Está en la página 1de 12

UNIVERSIDAD CRISTIANA DE LAS

ASAMBLEAS DE DIOS
FACULTAD DE TEOLOGIA DR. DELONN L. RANCE

CATEDRÁTICO: LIC. DAGOBERTO MIRANDA


CÁTEDRA: HOMILETICA

TEMA: ORGANIZACIÓN DEL SERMON

ESTUDIANTES:
MARLON IVAN NIETO MUÑOZ
NELSON FERMANDO FLAMENCO MORENO
NELSON JOSE CERON ALBERTO
TOMAS FRANCISCO GUILLEN RODRIGUEZ
LILIAN DE GUILLEN
INTRODUCCION

A. La organización del sermón es esencial para COMUNICAR con éxito el mensaje de la


Palabra de Dios que usted ha escogido y que los oyentes necesitan comprender.

B. La organización del sermón esta íntimamente relacionada con la unidad del sermón.
Aprendimos que la unidad del sermón se basa en LA EXPRESIÓN DEL TEMA o sea el
TÍTULO del sermón. LA ORGANIZACIÓN trata del ARREGLO de los puntos mayores
del sermón. Es LA DIVISIÓN DEL TEMA.

B. Un sermón bien organizado es la clave para:


1. La claridad en la discusión del tema.
2. Progresar en la discusión del tema.
3. Economizar tiempo en la discusión del tema.
4. Facilitar la comprensión de la discusión del tema.
LA ORGANIZACIÓN DEL SERMÓN
I. Hablar de organización.
Es de reconocer que está presente el principio directivo, que se encarga de dar dirección
para obtener el mejor resultado y lo realiza de la siguiente manera:
A. Admitir todas las partes del sermón que son vitales para el tema y rechazar
todas las demás.
B. Es combinar el material del sermón de tal manera que cada parte queda
colocada en el lugar donde puede ayudar mejor para dar expresión al tema.
C. Se asegura que no falte ninguna de las partes esenciales
D. Determina cuál lugar le corresponde a cada parte.
II. El corazón de la organización homilética está en la división del tema
A. La división del tema es una absoluta necesidad.
Las razones para que el tema sea dividido son las siguientes.
1. Es necesaria para asegurar la unidad de la discusión (dividiéndolo en
partes coordinadas)
2. Es necesaria, para conseguir la claridad de la discusión (examinar
las ideas por partes)
3. Es necesaria para promover el movimiento progresivo de la
discusión. (Pasar progresivamente de división tras división del tema)
4. Es necesaria para sostener el interés de la discusión (Al predicador
esto le despierta entusiasmo en la ejecución del plan, y para la congregación
provee descansos mentales)
5. Es necesaria también para lograr la economía de tiempo (para
utilizar mejor el tiempo para dar el sermón)
6. Es necesaria para garantizar la permanencia de las impresiones
causadas por el sermón (Cuanto tiempo recordarán el mensaje los oyentes,
dependerá de utilizar bien: el texto, la proposición y las divisiones)

B. La división del tema precisa la elección del principio de división que ha


de regir en el plan del sermón.
1. El principio de división buscará que todas las divisiones tengan la
misma clase de relación con el tema (asunto) del sermón.
 Debe ser indicado por medio de una "palabra clave" que puede
ubicarse en el título, en la proposición o en una oración de transición.
 La "palabra clave" es la que indica cuál principio de división está
gobernando la división del tema (debe aparecer al menos
implícitamente en cada una de las divisiones principales del
bosquejo)
Los ejemplos de algunos principios de división más comunes, y como son indicados
por medio del empleo de una "palabra clave".
(1). El tema puede ser dividido de acuerdo con el principio de LAS CAUSAS.
Texto: Marcos 14:66-72
Título: El Camino de la Negación
Proposición: la experiencia del apóstol Pedro ilustra esta importante verdad: que un
siervo de Dios no llega a negar a su Señor sino al través de un trágico proceso de descenso
espiritual.
Oración de transición: Tracemos los pasos que conducen a la negación de nuestro
Señor y Salvador.
I. El primer paso en el camino de la negación seda cuando se tiene demasiada
confianza en sí mismo
ll. El segundo paso en el camino de la negación se da cuando se descuida la oración
III. El tercer paso en el camino de la negación se da cuando se echa mano de las
armas de la carne en defensa de la causa de su Señor
IV. El cuarto paso en el camino de la negación se da cuando se sigue a Jesús de
lejos
V. El paso final en el camino de la negación de da cuando se abandona el
compañerismo de los hermanos.
Aquí la palabra clave "paso" aparece claramente en la oración de transición y en la
formulación de cada una de las divisiones principales.

(2) El tema puede ser dividido de acuerdo con el principio de LOS EFECTOS.
Texto: Números 14:1-11
Título: ¿Qué hace la Incredulidad?
Proposición: La experiencia del pueblo de Israel en Cades Barnea nos hace ver con
suma claridad cuáles son los efectos desastrosos de la incredulidad.
I. La incredulidad denigra el carácter de Dios
1. Implica que es débil.
2. Implica que es malo
II. La incredulidad envilece el carácter del hombre
1. Lo hace cobarde.
2. Lo hace rebelde.
III. La incredulidad estorba la obra de Dios
1. Hace que los creyentes se desalienten.
2. Hace que los incrédulos se mofen.
IV. La incredulidad provoca la ira de Dios
1. En la retracción de bendiciones ofrecidas.
2. En la aplicación de castigo positivo.
En este bosquejo la palabra clave "efectos" aparece en la proposición solamente,
pero implícitamente está en cada una de las divisiones principales también.
(3) El tema puede ser dividido de acuerdo con el principio de LAS RAZONES que
apoyan una tesis determinada.
Texto: Hechos 21:14
Título: "Hágase la Voluntad del Señor"
Proposición: El pueblo cristiano siempre debe ser caracterizado por una actitud de
sumisión a la soberana voluntad de su Dios.
Oración de transición: Consideremos dos razones que demuestran lo razonable de
esta actitud.
I. Esta actitud honra al Señor
1. Porque reconoce su derecho de hacer lo que quiere con lo que es suyo.
2. Porque reconoce su sabiduría para dirigir su obra.
3. Porque reconoce su poder para arreglar todas las cosas.
II. Esta actitud trae bendiciones a sus hijos
1. Nos libra de responsabilidades.
2. Nos coloca en una buena posición para orar.
3. Nos coloca en una buena posición para ser iluminados.
4. Nos coloca en una buena posición para ser prosperados.
En este bosquejo la palabra clave es "razones". Aunque no aparece formalmente en
ninguna de las dos divisiones principales, se sobreentiende claramente.
(4) El tema puede ser divido de acuerdo con el principio de LOS MEDIOS propios
para alcanzar algún fin.
Texto: Romanos 7:11
Título: COMO el Pecado Engaña a los Hombres
Proposición: El dominio universal que ejerce el pecado se debe cuando menos en
parte, a su extrema habilidad para engañar.
Oración de transición: Este hecho nos hace preguntar cómo es que el pecado logra
engañar a los hombres.
I. El pecado engaña al hombre mediante la glorificación de sus supuestos
beneficios
II. El pecado engaña al hombre mediante la desacreditación de la doctrina del
castigo
III. El pecado engaña al hombre mediante la presentación de falsos caminos de
salvación
En este bosquejo la palabra clave "cómo" encuentra su complemento en la palabra
"mediante" que aparece en cada una de las divisiones principales.
(5) El tema puede ser dividido de acuerdo con el principio de EL SIGNIFICADO de
algo.
Texto: Filipenses 1:27-30
Título: Una Vida Digna del Evangelio
Proposición: La exhortación apostólica nos hace preguntar ¿qué cosa es una vida
digna del evangelio?
I. Una vida digna del evangelio es una vida de paz
II. Una vida digna del evangelio es una vida de combate
III. Una vida digna del evangelio es una vida de fe
IV. Una vida digna del evangelio es una vida de amor
En este bosquejo tenemos una palabra clave interrogativa ¿qué es? En cada una de
las divisiones principales la misma palabra clave aparece en forma declarativa "es".
(6) El tema puede ser dividido de acuerdo con el principio de LAS PREGUNTAS
LOGICAS que se pueden hacer respecto al asunto.
Texto: Juan 3:1-18
Título: El Nuevo Nacimiento
Proposición: El requisito indispensable de la salvación es tener la experiencia
personal que Cristo llama el nuevo nacimiento.
Oración de transición: Este extraño asunto de un nuevo nacimiento podrá ser
entendido y apreciado si hacemos y contestamos las tres preguntas que son implícitas en el
pasaje que acabamos de leer.
I. ¿Qué cosa es el nuevo nacimiento?
1. Es una experiencia obrada por iniciativa divina; es "nacer desde arriba".
2. Es una experiencia espiritual; es "nacer del Espíritu".
(1) Una experiencia obrada por el Espíritu de Dios.
(2) Una experiencia obrada sobre el espíritu del hombre
a. Purificándole de sus impurezas anteriores
b. Renovándole para una vida nueva.
3. Es una experiencia que se manifiesta en efectos sobre la vida que pueden
ser comprobados mediante la observación.
II. ¿Quiénes necesitan este nuevo nacimiento?
1. Nicodemo lo necesitó, siendo él:
(1) Un hombre erudito,
(2) Un hombre merecedor de la estima de sus conciudadanos.
(3) Un hombre cumplidor de la religión de sus padres,
2. Luego, todos lo necesitamos
III. ¿Cómo puede el hombre obtener este nuevo nacimiento?
1. Reconociendo que ha sido mordido por la serpiente del pecado
2. Dirigiendo la mirada de la fe hacia aquel que fue levantado en la cruz
como nuestro substituto.
En este plan la palabra clave es "preguntas". Cada división constituye una de las
preguntas lógicas que es posible hacer y contestar acerca del asunto.
(7) El tema puede ser dividido de acuerdo con el principio de la YUXTAPOSICIÓN
DE DOS CONCEPTOS CONTRASTADOS O COMPLEMENTARIOS:
Yuxtaponer: Poner una cosa junto a otra, sin poner conector o elemento de
relación.
Ejemplo: Cuando pensamos en una cosa, viene inmediatamente otra.
Lo positivo y lo negativo; lo divino y lo humano; lo temporal y lo eterno; lo
material y lo espiritual; una pregunta con su respectiva respuesta; y un problema
juntamente con la correspondiente solución.
Texto: Hechos 16:25-34
Título: Una PREGUNTA Importante y Una CONTESTACIÓN acertada
Proposición: Nuestro texto nos presenta una pregunta importante que recibió una
acertada contestación.
I. La PREGUNTA importante fue: "¿Qué es menester que yo haga para ser salvo?
1. En esta pregunta vemos una conciencia de pecado y de perdición.
2. En esta pregunta vemos un anhelo de pureza y de perdón.
3. Pero en esta pregunta vemos también un error y una confusión.
II. La CONTESTACIÓN acertada fue: "Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo".
1. Esta contestación fue acertada porque indicó al Único que es poderoso
para salvar.
2. Esta contestación fue acertada porque indicó la única condición por la
cual podemos ser salvos.
En este bosquejo la frase clave consiste realmente en la yuxtaposición de las dos
palabras "pregunta" y "contestación". Se ve claramente cómo las dos palabras en cuestión
aparecen tanto en las divisiones principales como en las respectivas subdivisiones.
(8) El tema puede ser dividido de acuerdo con el principio de LAS SUGESTIONES
NATURALES DE UNA METÁFORA.
Sugestión: Influencia que algo o alguien provoca sobre la manera de pensar o de
actuar de una persona, que anula su voluntad y la lleva a obrar de una forma determinada.

Ejemplo de términos metafóricos ("Yo soy la puerta"; "Yo soy el camino"; "Yo
soy el pan de vida")
Texto: Juan 6:30-35
Título: La Fiesta del Alma
I. Esta fiesta es para las almas hambrientas
II. En esta fiesta se sirve pan para el alma
III. Esta fiesta se ofrece con el propósito de que las almas participen de ella
IV. Con esta fiesta se nutre la vida del alma
La palabra clave aquí es "fiesta". Cada división principal la contiene.
(9) El tema puede ser divido de acuerdo con el principio de los ASPECTOS QUE EL
TEXTO PRESENTA.
El contenido del texto determina cómo es divido el tema.
Texto: Gálatas 4:4, 5
Título: El Hecho Central de la Historia del Mundo
Proposición: El hecho central de la historia del mundo fue el advenimiento del Hijo
de Dios al pesebre de Belén
Oración de transición: Respecto a este hecho central de la historia del mundo, el
apóstol pablo nos dice en nuestro texto tres cosas.
I. Nos dice que el tiempo escogido por Dios para enviar a su Hijo al mundo fue un
tiempo propicio
II. Nos dice que el método adoptado por Dios para enviar a su Hijo al mundo fue
un método apropiado
III. Nos dice que el propósito con que Dios envió a su Hijo al mundo fue un
propósito adecuado
En este sermón tenemos una frase clave, "nos dice tres cosas". Cada división
principal nos presenta una de las tres cosas que Pablo dice en el texto respecto al hecho
central de la historia del mundo (el advenimiento del Señor Jesús).
Otros textos nos pueden indicar: características, invitaciones, verdades, etc.
Son nueve principios pero a medida que el predicador vaya adquiriendo experiencia
y habilidad, irá descubriendo nuevas maneras de dividir sus asuntos.
2. Conceptos auxiliares o categorías de relaciones
Hay ciertos conceptos auxiliares que el predicador puede emplear con
provecho en la división de sus temas, que le ayudarán a dar variedad y sustancia a la
organización de sus sermones, estos puede ser llamados "categorías de relaciones".
Las más comunes de ellas son las cuatro.
a) La categoría de relaciones temporales (lo pasado, lo
presente y lo porvenir).
b) La categoría de relaciones personales (yo, el prójimo y
nuestro Dios).
c) La categoría de relaciones psicológicas (el intelecto, los
sentimientos y la voluntad).
d) La categoría de relaciones doctrinales. Las Tres Personas
de la Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo); los diferentes atributos
divinos (poder, sabiduría, amor, etc.)
C. La formulación de las divisiones
Para formular sus divisiones es necesario:
1. Como oraciones gramaticales completas.
2. Con la mayor uniformidad posible. (Esto se logra cuando la "palabra
clave" del sermón se encuentra en cada división, cuando menos
implícitamente)
3. De tal manera que producen un efecto cumulativo.

Ejemplo.
Texto: Juan 9:4
Tema: La Obligación Moral del Creyente
I. El creyente está moralmente obligado a trabajar
II. El creyente está moralmente obligado a trabajar de acuerdo con la voluntad
de Dios
III. El creyente está moralmente obligado a trabajar de acuerdo con la voluntad
de Dios ahora mismo
D. El número de las divisiones
Debe ser determinado por la naturaleza del tema o por el contenido del texto,
no pueden ser menos de dos, y no deben ser más de cinco,
E. El anuncio de las divisiones.
¿Debe el predicador indicar en el curso de la presentación de su mensaje
cuáles son las divisiones principales de su asunto?
El predicador tiene que preguntarse siempre: ¿Cómo podré lograr que el
hombre que me escucha perciba claramente las etapas sucesivas del desarrollo de
este sermón?
Realmente hay tres caminos posibles que seguir:
1. El predicador puede hacer un anuncio previo de todas las divisiones y
luego hacer énfasis nuevamente sobre cada una de ellas según las vaya
tocando en el curso del sermón (sermones de la enseñanza)
2. Evitar el anuncio de las divisiones, pero anunciar el curso del
sermón claramente y en la forma más paralela posible.
3. Omitir todo anuncio formal de las divisiones, dependiendo
únicamente de su capacidad como orador para hacer que sus oyentes
percibiesen con claridad la ruta que el pensamiento del sermón estaba
siguiendo.
El predicador puede mostrar a sus oyentes la meta hacia la cual espera llevarlos y la
ruta que piensa seguir.
F. Las cuatro reglas para las divisiones
Aplicar en el trabajo homilético las siguientes cuatro reglas.
1. Ninguna división debe ser coextensiva con el asunto (Coextensiva:
dos conceptos que comparten la misma extensión, o un concepto que
equivale al otro)
2. El conjunto de las divisiones debe cubrir todo el terreno de la
proposición.
3. Cada división debe ser distinta de cada otra división.
4. Todas las divisiones deben tener la misma clase de relación con el
asunto.
De la misma manera en que se aplican estas cuatro reglas a la división del tema,
también deben ser aplicadas a la subdivisión, y así sucesivamente.
CONCLUSIONES
1. Es de vital importancia organizar las ideas que tenemos acerca de lo que vamos a
decir cuando nos paremos frente al pulpito, para facilitar la recepción de nuestro
mensaje a los oyentes.
2. La oración y la lectura de la biblia deben ser disciplinas esenciales para el
predicador, pero también debe abastecerse de herramientas como la homilética, para
que la transmisión de su mensaje sea con la mayor claridad posible.
3. La organización del sermón es nuestro mapa a la hora de predicar, sino tenemos un
sermón bien organizado podemos generar confusión a los oyentes al momento de
querer difundir nuestras ideas.