Está en la página 1de 37

Emprendedor

De Wikipedia, la enciclopedia libre


Saltar a: navegación, búsqueda

El término emprendedor, del francés entrepreneur, es usado para referirse a un


individuo que organiza y opera una o varias empresas, asumiendo cierto riesgo
financiero en el emprendimiento.

Fue definido por primera vez por el economista anglo-francés Richard Cantillon
como «la persona que paga un cierto precio para revender un producto a un precio
incierto, por ende tomando decisiones acerca de la obtención y el uso de recursos,
y admitiendo consecuentemente el riesgo en el emprendimiento».

Otros estudiosos han definido este término de distintas maneras, entre ellos:

1803: Jean-Baptiste Say: Un emprendedor es un agente económico que une todos


los medios de producción, la tierra de uno, el trabajo de otro y el capital de un
tercero y produce un producto. Mediante la venta de un producto en el mercado,
paga la renta de la tierra, el salario de sus empleados, interés en el capital y su
provecho es el remanente. Intercambia recursos económicos desde un área de
baja productividad hacia una área de alta productividad y alto rendimiento.

1934: Joseph Alois Schumpeter: Los emprendedores son innovadores que buscan
destruir el statu-quo de los productos y servicios existentes para crear nuevos
productos y servicios.

1964: Peter Parker: Un emprendedor busca el cambio, responde a él y explota sus


oportunidades. La innovación es una herramienta específica de un emprendedor,
por ende el emprendedor efectivo convierte una fuente en un recurso.

1975: Howard Stevenson: El emprendimiento es la búsqueda de oportunidades


independientemente de los recursos controlados inicialmente.
Índice

 1 Etimología y evolución del concepto de emprendimiento


 2 Contexto actual y desarrollo
 3 Emprendedores sociales
 4 En política
 5 Cultura emprendedora
 6 Intraemprendedor
 7 Véase también
 8 Referencias

Etimología y evolución del concepto de emprendimiento [editar]

El término emprendedor deriva de la voz castellana emprender, que proviene del


latín, coger o tomar, aplicándose originalmente -tanto en España como en otros
países- a los que entonces eran considerados aventureros, principalmente
militares, término que posteriormente pasó a tener connotaciones comerciales. La
palabra fue definida por primera vez en el Diccionario de autoridades de 1732,
todavía con esa connotación, como: "La persona que emprende y se determina
a hacer y ejecutar, con resolución y empeño, alguna operación considerable
y ardua".[1] También se le describe como "Señor esforzado y emprendedor de
hazañas notables, como su padre".[2]

Ese sentido y evolución está estrechamente relacionado con el vocablo francés


entrepreneur, que aparece a principios del siglo XVI. Posteriormente, a principios
del siglo XVIII, los franceses extendieron el significado del término a los
constructores de puentes y caminos y a los arquitectos.

Así, L'Encyclopédie define el término entrepreneur como «se dice por lo general
del que se encarga de una obra: se dice un emprendedor de manufacturas, un
emprendedor de construcciones, un manufacturador, un albañil contratista».[3]
La traducción de la frase anterior es difícil, dado que el sentido de las palabras ha
cambiado, pero se ha sugerido que el sentido de la frase francesa -a diferencia de
la hispana- se relaciona con la persona que obtiene un contrato con otros y está a
cargo de su ejecución, lo que en España se denominaba en aquellos tiempos
"maestros de obra" -personajes tales como Carlín o Alonso Rodríguez- o un
contratista en su sentido original: quienes recibían contratos reales -en el sistema
de la Casa de Contratación de Indias- y, en general, quienes contrataban la
producción de algunos bienes por encargo. El elemento de riesgo no aparece aún,
dado que tales personajes financiaban sus actividades sobre la existencia de un
contrato con alguna autoridad y sus ingresos estaban, por lo general, asegurados.
[4]

Posteriormente, ese sentido de «entrepreneur» se generalizó para identificar


tomadores de riesgos económicos.

Jean-Baptiste Say jugó un papel importante en esa generalización, haciendo en


1803 explícito y coherente ese nuevo sentido. En su “Traité d'économie politique”,
[5]
-traducido extensivamente y con gran influencia- Say presentó al “entrepreneur”
(en castellano, empresario[6] ) como el que “dirige una empresa, especialmente un
contratista, actuando como intermediario entre el capital y el trabajo”. [7] Notó que
es raro que tales empresarios sean tan pobres que no posean siquiera parte del
capital que emplean. Sin embargo, para él lo importante es que “el empresario
está expuesto a todos los riesgos mientras que se aprovecha de todo lo que
puede serle favorable”.

Esa concepción perduró hasta comienzos del siglo XX y se puede resumir como la
del propietario que maneja empresas y asume riesgo. Y -se puede alegar- aún
perdura como el sentido general de la palabra en países de habla hispana. [8]

No obstante, esto empieza a cambiar con Joseph Schumpeter, quien sugiere que
invenciones e innovaciones son la clave del crecimiento económico[9] y quienes
implementan ese cambio de manera práctica son los emprendedores. Para
Schumpeter, la clave de este concepto es la capacidad de transformar
innovaciones desde un invento a un producto práctico, lo que implica un alto
riesgo económico. En palabras de Eudald Domènech: “La innovación por la
innovación no sirve para nada. Innovar es crear productos que hagan la vida más
fácil.”[10]

Así, en la concepción moderna, el entrepreneur/emprendedor pasa de ser


principalmente un tomador de riesgos económicos, en general, a un innovador.[11]
Por ejemplo, se ha sugerido que Henry Ford llegó a ser un emprendedor no en
1903, cuando comenzó a producir automóviles, sino en 1908-9, cuando comienza
a producir el modelo T e introduce la producción en cadena, resultando ambas
innovaciones en una revolución tanto en la industria como en la sociedad de
Estados Unidos.

En otras palabras, se sugiere que la diferencia central entre personas del tipo de,
por ejemplo, Bill Gates o Steve Jobs y otros no es que éstos sean los únicos
dispuestos a de tomar riesgos o capaces de ello, sino que estos personajes -
motivado no necesariamente en forma principal por la ganancia [12] - son capaces
de introducir innovaciones que modifican profundamente algún área económica o
la sociedad entera. Posteriormente aparecerán otros que copian o adoptan esas
innovaciones, quienes también asumen un riesgo, pero no son -según esta
concepción- verdaderos emprendedores, sino más bien un hombre de negocios,
un comerciante o un empresario.[13]

Ése es el sentido central de la concepción schumpeteriana acerca del


emprendedor: los entrepreneurs son aquellos capaces de, superando resistencias,
incorporar tales innovaciones a los procesos del mundo real: “la gran mayoría de
los cambios en las comodidades del consumo han sido forzados por los
productores sobre los consumidores, los que, más a menudo que no, han resistido
el cambio y han tenido que ser educados por las elaboradas técnicas psicológicas
de la publicidad”.[14]

Esta visión, del emprendedor como creador de colores especialmente materiales,


[15]
o desarrollo económico,[16] puede ser concebida como un retorno al espíritu del
término hispano primigenio, cuando se aplicaba a quienes crearon los elementos
físicos básicos -desde catedrales y palacios a máquinas y sistemas de
organización- de la Edad Moderna. Hay quien, con en ese espíritu, en la
actualidad considera al emprendedor como un héroe cultural. [17] [18] [19] Según
Fernando Giner y Grima, el emprendimiento no es una moda política, es el
espacio económico creativo que ha generado el enorme cambio tecnológico que
suponen las tecnologías de la información y el agujero negro provocado por la
falta de crédito a las pymes tras la crisis financiera de 2008.

Contexto actual y desarrollo [editar]

Todo lo anterior ha dado origen a dos posiciones o percepciones principales.


Primero, una posición que puede ser trazada en torno a Adam Smith y los clásicos
en general, para quienes la innovación es una cualidad humana que se manifiesta
en la solución de los problemas: dado la existencia de éstos, alguien los percibirá
y encontrará alguna solución. Algunas de esas posibles soluciones fallarán o no
serán adoptadas, otras adquirirán una gran difusión y éxito económico. Esta
posición está representada en la actualidad en las posiciones de la llamada
escuela austriaca: “el emprendedor está alerta ante las oportunidades que se
presentan en el mercado... Allí donde el emprendedor cree ver un desfase de
precios entre los recursos y sus usos, se vislumbra y se puede explotar una
oportunidad de negocio. En un entorno de incertidumbre, el emprendedor puede
equivocarse en sus presunciones; si acierta, la implicación es que ha encontrado
un mejor uso para el recurso hasta entonces infravalorao y el mercado le premia
con beneficios que, como bien sabemos, tienen una vida efímera. Si falla, ha
malgastado ese recurso y no le queda más que soportar las pérdidas de su fallida
actuación,”[21] (ver Ebeling en enlaces externos).

Otros perciben la innovación efectiva como dependiente de factores previos: “A


nuestro juicio, la innovación es una actitud cultural que se sustenta en el
conocimiento del mundo que provee la ciencia, y que posibilita por un lado generar
y, por otro, sacarle partido, a las herramientas conceptuales y tecnológicas de las
que disponemos, identificar problemas, encontrar las soluciones apropiadas y
tener la capacidad de transferir estas soluciones a otros contextos u otros
problemas. Es decir, podemos crear o modificar distintas soluciones a fin de
ponerlas en circulación, pero ellas se sustentan en un saber que ha llegado a su
fase creativa como resultado del aprendizaje acumulado y de la maduración
alcanzada por ese saber “.[22]

En otras palabras: si, si consideramos que innovar es adaptar una invención al


mercado -”Es el proceso en el cual, a partir de una idea, invención o
reconocimiento de una necesidad, se desarrollao un producto, técnica o servicio
útil hasta que sea comercialmente aceptado”[23] - es obvio que alguien tiene que
haber hecho esa invención previamente. A su vez, en el mundo contemporáneo,
esto depende crecientemente de desarrollos en la educación y estudios científicos
y técnicos.

Así, por ejemplo, Joel Shulman aduce: “Una investigación de Harvard sostiene que
América Latina tendrá dificultades para avanzar porque no está generando un
número suficiente de nuevas patentes. En el texto, el autor hace una comparación
entre México y Singapur hace 30 años. En ese tiempo, el país latinoamericano
superaba a Singapur, pero a partir de entonces ha venido decayendo, mientras
que Singapur tomó una posición muy fuerte frente a otros mercados. En definitiva,
el argumento es que si un país no desarrolla nuevas patentes, entonces se va a
quedar atrás”.[24]

Sin embargo, y dada la necesidad de generar riqueza y empleos, en el contexto


económico actual se empieza, en muchos países, a dedicar esfuerzos en las
innovaciones organizativas como instrumento del desarrollo del potencial creativo
general. Esto lleva a investigar el papel y la evolución de las pymes en general:
por un lado las microempresas o startup y por otro las empresas asociativas o de
autogestión. Esto también tiene una dimensión de búsqueda de independencia
económica de las comunidades y desarrollo humano a través de una economía
social que trascienda la centralización administrativa y burocratizante de las que
las grandes empresas -tanto estatales como privadas- suelen adolecer. Es decir,
esta visión intenta poner la responsabilidad y el control del desarrollo en las
comunidades mismas, lo que se espera, produciría soluciones locales, basadas en
conocimientos y recursos locales a problemas locales. [25]

En algunos casos son las grandes empresas, a través de sistemas concursales,


los que fomentan la innovación y el emprendimiento, con la idea de impulsar ideas
y start-ups, asesorándolas, tutorizándolas y presentándolas a foros de inversores
internacionales con el aval de estas grandes corporaciones. [26]

En La educación de los emprendedores, Arieu considera que el énfasis que se


está dando a la difusión y el desarrollo del espíritu emprendedor tiene sus raíces
en una multiplicidad de factores entre los cuales es posible mencionar:

 El reconocimiento de un destacado rol de las pequeñas empresas en la


creación de riqueza y trabajo.
 El notable aporte de las nuevas tecnologías a la generación de nuevos
productos y empresas, con la consecuente deslocalización espacial de una
importante parte de la actividad económica.
 Una vida laboral caracterizada por ciclos de trabajo asalariado, empleo por
cuenta propia y desocupación.
 La orientación de las teorías económicas hacia factores humanos (capital
humano) que afectan los procesos de crecimiento y desarrollo económico,
por ejemplo, a partir de procesos de aprendizaje.

En Finanzas para emprendedores, Florencia Roca resalta que, a diferencia de


inversores en el mercado de valores, los emprendedores típicamente concentran
en su empresa la mayor parte de su capital. De tal forma que son inversores poco
diversificados (en términos de la teoría de Markowitz), que potencialmente podrían
lograr grandes beneficios de reducción de riesgo simplemente buscando
correlaciones negativas con otras inversiones.[27]
Beneficios del Espíritu Emprendedor - Fomenta el crecimiento económico -
Incrementa la productividad - Crea tecnologías - Fomenta la competencia en los
mercados - Aumenta la tasa de PyMES

Emprendedores sociales [editar]

También se llama emprendedora a la persona que emprende por igual la creación


de otros tipos de organizaciones o instituciones no necesariamente comerciales,
como las cívicas, las sociales o las políticas. Esto es debido a que el acto de
emprender en sí no sólo es característico del mundo de los negocios o el
comercio, sino que es transversal a la sociedad del siglo XXI.

Un caso "mixto" es el del emprendedor o emprendimiento social que busca


generar beneficios económicos a la par de tener un enfoque desarrollado en
potenciar el bienestar humano que trascienda lo económico y beneficie también a
la sociedad en su conjunto.

En política [editar]

El agorismo es una forma de anarquismo que plantea a los emprendedores como


la clase social emergente, el emprendetoriado, dentro de una economía dinámica,
libre de trabas o mercado libre, en un orden político voluntario o anarquía. Para
esta doctrina política, el auge de los emprendedores sería propio de una economía
red, de mercado popular y de propietarios radicales.[cita  requerida]

Cultura emprendedora [editar]

La ley española 14/2003, de apoyo a emprendedores, [28] recoge que es objeto de


la misma, entre otros, la cultura emprendedora.

La cultura emprendedora es el conjunto de cualidades, conocimientos y


habilidades necesarias que posee una persona, para gestionar un proyecto
concreto o su rumbo profesional. La cultura emprendedora está ligada a la
iniciativa y acción.El tenerla, ayuda:[29]
 por un lado, a saber lanzar nuevos proyectos propios con autonomía, con
capacidad de asumir riesgo, con responsabilidad, con intuición, con
capacidad de proyección al exterior y con capacidad de reaccionar y
resolver los problemas;
 por otro lado, a saber llevar a cabo proyectos de otros con el mismo espíritu
de innovación, responsabilidad y autonomía.

La falta de educación emprendedora (o educación en emprendimiento) es una de


las causas de que no exista cultura emprendedora. Por lo que para promover el
espíritu emprendedor, y de esta manera las actitudes, habilidades y, por lo tanto,
dicha cultura emprendedora, se debe enseñar a emprender desde la educación
primaria, que es lo que prevé la ley. Nótese que dicha ley es nula en lo relativo al
derecho a la educación al entrar en conflicto con el artículo 81 de la Constitución
Española.[30]

Se pueden fomentar determinadas competencias como la capacidad de resolver


problemas, de analizar, planificar, evaluar y tomar decisiones, de asumir
responsabilidades, de cooperar, de trabajar en equipo, de comprometerse en
nuevos papeles, de desarrollar la confianza en uno mismo, de aprender a pensar
de modo crítico e independiente, de ser más creativo e innovador y con más
iniciativa personal, de preparase para asumir y limitar el riesgo.

¿Cómo debe utilizar las teorías motivacionales un emprendedor?

Para un emprendedor al utilizar distintas herramientas para un camino al éxito


deben ser importantes las motivaciones. Por eso existen teorías tanto enfocadas
en valores, como en relaciones interpersonales y en conjunto, que ayudan al
emprendedor a tener una mejor visión sobre cómo actuar y reaccionar ante las
diferentes circunstancias que sobre la marcha se le irán presentando. Por eso el
uso adecuado de estas teorías hará que el emprededor tenga una mejor visión
sobre lo que hará en un futuro.
Intraemprendedor [editar]

Un intraemprendedor o imprendedor es aquel trabajador con visión empresarial,


que invierte tiempo suficiente en las ideas innovadoras desde el interior de la
propia empresa, a través de procesos abiertos que las recogen, moldean, mejoran
y canalizan en forma de negocio, beneficiándole a él mismo y al crecimiento de la
propia empresa en la que presta sus servicios.[31]

CARACTERÍSTICAS DEL EMPRENDEDOR O EMPRESARIO DE ÉXITO

Por Crece Negocios Emprendedores 62 comentarios

A continuación les presentamos una lista conformada por las principales


características que se suelen encontrar en los emprendedores o empresarios de
éxito y, por tanto, los requisitos que debemos cumplir si es que queremos llegar a
ser uno de ellos.

Cabe señalar que para alcanzar el éxito en los negocios no es necesario contar
con todas las características que mencionaremos; pero mientras más de ellas
poseamos, mayores posibilidades tendremos de lograrlo.

Asimismo, si pensemos que no tenemos algunas de estas características, o que


algunas de ellas las tenemos poco desarrolladas, ello no significa que poco a poco
podamos ir adquiriéndolas o desarrollándolas.

Veamos a continuación cuáles son estas características, cualidades o atributos de


un emprendedor o empresario de éxito:

Energía y entusiasmo

Un emprendedor empresario de éxito es una persona llena de energía y


entusiasmo.
Tiene suficiente energía como para cumplir con todas las diferentes funciones o
tareas que conlleva ser un emprendedor o empresario, y tiene suficiente
entusiasmo como para realizar dichas funciones o tareas con alegría y pasión.

Para lograr dicha energía y entusiasmo ama, se divertirse y gusta mucho de lo que
hace. Y, además, es consciente de los beneficios o recompensas que conlleva
lograr el éxito en un negocio propio, se repite constantemente a sí mismo estos
beneficios o recompensas, y los utiliza para motivarse a seguir adelante.

Confianza en sí mismo

Un emprendedor empresario de éxito es una persona con confianza en sí mismo.

Es consciente de sus virtudes y capacidades, las cuales trata de mejorar y


sacarles el máximo provecho, pero también es consciente de sus limitaciones y
defectos, los cuales trata de corregir y superar.

En cuanto empiezan a surgir los problemas o dificultades, sigue adelante pues


confía en sí mismo, confía en que sus virtudes y capacidades les ayudarán a
sortear y hacer frente a estos problemas o dificultades.

Perseverancia

Un emprendedor empresario de éxito tiene la suficiente tenacidad, determinación y


perseverancia para hacer frente a los obstáculos, dificultades, imprevistos o
caídas que pueda tener en su camino.

Sabe que en el camino de un emprendedor empresario siempre surgirán estos


inconvenientes, y cada vez que ello sucede, es persistente y sigue adelante.

Sabe, por ejemplo, que las caídas son parte del camino hacia el éxito, y por ello,
ante una caída no se detiene, y más bien, la utiliza como impulso y motivación
para seguir adelante.
Y, en cuanto a los errores, sabe que por más preparado que esté, no es perfecto y
siempre los cometerá; pero sabe que precisamente de ellos es cuando uno más
aprende, por lo que cada error que comete lo valora y aprende de él para ser cada
vez mejor.

Paciencia

Un emprendedor empresario de éxito sabe que el éxito no llega de la noche a la


mañana, sabe que para alcanzarlo se necesita tiempo, trabajo y dedicación.

Sabe que el camino hacia el éxito es largo y lleno de dificultades, por lo que tiene
la suficiente paciencia para buscarlo.

Para lograr paciencia, confía en sí mismo y en su capacidad. Sabe que por más
esquivo que parezca o por más que demore más de lo previsto, el éxito tarde o
temprano será suyo.

Capacidad para adaptarse a los cambios

Un emprendedor empresario de éxito está siempre atento a todo lo que suceda en


el mercado.

Está consciente en todo momento de los cambios que puedan suceder y trata
siempre de preverlos, por ejemplo, está atento a las nuevas preferencias o gustos
de los consumidores, a las nuevas tendencias, a las nuevas modas, a los nuevos
competidores, a sus nuevas estrategias, etc.

Y, a la vez, tiene la capacidad para adaptarse rápidamente a estos cambios, es


decir, tiene la suficiente flexibilidad como para guiar su negocio o empresa de tal
modo que pueda aprovechar estos cambios o hacerles frente oportunamente.

Por ejemplo, tiene suficiente flexibilidad para dejar de lado sus antiguos productos
y diseñar otros que satisfagan las nuevas preferencias o gustos, para dejar de
lado antiguas estrategias de marketing y diseñar nuevas que le permitan hacer
frente a las de sus nuevos competidores, para aceptar que cuenta con tecnología
obsoleta y que necesita adquirir nueva que le permita estar acorde con el
momento actual.

Tolerancia al riesgo

Un emprendedor empresario de éxito busca minimizar los riesgos en sus


emprendimientos o negocios.

Para ello se informa, se capacita, se prepara, planifica, prevé posibles percances,


diseña estrategias de emergencia, etc.

Sin embargo, es consciente de que por más planificación o preparación que


realice, siempre existirá el riesgo de que las cosas no resulten como lo esperado,
de que surjan dificultades, imprevistos o percances.

Un emprendedor empresario de éxito es consciente de ello, y por eso se prepara


mentalmente, sabe que el riesgo es parte de la vida de un emprendedor
empresario, y lo enfrenta y asume con total responsabilidad por lo podría pasar.

Creatividad e innovación

Un emprendedor empresario de éxito es una persona creativa e innovadora.

Sabe que en el contexto actual, debido a la alta competencia y las exigencias de


los consumidores, la clave del éxito empresarial está en ser creativo e innovador.

Sabe que el ciclo de vida de un producto es cada vez más corto, y por ello, está
constantemente siendo creativo e innovando, ya sea creando nuevos productos o
servicios, o rediseñando o mejorando los que ya ofrece.

Visión de negocios

Un emprendedor empresario de éxito tiene la habilidad para identificar


oportunidades de negocio donde otros no las ven.
Para ello, está constantemente analizando el mercado, analizando los nuevos
gustos, las nuevas modas, estudiando tendencias, etc.; sabe igualmente
proyectarse en el futuro y prever los cambios que se avecinan.

Asimismo, está permanentemente en búsqueda y atento al surgimiento de nuevas


oportunidades de negocio.

Y, en cuanto detecta una oportunidad atractiva, la estudia y analiza, y si descubre


que es una buena oportunidad, no pierde el tiempo y consigue rápidamente todos
los recursos necesarios que le permitan capitalizarla.

Capacidad para rodearse con las personas indicadas

Un emprendedor empresario de éxito sabe identificar a las personas que les


puedan ayudar a alcanzar el éxito en sus emprendimientos o negocios.

No busca personas que sepan menos que él, sino que busca personas mejor
capacitadas que él en determinados aspectos. Sabe que solo así puede crear un
buen equipo que se complemente bien.

Sabe identificar este tipo de personas no solo por su apariencia, sino también por
sus palabras, sus gestos o su modo de expresarse.

Y luego, una vez identificada estas personas, las contrata o se asocia con ellas, y
luego, al trabajar con ellas, sabe liderarlas.

Liderazgo

El emprendedor empresario de éxito ejerce la calidad de líder.

Tiene la habilidad y capacidad para influir, inducir, animar y motivar a sus


trabajadores, para que éstos lo sigan con entusiasmo, por voluntad propia y sin
poner condiciones.
Su carisma e inspiración hace que sus trabajadores o personas que lo rodean se
identifiquen, no solo con él, sino también con sus ideas, proyectos,
emprendimientos y negocios que decide realizar.

Capacidad para planificar

Un emprendedor empresario de éxito es consciente de la importancia de la


planificación.

Sabe que al planificar objetivos, recursos y estrategias, tendrá mayores


posibilidades de alcanzar el éxito, pues logrará un manejo más eficiente de su
negocio, además de que minimizará el riesgo.

Por lo que antes de cada emprendimiento o negocio que decide emprender,


investiga bien, se informa, analiza y planifica todas las acciones, objetivos,
recursos y estrategias que realizará.

Capacidad de decisión

Un emprendedor empresario de éxito cuenta con el conocimiento, experiencia,


capacidad y sentido común necesario para tomar buenas decisiones.

Sabe que en el mundo de los negocios cada decisión es importante y, por tanto,
antes de tomarlas, se toma su tiempo, las medita y analizar bien.

Pero también sabe que en ocasiones debe tomar decisiones rápidamente. Sabe
identificar estos momentos, y en ellos tomar rápidas decisiones confiando en su
instinto de empresario, sin remordimientos y asumiendo su responsabilidad.

Capacitación constante

Un emprendedor empresario de éxito sabe que el aprendizaje nunca termina, sabe


que siempre habrá algo nuevo para saber y aprender.
Por ello, a pesar de lo que mucho que sepa o sea capaz, siempre busca la manera
de seguir aprendiendo o capacitándose, ya sea por cuenta propia o asistiendo a
cursos o seminarios.

Pero no solo busca seguir capacitándose para de ese modo ser más competente,
sino también para estar a la par con los nuevos avances, las nuevas tecnologías y
las nuevas técnicas o herramientas empresariales.

Sabe que el cambio es vertiginoso, y procura siempre estar al día con los nuevos
cambios o avances y, de ese modo, poder usarlos a su favor o poder hacerles
frente oportunamente.

HOMBRE EMPRENDEDOR

Un hombre emprendedor es alguien que tiene características que lo ayudan a


detectar oportunidades, son constantes en sus ideas y buscan la forma de iniciar
con nuevos proyectos, a pesar de que exista mucho riesgo. Si quieres hacer un
cambio en tu vida y animarte a hacer cosas distintas, acá te compartimos qué es
ser un hombre emprendedor. ¡Atento!

 Tener energía para enfrentar dificultades en los nuevos proyectos.


 Atreverse a afrontar riesgos.
 Convicción y saber hacia dónde se quiere llegar en la vida profesional.
 Dedicar tiempo a nuevos proyectos.
 Disfrutar de los desafíos y no dejarse vencer cuando existan problemas.
 Aceptar los fracasos y verlos como una oportunidad de empezar algo
nuevo.
 Buena capacidad para relacionarse con otros y tener buenas relaciones con
compañeros de trabajo.
 Ser buen comunicador y saber expresar las ideas de forma adecuada.
 Pensar que cualquier día es bueno para empezar con una actividad distinta.
Perfil del emprendedor – Cualidades y características de los emprendedores
Emprendedores

Mucho se ha dicho que los emprendedores tienen un gran liderazgo.


Normalmente, los emprendedores son opuestos a los administradores. En el caso
de los administradores, se habla de que son menos proclives al riesgo y además
mucho más metódicos.

photo credit: gregloby

Sin embargo, los emprendedores pueden tomar riesgos y son mucho más
creativos. Algunas de las características de los hombres de emprendimientos son:

*Motivación
El emprendedir es una persona motivada por una gran necesidad de logro y ganas
de construir algo.

*Pragmáticos
Duros, hechos en la práctica, con necesidades de independencia y logro. Pocas
veces se someten a la autoridad.

*Inteligencia emocional
Tienen un tipo de inteligencia más emocional, son cambiantes, pensativos, llenos
de ideas, ingeniosos y llenos de recursos.

* Optimistas
Buscan el lado bueno de las cosas y de los negocios, especialmente cuando
toman decisiones. Tienen confianza en ellos mismos y en la gente.

* Visionarios
Tienen la posibilidad de prever el futuro. Son entusiastas y tratan de implantar su
visión en la empresa. Algunos tienen la visión desde el principio, otros van
creando el camino al andar.
*Persistentes
Es necesario insistir, estar determinado. Éstas son las formas en las que el
emprendedor sabe que puede cambiar su destino y su realidad. Además, sabe
que las cosas no se hacen de un momento para otro.

*Toma de riesgos
Los emprendedores toman riesgos prudentes. Evalúan costos y necesidades del
consumidor.

*Toma de decisiones
El emprendedor tiene que ser determinado y dar el paso. Las cosas tienen que
hacerse  para ello se requiere tomar las decisiones correctas en el momento
correcto.

Que es el emprendimiento

¿Estás cansado de trabajar para otra persona? ¿Quieres ser independiente, o si lo


eres quieres llevar tu negocio a otro nivel? ¿El dinero que te pagan en tu trabajo
no te alcanza para nada? Si respondiste que si a alguna de las preguntas
anteriores, o simplemente te da curiosidad, esta página es para ti.

“Desde que estaba en la universidad sentía un vacío con mi carrera, esta no


llenaba mis expectativas y no era del todo feliz. En los últimos semestres, me
empecé a interesar por temas de emprendimiento y creación de empresas. Gané
mi primer concurso de ideas de negocio, pero esta nunca se llevó a cabo; empecé
a trabajar para una compañía y allí mi tiempo para dedicarle a temas de
emprendimiento desapareció. Cuando me sentí agobiado por mi trabajo y sentía
que no era lo que quería hacer por el resto de mi vida, empecé a buscar de nuevo
información acerca de temas de emprendimiento y encontré información muy
valiosa. Conocí que era la Independencia Financiera y como alcanzarla, luego
tomé la decisión de ser independiente y empezar mi primer emprendimiento.”
Si aún no has tomado la decisión de ser independiente y empezar con tu primer
emprendimiento te ruego que aprendas primero un poco sobre Independencia
Financiera e Inteligencia Financiera. Estos conceptos te darán un norte más
claro de hacia dónde ir si te lanzas al mundo de emprendimiento y los negocios. Si
ya eres independiente y quieres llevar tu negocio a otro nivel también te puede
interesar conocer sobre estos temas.

Invierte tiempo en educarte financieramente antes de invertir tu dinero y estas


páginas pueden ser un buen comienzo.

¿Qué es emprender?

Emprender es identificar una oportunidad y organizar los recursos necesarios para


poner en marcha una idea y sacar provecho de ella. Emprender no es fácil y ser
emprendedor no es para todo el mundo, sin embargo puede hacerse y muchas
personas han basado sus proyectos de vida creando muchas empresas a lo largo
de su vida. Todo se resume en querer serlo  y dedicarte a incrementar tus
habilidades personales para ser un emprendedor exitoso.

5 reacciones a Emprendimiento

ACTIVIDAD EMPRENDEDORA E INNOVACION CORPORATIVA

Se denomina emprendedor a aquella persona que identifica una oportunidad y


organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha.
Las investigaciones de percepciones describen al emprendedor con términos
como o innovador, flexible, dinámico, capaz de asumir riesgos, creativo y
orientado al crecimiento. Por otra parte, popularmente se define como la
capacidad de iniciar y gestionar empresas nuevas 1[1].

1
Una actitud emprendedora va de la mano de estrategias, procedimientos y metas
por alcanzar, también cuando se requiera de la innovación en una actividad
productiva o simplemente en una institución sea cual sea su giro se requiere de
seguir una planeación adecuada, acorde a sus necesidades de cambio y sobre
todo ver una perspectiva de que es lo que se quiere mejorar para implementar y
desarrollar una administración estratégica que mejore la productividad, se
establezca un entorno entera confianza entre los trabajadores y que mejoren su
calidad de vida.

La actividad emprendedora e Innovación corporativa va ligada con la


administración estratégica y algunos conceptos se manejan en esta área como la
inversión, innovación y la imitación.

Existen ciertas características con las que un emprendedor tiene que contar, tales
como, agresividad, pro actividad e innovación.

La actitud empresarial corporativa es vital en las empresas ya que es el conjunto


de capacidades que posee una compañía para producir o adquirir productos y
servicios nuevos y dirigir el proceso de innovación, esto es hoy en día algo muy
esencial en las organizaciones, ya que el papel de los lideres consiste en inspirar
a los miembros de la organización para que trabajen en equipos para obtener
resultados significativos y así crear una actitud corporativa favorable para el
desempeño de sus actividades.

La innovación y el espíritu emprendedor juegan un papel muy importante ya que


estos son el punto de lanza para poder innovar estrategias dentro de las
organizaciones, fuera de lo común ya que permite que los gerentes puedan
atreverse a crear nuevas alternativas que sean del todo innovadoras y que le
permitan a las organizaciones estar un paso delante de la competencia, por lo que
si se logra hacer una buena mezcla entre innovación, emprender y estrategias,
lograra grandes ventajas competitivas para la empresa.
Actividad Emprendedora e Innovación Corporativa

Se denomina emprendedor a aquella persona que identifica una oportunidad y


organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha. Las investigaciones de
percepciones describen al emprendedor con términos como o innovador, flexible,
dinámico, capaz de asumir riesgos, creativo y orientado al crecimiento. Por otra
parte, popularmente se define como la capacidad de iniciar y gestionar empresas
nuevas. De todas formas ninguna definición del acto del emprendedor es lo
suficientemente precisa o descriptiva para señalara la persona o grupo que en
general que desea ser innovador, flexible y creativo. El termino emprendedor
deriva de la voz en castellano emprender, que proviene del latín in-en y prendere-
coger o tomar. En economía fue definido por primera vez por Richard Castillón en
1755 como el proceso de enfrentar la incertidumbre. En el contexto económico
actual la necesidad de innovar, generar riqueza y desarrollar el potencial creativo
se empieza a asociar con mayor fuerza, por un lado los pymes y por otro a las
personas  asociativas; esta en contexto de viaje de búsqueda de independencia
económica de grandes empresas estables y privadas y centralización
administrativa burocratizante de los que estas corporaciones pueden adolecer. En
la educción de emprendedores se menciona que muy probablemente el fuerte
énfasis que recibe la difusión y el desarrollo del espíritu emprendedor tenga sus
raíces es una multiplicidad de factores entre los cuales es posible mencionar:* El
reconocimiento de un destacado rol de pequeñas empresas en la creación de la
riqueza y desocupación.* El notable aporte de las nuevas tecnologías a la
generación de nuevos productos y empresas, con la consecuente des locución
espacial de una importante parte de la actividad económica.* Una vida laboral
caracterizada por ciclos de trabajo escolarizado, auto empleo y desocupación.

1.5 ACTIVIDAD EMPRENDEDORA E INNOVACIÓN CORPORATIVA


“Se denomina emprendedor a aquella persona que identifica una 
oportunidad y organiza los recursos  necesarios  para ponerla  en marcha.
Las investigaciones de percepciones describen
a  emprendedor con términos  como innovador,
flexible, dinámico, y orientado al  crecimiento. 

Por otra parte,
popularmente se define como la capacidad de iniciar y gestionar empresas
nuevas.”[1] 

La creencia generalmente extendida de un mayor índice de actividad


emprendedora necesariamente aparejado un mayor volumen de creación de
puestos de trabajo ha sido puesta en entredicho por anteriores ediciones .al
parecer un gran número de países inmersos se detecta que las nuevas iniciativas

Emprendedores

Las 7 responsabilidades del liderazgo

Conoce cuáles son los compromisos clave al convertirte en el titular de una


empresa o proyecto; alcanzar metas e idear soluciones a los conflictos son
capacidades deseables en un buen dirigente.

Miércoles, 28 de diciembre de 2011 a las 6:01 AM

LIDERAZGO PYME

Por: Viridiana Mendoza Escamilla


CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Qué hace que un hombre que abandonó la educación secundaria se convierta en


un millonario?, la respuesta está en la capacidad para dirigir proyectos. Bryan
Tracy es un hombre adinerado, presidente de la consultoría de capacitación Brian
Tracy International, sin embargo, hace tan solo unos años era un joven confundido
que dejó sus estudios para emplearse como obrero, lavalozas, y asistente de
granjero.

Cuando cumplió 25 años se convirtió en vendedor y ahora su empresa de


consultoría tiene un valor de 265 millones de dólares, la clave de su éxito radica
en su capacidad de dirigir. En su libro "¿Cómo lideran los mejores líderes?",
explica que existen siete responsabilidades que nunca cambian en todas las
organizaciones.

"En una escala del uno al 10, tus capacidades en cada una de éstas siete áreas
determinan tu valía como elemento en una organización", señala.

Así, las siete responsabilidades principales de un líder son:

1) Establecer y concretar metas comerciales: La principal razón de los fracasos


comerciales y ejecutivos es la incapacidad para lograr metas de ventas,
crecimiento, productividad y rentabilidad. Establecer y alcanzar metas implica
planificar y realizar estrategias no sólo es seguir un camino para conseguirlas.

2) Innovar y comercializar: Tomando en cuenta que las empresas tienen el


objetivo permanente de conseguir clientes y conservarlos, el  líder debe promover
la innovación continua de productos y servicios.

3) Resolver problemas y tomar decisiones: Una meta sin alcanzar es un


problema por resolver, si quieres ser un buen líder, las dificultades y las barreras
deben dejar de serlo para convertirse en retos que puedan ser superados.

4) Establecer prioridades y tareas clave: El tiempo es el recurso más escaso: es


limitado, perecedero, irrecuperable e irremplazable. La manera en la que asignas
el tiempos puede ser un determinante crucial para tus logros.

5) Ser un modelo para los demás: Enseñar con el ejemplo es la única forma en
que se puede lograr aprendizaje en una organización. Los líderes se comportan
como si los estuvieran viendo aún cuando nadie los mira.

6) Persuadir, inspirar y motivar a otros a seguirte: Si las personas no te siguen


entonces no eres un líder. Para lograr que tus compañeros te sigan y respalden es
necesario ganar su confianza y respeto.
7) Tener un buen desempeño y obtener resultados: La capacidad de obtener
los resultados que se esperan es un factor que determina cuán exitoso eres , es
por ello que tu manera de desempeñarte debe relucir de manera positiva pues
demostrará que las metas que trazaste son alcanzables.

Emprendimiento y responsabilidad social

 Emprendedores
 4. septiembre .2013

Cómo aprovechar la Responsabilidad Social Empresarial para crear valor para el


emprendedor y para su entorno.

 Una de las condiciones fundamentales para hacer competitivas a las empresas es


su capacidad para generar confianza en todos los grupos con quienes se
relaciona, así como su habilidad para responder a las crecientes demandas
sociales.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es uno de los temas que cada día
cobra mayor importancia porque conjuga los intereses y requerimientos de todos
los actores sociales y permite involucrar sus objetivos y necesidades bajo la
premisa del bien común y la ética social. La incorporación temas relativos a la
RSE en el quehacer empresarial debe de ir más allá de la implementación de
reglas, normas y procedimientos aplicables en materia social o medioambiental: la
Responsabilidad Social Empresarial está íntimamente ligada a la creencia en
valores éticos que guíen la conducta de las organizaciones y la relación que
desarrollan con su entorno.

Las tendencias actuales en la materia exigen que las empresas se comprometan


con dicho entorno y se conviertan en agentes de cambio y desarrollo social, y no
simplemente en meros creadores de riqueza monetaria.
La ética empresarial promovida por las diferentes corrientes de la RSE propone
empresas que sean sensibles a la retribución al capital, que contribuyan al
desarrollo de la sociedad a través de la justa remuneración del trabajo, de
equilibrar la división entre el tiempo de dedicación y la realización personal de los
trabajadores, que posean una conciencia ecológica y la capacidad de instrumentar
acciones o mecanismos que reflejen dicha conciencia, y que posean valores y
principios éticos que regulen su conducta operativa y financiera.

Diversos estudios comprueban que la adopción de medidas de RSE conlleva


beneficios de valor agregado para la organización, entre los que destacan:
capacidad de innovación, transparencia, incremento de la eficiencia y la
rentabilidad, desarrollo sostenible, confianza y reputación y legitimidad social.

Aplicar los principios de RSE a un emprendimiento es mucho más sencillo que la


implementación de estos una vez que la empresa ha iniciado actividades.
Considerando los beneficios arriba mencionados sobre la incorporación de una
ética empresarial a la operación, la previsión de cumplimiento de dicha ética en la
fase de diseño del modelo de negocios o durante el primer año de operación
(start-up), puede convertirse en una ventaja competitiva para la empresa.

Uno de los factores más interesantes que el emprendedor debe considerar cuando
analiza las prácticas de responsabilidad social que aplicará en su organización es
que estas prácticas deben considerarse una inversión que a la larga repercutirán
en ahorros para la empresa.

Tomemos el caso de los emprendimientos creados para satisfacer las


necesidades de un mercado global. Actualmente clientes y consumidores de
muchos países alrededor del mundo exigen que sus proveedores de bienes y
servicios cuenten con políticas de Responsabilidad Social. De ahí que iniciativas
de emprendimiento enmarcadas en el Comercio Justo y la Sustentabilidad tengan
mercado en estos países, incluso en mejores condiciones que en el mercado
doméstico.
Al considerar el emprendimiento, vea a la RSE como un aliado y explote sus
beneficios. A continuación algunos consejos sobre cómo aprovecharla para crear
valor para el emprendedor y para su entorno:

a)      Aproveche la RSE para generar oportunidades de negocio asociadas ella


(mercados verdes, los negocios inclusivos y  emprendimientos sociales);

b)      Entienda la cadena de valor de su nueva empresa y cómo puede ayudar,


desde cada uno de los eslabones, a las poblaciones de bajos recursos;

c)      Los empleados constituyen un excelente primer grupo de atención en


materia de cumplimiento de los principios de RSE; pregúnteles si estarían
interesado en llevar a cabo actividades relacionadas con el tema y presénteles
opciones de voluntariado, donación, etc. que se alineen con los principios y
valores de su organización;

d)      Establezca alianzas con la comunidad donde desarrolla su actividad. Los


grupos vecinales o parroquiales siempre están ávidos de ayuda. Coordine
acciones sociales que mejoren el entorno de su comunidad. Pero, sobre todo,
incorpore los principios y prácticas de RSE en su planeación y gestión.

De la responsabilidad del emprendedor depende su éxito

Todo emprendedor tiene sus propios valores y su propia forma de emprender pero
hay una serie de mandamientos que son comunes entre los emprendedores de
exito. Para mi el primer mandamiento es el más importante y bajo mi punto de
vista es el que marca la carrera de cualquier emprendedor.

“El mundo nace en uno mismo”

Un emprendedor de éxito crea sus negocios (su mundo) partiendo de sí mismo, se


siente el responsable de sus acciones y resultados (buenos o malos)… Si tu
mundo nace de ti mismo y tu eres el responsable de él, estás en el punto de
partida para hacer algo grande. Llegar a este punto no es fácil, pero si quieres ser
un emprendedor de éxito tendrás que dirigirte hacia él.

Este es el punto de partida porque elimina el principal obstáculo que


el emprendedor tiene para hacer crecer su negocio o que tiene cualquier persona
para crecer en otro ambito: el echar las culpas a lo que nos rodea. Siempre
miramos fuera de nosotros para ver que causó nuestro fracaso, qué esta bien o
qué está mal, que podemos hacer y qué no podemos hacer… pero el que llega a
entender que el mundo nace en si mismo, que el es el responsable de todo o casi
todo lo que le pasa, solo tiene que observar sus pensamientos, actitudes y
acciones para cambiarlas a su convenecia sin depender de lo externo.

Con esto no quiero decir que lo externo no cuente para nada sino que lo interno
tiene mucha más fuerza, tanta como para cambiar lo externo.

Un emprendedor de éxito no puede depender de lo que hacen sus gobernantes, ni


de las ayudas que recibe, ni de lo que piense su entorno de él, ni de la situación
económina de su pais… un emprendedor de éxito depende de sí mismo y a partir
de ahí  hace nacer con su imaginación y empeño todo lo que necesita.

francisco cantador www.BeneficioMutuo.net

EMPRESAS | 12/17/2010 7:00:00 AM

Responsabilidad Social para emprendedores

Muchos emprendedores no saben cómo hacer de su empresas una compañía


socialmente responsable, algunos, de hecho, no tienen muy claro el concepto.
Encuentre aquí algunas ideas y tips sobre responsabilidad Social Empresarial
(RSE).

Hoy los consumidores no sólo buscan un producto que pueda satisfacer una
necesidad, que sea de calidad y no cueste mucho, sino que además sea amigable
con el medio ambiente, que impulse de alguna manera el desarrollo de una
comunidad y que venga de una empresa que garantice su compromiso con el
progreso de una sociedad. La responsabilidad social es, entonces, una nueva
manera de hacer negocio.

“Esas exigencias de la sociedad hacia las empresas, hacen que hoy en día todos
los empresarios deban pensar en implementar buenas prácticas de RSE, que les
permita mejorar sus sistemas de gestión, identificar nuevas oportunidades de
negocio y minimizar los riesgos legales, sociales y ambientales de su empresa,
con el objetivo de incrementar sus niveles de competitividad y sostenibilidad”,
explica Patricia González, jefe de RSE de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Para empezar, hay que entender qué es la RSE. González la define como “la
responsabilidad de una empresa ante los impactos económicos, sociales y
ambientales derivados de su actividad. Un sistema de gestión que considera las
expectativas de los grupos de interés relacionados con la empresa, a través de un
comportamiento transparente y ético”. Por otra parte, Ricardo Pineda, gerente de
proyectos de Compartamos con Colombia, agrega que la RSE es “el compromiso
de las empresas para hacer una mejor sociedad y para que así, en el futuro, se
beneficien con un mejor mercado y mayores oportunidades”.

En la RSE se está tan involucrado como se quiera

Cuando se trata de pequeñas y medianas empresas, se recomienda en primera


instancia, “hacer una autoevaluación de sus prácticas empresariales en los
diferentes ámbitos de la responsabilidad social, a saber: gobierno corporativo,
organización interna, derechos humanos, bienes y servicios, proveedores, medio
ambiente y comunidad. Esto con el fin de identificar las áreas donde tienen
mayores oportunidades de mejora y diseñar un plan de trabajo que les permita
priorizar sus acciones de RSE a implementar. Adicionalmente, las empresas
pueden definir sus principios de responsabilidad social, sus valores y su política de
sostenibilidad, de tal manera que estos se conviertan en los principios
orientadores del quehacer de la empresa”, explica Patricia González.

“Para empezar todo el mundo tiene que estar bien. Antes de donar recursos, de
crear un negocio inclusivo, o de disminuir el impacto ambiental que uno provoca,
los empleados tienen que estar bien. Después sí se puede comenzar a pensar en
hacer RSE sostenible, y crear, paralelo a eso, una cultura de responsabilidad
social en la empresa. No importa si son cinco o seis mil empleados, hay que hacer
que la gente se involucre en el tema”, dice Ricardo Pineda.

Añade por ejemplo, que en la mayoría de las empresas, los empleados quieren
ayudar, por eso una buena manera de hacer RSE es organizando a los
empleados, preguntarles cómo pueden ayudar, si están dispuestos a hacer
donaciones, o a ser voluntarios en fundaciones. La idea es que se evalúe la
cadena de valor y cada uno de sus eslabones.

¿Y qué ganan con todo eso? Los principales beneficios de la implementación de


prácticas de responsabilidad social empresarial son:

· Mejoramiento de los sistemas de gestión


· Mayor motivación y productividad de los trabajadores
· Mejor clima laboral
• Disminución de los riesgos legales, sociales y ambientales
• Producción más eficiente y limpia
• Mejoramiento de la relación con los grupos de interés
• Aumento en la satisfacción de sus clientes, trabajadores, proveedores y demás
grupos de interés.
• Incorporación de indicadores y estándares internacionales
• Generación de valores agregados y de aspectos de diferenciación frente a la
competencia
• Fortalecimiento de la imagen corporativa y de la marca
• Incremento de la confianza de los inversionistas y socios.
Consejos de RSE para emprendedores:

1. Aprovechar y generar oportunidades de negocio asociadas al concepto de


responsabilidad social, tales como los mercados verdes, los negocios inclusivos y
los emprendimientos sociales.
2. Desde el arranque de las nuevas empresas, incorporar los principios y prácticas
de RSE en su planeación y gestión.
3. Enfóquese en su primer grupo de interés, es decir, sus empleados.
4. Pregúnteles qué les interesa a ellos, si les interesa ayudar y en qué.
Presénteles opciones de voluntariado, de donación, etc.
5. Entienda su cadena de valor y cómo puede ayudar, desde cada uno de los
eslabones, a las poblaciones de bajos recursos.
6. Dependiendo del lugar donde está, entienda la comunidad. Establezca alianzas
con otros emprendedores para ayudar a esa comunidad.

Los errores más frecuentes de las empresas al hacer RSE:

1. Pensar que sólo es para grandes empresas.


2. Creer que sólo tienen responsabilidad las empresas que ocasionan daños
ambientales o sociales.
3. Considerar que la RSE solo implica hacer donaciones.
4. Creer que es sólo cumplir con la ley.
5. No involucrar a la alta dirección en la gestión de los proyectos de RSE.
6. Creer que la RSE es una cosa de una sola vez.
7. Pensar que la responsabilidad social es pagar prestaciones y salarios a tiempo.
8. No conocer y no entender bien la RSE, sobre todo los microempresarios y los
emprendedores –dependiendo claro, de algunas características exógenas-.
Capacidad Capacidad para identificar un problema, buscar la
para afrontar información necesaria para comprenderlo y analizarlo en
los profundidad, valorar de forma creativa las posibles
problemas y soluciones que pueda tener y resolverlo de forma eficaz y
encontrar responsable
soluciones

Capacidad de Capacidad para influir sobre otras personas para


persuasión conseguir que ocurran cosas o que se puedan lograr las
metas que se persiguen. Habilidad para convencer a otras
personas de la necesidad de iniciar cambios o de realizar
acciones para alcanzar fines comunes

Capacidad de Capacidad para influir y motivar a los demás


liderazgo favoreciendo su implicación en proyectos. Conocer,
identificar y valorar positivamente las cualidades
personales, los conocimientos y habilidades de los
miembros del equipo orientándolas a la consecución de
los objetivos comunes. Inspirar una visión conjunta de
proyecto que trascienda la dimensión individual de cada
uno

Solidaridad Saber compartir tareas, éxitos y fracasos. Ofrecer ayuda


desinteresada a los compañeros que lo necesitan.
Reconocer los valores de otros
La motivación es un proceso interno de la propia persona, en consecuencia solo
existiría "automotivación" y la organización nada podría hacer para motivar a la
gente, solo podría administrar estímulos externos que logren incentivarlo.
Las organizaciones NO pueden motivar a sus empleados, lo que SI pueden hacer
es generar un ambiente de trabajo donde aflore la automotivación. Las
organizaciones no pueden mágicamente aplicar un plan de motivación para su
gente. Las empresas que realizan este tipo de actividades, por lo general, solo
consiguen magros resultados en el corto plazo; mientras que en el largo plazo se
produce el efecto contrario, fruto de la apatía de la gente frente a estas acciones.
La motivación se da cuando los objetivos de la organización y los objetivos
individuales están alineados y se satisfacen mutuamente.
Los equipos de trabajo no están aislados, forman parte de una organización mayor
por lo cual está sujeto a condiciones externas que se le imponen, condiciones que
deben ser utilizadas para crear un ambiente incentivador, como única herramienta
sobre la cual las organizaciones y los lideres pueden actuar de tal manera de
alcanzar la automotivación del equipo.

Responsabilidad Tendencia a cumplir las obligaciones contraídas con


uno mismo y con el grupo. Asumir las consecuencias
que se derivan de las propias decisiones
PROYECTO DE VIDA
“Todo empieza con un sueño, suéñalo y podrás lograrlo”

Walt Disney

Un proyecto de vida es tomar la vida en serio y hacer de ello algo grande.

Algunos definen el proyecto de vida como un conjunto sistematizado de


reflexiones acerca de lo que soy y deseo ser. Otros piensan que se refiere a la
construcción de ideales, propósitos y acciones que cada persona asume como
propias e intransferibles, para darle sentido a su existencia e inclusive como una
acción consciente que cada persona realiza, utilizando eficazmente la experiencia
anterior y las posibilidades que ofrece el presente.

Los teóricos consideran como principales beneficios de plantearse un proyecto de


vida los siguientes:
La Autorrealización porque te permite el Desarrollo de potencialidades. La
Autorregulación porque te da la posibilidad de efectuar un seguimiento y
evaluación de ti mismo.

La Autodeterminación que te permite tener un papel protagónico.

La Autonomía que te permite actuar sobre la base del conocimiento de tí mismo y


te conlleva a activar los estados internos, a organizar jerárquicamente las
prioridades, a establecer métodos secuenciales de acción, a dirigir el logro de
metas, a permitir tener claridad sobre el sentido de la existencia

Todo proyecto de vida debe ser dinámico, progresivo, flexible, evaluable y definido
para un tiempo específico que comprometa tu entusiasmo y tu energía.

Todo proyecto de vida debe ser un proceso integrador, armonioso y permanente


en las áreas del actuar, el sentir, el pensar y el convivir que contemplan las
dimensiones humanas integrales de: lo psicológico, lo familiar, lo social, lo laboral,
lo académico y lo espiritual

Ten en cuenta que el ser humano teje su historia personal a partir de los valores
construidos en el pasado, los que aplica y fortalece en el presente para direccionar
su vida, y los que proyecta en un futuro para crear utopías y visualizar horizontes.

Recuerde: la forma de vivir nuestra existencia no está dada por el azar, por el
destino, es el resultado de nuestros pensamientos, sueños, decisiones y acciones.

 Gestion empresarial y hombre emprendedor

Gestión emprendedora en el funcionamiento eficaz y eficiente de una empresa


Un buen emprendedor debe combinar en forma... permanente la “eficacia y
eficiencia”, para hacer lo que hace falta, y hacerlo de la mejor manera posible, la
eficiencia y eficacia son sumamente importantes y necesarias para una empresa.
La eficiencia la definimos como la capacidad de disponer de algo o alguien para
conseguir un objetivo determinado, con el mínimo de recursos viables, no debe
confundirse eficiencia con eficacia.