Está en la página 1de 8

Globalización

Dinámica social
Martinez Real Adriana Selene
PROFESOR: Karen Margarita Guzmán Ramos

04-12-16
CONCEPTOS DE GLOBALIZACIÓN.

La globalización es un fenómeno de carácter internacional: su acción consiste principalmente en


lograr una penetración mundial de capitales (financieros, comerciales e industriales), ha permitido
que la economía mundial (mecanismos que la integran: el comercio, la producción, y las finanzas)
moderna abra espacios de integración activa que intensifiquen la vida económica mundial y Surge
como consecuencia de la internacionalización cada vez más acentuada de los procesos
económicos, los conflictos sociales y los fenómenos político-culturales.

Globalización es un término moderno especialmente usado para describir los cambios en las
sociedades y la economía mundial que resultan en un incremento sustancial del comercial o
internacional y el intercambio

Globalización" es un concepto ambiguo y desatinado, apto sólo para ocultar el proceso real de
expansión del capitalismo en escala mundial.

La globalización es el proceso por el que la creciente comunicación e interdependencia entre los


distintos países del mundo unifica mercados, sociedades y culturas, a través de una serie de
transformaciones sociales, económicas y políticas que les dan un carácter global.

Ha sido definida como el proceso de desnacionalización de los mercados, las leyes y la política en
el sentido de interrelacionar pueblos e individuos por el bien común. Aunque puede ser discutible
que ello lleve a este bien, puede definirse como la fase en que se encuentra el capitalismo a nivel
mundial, caracterizado por la eliminación de las fronteras económicas que impiden la libre
circulación de bienes servicios y fundamentalmente de capitales.

También es un proceso histórico, el resultado de la innovación humana y el progreso tecnológico.


Se refiere a la prolongación más allá de las fronteras nacionales, a la creciente interdependencia
entre los países, a la creciente integración de las economías de todo el mundo ( esto en todos los
niveles de la actividad económica humana), especialmente a través del comercio y los flujos
financieros, abarca además aspectos culturales, políticos y ambientales más amplios.

Entonces podemos decir que la globalización es un concepto que pretende describir la realidad
inmediata como una sociedad planetaria, más allá de fronteras, barreras arancelarias, diferencias
étnicas, credos religiosos, ideologías políticas y condiciones socio-económicas o culturales, o sea
un intento de hacer un mundo que no esté fraccionado, sino generalizado, en el que la mayor
parte de las cosas sean iguales o signifiquen lo mismo.

PROCESO DE GLOBALIZACIÓN

Desde el punto de vista económico, la globalización es un proceso de integración de los mercados


a escala mundial. Para ello, ha sido indispensable la formación de bloques económicos orientados
bajo la lógica de libre comercio, con el fin de reproducir el capital. Este proceso, ha implicado la
creciente interconexión de los mercados de todo el mundo. De ese modo, los eventos, crisis del
sistema económico cada vez afectan con mayor velocidad y fuerza a todos los países del mundo.
En el campo social, implica la reducción de las distancias entre todos los países. Juega un papel
primordial el desarrollo de las comunicaciones, ejemplo de ello es el uso de Internet.

Ese proceso ha tomado mayor fuerza a partir del fin de la guerra fría, hecho que permitió que el
poder y las relaciones económicas estén dominadas por los Estados Unidos, pero esta hegemonía
se enfrenta hoy a bloques como la Unión Europea, y otros bloques en Asia, América Latina y África.

IMPACTO EN LAS ORGANIZACIONES

Amenazas de las Empresas

La mundialización ha modificado la naturaleza y la pauta de la industrialización. Aún las empresas


pequeñas se ven enfrentadas a competidores internacionales.

Los países en desarrollo más avanzados están perdiendo las ventajas competitivas en sectores de
índice de mano de obra muy elevado. La elevación de los salarios reales ha erosionado sus
ventajas de costos, mientras que las cuotas impuestas por los países industrializados limitan su
acceso a los mercados, obligándolos a reubicar algunas de sus operaciones de elevado índice de
mano de obra en economías de salarios bajos.

El rápido aumento de los salarios, aun en condiciones de excedentes de mano de obra, que obliga
a la administración a ascender en la escala tecnológica en busca de una mayor productividad para
justificar nuevas inversiones y conservar la competitividad.

La declinación del empleo en la industria manufacturera a medida que las nuevas tecnologías
genéricas sustituyen mano de obra por capital, pese a las ventajas comparativas de una mano de
obra abundante. Un desplazamiento hacia una mayor dependencia de la producción primaria y
algunos servicios (turismo), causados por la pérdida de las ventajas comparativas en la
manufactura debida a una actualización tecnológica inadecuada, o al cierre de industrias de
sustitución de importaciones que no pueden competir en condiciones de economía abierta.

La Asociación como estrategia de fortalecimiento de las empresas ante la Globalización.

El término asociación surge como uno de los mecanismos de cooperación entre las empresas
pequeñas y medianas que están enfrentando un proceso de globalización de las economías
nacionales. La globalización económica está redefiniendo los procesos de manufactura al localizar
las fábricas en diferentes partes del mundo, abriendo oportunidades pero también significando
amenazas para las PYMES, las cuales además de verse presionadas a cambiar sus paradigmas
gerenciales requieren diseñar nuevos mecanismos de interrelación con el entorno.

El mecanismo de cooperación entre empresas pequeñas y medianas, en donde cada empresa


participante, manteniendo su independencia jurídica y autonomía gerencial, decide
voluntariamente participar en un esfuerzo conjunto con los otros participantes para la búsqueda
de un objetivo común. Los objetivos comunes pueden ser coyunturales, tales como la adquisición
de un volumen de materia prima, o generar una relación más estable en el tiempo como puede ser
la investigación y desarrollo de tecnologías para el beneficio común o el acceso a un
financiamiento que requiere garantías que son cubiertas proporcionalmente por parte de cada
uno de los participantes.
La necesidad de diseñar y adelantar estrategias colectivas pasa a ser no solamente una posibilidad
de desarrollar ventajas competitivas individuales y conjuntas sino que puede llegar a constituir un
requisito básico de sobre vivencia para las PYMEs. Incluso alguna de las estrategias individuales
tendrán éxito en la medida que ellas sean complementadas con estrategias colectivas.

Una distinción adicional de la sociabilidad es el carácter amplio de actividades de cooperación que


puede abarcar. La sociabilidad se puede establecer para múltiples propósitos desde el
financiamiento hasta la investigación conjunta de determinado problema y, al mismo tiempo,
abarcar las diferentes etapas de los procesos básicos de las empresas, a saber, diseño,
manufactura, comercialización, servicio post-venta, entre otros. En principio, no hay limitación del
ámbito de la cooperación en la sociabilidad.

La asociación tiende a confundirse como una asociación de empresas que enfrentan problemas
comunes y que requieren asociarse para presionar ante otra empresa o instancia gubernamental
para una solución.

Para enfrentar las restricciones a la viabilidad de la sociabilidad y garantizar el éxito de la misma se


requieren diferentes acciones por parte de los actores que están envueltos directa e
indirectamente en el proceso. A nivel de la empresa es necesario que la dirección de la misma
adopte la cultura de la cooperación competitiva y busque en consecuencia sus aliados más
importantes: otras empresas con necesidades similares de cooperación

Impacto en los grupos e individuos

Los grupos defensores de los derechos humanos temen que la globalización podría minar todos los
logros alcanzados en cuanto a la configuración normativa de los catálogos de derechos humanos:
de los derechos humanos sociales, por un empeoramiento de las condiciones de vida y de trabajo;
de los derechos de la mujer, por una explotación aún mayor en las «fábricas para el mercado
mundial» y por una expansión intercontinental de la trata de blancas; de los derechos del niño,
por el aumento del trabajo infantil y de la prostitución infantil. Según el Informe Anual de 2001 de
Amnistía Internacional, la creciente presión económica que la globalización ejerce sobre todas las -
sociedades representa una amenaza sistémica para los derechos humanos. ¿Son fundados estos
temores?

La apertura de los mercados para el capital, los bienes y los servicios, y la competencia por las
ventajas de producción han debilitado la capacidad de los Estados para imponer estándares
sociales mínimos y han aumentado el poder negociador de las empresas multinacionales. Su
organización transnacional también reduce la capacidad de gestión de los sindicatos nacionales.

El nuevo mundo globalizado es el resultado del proceso de reestructuración del capital. Ha


cambiado relaciones entre los géneros, subjetividades, valores y ha reordenado el espacio y el
orden político mundial.

Este proceso se ha producido en forma desigual, entre regiones, entre sectores socioeconómicos y
entre los géneros, con diferentes consecuencias que han deteriorado la calidad de vida de todas
las personas. Las mujeres no sólo se ven afectadas como miembros de los hogares y de grupos
sociales desfavorecidos, sino también como resultado de su posición en la división sexual del
trabajo.

El hecho de que sean ellas las responsables del trabajo de cuidado de la familia las lleva a
intensificar el trabajo doméstico para compensar la disminución de los servicios sociales, producto
de la caída de gasto público. Esto significa que los cambios en la asignación de recursos y los
aumentos de productividad que se supone ocurren con programas de ajuste, no toman en cuenta
las transferencias de costos desde el mercado a los hogares. Las mujeres absorben los shocks de
estos programas a través de más trabajo o de hacer rendir los ingresos limitados.

Las responsabilidades familiares hacen a las mujeres más vulnerables a la precarización de los
empleos, ya que muchas veces deben aceptar trabajos de peor calidad, con menor protección
laboral y de seguridad social, a cambio de flexibilidad para compatibilizar trabajo doméstico y
trabajo remunerado. Esto permite transformar esta vulnerabilidad de las mujeres en parte de la
estrategia des reguladora del mercado de trabajo.

La privatización de los sistemas de seguridad social, inciden en mayor medida en las mujeres. La
reproducción humana, como bien social desvalorizado, pasa a representar un costo que debe ser
asumido por el sexo femenino. Las mujeres en edad fértil, tengan o no hijos, deben soportar un
costo mayor de la salud provisional, sustentado en el riesgo de que lleguen a demandar mayores
gastos de atención en salud que los varones.

En el caso de la jubilación, cuando se ha adoptado el sistema de los fondos individuales, el hecho


de que las mujeres gocen de una mayor esperanza de vida, da por resultado pensiones más bajas,
aumentando la pobreza de las mujeres mayores.

Cultura

La definición propuesta habla del grupo humano como sujeto de la cultura. En efecto, toda
persona nace en un grupo humano en el seno del cual vive experiencias relativas a la
supervivencia, a la convivencia y al sentido. Estas experiencias (dimensión visible de la cultura) son
elaboradas internamente por la persona que construye así sus ideas y sus valores (dimensión
invisible de la cultura). Con las ideas y los valores, emprenderá acciones en el grupo humano en el
que vive, convirtiéndose así en "constructor de cultura".

El rápido cambio económico local debido a la economía global genera cambio social acompañado
de tensiones sociales. La gente puede manejar esas tensiones en la medida que se lo permitan las
formas heredadas de conocimiento y comprensión del mundo. El éxito de su adaptación depende
de hasta qué punto pueda forjar un nuevo consenso sobre cómo reinterpretar y adaptar la cultura
heredada. Al irse abriendo ellos mismos a la interacción con otras culturas, se desarrolla cierto
pluralismo dentro de la misma cultura.

El término cultura se usa aquí para denotar “la manera en la que un grupo de personas vive,
piensa, siente, se organiza, celebra y comparte la vida” (CG 34, D4, nota 1). “En todas las
manifestaciones y expresiones de la cultura subyace un sistema de significados, de valores y
criterios y de visiones del mundo que se traducen en lenguajes, gestos, símbolos, roles, estilos y
esquemas de vida, así como en la percepción, análisis, interpretación y evaluación de la realidad a
través de la acción y la expresión”.

Tanto los aspectos materiales (arte, artesanía, tecnología) como los inmateriales (valores,
actitudes, creencias) de la cultura son elementos esenciales de la vida humana. Constituyen el
marco dentro del que funcionan las comunidades al dar un significado común (función
interpretativa) y una valoración común (función normativa) a sus actividades económicas,
sociales, políticas y religiosas. Además, operan a través de instituciones (familia, iglesia, mercado,
gobierno, asociaciones voluntarias) cuyos procesos pueden desarrollarse o cortarse a lo largo del
tiempo. En tiempos de cambio social hace falta una reevaluación permanente de las prácticas
aceptadas.

A medida que las instituciones asociadas con los mercados globales traen nuevos significados y
valores a las instancias culturales locales, se intensifica también el ritmo de cambio. Los medios
modernos de comunicación social, el transporte y el turismo, así como el mundo de los negocios,
difunden nuevas ideas y conductas que alteran la vida diaria de la gente. Entran en las culturas
locales nuevas ideas sobre derechos humanos, incluida la igualdad de género, procedimientos
democráticos, economía de mercado, métodos de producción, esquemas de consumo, uso del
tiempo libre... Dado que viene de afuera y trae consigo el peso y atractivo de lo global y común,
todo ello puede incrementar el sentimiento de pérdida de control de la comunidad sobre sí
misma. Por una parte, una comunidad puede reafirmarse a sí misma rechazando todo lo que se
asocie con la globalización. Pueden surgir entonces movimientos de oposición centrados en las
particularidades religiosas, nacionales, raciales o étnicas.

Entre estos dos extremos de reinterpretación y reevaluación de la vía tradicional y la manera de


negociar por parte de las comunidades, la gente puede buscar adaptaciones y cambios dentro de
una amplia gama de caminos alternativos. Este tipo de responsabilidades implica apreciaciones
racionales de las opciones viables. Pero, en cuanto problema cultural, éstas van más allá de una
racionalidad instrumental. “Lo crucial para una apreciación racional de tales opciones es la
habilidad de la gente en participar en discusiones públicas sobre el asunto” (Sen 1999: 242). Esas
discusiones requieren comprender cómo funciona la globalización.

Supuesta la creciente apertura de las culturas y las formas desiguales en que ellas actúan y se
influyen entre ellas, estas discusiones públicas ocurren tanto entre culturas como dentro de cada
una de ellas. Una participación idónea requiere un ambiente social global dentro del que cada
cultura tenga su voz. En un mundo de pluralismo cultural ninguna cultura puede arrogarse ser la
norma para las otras. En esta situación, la perspectiva superior del bien común global sólo puede
ser el resultado de un diálogo intercultural que se refiera a las tensiones entre mercado y sociedad
en las discusiones sobre política económica.
GLOBALIZACIÓN DE LA ORGANIZACIÓN

La globalización de la administración es una realidad de la vida diaria. Todos los días, los periódicos
están llenos de noticias que nos recuerdan que las organizaciones han adoptado un enfoque
global. Los noticieros hablan, con frecuencia de asuntos como las balanzas comerciales
internacionales y las fluctuaciones de las monedas. No es raro leer acerca de empresas japonesas
que están avanzando en los mercados de Estados Unidos ni de empresas estadounidenses que
están progresando en los mercados de Japón. Se nos informa de administradores de los países que
estaban tras la "cortina de hierro" que ahora se preparan en Europa Occidental o Estados Unidos y
de empresas estadounidenses y británicas que se unen para ofrecer nuevos servicios de
telecomunicaciones y viajes en avión. Hoy, ningún gerente se puede dar el lujo de suponer que su
organización está aislada de todas estas actividades mundiales. Los clientes de los chips de
Sumitomo, como Hewlett – Packard, son testigos de esta afirmación.

Hoy, no es nada raro encontrar una organización global, con oficina matriz en Estados Unidos, que
cuente con operaciones fabriles , por decir algo, Estados Unidos, Alemania y Singapur; que venda
sus productos en docenas de países llamados "Cuatro Tigres" Hong Kong, Singapur, Corea del Sur y
Taiwán.

Las grandes organizaciones no son las únicas que han optado por la vía global, también es cada vez
mayor la cantidad de pequeñas empresas que lo hacen.

La Globalización es el Reconocimiento por parte de las organizaciones, de que las organizaciones


deben tener un enfoque global y no un enfoque local. También puede esta ser definida de muchas
maneras, dependiendo de qué nivel se desee analizar, se puede hablar de la globalización del
mundo entero, de un país, industrias específicas, empresas, hasta de un modelo económico y
político.

A escala mundial, la globalización se refiere a la creciente interdependencia entre los países, tal
como se refleja en los flujos internacionales de bienes, servicios, capitales y conocimientos.

A escala nacional, se refiere a la magnitud de las relaciones entre la economía de una nación y el
resto del país.

La globalización es un proceso de crecimiento internacional o mundial del capital financiero,


industrial, comercial, recursos humanos, político y de cualquier tipo de actividad intercambiable
entre países.

En la actualidad convertir una colección de negocios nacionales en un solo negocio mundial con
una estrategia global integrada es uno de los retos más serios para los administradores de hoy.

Una industria es global en el grado en que haya conexiones entre países. Una Estrategia es Global
en el grado en que está integrada entre diversos países.

El aumento de la competencia extranjera es por sí mismo una razón para que los negocios se
globalizan, a fin de adquirir tamaño y destrezas que les permitan competir más eficazmente. Pero
una motivación aún mayor para la globalización es el advenimiento de nuevos competidores
globales que se las arreglan para competir sobre una base global integrada.

Dimensión social:

Creciente polarización social dentro y entre los países => crecimiento de la brecha entre ricos y
pobres. Número de pobres en países subdesarrollados: 1300 millones (100 millones en países
desarrollados). Otros cálculos revelan que el 20% más rico de la población mundial recibe más del
80% del ingreso mundial (Wolfensohn 2000).

Por demás, la pobreza de ingresos se asocia a registros negativos en los principales indicadores de
salud, educación, alimentación, vivienda y otras áreas básicas del desarrollo humano. Se estima
que más de mil millones de habitantes de países subdesarrollados carecen de acceso a agua
potable y más de 2400 millones de personas no cuentan con saneamiento apropiado. Cerca de mil
millones de adultos son analfabetos. El déficit mundial para lograr la prestación universal de
servicios básicos en los países subdesarrollados asciende a 80 mil millones de dólares anuales
(PNUD 2000); cifra equivalente a la tercera parte del pago promedio anual de los países
subdesarrollados por concepto de servicio de la deuda externa entre 1992 y 2000.

Proliferación del tráfico de drogas, terrorismo, tráfico de armas. Esta situación podría agravarse
considerablemente en los próximos 25 años, sobre todo si se tiene en cuenta que casi 2000
millones más de personas se sumarán a los 6000 millones que actualmente constituyen la
población mundial, y casi todo ese aumento tendrá lugar en los países subdesarrollados (ver
Wolfensohn 2000).