Está en la página 1de 11

REGLAS DE COMPORTAMIENTO

Y REGLAS DE IMPUTACIÓN-

I_n dl'II iución entre las reglas en atención a las cuales un


111.1 1'" /1/(/ Jade antijurídico aparece sin embargo como jus-
,-1,-, y II\~ reglas en atención a las cuales un hecho defi-
¡-'I' IIt(' nntijurídico es exculpado, es de uso corriente en
11111 I! 111 e europeo por lo menos desde las postrimerías del
1 (¡rotius en el año 1625 hablaba en De Jure Belli ac
1.11110de "causa justifica' como de "excusaré" 1, aunque
~I¡'ltlllt'lI\('nte sin preocuparse aún de forma especial por
!lit 1 11(1/1entre ambos conceptos. Por el contrario, cuando
1 f

I ,,' , tI)(' en el año 1797 Die Metaphysik der Sitten 2, ya de-


11'[1 , onoccr con total exactitud la mencionada distinción
¡,llIt ¡11(oción y exculpación. La toma de la Jurispruden-
,1 1que inmediatamente le precedió. A este respecto,
,',' uob. e lodo mencionadas dos obras de Joachim Georg

1,iiill" 11111de
I "Verhaltensregeln und Zurechnungsregeln",
!'! (199]), pp. 449-460, a cargo de Francisco Baldó Lavilla.
!i 11111:11 (11IOTIUS,De Jure Belli ac Pacis libri tres (1625), edita-
I 11 .t A (1(' Kantervan Hettinga Tromp, Lugduni Batavorum
1:'\,llb 11,cap. 1, § 1 (p 167), sobre "causa justifica", y lib. III,
IV, 1111111.7 (p. 744), sobre "excusare".
111I111[11111('1
KAN,., Die Metaphysik der Sitten (1797), AA, vol. VI,

'-'III'~ ,:110,IIIWIlCIIKA, "Rechtfertiguns- und Entschuldiguns-


1"(11 d('~\ Knrneo.des bei Gentz und bei Kant", GA 138
l' I1 ('11cate volumen, pp. 103 Yss.].
12 JOACHIM HRUSCHKA REGLAS DE COMPORTAMIENTO Y REGLAS DE IMPUTACION 13

Daries ": las Institutiones Iurisprudentiae Universalis de 1740 y correlato de las reglas de comportamiento, mientras que las
las Observationes Iuris Naturalis, Socialis et Gentium de 17545• "decision rules" lo son de las reglas de imputación.
Esta distinción entre reglas de justificación y reglas de ex- Las reglas de comportamiento desempeñan, por lo pronto,
culpación se hizo posible en la Jurisprudencia Universal del s. una función en la prospectiva -Daries, en conexión con sus
XVIII, debido a que los autores que se ocuparon de la problemá- predecesores, denomina simplemente "lex" al sistema de re-
tica también conocían ya +O al menos conocieron simultánea- glas de comportamiento-o Éstas son prescripciones o prohibi-
mente- la distinción entre reglas de comportamiento y reglas ciones que se dirigen al sujeto sometido a la norma indicán-
de imputación. Esta últimadistinción, que posee, con mucho, dole lo que debe hacer o dejar de hacer; o son reglas perrnisi-
mayor relevanCia que la que distingue entre reglas de justifica- vas que se dirigen al sujeto sometido a la norma indicándole
ción y reglas de exculpación, vuelve hoy en día a ser debatida lo que le está permitido hacer o dejar de hacer. Dicen acaso:
en la Ciencia Jurídica; sobre todo en los Estados Unidos, don- "¡No debes matar!", "¡No debes robar!" y "En una situación de
de la discusión versa actualmente sobre la diferenciación entre necesidad, debes prestar primeros auxilios a tu prójimo". 0,
"conduct rules" y "decision rules'". Las "conduct rules" son el "¡En una situación de legítima defensa, te está permitido ma-
tar al agresor, si ello es necesario para rechazar la agresión!",
"¡En una situación de estado de necesidad, te está permitido
agredir intereses ajenos, si ello es necesario para evitar el
4 Joachim GeorgDARIEs, Institutioneslurisprudentiae Universalis, Ienae peligro y el interés protegido es relevantemente mayor que el
MDCCXXXX,Introductionis ad Ius Naturae et Gentium Pars generalis, en interés lesionado por la agresión!", etc. Como muestran estos
especial, los parágrafos 211 y ss., y Observationes Iuris Naiuralis, Socialis ejemplos, las reglas de comportamiento poseen en la pros-
et Gentium, vol. II, Ienae 1754, obs. XLII, § XXI Y obs. LI. pectiva una función de configuración. Su cometido reside,
5 Además de éstas, cabría referirse al maestro de Daries, Johann pues, en influir y en conformar la vida.
Jakob Lehmann, el cual preparó el terreno con su clara distinción
Las reglas de comportamiento poseen en la retrospecti-
entre la "imputatio prima", "secunda" y "tertia" para las distinciones de
Daries de las que se habla infra en el texto. Cfr. Samuelis Pufendorfii
va, en cambio, una función de baremo de medición. En esta
de Officio Hominis et Civis ... Libri duo, ... Adnotationibus ... Illustrati a lo. función ya no son "prescripciones", "prohibiciones" o reglas
Iacob Lehmanno, Ienae MDCCXXI, anotación al lib. 1, cap. 1, parágrafo "permisivas" en sentido originario -esto es, dando un uso
17, p. 59. Por lo demás, sobre la historia, cfr. HRUSCHKA, "Ordentliche correcto a estos términos -. sino tipos delictivos o de justifica-
und auíserordentlíche Zurechnung bei Pufendorf. Zur Geschichte und ción que llevan aparejada una valoraCIOn de la que resultaia-
zur Bedeutung der Differenz von actio libera in se und actio libera
antijuridicidad o no antijuridicidad de la conducta. Las reglas
in sua causa", ZStW 96 (1984), apéndice II ("Zur Entdeckungs- und
Rezeptionsgeschichte der Unterscheidung von imputatio facti und
de comportamiento en su función de baremo de medición se
imputatio iuris"), pp. 692 Y ss. [en este volumen, pp. 88 Y ss.]. dirigen, en consecuencia, primariamente al juzgador, el cual
(,Meir DAN-COHEN, "Decision Rules and Conduct Rules: On Accoustic valora el hecho expostfacto en la medida dada por ellas. Éste
Separation in Criminal Law", Harv. L. Rev. 97 (1984), pp. 625 Y ss. puede ser un juez designado oficialmente, un forum exter-
Véase también, George FLETCHER, Rethinking Criminal Law, Boston, num, mas también el propio sujeto agente que juzga su propio
Toronto, 1978, pp. 491 Y ss., el cual utiliza los conceptos "question of actuar ante el "forurri internum". A las prescripciones corres-
wrongdoing" y "questíon of attribution", para expresar la distinción, B. ponden tipos de delitos de omisión; a las prohibiciones, tipos
Sharon BYRD,"Wrongdoing and Attribution: Implications Beyond the
de los delitos de comisión; y a las reglas permisivas, tipos de
Justification - Excuse Distinction", Wayne L. Rev. 33 (1987), pp. 1289 Y
ss., y Paul ROBINSON, "Rules of Conduct and Principles of Adjudication", justificación. En vez de "¡No debes matar!", se dice entonces
U. Chi. L. Rev. 57 (1990), pp. 729 Y ss. "[Quien ha matado, ha actuado antijurídicamentel"; en vez d
14 JOACHIM HRUSCHKA REGLAS DE COMPORTAMIENTO Y REGLAS DE IMPUTACION 15
"¡Debes prestar primeros auxilios!", se dice entonces "Quien 111(111 un sistema de reglas propio. Las reglas de imputación,
ha omitido prestar primeros auxilios ha actuado antijurídi- ! ti Ifcrencía de las reglas de comportamiento, solo poseen
camente!"; y de la referida norma de justificación sobre la le- 11111\ función en la retrospectiva. Y ello, en cualquier caso, en
gítima defensa se desprende que no actúa antijurídicamente 111medida" en la que pueden afectar a la generalidad de los
quien mata al agresor, en caso de que ello sea necesario para ujctos sometidos a la norma. Ya que, al igual que las reglas
rechazar la agresión. 111' comportamiento en su función de baremo de medición, las
Tanto más ha de distinguirse entre la función configura- 1"~~lusde imputación se dirigen primariamente a la persona
tiva y la de baremo de medición de las reglas de comporta- II I 1(' juzga con posterioridad el hecho 7.
miento, tanto más no conviene olvidar que ambas funciones I~nla propia imputación se dan dos niveles. La imputación
forman un conjunto. Son como dos caras de una misma mo- d,' primer nivel-Daries habla de ;imputatio facti"B- es la im-
ñe(fa; sin dudacfl.Stintas, y, a pesar de ello, una unidad. En
ocasiones nos encontramos ante la afirmación de que las re-
glas jurídicas, a diferencia por ejemplo de las reglas de una
Jllltnción de un proceso como ejecución de una acción o de
111111
----- -
inactividad como omisión de una acción, en la respectiva \
ética normativa, poseen ciertamente una función de baremo
it I uición relevante según los tipos contenido-s en la "lex". Es \
Ifl"cleclaratio, quod aliquis sit auctor facti'", esto es, la decla-
de medición, mas no poseen en cambio una función de con- uu-ion de que el sujeto en cuestión es "causa moralis" del he-
figuración. Esta afirmación conduce al absurdo. Si un sis- , 110cornisivo u omisivo del que se da ~üeiita. Frente a ello, la
tema de reglas solo tuviera una función de configuración, y mputación de segundo nivel-desde Daries se llama ''jmputa-
no también una función de baremo de medición, podríamos l u¡ iuris" 10_ es el "iudicium de merito lacti" ll, esto es, la impu-
en efecto decirle en prospectiva al virtual agente lo que ha 111( IÓn "al merecifyÜento" de un hecho que ha sido juzgado en
de hacer y dejar de hacer; mas posteriormente, aun cuando IIl'nción a la "lex". La imputación de primer nivel precede a
conociéramos todos los hechos, no podríamos ya decirle si
111 nplicación de las reglas de comportamiento en su función
ha actuado conforme o contrariamente a las reglas (acaso:
dI' bnrerno de medición del hecho imputado (la "applicatio le-
anti-jurídicamente). O viceversa. Si un sistema de reglas sólo
I'~; ad facturri's, mientras que la imputación de segundo nivel
tuviera una función de baremo de medición, y no también
una función de configuración, podríamos en efecto decirle en
retrospectiva si una acción ha sido acorde o no con el siste-
ma; mas sería imposible decirle al virtual agente con anterio-
ridad (y con ello a tiempo, oportunamente) lo que debe hacer La distinción entre reglas de comportamiento y reglas de impu-
Ill¡;jón posee un carácter relativo en función de la persona de la que
y omitir desde el punto de vista del sistema. Ambas cosas
n t rnte. Para el juez, las reglas, que para la persona imputada son
son igualmente absurdas. Tampoco en la praxis pensamos Il'glllHde imputación, son reglas de comportamiento en su función de
en absoluto en hacer tales distinciones artificiosas, sino que I IIIdlguración, que le dicen si un acontecimiento físico debe ser o no
aplicamos las reglas que tenemos por oportunas -también IIIJHJtndocomo acción y si un hecho acaso juzgado por él como "anti-
todas las reglas jurídicas que como reglas de comportamien- '11Idleo" debe ser o no imputado como culpable.
to vienen al caso- siempre con ambas funciones. H ln.siiiuiiories, Introductionis ad Ius Naturae et Gentium Pars
De las reglas de comportamiento han de distinguirse las '/I/'/(t1is,§ 218; obs. XLII, § XXI.
reglas de imputación. Éstas, desde un punto de vista lógico, ., lnntilutiones, § 213.
no pertenecen al sistema de reglas de comportamiento, es 111
tnetituiiones, § 218; obs. XLII, § XXI.
decir, a la "lex" en el sentido dado por Daries, sino que for- 11tnstiuuionee, § 218.
16 JOACHIM HRUSCHKA REGLAS DE COMPORTAMIENTO Y REGLAS DE IMPUTACIÓN 1

sucede a la aplicación de las reglas de comportamiento en len este ámbito, la voz "auctor" (causa libera) alude, manifies-
su función de baremo de medición. Ya en las Institutiones de trnncnte, al sujeto que obra libremente. "Imputamos" (algo),

\
1740 escribe Daries: "Mihi uidetur", "quod hic actus -i.e. actus el ice Kant en otro lugar, "cuando simpl~nte es lUdbuido a
applicationis legis ad factum.- imputationi iuris antecedat, et unu persona? ~sto es, cuando es concebido como originado
imputationi facti sequaiur" 12. ('11 la Libertad">, Solo de un hecho que sea en tal medida
Consideremos, en primer lugar, la imputación de primer TI·ilputadoen e1primer nivel, y no de un acontecimiento fisico
nivel y su relación con la aplicación de las reglas de compor- (l de su no acaecimiento, se puede decir que está sometido a
tamiento en su función de baremo de medición. La imputa- leyes (prácticas) en el sentido de la primera cita de Kant. Solo
ción de un proceso como hecho comisivo y de una inactividad 11 n hecho que sea en tal medida imputado puede ser o no
como hecho omisivo quiere decir que al juzgador imputante '1 antijurídico. Ahora bien, el juicio por el que un hecho se
no le parece que el proceso sea un simple acontecimiento fí- ( onsidera antijurídico, o, también, el juicio de que un hecho
sico, una simple causa intermedia en el mundo newtoniano, 1\0 se considera antijurídico, es siempre el"resultado de la
o que la inactividad sea la mera ausencia de una tal causa iplicacíón de las reglas de comportamiento en su función de
intermedia, el mero no acaecer de un acontecimiento fisico,
sino que quiere decir que el juzgador toma, bien el proce-
so, bien la inactividad, como un hecho (comisivo u omisivo),
como un factum en el sentido originario de la palabra, esto [imputatio] ... ist das Urtheil, wodurchjemand als Urheber (causa libera)
es, como algo que ha hecho un sujeto agente '. Por ello, la r-lner Handlung, die alsdann That (factum) heisst und unter Gesetzen
imputación de primer nivel quiere decir precisamente que, en tvht, angesehen wird.", creo conveniente indicar lo siguiente:
1) La palabra "Urheber" no puede ser traducida como "causante",
opinión del juzgador imputante, el autor ha tenido una alter- pues en la literatura de la época, ésta significa manifiestamente "causa
nativa a su hecho comisivo o a su hecho omisivo; o expresado Ii bl e", esto es, "causa primaria" o "causa no causada". Sobre ello, véa-
de otra forma, que ha estado en situación de omitir el hecho e: IIRuscHKA, "Imputation", en ESER/FLETcHER (eds.), Rechtfertigung und
comisivo imputado o bien de ejecutar el hecho omitido. "Im- tcntschuldiqunq, 1, Friburgo d.B., 1987, p. 168. Con ello, según entiendo,
putación (Zurechnung)" -se expresa en Die Metaphysik der (' quiere expresar que debido a la intermediación de la libertad el sujeto
que realiza la acción ya no es considerado una causa intermedia más del
Sitten de Kant- "es el juicio por el que se considera a alguien
\ como causa morCilísCIeuña acción, que, a partir de enton-
hecho, sino que es considerado una causa primigenia de éste. En efecto,
(~S por ser el sujeto "causa moralis" del hecho, por lo que se le imputa.
ces, se denomina hecho (factum) y se somete a las leyes" 13. ) Sobre la palabra "Handlung" baste transcribir parte de la nota 16
(p 128) del artículo de Hruschka mencionado arriba, donde se señala:
"El uso que realiza Kant de la palabra "Handlung" es a menudo ambiguo.
ti. pesar de que esta palabra en alemán moderno significa "acción",
1'011 cctamente debe ser traducida por "acontecimiento", puesto que en
12 Instiiuiiones, § 225, anotación marginal. ('"l!' contexto Kant la emplea en el mismo sentido en el que Wolffusaba la
[Aquí se emplea una distinción que en ocasiones se encuentra en
* plIlnbra "actio" (...). Este uso de la palabra "Handlurig" estaba permitido
textos filosóficos, según la cual se entiende que toda "acción" es un ,'1\ ('1 s. XVII!. Véase, por ejemplo: C. WOLFF, Grundsatze des Naiur- und
"acontecimiento", pero que no todo "acontecimiento" es un "acción". En Vo/kc>rrcchts (Halle, 1754; reimpr. Hildesheim, Nueva York, 1980), §
efecto, solo un acontecimiento que pueda ser imputado puede ser con- 1, donde se distingue entre "natürliche (notwendige) Handlungen" y
siderado acción: sobre ello, el lector español puede ver: FERRATER MORA, "h eye IInndlungen". Solo estas últimas son "acciones", mientras que las
De la materia a la razón, 2a ed. (1983), pp. 86 Y ss. (N. del T·ll· lit huerus son meros "acontecimientos" naturales" (N. del T.).]
13 AA, vol. VI, p. 227. [Respecto a esta cita de Kant: "Zurechnung I~ AA, vol. XIX (Reflexionen zur Moralphilosophie), p. 157, refl. 6775.
18 JOACHIM HRUSCHKA REGLAS DE COMPORTAMIENTO Y REGLAS DE IMPUTACIÓN 19
baremo de medición. De ello se sigue que la aplicación de las ~Id('lilinatario del enunciado de deber ser puede seguir la
reglas de comportamiento en su función de baremo de medi- c~jgcncia a él dirigida. La expresión prescriptiva "¡Debes ce-
ción, presupone la imputación del hecho juzgado en el primer l'I'ElI lo. puerta!", que puede resultar de una regla de compor-
nivel. Y, ante todo, que la aplicación de las reglas de com- 1/1111 lento análoga, presupone e implica que el que se expresa
portamiento en su función de baremo de medición implica la 1:1 ec que el destinatario puede efectivamente cerrar la puerta.
imputación del hecho juzgado en el primer nivel. También ello :8 manifiesto para los intervinientes que el destinatario de
es corriente desde el s. XVIII. En la Philosophia Practica Uni- In orden no puede cerrar la puerta, entonces tan solo cabrá
uersalis de 1738, señala expresamente Christian Wolff: "Ex entender la orden "[Debes cerrar la puerta!" como dicha en
applicatione legis ad jactum intelligitur, actionem esse tale m, 1111 modo de hablar sesgado o torcido, como expresada, por
quae imputari possit" ("De la aplicación de la ley a un hecho Ion Lo,cínicamente 17. Así como resulta de la expresión de toda
se infiere que el hecho es un acontecimiento de una natura- 1l!1I ma que impone un deber prescriptivo y, con ello, de toda apli-
leza tal que puede ser imputado") 15. c'ndón prospectiva de una regla de comportamiento, que, en opi-
La implicación de Wolff es la versión retrospectiva del 11 km del que se expresa, el destinatario está en situación de poder
'"Deber''' implica 'poder"', del conocido "'ought' implies 'can'" c\ 1mplir la pretensión de la norma; de la misma forma resulta de
ironizado por Schiller con su no menos célebre "Du kannst, In aplicación retrospectiva de una regla de comportamiento, que
denn du sollst!" ("¡Puedes, puesto que debes!") 16. "'Deber' im- c:Iaplicador cree que el autor del hecho también hubiera podido
plica 'poder'" quiere decir que, en opinión del que se expresa, C;\ unplir la regla de comportamiento que ha infringido.

sta separación de "applicatio legis" e "imputatio facti" no


queda en nada alterada por el hecho de que, como señaló
Kant, ya con la "indagación de las circumstantiarum injacto",
15 Christian WOLFF,Philosophia Practica Universalis... Pars prior, ••para encontrar los momenta in jacto", sea necesario "tomar
Francofurti et Lipsiae MDCCXXXVIll (reimpr., Hildesheim, Nueva York, c'n consideración la Ley", ya que la Ley (la lex de Daries) "con-
1971), § 598. [Respecto a esta cita entiendo que al lector español le podría
resultar de utilidad la transcripción de la nota 12 (p 126) de HRUSCHKA, t ribuye propiamente a la determinación más completa de los
"Imputation", en ESER/FLETcHER (eds.), Rechtfertigung und Entschuldigung, 'acti" L8. En efecto, ha de distinguirse por principio, entre la
I, Friburgo d.B., 1987, en la que se comenta para el lector inglés que cuestión lógica de la diferencia entre los distintos sistemas de
"La palabra "factura', participio perfecto del verbo "facere" o "to do", debe I cglas a aplicar y la cuestión hermenéutica de si en la cons-
ser entendida en su sentido original de "deed" (hecho). Wolff diferenciaba titución del caso jurídico no sería necesario "un ir y venir de
expresamente entre "factum. commissionis" y "factura omissionis", esto es,
lo. mirada" entre la "lex" y el "jactum", el estado de cosas de la
entre comisión y omisión de una acción (ibidem, § 24).
Constituiría, pues, un gran error el pensar que la palabra de inglés vida L9, para que el juzgador pueda ser justo en su labor.
moderno "facts" o la palabra de alemán moderno "Faktum" son traduc-
ciones apropiadas de las palabra "factum" de los textos del s. XVIII.
La palabra "actio" debe ser entendida como "event" (acontecimiento),
pues Wolffdiferenciaba entre "actiones naturales vel necessariae" que son 17 Sobre ello y sobre una determinación más próxima del carácter
meros acontecimientos físicos, y "actiones liberae" que son acontecimien- de la implicación en el '''Deber' implica 'poder"', cfr. R. M. HARE,Free-
tos que deben ser vistos como comisiones de una acción (ibidem, § 12). dom and Reason, Londres, Oxford, Nueva York, 1963, pp. 53 Y ss. (tra-
La palabra "actio" (acontecimiento) usada sin más no puede, por ducción alemana, Freiheit und Vernunft, Düsseldorf, 1973, p. 70).
tanto, ser traducida por su equivalente inglesa "action" (acción)." Los L8 AA, vol. XVIl.2.1 (Metaphysik der Sitten Vigilantius), p. 563.
paréntesis con las palabras españolas correspondientes no constan, 19 Cfr. Karl ENGISCH, Logische Studieri zur Gesetzesanwendung, B
2
obviamente, en el original transcrito (N. del T.).] ed., lIcidelberg, 1960, p 15: "hin- und herwandern des Blickes". [Esta
16 En el poema Die Philosophen de 1796. expresión acuñada por Engisch ha sido traducida al español en LARENz,
20 JOACHIM HRUSCHKA REGLAS DE COMPORTAMIENTO Y REGLAS DE IMPUTACIÓN 21
,
En el ámbito de las reglas sobre la imputación de primer .-,., pt Incipio es la versión retrospectiva de la aplicación del
nivel, las cuestiones se suscitan en la praxis, esencialmente, Il/lflOSsibilium nulla est obligatio" a aquellos conocimientos
en torno a una posible exclusión de la imputación. Ello ocurre tI •• 1 aujcto envuelto en la situación que son necesarios para
cuando la imputación se presenta a primera vista como posi- In I;jl'('ución de una determinada acción o para la evitación
ble, a causa de que el autor virtual se ha visto envuelto en el ,-lO t 111 determinado acontecimiento. La versión prospectiva
proceso a imputar o a causa de una inactividad constatable rlol u-rcer principio rezaría: "Ad ignorata nemo obliqatur''F".
del sujeto. Solemos excluir la suposición de que un sujeto ha 1,-, I t'~la del parágrafo 16, párrafo primero, frase primera del
ejecutado una acción o de que la ha omitido en los siguientes ('lId¡~o Penal alemán, según la cual no obra dolosamente el
casos: 1) cuando -en nuestra opinión- el autor virtual se ha- ti 111' desconoce una circunstancia que sea relevante según el
llaba en una situación tal en la que la ejecución de la acción t ¡po clelictivo pertinente, correctamente entendida, no es otra
en cuestión era físicamente imposible. Aquí rige el principio: , 11111\ que una variante del "Ignoratorum nulla est imputatio".
"Impossibilium nulla est imputatio" (respecto a 10 imposible
no puede haber imputación alguna). 2) Cuando -en nuestra
opinión- el autor virtual se encontraba bajo la incidencia de
1,11 imputación de segundo nivel es el juicio sobre el me-
11'1 uniento del hecho -en el más amplio sentido de la pala-
[n n "merecimiento", esto es, como igualmente comprensiva
.1
una necesidad física; ante todo, bajo la incidencia de una vis
absoluta. Aquí rige el principio: "Necessariorum nulla est im-
,It- méritos y d~méritos-. Si se ~mit.~ este jui~io, ello significa
f¡ 111' ya ha temdo lugar la aplicación del Sistema de reglas
'Y
putatio" (respecto a 10 necesario no puede haber imputación .1(' comportamiento al hecho. Existe por ello igualmente aquí
alguna 20). 3) Cuando -en nuestra opinión- el autor virtual 111111 relación de implicación: la imputación de segundo nivel
no ha tenido conocimiento de la situación relevante o de la rupllca la aplicación del sistema de reglas de comportamien-
alternativa que le era dada al proceso o a la inactividad de to competentes al hecho. En el bien entendido que, en Dere-
la que respectivamente se trata. Aquí rige el principio: "Igno- ,110 penal, el juicio de imputación de segundo nivel es más
ratorum nulla est imputatio" (respecto a 10 que el sujeto no ixnctamente un juicio sobre un demérito. Lo denominamos
ha conocido no puede haber imputación alguna). El primer uunbién "juicio sobre la culpabilidad del autor". La imputa-
principio es el giro retrospectivo del clásico "Impossibilium , ion de la culpabilidad implica, por 10 tanto, la aplicación del
nulla est obligatio" 21 que rige en la prospectiva. El segundo uucrna de reglas de comportamiento al hecho, con la conse-
principio es la extensión del primero a los casos de necesidad ( ucncía específica de que el hecho sea antijurídico. También
física. Este segundo principio tendría para la prospectiva el ,>ut a relación de implicación era ya conocida en el s. XVIII. Kant
siguiente tenor: "Necessariorum nulla est obligatio". El ter- 1" tenía presente cuando decía: "La culpabilidad presupone
cmpre un injusto't ".
El juicio de imputación de segundo nivel también expre-
\ algo acerca de la libertad con la que obró el autor. Si nos
Metodología de la Ciencia del Derecho, 2a ed., 1980, p. 275, como "ir y ci rcunscribimos a la imputación de hechos antijurídicos a
venir de la mirada" (N. del T.).]
20 En A System of Moral Philosophy, vol. 1, London, MDCCLV (reím-
pro en Collected Works of Francis Hutcheson, vol. V, Hildesheim, 1969),
p. 229, denomina Hutcheson el "Impossibilium et necessariorum nulla fr., p.e., Gottfried ACHENWALL, ProlegomenalurisNaturalis, Gottingae,
est imputatio" como "common maxim". MDCCLVIIl,§ 16, donde también se dice: "Ultra scire nemo tenetur".
21 Digesto, 50.17.185 (Celsus). I AA, vol. XXVII.1 (Praktische Philosophie Powalski), p. 155.
22 JOACHIM HRUSCHKA REGLAS DE COMPORTAMIENTO Y REGLAS DE IMPUTACION

.
la culpabilidad, la imputación de segundo nivel significa el 1'llllIdón. El autor que obra antijurídicamente en una situa-
juicio por el cual se considera que el autor que obró con co- I 11111 de necesidad también tiene aquí una alternativa a su
I uurportamíento, por más que ésta pueda resultar altament
nocimiento de la antijuridicidad de su hecho, por una parte,
tuvo un motivo para omitir la acción prohibida o para eje- 11I1,'scable;de no ser así, el hecho ya no se podría considerar
cutar la acción prescrita y, por otra parte, no tuvo ningún 111modo alguno antijurídico. Sin embargo, el "margen" de li-
contramotivo comprensible que le impidiera el cumplimiento 111' 1t nd del autor queda restringido a causa de la situación de
de su deber. Es en este sentido en el que se considera que fue 11I'('t'sidad. El autor posee, ciertamente, un contramotivo de
III~HO que se sobrepone al motivo que provee la prescripción
"libre" el autor al que se le imputa el hecho. De este concepto
de libertad ha de distinguirse el manejado en la imputación n 111prohibición. Por ello, aceptamos su exculpación. No, por
de primer nivel, en la que se trata de la alternativa que tuvo lo \unto, porque aprobemos el hecho cometido bajo la presión
el autor a su acción. d,'1 peligro que crea la situación de estado de necesidad, sino
pOI que no podemos decir que nosotros mismos hubiéramos
Las reglas acerca de la exclusión de la imputación de se-
gundo nivel y, con ello, las reglas acerca de la exculpación de ubrndo de forma distinta en una situación parangonable.
un hecho antijurídico se comprenden mejor cuando se exa- .Junto a los dos niveles de imputación, han de distinguirse
.Ios tipos de imputación. Ésta puede ser, en efecto, ordinaria
minan efectuando paralelismos con las reglas sobre la exclu-
.Yr-xtraordiriaria. En los dos niveles de imputación de un he-
sión de la imputación de primer nivel. Veamos.
dIO (antijurídico), es ésta "ordinaria", si y porque el juzgador
La exculpación del autor que desconoce la antijuridicidad
110aprecia razón alguna que la excluya. La imputación es,
de su comportamiento 24 se corresponde con "Ignoratorum nu-
por el contrario, "extraordinaria", si en efecto concurre una
lla est imputatio" del primer nivel de imputación. Ciertamen-
\111causa de exclusión de la imputación y, sin embargo, pre-
te, el autor que obra en error de prohibición o de prescripción
( lsamente por ello, se hace responsable al autor.
comete un hecho antijurídico, ya que se halla en situación de
Si se cumplen las condiciones del "Impossibilium et neces-
ejecutar la acción prescrita o de omitir la prohibida; sin em-
sariorurti nulla est imputatio" o del "Ignoratorum nulla est im-
bargo, no tiene ningún motivo para obrar conforme a deber,
putatio" o, en el segundo nivel de imputación, las condiciones
puesto que no conoce la regla de comportamiento pertinente.
de las causas de exculpación a ellas paralelas, queda la im-
Por lo tanto, lo disculpamos, de la misma forma que exclui-
putación, por lo pronto, excluida. Puede suceder, sin embar-
mos la imputación de primer nivel cuando el autor desconoce
~o,que el autor haya producido él mismo "malafide" la situa-
circunstancias fácticas esenciales.
-ión que excluye la imputabilidad o que sea responsable de
La exculpación del autor que en una situación de necesidad 25
ella por otras razones. Por ejemplo, cuando el autor hubiera
obra antijurídicamente se corresponde con el "Impossibilium et
podido evitar sin más la situación en la que ha quedado so-
necessariorum nulla est imputatio" del primer nivel de im- metido por una "vis absoluta" o cuando el autor hubiera podi-
do evitar sin más el error sobre las circunstancias relevantes
que excluyen su dolo referido al hecho. En casos como éstos,
puede suceder -y, en efecto, ocurre con frecuencia- que im-
24 Cfr. § 17 StGB.
putemos al autor el proceso o la inactividad como hecho co-
25 Una situación de estado de necesidad, también una situación de
misivo u omisivo, aunque se hayan cumplido los presupues-
estado de necesidad coactivo (una vis compulsiva), en el sentido del § 35
StGB, una situación de estado de necesidad del autor obrante en exce- tos de la exclusión de la imputación. Entonces consideramos
so en la legítima defensa (§ 33 StGB), etcétera. lo imputación como extraordinaria. Se imputa el hecho, por
24 JOACHIM HRUSCHKA REGLAS DE COMPORTAMIENTO Y REGLAS DE IMPUTACIÓN

ello, extraordinariamente -en el primer nivel de imputación-, ('1\los Elementa de 166028 entre los tres conceptos"
cuando hablamos de una "actio (u "omissio") libera in causa" "r) uuue in se penes hominemfuit", "actio quae in sua caus
en atención a la necesidad física de un acontecimiento o en 0(.'''1'''1 hominem fuit" y "actio quae neque in se neque in su
atención a la imposibilidad física de ejecutar una acción. Ello 111 .•••(/ penes hominem fuit"?", distingue entre hechos imputa-

es igualmente válido para todos los casos de imprudencia en I¡I,·, ordinariamente, extraordinariamente y ni ordinaria, ni
los que la imputación ordinaria del hecho ha quedado exclui- 1( 1 mordinaríamente. De forma expresa, dice este autor qu
da a causa de la ausencia de conocimiento del hecho y, sin 11111 lns acciones del tercer grupo no son imputables: "Id quod

embargo, se hace responsable al autor por haber desconocido , "1/11 (l in se neque in sua causa penes aliquem fuit, non potest
las circunstancias fácticas. I/.'SI impuiari" (lo que no ha estado en poder de un hombre,
Lo propio rige para las causas de exculpación. Si el mismo Id c'l\ sí mismo tratado, ni en su causa, no le puede ser im-
autor ha producido imputable mente la situación en la que 1'"111(\0). Pufendorfy sus seguidores llevan adelante también
se vio expuesto a una amenaza digna de tomarse en serio 1I1 1I lpartición. El mismo Pufendorf conoce la distinción entre
o a una vis compulsiva -p. ej., si él mismo ha "causado" el l." ti es conceptos "non-coactum", "coactum in se, sed non in
peligro que crea la situación de necesidad 26_ o si él mismo .uu causa" y "coactum in se et in sua causa simul"30; así como
es responsable por otras razones de la situación en la cual 1" eliatinción entre los conceptos "ignorantia non invincibilis" e
se ve amenazado durante la realización del hecho, se le im- ..uuioraniia in se, sed non in sua causa invincibilis" y "ignoran-
puta el hecho antijurídico que comete; y ello, a pesar de la /1(1 inuincibilis in se et in sua causa simui'é), Hutcheson aña-
causa de exculpación en sí concurrente. La imputación tam- dc' n ello la distinción entre los conceptos "non-involuntarium",
poco es aquí, por tanto, ordinaria, sino extraordinaria. Lo "tnuoluntarium in se, sed non in sua causa" e "involuntarium
mismo ocurre en los casos de error de prohibición evitable,
pero no evitado en contra de una "incumbencia" del autor
[einer Obliegenheit des Taters zuunder']. Ciertamente, estos
casos también pertenecen a este grupo, pues pese a que el IlIlIn causam"y escribe expresamente acerca de un por él denominado
autor desconoce la norma competente, es responsable de esta que puede ser imputado, "quia est voluntarius in sua causa".
'11'1118,

situación de desconocimiento; por ello se le imputa su hecho 1\ Samuel PUFENDORF, Elementorum Jurisprudentiae Uniuersalis Lihri Il,
antijurídico, de forma extraordinaria, como culpable. "ngnc-Comitis MDCLX, lib. Il, axioma 1.
La idea de una imputación extraordinaria se remonta por 1. "Actio" (que) considerada en sí misma (ha estado en poder de
21)

lo menos hasta la Edad Media 27. Cuando Pufendorf distin- 1111 hombre), 2. "actio" (que) no (ha estado en poder de un hombre)
conaiderada ciertamente en sí misma, pero sí (lo ha estado) en su
('/lusa y 3. "actio" que, ni considerada en sí misma, ni en su causa, ha
-studo en poder de un hombre. [El texto entre paréntesis no consta
r-n el original (N. del T.).]
26 Cfr. el § 35, párrafo 10, frase 28, StGB. ao 1. No forzada, 2. considerada forzada en sí misma, pero no en su
• [El autor distingue entre deber (Pfl.icht) e "incumbencia" (Obliegen- cnusn y 3. forzada, tanto en sí misma considerada, como también en
heit) y entre infracción del deber e infracción de la "incumbencia". So- 11 causa. Véase Elementa, lib. Il, obs. II, § 4.
bre ello, véase: HRUSCHKA, Strafrecht nach logisch-analitischer Methode, 1 1. Ignorancia no inevitable (= evitable), 2. ignorancia considerada
28 ed. (1988), capítulo IV y, resumidamente, apéndice II (N. del T.).] r-n sí misma inevitable, pero no en su causa y 3. ignorancia inevitable,
27 Ya TOMÁS DEAQUINO, Summa Theologiae I-II, q. 77, a. 7, c., distin- tnnto considerada en sí misma, como también en su causa. Véase Ele-
gue entre la "voluntarium secundum se" y la "voluntarium secundum mC'nta, lib. lI, obs. 1, § 9.
26 JOACHIM HRUSCHKA RI~GLAS DE COMPORTAMIENTO Y REGLAS DE IMPUTACION

in se, et in sua causa" 32. De donde resulta que la aplicación 11111'umbos conjuntos de reglas. No es, por ello, casual qu
de la distinción entre la imputación ordinaria y extraordina- In «'Inlda del Derecho penal insista en la diferencia entre las
ria a toda constelación de casos pertinente era algo evidente de justificación y las causas de exculpación.
!I nUI~

para los autores de los s. XVII y XVIII 33. Si utilizamos hoy en día 1'11111
bién resulta ciertamente válido el extraer consecuen-
la terminología al uso y distinguimos entre las "actiones libe- I 1'-1"d(' lo dicho, ante todo, para la teoría del estado de ne-
rae in se", las "actiones liberae in (sua) causa" y las "actiones ,·qid/ld y del error. En una Observatio de 1754 diferencia
neque in se neque in (sua) causa liberae", sería conveniente IIHI U'H 14 entre tres distintas "exceptiones" de estado de nece-
denominar como "actiones liberae in causa" a todas aquellas il:llld l) Una "defensio" respecto a situaciones de estado de
acciones u omisiones que imputamos extraordinariamente. III~((,tlidnd que excluyen la imputación ordinaria en el primer
Deberíamos tener en este ámbito siempre presente que el tér- Idv!"II",. Aquí rige el principio "Necessitas non habet legem"
mino "liber" posee un significado distinto, según se trate de n jlC'nl ido textual. 2) Una "defensio" en los casos de estado
la imputación de primer nivelo de la imputación de segun- d,· 11I'('('sidaden los que, si bien es cierto que el autor infrin-
do nivel. La restricción de la terminología actualmente usual t: lln precepto individual, sin embargo, a pesar de ello, la
únicamente a constelaciones particulares de casos de ambos 11 1'11(ción
j en estado de necesidad es conforme con la "meta
niveles de imputación es, en cualquier caso, inconsecuente. n.(I-' elevada de todo actuar humano" (sea ésta cual fue re) 36.
Sobre este trasfondo, resulta sencilla la distinción entre 1/[1 "v xceptio" que aquí le permite al autor sortear la regla del
las reglas que rigen la justificación de un hecho y las que ri- pl''IC'pto que se infringe es designada por Daries como "ex-
gen su exculpación. Como las reglas acerca de la justificación í·',lw secundum leges instituta", es decir, como algo que, a
l..••

de un hecho se corresponden con reglas permisivas y éstas, Ik." I 1 de la contravención de un precepto particular, es con-
según los principios de la lógica deóntica, pertenecen necesa- 11)1 IIIC'nl sistema de las leyes. Evidentemente, con ello se da
riamente al mismo sistema que las prescripciones y prohibi- f'11I1 lo que hoy en día denominamos como "justificación". 3)
ciones, las reglas de justificación pertenecen necesariamente tJIIII "cxceptio" en aquellos casos de estado de necesidad en
al mismo sistema que los tipos de los delitos de omisión y 1"" que el autor "se permite" una infracción de un precepto,
comisión. En otras palabras, las reglas de las causas de jus- 111 q uc ello esté permitido por el sistema. Ésta es una "excep-
tificación pertenecen a la "lex" de Daries según la cual el juz- 11/1 contra leges instituta"; es decir, algo que no solo es contra-
gador enjuicia un hecho como antijurídico o no antijurídico. 1iu ni precepto individual, sino también contrario al sistema
Las reglas de la exculpación, por el contrario, pertenecen al dc' leyes. Aquí, Daries ya no habla de una "defensio", sino
sistema de reglas de imputación de segundo nivel de imputa- tic' "cxcusatio" (exculpación), diferenciándola expresamente
ción. Por lo tanto, apenas puede ser más grande la diferencia clc' lus demás "exceptiones". Esta tripartición se corresponde
e ClIIIn tripartición entre reglas de imputación de primer nivel,
1C'glns de comportamiento en su función de baremo de me-

32 1. La acción no involuntaria (= voluntaria), 2. la acción conside-


rada en sí misma involuntaria, pero no en su causa y 3. la acción in-
voluntaria, tanto considerada en sí misma, como también en su causa. 1-1
Ohsorvatio LI. En detalle, en mi artículo citado en la nota 3 [cfr.
Véase HUTCHESON, A System, vol. I, p. 229. (~II('¡¡le volumen, pp. 103 Y ss.]
33 En detalle HRUSCHKA, "Ordentliche und auíserordentliche Zurechnung I~, Dar les habla de "status necessitatis simplicis".
bei Pufendorf", ZStW96 (1984),pp. 661 Yss. [en este volumen, pp. 51 Yss.]. 1ft
1)8. LI, § XV.
28 J OACHIM HRUSCHKA REGLAS DE COMPORTAMIENTO Y REGLAS DE IMPUTACION 2
dición y reglas de imputación de segundo nivel; siendo más •t. lu-cho de una causa de justificación, quedan en principio
precisa que la actual "teoría de la diferenciación", que única- Ipd pn rados a los errores sobre circunstancias que son rele-
mente distingue entre el "estado de necesidad justificante" y IlIltH según un tipo delictivo, y deben, por ello, ser tratados
el "estado de necesidad exculpante" 37. También se desprende de I()I ma análoga. Los problemas relacionados con ellos son,
muy claramente en Daries que, en el primer estadio de las re- 111, problemas de la imputación de primer nivel. Lo que para
flexiones sobre el estado de necesidad, la cuestión giraba más 1 /le t ual Derecho penal significa, por ejemplo, que la supo-
en torno al lugar lógico de las distintas "exceptiones", que en 11 Ion errónea por parte del autor de circunstancias que son
torno a su reconocimiento efectivo y a su configuración mate- I ,I"VII ntes según el supuesto de hecho de una causa de justi-
rial detallada. Ciertamente, existe, por ejemplo, un lugar ló- 111 "dón, debe ser reconocida como excluyente del dolo.
gico para el estado de necesidad exculpante, aun cuando no 1':11 suma, queda así definida una estructura delictiva tri-
deba ser reconocido ningún caso concreto en el que exculpe 1'''1 tito. que resulta de la diferencia entre las reglas de com-
el estado de necesidad. 11111 t 11miento y las reglas de imputación en ambos niveles. No
En lo que atañe a la teoría jurídico-penal del error, regresa vid" ciertamente aquí el esquema posclásico de "Tipicidadj
en la más reciente legislación alemana la antigua distinción Al' t li uridicidadj Culpabilidad", que ha sido enseñado durante
entre "iqnorantia facti" e "iqnoraniia iuris", según la cual se 1/1 tll imera mitad de nuestro siglo y que hasta hoy tiene re-
diferencia entre los errores sobre el hecho y circunstancias 1"'1 cueíones. Este esquema descansa en un desconocimiento
que son relevantes desde el prisma del tipo legal 38 y los erro- el.· lns estructuras que le sirven de base. Antes bien, han de
res acerca de la antijuridicidad del hecho 39. Ésta se hace ne- dlHtinguirse en Derecho penal: 1) la imputación en el pri-
cesaria por la distinción entre la imputación de primer nivel 1111'1 nivel de imputación por la que son imputados el hecho
y la de segundo nivel. Es controvertida actualmente, por el y tus circunstacias del hecho que son relevantes para emitir
contrario, la clasificación del error sobre las circunstancias rvr-ntualmente el juicio de antijuridicidad; 2) el propio jui-
que son relevantes según el supuesto de hecho de una causa • In de antijuridicidad, si y en la medida en que resulte de la
de justificación. Según 10 aquí dicho, solo puede ciertamen- '1)1 icación de las reglas de comportamiento en su función de
te existir una solución correcta. Como las reglas permisivas 1)11 remo de medición; y 3) la imputación en el segundo nivel
figuran en el mismo plano lógico que las prescripciones y <1,' imputación por la que se imputa el hecho antijurídico a
prohibiciones, figuran también los supuestos de hecho de las 111 culpabilidad. La diferencia entre las reglas de comporta-
causas de justificación en el mismo plano lógico que los ti- "tiento y las reglas de imputación en ambos niveles posee,
pos de los delitos comisivos y omisivos. Son excepciones a por lo tanto, extensas consecuencias; éstas no solo se pueden
las reglas de los tipos delictivos. Por lo tanto, los errores so- r-luborar con la máxima amplitud e independencia de cuales-
bre las circunstancias que son relevantes según el supuesto [uicra que sean las leyes "positivas", sino que también deben
ser elaboradas con la máxima amplitud e independencia de
-atas leyes, puesto que en el marco de esta diferencia, y en
us consecuencias, operamos con la Lógica del lenguaje pres-
37 Aparte de ello, también se debe modificar, y no de forma insigni-
('1 iptivo y adscriptivo, que es previa al Derecho "positivo".
ficante, la difundida tesis según la cual la "teoría de la diferenciación",
en el ámbito del estado de necesidad, sería una conquista del s. xx.
38 § 16, párrafo 1°, frase la, StGB.

39 § 17 StGB.

También podría gustarte