Está en la página 1de 6

COLEGIO DE BACHILLERES

DEL ESTADO DE CAMPECHE


2018
Carbohidratos

Fernando José Ac Noh


Temas Selectos de Química 2
28-4-2018
Carbohidratos
Estructura
Los carbohidratos son compuestos orgánicos que presentan en su composición Carbono (C),
Hidrogeno (H) y Oxigeno (O). El termino carbohidrato se dice que deriva del termino compuesto
“Hidratos de carbono”. La fórmula general de los carbohidratos son:

Cn(H2O)n

Ejemplos: Glucosa: C6(H2O)6=C6H12O6

Galactosa: C6(H2O)6=C6H12O6

Lo anterior es completamente cierto para el tipo de mas simple de carbohidratos que son los
monosacáridos. Mientras que para los oligosacáridos que son carbohidratos compuestos por
varias unidades de monosacáridos, algunas de sus fórmulas generales son:

Disacáridos: Cn(H2O)n-1

Trisacáridos: Cn(H2O)n-2

Clasificación general de los carbohidratos


Clasificación y función biológica de cada grupo de
carbohidratos
Monosacáridos
No solo son los carbohidratos más simples, si no los más extendidos en la naturaleza. Muchos de
los carbohidratos más importantes para los seres vivos se ubicaban en esta categoría.

Los monosacáridos y en general los carbohidratos, tienen en abundancia el grupo funcional


hidroxilo (-OH), que es característico de la familia de los alcoholes.

Los carbohidratos como el D-gliceraldehído y la D-eritrosa se les conoce como aldosas, por
presentar al grupo carbonilo de la misma manera de cualquier aldehído; mientras que aquellos
como la D-fructosa y D-manoheptulosa se les conoce como cetonas, por tener al grupo carbonilo
en posición intermedia, como en las cetonas.

Los monosacáridos también pueden ser clasificados en función del número de átomos de carbono
presentes. Esta clasificación fue propuesta por el químico orgánico Emil Fischer, quien planteo una
manera muy práctica de visualizar la estructura de los carbohidratos.

-Clasificación de los monosacáridos


La mayoría de los monosacáridos presentan una cualidad estructural especial que se conoce como
isomería óptica. El carbono tetraédrico, de presentar quiralidad, puede dar lugar a dos posibles
isómeros llamados enantiómeros, los cuales son un par de isómeros ópticos.

Habras notado que para los nombres de los carbohidratos que ya se han visto, aparece la letra D
como prefijo. Esta D proviene de la palabra latina dexter , que significa “lado derecho”, el cual nos
indica que el carbohidrato presenta una configuración definida, designada arbitrariamente como
D.

Triosomas y tetrosas
Las triosas presentan tres átomos de carbono en su estructura y se encuentran involucrados en
procesos metabólicos muy importantes, como la respiración celular.

Solamente existen dos tetrosas: una aldosa y una cetona. Ya hemos comentando acerca del
gliceraldehído (que es aldosa) la dihidroxiacetona es la otra triosa, aunque clasificado dentro de las
cetonas.

Por otro lado las tetrosas se encuentran en mayor número. Existe una relación matemática simple
con la cual se puede conocer cuántos isómeros ópticos diferentes pueden presentar las
estructuras en función del número de átomos de carbono quirales que presentan: 2 n, donde n=
número de carbonos quirales presentes en el carbono. Las triosas se pueden apreciar que para el
gliceraldehído pueden existir 21 =2 enantiómeros puesto que solo posee un carbono quiral.

Para la tetrosas que son aldosas, estas ya presentan 2 carbonos quirales, por lo que pueden existir
22 = 4 diferentes antiomeros.

Pentosas, hexosas y heptosa


Siendo las pentosas los azucares que presentan 5 átomos de carbono es común encontrarlas en
distinta fuentes, como algunas gomas naturales (arabinosa) o también en la madera. De hecho, la
xilosa es una de los principales componentes de los polisacáridos hemicelulosa, que se calcula
constituye aproximadamente 30% de la materia orgánica de las plantas. Tanto la xilosa como la
ribosa se encuentran abundantemente involucradas en las reacciones de la fotosíntesis.

De la 8 posibles hexosas –constituidas por 6 átomos de carbono- de tipo de aldosa, las más
comunes de la naturaleza son D-glucosa, D-manosa y D-galactosa. La D-fructosa también es muy
común, sin embargo es una cetosa.

Posiblemente en la D-glucosa el carbohidrato más trascendental para los seres vivos. Las células lo
utilizan como fuente principal de energía. La glucosa se produce principalmente mediante la
fotosíntesis, y es el combustible a partir de que inicia la respiración celular. El almidón es la fuente
más común de la glucosa para ciertos mamíferos como los seres humanos, mientras que para los
rumiantes es la celulosa. Las heptosa son muy escasas en la naturaleza, quizás la sedoheptulosa y
la manoheptulosa sean las más comunes, y ambas son cetona.

Oligosacáridos
Posiblemente la glucosa es el monosacárido que más se puede encontrar en los oligosacáridos. Los
enlaces glucosídicos se forman a partir de la pedida de una molécula de agua, por lo que
formalmente se le puede considerar una reacción de deshidratación. Por tanto, cada enlace
glucosídico presente en el oligo o polisacárido implica la perdida de una molécula de agua.

Disacáridos
En la naturaleza se presentan tres disacáridos de manera abundante: sacarosa, lactosa y trehalosa.
La sacarosa es la que conocemos como azúcar de mesa, y está constituida por D-glucosa en forma
de piranosa, y por D-fructosa, en forma de furanosa. La lactosa se encuentra principalmente en la
leche y está formada por una unidad de galactosa y una glucosa. La lactosa forma cerca de 8% de
los componentes de la leche.

Polisacáridos
Dentro de los polisacáridos posiblemente el más importante es el almidón, que, como y se
comentó, está compuesto por residuos de D-glucosa. Sirve como almacén de energía que se
obtiene del sol mediante el proceso de la fotosíntesis en la planta. Se estima que el 65% de la
energía que adquieren los humanos diariamente (conocido popularmente como calorías) proviene
del almidón. El almidón está constituido en si por dos diferentes polisacáridos la amilasa y la
amilopectina. La amilasa contiene de 500 a 5000 unidades de D-glucopiranosa, y la amilopectina
de 100 000 y 1 000 000.

El glucógeno tiene función primordial en los mamíferos que es mantener una concentración
adecuada de D-glucosa en la sangre. Aunque que el glucógeno sea el polisacárido que producimos
los animales, y el almidón sea nuestra principalmente fuente de glucosa (y por lo tanto de
energía), existe otro polisacárido muy importante: la celulosa que es el posible carbohidrato mas
abundante en la tierra. Este polisacárido es muy largo y de estructura lineal contiene de 10 000 a 1
000 000 de unidades de glucosa. La celulosa es poco saludable en agua. La celulosa en fibras es el
material que provee el esqueleto de las plantas.

Metabolismo de los carbohidratos


La respiración celular es un conjunto de reacciones químicas que ocurren en el interior de la célula
para aprovechar la energía química de las moléculas que usa como nutriente. De estas moléculas,
los carbohidratos se desempeñan de un papel de un papel muy importante y de entre ellos, la D-
glucosa representa la principal materia prima en la obtención de energía.

La molécula más importante que se formar al ocurrir la degradación de la glucosa es el trifosfato


de adenosina, comúnmente llamado AT. Las reacciones químicas que experimenta la glucosa
durante la respiración celular se agrupan en tres rutas metabólicas principales que se llevan acabo
de forma secuencial en el siguiente orde:

-Glucolisis

-Ciclo de Krebs

-Cadena de respiratoria
La tres reacciones químicas de la glucolisis se llevan a cabo en el citoplasma de la célula y
producen de forma neta dos moléculas de ATP por cada molécula de glucosa degradada. Las
reacciones químicas correspondientes al ciclo de Krebs ocurren en la mitocondria y producen de
forma neta el equivalente a 2 moléculas de ATP por cada molécula de glucosa degradada. Las
reacciones químicas de cadena respiratoria se llevan a cabo también en la mitocondria y producen
un total de 32 moléculas de ATP mediante una serie de reacciones de óxido-reducción donde se
utilizan las moléculas de NADH y FADH2 producidas durante la glucosis y el ciclo de Krebs. En total
una molécula de glucosa que experimenta un proceso de respiración celular produce 32 moléculas
de ATP.

Cuando el organismo necesita la energía hacen uso de las moléculas de ATP formadas en la
respiración celular. Los organismos biológicos utilizan dicha energía mediante cierto tipo de
moléculas de tamaño mediano como ATP. Para liberar su energía el ATP pierde un grupo de
fosforilo convirtiéndose en ADP (disfosfato de adenosina)