Está en la página 1de 7

ÉTICA EMPRESARIAL

LA ÉTICA Y SUS RETOS

ENTREGA SEMANA 4

GABRIELA BECERRA - CÓDIGO: 1921026531

JAQUELINE LONDOÑO SUAREZ - CÓDIGO:  1721025196

LADY TATIANA PRADA SANCHEZ - CÓDIGO: 1211080026

YESSICA AMARIS PUPO - CÓDIGO 1721024268

JAN PAUL AREVALO GARZÓN - CÓDIGO: 1921026267

MÓDULO

ETICA EMPRESARIAL

TUTOR

ARMANDO CAMEJO

INSTITUCIÓN UNIVERSITARIA POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO

BOGOTÁ

MARZO 2020
Pregunta: ¿Porque la Virtud está dada por el conocimiento?

Tema: La Ética en el ámbito profesional.

Para poder darle respuesta a este interrogante, es necesario definir previamente que es

virtud y que es conocimiento.

Se entiende por virtud a la designación de cualidades buenas, firmes y estables de la

persona, que, al perfeccionar su inteligencia y su voluntad, la disponen a conocer mejor la

verdad, y a realizar, cada vez con más libertad y gozo, acciones excelentes, para alcanzar su

plenitud humana y sobrenatural; por otro lado el conocimiento Alavi y Leidner (2003)

definen el conocimiento como la información que el individuo posee en su mente,

personalizada y subjetiva, relacionada con hechos, procedimientos, conceptos,

interpretaciones, ideas, observaciones, juicios y elementos que pueden ser o no útiles,

precisos o estructurales. La información se transforma en conocimiento una vez procesada

en la mente del individuo y luego nuevamente en información una vez articulado o

comunicado a otras personas mediante textos, formatos electrónicos, comunicaciones orales

o escritas, entre otros.

Muchas veces en nuestro entorno laboral podemos observar en empresas pequeñas o

grandes diferentes factores de comportamiento humano y sus formas de actuar y de

desempeñarse en los diferentes cargos en las organizaciones, podemos ver personas que son

muy correctas en su actuar como otras que se pueden identificar como no correctas debido

a diferentes factores de actitudes o de facultades que hacen que su desempeño no sea el

mejor y donde podemos cuestionar, ¿a qué se debe su comportamiento?, podemos basarnos

en que los valores que se enseñan en casa desde pequeños están dados y fundamentados en

el tipo de persona que se está formando para la sociedad? ¡Y de allí nos genera el

interrogante, ¿Porque la Virtud está dada por el conocimiento? Como dicen los diálogos
de Platón[ CITATION Pla71 \l 9226 ], una persona será virtuosa si tiene conocimiento y así

sabe de qué trata la virtud, así puede discernir entre el bien y el mal, (el mal es el fruto de la

ignorancia) por lo tanto Sócrates basado en los planteamientos de Platón, platea que la

educación es lo que constituye la virtud y esta puede hacer que la gente sea y actué con la

moral.

Sócrates decía que la virtud nos ayudaba a conseguir el bien mediante el razonamiento y la

filosofía, por lo que el punto de apoyo para conseguir la virtud era el saber, los hombres

reflexionaban a través de su alma para así poder llegar a una paz que le da al momento de

realizar las cosas con sabiduría. se encargaban de enseñar a los hombres a cuidar su alma

para así poder alcanzar la virtud quetanto se busca.

Por el contrario, Platón contaba con cuatro virtudes cardinales las cuales son: prudencia,

valor, templanza y justicia, cuando se trabajan estas cuatro virtudes en conjunto podemos

obtener justicia para así poder convertirnos en personas justas, no solo con los demás si no

con nosotros mismos.

La virtud está dada por el conocimiento debido a que al transcurrir los años, desarrollamos

varias habilidades, adquirimos conocimientos, y esto lo podemos desarrollar y convertirlo

en virtudes que nos harán hacer diferencia entre las demás personas, cada uno de los seres

humanos posee una virtud que con la cual fácilmente se puede identificar, cada uno posee

un comportamiento diferente, porque cada uno aprendió y adquirió el conocimiento de

distinta forma, se puede decir que, en la escuela nos intentan enseñar un modelo de

conocimiento en conjunto, pero a medida que pasa el tiempo cada uno elige la manera de
adquirir ese conocimiento y de ahí poder desarrollar una o más virtudes que nos hacen

diferentes a los demás.

Por eso la virtud como la cualidad humana de quien se caracteriza por obrar bien y

correctamente. Como tal, es una cualidad moral considerada buena. Así mismo, puede

referirse a la eficacia de ciertas cosas para producir determinados efectos; es decir, la virtud

nos brinda la capacidad de aprendizaje, el diálogo y la reflexión en la búsqueda del

conocimiento verdadero; es por ello que la persona que posee conocimiento y conciencia de

la estructura moral que posee y el valor que tienen los demás puede actuar de manera

correcta ante cualquier situación que se le presente, también cuando la persona posee

habilidades para realizar una tarea, se dice que posee la virtud de contribuir con una meta

ya sea personal o grupal. Siguiendo esta corriente se presume que la ignorancia no es virtud

y que por eso muchos de los actos que se pueden cometer negativamente en las

organizaciones se debe a una baja educación y a la falta de conocimiento de las personas lo

que los hace desconocedores de lo que está bien o mal y esto conlleva a malas prácticas,

una persona virtuosa establece en su vida valores éticos que determinan su forma de actuar,

comportarse y desempeñarse en la sociedad, por lo tanto, le permite proyectarse, actuar con

la verdad y ser consciente de sus acciones, llevando a cabo una infinidad de valores que

harán de la persona un gran profesional que aportara de manera positiva tanto a las

organizaciones como a la sociedad donde se fundamenta y se desarrolla como individuo.


Cabe resaltar que las virtudes que desarrolla cada persona son para hacer el bien, tanto

como personal como ayudar a los demás, con lo cual a lo largo de nuestra vida podemos

seguir desarrollando virtudes a medida que adquirimos más y más conocimiento, lo que nos

hará mejores como persona y aportar a los demás.

Por lo que podemos concluir que la virtud nace de conocimiento que obtenemos a lo largo

de los años, de la sabiduría que nos enseñan en la casa, colegio, trabajo y demás lugares

(allí se establece la importancia que tiene la educación en los seres humanos y donde se

fundamenta y desarrolla), la virtud la obtenemos conociendo nuestra alma, nuestro interior

con ello podemos obrar de la mejor manera sin hacer daño a los demás, por el contrario

favoreciendo a los demás con nuestros actos, ayudándolos cuando necesiten un apoyo o

realización de alguna actividad, o porque no una ayuda para que sean personas correctas,

personas de bien, que se conviertan en mejores personas gracias a las virtudes que se les

enseña y así poder difundir el mensaje para ayudar a más personas a ser mejores.

La virtud siempre estará dada en base a lo que vamos aprendiendo, no podemos desarrollar

algo, sin previamente tener un conocimiento como base para poder crear o adquirir algo

positivo en nuestras vidas, en este caso no podemos desarrollar virtudes sin tener un

conocimiento, con conocimiento se puede lograr muchas cosas, en este caso una Virtud.
BIBLIOGRAFIAS

- http://www.selectividad.tv/S_FF_4_1_2_S_la_virtud_para_socrates.html

- https://es.wikipedia.org/wiki/Virtud

- https://gauchozen.com/c%C3%B3mo-aplico-las-4-virtudes-cardinales-de-plat

%C3%B3n-para-volver-a-mi-centro-todos-los-d%C3%ADas-a1659bad1e1d

- https://filosofia.idoneos.com/323575/

- https://www.e-torredebabel.com/Historia-de-la-

filosofia/Filosofiagriega/Aristoteles/VirtudMoral.htm

- file:///C:/Users/Cristian/Downloads/HB4TLdAYRPJL5jiU_vHDIDVufgdf8pP6H-

lectura-fundamental-1.pdf
- https://profesionistas.org.mx/la-etica-en-la-vida-profesional-como-agente-de-

cambio/

- Documento Unidad 1/ Escenario 1 Fundamentos de la Ética – el concepto de la ética

a lo largo de la historia.

- Segarra, M. & Bou, J. (2005), Concepto, tipos y dimensiones del conocimiento.

Revista de economía y empresa. Vol. 22 (p) 175-196.

- Urbáez, M. (2005), Gestión del conocimiento organizacional en el taylorismo y en

la teoría de las relaciones humanas. Revista espacios. Vol. 22 (p) 22.,

- García, L. & Pereira, S. (2015) Ética de la virtud. Revista Semerg. Vol. 41 (p) 346-

347

También podría gustarte