Está en la página 1de 15

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LOS TÍTULOS DE CRÉDITO.

La evolución de los títulos de crédito carece de un rigor histórico, en la presente


investigación se mencionaran los datos más relevantes, los cuales, no siempre se
producen en todas partes de igual forma ni en el mismo momento.

Inicialmente, las personas realizaban el trueque, como un medio para transferir a


otra persona la propiedad de una cosa, a cambio de que la primera le diera la
propiedad de otra con el objeto de satisfacer sus necesidades básicas. Con el
nacimiento del comercio y por ende del comerciante, quien actúa inicialmente sin
salir de su ciudad de origen, nace también la moneda como medio para el
intercambio de mercancías, la cual se acuñaba dentro de las fronteras de cada
ciudad.

En la última etapa de la Edad Media, cuando el tráfico comercial se intensifico a


través del mar mediterráneo, se dieron una serie de atracadores que pirateaban a
los comerciantes y a las naves mercantes. El transporte de dinero en efectivo
resultaba inseguro, por esas circunstancias, surgió entonces la necesidad de
transportar dinero a través de documentos que representaran esos valores, sin
que se diera el hecho material de portar la moneda en efectivo. Así los banqueros
comenzaron a usar títulos de crédito que llenaban esas necesidades.

DEFINICIONES:

Articulo 385 C.Com.

Son títulos de crédito los documentos que incorporan un derecho literal y


autónomo, cuyo ejercicio o transferencia es imposible independientemente del
título.

Son los documentos mercantiles que revestidos de las formalidades que exige la
ley, contienen un derecho consignado en ellos, ejecutable únicamente con el
propio título.
Características de los títulos de crédito:

 Formalismo

 Incorporación

 Literalidad

 Autonomía

Naturaleza Jurídica:

Articulo 385 C.Com.

Bienes Muebles.

Requisitos Generales de los Títulos de Crédito:

Articulo 386 C.Com.

1.º.El nombre del título de que se trate

2.º.La fecha y el lugar de creación

3.º.Los derechos que el titulo incorpora

4.º.El lugar y la fecha de cumplimiento o ejercicio de tales derechos

5.º.La firma de quien lo crea.

Son requisitos subsanables los de los numerales 2º. Y 4º.

Son requisitos insubsanables los de los numerales 1º. 3º. Y 5º.

Circulación de los Títulos de Crédito: Articulo 389 C.Com.

El tenedor de un titulo de crédito, para ejercer el derecho que en él se consigna,


tiene la obligación de exhibirlo y entregarlo en el momento de ser pagado, si solo
fuere pagado parcialmente o en lo accesorio, deberá hacer mención del pago en el
titulo y dar por separado, el recibo correspondiente.

Por su carácter ambulatorio los títulos de crédito están destinados a circular y


llevan siempre consigo la transmisión de un derecho y aparejada una obligación
consignada en el mismo título. Un título circula normalmente a través del endoso,
y el tenedor del mismo no puede cambiar su forma de circulación (nominativa, a
la orden, o al portador) sin consentimiento del emisor, salvo disposición legal en
contrario. Esta disposición legal es la contenida en el Artículo 392 del Código de
Comercio que indica: “El signatario de un título de crédito, queda obligado aunque
el título haya entrado a la circulación contra su voluntad. Si sobreviene la muerte o
incapacidad del signatario, la obligación subsiste.” Este elemento puede verse
limitado al insertar el tenedor de un título de crédito en el mismo la cláusula “no a
la orden”, o mediante las palabras “no negociable”, “no endosable”. La excepción a
este elemento la encontramos regulada en el Artículo 412 del Código de
Comercio, ya que los boletos, fichas, contraseñas, billetes de lotería, entre otros,
no están destinados a circular y sirven exclusivamente para identificar a quien
tiene derecho para exigir la prestación correspondiente.

Imposibilidad de firmar:

Articulo 397 C.Com.

Por quien no sepa o no pueda firmar, podrá suscribir los títulos de crédito a su
ruego, otra persona, cuya firma será autenticada por un notario o por el secretario
de la municipalidad.

Títulos de crédito regulados en nuestra legislación:

Los títulos que regula nuestra legislación son los siguientes:

1. La letra de cambio

2. El pagaré

3. El cheque,

4. Las obligaciones de las sociedades o debentures

5. El certificado de depósito

6. El bono de prenda

7. Carta de porte
8. Conocimiento de embarque

9. Factura cambiaria

10. Cédula hipotecaria

11. El vale

12. Bonos bancarios; y

13. El certificado fiduciario.

Dichos títulos de crédito se encuentran regulados o relacionados con diversas


leyes, entre éstas el Código de Comercio, El Código Civil, la Ley de Almacenes
Generales de Depósito, la Ley de Bancos y Grupos Financieros, la Ley del
Mercado de Valores y Mercancías.

A continuación se desarrolla cada título de crédito contemplado en nuestra


legislación, de una manera breve y sencilla.

Clasificación Doctrinaria y Legal:

A. Atendiendo al Objeto del Documento o por el Derecho Incorporado:

1.- Títulos Personales o Corporativos: que son aquellos cuyo objeto principal no es
un derecho de crédito sino la facultad de atribuir a su tenedor una calidad
personal;

2.- Títulos Obligaciones: Son aquellos cuyo objeto principal es un derecho de


crédito, le dan a su titular acción para exigir el pago (letra de cambio);

3.- Títulos Reales de Tradición o Representativos; que son aquellos cuyo objeto
principal no es un derecho de crédito sino un derecho sobre mercancías
amparadas por el título (conocimiento de embarque);

B. Atendiendo a su forma de Creación:


1. Títulos Singulares, Individuales o Aislados: son creados en un solo acto (letra
de cambio, pagaré);

2. Títulos Seriales o de Masa: son los que se emiten en serie, (acciones de


sociedad, obligaciones sociales que emite una sociedad y deventures
«obligaciones»);

C. Atendiendo a la Substantividad del Documento:

1. Títulos Principales: se valen por si solos (acciones de sociedad);

2. Títulos Accesorios: dependen de un título principal (cupones que lleva una


acción para el cobro de dividendos);

D. Atendiendo a la Forma de Circulación del Título: (conocidos también por


su ley de circulación, tal y como lo adopta nuestro Código de Comercio).

1. Títulos Nominativos o Directos: que son aquellos que tienen una circulación
restringida , han sido librados a nombre de una persona y para transferirse se
requiere el endoso del titular y la cooperación del emisor que llevará un registro de
los títulos emitidos y solo se reconocerá como titular a quién aparezca como tal en
el título mismo y en el registro que lleva el emisor;

2. Títulos a la Orden: aquellos que se extienden a nombre de una persona


determinada; que se transfieren mediante endoso y entrega del documento;

3. Títulos Al Portador: aquellos que se transfieren cambiariamente por la tradición


o entrega y cuya simple tenencia legitima al poseedor;

E. Por su Estructura:

1. Títulos Causales: aquellos en la que la obligación o relación causal esta


íntimamente ligada al título (certificado de depósito, Bono de Prenda);

2. Títulos Abstractos: aquellos que se desligan de la causa y funcionan sin


ninguna conexión con el negocio o relación causal que le dio origen (pagaré, letra
de cambio);
F. Por el Carácter del Creador:

1. Títulos Públicos: que son los creados por el Estado o entidades públicas (bonos
del tesoro);

2. Títulos Privados: son los creados por los particulares;

G. Por la Función Económica:

1. Títulos de Especulación: aquellos cuyo producto no es seguro sino fluctuante


(Bolsa de Valores);

2. Títulos de Inversión: aquellos cuya renta está asegurada y garantizada (Bonos,


Certificados Fiduciarios, Cédulas Hipotecarias.)

FUNCIONALIDAD Y O CONDICIONES DE ESCENCIALES DE LOS TITULOS


DE CREDITO:

EL ENDOSO:

DEFINICIÓN:

Es una cláusula accesoria e inseparable del título en la que el acreedor cambiario


pone a otro en su lugar, transcribiéndole el título con efectos limitados e ilimitados.
Es una aclaración puesta en el título por la que el tenedor transmite a otra persona
el derecho incorporado en el mismo. Endoso significa en el dorso o en la parte de
atrás del documento;

CARACTERÍSTICAS:

a) Acto Unilateral:

Basta la participación del endosante;

b) Acto Escrito:

Debe constar en el propio título o en la hoja adherida al mismo. Dicha hoja se


llama complementaria;

c) Acto Cambiario:
Propio de los títulos de crédito, regulado específicamente para los títulos a la
orden;

d) Acto Accesorio:

Solamente existen si hay título de crédito que va a transfiriese (si no hay título no
hay endoso);

e) Acto Incondicional:

Es un acto puro y simple, las condiciones se tienen por no puestas;

f) Acto Indivisible:

No se puede darse el endoso parcial, es nulo si no se da completo;

g) Es un acto que para producir efectos se necesita la entrega del documento.

Requisitos del Endoso:

El endoso debe constar en el título mismo o en hoja adherida a él, y llenará los
siguientes requisitos:

- El nombre del Endosatario;

CLASE DE ENDOSO:

En blanco, En propiedad, En garantía, En Procuración, Posterior al Vencimiento,


Posterior al Protesto, Inter- Bancario, Por recibo.

- El Lugar y la fecha; y,

La firma del endosante o de la persona que firme a su ruego o en su nombre.

Elementos Personales:

A. ENDOSANTE: Que es la persona que transfiere el título;

B. ENDOSATARIO: Persona a quien se transfiere el título.

Clases:

1. Regular, Pleno Completo, Traslativo: Se transfiere la propiedad del título;


2. Irregular o Limitado: Son los que presentan un fallo en los efectos del endoso.
Limitan sus efectos y son: Endoso en Procuración o Apoderamiento: solo autoriza
al interesado realizar actos de conservación y ejercicio del derecho en interés del
endosante. Endoso en Garantía: consiste en dar el título en garantía prendaria de
un crédito. Se debe expresar con las cláusulas en garantía.

3. Especiales: Endoso en Blanco: firma únicamente el endosante; Endoso


Posterior al Vencimiento; Endoso posterior al protesto. (429 y 433 del Código de
Comercio).