleas de gallos y demás espectáculos
declarados de carácter «cultural» por la autoridad competente, que se regulan por ley
especial (Expediente 00022-2018-PI/TC).15 En esta nueva oportunidad, el máximo
intérprete de la Constitución podrá asumir una posición respecto a las corridas de toros, en
la que irremediablemente adoptará nuevamente una definición persuasiva 16 respecto de este
tipo de actividades.

14
Ver en: http://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2011/00017-2010-AI.html (Consultado el 08/01/2020).
15
Auto de calificación disponible en: https://tc.gob.pe/jurisprudencia/2018/00022-2018-AI%20Admisibilidad.pdf (consultado el 08 de
enero de 2020).
16
CARRIÓ, GENARO R. Notas sobre derecho y lenguaje. p. 104.