Está en la página 1de 3

cuidar y velar por ellos espiritualmente

 
 
 

Como padres, uno de los papeles más importantes e


influyentes que toca en la responsabilidad de cuidar y velar
por los hijos es la de llevarlos por las sendas de la fe y la
justicia, batallando incansablemente contra las corrientes del
mundo que suelen ser muy contrarias a los principios
cristianos. Debemos convertirnos casi que en guerreros de la
oración por ellos. Luchar por sus almas a través de la
intercesiónpara que no se pierdan

Debido a la cercanía de su relación, los padres pueden conocer


a sus hijos mejor que ningún otro y pueden discernir en qué
momento necesitan más apoyo de la oración.

A continuación, te presentamos una oración de bendición y


de protección que pueden hacer los padres por sus hijos

Oh Señor,
Gracias por mis hijos. Te pido que ellos te miren a
través de mí y por ello te sigan. Por favor perdóname
cuando cometa un error y ayúdales a ellos a perdonarme
también. Señor, te ruego que mis pequeños vean y se den
cuenta dentro de su corazón cuánto los amas.
Te pido que ellos sepan sin dudarlo que los amo
también… especialmente cuando cometen errores.
Ayuda a mis niños para que sepan que ellos
"fueron hechos de una manera tan admirable y
maravillosa” según el Salmo 139,14. Y que tienes grandes
planes para sus vidas y que les ayudarás a prosperar y
tener esperanza... aun cuando los tiempos sean difíciles
(Jeremías 29,11).
Te pido para mis hijos la fortaleza para que al hacer
cosas difíciles, nunca se rindan. Permíteles, te lo
suplico, Señor, que aprendan de sus errores y vuelvan a
levantarse cuando caigan.
Dales la sabiduría para reconocer lo que es bueno y lo
que es malo. Protégelos de caer en las trampas de la
adicción, el abuso, la ansiedad, la depresión, y el orgullo.
Señor, dales la gracia de dirigir hacia Ti a todos aquellos
que quieran hacerlos errar su camino, pero a la vez que
sean listos al elegir sus mejores amigos.
Te pido que mis hijos entreguen su pequeño gran
corazón a Ti. Y cuando alguien trate de quebrantarlos,
Tú puedas estar ahí para hacerlos sentir completos otra
vez.
Ayúdales también Señor, a tomar buenas decisiones, que
tengan impactos positivos en su futuro. Capacítalos con
aquello que tienes reservado para ellos. Ayúdales a
mantener siempre la mirada firmemente dirigida hacia
Ti y hacia Tu voluntad para que estén siempre en
sintonía con lo que Tú quieras que hagan.
Dales hambre de Tu palabra, y ayúdales a
guardarla celosamente en sus corazones.
Oh Señor, ayúdame a realizar todo aquello que esté en
mis manos para enseñarles a ser individuos
independientes que te amen, que amen a la gente y
sirvan a Tu Palabra. Cuando ellos decaigan y duden de
sus habilidades o de su misión en este mundo, ayúdame a
decir las palabras correctas portadoras de esperanza.
Gracias por este grandioso regalo que es verlos crecer y 
aprender. Que nunca me pase desapercibido ni siquiera
un día.
Gracias por amar a mis hijos aún más de lo que yo
puedo hacerlo. Sus vidas están en Tus asombrosas y
amorosas manos, Señor. Míralos, protégelos, y
mantenlos saludables, fuertes, inteligentes y amables,
para que ellos puedan iluminar con Tu luz.
Con el Poder de Jesús,
Amén