Está en la página 1de 57

PROCESO DEL AUTO CONOCIMIENTO A TRAVÉS DE LAS EMOCIONES.

MAYTE ZUBILLAGA PAEZ Ps, PhD.

Directora Pedagógica

Compiladoras

RUMILDA SOLANO BAQUERO

RIQUILDA SOLANO MEDINA

IDALMIS FERNANDEZ MENDOZA

YESSICA DE LA HOZ CORDOBA

ROSYNAN PINTO TAMAYO

NAYLA HOLGUIN

2019
LAS EMOCIONES EN LA PRIMERA INFANCIA

INTRODUCCIÓN

En este documento se encontraran temáticas que giran en torno a las emociones,


cuando se habla de las emociones se hace referencia a la reacción que una
persona experimenta a partir de estímulos, las emociones son universales y
representan un complejo mundo en el que se incluyen tanto emociones positivas,
como por ejemplo la alegría, amor, felicidad, o emociones negativas tales como la
ira, el miedo, tristeza y timidez. Estas están presentes en la vida de la persona
desde que nace y desempeñan una función relevante en la formación de la
personalidad. (López, 2005).

Teniendo en cuenta lo anterior también se encontraran contenidos sobre el


analfabetismo emocional que abarca la incapacidad de conectar y manejar
nuestras emociones, por ende comprender las emociones de los demás, también
tienen como consecuencias la presencia de ansiedad, estrés, depresión, violencia,
consumo de drogas y comportamientos de riesgos etc. Incluyendo la educación
emocional el objetivo de esta educación es el desarrollo de competencias
emocionales: conciencia emocional, regulación emocional, autogestión,
inteligencia interpersonal, habilidades de vida y bienestar. La práctica de la
educación emocional implica diseñar programas fundamentados en un marco
teórico, que para llevarlos a la práctica hay que contar con profesorado
debidamente preparado; para apoyar la labor del profesorado se necesitan
materiales curriculares; para evaluar los programas se necesitan instrumentos de
recogida de datos ( Bisquerra 2001), del mismo modo se hablara sobre el inicio de
la socialización donde se entiende que el ser humano es un ser social desde que
nace y a medida que va tomando conciencia mediante el proceso de socialización
e intercambio con el otro donde intervine su maduración orgánica y su desarrollo
intelectual afectivo, igualmente el papel de la escuela cumple un rol muy
importante en la socialización del niño en su capacidad de relacionarse con otros,
desarrollando habilidades de sentirse parte de su grupo, resolver conflictos en un
ambiente alegre y respetando normas, es importante que el maestro y educadores
tengan una formación en el tema de las habilidades sociales empatía, resolución
de conflictos, para este tipo de situaciones. Por consiguiente se hablara de las
competencias emocionales dentro de la concepción emocional se vislumbra el
desarrollo de ciertos rasgos, actitudes o conocimientos que sean pilares que
conduzcan a un adecuado avance emocional.

Finalmente se encontraran 3 módulos de trabajo donde se evidencian actividades,


que parten desde el aprendizaje del docente hasta actividades para los niños y
niñas entre los 3 a 6 años de edad entre estos está el módulo 1 que habla sobre el
desarrollo emocional docente, el módulo 2 se refiere a la bienvenid@ al mundo de
las emociones y el módulo 3 trata sobre mis emociones: La gran aventura. Cada
una de las estrategias que se presentan en este manual se definen como un
recurso para el personal docente las cuales podrán ser utilizadas como una acción
a ejecutar dentro del aula para el beneficio de los niños y niñas, y en promoción de
desarrollo integral y por lo tanto de la educación emocional.

OBJETIVO GENERAL

Desarrollar habilidades de autoconocimiento de las emociones en los primeros


años de proceso educativo a través de la empatía, técnicas básicas de percepción
facilitación, comprensión y regulación emocional.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Fortalecer la importancia de las emociones y reacciones en torno a un


estado de animo
 Instruir a padres de familia y maestros sobre el conocimiento de las
diferentes emociones para que de esta manera controlar actitudes positivas
y negativas.
 Combatir el analfabetismo emocional tanto en los alumnos, docentes y
padres.
JUSTIFICACIÓN
En vista de la necesidad de tratar el tema de la educación emocional en niños y
niñas de 0 a 6 años, se hace necesario conocer la relación que existe entre las
diferentes emociones y sus consecuencias en la vida practican a través del
autoconocimiento de las emociones. La aceptación y el autoestima ya que lo que
se aprende en esta edad marcara su vida futura.

Buscando instruir en el conocimiento sobre las diferentes emociones a los padres


de familia y maestro para que se integren en el desarrollo emocional de sus hijos y
alumnos y asi haya una preparación orientada a un mejor futuro, reduciendo
conductas de agresividad y algunas emociones como la ira y la tristeza etc.
Utilizando estrategias metodológicas.

Para una prevención de conducta que puedan afectar de forma negativa las
diferentes emociones que trataremos en la educación infantil y así favorecer el
desarrollo integral y actitudes positivas como son; la empatía como el ser sociales
y poder resolver conflictos teniendo un actitud asertiva frente a los demás,
intentaremos desarrollar el auto conocimiento de cada alumno y lograr identificar
las emociones en uno mismo para mejorar la convivencia y disminuir los conflictos
violentos, controlar las emociones negativas y superar los fracasos.

MARCO TEÓRICO

 Emoción: Una emoción es algo que una persona siente que la hace
reaccionar de cierta manera; esto refleja el hecho de que las emociones
son experimentadas de forma individual, ya que no todas las personas
sienten o reaccionan de la misma manera. En este sentido Bisquerra (2001)
explica que una emoción es “un estado complejo del organismo
caracterizado por una excitación o perturbación que predispone a una
respuesta organizada. Las emociones se generan habitualmente como
respuesta a un acontecimiento externo o interno” (p. 61). Una vez definido
el concepto de emoción, es importante señalar que existen diversas
emociones; por lo que se hará énfasis en la descripción de las emociones
que más frecuentemente experimentan las niñas y los niños en su diario
vivir.
 Emociones positivas: son las que se experimentan cuando se logran
objetivos. Sobre todo si se logran antes de lo esperado o si los logros son
mejores de lo previsto, son indicadores de que se está en el buen camino,
que se está cumpliendo los objetivos fundamentales de la evolución: crecer,
desarrollarse, procrear, evolucionar, el libro emociones positivas coordinado
por Enrique G Fernández Abascal (2009), es un extenso manual donde se
puede encontrar abundantes informaciones sobre el tema.
 Emociones negativas: Emociones positivas: son las que se experimentan
cuando se logran objetivos. Sobre todo si se logran antes de lo esperado o
si los logros son mejores de lo previsto, son indicadores de que se está en
el buen camino, que se está cumpliendo los objetivos fundamentales de la
evolución: crecer, desarrollarse, procrear, evolucionar, el libro emociones
positivas coordinado por Enrique G Fernández Abascal (2009), es un
extenso manual donde se puede encontrar abundantes informaciones sobre
el tema.
 Analfabetismo emocional: El analfabetismo emocional hace referencia a
la incapacidad para conectar y manejar nuestras emociones y, por ende,
para comprender y aceptar las emociones de los otros. Se asegura que la
alfabetización emocional es la segunda revolución del saber básico. La
primera fue cuando se consideraba analfabeto al que no sabía leer ni
escribir. Hoy en día, eso no es suficiente, por lo que se utiliza este concepto
para hacer referencia a las personas que se muestran incapaces de
controlar sus emociones. Hidalgo, (2018).
 Educación emocional: Se comprende la educación emocional como un
proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar el
desarrollo emocional como complemento indispensable del desarrollo
cognitivo, constituyendo ambos los elementos esenciales del desarrollo de
la personalidad integral. Para ello se propone el desarrollo de
conocimientos y habilidades sobre las emociones con objeto de capacitar al
individuo para afrontar mejor los retos que se plantean en la vida cotidiana.
Todo ello tiene como finalidad aumentar el bienestar personal y social.
(Bisquerra, 2001, p.243).
 Autonomía emocional: Esta competencia emocional hace referencia a la
capacidad de generarse las propias emociones y defenderse de las
emociones tóxicas. En cuanto a esta competencia, Bisquerra (2009) explica
que se relaciona con la autogestión personal, y que incluyen el siguiente
micro competencias: autoestima, automotivación, autoeficacia emocional,
responsabilidad, actitud positiva, análisis crítico de normas sociales y
resiliencia.
 Competencias emocionales: El desarrollo de competencias emocionales
trae consigo muchas ventajas en diferentes áreas de la vida de las
personas, como menciona Bisquerra (2009) éstas influyen positivamente en
los procesos de aprendizaje, las relaciones interpersonales, la solución de
problemas, la consecución y mantenimiento de un puesto de trabajo, etc.,
estas ventajas y muchas otras más benefician a las personas, favoreciendo
un desarrollo saludable e integral, el cual a la vez propicia el bienestar.
 Socialización emocional: La socialización es el proceso mediante el cual
el ser humano aprende, en el transcurso de su vida, los elementos
socioculturales de su medio ambiente y los integra a la estructura de su
personalidad bajo la influencia de experiencias y de agentes sociales.
La socialización es factible gracias a los agentes sociales, que se pueden
identificar como la familia, la escuela y los medios de comunicación.
Además, son las instituciones e individuos representativos con capacidad
para transmitir e imponer los elementos culturales apropiados. Los agentes
sociales más representativos son la familia, porque posee un rol primordial
ya que es el primer nivel social al que tenemos acceso y la escuela, ya que
en la actualidad ha perdido su papel principal y la escuela es transmisora
de conocimientos y de valores. También en la socialización una persona
interioriza su cultura de una sociedad determinada. Mars (1960).
METODOLOGÍA

En este documento se emplea la metodología didáctica que se fundamenta en


diversos enfoques y modelos educativos. Entre ellos está el enfoque
constructivista, el modelo sistémico y la orientación humanista. El enfoque
constructivista parte de la concepción de un proceso de construcción personal de
significados a lo largo de la vida. Se asume la idea de que esta construcción se
hace con la participación activa y la implicación personal de niño en el proceso de
desarrollo y aprendizaje. Así pues toda propuesta practica debe partir de los
conocimientos previos, intereses y necesidades de la persona para que pueda
construir significativamente los nuevos conocimientos y favorezca un aprendizaje
significativo.

Los actores de este proceso son los niños y niñas, la familia y los maestros

Características de los niños y niñas:

La primera infancia (1-3 años). Este periodo suele coincidir con la etapa en la
que los niños asisten a la escuela infantil. Su evolución en las diferentes áreas
será la siguiente:

- Área cognitiva. En esta etapa el pensamiento es egocéntrico y le cuesta mucho


imaginarse lo que piensan o creen los demás.

- Área del lenguaje. Locución y expresión verbal. Los niños empiezan a controlar
el uso del lenguaje propiamente dicho. Al principio es un lenguaje telegráfico con
palabras sueltas y más tarde tendrá la capacidad de generar frases simples con
incorrecciones.

- Área socio-emocional. El niño sigue jugando en paralelo. A finales de esta fase


comienza a compartir sus juegos con otros iniciando así la socialización.

- Área motora. El niño siente curiosidad y explora que será el motor de


aprendizaje. En cuanto a los cambios físicos, el niño sigue creciendo aunque lo
hace mucho más lento que en las etapas anteriores.
La primera infancia (3-6 años). En esta segunda fase el niño ha ido
evolucionando en las diferentes áreas del desarrollo:

- Área cognitiva. En esta etapa el niño gana la capacidad de la Teoría de la


mente, es decir, la habilidad de atribuir intenciones, creencias y motivaciones
únicas a los demás.

- Área del lenguaje. Mejora el control en el uso del lenguaje propiamente. Se


apoyan en él para la total comunicación.

- Área socio-emocional. La capacidad de la Teoría de la mente enriquece mucho


las relaciones sociales, aunque también permite que la mentira resulte más útil y
eficaz como recurso. El niño disfruta de la compañía de otros niños con los que
crece y aprende a compartir juegos y logros de forma natural. Aceptan pactos y
soluciones intermedias cuando se dan conflictos entre iguales.

- Área motora. Dominan el control de esfínteres y adquieren más independencia


de movimiento.

Características de la familia:

Comodidad económica:

Cada familia posee de una economía diferente, que se utiliza para satisfacer las
necesidades de los miembros que la forman. Por lo general el cabeza de familia
es el encargado de proporcionar una comodidad económica a sus familiares.

Los lazos emocionales:

Otra base muy fuerte de una familia, son los lazos emocionales. Todos los
miembros que forman una familia están unidos emocionalmente unos con los
otros. Sienten amor, afecto, simpatía, cooperación, amistad, etc.
La influencia de la formación:

Las familias entre ellas tienen diferentes costumbres, tradiciones, normas y


cultura, que hace que se diferencien unas de las otras, ya que la cultura de una
familia influencia mucho a los miembros que la forman. En la familia se aprende a
seguir unas reglas y unas normas que serán las que les diferenciara de otras
familias. Cada una tendrá una solidaridad, afecto, amor, tolerancia, y sacrificio
diferente según se les hayan educado sus progenitores.

Las costumbres en la sociedad:

Cada familia tiene sus costumbres, normas y tradiciones. Los miembros que
forman una familia son socializados de tal manera, que nunca violan las normas y
reglamentos que les han enseñado sus progenitores.

La familia tiene una posición central:

La familia ocupa una posición central dentro de la sociedad. Por lo general las
familias son el centro de todas las actividades que se forman, la sociedad está
construida en torno a ella.

Características de los maestros:

Es importante que el personal docente además de desarrollar un propio


conocimiento emocional, posea ciertas características para la aplicación del
presente manual con el estudiantado de los distintos niveles.

• Es de suma importancia que el personal docente cuente con la disposición


necesaria para poner en práctica las estrategias planteadas en el presente
manual, así como esfuerzo y dedicación para alcanzar los objetivos propuestos;
propiciando un ambiente donde el grupo se sienta cómodo, seguro y motivado.

• El profesorado debe autoanalizarse y trabajar en el reconocimiento, expresión y


manejo de sus propias emociones, mediante el módulo dedicado exclusivamente
para el personal docente, esto como parte de las competencias fundamentales
para abordar este tema con el estudiantado por medio de las estrategias
propuestas en el presente manual.
• Se considera de suma relevancia que el personal docente entienda la educación
no solo como un proceso de aprendizaje de contenidos y competencias cognitivas,
sino que también es un espacio que fomenta la formación integral de la población
estudiantil (Buitrón & Navarrete, 2008)

• Asimismo, ser consciente de la importancia del reconocimiento y manejo de las


emociones para el alcance de un desarrollo integral.

• Hacer lectura del referente teórico brindado en el presente manual, para


complementar la labor docente y fundamentar la ejecución de las estrategias.

• El personal docente, cuando sea esto necesario, adecuar las estrategias a las
necesidades y características de la población estudiantil. (Márquez, 2009)

• Tener la habilidad para comunicarse de manera asertiva con sus estudiantes


(Galvis, 2007); así como demostrar empatía, escucha y comprensión hacia las
situaciones o vivencias de las niñas y los niños.

• Seguir de cerca el desarrollo y crecimiento del estudiantado (Galvis, 2007);


utilizando el recurso planteado para la evaluación de los módulos para medir el
desempeño de los niños y las niñas, y el desempeño docente.

• Desarrollar un trabajo en equipo (Galvis, 2007), esto al realizar una labor en


conjunto con la persona profesional en Orientación, o en caso de que este
profesional no exista en el centro educativo, trabajar en conjunto con los demás
docentes.

• Tener conocimiento de las características y tareas propias de las distintas etapas


del desarrollo en la que se encuentran sus estudiantes (Gómez y Chegwin, 2009).

• Tener interés por el desarrollo emocional de sus estudiantes y comprender que


éstos poseen un papel activo en la construcción del aprendizaje, y fomentar esta
idea en ellas y ellos de forma que participen de manera activa en este proceso.

• Expresar adecuadamente y asertivamente sus emociones en la relación con sus


estudiantes.
• Tomar en cuenta la estrategia metodológica planteada en este manual para el
alcance esperado de los objetivos.

• Poseer y desarrollar la habilidad para detectar y aprovechar oportunidades, para


retomar lo aprendido a través de lo trabajado en este manual.

• Por último, se espera que la y el docente sea perseverante y que no se deje


vencer por los obstáculos que puedan presentarse.

AMBIENTE O CONTEXTO

El ambiente escolar es la suma del esfuerzo que realizan todos los miembros de la
comunidad educativa en aras de una mejor convivencia y un desarrollo óptimo de
la educación emocional y afectiva.

Para esto se debe tener un sitio adecuado con ventilación, aulas de clases en
buen estado, recursos y materiales en buen estado, Maestros involucrados,
actitudes y relaciones positivas entre el personal, precisaba Víctor García Hoz,
(2015) que una posible vía para lograr un buen ambiente educativo eran las obras
incidentales; es decir, manifestaciones como cerrar bien una puerta, hablar con
corrección, cuidar el material escolar o echar los papeles a la papelera. Son
acciones que suceden en el día a día del colegio y que tienen un enorme potencial
educativo. El cuidado de las cosas ayuda a desarrollar hábitos de orden y
esfuerzo; el cuidado del uniforme y la ropa deportiva o el aseo personal adecuado
contribuyen al ejercicio del respeto hacia uno mismo; el buen trato con los demás
favorece la generosidad y el espíritu de servicio. “En otras palabras decía Víctor
García Hoz, (2015) un ambiente adecuado sería aquel que facilita la promoción y
refuerzo de los sentimientos de seguridad, dignidad y solidaridad”.
ACTIVIDADES

Para los niños y niñas:

1. Actividad formando caritas:


Objetivo: Identificar la expresión facial cuando se está experimentando una
emoción.
Duración: 40 minutos.
Materiales: hoja de trabajo “Formando caritas” (ver material), platos
plásticos, lana, goma, tijeras, lápices de color.
Pasos a seguir:
1. Se explicará a las niñas y los niños que existen muchas emociones como
la felicidad, enojo, amor, tristeza y miedo que es muy común que todas las
personas las sientan en un determinado momento.
2. Se le entregará al estudiantado un plato plástico y una hoja con ojitos,
nariz, cejas, bocas felices, tristes, enojadas, asustadas (ver material).
3. Las y los estudiantes deberán recortar y formar su carita de cómo se
sienten el día de hoy.
4. Las y los estudiantes deberán de enseñar a las demás estudiantes del
grupo su carita y comentar el motivo del porqué sienten esa emoción y qué
situaciones provocan que la sientan.
5. Momento de conversación: para este momento cada docente puede
utilizar las interrogantes de la ficha, o bien puede agregar otras que
considere pertinente según la situación.
2. Caritas de emociones:
Objetivo: Identificar las emociones que experimentan con más frecuencia
las niñas y los niños estando en la casa, escuela y con sus amigas y
amigos.
Duración: 40 minutos.
Materiales: hoja de trabajo “casitas de las emociones” (ver material), lápiz
de escribir, lápices de color.
Pasos a seguir:
1. Se le entregará a las y los estudiantes una hoja dividida en tres casitas,
cada casita significa un lugar (casa, escuela, amigas y amigos).
2. Las y los estudiantes deberán de dibujar dentro de cada casita la
emoción que sienten a diario estando en esos contextos y qué origina que
sientan esa emoción.
3. Las y los estudiantes le enseñarán sus dibujos al resto del grupo y
comentarán cada uno de los dibujos elaborados.
4. Momento de conversación: para este momento cada docente puede
utilizar las interrogantes de la ficha, o bien puede agregar otras que
considere pertinente según la situación.
3. La varita de las emociones:
Objetivo: Reproducir diferentes emociones mediante la expresión facial y
corporal.
Duración: 40 minutos.
Materiales: La varita mágica queda a creatividad de cada
Docente. Para la confección puede utilizar cartulina de colores, marcadores,
temperas, imágenes, stickers, escarcha, cintas de tela, etc.
Puede conseguir información sobre cómo elaborar una varita.
Pasos a seguir:
1. El grupo deberá acomodarse en círculo. Sentado en el suelo, para evitar
que las mesas y sillas se conviertan en obstáculos.
2. Para iniciar la persona facilitadora tendrá una “varita mágica”. Luego este
pasa la varita al niño a la niña que se encuentre a su lado.
3. Cada estudiante que tenga la varita deberá expresar mediante gestos o
posturas, alguna emoción que haya experimentado durante el fin de
semana (en caso de que la actividad se realice lunes), o cómo se siente
ese día (en caso de que se haga al inicio de la clase) o cómo se sintió
durante ese día (en caso que se haga al final del día).
4. El resto de niñas y niños del grupo deberá interpretar esos gestos, es
decir “adivinar” cuál es la emoción que están expresando
5. Cuando alguien del grupo adivine, la niña o el niño que tenga la varita se
la pasará a la persona que está a su lado.
6. ¿Por qué la varita es mágica? Porque el niño o la niña al tocarla se
transforma totalmente, eso sí debe tenerse cuidado con que no se salgan
de control.
7. Como último paso a seguir se encuentra el momento de conversación,
para esto puede utilizar las interrogantes de la ficha, o bien puede agregar
otras que considere pertinente según la situación.
4. Dibujando mi enojo:
Objetivo: Practicar una estrategia para expresar y manejar el enojo de
manera adecuada.
Duración: 40 minutos.
Materiales: hojas, lápices de color, pilots.
Pasos a seguir:
1. Esta estrategia de aprendizaje permite que el estudiantado exprese y
maneje el enojo de una forma saludable.
2. La estrategia consiste en que cuando la población estudiantil esté
enojada por alguna situación, se les da una hoja y lápices de color, y
seguidamente se les solicita que dibujen lo que les está haciendo enojarse
o disgustarse.
3. Cuando terminan el dibujo se les pregunta si les gustaría decir algo con
el dibujo y se inicia el momento de conversación.
4. Por último se les da la posibilidad a las y los estudiantes de que arruguen
el papel y lo boten si así lo desean; y se le explica a las niñas y los niños
que nos sentimos mejor cuando sacamos lo que sentimos y llevamos
dentro de una manera saludable.
5. Variante: otra forma de aplicar esta estrategia es que en el aula se
mantenga un papel periódico pegado en la pared, para que las y los
estudiantes tengan un espacio para que dibujen su enojo cuando lo deseen.
5. Ejercitándonos:
Objetivo: Practicar ejercicios de relajación para momentos en que las niñas
y los niños experimenten nervios o enojo.
Duración: 20 minutos.
Materiales: no se necesitan.
Pasos a seguir:
1. Para esta estrategia de aprendizaje se le pregunta a las niñas y los niños
si alguna vez se han sentido nerviosas o nerviosos y/o enfadadas o
enfadados, y se da el espacio para que comenten y expliquen que hacen
cuando se sienten así.
2. Luego se le demuestra al estudiantado ejercicios que pueden hacer
cuando se sienten así, como los siguientes:
a) Flojo y tieso: se le pide a los niños y las niñas que se pongan de pie y
hagan un círculo; luego se les da la instrucción que se dejen caer de la
cintura para arriba como una muñeca de trapo, de manera que las manos
toquen los pies, y luego se les indica que muevan los brazos para adelante
y para atrás.
Cuando se diga: “Tiesos”, deberán ponerse de pie, tan rígidos como
puedan.
Se deja que están tiesos como 10 ó 15 segundos y luego se dice: “Flojos” a
medida que se doblan y se relajan otra vez.
Se continúa diciendo “Flojo” y “Tieso” cada 15 segundos.
b) Globos: se le pide a la población estudiantil que hagan la silueta de un
globo en el suelo. Luego se les dice que piensen que son globos y que se
llenan poco a poco de aire… más y más grande hasta que están de pie con
sus brazos extendidos, los pies separados y las mejillas llenas de aire.
Se deja que expulsen el aire y vuelvan a ser un globo desinflado, y repetir lo
anterior de manera que vuelvan a inhalar como globos y luego a exhalar
lentamente.
3. Momento de conversación: luego de cada ejercicio de relajación es
recomendable que se haga un pequeño comentario acerca de lo sucedido,
tanto el profesorado como el estudiantado puede hacer preguntas.

6. Inflando emociones:
Objetivo: Identificar en que momentos las niñas y los niños han sentido
que no pueden expresar sus emociones.
Duración: 45 minutos.
Materiales: Un globo para cada participante.
Pasos a seguir:
1. Para esta estrategia se le entrega a cada estudiante un globo y se les
pide que lo vayan inflando poco a poco.
2. La maestra o el maestro deberá introducir la actividad explicando a las
niñas y los niños, que las emociones son como el aire que llena la bomba y
que es como el aire que tenemos dentro que nos va llenando poquito a
poco y que si no las manejamos adecuadamente puede explotar como la
bomba.
3. Se le brindará a cada niña y niño una ficha de trabajo que deberán
completar individualmente.
4. Momento de conversación: Para este momento se pueden utilizar las
interrogantes de la ficha, o bien puede agregar otras que considere
pertinente según la situación.
7. Dibujando mis emociones:
Objetivo: Identificar las emociones que experimentan las niñas y los niños.
Duración: 45 minutos.
Materiales: lápices de color y hoja de trabajo “dibujando mis emociones”
Pasos a seguir:
1. Se trabajará primeramente de forma individual donde se le pedirá a cada
estudiante que realice un autorretrato en el cual aparte de plasmar sus
rasgos físicos, alrededor puedan colocar las emociones que experimentan
más constantemente.
2. Se le pedirá a los estudiantes que compartan su dibujo con el grupo.
3. Momento de conversación: Para este momento se pueden utilizar las
interrogantes de la ficha, o bien puede agregar otras que considere
pertinente según la situación.

8. Mascaritas de emociones:
Objetivo: Reconocer las emociones que experimentan las niñas y los niños
ante diversas situaciones de la vida cotidiana.
Duración: 40 minutos.
Materiales: cartulina con figura de óvalo, con tres huequitos (que
corresponden a los ojos y la boca), hoja de trabajo “Situaciones que causan
que experimente o sienta emociones” (ver material) lápiz de escribir, lápices
de color, marcadores.
Pasos a seguir:
1. Se explicará a las niñas y los niños que existen muchas emociones como
la felicidad, enojo, amor, tristeza y miedo que es muy común que todas las
personas las sientan en un determinado momento.
2. Se le entrega a cada estudiante cinco óvalos con tres huequitos que
corresponderán a los ojos y a la nariz.
3. Las y los estudiantes deberán dibujar en cada óvalo una emoción
(felicidad, tristeza, miedo, amor y enojo).
4. Cada docente irá mencionando casos en donde las niñas y los niños
puedan experimentar o sentir esas emociones, conforme vaya diciendo las
situaciones, la población infantil beberá de irse poniendo sus mascaritas.
5. La docente o el docente les preguntará a las niñas y los niños qué les
hace sentir esa emoción (sobre todo si no corresponde a la máscara
requerida) y qué es lo que hacen cuando sienten esa emoción.
6. Momento de conversación: para este momento cada docente puede
utilizar las interrogantes de la ficha, o bien puede agregar otras que
considere pertinente según la situación.
9. Cuento “adivina a quien encontré dentro de mi”
Objetivo: Identificar la emoción que sienten las niñas y los niños el día de
hoy a través del animalito del cuento.
Duración: 40 minutos.
Materiales: cuento de animalitos “Adivina a quién encontré dentro de mí”
(ver material), hojas blancas, lápiz de escribir, lápices de color.
Pasos a seguir:
1. Se leerá en voz alta el cuento a las niñas y los niños.
2. Una vez finalizado la docente o el docente les dirá que piensen a cuál
animal del cuento se parecen en ese momento.
3. Les entregará una hoja en blanco.
4. Las y los estudiantes deberán de realizar en la hoja en blanco un dibujo
de ese animal.
5. Se le pedirá a las niñas y los niños que muestren su dibujo al grupo y
comenten por qué consideran que se parecen a ese animal y qué les
genera sentirse así.
6. Momento de conversación: para este momento cada docente puede
utilizar las interrogantes de la ficha, o bien puede agregar otras que
considere pertinente según la situación.
10. Quieres cantar conmigo:
Objetivo: Representar gráficamente la expresión facial correspondiente a
cada estrofa de la canción.
Duración: 20 - 30 minutos.
Materiales: Canción y una lámina con la letra de la canción.
Pasos a seguir:
1. Las niñas y los niños se sentarán formando un semicírculo. La persona
facilitadora se colocará delante del grupo, y las cantará la primera estrofa
de la canción, ayudándose con la expresión corporal y facial.
2. Luego se realizará una pausa, para que el grupo cante la primera estrofa
de la canción y los movimientos corporales y faciales de la maestra o el
maestro.
3. Esto se seguirá con el resto de estrofas de la canción.
4. Se puede cantar cuantas veces se guste, lo cual ayudará a que el
estudiantado aprenda la canción. Además, invitar a las niñas y los niños a
que le agreguen una nueva estrofa a la canción.
5. Como último paso a seguir se encuentra el momento de conversación,
para esto puede utilizar las interrogantes de la ficha, o bien puede agregar
otras que considere pertinente según la situación.

Para los maestros:

1. La importancia de ser docentes


Complete el siguiente recuadro con todos aquellos pensamientos que
respondan a la importancia y a la razón de ser maestra o maestro.

Yo soy docente

Para la reflexión

Ser docente no significa solo dar clases, sino educar para la vida. Cuando una
niña o un niño, ingresa al sistema educativo es el docente el que asume un papel
de ejemplo a seguir para sus estudiantes. Es así como se apela mediante el
trabajo de las estrategias que se le presentan a continuación un crecimiento mayor
de cada docente, para de esta manera formar personas integrales. Además se le
hace un llamado a todas aquellas y todos aquellos docentes, para que sigan
adelante con su gran tarea, mediante la entrega, el compromiso y la dedicación
para formar personas.

2. Conociendo las emociones:


Elabore un listado de las emociones que conoce.

¿Algunas de las emociones que mencionó anteriormente las ha identificado en


alguna o alguno de sus estudiantes?

Las emociones son aquello que sentimos y las maneras de reaccionar ante las
muchas situaciones de la vida. En ocasiones las emociones toman control sobre
nosotros cuando estamos atravesando un momento específico, de ahí la
importancia de saber cómo manejarlas, pero debemos entender que el primer
paso es conocerlas, una vez que yo pueda nombrar lo que siento, podré saber
cómo hacerle frente.
3. Así me siento:
A continuación se le presenta un asocie de posibles situaciones que
usted puede experimentar en su vida diaria, en la columna de la derecha
se encuentran emociones que usted pueda sentir a raíz de dichas
situaciones, coloque en la columna de la izquierda la sigla(s) de la(s)
emoción(es) que le genera esa situación (Puede seleccionar una o
varias emociones) además puede agregar otras situaciones y otras
emociones que no están contempladas en el pareo.
Cuando estoy compartiendo con mis amigos o amigas siento
Cuando estoy enseñándole a mis estudiante siento
Cuando estoy compartiendo con mi familia siento Cuando algo no sale
como lo esperaba siento Cuando me cuesta manejar la disciplina de mis
estudiantes siento
Cuando tengo que planear mis lecciones siento
Cuando un estudiante me abraza siento
Cuando uno una estudiante está pasando por una situación difícil ciento
Cuando estoy cansada o cansado siento
Cuando estoy realizando lo que más me gusta hacer siento
Cuando cumplo con todos mis objetivos propuestos siento
Cuando estoy de vacaciones siento
Cuando alguien muy importante para mí me dice que me quiere siento.
4. Cuando estoy aquí me siento así:
A continuación se le presentan tres contextos casa, trabajo y otros
lugares, escriba en los espacios pequeños que se encuentran alrededor
de las estrellas grandes tres o más emociones que comúnmente
experimenta estando en esos lugares.

casa

trabajo
Otros

5. Para la reflexión

Las personas usualmente se enfrentan a muchas situaciones en cada uno de los


contextos en los que se desenvuelve, muchas de ellas agradables, otras
situaciones no tanto, lo importante de esto es que puedan reconocer lo que
experimenta en esos contextos y poder encontrarle sentido a todo lo que siente y
sucede a su alrededor y darse cuenta si se sienten a gusto y de no ser así qué
puede hacer para sentirse mejor. El trabajo, el hogar, son lugares que no se
pueden evitar, de aquí radica la importancia de sentirse satisfecho o satisfecha en
cada uno de esos lugares porque de eso va a depender tu estabilidad emocional.

6. Emociones que experimente el día de hoy:

En la tabla a continuación se le solicita que en la columna de la izquierda escriba


el día en que está desarrollando esta estrategia y en la columna de la derecha
escriba la(s) emoción(es) que experimentó en el transcurso de ese día y la
situación que originó esa emoción.

Es importante realizar un análisis de las emociones que usted experimenta en el


transcurso de su día y las situaciones que le originan sentir esas emociones, si se
te hace fácil o difícil reconocer estas emociones, si durante el día su estado
emocional fue constante o al contrario experimentó varias emociones, además es
necesario analizar sus respuestas ante estas emociones y sin son las adecuadas
o considera que existe algo en lo que debe de trabajar. Es común que durante el
día se experimenten diferentes emociones, esto debido a las situaciones que se le
presentan, lo importante es ser consciente de esas emociones para fomentar su
propia autoconciencia emocional.

7. Emociones: causas y consecuencias


En la hoja que se presenta en la siguiente página, debe escribir una
emoción en la primera línea, debajo del epígrafe emoción. Se
recomienda empezar por alguna de estas emociones: enojo, miedo,
tristeza y alegría. Una vez escrita la primera emoción se llenan los
demás epígrafes.
Es fundamental tomar en cuenta la diferencia entre la respuesta
impulsiva (aquello que uno tiene deseos de hacer), respuesta apropiada
(lo que se considera apropiado desde la razón dialógica), y la respuesta
adoptada (lo que se hace realmente). Por ejemplo, cuando se
experimenta enojo, seguramente tiene impulsos de agredir (física o
verbalmente). Pero esto puede tener serias consecuencias. Hay otra
respuesta más apropiada.
Para la reflexión
El manejo de emociones es una competencia emocional sumamente
esencial en la vida de las personas, pero antes de buscar las formas de
expresar y manejar las emociones de manera saludable es importante
tomar un espacio para conocer qué es lo que está causando dicha
emoción, ya que de esta forma se podrá buscar una solución a la
situación que está generando esta emoción así como una forma de
manejar dicha emoción de manera saludable.
Otro de los pasos fundamentales dentro de este proceso de manejo de
emociones es conocer las respuestas que uno da ante determinada
emoción, de manera que se puede reflexionar si es o no la respuesta
más apropiada tanto para uno mismo como para otras
personas. No hay que olvidar que muchas veces ante la
experimentación de diversas emociones actuamos impulsivamente, y
eso trae muchísimas consecuencias, por lo cual antes de actuar es
importante tomar un momento para pensar en las consecuencias de
nuestros actos. Espero que esta estrategia te haya ayudado a
reflexionar sobre las causas, respuestas y consecuencias de las
emociones que se experimentan en el diario vivir, el cual es un paso
importante en el aprendizaje del manejo de las emociones.
Recuerda dentro de tu diario vivir tomar un momento para pensar cómo
actúas ante la vivencias de diversas emociones, esto te ayudará a
manejar mejor las emociones.
8. Manejemos las emociones:
Complete la ficha que se le presenta a continuación, luego cada docente
deberá tomar un tiempo para analizar sus respuestas, de manera que se
reflexione acerca de la importancia de manejar las emociones. Si la
persona así lo desea luego de llenar las fichas con formas de manejar
las emociones, puede dedicar un espacio para buscar más
recomendaciones para manejar las emociones, ya sea por internet, en
libros o consultando a otras personas. Éstas las puede anotar en la
misma ficha donde escribió las ideas propias, de manera que pueda
acceder a esta ficha en el momento que lo necesite.
Para la reflexión
Muchas veces se piensa que el sentir diversas emociones como el
enojo, el miedo y la tristeza es malo, y esto ha hecho que las personas
se guarden estas emociones hasta llegar a momentos en que no
aguantan más y explotan todo lo que han guardado, teniendo
consecuencias para la propia persona como para otras personas que
están a su alrededor; esto es una idea totalmente errónea, ya que
dentro de la educación emocional es esencial la vivencia y la expresión
de emociones, ya que lo que se busca es manejar las emociones no
suprimirlas.
Por lo cual es de suma importancia que cada persona pueda manejar
sus emociones, ya sea que cada persona busque ideas de cómo puede
manejar las emociones o bien que ponga en práctica recomendaciones
de otras personas; lo fundamental es que cada persona conozca que le
ayuda a manejar las diversas emociones y que ponga en práctica estas
Estrategias en su diario vivir.

9. Así manejo el enojo:


A continuación se brindan seis técnicas para manejar el enojo, para que
cada docente las practique y las utilice en el momento que sea
necesario. Luego se adjunta un boletín con recomendaciones básicas
para manejar el enojo.
1. Técnica del semáforo Ésta utiliza una analogía común para
Establecer los pasos que se recomendaciones a seguir cuando la
persona se enfrenta a una situación que ha provocado enojo.
• El primer paso consiste en detener la conducta y el pensamiento,
evitando llevar a cabo respuestas impulsivas.
• El segundo paso consiste en racionalizar la situación y hacer un
pequeño estudio de pros y contras sobre nuestras posibles respuestas,
generando en ocasiones varias alternativas y seleccionando la más
adaptativa a la situación.
• Una vez seleccionada la respuesta (conductual y cognitiva) se procede
a ejecutarla. Con esto se evita herir a otras personas y se buscan
respuestas asertivas.
10. Relajando nuestras emociones:
Primero, haga lectura de las indicaciones presentadas a continuación.
Luego colóquese de forma cómoda en un lugar tranquilo y silencioso, y
cierre los ojos.
Esta técnica es muy fácil de aplicar y es útil para controlar las
reacciones fisiológicas antes, durante y después de enfrentarse a las
situaciones emocionalmente intensas. Se leerá el siguiente
procedimiento:
• Siéntate tranquilamente en una posición cómoda. Cierra los ojos.
• Relaja lentamente todos los músculos del cuerpo, empezando con los
dedos de los pies y relajando luego el resto del cuerpo hasta llegar a los
músculos de tu cuello y la cabeza.
• Una vez que hayas relajado los músculos del cuerpo, imagínate en un
lugar pacífico y relajante. Cualquiera que sea el lugar, imagínate
relajado y despreocupado.
• En este momento realiza las siguientes respiraciones:
• Mantén la respiración mientras cuentas mentalmente hasta 4
• Inspira profundamente mientras cuentas mentalmente hasta 4
• Suelta el aire mientras cuentas mentalmente hasta 8
• Repite el proceso anterior.
De lo que se trata es de hacer las distintas fases de la respiración de
forma lenta y un poco más intensa de lo normal, pero sin llegar a tener
que forzarla en ningún momento. Para
Comprobar que haces la respiración correctamente puedes poner una
mano en el pecho y otra en el abdomen. Estarás haciendo
correctamente la respiración cuando sólo se te mueva la mano del
abdomen al respirar (algunos le llaman también respiración abdominal).
Dentro de la cotidianidad sobre todo dentro de las tareas docentes
surgen situaciones y momentos que suelen ser de mucho estrés, lo que
desencadena una serie de emociones negativas y perjudiciales para
nuestro organismo y por ende resulta en un menor desempeño en el
trabajo que realicemos como docentes.
Es por esto que se denota la importancia de promover espacios en los
cuales se puedan realizar actividades de esparcimiento y relajación, que
conlleven a los docentes y las docentes a mejores estilos de vida y
puedan equilibrar su mente y por ende sus emociones.

Para la familia:

Actividad 1. Autorregulación emocional: Hoy he tenido un mal día


Orientaciones previas. Se introducirá el concepto de regulación emocional.
Para trabajar esta competencia, nos basamos en la explicación de
Bisquerra, R. (Coord. 2010: que se detalla a continuación:
La regulación emocional es la capacidad para manejar las emociones de
forma apropiada. Supone tomar conciencia de la relación entre emoción,
cognición y comportamiento; tener buenas estrategias de afrontamiento;
capacidad para autogenerarse emociones positivas, etc. Las
microcompetencias que la configuran son:
Expresión emocional apropiada.– Es la capacidad para expresar las
emociones de forma apropiada. Implica la habilidad para comprender que el
estado emocional interno no necesita corresponder con la expresión
externa. Esto se refiere tanto en uno mismo como en los demás. En niveles
de mayor madurez, supone la comprensión del impacto que la propia
expresión emocional y el propio comportamiento, puedan tener en otras
personas. También incluye el hábito para tener esto en cuenta en el
momento de relacionarse con otras personas.
Regulación de emociones y sentimientos.– Es la regulación emocional
propiamente dicha. Esto significa aceptar que los sentimientos y emociones
a menudo deben ser regulados. Lo cual incluye: regulación de la
impulsividad (ira, violencia, comportamientos de riesgo); tolerancia a la
frustración para prevenir estados emocionales negativos (ira, estrés,
ansiedad, depresión); perseverar en el logro de los objetivos a pesar de las
dificultades; capacidad para diferir recompensas inmediatas a favor de otras
más a largo plazo pero de orden superior, etc.
Habilidades de afrontamiento: Habilidad para afrontar retos y situaciones de
conflicto, con las emociones que generan. Esto implica estrategias de
autorregulación para gestionar la intensidad y la duración de los estados
emocionales.
Competencia para autogenerar emociones positivas.– Es la capacidad para
autogenerarse y experimentar de forma voluntaria y consciente emociones
positivas (alegría, amor, humor, fluir) y disfrutar de la vida. Capacidad para
auto-gestionar el propio bienestar emocional en busca de una mejor calidad
de vida.
Objetivos
Aportar recursos para la regulación de emociones negativas. Concienciar
sobre la importancia de regular emociones negativas y generarse
emociones positivas. Tomar conciencia de que nuestras emociones influyen
en los demás y viceversa. Proponer herramientas para evitar que nos
afecten las emociones negativas de nuestro entorno. Ser conscientes que
somos modelo también en este ámbito, por tanto, si no regulamos
emocionalmente nuestros hijos lo pueden tomar como referente.
Materiales y recursos
Hoja de trabajo: Actividad 1– Autorregulación emocional: Hoy he tenido un
mal día.
Procedimiento
Se entrega la hoja de trabajo para que cada participante pueda leer el caso
práctico
Se distribuirán los participantes en grupos de tres y se les pedirá que
comenten el caso de María “Hoy he tenido un mal día” y también las
cuestiones que se plantean en la hoja de trabajo. Posteriormente se
pondrán en común las aportaciones de todos los grupos, de tal forma que
podremos recoger cuáles son las situaciones negativas en las que más les
cuesta poder regularse emocionalmente y qué recursos ponen en práctica
para poder mejorar esta competencia emocional. A continuación el
formador-dinamizador de la sesión propondrá diferentes recursos que
pueden ser útiles para la gestión emocional en situaciones en que nos
invaden emociones negativas como el estrés, la ansiedad o la ira. A
continuación citamos algunos de estos recursos:
Una premisa principal sería no llegar a casa automáticamente después de
un día como el que ha vivido María, sería más conveniente darse permiso
para poner distancia a lo ocurrido, dejar pasar un poco de tiempo y
aprovechar antes de entrar en casa para practicar alguna sencilla técnica
que permita rebajar el nivel de ansiedad o estrés, como por ejemplo:
UÊ Dar una vuelta, distraerse. Respirar profundamente Ejercicios de
relajación. Escuchar música Comer chocolate
Si además se dispone de algún tiempo extra, lo aconsejable sería llevar a
cabo alguna de estas estrategias: meditación, técnicas de relajación, reír,
jugar, cantar, bailar, tomar el sol, masajes, realizar ejercicio físico: (correr, ir
en bici, caminar, nadar), dormir las horas necesarias, detener, evitar y
cambiar pensamientos negativos, realizar alguna visualización para
imaginar y generarse emociones positivas, risoterapia, descansar
adecuadamente (dormir las horas necesarias).
Todas estas estrategias permiten regular las emociones negativas y
generarnos estados de ánimo más positivos. A través de estos recursos
podemos lograr activar las endorfinas y vivir con más alegría y bienestar.
Todos los recursos mencionados son también igualmente válidos en
situaciones que necesitamos regular nuestra rabia y no queremos explotar
sino actuar adecuadamente y de modo asertivo.

Es importante matizar que, en este caso, como en tantos otros también


actuamos como modelo. Así, si cuando nuestro hijo empieza con una
rabieta, podemos regular nuestra rabia y frustración y podemos hablarle de
forma asertiva y pausada, el modelo que transmitiremos al niño será mucho
más positivo. Si lo que ve el niño son gritos y riñas, aprenderá que esa es
una reacción normal ante determinadas situaciones que le enfaden o
molesten.
Y como resumen añadir que depende de nosotros el vivir en positivo y
que...
“Cuando se decide ser positivo, empiezan a pasar cosas positivas”.
Temporización y metodología
Se trata de un ejercicio en grupo. Con ello se pretende que los participantes
puedan compartir situaciones y vivencias similares. A la vez, entre ellos
pueden intercambiar recursos que pueden ser de utilidad al resto de
compañeros.
El tiempo aproximado para su realización en grupos de 3, es entre 5 y 10
minutos. La puesta en común y el análisis y aportación del formador pueden
llevarse a cabo en 20 minutos aproximadamente.

Hoja de trabajo: Actividad 1– Autorregulación emocional: Hoy he tenido un


mal día
A continuación te presentamos uno de los días de María.
Por favor, lee atentamente el texto que sigue, cuando el resto del grupo
haya acabado, reúnete con tus compañeros para comentar el caso y las
preguntas detalladas más abajo.
“María tiene 38 años, está casada y es madre de un niño de 2 años.
Trabaja en un supermercado situado en las afueras de su ciudad

Sus horarios son variables, una semana trabaja por la mañana y otra por la
tarde. Trabaja todos los sábados, mañana y tarde.
Su marido Juan, es arquitecto y trabaja de 9 a 18 en un despacho en otra
ciudad cercana. Para cumplir su horario debe marcharse a las 8 de casa y
regresa hacia las 19.
Cuentan con el apoyo de una chica para llevar a cabo las tareas del hogar y
ocuparse del niño cuando ellos no están en casa. Los abuelos también
colaboran todo cuanto pueden.
Su vida en general va a un ritmo l colegio, venga que llegamos tarde al
trabajo... una vez acaba la jornada, corriendo de vuelta a casa para poder
estar con el niño, bañarle, preparar la cena, etc.”.
El cansancio y el estrés forman parte de sus vidas, es un miembro más de
la familia…
Hoy María ha tenido un mal día:
Excesivo trabajo. Hace ya un mes que su compañera de sección está de
baja y no hay sustituta en su puesto. Esta mañana, mientras vaciaba cajas
de mermeladas, se le ha caído una caja entera al suelo… La jefa de
sección le ha reprochado que no está por su trabajo y es poco eficiente. Su
hijo hace tres días que está con gripe y fiebre, ella hace tres noches que
casi no duerme. UÊ Ha recibido una carta rápido y no gozan apenas de
tiempo para descansar o recuperar fuerzas. Siempre corriendo de aquí para
allá: “Que si ahora nos levantamos, corriendo hacia e
de RRHH donde le informan que por ahora su aumento de sueldo y
promoción deberá esperar un tiempo más…
María llega más tarde de lo normal a casa debido al tráfico (son casi las
20.30 h) Cuando llega a casa su marido le comenta: “Hola María (un beso),
acabo de llegar y veo que no hay nada a punto para cenar… ¿Tienes algo
preparado? ¿Se te ocurre qué podemos hacer?”.
Mientras, en el mismo momento su hijo, entusiasmado y feliz de ver a su
mamá, le cuenta las cosas interesantes que le han ocurrido durante el día…
María, no puede más y grita: “Oye, dejarme en paz, acabo de llegar a casa
y me estáis hablando todos a la vez. Pero, ¿qué os habéis creído?”.
Y le dice a su marido: “¿Y por qué no haces tú la cena? ¿Por qué me estás
esperando a mí? ¿Acaso tú no sabes hacerla? Da un portazo, empuja a su
hijo y sale de la cocina”.
Cuestiones:¿Cómo se siente María?
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
___________________
¿Qué consecuencias puede tener su estado emocional y su
comportamiento en la interacción con su familia?
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
__________________________________________
¿Has vivido alguna situación similar a la de María? ¿Cómo te sentías?
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
_____________________
UÊ Cuando te has sentido como María: – ¿Cuál ha sido tu conducta? – ¿Te
sientes satisfecho/a de tus actos en esos momentos? – ¿Cuál ha sido el
resultado de tu comportamiento?
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
_____________________
¿Crees que María puede cambiar su estado emocional? En caso
afirmativo, ¿Cómo? (Aporta algunos recursos que le puedan ser de utilidad
para gestionar su estado emocional).
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
__________________________________________

Actividad 2. Organizarse para sentirse mejor


Orientaciones previas
El día a día no nos permite demasiado tiempo para cuidarnos y practicar
actividades de ocio. Nuestro bienestar como padres es importante para
poder transmitirlo y compartirlo con nuestros hijos. Comentarios como los
siguientes son muy conocidos: “Vivo para mis hijos, mis hijos son mi vida,
etc.”. Sin embargo, si no nos cuidamos

y estamos bien física, mental y emocionalmente, no podremos cuidar a los


hijos. Todos necesitamos gozar de espacios individuales de ocio y
crecimiento personal que después podemos compartir con nuestros hijos y
de esta forma ayudarles a crecer. De la misma forma, nuestros hijos
también pueden tener sus espacios de ocio que compartirán con nosotros.
Intercambiar nuestras vivencias y bienestar permitirá que unos y otros nos
podamos enriquecer y crecer con el otro.
Objetivos
Practicar un método para reorganizar el día a día. Ser consciente de la
importancia de practicar actividades que motiven para conseguir un mayor
bienestar. Trabajar la idea que para cuidar a los otros es importante
empezar por cuidarnos nosotros mismos. Concienciar de la importancia de
aprender a compartir y transmitir el bienestar.
Materiales y recursos
Cartulinas, papel carbón o transparencias, rotuladores.
Procedimiento
Un buen comienzo de esta actividad puede ser lanzar estas dos preguntas
al aire, a modo de reflexión individual:
¿Qué actividades nos motivan y nos llenan? ¿Cuánto tiempo a la semana
dedicamos a practicar estas actividades?
El objetivo es detectar si realmente los participantes necesitan reorganizar
su día a día de forma que dispongan de más tiempo para practicar aquellas
actividades de ocio que les motiven, les llenen y les aporten energía.
En general, a partir de las respuestas se detecta que se dedica poco tiempo
a las actividades personales, de pareja o sociales y mucho a otras
ocupaciones obligatorias como tareas domésticas, atención a los hijos,
trabajo remunerado, etc. Se tratará de equilibrar y reorganizar la agenda
para practicar más las actividades que tienen un sentido y proporcionan
satisfacción. Estas actividades tienen una importancia especial ya que son
las que renuevan el organismo, aportan energía, sirven de válvula de
escape para liberar tensiones y gozar de mayor bienestar emocional. En
primer lugar, el formador pide a los participantes que dibujen un círculo en
la cartulina y lo dividan en diferentes partes. Cada una de estas partes
corresponde a cada una de las actividades que desarrollamos durante la
semana. Así, si dedicamos más tiempo al trabajo que a jugar al tenis, la
parte que representa al trabajo será mayor que la de ocio (tenis). Es
importante que el formador deje claro que: “el círculo de vida” que dibujen
debe reflejar su vida tal como es AHORA y que pueden denominar cada
parte del pastel como ellos deseen. Los ámbitos a indicar en el círculo
pueden ser: Profesional-trabajo, familiar, social, personal-físico, personal-
espiritual, personal-ocio. Este es su “círculo de vida real”.
Fig. 9.2. Ejemplo de un “círculo de la vida”
Una vez lo han acabado, se les pide que dibujen otro círculo en un papel
carbón (papel transparente) o una transparencia. Este círculo debe
repartirse en los mismos ámbitos que el anterior (profesional-trabajo,
familiar, social, etc.). Ahora bien, deberán realizar las partes del círculo
siguiendo el criterio del tiempo que querrían dedicar a cada uno de los
apartados anteriores. Es necesario que usen las mismas palabras y
denominaciones que han usado en el primer círculo de cartulina. También
es muy importante indicar que escriban y detallen los diferentes ámbitos en
el mismo orden y lugar que en el pastel anterior (cartulina). Este es su
“círculo de vida ideal”, el que recoge los ámbitos de la vida que para ellos
son más importantes y dónde desean y tienen la motivación de invertir más
tiempo. A continuación el formador les solicita que sitúen la hoja
transparente sobre la cartulina y así verán las diferencias. De esta forma
verán reflejado, por ejemplo si dedican muy poco tiempo al ocio y querrían
dedicarle más.
Ahora ya sabemos en qué actividades dedicamos más o menos tiempos y
en cuáles querríamos tener más o menos dedicación.
Como reflexión, el formador puede lanzar al aire estas preguntas:
¿Os han sorprendido las diferencias o semejanzas entre los dos círculos?
¿Dice algo el círculo sobre cómo estás viviendo actualmente tu vida?
¿Crees que sería positivo hacer algún cambio? ¿Cuál?
A continuación se les puede plantear que anoten los cambios que proponen
hacer Se les facilitará el siguiente esquema como orientación:

Que Como Cuando


- Invertir más tiempo en - Llamar más a los - inicio el próximo mes
las relaciones sociales. amigos

Temporización y metodología
Se trata de un ejercicio individual.
El tiempo es de unos 20 minutos.
Actividad 3. Límites y tolerancia a la frustración
Fig. 9.3. Límites y tolerancia a la frustración
Orientaciones previas
En la actividad 2 hemos tratado la importancia del reconocimiento,
comprensión y aceptación de nuestros hijos. Este reconocimiento se aplica
a las emociones, no a la conducta. Así, cuando un niño está garabateando
en la pared, no es el momento para aplicar el reconocimiento ni la empatía
con él y tampoco sería correcto decirle: “Veo que te gusta pintar en la pared
como si fuera un mural”. Este no es un momento para la empatía sino que
el niño necesita que le dejen claro dónde están los límites, dónde puede
pintar y dónde no. Aquí debemos referirnos al comportamiento del niño y no
a sus emociones, aunque más tarde podamos ocuparnos de cómo se
siente.
Cuando establecemos límites es importante tener en cuenta las
características evolutivas del niño. Poner límites implica “Decir SÍ” siempre
que sea posible y “Decir NO” cuando sea necesario. No significa negar
siempre la acción del otro, significa enseñarles que no somos omnipotentes
(nosotros ni ellos no hacemos girar el mundo), la vida tiene límites, no todo
es posible, hay determinadas cosas que a veces no podemos hacer y es
importante aceptarlo. Significa aprender a distinguir que nuestros deseos no
son necesidades imperiosas que debemos satisfacer al instante, implica
aprender a esperar una gratificación futura después de un esfuerzo
importante. Ser padres, también implica ser modelo para entrenar la
frustración que pueden padecer los niños cuando se les establecen límites
y poder proporcionarles recursos útiles para gestionar esta frustración. Una
de las mejores formas de entrenar la frustración es proporcionando
recursos para que los niños la gestionen y también actuando como
referente. Es decir, si los padres sabemos regular nuestra frustración ante
situaciones en las que nuestras expectativas no se han cumplido, nuestros
hijos verán cómo respondemos y tendrán un referente al respecto. Los
niños acostumbran a “pedir a gritos” que les pongan límites. Las conductas
inadecuadas, inadaptadas, desobedientes, rebeldes, etc. de los hijos
pueden responder a aspectos físicos o temperamentales pero en ocasiones
también responden a determinadas condiciones ambientales, son
consecuencia de relaciones interpersonales en la familia, etc. Estos
comportamientos son los que habitualmente más preocupan a los padres.
La clave está en poder comprender por qué el niño se comporta así, qué
busca con ese comportamiento, qué necesidad intenta cubrir con él. Si
entendemos el por qué del comportamiento del niño podremos ayudarle a
cambiar. Veamos un ejemplo:
Carlos es un niño de 3 años. Va todo el día a la escuela y a la salida le
recoge su canguro. Sus padres llegan hacia las 20.30 h. Cuando llegan a
casa, sus padres no tienen demasiado tiempo para dedicarle, le saludan y
empiezan a preparar la cena, etc. Entonces Carlos empieza a correr por los
pasillos, desordenar la habitación, salta encima de la cama, chilla, etc. La
situación acaba cada día igual: Sus padres enfadados y nerviosos y Carlos
castigado en la habitación durante un buen rato.
Está claro que cada caso se debe analizar minuciosamente pero haciendo
un análisis un tanto genérico podemos concluir que el comportamiento de
Carlos busca la atención y el afecto que no ha podido recibir de sus padres
durante el día.
Sus padres están tan ocupados que no pueden estar mucho con él y Carlos
sabe que recibirá su atención si se comporta de manera inadecuada. Carlos
está “pidiendo a gritos” la atención y que alguien le ponga límites. Pero
poner límites no significa castigar.
En este caso, la recomendación sería:
Dedicar un tiempo (aunque sea breve) al niño antes de empezar las tareas,
comentar con él cómo ha ido el día, etc. Cuando se comporta
inadecuadamente, le podemos parar físicamente y explicarle brevemente:
Carlos, sé que tienes muchas ganas que los papás juguemos contigo.
Nosotros también estamos deseando estar contigo. Vamos a ver: Cuando
acabes de ordenar los juguetes que acabas de tirar al suelo, podrás jugar
con mamá/papá. Cuando la cena esté lista acabaremos de jugar y
cenaremos.
Objetivos
Ser consciente de la importancia y necesidad de poner límites a nuestros
hijos. Adquirir diferentes recursos que nos permitan poner límites
adecuadamente. Aceptar que también es necesario aprender la tolerancia
a la frustración y los padres son modelo también en este caso. Darse
cuenta de la influencia de nuestras emociones, nuestra conciencia y
regulación emocional a la hora de poner límites.

Materiales y recursos
Hoja de trabajo: Actividad 4– Límites y tolerancia a la frustración.
Procedimiento
La actividad se iniciará con una pregunta al aire que lanza el dinamizador
del grupo:
¿Qué significa poner límites?
El formador recogerá las aportaciones del grupo. A continuación realizará
un resumen de las diferentes aportaciones y las cumplimentará con su
visión.
Aportamos un breve resumen de la aportación del formador al respecto.
¿Qué significa poner límites? ¿Son necesarios los límites? ¿Por qué?
“Poner límites es una forma más de demostrarles nuestro afecto y
preocupación. Los límites son como las barandas de un puente que nos
guían, protegen y proporcionan un sentimiento de seguridad y control”
(Definición adaptada de: Sánchez Asín, 2006: 95).
Se pedirá que cada uno de los padres recuerde alguna situación en la que
le sea difícil establecer límites a su hijo. Se les entrega la hoja de trabajo.
Se les solicita que respondan a las cuestiones de la hoja de trabajo,
expliquen con sinceridad la situación y cómo responden ellos
habitualmente.
Se comentan las respuestas en pequeños grupos de tres.
El formador expondrá (en el momento detallado en el apartado
“Procedimiento”) varios aspectos a tener en cuenta en el establecimiento de
límites y normas. Por último, los participantes deberán reformular el
establecimiento de límites de acuerdo con las aportaciones del formador.
Temporización y metodología
Se trata de un ejercicio individual y en grupo. El tiempo aproximado es de
40 minutos.
Hoja de trabajo: Actividad 4– Límites y tolerancia a la frustración
1. Describir una situación que has vivido en la que se dé un
comportamiento inadecuado de tu hijo que requiera establecimiento de
límites.
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
_________________________________________________________
__________________________________________________________

2. 2. ¿Cuál es tu conducta habitual ante este comportamiento? ¿Qué le


dices a tu hijo, de qué forma…?
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________
3. 3. Elabora una nueva propuesta para poder establecer correctamente
los límites ante esta conducta y comunicárselo de forma adecuada a tu
hijo.
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
__________________________________________________________
_____________________________________________
Actividad 5. Comunicación

Esta actividad está formada por dos ejercicios: Comunicarnos en positivo


Elogiarnos
Orientaciones previas
Si contáramos las veces al día en qué negamos a nuestros hijos alguna
acción, nosotros mismos nos cansaríamos de contar… Hay momentos en
los que es inevitable decir “NO” y nuestros hijos no podrán conseguir sus
deseos. El problema surge cuando el “NO” ya forma parte de la
comunicación habitual entre padres e hijos: No chilles, No comas tan
deprisa, No te levantes de la silla, etc.
Este tipo de comunicación con nuestros hijos no fomenta su autonomía ya
que el niño está recibiendo ímputs negativos respecto su conducta. Estos
comentarios, si se dan de forma habitual y continuada, pueden afectar la
autoestima del niño y esto puede provocar que se rebelen ante sus padres
cuando les dicen “NO” de diferentes formas: Chillan, insultan, arman
rabietas, etc.
Otro rasgo habitual de la comunicación entre padres e hijos son la cantidad
de órdenes y mandados que los padres vamos lanzando a lo largo del día a
los niños:
Lávate las manos Recoge los juguetes Etc.
Una alternativa podría ser: Vamos a comer, sabes que es importante
lavarse las manos antes Cuando acabes de jugar, recuerda recoger los
juguetes, ¿de acuerdo?
Igual que la “práctica del NO”, este tipo de comunicación mediante órdenes
no ayuda a fomentar la autonomía emocional. Además, de esta forma
nuestros hijos aprenden a comunicarse también en negativo y utilizan
quejas, gritos y rabietas para intentar conseguir lo que quieren. Si
realizamos un trato positivo al niño y nos comunicamos con él sin órdenes,
podremos lograr que aprenda a pedir lo que quiere en positivo, siguiendo el
modelo de comunicación que le están transmitiendo los padres. El reto está
en que los padres puedan sugerir en lugar de ordenar y evitar abusar del
“NO”. Esto no significa consentirlo todo y decir que “Sí” siempre, implica
usar algunas alternativas al “NO” que presentaremos a continuación y
reservar el “NO” para cuando es realmente imprescindible.
En lugar de “¡No grites!”, “Habla más bajito, por favor”. En lugar de “No
cierres tan fuerte la puerta”, “¿Puedes cerrar la puerta más despacio?”.
Por último, cuando los niños se equivocan en alguna acción de forma
repetida, les colgamos una etiqueta con bastante facilidad: “Este niño
siempre se queja, eres un quejica”, “¿Por qué siempre tardas tanto? ¡Eres
un lento!”, “Siempre lo rompes todo, eres un ‘patoso’
Objetivos
Promover la práctica de la comunicación positiva entre padres e hijos.
Concienciar del impacto que tiene la comunicación con nuestros hijos.
Proporcionar recursos para practicar nuevas formas de comunicarnos con
ellos (más “sí” y menos “No”, evitar las órdenes, etc.). Detectar qué
emociones nos genera una comunicación en negativo y si son diferentes de
las emociones que tenemos cuando cambiamos a una comunicación más
positiva. Valorar la importancia de generar autoestima, seguridad y
confianza en nuestros hijos.
Materiales y recursos
Hoja de trabajo: Comunicarnos en positivo. Elogiarnos (adaptada de la
obra de Bisquerra et al, 2009).
Procedimiento
Hoja de trabajo: Comunicarnos en positivo
La sesión comienza con una breve exposición del formador basada en los
comentarios escritos del apartado “Orientaciones previas”. Se entrega la
hoja de trabajo “Comunicarnos en positivo”. El formador pedirá al grupo que
aporte algunas situaciones típicas en las que use habitualmente el “NO” y
otras en las que pida determinadas acciones a los hijos mediante órdenes.
Los participantes pueden anotar en su hoja de trabajo las que les parezcan
más interesantes, etc. Se elabora un listado entre todas las aportaciones
del grupo. Se realizará un listado para el “NO” y otra para las órdenes.
Posteriormente, el dinamizador solicita que intenten reformular los
comentarios de acuerdo con lo que han trabajado al inicio de la sesión y las
aportaciones del formador. Se comentan las reformulaciones con el gran
grupo.

Hoja de trabajo: Elogiarnos


Este ejercicio se realizará entre los padres del grupo para que después
puedan llevarlo a cabo con sus hijos en casa. Se trata de que cada
miembro de la familia pueda elaborar su propia estrella. Cada persona de la
familia dibuja una estrella y escribe su nombre en el medio. Cada miembro
de nuestra familia nos dirá un elogio y lo anotaremos en una de las puntas
de nuestra estrella. La estrella puede tener tantas puntas como elogios
recibamos. Cada persona se queda con su estrella y la puede colgar en
algún lugar visible de su habitación para poder releerla cuando desee. A
continuación se presenta como quedaría la estrella una vez finalizada la
actividad. Está bien poder aprovechar esta actividad para fomentar la
creatividad de nuestros hijos y favorecer el disfrute realizando todos juntos
una actividad plástica. Esta actividad es una adaptación de la que aparece
en la obra del GROP: (2009). Actividades para el desarrollo de la
inteligencia emocional en los niños.
Temporización y metodología
Comunicarnos en positivo Se trata de un ejercicio individual y en grupo. El
tiempo aproximado entre el comentario en grupo y el trabajo individual es
de unos 15 minutos.
Elogiarnos
El tiempo previsto para la elaboración de la estrella puede variar según el
número de personas que formen la familia, la edad de los niños, etc.
La elaboración y creación de la estrella, pintar, recortar, escribir y comentar
los elogios, etc. puede realizarse en 1 hora aproximadamente. Lo
importante de esta actividad, como tantas otras, es poder dedicarle el
tiempo necesario y realizarla sin prisas.

Hoja de trabajo: Actividad 6– Comunicarnos en positivo

Hoja de trabajo: Actividad 5– Elogiarnos


Fig. 9-5. La estrella de Luis
No alternativas

Ordenes Alternativas

Actividad 6. Te regalo mi mejor momento del día


Orientaciones previas
Fomentar la creatividad también puede generar bienestar a toda la familia.
Es bueno que los padres puedan inventarse, solos o con sus hijos, nuevos
juegos para favorecer el bienestar. Uno de estos juegos puede ser que
cada miembro de la familia comente, por ejemplo, durante la hora de la
cena, cuál ha sido el mejor momento del día, aquel momento en el que ha
sido más feliz, se ha sentido más agradable, satisfecho, alegre, contento,
etc. Esta es una forma de compartir y contagiarse emociones positivas

Objetivos
Ser conscientes de las emociones positivas que vivimos cada día. Tomar
consciencia de qué es el bienestar. Aprender a compartir nuestras
emociones positivas y el bienestar. Obtener y practicar recursos que nos
permitan gestionar y cambiar nuestro estado emocional negativo por uno
más positivo.
Materiales y recursos
Hoja de trabajo: Actividad 6– Te regalo mi mejor momento del día.
Procedimiento
La sesión comienza con una breve exposición del formador basada en los
comentarios escritos del apartado “Orientaciones previas” y favoreciendo el
debate sobre lo que es el bienestar, las emociones positivas, la felicidad,
etc. Después se les pide que escriban su mejor momento del día de ayer.
Posteriormente, el formador pedirá al grupo algún voluntario que quiera
compartirlo. El formador preguntará al participante cómo se ha sentido
mientras lo escribía y lo comentaba al grupo. A continuación el dinamizador
pide al grupo que cada uno piense en una situación en la que se ha sentido
mal, no ha sentido bienestar sino al contrario. Describe esta situación en la
hoja de trabajo, apartado II. Una vez lo haya descrito, se les pide que
escriban qué reflexiones, acciones, recursos hubieran podido llevar a cabo
para cambiar su estado emocional. Estas aportaciones se comentarán con
el gran grupo, se elaborará un lista de reflexiones, acciones, recursos
hubieran podido llevar a cabo para cambiar su estado emocional.
Apartado II: Describe una situación en la que hayas sentido malestar.
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________
Recursos que te hubieran ayudado a cambiar tu estado emocional:
____________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
_____________________

Actividad 7. El país de los sueños

Orientaciones previas
En ocasiones es difícil cambiar nuestro nivel de actividad. Habitualmente
durante el día el nivel de actividad es alto y a algunos adultos y niños les
puede costar cambiar de un nivel de actividad alto a uno más relajado antes
de ir a dormir. Este cambio se puede favorecer mediante ejercicios de
respiración y relajación antes de irse a la cama.
Para ir a dormir con un estado emocional positivo y evitar los “miedos” que
frecuentemente impiden conciliar el sueño a nuestros hijos, también se
pueden practicar con ellos visualizaciones para “soñar despiertos” con
situaciones que nos hagan sentir bien y luego dormirse con un estado
emocional más positivo.
Objetivos
Aportar estrategias para favorecer estados de ánimo positivos. Ser
conscientes que nosotros mismos, con algunos recursos, podemos cambiar
un estado emocional negativo a uno más positivo. Tomar conciencia de los
efectos positivos de “soñar despierto”. Percibir el estado de bienestar del
cuerpo y la mente practicando visualizaciones. Tomar consciencia de qué
es el bienestar. Aprender a compartir nuestras emociones positivas y el
bienestar.
Actividad 8. Respiramos juntos
Orientaciones previas
La respiración es vida. Acostumbramos a respirar de forma torácica y nos
olvidamos de la respiración abdominal que tanto practican los bebés recién
nacidos. Aprender de nuevo a respirar de forma profunda y abdominal
ayuda a la relajación, evita tensiones y favorece un estado emocional
positivo. Este aprendizaje lo podemos realizar con nuestros hijos. De esta
forma les aportamos recursos para que puedan regular emociones
negativas como la ira o el estrés.
Objetivos
Ser conscientes de la importancia que tiene respirar adecuadamente para
relajarnos. Practicar la respiración abdominal como un recurso para la
relajación y la regulación emocional (implica generar emociones positivas y
regular las negativas).
Tomar conciencia de los efectos positivos de la respiración abdominal:
Darnos cuenta de que relajar nuestro cuerpo y nuestra mente es positivo.
Percibir el estado de bienestar del cuerpo y la mente practicando este tipo
de respiración Ser conscientes de las emociones positivas que vivimos
cada día. Experimentar la relajación. Tomar consciencia de qué es el
bienestar. Aprender a compartir nuestras emociones positivas y el
bienestar. Obtener y practicar recursos que nos permitan gestionar y
cambiar nuestro estado emocional negativo por uno más positivo.
Materiales y recursos
Colchonetas, música relajante, vela, habitación silenciosa.
Procedimiento
Se practicará la respiración abdominal con el grupo para que pueda
adquirirlo como recurso a trabajar en casa, individualmente y/o con sus
hijos. La actividad consiste en: 1. Encender una pequeña vela y situarla a
una distancia un poco alejada de donde vamos a sentarnos nosotros (de
forma que no se pueda apagar fácilmente soplándola sólo una sola vez). 2.
Sentarse en una postura adecuada en el suelo: Espalda recta apoyada en
la pared o en un armario, piernas separadas, manos sobre el abdomen. 3.
Cerramos los ojos (no es imprescindible). 4. Inspiramos lentamente por la
nariz, mantenemos el aire unos segundos. Notamos como nuestro
abdomen se va hinchando como un globo. Es importante hacernos
conscientes de estas sensaciones
Expiramos lentamente por la boca soplando hacia la vela (podemos abrir
los ojos). Para soplar adecuadamente es necesario poner la boca en forma
de una “O” pequeña y soplar poco a poco. 6. Después hacemos una
respiración normal. 7. Se repiten los pasos 3 a 6, tres veces más. 8. La
última vez que soplamos la vela podemos apagarla. Para ello, antes de la
última vez, moveremos la vela y la acercaremos un poco más a nuestra
posición.
Después de estas respiraciones, es positivo compartir cómo nos sentimos,
qué ha cambiado entre antes y después de las respiraciones para favorecer
la conciencia emocional y reconocer que la respiración abdominal favorece
un estado emocional positivo.
En casa, esta actividad se puede establecer como rutina antes de ir a
dormir.
Es recomendable encontrar un lugar de la casa que sea el espacio de
respiración, relajación, etc. En este espacio se pueden colocar almohadas
para sentarse en el suelo o colchonetas para tumbarse, algo de música
relajante, disponer de velas y generar con todo ello un ambiente tranquilo
apartado del trajín y movimiento diario del hogar.
Algunas recomendaciones para los padres, antes de aplicar esta actividad
con sus hijos son, comentar con ellos, por ejemplo: Cómo respiran los
bebés. La importancia de disponer de espacios que nos proporcionen
tranquilidad. Que la tranquilidad y la relajación aportan bienestar. Valorar la
necesidad de parar, estar en silencio y con uno mismo.
Este ejercicio se puede empezar realizándolo conjuntamente con el niño,
pero con la práctica y dependiendo de su edad es muy recomendable que
él mismo sepa cuando quiere ir a relajarse y por qué. De esta forma, él
mismo será más autónomo en la gestión de sus emociones.
Temporización y metodología
Es recomendable tener el espacio de relajación y los materiales a punto
antes de practicar las respiraciones.
Las respiraciones, comentarios posteriores, etc. se pueden llevar a cabo en
10 o 15 minutos
Materiales y recursos
Ideas de cuentos, etc. para crear historias y “soñar despierto”.
Procedimiento
Esta actividad se puede establecer como rutina antes de ir a dormir. Por
eso el ambiente debe ser silencioso, relajante, poco luminoso, etc. Es
importante conocer aquellas historias y personajes mágicos que más
gustan a nuestros hijos para que aparezcan como protagonistas de la
visualización. Les hablaremos en tono suave e iremos elaborando nuestra
historia fruto de nuestra creatividad favoreciendo siempre que aparezcan
lugares, situaciones, etc. que hagan sentir bien al niño y le ayuden a
dormirse con un estado de ánimo más positivo.
Temporización y metodología
10 minutos aproximadamente.

Actividad 9.

Reloj de arena con botellas de plástico.

Aprende a hacer un reloj de arena con material reciclado para los niños

Objetivo:
Aquí tienes un experimento muy sencillo y práctico para hacer con los niños: te
enseñamos a hacer un reloj de arena con dos botellas de plástico. 
No te llevará mucho tiempo, y a los niños les encantará. Apunta todo lo que
necesitas y sigue este paso a paso de esta fantástica manualidad
con material reciclado

Material:

1. Dos botellas de plástico


2. arena o sal
3. Tizas de colores
4. Cinta aislante
5. Tijeras
6. Embudo
7. Cinta americana

Cómo hacer el reloj de arena paso a paso


1. Si usas sal y quieres que sea de color, echa un poco de sal en un plato y
coloréala con una tiza.
   MANUALIDADES

2. Si la sal es muy gorda, puedes machacarla con un mortero.

2. Vierte la sal ya coloreada en una de las botellas de plástico. Puedes utilizar un


embudo.

3. Tapa la botella con cinta adhesiva y haz un agujero en el centro. Que no sea
muy pequeño, porque si no se quedará atascada la sal. 

4. Pega la otra botella (sin tapón) a la otra con ayuda de cinta aislante.
5. Para saber cuánto tiempo mide tu reloj de arena, sólo tienes que
comprobarlo. Cuenta con un cronómetro los segundos que tarda en caer la sal
de la botella. Si quieres que sea un minuto exacto, prueba echando más arena o
quitando si se excede del minuto.... ¡Y ya lo tienes!

http://www.guiainfantil.com

En familia: Juega con tu hijo: Imprime las fichas. Hay 6 fichas que se relacionan
con 6 emociones. Utiliza un dado para jugar. Tira el dado para elegir una ficha.
Después di a tu hijo que tire el dado nuevamente para elegir la pregunta de la
ficha. Tu también puedes responder a las preguntas y compartir tus historias con
tu hijo.

En el Aula: Si eres maestro(a) también puedes utilizar este juego para desarrollar
las capacidades emocionales de tus alumnos. Puedes imprimir una ficha para
cada alumno y distribuirla de manera aleatoria entre ellos, o puedes dividir la clase
en 6 o 12 equipos, dando a cada equipo una ficha. Después debes dar un tiempo
para que ellos contesten las preguntas y al final cada equipo puede hacer una
presentación explicando lo que ha contestado y lo que aprendió. Outra forma
interesante de jugar es tener las fichas en la pared y hacer el juego una vez al día,
o determinados días de la semana. Cada día le tocaría a uno o dos niños
diferentes, que deberían tirar el dado y resolver el problema propuesto delante de
la clase.

Estas fichas dan mucho juego, sea Creativo. Si encuentras otras formas de juego.
TALLER PARA NIÑOS Y NIÑAS

Título: Inflando emociones

Objetivo: Identificar en que momentos las niñas y los niños han sentido que no
pueden expresar sus emociones.

Metodología: Para esta estrategia se le entrega a cada estudiante un globo y se


les pide que lo vayan inflando poco a poco. La maestra o el maestro deberán
introducir la actividad explicando a las niñas y los niños, que las emociones son
como el aire que llena la bomba y que es como el aire que tenemos dentro que
nos va llenando poquito a poco y que si no las manejamos adecuadamente puede
explotar como la bomba. Se le brindará a cada niña y niño una ficha de trabajo
que deberán completar individualmente. Momento de conversación: Para este
momento se pueden utilizar las interrogantes de la ficha, o bien puede agregar
otras que considere pertinente según la situación.

Actividad: Lluvia de preguntas

¿Alguna vez me he sentido como el globo?

¿En qué momentos me he sentido como el globo?

¿Cuáles emociones llenan mi globo?

¿Cómo podemos evitar que


el globo explote?
TALLER PARA MAESTROS

Título: Técnica del semáforo

Objetivo: Establecer los pasos que se recomiendan seguir cuando la persona se


enfrenta a una situación que ha provocado enojo.

Metodología:

• El primer paso consiste en detener la conducta y el pensamiento, evitando llevar


a cabo respuestas impulsivas.

• El segundo paso consiste en racionalizar la situación y hacer un pequeño estudio


de pros y contras sobre nuestras posibles respuestas, generando en ocasiones
varias alternativas y seleccionando la más adaptativa a la situación.

• Una vez seleccionada la respuesta (conductual y cognitiva) se procede a


ejecutarla.

Actividad: Escribir, dibujar, sopas de letras…

Por medio de estas actividades la persona puede


distraer los pensamientos, relajarse, tomar un tiempo
fuera y descargar emociones.

DETENTE

PIENSA
ACTÚA

TALLER PARA FAMILIA

Título: Puzzle cooperativo

Objetivo: Formar una figura combinando correctamente las partes de esta, que se
encuentran en distintos pedazos o piezas planas.

Metodología: Repartimos imágenes divididas en seis partes. Cada persona


intentará encontrar a los compañeros con los que debe completar su Puzzle.
Cuando ya tengan la imagen completa, comentaremos qué relación hay entre unir
la fotografía y el aprendizaje cooperativo. Una persona del grupo lo explicará a los
demás. Después comentaremos las imágenes de los Puzzle que mostrarán
diferentes situaciones de trabajo en equipo.

Actividad: Puzzle para armar en parejas o grupos.


BIBLIOGRAFÍA

 Bisquerra R. (2001). Educación emocional. Editorial Desclée de Brouwer,


s.a., 2011.
 Piñeiro B. (2015). Educar las emociones en la primera infancia. Editorial
Rojo Amanecer.
 Calderón M. (2012). Aprendiendo sobre las emociones, manual de
educación emocional. Libro electrónico.
 www.Google.com
 http://www.guiainfantil.com
CORPORACIÓN NUEVA COLOMBIA