Está en la página 1de 72

RESOLUCION 1446 DE 2014

CAPÍTULO 1

GENERALIDADES

ARTÍCULO 1. Doctrina de inteligencia y contrainteligencia policial

El marco doctrinal del servicio de inteligencia y contrainteligencia policial se sustenta en un


conjunto de principios y enseñanzas que le han permitido a la Policía Nacional adelantar
actividades de inteligencia y contrainteligencia, bajo parámetros normativos y doctrinales, en
concordancia con su misión constitucional y legal.

Esta doctrina de inteligencia y contrainteligencia policial tuvo su máxima expresión a partir de


la creación de la Dirección de Inteligencia el 13 de febrero de 1995, integrando bases de la
filosofía estratégica de la inteligencia argentina, mexicana y chilena; y operacional y táctica en
los modelos europeo y americano.

La doctrina de inteligencia y contrainteligencia policial establece que el procesamiento de la


información conduce a la obtención de conocimiento, el cual es empleado para orientar la
toma de decisiones en los ámbitos estratégico, operacional y para el Servicio de Policía,
aportando valor significativo a la formulación de estrategias, cuya articulación permite
identificar y contrarrestar amenazas a la seguridad pública.

La Dirección de Inteligencia Policial por ser órgano rector del servicio de inteligencia y
contrainteligencia, es la encargada de generar la doctrina necesaria para orientar su
desarrollo, funcionamiento y proyección, así como de las dependencias adscritas a las
direcciones del nivel de gestión operativo de la Policía Nacional que adelanten actividades de
inteligencia y contrainteligencia.

1
ARTÍCULO 2. Principios generales

En el desarrollo de la actividad de inteligencia y contrainteligencia se observarán de manera


estricta y en todo momento los siguientes principios:

 Necesidad: la actividad de inteligencia y contrainteligencia deben ser necesarias para


alcanzar los fines constitucionales deseados; podrá recurrirse a ésta siempre que no
existan otras actividades menos lesivas que permitan alcanzar tales fines.

 Idoneidad: la actividad de inteligencia y contrainteligencia debe hacer uso de medios que


se adecuen al logro de los fines definidos en el artículo 4º de la Ley Estatutaria No. 1.621
de 2013, es decir que se debe usar los medios aptos para el cumplimiento de tales fines
y no otros.

 Proporcionalidad: la actividad de inteligencia y contrainteligencia deberá ser proporcional


a los fines buscados y sus beneficios deben exceder las restricciones impuestas sobre
otros principios y valores constitucionales. En particular, los medios y métodos empleados
no deben ser desproporcionados frente a los fines que se busca lograr.

ARTÍCULO 3. Requisitos previos para las actividades de inteligencia y


contrainteligencia

El servidor público adscrito al Servicio de Inteligencia y Contrainteligencia Policial, está en la


obligación de adelantar toda actividad de inteligencia y contrainteligencia bajo la irrestricta
observancia de los principios y valores institucionales definidos en el Sistema Ético Policial1.

Es en este punto donde el funcionario de inteligencia y contrainteligencia policial debe adoptar


los principios generales del derecho y las disposiciones de las normas legales y

1 Resolución 02782 del 15/09/2009

2
reglamentarias vigentes, para cumplir con las actividades inherentes al servicio, que rigen sus
actuaciones en la legalidad, la ética y la moral.

ARTÍCULO 4. Misión del Servicio de Inteligencia y Contrainteligencia Policial

La Dirección de Inteligencia Policial, tiene como misión generar inteligencia estratégica,


operacional y para el servicio, mediante el desarrollo de las actividades enmarcadas en el
ciclo de inteligencia policial, con el objetivo de anticipar y prevenir amenazas que atenten
contra la seguridad pública.

ARTÍCULO 5. Objetivos del Servicio de Inteligencia y Contrainteligencia Policial

La jurisprudencia constitucional ha definido que en el marco del despliegue de las funciones


de la Policía Nacional, el Servicio de Inteligencia y Contrainteligencia Policial administre
información relacionada con la convivencia y seguridad ciudadana, encargándose de orientar
la planeación en la recolección, tratamiento y análisis de información para la producción de
inteligencia estratégica, operacional y para el servicio, la cual se debe comunicar e integrar a
los receptores de inteligencia, respecto a los factores que afectan la convivencia y seguridad
ciudadana; igualmente, detectar y prevenir riesgos y amenazas generados por personas,
grupos u organizaciones que atenten contra los derechos humanos, el Estado y la institución
policial2.

Así mismo, se debe cumplir con una actividad permanente de evaluación y retroalimentación
sobre el impacto de la producción de inteligencia, a partir de la generación de un conocimiento
especializado, preventivo y anticipativo, que permita coadyuvar a la efectiva toma de
decisiones, dirigida al mantenimiento de las condiciones necesarias para que los habitantes
de Colombia convivan en paz.

La función de la inteligencia y contrainteligencia policial, estará limitada en su ejercicio al


respeto de los derechos humanos y al cumplimiento estricto de la Constitución, la Ley y el

2 Corte Constitucional. Magistrada Ponente: Clara Inés Vargas Hernández. Sentencia T-708 del 14 de julio de 2008

3
Derecho Internacional Humanitario y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, así
como limitada por el principio de la reserva legal, que garantiza la protección de los derechos
a la honra, al buen nombre, a la intimidad personal y familiar y al debido proceso.

CAPÍTULO 2

MARCO JURÍDICO Y ANTECEDENTES

ARTÍCULO 6. Marco Constitucional

 Artículo 2º. Fines esenciales del Estado.


 Artículo 6º. Responsabilidad de los servidores públicos.
 Artículo 15. Derecho a la intimidad - Habeas Data - Inviolabilidad de documentos privados.
 Artículo 20. Derecho a la información.
 Artículo 74. Secreto profesional.
 Artículo 75. El espectro electromagnético.
 Artículo 90. Responsabilidad de los servidores públicos por daño antijurídico.
 Artículo 93. Derechos Humanos y Derecho Internacional.
 Artículo 97. Lealtad a la Patria.
 Artículo 121. Ejercicio de funciones constitucionales y legales.
 Artículo 122. Desempeño de funciones legales y reglamentarias.
 Artículo 123. Servidores públicos.
 Artículo 209. Principios de la Función Pública.
 Artículo 216. Fuerza Pública.
 Artículo 218. Policía Nacional.
 Artículo 248. Antecedentes penales.
 Artículo 284. Acceso a información reservada por el Procurador o el Defensor del Pueblo.

ARTÍCULO 7. Marco Legal

 Ley 57 del 5 de junio de 1985 “Por la cual se ordena la publicidad de los actos y
documentos oficiales” - Acceso a los documentos públicos.

4
 Ley 594 del 14 de julio de 2000 “Por medio de la cual se dicta la Ley General de Archivos
y se dictan otras disposiciones”.

 Ley Estatutaria 1.581 del 17 de octubre de 2012 “Por la cual se dictan disposiciones
generales para la protección de datos personales” - Habeas Data.

 Ley Estatutaria 1.621 del 17 de abril de 2013 “Por medio del cual se expiden normas para
fortalecer el marco jurídico que permite a los organismos que llevan a cabo actividades
de inteligencia y contrainteligencia cumplir con su misión constitucional y legal, y se dictan
otras disposiciones”.

 Ley No. 1.712 del 6 de marzo de 2014 “Por medio de la cual se crea la ley de
transparencia y del derecho de acceso a la información pública nacional y se dictan otras
disposiciones”.

ARTÍCULO 8. Marco Jurisprudencial

 Sentencia T-444/92, Magistrado Ponente Alejandro Martínez Caballero.


 Sentencia T-525/92, Magistrado Ponente Ciro Angarita Barón.
 Sentencia T-066/98, Magistrado Ponente Eduardo Cifuentes Muñoz.
 Sentencia C-161/03, Magistrado Ponente Alfredo Beltrán Sierra.
 Sentencia T-708/08, Magistrado Ponente Clara Inés Vargas Hernández.
 Sentencia T-1.037/08, Magistrado Ponente Jaime Córdoba Triviño.
 Sentencia C-913/10, Corte Constitucional.
 Sentencia C-540/12, Magistrado Ponente Jorge Iván Palacio Palacio.

ARTÍCULO 9. Fundamentos Jurídicos

 Fundamento Jurídico de estructura orgánica de DIPOL.

5
- Resolución No. 00035 del 8 de enero de 2010 “Por la cual se define la estructura
orgánica interna y se determinan las funciones de la Dirección de Inteligencia Policial
y se deroga la Resolución No. 02049 del 15 de junio de 2007”.
 Fundamento jurídico al Habeas Data.

- Sentencia C-729/02, Magistrado Ponente Eduardo Montealegre Lynett.


- Sentencia C-336/07, Magistrado Ponente Jaime Córdoba Triviño.
- Sentencia C-1011/08, Corte Constitucional.
- Sentencia C-1011/08, Magistrado Ponente Jaime Córdoba Triviño.
- Sentencia C-748/11, Magistrado Ponente Jorge Ignacio Pretelt Chaljub

 Fundamentos jurídicos de Poligrafía.

- Sentencia T-473/92, Magistrado Ponente Ciro Angarita Barón.


- Sentencia C-280/96, Magistrado Ponente Alejandro Martínez Caballero.
- Artículo 23, 36 y 38 parágrafo 4º de la Ley Estatutaria No. 1.621 de 2013.

 Fundamentos jurídicos del espectro electromagnético.

- Sentencia T-081/93, Magistrado Ponente Eduardo Cifuentes Muñoz.


- Sentencia C-815/01, Magistrado Ponente Rodrigo Escobar Gil.
- Sentencia C-151/04, Magistrado Ponente Jaime Córdoba Triviño.
- Sentencia C-540/12, Magistrado Ponente Jorge Iván Palacio Palacio.

 Fundamentos jurídicos para establecer fachadas de inteligencia.

- Ley 1.097 de 2006 “Por el cual se regulan los gastos reservados”.


- Sentencia C-491 de 2007, Magistrado Ponente Jaime Córdoba Triviño.
- Ley 1.219 de 2008 “Por la cual se establece el régimen de contratación con cargo a
gastos reservados”.
- Sentencia C-540 de 2012, Magistrado Ponente Jorge Iván Palacio Palacio.
- Ley Estatutaria No. 1.621 del 17 de abril de 2013 “Por medio del cual se expiden
normas para fortalecer el marco jurídico que permite a los organismos que llevan a

6
cabo actividades de Inteligencia y Contrainteligencia cumplir con su misión
Constitucional y Legal, y se dictan otras disposiciones”.

- Resolución No. 2047 del 31 de mayo de 2013 “Por la cual se actualiza el manual de
gastos reservados para la Policía Nacional”.

 Fundamentos jurídicos para gastos reservados.

- Artículo 12 de la Ley 57 de 1985 “Por la cual se ordena la publicidad de los actos y


documentos oficiales” - Acceso a los documentos públicos.
- Ley 1.097 de 2006 “Por el cual se regulan los gastos reservados”.
- Ley 1.219 de 2008 “Por la cual se establece el régimen de contratación con cargo a
gastos reservados”.
- Resolución No. 2047 del 31 de mayo de 2013 “Por la cual se actualiza el manual de
gastos reservados para la Policía Nacional”.
- Sentencia C-370/06, magistrados ponentes, Manuel José Cepeda Espinosa, Jaime
Córdoba Triviño, Rodrigo Escobar Gil, Marco Gerardo Monroy Cabra, Álvaro Tafur Galvis,
Clara Inés Vargas Hernández.
- Sentencia T-216/04, Magistrado Ponente Eduardo Montealegre Lynett.
- Sentencia C-491/07, Magistrado Ponente Jaime Córdoba Triviño.
- Sentencia T-473/92, Magistrado Ponente Ciro Angarita Barón.
- Sentencia C-872/03, Corte Constitucional.

 Fundamentos jurídicos de la reserva.

- Sentencia T- 511/10, Magistrado Ponente Humberto Antonio Sierra Porto.


- Sentencia C-540/12, Magistrado Ponente Jorge Iván Palacio Palacio.
- Artículo 2, 5, 33 y 38 de la Ley Estatutaria 1.621 de 2013.

Ámbito penal de la reserva

- Artículo 418 de la Ley 599 de 2000.


- Artículo 419 de la Ley 599 de 2000.

7
- Artículo 420 de la Ley 599 de 2000.
- Artículo 431 de la Ley 599 de 2000.
- Artículo 463 de la Ley 599 de 2000.
Ámbito penal militar

- Artículo 149 de la Ley 522 del 13 de agosto de 1999, revelación de secretos.


- Artículo 150 de la Ley 522 del 13 de agosto de 1999, revelación culposa.
- Artículo 195 de la Ley 522 del 13 de agosto de 1999, delitos comunes.
- Artículo 130 de la Ley 1.407 del 17 de agosto de 2010, revelación de secretos.
- Artículo 131 de la Ley 1.407 del 17 de agosto de 2010, revelación culposa.
- Artículo 171 de la Ley 1.407 del 17 de agosto de 2010, delitos comunes.

Ámbito disciplinario.

- Artículo 34 del Código Disciplinario Único - Ley 734 del 2 de febrero de 2002,
deberes del servidor público.
- Artículo 35 del Código Disciplinario Único - Ley 734 del 2 de febrero de 2002,
prohibiciones de los servidores públicos.
- Artículo 34 régimen disciplinario para la Policía Nacional - Ley 1.015 del 7 de
febrero de 2006, faltas gravísimas numerales 3, 4, 6, 9, 14, 29 y 30.
- Artículo 35 régimen disciplinario para la Policía Nacional - Ley 1.015 del 7 de
febrero de 2006, faltas graves numerales 1. Literal a, 17.

 Fundamentos jurídicos de documentos de inteligencia

- Ley 57 de 1985, “Por la cual se ordena la publicidad de los actos y documentos


oficiales” - Acceso a los documentos públicos.
- Sentencia C-872/03, Magistrada Ponente Clara Inés Vargas Hernández.
- Sentencia T-656/10, Magistrado Ponente Jorge Iván Palacio Palacio.
- Sentencia C-849/12, Magistrado Ponente Luis Ernesto Vargas Silva.

 Fundamentos Jurídicos de Derechos Humanos

- Declaración Universal de Derechos Humanos.

8
- Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Ley 74 de 1968.
- Declaración Americana de Derechos Humanos.
- Convención Americana de Derechos Humanos. Ley 16 de 1972.
- Carta Andina para la Protección y Promoción de los Derechos Humanos.
- Sentencia C-913/10, Magistrado Ponente Nilson Pinilla Pinilla.
- Sentencia 28012, 6/20/2012 Magistrado Ponente Luis Guillermo Salazar Otero.

ARTÍCULO 10. Conceptos normativos

 Misión de Trabajo. “…La recolección de información se hace bajo el liderazgo del superior
jerárquico dentro del organismo de inteligencia y en el marco de una orden de
operaciones o misión de trabajo debidamente autorizada, en la investigación penal se
realiza bajo el liderazgo de un fiscal y en el marco de las investigaciones penales
específicas...” (C-540/12).

 Polígrafo. “...El polígrafo tiene como objetivo primordial determinar a través del registro
de variaciones emocionales como la presión arterial, el ritmo cardiaco, el respiratorio y la
resistencia eléctrica de la piel o reflejo psico-galvánico causado por el estado de
emotividad provocada si la persona presenta reacciones fisiológicas indicativas de
engaño…”, sin embargo, es importante resaltar que la misma corporación insistió en que
“…es claro que su diagnóstico se refiere a la credibilidad del interrogado y no a la
comprobación de hechos, elementos o circunstancias de la conducta …” (Corte Suprema
de Justicia, indicado el 1 de agosto de 2008 por la Sala de Casación Penal).

 Gastos reservados. “..Los gastos reservados son aquellos que se realizan para la
financiación de actividades de inteligencia, contrainteligencia, investigación criminal,
protección de testigos e informantes.

Igualmente, son gastos reservados los que se realicen para expedir nuevos documentos
de identificación para garantizar la identidad de cobertura de los servidores públicos que
ejecuten actividades de inteligencia y contrainteligencia.

Se podrán realizar gastos reservados para la protección de servidores públicos vinculados


a actividades de inteligencia, contrainteligencia y sus familias.

9
Los gastos reservados podrán realizarse dentro y fuera del país y se ejecutarán a través
del presupuesto de funcionamiento o inversión. Se distinguen por su carácter de secreto
y porque su programación, control y justificación son especializados….” (Artículo 1 de la
Ley 1097 del 02/11/2006 por la cual se regulan los gastos reservados, Sentencia C-
491/07).

 Bases de datos de inteligencia y contrainteligencia. “..Las bases de datos o archivos de


las entidades que desarrollan actividades de inteligencia y contrainteligencia deberán
guiarse estrictamente por los parámetros de tratamiento de datos establecidos en el Plan
Nacional de Inteligencia y por la Junta de Inteligencia Conjunta, así como en las demás
normas legales.

En todo caso la autorización de una orden de operaciones o misión de trabajo, no podrá


ser emitida por un servidor público que ostente un nivel distinto al de directivo, comando
o su equivalente.

Los documentos, información y equipos técnicos de los organismos que desarrollen


labores de inteligencia o contrainteligencia estarán amparados por la reserva legal por un
término máximo de 40 años y tendrán carácter de información reservada según el grado
de clasificación que corresponda en cada caso.

Parágrafo. El servidor público que decida ampararse en la reserva legal para no


suministrar información a un titular, deberá hacerlo motivadamente, señalando la
razonabilidad y proporcionalidad de su decisión al requirente. En cualquier caso, frente a
las decisiones señaladas procederán los recursos y acciones legales y constitucionales
pertinentes.

No se podrá oponer la reserva legal a los requerimientos de los jueces y otras autoridades
competentes…” (Artículo 30).

 Monitoreo del espectro. “…Gestión y control del Estado. El que se sujete el espectro
electromagnético a la gestión y control del Estado “responde al ejercicio de la potestad
del Estado para regular lo que está dentro de su territorio, garantizar la igualdad de
oportunidades en el acceso al uso del espectro electromagnético y evitar las prácticas

10
monopolísticas. […] Al ser las telecomunicaciones un servicio público que requiere para
su prestación del uso del espectro electromagnético, el Estado debe intervenir con el fin
de facilitar el acceso equitativo y la utilización racional de ese bien natural, garantizar la
disponibilidad y la protección contra toda interferencia perjudicial de las frecuencias
designadas para fines de socorro y seguridad, contribuir a la prevención y resolución de
casos de interferencia perjudicial para la prestación del servicio de telecomunicaciones y
facilitar el funcionamiento efectivo de todos los servicios de telecomunicaciones...”

 Reserva legal. “…Los organismos de seguridad pueden y deben contar con toda la
información necesaria para el normal, adecuado, eficiente, legítimo y democrático
ejercicio de su función de servicio a la sociedad civil y defensa del orden público y de las
instituciones. Pero, eso sí, dichas instancias estatales no pueden difundir al exterior la
información sobre una persona, salvo en el único evento de un “antecedente” penal o
contravencional, el cual permite divulgar a terceros la información oficial sobre una
persona…”.

“…Lo anterior, no impide que los organismos de inteligencia realicen sus propias
investigaciones. Pero lo harán sin vulnerar los derechos fundamentales tales como la
intimidad, el buen nombre y la honra de las personas. Para tal efecto las investigaciones
deben adelantarse bajo los estrictos lineamientos impuestos por el principio de la
reserva”3. “Se pregunta la Corte si los organismos de seguridad están autorizados para
recopilar informaciones sobre las personas. Este interrogante ya ha sido respondido de
manera afirmativa por esta Corporación. Ello con fundamento en la obligación del Estado
de velar por la vigencia del orden constitucional y brindarle a los asociados tanto las
condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y las libertades como un
ambiente de paz, deberes estos cuyo cumplimiento reposa en muy importante grado en
las Fuerzas Militares y la Policía Nacional. Mas esta facultad no es ilimitada. En el proceso
de acopio de información se deben respetar los derechos humanos y el debido proceso.
Además, en sentencia de esta Corporación se estableció que los aludidos organismos de
seguridad deben mantener la más estricta reserva sobre los datos obtenidos, es decir que
‘no pueden difundir al exterior la información sobre una personal salvo en el único evento

3
Sentencia T-525 de 1992, M. P. Ciro Angarita Barón.

11
de un “antecedente” penal o contravencional, el cual permite divulgar a terceros la
información oficial sobre una persona’, El deber de reserva aplica (i) para los servidores
públicos de los organismos que desarrollen actividades de inteligencia y
contrainteligencia; (ii) los funcionarios que adelanten labores de control, supervisión y
revisión de documentos o bases de datos de inteligencia y contrainteligencia; (iii) los
usuarios de los productos de inteligencia. En este orden de ideas, los organismos que
desarrollan actividades de inteligencia y contrainteligencia deberán tomar todas las
medidas necesarias para impedir que sus miembros copien, porten, reproduzcan,
almacenen, manipulen o divulguen cualquier tipo de información. Se indica que la reserva
legal de una información se extiende por 30 años y 15 más a petición del señor
presidente.

 Habeas data. Es el derecho constitucional que tienen todas las personas a conocer,
actualizar y rectificar las informaciones sobre datos personales registrados en cualquier
base de datos susceptible de tratamiento por entidades de naturaleza pública o privada y
los demás derechos, libertades y garantías constitucionales a que se refiere el artículo 15
de la Constitución Política; así como el derecho a la información consagrado en el artículo
20 de la misma. Con relación a la protección de esta garantía constitucional, se deben
tener en cuenta los siguientes conceptos:

- Base de datos: conjunto organizado de datos personales que sea objeto de


tratamiento.

- Dato personal: cualquier información vinculada o que pueda asociarse a una o varias
personas naturales determinadas o determinables.

- Encargado del tratamiento: persona natural o jurídica, pública o privada, que por sí
misma o en asocio con otros, realice el tratamiento de datos personales por cuenta
del responsable del tratamiento.

- Responsable del tratamiento: persona natural o jurídica, pública o privada, que por sí
misma o en asocio con otros, decida sobre la base de datos y/o el tratamiento de los
datos.

- Titular: persona natural cuyos datos personales sean objeto de tratamiento.

12
- Tratamiento: cualquier operación o conjunto de operaciones sobre datos personales,
tales como la recolección, almacenamiento, uso, circulación o supresión.

CAPÍTULO 3

CONCEPTOS DE INTELIGENCIA Y CONTRAINTELIGENCIA

ARTÍCULO 11. Concepto de inteligencia

Inteligencia (del latín intellegentĭa) es la capacidad de entender, asimilar, elaborar


información y utilizarla de forma adecuada. Está ligada a otras funciones mentales como la
percepción o capacidad de recibir una información, y la memoria, o capacidad de
almacenarla4.

Desde el ámbito tecnológico, a la inteligencia se le denomina artificial, por estar


estrechamente relacionada con los sistemas, pero para que se pueda aplicar el adjetivo
inteligente a un sistema, éste debe poseer varias características como la capacidad de
razonar, planear, resolver problemas, pensar de manera abstracta, comprender ideas y
lenguajes y aprender.

El significado de la “inteligencia” en el ámbito policial referenciando servicios de países del


continente como Chile, Perú, Canadá y Argentina, se encuentran tres (3) aspectos comunes
en su definición que a partir de esta convergencia podrían establecerse como el eje
fundamental del proceso de inteligencia policial: 1. Procesamiento de información y
conocimiento, 2. Contribución a la identificación, reducción y prevención de amenazas y
delitos. 3. Apoyo a la toma de decisiones.

De acuerdo con lo definido en la Ley 1.621 de 2013, la función de inteligencia y


contrainteligencia se define como “aquella que desarrollan los organismos especializados del
Estado del orden nacional, utilizando medios humanos o técnicos para la recolección,

4 J. Jefferson y D. Moore, Manual de psiquiatría médica (2ª ed.), Madrid, Elsevier.

13
procesamiento, análisis y difusión de información, con el objetivo de proteger los derechos
humanos, prevenir y combatir amenazas internas o externas contra la vigencia del régimen
democrático, el régimen constitucional y legal, la seguridad y la defensa nacional, y cumplir
con los demás fines determinados en la Ley”. Esta definición, permite especificar que la
actividad de inteligencia es ejercida por organismos “especializados”, y establece funciones
específicas que la diferencian de otras competencias estatales, como por ejemplo, la de
policía judicial.

ARTÍCULO 12. Concepto de inteligencia policial

La esencia de la inteligencia policial es producir conocimiento especializado para anticipar y


prevenir situaciones y fenómenos en los ámbitos ambiental, económico, político, social y de
seguridad pública, coadyuvando al cumplimiento de la misionalidad institucional en el marco
de la convivencia de los habitantes de Colombia5.

En el ámbito policial, la inteligencia se puede definir como el resultado de la búsqueda,


recolección, tratamiento y análisis de la información correlacionada con el conocimiento
disponible, de inmediata o potencial importancia, para mantener la seguridad pública,
contribuir en la definición de políticas y directrices de las administraciones públicas en todas
sus esferas, diseñar estrategias institucionales, orientar la ejecución de planes y operaciones
en cumplimiento de la misión policial y prevenir y contrarrestar la acción delincuencial en sus
diferentes modalidades.

La inteligencia policial enmarca todo un proceso constructivista que comprende la articulación


de capacidades humanas, tecnológicas y gerenciales, sobre un efectivo sistema de
administración de información y bajo un enfoque tridimensional como lo contempla Sherman
Kent6 en su visión y concepto de inteligencia organizacional, que comprende la estructura, el
conocimiento y los procesos.

5 Resolución No. 00035 del 8 de enero de 2010.


6 Sherman Kent (Dic. 3 6, 1903 – marzo 11, 1986). Académico norteamericano, profesor de la Universidad de Yale, quien prestó labores en
la CIA. Considerado el “padre del análisis de inteligencia”.

14
ARTÍCULO 13. Ámbitos de despliegue de la inteligencia y contrainteligencia

La inteligencia y contrainteligencia policial tiene tres (3) ámbitos de despliegue en el servicio


que son transversales y complementarios así:
1. Inteligencia y Contrainteligencia Estratégica Policial

Es la inteligencia dirigida a conocer hechos o identificar conflictos, amenazas y desafíos


que se convierten en un riesgo actual o potencial para la seguridad exterior e interior de
la nación, la estabilidad de las instituciones y la convivencia y seguridad ciudadana. Así
mismo, producir diagnósticos sobre la problemática del país en todos sus órdenes; apoyar
la formulación, ejecución e implementación de políticas, planes, iniciativas y estrategias
institucionales; así como, contribuir a adoptar disposiciones orgánicas, funcionales y
operativas de la Policía Nacional.

La inteligencia y contrainteligencia estratégica analizan la incidencia de las actividades


criminales y delincuenciales, al igual que las condiciones económicas, sociales, políticas y
culturales que sirven de referente para la formulación de políticas públicas en materia de
convivencia y seguridad. También establece el marco general de las líneas de trabajo que
surgen para la orientación, requerimientos y análisis de la inteligencia para el Servicio de
Policía.

La inteligencia y contrainteligencia estratégica policial, tiene una naturaleza proactiva,


fundamentada en una visión constructivista de conocimiento, a partir de la interpretación
del pasado y el presente y la formulación de escenarios a futuro, para la identificación de
oportunidades, calcular riesgos, estimar escenarios, evaluar amenazas actuales y
potenciales, y generar valor agregado al transformar información en conocimiento de
inteligencia.

2. Inteligencia y Contrainteligencia para el Servicio de Policía

Es la inteligencia que permite generar conocimiento enfocado a la orientación y evaluación


del Servicio de Policía, coadyuvando en la formulación de políticas y estrategias
15
institucionales en todos los niveles de despliegue de la actividad de policía, para facilitar
el cumplimiento de la misión constitucional frente al mantenimiento de la convivencia y
seguridad ciudadana.

3. Inteligencia y Contrainteligencia Operacional

Combinar esfuerzos y capacidades tecnológicas, humanas y jurídicas que permitan a


través de la identificación y localización de personas u organizaciones criminales o
delictuales, contrarrestar fenómenos que afectan la convivencia y seguridad ciudadana.
En este contexto, el servicio de inteligencia y contrainteligencia contribuye como criterio
orientador a la toma de decisiones en materia de investigación criminal.

ARTÍCULO 14. Información en el proceso de inteligencia

En un contexto aislado, la información por sí sola carece de interés, es limitada o simplemente


es un fragmento que permite llegar al conocimiento de algo o de alguien de forma parcial o
total. De la misma manera, puede ser importante o no de acuerdo con el criterio, educación,
circunstancias, cultura, experiencia y demás aspectos de la persona que la obtiene.

Así, para cumplir la misión de la Policía Nacional en sus diferentes ámbitos, se requiere no
sólo buscar y recolectar datos, sino someterlos a un proceso lógico y racional que,
implementado por personal capacitado y con previo conocimiento en los distintos campos de
acción, logre convertir esa información en un nuevo y útil conocimiento para la toma de
decisiones.

La información para producir inteligencia debe ser sometida a un riguroso y complejo proceso,
el cual comprende la combinación de distintas técnicas y metodologías de análisis, para
obtener un conocimiento total y diferente a sus componentes originales. A fin de asegurar su
éxito, la inteligencia policial debe caracterizarse por ser:

16
 Continua: la inteligencia debe producirse permanentemente, pues de otra manera no es
posible preservar la convivencia y seguridad ciudadana o controlar las manifestaciones de
la delincuencia y el crimen organizado.

 Activa: los responsables de la búsqueda y manejo de información deben actuar siempre


de manera proactiva.
 Objetiva: el esfuerzo en la producción de inteligencia debe estar dirigido a reducir las
incertidumbres propias de la actividad, mediante la elaboración de productos de
inteligencia y contrainteligencia sustentados y desprovistos de subjetividades o
informaciones parciales.

 Coordinada: en la administración y utilización de la inteligencia se deben establecer


relaciones interpersonales que eviten la duplicidad de esfuerzos y hagan más dinámica la
labor de las unidades de inteligencia; siempre se debe girar en torno a un orientador.

 Interpretada y valorada: se debe determinar su utilidad, certeza del origen y lo más


importante, el grado de credibilidad de la información.

 Protegida: garantizar que su conocimiento se circunscriba a los receptores a quienes


interesa, evitando que extraños puedan utilizarla en contra de los propósitos finales.

ARTÍCULO 15. Clases de inteligencia y contrainteligencia

 Descriptiva: es la narración detallada y ordenada del contenido de las informaciones


referentes a personas, lugares, objetos, hechos, bienes, organizaciones, etc., las cuales
se representan a través de la palabra, mediante la explicación de sus diversas partes,
cualidades o circunstancias. La intención es elaborar un retrato escrito o hablado del tema
en particular. Ésta debe ser lo más completa posible, por lo que seguramente una sola
información no será suficiente y se acudirá a más fuentes para complementarla.

 Interpretativa: en este caso, el resultado del tratamiento dado a la información permite


obtener el significado real y objetivo del tema, hecho, persona, organización, situación,

17
etc., que se ha analizado. Se debe confrontar la información, considerar el contexto en
que se da y establecer hipótesis. Interpretar es comprender y traducir acertada y
exactamente el contenido original del objeto interpretado, alejado de subjetividades y
buscando llegar al objetivo real del emisor, es decir, a su intención.

 Prospectiva: el objeto de la inteligencia prospectiva es anticipar futuros posibles,


asignándoles una probabilidad de ocurrencia, estimada de forma subjetiva u
objetivamente. Este objeto se determina a partir de información pasada y presente, así
como de especulaciones acerca del futuro, técnicas que permiten determinar distintas
opciones y reducir la incertidumbre que acompaña a toda decisión.

La inteligencia y la contrainteligencia prospectiva de la convivencia, es usar el


conocimiento para la acción en escenarios de futuro, sobre la trayectoria o trayectorias
presentes que los conformarán. Por lo tanto, en el campo policial no existe prospectiva sin
conocimiento (inteligencia) y no existe valor si la interpretación anticipada de los
fenómenos, no está ligada a una acción preventiva.

La proactividad preventiva en seguridad no busca actuar contra los ciudadanos, sino que
trata de accionar los recursos de seguridad para reducir las oportunidades de que la
delincuencia pueda ejecutar sus propósitos de transgresión en contextos sociales
concretos. De ese modo, todas las potencialidades de las autoridades de policía se
conjugarán en una respuesta integrada a la amenaza global de la delincuencia organizada.

18
CAPÍTULO 4

CONTRAINTELIGENCIA

ARTÍCULO 16. Concepto y generalidades

La contrainteligencia en la Policía Nacional, es el conjunto de actividades orientadas a


identificar, analizar, evaluar riesgos, amenazas y vulnerabilidades internas o externas, que
puedan afectar a la institución o al Estado, asesorando en la toma de decisiones al mando
institucional y al Gobierno Nacional en la adopción de medidas preventivas, disuasivas, de
contención y mitigación de los factores identificados como desestabilizadores, propiciando un
alto nivel de seguridad institucional, a través de la articulación de ámbitos de integridad,
estabilidad, seguridad operativa y Servicio de Policía.

La contrainteligencia en un sentido amplio de protección estatal e institucional, no se agota


en el concepto clásico de conocimiento del “enemigo externo” sobre aspectos esenciales del
Estado en los ámbitos político, económico o de seguridad7, en relación con la defensa
nacional, sino que se extiende, desde el ámbito de lo policial, al conocimiento anticipado de
nuevas manifestaciones criminales y delincuenciales, y su capacidad de penetración al
conjunto de la institucionalidad.

Es así como uno de los centros nodales que articula teóricamente lo que es la
contrainteligencia estratégica policial, es la compresión de que su naturaleza, función y
finalidad, están sujetas a la misión constitucional de la Policía Nacional en relación con la
garantía de los derechos y libertades de los ciudadanos y la convivencia pacífica. En tal
sentido, esta actividad tiene total apego a las disposiciones legales y el respeto por los
derechos humanos y los controles debidamente establecidos por la ley, lo que significa una
contrainteligencia cada vez más visible y cercana a los fines trazados por el Estado en
términos de seguridad, convivencia, vigencia de la democracia y estabilidad institucional.

7
Navarro, Esteban. Glosario de inteligencia para la seguridad y la defensa.

19
ARTÍCULO 17. Impacto de la contrainteligencia en el Servicio de Policía

La contrainteligencia impacta en el servicio de policía a través de la identificación de factores


que inciden en el normal funcionamiento del Servicio de Policía, teniendo como enfoque la
evaluación del mismo, a partir de la percepción que tiene la ciudadanía en cuanto a la
prestación y efectividad del servicio y la misma actuación policial, permitiendo desde la misión
institucional, garantizar la convivencia y seguridad pública.

ARTÍCULO 18. Marco de actuación

La actuación de la contrainteligencia en la Policía Nacional, está orientada a identificar y


diagnosticar los riesgos y amenazas que atentan contra la vigencia del régimen democrático
y la estabilidad institucional, a partir de la identificación temprana de vulnerabilidades, desde
la incorporación de metodologías de recolección y análisis, mediante la profesionalización de
los funcionarios dedicados a esta actividad, que contribuyan a elevar el status epistemológico
y técnico de la contrainteligencia policial, así como la producción de conocimiento para la
formulación de los objetivos estratégicos de mediano y largo plazo y la asesoría decisional.
Desde este enfoque, esta labor se desarrolla a través de los siguientes ámbitos:

a) Integridad Policial: son aquellos factores que afectan los principios y valores
institucionales, determinados a partir de la existencia de amenazas relacionadas con la
corrupción, indiferencia, inefectividad e irracionalidad frente al Servicio de Policía.

b) Servicio de Policía: este ámbito se enfoca en la identificación de variables asociadas a la


gestión institucional, factores de riesgo sobre los procedimientos policiales y aspectos
vinculados a la efectividad institucional.

c) Seguridad Operativa: su concepción se encuentra soportada en la identificación de


factores de vulnerabilidad, amenazas y riesgos sobre los activos físicos (instalaciones y
medios logísticos), comunicaciones e información y talento humano de la Policía Nacional.

20
d) Estabilidad institucional: es el análisis de los factores (internos y externos) que puedan
generar entornos de desequilibrio al interior de la Institución, relacionados con la imagen
y credibilidad institucional ante la opinión pública, ocupación de roles y/o funciones, y
relaciones interinstitucionales.

ARTÍCULO 19. Actividades de Contrainteligencia

La labor de contrainteligencia se circunscribe a la articulación de actividades de recolección


y análisis de información, a partir de las siguientes líneas de actuación:

 Análisis en Contrainteligencia. Se orienta a la integración e interpretación de información


para producir conocimiento anticipativo y preventivo, sobre los diferentes factores que
inciden en el normal desarrollo de la misión institucional en relación con los ámbitos de
integridad policial, estabilidad institucional, seguridad operativa y servicio de policía.

 Asuntos internos. Es la actividad que actúa sobre los ámbitos de prevención, anticipación,
disuasión y corrección frente a eventuales hechos de afectación a la integridad y
transparencia policial, en los que puedan incurrir los funcionarios del servicio activo de la
Policía Nacional.

Esta actividad contribuye como criterio orientador a la acción penal, administrativa y


disciplinaria; asesorando de manera oportuna y objetiva al mando institucional en la
acertada toma de decisiones.

Las actividades de inteligencia y contrainteligencia realizadas por asuntos internos,


deberán ser autorizadas por orden de operaciones o misiones de trabajo emitidas por el
Director de Inteligencia, jefes o subjefes de unidad, sección o dependencia, según el
equivalente en cada organismo, y deberá incluir un programa de planeamiento (Artículo
14, Ley 1.621 de 2013).

21
 Gestión del Riesgo. Actividad orientada a identificar y evaluar, riesgos, amenazas y
vulnerabilidades, para garantizar la protección integral de personas, información y
organizaciones o entidades (públicas o particulares), a partir del desarrollo de acciones
que permitan la valoración y la formulación del riesgo, con el propósito de contribuir al
debido asesoramiento para la toma de decisiones.

En este sentido, esta actividad involucra el desarrollo de acciones de tratamiento del


riesgo de acuerdo a la normatividad vigente en esta materia, con el propósito de aplicar
las medidas más adecuadas para su mitigación.

 Seguridad Pública. Actividad que tiene como propósito la identificación de amenazas


internas y/o externas que puedan poner en riesgo el mantenimiento de las condiciones
necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas, en aras garantizar la
mitigación de factores que puedan atentar contra la estabilidad e integridad de la Policía
Nacional y el régimen democrático. Tendrá como marco de acción la observancia de la
normatividad, así como el respeto a los derechos humanos y las libertades públicas.

 Credibilidad y confiabilidad. Comprenden un conjunto de actividades, orientadas a


asegurar los más altos estándares en materia de seguridad y reserva de la información,
mediante la aplicación de exámenes técnicos o evaluaciones periódicas que verifiquen la
idoneidad, credibilidad y confiabilidad de los servidores públicos del servicio de
inteligencia y contrainteligencia policial y/o de personas que por razón de sus funciones y
actividades tengan que conocer información reservada.

Así mismo, permite orientar procesos de selección, contratación, incorporación y


capacitación. Para este objetivo, se emplean exámenes dirigidos a evaluar factores de
riesgo individual, entre los que se encuentran la prueba de polígrafo.

Prueba de polígrafo: actividad de recolección adelantada por funcionarios capacitados y


autorizados por la institución, de acuerdo a estándares internos y externos de control de
calidad, para realizar una valoración a través del uso de un instrumento técnico-científico

22
que registra las reacciones fisiológicas del examinado para determinar el grado de
conocimiento sobre un hecho específico.

CAPÍTULO 5

FASES PARA LA PRODUCCIÓN DE INTELIGENCIA Y CONTRAINTELIGENCIA


POLICIAL

ARTÍCULO 20. El Ciclo de Inteligencia

Está compuesto por las actividades definidas en el proceso de inteligencia para transformar
la información en conocimiento y comunicar el producto de inteligencia y contrainteligencia
y/o contrainteligencia a los receptores, en cumplimiento a los parámetros establecidos para
responder a las necesidades planteadas.

Estas actividades se ajustan a los lineamientos doctrinales, se sustentan en los nuevos


conceptos de administración gerencial, dinamizan la producción de inteligencia y
contrainteligencia policial, privilegian la planeación para mirar los escenarios del futuro,
acuden a los sistemas de obtención de información y le dan un gran valor a las alianzas, no
sólo con otros organismos, sino con la academia y distintos sectores. Todo lo anterior con el
propósito de elaborar un producto cualificado e innovador, que apoye las decisiones de los
receptores de inteligencia.

La metodología para el procesamiento de la información y la producción de inteligencia y


contrainteligencia policial, está direccionada por las actividades comprendidas en el ciclo de
inteligencia de la Dirección de Inteligencia Policial: planear y dirigir, recolectar, tratar, analizar,
comunicar e integrar, evaluar y retroalimentar.

23
ARTÍCULO 21. Planear y dirigir

 Planear: determina las necesidades específicas de información para la producción de


inteligencia y contrainteligencia policial de acuerdo con lo establecido en el marco
constitucional y legal para garantizar la convivencia, seguridad ciudadana y estabilidad
institucional, definiendo objetivos y asignando responsabilidades para el cumplimiento de
la misión del Servicio de Inteligencia Policial.

 Dirigir: se relaciona con las decisiones que van a orientar la función de inteligencia y
contrainteligencia, a partir de una comprensión clara y objetiva de la misión, de los
objetivos por cumplir y de la problemática estructural y coyuntural que se tiene que
atender y resolver, generalmente caracterizada por los conflictos del orden interno y por
factores perturbadores de la convivencia y seguridad ciudadana.

24
Esta actividad, ejerce una función de mando, orientación, coordinación y control sobre el
proceso de inteligencia, teniendo como principal objetivo la acertada conducción de las
actividades que comprenden el ciclo de inteligencia.

ARTÍCULO 22. Recolectar

Esencialmente se refiere a la recopilación, compendio y obtención de datos sobre personas,


organizaciones, objetos y hechos, de acuerdo con las necesidades de información, requeridas
para la producción de inteligencia y contrainteligencia policial, a partir del despliegue de
actividades específicas que se realizan de manera pública o reservada, acudiendo a medios
técnicos o humanos.

La recolección de información requiere de capacitación, calificación y experiencia de los


funcionarios que desarrollen esta actividad de inteligencia y contrainteligencia policial, a partir
de la aplicación de métodos de obtención y consulta de información, empleando herramientas
técnicas y tecnológicas, así como la administración de fuentes humanas.

Fuentes de información

Son las que se originan en un hecho, noticia, circunstancia, persona y que proporciona datos
formales, informales, escritos, orales y/o multimedia, para ser transformados en
conocimiento y producir inteligencia. Así mismo, según su origen y grado de reserva, se
clasifican en tres (3) tipos:

1. Fuentes abiertas

Según la Corte Constitucional a través de la sentencia T-729 de 2002, son aquellas que
pueden ser obtenidas y ofrecidas sin reserva alguna y sin importar si la misma sea
información general, privada o personal.

Está enfocada al seguimiento, recopilación y consulta de la información pública de las


diferentes fuentes abiertas que brindan esta información sin restricción alguna.

25
El monitoreo y control de la información proveniente de los medios de comunicación, entre
los que se encuentran la televisión, radio, prensa escrita y ciberespacio, se realizará de
manera objetiva frente al grado de confiabilidad y credibilidad.

La información recolectada debe ser sometida a un proceso de digitalización,


almacenamiento y edición para ser indexada en el servidor de archivos multimedia, de
acuerdo a los parámetros establecidos, facilitando consultas futuras.

2. Fuentes técnicas

Son los medios por los cuales se recolecta información en el marco constitucional, legal y
normativo vigente, haciendo uso de tecnologías de la información, comunicaciones y/o
medios electrónicos. Esta fuente es útil para el inicio de actividades de inteligencia y
contrainteligencia.

3. Fuentes humanas

Son aquellas personas que de manera voluntaria suministran información de interés para
el servicio de inteligencia, respecto a hechos y circunstancias determinadas. Esta
información, dependiendo de su veracidad y objetividad puede dar inicio al desarrollo de
una actividad específica.

Las fuentes humanas, se constituyen en un componente trasversal en el marco de las


actividades de recolección de información. Estas personas están vinculadas al desarrollo
de resultados tangibles de inteligencia en el ámbito estratégico, operacional y para el
servicio de policía, mediante su administración.

Actividades para la recolección de información

 Verificaciones: busca comprobar o examinar la veracidad de la información previamente


recolectada, con el fin de determinar su importancia para el servicio. Es de anotar que
esta actividad es el punto de partida de las demás actividades de inteligencia y debe ser

26
complementada con la información disponible en las bases de datos y/o archivos de
consulta.

 Reconocimientos: actividad orientada a la captación de información, a partir de la


capacidad propia del funcionario de inteligencia y/o contrainteligencia, utilizando la
percepción sensorial8 para constatar la información obtenida sobre lugares, inmuebles,
puntos geográficos, personas y demás elementos.

 Vigilancias: se realiza mediante la observación, atención y control permanente, de forma


discreta sobre un objetivo fijo (inmueble, persona u objeto), con el propósito de recolectar
elementos de información e identificar situaciones de interés para la inteligencia y
contrainteligencia policial.

 Seguimientos: es la actividad que se realiza a través de la observación sobre un objetivo


en movimiento que se desplaza a pie o utilizando algún medio de transporte, con el fin de
identificar actividades, lugares frecuentados, personas contactadas, vehículos, medidas
de seguridad adoptadas y puntos de llegada, entre otros.

 Administración de fuentes humanas: actividad mediante la cual se dirige, orienta y


controla a una persona o grupo de personas que suministran información
voluntariamente.

 Infiltración: consiste en ubicar uno o varios funcionarios de inteligencia y/o


contrainteligencia dentro de una organización o blanco de interés, con el fin de recolectar
información privilegiada sobre un aspecto u objetivo determinado.

 Penetración: actividad mediante la cual se obtiene información de interés, a través de una


persona con acceso directo o indirecto a una organización o blanco de interés.

 Recolección de señales y geoespacial: es la actividad de inteligencia y contrainteligencia,


mediante la cual se recolecta información del espectro electromagnético a través de

8 Obedece a los estímulos cerebrales, logrados a través de los cinco (5) sentidos, los cuales dan una realidad
física del ambiente.

27
medios técnicos, fundamentada en la aplicación de métodos, procedimientos y protocolos
ajustados al marco constitucional y legal vigente.

Esta información es un insumo para la producción de inteligencia y contrainteligencia,


aportando elementos de información estratégica, operacional y para el Servicio de Policía.
Esta recolección contribuye a la anticipación y prevención del delito y el crimen.

ARTÍCULO 23. Tratar

Es un procedimiento sistemático que consiste en convertir los datos en insumos disponibles


para el análisis de inteligencia y contrainteligencia, a partir de las actividades de organización,
clasificación, valoración preliminar y registro.

Actividades para tratar la información

1. Organización

Consiste en dar un orden secuencial, identificar el dato, determinar su utilidad y planear


su transformación, para que se constituya en un insumo que oriente la estructura y
composición de una información, la cual determinará el objeto de análisis (estratégico,
operacional y/o para el servicio).

Una adecuada organización de la información evita la saturación, coadyuva a resolver en


forma efectiva las prioridades y garantiza el desarrollo normal del proceso de inteligencia.
La prioridad en esta actividad debe estar sujeta a la situación actual de cada ámbito o
escenario objeto de análisis, identificando la importancia de la información y la necesidad
de realizar su tratamiento de manera inmediata.

La información a organizar puede ser específica o general. La primera se caracteriza por


contar con elementos esenciales de información tales como el qué, quién, cómo, cuándo,
dónde, por qué y para qué. La información general al contrario, no le permite al tratador

28
contestar la totalidad de los interrogantes, por lo cual es necesario que se inicie con un
plan de búsqueda de información para suplir sus vacíos.

Plan de Búsqueda de Información (PBI)

Es una diligencia organizada y definida metodológicamente que desarrolla actividades de


inteligencia y contrainteligencia, cuyo fin es suplir vacíos de información planteados
durante las actividades de tratar y analizar información.

Por otra parte y con base en objetivos de inteligencia, hechos, indicios o políticas
institucionales, se establece las necesidades informativas y fija a los agentes y las
agencias de inteligencia los plazos en que deben rendir la información. Siempre se debe
contar con un eficaz, seguro y accesible canal de comunicación, en ambos sentidos.

El PBI no debe entenderse únicamente como el documento físico; también puede darse a
través de cualquier tipo de actividad realizada por el funcionario para complementar la
información de acuerdo al marco constitucional y legal para este propósito.

La información debe responder a las órdenes o requerimientos formulados por quien los
emite y permitir la orientación en lo referente a la planificación y ejecución de actividades
policiales. Quien debe atender el plan de búsqueda de información tiene que observar y
cumplir los plazos determinados, así como los canales dispuestos para su difusión.

2. Clasificación

La información administrada y procesada por el servicio de inteligencia policial, se clasifica


a partir de su origen y estado, de acuerdo a lo establecido por la Corte Constitucional en
la sentencia T-729 de 2002 y en concordancia con la sentencia T-444 de 1992, donde
estipuló que los organismos especializados del Estado que cumplen funciones de
inteligencia y contrainteligencia, deben clasificar la información recolectada por su origen,
además de instituirlo como el principal límite establecido para el ofrecimiento de la misma.

29
En consecuencia, la información por su origen se clasifica en: información pública,
semiprivada, privada y reservada.

 Información pública: es la administración de datos abiertos que se encuentran en


formatos estándar e interoperables que facilitan su acceso y reutilización, los cuales
están bajo la custodia de entidades públicas o privadas que cumplen con funciones
públicas y que son puestos a disposición de cualquier ciudadano, de forma libre y sin
restricciones, con el fin de que terceros puedan reutilizarlos y crear servicios derivados
de los mismos9. Entre este tipo de información, encontramos también los medios de
comunicación (revista, periódicos, radio, televisión, ciberespacio, entre otros) y aquella
que circula libremente sin ninguna restricción legal.

Pueden contarse los actos normativos de carácter general, los documentos públicos
en los términos del artículo 74 de la Constitución Política de Colombia, y las
providencias judiciales debidamente ejecutoriadas; igualmente serán públicos, los
datos sobre el estado civil de las personas o sobre la conformación de la familia,
información que puede solicitarse por cualquier persona de manera directa y sin el
deber de satisfacer requisito alguno.

 Información semi-privada: es aquella que por versar sobre información personal o


impersonal, presenta para su acceso y conocimiento un grado mínimo de limitación,
de tal forma que la misma sólo puede ser obtenida y ofrecida por orden de autoridad
administrativa en el cumplimiento de sus funciones o en el marco de los principios de
la administración de datos personales10.

 Información privada: es aquella que por versar sobre información personal o no, y que
por encontrarse en un ámbito privado, sólo puede ser obtenida y ofrecida por orden de
autoridad judicial en el cumplimiento de sus funciones.
 Información reservada: información personal y sobre todo por su estrecha relación con
los derechos fundamentales del titular -dignidad, intimidad y libertad- se encuentra

9 De acuerdo a la Ley No. 1.712 del 060314.


10 De acuerdo a la sentencia T-729 de 2002.

30
reservada a su órbita exclusiva y no puede siquiera ser obtenida ni ofrecida por
autoridad judicial en el cumplimiento de sus funciones.

Clasificación de la información por su estado

El estado de la información se entiende como la condición en la que se encuentra la


información en cuanto a su nivel de certidumbre, en relación a los hechos de las personas,
la cual se define de la siguiente manera:

 Estado probable: es el máximo nivel de certeza que se puede establecer por parte de
los organismos especializados del Estado que cumplen funciones de inteligencia y
contrainteligencia frente a la información relacionada con personas.

En ese sentido, cuando la realidad fáctica coincide con la información que se está
tratando, se entiende que dicha información es probable.

 Estado no probable: se establece cuando la información no coincide con la realidad.

 Estado en verificación: se considera que la información está siendo verificada cuando


se están movilizando recursos del servicio, con el fin establecer si ésta es probable o
no probable.

3. Valoración preliminar

La información requiere que no solo sea clasificada a partir de su estado y origen, sino
que además se debe valorar con el fin de determinar su importancia y concordancia con
la realidad fáctica de cada ámbito objeto de tratamiento, a partir de los siguientes
principios:

 Coherencia: conexión y relación de la información a valorar con aquella que ya ha sido


procesada o que conoce el tratador. Frente a la valoración de la información se
entiende como la actitud lógica y consecuente que el tratador ha desarrollado a partir

31
de su experiencia y conocimiento del fenómeno, lo que le permite orientar una
búsqueda de información.

 Oportunidad: hace referencia a la conveniencia en tiempo, lugar o circunstancia en la


que se debe valorar la información.

 Utilidad: provecho o beneficio que se puede establecer de la información.

 Credibilidad: evaluación que se aplica al dato o información objeto de estudio. Se tiene


en cuenta parámetros como la integridad del mismo, la consistencia, la utilidad y los
resultados de la verificación.

 Confiabilidad: evaluación que se aplica a la fuente de la información con el fin de


determinar si se puede confiar en ella.

 Nivel de exactitud de la información: es el resultado de la evaluación de la fuente y la


información, la cual es verificable, creíble y coincide con elementos suministrados por
otras fuentes de información.

4. Registro

El registro de información es la anotación sistematizada y cronológica en la base de datos


de inteligencia y contrainteligencia policial y/o archivos básicos de inteligencia; esta
actividad debe estar orientada bajo los lineamientos de la protección de los Derechos
Humanos y al cumplimiento estricto de la Constitución, la Ley, el Derecho Internacional
Humanitario y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

La función de inteligencia y contrainteligencia estará limitada por el principio de reserva


legal que garantiza la protección de los derechos a la honra, al buen nombre, a la intimidad
personal y familiar, y al debido proceso.

32
En ningún caso la información de inteligencia y contrainteligencia será recolectada,
procesada o diseminada por razones de género, raza, origen nacional o familiar, lengua,
religión, opinión política o filosófica, pertenencia a una organización sindical, social o de
derechos humanos, o para promover los intereses de cualquier partido o movimiento
político o afectar los derechos y garantías de los partidos o movimientos políticos de
oposición11.

Archivos básicos de inteligencia y contrainteligencia

- Componente biográfico: conjunto de datos que permite la identificación plena de una


persona frente a los requerimientos de inteligencia y contrainteligencia, con relación a
la protección de la seguridad pública y estabilidad institucional.

- Componente orgánico: conjunto de datos que permite el máximo conocimiento de una


organización frente a los requerimientos de inteligencia y contrainteligencia, con
relación a la protección de la seguridad pública y estabilidad institucional.

- Hecho: suceso o acontecimiento de interés para el Servicio de Inteligencia Policial,


caracterizado por contar con elementos esenciales de información como el qué, quién,
cómo, cuándo, dónde, por qué y para qué.

ARTÍCULO 24. Analizar

Estudio meticuloso, profundo y ordenado de toda la información disponible que responde a


los objetivos formulados y a los requerimientos y necesidades de inteligencia y
contrainteligencia. Esta actividad implica la distinción y separación de las partes de toda la
información, hasta llegar a conocer los principios o elementos de la situación que se presenta.

Tiene como finalidad integrar e interrelacionar la información a partir de la descomposición


de los elementos provenientes de las actividades de recolección y tratamiento de información,

11 Artículo 4 de la Ley 1.621 de 2013 - Limites y fines de la función de Inteligencia y Contrainteligencia.

33
para llegar a formular hipótesis congruentes con la dinámica y mutación de los fenómenos
que afectan la convivencia y seguridad ciudadana, y así plantear las estrategias más
pertinentes para afrontar los problemas de seguridad12.

El análisis dentro del contexto de la inteligencia y contrainteligencia policial va más allá, dado
el ámbito de actuación polivalente policial, por lo cual desde un enfoque conceptual
sociológico, el análisis de inteligencia se entiende como el proceso cognitivo de
descomposición de los problemas de una sociedad, para su comprensión y el aporte de juicios
de valor determinantes al decisor, dirigidos a su anticipación, atención o solución, es decir el
análisis permite entregar al decisor13 desde inteligencia, la explicación de sucesos o la
advertencia sobre aquellos que puedan llegar a presentarse.

El analista de inteligencia, debe integrar de manera expedita su experiencia, conocimiento y


uso de herramientas, para eliminar la incertidumbre que se genera en la comprensión de
fenómenos y actores, partiendo de una acertada identificación del problema, los vacíos de
información, la evaluación de la información y las fuentes, la formulación de hipótesis,
conclusiones y la construcción de escenarios que contribuyan a la orientación sobre cursos
de acción decisional en el ámbito estratégico, operacional y para el Servicio de Policía.

El dilema del analista en el análisis

Al analizar describimos normalmente la situación del problema y los cambios que se producen
en él. El paradigma analítico básico es la estimación del estado actual del tema de estudio,
en el que se pone a prueba la construcción de una lectura acertada de lo que está sucediendo,
seguido por la predicción de su estado a futuro, frente a lo cual a medida que el tiempo
avanza, el nivel de incertidumbre crece a partir de la ausencia o saturación de información,
que responde a la interpretación y comprensión y en proyección, a la construcción de
escenarios posibles.

12 Reflexiones de Inteligencia Policial No. 13 “Aspectos jurídicos y doctrinarios del servicio de inteligencia policial”.
13 Javier Calderón (2003): “el análisis, herramienta fundamental de la labor de inteligencia es hoy, y seguirá siendo en el
futuro, la clave para que toda la información que nos rodea tenga sentido; para que sea comprensible y para facilitar a los
responsables la toma de decisiones, no ya los datos de lo acontecido, sino por qué suceden las cosas y cómo van a suceder
en el futuro”.

34
La actividad de análisis requiere una mayor rigurosidad en la construcción de conocimiento,
los espacios a la imprecisión deben ser mínimos, la interpretación y comprensión de hechos
y fenómenos debe construirse sobre planteamientos objetivos, soportados en información con
un alto nivel de credibilidad y proveniente de fuentes confiables. Esto conlleva a un dilema
constante en el analista: ¿Cómo construir la lectura más acertada a la realidad?, que permita
orientar de manera efectiva la toma de decisiones accionables.

Con frecuencia los analistas recopilan información sin reflexionar o tener claridad cuál es el
problema de análisis, lo desconocen y no tienen claro que temáticas deben ampliar. Esto
ocurre porque en ocasiones se abarcan temas amplios sin tener en cuenta parámetros que
permitan definir adecuadamente el problema de información. Igualmente, los analistas
tienden a “confundirse” cuando se enfrentan a cúmulos amplios de información,
especialmente a la hora de organizar y clasificar los datos que tiene disponibles.

Definir de manera acertada el problema analítico, representa el eje fundamental para alinear
la recolección, evaluación e interpretación de la información en función de los objetivos
propuestos, y responder en todo contexto las preguntas básicas para la generación de
conocimiento: ¿Qué?, ¿Cómo?, ¿Cuándo?, ¿Dónde?, que responden a las necesidades
primarias de información y coadyuvan a construir el problema analítico; y el ¿Para qué? y ¿Por
qué?, que aportan integralmente a la interpretación y comprensión del mismo.

El problema de análisis se soporta en una pregunta inicial, que debe estar orientada a definir
el ámbito temático de exploración y estudio, lo cual permitirá determinar las necesidades de
información y las fuentes y medios de obtención, que se cubren a partir de preguntas
secundarias sobre los vacíos de información existentes.

Una vez definido el problema, el analista realiza una planeación del producto de inteligencia
y contrainteligencia, que le permitirá construir un camino analítico dirigido a resolver la
incertidumbre sobre el tema o problema de estudio. En cada momento debe preservarse por
parte del analista, la ejecución de un ejercicio de selección sobre los aspectos pertinentes y
que son útiles para resolver la pregunta inicial, entendiéndose como la información que

35
contribuye de manera positiva a satisfacer los requerimientos de información definidos
previamente.

El desarrollo del análisis está antecedido de una efectiva actividad de recolección y


tratamiento de la información, lo que facilitará la minería de datos por parte del analista al
conjugar tecnología, experiencia y conocimiento, y de esta manera avanzar en la
interpretación, construcción de hipótesis y escenarios cercanos a la realidad y contexto de los
hechos o fenómenos objeto de estudio, de la mano de la comprensión de los actores que en
ellos se desenvuelven.

Integración e interpretación

Una vez el analista ha definido una apropiada estructura para el problema analítico y cuenta
con los datos disponibles para resolver los requerimientos de información, debe avanzar en
un proceso de evaluación de la información para determinar su nivel credibilidad y la
confiabilidad de la fuente.

Evaluada la información, el analista inicia un proceso de integración leyendo los contenidos,


comparándolos entre sí y estableciendo relaciones que le permitan evaluar si son pertinentes
y comprensibles, si existe coherencia o no entre ellos y entre las diferentes fuentes
consultadas, si todos los conceptos son claros, si se desarrollan con la debida profundidad y
si son suficientes para responder las diferentes preguntas definidas en la estructuración del
problema analítico.

El analista debe discutir y examinar sus conocimientos previos, sus puntos de vista y sus
experiencias, reflexionar críticamente sobre los diferentes aspectos de un tema, explorarlos
desde múltiples perspectivas, desarrollar ejercicios de debate y consultar expertos para
contrastar opiniones, y así generar percepciones sobre el tema de estudio que le permitan
elaborar conclusiones e hipótesis.

Integración y síntesis de datos

36
La interpretación de datos que realiza el analista, puede ser amplia y diversa dependiendo de
los ámbitos temáticos que emplee, las fuentes de consulta, la cantidad de información
disponible, el entorno y contexto en el que se desarrolla, la interacción de actores, entre otros
factores que pueden emerger en la comprensión que se realiza de un hecho o fenómeno.

De acuerdo a lo anterior, se requiere de un alto nivel de precisión por parte del analista, para
construir variables y aspectos de atención frente a la información disponible, que le permitan
generar de una manera clara el diagnóstico o lectura frente a la comprensión de los datos
disponibles, con el objetivo de aportar al receptor un conocimiento preciso y depurado frente
a lo que realmente requiere para orientar su proceso decisional.

En esta medida el analista debe generar una capacidad de síntesis, lo cual responde a la
integración de datos. Es importante que el analista lleve al producto de inteligencia y
contrainteligencia, la lectura final del proceso previo de evaluación e interpretación, no debe
reflejar o relacionar la metodología que le permitió llegar a conclusiones o hipótesis,
únicamente citar antecedentes que son de importancia para el conocimiento del usuario y
aportan a la comprensión del problema y las tesis finales que integran el conocimiento
generado.

Construcción de tesis e hipótesis

Las hipótesis se construyen con base en el juicio del analista, el cual se concibe como la
decisión o conclusión sobre la base de indicaciones y probabilidades, cuando los hechos no
están claramente definidos; el juicio es lo que los analistas emplean para cubrir los vacíos
que existen en su conocimiento.

Una hipótesis es una explicación potencial que puede ser probada mediante la recolección y
presentación de evidencias. El estudio de cómo los analistas generan y evalúan hipótesis,
pueden contemplar cuatro (4) métodos principales: la teoría aplicada, la lógica situacional, la
comparación y la inmersión en los datos.

37
1. Teoría aplicada: se refiere a la comprensión sistémica de las organizaciones y las
personas, en un contexto fenomenológico en el que se desenvuelven a partir de los
antecedentes y el conocimiento previo disponible.

2. Lógica situacional: construcción basada en la consideración de elementos concretos de


una situación y no en amplias generalizaciones que describen muchos casos similares.
Aplica de manera permanente el método deductivo.

3. Comparación: se relaciona con la búsqueda de comprensión mediante la comparación


con precedentes o eventos del pasado, teniendo en cuenta el entorno, el territorio,
modalidades y las personas vinculadas en determinado hecho. La analogía es una forma
de comparación.

4. La inmersión en los datos: aborda el análisis bajo un criterio objetivo, a partir del
significado de la información, lo cual requiere que el analista abandone cualquier idea
preconcebida u opinión personal, para estar guiado solamente por los hechos del caso. Ya
que en algún punto, un patrón evidente (respuesta o explicación) emerge
espontáneamente, y el analista regresa a los datos para determinar de qué manera estos
soportan ese juicio.

Construcción de escenarios

Un escenario es un conjunto de circunstancias que se producen o pueden producirse, a futuro


en un determinado ámbito, sea éste material o abstracto, dentro del cual operan uno o más
actores e intereses, que pueden y deben ser analizados con un alto grado de coherencia y
unidad de criterio. Esta actividad le apunta a reflexionar sobre el futuro, diseñando la imagen
deseada que más se aproxime a una realidad posible.
La construcción de escenarios se integra a la estimación de niveles de riesgo y amenaza
basados en indicios e indicadores, que permiten mejorar el conocimiento para la intervención
anticipada de hechos o fenómenos, que en el caso de la inteligencia policial, tienen una
aplicación primaria en la seguridad pública. En este proceso tienen una incidencia directa de

38
manera previa al análisis, una dinámica de recolección de información colectiva, proactiva y
continua, y un trabajo efectivo de tratamiento y flujo prioritario de datos hacia el analista.

Los escenarios permiten explorar y mejorar la comprensión de las dinámicas futuras para
evaluar las opciones estratégicas dirigidas a facilitar la toma de decisiones que permitan
anticiparse y evitar su ocurrencia o minimizar el impacto de su materialización; así mismo, la
construcción de futuros múltiples, posibles y plausibles, a manera de relatos alternativos de
cómo puede un entorno general o global, evolucionar en el futuro, no como predicciones sino
como propuestas creíbles y relevantes para formular hipótesis.

El objetivo de la construcción de escenarios es identificar las fuerzas que impulsan el futuro


en distintas direcciones. Un conjunto de escenarios facilita un entorno en el que se pueden
explorar esas fuerzas, mejorar la comprensión de las dinámicas que conforman el futuro y
evaluar las opciones estratégicas que facilitan la toma de decisiones para que desde la
producción de inteligencia se logre la anticipación.

 Tipos de escenarios

- Escenario optimista: se refiere a la situación que más se acerca a lo ideal. Ocurre


cuando se dan todas las condiciones favorables para que la situación de hoy sea un
mejor mañana.

- Escenario tendencial: corresponde a la extrapolación de las tendencias actuales.


Considera una situación en la que lo que está pasando hoy se perpetúa.

- Escenario pesimista: un empeoramiento de las condiciones actuales, que tiene como


resultado el más crítico de los posibles sucesos.
- Escenario de ruptura: se plantea con el objetivo de tener en cuenta las posibles
rupturas que pueden presentarse respecto al escenario deseado. Se construye a partir
de las situaciones que a pesar de considerarse poco probables, podrían darse
causando fuertes cambios en las tendencias.

39
Orientación decisional a partir de la elaboración del producto de inteligencia y
contrainteligencia

El resultado de la interpretación e integración de la información con las valoraciones en


términos de hipótesis y/o conclusiones realizadas por el analista, se plasma en un documento
que debe cumplir las características establecidas en el sistema de gestión de calidad en
términos de forma y contenido.

Su contenido debe ser estructurado, no extenso y con una exhaustiva valoración de su estado
de reserva. Así mismo, requiere un aporte integral del analista para generar una capacidad
de visualización en el documento de fácil entendimiento y comprensión para el receptor, tanto
en su contexto gráfico como de redacción. El analista debe tener la capacidad de transmitir
el resultado de su análisis de forma escrita, gráfica o verbal.

El producto de inteligencia y contrainteligencia, puede responder a una necesidad directa del


usuario sobre uno o varios temas específicos a través de un requerimiento o ser construido a
partir de la iniciativa del analista al identificar un problema o factor atención en el seguimiento
de los procesos de análisis en el marco de sus responsabilidades, con el propósito de anticipar
o prevenir la materialización de un hecho, la generación de un fenómeno o llamar la atención
para que se adopten medidas para reaccionar o atender una problemática.

En este paso que es definitivo en la actividad de analizar, se debe tener en cuenta de manera
primordial el rol y perfil del decisor, con el propósito de determinar la forma y el medio de
comunicar la información al receptor, lo cual determinará el tipo de información, la forma y la
estructura documental más adecuada para entregar la inteligencia producida después de ser
sometida al análisis.

El análisis de inteligencia y contrainteligencia debe contener una descripción explícita del


problema, las variables o elementos de información de atención identificados, las hipótesis o
conclusiones construidas, los escenarios posibles y las recomendaciones. En este último
aspecto, el analista requiere la articulación de una capacidad de orientación decisional, para

40
construir sugerencias de actuación al receptor para reaccionar o actuar en la atención del
problema identificado.

En relación con el ámbito decisional, el principal problema que se presenta, es la imposibilidad


de que la inteligencia alcance la certeza total. La disminución de la incertidumbre estará dada
por la precisión de la interpretación y comprensión que realice el analista acerca de la
situación que enfrenta, y la lectura que genere de los intereses del receptor, para que se tome
una decisión que genere una acción desde el conocimiento aportado por inteligencia y su
impacto se traduzca en la transformación de realidades.

ARTÍCULO 25. Tipos de análisis de inteligencia y contrainteligencia

1. Análisis estratégico

Este nivel o campo de aplicación del análisis de inteligencia, abarca el método de


interpretación y comprensión en función de servir como instrumento orientador de
acciones gubernamentales e institucionales frente a la multiplicidad de fenómenos
criminales, delictuales y conflictos sociales, identificando el comportamiento de los
patrones generadores de violencia, para dimensionar la dinámica y tendencia de los
actores, en función de priorizar medidas preventivas, de control y contrarrestar las
diferentes manifestaciones delictivas.

El análisis estratégico busca responder a las necesidades gubernamentales e


institucionales para orientar la toma de decisiones en función de:

a) Identificar y anticipar factores de riesgo y vulnerabilidades frente a las amenazas


actuales, potenciales y emergentes.

41
b) Intervenir en la administración de crisis y orientar marcos de instrumentación en la
búsqueda de soluciones, el manejo de tensiones y fricciones dentro de conflictos de
atención institucional y estatal.

c) Estimar escenarios de riesgo, reducir incertidumbres y orientar acciones a partir de la


toma de decisiones.

d) Analizar sobre el monitoreo del orden público, escenarios de cambio,


comportamientos, tendencias y proyección de los factores de perturbación a la
seguridad pública e institucional.

El éxito del análisis estratégico desde la inteligencia y contrainteligencia policial, está


determinado por la sincronía que se logre por parte del analista entre la información, la
realidad nacional e internacional y el acertado seguimiento metódico y sistemático de las
problemáticas, pero ante todo por la capacidad de elaborar lecturas claras y precisas de
la agenda de seguridad, ubicándose en las necesidades del decisor para atender el
comportamiento criminal, las acciones delictivas de impacto y las problemáticas sociales.

2. Análisis situacional

Se constituye en una actividad que permite construir un diagnóstico previo y anticipativo,


desde el ámbito descriptivo e interpretativo para explicar en términos de oportunidad la
realidad sobre las causas, efectos de fenómenos y hechos, desde un proceso general,
aproximado y especializado del tratamiento de información en el que se privilegia la
integración de las capacidades y desarrollos tecnológicos. Por lo tanto, el análisis
situacional permite al usuario visualizar la realidad de las causas y efectos de los hechos
haciendo referencia a autores y motivos.

3. Análisis operacional

Es la actividad de correlación, integración e interpretación de información sobre personas


u organizaciones criminales y/o delincuenciales que sirvan para la orientación en la toma
de decisiones frente a la planeación de operaciones de inteligencia y contrainteligencia,

42
de acuerdo a objetivos trazados por el Gobierno Nacional, departamental o local, para la
consolidación de políticas de seguridad.

El análisis operacional busca combinar esfuerzos y capacidades tecnológicas, humanas y


jurídicas para contrarrestar intenciones criminales y/o delincuenciales. El Servicio de
Inteligencia Policial, contribuye como criterio orientador en materia de investigación
criminal y disciplinaria.

Para el desarrollo de esta actividad y orientar de manera efectiva la planeación


operacional, se deben tener en cuenta insumos de información, entre los cuales se
encuentran las comunicaciones, imágenes y documentos obtenidos en la actividad de
recolección.

El ámbito operacional en términos accionables, está relacionado con la oportunidad de


entregar un producto de inteligencia y contrainteligencia, en el que a través de actividades
de inteligencia y contrainteligencia se hayan adelantado acciones de confrontación y
verificación de información, sobre personas u organizaciones con vínculos criminales o
delictuales, que permitan orientar de manera efectiva las operaciones de inteligencia.

Operaciones de inteligencia

Son el conjunto de actividades de inteligencia y contrainteligencia, que se articulan para


generar un producto de inteligencia con fines operacionales que permita alcanzar un
objetivo específico relacionado con la misionalidad del Servicio de Inteligencia Policial, la
naturaleza de la actividad policial y los requerimientos del mando institucional y del
Gobierno Nacional en materia de seguridad pública y estabilidad institucional.

ARTÍCULO 26. Comunicar e integrar

La actividad de comunicar e integrar, conjuga una serie de acciones que tiene como finalidad
difundir información y productos de inteligencia y contrainteligencia al receptor a través de un
medio seguro, aportando las herramientas indicadas para el cifrado correspondiente,
garantizando la confidencialidad del contenido, el envío oportuno y pertinente.
43
La difusión es el eje fundamental en la comunicación e integración. Se realiza bajo parámetros
de calidad y sobre una oferta de valor, que estandariza una línea de productos de inteligencia
y contrainteligencia. Esta actividad se ajusta con un portafolio de receptores de inteligencia
en apego a la normatividad vigente y el empleo de canales o medios seguros por medios de
instrumentos tecnológicos y/o humanos.

El papel de la comunicación no se limita a una gestión informativa y mediática. Constituye


una actividad fundamental para garantizar una producción de inteligencia accionable y con
impacto estratégico en función de la seguridad pública y la estabilidad institucional, la cual se
ejecuta con base en un protocolo de comunicación que permite establecer controles efectivos,
los cuales en el caso particular de la inteligencia policial, se aplican y auditan periódicamente,
para garantizar la mitigación del riesgo “fuga de información”.

En este sentido, el servicio de inteligencia policial recepciona y difunde información e


inteligencia de manera controlada y segura, con despliegue de estas actividades a nivel
desconcentrado en cumplimiento a la normatividad vigente. Para esta actividad se tienen
cuenta los siguientes aspectos:

 Autorización de la difusión de la información e inteligencia policial: el Director de


Inteligencia Policial o quien por su delegación cumpla esta actividad a nivel central o
desconcentrado, es quien autoriza la comunicación e integración de la inteligencia policial
a sus receptores.

 Recepción de información o del producto de inteligencia y contrainteligencia: debe


realizarse a través de los canales autorizados y en cumplimiento a los protocolos
establecidos para la seguridad de la información y el establecimiento de una
comunicación segura.

 Seguridad: se refiere a la exigencia de incluir sistemas de protección que salvaguarden la


integridad, disponibilidad y confidencialidad de la información o el producto de inteligencia
y contrainteligencia a difundir.

44
 Pertinencia: sugiere que la información o el producto de inteligencia y contrainteligencia
debe llegar única y exclusivamente al receptor que le corresponde.

 Mecanismos de seguridad y protección: en esta etapa se aplican los mecanismos de


seguridad y protección a la información o el producto de inteligencia y contrainteligencia
cuando se requiera su difusión según sea el canal de comunicación utilizado. Para el caso
específico del servicio de inteligencia se aplican tres (3) canales para comunicar la
información, descritos en el siguiente cuadro:

Canal Descripción Mecanismo de seguridad


Es el medio tecnológico que hace uso de las
redes intranet e internet para el intercambio de
información (correo organizacional y correos Software de cifrado de mensajes y archivos
Virtual
alternos previamente autorizados) que adjuntos.
requieren el uso de dispositivos finales para
visualizar la información.
Se utilizan dos tipos de sobres para la
documentación impresa: plásticos de
seguridad y de manila con cinta de
Hace uso de medios tangibles como
seguridad.
Físico documentos impresos y dispositivos móviles de
almacenamiento autorizados.
Para los dispositivos móviles de
almacenamiento autorizados software de
cifrado.
Es realizada únicamente por el director,
subdirector de inteligencia o a quien ellos
autoricen. Para la información impresa se
Se realizará cada vez que se deba difundir
Entrega empleará el sobre de seguridad o de
información de alto nivel de seguridad que exige
exclusiva manila, debidamente sellado con cinta de
una entrega personalizada.
seguridad y los elementos básicos de
codificación del producto, registrados en la
planilla de difusión física.

Receptores de inteligencia

45
Son las personas autorizadas de acuerdo a la Ley de Inteligencia y Contrainteligencia, para
recibir información y productos de inteligencia y contrainteligencia, los cuales deben cumplir
con un perfil específico de clasificación y nivel de acceso a la misma, facilitando la aplicación
de los controles que sean necesarios para la seguridad y reserva de la información. Es deber
de los receptores, garantizar la reserva y seguridad de la información e inteligencia que
conozca en el ejercicio de sus funciones.

ARTÍCULO 27. Evaluar y retroalimentar

Esta actividad incorpora un elemento central: la realización de la trazabilidad, medición e


impacto de los productos de inteligencia y contrainteligencia, que incluye actividades de
seguimiento, verificación y evaluación de los resultados, considerando desde la planificación
del trabajo de inteligencia y contrainteligencia, hasta la toma de las decisiones o la ejecución
de las acciones implementadas a partir de los productos de inteligencia y contrainteligencia
comunicados.

La información obtenida en esta actividad permite identificar lecciones aprendidas y buenas


prácticas de inteligencia y contrainteligencia, elementos clave para la retroalimentación, la
mejora continua y la gestión del conocimiento, fundamentales para fortalecer cada vez el ciclo
y la calidad de los productos de inteligencia y contrainteligencia.

ARTÍCULO 28. Ciclo de Prevención

La producción de inteligencia y contrainteligencia se soporta en la construcción de un


conocimiento confiable y lo más cercano a la realidad, para anticiparse a la materialización
de hechos o fenómenos en función de la prevención y la mitigación del riesgo, y conllevar a la
generación de una inteligencia accionable soportada en la labor del decisor.

En este contexto, es importante considerar tres (3) conceptos diferenciales para comprender
el rol y marco de actuación de la inteligencia policial: anticipación, prevención y riesgo. El

46
primero dirigido a anunciar algo antes de un momento dado o del tiempo esperado (predecir),
el segundo definido como la preparación y disposición, que se genera a partir de lo anticipado
para evitar su ejecución y el tercero, relacionado con la proximidad o contingencia de un daño.

En este sentido, se ha concebido el ciclo de prevención, que define el marco de


responsabilidades en función de la anticipación y la accionabilidad para prevenir y en su
contexto, incidir en la transformación de realidades, sea para evitar su materialización o para
que aquello que se ha identificado se modifique. Corresponde a la inteligencia generar el
conocimiento sobre amenazas, eventos, vulnerabilidades y consecuencias que permitan
apoyar y orientar al decisor desde la anticipación, en la construcción de políticas, estrategias,
sistemas o modelos preventivos, para que desde una efectiva toma de decisión logre disuadir
o controlar la intención de la amenaza o mitigar el riesgo.

La prevención es producto o consecuencia de una acción, la simple anticipación no garantiza


que un hecho se prevenga, por ello el conocimiento construido sobre escenarios de posible
ocurrencia o problemáticas en desarrollo aún no perceptibles, junto a una efectiva
comunicación hacia el decisor para su comprensión y estimación de los riesgos, determinan
el marco de responsabilidad de la inteligencia para que desde la anticipación se logre incidir
en la toma de decisiones y que en su desarrollo, que por lo general involucra una instancia
operativa responsable de su ejecución, se logre transformar realidades, que en el ámbito de
la seguridad pública le apuntan a factores de afectación a la convivencia y seguridad
ciudadana y estabilidad institucional.

47
48
CAPÍTULO 6

PRODUCTOS DE INTELIGENCIA Y CONTRAINTELIGENCIA

ARTÍCULO 29. Concepto

Los productos de inteligencia y contrainteligencia son el resultado del proceso a que se


somete la información para convertirla en inteligencia, una vez se ha tratado, evaluado y
analizado para ser entregado al receptor. Estos productos deben cumplir con las
características de forma y contenido establecidas en los formatos establecidos de acuerdo al
acto administrativo vigente.

ARTÍCULO 30. Redacción de los productos de inteligencia y contrainteligencia

Los productos de inteligencia y contrainteligencia deben ser estructurados de forma técnica-


científica y, por ello, contar con características argumentativas sólidas. En consecuencia, es
necesario que el texto contenga:

Estructuras lógicas de contenido

 Organización lógica de los contenidos: la presentación de los contenidos debe estar


contextualizada en tiempo y lugar, con un desarrollo de niveles temáticos, subtemáticos y
minitemáticos de manera coherente.

 Estructuras argumentativas: el producto de inteligencia y contrainteligencia, por su


composición y desarrollo epistemológico debe tener respaldo argumentativo. En ese
sentido, cada unidad de contenido debe tener sentido completo, al tiempo que la
estructura de la oración, sólidamente presentada, cumple con las debidas líneas de
sustento explicativo y prospectivo.

49
 Cohesión: un texto debe estructurarse con perfecta cohesión temática, en orden
estructural y relaciones lógicas claras, a partir del uso adecuado de conectores.

Lecturabilidad

El producto de inteligencia y contrainteligencia debe leerse de forma rápida y sin mayor


esfuerzo. Para ello es necesario que las características del texto —construcción visual,
diagramación y estructuración en el manejo del lenguaje y la imagen— sean simples y que
privilegien la decodificación visual sin saturación.

Por lo tanto, el diseño de color, la claridad de los formatos, el manejo del lenguaje, la relación
de espacio, el diseño de formatos y el estilo tienen que ser simples y sin saturación. De igual
manera, se debe eliminar el desequilibrio y la saturación de negrillas, mayúsculas, subrayados
y colores fuertes que hacen imposible la lectura.

Ortotipografía

El término ortotipografía alude a la coherencia en la redacción y diagramación de títulos,


subtítulos, tipos de letra utilizados, viñetas, índices y subíndices. La presentación de títulos
debe ser coherente y eliminar las presentaciones diversas, el tipo de letra debe ser única de
acuerdo a los parámetros definidos, así mismo, el manejo de las viñetas, espaciados,
renglones, líneas y márgenes deben ser uniformes y coherentes. La función primordial de las
coordenadas ortotipográficas es la unidad del texto y, por ende, la claridad, que hace fácil la
lectura, la interpretación y el proceso de síntesis y memorización.

Tipología técnico-científica

Los textos de inteligencia deben privilegiar el análisis de la información; para ello su


elaboración es estrictamente formal: productos de inteligencia y contrainteligencia o de
proyección y acción. La información deberá presentarse de forma definida y eliminar el

50
discurso narrativo o periodístico, porque este tipo de discurso difumina el sustento científico
del análisis.
Alta redacción

Los documentos deben caracterizarse por su precisión, claridad y concisión. La exacta


exposición de los contenidos y la correcta redacción deben limitarse a la información
indispensable y evitar la vaguedad, el exceso de fórmulas, lo coloquial y el abuso de los
formalismos administrativos.

ARTÍCULO 31. Niveles de clasificación de la información

De acuerdo con la sensibilidad de la información y para garantizar su seguridad, se


determinará el manejo y el conocimiento de los productos de inteligencia y contrainteligencia
por parte de los receptores, a partir de su origen en los siguientes niveles:

 Ultrasecreto: es el nivel de clasificación que se debe dar a todos los productos de


inteligencia y contrainteligencia que contengan información sobre posibles amenazas,
riesgos, oportunidades o capacidades, que puedan afectar al exterior del país los intereses
del Estado o las relaciones internacionales.

 Secreto: es el nivel de clasificación que se debe dar a todos los productos de inteligencia
y contrainteligencia que contengan información sobre posibles amenazas, riesgos,
oportunidades o capacidades, que puedan afectar al interior del país los intereses del
Estado.

 Confidencial: es el nivel de clasificación que se debe dar a todos los productos de


inteligencia y contrainteligencia que contengan información sobre posibles amenazas,
riesgos, oportunidades o capacidades, que puedan afectar directamente las instituciones
democráticas.

51
 Restringido: es el nivel de clasificación que se debe dar a todos los productos de
inteligencia y contrainteligencia que contengan información de las instituciones militares,
de la Policía Nacional o de los organismos y dependencias de inteligencia y
contrainteligencia, sobre posibles amenazas, riesgos, oportunidades o capacidades, que
puedan afectar en las citadas instituciones y organismos, su seguridad, operaciones,
medios, métodos, procedimientos, integrantes y fuentes.

Entiéndase que por su naturaleza todos los productos de inteligencia y contrainteligencia


son de carácter reservado y gozan de una reserva legal por un término máximo de 30
años.

Los productos de inteligencia y contrainteligencia que contengan información relacionada


con diferentes niveles de clasificación de seguridad asumirán la del nivel más alto que
tenga la información contenida en ellos.

A mayor nivel de clasificación de seguridad de la información, mayor serán las


restricciones para el acceso a la misma por parte de los receptores, las autoridades, los
servidores públicos y asesores que deban conocer de ella.

CAPÍTULO 7

COORDINACIÓN Y COOPERACIÓN EN LAS ACTIVIDADES DE INTELIGENCIA


Y CONTRAINTELIGENCIA POLICIAL

Considerando la importancia que tiene la articulación de actividades de coordinación y


cooperación para el cumplimiento de la misión institucional y la política gubernamental, el
Servicio de Inteligencia Policial promueve instrumentos de integración y trabajo conjunto en
los ámbitos interinstitucional e internacional, atendiendo los requerimientos de competencia
de inteligencia y contrainteligencia policial, garantizando el cumplimiento de las disposiciones

52
constitucionales y legales en materia de protección de los Derechos Humanos y el Derecho
Internacional Humanitario.

ARTÍCULO 32. Coordinación interinstitucional

Esta actividad se encuentra dirigida a la generación de inteligencia y contrainteligencia


conjunta, evitando la duplicidad de funciones y coadyuvando a orientar la toma de decisiones
gubernamental para la atención de problemáticas en materia de seguridad pública y
convivencia ciudadana del orden internacional, nacional, regional y local. La máxima instancia
de coordinación y cooperación es la Junta de Inteligencia Conjunta (JIC).

El Servicio de Inteligencia Policial, integra la comunidad de inteligencia, actuando de manera


coordinada con las demás instituciones y organismos que por mandato legal desarrollan
tareas de inteligencia. Como mecanismo de integración impulsa y desarrolla los centros
integrados de inteligencia.

Centros Integrados de Información e Inteligencia

Son un modelo de funcionamiento para la integración de información, inteligencia,


capacidades y asesoramiento para la toma de decisiones del nivel estratégico en asuntos de
seguridad pública y convivencia democrática, a partir de la integración interagencial dentro
de la comunidad de inteligencia y demás instituciones del Estado que por su competencia y
designación del Gobierno Nacional se requiera su participación.

La articulación de los centros integrados de inteligencia ha permitido orientar a instancias


gubernamentales, la formulación de estrategias que trascienden en la articulación de
esfuerzos para producir una inteligencia accionable, contribuyendo al cumplimiento de los
objetivos y políticas, trazadas por el Gobierno Nacional.

53
Este mecanismo se basa en un intercambio fluido de información, que comprende la
articulación de las capacidades humanas, tecnológicas y gerenciales de los organismos de
seguridad e instituciones del Gobierno, bajo un sistema de administración y gestión de la
información. Estos mecanismos se encuentran formulados sobre cuatro (4) ejes centrales:

1. Proyección estratégica del mecanismo: los Centros Integrados de Información e


Inteligencia, están focalizados a identificar problemáticas vigentes y sobre ellas generar
conocimiento producto de la información que proviene de distintas agencias de
inteligencia y esfuerzos de recolección de información estratégica, definiendo las
necesidades institucionales y gubernamentales en materia de prevención y seguridad.

A partir del diagnóstico de los problemas y factores críticos de seguridad, se definen los
organismos de seguridad y sectores de Gobierno que lo deben integrar, unificando criterios
de trabajo, objetos de estudio que aborda el mecanismo, criterios de coordinación
operativa y criterios para la formulación de productos e imagen corporativa del
mecanismo.

Este proceso debe ser liderado por una Secretaría Ejecutiva, a cargo del Servicio de
Inteligencia Policial, el cual será encargado de citar las reuniones, orientar la temática de
trabajo, adelantar el proceso de tratamiento, evaluación y análisis de la información, así
como de presentar los resultados.

2. Despliegue en el nivel central, regional y seccional: cada mecanismo para su activación


debe partir de una reunión del orden central, con los representantes de los organismos de
seguridad y sectores de Gobierno que los representan, dando a conocer la misión, visión,
finalidad, objetivos, responsabilidad de integrar el mecanismo, cumplimiento de tareas y
la importancia en materia de intercambio fluido de información, la cual deberá ser
debidamente administrada por la Secretaría Ejecutiva.

Esta labor debe replicarse en el ámbito regional y seccional, con el propósito de consolidar
una gran red de información a través de centros integrados de información e inteligencia
a nivel país, cuyas secretarías ejecutivas son lideradas por el servicio de inteligencia

54
policial en el nivel desconcentrado, articulando los organismos de seguridad y sectores del
gobierno en su respectivo nivel.

3. Portafolio para la orientación estratégica institucional: cumplido el despliegue del


mecanismo en los distintos ámbitos, las secretarías ejecutivas articulan procesos que
permiten la elaboración de productos de inteligencia y contrainteligencia, para orientar la
toma de decisiones en materia de formulación de política pública y estrategias de
prevención y seguridad.

El portafolio de productos de inteligencia y contrainteligencia integra entre otros, mapas


de prevención y seguridad, observatorios de violencia, herramientas interactivas,
boletines, apreciaciones, análisis situacionales, alertas de inteligencia u otros
documentos orientados en estos propósitos, los cuales tienen como fin advertir posibles
vulnerabilidades, riesgos y amenazas, y generar acciones anticipativas que permitan
transformar realidades. Desde esta perspectiva, se han definido diferentes usuarios de
los centros integrados de inteligencia como se plantea así:

 En el orden central: Gobierno Nacional, sector defensa, organismos judiciales y de


control, y demás a que haya lugar de acuerdo a los definidos por la Ley.

 Receptores de inteligencia en el orden regional y seccional: autoridades político


administrativas, de seguridad, judiciales y de control, y demás a que haya lugar de
acuerdo a los definidos por la Ley.

 Asesoría estratégica: a organismos de veeduría y observación nacional e internacional,


así como otras instancias y gobiernos de otros países, que requieran una
referenciación estratégica.

4. Mesas técnicas de trabajo: para transversalizar el funcionamiento del mecanismo y lograr


el alcance regional, funcionamiento y aplicabilidad, se establecen sesiones de trabajo
ordinarias y extraordinarias con las autoridades y organismos que lo integran, en los
distintos ámbitos:
55
 Ámbito central: con participación de los directores de organismos o sus
representantes, que integran el mecanismo a nivel nacional.

 Ámbito regional y seccional: sesiones que se desarrollan en los departamentos,


analizándose la problemática de una región, departamento o ciudad, con participación
de las autoridades político administrativas y delegados de los organismos de seguridad
en el nivel regional.

A través de los diferentes ministerios, se genera la normatividad que regula y establece


los lineamientos, objetivos, alcances del mecanismo y organismos de seguridad e
instituciones de Gobierno comprometidos en el cumplimiento de las funciones que le
fueron delegadas constitucional y legalmente.

ARTÍCULO 33. Cooperación internacional

La internacionalización de la inteligencia y contrainteligencia policial a partir de la


consolidación de herramientas de cooperación, permite a través de instrumentos legales
suscritos con varios países, el intercambio de información, conocimientos especializados,
métodos de prevención de delitos y transferencia tecnológica en doble vía, con el fin de
contrarrestar las organizaciones delincuenciales que tienen una cobertura y alcance
internacional.

En este sentido, las alianzas estratégicas con los diferentes actores del sistema internacional
y organismos de seguridad, se han constituido en parte fundamental y en estrategia efectiva
para la consolidación del servicio en el ámbito internacional, teniendo como referente los
principios de la cooperación para la consolidación de un marco de actuación conjunto entre
las naciones en la lucha contra el crimen organizado trasnacional y contribuir en el
mantenimiento de la convivencia y seguridad.

56
A través de estos mecanismos de cooperación, la institución logra su posicionamiento en el
contexto internacional como referente en el desarrollo de actividades de inteligencia y
contrainteligencia policial, como lo ha constituido la Comunidad Latinoamericana y del Caribe
de Inteligencia Policial – CLACIP y la consolidación del acuerdo estratégico y operacional entre
Colombia y la Oficina Europea de Policía – EUROPOL.
Comunidad Latinoamericana y del Caribe de Inteligencia Policial – CLACIP

Tiene como objetivo promover, coordinar y fortalecer la cooperación de los servicios de


inteligencia policiales y sus similares de Latinoamérica y el Caribe en la lucha contra la
delincuencia transnacional en la región, a través del intercambio de información, inteligencia,
asistencia técnica, capacitación y experiencias exitosas.

Sus principios básicos están sustentados en la cooperación y la integración internacional en


materia de inteligencia y la confidencialidad y la reserva como bases fundamentales para
garantizar la seguridad en el intercambio de información e inteligencia.

De acuerdo al estatuto de conformación, podrán ser miembros de CLACIP todos los servicios
y agencias de inteligencia, que previa solicitud a las directivas de la comunidad, sean
aprobadas por sus integrantes, observadores y directivas.

Unidad Nacional EUROPOL

Su objetivo es consolidar el liderazgo regional ante la Unión Europea, en términos de


cooperación, representatividad y corresponsabilidad con el propósito de contrarrestar los
delitos de incidencia trasnacional, a partir de un acuerdo de cooperación operativa y
estratégica entre Colombia y EUROPOL, el cual se articula y operacionaliza a través del Servicio
de Inteligencia Policial, responsable de instaurar enlaces en la sede de EUROPOL para
centralizar los canales de intercambio de información con las demás direcciones
corresponsables al interior de la Policía Nacional y el Gobierno Nacional.

57
CAPÍTULO 8

COORDINACIÓN E INTEGRACIÓN DEL SERVICIO DE INTELIGENCIA


POLICIAL

ARTÍCULO 34. Ámbito de aplicabilidad

Corresponde al conjunto de acciones realizadas con el propósito de articular las unidades


desconcentradas que desarrollan actividades de inteligencia y contrainteligencia policial, a
través del seguimiento y evaluación a los funcionarios y a las actividades de inteligencia y
contrainteligencia, que permita mantener una estructura organizacional y funcional, acorde
con la misionalidad del Servicio de Inteligencia Policial, desde la coordinación en tres (3)
niveles:

Coordinación administrativa

Conjunto de acciones orientadas a integrar, coordinar y asesorar al servicio de inteligencia


policial, en el marco de la acertada administración y promoción del talento humano, el
fortalecimiento de la gestión del conocimiento y la priorización de las necesidades de
infraestructura, medios técnicos, tecnológicos y de movilidad, a través de la elaboración de
propuestas estructuradas en términos de equidad y oportunidad, enfocadas a la
consolidación del servicio de inteligencia policial.

Inteligencia organizacional

58
Genera acciones dirigidas a fortalecer el cumplimiento de la misionalidad del Servicio de
Inteligencia Policial, a través de la orientación, implementación y ejecución de mecanismos
de integración, evaluación y seguimiento, que permitan contribuir a una efectiva toma de
decisiones y alineación estratégica de los diferentes niveles que adelantan actividades de
inteligencia y contrainteligencia policial.

Seguimiento operacional

Instancia de coordinación, orientación, seguimiento y evaluación de los procesos


operacionales en el Servicio de Inteligencia Policial, con el propósito de consolidar el
intercambio de información estratégica y operacional, promoviendo una articulación de las
capacidades institucionales que permita afectar fenómenos criminales y delincuenciales que
inciden en la convivencia y seguridad ciudadana.

De igual manera, orienta el empleo de herramientas y metodologías que permiten identificar


la problemáticas de cada jurisdicción y realizar un seguimiento detallado a las actividades
desarrolladas por los funcionarios del Servicio de Inteligencia Policial y la evaluación de su
aporte al cumplimiento de los procesos operacionales.

CAPÍTULO 9

INVESTIGACIÓN SOCIAL EN EL SERVICIO DE INTELIGENCIA POLICIAL

ARTÍCULO 35. Generalidades y conceptos

La investigación social en el Servicio de Inteligencia Policial es un proceso sistemático, crítico


y flexible, mediante el cual se pretende conocer y comprender diversas realidades, así como
anticipar riesgos que alteren la seguridad pública, convivencia y estabilidad institucional,
mediante el empleo de múltiples enfoques teóricos, paradigmas, métodos y herramientas
provenientes de las ciencias y de la inteligencia policial, desarrollándose a través criterios
estipulados institucionalmente y a la normatividad vigente, con el propósito de producir

59
conocimiento que oriente la toma de decisiones que permitan mejorar condiciones de
seguridad en el país.

CAPÍTULO 10

POTENCIACIÓN DEL CONOCIMIENTO EN EL SERVICIO DE INTELIGENCIA


POLICIAL

ARTÍCULO 36. Ámbito de aplicabilidad

La Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia como responsable de la capacitación y


especialización de los hombres y mujeres que adelantan actividades de inteligencia y
contrainteligencia policial, soporta sus funciones en la política educativa institucional,
implementado escenarios educativos que contribuyen a la identificación de factores que
inciden en la solución de problemas, respondiendo a la dinámica social y los desafíos
contemporáneos en materia de convivencia y seguridad ciudadana.

En este sentido, la Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia tiene como propósito crear,


orientar e implementar programas académicos para formar, instruir, capacitar y adiestrar
periódicamente a los servidores públicos que lleven a cabo actividades de inteligencia y
contrainteligencia, con el fin de certificar la idoneidad y confianza en el ejercicio de las
funciones de acuerdo a la doctrina del Servicio de Inteligencia Policial.

Desarrollo de programas académicos

Estas actividades buscan responder a las necesidades de conocimiento, sirviendo como base
para el fortalecimiento continuo de la labor que se desarrolla de acuerdo con la misión del

60
Servicio de Inteligencia Policial, manteniendo la alineación a las funciones esenciales de la
educación.

En este contexto, la Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia desarrolla de manera


permanente la revisión y actualización de sus programas académicos, para contribuir
eficazmente a las exigencias de conocimiento del Servicio de Inteligencia Policial.
Los programas desarrollados por la Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia, se
fundamentan en parámetros legales y normativos de las autoridades de educación nacional,
respondiendo a estándares de calidad e idoneidad, de acuerdo con las competencias
establecidas en el Sistema Educativo Policial.

Cooperación e intercambio académico

Para asegurar la formación, instrucción, capacitación y adiestramiento, la Escuela de


Inteligencia y Contrainteligencia se apoya con otras entidades educativas del orden nacional
e internacional, para la adquisición del conocimiento integral de los funcionarios que
adelantan este proceso; de igual manera, extiende sus capacidades hacia la orientación en
el desarrollo de actividades de inteligencia y contrainteligencia a otras agencias e
instituciones de seguridad con las que se suscriban acuerdos de cooperación e intercambio
académico.

La misión de capacitar a integrantes de la Fuerza Pública e instituciones del ámbito nacional


e internacional, responde a los requerimientos del Gobierno Nacional, alineados a las
políticas, estrategias y doctrina del mando institucional y del Servicio de Inteligencia Policial,
interpretado en una formación basada en el respeto por los Derechos Humanos y el Derecho
Internacional Humanitario, garantizando un aprendizaje integral fundamentado en las
competencias del saber y el saber hacer.

CAPÍTULO 11

GESTIÓN DE SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN

61
Son las actividades destinadas a prevenir, proteger y resguardar de amenazas internas y
externas los activos de información frente a posibles fugas, alteraciones, difusiones no
autorizadas, pérdida o daño, que afecten el cumplimiento de la misión del Servicio de
Inteligencia Policial.

ARTÍCULO 37. Ámbito de aplicabilidad

El Servicio de Inteligencia Policial cuenta con un Centro de Protección de Datos de Inteligencia


y Contrainteligencia. La seguridad de la información es transversal a todas las actividades de
inteligencia y contrainteligencia policial, abarcando personas y la plataforma tecnológica
como activos de información, quienes son salvaguardados a través de una adecuada gestión
del riesgo, implementación de buenas prácticas, cultura organizacional, controles y
cumplimiento del marco legal y normativo vigente.

ARTÍCULO 38. Medidas de seguridad y control de la información

El Servicio de Inteligencia Policial, ha contribuido al diseño de diversas metodologías


fundamentadas en buenas prácticas para la gestión de la seguridad de la información de
inteligencia, orientadas a la reducción de vulnerabilidades que generan una respuesta
anticipativa a los riesgos identificados, plasmados en los siguientes ámbitos:

 De acción: son las actividades enfocadas a generar en los funcionarios de inteligencia y


contrainteligencia, el interés por prevenir y mitigar los riesgos de fuga o pérdida de
información, a partir de la implementación de buenas prácticas, cultura organizacional,
cumplimiento de los controles y el marco legal y normativo vigente.

- Cultural: comprende la articulación de valores y normas que son compartidos por


personas y grupos de una organización, los cuales controlan la manera en que
interactúan unos con otros y ellos con el entorno de la organización.

62
El diseño metodológico de campañas de sensibilización, capacitación y disuasión
orientadas a generar un comportamiento colectivo “idóneo”, se constituye en el
soporte de la gestión del conocimiento que requiere toda organización para garantizar
la protección de su principal activo: la información.

 De control: son todas aquellas restricciones establecidas sobre personas y medios


técnicos y tecnológicos, con el propósito de mitigar conductas, comportamientos y riesgos
que afecten la seguridad de la información.

- Técnicos: en esta actividad se utilizan mecanismos físicos y personales de verificación


de la seguridad de la información, mediante revistas de cumplimiento a los protocolos
en puestos de trabajo (PC, escritorios, gavetas) e instalaciones (papeleras, módulos,
archivadores, tableros, vehículos, entre otros).

- Tecnológicos: se basan en el uso de aplicativos y herramientas tecnológicas que


permiten generar controles para mitigar el riesgo en la administración de la
información, utilizando principalmente software como instrumento de monitoreo, que
facilita el control de perfiles y permisos de acceso a los servicios de red y por ende a
la información.

ARTÍCULO 39. Gestión de riesgos frente a la seguridad de la información

Son las acciones orientadas a identificar amenazas y vulnerabilidades asociadas a los activos
de información, así como la probabilidad de ocurrencia del riesgo y el impacto que esta
situación generaría para la misionalidad del Servicio de Inteligencia Policial, considerando las
siguientes opciones:

63
Todas las actividades inmersas en la gestión de la seguridad de la información se realizan de
manera permanente y manteniendo un comportamiento cíclico que lleva a la mejora continua
de los procesos y procedimientos, garantizándose altos niveles de protección de los principios
de confidencialidad, integridad y disponibilidad de los activos de información.

ARTÍCULO 40. Comité de Actualización, Corrección y Retiro de Datos y Archivos


de Inteligencia

Este comité se encarga de revisar y verificar la información almacenada en las bases de datos
y/o archivos del servicio de inteligencia policial, con el fin de actualizar, corregir o retirar la
información o dato que no se enmarque en los lineamientos constitucionales, legales,
reglamentarios, doctrinarios y/o que pierda vigencia o utilidad para los fines esenciales del
Estado, de acuerdo a los criterios establecidos en el acto administrativo vigente. El Comité
estará integrado por los siguientes funcionarios responsables de las decisiones que se tomen
en cada sesión, así:

64
 Director o Subdirector de Inteligencia Policial
 Jefe Área de Contrainteligencia
 Jefe Área de Producción de Inteligencia y oficial representante de tratamiento de
información
 Jefe Área de Operaciones de Inteligencia
 Jefe Grupo de Coordinación e Integración del Servicio
 Jefe Centro de Protección de Datos de Inteligencia y Contrainteligencia
 Jefe de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos
 Jefe de Asuntos Internacionales
 Jefe de Gestión Documental
 Jefe Grupo de Telemática

GLOSARIO

ARTÍCULO 41. Glosario. Para dar claridad a los términos utilizados en el presente manual
se enuncian las siguientes definiciones:

Acceso: acción o efecto de alcanzar u obtener información.

Agente de inteligencia: persona capacitada para desarrollar actividades de inteligencia y


contrainteligencia, frente a un objetivo o área específica de interés para la seguridad y
defensa nacional.

Amenaza: fenómenos latentes o potenciales que atentan contra la estabilidad y seguridad de


una persona, institución o de la nación.

Anticipación: capacidad para identificar con antelación, riesgos y amenazas contra la


seguridad y defensa nacional.

Analista: persona idónea y capacitada para desarrollar análisis de información sobre un


objetivo o área específica, con el fin de contribuir al proceso de toma de decisión.

65
Administrador de fuentes: es una persona especializada en inteligencia, a quien se le asigna
un blanco específico, con el objeto de recolectar y procesar información de interés. Una de
las fuentes disponibles es la Humana, sobre la cual debe ejercer un control estricto.

Administración de fuentes humanas: es la conducción racional que hace el Administrador, de


las actividades que cumplen las fuentes humanas para obtener información en el logro de los
objetivos de inteligencia.

Agencia de inteligencia: organismo estatal que tiene como fin el manejo de fuentes de
información, recolección, tratamiento de la información y la difusión de los productos de
inteligencia y contrainteligencia.
Análisis: estudio especializado de la información, con el fin de generar conocimiento a partir
de su comprensión, interpretación e integración de datos disponibles.

Amenaza: probabilidad de que un fenómeno de origen natural o humano, se produzca en un


determinado tiempo y espacio.

Base de datos: conjunto de datos organizado de tal modo que permite obtener con rapidez
diversos tipos de información.

Blanco u objetivo: es una persona o sector que por su importancia, situación actual o
trascendencia, genera información de interés para la inteligencia y por ende, debe ser puesta
bajo control.

Cifrado: son las comunicaciones que por su lenguaje expresado en números, símbolos o
letras, no permiten una fácil identificación y deben ser sometidas al proceso de criptoanálisis.

Ciclo de inteligencia: proceso mediante el cual se obtiene información, se transforma en


inteligencia y se deja a disposición de los receptores de inteligencia, encargados de tomar las
decisiones.

66
Compartimentación: condición de saber y conocer estrictamente lo necesario para el
cumplimiento de la misión.

Conducta: (Del lat. conducta, conducida, guiada). Manera con que los hombres se comportan
en su vida y acciones.

Confiabilidad: cualidad de confiable.

Conocimiento: 1. m. Acción y efecto de conocer. 2. m. Entendimiento, inteligencia, razón


natural. 3. m. Cada una de las facultades sensoriales del hombre en la medida en que están
activas. Perder, recobrar el conocimiento. 4. m. pl. Noción, ciencia, sabiduría.
Contacto: persona cuya posición y acceso a determinados niveles de un blanco, le permiten
obtener y suministrar información de interés sin estar comprometido como Fuente.

Contrario: persona u organización que desarrolla actividades abiertas o clandestinas, contra


la seguridad nacional o contra las instituciones legalmente constituidas.

Colaborador: persona que voluntariamente se presenta ante una unidad policial, con el fin de
suministrar información.

Contravigilancia: prácticas designadas a identificar, anular la vigilancia hostil o de la oposición


contra la organización clandestina, su personal o sus actividades.

Criptografía: técnicas y métodos matemáticos o alfanuméricos usados para asegurar la


confidencialidad y autenticidad de datos mediante el proceso de reemplazos.

Dato: información dispuesta de manera adecuada para su tratamiento por medio de un


computador.

Deducción: (Del lat. deductĭo, -ōnis). 1. f. Acción y efecto de deducir. 2. f. derivación (acción
de sacar o separar una parte). 3. f. Fil. Método por el cual se procede lógicamente de lo
universal a lo particular.

67
Delictiva: (Del lat. delictum, delito). Perteneciente o relativo al delito.

Desmovilizado: aquel que por decisión individual abandone voluntariamente sus actividades
como miembro de organizaciones armadas al margen de la ley, esto es, grupos guerrilleros y
grupos de autodefensa, y se entregue a las autoridades de la República. (Artículo 2 del
Decreto 128 de 2003).

Defensa Nacional: estrategias y mecanismos que desarrolla un Estado para contrarrestar


todo acto de amenaza y/o agresión, para garantizar la seguridad nacional y el orden
constitucional.
Difusión: es el proceso sistemático mediante el cual se le allega al usuario o receptor un
producto de inteligencia y contrainteligencia bajo los criterios de oportunidad, pertinencia y
seguridad.

Documento: (Del lat. documentum). 1. m. escrito en que constan datos fidedignos o


susceptibles de ser empleados como tales para probar algo.

Documento oficial: 1. adj. Que es de oficio, o sea que tiene autenticidad y emana de la
autoridad derivada del Estado, y no particular o privado. 2. adj. Dicho de una institución, de
un edificio, de un centro de enseñanza, etcétera.: Que se sufragan con fondos públicos y están
bajo la dependencia del Estado o de las entidades territoriales.

Entrevista: es el procedimiento que realiza el Administrador de Fuentes, conjugando


elementos técnicos, destrezas cognitivas y emocionales, además de habilidades de
comunicación, cuyo objetivo es extraer la mayor cantidad de información útil posible mediante
la adecuada formulación de preguntas. Puede realizarse en condiciones ideales o de acuerdo
a las circunstancias que se presenten.

Espectro radioeléctrico: se concibe como la dispersión de radiaciones diferenciadas entre sí


por la frecuencia.

68
Definición de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT); frecuencias del espectro
electromagnético usadas para los servicios de difusión y servicios móviles, de policía,
bomberos, radioastronomía, meteorología y fijos (VLF, LF, MF, HF, VHF, UHF, SHF, EHF). “Este
no es un concepto estático, pues a medida que avanza la tecnología se aumentan o
disminuyen los rangos de frecuencias utilizados en comunicaciones, y corresponde al estado
de avance tecnológico”.

Evaluación de la fuente: procedimiento donde se determina el nivel de exactitud entre la


confiabilidad de la fuente y la credibilidad de la información.

Fuente: “lugar de donde proviene algo”, su origen o procedencia; se refiere al principio,


fundamento o causa de una cosa.

Fuente dual: persona que suministra información a más de una agencia de inteligencia.

Fuente de información: personas, cosas, hechos y entidades, de donde se puede obtener


información.

Fuente humana: es aquella persona que en forma voluntaria suministra información sobre
tópicos de inteligencia, para efectuar operaciones inmediatas o futuras.

Futurible: (Del lat. futuribĭlis). Se dice de lo futuro condicionado, que no será con seguridad,
sino que sería si se diese una condición determinada. U. t. c. s.

Georreferenciación: es un método mediante el cual ubicamos un lugar o sitio en un plano


cartográfico especificando sus coordenadas, comúnmente es utilizado el GPS. La
georreferenciación es un neologismo que refiere al posicionamiento con el que se define la
localización de un objeto espacial (representado mediante punto, vector, área, volumen) en
un sistema de coordenadas y datum determinado. Este proceso es utilizado frecuentemente
en los sistemas de información geográfica.

Indiciado: (Del part. de indiciar).que tiene contra sí la sospecha de haber cometido un delito.

69
Infiltración: actividad especializada que consiste en ubicar uno o varios agentes de
inteligencia dentro de una organización o blanco de interés, para que mediante una cobertura
se gane la confianza y de esta manera pueda obtener y suministrar información sobre un
aspecto u objetivo determinado.

Información privilegiada: 1. f. La que, por referirse a hechos o circunstancias que otros


desconocen, puede generar ventajas a quien dispone de ella.

Imputado: dicho de una persona: contra quien se dirige un proceso penal.


Información: comunicación o adquisición de conocimientos que permiten ampliar o precisar
los que se poseen sobre una materia determinada.

Inteligencia: resultado de recolección, interpretación y evaluación de la información, de


inmediata o potencial importancia en la toma de decisiones.

Inteligencia accionable: definida como las actividades de inteligencia necesarias para la


elaboración de productos estratégicos y/u operacionales con destino al Mando Institucional y
otras Agencias de Seguridad, orientando las decisiones sobre acciones que permitan
fortalecer los resultados en materia de convivencia ciudadana.

Inteligencia estratégica: conocimiento de las capacidades, vulnerabilidades y cursos


probables de acción de una Nación, que permite al Gobierno formular planes para el
desarrollo de una política nacional e internacional.

Inteligencia para el servicio: conocimiento que se tienen sobre las capacidades,


vulnerabilidades y cursos probables de acción del contrario, para el planeamiento y ejecución
de operaciones tendientes a neutralizar hechos ilícitos en un área determinada del país.

Lenguaje dubitativo: que implica o denota duda.

70
Motivación: causa, razón o interés por la cual una fuente humana se decide a suministrar
información a los organismos de inteligencia.

Narcotráfico: 1. m. Comercio de drogas tóxicas en grandes cantidades.

Plan de búsqueda: acción que se ha de seguir para recolectar información de interés sobre
un hecho, una persona o una situación en particular, de acuerdo a las necesidades y los
requerimientos formulados por el Mando y el Gobierno Nacional.

Proceso de la información: etapas a que se somete la información obtenida por la fuente,


para convertirla en inteligencia.

Punible: que merece castigo.

Prospectiva: (Del lat. prospicere, mirar). 1. adj. Que se refiere al futuro. 2. f. Conjunto de
análisis y estudios realizados con el fin de explorar o de predecir el futuro, en una determinada
materia.

Reserva: prevención o cautela para no descubrir algo que se sabe o piensa. f. Discreción,
circunspección, comedimiento. f. Actitud de recelo, desconfianza o desacuerdo ante algo o
alguien.

Riesgo: (Del it. risico o rischio, y este del ár. clás. rizq, lo que depara la providencia). 1. m.
Contingencia o proximidad de un daño. 2. m. Cada una de las contingencias que pueden ser
objeto de un contrato de seguro.

Seguridad: (Del lat. securĭtas, -ātis). 1. f. Cualidad de seguro. 2. f. certeza (conocimiento


seguro y claro de algo).

Señal: energía transmitida que transporta información y que está identificada por sus valores
de amplitud, frecuencia y periodo.

71
Servidores públicos: son miembros de las corporaciones públicas los empleados y
trabajadores del Estado y de sus entidades descentralizadas territorialmente y por servicios.
(Artículo 123 CPC).

Territorio: porción de la superficie terrestre perteneciente a una nación o región.

Terrorismo: 1. m. Dominación por el terror. 2. m. Sucesión de actos de violencia ejecutados


para infundir terror.

Tratamiento de la información: aplicación sistemática de uno o varios programas sobre un


conjunto de datos para utilizar la información que contienen.

Transcripción de información: producto de inteligencia y contrainteligencia que contiene la


información tal y como se ha conocido o captado, sin que sobre ella se haya realizado ninguna
tarea de interpretación.

Traficante de información: persona que suministra información a varias agencias de


inteligencia, aportando historias que no corresponden a la realidad o por el contrario,
generando falsas expectativas, en busca de obtener algún beneficio personal.

Veracidad: (Del lat. veracĭtas, -ātis). Cualidad de sinceridad, claridad, franqueza, fidelidad.

72