Está en la página 1de 2

TAREA DEI06

ORDEN ECI/734/2008 DE 5 DE MARZO

PARTE 1:

- ÁMBITO DE APLICACIÓN:
Se aplicará en los centros docentes públicos y privados correspondientes al ámbito de
gestión del Ministerio de Educación y Ciencia.

- CARACTERÍSTICAS DE LA EVALUACIÓN:
- Será global, continua y formativa. Las entrevistas con las familias, la observación directa y
sistemática y el análisis del rendimiento del niño serán las principales fuentes de información en la
evaluación.
- Debe constituir una práctica habitual y permanente para poder valorar los avances que se
producen y tomar decisiones para poder mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje, tanto a
nivel individual como colectivo.
- Debe servir para identificar los aprendizajes y el ritmo y las característica de evolución de
cada niño. Se utilizarán los criterios de evaluación para poder identificar las posibilidades y
dificultades de cada niño y para poder observar su desarrollo y los aprendizajes adquiridos.
- La evaluación será responsabilidad de cada tutor, que deberá dejar constancia de sus
valoraciones y observaciones sobre el proceso de desarrollo y los aprendizajes de cada niño.
- La información recogida en el proceso de evaluación deberá ser compartida
periódicamente con las familias para que puedan participar en la educación de sus hijos.

- DOCUMENTOS:
- Al comienzo de la escolarización, en cada uno de los dos ciclos de Educación Infantil, el
centro abrirá un expediente personal para cada alumno, el cual deberá constar al menos, de la ficha
personal del alumno, los informes anuales de evaluación, el informe individualizado de final de
ciclo y el resumen de la escolaridad.
- En la ficha personal del alumno constarán los datos de filiación y los datos de interés, tanto
personales como familiares y si los hubiera, psicológicos y pedagógicos, archivando copias de los
documentos personales del alumno que se consideren de interés.
- En ambos ciclos,en el resumen de la escolaridad quedarán reflejados los cursos en los que
el alumno ha estado escolarizado, el centro, la firma del director del centro y las observaciones
sobre las circunstancias de la escolaridad realizadas al final de cada uno de los ciclos.
- Cuando exista un alumno con necesidades educativas especiales, se recogerá en su
expediente personal una copia de la valoración psicopedagógica, los apoyos y las adaptaciones
curriculares que hayan sido necesarias.
- El tutor será el responsable de cumplimentar anualmente el resumen de la escolaridad. El
director del centro firmará en las casillas correspondientes a cada curso y ambos firmarán el
documento en la fecha de finalización del ciclo.
- Al finalizar cada curso, los tutores elaborarán un informe individualizado de evaluación a
partir de los datos de la evaluación continua. Los aspectos que deben recogerse en el informe están
redactados en la propuesta pedagógica del centro, y en su caso, se añadirán las medidas de refuerzo
y adaptación que se hayan tomado.
- El tutor elaborará un informe individualizado de final de ciclo, con los datos más
relevantes del informe individualizado de cada curso, en el que aparecerán los logros en su proceso
de desarrollo y en la adquisiciones de aprendizajes en relación con los objetivos establecidos. Los
aspectos que deben recogerse en el informe están redactados en la propuesta pedagógica del centro,
y en su caso, se añadirán las medidas de refuerzo y adaptación que se hayan tomado.
- Cuando el alumno permanezca en el mismo centro, el informe individualizado de final de
ciclo, se trasladará al tutor del ciclo correspondiente de Educación Infantil o de Educación primaria,
para facilitar la continuidad del proceso de aprendizaje.
- Cuando un alumno se traslade a otro centro, el centro receptor solicitará la ficha personal
del alumno, el resumen de escolaridad y el informe individualizado de final de curso o ciclo, según
corresponda. El centro de origen conservará copia de los documentos durante tres años.

- DESARROLLO DEL PROCESO DE EVALUACIÓN:


- La evaluación del aprendizaje del alumno corresponderá al tutor de cada grupo, el cual
recogerá también información proporcionada por otros profesionales que también con el grupo o
que atiendan a alguno en particular.
- Cuando un alumno se incorpora por primera vez a un centro de Educación Infantil, el tutor
realizará una evaluación inicial en la que se recogerá el grado de desarrollo de las capacidades
básicas, incluyendo la información aportada por las familias, y en su caso, los informes que sean de
interés para la vida escolar.
- Las decisiones relacionadas con la elaboración de esta evaluación inicial, así como los
instrumentos que se se van a utilizar para recobrar esta información, deberán ser tomadas por el
equipo educativo y estar reflejadas la propuesta pedagógica del centro.
- De forma continuada y a lo largo de ambos ciclos, se utilizarán las situaciones cotidianas
para analizar los progresos y dificultades de los niños y para observar tanto su proceso de desarrollo
como los aprendizajes adquiridos, para poder así adecuar la intervención educativa a sus
necesidades.
- En las unidades de programación recogidas en la propuesta pedagógica del centro, se
redactarán los niveles de definición de los criterios de evaluación, que serán el referente de la
evaluación continua.
- Al finalizar cada ciclo, se realizará la evaluación final del alumnado a partir de los datos
obtenidos en la evaluación continua, teniendo como referencia los objetivos y los criterios de
evaluación definidos en la propuesta pedagógica.
- El tutor irá dejando constancia de la información recobrada en la evaluación continua y
realizará su informe correspondiente, tanto al finalizar un curso como al final de un ciclo.
- Se establecerán al menos tres sesiones de evaluación a lo largo del curso, o más, si así lo requiere
la propuesta pedagógica.

- INFORMACIÓN A LAS FAMILIAS


- Es responsabilidad del tutor el informar con regularidad a las familias sobre los progresos y
dificultades detectadas en el proceso educativo de sus hijos, haciéndolos a su vez partícipes de la
educación de sus hijos.
- La información recogida en la evaluación continua se compartirá trimestralmente con las
familias mediante un informe escrito y de forma personal, las veces que sean necesarias.
- Los informes reflejarán los progresos realizados por los alumnos, en referencia a los
criterios de evaluación establecidos en la propuesta pedagógica del centro.