Está en la página 1de 3

Isaías 40:29-31 

El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene


29 

ningunas.
30 
Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;
31 
pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas
como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se
fatigarán.
Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El padre sabe que podemos:

Cansarnos

Quedarnos sin fuerzas

Fatigarnos

Flaquear

Hay dos formas por medio de las cuales llega la tentación y caemos, dejando claro
que las tentaciones no vienen de Dios como lo dice el libro de Santiago, porque
Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie:

1. Cada uno es tentado cuando sus propios malos deseos lo arrastran y


seducen, lo cual es llamado concupiscencia (sentir exceso de deseos no
gratos a Dios, especialmente carnales). En otras palabras podemos decir
que somos tentado por lo que a nuestra carne le gusta.
2. Las tinieblas se aprovechan de nuestra debilidad y elaboran estrategias
para hacernos caer, el mismo Jesucristo fue tentado por satanás en el
desierto, esto lo vemos en el libro de Lucas 4.

Hoy la palabra nos bendice diciendo que llegará el momento donde por tanta lucha
las fuerzas se van a agotar, pero para esta situación Dios garantiza que dará
esfuerzo al cansado y multiplicará las fuerzas del que no tiene ninguna.
Hoy la palabra nos bendice diciendo que llegará el momento donde por tanta lucha
las fuerzas se van a agotar, pero para esta situación Dios garantiza que dará
esfuerzo al cansado y multiplicará las fuerzas del que no tiene ninguna.

Eclesiastés 9:4 Reina Valera Actualizada (RVA-2015)


Pero para todo aquel que está unido a los vivos hay esperanza, pues

mejor es perro vivo que león muerto.

1 Samuel 17:26 Reina-Valera 1960 (RVR1960)


Entonces habló David a los que estaban junto a él, diciendo: ¿Qué
26 

harán al hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de


Israel? Porque ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a
los escuadrones del Dios viviente?

Que te van a dar recompensa?


Hay que pelear efectivamente
Identifica tus batallas. Hay cosas que la mejor manera de pelearlas es ignorarlas.

Y el filisteo venía andando y acercándose a David, y su escudero


41 

delante de él.

Y cuando el filisteo miró y vio a David, le tuvo en poco; porque era


42 

muchacho, y rubio, y de hermoso parecer.

Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con


43 

palos? Y maldijo a David por sus dioses.

Dijo luego el filisteo a David: Ven a mí, y daré tu carne a las aves del
44 

cielo y a las bestias del campo.

Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y


45 

jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el


Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.
Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la
46 

cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las
bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.

Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con
47 

lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras


manos.

Y aconteció que cuando el filisteo se levantó y echó a andar para ir al


48 

encuentro de David, David se dio prisa, y corrió a la línea de batalla


contra el filisteo.

Y metiendo David su mano en la bolsa, tomó de allí una piedra, y la


49 

tiró con la honda, e hirió al filisteo en la frente; y la piedra quedó


clavada en la frente, y cayó sobre su rostro en tierra.

Así venció David al filisteo con honda y piedra; e hirió al filisteo y lo


50 

mató, sin tener David espada en su mano.

Entonces corrió David y se puso sobre el filisteo; y tomando la espada


51 

de él y sacándola de su vaina, lo acabó de matar, y le cortó con ella la


cabeza. Y cuando los filisteos vieron a su paladín muerto, huyeron.