Está en la página 1de 24

Introducción

 ¿Qué es la narración?

Dentro de los diferentes tipos de textos orales y escritos que producimos, la narración
es, sin duda, uno de los más importantes, pues está muy presente en nuestra vida
cotidiana: desde el relato de una simple anécdota, pasando por escribirle un correo
electrónico a un amigo sobre hechos que nos suceden, hasta la lectura de una  noticia
en un periódico; de  esta forma, se convierte en la forma textual más utilizada, porque
lo habitual en nuestra vida diaria es contar cosas. También, conviene tener claro que la
narración no excluye la presencia de otros tipos de texto, de hecho, es muy frecuente
que aparezcan diálogos o descripciones, que aportan  información más detallada y que
enriquecen el texto narrativo en cuestión.

Tipos de narración

¿Cuáles son los tipos de narración?

Junto con el relato de anécdotas y de acontecimientos de nuestra vida diaria, la


narración está muy presente en el ámbito literario, por ejemplo, en una novela o un
cuento, en un romance, y también en el ámbito periodístico, como es el caso de una
noticia o suceso de actualidad. Es muy importante diferenciar la narración literaria y
periodística, de la narración de una anécdota en el contexto de una conversación,
puesto que las dos primeras están sujetas a una serie de convenciones y normas
propias del contexto en el que se producen. Teniendo en cuenta esto, podemos
distinguir tres tipos de textos narrativos dependiendo del ámbito o situación
comunicativa:

1. Ámbito cotidiano: se trata de narraciones, orales o escritas, en las que se relatan


unos hechos o acontecimientos de los que somos participes directa o
indirectamente: una anécdota, un testimonio,  una experiencia personal, un
diario,…
2. Ámbito literario: engloba las narraciones ficticias, como las que se relatan en
prosa (novelas, cuentos populares o literarios) o en verso (romances, poemas
épicos, etc.), y que se ajustan a las características propias que posee todo texto
literario.
3. Ámbito periodístico: en él se incluyen acontecimientos de actualidad, que pueden
adoptar la forma de una noticia, un relato novedosos reciente y de interés
público, o también la de una crónica, la narración de un acontecimiento relevante
a lo largo de un periodo de tiempo determinado. 

Aunque a lo largo de este tema vamos a trabajar los textos de estos tres ámbitos, nos
vamos a centrar, sobre todo, en las narraciones cotidianas y periodísticas con las que
estamos más familiarizados.

Formas narrativas

¿Qué forma adoptan las narraciones escritas?


Todos hemos escuchado o leído alguna vez historias de héroes que vivían aventuras
fantásticas, luchaban contra los poderes sobrenaturales de los dioses, o de famosos
guerreros como El Cid, que luchó para recuperar los territorios ocupados por los
árabes durante la Reconquista. El relato de sus hazañas se convierte muy pronto en
materia narrativa y así es como ha llegado a nosotros: a través de textos escritos en
verso o epopeyas.

El verso, pues, fue la forma adoptada en un principio para relatar, contar historias
sobre personas, ambientes o lugares, pero a medida que fue adquiriendo mayor
complejidad, la forma del verso dejó paso a la forma en prosa, tal y como la
conocemos en la actualidad. Esto no quiere decir que no existan poemas que narren o
cuenten historias como puede ser un romance o la letra de una canción como esta,
que cuenta la historia de amor de dos jóvenes con síndrome de Down:

Sólo pienso en ti

Ella fue a nacer


en una fría sala de hospital
cuando vio la luz
su frente se quebró como el cristal
porque entre sus dedos a su padre
como un pez se le escurrió
hace un mes cumplió los veintiséis
solo pienso en ti.
Hey, sólo pienso en ti
juntos de la mano, se les ve por el jardín
no puede haber nadie en este mundo tan feliz
sólo pienso en ti.
Él nació de pie
le fueron a parir entre algodón
su padre pensó
que aquello era un castigo del Señor
le buscó un lugar para olvidarlo
y siendo niño le internó
pronto cumplirá los treinta y tres
sólo pienso en ti.
Hey, sólo pienso en ti
juntos de la mano, se les ve por el jardín
no puede haber nadie en este mundo tan feliz
sólo pienso en ti.
En el comedor
les sientan separados a comer
si se miran bien
les corren mil hormigas por los pies
ella le regala alguna flor
y él le dibuja en un papel
algo parecido a un corazón
sólo pienso en ti...
                                Autor: Víctor Manuel

Características

¿Qué características tienen los textos narrativos?

Los textos narrativos se caracterizan por la presencia de unos rasgos claramente


identificables:

o Verosimilitud: no debemos confundir esta palabra con veracidad, cualidad de


verdadero. Que un escrito narrativo resulte verosímil quiere decir que parezca
verdadero, es decir, que no entre en contradicción con nuestros conocimientos
de la realidad. Tampoco tiene por qué ser una copia exacta, fotográfica de la
realidad. La verosimilitud consiste en presentar unos hechos como ciertos
aunque no lo sean; por ello, es aconsejable partir de acontecimientos conocidos
o vividos directamente.
o El punto de vista narrativo: para que una narración resulte atractiva y logre
despertar la curiosidad de los receptores, es fundamental lo que se cuenta, pero,
sobre todo, cómo se cuenta. Todo va a depender de cómo se nos presenten los
hechos, los personajes que intervienen, el ambiente,… La adecuación de todos
estos elementos ha de estar bien engarzada y estructurada, de acuerdo con el
enfoque o perspectiva que adopte el narrador de la historia.

Elementos de la narración

¿Cuáles son los elementos que componen una narración?

Todos los textos narrativos que elaboramos, orales o escritos, e independientemente


del ámbito al que pertenezcan, cotidiano, literario o periodístico, poseen unos
elementos comunes:

 Un narrador o narradores: se trata de la voz, o voces, que nos relatan la historia.


Puede ser protagonista de los hechos que se narran, testigo o el vehículo
transmisor o canal que nos cuenta o refiere algo que le ha ocurrido o le han
contado.
 Unos hechos o acciones: en toda narración es fundamental que ocurra algo. Los
acontecimientos son la materia prima de todo texto narrativo.  La forma en la que
van sucediendo esos acontecimientos suele seguir un orden cronológico: los
hechos se van sucediendo a medida que van apareciendo, hasta llegar a un
desenlace. Este es el orden más habitual: presentación de una situación,
desarrollo de los hechos y solución final; pero también pueden existir otras
formas de ordenación, como veremos más adelante
 Unos personajes o personas: son los que protagonizan o intervienen, directa o
indirectamente, en los acontecimientos que se nos presentan; pueden ser
imaginarios, pero también reales, como cuando se trata de una anécdota o una
biografía.
 Un espacio: se trata del marco narrativo en el que se sitúan los acontecimientos
narrados y en el que se desenvuelven los personajes reales o ficticios que los
protagonizan. La descripción de este entorno ayuda a dotar a la narración de
mayor verosimilitud, de entenderlo como algo auténtico.
 Un tiempo o momento concreto: es el marco temporal en el que suceden los
hechos que se narran.

Textos narrativos del ámbito cotidiano

Son varios los textos narrativos que producimos en nuestra vida diaria, tanto orales
como escritos, pero entre  todos ello hay dos que quizá sean los más utilizados entre
nosotros a la hora de relacionarnos y comunicarnos con los demás, al margen, claro
está, de los WhatsApp. Son el relato de una anécdota y la redacción de un correo
electrónico.

La anécdota

Una anécdota es un relato de poca extensión sobre algún acontecimiento curioso o


divertido; se emplea sobre todo en conversaciones, aunque también puede adoptar la
forma de un texto escrito. Normalmente está basada en hechos reales, que tienen
lugar en ambientes también reales. Los protagonistas de este tipo de narraciones
suelen tener una participación directa o indirecta sobre lo que se cuenta.

Características

Toda anécdota presenta una serie de rasgos comunes:

o Espontaneidad: es uno de los rasgos más característicos y está muy asociada a


la improvisación. El relato de una anécdota surge de forma no premeditada, en el
transcurso de una conversación, a modo de ejemplo o ilustración en una
situación comunicativa dada.
o Brevedad: la concisión es otro de sus rasgos. Una anécdota demasiado extensa
puede hacer perder la atención de quien la escucha. Es fundamental centrarse
en los hechos relevantes, con apenas descripciones, o en caso de haberlas,
como las referentes al lugar en el que suceden, deben ser ligeras pinceladas
muy concisas, pero suficientes para contextualizar la situación.
o Expresividad: tanto si se trata de una producción oral o escrita, en una
anécdota predominan las funciones expresiva y apelativa, con llamadas de
atención a nuestro interlocutor, como: “¿No sabes lo que me ha pasado
hoy?”, “¿Te acuerdas de…?”; y, en especial en la lengua oral, también la función
fática para garantizar la buena comunicación: “¿Entiendes?”; “¿Vale?” “¿Eh?”
o Un suceso curioso: el hecho que se narra debe ser algo curioso que se escape
de lo común o cotidiano. También puede ser un relato cómico, divertido, lleno de
humor que provoque la risa de nuestros interlocutores.
o Orden cronológico: los acontecimientos relatados en la anécdota siguen un
orden temporal lineal: las acciones se suceden en la medida que van ocurriendo
de acuerdo con el esquema básico de planteamiento, nudo y desenlace.
o Un hecho pasado: las anécdotas se refieren a acontecimientos pasados, por lo
que el tiempo verbal que se emplea es frecuentemente el pretérito perfecto
simple de indicativo: ”entré”, “salí”, “recorrí”. A veces, puede aparecer el pretérito
perfecto compuesto: “Hoy he entrado”; “Esta mañana he salido”; “Esta
semana he recorrido”, cuando se trata de un suceso reciente, muy próximo al
momento en el que se cuenta la anécdota, de ahí que vaya acompañado de
expresiones temporales que refuerzan esa proximidad: hoy; esta mañana; esta
semana.

Contar y escribir anécdotas

Cuando quieras escribir o contar una anécdota, debes tener en cuenta una serie de
pautas para que el texto sea adecuado, es decir, para que cuente con las propiedades
textuales de coherencia y cohesión de las que hemos tratado en la unidad 1, La
arquitectura de nuestros mensajes.

  Comienza la anécdota con expresiones temporales poco precisas, que


orienten al receptor en un marco temporal: “un día”; “el otro día”; “hace unos
años”; “una noche”… Después, a lo largo del desarrollo del relato, también debes
introducir otras expresiones que marquen la linealidad temporal de los
acontecimientos: “luego”; “después”; “a continuación”, “tras un instante”,…
 Recuerda que lo que cuentas debe resultar verosímil y que debes emplear un
punto de vista narrativo: puedes utilizar la 1ª persona en las formas verbales
(“Cuando llegué y lo vi…”),  si lo que cuentas, te ha ocurrido a ti; o la 3ª persona,
si lo que relatas, le ha ocurrido a otro (“Cuando llegó y lo vio...”). También
puedes combinar la 1ª y 3ª personas cuando tú eres el protagonista, pero
además participan más personas.
 Procura emplear verbos de acción y movimiento para dar la sensación de que
los hechos transcurren rápidamente (Llegué, vi y vencí); no te pares en detalles
ni en descripciones minuciosas que puedan hacer perder el interés por lo que
cuentas.
 Haz una breve referencia al espacio en el que ocurren los hechos que permita
a tu interlocutor “situarse”. Puedes utilizar expresiones del tipo: “a la
derecha”; “desde aquel lugar”; “allí”; “al otro lado”.
 Distribuye lo ocurrido en tres párrafos de acuerdo con la estructura siguiente.
 

    Este primer párrafo debe responder a


las siguientes preguntas y tiene como
  función contextualizar lo ocurrido:

  ¿Cuándo ocurrió?

1º PÁRRAFO O ¿A quién le ocurrió?


PLANTEAMIENTO
¿Dónde ocurrió?

¿Cuál era la situación inicial?


  En este segundo párrafo se
desarrollan los acontecimientos. Debe
  responder a las siguientes preguntas:

2º PÁRRAFO O NUDO ¿Qué sucedió?

¿Qué ocurrió luego?


  Este último párrafo funciona como
cierre de nuestro relato de lo
  sucedido. Debe responder a las
siguientes preguntas:
3º PÁRRAFO O DESENLACE
¿En qué quedó todo?

¿Qué consecuencias tuvo?

A continuación, te mostramos el ejemplo de una anécdota que le ocurrió a Ulises en su


largo viaje de regreso a Ítaca:

Ulises y sus compañeros, en su larga travesía por el Mediterráneo de regreso a la isla


de Ítaca, tras pasar el mar de las sirenas, llegaron al estrecho de Mesina, donde
dos monstruos marinos dificultaban el paso.

A un lado, Escila, monstruo de torso de mujer y cola de pez. De su cintura salía el


medio cuerpo de seis perros.

Al otro lado, Caribdis, un gran monstruo marino, que tragaba agua tres veces al día, y
la expulsaba otras tantas, formando un enorme remolino.

Circe le había aconsejado acercarse más a Escila. Perdería seis de sus hombres, pero
si se arrimaba a Caribdis perdería todo el barco, pues era imposible enfrentarse al
remolino.

Así lo hicieron. Se acercaron más a la cueva de Escila, que no se veía por ninguna
parte. Aunque Circe le había advertido que toda defensa era inútil, le había
aconsejado que pasase muy rápido y ligero, le había dicho  que lo único que podía
hacer era invocar el amparo de Creteis, madre de Escila, Ulises se puso su refulgente
armadura y cogió dos lanzas, presto al combate, y olvidó invocar a Creteis. Escila
seguía sin aparecer. Pero, de pronto, mientras observaban el estruendo y la espuma
formada por el remolino de Caribdis, espantados, Escila le arrebató seis de sus
hombres.
No pudo hacer nada, salvo ver cómo Escila devoraba a sus compañeros al pie de su
gruta. Ese fue el espectáculo más triste y horrendo que vieron sus ojos en su viaje.
Con el corazón compungido, siguieron el viaje.

Homero, La Odisea (texto adaptado)

La anécdota anterior procede de un texto literario. Puedes, sin embargo, pensar en


cosas que te hayan pasado. Y contarlas. Al hacerlo, estás narrando una anécdota. Por
ejemplo,

Ayer por la tarde, cuando iba por Gran Vía, se produjo un accidente. Un coche, al girar
en una rotonda, se dio un trastazo con otro que venía muy rápido. La policía y una
ambulancia llegaron enseguida. Por suerte, ninguno de los dos conductores murió,
aunque la verdad es que fue muy aparatoso y tenían heridas serias. Se los llevaron al
hospital. Como los coches se habían quedado hechos una pena, tuvieron que llamar
también a una grúa para que se los llevara. Menudo lío. El atascazo que se formó fue
enorme.
 

El correo electrónico

Fuente: Eggib (Clipart)

El correo electrónico es otro de los textos que utilizamos más habitualmente tanto en
un contexto informal como formal.  Los mensajes de correo electrónico no son siempre
narrativos: nos sirven para hacer nuevos amigos, para ponernos en contacto con
alguna persona, para solicitar información o también para contarle a un amigo o amiga,
que vive lejos, las cosas que nos suceden.

Es sobre esto último, la narración de hechos de nuestra vida, sobre lo que nos vamos
a centrar a continuación.

Características

Al igual que ocurre en la anécdota, el correo electrónico tiene unas características que
lo definen y que son:

o La rapidez de la comunicación. Es una de las características esenciales de este


tipo de comunicación: la persona a quien enviamos nuestro mensaje escrito lo
recibe en su cuenta de correo de forma casi inmediata.
o La prontitud de la respuesta de nuestro interlocutor. Aunque, a veces, tengamos
que esperar un pequeño margen de tiempo, no es como un correo postal que
siempre va a suponer varios días de espera y va a depender de otros factores
como la distancia.
Estructura

En lo referente a su estructura, un correo electrónico está formado de dos partes:

o El encabezado, también denominado cabecera o header, incluye los siguientes


datos:

a. De o From: dirección electrónica de quien hace el envío o remitente.


b. Para o To: dirección electrónica del destinatario.
c. Asunto o Subject: breve descripción del contenido del mensaje.

 El cuerpo o body, que es la parte del mail donde escribiremos el contenido del


mensaje que queremos enviar. Como cualquier texto, debe adecuarse a la
situación comunicativa (no es lo mismo comunicarse con un profesor/-a que con
un amigo), ser coherente y estar cohesionado. La estructura de esta segunda
parte del mensaje es la siguiente:
 

Debemos tener en cuenta la situación comunicativa:

Formal: Buenos días:
 
             Buenas tardes:
SALUDO
Informal: Hola María:

              ¡Hola! ¿Cómo estás?:


Tras el saludo se inicia un nuevo párrafo, o varios,
dependiendo de la extensión de lo que queremos
  CONTENIDO DEL contar.
MENSAJE (Recuerda que tras el signo de dos puntos, en el caso
de una carta o mensaje, el nuevo párrafo comienza con
mayúsculas)
En una o dos líneas se debe cerrar el texto que hemos
CIERRE
elaborado.
Como en el saludo, debemos tener en cuenta a quién
nos dirigimos:

Formal: Un cordial saludo,


DESPEDIDA Y
FIRMA              Xoán Corredoira

Informal: Nos vemos,

               Iria          
extos narrativos del ámbito literario

Moini (Clipart, dominio público)

Dentro de los textos literarios el cuento y la novela constituyen las dos formas
narrativas por excelencia. Ambas formas literarias nos relatan historias ficticias, pero
no por ello exentas de verosimilitud y realismo, como apuntábamos al principio de esta
unidad. Al igual que el resto de formas narrativas se nos relatan unos hechos
protagonizados por unos personajes en un tiempo y espacio concretos. Veamos a
continuación las características de estas formas literarias.

El cuento y la novela

La novela y el cuento, como textos narrativos, poseen la misma estructura. El rasgo


más significativo del cuento es su brevedad, tan solo se centra en los elementos y
detalles necesarios en el desarrollo de la historia, teniendo en cuenta el desenlace
final. La novela, en cambio, se caracteriza por ser una narración más extensa; ello
permite una mayor profundización en la caracterización de los personajes, además de
una mayor presencia de la descripción y del diálogo.  El siguiente cuadro comparativo
ilustra las diferencias básicas entre estas dos formas narrativas:

CUENTO NOVELA
1. Brevedad. 1. Extensión.
2.  Hechos relevantes precisos. 2. Descripciones y diálogos
abundantes.
3. Todo gira alrededor de los hechos o 3. Profundiza y desarrolla la trama
acciones de los personajes, lo que narrativa.
deriva en una mayor intensidad
narrativa.
4. Se muestra una parte  de la 4. Se crea un pequeño microcosmos
realidad: una secuencia concreta. donde se mueven los personajes:
actúan, reaccionan ante  distintas
situaciones.
5. Los personajes se dibujan con 5. Los personajes poseen una mayor
pequeñas pinceladas sin profundizar profundidad psicológica.
en su psicología.

 
Como curiosidad, ¿sabías que el origen de la palabra “novela” procede del
italiano novella, que significaba un escrito novedoso? De hecho, en la
actualidad nouvelle en francés significa “noticia”.

Los primeros relatos de ficción en prosa, extensos y complejos, se remontan a  la


época del Imperio romano; en la Edad Media este género literario tuvo un gran éxito
con las famosas novelas de caballería, y ya en los siglos XVI y XVII surge la novela
moderna, tal y como la concebimos en la actualidad, con obras como El Lazarillo de
Tormes y Don Quijote de La Mancha.

Estructura

Todo texto narrativo posee la siguiente estructura, de la que hemos adelantado algo en
apartados anteriores:

Ahora fíjate en el siguiente ejemplo, en el que se identifican las partes del texto:
Los personajes

Antes de nada, es conveniente aclarar que un personaje no es una persona. Así como
en la anécdota relatamos un hecho real, protagonizado por personas que también lo
son y que incluso podemos identificar, en la novela y el cuento se relatan historias
ficticias y, por ello, los personajes también lo son. Aunque para su caracterización se
parta de la realidad, e incluso sean personas reales las que inspiran los hechos que se
narran, no tenemos que olvidar que en literatura todo es producto de la imaginación de
una persona real, un autor o autora, con su nombre y sus apellidos.

Los personajes narrativos pueden crearse de forma realista, alegórica (es decir:


personajes que representan aspectos abstractos, como en las fábulas, con animales
que se comportan como seres humanos para representar la codicia, el orgullo, etc.),
o fantástica (como seres ficticios, con frecuencia dotados de poderes sobrenaturales,
como Harry Potter). En cualquier caso, todos ellos funcionan dentro del texto narrativo
de acuerdo con los siguientes criterios de clasificación:
 

Según la personalidad Según su participación Según su psicología


Tipos: personajes superficiales Principales: son aquellos Planos: tienen una caracte-
que muestran los rasgos propios que tiene una mayor rización muy sencilla y es
del grupo social al que participación en la historia y propia de los
pertenecen: el gracioso, el ocupan más espacio personajes tipo. No
vago, el avaro,… narrativo. Pueden experimentan ninguna
ser protagonistas, si evolución o transformación
cumplen un papel lo largo del relato.
Individuos: poseen una mayor fundamental, o anta-
carga psicológica y se gonistas cuando funcionan Redondos: tienen una
comportan de manera poco como obstáculo carac-terización
o más
previsible. impedimento para que el compleja: ex- perimentan,
protagonista logre reaccionan, cam- bian y
sus
objetivos. evolucionan a lo largo de
toda la trama. Se asocian
Secundarios: tienen un con los personajes individuo.
papel menos relevante y
ocupan menos espacio
narrativo.

En un relato, la voz de los personajes se puede reproducir mediante los modelos de


cita conocidos como estilo directo, estilo indirecto y el monólogo:

ESTILO DIRECTO ESTILO INDIRECTO EL MONÓLOGO


Sirve para reproducir textualmente En este caso se trasladan Es una variante en la
las palabras de un personaje (Juan las palabras de un que un personaje
pensó: “aquí no aguanto yo dos personaje a través de la habla consigo mismo.
días”). Se construye mediante la voz del narrador: Juan Esta forma deja
yuxtaposición de dos segmentos: la pensó que allí no entrever el interior del
introducción del discurso del aguantaba él dos días. personaje, sus
personaje con verbos de dicción, en sentimientos, sus
3ª persona: Juan pensó; y las Las palabras se emociones…
palabras o frases que expresa en 1ª introducen por una
persona: aquí no aguanto yo dos conjunción (“que”, “si”, Aunque lo normal es
días. “cuándo”…) y sufren el uso de la primera
cambios las formas per- sona, también se
pronominales, los utiliza la segunda “tú”
deícticos de tiempo y cuando el personaje
espacio y el tiempo se desdobla y habla
verbal: yo > él; aquí > allí; consigo mismo.
aguanto > aguantaba.

  El espacio

El ambiente en el que se mueven los personajes es muy importante en el texto


narrativo, hasta el punto que puede llegar a determinar su manera de desenvolverse
ante diferentes situaciones. Se distinguen los siguientes tipos de espacios:

 
Físico Psicológico Social
Abiertos: son aquellos  Es el ambiente  Es el espacio
espa- cios exteriores, de espiritual que rodea al cultural: ideas ético-
afuera, que son muy entorno y, además, influye morales, pensa-mientos
grandes o amplios para el en las formas de actuar religiosos y políticos, nivel
desarrollo de los hechos y que tengan los social y económico, entre
que dan libertad a los personajes. Este espacio muchos más, que rodean
personajes para actuar, es el que cada personaje las acciones de los
pues cuentan con el lugar tiene en su interior, en personajes; es decir, es el
para hacerlo. directa relación con sus entorno social y cultural
sentimientos, sean de ale- en el que se mueven.
Cerrados: son los gría, angustia, frustración
espacios reducidos y u otros.  
pequeños, que limitan y
estorban las acciones que  
ejecutan los personajes
en la narración.

El tiempo

Cuando se recrea el tiempo de la narración conviene tener en cuenta esta distinción:

TIEMPO NARRATIVO
EXTERNO O HISTÓRICO INTERNO
Es la época o momento histórico en que Es el tiempo ficticio que duran los
se sitúan los hechos. Puede presentarse acontecimientos narrados en la historia.
de forma clara (con fechas concretas,  Puede ser toda una vida o varios días. El
acontecimientos relevantes), o deducirse autor selecciona los momentos que
del ambiente, personajes, costumbres, juzga interesantes y omite,
etc. con elipsis o saltos
temporales, aquellos que considera
innecesarios.

El narrador

El narrador es un elemento más, como lo son la historia o los personajes: no es una


persona. Ha sido creado por el autor para que lleve a cabo la misión de contar la
historia. La elección del tipo de narrador dependerá de la información de que disponga
para contar la historia y del punto de vista que adopte. Se puede narrar una historia
desde distintas personas narrativas:
 

Tipos de narrador
DESDE LA 1 ª DESDE LA 2 ª
DESDE LA 3ª PERSONA
PERSONA PERSONA
Narrador Desdoblamiento del yo. Narrador omnisciente:que
protagonista: el narrador El narrador crea el efecto todo lo sabe. Tiene un total
es también el personaje de estar contándose la conocimiento de los hechos.
principal: biografía historia a sí mismo o a Sabe lo que piensan y sienten
novelada, autobiografía un yo desdoblado. Forma los personajes: sus planes,
ficticia. parte de la historia como emociones, intenciones. A
protagonista o testigo. veces, puede entrar en
Narrador personaje se- Aunque  aparezca la valoraciones u opiniones.
cundario: el narrador es segunda persona
un testigo que ha asistido gramatical, tú, no se Narrador observador: solo
al desarrollo de los refiere al lector. cuenta lo que se puede
hechos. A veces, los observar. De modo parecido a
narradores testigo son como lo hace una cámara de
varios. cine, el narrador muestra lo que
ve. No participa de los hechos,
ni opina sobre ellos.

Recuerda que tanto al narrador de 1ª como 2ª persona se les denomina narrador


interno, porque  participan o forman parte, de manera directa o indirecta, de la historia
que se cuenta; mientras que el narrador en 3ª persona recibe el nombre
de narrador externo, puesto que no participa de los acontecimientos narrados.  

La acción

La principal misión del narrador es dar a conocer la historia de un modo comprensible


para el lector. Por ello, en muchos relatos los acontecimientos o acciones que tienen
lugar siguen un orden cronológico; pero en muchas narraciones esta ordenación sufre
alteraciones (saltos temporales, omisión o elipsis de acontecimeintos, etc).

El narrador puede acelerar o ralentizar (prolongar) la acción a su conveniencia,


detenerla para dejar que hablen los personajes, anticipar o posponer hechos, ocultar
datos y reservarlos para el momento oportuno, ofrecer pistas falsas, centrar la atención
en determinados aspectos con menosprecio de otros, etc.

Del tratamiento de la acción depende, en gran medida, la tensión narrativa. Esta puede
provocar en el lector diversas reacciones (expectativa, incertidumbre, intriga,
serenidad,…), y además, al igual que ocurre con el tiempo narrativo, la organización de
la acción depende de una estructura externa y otra interna: la primera organiza el
contenido de la historia en capítulos, partes, episodios,…; la segunda, depende
del orden de los acontecimientos: cada acontecimiento constituye una
secuencia narrativa, y tanto la estructura externa como interna puede distribuirse de
diferentes formas:

Orden de los acontecimientos

Orden de los acontecimientos


LINEAL O
IN MEDIA RES RUPTURA TEMPORAL
CRONOLÓGICA
El orden de los acon-  Expresión latina  que Flash-back (retrospección): el
tecimientos sigue una significa “en medio del narrador traslada la acción al
línea temporal ordenada asunto”: el relato pasado.
cronoló-gicamente. Los empieza en medio de la
distintos acontecimientos historia, sin aclaración de Flashforward (anticipación): el
se van suce- diendo uno lo que ha ocurrido antes. narrador anticipa acciones, se
tras otro sin saltos en el A veces, incluso se adelanta en el tiempo.
tiempo, lo que permite un comienza por el final
fácil seguimiento de la como punto de partida. Contrapunto: varias historias se
historia por parte del En ambos casos, se trata entrecruzan a lo largo de la
receptor. Es la forma de un comienzo abrupto, narración.
utilizada en los cuentos empleado para captar la
populares e infantiles. atención del lector. Circular: la historia comienza y
acaba del mismo modo.

Textos narrativos del ámbito periodístico

Valessiobrito (Clipart, dominio público).

Dentro del mundo periodístico existen dos formas narrativas para informar al gran
público sobre los sucesos de actualidad que ocurren en el mundo: la noticia y
la crónica.

La noticia
En líneas generales, podemos definir una noticia como un texto oral o escrito sobre
unos acontecimientos recientes. Sin embargo, para que un hecho se convierta en
noticia debe reunir los siguientes requisitos:

 Tiene que ser un suceso de actualidad.


  Debe ser un acontecimiento relevante.
  Tiene que despertar el interés del público a quien se dirige.
  Debe tener una finalidad divulgativa, es decir, pretende hacer llegar su mensaje
a todo tipo de público.

Todas las noticias se basan en hechos ocurridos en un espacio, un tiempo y con uno o
varios protagonistas. Vemos, pues, que ocurre lo mismo que en una narración del
ámbito literario, pero con la diferencia de que nos encontramos ante hechos reales y
no ficticios. Teniendo en cuenta esto, una noticia debe dar respuesta a las siguientes
cinco preguntas, denominadas también las 5 W, término tomado del inglés:

1)  ¿Qué sucedió? (What?)

2) ¿A quién o quiénes? (Who?)

3) ¿Dónde ocurrió? (Where?)

4) ¿Cuándo ocurrió? (When?)

5) ¿Por qué ocurrió? (Why?)

A estas preguntas se le puede añadir ¿Cómo sucedió? (How?), para que la


información aportada sea más completa.

La distribución de la información, cuando redactemos una noticia, debe seguir el orden


de una pirámide invertida. Si se trata de una noticia de un periódico, en el primer
párrafo, hay que dar respuesta a las 5 W relacionadas con los hechos ocurridos, que
son los datos relevantes y que pueden despertar mayor interés informativo; y, a
continuación, en los párrafos siguientes, se van añadiendo detalles que completen o
amplíen la noticia.

LA NOTICIA

CARACTERÍSTICAS CONTENIDO ESTRUCTURA

Suceso de actualidad.   ¿Qué? Pirámide invertida:


de los datos más
Acontecimiento   ¿A quién o relevantes a los 
relevante. quiénes? menos importantes.

De interés del público.   ¿Dónde?

Finalidad divulgativa.   ¿Cuándo?

  ¿Por qué?

  ¿Cómo?

La crónica
Los periodistas viven la actualidad muy de cerca: por ejemplo, un corresponsal en un
país en conflicto bélico o un reportero deportivo; por eso, al ser testigos de los
acontecimientos, muchas veces no se limitan a contar los hechos, sino que también
dan su visión personal. En estos casos lo que transmiten es una crónica.

Una crónica es una noticia ampliada y comentada, de modo que el periodista no


solamente narra lo sucedido, sino que también incluye su propia interpretación de los
hechos que cuenta. Así, cuando un periodista informa sobre una competición
deportiva, describiendo el ambiente y comentando las reacciones de los jugadores u
otros hechos relevantes, está haciendo una crónica.

 La estructura de esta narración periodística se compone de dos partes:

 - La información objetiva sobre los hechos ocurridos. Se incluyen aquí los datos


esenciales de la noticia que aparecen al comienzo de la crónica, a los que el periodista
va añadiendo más detalles a medida que la crónica avanza, con declaraciones y
testimonios de los protagonistas.

- El comentario, que consiste en las reflexiones que el periodista va haciendo sobre


los acontemientos que narra. Estas reflexiones se hacen habitualmente en tercera
persona y muestran el punto de vista del periodista que escribe la crónica.

LA CRÓNICA
CARACTERÍSTICAS ESTRUCTURA
Noticia ampliada. Información objetiva: noticia.

El periodista Información subjetiva:


es testigo y opina sobre los comentario.
hechos.
 
Declaraciones y testimonios de
los protagonistas.

Este es un microrrelato muy conocido del escritor hondureño Augusto Monterroso


(1921-2003):
 

 
(Imagen: Nemo, lic. CC0 1.0)

“Cuando despertó, el dinosaurio todavía


estaba allí”.
 

FIN

Breve, ¿verdad? Todo depende de nuestra imaginación. ¿Qué te imaginas tú? A partir
de la frase anterior elabora un microrrelato de una extensión máxima de 120 palabras.
Recuerda que debes tener en cuenta todas las características de una narración
literaria: estructura, personajes, narrador, tiempo, espacio y acción.  
1– LOS PERSONAJES
Los personajes de la narración son de dos tipos según su importancia en los hechos
que se cuentan:

 Principales: el protagonista de los hechos y el antagonista son personajes


fundamentales.
 Secundarios: son personajes que ayudan en el desarrollo de los
acontecimientos.
Según el tratamiento que se da a los personajes, estos pueden ser:

 Planos: personajes de los que no se ofrecen muchos detalles


 Redondos: personajes complejos de los que sabemos muchas cosas.

2– EL TIEMPO
Llamamos tiempo externo al momento en el que se sitúa la historia: la actualidad, el
siglo XVII, el fututo…

Llamamos tiempo interno al tiempo que transcurre desde que comienza la historia
hasta que termina: tres años, un día, toda una vida… En algunas novelas este tiempo
se convierte en el eje dentral. Piensa en la célebre obra de Julio Verne La vuelta al
mundo en 80 días.

3- EL ESPACIO
El lugar en el que se desarrollan los hechos puede ser real, si existe o ficticio, si es
inventado. Don Quijote recorre las tierras de un lugar real, Castilla la Mancha; sin
embargo, Frodo y su amigo Sam recorren la Tierra Media hasta llegar a Mordor
pasando por infinidad de lugares inventados.

4- ESTRUCTURA DE LA NARRACIÓN
Las narraciones incluyen tres partes fundamentales, si bien algunas veces podemos
alterar este orden para dar más emoción a nuestro relato:

· Introducción: se presenta a los personajes, que quedan situados en el tiempo y en


el espacio

· Nudo: se relatan los hechos

· Desenlace: se resuelve la trama que se plantea.

Un pastor se encuentra con un lobo.


— ¡Qué hermosa dentadura tiene usted, señor lobo!— le dice.

— ¡Oh!— responde el lobo —mi dentadura no vale gran cosa, pues es una dentadura
postiza.

— Confesión por confesión, entonces —dice el pastor— si su dentadura es postiza, yo


puedo confesarle que no soy pastor: soy oveja.

Fábula. Braulio Arenas

ACTIVIDADES

1. Haz un esquema de todos los contenidos estudiados en este tema.

2. Lee este texto y responde:

a) ¿Qué hechos se narran?

b) Explica los personajes el tiempo y el lugar.

c) Explica la estructura de este relato

La Maladeta

Una noche, en los montes Pirineos, varios pastores se habían refugiado del frío en una
cabaña. Sentados al calor de la lumbre, conversaban alegres y contaban cuentos y
sabrosos chascarrillos. Al poco tiempo, apareció ante la puerta de la choza, un pobre
caminante vestido con unos harapos y tiritando de frío. Pidió que le dejasen pasar con
ellos la noche porque estaba helado y no podía continuar su camino. Los pastores se
negaron.

Pero, de pronto, vieron que el mendigo se transfiguraba,  que sus vestiduras tomaban
un blancor de nieve, que todo él quedaba rodeado de un halo luminoso; después
empezó a elevarse despacio por los aires y, maldiciéndolos, desapareció entre las
nubes. Entonces se desencadenó una espantosa tempestad.

Los rebaños huyeron alocados. Los pastores corrían en su busca, orientándose por el
resplandor de los relámpagos; pero, azotados por el temporal, no podían continuar.
Un estruendo más terrible que los anteriores conmovió la tierra, y los pastores y
ganados quedaron transformados en rocas. Desaparecieron los pastos, y las laderas
quedaron  cubiertas por los hielos, sin que volviera a brotar de allí ningún resto de
vida. Y desde entonces a aquella montaña se la conoce por La Maladeta, o sea, La
Maldita.

Leyenda de Cataluña
3. Pregunta en tu casa por alguna historia tradicional de tu ciudad o del lugar de
origen de tu familia. Poned en común vuestros relatos y observad qué características
tienen en común. No olvides  que un buen narrador de historias no puede limitarse a
leer en un papel sin expresividad

4. Inventa una narración breve y escríbela. Analiza tus propios personajes, el lugar y
el tiempo escogidos.

5. Coged papeles de colores y escribid sobre ellos los siguientes elementos (podéis
inventar vuestro propios elementos; aquí os ofrecemos algunos ejemplos):

Personajes

1– Un astronauta que tienen vértigo

2– Vacas

3– Niña que tiene un secreto guardado en la coleta

Tiempo

1– El futuro

2– Hace tres días

4- Hace un minuto

Lugar

1– Una isla desconocida en medio del océano

2– La nevera de tu cocina

3– El tejado de una casa

Mezclad los elementos y por grupos inventad narraciones. Recordad la estructura de


la narración.

DEFINICIÓN DEL GÉNERO NARRATIVO


El género narrativo es aquel en el que se relata una historia por parte de un narrador.
La protagonizan unos personajes en un lugar y en un tiempo determinados.

2– EL NARRADOR
El narrador es aquel que cuenta la historia, que relata los hechos. No lo confundas con
el autor. El narrador puede estar dentro de la historia o fuera de la historia. Observa:

Narración en tercera persona:

· Narrador omnisciente: sabe todo lo que ha ocurrido y lo que va a ocurrir, conoce


los pensamientos de los personajes.

Tom apareció en la acera con un cubo de lechada para blanquear un una brocha de
mango largo. . Treinta metros de valla, de tableros de casi tres metros de alto. La vida
le pareció vacía y la existencia una carga.

Las aventuras de Tom Sawyer.  Mark Twain

· Narrador testigo: no sabe más que un observador de los hechos

Guiñaba de ultrametálicos destellos en las rendijas de las hojas y hería diagonalmente


el ámbito del seto, en saetas de polvo encendido, que tocaban el suelo y entrelucían
en la sombra, como escamas de luz. Moteaba de redondos lunares, monedas de oro,
las espaldas de Alici y de Meli, la camisa de Miguel y andaba rebrillando por el centro
del corro en los vidrios, los cubiertos de alpaca, el aluminio de las tarteras, la cacerola
roja, la jarra de sangría, todo allí encima de blancas, cuadrazules servilletas
extendidas sobre el polvo

El Jarama. Rafael Sánchez Ferlosio

Narración en primera persona:

· Narrador protagonista: se identifica con el personaje principal de la historia.

Era cierto. Yo sabía que esta tarde las collejas estaban sobrevolando peligrosamente
nuestras cabezas. Así que me apreté la lengua hasta casi hacerme sangre . Los niños
de Carabanchel Alto no sabemos entrar a ninguna tienda sin ponernos a pedir como
posesos.

Manolito on the road. Elvira Lindo

 
· Narrador personaje secundario: se trata de la narración de un personaje
que no es el protagonista.

 Quedé, pues, enormemente sorprendido al recibir el martes pasado un telegrama de


Holmes -: “¿Por qué no contarles el horror de Cornualles, el más extraño caso que se
me ha encomendado?” Ignoro qué resaca de su cerebro había refrescado el caso en
su memoria, o qué antojo le había hecho desear que yo lo relatase; pero me apresuré
a rebuscar las notas que me darían los detalles exactos del caso, y a exponerles el
caso a mis lectores.

El pie del diablo. Arthur Conan Doyle

ACTIVIDADES

1. Haz un esquema de todos los contenidos estudiados en este tema.

2. Lee este texto y responde:

a) ¿Qué hechos se narran?

b) Explica los personajes el tiempo y el lugar.

c) ¿Cómo es el narrador de este texto ¿Por qué crees que el autor elige este tipo de
narrador?

 El comisario, como todo el mundo sabe, era un hombre de temperamento sanguíneo,
es decir, que casi nunca sentía frío. Pero con seis grados bajo cero, incluso él tenía
que tomar precauciones.

Así que, bastante contento por poderse poner su magnífico abrigo de piel y su gruesa
bufanda a cuadros, a las ocho menos cuarto salía de casa y a las ocho en punto
estaba en la comisaría.

“Buenos chicos” pensó al comprobar que los policías del turno de noche le habían
dejado encendida la estufa antigua de su despacho. Cuando él llegó, funcionaba a
todo gas y la habitación estaba agradablemente caldeada. Enseguida pensó en la
estupenda mañana que podría pasarse junto al calor de la estufa jugando al ajedrez
con Castrillo. Naturalmente, siempre que no hubiese trabajo. En ese momento llegó el
joven inspector.

Se quedó boquiabierto al ver al comisario con abrigo. Era la primera vez que lo
contemplaba así. Mientras se aproximaba a la estufa para calentarse las manos, le
dijo:

—Tiene usted un magnífico aspecto con su abrigo, comisario. Parece usted un oso con
pipa.
El comisario frunció el entrecejo, como si no le hubiera gustado aquella comparación.
Enseguida apareció Ángela, la agente pelirroja y con pecas. Venía aterida y también
se quedó boquiabierta al ver al comisario con abrigo. Lanzó unos “buenos días”, se
dirigió a la estufa y dijo:

—Tiene usted un magnífico aspecto, comisario. Parece usted un oso con pipa.

A las ocho y cuarto habían llegado Sánchez y Bolín. Ambos se quedaron


boquiabiertos, en primer lugar y luego se dirigieron a la estufa, tras haber dicho.

—Tiene usted un magnífico aspecto, comisario. Parece un oso con pipa.

Porque el comisario, a todo esto, no se había quitado el abrigo. Tenía que ir a ver a su
jefe, como todas las mañanas, a las nueve en punto y para ello tenía que atravesar el
gran patio interior de la comisaría que, naturalmente, estaría a seis grados bajo cero.
Desde la ventana del despacho se veía con  las baldosas llenas de escarcha y algunos
charcos helados.

Su  jefe, al verle, se quedó mirándole atentamente durante un rato y luego fue a decir
algo, pero Antonino se adelantó:

—Un momento, sé lo que va a decirme, jefe: que parezco un oso con pipa y que tengo
un magnífico aspecto con mi abrigo …

El otro le miró con cara de asombro.

—¿Cómo lo ha sabido?

—Intuición de policía, querido jefe, intuición …

                               Los casos del comisario Antonino. Samuel Bolín

3. Reescribe la historia cambiando el tipo de narrador. Puedes hacer también otros


cambios.

4. Inventa una narración breve y escríbela cambiando el punto de vista del narrador. 
¿Qué efecto consigues?

5. Comprobad cómo varían las historias transmitidas oralmente. Elegid a tres


compañeros que deben salir de la clase mientras el resto inventa una narración con
todo detalle. Haced pasar al primero. Un portavoz debe contar la historia. Después el
primer alumno debe transmitir, con todos los detalles que recuerde, la historia
escuchada al segundo alumno. El segundo se lo contará al tercero y el tercero narrará
para toda la clase. Comprobad qué cosas han cambiado respecto de la narración
inicial.